www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
2981617
No recomendado para menores de 7 años Comando Actualidad - Son los reyes - ver ahora
Transcripción completa

Esta leña es para el mejor cocinero del mundo a la brasa.

-El mundo es grande.

-Más de 300.000 personas pueden salir vestidas de cornejo.

¿Cuánto factura una empresa de chuches?

-Unos 30 millones de euros actualmente.

-Yo soy el rey de la gominola.

En lo suyo son unos auténticos jefes.

-Maestro de los maestros. ¿Cómo estás?

-Richi al principio iba detrás de los famosos

y ahora son los famosos los que persiguen a Richi.

La cocinera, se estrellas del mundo. -Bueno...

Esto ocurre porque hay mucho trabajo detrás.

-Y a mí como no me gusta hablar...

Hablas con el fogón. Hablo con el fogón.

Economista, empresaria, presidente de las empresas

más antiguas de España, madre de seis hijos.

-Bueno, basta.

Unos heredaron el imperio, otros lo han levantado partiendo de cero.

-Este es mi abuelo. El fundador de la empresa.

-A mí me dijeron que la colección de mi abuelo

cabía en una habitación.

¿Cuántas naves tenéis? -Seis naves.

¿Y empezasteis en un piso? -Yo empecé en una furgoneta.

¿Cuántos son en la familia?

-Somos 587 miembros,

pero accionistas en este momento somos 210.

-El azar de la vida puso en nuestras manos

la posibilidad de comprar un hostal y cambiar nuestra vida.

Son los reyes, hoy, en "Comando actualidad".

-Yo aspiro a ser el mejor y para ello

tengo que rodearme de los mejores. -Acción.

(Motosierra)

Jesús, esta leña es para el mejor cocinero del mundo a la brasa.

Del mundo. Eso dicen.

El mundo es muy grande.

Eso me han dicho,

lo he leído en el New York Times y en prensa internacional.

Bueno. ¿Lo sabía usted no?

No sabía que en Euskadi había gente tan ilustrada.

Víctor, qué tal. Soy Raúl, de "Comando actualidad".

Jesús te surte de leña para tu restaurante, para tu asador.

-Sí.

Dicen que eres el rey de las brasas.

-Bueno. Todas las atenciones son bienvenidas pero no me creo eso.

¿Has comido en su asador? -Sí, alguna vez.

-No le gusta gastar dinero. ¿No?

Porque en tu asador no se come de menú de 10 euros.

¿Cuánto cuesta más o menos?

(Risas)

Algún cero más.

Algún cero más, estamos hablando de 100-120.

A tu asador viene gente exprofeso.

¿Qué tiene tu leña para que venga aquí Víctor a por ella?

-La leña la hay que tratar.

¿De qué es la leña? Leña de encina. Artía.

Artía, que se dice en euskera.

Mira, mira, ahí están.

¿Vas tú a por ella? Sí.

¿Cada cuánto le llevas un tráiler del leña al asador?

Cada cuatro meses.

¿Cuánto cuesta un tráiler de leña?

¿Eh? Sobre 2400, muy barato, vamos, tirado.

-Más el almuerzo.

Me ha dicho que cocina a la brasa hasta las angulas.

-En eso no estoy convencido. Para la brasa, las chuletas,

el buen pescado y todo eso pero las angulas...

Hay que cocinarlas a lo antiguo.

Jesús, nos vamos al restaurante, al asador.

Gracias. Vale.

Hasta luego.

Víctor, ¿hay que venir tan lejos a por la leña?

¿Tan especial que eres seleccionándola?

-La leña que yo quiero no es fácil de encontrar.

Al fin y al cabo, date cuenta que la madera

nos aporta el aroma cuando estamos cocinando

y al fin y al cabo ese aroma es un elemento más del plato.

Es decir, que podemos decir que la leña es un ingrediente de tus datos.

Exactamente.

Es curioso que un cocinero con una estrella Michelín

que cocina de una forma tan básica y digamos tan ancestral.

Bueno, es la técnica más primitiva,

desde que el hombre creó el fuego, empezó a comer caliente.

Cocina primitiva. Cocina primitiva.

Tiene que quedar todo hecho ascuas.

Esto es más o menos como un almacén de las brasas

para que nosotros vayamos cogiendo ahí y cocinar en la parrilla.

¿Cuánto tiempo la tienes ahí?

Hasta que se consuma del todo. Cinco horas, mínimo.

Esto es lo que te ha llegado hoy, ¿no?

Directamente del puerto. Así es.

Es lo que había. Aquí todo a la brasa.

No cocinas de otra manera, todo al fuego.

Todo al fuego.

Ahora vas a matar angulas. Sí.

Estas son traídas ayer.

Pero aquí pueden estar tranquilamente 15 días.

¿Cuántas te han encargado hoy?

Pues hoy tengo encargadas 13 raciones.

13 raciones.

Que son aproximadamente kilo y medio pasado.

Esto es infusión de tabaco. Y con esto se las mata.

Así es, ahora vamos a ver cuando le añadimos

esto que no les va a gustar nada.

El tabaco mata.

¿Siempre se las ha matado así? Siempre.

¿Cuántas búfalas tienes? 10.

Este es tu afán por buscar el origen de todo.

Sí.

Tú no compras la mozarella, la haces.

Es un poco obsesivo, el buscar el origen de esta manera.

¿Qué pretendes de esta forma?

Que lo que yo ofrezca sea excelso,

algo que no se puede encontrar en cualquier sitio.

Date cuenta que aquí viene gente de todo el mundo.

Una persona que recorra tres o 7000 km no va a venir aquí a comer

lo mismo que tiene debajo de donde vive. Mira, mira.

¿Es como un toro? Sí.

Mira cómo viene.

¿De qué me sirve este palo si me embiste un búfalo?

Se lo levantas y se va. ¿Sí?

Tú, por si acaso, no entras.

¿Mucho tiempo ordeñando búfalas? Cinco años llevo aquí.

(Máquinas)

¿Has probado lo que hace Víctor a las brasas?

¿Qué tal cocina? -Muy bien.

¿Qué es lo que mejor hace? La carne la hace muy bien.

(Gallinero)

Solo te falta ir a pescar los besugos.

Tú, el mercado ni lo pisas. No.

¿Te autoabasteces? Lo intento.

¿De dónde eres tú? -De Japón.

¿En Japón hablas a los que les gusta la comida de Víctor?

¿Se le conoce? Sí, ahora sí.

Cuando yo llegué no lo conocía.

¿Sabes que se le conoce como el rey de las brasas?

Sí, el mago del fuego.

Él es humilde, él dice, no, yo he aprendido de mi abuela,

de mi madre, de tal pero dicen que controla el fuego como nadie.

Nos dice que nos va hacer un choricito a la brasa.

¿Es especial? Sí.

El chorizo de la casa hecho a la brasas gusta mucho.

Muy japonés no es.

Muy japonés, no; pero con un poco de pan, de vinito.

Una comida perfecta.

Hasta para algo tan sencillo como un chorizo hay que entender las brasas.

Exactamente.

Tienes que tener un diálogo con la brasa continuo.

A mí, como no me gusta hablar con la gente, hablo con el fuego.

Muchos de estos instrumentos de cocina,

de estos utensilios los has inventado tú.

Sí, sí.

Esto te lo han copiado fuera, ¿verdad?

Sí. Pero que copien, no pasa nada.

Lo que no pueden copiar es a uno mismo.

Aquí toca cocinar, descargar, cultivar, ordeñar...

De todo, de todo.

Benjamín, ¿el proveedor de vinos?

Esto no lo hago más que con él,

traerle él vino directamente a Víctor para mí es un honor.

Mira, yo viajo mucho por el mundo,

voy a muchos restaurantes y Víctor es único.

Él lo hace todo, que te compre a ti el vino y no se lo haga él,

ya es un logro.

Sí, sí. Ha intentado hacer algo pero ahí patina un poco.

-En los noruegos, el alérgico, todo bien.

Puede comer pulpitos.

Patricia, perdona, eres la mujer de Víctor.

Sí.

Me dice que él no pasa por la sala,

que su sitio es este y que de aquí no se mueve,

no tiene ese complejo de estrella de saludar a los comensales y demás.

No, aunque a la gente le sorprenda, nunca sube a sala.

¿Nunca? Nunca.

¿Eso que es, humildad, timidez?

Bueno, pues igual timidez.

Pero no sé, se ha convertido en algo muy suyo.

La brasa una cosa que no se puede abandonar

y no se puede marchar uno y volver

porque lo que has dejado está completamente estropeado.

¿Podremos hablar con él mientras brasea, mientras cocina?

No mucho porque si me lo entretiene y no me manda la comida arriba.

Trabajando con la mujer, mano a mano.

¿Eso es bueno o regular? A veces salen chispas.

Eres como un relojero,

manejando distintas alturas para cada una de las cosas.

Es estresante.

Como comprobarás aquí no hay ningún elemento digital

que nos indique la temperatura ni los tiempos.

Esto está todo aquí. ¿Te has dado cuenta, no?

Aquí no hay recetas, es la experiencia.

¿Cuántas raciones son estas? Cuatro.

Con cuatro entrantes de esos ya vas haciendo cama en el estómago.

Ya lo creo.

Yo entiendo que esto también es vanguardia

y de hecho a mí me lo dijo Ferrán Adriá.

Para mí esta cocina es tan vanguardista como cualquier otra.

Y eso lo dijo Ferrán.

Aquí se empieza a cocinar

cuando el cliente nos pide lo que quiere comer.

Puede haber quien nos esté viendo y diga,

esto lo hago yo en mis barbacoas los domingos.

Sí, encendiendo con gasolina.

Para que coja buen aroma a petróleo crudo.

No, no.

Estas son de Palamós, por lo menos.

Es muy delicado.

¿En qué tipo de recipiente haces esto? ¿En qué tipo de sartén?

Ahora lo vas a ver.

¿Seis raciones las haces a la vez? No, de una en una.

9 por 6, 54. 540 euros.

Eso es.

Imagino que la primera vez que dijiste de hacer esto

te mirarían raro, ¿no? ¡Angulas a la brasa!

No, me dijeron que imposible y eso te estimula más.

¿Sarmiento, no? Para el chuletón. Sarmiento.

Mira cómo cambia el aroma.

Sí, es totalmente distinto el olor de una leña al de la otra.

Es totalmente distinto.

¡Cómo se van a poner los noruegos! ¿Saben de esto los noruegos?

Bueno, los noruegos también conocen lo que es un buen producto.

En esa zona también hay. Pero son más de pescado, ¿no?

Sí, más de pescado que de carne.

De hecho, esto te lo han pedido muy hecho.

Sí.

Eso es un pecado, ¿no? Sí, desde luego.

Este señor es noruego.

Es un chef en Noruega.

Estos son sus empleados.

La historia de la gastronomía es la historia del mundo,

la frase es de una mujer que, resumida en cifras, dice:

62 años, 2 hijos, 3 restaurantes y 7 "Estrellas Michelín".

Carme Ruscalleda. Buenos días, ¿qué tal?

La cocinera, con más estrellas del mundo.

Bueno, y mucho trabajo detrás y mucha mano que empuja.

¿Qué hace aquí delante del mar?

Bueno, pues fíjate, trabajando, porque es un proyecto, precisamente,

que vamos a llevarlo a París, para mostrarles elementos

muy rústicos, muy simples, muy saludables, van a flipar.

(Risas)

Nació al lado de este mar, en este pueblo, Sant Pol de Mar.

Aquí bajaba yo de pequeña, me bañaba en este espacio,

en este rincón y me gusta continuar bajando a la playa.

¿Todos tus platos comienzan con un dibujo?

Tenía una espinita clavada en el corazón por no haber podido

hacer una carrera artística, Bellas Artes.

En cambio, fíjate, la vida me lo ha proporcionado.

No sé si podría decir que eres la reina de los fogones.

No, eso no es un reinado.

(Risas)

¿Qué es entonces?

Es una profesión que evoluciona, la propia sociedad la mira

con mejores ojos y los profesionales entregamos el alma en ella.

Digo la reina porque trabajas en un mundo que está muy poblado

de hombres, a pesar de que todos los cocineros dicen

que han aprendido de sus madres o de sus abuelas.

Correcto, estamos viviendo un momento que, fíjate,

las mujeres entramos en la cocina profesional y ellos en la doméstica.

Es un momento de cambio de papeles.

Aquí es una arena gruesa, es una arena que no se pega.

El tren de cercanías llega casi a la puerta de tu restaurante.

Casi. Ese es natural, ten en cuenta que,

cuando se hizo el proyecto del tren, las tierras que menos valor tenían

eran las tierras del litoral.

Mira la casa. Este es tu restaurante.

Exactamente.

La casa original era de 1881 y los herederos eran personas

que habían hecho fortuna en Cuba y el azar de la vida

nos puso en nuestras manos la posibilidad de comprar un hostal,

que se llamaba Sant Pau y mantuvimos el nombre

y aquí cambió nuestra vida.

Y él es Toni. Toni Balam.

Tu marido. Sí.

Este año cumpliremos 40 años de matrimonio y 6 más de novios.

Y en el 91 te llegó la primera estrella.

¿Recuerdas aquel momento? Sí. Claro.

Nos llamó un amigo y cliente de la casa,

no nos lo podíamos creer. Y un momento de llorar, claro.

Estás trabajando con mucha calidad en un pueblo casi desubicado,

eso te pone en la autopista de los gourmets,

te proyecta, te conoce tu vecino, te conoce la comarca,

te conoce España y te conoce el mundo.

Sí, realmente, te ayuda a trabajar muchísimo.

Hola. Buenos días.

- Atención al cliente.

- Todo es importante, todo transmite cuidado,

desde el ambiente, a la ropa impecable.

- Sácame bien guapa, ¿eh?

(Risas)

¿Cuántos años llevas trabajando con Carme?

Veintipico. 22 años.

¿Cómo es trabajar con la cocinera con más estrellas del mundo mundial?

¡Yo subo para arriba, para arriba!

Muy bien, muy bien.

- Buenos días, señores. - Hola, buenos días.

- Vamos a presentarles la cúpula del Sant Pau.

Joan, que a parte de ser chef en el Sant Pau

también en Barcelona y en Tokio, y su esposa ...

¿Qué tal? - Buenos días.

que lleva la dirección de la sala. Y Mireia.

¿Cuántos sois?

¿Cuántas personas trabajáis alrededor de los tres restaurantes?

Casi 100.

Carme, tienes aquí casi todos los títulos.

Bueno, la estrella no existe como elemento físico pero

un año sí la hicieron, sólo un año, fíjate, el año 2007 la hicieron.

La única vez que la hicieron y, a partir de ahí, no se hizo más.

¿Tú sabes que te vienen a visitar para darte la estrella?

¿Eso cómo va? Tú no lo sabes.

Son señores que trabajan en el anonimato.

Si quiero decirte que, a veces, se presentan y quieren ver

el back stage, cómo es tu cocina, cómo son tus neveras,

cómo trabajas entre bastidores.

La clave está en trabajar cada día bien,

pensando que todos son inspectores. Esa es la clave.

Y ésta es tu biblioteca gastronómica.

Sí. Bueno, parte.

¿Cuántos libros de gastronomía has leído?

Bueno, completos no, pero consultados casi todos.

Llegué a tener la necesidad de tenerla organizada, por temas,

por antigüedades, por autores,

Porque todo lo que has aprendido, lo has aprendido de manera autodidacta.

Claro, buscándolo, preguntándolo, ensayándolo, leyéndolo,

sí, claro, esas son mis fuentes, por eso, quizás, lo amo tanto.

Hola, buenos días. - Hola, Carme.

- ¿Qué tal? - Muy bien.

- Estamos trabajando ya para los moldes más precisos

para el dragón.

Vamos a mandarlos por correo urgente para que te lleguen pronto.

- Vale, muchas gracias.

¿Qué tal es Carme como jefa?

(Risas)

- Es muy exigente.

- Es diferente.

Tienes el restaurante enfrente de la oficina.

Sí. La vida en 10 metros. Y vivo ahí arriba.

Y mi madre arriba.

Y la cocina está a la vista. Exactamente.

Buenos días. - Buenos días.

¿Cuál es la base de tu cocina, Carme?

La base es la naturaleza.

¿Por qué está tan de moda ahora la gastronomía, Carme?

No, no es moda ni experiencia, es, casi yo diría, justicia.

Justicia de algo que estaba ahí, que es parte cultural de cada lugar.

Podemos contar cosas locales con la gastronomía.

¿Esto cómo se llama? Esto es una coca de wandon suflé.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando con Carme?

Pues aquí llevó ahora dos meses.

¿Dos meses? Sí.

¿Para ti es un privilegio trabajar con Carme?

Claro.

¿Qué hay que tener para trabajar contigo?

Respeto por la profesión.

El cocinero que no le guste comer, no será muy buen cocinero.

Tú debes disfrutar preparando y también visitando otras casas.

Has dado clases en Harvard de cocina.

¿Sigues siendo payesa, Carme? Sí. Claro.

Me gusta esta ciencia payesa, esa ciencia que está ahí

y que es muy sabia.

¿Qué era?

La calçotada en texturas, la parte verde

y la parte escaldada.

Hoy hemos preparado un arroz caldoso.

Comemos como comeríamos en casa, un día arroz, un día pasta,

un día legumbre ...

- Hoy tenemos 32 personas.

He oído que está todo completo. Todo.

¿Tenéis lista de espera?

Sí, sobre todo para el sábado al mediodía,

no tenemos mesa hasta finales de julio.

Una de las cosas que nos ha dicho Carme es

que no podemos grabar cuando el cliente esté dentro.

Exacto. ¿Por qué?

Respetamos la privacidad del cliente.

A ver, un vale de seis un poco problemático.

Hay una persona que no toma pescado y otra que no toma queso.

¿Esto que estamos viendo qué es?

Un plato de inspiración japonesa y lleva un cabello de ángel

a modo de fideos vegetales.

Esa tostada seca, crujiete, sellada dentro lleva todo el jugo

de las gambas y, evidentemente, debes morderla.

Alcachofas. Alcahofas de lo que hemos visto antes,

de esos langostinos que van rellenos con la juliana.

- Pescado de la mesa seis.

- Brandada de bacalao. Impecable, solo de bacalao.

Debe parecer la hojarasca que se ha caído en el bosque

y que te tomas con ese toque.

Te cambia la cara cuando hablas de comida.

Hay mucho trabajo por detrás para tener la brandada del día

al punto.

Este es un arte para comer.

El postre.

- Estamos poniendo una crema de marula,

que es el licor con el que hemos realizado el postre.

¿Esto es de naranja? Esto es naranja, correcto.

Pero bañada en oro, casi ... Oro y cobre, le dan este color.

¿Es verdad que lleva oro?

¿Cuánto cuesta comer en tu restaurante?

Hombre, evidentemente, un restaurante

con un equipo humano numeroso y un producto de tanta calidad,

el menú degustación sale a 180 o 190 euros.

Estamos en la fiesta pequeña de invierno, ¿qué están haciendo?

Hoy se ha hecho un taller muy interesante

de una técnica de coger la huella de ese pescado

a través de la tinta.

Has sido nombrada hija predilecta de San Pol de Mar.

Sí.

Debes de ser una de las vecinas más conocidas.

Hay 5000 vecinos aquí ¿Te conocen todos?

Claro que sí.

Tú viniste al mundo hace 62 años en este pueblo

y se puede decir que has puesto a tu pueblo en el mundo.

Bueno, va en mi trabajo, pero he de decirte una cosa.

Si nuestro trabajo tiene carácter y originalidad,

yo creo que es gracias al pueblo.

Hola, buenas.

Estoy buscando al que llaman "El Rey de la Chuche".

Aquí estoy, ¿cómo estás?

Muy bien. Aquí está rodeado de sus paisanos.

Claro, el pueblo es pequeñito, pero todo el mundo me quiere.

Aquí empezó todo. Aquí empezó todo.

Aquí empezó la panadería.

Aquí empezó en el pueblo la panadería.

Y de ahí al emporio que tiene en todos los países prácticamente

vendiendo chuches. Exactamente.

¿Usted es amigo suyo de la infancia? Sí.

¿Despuntaba cuando era niño? Sí.

¿Se le veía emprendedor? Siempre.

Don Onésimo siempre ha ido de corbata por aquí por el pueblo.

Aquí el hombre vestía como se vestía en el pueblo.

Con su traje de pana, su carro y sus mulas para meterlo en el horno

y cocer el pan. Don Pablo, usted es el cura.

Sí, yo soy el cura de esta parroquia.

Llevo aquí mucho tiempo.

¿Se le conoce?

Claro, desde que vine aquí. Al Cristo le tenemos que...

No se preocupe, cuánto necesita, pues tanto.

Y así sucesivamente.

-Parece que ya no se me debe nada, está todo pagado.

-Esta es la Calle La Calleja. Esta casa era de mis abuelos.

Aquí nació mi madre.

¿Y esta era la panadería? Esta era la panadería.

¿Vive alguien aquí? Sí.

Hola. Adelante.

Prima de Onésimo, ¿no? Prima de Onésimo.

O como le llamaban aquí. Nesi.

Pasa Nesi.

Este era el horno donde nosotros cocíamos el pan.

¿Y cómo pasaste del pan, de amasar tú el pan a las chuches?

Porque aquí en el pueblo se iba marchando la gente

y no tenía vida. No había ambiente.

Empezaste a vender caramelos... En una empresa.

Pero de reparto. Sí, los llevábamos en el coche.

Cuando yo llevaba ya cinco años en Madrid

y me conocía todo Madrid y todos los mejores puntos de venta,

aeropuerto, estaciones, alimentación,

dije, este es mi momento.

Celso, aquí hemos visto mucha camaradería en el pueblo.

Hombre, Onésimo, que tal, que cual... ¿Es así?

Sí. Quiero decir,

ya sabemos que en los pueblos luego hay,

ese ha triunfado y algo habrá hecho.

Algo de eso ha habido, para qué vamos a decir que no.

Las envidias. Exacto, eso es lo que quería decir.

No te lo quería pronunciar con esas palabras.

Pero es que es esa la palabra.

Yo incluso te puedo decir que venir aquí

y dudar un poco de lo que este hombre estaba triunfando.

Con alguno incluso, no discutir, pero sí decirle la verdad.

Ahora vamos a ver lo que has creado con esas manos de panadero.

Mis principios fueron en una furgoneta de 2 caballos.

Ahora hay mucha gente intentando montar la empresa

a trancas y barrancas. Las cosas están complicadas.

¿Tú verías fácil montar una empresa ahora mismo?

Yo te voy a decir una cosa, si la gente trabajara en el trabajo

como trabajábamos antes las 24 horas del día,

pusiera tanta ilusión...

Yo te garantizo que ahora es más fácil

porque el dinero corre más.

Dices que el dinero se mueve, pero uno de los grandes problemas

que hay ahora mismo es la falta de crédito.

Pero los bancos dan dinero. ¿Qué los bancos dan dinero?

Sí. Los bancos dan dinero, pero tienen que conocer a la gente.

Onésimo, un joven que empieza y que quiere montar una empresa,

el banco le conoce de...

Yo cuando empecé a trabajar, no pedí dinero a los bancos.

El día tiene 24 horas. Si hay que trabajar las 24 horas...

Pero algo hemos avanzado, el no tener que trabajar 24 horas...

Bien, pero entonces el que no lo haga así,

no triunfará. Yo te garantizo que mi hijo

y mi hija están siempre trabajando para lo que la empresa los necesita.

Nosotros vivimos para la empresa. Hoy he ganado 2000 pesetas,

pues mañana tengo que ganar 2500. Pasado mañana tengo que ganar 4000.

¿Qué verían sus padres?

Yo te puedo decir que estoy muy orgulloso de mis padres.

Mi padre era un tío acojonante, muy inteligente,

pero los negocios nunca le fueron bien.

Yo sí puedo decir que he tenido suerte con mis negocios.

Aquí tenemos bastantes productos.

¿Cuántas naves tenéis? Seis.

Seis naves y empezasteis en un piso. No, yo empecé en una furgoneta.

Este es tu hijo, ¿verdad? Sí, es Mario Migueláñez.

Hola Mario. Encantado, Raúl.

-Es el sucesor de la empresa y viene muy preparado.

¿El sucesor? Claro.

-Yo soy como el actual rey, si ya no estoy preparado,

no lo voy a estar nunca.

Me dice usted, Onésimo, está muy preparado.

Usted empezó en un pueblo muy pequeñito amasando pan,

me da que Universidad... Nunca he estado en el colegio.

Sin embargo, Mario me da que Universidad sí.

Estudios universitarios fuera de España también.

Estados Unidos, másteres, etc.

Yo tengo la práctica y el tiene la teoría.

Venga, para Lugo que pierdes el avión.

Hasta luego. Va de reunión en reunión.

Él está muy preparado en importaciones, exportaciones,

preparación de productos...

¿Qué edad tiene? Yo tengo 70 para hacer 71.

Se podría jubilar, ya hemos visto a Mario

que es un hombre hecho y derecho.

Yo nunca me voy a jubilar, es mi vida.

Los americanos son muy dados a mi primer dólar,

mi primer millón, ¿qué se hace con el primer millón?

Invertirlo. Yo tengo un sueldo en la empresa.

¿No me digas? Yo tengo un sueldo.

Se lo cambio.

Pues no lo sé, andaríamos por ahí, por ahí.

Te garantizo que yo he tenido siempre un sueldo.

Date cuenta que cuando yo empecé el negocio,

todo lo que se ganaba para invertir, para invertir, para invertir.

Y ahora lo estoy haciendo igual.

¿Cuántos años llevas con Migueláñez trabajando?

23.

¿Cuántos? 23.

¿23 dándole a las chuches? Empecé con 16 años.

Esto es como un funcionariado. Prácticamente, una fijeza.

Sí.

-Dinos la media que tú ganas todos los meses ahora mismo.

-Unos 1400 euros. -1400 euros mensuales.

¿Limpios? Limpios.

¿Quién es la niña que más gana aquí? -Lidia o Rebeca.

Lidia, te vamos a hacer una pregunta

¿Qué sueldo estás teniendo mensualmente?

-¿Te lo digo? -Dilo.

-¿Seguro? -Dilo, dilo.

-1600 puedes ser. -1600 y algunos meses 1800.

¿1800?

Hay que verla cómo se mueve y cómo trabaja.

¿Y eso levanta ampollas con las compañeras?

No, con las compañeras, en las manos no sé.

No creo. Aquí el más rápido, más gana.

Nosotros todas las catas de chuches, normalmente cada mes

o mes y medio hacemos una cata

para ver cómo se encuentra el producto.

¿Esto está lleno de niños?

Esto está lleno de niños mayores. Son profesionales.

Hola, buenos días.

(TODOS) Buenos días.

Algunos de ellos diseñan el producto,

otros son los que lo venden

y otros las personas que lo van colocando tienda a tienda.

-Vamos a empezar con el lote 114. Un poco más de color.

¿Textura? Excelente.

¿Sabor? Bueno.

¿Intensidad? Excelente.

¿Cuántos años tiene usted? 51.

¿Y este trabajo? Catador de gominolas.

Me imagino que detrás habrá otro trabajo más intenso,

pero esta es la parte buena.

Sí, llevo vendiendo estos productos desde hace 30 años.

Esta goma tiene un 10% de zumo

y entonces notas como una textura más fresca.

La gelatina está más, no sé cómo decirte...

Nos estamos pasando con eso de las catas.

Sí.

-Yo soy el rey de la gominola

porque yo he sido uno de los primeros

en vender gominolas en España. Esto que se hace, ¿con grasa?

No, esto lleva gelatina y lleva parte del cerdo.

Si queremos venderlo en países árabes

tenemos que hacerlo del tuétano de vaca.

Raúl, la mano derecha del jefe me han dicho.

Bueno, sí. ¿Dónde está vuestra empresa?

Estamos implantados en el área nacional

y estamos haciendo cosas en Europa, Asia y países árabes.

Y algo de Latinoamérica.

Sufristeis una crisis muy fuerte, la del 90.

La empresa, después de haber crecido,

se hundió por completo

¿Cómo un empresario se arma para despedir a la gente

que según nos has contado es como de la familia?

Imagínate, para mí, ir despidiendo cada día a una

o dos personas. Para mí era un trauma.

¿Lo hacías tú personalmente? Sí.

Es decir, las citabas en tu despacho.

Sí, porque si lo dejaba

en manos de abogados tenía problemas.

Entonces, yo quise personalmente hacer uno a uno,

llegando a un acuerdo con él.

Dándole pagarés o dándole letras para pagárselo en 12 o 24 meses.

¿Cuánto factura una empresa de chuches?

Estamos alrededor de los 30 millones de euros actualmente.

¿30 millones de euros vendiendo gominolas?

Claro.

Un señor de Lastras, en Segovia, que empezó con una panadería.

Es una persona que ha sabido dirigir muy bien el negocio

y ha sido un visionario en el sector.

Pase a su despacho.

Este es el despacho del señor, mi despacho.

Te puedo decir una cosa, yo estoy aquí muy poco tiempo.

No veo el ordenador preceptivo de un despacho.

Es que yo no sé manejar un ordenador.

¿Cómo no vas a saber?

De verdad, el tiempo que tenía que dedicar

para aprender, lo he dedicado a trabajar.

Es decir, estar delante de un ordenador aquí sentado...

Para mí es perder el tiempo. (RÍE) Hay que estar en la calle.

Mi tiempo vale mucho dinero.

Yo puedo tener empleados que ganan dinero

y que tienen un sueldo

y eso lo van a hacer siempre mucho mejor que yo.

Donde yo gano dinero es en la calle. Mi tiempo es la calle.

Si tiene aquí una foto con doña Sofía.

Esto ha sido hace aproximadamente un mes.

Saludé a Felipe VI, muy pequeñito a su lado.

Él no nos conocía como empresa.

Aquí tenemos a uno de los sucesores, Héctor.

Mi nieto esperemos que vaya para arriba

porque tengo un nieto que es una preciosidad.

No le voy a decir aquello de que el padre lo funda,

el hijo lo mantiene y el nieto... Bueno, yo te puedo decir una cosa.

Yo lo he fundado, pero tengo un hijo que creo que lo va a mejorar.

Ahora vamos a tu otra joya,

lo que se puede permitir alguien que ha triunfado en la vida.

La verdad es que es un desahogo para mí.

Yo siempre he tenido la ilusión de tener una finca.

Tiene alrededor de unas 150 hectáreas.

Allí por encima tengo unas 40 hectáreas

que es donde vamos a plantar los nuevos olivos.

¿Cuántos olivos vas a plantar? Alrededor de unos 7000.

Tienes hasta un zoo de bronce.

Efectivamente. Tenemos leones, elefantes.

Onésimo ha entrado a cambiarse y a vestirse de campo.

Está aquí Sole, su mujer ¿Se puede? Adelante, adelante.

Vaya lumbre que hemos hecho.

Aquí tenemos la cocina que se está de maravilla.

Sole, con el visón no te me pongas ahí...

Es que ya pensaba salir.

Se te va a ahumar y eso no se lava.

Te vamos a enseñar lo que tenemos.

Esto es una despensa donde venimos a pasar los fines de semana.

Te voy a enseñar la cámara, aunque está hecha un poco desastre.

Tú una habitación entera que es una cámara. La madre que...

Aquí tenemos una cámara que es donde tenemos todos los corderos,

los jabalíes.

Esto es como una especie de refugio nuclear.

Efectivamente, aquí lo que no queremos es pasar hambre.

Oye, ¿y los jabalíes los tienes domesticados?

Los grandes no. Tenemos seis hembras y un macho.

Pero hay crías y todo.

Venid, venid. Ya verás.

Mira, ese cochinillo lo metes ahora al horno, ese rayón,

y está buenísimo.

Los tenemos todos legalizados,

aquí no hay ningún animal que no esté legalizado.

Cuando vienen las crías las tenemos que dar de alta,

si uno se muere, lo tenemos que dar de baja.

No te veo a ti muy de campo, Sole.

No, no soy de campo, pero mira las cosas que se hace el amor.

Cuándo te casaste con Onésimo,

¿pensaste que iba a llegar a ser el rey, y tú la reina consorte,

de La Gominola?

No, ni mucho menos, yo solo veía trabajo y trabajo,

y no veía nada más.

-Estos son guarros extraordinarios y son ibéricos.

¿Podemos entrar? Sí.

¿Qué pasa?

Estos son jabalíes,

y esto es la costumbre de andar con ellos, te conocen.

Aquí buenas fiestas se darán, ¿no?

Sí, tenemos muchísimos amigos, como te he comentado,

lo más importante de una persona es tener amigos.

Si yo tuviera que invitar a toda aquella persona

que me encantaría invitar, podríamos meter a 2000 personas.

(RÍE)

Te lo digo en serio de verdad. Te creo.

En dos ocasiones hemos asado una vaca entera,

de 800 kilos que me traje de mi pueblo.

Todos los fines de semana venimos aquí.

Tiene una iglesia y todo.

Yo tengo mucha devoción al Santo Cristo de lumbreras.

(Campana)

Tocamos la misa que hay que tocar, la primera, la segunda, la tercera.

¿Y viene aquí un cura a dar misa para vosotros?

Viene cuando nosotros le llamamos.

Yo todos los días, cuando entro en la ermita,

lo primero que hago es...

...darle dos besos al Santo Cristo, y cuando me voy le doy otros dos.

Y por la noche, cuando voy a la cama, rezo un Padre Nuestro.

Decimos adiós al Santo Cristo y cerramos la puerta.

Cuando un recién nacido de apellido Raventós llega al mundo,

es recibido con un sorbito de cava en cuchara de plata.

La ceremonia lleva repitiéndose cinco siglos,

y por ella han pasado casi los 600 miembros de esta familia

inventora del vino espumoso,

al frente, desde hace 17 años, está una mujer.

Buenos días. Buenos días.

(DESDE DENTRO) -Adelante.

Mar Raventós, encantada.

Psicóloga, economista, empresaria,

presidenta de una de las empresas más antiguas de España,

madre de seis hijos...

Bueno basta, yo creo que es suficiente.

Le iba a preguntar que si duerme bien.

Duermo fenomenal,

no podría hacer nada con todo esto si no duermo bien.

¿Cuántos son en la familia Raventós?

En este momento, porque esto lo tenemos que decir al día,

somos 587 miembros,

que justamente aquí tenemos la foto de toda la familia.

Creo que este año fallaron unos 40.

Es cierto que cada vez que nace un Raventós le dan champán,

perdón, cava. Cava, cava, le damos cava.

Los de la familia dicen, "¿dónde estoy?"

¿Dónde está usted?

Esta vez me tocó en medio con mis hijos,

y luego todos los pequeños, que la verdad es una gozada.

¿Cuántos nietos tiene? Yo tengo tres.

¿Todos son accionistas?

No, accionistas en este momento somos 210.

Estaba usted despachando con su secretaria personal.

Sí, Marta.

-Vamos repasando los planes de la semana,

mañana en la reunión de la junta directiva del cava...

¿Es exigente? Bueno, sí.

¿Tiene algún hueco en su agenda?

Hueco siempre hay, porque pienso que el día,

y además me gusta decirlo, está compuesto de segundos

y siempre quedan unos segundos libres,

y luego muchas veces pasa, cuando tienes una agenda muy llena,

a veces te fallan cosas, y como eso no lo esperabas,

pues fenomenal.

Venden ustedes cava en 100 países diferentes en los cinco continentes,

¿se siente usted un poco la reina del cava?

No, la reina no me siento, porque además, hay una reina del cava,

que en la cofradía del cava cada año nombran a una reina,

y en 2014 fue Ona, la gran ganadora, y yo no le voy evitar su sitio.

Gracias. De nada, vosotros.

Hasta luego.

Este es el departamento de compras.

¿Cuántos empleados tiene a su cargo?

Dentro del grupo somos 800 personas.

Este edificio en el que estamos es la casa Bella,

aquí nació mi padre, era una familia de 13 hijos.

Mi abuelo decía que todo tiene que estar bien hecho,

quería un buen arquitecto, por eso escogió a Puig i Cadafalch.

¿Esta es una de las antiguas casas de la familia?

Sí. En 1904 la construyó mi abuela.

Aquí hay un pequeño oratorio. ¿Una capilla?

Sí.

Es la familia quien está pintada aquí,

hay un par de primos míos, una prima, un primo, un tío.

Aquí celebramos los 25 años de casados.

¿Su marido se dedica al cava?

No, el es abogado de derecho marítimo.

Dentro de la política de la compañía,

los maridos y mujeres no pueden estar dentro del negocio,

solo hay cuatro personas de la familia,

y tienen que ser realmente de la familia.

Esta es una botella que se llama Primate Cavite,

con motivo del 450 aniversario.

¿Son proveedores de la Casa Real de cava?

Sí. ¿Desde hace cuánto?

Desde 1897, me parece.

Aquí está un poco la historia...

Mi bisabuelo, José Raventós Fachó,

que fue el que elaboró la primera botella de cava.

Soy un poco maniática, los cuadros tienen que estar rectos.

Álbum para anuncios de prensa.

Aquí está el de Lapierre, como lo hacíamos.

(LEE) El más solicitado, el de moda, el más higiénico.

Cuando se llamaba champán.

Sí, luego ya no se pudo llamar, pero el método es el mismo.

Nos dieron un premio en la exposición universal de Bruselas.

Mar, ¿habla usted catalán?

Catalán, francés e inglés.

Catalán, francés, inglés y castellano.

Sí, ahí me he quedado.

-Vamos a catar primero este Chardonnay,

al principio lo verás muy concentrado,

pero hay que pensar de cinco a 10 años.

Fíjate en la acidez que se potencia para envejecer el vino.

Mar, ¿prueba usted cada uno de los cavas que salen de la bodega?

¿Todos?

No, no, sobre todo de cada botella no.

Bruno es el enólogo de la bodega de Codorniu.

¿Cuántos litros salen al año de esta bodega?

Pues mira, la verdad es que es una pregunta

que no me gusta nada contestarla, porque no son litros,

lo que sale son unas botellas de mucha calidad.

Le pregunto la cantidad por hacer una idea de la producción,

entiendo que la calidad está incluida en el concepto.

Aquí hacemos unos 50 millones de botellas.

¿Cuánto tiempo ha estado aquí? Siete años.

Son del 07, del 2007, se embotelló en 2008 y estamos en 2015.

¿Y va a salir ahora? Saldrá en noviembre.

¿Podríamos saber más o menos el precio

en el que nos vamos a encontrar esta botella en el mercado?

Eso depende de marketing. (RIEN)

-40, 50 o 60 euros. Puede estar por ahí.

O 70 euros, no lo sé.

-Creo que en los 80 euros, por lo menos los vale.

Gracias. Gracias, Bruno. Adiós.

Hola, ¿cómo estamos? -Muy bien.

Ahora estamos bajando a las cavas más antiguas.

Tenemos la primera cava donde se descorchó

la primera botella de cava, la teníamos cerrada,

ya la hemos arreglado y tiene que darle el visto bueno.

Elena, ¿eres la responsable de la bodega?

De las rutas turísticas.

¿Cuánta gente pasa por las bodegas al año?

Pueden pasar como unas 100.000 personas.

Os cogéis a la barandilla que resbala un poco,

y esta parte de aquí es baja. -Sí, los que somos un poco altos...

te dejo pasar a ti primero, que ya me la conozco.

Mar, casi naciste en estas bodegas,

aprendiste a jugar al escondite por aquí.

Mira, nacer no nací aquí,

pero sí que veníamos mucho a casa de mis primos,

y tenían la torre donde iremos luego, y jugábamos aquí dentro.

Claro, es un sitio fenomenal para jugar al escondite.

-Aquí lo que hay ahora es como un cementerio de botellas,

cada año hacen una cata, cogen una botella de cava y van probando.

A ver, un cava puede durar entre siete y nueve años.

Van haciendo pruebas.

¿Cuántos kilómetros tiene la bodega subterráneos?

Unos 30 km repartidos en cuatro plantas.

Mira, Mar, a ver si te gusta.

Adelante.

-Hombre, ha quedado genial. Es como un honor a la cepa.

Aquí hay unos tiros, durante la Guerra Civil,

quisieron matar a gente de la familia.

Están aquí, en aquel momento no encontraron a nadie y dispararon.

Los hemos dejado ahí.

Aquí, alrededor de la cava esta, están todas las personas

que llevaron el gobierno de la compañía desde 1551.

Anna de Codorniu es la única mujer, junto contigo, que ha estado...

No, hubo tres mujeres, o sea, Anna de Codorniu fue la pubilla,

la pubilla en Cataluña es la hermana mayor.

Luego fue mi abuela,

la verdad es que ella fue una persona impresionante,

murió cuando yo tenía dos años, no la conocí casi,

pero llevó las riendas durante más de 25 años,

llevaba la contabilidad, despachaba con los viticultores,

y la verdad es que era una persona con mucha emprendiduría.

Por ser mujer, ¿has tenido que luchar más

para estar donde estás o no?

Yo la verdad es que he tenido mucha suerte,

me han acogido siempre muy bien,

al principio si que eran esas cosas de que eres mujer,

pero nunca he tenido ningún problema.

Llevan 95 años vistiendo al cine, al teatro y a la televisión.

Los Cornejo se ha convertido en un auténtico referente mundial

en el vestuario.

Se pueden hacer todas las fotos que queráis,

y los trajes se pueden tocar.

Yo aspiro a ser el mejor,

para ser el mejor tengo que rodearme de los mejores,

tanto la gente que trabaja en talleres

como la gente que trabaja en almacenes.

Humberto, muy buenas. Hola, ¿qué tal?

Empresario y veo que también maestro.

No, tanto como maestro no. ¿Son estudiantes de diseño?

Sí, estudiantes de gran Canaria.

Te has convertido en un referente del vestuario a nivel mundial, ¿no?

Hombre, a nivel europeo seguro que sí.

Vamos a conocer los talleres porque si no, se nos echa el tiempo encima.

Pasad.

En este taller, prácticamente todo el mundo

está cosiendo para Carlos V.

-Yo había estudiado diseño, gracias a una profesora

entré en una empresa para trabajar de lo que fuera.

Si te quieres dedicar a esto, tienes que tener capacidad de sacrificio.

Ya veo que les estás dando buenos consejos a estas chicas.

Sí, porque todo hemos empezado como ellos,

hemos salido de una escuela y hemos tenido una oportunidad.

Esto es como una universidad,

porque todos los días te enfrentas a cosas nuevas,

a períodos históricos diferentes, aprendes muchísimo de todo.

¿Cuánta gente tienes trabajando ahora en tu empresa?

En mi empresa ahora somos 50.

Esta es una empresa familiar. Sí.

La has tenido toda la vida.

Sí, el encargado que tengo ahora es el hijo del encargado

que trabajó con mi padre y con mi abuelo,

nieto de la señora que comenzó con mi abuela lavando los trajes.

Dentro de la empresa familiar hay muchas familias.

Tú eres la tercera generación. Sí.

Bueno, vamos a las oficinas.

Este es mi abuelo, Humberto Cornejo.

¿Él es el fundador de la empresa? Sí.

La empresa se fundó en la Cava baja, que fue donde nació mi padre,

en Madrid.

Me dijeron que la colección de mi abuelo cabía en una habitación.

¿Y de eso a todo lo que se ha construido ahora?

Pues sí.

Y este es mi padre, es el que se incorporó justo en el año 36,

con 14 años.

Lo que puedo decir es que yo la he vivido desde abajo,

es decir, cuando ha habido momentos

en el que había que emparejar medias, yo lo hacía.

Se ha hecho un poco a sí mismo usted.

Desde el punto de vista empresarial, sí.

Mira, ella es Elena, mi sobrina, la mayor.

Paula, mi hija.

¿Qué tal? Soy Ricard, de "Comando Actualidad".

-Este es Humberto, mi hijo. -Encantado.

¿El cuarto Humberto de la familia? Tercero.

Trabajáis mucho en el extranjero, ¿no?

Sí, mucho, en este momento diría

que 70% u 75% de nuestra facturación es extranjera.

Este año, nosotros hemos facturado 4 millones de euros anuales.

¿Vosotros creéis que la gente sabe que muchos de los vestidos

que ven en películas o series extranjeras

que se ven en todo el mundo, salen de España, de esta sastrería?

No, yo creo que no.

Para mí la sorpresa más grande es que incluso están sorprendidos

profesionales del medio.

-No saben que nosotros servimos la ropa de "Juego de tronos",

que hemos trabajado en bastantes películas con Ridley Scott,

en casi todas las que hace de época desde "Gladiator".

-Están trabajando con mi sobrina María.

¿Estáis en plena sesión fotográfica?

Nos ha dicho Humberto de "Juego de tronos".

Sí.

Se ha terminado de rodar la quinta temporada,

nos han devuelto la ropa hace dos o tres semanas,

y hemos alquilado para cada una de ellas

alrededor de 400 o 500 trajes.

-Casi todos los trajes que están en la sesión fotográfica

no están hechos nuevos para "Juego de tronos",

son los trajes de los bárbaros de la caída del Imperio Romano.

O sea, son trajes con mucha historia, además.

Claro, son de los años 60, de cuando Samuel Bronston

vino a producir a España las cinco grandes películas.

Este material ha estado rodando en Nueva Zelanda en "Willow",

ha estado rodando en "Highlander", ha rodado en "Juego de tronos",

rueda en "Vikingos",

y es un material muy apreciado por ellos

y que saben que nosotros lo tenemos y vienen a buscarlo.

Humberto, ¿tienes contabilizado cuantos trajes tenéis aquí?

No, intenté hacer un inventario, pero he renunciado a la posibilidad,

no sé si mi siguiente generación será capaz,

lo único es que lo intentamos tener muy bien clasificado,

por épocas, para poder trabajar rápido.

Yo siempre digo que más de 300.000 personas

pueden salir vestidas de Cornejo.

En este almacén tenemos los trajes de torero,

uniformes diplomáticos antiguos, esto sí que son bordados antiguos.

Este oficio está prácticamente extinguido,

porque son bordados a mano.

Estos son los que se utilizaron en "55 días en Pekín".

¿Un traje de estos cuánto podría costar?

Confeccionado nuevo, digamos que entre 1500 y 2000 euros.

Eso de que te denominen el rey del vestuario es auténtico, ¿no?

Hombre, yo no diría tanto.

Yo aspiro a serlo, para poder además sostener el tamaño de mi empresa,

trabajamos en el orden de entre 10 y 20 producciones simultáneas.

En este momento me parece que estamos haciendo cinco

o seis series a la vez.

Sí que estaríamos hablando de más de 100 producciones anuales,

por supuesto.

¿Y este traje?

Es el vestido de Carmen Maura en "Ay, Carmela".

El figurinista se empeñó en hacerlo con tela de colchón teñida,

y tuvimos muchos problemas, porque pesa mucho.

Este es de una figurinista inglesa que tiene dos o tres Oscar,

Sandy Powell, la figurinista que hizo "Shakespeare in love"

o "El aviador".

Esto es de un montaje de teatro que vino a hacer a España.

¿Tienes contabilizado cuántos Oscar habéis acumulado

con vuestro vestuario?

No, pero en el año 2012,

los cuatro grandes premios de vestuario en el mundo,

el Oscar, que lo ganó "Ana Karenina",

el BAFTA, que lo ganó "Los miserables",

el César, que lo ganó "Los adioses a la reina"

y el Goya, que lo ganó "Blancanieves",

las cuatro películas habían tenido intervención de Cornejo.

-Los colores son más estos y algún marrón así como más lavado.

-¿Encontráis cosas o no? -Sí, es una maravilla.

¿Para una figurinista entrar en un sitio como este qué supone?

Es como un niño pequeño cuando se va a la juguetería y dice,

esto, esto. Pues igual.

¿Una viene aquí con las ideas más o menos claras o cómo funciona esto?

Vienes con un previo de investigación importante.

Lo que pasa que es verdad que al ver ropa ya hecha

también te sirve mucho de inspiración.

Nos dejamos aconsejar mucho por ellos.

-Ya hemos llegado al plató donde se graba "Águila Roja".

Estos son los estudios donde se graba esta serie.

Sí, hay algunos que no son suyos,

sino que son antiguas naves que las han adaptado para platós.

Aquí está Mar. Hola, muy buenas

¿Tú eres la responsable del vestuario de la serie

de "Águila Roja"? La jefa de vestuario.

Este, por ejemplo, nos lo han hecho para una actriz.

Este es un traje vuestro,

¿vosotros sois capaces de reconocer los trajes vuestros o no?

Sí, son súper reconocibles.

¿Aquí coséis también?

Sí, aquí cosemos muchísimo porque su ropa no se puede romper,

no se puede manchar, no se puede estropear

porque ellos viven de alquilar la ropa.

Es su trabajo.

Entonces, en esta serie hay mucha sangre, mucha víscera,

mucha rotura, mucho tiro, disparo, de todo.

¿Cuál sería el vestuario más espectacular

que tenéis aquí de ellos?

Son muchos, por no decirte que todos,

espectaculares. A mí, uno de los que más me gustan

es esta bata que es de Miriam.

Esta es de la actriz que interpreta a la marquesa.

Sí, este también es suyo.

-Eso ya lleva más trabajo porque como todo el cuerpo va trabajado,

los cuerpos sí que llevan mucho trabajo.

-Este es el de Francis, que ya está un poco...

Este tiene historia porque esto son cinturones.

Fue una idea de la figurinista

que le gustó y queda un poco más de matrix.

¿Esto siempre es así? Sí.

¿Tenéis prueba de vestuario ahora? Sí, de Javier.

De Javier Gutiérrez. Satur, ¿no?

Sí.

-Despejamos aquí un poco, porfa, que es la salida de Gonzalo.

-Acción.

-¿Crees que para mí ha sido fácil?

-Él no merece estar en la universidad.

Es un auténtico conseguidor.

Dicen que tiene la agenda de famosos más deseada por cualquiera.

Es el rey de las relaciones públicas.

Es grande Fernando.

Vale, un besito.

¿Qué tal? -Muy bien, ¿cómo estás?

-¿Todo bien? -Sí.

-Hombre, Rafa. Jose, ¿qué tal estás?

Jose, soy Raúl, de "Comando Actualidad".

Pregunto por un tal Richi Castellanos.

¿El auténtico o el imitador?

Me han dicho que quien no le conoce es que no está en el mundo.

Por lo menos dentro de este mundo vuestro.

A Richi Castellanos lo tienes aquí, que es el "number one".

Si se da un acontecimiento social de estos que frecuentáis los famosos

y no suena el teléfono de Richi, ya es para decir, ostras,

no estoy yo en el mundo... Algo marcha mal.

-Hacer lo que él hace es dificilísimo.

Él también tiene una buena convocatoria,

pero por otro lado tiene el cariño y el respeto de ser tu amigo.

La competencia se rinde ante Richi.

¿En este mundo hay camaradería? No lo sé.

Yo sé que prefiero un amigo antes que un enemigo.

-Richi al principio iba detrás de los famosos

y ahora son los famosos los que persiguen a Richi.

-Don Javi Castillejo, maestro.

Maestro de los maestros ¿Todo bien? -Bien, ¿y tú?

-Todo bien, tío.

Disculpa, Álex, ¿de verdad os queréis tanto?

Estos abrazos que estoy viendo yo aquí en este mundillo, ¿es real?

Es la primera vez que le veo, no tengo ni idea de quién es.

Es de cara a las fotos, ¿no? ¿Ha salido en alguna de tus pelis?

Ojalá. -Saldrá, saldrá.

Tengo una masacre en la próxima película

y ahí te vamos a cortar en pedazos.

Tú estás haciendo cine ahora, ¿no? Sí.

¿Y Richi es un buen contacto? Sí, totalmente.

-Ya está, chavales. Gracias.

Richi, nos vemos en el gimnasio.

¿Qué tal Miguel, cómo estás?

¿Qué significa para un gimnasio,

para un bar, para alguien que tiene un negocio,

que un relaciones públicas esté aquí trabajando?

Nos ayuda a movernos el gimnasio, atraer gente,

apuntar a famosos que necesitan salud o entrenamiento,

les ayudamos.

¿Cuál es el horario de un relaciones públicas?

Son 24 horas. La noche es dura me imagino.

La noche mata, pero yo lo que hago es mantener mi disciplina

que es no fumar, no beber, no ir al baño y, sobre todo,

ser amigo de mis amigos.

Richi, este eras tú cuando empezaste a tener amigos.

Ahí era cuando era como Brad Pitt o como Antonio Banderas.

¿Cuántos teléfonos hay en tu cabeza? Miles.

Si yo te digo, el teléfono de Maradona.

Me lo sé.

Richi Castellanos recibido en audiencia por el Papa.

Esta es la entrada de tu despacho, ¿podemos pasar?

Claro, claro.

Joaquín Cortés.

Joaquín Cortés yo creo que es el embajador del flamenco,

el más universal. Esto es cuando hice "Torrente".

Ha salido en casi todas las películas de "Torrente".

En la dos, en la cuatro y la cinco. Rafa Nadal.

Sí, esto fue en su casa, en Palma de Mallorca

y me regaló su raqueta.

¿Con Paco tenías relación?

Sí, para mí ha sido el más grande como músico,

como artista y como persona.

Aquí estás con él y con Alejandro Sanz.

Sí, ahí fue cuando presenté su disco.

¿Has estado con Bruce mano a mano? Sí.

¿Haciendo qué? Me lo llevé al Retiro.

Con el rey, Pepe Lucía y Malú. Ahí tenía 14 años Malú.

Esta es en la casa de Pepe. El rey había veces que...

A él le gusta mucho el flamenco y venía mucho a casa de Pepe.

¿Y esto? Los zapatos de Julio Iglesias.

Me los trajo Jorge Iglesias, que es su manager.

Es un pie pequeñito. Sí.

(LEE) Para Richi Castellanos, el mayor relaciones públicas de Europa.

¿Trabajaste con...?

No, tuve la suerte de verle en los últimos años

y en los últimos conciertos. Si ahora mismo estuviera vivo,

yo creo que hubiéramos sido muy buenos amigos

porque es mi ídolo.

#Como el agua clara que baja del monte.

#Así quiero verte de día y de noche.#

Esto de tomar cervezas, para ti también es trabajo.

Claro. Buenos días, ¿qué tal Jesús?

-Buenas ídolo.

¿Buenas, ídolo? ¿A qué gente te trae Richi?

Desde políticos a artistas, toreros, pero siempre gente top.

Ahí está Raúl González.

Ha venido el de DiverXO, "Master Chef".

Dani Martín y Alex González. ¿También te los trae Richi?

¿Y después de traer a esta gente, se nota que vienen chicas?

Sí, se nota.

Una cosa, Richi, ¿se vive bien de esto?

Bueno, a mi manera, como dice Frank Sinatra.

Eres un encantador de serpientes

porque te estoy preguntando por la comisión

y tú te estás yendo por donde...

Me gusta desmarcarme como Butragueño ¿Quieres tomar algo más?

No, servido. Perdona, ¿nos cobras, por favor?

Mi ídolo manda.

Gañote. No.

-Es una cadena de favores.

Con más clase. Los artistas son muy tímidos

y nadie te pide nada, pero yo intuyo lo que le gusta a los artistas.

Por eso me adelanto a ellos y cuando vamos a un sitio,

¿para qué van a pagar?

¿Solo en las tabernas o también en el restaurantes?

Donde tú quieras. Restaurante, fútbol, toros, teatro,

cine. Lo que tú quieras.

Invita Richi.

Yo invito siempre porque al artista hay que invitarle

y darle lo mejor y que no te lo pida él,

sino que tú te adelantes y se lo des.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Son los reyes

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Comando Actualidad - Son los reyes

04 feb 2015

Pocos imaginaron que llegarían a tenerlo todo, a lo más alto en su profesión. A otros les viene de cuna, de herencia de siglos atrás. En cualquier caso son "los jefes" en lo suyo. Es difícil que alguien les haga sombra en la cocina, manejando la empresa como si fuera su casa o moviéndose entre el "famoseo" más granado

 

ver más sobre "Comando Actualidad - Son los reyes" ver menos sobre "Comando Actualidad - Son los reyes"
Programas completos (502)
Clips

Los últimos 2.882 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos