Presentado por: Mario Picazo Dirigido por: Mario Picazo y Oriol Gispert

Aventuras, viajes, curiosidades y algunos peligros. Son los ingredientes de 'Climas extremos'. El meteorólogo y presentador Mario Picazo viajará a los lugares más insólitos de la Tierra para convivir con sus habitantes y mostrarnos cómo ellos conviven normalmente con una meteorología extrema.

¿Se imaginan cómo es la vida en Oymyakon, Siberia, a 50 grados bajo cero? ¿O cómo viven los habitantes de Terranova, soportando más de 200 días de niebla al año? ¿Cómo experimentan el paso de un tornado en Oklahoma?

Son solo algunos de los lugares del mundo a los que  viajará el meteorólogo y presentador Mario Picazo en el programa ‘Climas extremos’, un programa de extraordinarias experiencias climatológicas en los lugares más recónditos de la tierra

3444443 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.5.0/js
Para todos los públicos Climas extremos - Tornados en Oklahoma - ver ahora
Transcripción completa

Qué sensación de impotencia ver todo destrozado,

totalmente destrozado.

Este es el callejón de los tornados.

Cuando veas eso, echa a correr.

Nos está llevando a la boca del lobo, directos.

"¡Oh my Good!".

Está retorcido, metido en la barandilla,

es una pasada.

¡Estamos en medio de la tormenta!

¡Eso que veis ahí es un tornado!

Subtitulado por Teletexto-iRTVE.

Oklahoma, en pleno centro de EEUU,

el lugar ideal para ver con mis propios ojos un tornado,

uno de los fenómenos meteorológicos más extremos y violentos.

Este es el aspecto que tiene el aeropuerto de Dallas

a las dos de la mañana

cuando uno tiene que coger un vuelo a Oklahoma,

y hay por lo menos cinco kilómetros de pasillo.

Después de veinte horas de viaje he llegado aquí a Dallas,

camino de Oklahoma, en busca del tornado.

Ya tenemos el primer tornado, nosotros estamos buscando algo así.

¡Que fuerte! Mira, mira, es impresionante.

Después de veinte horas, cualquier cosa se agradece.

¡Oh, qué bien!

Aquí, este también ha perdido el vuelo.

Mira, una cucaracha gigante, una cucaracha tejana.

Mañana puede ser un gran día

y a lo mejor hasta podemos ver un tornado; cruzamos los dedos.

Rápidamente me dirijo a Joplin, en el estado de Missouri.

La ciudad ha sido arrasada por uno de los peores tornados

de los últimos cincuenta años en Estados Unidos.

Mira, el periódico de hoy: "Como una bomba nuclear.

Más de cien muertos y de doscientos desaparecidos.

Uno de los tornados más fuertes de Estados Unidos".

La gente de toda la zona se acerca a Joplin para echar una mano.

Aquí se acaban de reunir,

han estado todos coordinando un poco la acción

y cada uno se va con su azada, su pala, con su casco,

con su neverita, su sierra mecánica para echar un cable.

Es increíble, no queda nada aquí.

Estas casas de aquí son de hormigón,

y a pesar del hormigón y ladrillo también están bastante hechas polvo.

Esto está justo al límite de donde ha pasado el tornado

y entonces estos edificios están menos dañados pero...

la mayoría están cruzados, equis, inservibles.

No se ve ni donde acaba la destrucción de este tornado

pero sí se ve lo ancho que es

porque por un lado los árboles están prácticamente arrancados

y luego hay una zona claramente definida

donde se ve el tornado y el pasillo que ha generado.

¿Es su casa? Sí.

¿Y que va a hacer con la casa, la va a reconstruir?

Seguramente la tendrán que derribar.

Era la casa de mi madre, se la compré hace 16 años

y luego falleció.

Siento lo ocurrido.

Hasta que llegas aquí y ves lo que hay

no te puedes imaginar

lo que es un tornado de esta categoría.

Por cierto ¿cual es su nombre? Larry.

Yo soy Mario, encantado de conocerle.

¿A que hora ocurrió?

Ocurrió el domingo sobre las cinco.

¿De la tarde? Sí.

¿Arreglando el agua? Sí, creo que sí.

Están aquí con el tema del gas,

que es de lo primero que solucionan porque hay peligro de explosión.

No hay luz, los postes de la luz han volado,

no hay ningún poste de la luz y de momento, oscuridad total.

Pero, manos a la obra, la gente ya está aquí trabajando,

reparando todo lo que puede lo más rápido posible.

Me imaginaba que un tornado era fuerte

pero después de ver esto estaba equivocado

porque un tornado es mucho más que fuerte.

Además, el efecto remolino que tiene el tornado, de batidora,

se ve claramente aquí,

y las pertenencias de la gente están prácticamente desperdigadas.

De hecho, a saber de quién es esta raqueta

que habrá venido de tres o cuatro casas más allá.

Es difícil percibir esto en cámara.

Puedes ver fotos, puedes ver vídeo,

pero la sensación que tienes cuando estás aquí,

en medio de todo esto, es totalmente diferente,

es que no se puede describir,

es una sensación de desolación total.

Lo único que ves es a la gente buscando sus pertenencias

y lo poco que les queda por ahí.

¿Estás ayudando? Sí, estamos ayudando.

Vas por las casas

y más que la gente que vive en las casas

lo que ves son voluntarios ayudando para recoger.

Hablamos español. Hablo español.

¡Ah! perfecto.

Mostrarles el amor de Dios y de Jesucristo

que es quien nos anima para seguir apoyando unos a otros.

Eso es importante,

porque va a tardar bastante en recuperarse,

o sea que hay trabajo para meses y años.

Esta es la casa de mis cuñados.

Estaban en la casa cuando pasó y se refugiaron ahí adentro.

¿Se quedaron enterrados entre los escombros?

Sí, se quedaron enterrados con ellos.

Yo no estaba aquí pero es lo que me han contado.

O sea que se quedaron aquí enterrados,

debajo de esta madera y al final los vecinos les ayudaron a salir.

Los dos han sufrido de shock y estrés, él ya no es el mismo,

pero quitando eso están bien.

Me imagino, cuando sales de todo esto...

Si, era duro, era duro.

El hospital de Joplin

es uno de los edificios más sólidos de la ciudad

pero el tornado lo ha reventado.

El fuerte viento y la diferencia de presión

que hay entre el interior del edificio y el exterior,

esto hace que las ventanas hayan saltado por los aires

y con ellas, por desgracia, mucha gente también.

Este es el callejón de los tornados,

un pasillo en el centro, en el corazón de norte América

donde el aire muy húmedo que llega desde el golfo de Méjico

se encuentra con el aire más seco y fresco que llega desde el norte,

desde Canadá.

Al colisionar esas dos masa de aire

se forman las tormentas más fuertes que se conocen en el mundo.

Tormentas que generan tornados muy, muy fuertes.

Si tenemos que buscar tornados en algún lugar del mundo,

este es el lugar.

Canal Nueve Noticias.

Esta es la casa de Gary England.

Este es Gary, siempre le he seguido

porque es el hombre del tiempo por excelencia

de tornados, de tormentas...,

conocido mundialmente, y es el hombre que voy a conocer.

¿Has aprendido después de todos estos años, no?

Claro, estoy rodeada.

Es la secretaria de Gary, imagínate si sabe del tiempo,

dice que no es meteoróloga

pero seguro que ha aprendido un montón.

Vamos por aquí, esta es Stefany Malon.

Hola Stefany. Hola.

Soy Mario Picazo, de España. Encantada de conocerte.

Presento el tiempo y uso Weather Central también.

Estupendo.

La labor de Stefany es vital, prepara los mapas y todo lo bonito

y el otro se pone delante y lo cuenta,

lo cual es un chollo

porque en España lo tenemos que hacer todo nosotros.

¿Por qué no vienes a España unos meses?

Este es uno de nuestros meteorólogos, Nick.

Encantado, esta es sala de comunicaciones,

aquí es donde tenemos a nuestros rastreadores de tormentas.

¿Estos compañeros están conduciendo ahora mismo?

Sí,a veces cada uno de ellos tiene un tornado a tiro.

Podría ser un día como hoy.

Este es otro de nuestros meteorólogos.

Encantado de conocerte, yo soy Mario.

Está presentando a toda la familia, esto está bien.

Veo un plató y no puedo resistir la tentación.

Qué complicado es todo esto, tanta información aquí.

En España es todo mucho más tranquilito: huevo frito.

Qué ilusión estar en Oklahoma, con tornados, con tormentas,

y delante del croma;

solo falta que me contraten.

Pero no creo,

porque no tengo la experiencia que tiene Gary en esto.

Perdone que le moleste, sé que está muy ocupado.

Mi nombre es Mario. Encantado de tenerte aquí.

Dice que aquí el principal es el del tiempo,

que los de las noticias son secundarios.

Tenemos los tornados, las tormentas de nieve,

las inundaciones, las sequías, las tormentas de arena...

Es el sueño de los meteorólogos que disfrutan el tiempo activo.

Es donde quieren trabajar.

¿Irías a Los Ángeles a presentar el tiempo, donde no pasa nada?

¿Has visto a los del tiempo?

No saben qué hacer, solo dar vueltas.

Tendremos mareas hoy...

¿Están bien morenos, no? ¡Se lo pasan bien, eso te lo aseguro!

La gente depende mucho de su predicción.

Entonces hay mucho estrés porque saben que hay gente que va a morir.

Es inevitable que aunque todo el mundo esté informado

haya gente que no se entere y se pierdan vidas.

Y eso es lo que hace muy complicado este trabajo.

La situación de Joplin.

¿Que tipo de tornado era ese? Era un monstruo.

Cuando un gran tornado como ese te pega enfrente,

no hay mucho que puedas hacer.

Puedes estar en la bañera o donde sea pero se te lleva volando.

Era tan grande y oscuro que no sabías muy bien lo que era,

y sales así y...

La gente estaba avisada, lo que pasa es que muchos dicen:

"Una alerta más, suena la sirena, nunca pasa nada".

Y ese día pasó.

Sonríe, Gary. -Estoy sonriendo.

Música

¡Yeeeha!

Mira que cara de mala uva tiene este toro que van a montar.

¡Coño!

¡Imagínate montar esta cosa!

¡Hola! Somos de España. Hemos venido para ver el rodeo.

¿Puedo montar? ¡No!

Mejor probar primero con uno de esos toros mecánicos,

¿verdad? Verdad, así es.

Cuidate.

He pedido una cerveza

pero aquí ni cerveza ni leches, solamente té helado.

¡Mira, mira!

¿Cómo estás? Hemos venido de España.

¡Bienvenidos! Gracias.

¡Mira las cow girls! Jolín, sillas de montar y todo aquí.

Yo me llevo este pero sin el caballo, que es mucho más seguro.

Este es un poco pequeño para mi cabeza.

Negro.

Este ya es demasiado. ¿Qué tal? ¿Bien?

Dice que si es un vídeo vacacional.

No, es un programa de televisión serio.

John Wayne, siempre me acompaña, salí con su nieta.

¿De verdad?

Tenía la misma cara pero era así de baja.

Le contaba a este señor, que se ha quedado un poco asombrado,

que cuando yo iba a la universidad salí con la nieta de John Wayne,

lo que pasa es que era así, de metro sesenta

y tenía otro cuerpo, claro,

pero el hombre yo creo que se ha quedado un poco alucinado.

Acabo de encontrar el sitio donde yo puedo encajar aquí.

No tiene ningún peligro.

¿Puedo montar? Eres muy grande.

¿Peso demasiado? Sí.

Pensaba que había encontrado mi caballo

y resulta que el señor no me deja montar

porque soy demasiado grande.

No estoy tan gordo pero, claro, dice que unos 50, 60 kilos...

y me faltan diez.

No me hacen caso, no he triunfado, lo tenía que haber comprado blanco.

Estoy intentando ser un vaquero: me he comprado el sombrero.

Estoy intentando ser un vaquero y se ríe de mí.

Dice que me tengo que poner unos vaqueros.

Te faltan: botas, vaqueros, culo...

¡Culo tengo!

Sí, pero no se ve tan bien.

Siguiendo la mítica Ruta 66 decido quedarme en Chandler,

un pueblo de Oklahoma

cuyos habitantes han aprendido a convivir con los tornados.

Mianfitriona será Kim.

Vengo con Kim porque nos han invitado

a una barbacoa en Chandler.

Voy a ver si encuentro un buen vinito español

aunque aquí, en Chandler, creo que va a ser complicado.

A ver..., mira, ¡este es español! No, este no.

¿Tienen vino español?

No lo sé, ¿tienes vino español? -Tenemos uno de Chile.

Chile, eso está cerca. Tenemos vino de Oklahoma.

"Fat Bastard", ¡como el gordo bastardo!

¡Eh, vino de Oklahoma! Dice que es bueno.

Quería llevar uno para que la gente pudiera probar el vino español...

Dinos uno y lo podemos pedir. Te lo escribo.

Escríbemelo.

Quiere que apunte

todos los vinos españoles que nos gusten o sea que...

Dame un libro. No tengo.

¿Dónde estaba tu vino de Chile?

Ahí a la derecha, se llama Fat Bastard oRoyal Bitch.

¿Royal Bitch o Fat Bastard? Royal Bitch es el vino de Chile.

Creía que era de Francia.

Hemos comprado un vino chileno para acompañar,

que traducido es "la puta real, la prostituta real".

Aquí, vaya donde vaya, me encuentro con John Wayne.

Mejor una foto con ella, ¿no? Una foto con la nieta de John.

Dedicada, me la ha dedicado. ¡Jolín la nieta!

Hola, encantado.

Esta es Marfreda, una de mis mejores amigas.

La he conocido desde siempre.

Este es Boston.

¿Cómo estás, cómo estás?

¿Le puedes decir tu nombre? Di Boston

¿Tienes 3 o 4 años? Dos.

¿Dos? ¡Eres demasiado grande!

Yo tengo uno de 4 y tiene este tamaño.

Vaya cacho niño para dos años.

Cógelo así y ponlo ahí.

¡Gau! Costillas, que buenas, cómo huele.

Entre la carne de Oklahoma y esto...

Gracias, ¿sólo tengo que hacer esto? He venido a sacar la carne.

Ahora voy a comer.

Esto son judías típicas americanas.

Se me ha olvidado quitar el precio en el vino.

¡Sangría! Ole, ole.

Patata al horno, carne, Baked Beans.

¿Qué es esto? Son pimientos Jalapeños.

¿Te revientan?

¡ Pican! Son picantes bajando y a la hora de salir.

Dice que cuando vas al baño quemas la taza,

esa sería más o menos la traducción.

Gracias por protegernos de las tormentas,

bendice a las familias que han perdido sus hogares.

Aparte de pedir salud para todos,

han dicho que estén protegidos de las tormentas,

me ha llamado la atención

porque aquí están pendientes de los tornados

y lógicamente en sus oraciones los tornados siempre aparecen.

Voy a probar estos.

Kim les quito las semillas para que no quemen.

¡Salud!

Veremos esta noche. ¡A quemar la taza esta noche!

¿Habéis tenido situaciones

donde haya habido algo a punto de afectaros?

¿Afectarnos?

Si, se nos han volado algunos árboles,

pero en ese momento no teníamos ningún sitio donde refugiarnos

y nos metimos en el armario y rezamos.

¿Por qué seguís viviendo aquí? ¿Por generaciones?

Nacida y criada aquí, generación tras generación.

Si tuviéramos la suerte de sobrevivir un tornado

y la casa no, volveríamos a construir aquí.

Da igual que pasen diez tornados por casa

que esta gente de aquí no se mueve.

Un brindis para que los tornados vayan al norte, sur, al este

o al oeste de Chandler, que es el pueblo donde estamos,

pero que no pasen por aquí.

Al final de la cena, el vino hace su efecto.

Empiezan con la nata en la mesa,

pero luego ya sabes donde acabas con la nata.

¿Qué has dicho?

Dice que menos mal que me marcho que si no...

En la casa de los vecinos hay un niño

que sabe más que nadie en Chandler de tornados.

Hola.

(Habla en inglés).

Es el hombre tornado, he venido a verle a él.

Un niño de doce años que tiene todo preparado,

se conoce el protocolo de emergencia,

todo lo que tiene que hacer.

Estas son de Oklahoma.

Primero alejarse de las ventanas.

Cuando hay un tornado hay de todo volando:

piedras, gallinas, pollos, vacas.

Si tienes un sótano, al sótano; si tienes un refugio, al refugio.

¿Has tenido que hacer esto alguna vez?

El otro día tuvo una situación de tornado

y se tuvo que meter en el sótano y estaba..., ¡Aaah!

¿Tornado? No.

Se ha girado y digo ¡ah!, ¿que pasa aquí? Ya viene un tornado.

Primero el jabón.

Se va a quedar sin lavar los platos la señora

porque estamos usando aquí todo el jabón.

Como estoy yo en lugar de su hermano,

pues le ayudo yo.

Mis hijos se lo van a pasar pipa haciendo un tornado

cuando les enseñe esto.

Que bonito el color,

hay que darle un buen meneo para que salga el tornado por ahí.

Primer intento fallido: intuyo que no será fácil ver un tornado.

¡Un F5 un F5!

Eso es un F1.

¡Las sirenas, la sirenas! Tornado...

¿Dónde está el refugio?

Este señor se dedica a instalar refugios.

Se quedaría enterrado hasta aquí el refugio

y todo esto quedaría bajo el suelo.

Es de hormigón puro y duro para que el tornado no se lo lleve.

¿Este es el que usa aquí la gente?

Pero un tornado no se lo llevaría, ¿no?

Sí.

¿Se lo llevaría? Aguantaría un F3.

O sea que si ahora viene un tornado este se lo llevaría volando.

Si es un tornado pequeño no.

Parece un jacuzzi. Parece mucho mas grande de lo que es.

Me voy al refugio.

Parece que tengo suerte: se acercan tornados.

El tornado está cruzando la autopista

y se está llevando por delante camiones , coches, una barbaridad.

Es que es un F5, es una monstruosidad de tornado.

De película vaya, que lo ve Spielberg y..., ¡vamos!

¡Alarma! Esta es la alarma del Centro Nacional de Meteorología

que avisa a la población de lo que tiene que hacer

porque el tornado está ahora mismo entrando por la ciudad

y en la radio, cuando oyes este ruido,

prepárate porque quiere decir que tienes el tornado ahí,

que te metas en el refugio,

que salgas de casa y te vayas lo más lejos posible.

Ahora estamos en Chandler y claro, aquí están preocupadísimos,

nosotros estamos encantados ya que queremos ver es un tornado

y si es un súper tornado, mejor,

pero entendemos que la población está alarmada.

Empiezan a verse nubes mamatus,

que son esas nubes que son como la ubre de una vaca,

son espectaculares.

En España no se ven mucho y están ahí formándose,

eso quiere decir

que en las próximas horas podría formarse una buena tormenta,

se está formando ya, y podría aparecer un tornado.

Están mandando la gente a su casa.

Están mandando a la gente a casa para que se prepare

porque esto no es de broma, esto es de verdad.

Y miradle la cara a Kim,

que una mujer alegre y está todo el día sonriendo.

Vamos a ver a Joey,

que es el director de seguridad de este condado,

o sea que es el que decide si hay que tocar la campana o no.

Ella es de Chandler, ha vivido aquí y habrá visto un montón de tornados,

¿Cuántos? Quince o veinte tornados.

¿Cual recuerdas como "el tornado"?

Tenía unos 16 años y estaba con una amiga,

miramos hacia atrás y el tornado estaba encima nuestro

y estaba tan cerca que parecía que lo podías tocar.

La situación de hoy, yo creo que es dramática.

¿Estás asustada? Sí.

Si Kim está asustada, que ha visto 15 o 20 tornados,

yo no sé como tengo que estar, ¿dónde me escondo?

Me llamo Mario. Joey, encantado.

Hay como una línea seca que se ve en ese gráfico,

y a un lado hay aire muy seco,

y justo al otro lado un aire muy húmedo,

que hace que sea como una bomba de relojería,

es allí donde explota la tormenta.

Esta es la zona donde están ahora mismo los tornados

y Chandler está un poco más hacia al este.

Lo que queríamos a lo mejor se cumple en dos horas.

Cinco tornados de los cuales tres,

dice Joey, podrían venir a este condado.

La posibilidad de que pasen por encima de Chandler,

siendo tres es mucho mayor.

La cosa está complicada.

Me voy con Erik a buscar un tornado, porque estamos aquí rodeados

y este que es un bruto dice que nos vayamos a buscarlo.

Este coge el tornado con los brazos y lo estruja.

Con lo bien que estábamos en Chandler tranquilitos,

venía el tornado pero ahora vamos a buscarlo.

¡Oh! Mira.

Erik es un experto caza tornados y está loco,

nos está llevando a la boca del lobo, directos.

Paramos ahí para ver un poco.

Creo que se puede ver por aquí el tornado.

Esto es como una sauna, una humedad impresionante.

Estos son los caza-tornados profesionales de verdad,

Y si se van para allá quiere decir que allí ya no hay tornado

y hay que irse para allá otra vez,

o sea que aquí es un baile constante de un lado para otro.

La estrategia consiste

en moverte en dirección contraria a la que se mueven los tornados

para encontrarte con ellos en algún momento y si puedes, verlo.

Lo que pasa es que no es fácil.

Estar, están ahí.

Las nubes están cada vez más oscuras.

El tornado no se ve porque está envuelto en la lluvia.

Son las seis y veinte de la tarde, debería ser de día,

las nubes son amenazantes a más no poder,

si no vemos un tornado ahora ya no sé cuando lo vamos a ver.

¡Se ha iluminado el cielo!

Estamos metidos en la tormenta ahora mismo.

Dice Erik que cuando está diluviando

es señal de que el tornado en esa zona no está,

pero si de repente entras en una zona como esta

donde para de llover de golpe, mala señal.

Podemos vernos un tornado encima en cualquier momento.

Dice que estamos en condiciones óptimas

para que el tornado aparezca.

Ahí esas nubes sospechosas que se ven...

No hay lluvia, no hay viento... está aquí pero no lo vemos.

Dice Erik que hay un tornado por ahí.

Estamos aquí posicionados para ver si pasa cerca

porque es la única forma de verlo.

Mientras yo busco tornados,

Kim sigue la evolución de la tormenta

en casa de su hija y sus nietos.

Ahora están apareciendo por todas partes.

Según las noticias hay como cinco tornados.

Están en todas partes, ¡por todo!

Graniza, ¡Tara!

Cuando hay granizo normalmente hay un tornado, y está granizando.

Vamos allá.

El tornado se nos resiste,

seguramente hemos estado al lado,

pero ha estado metido en la lluvia y es imposible verlo.

Vaya trueno ha caído, ¡que fuerte!

Mira las nubes aquí cómo circulan.

Para que sea tornado, estas nubes de rotación

tienen que formar un embudo y tocar el suelo;

si no tocan el suelo, no vale.

Desciende tornado, desciende, que te queremos ver la cara.

Una vez abandona nuestro condado, es trabajo del siguiente condado.

Pero es frustrante no ver el tornado.

Tanto "subidón" para luego..., bueno, hay que seguir pendiente.

Ya ha pasado, ha pasado.

¿Te acuerdas cuando hemos escuchado el rugido del viento?

Eso seguramente era el tornado no ha llegado aquí abajo,

pero lo podías oír estaba ahí.

Por eso nos hemos metido en el refugio.

En esta zona,

la gente como Kim ha aprendido a convivir con los tornados.

Es mi casa, he vivido aquí toda la vida

solo te aseguras de tener refugio y un plan.

Así de sencillo.

Bueno, qué le vamos a hacer, hoy no ha habido tornado,

lo hemos intentado, ha sido una pasada,

una verdadera locura perseguir el tornado,

intentar buscarlo con Erik,

nos hemos ido hacia el norte, hacia el sur, al este y al oeste.

Pero ya sabíamos que encontrar el tornado es complicadísimo.

Lo volveremos a intentar, por supuesto.

Tampoco ha sido un fracaso hoy porque hemos visto casi un tornado

y hemos estado muy cerca de uno,

lo que pasa es que con la lluvia no se veía.

Pero ha granizado, ha hecho viento, ha sido una situación increíble.

Y ahora toca descansar.

Mirad que cacho camón, tres por tres metros,

todo para mí esta noche,

para descansar después de esta persecución de tornados.

He quedado aquí con Joey

porque hoy toca ver lo que ha pasado después de la tormenta,

después de los ocho tornados que pasaron por Oklahoma ayer.

¿Hoy esta mejor no? Si, hoy está mejor.

Paz. Paz.

Tranquilidad, calma.

Eric, ¿cómo va todo?

¿Qué hago? Tu conduces, ¿no?

No, yo voy ahí. Ah, ¿tu conduces?

Como conducen estos, prefiero ir atrás.

Compruebo que los tornados de ayer nos pasaron cerca,

a sólo 50 km de dónde estábamos.

¡Qué fuerte!

Esto sólo ocurre con vientos de unos 200 a 300 km/h.

Está retorcido aquí, metido en la barandilla,

es una pasada.

Y la barandilla rota, por supuesto.

Es increíble ver cómo una casa, una estructura así,

puede estar hecha añicos con el paso de un tornado

que seguramente no ha pasado por encima, cerca pero no encima.

Pero como tiene tanta presión acaba destrozándolo todo.

¡Cómo está la casa!

Hola. Hola.

¿Cómo está? Bien.

¿Estaba aquí ayer? Si estaba en el refugio.

¿Pudieron bajar? Sí.

¿Cómo vivieron el momento cuando el tornado pasaba por aquí?

¿Estaba en el sótano y lo escuchó?

Lo escuché y dije: "¡Señor ayúdanos!".

¿A que sonaba?

Un convoy de trenes o vientos fuertes.

Todos coinciden en que parece un convoy de trenes.

Yo solo decía:

"Ayúdanos Señor, acompáñanos" y rezaba.

No podía hacerlo sin mi familia, mis hermanas, mis sobrinos.

Que fuerte, la cocina, ¿eh?

Qué sensación de impotencia ver todo totalmente destrozado.

La bañera es el lugar donde se mete la gente

cuando no tiene refugios para tornados.

Se meten en la bañera, se tapan con un colchón,

esa es la recomendación, es lo más seguro.

Voy a subir al ático que ya no está, ha volado.

Nosotros estábamos unos pueblos más allá,

no nos pasó absolutamente nada

pero podríamos haber vivido esta situación,

que debió ser bestial.

Tenía una televisión pequeñita que le regaló su marido

dentro del refugio

y siguieron la tormenta en todo momento

hasta que se fue la señal

y eso quería decir que el tornado estaba aquí

porque estaba arrancándolo todo, levantando todos los cables.

Aquí tengo mis dos botellas de plástico.

Importante que sean transparentes.

Una vacía, otra casi llena de agua.

Bien unidas, si hace falta se echa toda la cinta necesaria.

¡Eh! por si no lo veo, ya lo he visto: mi primer tornado.

¡Vaya cielo!

Dicen que antes de la tormenta llega la calma.

Hoy me he apuntado a un tour de caza-tornados

para ver si veo algún tornado.

Los americanos saben sacar partido a cualquier cosa.

Han convertido los tornados en un negocio rentable

y organizan excursiones para todo tipo de turistas.

Para ver un tornado vamos a tener que perseguir

todas las tormentas que se pongan a nuestro alcance.

Buenos días a todos, mi nombre es Mario

y no hemos visto un tornado todavía, estuvimos cerca el otro día,

nos encantaría ver uno,

pero nos encantaría ver cómo lo disfrutáis vosotros,

porque eso es parte de show.

Bueno, empieza el tour, ya tengo mis nuevos compañeros,

nos vamos a buscar tornados, y me han dado hasta el aperitivo ya.

No sé si a nosotros nos toca camiseta o no,

están ahí repartiendo pero parece que no estamos en la lista

o que se nos han olvidado.

¿No estamos en la lista, no?

Enseguida hago un amigo.

David Yamada es un simpático profesor de Derecho de Boston

que se ha apuntado al tour por quinta vez.

¿Cuántos tornados habéis visto ya?

Probablemente hemos visto 8 o 9 en total,

pero muchos en un solo día.

¿Cómo se dice cuando tienes alguien que te da buena suerte?

Eso, es vuestro amuleto de la buena suerte.

Nos dice Bill, que es el jefe de la expedición,

que de aquí una hora o dos se puede cocer alguna buena tormenta.

Los cielos están despejados, es buena señal,

porque así el sol calienta el suelo

y del suelo se forman las nubes y de ahí sale el tornado.

Pero están emocionados

todos mis compañeros de la expedición

porque ha dicho Bill que mientras tanto, a comer helado.

¡Vamos a comer helado!

Estamos volviendo

por la misma carretera por la que hemos ido hace un momento

y es que en esto de perseguir tornados

acabas dando vueltas por las mismas carreteras

hasta que acabas encontrando la tormenta perfecta.

Oye, ¿otra vez en Oklahoma City? Pero si veníamos de allí.

Esta gente nos está volviendo locos, estoy confundido.

Si la noche te confunde...

Nosotros nos tenemos que llamar los caza-helados

porque hemos conducido 50 km,

somos expertos en localizar la mejor heladería del lugar.

Aquí está, Fresh Market.

Mr. Yamada.

¡Helado!

¡Me han pillado!

Esto es un helado y lo demás son tonterías.

3.800 calorías en cinco centímetros, una guarrada deliciosa.

¡Qué bueno!

Esto es buena señal: está apretando el viento

y sube la humedad relativa.

Buena señal: punto de rocío alto.

Yo creo que nos van a llevar para allá.

A meternos en aquella nube negra oscura,

que es donde nos vamos a encontrar con algún rayo, algo de granizo,

y quién sabe, a lo mejor un tornado.

Hay tres columnas de cumulonimbos, pero de los de verdad.

Si no hay tornados, granizo seguro.

(Imita a un americano).

Ahora sólo hace falta

que nos metamos en la frecuencia de los otros (tornado, tornado).

¡Ya podemos ver los tornados!

Tormentas en Wichita, Kansas.

Algo de lluvia hay arriba.

Vale, estoy lista.

Mira, estoy tomando una comida gourmet.

¿Crees que podría dormir después de esto?

Me voy a por cena.

Sin lugar a dudas, María, que es psiquiatra en Nueva York,

es la mujer más divertida de este tour.

Se pasan el día hablando de tornados aquí.

Todo el día, tornados, tornados, tornados.

Es como una lotería: a unos les toca verlo

y a otros por muchas vueltas que damos por ahí

buscando y buscándolo durante horas y horas

al final te vas a casa sin verlo, pero bueno.

¡Mira, mira el palo cómo han volado!

12 horas diarias en coche,

solo paramos para dormir y comer y volver a comer.

Aprovecho las paradas para conocer a mis peculiares compañeros.

Mi nombre es Jena Blum.

He escrito una novela llamada "Cazatormentas",

basada en estos tours.

Está comiendo.

Hola. Hola ¿Como va?

Bien. Hola, no te escondas.

No me escondo me llamo Stacy, del sur de California y soy striper.

¿Striper? Vale, muy bien.

¿Por qué te ríes? Es una profesión seria.

Ok, luego veo el show.

Hola Bill, ¿hola? Somos los de Televisión Española.

Llamando a Bill, ¿nos quedamos junto al lago?

Ya no está.

Es hora de esperar a ver donde crece la tormenta

porque no saben donde va a crecer exactamente

y lo único que puedes hacer es relajarte un rato,

como han hecho todos mis compis, y mirar al horizonte.

Cuando empiezas a ver la tormenta crecer

pues te vas para allá.

Pero otro momento de aburrimiento, de relax, como quieras llamarlo.

Aquí esperando.

¡Y vaya coñazo, hombre, es un coñazo!

Que se anime ya, por favor, ¿dónde está la nube?

¿Seguimos en la misma dirección?

El cielo está despejado, el viento es del oeste-suroeste

y eso no me gusta así que nos vamos hacia el este.

¿Quiere decir seco?

Si, tenemos convergencia hacia el este.

Así que la misma dirección hacia la que íbamos, ¿no?

Sí.

Más o menos, tiene buena pinta.

Sí, el modelo da tormentas desarrollándose más tarde

así que cruzamos los dedos para ver si crece algo.

Cruzamos los dedos.

Estamos en Nebraska, nuevo Estado, y los Estados aquí son grandes.

Ten en cuenta que Nebraska es la mitad de España

y nos lo vamos a cruzar de un lado para otro

Parada para comer helado, otra parada de helado.

Parada de helado, acabo de comer un poco.

Se supone que esto es cazar tornados pero estamos cazando comida.

Sí, una caza internacional de comida extrema,

por eso algunos tenemos un poco demasiado aquí pero da igual.

Yo también ya llevo dos quilos.

Es por aquí, no por allá.

Estamos otra vez aquí haciendo cola para comernos un helado,

hace una hora que hemos comido y no será la ultima parada.

Esto es todo culpa del tornado, como no aparece,

cuando no hay tornado comen guarradas, así de claro.

Esperemos que el tornado aparezca pronto

porque si no, voy a volver a España como una bola.

Elevado optimismo

a pesar de que llevamos más de un día conduciendo

sin ver nada del otro mundo,

pero confiamos en que la atmósfera

nos depare los placeres de la naturaleza.

Uf, qué tormenta.

Calle de la Tempestad.

De momento no hay mucha tempestad pero tenemos la calle por lo menos.

Esa parte que cuelga de la nube y que casi llega al suelo,

esta es la nube pared,

y precisamente de esa parte inferior es donde puede aparecer un tornado.

De momento no hay mucha rotación

pero si empieza a rotar la nube veríamos un tornado.

Esta es una pequeña cámara de video para que pueda grabarlo todo:

el movimiento, la rotación

y este ese mi teléfono para poder enviar un sms con foto

a casa inmediatamente y está es mi cámara, la real, ¡eh!

Así que si necesitamos imágenes te las pedimos a ti.

Seguro y si supieras lo mala fotógrafa que soy...

Una de las tres funcionará.

Creo que por eso me han dado todo esto, por si acaso.

Hemos bajado del coche hace cinco minutos nada más

y ya se ha ido la nube.

Esa nube que esperábamos que nos diera nuestro primer tornado

se ha quedado en nada, disipada, vaya.

Aquí tornados no, pero lo que sÍ hacen estos compis

es pararse cada dos por tres para retratar casas antiguas

como estas o cosas por el camino,

porque como de momento la mañana está muy tranquila

pues hay que hacer otras cosas.

Y este viento que tenemos hoy

es ese viento que llega húmedo del Golfo de México,

hoy es fuerte fuerte y además viene directamente del sur,

buena cosa porque esto es de alguna forma

la gasolina para nuestras tormentas

que veremos seguramente esta tarde.

Tampoco sé lo que le ven a esta casa, una casa de madera,

una más del montón, pero todos se han parado aquí a hacer fotos,

como en Estados Unidos no tienen cosas antiguas,

pues esto es de lo más antiguo, una casa de madera.

La foto, que nos riñe el jefe.

Hace un viento del copón.

Todos ahí sacando fotos pero si es una casa de hace 70 años.

Estoy emocionada, ¿tú estas emocionado?

Estoy muy emocionado. Los vientos gritan, lo puedes sentir.

Como hace este viento

a lo mejor se forma algo por la mañana

y hay que intentar ver las tormentas,

no hay que esperar hasta la tarde, seguramente.

Mira, mira, desaparece el coche.

El polvo de Nebraska me sienta fatal.

Estamos intentando nombrar la nueva mascota de la furgoneta.

Ha sido reemplazada por esta.

¿Estas listo? Esta es la antigua mascota.

Me la tiraron ayer cuando estábamos disgustados con el tiempo.

Esto es todo lo que hacemos en esta furgoneta.

Alguna que otra risa

mientras esperamos que llegue la tormenta del siglo,

el tornado del siglo.

Hoy es el día, ¿verdad Bill?

Parece que estamos en condiciones de cazar una tormenta hoy.

No me lo creo.

Dice que hay un tornado formándose a unas 15 o 20 millas hacia el oeste

y vamos a acercarnos allí, a ver si...

desde luego negro está, negrísimo.

Creo que esa nube sí que tiene pinta

de generar algún tipo de tornado,

solo falta la rotación, pero está apunto de caramelo.

Se paran, dan la vuelta, no sé.

¿No has dado la vuelta?

Voy a dejar que la dé.

¡Hostia se ha quedado enganchado!

Voy a echar una mano.

Menos mal.

Tengo que decir que ese ha sido el momento más emocionante del día,

de los últimos tres días.

Eso es una tormenta...

¡Nos vamos en un minuto!

Hemos llegado un poco tarde,

el tornado lo teníamos ahí, a unos 10, 15 km

pero ha durado 10 minutos y se ha deshecho.

Pero ahí están las nubes que han generado esta tormenta

y el tornado, pero hemos llegado un poquito tarde, una pena.

Y nos vamos pitando porque el granizo es así de gordo.

Dice que nos vamos de aquí por eso.

Que se nos van los cazadores.

Está empezando a caer agua y granizo y hay que ir pegado al grupo

porque si te quedas descolgado y te pierdes ahí sí que te la juegas

porque te puede pillar la tormenta

y aquí los que saben de verdad son los que van delante mío.

Ahí aparece un colito pequeño,

eso podría ser casi casi el principio de un tornado.

Se está desgajando de la nube,

un poquito más de rotación y tenemos tornado.

¡Toma petardazo! (Tararea himno de Valencia).

Sí, Bill, te escucho.

Tenemos un aviso de tornado al suroeste

y se dirige hacia nosotros así que nos vamos a acercar.

Bien, gracias.

La puerta del fin del mundo.

Aquello de allí, aquello que se ve al fondo,

podría ser un tornado.

Está levantando mucho polvo del suelo.

Lo ves, lo ves allí.

Eso que hay en el suelo

si se levanta es porque hay una circulación que lo levanta

y aunque el tornado no se ve cómo toca el suelo,

podría ser un tornado.

Eso que veis ahí es un tornado.

Se ha deshecho pero está ahí mismo y es muy probable que se... ¡Ahhh!

Que se vuelva a formar.

No es que sea muy fuerte,

pero acaba de deshacerse y ahí lo tenemos.

La rotación puede verse mejor o peor con nube

pero a lo mejor está ahí la rotación del tornado

pero físicamente no se llega a ver porque no hay vapor de agua,

pero el tornado está ahí.

Uy, uy, uy, cómo se está poniendo esto.

¡Ostras! Vaya petardazo acaba de dar eso.

Jolín, que fuerte, no veo nada.

No veo.

Vaya, vaya, vaya, no veo nada.

Ahora sí que nos hemos metido en la tormenta de lleno.

Vamos a dos por hora porque si no no se ve nada.

Mirad que rotación aquí arriba.

¿Ves lo que está levantando? Ahí hay una pequeña circulación.

Mira, mira, ahí tenemos una rotación,

aquello de allí, que se ve al fondo, es un tornado.

¡Un tornado, hemos visto un tornado, un tornadito!

¿Lo has visto? ¡No me digas que no es emocionante!

Llueve con fuerza, hace un viento bestial,

estamos en medio de la tormenta.

Están aquí disfrutando, empapadas como yo,

pero míralas, este es el momento, el momento de la tormenta.

Que sensación de tormenta,

de estar metido en medio de la tormenta,

sintiendo el granizo, sintiendo la lluvia,

con un viento impresionante con los rayos cayendo alrededor,

con un tornado al fondo,

una sensación que no he vivido en mi vida.

Despuésde 2.000 km a través de Oklahoma,

Kansas y Nebraska, al final, la naturaleza nos recompensa.

Encantado de conocerte. Encantado.

A ver si vienes a España a perseguir tornados un día.

¿Quién sabe?

¿No ha sido eso lo más fantástico? Oh, Dios mío.

Disfruta.

Encantada de conocerle.

Nada mejor para despedir este recorrido

por tres estados buscando un tornado,

que mejor que disfrutéis del espectáculo.

Climas extremos - Tornados en Oklahoma

54:22 13 ene 2016

El estado de Oklahoma, en el corazón de Estados Unidos, es el que más tornados registra por kilómetro cuadrado al año. Situado en pleno centro del callejón de los tornados, que se extiende desde el sur de Canadá hasta el Golfo de México, es el lugar idóneo para que se junte el aire húmedo que llega desde el Golfo con aire más frío y seco procedente del norte.
Hasta aquí se traslada esta semana el equipo de 'Climas extremos', un lugar en el que se forman las tormentas más intensas y virulentas del mundo y en el que solo los expertos son capaces de anticipar si pueden o no llegar a generar un tornado. Un lugar en el que, durante más de medio año, la gente vive pendiente del cielo más devastador de la tierra.

Histórico de emisiones:
11/01/2012

El estado de Oklahoma, en el corazón de Estados Unidos, es el que más tornados registra por kilómetro cuadrado al año. Situado en pleno centro del callejón de los tornados, que se extiende desde el sur de Canadá hasta el Golfo de México, es el lugar idóneo para que se junte el aire húmedo que llega desde el Golfo con aire más frío y seco procedente del norte.
Hasta aquí se traslada esta semana el equipo de 'Climas extremos', un lugar en el que se forman las tormentas más intensas y virulentas del mundo y en el que solo los expertos son capaces de anticipar si pueden o no llegar a generar un tornado. Un lugar en el que, durante más de medio año, la gente vive pendiente del cielo más devastador de la tierra.

Histórico de emisiones:
11/01/2012

ver más sobre "Climas extremos - Tornados en Oklahoma" ver menos sobre "Climas extremos - Tornados en Oklahoma"

Los últimos 8 documentales de Climas extremos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 54:04 28 ene 2016 En Terranova,Canada, Maria Picazo nos muestra como se puede vivir en el lugar con mas niebla del mundo. Histórico de emisiones: 18/01/2012

  • 54:50 20 ene 2016 Climas extremos visita esta semana Quillagua, el pueblo más seco del mundo, situado en el desierto de Atacama. Su pluviómetro solo ha recogido medio litro de agua en los últimos 40 años e incluso, en algunas zonas del desierto, no cae una gota desde hace 400 años. La humedad relativa del lugar suele estar entre el 10% y el 15%. La fría corriente de Humboldt que bordea la costa oeste de América del Sur, un perpetuo anticiclón y la orografía del lugar, son los ingredientes principales para que Atacama tenga el récord de desierto más seco del mundo. Histórico de emisiones: 24/01/2012

  • Tornados en Oklahoma

    Tornados en Oklahoma

    54:22 13 ene 2016

    54:22 13 ene 2016 El estado de Oklahoma, en el corazón de Estados Unidos, es el que más tornados registra por kilómetro cuadrado al año. Situado en pleno centro del callejón de los tornados, que se extiende desde el sur de Canadá hasta el Golfo de México, es el lugar idóneo para que se junte el aire húmedo que llega desde el Golfo con aire más frío y seco procedente del norte. Hasta aquí se traslada esta semana el equipo de 'Climas extremos', un lugar en el que se forman las tormentas más intensas y virulentas del mundo y en el que solo los expertos son capaces de anticipar si pueden o no llegar a generar un tornado. Un lugar en el que, durante más de medio año, la gente vive pendiente del cielo más devastador de la tierra. Histórico de emisiones: 11/01/2012

  • 54:05 06 ene 2016 Mario Picazo se adentra en Oymyakon, en la República de Saja, Siberia. Es el pueblo más frío del mundo. Aquí el termómetro ha registrado la temperatura más baja en un lugar poblado: 71, 2 grados bajo cero. Durante los meses de invierno la temperatura mínima ronda los 50 grados bajo cero. Histórico de emisiones: 03/01/2012

  • 1:35 04 ene 2012 Mario Picazo coge el aión y se planta en Siberia, en Oymyakon. Al llegar, el termómetro no miente: 50 grados bajo cero.

  • 1:03 23 ene 2012 Climas extremos y Mario Picazo se van al desierto de Atacama, en Chile. Su pluviómetro sólo ha recogido medio litro de agua en los últimos 40 años. Hay zonas del desierto donde no cae una gota desde hace 400 años. La humedad relativa del lugar suele estar entre el 10 y el 15%. La fría corriente de Humboldt, que bordea la costa oeste de América del Sur, un perpetuo anticiclón y la orografía del lugar, son los ingredientes principales para que Atacama tenga el récord de desierto más seco del mundo.

  • 1:17 23 ene 2012 Antes de salir de viaje hacia el desierto de Atacama, Mario Picazo, el presentador de Climas extremos, se bebe medio litro de agua. Es el equivalente a todo lo que ha llovido en 40 años en el pueblo más seco del mundo, Quillagua.

  • 00:31 27 dic 2011 En nuestro primer programa viajaremos hasta Oymyakon, en la República de Saja, Siberia. Es el pueblo mas frío del mundo. Aquí el termómetro ha registrado la temperatura mas baja en un lugar poblado: 71, 2 grados bajo cero. Durante los meses de invierno la temperatura mínima ronda los 50 grados bajo cero. Oymyakon es el pueblo mas frío por varias razones. Su continentalidad, su elevada latitud, su altitud de unos 700 metros y su posición geográfica en el fondo de un valle entre montañas. Factores fundamentales para que al aire se enfríe más que en ninguna otra población del mundo. Seremos los primeros españoles en visitar este pueblo. De la mano del simpático guía e intérprete Serguei y hospedado en casa de la entrañable Tamara, Mario estará varios días en el pueblo pescando, buscando hielo, bañándose en el río, experimentando una sauna rusa, bailando en la discoteca con las mozas, cabalgando a lomos de un buey de 700 kg llamado Miguel,¿Mario sufrirá el frío más extremo que se pueda experimentar, pero lo compensará con muchos chupitos de vodka.

Mostrando 1 de 1