www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4871285
No recomendado para menores de 7 años Comando Actualidad - Nos lo quitan de las manos - ver ahora
Transcripción completa

¡Tomatito de pata negra! ¡El kiwi,

espectacular!

Una longaniza de chorizo de ciervo.

A cinco euritos la nueva faja lumbar.

¿Qué tal? ¿La gente compra?

Sí, están todos arriñonados.

¿Qué tiene el rastro que lo haga distinto?

Diversidad sobre todo.

"Bello, bello".

La venta ambulante corre peligro.

Les contamos por qué.

Hay mucha competencia ahora.

Los centros comerciales son brutales.

Las fruterías que están montando las personas de fuera.

Toda la gente no viene al mercadillo a comprar fruta como antiguamente.

Como ahora la ropa del mercadillo también está en tiendas...

De chollo, nada. Vienes a comprar un vestido

y cuesta más caro que en El Corte Inglés.

La gente joven no tiene tiempo para ir al mercado porque trabaja.

El comercio ambulante está resistiendo más

en las zonas rurales.

¿Es tu hijo? Sí. Este puesto

en el futuro desaparecerá.

Más de 40.000 familias en España

se ganan la vida en 3.500 mercadillos.

La vida en el mercadillo es muy fácil de explicar:

"Subes cajas, bajas cajas y a morir al hospital".

Es duro porque da igual que esté nevando...

Cuando hace mucho calor, aguantamos mucho calor.

¿Cuáles son las reglas del buen vendedor ambulante?

Buen producto y tener carisma

y mucha psicología.

70 añitos llevo en el chiringuito este.

3 kg y cuarto.

Pasa del kilo.

Barato, barato. Ah, ¿barato? ¿Dices que es barato?

Barato, barato. Ah, ¿barato? ¿Dices que es barato?

Esto es una cosa con mucha solera,

con muchos años,

que no puede decaer, pero...

"Nos lo quitan de las manos" hoy en "Comando actualidad".

¿Cuánto facturas por este puesto?

No se puede decir porque bastante envidia hay.

(Música)

Muy buenos días, Roberto. Hola, buenos días, ¿qué tal?

¿Cómo estás? Bien.

¿Bien? Trabajando un poco, ¿no? Trabajando.

¿Dónde estamos? En el mercadillo de Majadahonda.

En el mercadillo de Majadahonda,

que es uno de los clásicos y emblemáticos de Madrid, ¿no?

Sí, de los más famosos de la Comunidad de Madrid.

¿Cuántos años lleva este mercadillo?

Cerca de, quizá, más de 40 años.

¿Los que llevas tú o te estoy echando demasiados años?

Me estás echando muchísimos.

(RÍEN)

Roberto. Llevo casi 30 años aquí.

¿Casi 30 años? Sí, porque ya venía con mi padre

a ayudarle los sábados.

Negocio familiar, entiendo. Sí, negocio familiar.

¿Tu jornada cuándo empieza

o cuándo acaba? ¿Lo sabes o eso nunca se sabe en este mundo?

Bueno, más o menos sí,

empiezo sobre las 6:30, que tengo que ir a Mercamadrid...

Sí. (TOSE) A comprar, cargar

y llego a casa sobre las 17:00 o 18:00,

entre 12 y 14 horas trabajando.

Entonces, Roberto, 30 años.

¿A qué edad empezaste?

Con 14 años.

Somos cuatro hermanos, vendemos los cuatro en el mercadillo.

Últimamente hay informaciones sobre los mercadillos

en cuanto a qua ha caído, dicen,

la venta en los mercadillos en España

casi un 60 %. ¿Esto es verdad?

Sí, es verdad.

No tiene ya nada que ver con lo que era antiguamente.

Los centro comerciales son los que realmente,

el horario,

nos han jorobado.

¿Hasta ese punto? ¿Hasta que caigan las ventas

a prácticamente la mitad,

más de la mitad? Sí, porque la gente

no viene al mercadillo a comprar fruta como antiguamente.

¿A qué hora empieza? ¿9:00 y acaba a las 14:00 o por ahí?

Sí, tenemos un horario muy justo.

Normalmente, uno ve las cajas

con las frutas colocadas en el puesto, pero vosotros sacáis

el género y lo ponéis en estas bandejas, ¿no?

Claro, vamos sacándolo para que la gente lo vea bonito.

Queda diferente.

Aparte, no es cualquier fruta, no toda la fruta se puede sacar así.

Esto es fruta, toda de la mejor calidad:

las mejores manzanas que hay en golden,

las mejores peras de agua,

las mejores manzanas rojas.

Ahora estamos en la época de clementinas,

clementinas con sabor.

Esto es melocotón

de Calanda con denominación de origen.

Ah, ¿sí? Sí.

Recolectados en su punto óptimo de maduración.

Sí. Parece que está dibujado, ¿eh?

Sí, claro, son todos iguales.

Parece... Son todos perfectos.

¿Se vende todo?

Intentamos que se venda todo.

-(RÍEN) -Intentamos.

Antes, en un día bueno, ¿cuánto vendías, Roberto, al día?

Podía vender entre 1.500 y 2.000 kg de fruta

más o menos.

Y ahora rondamos

los 500; y un día muy muy bueno, 800 kg.

¿Se puede decir que los mercadillos están en peligro de extinción

o eso no va a pasar?

Yo creo que sí están

cada vez más en peligro de extinción.

¿Sí? Sí, los mercadillos,

yo pienso que un futuro terminarán despareciendo.

Buenos días.

-Buenos días, padre. -¿Qué tal, hijo?

-Bien.

-Mira, te presento a Fede, de "Comando actualidad".

Hola. Muy buenos días. ¿Cómo está?

Bien, gracias a Dios, aquí andamos.

Usted sabe un poquito de la vida de los mercadillos, ¿no?

Sí, llevo toda mi vida. ¿Toda la vida?

Toda la vida, desde, vamos...

Frutería había en casa cuando nací.

Fríos y calores y todo en la vida del vendedor ambulante.

Antes, por lo menos, se vendía bastante más,

pero ahora, con los centros, las grandes superficies,

las fruterías que están montando las personas de fuera,

esto cada día va peor.

Gracias o por culpa de las grandes superficies,

de los negocios de la gran competencia,

el mercadillo se va arrinconando.

Se va arrinconando,

se va arrinconando y esto es una cosa

con mucha solera, con muchos años,

que no puede decaer,

pero... cada día ves menos puestos,

la gente lo va dejando

porque, claro, luego llegan los impuestos,

llega Hacienda, llega...

Y un día que llueve y no vendes, no te dan nada.

¡Uvitas sin pepitas, pimientos de Padrón!

Hola. Angula de campo, mirad.

-¡Hoy sí que sí!

Muy buenos días.

¿Cómo estamos?

Uy, pues aquí, trabajando.

En la faena, ¿no? Claro, qué remedio nos queda.

Yo, en esto, ya llevo

39. No está mal, unos pocos.

Uh.

¿Cómo es la vida del mercadillo?

Uy, la vida de mercadillo es muy fácil de explicar.

¿Sí?

¿No lo sabes? No lo sé.

Mecachis en la mar.

Dice: "Subes cajas, bajas cajas y a morir al hospital".

Ah, ¿sí?

¿Amarillo?

Eusebio, y hablando en porcentajes,

¿hace, por ejemplo, diez años se ganaba mucho más que hoy?

Hombre, no es que se ganase más,

si aquí lo único que intentamos

es el porcentaje, es el mismo realmente ahora que entonces.

Lo único es que vendemos menos kilos, entonces, el por...

2,50. -¿2,50?

Entonces, el porcentaje es más bajo.

A la hora de pagar los impuestos de montar aquí

el puesto,

¿a cuánto os puede salir?

Va por metro, y según los metros cada uno que tengamos, así pagamos.

¿Cuántos metros tienes? Tengo ocho.

Yo vengo pagando unos 1.400 y pico.

1.400 y pico euros al año por tener

este puesto. Sí.

Acaba de comprar, ¿no?

Sí. Viendo la presentación...

Efectivamente. Como este mango de aquí,

¿quién no se lo va a llevar, no?

(RÍE) Pues sí.

Pero el mango y otras muchas cosas

que también prepara, la piña y muchas cosas que preparan ellos.

¿Cuántos años lleva comprando en este mercadillo?

Pues a lo mejor 20, 18 años o así.

Vengo, sobre todo, por el producto.

¿Sí? La verdad es que la calidad

que tiene Rodri

es maravillosa y a mí no me ha engañado.

A ver, no me ha defraudado.

Este mercadillo era superpopular, el mercadillo de Majadahonda.

Como ahora la ropa del mercadillo también está en tiendas...

Sí. A lo mejor la gente

antes venía...

A lo mejor venían

a por la ropa y la compra

y ahora ya, como no vienen a por estas cosas,

que esto está en las tiendas finas...

26,25.

Jorge, te veo que estáis pagando con el datáfono.

Sí. ¿Hace cuánto tiempo

usáis el datáfono?

Porque sabes que no todos los mercadillos tienen

y, de hecho, en la Asociación de Vendedores Ambulantes

están queriendo que se implante el datáfono

en todos los mercadillos.

No, yo creo que llevamos 13 años más o menos.

¿13 años con el datáfono?

Sí, estamos nosotros aquí con el datáfono.

Hoy en día, suelto no tenemos, ¿no?

Es que si no, es un rollo venir aquí con...

El efectivo. Claro.

Pero esto está muy bien porque...

Hasta luego. Hasta luego.

Menos dinero que manejamos también.

A los hechos me remito, no hay mucha gente,

son las 10:15.

Hace unos años, aquí detrás

erais muchos más trabajando

y ahora estáis los tres.

No tiene nada, absolutamente nada que ver,

nada.

Antes, a estas horas ya,

podíamos tener unas 20 o 30 personas.

¿Todo bien? Buenas.

-Buenos días. -Vaya tela.

Muy buenas, ¿cómo estás?

Bien. ¿Qué tal?

Un poco... ¿Un poco...?

(RÍE) Un poco sobado.

¿Te has quedado dormido? Joder...

Roberto, ¿es tu hijo?

Sí, este es mi hijo.

Sí. ¿Trabajas aquí, echas una mano?

De todo un poco, aprendiendo,

más que nada, aprendiendo por ahora.

Pero ¿estás estudiando, trabajando o...?

Estoy estudiando ahora todavía.

Sí, él estudia, él no quiero...

Viene aquí a nada, a pasar la mañana.

¿Te quieres dedicar a esto?

(SUSPIRA)

Hombre...

Ese suspiro lo dice todo.

No... (RÍE)

Entonces, entiendo que estas generaciones,

si se cierra el círculo contigo y no sigue,

en el futuro este puesto en este mercadillo desaparecerá.

Sí, este puesto en el futuro desaparecerá.

De este y este.

-Madre mía. -Los del rojo.

-Escogiste los mejores. -Claro.

-Madre mía, cómo sabes tú de...

-¡No! Este. -Este.

¡Fruta de ante para el público delante!

Chicas, por favor.

Solo invito a probar, no a comprar.

-Gracias. -Por favor.

Mira el pasillo que tenemos, ¿eh, Roberto?

Lo veo complicado, está muy complicado.

¿Sí? Muy poco público

para lo que realmente

necesitamos vender para cubrir gastos.

¿Han visto? Pata negra.

-¡Ole! -¡Tomatito de pata negra!

¡Las matas se crían en Badajoz, entre los gorrinillos!

¡El kiwi,

espectacular!

¡Melocotones, como si estuviéramos en plena campaña!

¡Reineta nueva, con tres sabores en uno!

¡Vamos ya!

José Manuel, aunque no estés trabajando,

que ya estás jubilado, lo llevas en la sangre,

y vocear se puede, ¿no? Sí, yo creo que sí, vamos.

Pero vengo un ratillo

y me entretengo aquí con los chiringos.

Y, José Manuel, queda poco para que cierre el mercado,

cerca de las 14:00,

¿y qué se ha vendido más?

Porque veo que hay mucho género, ¿no?

Sí, es que antiguamente

esto... ya no habría nada.

A ojo de buen cubero,

¿cuánto crees que se ha podido vender

hasta ahora?

Pues no sé, unos 700 euros.

¿Sí? Y en otras fechas,

a esta hora llevaría ya 3.000 euros.

¿Ves alguna cura a esta enfermedad

de los mercadillos? Pues sí, que...

En primer lugar, los centro comerciales,

que no dejen abrir fiestas ni domingos.

¡Como antiguamente nos daban nuestras mamás,

manzana verde doncella!

No te preocupes, que nos queda poquito,

nos vamos a ir ya dentro de un rato, hijo.

Estamos ya que vamos a empezar a recoger, pero ya mismo,

porque esto parece que hoy no es el día.

¿A uno no se le quitan las ganas,

en un día como hoy,

de seguir montando cada sábado el puesto en el mercadillo

de Majadahonda? Pues sí, porque ya has visto

el día cómo ha estado,

que prácticamente no ha habido público

y la venta ha sido muy muy floja.

¿Tienes o has pensado en un plan B?

Si realmente el mercadillo

no da lo que daba hace unos años,

¿qué vas a hacer o qué has hecho?

Lo pensé hace un año y lo ejecuté

y lo he llevado a cabo,

he abierto una frutería,

una frutería...

No cualquier frutería, una frutería especializada.

Se ha quedado precioso esto.

Lo han dejado superbonito.

Esta es tu tienda. Esta es mi tienda.

¿Cuánto ha costado? Y lo digo en todos los sentidos.

(RÍE) Muchísimo,

ha costado muchísimo

porque tuve que vender

todos los mercadillos que tenía,

excepto en Majadahonda, que es con el que me he quedado,

y todo eso invertirlo aquí;

todo lo que tenía que había ganado durante toda mi vida,

meterlo aquí. Bueno, estamos

en Boadilla un poquito apartados

y veo por este lado

zona de obras

y por aquí también.

Iba a ir aquí un restaurante,

aquí una pastelería,

ahí una quesería

ahí un restaurante que sí está abierto,

que es Renato, es un italiano,

y arriba una sala de eventos.

Supuestamente, íbamos a abrir todos a la vez

y se quedó en "supuestamente",

porque llevo aquí penando ocho meses

y todavía no se ha abierto nada de lo que se...

No se ha cumplido lo que se iba a hacer.

Esto va a ser una pastelería.

Muy buenos pasteleros, por cierto.

¿Sí? Son un matrimonio de Fuenlabrada.

Pero, claro, se ha quedado ahí,

de momento, hasta enero no van a abrir.

Cuando abran esto, pues...

La historia era hacerlo tipo Mercado de San Miguel,

es como se iba a abrir en un principio.

¿Te sientes un poco engañado

por haber abierto esto?

Sí, me siento un poco engañado,

porque si hubiéramos estado todos abiertos a la vez,

hubiera habido más tránsito de gente,

ya que la zona es preciosa, es todo verde,

es una zona de un nivel adquisitivo la verdad que bastante medio-alto.

Los gastos que tengo aquí

son muy altos

para poder cubrirlos con las ventas que voy haciendo hasta ahora.

Entramos en tu sueño, que está costando,

pero es real, aquí está.

Este es mi sueño.

(RÍE) Aquí está, este es mi sueño.

¿Cuántos clientes tienes que tener al día, Roberto,

para amortizarla?

Pues mismo entre 30 y 60 clientes.

¿Y tu padre qué te dice en todo esto?

Mi padre, encantado, me ha apoyado desde el minuto uno

en el sueño, ha confiado en mí siempre

y aquí le tengo también conmigo,

porque esto es parte suya.

Muchas gracias por atendernos y espero vernos

en una siguiente ocasión para ver el éxito de la tienda.

Pues me encantaría invitaros para que veáis el éxito

y tomarnos un zumo ahí fuera

o una ensalada de frutas o cualquier cosa.

En España hay 3.500 mercadillos cada semana.

Detrás de ellos, trabajadores autónomos,

unos 40.000,

que buscan estrategias

para seguir adelante con la venta más tradicional:

la ambulante.

Salvador, Aurora hija, Aurora madre,

¿cuántos años llevan haciendo ustedes quesos en familia?

Aquí, quesos quesos, toda la vida.

Hay muy pocas queserías

que hagan este queso asturiano, el queso de Los Beyos,

que es un queso, además, creo que muy particular.

Como de tradicional de la zona, aquí somos, conmigo,

3, 2 queserías más.

¿Solo tres queserías

hacen este queso? Sí, tres.

En un mundo de Internet,

de grandes superficies,

viendo en lo que se ha convertido

el comercio hoy en día,

en un negocio tan artesanal como este, que parece tan pequeño,

¿se puede ganar uno la vida de esta manera?

Pienso que sí, que nos da para...

Hombre, no para lujos, pero para vivir.

De internet no me hables porque estoy con ellos hasta arriba,

el servicio... poco y muy malo.

¿No pueden vender por Internet sus quesos?

No llega el internet.

¿Qué estudiaste?

Estudié, primero, el FP de Estética.

¿No te planteas heredar el negocio

que durante más de 30 años han, aquí, sustentado tus padres?

Hombre, ahora llevo ya unos años con ellos

desde que dejé de estudiar

y me vine para aquí. De momento, estoy a gusto

nunca se sabe las vueltas que puede dar la vida.

¿Cuánto años llevas yendo al mercado de Cangas de Onís

a vender este queso de Los Beyos?

Desde que yo me acuerdo, desde que tenía 12 o 13 años

ya bajaba con mis padres a vender.

Ah, ¿sí? Y mis padres bajaban

con un carro y un caballo.

¿Y con la cesta con quesos?

Una cesta con quesos o con avellanes, con nueces,

con algún cabrito,

algún ternero,

todo al mercado de Cangas todos los domingos.

¡Cómo huele aquí!

Sí, claro. Ya huele de otra manera, ¿eh?

(RÍE) Ya para comer.

Es de vaca, de cabra y de oveja. De cabra y de oveja.

¿Ese mismo queso? Se va quedando así de lo que baja.

Fíjate, o sea, ¿esto es

todo lo que disminuye? Va menguando. Sí, sí.

¿Este es el de leche de...?

De oveja. De oveja.

Tiene un punto ácido, ¿verdad? Si está tierno, está más acidín.

Según va curando, va perdiendo la acidez.

Y este es el de cabra.

El de cabra. Está el queso más blanco,

con más sabor. ¡Mmm!

Le falta ahí la materia grasa y ya tiene más sabor.

-Es superdistinto.

-Más quesito.

¿A ti cuál te gusta más?

A mí, el de cabra.

Como que llena más, parece,

¿no?, incluso en la boca.

¿Cuánto cuesta un queso de Los Beyos de cabra?

El de cabra, 15 euros el kilo.

¿Y el de vaca y el de oveja?

El de oveja, también a 15; y el de vaca, a 12.

Con ese precio lo vendéis en el mercado

(En el mercado, sí.

(Música en asturiano)

Hola, Víctor.

¿De dónde vienes?

De Nueva de Llanes.

¿Cuántos mercadillos

visitas cada semana?

¿Dónde vendes tu embutido?

Vendemos en tres mercadillos semanales:

el viernes, en Posada de Llanes;

el sábado, en Nueva de Llanes; y el domingo, en Cangas de Onís.

María José y Víctor, ¿cuántos años lleváis casados

y cuántos al frente de este negocio

de embutidos aquí, en Sotres?

Al frente de este negocio llevamos 20 años.

¿Y de casados? (AMBOS) De casados, menos.

Menos, porque no nos casamos

hasta que no estuvimos ya muy rodados con el negocio.

Tú te ocupas de ponerle

el cordón.

Eso es. Ese cordón amarillo quiere decir

que es chorizo de jabalí. De jabalí semipicante,

porque aquí tengo un montón de colores.

Cada color corresponde a un tipo de chorizo o a una carne.

De jabalí, de potro,

de ciervo, de vaca,

de gocho asturcelta, que son cerdos de aquí, de la zona.

¿Tenéis un hijo?

Sí, se llama Adrián.

Tiene nueve años.

¿Y él que opina del trabajo de sus padres ambulante?

Bueno... Artesanal y ambulante.

No le gusta mucho.

Él es más de otra era, ¿no?, de las pantallas.

Eso es, sí, no le gustan estas cosas.

-Luego... -El campo no es lo suyo.

¿Os da miedo que el negocio no lo herede vuestro hijo?

-Yo creo que no. -Yo creo que no.

Como no cambien mucho las cosas...

¿Y se queja de vuestro trabajo tan itinerante?

Sí, se queja un poquitín de que no le hacemos...

de que no tenemos con él el tiempo necesario.

Tú te pasas la semana viajando, ¿no?, de mercadillo en mercadillo.

Sí, lógicamente, llego tarde a casa,

salimos temprano, ella también conmigo.

Y se queja de no ir a la playa

con su mamá

todos los días necesarios.

Pero, bueno, que se queje,

¿qué vas a hacer?

¿Fallar un día en el puesto de un mercado

qué puede significar?

Puede significar que un cliente se sienta ofendido,

mosqueado, y como hay muchos sitios donde comprar,

que se vaya a otro lado.

¿Quién es vuestro principal competidor?

Los de los mercadillos

somos como una familia

que viaja,

donde, no vamos a ser hipócritas,

hay ciertos desencuentros, como competencia que somos,

pero también muchas ayudas.

¿Qué requisitos tenéis que cumplir

para vender comida, chorizos en este caso,

de manera ambulante?

Los alimentos que vendemos

tienen que tener un registro sanitario.

Nosotros tenemos que estar dados de alta en Hacienda

como comercio menor de alimentación

sin establecimiento;

en la Seguridad Social como autónomos;

tenemos que tener un seguro de responsabilidad civil

sobre el producto y otro sobre las instalaciones,

por así decir, los hierros del mercado,

si a alguien le da un hierro en la cabeza

o se choca con algo, también tenemos un seguro;

un carné de manipulador de alimentos.

Vayan entrando.

Vamos a colgarlo aquí.

Si por cada uno de estos chorizos,

en un mercado, lo vendéis por unos cuatro euros, me dices,

¿qué margen de beneficio tiene

la venta ambulante, un negocio como este,

teniendo en cuenta lo que os cuesta la materia prima, esa carne?

La venta ambulante, cada vez menos porque estamos...

Nosotros mismos, unos con otros,

estamos, claro, tratando

de coger cuota de cliente

y eso es a base de margen comercial.

Hay productos

en los que ganas un 20 % y hay otros en los que simplemente

te mueves en un 10 %

y eso no está bien,

ahí ya no te puedes...

No es viable, ¿entiendes?

Hacemos chorizos de estos

que se van a Dubái a hacer una fabada.

Vino un señor y venga oler los chorizos

y le gustaban y tal... Te atrajo el olor.

Eso es. Este olor.

Y luego resultó que era un cocinero bastante prestigioso,

que es este, el hermano de José Andrés, Mariano Andrés.

Digo el otro hermano porque es muy famoso.

Y tiene ahí un restaurante, lleva ahí un restaurante.

Y ahí tiene el tío...

Se hace una fabada.

Y para allí se llevó los chorizos...

¿Vuestros chorizos? Sí.

¿Algo más, amigo?

-Una longaniza de chorizo de ciervo,

que pique un poquitín. -Vale.

Víctor, ¿qué porcentaje de las ventas significa

en tu negocio la venta ambulante,

los mercadillos?

Yo diría que un 90 %.

El... ¿Un 90 %?

Sí, sí. O sea, sobrevives

y tu negocio gracias a esto. Gracias a la venta ambulante.

¿Cuánto pagas

por tener aquí tu puesto en el mercadillo?

Aquí se paga a 18 euros el metro.

Esto supondrá como unos 100 euros o así aproximados.

Unos 100 euros cada tres meses.

120 aprox. Pero no es el único que visitas,

vas a otros dos. Exactamente.

¿Sale más caro o más barato comprar aquí de esta manera?

Sale por un estilo,

quizás ligeramente más caro,

pero la calidad que ofrece

que hay en estos productos

no los encuentro

ni en unos grandes almacenes

ni en un supermercado. Oye, María José,

no paras tú, yo te veo ahí...

Por aquí, por allí... ¿Cómo va la jornada de mercadillo?

Hoy está animada la cosa,

hoy hay un domingo un poco... Bastante gente.

¿Cuántas ganancias podéis hacer en un buen día así de mercado aquí,

en Cangas?

Unos 800 euros así, más o menos.

Víctor, ¿cómo competir

a día de hoy con las grandes superficies,

con los gigantes de Internet?

¿Te ves vendiendo chorizos o panceta

por Internet?

¿Por Internet?

Hombre, pues estamos intentando

también, digamos,

acoplarnos a ese carro,

pero yo pienso que, bueno...

Que este hombre pueda venir aquí

y oler estos aromas, en fin, este trato directo,

en Internet eso no puede existir, ¿entiendes?

Chorizos,

salchichones,

panceta,

los chorizos de ciervo dulce o "semi"

y el cabrales, ¿no? -Bien.

-Mira, todo serían 49 euros, ¿vale?

¿Cuánto te cunde esta bolsa?

Porque llevas aquí de todo. En casa somos cuatro

y tengo dos hijos

que comen el doble que yo,

o sea, que... Pero llevas aquí chorizo,

lomo, salchichón... Hasta la semana que viene, ¿no?

Sí, bueno, llevo por si acaso el domingo que viene

no puedo bajar. Ah.

El Ayuntamiento también permite la entrada de productores locales

que vienen a vender su excedente...

Claro, sí, este es un mercado

que, tradicionalmente,

siempre fue para la vente del excedente agrícola.

Tú sembrabas muchas lechugas,

te sobraban y una manera de venderlo era

en el mercadillo.

Ustedes pesan a la antigua, con la balanza de toda la vida.

Sí, sí. Pero ¿eso funciona

en el mundo moderno todavía? Sí.

Esto de aquí es el kilo

y tiene que estar la balanza...

Quedarse derecha.

Si sube así, está abundante.

Es kilo y cuarto.

Tengo que quitar porque pasa del kilo.

¿Usted viene aquí a vender lo que cosechan en su casa,

usted no es una autónoma, empresaria

ni nada de esto? No, yo soy de...

¿Esto viene de su casa? De mi casa.

A seis euros.

A seis euros.

¿Está caro o barato? Barato, barato.

Es que esta nuez, fíjese, es enorme.

Sí, son enormes. Igual sale hueca.

¡Uy!

¿Lo rompe así, con la mano? Algunas veces sí,

la pequeña sí.

¡Uh!

(RÍE)

Mira, esta está...

No, está bien, ¿no? Bueno, pero tiene un...

Sí, está bien.

¿Desde cuántos años visita y vende usted

sus alimentos de casa en el mercado?

Yo aquí, ya desde que mi madre venía aquí...

Cuando se inauguró el mercado, empezaba mi madre

y veníamos siempre porque sembrábamos

de aquella mucha cosecha, ahora no se siembra casi nada.

¿Y usted no tiene relevo ahora cuando usted deje de venir,

nadie...? Una hija es maestra

y la otra

está en un hotel de recepcionista.

¿No tiene que pagar nada por tener aquí su puesto?

No, porque estamos pagando la agraria,

y los que somos del Consejo

y tenemos propiedades y sembramos

y los de casa no pagamos.

¿A qué sabe?

-Pan. -Es pan de maíz.

¿Pan de maíz?

Pruébala. ¿Lo pruebo? Pero ¿lleva algo más?

"Boroñu preñáu".

¿Se va a llevar usted?

¿Está bueno? Muy bueno.

-Está buenísimo. -Llena, pero no empacha

porque tiene muy poca grasa.

¿Muy poca grasa? Pues yo aquí veo chorizo...

¿Esto qué es?

Es de carne de cerdo.

Pero tiene muy poca grasa porque lleva...

Está frito antes de echarlo...

Echarlo antes para que pierda la grasa.

¿Qué tal se llevan entre productores?

Entre los que somos productores, bien.

Con quien nos llevamos mal

es con los que son jubilados que están jodiéndonos el pan.

Todas las viejas que ves por ahí

están jubiladas, están haciendo una competencia desleal

al... Claro, pero en este mercado

se mezclan las personas como usted,

que al final son autónomos con sus negocios,

y las personas...,

el recuerdo ese además del origen de los primeros mercados,

las personas que vienen a vender su excedente, ¿no?

No, no es su excedente.

Si se siembra para vender,

no es excedente. ¿Cuántos mercadillos

visita usted con sus productos?

Tres a la semana. Tres.

Vivo de ello,

es un puesto de trabajo en mi propia casa para el Estado.

Es duro porque da igual que esté nevando,

que esté haciendo 40 grados de sol

en verano, que tienes que estar.

¿Da trabajo a más gente o son familia?

Sí, por ejemplo... No, no son familia.

Tengo a este chico trabajando,

que estaba... ¿Contratado por usted?

Contratado. Él y ella estaban en el paro.

Felipe.

¿Sí? En una jornada así, buena,

de mercadillo, ¿cuánto facturas tú

por un puesto como este aproximadamente?

No se puede decir porque bastante envidia hay.

(RÍEN)

¿Estas botellas qué tienen?

Sidra dulce, es zumo de manzana sin fermentar. No tiene alcohol.

Aquí no hay etiquetado,

aquí no sabes... No, es artesanal.

Claro, pero no sabes lo que hay.

¿Usted desconfía? No, no estoy desconfiando.

Aquí esto funciona con la confianza, entiendo, ¿no?

Aquí no hay hoja de reclamaciones.

Si a un cliente no le gusta la sidra,

te puede venir a reclamar.

Es peor la reclamación verbal

que por escrito.

-(RÍEN) -Es peor.

Gracias. Un cliente cuesta mucho mantenerlo,

pero perderlo, en un así lo perdiste.

¿Cuáles son las reglas del buen vendedor ambulante?

Buen producto y tener carisma,

sí, y mucha psicología.

Salvador, ¿cómo va?

¿Cómo van las ventas? Bien bien.

Entre 400,

500 euros, 300.

-Depende. -En dinero, 400, 500, más o menos.

¿Eso es un buen día de mercado?

-Sí. -Claro, pasando de 150 euros

para arriba, ya haces el día.

¿No se puede pagar con tarjeta?

Dinero en efectivo, porque no tenemos máquina ni nada

y aquí como toda la vida.

"Que no traigo perras" y marcha al cajero,

saca las perras y en efectivo.

(RÍE) Es lo que hacemos en el mercadín.

¿De dónde son ustedes?

De Oviedo. De Oviedo.

¿Y vienen aquí el fin de semana?

Pues sí. Y vienen al mercadillo.

Siempre que podemos.

¿Qué encanto tiene esto que no tiene, por ejemplo,

comprarlo de otra manera

o en una gran superficie

o en Internet?

Porque es muy frío, aquí hablas con la gente,

preguntas, te orienta,

te dice cuál puede estar mejor o peor.

Que te busca el amigo por ahí, en la Arriondas.

Ah, ya lo viste.

Unos compras y a otros veo que les das charla.

Sí. Que es algo muy habitual aquí

esta forma de vender, ¿no?

Aquí, en el mercadín, hay que darse a conocer,

tratar con la gente como Dios manda,

que les guste el quesín y que se apetece comprarlo.

¿Qué ha comprado?

-Dos de oveja... -Dos de oveja y dos de cabra.

-Y dos de cabra de Los Beyos.

¿Ya conocía este queso de Los Beyos?

Sí, es que voy a llevarlo

a Dinamarca. Ah, ¿es usted danesa?

Sí, soy danesa.

¿Está de vacaciones? No, vivo aquí.

Voy en bicicleta, un poco de ejercicio...

y compro los quesos y vuelvo a casa.

¿Por qué le gusta a usted venir al mercadillo a comprarlo?

Porque me parece que hay un ambiente muy bueno aquí,

los quesos de aquí son maravillosos,

especialmente los de cabra,

tienen mucho sabor y son baratos.

Pruebo cuatro quesos ahora y cada uno sabe diferente.

¿Cuatro quesos?

Sí. Pero ¿se va a llevar alguno o no?

Igual sí. "Igual" dice.

(RÍE) Hay que probar.

Hay mucha gente que aquí, en el mercadillo,

viene a catar un poco primer, ¿no?

Te tomas un vino e hiciste la mañana.

Y ya tengo el aperitivo.

Tengo de centeno estos dos.

-Dame de esos. -¿Más miga o más corteza?

-Más miga. -Más miga.

2,50, chico.

Tome usted.

Hay pan de todo tipo aquí, pan, empanadas.

Pan de centeno con pasas,

pan de maíz. ¿De dónde es?

Soy de Posada de Llanes.

Me levanto a las 3:00, a las 2:00, depende del día.

De lunes a domingo y de domingo a lunes.

Lunes en un lado, martes en otro,

miércoles en otro y así todos los días.

¿Toda su vida ha sido así?

No, llevo 19 años.

No me agobiéis, eh, que hay gente delante.

Hola.

Ahí va. ¿Esta es su mujer? Sí.

¿En qué momento está ahora el negocio de los mercadillos?

Supongo que no será como hace unos años.

Ha bajado muchísimo.

La gente mayor muere y las poblaciones de los pueblos

son cada día más chicas.

La gente joven no tiene tiempo, por ejemplo, para ir al mercado

porque trabaja, no es como la gente mayor.

Pero ya te digo que tengo mis clientes todos los días.

Muchos de ellos vienen y ya sé lo que quieren.

Dame la media hogaza.

-¿Media? -Sí.

¿Le da pena también como cliente

que se pierda esto? Mucho, por supuesto.

¿Sí? No se tiene que perder,

al contrario, tenía que...

Si tanto paro hay,

¿por qué no dejan a la gente joven más...

emprender? No, no te dejan.

Pero a lo mejor es un tema

que la gente joven tampoco quiere heredar

este tipo de negocio, ¿no?

Es duro. Porque la gente joven...

Jode mucho trabajar los festivos y muchas horas.

Y preparar esto el día anterior para venir hoy aquí con ello.

...la venta. Esta venta ambulante

es dura.

Mucho, mucho.

Y mal pagada y mal...

Pero. bueno, ya ves, los precios...

Está al precio de... como digo yo, "alimerga",

por decir un nombre. O sea, ¿más barato

que una panadería? Por supuesto.

¿A cuánto le ha salido la media hogaza?

1,30 euros. 1,30 euros.

Que en una panadería,

sería a lo mejor... Una barra a 1,30 euros,

pero una barra de esas congeladas.

O sea, que al final compensa económicamente venirte aquí

a por el pan. Todo: pan, queso, la leche...

Todo, todo.

Es uno de los mercados al aire libre más grandes

que hay en España. Dicen que aquí uno puede encontrar

prácticamente de todo en los 1.200 puestos que hay,

toda una institución con más de 200 años de historia

por el que cada domingo

pasan unas 100.000 personas.

Teresa, Pedro, buenos días.

Casi 40 años

viniendo todos los domingos al rastro.

¿Qué tiene el rastro

que lo haga distinto a otros muchos mercados

que... Diversidad.

Diversidad sobre todo.

Vienen muchos extranjeros, viene gente de toda las provincias.

No es como el mercadillo tradicional,

donde la gente es más o menos siempre la misma, puede variar.

Estamos hablando de uno de los mercados más grandes

al aire libre que hay en España,

el rastro. En España y yo creo que en Europa.

No creo que haya un mercado tan grande

como el rastro en toda Europa.

La antigüedad del rastro se remonta

al siglo XV aproximadamente,

cuando empezaron

los curtidores...

Esto es Ribera de Curtidores

porque era donde se curtían las pieles de los animales

y el nombre del rastro

viene del rastro que dejaba la sangre de los animales

para llevárselos...

Traerlos a la ribera... Este es el origen del mercado

en el que estamos ahora mismo. Sí.

Se ha derivado después en...

El público dice

"el rastrillo de", "el rastrillo",

pero rastro es este y por eso.

¿Cuánto tiempo tardáis en montar todo el puesto?

De dos y media a tres horas aproximadamente.

Estamos empezando a poner los escaparates,

entonces, cuando llega el público,

ya tienen todo expuesto. ¿A qué hora suele venir el público?

Ya hay público.

En Madrid siempre se ha dicho:

"Para ir al rastro, hay que madrugar".

¿Es caro tener un puesto aquí?

Pues sí, porque ten en cuenta

que son cuatro horas

y te sale, pues...

Nosotros, unos 1.000 y pico euros de licencia municipal nada más.

Eso se paga al año, entiendo.

Sí. Luego, lo que conlleva.

impuestos y todo lo demás.

¿Vais a otros mercados

el resto de la semana? Sí.

¿A día de hoy se puede competir con todo esto de las ventas

a través de Internet y estas tiendas de "low-cost"

y todo esto de bajo coste?

Es difícil,

pero lo intentamos.

Es muy difícil.

Una de las formas de intentarlo es bajarnos nosotros el margen

y buscar muchísimo más ofertas,

pelearte más con los fabricantes...

En el rastro,

cada día tenemos la suerte

de que seguimos vendiendo

y que a la gente le gusta venir al rastro.

Es muy típico los domingos por la mañana

acercarse aquí.

Porque no solo vienes

a comprar productos, vienes a tomarte algo con la gente

porque hay muchísima diversidad de bares,

vienes a ver a los músicos tocar.

Es un sitio de reunión.

Tengo 61 años, pero me estoy planteando jubilarme

pero seguir con el rastro.

Solamente con los domingos por la mañana.

Solamente los domingos por la mañana.

Ya escuchas bien, Teresa, que aquí te va a...

Madrugar los domingos por la mañana.

Ella no quiere.

(RÍE) Ella no quiere, pero...

Tú no estás tanto por la labor.

Yo no estoy tan por la labor.

¿Es una vida dura esta

del vendedor ambulante?

Cuando hace mucho calor, aguantamos mucho calor,

y cuando hace frío...

Y son muchas horas en un espacio muy pequeño.

Y sobre todo cuando se llevan

tantos años como llevamos nosotros.

Claro, es que son 40 años,

se dice pronto. Éramos muy críos

cuando empezamos en esto.

Espera.

Cógela aquí.

-¿Arriba? -Arriba.

¿Cómo va el montaje?

Que veo que están ahí...

(RÍE) Debatiendo cómo colocar la pinza.

-Eso, eso. -La vieja con la joven.

¿Son madre e hija?

Claro. O sea, que la tradición continúa,

la generación continúa.

A ver, qué remedio.

¿Qué venden ustedes? ¿Qué puesto tienen ustedes?

Son relojes de bolsillo.

Ah, muy bien. Tipo imitación antigua.

¿A cuánto salen estos relojes?

Esos, ocho. Ocho euros.

¿Y aquí hay que estar

con 4, 8, 20 ojos, que no vuele algún reloj o no?

-(RÍEN) -Hombre...

-(RÍEN) -No, hombre...

-Sí. -La gente no se porta mal,

tampoco es muy corriente que quiera...

-No, no... -Antiguamente, sí.

¿Lleva muchos años madrugando el domingo?

-Casi 40. -Casi 40.

Queda poco.

Ya este año se me jubila.

Ah, ¿ya? Fuera, ya ha dicho:

"Ya estás mayor para estos trotes". -Me quieren jubilar.

Uy, pero me parece que usted, genio y figura.

Hasta la sepultura. Bueno, ya cuando me vaya allí,

ya ni la sepultura ni nada.

Ahí van dos porras, un churro y un sombra.

2,20, y esto, 0,65.

José Luis.

Dime. Domingo de rastro,

domingo de churros y porras, ¿no?

Domingo de churros y porras,

tú lo has dicho.

Es vuestro día grande, entiendo.

Es el único grande.

¿Cuántos años lleváis, José Luis?

Mi socio y yo llevamos

32 años.

Sí. Y la familia

lleva desde el 1895.

1895.

¿Qué supone el rastro

para vosotros? Pues el rastro...

Si no fuera por hoy, la churrería no merecía la pena.

Los días de diario hay muy poquito.

Y si no hubiera

rastro hoy aquí, estaríais grabando solos,

no habría nadie.

¿A cuánto salen estos churros?

El churro sale a 30 céntimos

y la porra a 35.

¿Viene todos los domingos aquí a comprar

el churro, los churros?

Todos los domingos aquí estoy como un clavo.

Y luego al rastro, ¿no? ¿Usted es vecina de aquí

o viene al rastro? Yo vivo cerca,

vivo al final de la calle Toledo.

Ah, muy bien, o sea, que tiene el rastro al lado de casa usted.

Todos los domingos vengo aquí.

¡Venga, guapas, prendas a rebajas!

¡Prendas con rebajitas!

# Chic, chic para ti.

# Chic, chic, chic para mí. #

¡Pendientes en acero! ¡Pendientes en acero!

¡Uno, dos, tres por cinco!

A cinco euritos la nueva faja lumbar.

Pruébatela antes de comprarla.

¿A cuánto vende las fajas?

A cinco pavos. Está muy barato, ¿no?

Muy muy barato. ¿Qué tal, la gente compra o no?

Sí, están todos arriñonados.

(RÍE) De verdad que se venden muy bien.

¿Qué tiene este mercado que sea tan único?

Pues, la verdad,

la cantidad de cosas que hay.

¿Aquí es verdad que se puede encontrar de todo?

De todo, aquí... No me imaginaba encontrarme fajas,

por ejemplo. Por ejemplo, fajas, de todo

antigüedades...

De todo lo que quieras aquí hay en el rastro.

¿Y la gente compra o no?

¿O aquí mira mucho y compra poco?

Los guiris

compran poco.

Ah. ¿Sabes?

Pero cuando compran, compran bien.

Los españoles,

a primeros...

y a últimos, no, olvídate.

Pero a primeros sí compran.

Ah, o sea, que todavía sigue funcionando esto

de que a principios de mes,

hay dinero en el bolsillo. Hay dinerillo y se lo gastan.

(RÍE) Pues nada,

que se le dé bien y que venda muchas fajas.

Gracias. Gracias, señor. Hasta luego.

Fajas lumbares. Valen para pinzamientos,

dolores de espalda, con los nuevos reguladores.

Vengan y vean qué buenas fajitas lumbares tenemos.

Aprovéchate.

(Ladridos)

Isabel, muy buenas.

Hola. Me han dicho que tú eres

una de las más veteranas.

Empezamos aquí, casi todos en esta zona,

muy jovencitos.

Tendríamos 18 años más o menos.

¿18 años? Incluso hay compañeros ahora

que ya se están jubilando, son muchos años.

Para mí es un sitio especial.

Para mí, el mejor mercado del mundo.

También es cariño personal,

pero lo que encuentras aquí, en el rastro,

no lo hay en otros mercadillos.

Es un punto de encuentro, una puerta abierta al mundo,

viene gente de todos los países.

(RÍE)

Y aquí se cierra la cortina.

La cortinita, la puerta, ahí hemos cerrado...

¿Estos los pintas tú?

Estos los pintos yo y estos son de madera de roble.

O sea, que... ¿Un abanico así por cuánto sale?

En el rastro lo vendo a 15

porque por más no me lo van a comprar.

Claro.

Son italianas, entiendo yo, ¿no?

Sí. ¿Italianas?

Sí, sí, sí.

¿Es la primera vez que están aquí, en el rastro,

en este mercado? Sí.

Sí, "bello, bello".

¿Le sale en las guías turísticas este mercado o qué?

Sí. ¿Sí?

Muchas gracias. "Grazie".

-Buenos días. -(HABLAN EN ITALIANO)

Ya debes manejar varios idiomas.

Más allá del "how much"

y el "other color"

o "one size"

o "discount"...

(RÍE) Más allá de eso,

no entiendo.

¿Y te dicen mucho "discount", mucho "descuento", no?

La gente también... Mira lo que puse.

¿Los ingleses también vienen a regatear aquí,

el extranjero, el turista?

Claro, es que en el rastro...

Lo que dicen en las oficinas de turismo

y, además, lo que ha sido siempre

el rastro es eso, el regateo.

¿Qué futuro tiene el rastro?

¿Tiene futuro? Yo creo que sí.

¿Hay nuevas generaciones detrás,

relevo? Yo creo que sí,

que va a seguir existiendo.

El rastro es como que tiene vida propia.

¡Barquillitos de vainilla,

de canela, de chocolate, barquillos!

¡Barquillos de canela, oiga!

Si es que...

Señor, ¿encuentra lo que busca o no?

En ello estoy.

(RÍE)

¿Son asiduos al rastro?

Sí, venimos como una vez al mes,

cada mes y medio.

Siempre salimos comprando algo

y casi nunca lo que veníamos a comprar.

(RÍE) Siempre mira chalecos.

-Los chalecos los miro siempre.

Es aficionado a los chalecos. Sí, tengo muchos chalecos.

Chalecos miro siempre, pero hoy no ha habido suerte con la talla.

Realmente, los precios que pagas aquí...

Por un chaleco de esos, me cobraban tres pavos,

es que... Más barato ya no se encuentra.

Es que tampoco es dinero.

Nosotros ahora hemos comprado

mucho libro y hemos...

Pero siempre compramos... Ahora con todo esto del negocio

a través de Internet,

que se compra y se vende todo por Internet,

¿este tipo de mercados como el rastro tienen futuro?

Creo que sí, que esto no va a desaparecer.

Nunca jamás había venido

al rastro, me lo estoy pasando pipa.

¿Qué le parece esto?

¿Esto es un mercado como cualquier otro o no?

No tiene nada que ver, ¿no? No, no tiene nada que ver,

pero nada nada que ver.

¿Qué es lo que más le llama la atención?

A mí, las antigüedades.

Ah, muy bien.

Pero ¿han comprado algo o no? ¿Solo mirar?

No, es que he intentado comprar una lámpara, pero el señor

me pedía una barbaridad por eso.

¿Me puedes explicar un poco este biombo?

-Este es un biombo japonés

de finales del XIX, principios del siglo XX

está hecho en seda natural,

con todas las garzas bordadas.

Las antigüedades son una de las piezas clave

del rastro.

Sí, sí, bueno, esto...

El rastro siempre ha vivido de las antigüedades.

Aquí tenemos este espacio,

en el que hay como 65 tiendas,

enfrente hay otro espacio también,

que son las nuevas galerías

y luego, en todas las calles aledañas,

está todo lleno de "brocantes", chamarileros...

¿Y el perfil de le gente que viene aquí, a una tienda de antigüedades

como esta tan bonita,

es el mismo que se pasea

por los puestos?

El fin de semana está todo muy mezclado

porque viene muchísima gente que viene simplemente a pasear

por el rastro

y entre semana

la gente que viene es un público

que realmente viene buscando

piezas antiguas.

Un bargueño español del siglo XVII.

Un armario francés

de la época Directorio, finales del siglo XVIII.

Un reloj Luis XVI en bronce dorado de mercurio.

¿De qué precios estaríamos hablando?

Puedes comprar

un plato francés del XIX

por 120 euros

hasta un reloj

de 7.000.

Buenos días, señores.

Buenos días. Veo que tienen aquí el puesto

en la calle, pero también aquí tienen tienda,

¿no? Sí.

Ustedes me han dicho que son históricos de aquí.

70 añitos llevo en el chiringuito este.

Ahora las antigüedades han bajado mucho.

¿Sí? Sí.

Ya la gente no compra nada más que...

Los clientes que hay son de 10 euros, 20 euros,

entran en mi tienda, les pide usted 50 euros...

Y les parecía carísimo. Dice: "¡Uy!".

Digo: "Oiga, ¿se ha asustado usted, es que le he pedido un millón?".

Bueno, que vaya muy bien, señores.

Hasta luego. Muchas gracias.

Buenos días.

Hola, buenos días. ¿Mirando alguna acuarela?

Pues sí, muy bonitas todas.

Me gustan los... estos.

¿Usted es asidua al rastro?

He nacido en el rastro. O sea, ¿usted es de aquí?

Sí. ¿Y vive aquí también?

También, no me he ido a otro sitio.

¿Aquí se encuentran tantas ofertas,

tantos chollos como era tradicional?

Antes sí, pero ahora de chollo, nada,

porque ahora te vienes a comprar un vestido

y te cuesta más caro

que en El Corte Inglés. (RÍE)

Pero esto también le da mucha vida

al mercado. Claro, fíjate si eso le da vida,

que nosotros porque tenemos cristales de esos gorditos,

si no, el domingo no puedes dormir por la mañana

Porque a primerísima hora, a las 7:00 están aquí.

De toda la vida. A las 6:00 con los carros.

Yo no protesto, al revés, que la gente se gane la vida

como pueda y esto siga para adelante.

(Música)

¡Eh!

Pedro, muy buenas.

Usted debe tener el puesto más curioso

de todo el rastro, más original ¿o qué?

Supongo, porque, la verdad, siempre está lleno de gente

y me están haciendo fotos.

¿Todo esto lo haces tú? Todo esto lo hago con estas manos.

Además, de materia prima que no compro,

todo lo encuentro. Todo esto es reciclado, entiendo.

Exactamente, es reciclado y todo...

Mi casa es una chatarrería.

La artesanía de aquí se ha perdido mucho.

Quedamos muy pocos artesanos.

Porque no da. No da.

Hay mucha competencia ahora,

los centros comerciales son brutales.

O sea, yo me acuerdo de cuando estuvo Paca,

no había otra cosa que el rastro y todos quedaban aquí.

El domingo era el único sito

donde había vida. Para comprar. Claro.

Hoy día tenemos que competir con todo.

(Música)

# Quizás, quizás, quizás.

# Quizás, quizás, quizás. #

(Aplausos)

Qué ambientazo, ¿no? Sí, sí, sí.

¿Esto es así todos los domingos?

Sí, todos los domingos así.

¿Eres vecino del barrio

o eres visitante? No, soy vecino del barrio,

vivo aquí, en la plaza de Cascorro. Por aquí pasa

todos los domingos por la mañana

una media de unas 100.000 personas.

Sí, sí, sí.

Aquí la gente viene no solamente viene a comprar

y a pasear, sino que también,

a determinada hora y creo que ya es la hora,

es la hora del vermú, del aperitivo, ¿no?

Sí, también es muy típico.

Es una cosa muy muy española

venir a tomar una tapa,

a tomar el vermú, darse un paseo por el mercado.

Y aquí hay bares que tienen mucha historia.

Óscar, muy buenas. Hola.

Esto lleva toda la vida...

Pues fíjate, este local ha sido siempre bar,

desde 1928, que la...

¡1928!

Que está construido el edificio.

¿Qué hay por aquí hoy?

Pues mira,

tenemos unas alitas asadas,

salchicha al vino,

oreja guisada,

las butifarritas, boquerones fritos.

Unos callitos.

¿Este es el plato estrella de la casa?

Sí, señor. ¿Esto es lo que más sale

el domingo? Sale de todo,

pero los callos sobre todo.

¿A los comerciantes de la zona

qué supone este mercado,

el rastro?

Hombre, es un incentivo.

Quieras que no, te ayuda mucho...

Si no, los domingos serían

un día corriente, digamos.

Sin embargo, es uno de... El mejor día.

¿Qué tiene este mercado?

¿Qué tiene? Tradición.

Tradición e innovación al mismo tiempo,

o sea, es un sitio

que cambia todos los domingos

para seguir siendo igual, para seguir siendo el rastro.

Por eso viene la gente, supongo.

Su vuelta. Muchas gracias.

Hasta otro día.

Los vendedores ambulantes

se han unido en una asociación estatal

para hacer fuerza, reivindicar un sector

a la baja en los últimos años.

Hoy celebran

su primer Congreso Nacional de Venta Ambulante

para poner el foco en el negocio de los mercadillos.

Muy buenos días,

Carlos Martínez. Buenos días, ¿qué tal?

Un placer saludarte.

Hoy es un día muy importante para los vendedores ambulantes

y los que estáis detrás del comercio ambulante

porque celebráis esto de aquí.

Sí. La I Jornada...

La I Jornada Nacional sobre Modernización y Transformación

del Sector del Comercio Ambulante a nivel de España.

¿Por qué lo hacéis? ¿Qué reivindicáis?

Es la primera jornada nacional

que busca pensar en términos de modernización

y no solo reivindicación,

lo hacemos pensando en ser propositivos.

¿Qué es lo que ha pasado realmente estos años en los mercadillos

que creéis que hay que darle ese empujón, no?

Sí, yo creo que los mercadillos,

siendo la forma comercial más antigua,

se han quedado un poco anquilosados en el pasado.

Unas jornadas que son muy importantes,

muy importantes porque sitúan en el debate público

el comercio ambulante

para avanzar en su modernización

y transformación. Muchas de estas iniciativas

son necesarias para hablar de lo importante.

Y hoy estamos hablando de cosas importantes.

Este es el "Decálogo de buenas prácticas

del comercio ambulante".

Aquí lo que hay son datos generales

sobre el comercio ambulante

y después hay una serie de objetivos

o el tema de... Muy buenos días...

Buenos días, ¿qué tal?

Director general de Comercio de la Junta de Andalucía.

En el comercio ambulante

está ocurriendo lo que está ocurriendo

a nivel general en el sector comercial

y en el sector minorista, que está habiendo un trasbase

de las compras "offline" al formato "online".

Eso está afectando a todos los formatos.

Lo que sí es cierto también es que el comercio ambulante

está resistiendo más en las zonas rurales.

Es un factor fundamental

para luchar en contra de la despoblación,

pero aparte tenemos que seguir trabajando.

Y fundamentalmente dirigido a que la gente entienda

que la venga ilegal no es la venta ambulante,

es decir, pasas por los pueblos de España

y, a la entrada de los pueblos, ves: "Prohibida la venta ambulante".

Eso es una barbaridad.

Prohibida la venta ilegal,

porque la venta ambulante es una actividad profesional

totalmente regulada y que hoy se lleva a cabo

en más de 900 mercadillos en Andalucía.

Creo que ha habido también

un cierto descuido de los mercadillos.

Desde la Junta de Andalucía,

desde 2016 a 2018,

hemos puesto 3.000.200 en ayudas a Ayuntamientos

para que adecentaran los espacios,

que, a veces, los espacios en los mercadillos

son los más adecuados para poder establecer un mercadillo.

Muchas deficiencias que podemos encontrar

cuando la aplicamos a los sistemas de gestión de...

Siga esas pautas...

Muy buenos días. Hola.

Alberto Chamorro. Sí. Buenos días.

Portavoz de los comerciantes ambulantes

en la Comunidad de Madrid. Sí.

¿Cuánta gente, de manera indirecta o directa,

vive de esto? En España se calcula

unas 130.000 personas de forma directa

y de forma indirecta unas 300.000 personas

que dependemos del comercio ambulante.

¿Qué hándicap tenéis? ¿Contra qué tenéis que luchar?

Uno de los hándicaps que tenemos ahora mismo

es el tema de la ubicación de los mercadillos,

porque está claro que hay poblaciones

en las que nos están metiendo

en los feriales

y esos feriales están dentro de los pueblos,

entonces, están muy bien ubicados;

pero hay otros sitios que, en poco, se nos está echando a las afueras.

Y, por ejemplo, si hay un día malo, de lluvia,

y si el ama de casa o la persona que va al mercadillo

tiene que desplazarse mucha distancia,

no va al mercadillo.

Muy buenos días, Ricardo.

Hola, buenos días.

¿Cómo está?

Aquí trabajando y ayudando un poquito a la mujer.

Ricardo, creo que estás ejerciendo,

se puede decir, un poco de portavoz

dentro del mercadillo

de estos 500 puestos que hay en el mercadillo de León

por una situación que tiene que ver con las licencias, ¿no?

A los diez años,

caducan estas licencias

y que las licencias vuelven al Ayuntamiento de León...

Estas licencias no se renuevan

y pasan a concurso público, entiendo.

Claro, y puede venir

uno de Valladolid o puede venir uno de Italia.

Si nos quitan los sitios, a ver qué vamos a hacer,

¿a qué nos dedicamos?, ¿a robar, que no queremos robar?,

¿a pedir? Ya hay bastante gente pidiendo.

-Hola. -Buenas.

En España, Ricardo, hay unos 3.500 mercadillos.

Sí. Y genera

60.000 puestos de trabajo directos

y 50.000 indirectos,

con lo cual, si esta normativa que se está aplicando en León

se aplicara a otro mercadillos,

estamos hablando de muchos autónomos,

como vosotros,

que se pueden quedar en la calle.

Total, total.

¿Cuántos años llevas aquí trabajando?

Pues diez años aproximadamente.

Diez años.

¿A ti te puede afectar esta medida de las licencias,

que de toda la vida se han transmitido

de padres a hijos

y que a lo mejor, en unos años,

os podéis quedar sin el puesto? Sí, claro.

¿Siempre te has dedicado a esto, a la venta ambulante?

Sí. Entonces,

¿qué salidas puedes tener?

Pues me imagino que ninguna,

no tengo estudios, entonces es lo único

a lo que me puedo dedicar, que es lo que sé.

¡A seis euritos!

¡Liquido la marca a seis!

A seis euros.

Si mi padre no me lo puede dejar a mí,

¿qué herencia me deja mi padre,

si no hay otra herencia sino esta?

¿Qué herencia me deja?

El que tiene un estanco,

se lo deja a su hijo,

o una farmacia, si puede, se pueden ceder.

Entiendo que siempre se ha hecho así, se ha transmitido

una herencia, el negocio,

de padres a hijos. Tengo 44 y me acuerdo

de poner el puesto teniendo nueve.

Con nueve años ya estaba detrás de un puesto.

Además, y ya para más inri,

que os han prohibido vocear,

algo que se ha hecho toda la vida.

Creo que al final se pierde como...

-La esencia. -Como todo, se pierde lo bonito.

¿Cómo podéis luchar vosotros con los nuevos tiempos,

es decir, con la venta por Internet,

las grandes superficies, los "outlets"...?

¿Cómo podéis hacerlo?

Nada, y que nos dejen trabajar como hemos trabajado hasta ahora.

¿Al final qué nos queda?

Nos quedará que esto se extinguirá,

se quitarán los mercados y se comprará por Internet

y en centros comerciales.

Buenos días. Te voy a presentar al presidente de los senegaleses.

¿Presidente...?

Mustafá. Mustafá.

Presidente de la Asociación Senegalo-Leonesa.

¿Lleváis muchos años trabajando?

Sí, yo casi 15

y él más de 20

y otros más de 25 años ya.

No solo los que nos quejamos,

es que después de diez años,

¿qué vamos a hacer?

Llevamos toda la vida en la venta ambulante

y es que no sabemos hacer otra cosa.

Tenéis, encima, en este mercadillo

y en otros muchos, el San Benito, como se suele decir,

de que, encima, muchos detractores

acusan de que el género es robado.

¿Esto cómo lo lleváis, cómo lo vivís?

Bueno, pues te puedo decir

que la hemeroteca es la hostia

y nosotros tenemos prensa

donde hace unos años

aquí precisamente donde estamos,

en el paseo Papalaguinda,

hicieron una inspección

y no encontraron ni una prenda falsificada.

¿Dónde adquirís el género?

Nosotros lo cogemos en...

Mucho género en Madrid, en el polígono,

hay otro en Asturias.

Que estos son los...

A ver.

Son las facturas de lo que compramos: bolsos...

Sí, aquí vienen los conceptos de lo que compráis en este caso.

Sí, viene de Sevilla.

Compramos los cinturones de piel desde Sevilla.

Encima, "no pagamos impuestos", que "lo que vendemos está robado"

y tal, y eso no es cierto.

Ya. Eso son cuentos.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Nos lo quitan de las manos

Comando Actualidad - Nos lo quitan de las manos

03 dic 2018

Los mercadillos de venta ambulante en España luchan para sobrevivir. Las plataformas de venta online, las tasas e impuestos municipales y la escasa renovación del sector pueden estar detrás de la crisis que ha puesto en jaque el futuro de los 3.500 mercadillos que se celebran cada semana en nuestro país. Detrás de ellos están 40.000 autónomos y sus familias.

ver más sobre "Comando Actualidad - Nos lo quitan de las manos" ver menos sobre "Comando Actualidad - Nos lo quitan de las manos"
Programas completos (458)
Clips

Los últimos 2.721 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos