www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4239416
Para todos los públicos Cine en TVE - Vivir es fácil con los ojos cerrados - ver ahora
Transcripción completa

"Help. I need somebody".

"Help. Not just anybody".

"Help, you know I need someone".

-"When I was younger, so much younger than today,

I never needed anybody's help in any way".

Cuando era más joven, mucho más joven que ahora,

nunca necesité la ayuda de nadie para nada.

"But now these days are gone". Pero ahora, estos días han pasado...

"I'm not so self assured". Y no estoy seguro de mí mismo.

"Now I find I changed my mind".

No. "I find I've changed", contractura de "I have changed".

Ahora noto que he cambiado, que he abierto las puertas...

Sigue, Pavón. "And opened up the doors".

(ASIENTE)

"Help me if you can, I'm feeling down".

Ayúdame si puedes, me siento mal.

"And I do appreciate you being around".

Y me encantaría tenerte cerca.

"Help me get my feet back on the ground".

Ayúdame a volver a poner los pies en la tierra.

No es mío, de verdad.

-¿Qué haces aquí? ¿Quién te ha echado de clase?

¿Quién te ha echado de clase, eh?

(Gritos)

Nos vemos en el despacho.

¿De qué creéis que habla esta canción?

Pajuelo.

¿De pedir ayuda?

Eso ya lo sabemos, ¿no? Se titula "Help!".

Pero, en realidad, ¿de qué está hablando?

(SUSURRA) Yo, yo.

Yo, yo, yo. Quinito.

Habla de alguien que pide ayuda porque se ha hecho viejo.

Habla del éxito.

De la soledad del éxito.

¿Por qué pediría ayuda alguien que vende miles de discos

y que actúa delante de miles de personas?

Ugena, ¿por qué necesitaría alguien volver a ser normal?

No sé. Tener amigos en los que confiar...

Para gastarse el dinero, para salir de fiesta...

(Risas)

¿Y por qué no al revés?

Quizá ya no le basta para ser feliz con tener dinero

y con salir de fiesta.

Lo que John Lennon nos grita a nosotros es: "Help!".

"Help!". Todos juntos. (TODOS) "Help!".

(TARAREA)

¿Dónde está mi niña? ¿Has visto a mi niña?

No he visto a nadie. ¿No la has visto?

La tienen aquí, no me la dejan ver. Diles que me la dejen ver.

Me está haciendo daño. Te van a hacer lo mismo.

Diles que me den a mi niña. ¡Por favor, por favor!

¡No te vayas! ¡Por favor, ayúdame!

¡Me tienes que ayudar! ¡Por favor, no te vayas!

¡Por favor! -¿Qué haces aquí?

¿Cuántas veces te tengo que decir que no quiero volver a verte?

¿Quieres que llame a la policía, que cuente todo de ti?

¡Que te vayas de aquí!

¿No te hemos ayudado suficiente o qué?

-¿Qué pasa? -Tranquilícese, doña Mercedes.

Abra y vamos para adentro.

"Una extraña enfermedad vírica ha causado ya cuatro muertos

y diez casos más de distinto grado...".

-Ayuda a tus hermanos a poner la mesa, gamberro.

-Perfecto. -¿Ya estamos, Pablo?

-Ya está.

-Oh, qué descanso.

-Javi, quítate la máscara, vamos a comer.

-Pero ¿y si hay un ataque de gases venenosos?

-¿Qué ataques venenosos? Julia, llama a tu hermano.

-¡Juanjo, a comer!

-No levantes polvo con la comida aquí.

-No voy a dejar esto así, solo amontonarlo.

(TV) "La benemérita vuelve a apuntarse un éxito

con la detención del quinqui Eleuterio Sánchez, El Lute".

-Mamá, ¿por qué siempre que viene Pablo, el peluquero,

haces sopa de arroz? -No siempre.

Siempre.

¿No ves que los viejos no tienen casi dientes?

Así no les cuesta masticar. -Mira si tengo dientes yo.

-¿Podéis dejar de decir bobadas?

-¿A que a ti te gusta la sopa de arroz?

A ella le encanta, mamá. -Pues cuánto nos alegramos.

-Claro que sí. Ahora deja la muñeca, y a comer.

-¿Con quién sigo después?

Empieza por Juanjo, que tiene más trabajo.

Con esas greñas... No me lo pienso cortar.

Faltaría más. -Deja que te lo arregle un poco.

Ya dije que no me lo cortaba. Si quieres, te presto mi diadema.

-¡Pásale la maquinilla al cero para que aprenda!

¡Cállate, enano!

¿Me pones un poco más? -Deme el plato.

No se le vaya a caer.

-Cuando vuelvan del colegio, empieza por el que primero llegue.

Qué lata con la bomba. Ni que hubiera matado a alguien.

(TV) "Sucesos como el accidente de la bomba en Palomares,

Almería, han quedado superados...". -Pero si es nuclear.

-Lo hacen por el turismo.

Si los extranjeros dejan de venir, ya me dirás qué queda aquí.

-Como Hiroshima y Nagasaki. -Estás serán bombas de entrenamiento.

-"A ello contribuyó singularmente el baño de confianza...".

Niña, dale a la tele.

Vaya dos focas.

-Pablo, pregúntame la tabla de multiplicar por donde quieras.

-¿3 por 6? -¡18!

-Déjale a él. -¿9 por 8?

-54. -¡72, animal!

-¿Queréis callar la boca y dejarme oír el parte?

-Pablo, déjamelos guapos, que el domingo tenemos bautizo.

-Te los voy a dejar como artistas de cine. A todos.

Mamá, no me lo pienso cortar. Venga, si te vas a quedar a gusto.

Es como si te quitaran un peso. Como un casco.

No, papá. Mi pelo es mío y hago lo que quiero con él.

Venga, hombre. Encima de que viene Pablo a casa a hacernos el favor.

¿Te he contado que gracias a él conocí a vuestra madre?

Después de la guerra, cuando me destinaron a Gerona.

Mil veces, papá.

Pues te lo cortas, y no hay más que hablar.

-Y no hay más que hablar.

Lo llevas claro. ¡A mí no me hables así!

¡Como vuelva y no te lo hayas cortado,

la vamos a tener!

Hala, venga.

Vosotros, comed y callad.

¡Toma, por desobediente!

(Música suave)

¡Me cago en la oscuridad bendita!

Venga, rápido. Yo voy a mi pasito.

Pregúntame la tabla de multiplicar. Ya estás otra vez.

Tengo que irme. Subid solos. ¿No vienes a cenar?

Claro que vengo a cenar.

Venga, va. Rápido.

Se lo vi hacer a El Santo.

Tú no digas nada. -¿Se va a ir de casa?

-Eso parece.

(Gemidos)

Dicen que los saltos son malos.

Mejor perderlo que pensar toda la vida que anda por ahí.

(SUSURRA) ¿Estás loca? No puedes hacerlo.

¿Lo que vas a hacer tú es mejor? No voy a hacer nada.

¿No? ¿Para qué estás aquí? -¿Qué pasa?

Josefina, que se ha torcido el tobillo la pobre.

Estás cogiendo demasiado peso,

y los tobillos son los que más sufren.

Venga adentro, que refresca.

¿Puedo salir luego un momento a comprar pipas?

Es verdad lo de los antojos. Le apetecen pipas todo el rato.

Y a mí, croquetas. Ayer me comí 62.

-Pero qué bruta eres, hija. -Eran de las pequeñitas.

-Mañana sales conmigo. Antes, te recoges un poco ese pelo.

Ya sabes que las chicas guapas tenéis que extremar la prudencia.

Hablé con tu madre anoche.

Le dije que venga a verte el día que quiera.

Y vas tú y te lo crees.

¿Puedo?

No te enfades, mujer. ¿Quieres que te acompañe?

¿Dónde vas tan sola?

¿Me das pipas?

(Inglés)

¿John?

Antonio San Román.

Anthony.

San Román.

(Música suave)

(Arcadas)

(TOSE)

¿Se lo lleno?

¡Sí, gracias!

¿Se encuentra bien?

La he oído vomitar.

Es un mareo. Gracias. ¿Quieres un caramelo?

Para el mal sabor.

Son de la tos, pero... sirven igual.

Los uso en clase.

Soy profesor, y la garganta...

No vas a conducir ahora, ¿no? No.

¿Te acompaña alguien? Me trajo un señor.

¿Te trajo un señor? ¿Tienes chófer?

(RÍE) No.

¿Estás haciendo dedo?

¿Adónde vas? A Málaga.

Yo voy a Almería.

Si te viene bien...

¿Quién te trajo, aquel?

(ASIENTE)

Prefiero no seguir con él. No hace más que hablar de su mujer.

Ha muerto hace poco. Dice que se le aparece.

Hagamos una cosa.

Yo arranco el coche y tú te metes dentro de un salto.

Mi coche no es gran cosa, pero no se me aparece nadie.

A ver si se enfada.

¿Y nos mata a los dos, como a la mujer?

Seguro que la mató él.

Venga.

¿Preparada?

¡Ya está! ¿Qué te debo?

80 pesetas.

Buen viaje.

Agáchate, están ahí los guardias civiles.

Ahora multan a los autoestopistas con dos duros.

¿Y el señor de antes?

¿Tus padres no te han dicho que no subas con extraños?

¿Y tú?

Yo, ¿qué? Yo no soy un extraño.

Antonio, profesor de inglés. Belén.

(RÍE) Muchacha, suelta,

que voy conduciendo. Cada día hablamos más en inglés.

"OK", "hobby", "sweater"...

América es hoy lo que fue Roma.

Seguro que tu novio para ligar se puso en plan playboy.

No tengo novio. ¿Y eso?

¿Has vivido entre ciegos? No.

Es como si la torre Eiffel no tiene turistas.

Seguro que tuviste uno y lo dejaste.

Más o menos.

Mira.

Aquí tengo un mapa.

¿Dónde te va mejor que te deje? Yo de geografía estoy pez.

A mí me va bien cualquier lado. Almería me va bien si quieres.

El Cerillo.

Al profesor de geografía le llaman el Cerillo los chavales.

Es muy alto, muy delgado, tiene la cabeza muy gorda...

¿A que no sabes cómo me llaman?

A ver si lo adivinas. Ni idea.

Yo no te lo voy a decir. Prueba.

No sé, el...

calvo.

El gordito, el cuatro ojos...

Oye, tú, vale ya, que veo que te animas.

No es mía, de verdad.

(RADIO) "El ángel del Señor anunció a María,

y concibió por obra del Espíritu Santo.

Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores,

ahora y en la hora de nuestra muerte.

He aquí la esclava del Señor. Hágase en mí según tu palabra".

(Música suave)

(HABLA EN INGLÉS)

¿Estás hablando solo?

No, estaba pensando.

¿Y piensas en inglés? No.

¡Anda!

¡Un Beatle!

¿Un Beatle? Sí, el pelo. El chaval.

No te importa, ¿verdad?

Vamos a Almería.

¿Te va bien?

Sí. Pues hala, sube.

Hola.

Antonio, Belén, ¿y tú? Juanjo.

Hola, Juanjo. Quita esas cosas de en medio.

Son de los chicos.

Ahora vosotros me preguntáis si tengo hijos y esas cosas, ¿no?

Vaya compañeros de viaje que me he buscado.

¿Que si tengo hijos? No, no tengo.

Es que entreno a los chavales. Fútbol. ¿Te gusta el fútbol?

Sí, me gustaba. ¿Me gustaba?

Como si fuera una cosa de cuando eras joven.

¿Qué edad tienes? 16.

¿Has dejado los estudios? Más o menos.

¿Más o menos? Buena respuesta.

Pues yo, más o menos, soy profesor de inglés y de latín.

Aunque parezcan cosas opuestas, en realidad tienen mucha relación.

¿Por qué piensas tú que los ingleses usan "table" para decir "mesa"?

Porque viene del latín "tabula". "Tabula", "table".

A mis alumnos les encanta estudiar inglés.

Dicen que aprender latín es inútil. ¿Sabes qué les digo?

Que su abuelo es viejo y no sirve para nada,

pero sin él no estarían aquí.

¿Tienes otro caramelo de los tuyos?

¿Te mareas?

No, es que tengo la tripa revuelta.

¿Voy muy deprisa? Es que esto es un bólido.

En realidad es de mi padre. En el pueblo no lo usa,

y me lo prestó a condición de que les fuera a ver a menudo.

¿Este es tu padre? Mi padre, mi madre y mis hermanos.

¿Ocho? ¡Qué bestia!

A mis padres no les gustaba jugar a las cartas.

Ahora lo cojo.

No te preocupes.

Hablaremos más despacio para que lo entiendas todo.

Este eres tú.

No, gracias.

Quédatelos. Tengo muchos en casa.

Siempre me falla la voz... Por eso no hablo demasiado.

Ya, lo he notado. Qué graciosa.

Lo sigo en serio. Si no fuera por la voz...

Me hubiera gustado cantar, pero en España, imagínate.

¿Te gustan los Beatles? Sí.

¿Y a ti?

Bueno, no sé...

Prefiero los Rolling o los Kinks.

Ah, no, no, no. Tú te bajas de mi coche.

¿Un tipo que desprecia los Beatles? En mi coche no va a ningún sitio.

¡Te bajas ya!

Lo siento, ¿eh? Me has tocado el punto débil.

¡Fuera de mi coche! Tampoco es para tanto.

¿Que no? ¿Te gustaría que yo insultara a un amigo tuyo?

¿O a tu novio? ¿O a tu actor favorito?

¿Cuál es tu favorito?

Marlon Brando. ¿Te gustaría que dijera que es una nenaza?

No sé. No he insultado a nadie.

Solo he dicho... ¡Que te bajes de mi coche!

¡En mi coche a los Beatles se les respeta!

Está exagerando. ¡Pues este es mi coche,

y en mi coche mando yo! Pues me bajo con él.

¡Hala, venga!

¡Hala, y que os lleve Mick Jagger!

¡Os lo habéis creído los dos!

Vaya par.

Ay, ay...

Este viaje lo hago por los Beatles. Va a conocer a Lennon.

¿En serio? Sí, voy a hablar con él.

Nada, un ratejo. Está en Almería rodando.

En realidad voy a reñirle.

Pero ¿te dejarán verle? Le tendrán protegido.

¿Y qué harías tú con las histéricas esas,

que se quitan la ropa interior y la tiran al escenario?

Debe ser horrible, ¿no?

Salir a cantar y ver a esas locas gritando.

Es lo que buscan, ¿no? No es lo que Lennon busca, ¿eh?

En el concierto de España dijo que lo que más le molestó

fue ver los mejores asientos ocupados por enchufados

y gente del Gobierno.

Y fuera, la policía dando palos a los chicos

a la puerta de Las Ventas.

Mi padre estuvo. ¿Ah, sí?

Dando porrazos. Es gris.

En Inglaterra dicen que se van a separar.

Es que John quiere hacer otras cosas. Escribir...

Trabajar de actor... Y no lo hace mal.

¿Habéis visto "Qué noche la de aquel día"?

Sí. Yo no.

¿No? En realidad está mal traducido.

En inglés es...

Es una frase incorrecta, un solecismo.

No sabéis qué quiere decir, pero equivale a un error sintáctico.

John se lo oyó a Ringo: "It's been a hard day's night".

Yo más bien diría: "La noche de un día de perros".

No es igual. Suena peor.

¿Vosotros sois los profesores de inglés?

La ignorancia es muy atrevida, ¿eh?

¿Sabéis la anécdota de Menéndez Pelayo?

Estaba dando una conferencia, y nombró a Shakespeare,

pero él pronunció "saquespeare". Y la gente se rió de él.

¿Sabéis qué hizo?

Acabó la conferencia en inglés.

Qué país.

¿Tenéis hambre? Sí.

Sí.

La casera me prepara las comidas.

¿Y no te has casado?

No sé.

Los profesores, de tanto tratar con los niños,

acabamos por no entender el mundo de los adultos.

No, cómelas tú. ¡Come!

Que tú estás creciendo, venga.

A mí no me hacen falta.

Esta pensaba que en el colegio me llamaban el Gordito.

¿Cómo te llaman?

A ver si lo adivinas tú. El Calvo ya lo dije yo.

Mi madre les pone cebolla picada.

Menos para mi hermana, que la odia.

¿Cuántos sois? Seis.

Tres chicos y tres chicas.

Los dos tenéis un montón de hermanos.

¿Y tú?

Yo estoy sola.

¿Me vais a contar qué leches hacéis en la carretera los dos?

Seguro que tramáis algo, digo yo.

Yo vuelvo a Málaga, a casa de mi madre. ¿Y tú?

Pero sigue, cuenta. ¿Por qué te has fugado de casa?

Y de casa de un policía. Yo no me he fugado.

Mis padres lo saben. ¿Te llevas bien con ellos?

Ahí, ahí. Buena pregunta. Mi padre es gilipollas.

Pero es buena gente. ¿Has dejado los estudios?

No sé.

Voy a recoger.

(Música emotiva)

Te ayudo.

¿Crees que le dejarán ver a Lennon? ¿Estás loca?

Suerte si lo ve de lejos. Pues está convencido.

(RONCA)

No, gracias.

¿No tendrás un cigarrito?

No fumo.

A ver. Silencio, niños.

(MURMURA)

Cuánta humedad. Eso es que el mar está cerca.

Mira.

¡Almería!

¡Capital del esparto, los mocos y las legañas!

Tiene que ser el siguiente pueblo.

Está antes de llegar. Apartado, cerca del mar.

Eso me dijeron por teléfono.

Si llego a saber que hay esta pendiente...

En la subida se calienta y más vale prevenir.

¿Cuánto tiempo te quedarás? Mañana vuelvo.

En cuanto hable con él. No puedo perder ni un día de clase.

A don Paco le tuve que mentir.

¿Quién es? El jefe de estudios.

Si se entera de a qué vine...

Seguro que se enfada y me da de bofetadas.

Qué bestia. Se pasó diez años en Admisiones,

y ahí se acostumbran a soltar mucha cera.

A un compañero de clase la profesora le rompió el tímpano de un bofetón.

¿Una profesora? Sí.

Pensaba que ellas eran más sensibles.

(RÍE) Seguro. Yo tuve una monja que nos cogía de aquí,

y te arreaba en la cara con las dos manos

como si tocara los platillos.

Fuiste a las monjitas, ¿eh? Ya te lo notaba yo a ti.

Las Herrerianas de Málaga. Las llamábamos las "terrorianas".

¿Tú estudias con los curas? Mis padres lo tuvieron fácil.

El peor colegio de Madrid quedaba al lado de casa.

Madrid me agobia mucho.

Desde que acabé la carrera, habré estado cuatro o cinco veces.

Siempre me pareció inhumana de grande.

Soy más machadiano.

De pasear por las afueras.

"En los montes lejanos, hay oro y sangre.

El sol murió.

¿Qué buscas, poeta, en el ocaso?". ¡Toma ya!

Cada noche, antes de dormir, leo un poema.

Es una forma de sacudirse la suciedad del día.

Como una ducha. ¿Los aprendes de memoria?

La memoria es un músculo. Si no lo ejercitas, se atrofia.

Pues que empuje la memoria. Yo no puedo más.

¡Vamos! ¡Hay que aprovechar la inercia!

¡Por Newton!

(Música suave)

¡Eh!

Te dejas la bolsa. Es verdad.

Bueno...

Suerte, y gracias por todo. A ti, Juanjo.

Sé bueno. Sí.

Adiós. Yo también me voy.

Refréscate en el hotel si quieres. Mientras, yo me tomo un café ahí.

Vale.

Bueno, pues... Adiós, Juanjo.

¿Vas muy lejos? No...

A ver qué hay por aquí. Es bonito esto.

Ve, camina.

No habrás llegado hasta que todo lo hayas perdido.

Otra vez don Antonio... Machado.

¿Saben dónde está el hotel? Ahí está, en esa puerta.

Gracias.

Hola.

¿Este es el "Hotel Sol y Mar". Sí.

Yo soy el que llamó para pasar la noche.

Ah, el señor Antonio.

El mismo.

La señora no puede entrar.

Ah, no, yo vengo solo...

La señora no puede entrar a no ser que traiga

el libro de familia.

Es que ella iba... a refrescarse,

mientras yo me tomo un café. Vale.

¿Usted sabe si dan café ahí? Ahí dan de todo.

¿Qué le debo? Una peseta.

Vaya, otra vez.

¡Qué lata!

No te abrirás, no... No te abrirás.

¡Coño!

¿Busca un empleado?

No, tengo el cartel de decoración.

¿Le interesa? A mí no.

Pero quizá...

Vuelvo en un segundo.

Hola.

¿Cómo te llamas?

Bruno.

¿Has visto a un chaval jovencito por aquí?

¿Qué estás contando, las olas? Sí.

Adiós.

(SILBA)

(Puerta)

Si quieres, puedo llevarte a la estación.

A lo mejor encontramos un tren.

Antes de que se haga tarde.

Sí, será mejor que me ponga en marcha.

¿De cuánto estás?

Conmigo no tienes que disimular.

De tres meses y algo...

Prométeme que no vas a hacer ninguna tontería, ¿eh?

¿Tienes dónde ir, seguro?

¿Seguro?

No me mientas, ¿eh?

Venga, mujer, no llores. No jorobes.

Yo no se lo voy a decir a nadie.

Si fuiste mayorcita para meterte en este lío, seguro que...

también eres mayorcita para saber cómo...

Qué hacer, ¿no?

Bueno...

A ver, vamos a hacer una cosa.

Quédate en la habitación, ¿eh? Y duerme aquí toda la noche.

Yo voy a ver si este hombre tiene una habitación libre.

No, no. Que sí, mujer, que yo te invito.

Ya mañana por la mañana, descansada, pues ya...

Ya piensas a ver cómo llegar a Málaga.

Que no puedo aceptar, que ya bastante lío te he dado.

Yo hablo ahora con el del hotel.

A ver si me entiende porque yo no sé en qué idioma habla.

Venga.

Paso.

-Te sobra uno.

-Paso.

¿Qué tal el fenómeno?

Ahí va. Por ahora no ha roto nada.

Catalán, ponnos otra de vino. Voy.

Cuidado con el acento de esta gente.

Al hombre del hotel para entenderlo hay que hacer oposiciones.

¿Qué es usted, corredor de tejidos? No...

A lo mejor usted me puede ayudar.

Estoy...

Ando detrás de los del rodaje. ¿De los ingleses?

Sí, sí. Me gustaría saber dónde paran mañana para acercarme.

A ver qué nos pueden decir.

Alguno de por aquí anda echando una mano.

Eso sería fantástico.

(Puerta)

Catalán, ponnos el matarratas. Eso el chaval, que tengo ayudante.

¿De dónde lo has sacado? De Madrid, ¿qué te parece?

Toda una señorita.

No toques los cojones.

Lleva esto. A peseta cada uno que se tomen.

Al segundo invitará la casa, ¿no?

La casa no invita más que cuando gana el Barça.

Pues habrá que esperar sentados. (RÍEN)

Si no fuera por el caradura de Ortiz Mendibil...

¿No serás del Madrid? No, no...

El deporte... para los niños.

Después empiezas en un negocio y...

Que va el tío y alarga 10 minutos el partido.

¿Este no estaría mejor si llevara coleta?

¡Déjale en paz!

Si es que parece una niña, y yo no respondo.

Déjale al chaval. A ver si arrancando los mechones.

Bueno, ¿vale ya, no?

Es el protegido de este hombre... -¿Y este quién es?

Viene por los de la película.

Oye, ¿tú no conoces al hijo de la Damiana del camión del agua?

Sí. ¿Y dónde para mañana?

Y a mí qué me cuentas.

Luego te digo, que anoche vendrá donde la madre.

No, no... Si el moscatel es un tónico.

¿Y un lugar para cenar por aquí? Joder... Un sitio para cenar...

Aquí.

¡Guapa, pon otra ronda!

Y tráete las tijeras que te he dicho.

¡Qué pesaos! No lo sabes tú bien.

Ahora, te posa una manaza de esas en la cara

y te tienes que ir a buscar los dientes a Granada.

A varios del equipo los han visto dormir la mona.

Los ingleses beben en serio. Los italianos son más de zampar.

¿Esto qué es? Pan tumaca.

Probablemente, la mayor aportación de Cataluña

a la historia universal.

¡Está cojonudo!

Prueba, prueba... Sí.

Esta caja se atranca, maldita sea.

Oye, ¿y de él qué se cuenta?

¿Del cantante? Sí.

Pues que se mudó del delfín verde a una casa más grande en Almería.

Y se le ve en un Rolls. Va en un Rolls-Royce

con los cristales tintados a todas partes y tiene megafonía.

A veces saluda por el altavoz.

Salvo unos días que se le estropeó y andaba en taxi.

Este país le debe parecer un atraso absoluto.

Imagínate...

El mundo que habrá visto él con 25 años...

Llenando estadios...

Juanjo.

Oye, prueba este pan. Gloria vendita.

Mi madre también lo hace, es catalana.

Ahora te enseño dónde vas a dormir. ¿Duerme aquí?

Sí.

Ese cuarto de ahí.

¿Cómo ha terminado un catalán por aquí?

Es una historia un poco larga.

Es mi hijo.

¿Qué tiene?

Qué más da... Por ponerle nombre no se cura.

Pues sí.

Ya va la leche, Bruno.

Yo estuve en el frente de Aragón, en Teruel.

En un pueblo que...

se llama Lechago.

Eché una mano a un desertor italiano que le querían dar matute.

¿De los voluntarios de Mussolini? Sí.

Al primer tiro se le quitaron las ganas de aventura.

Buena gente Doménico, buena gente...

Y ya, después de la guerra, cuando perdí la plaza de Correos,

la sigues escribiendo y un día fui a conocer aquello.

Doménico tenía una hermana.

Y a la hermana lo que más la gustaba era el sol.

Y si algo hay en Almería es sol. Y aquí nació Bruno.

¿Nació así? Sí.

Todo normal. Pero a los 6 meses ves que no se incorpora,

que no gatea...

¿Y la italiana?

María Concheta.

Va y viene desde Italia.

Supongo que se cansó del sol y de mí.

Tirar para adelante con Bruno es duro.

¿Te gusta el mar? También ayudó que se lió

con un fotógrafo que vino desde Huesca.

Pero... vuelve a pasar temporadas. ¿Y sabes lo peor?

Que yo la espero.

Yo antes contaba esto y me echaba a llorar.

Ahora me parece algo que le pasó a otro.

¿Es así, no?

Cuanto más lejos te queda, menos te importa.

La distancia es la sabiduría. Pasa mucho con los chavales.

Se toman las cosas por la tremenda.

Con los años se dan cuenta de que eran bobadas.

Pero en el momento...

Oye, ya es la segunda que te bebes. A ver si me vas a salir caro.

Está hecho una trapería, como lo dejó el antiguo empleado.

Hay algo de ropa. A lo mejor te va.

Si te quieres duchar, tienes la manguera del aljibe,

pero no me gastes mucha agua. Desde marzo no cae ni una gota.

Te echo el cierre por fuera, puedes salir por la otra puerta.

¿Vosotros qué hacéis? Nosotros nos vamos ya.

Sí.

Esto lo puedes quitar si no te inspira...

¿Y puede usar el teléfono? Sería bueno que llame a sus padres.

Detrás de la barra, pero no te alargues, que es conferencia.

¡Ah! Necesito tu carné de identidad, por los datos.

Sí, claro.

Aquí.

Juan José.

Ale, buenas noches. Buenas noches.

Adiós.

Venga, Bruno. Vamos a dormir.

Buenas noches.

Buenas noches.

¿Ya se recogen? Sí, ya... ya nos recogemos.

Mañana será otro día.

¿Tienen un acento fuerte aquí? No, nosotros no.

Donde tienen el acento fuerte es en Cádiz, Granada y...

Ahí sí tienen el acento fuerte.

Pero aquí no.

Que descansemos la gente. Buenas noches.

¿Has oído? "Que descansemos la gente".

Eso es un solecismo.

No le he entendido nada...

¿Quieres venir mañana conmigo?

Te gustará ver un rodaje. No sé...

Conocer a John Lennon.

Podrás presumir con tus amigas... Vale.

Habrá que madrugar, eso sí.

Buenas noches. Buenas noches.

Antonio. ¿Sí?

Gracias por todo. Gracias a ti por la compañía.

Sí, volveré. Pero cuando se le pase a papá el cabreo.

No es el pelo, es que es todo.

Es que siempre igual. Estoy harto.

No, le ha venido bien hablar con Modesto.

Al menos, le ha bajado los humos.

Le ha dicho que él también tiene que aprender a ceder.

¿Dónde te estás quedando?

¡Ay, sí! Dime algo, aunque sea mentira, para que me tranquilice.

¿Estás comiendo bien? Que sí, que estoy bien.

No te preocupes, de verdad.

Llevé a la cristalería a enmarcar el retrato que me pintaste.

Pero si estaba fatal.

No vas a colgar eso en casa.

A mí me gusta.

(TARAREA)

¡Buenos días!

¿No te gusta madrugar?

No mucho, la verdad.

Mi madre me enseñó a levantarme temprano.

Alguien tiene que encender el sol, me decía.

Mira. Ven.

Ahí lo tienes. Encendido para ti.

(Música)

No se da permiso a nadie. ¿Por qué no?

Porque hay muchos mirando, muchos moscones...

Ya me imagino, ya...

Queríamos pasar para verles.

Va a ser un minuto, nada más.

Espérate en el coche, que voy a consultarlo con la inglesa.

Váyase usted para el coche.

Qué pesaos.

Que ni acercarnos nos dejan.

Joder...

Que dice la producción que sin permiso no se puede pasar.

¿Y dónde está la producción? Habrá unas oficinas o algo, digo yo.

Eso tiene usted que ir a Almería. Déjeme pasar, haga el favor.

Aquí no se le hace el favor a nadie.

Me cago en la hostia... Gloria bendita.

¿Y no podemos llegar hasta el rodaje por otro lado?

Como no vayamos campo atraviesa...

Pero igual estos nos pegan un tiro. ¿Y están ahí?

Eso me han dicho.

Pero claro, a lo mejor está en su día libre...

Yo qué sé... Yo qué sé...

¡Están allí!

Pero si es un campamento increíble. Hay hasta tanques.

(Motor)

Ese es el Rolls que me dijeron.

¡John! ¡¡John!!

¡¡Míster Lennon!!

¡¡John!!

Bájese de ahí, hombre, que está haciendo el ridículo.

¡Bájese de ahí! ¡Lennon!

Oye, como no se calle, le voy a tener que denunciar

y tomar la matrícula, ¿eh?

Ya me bajo, hombre. Ya me voy...

Espere, hombre, espere...

No veo yo que es tan complicado... Que no. He dicho que se vaya de aquí.

Que se vaya.

Qué pesado, hombre. Dando por saco...

Perdona, no me había dado cuenta.

¿Estás bien? Sí.

¿Quieres que te lleve a la estación? ¿Tú qué vas a hacer?

Déjame ayudarte.

En algún sitio...

dormirán o se irán a cenar cuando acaben, ¿no?

Ya, pero... ¿Qué le digo yo al bestia de don Paco?

No sé.

(Explosión)

Que se te ha estropeado el coche.

¡Sal, sal, sal! ¡Sal, no vaya a estallar!

Quita el contacto. ¿Eh?

Es la junta de culata.

¡Me cago en oscuridad bendita!

¿Por qué siempre todo me tiene que salir mal?

Cojones...

Seguro que la Guardia Civil te consigue una grúa.

Es un paseo de nada.

Mucho sabes tú de coches.

¿Tienes un pañuelo?

Este sol es peligroso, a no ser que sepas apagarlo.

Anda, ve.

(Música)

Ve.

Por el coche no te preocupes. El mecánico es de confianza.

Se vino aquí de hippie, pero sabe de coches.

A mí me arregla la furgoneta cada vez que me da problemas.

Hola...

¿Y la arena de playa? Para que el suelo guarde la humedad.

¿Sabes decir mi nombre?

¿Qué?

Toma.

Qué rica.

La fresa se alimenta del calor, por eso es tan dulce.

¿Entonces tú crees que el camionero me ayudaría

a colarme en el rodaje?

A ver, el chico es el que les lleva la cisterna de agua.

Ya. Pero no sé si va todos los días

y tampoco sé si le metes en un compromiso.

Me sabe mal, pero es que irme sin verle...

Ya, ya...

En confianza... ¿La chica qué es tuyo?

Nada, nada... No, pobrecita.

Como el otro. En este país los jóvenes están desesperados.

Les han tapiado las vistas al futuro.

Me vas a dar un mitin ahora...

¿Qué quieres, contarme un secreto?

(RÍE)

Venga, vamos para fuera. Cuidado, no tropieces.

¿Te gustan las fresas?

Me encantan.

Pues hala, para ti todas, que yo estoy de fresas hasta los cojones.

¡Eh! ¿Os habéis hecho amigos?

Lo que más le gusta es la música. ¿A que sí, Bruno?

Esto es un horno.

(Trompeta)

(Música)

Ya voy, Bruno. Ya voy.

Cuidado, cuidado las manos.

Coged las fresas.

Venga, Bruno. Vámonos.

Buenas tardes. Buenas tardes.

Bueno.

Ya hemos llegado.

Ahí está el chaval.

Me cago en...

Estoy bien.

Deja, deja.

En el armario hay agua oxigenada y algodón. Venga.

¿Y estabais aquí y no habéis hecho nada?

Son cosas de chavales. ¿Cosas de chavales?

¡Venga, fuera, largo!

¿Te duele algo a parte del orgullo? No... No...

Venga, todos para fuera. Me cago en la hostia bendita.

Habrá que denunciarlo a la Guardia Civil, no sé...

Deja, deja... Estos pueblos son muy pequeños.

Antonio...

¿Sí?

¿Habéis visto a Lennon?

(SUSPIRA)

(Ladridos)

¡Eh, Julian!

¡Julian!

(HABLA EN INGLÉS)

¿Cynthia?

¡Cynthia!

(HABLA EN INGLÉS)

(HABLA EN INGLÉS)

Pero... ¡Oye!

(Ladridos)

No te lo vas a creer. Estudié medio año para peluquera.

¿Y no te gustó?

Sí, pero lo tuve que dejar.

Tienes un pelo precioso. ¡Qué calidad!

Sí... Gusta mucho por aquí.

No sé lo que te he hecho, pero espero que no te asustes

cuando lo veas. Tranquila.

Estaba harto de llevarlo largo.

¿Estos dibujos los has hecho tú?

¡Tachán!

¿No ha quedado tan mal, no? Tienes mano, sí, señora.

Y tú también.

¡Hala!

¿Los haces de memoria?

Me enseñó un vecino.

A veces le ayudo a reparar alguna virgen de escayola,

que pierde un dedo o se le troncha la nariz.

Tengo información fresca. Todas las tardes el cine Cervantes

suspende la sesión de las 8 porque ven lo rodado el día antes.

Van el director y la gente del equipo.

¿Y me dejarán entrar? Eso ya...

Le puedo escribir una nota a John explicándole.

¿Tú cómo estás?

¡Coño, qué bien te han arreglado el pelo!

Si quieres, tienes peluquera. ¿Tú?

¡Ya funciona! Era la chapa del cajón, que no...

¿Y si vamos a la sesión anterior?

Solo hay que esconderse hasta que vacíen la sala.

Tanto trabajo para conocer a un tipo.

Ni que fuera Claudia Cardinale. Eso es una mujer.

Esta tarde nos vamos al cine.

Mira, somos piratas.

(Claxon)

(PELÍCULA) "¿Pueden llevarme hasta la granja?

Voy a ver a una hermana mía que está en estado de buena esperanza.

-Que suba, hay sitio para todos.

-Por la otra puerta.

-¡Uy, un cura! -¿Le dan miedo?

-No, por Dios. Yo también tengo una hermana seminarista".

(SILBA)

Se me ha dormido la pierna.

Ven, ponte aquí.

(CONVERSACIONES SUPERPUESTAS)

¡Empezamos!

Mira, mira. Se ha cortado el pelo y se ha puesto las gafas.

¡Por fin! Es miope, pero lo ocultaba.

¿Y él no ha venido?

No, no parece.

Vamos, vamos... Hay que ir con mucho cuidado.

¡Vamos!

¡Vamos! ¡Por aquí!

Deseadme suerte. ¡Suerte!

¡Suerte!

(HABLAN EN INGLÉS)

¡Ay, a ver si lo convence!

Lleva bisoñé.

Me lo contó la maestra de peluquería.

¿Manolo Escobar?

Y un buen peluquín. ¿En serio?

Y Fran Sinatra.

(SILBA)

Eh, oigan, ¿qué hacen aquí? Que aún no hay sesión.

¿La película de Manolo Escobar no la echan?

A partir de las 10. ¿Hasta las 10 hay que esperar?

Pero aquí no se espera. En la calle.

Que la de Manolo Escobar no la ponen hasta las 10.

¿Qué? ¿Y este por dónde ha entrado?

Dice este señor que tenemos que esperar fuera.

Sí, sí. Fuera.

Luego volvemos.

Fuera.

Es que le encanta Manolo Escobar. ¿A quién, a mí?

¿Qué tal ha ido?

Como dicen en las películas: "Necesito un trago".

Venga, vamos, a la calle, a la calle.

La clave está en cazar la canción en Radio Luxemburgo y grabarlo.

Pero antes de que salga el disco en España.

Así los chavales presumen de saberse la letra

y se la traducen hasta a los mayores.

Eh, funciona.

Es una evidencia pegado...

Pega...

Pedagógica.

Yo sigo derecho. Sí, sí, siempre derecho.

Yo saco las letras de oído.

Pero es que no hay manera, se escapan cosas.

Y es feo dejar huecos en los cuadernos.

Pero como tienen la manía de no incluir letras en los discos.

¿Por qué?

Yo qué sé, eso es lo que quiero hablar con John.

Enseñarle los cuadernos

y decirle de tú a tú: "Oye, mira, John.

Hay chicos de Albacete... Sí, John, de Albacete".

¿Y por qué de Albacete? Da clases en Albacete.

Albacete capital.

¿Tú tienes carné? No.

Pero sabes conducir.

Esperemos.

¿Lo ves? A eso me refiero.

La gente aprende cuando quiere, cuando encuentra una motivación.

¿Sabes? Que sale de sí mismo, no del profesor

ni del programa de estudios.

Yo sé que mis alumnos algún día le dirán a sus hijos:

"Yo tuve un profesor que me enseñó el inglés

con 'I want to hold your hand'",

que quiere decir "déjame cogerte la mano".

Porque hay canciones que te salvan la vida.

Saber que alguien antes sintió lo que tú estás sintiendo ahora.

Ya no estás solo.

Todos necesitamos gritar "Help!"

alguna vez en la vida, ¿eh? "Help!".

Como John, sí.

(GRITA) "Help!".

Venga, "Help!". "Help!".

¿Sigo derecho? Sí, sí, sí, siempre derecho.

Luego ya vendrá la lista de los verbos irregulares.

Me da igual que se cachondeen de mí. ¿Sabéis cómo me llaman?

¿Cómo? Eso, ¿cómo?

Tuerce, tuerce, que te pasas el cruce.

Bueno.

Vamos a dormir.

Mañana va a ser un día histórico.

Hasta mañana, Juanjo.

Buenas noches, Antonio.

Hasta mañana. Hasta mañana.

(RONCA)

Hay canciones de Los Beatles que quedarán para siempre,

porque tocan a la gente, porque son alegres y melancólicas.

¿Sabes por qué?

Porque la vida es alegre y melancólica.

¿Sabes que John también fue un hijo no deseado?

Hecho un sábado por la noche con unas copas de más.

Arrojado a la soledad.

También a la vida que le den.

Tú eres hermosa.

Tú no tienes que sufrir.

No puedes sufrir.

Tú vas a ser alegre y triste, ya vas a ver.

¿Te puedo dar un beso? Claro.

Me voy a dormir.

Solo quiero que pienses una cosa esta noche, ¿vale?

¿Tú te casarías conmigo?

Piénsatelo.

Yo me casaría contigo.

Llevaba semanas sin uno.

¿Y eso?

Vivía con una gente y no estaba permitido.

¿Quieres?

No, no sé, me marea.

Mi padre fuma puros y apestan.

Voy a poner música.

(RADIO) "El amor no hace alarde, no se envanece,

no busca su propio interés, sino que se regocija con la verdad".

Es guapísima.

Es la favorita de Ramón.

Mira qué rasgos.

Yo no soy ella.

Pero también eres muy guapa.

¿Tú crees?

Sí.

Seguro que no conoces a muchas chicas.

Las suficientes. "Las suficientes".

No sé, tengo ojos. ¿Te gusta mirar a las chicas?

Me gusta mirarte a ti.

Pero yo no soy como las chicas de las películas esas, ¿eh?

Ven, ven.

Ahora es cuando yo te cuento que estoy embarazada.

Es broma, ¿no?

Sí, una broma de tres meses y medio.

Perdona.

No hay nada que perdonar.

Si ya te he dicho que no soy lo que te imaginas.

Ven.

Siéntate aquí conmigo.

¿Te has asustado?

No.

Yo sí estoy asustada.

Mi madre me mandó a un sitio donde nos cuidan

hasta que tenemos el niño.

Y luego, si quiero, pues pueden hacerse cargo del bebé.

Yo puedo volver al barrio...

sin que las vecinas importunen a mi madre.

Hasta casarme con el hijo de don Ricardo el de la farmacia...

que lo está deseando.

Ya.

Le llaman el "Perdigones".

Porque escupe mucho al hablar.

Una vez me dijo que me quería con locura.

"Te quiero con locura".

Y me llenó la cara de babas.

¿Y el padre?

El padre es John Lennon, para el caso.

Yo...

no quiero...

que nadie decida por mí.

Nadie te puede obligar a nada.

Yo te quiero.

Tú sigue con tus películas.

¿Y no has pensado en ir a Madrid? ¿Qué se me ha perdido a mí allí?

No sé, es una ciudad grande.

Allí nadie te conoce. Ni yo conozco a nadie.

Ahora me conoces a mí.

¿Te conozco?

¿De verdad?

¿Y quién eres tú?

¿Quieres que te cuente lo que va a pasar?

Seguro que ya te ha pasado con alguna otra chica.

La deseas.

La amas.

Le dices que la quieres, que siempre estarás a su lado.

Y de pronto...

ya no sientes nada.

No digas eso.

(CANTA) "Mejor era cuando decías que también me querías

y ahora todo pasó.

Mejor era cuando pensabas que me necesitabas

y ahora todo pasó...".

Me han crecido no te creas que son siempre así.

"Mejor...

será...

olvidar tu amor.

Será mejor...

tal vez para los dos.

Tal vez para los dos".

(TARAREA)

¡Eh, vamos, que hay que irse ya!

Yo ni voy a desayunar.

No me entra nada.

Uno, dos, probando, probando.

¡Venga, vamos, eh! Hay que llegar con tiempo de sobra.

Pero si yo no sé si puedo ir. Buenos días.

Muy buenas.

Ya tienes el coche reparado. Muchas gracias.

Me llevo al chaval, esto puede ser una experiencia inolvidable.

Vaya ayudante que me he buscado.

Pasa más tiempo contigo que trabajando.

¿Y esto?

Un regalo.

El chaval es una joya, ¿has visto?

¿Y cuál es la idea?

¿Pudrirte en este pueblo donde solo hay lagartos y piedras?

¿Y Belén?

Se fue, ni siquiera ha dormido esta noche en el hotel.

Mira, te lo digo por experiencia.

Para entender a las mujeres lo mejor es renunciar a entenderlas.

Vete tú a saber lo quieren.

Ahí me tienes a mí,

con un corazón que no me cabe en la camisa y más solo que la una.

(RADIO) "Escuchan los tambores de Calanda,

símbolo máximo de la Semana Santa española".

(Tamborrada)

¡Mira, está ahí! Es ella.

Belén.

Forastero, una caridad, cómpreme una chumba.

¿Y tú quién eres?

Miguel. ¿Miguel?

¿Y no vas al cole?

¿Qué cole? Pues al que van los niños.

Para que los profesores les enseñen a leer y a escribir.

Yo ayudo a madre.

A ver qué tengo por aquí.

Mira.

Bueno.

Toma.

Espera, espera que tengo una cosa mejor para ti.

Mira.

Ahí va, ¿te gusta?

¿Y para comer?

Toma.

Gracias, adiós.

(Música)

(HABLA EN INGLÉS)

(HABLAN EN INGLÉS)

Chicos, que dice que solo puedo acompañarle yo, que es muy tímido.

No, no, claro, ve tú. ¿Sí?

Bueno, allá voy.

Espera, espera.

Te has puesto muy guapo.

Mira, mira. Es él.

Lo ha conseguido.

Ven.

"She is a hairdresser. She can help you".

"Okey, come on".

Ven, ven.

¿Cómo? (HABLA EN INGLÉS)

¿Militar? "Yes".

Gracias.

No me quites mucho, ¿vale? Que el sábado tengo una boda.

No, no.

¿Lo ves? Ya trabajas en el cine.

(Música yeyé)

Vamos a bailar.

Un twist.

Venga. Yo no sé bailar.

Es superfácil.

Como si apagaras cigarrillos con los pies.

Venga, dame las manos.

Dame las manos.

No sé si ha sido el té...

el té ese tan fuerte que toma...

o la marihuana.

Tenía unas galletas de marihuana que me ha ofrecido

y no iba a decirle que no.

(RÍE)

Casi me caigo.

¡Eh!

¿No os bañáis?

Está buenísima.

Bond, James Bond.

Lo extraño es...

alguien que es tan famoso, hablando conmigo...

como si nos conociéramos de toda la vida.

Y rellenando las letras en los cuadernos...

con rotuladores de colores.

"Yellow submarine" lo ha corregido en amarillo.

¿Y de qué habéis hablado?

Me ha prometido que va a venir a la clase un día.

Yo le he dicho que los chavales son muy modestos.

Y el me ha contestado: "Mejor".

Hemos hablado de cuando él era estudiante.

Casi todos sus profesores eran horribles.

Pues ya tenemos algo en común.

Tener malos profesores no es tan grave.

A veces, si tienes talento,

un mal profesor te ayuda a decidir por ti mismo,

a no aceptarlo todo sin rechistar.

Nuestra profesión es así de absurda.

¡Eh! Alcánzame el jumilla, no se nos caliente.

¿Y qué más te ha contado?

Hemos hablado de su madre.

No sé por qué hemos hablado tanto de la madre.

Y de Liverpool, casi no hemos hablado de Los Beatles.

Ni siquiera saben si seguirán con el grupo.

¿En serio? ¿Se van a separar?

Que está harto de las giras. ¿Y quiere ser actor?

Ya es actor. Bueno, ya.

Me refiero a hacer cine. Las piernas de Marlene.

Me ha dicho que le impresionaron las piernas de Marlene Dietrich,

una noche que la conoció en una fiesta.

Ella allí, apoyada en un piano.

Unas piernas magníficas.

Se ha quemado con el sol. Es tan blanquito.

Y me ha cantado una canción, la tiene a medias.

¿Que te ha cantado? Con la guitarra.

Con una guitarra que le ha comprado a un gitano.

Esto ya está.

Me la ha grabado aquí.

"A ver si le gusta a tus chavales", me ha dicho.

Y aquí.

Aquí me ha escrito la letra.

Todavía no tiene título.

¿O sea que os habéis hecho amigos?

¡Pero claro, hombre! ¿No te he dicho que va a venir a verme?

Verás la cara de los chicos...

cuando se presente un día en clase.

No la toques con esos dedazos llenos de grasa.

(LEE) "Living is easy with eyes closed".

(TRADUCE) "Vivir es fácil con los ojos cerrados".

(Sonido distorsionado)

¿Eso es lo que he grabado?

¿Eh?

¿Es él?

¿Qué vas a hacer?

Déjalo, ni se te ocurra.

Os voy a decir una cosa a los dos.

Bien importante.

No se puede vivir con miedo, ¿eh?

En este país hay mucha gente que vive con miedo.

Pero vosotros sois jóvenes y tenéis que cambiar esto, maldita sea.

Hay que sacudirse el miedo.

La vida es como los perros:

si te huelen el miedo, se te tiran a morder.

Creo que te tienes que ir a disculpar de un chico.

¿Es que no le ha gustado el corte de pelo?

Le ha gustado a él y me ha gustado a mí.

Mira, yo sé que es difícil ir a disculparse a un forastero

y más, de un chaval joven, pero creo que deberías hacerlo.

¿Vas a dejarme tranquilo?

Nunca os dejéis robar la dignidad.

Hoy ese bestia ha aprendido una lección.

Dame una peseta y te limpio el coche.

-¡Dame una peseta y te limpio el coche!

A ver, venga.

Bueno, primero a limpiarlo, venga. ¿Por qué?

Yo ahora pago. Porque primero hay que limpiarlo.

¡Vamos a por los cubos! Bruno, vigílalos, ¿eh?

Que lo dejen reluciente.

¿Me llevarás a la estación si te va de camino?

Claro.

Saluda a un amigo de Lennon. ¿Ha ido bien?

Juanjo.

Nos vamos para casa.

Mañana es el bautizo de tu hermana.

Voy por mis cosas.

Era mi obligación.

Le llamé anoche. Has hecho bien.

¿Qué se debe?

Invita la casa.

Cuida de nuestra bandera pirata, ¿eh?

¿Lo harás? Sí.

Bueno, hasta luego.

Adiós.

¿Podemos llevarla a Madrid? Iba a coger un tren.

Claro.

Ven, te acercamos a Madrid. Juanjo, no.

Mis padres son íntimos de uno que tiene una peluquería.

¿Estás loco?

Venga, va, despídete de todos.

Tranquilo, Bruno.

Toma, esto es para ti.

Toma.

Un recuerdo.

Tiene usted un hijo estupendo.

Enhorabuena, le ha educado muy bien.

El quinto Beatle. ¿Qué?

Los chavales en el colegio así es como me llaman.

El quinto Beatle.

Ya sabes dónde estoy, ¿eh?

Si necesitas ayuda.

Gracias.

"If you need someone".

No marches sin llevarte unas fresas.

¡Eh, señor! Ya está lavado el coche.

Espera.

¿Qué tiene en los ojos? Es el tracoma.

Se os va a echar de menos por aquí.

(REVOLUCIONA EL MOTOR)

¿Adónde vas...? ¡¿Adónde vas, desgraciado?!

¡Me cago en toda tu generación!

¡Te cojo y te reviento toda la calva!

¡"Help"!

¡"Help"!

Te has cortado el pelo.

("Strawberry fields forever")

¿Qué es eso?

Una canción.

Y esa es la música que os gusta, ¿no?

(Música créditos)

  • Vivir es fácil con los ojos cerrados

Cine en TVE - Vivir es fácil con los ojos cerrados

23 sep 2017

Antonio es un profesor que utiliza las canciones de los Beatles para enseñar inglés en la España de 1966. Cuando se entera de que su ídolo, John Lennon, está en Almería rodando una película, decide viajar hasta allí para conocerle y hacerle una inusual petición.

Contenido disponible hasta el 29 de abril de 2023.

ver más sobre "Cine en TVE - Vivir es fácil con los ojos cerrados" ver menos sobre "Cine en TVE - Vivir es fácil con los ojos cerrados"
Programas completos (136)

Los últimos 167 programas de Cine en TVE

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios