www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5460770
No recomendado para menores de 7 años Comando Actualidad - Cómplices del cambio - ver ahora
Transcripción completa

Tenéis las casas resguardadas con muchas piedras, ¿no?

Efectivamente.

Qué barbaridad. Ver la destrucción de su casa

es una cosa muy violenta.

En una semana, como siga así, la nieve desaparece.

Van a vacunar todos ustedes el monte.

El cabo de Gata llueve menos que en algunas zonas del Sahara.

Aquello que nos dijeron que pasaría, está pasando.

Y sucede cada vez más rápido.

Un temporal que no veas, nieva muchísimo.

Hay unos cambios de temperatura brutales.

En el pasado teníamos playa alrededor de 100 metros

¿100 metros? 100 metros de anchura.

Y ahora que cada vez hay más temporales y más virulentos.

Pues estamos asustadísimos.

Ahora todos los años son récords de temperatura

y casi la mitad de los años, récord de sequía.

En el escenario de cambio climático, tenemos que tender

hacia bosques más claros, con menos árboles y más grandes.

La trucha ha resultado ser un indicador muy bueno

durante estos años tanto de cambio climático

como otras partes de cambio global.

Lo que hagamos para detenerlo también tiene consecuencias.

Afecta a cosas, por ejemplo, póliza de seguros.

Nos sale más cara.

O el suministro eléctrico.

Sois transportistas de carbón.

Sí. Estábamos trabajando hasta hace seis meses.

Para central térmica. Sí.

¿Tenéis hipoteca que pagar? Hombre.

Sí. Y compramos un camión.

¿Hace cuánto? Pues hace 20 meses.

Desesperante.

Sabíamos que el carbón tenía los días contados.

Lo que no contábamos es que fuera tan inminente.

Un 50 % por lo menos de este pueblo, trabaja de la central.

¿Qué le parece que en su país cierren las centrales térmicas?

Y en cambio, compremos la energía de esas centrales en Marruecos.

"Cómplices del cambio" en "Comando actualidad".

Veo todo ya tan perdido que ya casi ni me preocupo.

Llueve menos, nieva menos.

El agua de los ríos y el aire se han calentado.

Lo que sucede en Sierra Nevada, la montaña más al sur

de Europa, va a pasar en todo el continente.

¿Cómo nos afecta?

El calentamiento de la tierra por el aumento de la temperatura,

hace que todos los glaciares del sur de Europa

estén en retroceso.

En España, de hecho, solamente queda un glaciar

en Pirineos, porque el de aquí de Sierra Nevada

ya desapareció y ahora se está deshelando

el hielo fósil que hay debajo.

Miguel, ¿se confirma que nieva menos cada año?

Sí, una media de unos tres días al año

tenemos menos nieve en Sierra Nevada.

¿Desde hace cuánto hacen las mediciones?

Estas mediciones se llevan haciendo desde hace más de una década.

Joder.

La flora y la fauna de Sierra Nevada está muy ligada

a la permanencia y cantidad de nieve.

La falta de ella va a afectar a que muchas especies

vayan desapareciendo poco a poco. Ah, vale.

129,8.

-Este es el primer trato9, ¿no? -Sí.

¿Y este tubo qué os indica?

Es la medida que, digamos, hemos establecido estándar,

para pesar siempre el mismo volumen de nieve.

Cada nevada, según a la temperatura a la que cae,

tiene un tipo de copito de nieve.

(ASIENTE) Entonces, aquí tenemos una tabla

donde se dice qué tipo de copo de nieve ha caído.

Es un grano de un milímetro, aproximadamente.

Y vemos las formas de los cristales como más dispersos.

"A priori" ya nos está diciendo que el volumen de agua

es menor que en otras ocasiones.

Sierra Nevada es como un microcosmos

donde lo que pasa aquí se puede extrapolar a otras zonas

de España y de Europa.

Esto que observáis vosotros aquí,

es representativo de lo que está pasando en el mundo.

Claro, además, si tenemos en cuenta que Sierra Nevada

es el macizo montañoso más al sur de Europa,

digamos que es donde primero estamos viendo

estos resultados del cambio global.

Vale.

Este cambio global, ¿qué pilares tiene?

Contaminación generalizada que hay en el planeta,

la sobreexplotación de recursos

que hacemos; es decir, cogemos cualquier bosque,

cualquier acuífero, cualquier zona

donde haya un recurso natural y lo agotamos en exceso.

En el mundo globalizado en el que vivimos,

hay demasiado trasiego de especies

y hay una inclusión de especies invasoras, exóticas,

tanto de animales como plantas que están haciendo mucho daño.

Y además tendemos a hacer unos cambios de uso del suelo;

donde antes había bosque, ponemos una zona recreativa.

Y eso hace que globalmente el planeta esté cambiando

de manera muy acelerada.

Vamos a subir ahora a 2.900 metros

de altitud, al Instituto Astronómico.

Está muy cerquita en altitud del pico Mulhacén.

El más alto de la península con 3.500 metros.

¿Cómo se ve allí arriba el cambio climático?

Y en un temporal que no veas, nieva muchísimo.

En dos días desaparece la nieve, en un mes vuelve a nevar muchísimo.

Y hay unos cambios de temperatura brutales.

Cosa que hace cinco, seis, ocho, diez años,

no estaba tanto. No notabais.

En una semana como siga así,

la nieve desaparece seguro. Desaparece.

Buenos días. Buenos días.

Necesitamos casco

porque estas son las motos, ¿no? Las motos de nieve.

Oscar, y vamos a subir allí arriba.

Al astrofísico. Al astrofísico.

Buenos días, ¿hay alguien por ahí? Hola.

Hola, ¿qué hay? Yo soy Mónica.

¿Qué tal? ¿Cómo estamos? Yo soy José.

Oye, vaya nevada ha caído, ¿no?

Pues sí, ha caído de todo.

Puedes ver que ha sido... Hemos tenido lluvia, viento.

Sí, ¿no? Mucho viento.

Habéis pasado temporal.

Sí, pero parece que ya el día está muy tranquilo.

José Luis, ¿cuánto tiempo llevas aquí metido?

Bueno, aquí hacemos turnos de semanas.

Yo trabajando aquí llevo muchos años.

Llevo 38 años.

38 años, madre mía.

Estamos a 3.000 metros, veo que aquí hay un pico más alto.

¿Qué pico es este? Ahí tiene el Veleta.

Ah, este es el Veleta.

3.400.

Por encima está Mulhacén que son 3.500.

Efectivamente.

¿Aquí notáis el cambio climático?

Quizá hay cosas que se notan, como por ejemplo,

últimamente el tema del pueblo sahariano,

quizá se mete más a menudo de lo que pasaba hace unos años.

El tema de los insectos se puede notar más que antes.

Las plagas vienen a veces como nubes en el verano de mariquitas.

O de algún otro tipo de insecto.

El tema de las avispas sí se nota en algunas lagunas

y eso que antes no había avistas aquí en esta altitud.

Y ahora en los últimos años pues sí se ve.

Ahora nos vamos al río, ¿no?

Sí, concretamente a pescar trucha común.

Con una técnica que se llama pesca eléctrica.

Además, la trucha ha resultado ser un indicador muy bueno

durante estos años tanto de cambio climático

como del cambio global.

Nos ha servido para reidentificar factores del ambiente

que está cambiado la trucha. Sí.

Y factores debidos a acciones del hombre

que están haciendo que las truchas, su población

sea cada vez más pequeña.

Y además, aquí en Andalucía, las truchas son especie protegida.

Hay que pensar que históricamente, para las poblaciones cercanas,

esto es un recurso.

Claro. La gente pescaba la trucha,

se las comía y era algo que tenían integrado.

Sí. Ahora se van dando cuenta

del valor que tiene la trucha como un pez singular.

Y la importancia de protegerla.

El motor digamos es el que genera un arco voltaico,

una corriente. Sí.

Que adormece por unos instantes a las truchas

el tiempo justo y necesario para poder capturarlas,

medirlas, pesarlas, que es haríamos después,

ahora lo que vamos a hacer es capturar los ejemplares

del tramo seleccionado. Vale.

Se mueven como si fueran una pila; tiene polo positivo

y polo negativo.

Ah, ¿sí? ¿Las truchas? Sí.

Al meterle una corriente, lo que hacen es que se desorientan

y suben a la superficie.

Al medirlas sabemos la edad que tienen.

Porque a determinado tamaño, sabemos que tienen una edad.

Y al pesarlas sabemos la biomasa, que es, por decirlo así,

los kilos de pescado que hay dentro del río.

Y con eso sabemos si la población es mayor o menor.

A cuenta del cambio climático, me decíais hace un momento

que habéis visto en últimos años

que están disminuyendo. Sí.

Los adultos cada vez están en peor estado físico.

En la mayoría de tramos inferiores

que el agua se está calentando y no permiten que vivan

porque la temperatura es alta.

¿Cuánto ha subido la temperatura del agua

para que me digáis que le afecta a las truchas?

Pues desde los datos que tenemos desde los años 50,

se ha estimado que la temperatura del aire en Sierra Nevada

habría aumentado un grado y medio.

Y con estos datos hemos estimado

que la temperatura de los ríos aumentó medio grado.

Llegará un momento que las truchas puedan seguir subiendo río arriba

-buscando agua fresquita. -Fría.

Seguro que hay alguna. ¿Estamos?

-Aquí, aquí. -Hay una.

Ahí la tenemos.

Vale, aquí la estamos viendo.

¿Cuánto tiempo aguantan?

-Estamos cambiando el agua. -Cambia el agua.

-Cambiamos el agua. -Mientras esté fría,

en su medio. Vale.

Otra, otra, aquí la tenemos.

Las truchas pequeñas son una buena señal

de que el río está vivo.

Vale. Y que las truchas

se van reproduciendo, regenerando. Regenerando.

Vale.

-29. -312,4.

-¿Qué edad estimas que puede tener? -Tres años.

Te doy ahora un alevín de este año, ¿no?

Venga, vamos a ver.

-Pues 8 centímetros. -3,9.

¿Y cómo se ve?

-¿Está desnutrido o está bien? -No.

Una vez que se han medido y pesado se sueltan.

¿Esta tala de pinos tiene que ver con el cambio climático?

Sí, un pinar con esta densidad, es muy poco resistente a eventos

y que pueden ocurrir y están ocurriendo

cada vez con más frecuencia, como son las sequías.

Vale. Prolongadas.

También, mucho más vulnerables a los incendios.

Claro. Que también se harán más frecuentes.

Hace 60 años aquí lo que había era un terreno desarbolado.

Completamente. Vale.

Que como mucho se dedicaba o al cultivo de cereal de secano,

o era un terreno yermo. Sí.

Que lo único que producía era erosión con problemas

en las acequias y en las vegas que caían abajo.

¿Qué se consigue? No se talan todos los pinos.

Están talando solo algunos.

Que haya agua, suelo y nutrientes,

que ni se lo coma todo el pinar de repoblación,

sino que dé oportunidad a otras especies

que había aquí, como pueden ser las encinas,

o los enebros para que también se regeneren.

Este pinar era exactamente igual que el de antes,

solo que hace cinco años se hizo un tratamiento

como el que habéis visto.

Ha crecido una vegetación de matorral

muy diversa, porque hay aulagas, hay romeros,

hay tomillos, hay encinas

que están saliendo, encinitas. ¿Y esto

cómo se relaciona con el cambio climático?

Claro, está muy relacionado

porque la idea es que si solo hay una especie,

es muy vulnerable ante cualquier perturbación.

Si cambian las condiciones

y ya no son adecuadas para esa especie,

se van. Muere la especie.

En cambio, si tenemos un monte más diverso

con diferentes especies,

ante una plaga, ante un cambio en las condiciones climáticas,

siempre es más probable que algunas

sean capaz de sobrevivir. Algunas sobrevivirán.

Bueno, estamos observando mariposas

porque realmente son insectos muy interesantes

desde el punto de vista de su carácter como indicadores

de cambios ambientales. ¿Cualquiera vale?

¿Cualquier mariposa vale?

¿O son de una especie en concreto?

Bueno, en Sierra Nevada estamos hablando

que estaríamos por encima de 120 especies.

Sí. Y cada una nos habla

de un aspecto diferente.

Nuestra mariposa se hace cada vez más patente en zonas de cumbre,

por ejemplo, y eso es indicativo de que las cumbres se convierten

en un sitio favorable

para que determinadas especies desarrollen sus ciclos de vida.

Esta es mariposa apolo de Sierra Nevada.

Es verdaderamente singular, interesante,

icónica en contexto de cambio climático,

porque está asociada a las condiciones frías de montañas.

He comprobado cómo un incremento de grado centígrado

involucra un adelanto de más de ocho días

en su ciclo de vida, y esto involucra

que si de aquí a final de siglo

pudiera subir la temperatura, algo muy plausible

en unos 4, 5 grados centígrados

en Sierra Nevada, estaríamos hablando

de un adelanto fenológico por encima de 25 días;

es una barbaridad para un insecto de estas características,

que además tiene consecuencias muy importantes

de cara a la sincronización con otros elementos

del ecosistema. Claro.

Sierra Nevada es un lugar privilegiado

para estudiar los cambios que está sufriendo el planeta.

La flora, la fauna, el clima.

¿Y a sus habitantes les afecta el cambio climático?

¿Notan el cambio climático aquí en este pueblo de la sierra?

Claro.

Vamos a ver, ¿en qué lo notan ustedes?

Que llueve la mitad que llovía.

Que nieva la mitad que... Que nevaba.

Ayer hacía frío, frío y ahora hace calor.

-Y hoy hace calor. -Llegaba marzo y había nieve.

Sí. Hielo.

Y llevamos como cuatro años o así que yo no veo.

¿Qué tal se vive aquí en el pueblo?

Bien.

¿Aquí se vive bien?

El tiempo ha cambiado por lo que sea, está cambiado.

Y ya no son los tiempos que había antes.

En el invierno estaba nevado hasta el mes de marzo.

Hala.

Y ya es que no la vemos. Para que nieve una vez o dos...

Y frío hace ya como...

Estamos ya en primeros de diciembre,

y estamos en manga de camisa.

Como quien dice. Es que no hace frío ninguno.

¿Ustedes notan que a los animales les afecta el cambio climático?

Al llover menos, el campo está más seco.

Los animales sufren mucho más.

¿Sí? Hay menos agua.

Y menos nacimientos de agua.

Tienen que desplazarse a sitios más lejos

para el agua; en verano sobre todo,

es impresionante ahí arriba, claro que sí.

Es tan complejo que las consecuencias a veces

son invisibles y desconocemos su poder.

El escenario no es solo el medioambiente.

El tan temido cambio del clima

encarece, por ejemplo, nuestra póliza de seguros

y la factura de la luz.

Esto que parece unos simples trozos de tronco,

nos puede decir muchas cosas sobre el cambio climático.

Ya te digo; esto, realmente es como una biblioteca.

Aquí está almacenada un montón de información biológica.

Cada anillo representa un año de crecimiento.

Y uno hace la medición entera y va pudiendo reconstruir

en qué años ha crecido más, menos,

y si eso coincide o no coincide con determinados años más secos,

más cálidos, más fríos; y va haciendo cuadrar

esa serie de 80 o 100 años

con la serie que tienes de datos climáticos.

Estas especies de pinos, sobre todo pinos negros,

es muy sensible; estamos viendo

que es muy sensible al cambio climático.

Los primeros años, podemos hablar de cuatro, cinco, siete milímetros.

Ya ves cómo se estrecha hacia el final.

Lo que quiere decir esto es que en últimos años,

crece menos esta especie de árbol.

Sí, el clima se está volviendo demasiado seco y cálido

para lo que es esta especie.

Muchos ejemplares de pino están llegando a morir.

Creciendo tan poco cada año

que eventualmente en una sequía ya muy intensa llegan a morir.

A nivel ecológico son árboles que cumplen cada vez menos

su función y los servicios ecosistémicos

que podían estar haciendo en el sumidero de carbono

que tanto interesa con el cambio climático,

lo hacen con menos intensidad y pierde esa función.

Esta gráfica refleja que el Alto Tajo

en los últimos 60 años ha subido la temperatura,

ha bajado la lluvia y los árboles, el crecimiento es menor.

Estos datos van más allá

de que una especie crezca menos en los últimos años.

Claro. Nos demuestran muchas más cosas.

Estamos en una red europea,

trabajamos en varios proyectos europeos

donde esto se replica en distintas zonas;

Francia, en Alemania, Reino Unido.

Se habla del bosque global.

El boque global es un concepto virtual

que resulta de juntar en una misma base de datos

toda la información de cientos de especies,

a veces de miles de especies de árboles,

en miles de puntos de todo el planeta.

Y ahí contribuimos; desde España, nuestro grupo,

con unos cuantos miles de datos,

al final tienes cientos de millones de datos.

La sensación es de que las cosas van cada vez un poco más deprisa.

Hace 15 años o 20 años, en este grupo,

nos consideramos afortunados y pillábamos un año seco

que pudiéramos comparar con años normales.

Ahora ya tienes, todos los años son récords

de temperatura y casi la mitad de los años,

récord de sequía.

¿Hay datos a día de hoy que se estén conociendo actualmente

que revelen muchas cosas en cuanto al cambio climático?

La lista es apabullante.

Nos afecta a cosas como la póliza de seguros

que ya repercute el cambio climático y nos sale más cara.

O en el suministro eléctrico; se ve amenazado en muchas ciudades

porque hace tanto calor

que los transformadores, pues a veces entran en crisis.

Ahora la comunidad científica está en torno a dos grandes aspecto.

Uno es que siguen creciendo las concentraciones

de CO2 y que acabamos de batir un nuevo récord

un poco triste; estamos prácticamente en 408 partes

por millón de CO2 en la atmósfera.

Para que te hagas idea, cuando hacía mi tesis doctoral,

por ejemplo, yo calibraba los aparatos a 350.

Para buscar una analogía, la tierra hace el orden

de 5 millones de años tenía estas concentraciones parecidas

y en aquel entonces hacía 3 grados más de temperatura

que en la actualidad y los martes tenían 10 metros más,

en algunos sitios 15 metros más de elevación.

Venimos al Museo Nacional de Ciencias Naturales

donde aquí se pueden ver algunas de las pruebas

de cómo nos afecta el cambio climático.

Aquí se guardan muestras de muchas cosas.

Hay zonas como Canarias o Alicante donde se han quedado ya sin playas,

el mar está pegando directamente en las casas.

¿Por qué ha pasado esto y qué futuro tienen estas zonas?

Bueno, por qué ha pasado esto es la combinación,

es un cóctel de esos letales,

en los cuales le hemos dejado muy poco margen

de escape a la línea de costa por vías naturales.

Hemos construido muy cerca del mar y al subir el nivel del mar

y cambiar otra serie de cosas debidas al cambio climático,

se van llevando los sedimentos

que cada vez tiene a veces en menor cantidad,

te quedas sin margen.

¿Con qué predicciones de aumento el nivel del mar

trabajamos hoy en día?

Los más optimistas hablan que para fin de este siglo XXI,

estaríamos en torno a 80 centímetros, 50 centímetros,

esos son los más optimistas de incremento del nivel del mar.

Pero hay escenarios que van a depender

de lo que emitamos en estas décadas que te hablan de más de dos metros.

En España se habla de entre 200.000 y 300.000 españoles

en áreas como el Delta del Ebro, el Mar Menor, la zona de Doñana,

que se van a ver profundamente afectados

por estas inundaciones; que están ya viviendo

y trabajando en áreas de riesgo prácticamente seguro

de inundación.

300.000 personas en España. En España.

300 millones en el mundo. Exacto.

Hay playas en la provincia de Alicante

donde prácticamente ha desaparecido la arena

y casi no queda espacio entre las olas y las casa.

En lugares como este,

cualquier consecuencia del cambio climático

puede ser devastador.

Manolo, buenos días. Hola.

Tenéis las casas resguardadas con muchas piedras.

Sí, efectivamente.

Por desgracia, en momento que la playa ha estado peor,

o de graves temporales,

hemos tenido que proteger la vivienda.

Hace unos años, ¿cómo era esta playa?

Espectacular.

Me fijo en detalles de la casa,

la tenéis muy bien resguardada. Claro.

Claro, los años nos han dicho que vale la pena prevenir.

Y este es el salón, Manolo. Sí, es el salón.

Aquí hacemos nuestra vida principalmente.

Todas las cajas además entre sí son muy parecidas.

¿Aquí es donde nació tu suegra?

Claro, aquí son muchas generaciones las que estamos.

En esta habitación nació mi suegra.

Le hicimos un cartel conmemorativo.

Ahí lo pone. Para que lo recordara.

Desde la cama qué vistas tiene.

Efectivamente.

Para bien y para mal, cuando hay temporal,

al tener el mar tan cerca, es nuestro signo.

Que se sepa que las casas en origen nunca estuvieron pegadas al mar.

Es decir, las casas están donde llevan estando

hace un siglo y no se han movido evidentemente ni un palmo.

Es el mar y es el litoral el que cambia.

Es la desembocadura del Segura. Exacto.

Estos espigones existían

pero este gran espigón se empieza a construir

en el 90, acaba en el 95. Exacto.

A partir de ahí es os empezáis a quedar sin playa.

Claro. Vuestras casas están aquí.

La causa de regresión, hay que dejarlo clarísimo,

no es el espigón, pero es el gran catalizador.

El río Segura es un río absolutamente explotado

y utilizado por el ser humano.

Lleno de presas, de paradas.

Todos los sedimentos se van acumulando

de forma que a desembocadura ya llega mucho menos material.

Encima, el poco material que está llegando,

se queda acumulado en la salida.

Ya no hay casi pendiente y encima el espigón

cierra la salida.

De forma que solo sale material del poco que llega

cuando hay torrente, lluvia fuerte y encima sale desviado.

No puedo negar que el cambio climático

tenga influencia; es evidente que están los datos.

Pequeños milímetros desde los 90.

Pero aquí hemos perdido metros y metros de playa.

A lo ancho y a lo alto.

Esta foto es de esta zona de aquí.

Ajá. Después de un temporal.

Madre mía. Fíjate dónde debería estar,

estas son las casa. Sí.

Fíjate que la línea de costa debería venir por esta línea.

Fíjate toda la bahía, el bocado que se ha hecho.

Esto que queda aquí son los mínimos restos

de lo que era luna natural.

Hay que actuar sobre el espigón.

Hay que regenerar la playa de una forma suficiente

que contrarreste los efectos negativos del espigón.

Así se ven a vista de pájaro

consecuencias de la última dala en vuestra zona.

Sí, las imágenes son espectaculares.

Al mismo tiempo que estremecedoras.

Las administraciones, los estados

han pasado de negar el cambio climático

a de repente abrazarlo.

A convertirlo en esa causa comodín,

en esa causa legal comodín para tapar,

para justificar lo que es la responsabilidad de su actuación.

¿Dónde está el estudio de impacto ambiental completo

de este espigón?

Así era esta playa. Sí.

Esta vida llegó a tener, fíjate.

Con columpios, con barcos. Fíjate.

Qué barbaridad de playa, no solo a lo ancho, sino a lo alto.

Fíjate que la arena está a ras de las aceras.

Aquí es donde más se ha comido el mar esta zona.

Claro, es evidente, no hay casa.

No hay nada que frene al mar; el mar cuando los temporales graves

de diciembre del 16, del 17,

el mar llegó hasta la carretera ahí arriba.

Todo esto lo comió; ahí ves el hueco de dónde estaba realmente el mar.

Si no estuvieran las casas, el mar ya estaría comiéndose

pinadas y la zona protegida.

¿Y aquí qué ha pasado con estas casa?

Casa que está expuesta a estar en la esquina,

y cuando venían los últimos temporales graves

del 16, como te decía, pillaron con poca playa

y los más expuestos son los que más daño sufren.

¿Cuántas casas hay? Aquí somos más de 100 casas.

Algo más de 100 familias.

Las cañas están haciendo de chivatos.

Hasta aquí ha llegado el mar y te ha dejado lo que trae el río.

Y delante de las casas iba una acera.

Acera que tenía un par de metros de ancho.

¿Qué ha pasado? Esa acera

que era acceso público de la playa, la gente venía

para acceder a la playa por escaleras,

el mar la ha devorado.

De ahí que ahora esta imagen que hay

de las casas protegidas con la piedra,

porque así nos lo ha permitido un auto judicial

y sentencias judiciales mientras exista peligro

puedas proteger tu vivienda.

Esto no es deseado por nosotros.

Lo que queremos es que se vuelva a hacer la cera que había.

-¿Cómo está, Ángel? -Muy bien.

Está fácil. ¿Qué tal? Muy buenas.

Está fácil.

Otro vecino de Babilonia. Muy bien.

Sí, aquí estamos.

Bueno, la casa ahora está así, en periodo de...

De hibernación.

En esa foto se ve acera, se ve escalera,

y se ve playa. Se ve todo, sí.

¿Se acuerda usted de cuando la playa era playa?

Sí que me acuerdo de cuando la playa era playa

y había arena seca y arena mojada

y había de todo; podía tener 18,

año 60, 60 y algo.

Se podía jugar al fútbol, tomar el sol

y no molestar al vecino que estuviese en la terraza.

Sebastián, muy buenas. Hola, ¿qué tal? Buenos días.

¿Qué ha pasado aquí? Pues nada, pues aquí

celebrando, estamos de enhorabuena casi.

Porque por fin de alguna manera la Jefatura de Costas de Alicante

nos va a ayudar un poco a regenerar este tramo de playa.

Necesitábamos con urgencia que se vertiera un poco de arena,

si no, las casas van a desaparecer,

Porque os estáis quedando sin playa.

Se ve bien dónde está lo que era playa,

la arena de la poca playa que quedaba.

Exactamente. Y todo lo que han echado encima

estos últimos días. Efectivamente.

Y ahora vamos a pisar lo que es la playa en sí.

Lo que es la playa, exactamente, lo que nos queda.

En el pasado teníamos aquí una playa alrededor de 100 metros.

¿100 metros? 100 metros de anchura.

Estos escalones estaban enterrados en la arena.

Mira la altura a la que nos hemos quedado.

Aquí se habrá perdido una altura aproximadamente

de dos metros de altura de arena.

Y este es tu restaurante. Sí.

Es el negocio familiar que tenemos.

En Denia, básicamente el 80 % de las personas

que vivimos en esta zona, vivimos del turismo.

Necesitamos que estas playas se arreglen.

Porque si no se regeneran las playas,

evidentemente, los turistas vienen por el sol y por la playa.

Así quedó hace dos años tu restaurante.

Esta fue; derribó los muros que había.

Y así se quedó.

No entró al restaurante de milagro.

No, se quedó al aire prácticamente por esta parte de aquí.

Por esta parte de aquí sí que socavó la terraza.

Y estuvo a punto de hundirse; esa es la verdad.

Vamos a ver alguna casa, ¿no? Pues sí.

Buenos días. ¿Qué tal? Buenos días.

-Buenas. -Buenas, os presentamos

a unas amigas.

A Yenevi.

Y a Rosa María. Ahora que cada vez hay

más temporales y más virulentos.

Pues estamos asustadísimas.

-Estamos muy asustadas. -Sí.

Tenemos mucha ansiedad.

A ver la casa de Genoveva.

La tienes muy bien la casa, Genoveva.

Sí, está de invierno.

¿Cuánto tiempo pasas aquí?

Yo más o menos seis meses.

Aquí tienes la primera foto que he conseguido

que es de 1930.

Donde se ven estas casa, se construyeron,

esta es la terraza, con dunas y dunas hasta el mar.

¿Esta foto de qué año es?

Esta foto es de 1983.

Por ejemplo, ya estas dunas se ven que no están.

Pero todavía hay muchísima playa.

¿Esta otra foto de aquí? Esta es de principios del año 2000.

Entonces... Hace no mucho.

Quedaba playa. Quedaba toda esa playa, fíjate.

Esto es en 2018, verano del 2018.

Que es donde ya no queda nada de playa.

¿Cómo se explica? ¿Qué ha pasado en 100 años

para que os quedéis sin playa?

Construcción del puerto de Denia. Eso ha influido.

Este puerto de Denia de amplió

y en de Gandía que lo tenemos al otro lado.

Claro, todo lo que son ampliaciones de puerto,

construcciones de diques y tal, van cambiando corrientes marinas.

Se construyó un pantano cerca de aquí, pantano de Isbert,

y bueno, pues los pantanos también,

Hace que ríos no tengan sedimento.

Claro, retienen sedimentos de su fondo

y frenan el flujo de sedimentos

a la desembocadura del mar.

A esto hay que sumar que el nivel del mar

por el cambio climático, sube. Claro.

Es verdad que cada vez se esperan más temporales.

Con más frecuencia y con más virulencia.

El cambio climático es una realidad que está ahí.

Sumada a todas las demás cosas que te he comentado,

pues claro, es preocupante.

Esto es un video,

después de dos días gordos de temporal,

donde fijaos, es como si estuviéramos...

Qué barbaridad.

Fíjate la terraza. ¿Esa es tu casa?

No, este es el último chalé. El último.

Como la terraza, mi casa está por ahí

donde están la mayoría de escombros. Qué barbaridad.

Mira qué foto.

Estas son las casas más para allá.

Mira qué socavón en la terraza.

¿Es la casa en la que estaos ahora mismo?

Sí, que le hizo un choque, es la terraza de arriba,

lo que lo ves aquí.

Esto.

Venía el lunes y me llamó un chico que viene un poco

y ver la casa; estaba llorando al teléfono.

Le digo: "¿Qué pasa?". Y dice:

"Es muy grave".

Ver la destrucción de sus casas, es una cosa muy violenta.

Es cosa de todos y nos afecta a todos.

Para quienes trabajan en una de las 15 centrales térmicas

que hay en España, el cambio climático,

es sinónimo de paro.

O se reciclan o mueren.

La incertidumbre que han sufrido o están sufriendo

en la comarca gallega de Eume,

la van a padecer miles de familias españolas.

"Tienes que hacer.

Un poquito tienes."

Buenos días. Buenos días.

Habéis convertido el Ayuntamiento en vuestra casa.

¿Por qué? Es una forma de reivindicarnos.

Y de que se nos veo y que se conozca nuestro problema.

Sois transportistas del carbón.

Sí. Somos casi 70 empresas.

150 camiones.

Estábamos trabajando hasta hace seis meses.

Para la central térmica. Sí.

¿Cuántos años llevabais trabajando?

Aquí los que más tiempo llevan, sobre 40 años.

Toda una vida. ¿Y ahora por qué no trabajáis?

De un día para otro, paran de quemar carbón,

y nadie nos dice nada.

¿Cuántas toneladas de carbón podías mover antes?

Pues sobre 20.000 toneladas diarias.

¿Diarias? Sí.

Es mucho dinero, ¿no? Sí.

Y mucho CO2 también. También.

Las palabras cambio climático, ¿a qué os suenen?

Así de principio, nos suena mal.

"Nos suena a paro."

-Lo tenemos que aceptar. -Sí.

Os suena a paro. ¿Qué perseguís? ¿Qué buscáis estando aquí dentro?

Perseguir un proceso, una transición justa.

Y poco a poco, sacar la cosa para adelante.

Para no perjudicar a nadie.

Como se dijo hace aproximadamente un año,

un año, y se dijo: "Comprad camiones o cambiad bañeras.

Camines con menos peso, camiones con más caballo.

Aquí hay trabajo para poder jubilarse".

Eso se dijo desde parte de Endesa.

Y de parte del Estado español, y ocho meses más tarde,

hay una orden de que se pare de subir del puerto de Ferrol

a As Pontes carbón

y no se vuelva a arrancar la central.

Y entonces, eso no es una transición justa.

¿Esto qué es?

Eso lo vamos a poner ahora.

Eso le toca ahora.

Buenos días, María. Buenos días.

¿Dormisteis aquí? Sí.

Es Mía.

Se va ahora al cole. ¿Tu hija?

Sí. ¿Tu hija duerme aquí?

No, duerme con los abuelos y la traen para llevarla al cole.

¿Tú eres camionera? Sí, bueno, mujer de camionero.

¿Qué tal se duerme en el Ayuntamiento?

No se duerme. Hace meses que no se duerme

en el Ayuntamiento ni en ningún sitio.

Es mucha preocupación, tensión.

Ves que no tienes manera de solucionarlo.

No está a tu alcance.

¿Tenéis hipoteca que pagar? Hombre.

Sí, somos una familia normal y corriente

que pagamos nuestro piso como la mayoría de los mortales.

Tenemos nuestra vida y compramos un camión.

¿Hace cuánto? Hace 20 meses.

Es desesperante.

Por eso supongo que estáis aquí todos, apoyándoos.

Y buscando un futuro.

Que nos den una solución.

Por lo menos un tiempo.

"Vamos al cole."

Un tiempo.

-Buenos días. -(TODOS) Buenos días.

-Buenos días. -Buenos días.

Y luego Dios dirá.

Buenos pues venga, ahora los siguientes.

Miguel, buenos días. María. Hola María.

"Comando actualidad". ¿Cómo estamos?

¿Cómo está la central?

¿Funcionando al 100 %? Parada en este momento.

En abril entramos en una fase de muy baja producción

relacionada con la situación de mercado

que ha afectado no solamente a esta central

sino a todas las centrales de carbón en España.

Parte del sistema europeo de misiones,

en el que estamos regulados desde hace ya bastantes años.

Tanto el sector eléctrico como sectores industriales,

y es la filosofía del que contamina paga.

¿Por qué se ha incrementado tanto el precio del CO2?

Hay varias razones, creo que hay una voluntad política

de la Unión Europea de que el precio del CO2

sea la herramienta que va a permitir

llegar a alcanzar los objetivos de descarbonización

a los que se ha comprometido Europa.

¿En lucha contra el cambio climático?

En lucha contra el cambio climático.

Estamos viendo la posibilidad de quemar,

no solamente carbón, pero también una mezcla

de biocombustibles que permitan ahorrar,

porque los biocombustibles no tienen que pagar derechos

de emisión de CO2 y con estos biocombustibles

ver si la central podría ser más competitiva

para poder seguir funcionando al futuro.

Todo esto es carbón que no se quema, no se utiliza.

Ya hay un eslabón de esta cadena, transportistas del carbón,

que están sin trabajar desde hace seis meses.

Es una central que tiene ya 40 años de vida.

Y que la previsión es que pudiera funcionar otros 15 años más.

Y en ese sentido, entiendo que a todos nos ha cogido

con una transición que está yendo más rápida

de lo que habíamos pensado.

Las cosas se están produciendo más rápidas.

Y el deterioro de la situación ha sido tal,

que hemos pasado de apostar por la continuidad de esta central

en 2016, a tener hoy en día,

serias dudas de que la central pueda continuar al futuro.

La Unión Europea pone en marcha un fondo de transición justa

y se trata de que haya recursos,

no solamente para personas afectadas por el cierre de la minería,

sino también por personas afectadas

por el cese de la actividad de centrales térmicas.

¿Por qué os estáis manifestando?

Porque ahora mismo nos vamos a quedar sin trabajo

y nadie nos ofrece una alternativa de futuro.

Todos los trabajadores que están aquí

son trabajadores de... De las auxiliares.

De aquí. Que trabajamos subcontratados para Endesa.

¿Hasta qué fecha tenéis contrato de trabajo?

Yo, por ejemplo, se me acaba el 31 de diciembre.

Ahí se están metiendo 200 millones de euros.

No se meten ni 1 ni 2; 200 millones de euros

para adaptar la central a la normativa europea.

Hasta el 2035 en teoría estaban.

Pero de repente se acaba.

Con 48 años y familia, ¿cuál es tu panorama laboral

de cara a unos meses?

Tener que volver a irme fuera, ese es el detalle.

Ahora mismo estás asentado aquí, tenías una garantía de trabajo.

No tenías que andar por ahí fuera;

ahora tendrás que volver a marcharte.

¿Qué va a ser de todos nosotros dentro de un año?

¿Vosotras sois trabajadoras de Endesa?

No, lógicamente no.

¿Y qué hacéis aquí? Estamos apoyando

porque en realidad todos tenemos alguien

que trabaja en la central.

¿Sabíais que el carbón tenía los días contados?

Sabíamos que el carbón tenía los días contados.

Lo que no contábamos es que fuera tan inminente.

La descarbonización está presente

pero no tiene que ser de un día para otro.

Un 50 % por lo menos de este pueblo

trabaja de la central, y el que no trabaja,

vive también de la central.

De la panadería, el comercio, los bares.

Todos, Y si esto cierra, no va a haber para todos.

"Vaya reunión."

¿Sois familia?

Sí, padre e hijo.

Padre e hijo. ¿Cuánto tiempo lleváis trabajando aquí?

-Yo casi tres años. -Yo tengo 35 años cotizados.

Sobre 31 aquí dentro.

Prácticamente toda la vida.

¿Y cómo se viene aquí a trabajar todos los días

sabiendo que tenéis una fecha? Llegas por la mañana,

ves todo apagado, y...

Claro, porque no está funcionando. Nada.

¿Y cuándo lo veis apagado? Dime tú.

Igual mañana ya no vengo.

-Hola. -Hola.

A ver, ¿platos?

Cubiertos.

¿Cómo estás viviendo tú la situación

de tu hijo y de tu marido?

Pues con preocupación, con incertidumbre, por supuesto.

Porque bueno, mi hijo es joven, todavía puede incorporarse

a otros trabajo, pero mi marido con 57 años,

lo pilla ya muy descolocado para reciclarse.

¿Qué sabéis de lo que puede pasar? Nada.

No sabemos nada. El futuro es incierto

a la vez que muy, muy negro.

Para la empresa oficial, somos el último eslabón.

¿Sabíais que el carbón tiene los días contados?

Sí y estoy de acuerdo.

Lo que no estoy de acuerdo es que no se planifique

el desmantelamiento del uso del carbón.

Yo estoy encantada de que se usen energías verdes.

Pero evidentemente la gente que vive de eso,

no puede quedarse en la calle sin nada de un día para otro.

¿Dormís tranquilos ahora o estáis con la incertidumbre?

¿Con tensión? Sinceramente,

cada día ahora me preocupa un poco más.

Ahora veo todo ya tan perdido, que ya casi ni me preocupa.

Puede montar un parque eólico, puede montar una fotovoltaica.

Ellos saben, como nosotros, que eso no genera el empleo

que genera la térmica.

Nosotros y los transportistas somos los primeros en sufrir esta crisis.

¿Tienes deudas? Yo no.

Pero ahora mismo estoy con un alquiler.

Yo si me quedo en el paro, tendré que volver a casa.

Y no es lo mismo mantener dos personas con un sueldo,

que mantener tres con un sueldo.

¿Y ahorráis ahora? ¿Estáis ahí ahorrando dinerito

por lo que pueda venir? Ya hace tiempo

que estamos ahorrando, precisamente.

Porque si no haces gastos importantes,

porque ves que eso, se te viene la crisis encima,

te vienen unos temas ya.

Para velar por derechos de los ciudadanos que viven

en lugares afectados por la transición energética,

acaba de crearse

la Asociación Nacional para Transición Energética Justa.

Valentín. Hola.

Tú eres el presidente

de la Asociación Nacional para Transición Energética Justa,

que se acaba de crear. Sí, hace unos días.

En Carboneras, efectivamente.

Inicialmente somos un núcleo duro

de seis localidades con centrales térmicas

pero ya hay muchas más pendientes de incorporarse.

No solo con centrales térmicas,

sino con centrales de generación energética

de otro tipo afectadas por la transición.

Llámese ciclos combinados, centrales nucleares,

y más delante otro tipo de ciudades que tienen dependencia

de sectores como el de transporte convencional

que se van a ver afectados por un periodo de transición.

¿Cuántas personas están afectadas directa o indirectamente

por el cierre de centrales térmicas?

En este caso, estamos hablando directamente

de 700 personas, indirectamente.

Ahora, el efecto afecta a tantos ayuntamientos

de distintas comarcas que han firmado un escrito

dirigido a la ministra de industria.

Ayuntamientos que suman una totalidad de 230.000 personas.

¿Solo aquí en esta zona? Solo en esta zona.

Multiplícalo por 15 centrales térmicas

que hay en el Estado

y que se va a cerrar, i no es este año es el que viene,

o dentro de dos años más.

¿Cómo se va a afrontar este cambio?

¿Qué se les va a decir a esas cientos de miles de familias

que se van a quedar sin trabajo en el año 2020?

¿Qué alternativas tienen?

¿Cuál es la solución para transición energética justa?

La transición, cualquiera nos va a entender, no se hace en un año.

La transición se hace en cinco, seis, siete, diez años.

Que dé tiempo a avisar a la gente de que no cambien los camiones

porque ya no va a haber futuro para ellos.

Que te dé tiempo, al chaval que acaba la carrera, que piensa

trabajar en este complejo, que se busque la vida en otro sitio.

¿Y el planeta tiene tiempo para esa transición con tiempo?

No, pero yo creo que el planeta no depende

de que en España única y exclusivamente en 2 años,

en 2 años, lo que no se hizo en 30,

ni en 3.000 años, se vaya a hacer en 2 años.

El planeta hay que salvarlo, estamos de acuerdo con ello,

pero a la misma gente hago esta pregunta:

¿qué le parece que en su país cierren las centrales térmicas,

vayan a la calle cientos de miles de personas

y que en cambio compremos la energía de esas centrales en Marruecos?

O que compremos energía nuclear cada vez con más porcentaje

a Francia que tiene 52 centrales nucleares

que no habla de cerrarlas y en España hablamos de cerrarlas

a tres, cuatro años.

Estamos a la orilla de una de las centrales

o de la central más contaminante de España, ¿no?

Efectivamente. Esta es, digamos, la mayor fábrica

de cambio climático de toda España.

Las emisiones anuales de gases de efecto invernadero

de esta central térmica de carbón de Endesa,

pues equivalen a las emisiones totales

de gases causantes de cambio climático

de comunidades autónomas como Navarra o Extremadura.

El cambio climático está causado sobre todo

por las emisiones de los combustibles fósiles,

las emisiones de dióxido de carbono, del carbón,

del petróleo, de gas natural,

pero de todos ellos, el carbón

es el más intensivo en emisiones de dióxido de carbono.

Vosotros, las plataformas ecologistas,

pedís el cierre de las térmicas para 2025.

Bueno, nosotros pedimos que se cierren lo antes posible.

Estamos en una situación de emergencia climática,

es necesario reducir drásticamente

emisiones de gases de efecto invernadero

si queremos evitar un cambio climático catastrófico,

si queremos que el aumento de la temperatura media global

no supere el grado y medio.

¿Y qué decimos a los trabajadores de esas centrales térmicas

cuyo puesto de trabajo peligra?

Pues que luchen por sus alternativas de futuro.

Que exijan a la empresa propietaria,

a las instituciones que apliquen medidas de transición justas

que les permita garantizar su futuro.

No es admisible seguir quemando carbón

para producir electricidad; es la forma más perjudicial

de todas las que tenemos a nuestro alcance.

"Estamos fuera, ¿verdad?"

"Canal 50, solo para traslados."

Expertos en extinción y prevención

venidos de todas partes del mundo, se han reunido aquí

en la sierra de Almería.

El objetivo: frenar, evitar la propagación

de esos incendios destructivos y masivos

que han ocurrido en últimos tiempos.

¿La solución que vamos a poner en práctica?

Usar el fuego contra el fuego.

Vamos a intentar hacer una eliminación

de los pactos del 70 %.

Si va bien, no lo vamos a apagar.

Carlos Ruiz. Van a vacunar todos ustedes el monte.

Sí, ahora mismo, con el cambio climático,

el monte se está despoblando, la vegetación está creciendo

y tenemos los montes llenos de cargas de combustible

y tenemos que bajar esa carga

para que no tengamos incendios tan severos.

Paco, ¿quiénes son todos los compañeros que hay aquí?

Bueno, pues forman parte de un TREX, un programa Trex,

que es la primera vez que se hace en España,

programa de intercambio de experiencias en quemas prescritas

donde durante 11, 12 días nos juntamos gente de todo el mundo

con interés en ecología del fuego, en fomentar el uso del fuego bueno,

y tener convivencia para aprender.

El fuego no es nuestro enemigo.

El gran incendio es nuestro enemigo. El fuego no.

Cuando se lanzó aquel mensaje en los años 80,

"todos contra el fuego", ¿eso era acertado?

Recuerdo a Serrat con la bicicleta por el medio del monte.

Y en su momento fue un mensaje totalmente exitoso.

¿Pero ahora? Ahora tenemos que afrontar

un cambio de mentalidad en todas estas generaciones

que han estado acostumbrados a escuchar ese mensaje

y no han diferenciado el fuego del incendio.

Se reintroduce, se quema el matorral viejo,

entra el pastizal,

con el pastizal y las flores entran las abejas.

Entran los insectos, entran los conejos

que comen del pasto, detrás del conejo viene el lince.

Toda una cadena. Toda una cadena.

Si eliminas el fuego completamente de esas especies,

vamos a empezar a perder biodiversidad.

"A ver si puedes dar agua para tender la manguera

de tu derecha."

Juan Carlos, ¿con esto vais a provocar la inmisión?

Efectivamente, son antorchas de goteo.

Lleva una mezcla de un tercio de gasolina

y dos tercios de gasoil; el combustible va saliendo

por este sistema, cae aquí en el quemador

y el combustible va cayendo prendido sobre la vegetación.

Así trabajáis con el fuego, ¿lleva tiempo utilizándose esto?

Sí, es una herramienta que en los incendios se utiliza.

Hay veces que se hace un contrafuego, que se llama,

y se utiliza también esta herramienta.

Ya mismo viene aquí.

Y luego ya empezaré a bajar más lento.

Paco, esto es lo que se conoce como un fuego de pez.

El fuego del pez, simplemente se hace una prueba,

está regulada, es un triángulo equilátero

de un metro por un metro.

Y lo que se hace es que se ve cómo el fuego evoluciona.

Y eso nos da algunas pistas sobre, primero,

la disponibilidad de la vegetación, cómo de seca está.

Con una gota de gasolina, así es como arde nuestro campo.

Bueno, así arde; ahora mismo está ardiendo poco.

Porque está muy verde, esto en verano hace mucho que...

¿Esa persona de allí quién es? Es el analista de la quema.

Entonces, está tomando datos de humedad,

de temperatura, de viento.

Cuando dicen de verdad, tenemos es estaciones meteorológicas

que ponemos en torno al incendio y que nos van documentando

las condiciones en las que el incendio evoluciona.

El objetivo sería quemar 4.000 hectáreas.

Habrá mucha gente que ahora mismo, se eche las manos en la cabeza.

Puede parecer una barbaridad, pero el porcentaje

sobre la superficie forestal que salvaríamos

o que protegeríamos sería enorme.

4.000 hectáreas que servirían de acceso para los bomberos,

que servirían de cortafuego natural,

que servirían de ese mosaico que queréis crear en el monte.

Serían zonas que evidentemente

darían una oportunidad a los dispositivos de extinción.

Y luego, como segundo objetivo, algunas de esas zonas

pueden sin duda estar más adaptadas a una nueva vegetación

que sea más resistente al cambio climático.

Buenas tardes. CSID y Universidad Pública de Navarra

forman parte de esta proyecto de las quemas prescritas, ¿verdad?

Esto es prevenir. Esto es prevención.

Más de uno, si acaba de encender la tele,

está asustado. Pues seguramente.

Seguramente, pero son quemas que se hacen,

como su nombre indica, controladas.

Es decir, ellos son ingenieros de fuego.

Nosotros, en nuestro proyecto, lo que contemplamos

es que en esta reducción de biomasa combustible,

que entre en la acción del herbívoro.

Este proyecto no solamente son las quemas controladas

y después el pastoreo.

También cosas innovadoras

como pueden ser empresas de herbivorismo empírico.

Herbivorismo sería el pastoral,

empírico serían quemas contra las que esas mismas empresas

hicieran esa labor de prevención de incendios.

Vale, vamos a ver...

(HABLAN EN INGLÉS)

Vale, esto es la línea de control, control 2.

Entonces, la vamos cerrando. Así succiona todo.

Todo el humo, toda la convección va hacia dentro de la parcela.

¿De dónde eres? De Valencia.

Estáis unidos, venís de todas partes de España.

Claro, a eso hemos venido, a aprender.

Dándole órdenes al americano, ¿no? No, este es alemán.

Ah, este es alemán. Sí.

Madre mía, es una torre de Babel.

Estamos aprendiendo también, también aprendemos idiomas.

Como habrás visto.

(HABLAN EN INGLÉS)

Hay otro fuego ahí, ¿otra parcela? Sí.

Tenemos otra parcela experimental un poco más allá.

El terreno es mucho más escarpado. Sí.

Quemas prescritas están más avanzadas en otros países.

¿Ahí se queman árboles? Se llegan a quemar árboles.

Pero no desde el punto de vista de la gestión del riego de incendio

como hacemos aquí, sino punto de vista de gestión del ecosistema.

Hay muchas zonas donde hay más árboles de la cuenta.

Y eso a la sociedad le cuesta entenderlo.

Pero precisamente en este escenario de cambio climático,

tenemos que tender hacia bosques más claros

con menos árboles y más grandes.

¿Por qué? Porque al haber menos agua, ese terreno

es capaz de sostener un número menor de árboles hoy

del que pudo hace 200 años.

Hay que ajustarse a lo que nos manda la naturaleza.

A lo que nos pide y a lo que nos da.

Y ahora mismo nos da menos agua.

Digamos que la naturaleza por sí sola hará

que dentro de cientos de años ese bosque sea

la mitad de espeso de lo que es hoy.

Nosotros adelantamos esa naturaleza.

Tenemos aquí una zona que está de matorral

quemado con poca biomasa; al fondo tenemos almendros,

que están además cultivados.

A la izquierda de esos almendros tenemos un pinar muy denso.

Ese pinar tienen su sitio, igual que tienen su sitio los almendros,

igual que tiene su sitio el matorral; eso genera un mosaico.

Esto entonces sería el paradigma de lo que se buscaría.

Esto a una escala de paisaje.

¿Influye en algo que apenas haya ni primavera,

ni otoño ya a la hora de gestionar el campo,

de apagar un incendio?

Los modelos de cambio climático sobre el Mediterráneo

avisan que van a tener más temperaturas,

va a tener inviernos cada vez más suaves,

inviernos más lluviosos quizá de lo que era la media,

pero veranos más largos.

Es decir, prácticamente vamos a tener la misma precipitación

pero concentrada en primavera y en invierno,

y veranos cada vez más largos.

Sin duda, eso para un dispositivo de extinción, es un problema;

antes los incendios se concentraban en tres, cuatro meses.

Luego en seis; ahora ya afrontamos campañas de ocho, nueve,

y al final afrontaremos campañas de todo el año.

Está aquí un compañero que se llama Bill que es estadounidense.

Sí.

Lleva más de 30 años trabajando en el estado de Santa Fe.

Leyenda viva de las quemas prescritas.

Algo que es novedoso en España y usted es u auténtico maestro.

Hemos aprendido que el único modo de prevenir

quemas forestales, es con la quema.

En Estados Unidos,

el presidente ha dado la espalda al cambio climático.

Sí, tienes razón, y yo no soy un político.

No estoy de acuerdo con nuestro presidente.

Somos la única especie que los prende, que los apaga.

Es nuestra responsabilidad usarlo

para cumplir los resultados que queremos.

Este paisaje propio de Almería

será pronto una realidad en toda España.

El desierto avanza por nuestro país empujado por el cambio climático.

En Almería, la temperatura media ha subido dos grados

en los últimos 50 años.

El agua escasea y algunos animales salvajes

se tienen que cuidar ya casi como si fueran domésticos.

Francesco, cuando las abejas tienen hambre,

o sed, también se ponen más agresivas, ¿no?

Sí. Las abejas son el termómetro ideal

para ver cómo marcha el cambio climático.

Las abejas, diría la palabra "chivato perfecto"

para decirnos cómo es el clima.

Eres apicultor. ¿Qué tal la producción ahora?

La producción ha bajado un montón.

¿Cuántas abejas hay aquí?

Una colmena llena puede tener 50.000 abejas.

50.000, o sea que, ¿cuántas colmenas hay?

Hay 90, por ahí. Entre 80 y 90.

Bien, 5 millones de abejas.

Estamos rodeados por 5 millones de abejas.

Esto es el alimento que le dais a las abejas.

Es el alimento; tiene proteínas.

Jarabe de glucosa, fructosa, azúcar,

licor, fermentación, levadura de cerveza.

¿Antes lo podían encontrar en el campo?

Antes lo podían encontrar en el campo.

Fácilmente. Perfectamente.

¿En dónde? Sobre todo lo de la proteína.

Toda la flor que tiene polen, el polen es proteína.

Y es el pan de la abeja.

"Surprise". La colmena es una caja de sorpresa.

Sí, ¿no? Bueno, pues venga.

Este ya se lo han terminado. Anda.

Hace tiempo. Ahí está la bolsa vacía.

Sí, una colonia fuerte...

Un kilo. Una bolsa así

una bolsa así la terminan en nada, una semana.

Hacemos así, quitamos un poco el plástico

y se lo ponen encima.

Ellos van, se dan cuenta en seguida.

Una abeja más o menos recorre un radio

de unos cinco kilómetros alrededor. Sí.

Y de ahí trae el polen.

Que deposita ahí. Aquí hay algunas abejas

que tienen en la patilla polen.

¿Qué ha supuesto tener que alimentar a las colmenas?

Duplicar el presupuesto.

Estamos ahora mismo en la zona donde menos llueve

de toda la Europa continental.

Exactamente, el cabo de Gata está en torno

a 200 litros por metro cuadrado.

Yo soy de Santiago de Compostela y llueve 1.700.

Es decir, cabo de Gata llueve menos que en algunas zonas del Sahara.

Si no fuera por el rocío, digamos el semidesierto

de cabo de Gata sería mucho más duro.

Eso nos exige hacer una gestión

yo diría que superejemplar de la poca agua que tenemos.

Los efectos del cambio climático se pueden ver

en la vegetación que tenéis tan particular aquí.

En esta zona privilegiada, digamos la especie dominante

se llama Ziziphus lotus.

El azufaifo es una planta única

capaz de sobrevivir en desiertos y que solo se produce

aquí en Almería.

Su estructura permite a tres o cuatro docenas de plantas

vivir al socaire del azufaifo.

Es decir, el azufaifo es una planta nodriza.

Es semejante a un islote, digamos, de salvación

para hasta 150 especies y variedades vegetales

que viven en el interior del azufaifo.

Es como una planta que es capaz de generar un pequeño oasis

en las peores condiciones para que vivan más plantas,

para que vivan animales, insectos.

Justamente. Es la planta que de forma natural

lucha contra el cambio climático y contra las condiciones más...

Y lo hace gratuitamente, además.

Son 50 metros de raíz.

Puede llegar a tener hasta 50 metros

y llegar digamos a aprovechar el agua subterránea

de la capa freática.

Se está muriendo también.

El azufaifo empieza en algunas zonas

a dar muestras de decaimiento.

Esta estructura tan espinosa y que se le cae la hoja en invierno,

bueno, pues alimenta esa leyenda de que la corona de espinas bíblica

podía tener que ver con el azufaifo.

Ahí todavía quedan unas hojitas de azufaifo.

Feos, pero estos matojos feos

a nivel ecológico son un microsistema interesantísimo.

¿Estamos alterando el metabolismo del planeta Tierra?

Absolutamente, estamos alterando

los equilibrios atmosféricos, la composición de la atmósfera

y los equilibrios oceánicos.

Hay tres dimensiones del cambio climático

que conviene aclarar.

Por un lado hay una dimensión superpolítica,

que es la necesidad de coordinarse los países

para generar cada vez menos gases de efecto invernadero.

Una dimensión científica que es cómo nos adaptamos

a nivel de sistemas ecológicos

y de sectores sociales a los cambios que ya hemos generado

y a la inercia que tenemos que gestionar.

Y en tercer lugar, contarle esto a todo el mundo.

Porque si no tenemos la complicidad de las personas normales

que no son expertas,

no se puede luchar contra el cambio climático.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Cómplices del cambio

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Comando Actualidad - Cómplices del cambio

05 dic 2019

Comando Actualidad desembarca esta semana en los lugares de España donde más visibles son los efectos y las consecuencias del cambio climático. Los reporteros de Comando Actualidad comprueban cómo lo que nos dijeron que iba a pasar está pasando. Y sucede cada vez más rápido.

ver más sobre "Comando Actualidad - Cómplices del cambio" ver menos sobre "Comando Actualidad - Cómplices del cambio"
Programas completos (505)
Clips

Los últimos 2.895 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios