www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5437764
No recomendado para menores de 7 años Comando Actualidad - Obesidad infantil - ver ahora
Transcripción completa

Hora del desayuno. Te has comprado las chuches.

3 donuts. -1,60 los tres.

-Tenemos hasta 73 tiendas

que venden tanto comidas como bebidas no saludables

en un radio de 5 minutos andando desde el colegio.

-¿Cuánto pesa la niña? -Unos 80.

Empezó a los 9 años a coger peso.

Llegó a los 13 años con 100 kilos casi.

-¿Emocionalmente te afecta esto? -Hombre, sí.

-España es uno de los países de Europa con más niños con obesidad.

-El 80 % de los escolares no hacen actividad física

fuera del centro educativo.

Somos el segundo país en obesidad infantil.

-Tú a un niño no le puedes exigir que coma verduras

si tú no le muestras que consumes verduras, ¿no?

-¿Qué problemas de salud lleva asociados una obesidad infantil?

-Empezando por problemas ortopédicos, cardiovasculares

y alteraciones también a nivel del hígado.

-Esto es un estómago antes, le coses, y esto es un estómago después.

Tenemos casos de niñas de 10 años.

-No me hables de estética, háblame de salud.

-Es un problema de salud, económico y que favorece la desigualdad.

¿Hay soluciones?

-Educación física todos los días de la semana.

-¿Cuántas horas puedes pasar al día con el móvil o con la tablet?

Tres. -Tres.

¿Por qué ahora no salen a la calle a jugar?

-Porque sus amigos están igual.

-Un paquete de salchichas no llega a un euro.

-El riesgo de obesidad no está en los genes,

si no que está en la nevera.

Incluso hay quien dice que no está en el código genético,

si no en el código postal.

-El 70% de lo que comemos es ultraprocesado.

-Por la comodidad, por los horarios de trabajo que tienen los padres.

-Al final, ¿qué es lo más barato? Pues la comida basura.

-No es lo mismo unas patatas fritas que te cuestan 40 céntimos

que una bolsa de pistachos que te cuestan 3 euros.

-Obesidad infantil en Comando Actualidad.

-En el siglo XX fue la epidemia del tabaquismo,

en este siglo es el siglo de la epidemia de la obesidad.

-Venga, empezamos. Empezamos andando.

Pero deprisita, con ritmito, andando con ritmo, vamos.

Venga, con ritmo.

-Uno de cada 5 niños tiene obesidad en España,

causada por una vida cada vez más sedentaria

y un aumento del casi 20% de la ingesta de calorías.

Ahora mismo es el mayor problema de salud pública en nuestro país.

-Hola, buenos días, ¿qué tal, qué tal Lucía?

-Bien. -¿Y con la alimentación qué tal?

-Pues vamos mejor. -¿Vas mejor?

-Empiezo a desayunar por las mañanas. -Muy bien.

-Y cenar menos. -Estás cenando menos, vale.

¿Picoteo? -No.

-Ya no picoteas. ¿Y cuándo vas con las amigas?

-Tampoco. -¿Procuráis no tomar mucha guarrería?

-Sí. -Vale, estupendo.

-Nos sentamos en la camilla. -¿Tú tienes 16 años no?

¿Has cambiado algo tu alimentación? -Sí.

-Dinos, por ejemplo, qué hacías antes

que te has dado cuenta que no es lo más correcto

y qué haces ahora.

-El desayuno, por ejemplo, que yo no desayunaba nada,

y ahora estoy ya desayunando.

-La mayoría de los pacientes no desayunan,

es uno de los grandes problemas, pese a que en los colegios,

siempre a principio de curso,

sí insisten en que los niños tienen que ir desayunados,

y llevar algo a media mañana, es uno de los grandes problemas.

-¿Emocionalmente te afecta esto? -Hombre, sí.

-La atención a este tipo de pacientes no es "Hola, pónte a dieta".

-Claro, no, no, no. -No es esto tan sencillo.

-No, no, no, no, estos pacientes

necesitan un tiempo mayor que otros pacientes, incluso, en la consulta,

porque tienes que preguntarle muy bien

sobre sus pautas de alimentación, sus pautas de ejercicio,

y sus pautas de vida sedentaria,

que es uno de lo grandes problemas que nos encontramos ahora mismo.

Están enganchados a las pantallas, a ordenadores, tablets, móviles...

Me refiero a actividades sedentarias

que no tienen que ver con las actividades escolares, por supuesto.

La media de horas que dedicaban a actividades sedentarias,

estaban tres, con tres horas.

Diez años después hemos realizado la misma encuesta

a un grupo de pacientes que estábamos llevando ahora,

y se ha duplicado.

-¿Se ha duplicado? Se ha duplicado.

-Está por encima de 6 horas, los días laborables,

y por encima de 8 horas los fines de semana.

-¿Qué problemas de salud lleva asociados una obesidad infantil?

-Empezando por problemas ortopédicos,

los huesos no están preparados para un peso mayor

que el que les corresponde en un periodo tan importante

que es la infancia hasta el crecimiento,

tenemos problemas cardiovasculares,

y estos niños tienen, algunos, una presión arterial ya elevada,

alteraciones tanto de las grasas, del perfil de las grasas,

como de los niveles de azúcar, que es muy importante,

alteraciones, también, a nivel del hígado.

-Esto es una enseñanza a toda la familia.

Desde que vienes aquí has cambiado un poco tu rutina alimentaria,

o antes tenías cosas que ahora no tienes...

-Yo, en el tiempo que llevamos aquí con la consulta,

yo he aprendido a no tener bollería industrial, por ejemplo eso,

fritos, rebozados, no había mucho, pero se eliminó completamente,

dosificar los hidratos de carbono, las cenas hacerlas más ligeras,

no primero y segundo... suelo meter una ensalada.

-Según usted, ¿de quién es la responsabilidad?

-Es de todos, es absolutamente de todos,

los niños, como individuos, también tienen, en algunos casos,

su parte de culpa porque no colaboran en las enseñanzas,

y en las familias, a veces, hay una cierta permisividad,

que es lo mismo que tenemos en la sociedad,

y lo que hay, desde luego,

es una presión tremenda por parte de la sociedad,

en los anuncios, constantemente,

están promoviendo productos que no son saludables.

-Hola, qué tal, buenos días. -Buenos días, Adrián y familia.

-Ponte derecho.

-Has crecido 7 cm en el último año, Adrián,

desde septiembre del año pasado, así que fenomenal.

-¿Cuál es un poco el problema vuestro de la familia,

por la que Adrián tiene obesidad en este momento?

-O sea, genético ninguno. -Porque ya te estamos viendo...

-Pero es verdad que le engorda mucho todo lo que come,

porque yo pienso que come con mucha ansiedad,

por eso pienso yo que engorda.

-Y le da por comer ¿qué cosas? -Claro, no le da por comer fruta.

Tiende a comerse un trozo de chocolate, a picar entre horas.

-Vamos a pesarnos.

-¿Cuántos hijos tienes tú? -Tres. Este es el pequeño.

-El pequeño, de momento va bien, va más bien bajo de peso.

-¿Y el mayor?

-El mayor también tiene un poco de sobrepeso,

pero no tanto como Adrián.

-Antes, qué comida tenías en casa para que él llegara a este punto.

¿Qué tenías en casa?

No se si tenía ahí bollería industrial, o zumos azucarados,

no se, cuéntanos un poco.

-Zumos, aunque ponía "sin azúcar", era una cosa que yo desconocía,

no sabía que tenía tanto azúcar.

Aunque ponga sin azúcar añadido,

por lo visto, sí, el contenido en azúcar es bastante alto,

en los zumos envasados.

-¿Qué podemos hacer para comer menos?

Hacer 5 comidas al día.

Si solamente hacemos tres comidas al día,

seguramente que vamos a llegar a la hora de la comida

y a la hora de la cena con muchísima hambre,

y vamos a comer mucho más.

-Dentro de tu labor como enfermera, educadora,

en esta unidad de pediatría,

es dar una charla a las familias que vienen a consulta,

sobre cambio de hábitos alimenticios.

-De cambio de hábitos alimenticios, y de ejercicio.

-Hay estudios que dicen que el 70% de lo que comemos es ultra procesado,

¿esto por qué?

-Por la comodidad, por los horarios de trabajo que tienen los padres,

que van de por la mañana hasta la noche.

Llegan a casa, están cansados,

y entonces la mejor forma es, los procesados.

-Pero sabes que la obesidad que tiene el niño es debido a la alimentación,

o a qué es debido.

-No tanto ya por la alimentación, yo creo que más por la sedentariedad,

que no se mueven.

-¿Tienes móvil y tablet? -Sí.

-Las dos. ¿Cuántos años tienes tú?

-14. -14.

¿Cuántas horas puedes pasar al día con el móvil o con la tablet?

-3. -¿3 al día mínimo, o máximo?

-Mínimo.

-¿Por qué ahora no salen a jugar un partido de baloncesto, de fútbol?

-Porque sus amigos están igual.

-Vienes a traer a la niña a clase de...

Gonzalo tú eres el monitor de gimnasia.

Son unas clases un poquito especiales, para niños con obesidad.

¿Y puedo preguntar cuánto pesa la niña aproximadamente?

-Pues unos 80. -¿Cuántos años tienes?

-13. -¿Cómo se llega a este punto?

-Pues mal hábito de comida muchas veces.

De pequeña no quería comer, entonces le dábamos lo que quería.

-Tu lo verías que esto iba a más, a más, a más.

-El problema es que estuvo mucho tiempo con mis padres,

yo trabajaba de noche, y entonces claro, los abuelos...

no soportan ver llorar a los niños,

pero vamos que culpa tampoco es de ellos,

que yo también tenía que haber metido más mano.

-Dejamos balón, venimos, venga rápido, andando con ritmo.

Vamos, vamos, vamos. Venga con ritmo Blanca, vamos.

-Rafael tú vienes por parte del ayuntamiento de Leganés,

porque esto que estamos viendo ahora,

esta clase de gimnasia para niños con obesidad

es fruto de un acuerdo del ayuntamiento de Leganés

con el hospital Severo Ochoa.

-Este tipo de niños generalmente cuando llegan a nosotros

ya empiezan con un problema de obesidad importante,

por eso lo están viendo en el hospital,

entonces se asocia una baja autoestima,

pues porque es el más gordito de la clase, el que menos corre,

no le paso el balón porque no va a meter gol,

entonces el que hagan ejercicio en un grupo de iguales,

eso al final a ellos les motiva, les aumenta la autoestima.

-¿Esto cuántas horas a la semana lo ofrecéis?

-Son 3 horas a la semana en dos días.

Empezamos con un grupo de unos, 6, 7, llegaron a 10 niños, fue aumentando,

y bueno, pues ahora mismo tenemos 23.

Vamos, vamos, último subirse a una espaldera, rápido espaldera.

-Hay estudios que relacionan la obesidad infantil

con barrios desfavorecidos.

¿Tú lo ves así? -Sí, totalmente.

Al final, qué es lo más barato, pues la comida basura.

Las hamburguesas te pueden costar 3 euros, 2 euros, alitas de pollo.

Qué hace la gente, pues come, necesita comer.

¿Qué come? Lo más barato. ¿Qué es lo más barato? Lo peor.

-De alguna manera tú los estás viendo como víctimas

y no como responsables de su situación.

-No, yo veo responsables al que sabe realmente

que está haciendo ese daño y lo hace por temas económicos,

que son las industrias.

Está claro, yo, ni a los padres los responsabilizo, ni a los niños.

Responsabilizo a las industrias

que son realmente conscientes de lo que está pasando

y lo siguen haciendo por un tema puramente económico.

(Música en inglés)

-Cuanto más humilde sea el barrio,

más productos insanos tienen los niños a su alcance.

Lo dice la universidad Alcalá.

En Madrid, alrededor de los colegios hay una media de 17 tiendas

de productos no saludables.

Tenemos aquí la oferta que, dentro de 5 minutos,

en cuanto salgan del recreo,

será una de las opciones de los jóvenes de ese instituto

que tenemos justo enfrente.

Esto es lo que habéis hecho, Julia Díez,

que estás al frente de la investigación

de la universidad de Alcalá.

-Estamos en una zona en la que, específicamente,

tenemos hasta 73 tiendas

que venden tanto comida como bebidas no saludables

en un radio de 5 minutos andando desde el colegio.

Como tú dices, de media en Madrid hay 17 establecimientos,

que un 95% de los colegios

está expuesto a este tipo de comida y bebida.

-¿Este ambiente social perjudica la buena alimentación de los jóvenes?

-Totalmente.

Este ambiente social que además ya se ha denominado ambiente obesogénico

porque genera obesidad, perjudica la salud mental,

perjudica su salud física, incrementa su riesgo,

cuando son adultos, de diferentes enfermedades,

y hay que limitarlo, controlarlo, y de alguna manera,

empezar a prohibirlo, como se está haciendo en otros sitios.

En Londres se ha prohibido

que se abran este tipo de tiendas de comida rápida

alrededor de los colegios,

en Portugal se ha prohibido cualquier tipo de publicidad o marketing

de productos no saludables, alrededor de colegios y también de parques.

En Amsterdam hay un programa integral de fomentar la actividad física,

y por ejemplo, regular que los menores no acompañados

puedan comprar comida rápida

en las hamburgueserías más conocidas por todos.

-Dejamos el colegio a la espalda,

y entramos en esta bocacalle que está enfrente a la puerta.

Y encontramos...

-Nos encontramos ya dos tiendas de alimentación y frutos secos.

-Aquí hay dos. Y en esta otra, otra.

¿Vienen muchos jóvenes aquí a comprar ahora a la hora del recreo?

-Sí, muchos jóvenes. -¿Qué es lo que compran ellos?

-Más compran bebidas. -Más compran bebidas.

Y patatas fritas... -Sí, sí, sí.

-Lo que más preocupa la bollería, lo superprocesado ¿no?

-Sí, lo ultraprocesado, y las grasas saturadas,

la cantidad de sal y azúcar,

y las bebidas azucaradas mal llamadas refrescos, también.

Actualmente España está tristemente a la cabeza

de la obesidad infantil en Europa,

hemos llegado a un punto en el que por ejemplo en Madrid,

uno de cada cuatro niños presenta exceso de peso,

y la obesidad es algo muy multifactorial, es decir,

no se puede culpar al niño o al padre de que es que come mal,

si no que hay que tener en cuenta los factores modificables del entorno

que puedan hacer que nuestros hijos o adolescentes estén comiendo mal.

La clases más desfavorecidas tienen mayor prevalencia de obesidad,

pero por qué, pues entendamos también esto, porque la comida es más barata,

que además no solo por precio, si no que es más fácil de preparar.

Este tipo de clases más desfavorecidas

son las que al final tienen menos tiempo,

menos recursos económicos, es decir, que todo va perpetuando, digamos,

este agraviante injusto.

-Los primeros en salir, esta es la hora del descanso,

¿dónde vais?, ¿a merendar algo?

-Iba a ir al chino a coger una bolsa de patatas.

-¿Alguno no trae merienda? -Un zumo y pan de leche.

-¿También compráis alguno? -Palomitas.

-Chuchería.

Enhorabuena, te veo con fruta. -Hombre yo siempre me traigo fruta.

-¿Y te lo has hecho tú? -No, mi madre.

-¿Qué os habéis comprado? ¿3 donuts que están a cuánto?

-1,60 los tres.

¿Qué traéis, comida de casa? -No, no traemos.

-Es más rentable así. -Yo me he comprado una napolitana.

-¿Luego comes aquí también? -Sí.

-¿Y qué comes? -Depende, un kebab.

-Lo más saludable que comes qué puede llegar a ser?

-Los fines de semana.

-O sea que hasta que no comas en casa, nada.

-Y luego se toma un kebab. -Y luego se van a comer a un kebab.

Porque algunos no se quedan a comer, y se quedan en la zona.

¿Ver esto asusta?

-Asusta, sobre todo, porque en España va a más.

En el siglo XX fue la epidemia del tabaquismo

y este siglo es el siglo de la epidemia de la obesidad.

De hecho, ya es pandemia porque ya afecta tanto a países de alta renta,

baja renta, industrializados, en vías de desarrollo...

(Sonido sirena de ambulancia)

-Hora del desayuno. ¿Te has comprado las chuches?

¿Te vas a comer todas las gominolas? -Probablemente.

-¿Qué te ha preparado tu madre de casa?

-Me la he hecho yo. -¿Te la has hecho tú? Muy bien.

¿Y qué te has hecho? -Un sandwich.

-A veces vamos al "Montaditos". -Al "Montaditos", ¿sí?, bueno.

¿Buscando el bocadillo no?

Bueno, también es saludable.

¿Sois profesores los dos? -Sí. Primaria.

-¿Qué podéis decirme de ese almuerzo?

-Les hemos puesto un planning que sigan para que intenten

de una forma que todos los días coman de forma regular,

que haya fruta, que haya lácteos, un poco de todo, variado.

-¿Se lo sugerís desde aquí, desde la escuela?

-No es obligatorio, pero les recomendamos.

Es verdad que algunas familias se implican más y otras menos.

Es un pequeño almuerzo por la mañana, y algunos traen un gran almuerzo,

algunos lo compran antes de entrar y vienen con zumos, cosas industriales

y productos que están procesados también.

-Es verdad que nada más salir del colegio pueden caminar dos pasos,

en 100 metros tienen de todo,

centros de alimentación que se les mete por los ojos, ¿no?

-Muchos de ellos cogen el almuerzo aquí enfrente.

O sea no van ni al supermercado a comprarlo.

-Nosotros el patio lo tenemos arriba,

y entonces tienen que subir las escaleras,

y eso, a veces, incluso les cuesta.

-Mayoría de edad, con lo cual sabéis perfectamente

qué es lo que coméis para desayunar, el sandwich de máquina y un refresco.

¿Controláis lo que coméis, si es bollería industrial?

-Antes sí, pero ahora ya no. -Antes sí, ¿por qué?

Porque estaba a dieta, pero ya no.

-¿Habéis aumentado el ejercicio?

¿A alguno os preocupa más el peso que a otros?

-Yo perdí 8 kilos en dos meses. -Has perdido 8 kilos.

¿Y cómo lo has hecho?

-Me apunté al gimnasio,

y me quite también de comer grasas y cosas de esas.

-¿Y qué era lo que te has quitado?

-La coca-cola toda, porque antes era un vaso al día.

Ni un refresco, y la mayonesa, sobre todo, fuera también.

-Ahora mismo España está en una situación

con las cifras más escandalosas en el tema del exceso de peso,

en niños y en adolescentes.

¿A qué crees que se debe? ¿A quién le echaríais la culpa?

-A los padres, a las instituciones,

a todas las cosas que te dicen que eso está bien, entre comillas.

Porque claro, un padre o una madre

lleva siempre a su niño una palmera o un donut, y claro, no ayuda.

-A mí de pequeña me dejaban comer todo lo que yo quería, y ahora mira,

porque yo elijo, ¿sabes?

Yo creo que lo principal es la educación,

porque si tú te conciencias de que si fruta, que si verdura...

de que esto es malo, de que si no...

pues al final vas a hacer lo que tú quieras,

no lo que te diga la tele.

-A la hora de comer... -McDonalds, Burger King...

Buscáis barato y comida procesada. Ahí falláis.

-Al final, si la economía fuera de otra manera,

sería más fácil para nosotros comer de manera más saludable.

-Yo no tengo 40 euros a la semana para una comida.

-Hombre, es que no es lo mismo unas patatas fritas

que te cuestan 40 céntimos,

que una bolsa de pistachos que te cuestan 3 euros.

-¿Qué tal? ¿Solo tiene una hija?

-No, tengo 4, pero esta es la más pequeñaja.

-La que más atención requiere.

-Sí, ahora sí, porque los otros ya son mayores,

ya cada uno vive su vida particular.

-¿Cuál es la comida que tiene para hoy?

-Pues hoy tengo macarrones.

-¿Y para el desayuno? ¿Qué le ha preparado?

-Para el desayuno digamos que lo que le preparo

no se lo toma del todo.

Hay veces que zumo, los días que quiere,

porque no todos los días quiere.

Y bueno, pues o cola-cao con tostadas o alguna fruta, algún yogur.

-¿Y luego para el colegio se trae algo para media mañana?

-Para el cole, algún sandwich tampoco me vendría mal que lo comiera

pero bueno, como no sé realmente lo que hay en la máquina.

-¿Hay máquinas dentro? -Sí.

-¿Tiene su hija problemas de peso? -No, por ahora no.

Bueno, es verdad que el año pasado sí estuvo un poco más regordita,

y bueno, ahora intentamos...

aparte que nos tenemos que pegar una caminata de casa aquí...

-O sea, caminata.

-Los niños con sobrepeso rinden menos y faltan más a clase.

Lo dicen los expertos.

Y además aseguran que este tipo de niños tienen tres veces más riesgo

de ser víctimas de acoso escolar.

Soluciones hay, menos calorías y más ejercicio.

-Esta no es la típica merienda que vemos en cualquier hogar español

con unos padres que les hacen la merienda a sus hijos.

-No, desgraciadamente no. No es la típica merienda.

-Cuando nos vean algunos padres, van a decir:

"yo le hago eso a mis hijo para merendar y me lo tira a la cara".

-Pero si damos el ejemplo en casa porque disfrutamos con ello,

a largo plazo, no seguro, pero a muy largo plazo,

podría ser que también les gustase.

-Esto me lleva a preguntaros de quién es la responsabilidad

de que en el mundo haya 43 millones de niños obesos

y de que en España el 35% de los niños

tengan problemas con la obesidad.

-No es de los niños, y no es de los padres.

Es, en parte, responsabilidad de la industria alimentaria codiciosa.

Está en su derecho de intentar conquistar

nuestra cuota de estómago, que se llama,

pero también es, en parte, responsabilidad de los legisladores,

que permiten que la publicidad depredadora de productos malsanos

llegue al alcance de padres y llegue al alcance de hijos.

-Veo que estáis haciendo hummus, que tiene muchas calorías.

Es calcio, porque el sésamo nos aporta calcio,

pero mucha grasa.

-Pero esta grasa es buena, y como hemos dicho,

no se absorbe toda, porque es de origen vegetal.

Al ser de origen vegetal tiene mucha fibra y va hacia las heces,

o sea, arrastramos muchísimo.

No todas las calorías que tú estás viendo en la etiqueta,

te las vas a quedar.

Es muy fácil comer bien

cuando tus padres son nutricionistas los dos de profesión,

investigadores en tu caso, profesores y demás.

-Olga y yo estamos cada vez más convencidos

de que no cuestión de comer bien, es cuestión de dejar de comer mal.

Entonces ya no es tan complicada la nutrición.

Si tú abres los armarios de tu casa, o yo abro los armarios de la casa,

de la gente que nos está viendo,

la abro y me encuentro que está rodeado de bollería,

pero tampoco tenemos la intención de que nuestras hijas nunca tomen eso

sencillamente es que si no lo tienes en casa, no lo tomas.

Y, de repente, se facilita la comprensión de la nutrición infantil.

Es que no era cuestión de que tu hijo tomase muchas vitaminas,

ni antioxidantes, ni aminoácidos.

Era cuestión de que tu hijo dejase de tomar tanto alimento ultraprocesado.

-¡Qué buena pinta! -¡Aleluya!

-¿Estáis habituadas a meriendas tan poco convencionales como esta?

-Bueno, para nosotros es convencional.

-Que levante la mano

la que preferiría un bollo relleno de chocolate,

o un croissant con chocolate.

-Si sabemos que es malo, mejor tomarlo poco.

-¿Qué no debemos comer? Que vosotros incidís mucho en esto.

No es tanto lo que comamos bien, si no lo que dejamos de comer mal.

¿Qué es aquello con lo que nos alimentamos mal?

Decidme, bebidas azucaradas...

-Sobre todo bebidas azucaradas.

Y el segundo que eliminaría es los cárnicos procesados,

es decir, embutidos y fiambres

o derivados cárnicos tipo hamburguesa, esa comercial,

eso es mejor que no esté.

-¿Podemos ver contigo cómo es una compra saludable,

y otra compra habitual en las familias

para ver si nos tenemos que gastar más dinero para comer bien?

-Me parece genial.

Mira qué bien lo que tenemos aquí. Un pernil serrano de marca blanca.

-Esto por ejemplo se le da muchas veces a los niños de merendar.

-Claro, es un cárnico procesado

que se desaconseja por la autoridades sanitarias,

pero que la población lo toma de manera muy habitual.

-Yo cogería un poco de verdura fresca.

Tú fríes pimientos que, supuestamente,

a los niños no les gustan los pimientos,

y a los niños les encantan los pimientos.

Pimiento frito o pimiento asado para los niños.

Y lo mismo el calabacín, que es una verdura,

pero de nuevo el calabacín salteado, simplemente salteado,

o una crema de calabacín, les vuelve locas.

Encontrar un yogur no azucarado en un supermercado

es como hacer una tesis doctoral en nutrición.

Lleva edulcorante. Los edulcorantes a mí no me gustan.

Los edulcorantes estos que no tienen calorías, pero que te dan sabor dulce

alteran la percepción del sabor en los niños,

se acostumbran a una cosa súper dulce

y luego cuando les pones la verdura, sabe a rayos.

La gente dice: "la verdura ya no sabe a nada".

Error, la verdura no te sabe a nada

porque has acostumbrado a tu paladar a un montón de sal,

a un montón de potenciadores del sabor, a un montón de edulcorantes,

a un montón de azúcar, fíjate,

ingredientes: leche, segundo ingrediente azúcar.

Los ingredientes van en orden de peso, es decir,

primero te ponen lo que más pesa, y lo último lo que menos pesa.

Pues bueno, lo primero es leche,

pero el segundo ingrediente es azúcar, un 8,6%.

Hay gente que me gusta mucho que dice, no es mía eh,

dice que el riesgo de obesidad no está en los genes,

si no que está en la nevera,

incluso hay quien dice que no está en el código genético,

si no en el código postal.

Por ejemplo, la publicidad de productos malsanos

es más frecuente en zonas donde hay pobreza.

En las zonas ricas ponen menos anuncios de esos productos,

porque saben que van a vender menos,

porque es gente más concienciada sobre la salud.

-De hecho, hay estudios también que aseguran,

estudios de alguna universidad,

que aseguran que en los barrios desfavorecidos,

al lado de los colegios y los institutos,

hay más tiendas de comida basura.

-Sí, y de hecho se les llama "food deserts", los desiertos de alimentos.

¿Por qué? Porque no hay alimentos, hay sustancias comestibles.

-Esto es un procesado. Cárnico procesado.

-Fiambres, embutidos y productos como este son cárnicos procesados,

de los que tú no aconsejas para niños.

-De los que la Organización Mundial de la Salud

y el Fondo Mundial para la investigación del cáncer

aconsejan evitarlos de forma habitual.

-Nos cuesta por ejemplo un paquete de salchichas no llega a un euro.

¿Tú, como experto, qué crees que nos hace falta

para no ir a una sociedad de niños obesos?

Que serán adultos obesos.

-Hay muchos factores, pero uno de ellos es, por ejemplo,

dos medidas que tienen sentido y que funcionan.

Aumentar un 10% el precio, el precio de productos como este,

de los cárnicos procesados en general, solo aumentar un 10%.

O con una etiqueta advirtiendo que los cárnicos procesados

se relacionan con un mayor riesgo de cáncer,

se sabe que puede evitar

miles de casos de cáncer de estómago y cáncer de colon,

donde la relación está bastante clara.

-Aquí tenemos bollería industrial, que una familia tipo diría:

"sin aceite de palma, sin conservantes,

sin colorantes y 5 cereales, y el 20% de leche.

Esto es sanísimo.

1, 2, 3, 4, 5 declaraciones de salud

que uno interpreta que como es tan sano,

pues me lo puedo tomar habitualmente.

Por cierto, no hay grandes diferencias

entre la bollería industrial y la casera, hoy por hoy.

O sea, la bollería casera

tampoco creas que convenga tomarla muy a menudo,

que sigue teniendo un montón de azúcar, y sigue siendo bollería.

Aunque, de hecho, con la bollería casera lo que ocurre es que la gente

como piensa que es casera, me tomo el doble.

Legumbres, aquí tenemos lentejas.

Yo creo que no hay ningún niño que se resista a las lentejas.

-¿Cuántas veces les darías legumbres a tu hijo a la semana?

-Cuatro. La gente piensa que esto es una salvajada,

tú misma has puesto cara rara cuando te lo he dicho,

y sin embargo...

-Pensaba que me ibas a decir dos.

-Pues no, de tres a cuatro.

Y, sin embargo, la gente come carne o pescado todos los días,

y eso nos parece la mar de normal.

Ya, pero es que hay pruebas muy sólidas

que las legumbres mejoran la salud.

Y, sin embargo, para la carne y el pescado no las hay tan sólidas.

-¿Qué cantidad a la semana de azúcar les darías a tus hijos?

-En realidad no hay recomendación de ingesta de azúcar.

No puedo decir: "tienen que tomar tanto... azúcar".

Porque el azúcar no es necesario.

Es necesario la glucosa que tu cuerpo obtiene

de la comida saludable.

La glucosa de tu cerebro o músculos la obtienes a partir de la comida.

El azúcar te puede dar glucosa, pero el azúcar, el azúcar blanco,

entendiéndolo como miel o azúcar refinado,

en realidad todos son iguales, ese azúcar tu cuerpo no lo necesita

y lo acaba convirtiendo en grasa, te produce caries,

y aumenta tu riesgo de ciertas patologías.

No hay una recomendación de azúcar.

Dice la Organización Mundial de la Salud

que el valor nutricional del azúcar es cero.

Una barra de pan integral te sirve perfectamente para la familia,

para desayunos, para meriendas,

este, concretamente, no es 100% integral, es 50% integral.

Sería mejor que fuese integral, y mejor todavía que fuese sin sal.

-Si te parece vamos a ver cuánto nos hemos gastado en esta cesta,

que es la cesta habitual.

-Serían 22,69.

-Vamos a ver el equivalente a una cesta saludable

para una familia tipo.

-Serán 16,61.

-Bien, más barato.

Claro, esto no es representativo

de lo que ocurre realmente en los hogares.

Esto es una prueba, así un poquito al azar.

Pero bueno, sí que nos da una idea de que uno puede comer saludable

y no necesariamente gastarse mucho dinero.

Sea como sea, aunque hubiese salido al revés,

vamos a imaginar que hubiera salido al revés, es decir,

que mi caso fuese mucho más caro,

porque puede llegar a ser mucho más caro.

Depende de la selección,

yo también he hecho una selección que soy nutricionista,

y he hecho una selección un poco más consciente de lo que mucha gente hace

Es que aunque te saliese más caro comer de forma saludable,

la gente se gasta mucho dinero en tonterías, en cosas prescindibles,

y no se da cuenta de que esto es mucho más importante.

Es decir, aunque perdamos dinero en la alimentación,

lo acabamos ganando en bienestar,

lo que vamos ganando en calidad de vida,

y lo acabamos ganando en esperanza de vida.

Sobre todo si hay niños, que van a vivir muchos años.

-Los últimos estudios aseguran que la obesidad

puede arruinar el sistema sanitario público.

Para cubrir esos costes,

cada ciudadano paga 265 euros adicionales de impuestos al año.

El quirófano se presenta como última solución

y como un negocio para la sanidad privada.

Hola, ¿cómo estáis? Esto forma parte de tu ayuda, ¿no?

Esto es una forma de hacer más ejercicio.

-Nos vamos por las noches a pasear todas las noches.

-Para solucionar el problema que tiene desde cuándo.

-Desde los 9 años.

Por un problemas que empezó de bullying en el colegio.

Le dijimos que si quería que le pusiésemos un balón intragástrico

porque yo también pregunté la solución

de hacerle la operación de reducción de estómago,

y ahí sí que me decían que era muy pequeña para esa operación.

-¿Qué es lo que se sentía en el primer mes?

-Como si tuviese retortijones.

-Durante los primeros meses, ¿cuánto perdió?

-Diez. -Diez, así.

-Tan rápido, sí.

-Es la hora de la merienda, ¿no? -Es la hora de la merienda.

-¿Y cuánto ha cambiado la merienda?

Entonces antes era la merienda, sobre todo, krispis de chocolate,

que la gustaban mucho, y galletas...

Y ahora pues ha cambiado a lo que le manda el médico,

y entonces va a tomar atún, una latita de atún, y ya hasta su cena.

-Ha cambiado también tu forma de comprar.

-Claro, también ha cambiado mi forma de comprar,

lo que sí me supone más es hacerla los purés.

Pero bueno, en los fines de semana me pongo a hacer purés y ya está.

Los dejo hechos.

-¿Qué es lo que más te preocupa, qué miedos tienes?

-Que, a lo mejor, lo vuelva a coger.

-¿Lo más difícil es sentirse cómoda con su cuerpo?

-Antes sí, antes decía: "no quiero estar en público..."

Pero ahora muy bien.

-O sea que te has comprado todo ropa nueva ¿no?

-Ella no era gordita, ella fue un bebé normal,

lo que pasa es que empezó a los nueve años a coger peso.

Llegó a los trece años con cien kilos casi.

-Cien kilos con trece años.

Y dices: "qué hago, ¿no?"

Es la pregunta de los padres: "¿y qué hacemos?"

Vosotros ya habéis probado las dietas, habéis probado otros métodos.

Y no funcionaba. -No, no funcionaba.

Para vosotros este era el último paso.

-Trece kilos ha perdido, y la faltan otros diez, doce.

Esto era salud. No era estética para nada.

No me hables de estética, háblame de salud.

Yo lo que no quería es que llegara a adulta con un problema de 150 kilos

y sin poderse mover de una silla.

-Hoy os toca médico, ¿no? Es un control exhaustivo cada quince días.

-Cada quince días vamos al endocrino y psicólogo.

-Hola, buenas tardes. -Hola, qué tal doctor.

-¿Se ha portado bien? -Sí, sí, mamá, sí.

-¿Qué ha sido? -Uno doscientos.

-¡Qué bien, un kilo doscientos menos! -En quince días.

¿Cuál es la dieta que tiene que mantener?

Porque con un balón es distinto o...

-A ver sí, al principio cuando se coloca el balón las primeras semanas

hay que llevar una dieta muy blanda

para intentar que lo pueda tolerar el balón.

Una vez que ya está el balón estabilizado, pasados quince días,

máximo un mes, ya se le puede dar una alimentación normal, coherente,

ya puede comer prácticamente de todo.

Lo que pasa es que, primero, se le educa a que coma bien.

Y segundo, el balón restringe que muchas de las cantidades

que antes comía, ahora coma menos.

-La dieta más o menos la está llevando bien, ¿verdad doctor?

Tenemos nuestros altos y bajos, pero bien, muy bien.

-Como es lógico, porque al fin y al cabo, María es una niña.

-¿Y qué es lo que más te gusta comer? -El salmón.

-¿Antes no lo comías? - Sí, bueno, no tanto.

-Por ejemplo pensaba que el salmón le iba a engordar más.

Entonces, al ser una proteína,

y la grasa que aporta, es una grasa saludable,

se lo podemos permitir, y dentro de las cosas que le gustan,

abusamos de aquellas que sabemos que nos permite seguir adelante.

En la edad de María lo más importante es que asuma

que tiene que educarse para siempre.

Porque la tendencia a engordar María la tiene ahora, y la tendrá.

-El esfuerzo más grande, ¿cuál es, María?

-Pues a veces, por ejemplo, cuando estoy con mis amigas, y esas cosas.

Ellas comen cosas que yo no puedo comer.

-Como las chuches. -Sí.

El chocolate, las cervezas, todas esas cosas.

A ver qué dieta te ponen para esta semana.

A ver si es mejor que la de la semana pasada.

-Vamos a ver.

-¿Tomaste mucho zumo de naranja y kiwi como te mandé?

No tanto.

-Gracias doctor.

-Muchas gracias, ya llevamos nuestra dieta.

-Lo único que no puedo comprar es alguna verdura que le ha prohibido,

como por ejemplo, le ha quitado... ¿qué verdura ha dicho que no comas?

No, la zanahoria nada, no la puede ni ver.

Y la calabaza tampoco, no la puede tomar

porque es muy dulce y engorda mucho.

Entonces no la puede tomar.

Pero sí que puede tomar espárragos,

porque al contrario, el espárrago le va muy bien.

Y el calabacín también.

-Pasamos. Muy buenas.

-¿Qué tal? Buenas tardes. -Ángel Rull.

-¿Cómo estás?

-Psicólogo del equipo del Dr. López Nava.

-Creo que uno de los miedos es volver a recaer.

¿Cómo se trata? ¿Cómo se les ayuda a eso?

-Hacia los últimos 5 ó 10 kilos. Realmente antes no hay miedo.

El miedo sale cuando la persona ya, de verdad, se ve bien

y ve que sí que puede volver a lo de antes.

Vienen personas que ya han hecho mil dietas.

Entonces ya saben lo que es volver a recuperar todo el peso.

Se les intenta tranquilizar, y en la dieta de mantenimiento,

ese miedo desaparece,

porque ven que el peso se estabiliza y realmente no suben.

O sea, si vemos que la dieta está perfecta,

y es que algo esté perfecto, no es real.

Entonces mi labor siempre es un poco quitar ese miedo,

quitar la culpa, la vergüenza, decirles que si fallan un día,

es cuando de verdad tienen que venir,

porque es cuando, de verdad, podemos actuar,

y enseñarles a hacerlo mejor.

No perfecto, pero sí mejor.

-Usted lleva más de diez años especializado en cirugía bariátrica

y con técnicas, innovando incluso, ¿no?

-Es una especialidad muy nueva, la endoscopia bariátrica.

Son técnicas que van evolucionando.

Por ejemplo, reducción de estómago a través de la boca.

Hacemos tres técnicas distintas.

El método Pose, el método Apollo...

Este es un estómago antes, le coses, y este es un estómago después.

Como se ha visto que sí que teníamos herramientas

para tratar al obeso,

que no es la cirugía, pero que el paciente no las elegía,

no las aceptaba como ayuda, pues porque le da miedo,

tienen complicaciones, conocen casos que han ocurrido cosas,

estas técnicas, todas nacen para ser más atractivas al paciente.

Y menos invasivas.

-Porque, ¿a qué edad se puede aplicar la técnica para eliminar la obesidad?

-Mira, tenemos casos de niños de diez años.

Se puede hacer endoscopia siempre.

Pero todas nuestras técnicas no es solo reducir el estómago,

es reducir el estómago y educar.

Entonces, cuando veamos que el niño o el adolescente quiere hacerlo,

está maduro, un poco, para venir a trabajar con un psicólogo,

que le haga de coach para animarle la autoestima, intentar hacer deporte

si está maduro para recibir psicología,

si está maduro para recibir consejos nutricionales,

pues en vez de comer esto cuando tengas hambre,

en ese momento, nosotros lo hacemos.

Se ha visto que lo peligroso no es la intervención,

lo peligroso es mantener la obesidad.

La obesidad provoca trece tipos de cáncer.

Ninguna operación de estas provoca cáncer.

La obesidad produce 5 a 10 riesgos más de infarto de miocardio.

Nadie le da un infarto de miocardio por una intervención de estas.

La obesidad te deja sin poder respirar,

niños que oxigenan por la noche,

y que luego están todo el día dormidos en clase.

La obesidad es una entidad crónica y progresiva que va evolucionando.

Cuanto antes la atajemos, menos tiempo tienes de riesgo expuesto

a todas estas enfermedades asociadas.

Por ejemplo que se le tuerzan las piernas a un adolescente,

pues eso depende del peso que tiene la adolescente, cuánto lleva...

Hay un montón de cosas que tienen que hacer que podamos bajar de peso,

y el paso número 1, póngase usted a dieta, todo el mundo lo dice,

en un colegio y cualquier médico.

El problema es que no lo pueden cumplir.

-Es decir, cuando ya han fallado todas las demás técnicas,

tienen que recurrir a la cirugía.

Este es el último paso.

-Sí, pero no es que hayan fallado, las dietas no fallan.

Lo que fallan es que como no la puedo cumplir, me quedo con hambre,

pues la empiezo el lunes, y la empiezo el lunes.

Una dieta no falla.

Si usted come menos de lo que necesita,

el cuerpo va consumiendo la grasa, que para eso está,

el tejido adiposo.

Entonces lo que hay que hacer es empezar un programa dietético,

pero con una ayuda real.

-Lo cierto es que este tratamiento en la seguridad social no se aplica.

-Podemos estar hablando de diez mil, diez mil quinientos euros

una reducción de estómago, con todo incluido los dos años de seguimiento.

Y el balón está en torno a cuatro mil quinientos euros.

-Hola, ¿cómo estás? -Buenos días.

-Porque se que estás tú, si no, no se te reconoce, has perdido...

-26 kilos ya.

-¿Cuándo fue la intervención de reducción de estómago por la boca?

-El 3 de diciembre.

-O sea, han pasado 10 meses, y has perdido 25 kilos.

-Yo padecía de apnea del sueño.

-Eso es una de las grandes problemáticas

que van asociadas a la obesidad, ¿no?

-Sí, se me corrigieron.

-¿Te preocupa el problema con los niños?

-Mucho.

-¿Controlas al pequeño lo que come, lo que no come?

No quieres que caiga en esta situación.

¿Qué te llevas de merienda al cole?

-Pues me llevo un sandwich, manzana, plátano, esas cosas.

-Esto ha cambiado. -Ha cambiado a la familia entera.

-Todos, todos.

-Es que cuando existe exceso de peso en los padres, en los adultos,

ese descuido alimentario se traduce a los niños.

No puedes exigir que un niño no coma esto,

si ve que a su padre le sobran kilos y está comiendo de más.

Entonces, una vez que empiezas a tratar a la familia,

con que uno empiece a perder peso, y pierda 20 kilos,

suele contagiar al resto.

-El día de tu boda.

Estás bien guapo eh, también te lo tengo que decir.

Pero tienes 25 kilos más.

-Da miedo llamarle obesidad porque el paciente se cree que...

"Yo no soy obeso", porque tengo una imagen del obeso mórbido,

pero eso, la obesidad empieza cuando te sobran 12 kilos.

-Hola doctor, buenos días. -Buenos días, Manuel.

-Empezamos.

-Esta tecnología se puede decir que es la más innovadora.

-Todos nuestros pacientes hasta ahora, toquemos madera,

se han ido a casa al día siguiente.

-¿Para los niños, para adolescentes también esta técnica es aplicable?

-Absolutamente. -¿Se tiende más al balón gástrico?

El balón gástrico se está quedando ya un poco antiguo

porque es que esto es más sencillo, y no provoca...

El balón es como un cuerpo extraño que te da sensación.

Balones hacemos todos los días. Seguimos haciendo.

Esto es un poquito más moderno, más avanzado.

Y un niño lo puede pasar peor con un balón que con esto.

Con esto no se entera y con el balón está unos días vomitando, etcétera.

Pero vamos, comparado con no hacerse nada,

el balón es una herramienta fantástica.

Suelto la aguja y ya la tengo ahí, preparada para coser.

Tengo una máquina de coser, y luego tiramos del hilo,

y eso se reduce como una bolsita,

y esto queda así de pequeño.

Con lo cual, si me como un sandwich,

el sandwich toca antes las paredes

y digo: "Vale, ya está, no me tomo dos".

-Carmen ya es mayor de edad, jovencísima.

21, y decidiste el balón gástrico. -Sí.

-Y te ayudó, ¿durante cuánto tiempo? -Pues me ayudó bastante durante...

4 meses, 4 ó 5 meses.

-¿Cuánto perdiste? -15 kilos.

Mi pareja cortó conmigo, se murió mi abuelo...

No he estado tres meses en Madrid, he estado con la familia de otra persona

que no seguía dieta ninguna.

-Te olvidaste de la dieta. -Entonces...

-Hoy es el día que te quitan el balón gástrico.

¿Has tenido sobrepeso en la infancia? -Sí.

Toda tu adolescencia. Y ahora con 21 años quieres...

Un remedio. ¡Mucho ánimo eh!

-Gracias.

-El balón gástrico, ¿cuánto se recomienda tenerlo puesto?

Nosotros lo mantenemos siempre más de seis meses.

Y esto es el balón.

-Y después de 7 meses, procede a retirárselo.

-Tiene unos 10 cm de diámetro

y está lleno con 650 centímetros cúbicos de líquido.

Hemos metido un catéter dentro, y ahora, con una bomba de aspiración,

que yo lo hago con el pie, absorbe ese líquido.

El balón deshinchado.

-Solo cuatro de cada diez niños hacen el ejercicio diario

que aconseja la Organización Mundial de la Salud.

Hay profesores de educación física

que luchan para que aumenten las horas de esta asignatura,

y se equiparen a otras como matemáticas o lengua.

-Ya sabéis que hoy toca clase de entrenamiento en suspensión.

Los dos parejos, ¿vale?

Traccionamos con los codos lo más atrás posible.

-Josemi, buenos días. -Hola, buenos días.

-Eres profesor de educación física y estás con tus alumnos de...

-Sí, de bachillerato.

-¿Cuántas horas tienen hoy en día educación física a la semana?

-Poquísimas, bastante menos que el resto de Europa.

2 horas a la semana, que se queda en menos,

porque son periodos de 50 minutos.

Lo ideal sería 60 minutos al día, una hora diaria.

Pero claro, yo entiendo que eso va a ser complicado,

en un sistema educativo

donde educación física sigue siendo una maría.

El Parlamento europeo desde 2007 nos insta, a España,

hace casi ya 12 años, que aumentemos el horario a un mínimo de 3 horas

de educación física, tanto en primaria como en secundaria.

-¿Dos horas son poco, a la semana?

-Poquísimo, calcula, por ejemplo, que los finlandeses tienen 5 horas.

De hecho, España es el único país en Europa,

que no tiene educación física en segundo de bachillerato.

Realmente, si os fijáis, el 80% de los escolares

no hacen actividad física fuera del centro educativo.

Somos el segundo país en obesidad infantil.

Solo detrás de Grecia. A mí me parece deplorable.

Vale, acordaros, pecho palomo, culo pollo.

Pecho palomo, culo pollo.

Tenéis que intentar la espalda recta. Bien, Antonio, bien, bien, bien.

Mi objetivo principal con ellos es que hagan ejercicio bien

y lo hagan en el resto de la vida.

-¿Más ejercicio físico, más rendimiento escolar?

¿Eso está probado? -Sí.

De hecho, hay estudios que hablan de hasta un 40%, que es una barbaridad.

Hablan de una proteína que se segrega con la actividad física,

que es factor neurotrófico derivado del cerebro.

Esto lo que consigue es mayor crecimiento de neuronas

y mayor plasticidad, es decir, mejora la función ejecutiva del cerebro.

-Josemi, hay estudios que dicen que por un minuto de ejercicio,

alargas tu vida siete minutos, ¿eso es así?

-Sí, efectivamente, equivaldría a 3 ó 7 años de vida,

hasta 10 años en algunos estudios.

Incluso con gente mayor, con 3 días de actividad física a la semana,

conseguirían aumentar hasta 7, 10 años, que sería el tope,

obviamente, no todo el mundo vamos a llegar a eso.

-Acabaremos con la obesidad infantil,

una hora diaria de educación física en los centros educativos.

Esto es un change.org que iniciaste tú.

-Sí, bueno, pretendes concienciar a las familias que nos ayuden

y que firmen aquí.

-¿Cuánta gente ha firmado esto?

-Pues yo creo que estará cerca de 23000.

La última vez que miré estaba en 22500 aproximadamente.

-Hasta qué punto más horas de educación física

pueden ayudar a reducir los niveles de obesidad infantil

que tenemos hoy día en España.

-El factor prioritario en la disminución de la obesidad

es el ejercicio físico, por delante de la alimentación.

-¿Hacéis deporto todos aquí después del cole o no?

(Todos) -Sí.

-Aquí todos me decís que sí. -Estos, casi todos sí.

-¿Y vuestros amigos, en general, la gente de vuestra edad,

hacen mucho deporte fuera del cole o no?

¿Qué tal comen los jóvenes españoles? ¿Qué opináis?

¿Qué es lo que veis que merienda más la gente?

-Bocadillos, o bollería industrial también.

-¿Fruta veis mucha o no?

-Bueno, vamos chicos, al instituto.

-Bueno, mañana tenemos clase a... a tercera.

(Música en inglés)

-Jose, buenos días. -Buenos días.

-Director de esta escuela en la que hacen gimnasia, educación física

todos los días de la semana.

-Educación física todos los días de la semana.

La actividad física a diario en lo que favorece es en otros procesos,

incluso todos los procesos de aprendizaje que después tienen,

que son más de memorización de otras materias, como pueda ser matemáticas,

como puede ser lengua,

otras materias en las que suelen estar sentados en el aula, no siempre

porque aquí intentamos que no siempre, pero que están sentados,

ellos toda esa actividad física les favorece esos procesos.

-¿Esto es a base de reducir horas lectivas de otras asignaturas?

-No, no, lo que hacemos, eso sí que es cierto,

es que aumentamos el número de sesiones

para que puedan tener todas su espacio, ¿no?

-¿Conocen los datos sobre obesidad infantil

que hay hoy en día en España?

-Sí, desgraciadamente sí.

-¿No debería hacer esto la educación pública también?

-Sí, sí, sí, la educación pública tiene un programa

que hay en algunos institutos, algunos colegios, muy pocos,

en los que tienen 5 sesiones a la semana.

Pero son institutos especializados que tienen esa oferta,

pero los demás no.

Tendría que estar en todas.

-Si encontramos piedras cuando cribemos, las tiramos fuera, ¿vale?

-Pablo, muy buenas.

Es curioso, en horas lectivas están en el huerto.

Muy llamativo eso, ¿no?

-Bueno, en este cole intentamos salir a la naturaleza lo máximo posible.

-Porque esto es una clase, ¿no?

-Claro, claro, esto es una clase de proyectos de 5.

Esto son larvas de escarabajo

que han encontrado los chicos cribando el compost.

Así aprenden de dónde vienen algunos de los alimentos.

Claro, así aprenden que las cosas

no salen de las estanterías del supermercado.

Si haces ejercicio, comes sano, y conoces los ciclos de la naturaleza,

es más difícil que caigas en las redes

de lo que lleva a la obesidad infantil.

-Nando es el cocinero de este colegio.

¿Qué estás haciendo ahora qué? -Ahora estamos haciendo una bechamel.

De primer plato tienen lentejas, y de segundo unos huevos gratinados.

-Responsable del comedor de este colegio.

-Es una alimentación basada en fruta, verdura y hortaliza ecológica.

No trabajamos ni los fritos, ni los elaborados.

Todo se hace aquí, todo es casero, con lo que eso cuesta,

es muy difícil que los niños hoy en día prueben verduras diferentes,

prueben pescados distintos.

Les cuesta mucho el entrar en esa alimentación

en donde no hay croquetas, no hay patatas fritas, no hay san jacobos...

-¿Qué se come esta semana en este colegio?

-Bueno, aquí mañana, por ejemplo, tenemos sopa de arroz con picadillo,

un redondo de pavo en salsa de verduras.

El viernes por ejemplo guisantes con jamón y lacón.

Esta semana crema de calabaza y coca mallorquina,

que es como una especie de base que hacemos nosotros tipo pizza,

pero lo que es solamente con verduras.

-¿Cuántos días al año come un niño en una escuela?

O sea, muchísimos días al año, con lo cual,

o se cuida bien esa parte, que es fundamental,

y ya no solamente lo que es la comida,

muchos niños desayunan en la escuela, muchos niños meriendan en la escuela.

Entonces, al final, solo hacen una comida al día importante en casa,

que es la cena.

-¿Aquí qué están haciendo? -Bueno, esto es la sala fría.

-¡Cuánto verde por aquí!

¿Es más difícil y más caro hacer comida saludable?

-No es más difícil porque, al final,

la materia prima sí que suele ser un poco más costosa, lógicamente,

que una lechuga que no sea ecológica,

pero, sobre todo, es la planificación del menú,

y la elaboración del menú.

-¿Y cuánto cuesta el comedor al mes en este colegio?

-Unos 145 euros.

-Margarita tiene otra. -Teresa, buenos días.

Eres una mamá del cole, junto con algunas más que estáis aquí

recibiendo fruta y verdura, ¿por qué?

-Pues porque tenemos un grupo de consumo en escuela IDEO,

en el que bueno, pues todas las semanas,

recibimos frutas y verduras de temporada, ecológicas.

-De la misma que venís a recoger a los niños,

os lleváis ya la compra a casa.

-Claro.

-¿Se les puede convencer a los niños

de que coman menos bollería industrial, y más de esto?

-Bueno, si es de 0 a 3 es muy fácil convencerles,

sin más que las educadoras y las cuidadoras estén convencidas.

Porque de 0 a 3, los riñones, los cerebros, pulmones,

el sistema circulatorio, el sistema inmune, está inmaduro,

y se tiene que desarrollar.

Ese es el momento de que ese desarrollo que es muy rápido,

además, en los tres primeros años, sea un desarrollo saludable.

Los niños y niñas aprenden a comer,

y se construye su hábito alimentario saludable, y eso es para toda la vida

-Nosotros estamos haciendo un reportaje sobre la obesidad infantil.

-¿A ti como madre te preocupa? -Hombre, claro que me preocupa.

Tengo suerte de que mis hijos no la han sufrido,

pero me preocupa muchísimo.

Tengo amigos que sí que tienen algún niño con este problema.

La sociedad te obliga a comprar productos

que son totalmente insanos.

-Es difícil decirle a tu hijo que es mejor comer ese melón...

-Mi hija no come fruta.

Entonces se la tengo que disfrazar, cortar, poner bonita,

meter en brocheta, como se me ocurra, para que coman.

La labor hay que hacerla cuando son pequeños,

para que se acostumbren y no hagan algo

que después no les viene bien, o sea que lo tengan como adquirido.

Como lavarte los dientes,

que te tienes que levantar y lavártelos después de comer, igual.

-Un estudio reciente afirma que en 2030

veintisiete millones de adultos españoles padecerán obesidad.

Nuestro último protagonista pesaba 200 kilos

cuando empezó su particular cruzada,

pertenece a esa estadística que estima

que el 70% de los adultos con sobrepeso, eran niños obesos.

Chucho, buenos días, ¿qué tal?

Entrenador de rugby

este es un deporte de chicos fuertes, grandes,

tú lo eras más incluso ...

No mucho.

Sigo siendo grande

pero era bastante más gordo.

Llegué a pesar 200 kg.

¿Doscientos kilos? ¿Cuánto has bajado?

He bajado 58 kg.

Eres un entrenador de rugby de un equipo de división de honor

que quiere bajar de peso

y que quiere además luchar contra la obesidad infantil.

Armamos un reto solidario

la fundación Gasol

su lucha contra la obesidad infantil.

Estoy muy contento y con ganas de hacer

lo que vamos a hacer ahora,

haciendo de Santander a Madrid andando

y luego preparando otros desafíos para más adelante.

Estamos olvidando dar el primer paso con la derecha,

¿se acuerdan?

¿Con doscientos kilos

podías entrenar bien al equipo?

No.

El médico cuando me lo planteó de dice

tenéis cuarenta y cuatro años

y en cinco años vas a coger todas las enfermades juntas

con riesgo enorme

de enfermedades cardiovasculares, paros cardíacos.

¡Atención, va!

Control, control, control, ¡buena!

Tenéis que ayudar a bajar esa cuesta antes,

o qué?

Así durante años,

bajando así

y bajando así.

Que fuerte, una cuesta de dos metros.

Ahora es una persona, ¿antes no, o qué?

El antes venía y se sentaba ahí ...

Ahora viene, te prepara los ejercicios

se mueve, te da indicaciones ...

Toca visita a la nutricionista.

La vengo a ver una vez a la semana,

lleva el control de todos, si.

Buenos días Chucho. ¿Qué tal estás?

Quítate la ropa ...

¿Chucho cuánto crees que va a decir la báscula?

creo que 142 ...

142,800

porcentaje graso 35

y la última vez estaba ...

en 41,7

es un 5% de pérdida de grasa.

¿Qué ha hecho para bajar 58 kg?

Comer de todo adaptado a su día a día,

adaptado a los entrenos que realiza,

que vaya a entrenar con energía para poder rendir

lo cual va a dar lugar a una correcta recuperación

que a la vez

dará lugar

a que al día siguiente

se levante con fuerzas para seguir entrenando.

Bueno Chucho,

¿qué tal la semana?

¿Ansiedad por comer estás teniendo?

Si por la noche.

¿Cómo lo estás controlando?

Mentalizarme.

A veces me sale

y cuando veo que es una guerra y lo estoy pasando mal

voy y me doy el pequeño gusto que me esté pidiendo el cuerpo

la típica natilla de los niños y bueno ...

me como una le saco el gusto

y me quedo tranquilo.

Lo más importante es

que has conseguido gestionar esa ansiedad,

cuando viniste aquí

no te comías una natilla

te comías ...

cuatro o cinco.

Los datos que se conocen hoy en día

sobre la obesidad infantil en España

son alarmantes.

En el año 2013 fue el mayor pico de sobrepeso

en obesidad

alrededor de 40% de los niños españoles

padecían sobrepeso u obesidad,

hemos absorbido los hábitos de los americanos,

en cuanto a alimentación prefabricada,

comida precocinada,

hemos evolucionado tecnológicamente,

ahora los niños juegan más en casa

pero no nos hemos preocupado de poner más parques,

o incrementar la actividad física en los colegios.

El comedor escolar también es un ámbito

donde el niño tiene que aprender a comer

porque es un ámbito educativo.

Por otro lado, los padres.

A un niño no le puedes exigir que consuma verduras

si tú no le muestras que consumes verdura, ¿no?

O que no coma un alimento prefabricado,

que no meriende un bollicao si tú tienes uno en las manos.

Hasta luego, adiós, adiós.

Esta es una de las rutas típicas que hago dos o tres veces a la semana.

¿Cuántos kilómetros van a ser desde Santander ...

450 kms

¿en cuantos días?

en 16 días.

¿Cuántos kilómetros al día?

Un promedio de 30 kms.

Y todo eso para sacar dinero

para luchar contra la obesidad infantil.

Lo primero fue ...

hacer algo para que recobre mi salud y calidad de vida

y paralelo a eso

fuimos viendo que tenía repercusión

que la gente se enganchaba

y apareció la fundación Gasol

entre todos se nos ocurrió una idea

de en la misma marcha

utilizarla para darle visibilidad al problema

de la obesidad infantil

y recaudar fondos para la fundación Gasol

para que siga desarrollando sus proyectos, sus planes

contar en primera persona el problema,

contar un montón de dificultades y limitaciones

que he tenido durante mucho tiempo,

con doscientos kilos

viviendo a cien metros de esa playa

me tiré seis años, siete

sin ir a la playa con mi familia.

Tenéis dos hijos más, ¿de qué edades?

17 y 15.

Hemos visto que la vida de Chucho ha cambiado.

¿La vuestra la habéis notado en casa también?

No podía hacer cosas normales del día a día

y eso te afecta a nivel físico

pero también emocionalmente

con tus relaciones con la gente, relación familiar,

con él ha cambiado bastante

porque se terminaron los refrescos, principalmente,

tomaba por lo menos dos litros yo solo.

Los niños era normal que tomaran refrescos,

era lo que ellos veían en casa con normalidad.

Este es Chucho, ¿hace cuánto?

Un año y dos meses.

Se nota diferencia del vídeo a ahora.

¿Cómo os quedáis cuando veis esas imágenes?

En cierta manera un poco triste también,

porque fueron muchos años

y muchos años para mí y para todos un poco perdidos.

Apoyar talones ...

la otra rodilla va delante ...

Hola Isa.

Directora del gimnasio.

Parte de lo que hace aquí

es para que él pueda conseguir andar desde Santander a Madrid.

Por la lucha contra la obesidad y la obesidad infantil.

Mucho de nuestro público son niños

y las tasas de obesidad siguen creciendo tanto

que es alarmante

y las instalaciones deportivas tienen que hacer algo al respecto.

tenemos un club junior

para que los niños puedan estar aquí

mientras los padres hacen actividad física

para que los niños puedan hacer su actividad

mientras que los padres están trabajando.

La gente que quiera aportar a lo que es la fundación Gasol

que está trabajando contra la obesidad infantil,

pueda hacer una donación.

El objetivo es llegar a tres mil euros

y aportar a la fundación Gasol

esa cantidad económica para su proyecto

de la obesidad infantil.

Eso es, muy buena.

Mi amigo Diego

va a ser uno de los que nos apoye financieramente

para poder cumplir

lo que es la logística del viaje.

A mí este tema me toca

porque siempre he sido un niño gordito.

No puse remedio cuando tuve que ponerlo,

decidí apoyarle económicamente

no tengo ninguna empresa,

la gente que no nos relacionamos enfermamente con la comida

no tenemos esos apoyos

y ver a Chucho entrenado en Madrid, es un fenómeno,

lucha por él por todos nosotros.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Obesidad infantil

Comando Actualidad - Obesidad infantil

07 nov 2019

España es uno de los países con más niños obesos de Europa. La vida sedentaria, el uso creciente de las nuevas tecnologías y el aumento de casi un 20% en la ingesta de calorías son las causas principales del mayor problema de salud pública en nuestro país.

ver más sobre "Comando Actualidad - Obesidad infantil" ver menos sobre "Comando Actualidad - Obesidad infantil"
Programas completos (497)
Clips

Los últimos 2.872 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios