Clásicos y Reverentes La 2

Clásicos y Reverentes

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4420119
Para todos los públicos Clásicos y Reverentes - Programa 6 - ver ahora
Transcripción completa

Esto es "Clásicos y reverentes".

Canta, es otro mundo.

Vete otra vez a los senderos, pues no te has enterado de qué va.

Que te gusta mucho el ritmo de máquina de coser.

Enhorabuena, ahora hemos visto el músico que llevas dentro.

Esto de la música nunca se acaba, ¿no?

Hasta el último día del último día de todos los músicos,

hasta ese día, se aprende algo nuevo.

¡Jorge con su violonchelo!

¡Y Ángel con su flauta!

Enhorabuena, chicos.

Y hoy vienen dispuestos a comerse el mundo...

¡Teresa Álvarez García y su chelo!

(Aplausos y vítores)

Mis amigos... tienen mucha paciencia conmigo.

¡Noel Sáez Tur a la percusión!

(Aplausos y vítores)

Siempre digo que la percusión me eligió a mí;

yo no la elegí a ella.

¡Vicente Pellicer Dolz con su fagot!

(Aplausos y vítores)

Porque mi madre pensaba que me ayudaría en las mates.

¡Alicia Martínez Trillo con su violín!

(Aplausos y vítores)

Este es mi trabajo, lo demás son hobbies;

lo tengo muy claro.

Y Ernest Serna Cabañero con su trompeta!

(Aplausos y vítores)

Me acabé decidiendo por la música y no me equivoqué.

¿Quién será el finalista?

Comienza la historia de hoy en "Clásicos y reverentes".

Teresa, Noel, Vicente, Alicia y Ernest;

los participantes. ¿Qué tal habéis dormido hoy?

Bien. -Bien.

-Muy bien. ¿Sí?

Muy bien estos chicos. Traéis un objetivo:

tocar con la Orquesta Sinfónica y Coro de RTVE;

una tarea nada fácil, ¿no?

Pues nada fácil puede ser también convencer al jurado que tenemos.

Bienvenida, Judith Mateo.

¡Albert Batalla!

¡Máximo Pradera!

¡Y Ramón Torrelledó!

Y por supuesto, Eduardo Frías,

el mejor pianista del mundo,

que tenemos la suerte de que esté aquí con nosotros.

Ya lo tenemos todo, aquí comenzamos.

Empieza Teresa y su violonchelo.

Soy Teresa Álvarez, vengo de Salamanca,

aunque vivo ahora en Zaragoza,

y toco el chelo.

Me dedico a la música desde hace 15 años

y me encanta.

No puedo concebir la vida sin ella.

Y toco el chelo gracias a mi hermana,

a la que siempre le gustó mucho.

Ella es violinista, mi hermana;

siempre quiso tocar el chelo, y ahí me metió.

Me gusta el chelo desde el primer momento.

Y me encanta leer, hacer deporte, viajar sobre todo;

estar con gente, aunque no es muy posible

cuando te dedicas a esto.

Mis amigos... tienen mucha paciencia conmigo.

Siempre tengo clases o estoy un poco incomunicada,

y aunque son pocas veces las que les veo,

las disfruto mucho.

Cada día es diferente, nunca tengo un plan;

entonces tengo que vivir día a día.

Me encantaría poder tocar

en una orquesta profesional algún día.

Aunque será muy difícil, pero me encantaría.

Muy bien. Muy bien, Teresa. ¿Te han traicionado los nervios?

Un poquito. Te has puesto ahí...

¿Cuántas luces crees que se pueden haber encendido?

No lo sé. ¿Muchas, pocas?

No lo sé.

No te hago esperar más, te lo voy a decir.

Se han encendido cinco luces.

Vamos con Ramón Torrelledó, por favor.

Me encanta cómo tocas el chelo. Me encanta.

Quizás...

debiéramos hablar un poco de tu acercamiento a esta música.

Siempre desde el respeto, creo que debieras profundizar más.

Me explico. Tienes dos primeros compases que son como un camino

que te va a llevar como al palacio de la zarabanda;

es una zarabanda.

Tu actitud musical, si no fuese esta obra, fantástica.

Gracias. Gracias.

Máximo. Me ha gustado.

Creo que te tienes que despendolar más todavía.

Es decir, esta es una obra, un preludio fantasía.

Por lo tanto tienes que dejar

volar la imaginación, meter más arco,

que no te importe que salten cerdas, resina...

Más con fuoco.

Albert Batalla, por favor.

Has escogido una obra muy difícil, que has defendido,

y los nervios te han jugado una mala pasada.

Pero tienes una muy buena musicalidad;

o sea que sigue por este camino

y a disfrutar de tu música.

De acuerdo con todo lo que habéis dicho.

Sí que me gustaría

en otras ocasiones, mucho más...

El principio más libre, más una palabra, más...

Está introduciendo algo, es un recitativo, es...

Algo muy fuerte va a venir.

Y debería haber tomado más tiempo,

pero en otras ocasiones lo conseguiría hacer.

Y eso es lo que podría decir.

Para mí... ¿Un puntito más?

¿Otra luz más?

Nos ponemos en un, dos, tres, cuatro, cinco, seis, ¡siete!

Siete luces. Muchas gracias.

Muchas gracias. ¿Te has quedado más contenta?

Sí. Siete luces.

Total de luces para Teresa: ¡siete!

Soy Alicia...

Soy Alicia Martínez Trillo y vengo de Cartagena,

en la región de Murcia.

Empecé a tocar el violín con ocho años.

Mi afición por el violín y por la música viene de mis padres

a los que les encantaba cantar en coros

y desde pequeña me han inculcado educación musical.

Bueno, me gustan todos los tipos de música

y tengo un grupo, aunque no lo parezca,

de hard rock y heavy, donde toco la guitarra eléctrica.

AC/DC, UFO... Una pasada.

Adoro los videojuegos.

Me encanta jugar a los videojuegos

y, además, juego de forma competitiva.

Me dedico al violín;

es a lo que más horas dedico al cabo del día;

además, es mi pasión

y espero trabajar de esto y llegar muy lejos;

lo demás, el rock, es para desconectar,

para ver a los amigos,

y lo otro, otro hobby, que me encanta.

Este es mi trabajo, lo demás son hobbies;

lo tengo muy claro.

Alicia, ¿qué tal? ¿Contenta con cómo te ha salido?

Bien, bien. ¿Sí?

Sí.

Nos colocamos así.

¿Cuántas luces se han podido encender?

No tengo la menor idea.

Cuatro luces.

Una cada uno.

Vamos a empezar con el jurado por nuestra violinista, Judith.

A mí me has recordado el machaque de la partita, dios mío;

es que terminé odiándola.

¿Te pasó a ti también? Lo mismo.

Pero odiándola. La he redescubierto.

Te aconsejo que escuches a Ben Affleck

con su banda, Ben Affleck and the Flecktones,

que la toca con el banyo,

y es una auténtica pasada de diversión escuchar la partita

con un banyo

y decir: "Guau, se puede disfrutar la partita".

Entonces me parecía que estabas estudiando.

Sé la dificultad del violín, las horas de estudio;

pero te veía sufriendo con la partita,

como hemos hecho todos, para el examen.

Entonces es como "uf".

Una luz por el recuerdo del flagelo de la partita.

No puedo.

Albert.

¿Has probado a tocar esta obra de memoria, sin partitura?

Sí, claro. ¿Y lo has disfrutado más?

Sí, también.

¿Y por qué has tocado hoy con partitura?

Ya que no se especificaba, no quería correr el riesgo.

Yo creo que sin partitura hubieras transmitido bastante más

la obra; lo que significa esta obra,

el mensaje que tiene. ¿Podría probar?

¿Probar? ¿Sí?

¿Me dejáis probar?

Tal vez es el mejor alegato que puedas dar a nuestro jurado.

Aquí lo que hay que hacer es tocar. Sin partitura, me la llevo.

Ponle pasión.

(Aplausos y vítores)

Mira, una, dos, tres...

Yo te voy a dar otro voto

porque ha cambiado el carácter y la transmisión.

¡Hey!

Cinco tenemos ya.

Max se anima con el sexto y Judith con el séptimo.

(VOZ BAJA) Muchas gracias.

Muchas gracias, dice. ¡Dilo bien, hombre!

¡Muchas gracias!

Gracias.

Puntuación y luces para Alicia...

¡Siete!

Soy Noel Sáez, vengo de Ibiza, pero estudio en Valencia,

y toco la percusión

desde que tenía cinco años.

Empecé un poco gracias a mi abuelo,

que me compró mi primera batería

y ahí ya cogí el gusto... y empecé.

Siempre digo que la percusión me eligió a mí;

yo no la elegí a ella.

Me encanta viajar, estar con mis amigos

y escuchar mucha música; eso sobre todo.

Siempre que tengo un momento escucho música, la que sea.

La que más me gusta es la música clásica.

El rock también me gusta mucho.

Tengo muchas manías, la verdad;

sobre todo a la hora de subir al escenario,

y si mis compañeros no comparten los mismos gustos que yo

a la hora de colocar los instrumentos,

me estreso bastante

porque me gusta que esté todo al milímetro.

La música me quita mucho tiempo de mis amigos, mi familia;

pero bueno, lo saben,

saben que yo me dedico a esto y que le dedico mucho tiempo;

pero siempre me apoyan mucho.

(Aplausos y vítores)

¿Qué tal? No he oído ni la campanilla.

Hombre, era ahí. ¿Has terminado ahí?

El pianissimo para terminar era ese; era ahí.

Muy bien. ¿Cómo te has sentido?

Pues bien, la verdad, bien.

Esta es una obra para tú solo...

demostrar lo que eres, llevar el ritmo, el pulso bien...

Es como una marcha militar.

¿Cuántas luces crees que se han podido encender

a tus golpes de tambor?

No tengo ni idea, la verdad. Seis.

¡Seis luces para Noel!

La caja.

A ver las impresiones del jurado.

Max.

Sí, me ha gustado, me ha gustado;

lo que pasa es que la elección de la obra

no te hace justicia.

Es decir, el hecho de que te presentes con una obra así

de libre elección...

No me entusiasma.

Quizá sea una obra que para ti te venga muy bien,

como ejercicio, como estudio;

pero es una obra muy pobre; por eso te he dado solo un punto.

Albert, por favor.

Qué difícil es valorar un instrumento como la caja,

comparado con un chelo, un trombón o una flauta.

Debo felicitarte porque tienes mucha técnica.

Solo me ha faltado en los silencios del primer tiempo, segundo,

que los disfrutaras un poco más, ¿no?

Forman parte al final de la obra.

Pero enhorabuena por tu técnica con las baquetas y la caja.

Gracias. Maestro Torrelledó.

Enhorabuena por haber elegido

esta obra para presentarte a esta prueba,

porque este es un instrumento maravilloso,

que es plano, ya el parche es plano,

sonido indeterminado...

Pero ahora ya refiriéndome a la obra en cuestión,

el tempo no ha sido muy correcto.

A veces te has adelantado, has acelerado...

Ahí es donde has estado un poco más incorrecto.

Rítmicamente muy bueno, técnicamente muy bueno,

y la obra, enhorabuena, y viva Delecluse.

A ver, yo creo en relación con lo que habéis dicho,

que es plana y tal, es cierto que mucha gente

dice: "Vale, hay una caja; no es tan bonito como un chelo,

no hay melodía";

pero se le puede sacar mucho a una caja, aunque sea plano;

las dinámicas, los acentos, los fuertes y pianos...

Una serie de cosas que no solo tienen que ver con la técnica,

sino con la interpretación.

¿Cuál es tu instrumento preferido de todos los de percusión?

¿La caja? Los timbales, diría.

Los timbales.

Además, es que la percusión es un instrumento muy visual.

Los percusionistas están detrás; mientras la orquesta está sentada,

ellos están de pie, y cuando uno toca un platillazo,

enseguida el público lo ve.

¿Se va a encender alguna luz más para Noel?

Como soy muy bruta le doy tres.

¡Siete luces! Muchas gracias, Judith.

Bueno, has conseguido. Muchas gracias.

Total de luces para Noel: ¡siete!

Enhorabuena. Has logrado ahí...

Soy Vicente Pellicer, vengo de Alcira,

un pueblo cerca de Valencia, y estudio fagot desde los 8 años.

Es un fagot, soplo por aquí.

Empecé en la música a los cuatro años tocando el piano

Porque mi madre pensaba que me ayudaría en Matemáticas.

Valencia es la tierra de la música.

Yo no tengo antecedentes en mi familia.

Sí que mi prima después de mí ha intentado entrar en la música,

pero lo ha dejado ya.

Me encanta la comida china.

Me encanta el cine.

Me gusta la película "Agua para elefantes".

Sí, tengo admiradores. Mi abuela siempre me anima

y está ahí cuando estudio... Vivo con mis abuelos.

En el programa espero llegar lo más lejos que pueda,

dar todo de mi parte

e irme a casa feliz.

Para mí la música es todo.

Cuando estoy tocando en una orquesta o en mi casa,

me evado de todos mis problemas, de todas mis cosas,

y solo pienso en sentirla y transmitir lo que siento.

Muy bien, Vicente.

¿Cómo te has sentido en este escenario,

con el público, con el jurado? Muy cómodo.

¿Sí? Sí.

Se te veía comodísimo. Muchas gracias, Eduardo.

Qué delicadeza de sonido habéis tenido los dos.

Puntuaciones, ¿no?

Estarás diciendo: "Tú dime las luces y ya está".

¡Cinco luces!

Cinco luces para Vicente.

Ha habido uno de ellos que te ha dado dos luces, ya te diré.

Por favor, jurado.

Ramón Torrelledó.

(RESOPLA)

Es que... ¿Te has dado cuenta de que en la mayoría de compases

el tiempo cuatro tienes un tenuto, con un crescendo anterior?

¿Y que después tienes en el compás 2 un acento?

¿Por qué tocas igual el tenuto y el acento?

O sea, con eso te están dando

unas claves expresivas tan importantes

que no te has liberado, no estás en la música.

Albert Batalla.

Yo he visto que no has disfrutado mucho,

como si tocaras dentro de una pecera.

Estabas muy metido dentro de la partitura.

No sé si entiendes bien la música que está escrita,

pero te falta disfrutar. Técnicamente sí que lo puedes hacer

y te falta... hacer música

con lo que está escrito aquí.

Por eso te he dado un voto.

Gracias.

Judith.

Yo lo que veo es que estás sudando la gota gorda.

Creo que es por la mochila que te la has dejado puesta.

(RÍE) Nadie coge mis chistes.

Max.

Vicente, el mejor intérprete

es aquel que consigue hacer creer al público

que la melodía se la está inventando en ese momento.

Eso es imposible con una partitura delante.

Es tu obra de libre elección.

Solo hay una primera ocasión de crear una buena impresión.

Tu turno, contéstales. Diles por qué mereces más luces.

Respeto sus opiniones. Creo que estaba un poco nervioso.

No me he sentido tan libre como otras veces;

me sentía más encorsetado.

Pero he intentado que disfrutara el público

y que lo pasarais bien escuchándome.

No veo movimiento de muñecas.

Parece que se va a quedar así la puntuación.

Bueno, luces para Vicente: ¡cinco!

Muy bien, enhorabuena.

Mi nombre es Ernest Serna,

vengo de Quart de Poblet, un pueblo de Valencia,

y desde los siete años me dedico a la trompeta.

Empecé a tocar porque un día, salimos del colegio,

mi grupo de amigos y yo, y dijimos: "Vamos a apuntarnos a música",

como podríamos haber dicho al fútbol.

Nos enseñaron los instrumentos que había

y le dije a mi madre: "Me gusta este".

¿Por qué? Ese día me levanté así. Eso sí, no me arrepiento para nada.

En mi familia no hay nadie que haya tocado un instrumento

ni relación con la música,

pero mi hermana, que es menor que yo,

sí ha acabado siendo música.

Actualmente toco en la banda del pueblo.

Mi compositor favorito es Mahler.

Me encanta toda la música de Mahler.

Me gusta mucho el deporte,

y me hubiera gustado, de no haber acabado en la música,

estudiar Economía.

Por un momento llegué a dudarlo,

pero me acabé decidiendo por la música

y no me equivoqué.

He venido al programa porque me parece algo muy interesante

y, como el resto de mis compañeros,

llegar lo más lejos posible y disfrutar de la experiencia.

Ay, qué nervios llevabas, ¿no? Un poco.

Te veo ahora...

¿Cómo te ha salido? Lo hemos defendido.

¿Lo has defendido?

No suena que te hayas quedado muy contento.

No.

A ver, ¿cuántos puntos crees que has podido conseguir?

Con que se gire alguna...

Espero que alguna.

Cuatro luces.

Cuatro luces por ahora. Gracias.

Pueden subir, pueden subir.

Escuchemos las impresiones de nuestro jurado.

¿Quieres empezar por alguno? Me da igual.

Ramón Torrelledó, por favor.

Ernest, una pregunta.

Como no es lógico que tengas

una pureza de sonido tan interesante,

que hayas hecho todos los graves tan bien hechos,

como no es normal que haya pasado todo lo que ha pasado,

si tocases de nuevo esta obra

y limpiases el instrumento, ¿qué pasaría?

Imagino que mejoraría.

Claro. Sobre todo han sido los nervios.

Vale.

Judith. Yo te he visto como un flan.

Estabas histérico. Sí, sí.

Sé que impone este escenario,

pero los músicos nos debemos acostumbrar a subir al escenario

y disfrutar la música.

Cuando pases esa barrera de estar sobre un escenario

y disfrutar, y si se te olvidan

tres o cuatro notas, como te ha pasado,

pues te las inventas y sales del paso...

Y ahí estás tú con la trompeta.

Te falta ese puntito de disfrute sobre el escenario.

Yo me acuerdo cuando estudiaba, que me equivocaba en una,

y me equivocaba en la siguiente,

porque estaba pensando que me había equivocado,

y te volvías a equivocar, porque tu mente no está

en lo que tienes que tocar, sino en todas las equivocaciones.

Entonces eso hay que limpiarlo, hay que olvidarse

y cuando subes a un escenario hay que pensar que eres un artista.

Max. Ernest, muchos nervios.

El pequeño saboteador que todos los músicos lleváis dentro

estaba aquí: "Vas a fallar;

cuando llegue la nota aguda vas a fallar",

y te ha puteado.

Yo creo que debes desprenderte de la partitura.

Estoy de acuerdo con Judith en la falta de frescura.

Y me ha faltado el maestoso, que está puesto en la partitura.

Estás anunciando un gran duelo; estás en Roncesvalles;

se van a enfrentar dos ejércitos enemigos...

Sé fiel al maestoso.

-Vale.

Tu momento, Ernest. Te ha tocado hablar.

Primero que nada, gracias.

Respeto la decisión.

Gracias por lo del sonido y los graves.

Está claro que estaba muy nervioso.

Decidí coger una obra arriesgada, que sabía que esto lo iba a tocar,

podía decir muchas cosas en el principio,

y puede salirte bien o mal. Es un poco lo que dice

de que cuando subimos aquí debemos sentirnos artistas

y yo tengo un problema que me tengo que quitar de encima,

y es el nerviosismo, que te juega malas pasadas,

y me la ha jugado.

Poco más. Se la ha jugado.

Ha cogido una pieza

y ha sido un valiente, claro que sí.

Es muy difícil subirse aquí y estar atento de todo;

de los focos, del público, del jurado, y de la música.

Gracias. Vamos a ver si algún botoncito

enciende alguna luz para Ernest.

Luces para Ernest:

cuatro.

Voy a llamar, por favor, a mis chicos y a mis chicas,

a los demás participantes, que suban al escenario.

Colocaos aquí.

Muy bien.

Porque hemos llegado al final de la primera fase

de "Clásicos y reverentes".

Ya estamos en el momento en el que tenemos que saber

qué tres participantes pasan a la segunda fase.

Esta vez me lo habéis puesto muy fácil

porque tenemos un empate de siete luces.

Los tres participantes que pasan a la segunda fase

de "Clásicos y reverentes"

son...

Teresa, Noel y Alicia.

Muchísimas gracias, chicos, y gracias también a vosotros.

Hay veces que se pasa, otras que no, pero bueno.

Mi sesión con Yulia ha ido bien; se me ha pasado muy rápido.

-Muy bien.

-Sí, he podido aprender.

-No empieces si no estás preparada.

-Al principio me ha comentado

que no empiece si no estoy preparada,

que los nervios nunca son buenos.

-Tu entrada se perdió un poco.

-Me ha comentado que estaba más baja de dinámica

respecto al piano.

-No es suficiente.

Tengo que hacer esfuerzo para oírte desde aquí.

Música de cámara.

-Que siempre tenga que sonar más, es música de cámara.

-Mucho más, ¿vale?

No, no, no...

No es suficiente. No es suficiente. No es suficiente.

-Vale. -Tienes que sacar de donde no hay.

-Sacar de donde no hay...

-¡Pam! ¡Beethoven! ¡El pelo! Imagínate.

-Es darlo todo y más.

-Tienes que reventar todo.

-Más allá de donde puedas; sonido, actitud...

-Hasta tu lenguaje corporal tiene que ser más...

Gestos más grandes.

-Todo lo que puedas

es poco siempre.

Aquí estoy con Alicia y Noel,

los compis y también contrincantes de Teresa,

que están demostrando un ejemplo de compañerismo y profesionalidad,

porque están aquí sufriendo, dándole ánimos

y diciendo: "Venga, tú puedes". ¡Decídselo a ella!

Disfruta mucho, déjate llevar y haz lo que sabes,

que lo haces bien.

-Y a tope, que aquí no hay nervios.

-Muchas gracias.

¿Qué tal, Teresa? Bien.

¿Te has sentido más cómoda ahora? Mucho más.

Ya te has hecho con el escenario y con el público.

Mira qué aplausos.

Muchas gracias, Eduardo. Gracias.

Jurado, impresiones.

Albert Batalla.

Por fin has dejado los nervios en la funda del chelo.

A pesar de alguna cosita de afinación en las agudas,

has tocado a gusto, has transmitido música

y nos ha llegado. O sea que enhorabuena

por el cambio en tu manera de tocar.

Enhorabuena. Muchas gracias.

Máximo.

Toda música es una montaña rusa de tensión y relajación.

Desde la cosa más simple que le pueden decir a ella.

(SILBA) Se tensa la música... ¿Sabes?

El día que domines eso y que analices la obra

desde el punto de vista de tensión y relajación,

serás la dueña del instrumento.

-Gracias. Mi chica,

que está aquí con los nervios. Judith.

A mí me ha encantado.

He visto cómo te movías, cómo sentías la música,

y pienso que la música,

para quienes no entienden de música,

es como cuando vas a comprar un jersey; te gusta o no te gusta.

O sea, que no me vale tampoco todo lo que decís.

Porque a ver, ¿os ha gustado o no? ¿Al público le ha gustado?

(PÚBLICO) ¡Sí! ¡Hombre!

(Aplausos y vítores)

Teresa, solo nos queda esperar, ¿ok?

De acuerdo.

Gracias, público. Gracias.

-One, two, y...

-La sesión con Raúl muy bien, muy productiva.

-Una regla: espera siempre, cuando termina la música...

Dos, tres... -Vale.

Hemos sacado muchas cosas.

-Hasta luego, me voy a casa.

-Y más que quedan por sacar.

-Tienes en tus manos el instrumento

que por excelencia marca la rítmica,

las métricas y el tempo en la orquesta.

-La métrica ha sido un poco difícil pillarla.

El tempo es bastante rápido. -¡Vamos, vamos, uno!

¿Ves el texto? -Sí.

-Quiero que leas en voz alta.

-Uf, el momento libro. ¿Tengo que tocar y leer a la vez?

De lo más complicado que he hecho.

(LEE) "Normalmente el artista"...

Muy difícil. Nunca lo había probado.

-Tu mente no es capaz de hacer dos cosas a la vez.

-Muy difícil coordinar ambas cosas.

-Debes tener la capacidad de escuchar a todos

para tú tener claro cuál es tu tempo.

-La postura es una cosa complicada

porque en cuanto te descuidas, como estás concentrado en algo,

te olvidas del cuerpo y como que te vas para abajo...

O depende de la manía, yo tiendo a irme para abajo.

Y tienes al director que te indica.

Es normal que tengas que estar recto.

Con el profe, Raúl Benavent,

que ha sido el encargado y el profe de percusión

de Noel, nuestro participante, que está ahí con la caja.

Dentro de la orquesta sinfónica, la caja es el instrumento

encargado de velar porque las métricas

funcionen a la perfección,

y también el tempo.

¿Qué son las métricas...?

Pues una vez nos llamaron en una crítica a dos percusionistas

como que éramos los sastres del ritmo.

Ah, qué bonito. Y me encantó; es como decir...

Es como el habla, pero tenemos un código,

que los músicos entendemos por tresillos, semicorcheas,

y que hay que ser perfecto;

no hay que hacer un traje de centro comercial,

sino de sastre.

Buenas puntadas ahí. Muchas gracias. ¿Le has visto bien?

Muy bien; creo que lo va a hacer muy bien. Le deseo mucha suerte.

Y por supuesto con las compis.

Teresa, antes te han mandado un mensaje lleno de energía

que te ha ayudado a hacerlo bien.

Por supuesto que me ha ayudado y se lo quiero devolver ahora.

Pues ánimo, a por ello.

Ay, qué de sonidos.

¿Cómo te has sentido esta vez?

Bien, un poco más relajado, eso sí.

A ver este jurado qué tiene que decir

después de esta pedazo de actuación.

No viviría contigo, tío. O sea, todo el día ahí...

(IMITA EL SONIDO DE LA CAJA)

Y ella al violín, eh.

También te daría guerra. Sí.

Albert. Se te ve buena técnica.

Alguna cosa que te ha dicho Raúl de la colocación,

de la mano izquierda-derecha, compensarlas...

Bueno, faltan un poco más de horas de estudio;

pero con lo timbales,

que aparte es tu instrumento preferido,

con el abanico que tenéis en la percusión...

Pero igualmente eres un buen músico, un buen percusionista

y se te ve en el escenario,

que has tocado mucho más relajado que en la primera fase.

Gracias. Y muy concentrado te he visto yo.

Maestro Torrelledó.

Noel, tú sabes que la música vive a través del tiempo.

Me imagino que el gran compositor Delecluse

escribió el metrónomo 96.

Vas fuera del 96, vas más pesante;

con lo cual toda la obra en sí queda pesante.

(TARAREA LA MELODÍA)

De todas formas, tienes una ilusión bárbara

y eres un musicazo. Enhorabuena. Muchas gracias.

Ahora sabes lo que nos queda, ¿no? Esperar;

esperar la resolución.

La sesión ha ido muy bien.

-No me refería a tempo. Es andante gracioso.

Te faltaba la gracia.

-Las miradas con el pianista son esenciales,

puesto que cuando los músicos tocamos juntos,

tenemos que tener una comunicación muy clara

para poder hacer una interpretación clara.

No puede estar cada uno por su lado haciendo lo que quiera.

-Déjame ver la partitura.

-Me ha dicho que no estaba haciendo lo que decía la partitura.

-Pues dice lo mismo que la mía, pero no...

-Cometí el mismo error por falta de práctica.

Hay que trabajar más las obras.

-Haces el mismo error constantemente

porque lees mal la articulación.

-Y bueno...

-No toques abajo; toca ahí, al público, arriba.

Mucho más.

Juan, el papá de Alicia,

que está que se le cae la baba con su niña.

Me estabas contando que tu mujer y tú cantáis en un coro

y que incluso habéis estado en una función

con Alicia de violinista; los tres.

Efectivamente.

Fue una experiencia muy gratificante

cuando nos vimos los tres en el escenario

y, bueno, se trata de disfrutarlo y vivirlo,

que fue lo que hicimos en ese momento.

¿Qué le podemos mandar ahora a tu hija?

Aquí no te vamos a dejar cantar, que seguro que lo haces genial;

lo que queremos es ver a Alicia con el violín dándolo todo.

Unos ánimos para que lo haga lo mejor que pueda.

Yo lo que le doy a decir, como le digo en otras ocasiones,

es que disfrute del momento y de la música

y que lo hagas con pasión, con auténtica pasión.

¿Qué tal? ¿Te ha venido bien ese ánimo que te ha mandado papi?

Hombre. No te ha quitado ojo, eh.

Bueno, a ver qué opina nuestro jurado.

Judith Mateo.

Te he visto, como tú bien dices, más segura;

pero yo creo que te falta el pelín ese de madurar

y de verte disfrutar totalmente con el violín.

Igual que en la otra me recordabas a mí cuando estudiaba,

en esta te veo que vas tocando las notas,

pero aún te queda ese punto de "eh, que estoy aquí".

Como le has hecho a tu padre así antes, así te quería yo ver.

Y me falta también el saludo.

Saluda después de tocar. Te aplaude la gente.

Es agradecimiento para ellos también.

Gracias. ¿Podemos practicar el saludo?

Venga, vamos a saludar. Para que nos salude.

(Aplausos)

Muy bien.

Da otra sensación de boca para nosotros también el verte:

"Aquí estoy yo y aquí os saludo".

Máximo.

A ver, tienes un sonido todavía muy pequeñito.

Un sonido un poco apitufado.

Tienes que desarrollar, crecer en cuanto a... Expandirte.

Albert.

Yo creo que has descrito muy bien la técnica.

Te faltaba tocar con más arco. Tocas con muy poquito arco.

Yo creo que tocar con más arco, dar un paso adelante,

te ayudaría muchísimo a lo que decía Max;

a diferenciar las dos partes de la obra.

Te vendría bien en cualquier obra.

Pero te falta esto, dar un paso para adelante,

creértelo y disfrutar mucho más de lo que estás tocando;

entender bien la obra y disfrutarla.

Muchas gracias, jurado.

Son como miniclases, ¿no? Uno recoge toda la información.

Voy a pedir que suban mis otros chicos al escenario, por favor,

porque llegamos al momentazo.

Ha llegado el momento final;

momento donde sabremos, en esta segunda fase,

quién de estos participantes

pasa a la gran final de "Clásicos y reverentes".

Empecemos con las votaciones.

Jurado, por favor, ¿no querrían ver este plató lleno de luces?

Votaciones, por favor, y luces para Teresa.

No podéis mirar, eh.

Guau.

¿Nerviosa, Teresa? Sí, por supuesto.

Quieres mirar para atrás, ¿no? Sí.

No te dejamos.

Muy bien. Recupera posición.

Madre mía.

Luces, por favor, para Noel.

Que el jurado pueda verte.

¿Nervioso? Un poco.

Luces para Alicia.

Max, te veo muy parado.

Muy bien. Muy bien, Alicia.

El participante que pasa a la gran final

de "Clásicos y reverentes"

es...

¡Teresa, con nueve luces! Enhorabuena, Teresa.

Muchísimas gracias, chicos. Gracias por estar aquí.

Nosotros nos vemos la próxima semana

y recordad, tendremos una gala final en el último programa,

que es una gala superespecial, con toda la Orquesta y Coro de RTVE

y, por supuesto, con nuestros protagonistas,

ellos, los que lleguen a la final.

Mi paso por "Clásicos y reverentes" espero que me abra puertas.

-Es una experiencia muy buena, muy productiva.

-Y que me haga ser un poquito más profesional

de lo que voy siendo día a día.

-Un pequeñito paso.

-No cada día tienes la oportunidad de probarte en público.

-Que me enseñe más cosas

sobre este maravilloso mundo de la música.

-Algún día consiga ser músico profesional.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 6

Clásicos y Reverentes - Programa 6

14 ene 2018

Programa concurso que trata de encontrar a jóvenes intérpretes que sean capaces de formar parte una Orquesta Sinfónica.

Contenido disponible hasta el 31 de agosto de 2067.

ver más sobre "Clásicos y Reverentes - Programa 6" ver menos sobre "Clásicos y Reverentes - Programa 6"
Programas completos (25)

Los últimos 25 programas de Clásicos y Reverentes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios