www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4278639
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 30/10/17 - ver ahora
Transcripción completa

Verás, estoy preocupado por Lidia:

una compañera que conocí en la terapia..., bueno.

Después de que mi hijo Manuel muriera de leucemia.

El caso es que ha venido acompañando a un chaval: su profesor de cocina.

Todo apunta a que es una meningitis, pero los síntomas son muy parecidos

a los que tenía su hijo.

Y casualmente ahora tendrían la misma edad.

El caso es que ella sola se está metiendo en un pozo y...

No sé cómo ayudarla para que no entre

en una depresión de caballo. Claro, sí.

Pero vengo de recoger los resultados de los análisis y...

He visto que tiene leucocitosis, que es infección,

y también tiene el ácido úrico elevado,

y el calcio y el fósforo bajos.

Así que... Podría tratarse de un proceso tumoral.

Javier, que te estoy hablando.

Sí. ¿Estás bien?

Sí, sí. Solo un poco preocupado por cómo está llevando todo esto Lidia.

Ya, pero ¿y tú cómo estás? Bien, bien.

Para mí es un caso como otro cualquiera.

Bueno, no me gustaría que... moviera cosas del pasado.

¿Eh? Cosas importantes, pero del pasado.

Javier, me gustaría ver contigo todo el caso de Pablo, detenidamente.

Y aparte, me gustaría que lo llevaras tú.

¿Cómo que lo llevara yo? Pues eso.

Y verlo, ¿cuándo? ¿Cuándo? Pues no lo sé; hoy mismo.

¿Tienes mucho lío, o qué?

Había pensado acompañar a Lidia a su casa.

La veo muy desanimada, y necesita descansar, y...

No te importa, ¿no? No. No, no, no. Ve, ve.

¡Venga!

(Música)

(Sirena)

Ah, ahí están.

A ver. ¿Qué ha pasado?

Tiene como un pinchazo fuerte en el abdomen y no puede caminar.

-Paula. -Hola, Paula. A ver: Mira la luz...

Vale... Vale, muy bien.

Pues ahora te vamos a llevar para dentro.

-Todo va a ir bien, ¿vale, cariño? Tranquila.

-¿Qué ha pasado? ¿Te has caído? -No.

-Lleva así varios días ya. -Vale.

-Lo que pasa que no tan fuerte. -¿Y de repente ha sido?

-Sí. Un pinchazo, y ya se ha quedado doblada.

-Vale, bueno. Tranquila. Ahora te ponemos algo para el dolor.

Tranquila. Muy bien.

-Tranquila, cariño. Todo va a ir bien, ¿vale?

-Vale. -¿Qué pasa?

Tiene dolor abdominal desde hace días, hoy le ha dado más fuerte

y casi no podía caminar. Tiene la tensión baja.

-Vale. Llevadla a Rea y ahora voy para allá.

-Vale.

-Las constantes están conservadas.

No hay fiebre, ¿eh? Y en cuanto al electrocardiograma,

en principio es normal. ¿Mm? -Ay... Me duele.

-Le molesta el abdomen, ¿no? -Sí.

-Le voy a hacer una exploración. Permítame.

¿Cree que pudiera estar embarazada? -No, no es posible.

-Paula y yo tenemos dos hijos: Lucas, de cinco años, y Esteban, de tres.

Los dos nacieron por cesárea. Y, aunque el primero no tanto,

el segundo parto fue bastante problemático.

De ahí que decidiéramos después hacernos una ligadura de trompas.

No pasa nada. Estamos contentos con dos hijos.

-¿Cómo son sus menstruaciones? -Bueno, pues este mes he tenido

un retraso, pero es normal. Mis reglas son irregulares.

-Ah, de acuerdo.

-Ah... ¡Ay, me duele ahí un poco!

-Le duele por aquí, ¿no? -Sí.

-Presenta dolor en la fosa iliaca derecha. Con defensa abdominal.

-¡Ah, oh! ¡Sí! -Es un pinchazo, ¿no? ¿Le ha notado?

No se preocupe. Hemos terminado. Blumberg positivo.

-¿Qué es eso, doctor? -Es una prueba que nos indica

que posiblemente haya algún tipo de alteración peritoneal.

Así que le vamos a poner analgésicos por vía intravenosa,

y quiero un análisis de sangre

y otro de orina para confirmar que hay infección.

Por los dolores que presenta la paciente podría tratarse

de una apendicitis.

Ahora lo importante es realizar una ecografía para confirmarlo,

por si tuviéramos que operarla de urgencia.

-Porque claro: Si yo, que soy cubano, me descargo una película,

¿eso qué quiere decir? ¿Que soy un pirata del Caribe?

-Ay, por favor. Cabrera. -Lo siento mucho, ¿eh?

-¡Qué malo! -Espera un momentito.

Hola. -Hola.

-Las abejas estas, que me quieren picar.

-Perdón, ¿ha dicho abejas?

-Sí. Son muchas. Llevan un rato siguiéndome.

-Ya. Eh... Míreme aquí. Dígame su nombre.

-Francisco. -Francisco. Muy bien, Francisco.

Mire, está en un hospital, yo soy el doctor Cabrera, venga conmigo...

Venga por aquí. Despacio. No pasa nada.

Avisa a la doctora Rey, que yo me lo llevo a Triaje.

-De acuerdo. -No se preocupe, Francisco.

En principio en los ovarios no se ve ninguna anomalía.

El apéndice está normal,

y tampoco se aprecian piedras en el riñón.

-Entonces, ¿qué puede ser? Porque yo estos dolores no los he tenido nunca.

-Verá. Eh... Puede limpiarse.

Verá, Paula, en este momento, no lo sé.

Pero lo vamos a averiguar.

En principio, Paula, a mí todo esto me hace pensar en algún tipo

de alteración ginecológica relacionada

con la intervención quirúrgica del ligado de trompas.

O quizás, en alguna enfermedad inflamatoria pélvica.

Cuando tengamos los resultados de los análisis,

pues entonces podré contarles algo más concreto.

Vale.

-¿De acuerdo? -De acuerdo.

Javi, ¿sabes algo de los niños? -Sí, no te preocupes. Están bien.

Ya me he encargado yo. -Vale.

-Paula llevaba ya unos días sin poder ir ni a trabajar por culpa

de los dolores que tenía, y bueno.

Ella es abogada, y le va bastante bien y tiene muchísimo trabajo.

Yo soy fotógrafo, y bueno, pues estaba en paro

cuando nacieron nuestros hijos, y me he estado ocupando

yo de los niños hasta ahora.

Lo importante es que..., que se ponga bien la madre.

(Música)

"El doctor Cabrera examina a Francisco:

el paciente que ha llegado

al hospital con alucinaciones y voces en su cabeza".

-Aprieta las manos... ¿Qué notas más? ¿La derecha o la izquierda?

-Igual.

-Bueno. Tranquilo. Dime qué sientes más,

derecha o izquierda...

-No sé qué decirle. Lo mismo.

Vale. Déjame un segundo, por favor. Perdona, ¿eh?

Paco, escúchame: ¿Has consumido drogas?

No. No, no, yo no tomo drogas. Bueno... ¿Ahora?

-Paco presenta buen estado general.

No he encontrado ninguna anomalía en la exploración neurológica

que le acabo de realizar, y no hemos encontrado señales

ni de meningitis, ni tampoco indicios de drogas.

como ya ha podido comprobar la doctora Rey.

Vale. Necesito que seas sincero.

Porque si es un brote psicótico necesito saberlo.

No tomo drogas desde hace..., 20 años, a lo mejor.

Cuando era un... chaval inmaduro, entonces sí, fumaba porros con...,

bueno, con los amigos. Estas cosas que hacemos los chavales.

Pero me dio un yuyu de estos raros, y lo dejé enseguida.

Durante un brote psicótico, la persona que lo está padeciendo

no sabe si lo que vive es ficticio o es real,

así que, por esta razón, a este tipo de pacientes debemos tratarles

con fármacos y con ayuda psicológica.

De hecho, estuve viendo a una psiquiatra, a un psicólogo,

que me ayudaron a salir de aquello.

Y ahora tengo mujer, tengo hijos, y estoy muy centrado en ello.

Y... Y mi trabajo que... que me estresa mucho.

-De todas maneras, debería tomar en cuenta que si ha tenido un brote

hace unos años, probablemente sea causa de..., claro,

de una importante carga de estrés que está teniendo.

-Es posible.

Mm... Bueno, o quizás no.

Vale. Le vamos a hacer una analítica completa, un electro y un TAC.

¿De acuerdo? De acuerdo.

Venga, hasta ahora. Hasta ahora.

Bueno, Paco, ahora vendrán a buscarte para hacerte las pruebas.

-De acuerdo.

-Vamos a ver, por aquí...

Hola.

¿Qué haces por aquí? Vengo a ver a Pablo.

Ya, yo vengo de verle. ¿Te vas a ocupar de su caso?

Sí. Sí, soy oncólogo y es mi trabajo.

Me alegro. ¿Sabes? Tiene buena actitud.

Está concienciando a la gente sobre la donación de médula ósea.

Eso está muy bien, pero... con Pablo vamos a probar

con quimioterapia. Quimioterapia...

Así empezó Nacho. Voy a verle.

Eh, Lidia... Igual no deberías involucrarte tanto.

Lo sé. Sé que tienes miedo de que todo esto me afecte demasiado,

pero... No puedo hacer otra cosa. Lo siento.

(Música)

¡Hombre, estás aquí!

¿Mm? ¿Qué pasa? Ay, que te estaba buscando.

¿Por? No, por nada.

Que... ¿Qué ha pasado antes en Triaje?

¿Qué ha pasado en Triaje? No, que estaba yo con el paciente

explorándole y has llegado un poco eufórica, ¿no?

Ah, vale. Pues nada, discúlpame. Es que no sé.

Lo he visto claro y he ido un poco directa al grano.

Ya. Pero ¿sabes qué pasa, Rey?

Que el paciente ya había dicho antes que ya no consumía drogas.

Ya. Pero ¿tú te piensas que todo el mundo que consume drogas

lo va contando por ahí?

Bueno, la verdad es que no.

Mira, yo, por suerte o por desgracia,

tengo bastante experiencia con este tipo de pacientes. ¿Vale?

Así que... No sé. Créeme.

Ya.

Pero bueno que en cualquier caso, si quieres, no sé...

Te dejo vía libre y te quedas tú con el caso.

Venga. Fenomenal.

Vale. Pero eso sí, me gustaría que...

Que bueno, que lo coordinases con Neurología, con Psicología,

y por supuesto, también con Psiquiatría.

De acuerdo. Fantástico. Me parece muy bien.

Perfecto. Pero insisto, ¿eh?

Yo le creo al paciente.

Estoy seguro que ya no consume drogas.

De hecho, las pupilas no solo te dicen

si las personas están enfermas o no. También si mienten.

Ah, ¿te piensas que no?

Ya verás con el tiempo.

(Música)

"El doctor Landó ya tiene los resultados de los análisis de Paula,

la mujer que llegó al hospital con fuertes dolores abdominales".

-Hola, doctor. -Hola.

Verá, venía a comentarles. Tengo ya resultados,

los análisis de orina no indican nada, y bueno.

Los de sangre, una leve leucocitosis. Pero no tiene mayor importancia

porque es una leve infección. ¿De acuerdo?

-Vale, pero entonces, ¿qué son estos dolores?

-Pues es lo que vamos a averiguar.

Por eso me gustaría, Paula, que me contara algo más acerca

de la intervención de ligadura de trompas que le hicieron.

-Pues me la hicieron después del segundo embarazo.

-Imagino que, desde entonces, en sus relaciones sexuales

no utilizan ningún tipo de medio anticonceptivo.

Bueno, eh... Aparte de por la complicación del segundo embarazo,

también fue un poco el motivo.

-Ya, sin embargo, me comentó que en este último periodo

está teniendo un retraso.

-Sí, pero solo unos días y es normal en mí. Mis reglas son irregulares.

-De acuerdo. Bueno. Vamos a hacer unos nuevos análisis de sangre,

teniendo en cuenta la hormona gonadotropina coriónica.

-La hormona betagonadodropina coriónica es también conocida

como la hormona del embarazo.

Si tras unos análisis sus parámetros en sangre y en orina

son elevados, significa que la mujer está embarazada.

-Sí, pero si no estoy embarazada, ¿para qué me va a hacer esa prueba?

-Bueno, solamente por precaución, y así descartamos posibilidades.

¿Le parece? -Vale.

-¿Y nos podemos marchar a casa mientras esperamos los resultados?

-Pues verá. A mí me gustaría que se quedara ingresada.

Al menos hasta que pasen los dolores.

-Bueno. Voy a llamar a mi madre para que se quede con los niños

esta noche, ¿sí?

-Vale. -Y yo luego vengo a verlos.

-Venga. -Gracias, doctor.

-Gracias.

(Música)

"El doctor Cabrera ha solicitado un TAC para averiguar qué provoca

las voces y alucinaciones a Francisco.

El paciente se ha entrevistad con Alejandro Naya,

psicólogo del hospital, y Cabrera quiere saber cómo ha sido".

-Siéntate. Enseguida estoy contigo.

-Muy bien.

-Oye, ¿qué tal el paciente que me derivaste? Francisco Quintana.

-Pues sí, mira. Precisamente de él te quería hablar.

Porque, hasta el momento, no encontramos nada anómalo.

Aquí tengo los resultados de la analítica, el TAC y el electro,

De hecho, hemos mirado también con tóxicos, alcohol,

y, oye, el hombre, que está más limpio que el suelo del quirófano.

-No, no, si eso ya me lo imaginaba. -Yo tampoco lo dudaba, ¿eh?

-He estado buscando en su historial y... lleva años diagnosticado

con personalidad esquizoide.

Las personas con personalidad esquizoide se muestran distantes.

No les gustan las relaciones sociales y prefieren actividades solitarias.

Por eso Francisco parece tímido e introvertido.

Aunque se parezca en el nombre, no hay que confundirlo

con la esquizofrenia.

La esquizofrenia sí que presenta voces o alucinaciones,

pero la personalidad esquizoide, no. Así que eso no puede ser.

Creo que puede tratarse de un brote por...

por exceso de estrés. -Yo es que opino lo mismo.

Yo creo que es más bien una cuestión de estrés.

De hecho, si te parece bien le mantenemos el tratamiento

que tiene con antipsicóticos y benzodiazepinas.

-Desde luego. -De acuerdo.

Pues nada. Pues yo creo que lo mejor es que ahora vaya para casa,

para que esté con su familia, que le apoyen y demás.

Le daré cita para que vuelva dentro de una semana,

y vamos a ver qué tal ha ido todo. -De acuerdo.

Pues ya me encargo yo de llamar a la mujer.

En estos casos, el apoyo familiar y el trabajo del hospital

La atención de los familiares de pacientes con algún trastorno

psicológico es muy importante.

De ellos depende, en gran medida, la continuidad del tratamiento.

-Vale. Perfecto.

Oye, tú esto lo tienes controlado, ¿no?

-Esto, totalmente. Vamos.

Las pastillas de nicotina: el mejor invento desde la penicilina, chico.

-Ya, ya, ya. Pero yo que tú me andaría con ojo, ¿eh?

Escucha. Si hay algún cambio, te mantengo al tanto.

-De acuerdo. Muchas gracias, Cabrera. -A ti. Hasta luego.

(Música)

¡Ey! ¿Qué pasa?

Que me debes una caña. ¿Yo? ¿Por qué?

-Hombre, ¿cómo que por qué? Por cabezota,

y por empeñarte en que el paciente sí consumía drogas.

Bueno, que conste que ya te di la razón en laboratorio, ¿vale?

Y además no es nada raro pensar que una persona

que ha consumido drogas, pues vuelva a recaer.

Ya, bueno. Es complicado, ¿eh? Pero tampoco es imposible.

Mm.

Y luego te busco para esa caña, que me da igual lo que digas.

Vale, pero que conste que sea sin alcohol.

(Música)

-Muy buenas.

-Tengo un paciente aquí en el pasillo

y quería saber cómo te encuentras. -Bueno, pues estoy mucho mejor.

-¿Sí? -Ahora estamos esperando

que el doctor nos traiga los resultados de los análisis.

-Bueno, me alegro. Me alegro mucho.

Doctora, eh, quería decirle que gracias por todo.

Porque ayer en la ambulancia me... Yo me sentía..., me sentía muy mal.

Y me ayudó bastante y me tranquilizó bastante, y quería darle las gracias.

-Bueno. Es mi trabajo. No es otra cosa.

-Pues muchas gracias.

(Llaman a la puerta)

-Hola. -Hola.

Andrea.

Javier, Paula, tengo noticias, y seguro que les van a sorprender.

Paula, está usted embarazada. -¿Cómo? Pero...

Pero ¿cómo es posible? Entonces, ¿qué? ¿Qué pasa?

¿Que la ligadura de trompas no nos sirve para nada, o qué?

-Verá, hay veces que, según el tipo de intervención,

las trompas con el tiempo se pueden recanalizar, que es su caso.

La ligadura de trompas es una cirugía que se usa

para cerrar las trompas de Falopio.

Tras esto, la mujer no podrá quedarse embarazada.

Sin embargo, si el cierre es incompleto,

la paciente podría volver a quedarse encinta.

Alrededor de una de cada 200 mujeres que se ven sometidas

a este tipo de intervención pueden volver

a quedarse embarazadas posteriormente.

Pero ahora creo que lo importante es averiguar cuál es el origen

del dolor que está provocando toda esta intensidad en la fosa iliaca,

de hecho, la causa no puede ser el embarazo,

salvo que se trate de un embarazo ectópico.

-¿Y qué es eso?

-Un embarazo ectópico es aquel que se produce fuera del útero.

Normalmente, en una trompa de Falopio.

En el tanto por ciento mínimo de mujeres que, como en su caso,

tras una intervención se quedan embarazadas, suele ser lo habitual.

-Y si fuera así, ¿podría tenerlo? -No. Lo siento.

Un embarazo ectópico es incompatible con la vida.

-Pero... a ver, ¿por qué preguntas eso ahora, Paula?

-Bueno, me estoy informando. -Bueno. Creo que ahora lo importante

sería que realicemos una ecografía transvaginal,

para ver cómo se encuentra el feto y luego ir tomando decisiones.

Voy a ir a prepararlo todo. ¿De acuerdo?

-Gracias. -Luego les veo.

-Yo voy a llamar a los niños, a ver qué tal están.

-Javi.

(Música)

¡Javi!

-A ver. No hay por qué preocuparse.

Porque la prueba que van a hacer es una ecografía normal.

-Sí, lo sé. Lo que pasa que me...,

me preocupa el embarazo. Me ha pillado por sorpresa.

-Claro. Es delicado un embarazo no deseado.

-Pues si le soy sincera, sí es deseado.

El otro día, cuando el doctor nos dijo que había una posibilidad,

yo sé que Javi se puso muy nervioso, pero... a mí me dio ilusión.

Y hoy, cuando nos lo ha confirmado, he sentido alegría.

Para mí es una sorpresa muy bonita. Y estoy ilusionada.

-Bueno. Qué bien. Hoy, justamente, una compañera del hospital

me ha dicho también que está embarazada

y estaba también muy contenta.

-Pero realmente lo que me preocupa es Javi. Porque sé que no quiere.

Y luego, también, que no pueda tenerlo

porque sea un embarazo de esos ectópicos.

Ya, bueno. Paso a paso.

Vamos a ver qué pasa y...

Tampoco hay que preocuparse porque, en realidad,

todo tiene solución.

-Sí, si tiene razón.

(Sirena)

"Francisco, el paciente que tenía una personalidad esquizoide,

llega al hospital en ambulancia

porque ha tenido otro brote alucinatorio".

-Le hemos encontrado en la calle gritando y muy violento.

Se le debe estar pasando el efecto del sedante

que le hemos administrado.

-Paco, tranquilo. Soy Naya, su psicólogo. ¿Recuerda?

-Rápido. Llévale a Reanimación. La doctora Rey está ahí. ¿Estás bien?

-Sí, sí, sí... Vamos, vamos. -A ver, vamos a echar un vistazo.

Al parecer, el brote psicótico se ha intensificado.

de alguna enfermedad psiquiátrica o un desorden neurológico.

También podría tratarse de una alteración metabólica.

O quizás, fármacos y tóxicos.

Por otro lado, tampoco deberíamos descartar,

como bien ha dicho la doctora Rey,

que quizá sea un efecto de las drogas.

Bueno, Naya, no ha sido para tanto, ¿eh?

La verdad es que con esto ya será más que suficiente.

-Muchas gracias. -No hay de qué.

-Oye, con respecto a Paco, te quería comentar.

-El otro día después de que te fueras llamé a...,

el teléfono de contacto que hay en el historial.

-Sí, de su mujer para hablar con ella.

-Sí. Pero no me lo cogió su mujer.

Me lo cogió una vecina que está cuidando de la madre.

-¿Una vecina? -Nos ha mentido.

Ni está casado ni tiene hijos.

Vive con su madre y sale muy poco de casa.

Esto es muy normal, ¿eh?, en la personalidad esquizoide.

-Ya.

O sea que... ¿que todo es mentira, entonces, en la vida de Paco?

-Mm. -Pero si lo que me cuentas

es cierto, entonces, tendremos que hablar con él, ¿eh?

Porque, si su madre está enferma, podría ser muy peligroso.

-Desde luego. Lo que pasa es que yo creo que ahora no es el momento.

Creo que se tiene que centrar en recuperarse.

Además, he hablado con la vecina y... Es muy buena gente. Ella se encarga.

Para una persona con delirios y alucinaciones no es fácil mantener

Se sienten solos e impotentes frente a la enfermedad.

Su vida se convierte en una pesadilla.

Y nos podría pasar a cualquiera.

Nuestro deber es entenderles, apoyarles y ayudarles.

-Bueno, y tú, si tienes dolor, ya sabes que puedes tomarte analgésicos.

-¿Analgésicos? Quita, quita. Pastillita de nicotina y a continuar.

-Tú y la nicotina, Naya. Ay, madre.

(Música)

"Pablo Bravo, al que el doctor Blanco está tratando

de leucemia linfoblástica aguda,

recibe un tratamiento con quimioterapia".

-Tenemos aquí al..., al maestro.

Un saludo. Hola.

Que sin él, vamos, no podría salir adelante ni nada.

Entonces, pues bueno... Luego te veo.

Pablo está a punto de terminar el ciclo.

¿Cómo le ves?

Bueno, hasta que no le haga los análisis

no sabré si ha funcionado. No, digo de ánimo. ¿Cómo le notas?

Bien. Precisamente estaba ahora grabando un vídeo explicando

lo de la quimio y... animando a la gente para que done médula ósea.

Sí, ha salido en las noticias. Cada vez le conoce más gente.

Me alegro. Natalia me ha dicho que no deja de llamar gente

preguntando e informándose sobre el tema de la donación.

Es increíble. Ojalá nuestros hijos hubieran podido...

Lidia, tengo trabajo. Javier, yo tampoco puedo evitar

acordarme de mi hijo con todo esto, pero a veces es bueno hablar.

soltarlo, contarlo.

Todos esos vídeos están haciendo que yo no vea a Nacho

reflejado en Pablo.

Solo veo... un chaval, que la vida le ha tratado fatal,

pero que lucha, y lucha sin desmoronarse.

Me alegra oír eso. Voy a contarle lo de las noticias.

Bien.

Ramón. Dime.

¿Cómo lo tienes para darnos una vueltecita y desconectar?

Eh... Pues ahora imposible, Javier.

Es que estoy con un caso. Además, tengo que ir a hacer unas pruebas.

Llámame luego y hablamos. ¿Vale? Sí, sí. Claro, sí.

(Música)

"Tras realizar a Francisco, el paciente con delirios,

un TAC con contraste en busca de un posible tumor,

los doctores Rey y Cabrera han solicitado

un análisis de tóxicos".

En el TAC con contraste no hemos encontrado signos

de tumoración cerebral, y en el análisis de tóxicos,

únicamente hemos encontrado restos de benzodiazepina,

que ya sabíamos que lo tomaba el paciente.

Así que ahora mismo, pues, francamente, el diagnóstico

empieza a complicarse.

Mm... ¿Quién tenía razón?

Vale, sí, es verdad. Pero bueno. Teníamos que confirmarlo.

-Ya. (SUSPIRA)

Pues no sé, ¿eh? No sé por dónde tirar.

(Música)

¡Mm! ¡Suelta! ¡Suéltame! ¡Suéltame!

-¿Cómo vamos? -¡Los dos! ¡Callaos! ¡Callaos!

¡Vamos, rápido, Mar! ¡La olanzapina!

Vale, giradle, por favor. Giradle, giradle.

Cógele tú las piernas. Cógele las piernas.

-¡Ah, ah, ah, ah! ¡Ah! ¡Ah!

-Tranquilo.

Vale, vale. Aguanta ahí un segundo, que le pincho ya.

Vale. Sujetadle, que voy a pinchar, ¿eh?

-Tranquilo. Ya está. Ya está. Eso.

Ey, Rey. Ven aquí. Échale un vistazo a esto.

¿Y esto? Claro. Ahora me encaja todo.

Vale.

Ayúdame.

(Música)

"El doctor Landó realiza una ecografía transvaginal a Paula,

la paciente que se ha quedado embarazada

tras una ligadura de trompas".

-Verá, en principio, no se observa ningún embrión instalado,

ni en las trompas ni en el endometrio.

Lo que sí se aprecia, con mucha claridad,

es un engrosamente endometrial, lo que se debe, posiblemente,

a que el embarazo es reciente.

-¿Entonces?

-Entonces eso significa que el embarazo no es ectópico.

Es un embarazo normal y corriente. -¿Y la posibilidad del aborto?

-Prefiero no hablar de eso ahora, Javi.

-Ah, ¿no? ¿Entonces cuándo? -Eh... Puede incorporarse.

-¿No te estás dando cuenta que esta situación me está superando?

¡Podrías ser un poco más sensible y pensar en mí!

-Ah, y pensar en ti. -Sí, pensar en mí.

-Cómo se nota que no eres tú la que te ocupas de los niños.

-No, no soy yo. Pero estoy teniendo dolores ahora.

-Perdón. Eh... Verán.

Que siga teniendo molestias es normal después de todo lo que está pasando.

Le voy a dar el alta, Paula.

Eso sí, como sigue con los dolores, en 72 horas tendrá que volver

para hacerse una analítica de control. Y tengan claro una cosa.

Si vuelve a tener episodios de dolor o algún sangrado espontáneo,

por favor, vuelva a urgencias. -De acuerdo.

-¿De acuerdo? -Sí.

-Ahora puede cambiarse.

-¿Me ayudas?

(Música)

"La doctora Rey está realizando una punción lumbar a Francisco.

Esperan que el estudio del líquido cefalorraquídeo pueda ayudarles

a confirmar el diagnóstico.

Una vez llegaron los resultados y habiendo descansado el paciente,

los doctores acuden a su habitación para hablar con él.

-¿Se puede?

-Sí.

¿Qué hay?

-¿Cómo estás? -Hola, Paco.

-Hola. ¿Qué tal?

Pues mucho mejor. Muchas gracias.

Ya más tranquilo. Ya no... no oigo voces ni...

Ni veo cosas raras ni... ni nada.

Muy aliviado, de verdad. Muchas gracias.

Eso es que entonces la medicación te está haciendo efecto.

Al final no era nada relacionado, ni con las drogas,

ni tampoco con un brote psicótico.

Así que, por mi parte como médico, pues... disculparme,

porque a lo mejor te pudo ofender, no sé. Que cuando te vi...

No tiene importancia ninguna, por favor.

Esas marcas en la espalda son vesículas producidas

por el virus herpes zóster, que es el mismo que ocasiona la varicela.

Cuando una persona contrae esta enfermedad, en algunas ocasiones

puede ser tan leve que ni siquiera sea consciente de ello.

Lo que puede ocurrir es que el virus permanezca inactivo

en algunos nervios del cuerpo, y después,

se reactive a lo largo de los años, como le ha pasado a Paco.

Mucha gente sigue pensando que este virus es de origen esotérico.

Y prefieren tratarlo con sortilegios y magia.

La llaman la culebrilla o culebrina.

Piensan que si ambos extremos se juntan en una parte del cuerpo,

la culebrilla te podría apretar y quitar la vida.

Evidentemente, esto no es así.

Si usted encuentra estas marcas, por favor,

acuda a su centro médico más cercano,

donde le puedan atender en condiciones.

-Bueno, entonces, ¿qué? ¿Ya has pensado algo sobre el tema?

-No, Javi. No me apetece hablar de eso ahora.

-Bueno, en algún momento tendremos que hablar.

Cómo se nota que no eres tú la que te encargas de los niños.

-Javi, me encuentro mal. ¿Vale?

-Ya, bueno, pero lo teníamos superclaro,

y de repente empiezas a dudar.

-Javi, me encuentro mal, ¿vale? ¡Ah!

-Paula. Paula, ¿estás bien? -¡Ah... no! ¡No estoy bien!

No sé qué pasa.

-Tranquila. Tranquila, tranquila. No pasa nada.

Voy a llamar a una ambulancia, ¿vale?

¿Hola? Por favor, necesitamos una ambulancia.

-Ya está. Ya está, ya está.

Gracias, Mar.

Puede incorporarse, Paula.

-Doctor, ¿por qué he sangrado? -Pues la verdad es que no lo sé.

Espero que el resultado de la analítica nos revele algo.

De hecho, si les parece, voy a ir a ver si tienen ya los resultados.

-Mira. He pasado por el laboratorio, estos son los que has pedido tú.

-Ah, sí, sí, son los de Paula. Están ahí. Pasa.

-Hola. -Hola, Paula.

¿Cómo te encuentras?

-Preocupada, a ver qué dicen los análisis.

La nueva analítica indica un descenso de la hormona beta-hCG.

Lo que significa que ha tenido un aborto bioquímico.

-El aborto bioquímico significa la interrupción temprana

del desarrollo embrionario,

y la consiguiente bajada de menstruación.

De ahí el sangrado.

Es decir, a pesar de que ha habido un embarazo bioquímicamente hablando,

el embrión nunca se ha llegado a confirmar ecográficamente.

Verá, la buena noticia de toda esta situación

es que no va a ser necesario realizarle un legrado

ni que reciba terapia hormonal.

La recuperación tanto física como psicológica será más rápida.

-Vale.

(Música)

-A ver, Paco. Te explico un poco para que lo entiendas.

Mira, el virus ha ascendido por el cuello hasta la cabeza.

Provocándote una encefalitis herpética.

De ahí, las voces y las alucinaciones que has tenido hasta ahora.

Te hemos puesto un antivírico, que vas a seguir tomando en casa,

pero eso sí, todo el tratamiento. Hasta que te pongas bien.

-Okey.

En realidad lo que te ha sucedido le podía haber pasado a cualquiera.

Aunque no tuviese antecedentes psiquiátricos.

Ya.

-Que te vas a casa, Paco.

-Qué alegría. Que estará mi mujer preocupada.

-Ya no hace falta que mientas más, Paco.

Ya sabemos lo de tu madre. Pero tranquilo. Tranquilo.

He estado hablando con tu vecina para decirle que estabas ingresado,

y la está cuidando muy bien.

-El doctor Naya, lo que quiere decir, Paco, entre otras cosas,

es que con la salud no se juega.

Y ante este tipo de situaciones, es mejor evitar mentir.

-Lo siento.

Estaba muy asustado.

Que con mis antecedentes psiquiátricos y ahora con...

con esto de las voces, las alucinaciones, y...

Pues que tenía miedo que se la llevaran a una residencia.

Que no me lo perdonaría jamás.

Que estamos los dos solos.

En esa época tan fea de mi vida,

cuando fumaba porros y... y me daban esos yuyus en la cabeza,

pues no me dejó solo nunca.

Vamos, que salí de aquello gracias a ella.

Que... Que lo es todo en mi vida.

-Ahora tienes que poner todo de tu parte para recuperarte.

Y poder vivir con tu madre sin problemas.

-Eso haré.

-Paco, que eres un crack.

Mira. Si yo hubiese visto alucinaciones de serpientes

y abejas parlanchinas, yo me hubiese vuelto loco.

¿Perdona? ¿Más de lo que estás?

(Música)

-Hola.

-Hola, Paula. -Hola.

-¿Cómo te encuentras? -Mejor. Con ganas de irme a casa.

-Ya. Imagino que es... Que es duro por lo que estás pasando.

Yo quería comentarte que he estado hablando

con el doctor Landó, y me ha dicho que existe una cirugía

que puede repermeabilizar las trompas.

De tal forma que si... quisieras volver a quedarte embarazada,

sería posible. -¿De verdad? ¿Es posible?

-Sí. A ver. Habría que esperar a que, bueno, tu cuerpo recobrara

la normalidad, hay que hacer pruebas, pero esa opción existe.

-Bueno. Está bien.

Lo que pasa que no he hablado de ese tema con Javi y no sé cómo sacarlo.

(Llaman a la puerta)

Hola, ¿qué tal? ¿Cómo estáis? -Hola.

-Hola.

Pues... nada. Yo he venido a comentarle a Paula que...

existe una cirugía que os permitiría volver a ser padres,

en caso de que lo deseéis.

-¿Cómo? Pero... ¿Qué dices?

-Simplemente. Así que nada.

Bueno, yo sigo, que tengo más pacientes que atender. Hasta luego.

-Gracias, doctora.

-Que... ¿Qué es lo que está pasando? -Eh... Tengo que confesarte una cosa.

Yo sí quiero tener otro hijo, y por eso he estado tan rara,

y me ha afectado tanto esto, estos días.

-Pero vamos a ver, Paula. Esto lo hemos hablado mil veces.

Cómo se nota que no eres tú la que te haces cargo de los niños.

-Javi, tengo mis razones.

Javi se encargó de cuidar a Lucas y Esteban cuando nacieron

porque yo estaba muy liada en el trabajo.

Es un padre maravilloso.

Y entiendo que la idea de tener a otro hijo le agobie.

Pero yo me arrepiento porque no he podido ver cómo mis hijos crecían.

Y me gustaría tener otra oportunidad.

-Hombre, me pillas bastante por sorpresa. No tenía ni idea de esto.

-Te prometo que no te voy a dejar colgado.

Yo pido la jornada reducida.

Tú buscas trabajo en lo que te gusta, y es tu momento, Javi.

Es tu momento profesional. Y es mi momento de cuidar a mis hijos.

Y yo creo que debemos hacer esto. -Eres una lianta tremenda.

-Sí. Soy una lianta, pero yo quiero un hijo más.

Vamos a hacer una cosa.

Yo me hago la cirugía, voy reduciendo la jornada,

y tú buscas tu trabajo. Y luego decidimos. Y así de simple.

Somos jóvenes. Tenemos mucho tiempo para hacer muchas cosas.

-Bueno. Me lo voy a pensar, ¿eh? No es un sí, pero me lo voy a pensar.

-No me digas eso. ¡Es un sí!

Una niñita, ¿vale?

(Música)

¡Uf! ¡Madre mía, qué cansancio!

¿Tú qué tal?

¿Yo? Pues estoy rota. Mírame, no puedo ni andar.

De verdad, estoy deseando llegar a casa, tirarme en el sofá

y que alguien me dé un masaje en los pies.

Pues yo directamente me ahorro hasta el masaje.

Estoy loco por meterme a la cama. Vamos.

(Teléfono)

Me están llamando.

¡Ah, mira, Lucía!

Sí, Lucía. ¿Qué pasa, guapa?

¿En El Ventanuco? ¿Ahora?

¿Que si nos vemos en El Ventanuco a tomar unas cañas?

Sí, no, estoy con Rey. No, pero no, ella dice que no.

No, no, yo sí. Venga, diez minutos.

Venga. Okey, guapa. Hasta ahora.

Pero...

Pero ¿tú no estabas tan cansado?

¡Bah, eso no es nada!

Mi espíritu cubano siempre está dispuesto para fiesta, Rey.

Además, ya tú sabes. Es Lucía, ¿eh?

Ya. Tú sabes. Un día por ti, otro por mí.

Ya, ya. Pues nada.

Que se dé bien.

Ya, ya. ¿En serio que no te quieres venir?

Que no, que no, de verdad. Que estoy rota.

Que no. Venga. Pues nos vemos mañana.

Venga.

(Música)

Me han dicho que estabas aquí. ¿Querías hablar conmigo?

Pasa. Siéntate.

¿Sabes que Pablo te ha autorizado

para que conozcas todos los datos sobre su estado de salud?

No, no lo sabía. ¿Es importante?

Sí, sí importa, porque...

A veces los médicos preferimos hablar con los familiares

o los autorizados, antes que con el propio paciente, pues para...

que estén prevenidos

y que ayuden al paciente a asimilar ciertos resultados.

No ha funcionado la quimio.

Hay que probar otras opciones.

¿Quieres que te acompañe y se lo decimos?

Estaría bien. Gracias.

Ve yendo tú. Tengo que hacer una llamada.

Ramón, es el tercer mensaje que te dejo.

Quería ver si tenías algún hueco para salir y...

desconectar un poco, tomarnos un café, pero...

Bueno, llámame cuando escuches esto.

¿Me pones un agua con gas?

No, perdona. Eh... Mejor una cerveza.

(Música)

Yo... diría que puede tratarse de una anemia.

Eso justificaría la fatiga y el cansancio.

Los resultados del estudio bioquímico,

creo que podría tratarse de una anemia secundaria

a una enfermedad crónica.

En la placa de tórax hemos encontrado una masa en esta zona.

En su caso, parece que sus células han empezado a proliferar

de forma descontrolada hasta acabar originando este timoma.

-Hay un color que a mí me encanta,

se llama Otoño en el Mediterráneo. Y queda de bonito... ¡Bu!

-Lo que pasa es que no entiendo a qué viene este repentino interés

de esta chica por nuestra boda.

No puede ser que te moleste tanto

que una residente nos dé unos consejos para la boda.

Te noto raro, últimamente. ¿Estás bien?

-Llevo unos días que no veo bien por este ojo.

El nervio óptico izquierdo del ojo izquierdo

parece que está un poco inflamado.

Quiero hablar con Oftalmología para que hagan un estudio

del fondo del ojo más en profundidad.

La otra candidata es muy lista.

Se ha metido a todas las enfermeras en el bolsillo, incluida Elsa.

El tumor que hemos encontrado de dos centímetros

es lo que está presionando el nervio óptico.

Seguramente se trate de un macroadenoma hipofisario.

Pero eso tiene cura, ¿verdad, doctor?

Tenemos que extirparlo y ya está.

Ve a dar tu discurso,

que yo te avisaré en cuanto sepa algo de tu amiga.

-Todas las enfermeras esperando a que aparecieras, y tú aquí.

-Mira, antes de criticar a tu madre,

deberías de saber por qué no ha ido a la asamblea.

  • Centro médico - 30/10/17

Centro médico - 30/10/17

30 oct 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 30/10/17" ver menos sobre "Centro médico - 30/10/17"
Programas completos (711)

Los últimos 724 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios