www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4333319
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 29/11/17 (1) - ver ahora
Transcripción completa

-Sí, sí, soy yo.

¿Qué?

Vale. Vale, gracias.

-¿Qué pasa?

Marco: ¿Qué pasa?

-La avioneta de Álvaro. -¿Qué?

¿Qué? ¿Qué?

-¡Que me acaban de decir que se ha estrellado!

-¿Cómo..., cómo que se ha estrellado?

-Vale. Claro, gracias.

-¿Quién era?

-Eran de la Embajada.

Han encontrado cuerpos, pero no estaban todos.

-¿Y eso qué significa?

-Pues que eran ocho y han encontrado solamente cinco.

-¿Y están identificados?

-No, ahora empiezan con el proceso de identificación.

-Silvia: Hay posibilidades de que Mendieta no esté entre los fallecidos

-Voy a ver al niño.

"El paradero de los otros tres ocupantes sigue siendo una incógnita

para los equipos de salvamento.

Lo único que ha trascendido sobre la identidad

de los cinco cuerpos encontrados

es que esta ha podido llevarse a cabo con éxito,

y que las familias están siendo informadas directamente

por el Ministerio de Exteriores".

-Voy a hablar con ella. ¿Vale?

Silvia, ¿te han llamado del Ministerio?

¿Y? ¡Dime!

-Ninguno es Álvaro.

-¡Pero por el amor de Dios, Ismael! ¿Te has vuelto loco?

-Pero ¿por qué estamos yendo al hospital

si yo me encuentro perfectamente?

-No, no te encuentras perfectamente.

Y a un día de la reunión más importante

de nuestras carreras profesionales.

¿Te tengo que recordar a todo lo que he renunciado por este proyecto?

-Anda, Nuria. No te pongas así.

Si todo... Todo va a salir estupendamente.

¡Somos el equipo perfecto!

-¡Mira, Ismael! Lo que ha pasado en el hotel,

y ahora ahí en la fuente, no es normal.

Y una de dos: O tú me estás tomando el pelo,

-Pero baja la voz. ¡Que nos está mirando todo el mundo, Nuria!

¡Cómo exageras! ¡Qué guapa te pones cuando exageras!

-Madre mía. ¡Vamos al hospital!

Ismael acude a Centro Médico

acompañado por su compañera de trabajo,

después de que se comportara de manera extraña

-Un poco raro, pero será por la reunión con los chinos, o... -De...

-Perdonad. Tenéis que bajar el tono de voz, ¿de acuerdo? ¿Pasa algo?

-Sí, bueno. Venimos por..., por Ismael.

Estamos hospedados en un hotel, y...

Bueno, él ha empezado a comportarse de manera muy extraña.

Estaba en la habitación del hotel donde estamos hospedados,

y escucho ruidos fuera. Salgo, y me encuentro a Ismael,

caminando por el pasillo completamente desnudo,

solo llevaba unos calcetines.

Y me mira, y me dice con toda la tranquilidad del mundo

que si sé dónde está la máquina de hielos.

Yo le pregunto que si está bien, que qué le pasa, que no es normal.

Y... Y veo que está algo... No sé, desorientado.

Y le llevo al hospital, y de camino aquí va y se mete en una fuente.

-Pero ¿qué es lo que ha pasado? ¿A qué se refiere ella?

-No tengo ni idea a qué se refiere. -¿Que no tienes ni idea?

¿No te acuerdas que no querías salir del ascensor,

o de meterte vestido en la fuente, de camino al hospital?

-¡Ostras!

-¿Cómo que ostras?

A ver, a ver. -¡Que estoy empapado!

-Un segundo. Voy a por una toalla.

-A ver, Ismael, ¡que yo no te comprendo!

O sea: Tantos años de sacrificio para sacar nuestra empresa adelante,

y ahora comportándote de esta manera.

-¿Te he dicho ya lo guapa que estás hoy?

-Mira, de verdad, yo alucino contigo.

-Eh... ¿Me acompañas, por favor? Vamos a Triaje. -Sí.

Dilan Gómez, un reputado actor de cine español en la década de los 80,

acude al hospital porque lleva bastante tiempo sintiéndose mal.

Teléfono -Perdón.

Permítame que me presente, señorita. Soy Dilan Gómez.

-Encantada. Dígame: ¿Qué le ocurre? -Pues...

Es que estamos en el pleno rodaje de una película,

y me han obligado a venir. -Vaya.

-Bueno, la verdad es que me siento... Me siento un poco cansado,

y he perdido algo de peso. Pero...

Yo creo que es por el vómito y la..., y la diarrea.

Cuando empecé a hacer películas, hace 40 años,

me llegaban guiones a diario. Pero... Pero el cine es así.

Cuando se olvidan de ti, lo hacen de verdad.

Hasta que apareció Silvia Tejada

y me ofreció el personaje con el que voy a volver a la primera división.

Es como si me hubiera tocado la lotería...

Yo creo que mejor.

-¿Esta Silvia Tejada no era la que hizo la película...? ¿Cómo era?

La... "La mancha negra", ¿no?

-Sí. Y arrasó en los Goya, hace un par de años.Sí.

Oye, una cosa: ¿Por qué no has venido antes?

Pues la verdad es que no lo sé.

Y si no me hubiera obligado Silvia, pues yo creo que...

Por mí no habría venido.

Es que Silvia, ¿sabes? Me ha escrito un..., un personaje, increíble.

Es un empresario, que no le van muy bien las cosas y que acaba,

pues viviendo en la indigencia; viviendo en la calle.

Pero lo ha contado de una forma que... Bueno.

La verdad es que... estoy muy ilusionado

y lo llevo preparando mucho tiempo.

Desde que leí el guion, pues... estoy viviendo en la calle,

entre vagabundos.

Sí que te lo has tomado en serio, sí.

¿Eso es lo que llamáis el método? -Sí que está informado, doctor.

Pues sí. Sí, algo así. Aunque...

Aunque yo soy de los que piensan que hay tantos métodos como actores.

Pero la inmersión total es lo que a mí me funciona, la verdad.Ya.

Puede parecer exagerado, pero...

Pero así fue cómo preparé "El Antonio", de Neruda.

Con el que conseguí una Concha de Plata.

Estuve tres meses en un pueblo de la España profunda,

haciendo la vendimia sin que nadie supiera quién era.

Lo del asesinato, como termina la película,

pues eso me lo tuve que imaginar, claro.

-Apriétame la mano, muy bien, esta otra..., perfecto,

y ahora, dime si notas esto. Aquí en el antebrazo...

-Sí. -¿Sí? -Sí, sí.

-¿Y en este? -Sí, también.

-Vale. No hay ni pérdidas de fuerza ni sensibilidad. ¿De acuerdo?

Escucha. ¿Recuerdas si has orinado más o menos estos últimos días?

-No. No, no, no, todo normal. -Bueno.

-¿Y tienes algún tipo de estrés emocional?

Porque a veces una discusión de pareja, por ejemplo...

-No, no somos pareja. Somos colegas. Estamos en un viaje de negocios.

Y bueno, le he traído porque estoy preocupada.

-Nuria está muy preocupada porque yo soy el que conduce las reuniones.

Soy el relaciones públicas. Y teme que algo salga mal.

Pero tranquila, cariño, que todo va a salir estupendamente. Confía.

-Que no me llames cariño.

-Eh..., Ismael: ¿Eres fumador?

-Sí. Dos paquetes diarios.

-¿Y eso puede tener algo que ver? -Desde luego.

Los riesgos de tener un ictus siendo fumador son mucho más altos.

El tabaquismo daña seriamente el sistema vascular.

Las arterias se obstruyen con mayor facilidad

y envejecen más rápido.

Esto, sumado a la falta de ejercicio,

provoca que el 15 % de los derrames cerebrales y los ictus

se den en menores de 45 años.

-Bueno, para mí la salud de Ismael es lo primero.

Pero conseguir la reunión con estos clientes es muy importante.

Si faltamos a esa reunión habremos perdido un año de trabajo

y mucho dinero en el desarrollo de la aplicación.

-Los japoneses, que le decía.

-Bueno, pero primero vamos a averiguar lo que te pasa

y luego pensáis en el trabajo, ¿no? -Es verdad. Tranquila.

Tranquila, cariño, que de verdad que voy a estar a tope para la reunión.

-Bueno. Vamos a hacer exploración neurológica,

y dependiendo lo que veamos,

pues hacemos unas pruebas u otras. ¿Vale?-Muy bien.

-A ver. Mira a un punto fijo en la pared... -Sí...

Ismael parece orientado en espacio y tiempo,

pero le cuesta recordar su edad.

Y confunde a la chica que le acompaña con su pareja.

En principio no tiene síntomas de ictus,

pero tendremos que hacerle más pruebas

para conocer el origen de la desorientación.

Presentas dolor a la palpación, pero sin concretar un punto exacto.

Incorpórate.

Bueno. Las constantes son normales.

Aunque pareces un poco deshidratado.

Sí, la verdad es que tengo el cuerpo revuelto, doctor.

Y esta mañana vomité varias veces.

¿Comes bien? Bueno, lo intento.

Pero... en la calle no es fácil, la verdad. Y en el rodaje, peor.

¿Tienes algún antecedente que pueda relacionarse con estos síntomas?

Pues no, la verdad es que no,

estoy tomando tratamiento para la hipertensión, pero...

Pero la verdad es que yo me cuido, doctor. Sí.

Y creo que tengo suerte. Porque... Porque ya voy teniendo una edad,

aunque no lo parezca. Voy a pedir una analítica.

¿Y eso tardará mucho? Me están esperando en el rodaje.

No, no mucho. Pero vamos.

Por los síntomas y la exploración,

podría ser un síndrome constitucional.

Si me disculpa, doctor, tengo que ir al baño.

El síndrome constitucional es una combinación de sensación de fatiga,

falta de apetito o pérdida de peso significativa e involuntaria,

que a menudo suele pasar desapercibido.

Pero que debe ser estudiado.

Encontrar el motivo que lo origina puede ser un gran reto médico.

-Hola. ¿Estás bien?

-Sí. Estoy bien, gracias.

-¿Seguro? ¿Te puedo ayudar en algo? -No, estoy bien.

-Bueno, es que no..., no te veo tan bien.

A ver. ¿Qué te pasa? -Pues todo esto.

Que dejé mi vida, segura, como funcionaria,

para montar la empresa con Ismael, y después de tanto viaje,

de tanto hotel, de tener problemas con mi marido...

Ismael es un genio.

Cuando lo conocí en la facultad yo sabía que llegaría muy lejos.

Él es el creativo de los dos.

Bueno, si le pasa algo, no... -No, no, no. Pero tranquila.

Porque... Tienes que tener confianza.

Seguramente que damos con lo que le pasa, pero tranquila. ¿Eh?

¿Y qué producto vendéis?

-Nuestro proyecto, que por cierto, yo creo que va a cambiar el mundo,

es una tienda de realidad virtual.

Es como las aplicaciones para comprar on line, pero en realidad virtual.

En el fondo es como ir de tiendas. Igual.

La misma experiencia, pero sin salir de casa.

Y... ojalá podamos conseguirlo.

Paseas, ves los productos, los llevas a caja,

hablas con otros clientes, pero desde casa, con unas gafas.

-¿En serio? -Sí.

-Bueno, no tenía ni idea de que pudiese existir una cosa así.

¿No es mejor el tú a tú?

-Hombre. Imagina lo que supondría

para las personas que están impedidas en su casa, que apenas pueden salir

y que no tienen mucho contacto con los demás.

-Pues tienes razón. No lo había pensado desde ese punto de vista.

Pero sí. Es una idea genial.

-Pero, sin el apoyo de los japoneses, será imposible.

-De verdad. Ten un poquito de confianza.

Seguro que el doctor Dacaret acaba sabiendo lo que le pasa a Ismael.

¿Vale? -Gracias.

Mientras espera los resultados,

Dilan permanece con sueros para evitar la deshidratación,

y fármacos para intentar cortarle los vómitos.

Sí, yo... Yo creo que tardo poco. Ya me han..., me han medicado,

yo creo que en un rato ya. Ya estoy para ir para allá.

¿Qué dice Silvia? Ah, sí, claro, claro, que se ponga.

Hola. ¿Qué tal, Silvia?

Bien, bien, estoy mejor. Yo creo que voy rápido para allá.

¿Lo del "callejón"? Pues yo creo..., yo creo que lo grabamos sin problema.

-Incorpórate. ¿Estás bien?

Anuc, que vengan a limpiar esto.

Y trae unas pinzas.

-Sí, Silvia, sí, sí. No, no, estoy bien. Estoy bien. Perdona, perdona.

No, no, no te preocupes.

Sí, yo creo que en un rato estoy por allí.

Bueno, te dejo ahora, que está el doctor aquí, ¿eh?

Hablamos luego. Gracias, Silvia. Hasta luego.

¿Qué pasa, doctor? Esto es lo que pasa.

Después de este hallazgo,

sospecho que se trata de un caso de parasitosis por Ascaris.

Es un parásito digestivo muy habitual.

Se puede contraer al tomar alimentos o bebidas contaminadas

por huevos de Ascaris.

Y su contagio está relacionado con una higiene personal deficiente

y unas condiciones sanitarias precarias.

Por lo demás,

el resultadode la analítica está dentro de la normalidad.

Doctor, he estado comiendo en la calle,

pero teniendo cuidado de no...,

de no comer nada que estuviese en mal estado.

Y con la higiene he tenido muchísimo cuidado.

La he llevado mejor que bien.

Así que no sé, cómo me he podido contagiar.

Dilan: viviendo en las condiciones que has estado viviendo,

seguro que has comido o bebido algo contaminado.

Bien. Estoy contaminado. ¿Y ahora?

Te voy a contar lo que ha pasado.

Una vez consumidos los huevos, estos eclosionan

liberando las larvas dentro del intestino delgado.

De ahí, pasados unos días,

a través del torrente sanguíneo llegan hasta los pulmones,

suben por las vías respiratorias y vuelven a ser ingeridos

pasando al estómago y a los intestinos.

En conclusión, ¿qué tenemos aquí? Que te tienes que quedar ingresado.

Pero doctor: ¡Si acabo de decirle a la directora que voy para allá!

Pues va a ser que no.

-¿Cómo te encuentras? -Mejor.

Todavía tienen que hacerme una ecografía Doppler.

Que se la podían ahorrar, la verdad.

-A ver, Ismael: ¿Qué edad tienes? -13.

Que es broma.

-Hola. ¿Preparado para la ecografía?

-Solo necesito que Ismael vaya a la reunión.

A partir de ahí ya me puedo ocupar yo de todo, y tú te vienes al hospital.

-No. Bueno, a ver. Yo creo que no es conveniente. ¿Vale?

Y menos sin saber lo que tienes. -Bueno, doctor, me encuentro mejor.

Yo creo que..., que voy a ir a esa reunión. Se lo debo a Nuria.

-Vale, muy bien. Pero insisto. Deberías quedarte aquí en el hospital

-Está decidido. Iré a la reunión y...

más tarde volveré a por los resultados.

-¿Estás seguro? -Sí, sí.

-Bueno. Vale. Pues en ese caso, estate atento,

y si resurgen los síntomas, ya sabes donde estoy.

-De acuerdo. -¿Vale?

-Sí. -Cuídate. -Gracias.

¡Hola! ¡Hola!

¿Qué pasa? ¿Que no tiene buena pinta?

Sí, pero no tengo mucha hambre. Siéntate. ¿Quieres algo?

No, no, gracias.

La verdad es que yo, entre las náuseas

y también con todo lo de Mendieta,

como que se me ha quitado el hambre.

Sí. Parece mentira. Pero...

Vamos, yo todavía le sigo viendo por los pasillos del hospital.Ya.

Hombre, en cierta forma, pues es bastante normal, ¿eh?

Cuando una persona, pues muere así de repente,

y encima si no hemos encontrado el cuerpo...

He oído que se ha cerrado la investigación.

Eso parece, sí.

Mira, Javier: La verdad es que le he estado dando vueltas,

y yo creo que... No sé, deberíamos hacer algo.

¿Por qué? Pues no sé,

algo que nos ayude a cerrar este capítulo

y poder continuar haciadelante.

Perdona: ¿Estás hablando de Mendieta como un capítulo que hay que cerrar?

Por supuesto. A ver. ¿Qué podemos hacer si no?

No sé. Creo que está todo demasiado reciente como para hablar así.

Mira, yo creo que deberíamos hacer una ceremonia. Algo tipo... No sé,

una despedida, para..., para despedirnos los más cercanos.

Yo no pienso despedir a nadie que no sé con seguridad que esté muerto.

Vamos a ver. ¿Y realmente crees que está vivo?

Además, es que da igual. Es que ese es el problema.

Es que, si no nos despedimos de él,

no podemos superarlo y no podemos continuar hacia delante.

Rey, no creo que eso sea lo mejor.

Ni siquiera sé realmente si es lo que necesita Silvia.

¿No quieres tomar nada?

-Todo va a salir perfectamente. Ismael está a punto de bajar.

-Tres han venido, ¿eh? Vaya comitiva. -¡Is..., Ismael! ¡Ismael Monteagudo!

¿Se puede saber qué estás haciendo?

Disculpen.

-Estos japoneses son unos maleducados que se han ido sin despedirse, ¿eh?

-Nos vamos al hospital.

¡Y más te vale que tengas algo que explique tu comportamiento,

o yo te juro que te mato! ¿Eh?

Ismael, el paciente que sufrió un cuadro de confusión aguda

y que abandonó el hospital antes de tener un diagnóstico definitivo,

regresa tras agravarse su condición.

-La has liado, pero bien. ¡Los japoneses se han rajado!

-Hola. -Hola.

-¿Qué ha pasado esta vez?

Vale. Acompáñame, anda.

-¿Qué? ¿No tienes nada que decir? -Nuria, lo siento mucho,

pero es que te aseguro que no me acuerdo de nada.

-Hola. -Hola.

-Mira, tengo los resultados

de las pruebas que te hemos realizado hasta ahora, Ismael, y...

Y está todo normal. ¿De acuerdo? -Muy normal... Muy normal no parece.

Me vas a disculpar, pero yo necesito que me dé el aire.

-¿Tú qué tal estás? -Mal.

Nuria se ha enfadado conmigo, y creo que con razón.

-No, no, a ver. Escucha. Aquí nadie tiene la culpa.

A menos de que te estés inventando algo.

-No, doctor, no.

Le aseguro que no me estoy inventando nada de esto.

-Vale. Vale. Pues en ese caso, haremos un TAC para...

Para saber lo que está pasando. -De acuerdo.

-¿De acuerdo? -Venga.

Un técnico de laboratorio

analiza una muestra del vómito de Dilan Gómez:

el paciente que lleva tiempo con debilidad y vómitos.

Mientras el personal médico hace su trabajo,

el estado de Dilan sigue sin evolucionar favorablemente.

-¿Puede avisar al doctor, por favor? ¡Oh! ¡Oh!

A ver, Dilan: Dime exactamente cómo te sientes.

Pues mal... Me cuesta más trabajo respirar y...

Y creo que tengo fiebre.

Sí. 38.

Ya deberías estar un poco mejor, pero...

Estás un poco amarillo y... Bueno.

Haremos una analítica de control. ¿De acuerdo?

Doctor, por favor, ¿me puede dar ya algo? Que me calme,

que me dé..., me ponga mejor, que me pueda marchar.

Tengo que... ¡Tengo que rodar!

Dilan, tranquilo. Aquí te vamos a cuidar. ¿De acuerdo?

Eso es.

Poco después, el doctor Dacaret se reúne con Ismael

para compartir los resultados del TAC que le acaba de realizar.

Vamos a ver. Ya tengo las pruebas de..., de la sala de Imagen.

-Y todo bien, ¿no?

-En el TAC craneal se observan, al menos,

cuatro lesiones en una zona muy determinada del cerebro.

También se ve de forma marcada un edema vasogénico.

Es decir: una hinchazón por acumulación de líquido en el tejido,

en la sustancia blanca del cerebro.

Las lesiones están situadas en una parte del cerebro

que podrían explicar el comportamiento de Ismael.

-¿Y son lesiones muy grandes?

-Bueno, la más grande que hemos encontrado tiene unos 12 milímetros.

¿De acuerdo? -Vaya.

-Pasa, pasa, cariño, no te quedes en la puerta, anda.

-Disculpadme.

-Siéntate, por favor.

Mira, Ismael: La cuestión es que,

valorando la situación de ahora mismo,

tenemos que empezar a contemplar

que pueda tratarse de una neoplasia primaria.

-¿Neoplasia? ¿Eso significa cáncer? -Bueno, bueno.

Tenemos que seguir haciendo pruebas para confirmarlo. ¿Vale?

Lo que está claro es que tendrás que quedarte ingresado.

Por desgracia, sospecho

que las lesiones que tiene Ismael en el cerebro

son producto de un proceso metastásico.

Vamos a hacerle una placa de tórax para saber el origen de la metástasis

Sea como sea, la situación es grave.

Voy a arreglar el papeleo del ingreso,

y en breve vendrá una enfermera. -De acuerdo. -¿Vale?

-Bueno. Hasta ahora. -Hasta ahora, gracias.

Hola, Dilan.

Ya tengo los resultados de la analítica de control.

Y bien, ¿qué...? ¿Qué dice? Ya tenemos una primera pista.

En la analítica de Dilan destaca

un aumento significativo de la bilirrubina,

y algo menos marcado, de las transaminasas.

Esto puede indicar una complicación derivada de la infección parasitaria

Como una colangitis o una ictericia obstructiva.

Así que tendremos que hacer una prueba de imagen

para tener más información.

La colangitis es una infección en los conductos biliares,

que bloquea el sistema biliar.

Y provoca una acumulación de bilis en el torrente sanguíneo.

La bilis es un líquido, como sabes...

Doctor, no me trate como si fuera un niño de primaria.

Sé perfectamente lo que es la bilis. Bueno. Disculpa.

Solo quería ponerte al día de cómo puede estar la situación.

La situación es que estoy trastocando

todo el rodaje de la película.

La verdad es que no me encontraba tan mal.

No sé ni siquiera por qué he venido.

Como esto se filtre a la prensa, doctor, no me va...

No me va a llamar nadie más.

Dilan: Todos hacemos lo posible

para dar con el problema y ponerle solución.

A la sala de Imagen.

Así que cálmate. ¿De acuerdo?

Lo siento mucho, Ismael. -¿Por qué?

-Por todo lo que te dije en el taxi de camino al hospital.

Estaba muy enfadada.

-Ah..., la verdad es que no me acuerdo de nada...

-Cuando te pongas bien volveré a casa.

-No, no, no, Nuria: No me puedes decir eso.

Si es que tenemos muchísimo trabajo por...

-Ismael, se ha terminado todo.

-¡Pero Nuria! ¡Nuria, vamos a ver!

¡Que no puede ser! ¡Estamos enamorados!

-Ismael. Ya lo sabes. Estoy casada.

Y no, no estamos enamorados. Nunca ha habido nada.

Tengo que volver a casa.

-Claro. Claro, ahora lo entiendo todo.

Como ahora tengo cáncer de cerebro, ya no me necesitas para nada, ¿no?

-Mira, yo... Lo siento mucho, Ismael.

En el taxi, de camino aquí, le dije que era un fracasado.

Y el pobre tenía un cáncer en el cerebro.

Me siento... Me siento la peor persona del mundo.

Yo sabía que él estaba enamorado de mí.

-Otra vez.

Todas las personas que han entrado en mi vida...

se han aprovechado de mí.

Bueno. Bueno, de esto.

"Hijo, hazme la declaración". "Claro".

"Oye, ¿por qué no me arreglas el ordenador?". "Por supuesto".

Yo pensé que Nuria, si..., si me conocía más allá del friqui,

se enamoraría de mí.

Qué imbécil.

Dilan Gómez se somete a un TAC abdominal para estudiar

las complicaciones derivadas de su infección parasitaria.

El problema es mucho mayor que una infección por una...,

por un parásito.

¿Cáncer?

Pero si solo era una infección por comer algo en mal estado.

Pues, gracias a la parasitosis,

hemos dado con el tumor que tienes en el páncreas.

Según el TAC, la masa es de unos 42 milímetros,

que afecta a los vasos que llevan la sangre al bazo.

Además, esa masa tiene algo de líquido libre

y signos de carcinomatosis en el peritoneo.

El peritoneo, dicho de una forma sencilla,

es una especie de funda que envuelve los intestinos.

Es muy rico en vasos sanguíneos,

por lo que también es muy susceptible a tener metástasis

si hay algún tumor cercano.

Cáncer de páncreas.

Sí, sí. Sé muy bien lo que significa.

He vivido muy de cerca el proceso,

en algún amigo y algún compañero de profesión.

En su..., en su mejor momento profesional y personal.

Todo el mundo sabe que del cáncer de páncreas no se sale.

Dilan, no quiero engañarte. Pero sí:

El cáncer de páncreas tiene muy mal pronóstico.

¿Y cómo está de avanzado? Bastante.

O sea que Houston no es una opción, ¿no?

Aunque no lo parezca, aquí tenemos el índice de mortalidad igual

que en el resto de países avanzados.

Después de realizar una radiografía de tórax

donde las imágenes eran dudosas,

el doctor Dacaret ha decidido ampliar el estudio

realizando un TAC de tórax,

para tratar de encontrar la causa

del síndrome confusional que padece Ismael.

-¡Sacarme de aquí! -Sácale.

-¡Nuria! ¡Nuria! ¿Dónde estás? -Ismael: Tranquilo. Tranquilo.

-¿Dónde está Nuria? -Escucha, tranquilo.

-¿Dónde está Nuria? -¡Eh! ¡Ismael!

-¿Qué haces? -Tranquilo.

-¡Suéltame! -¡Ismael!

-¡Suéltame! Suéltame.

¡Nuria! -¡Pepa, ven! ¡Pepa!

-¡Nuria! -Pero...

-¡Nuria! -¡Eh!

-¡Nuria, por favor!

-Ismael ha sufrido una crisis y hemos tenido que sedarle

porque tenía un comportamiento muy agresivo.

Es evidente que esto es debido a las lesiones cerebrales que tiene,

y nadie nos puede asegurar que no se repitan.

Pero bueno. Parece que la crisis, por ahora, haya remitido.

Dilan Gómez, el actor con cáncer de páncreas,

continúa ingresado en el hospital mientras su estado sigue empeorando.

Tiene el abdomen muy inflamado, y venas superficiales prominentes.

Los tobillos también están hinchados con hematomas.

Estos síntomas, junto con la fiebre,

indican que está evolucionando a ascitis.

Dilan: Vamos a tener que pinchar y extraer el líquido del abdomen.

Y si la cosa no mejora, tendremos que intubar.

La ascitis es una acumulación de líquido libre en el peritoneo.

En el caso de Dilan,

es una consecuencia de la metástasis de su cáncer de páncreas.

La fiebre no ha hecho más que acelerar el proceso.

-No..., doctor, Pinchar el abdomen, no.

Si no lo hago, pronto dejarás de respirar.

Lo entiendo. Lo entiendo, pero... Pero no puedo.

No puedo, tengo cosas que hacer. Dilan, es peligroso.

Lo entiendo, doctor, lo entiendo.

Pero no puedo dejar las cosas a medias.

Vamos a ver, si paramos el tratamiento,

no te va a dar tiempo a hacer lo que tengas que hacer.

Está bien. Está bien, doctor.

Pero me tiene que prometer que no va..., no va a intubarme.

Como médico, tengo que hacer lo que considere necesario.

Prepáralo todo. Voy a avisar para que vengan a buscarle.

-¿Cómo te encuentras, Ismael?

-Pues la verdad es que no me acuerdo de nada.

-Bueno, yo te lo explico. Tuviste una crisis. ¿De acuerdo?

Pero ya estás mejor.

Escucha, hemos encontrado que tienes un tumor en el pulmón izquierdo.

Y tengo la sospecha de que puede tratarse del tumor primario.

Que luego ha dado pie a las lesiones cerebrales.

-¿Me voy a morir? -No, no. A ver, no, no digas eso.

Tenemos que seguir haciendo pruebas y estudios. ¿Vale?

-Es curioso.

Pero la única cosa en la que puedo pensar es

en el hecho de que Nuria se ha ido.

Doctor:

¿Usted se ha enamorado alguna vez de alguien que no le corresponde?

-Más de una. Sí.

-¿Sabe qué es lo que más me avergüenza?

-¿El qué?

-Que... Que yo mismo pienso que no me merezco nada mejor.

-Pues no pienses eso.

Bueno. Te tengo que dejar.

-Muy bien. -Hasta ahora. -Hasta ahora.

El doctor Blanco drena el líquido en el abdomen a Dilan:

el actor con cáncer de páncreas.

Crisis respiratoria. Hay que intubar.

Tranquilo, tranquilo. Tranquilo.

Un tiempo después y ya estabilizado,

Dilan ha sido extubado y le han trasladado a planta.

Gracias, doctor.

Dilan, no sé el tiempo que podré mantenerte así.

Espero que sea suficiente para lo que tienes que hacer.

Yo también. Bueno. Procura descansar.

La enfermera se quedará contigo.

Doctor. ¿Sí?

¿Puede, por favor, darme mi teléfono?

Toma. Gracias.

¿Enfermera?

Busca, por favor, a la señorita Silvia Tejada, y le llama, por favor.

-Hola. -Creía que estabas de viaje.

-No podía irme y dejarte así. Somos amigos, ¿no?

-Amigos. No hay palabra que más deteste.

-¿Sabes, Ismael? Me siento algo responsable.

Si no hubiésemos viajado tanto,

a lo mejor te habrían encontrado el tumor antes, y bueno.

No estarías en esta situación.

-¿Sabes lo que me pasa?

Yo sabía desde hace tiempo que...,

que algo no iba bien. Pero no sé.

Prefería seguir viviendo mi sueño, que era estar contigo.

Viajando de aquí para allá.

Antes, incluso, que atender a mi salud.

Creía que así tu matrimonio se acabaría por romper. Y ¿quién sabe?

Pero bueno. Supongo que una chica tan inteligente como tú esto ya lo sabía.

-Mira, Ismael. Yo solo he venido a decirte que, si quieres,

puedo venir a acompañarte a la quimio. Y no sé.

-No. No, no, no, no, no. No, vamos a dejarlo aquí.

Lo mejor es que te marches.

Como tú bien dijiste, todo ha terminado.

No, no, mejor, ¿cómo era? Nunca ha habido nada.

-Bien. Suerte.

-Silvia: Voy a ir avisando de que vamos para dentro, ¿vale?

-Perfecto, gracias. -Vamos.

-Mira, somos los del equipo de la peli.

Vamos a ir subiendo, ¿vale? -Ah, muy bien.

-Venga, gracias.

¡José Antonio! Mira. Tú ahora, cuando subamos...

-Quiero agradecer al hospital que...,

que haya hecho una excepción y haya permitido que...,

que viniera al hospital

todo el equipo de grabación de la película.

Si me voy a ir, quiero hacerlo por la..., por la puerta grande. Bien.

Y a ti, Silvia, agradecerte

que hayas venido con todo el equipo para permitírmelo.

-No, gracias a ti. De verdad, gracias a ti.

24, 1, tercera.

Cuadro...

-Acción.

-Cariño: No, no tengo mucho tiempo, escúchame. Sí.

Ojalá pudiera estar ahí contigo para acompañarte.

Sé que va a ser muy difícil. Sí.

Pero también sé que lo vas a hacer muy bien.

Voy a intentarlo. Claro que sí, cariño, claro que voy a intentarlo.

Pero es que... esta gente... se está poniendo muy pesada...

Muy pesada.

Sí, dicen que no quieren perderme.

Te quiero tanto...

Ojalá estuviera ahí contigo. No.

¿Ha sido buena?

-¡Precioso!

-¡Huy, Pepa! ¿Qué haces aquí? -Hola. -Hola.

-Nada, que es que estaba valorando pedirte ayuda

para hacer un trabajo administrativo.

-¿Administrativo? A ver. Entra y me cuentas.

-Es que tengo que hacer unas hojas de cálculo

para las valoraciones de los pacientes, y bueno.

Me ayudas, ¿no? -Sí, sí. Sí, lo intento.

A ver, que ya sabes que a mí las hojas de cálculo no...

Esto no va de hojas de cálculo. A ti te pasa algo, ¿no?

-Pues mira. Si te digo la verdad, sí. -A ver. ¿Qué pasa?

-Nada, que es que se me cae la casa encima.

No paro de pensar en lo que le ha pasado a Álvaro. -Ya.

Pues mira, a mí las hojas de cálculo se me dan fatal.

Los números y todo eso.

Pero ¿sabes qué se me da muy bien?

Animar a la gente con patatitas y con cervecita.

Eso se me da... maravillosamente. -Ya, ya.

Pero es que yo cerveza no puedo.

Porque con la esclerosis, encima no me puedo tomar ni una caña.

-Ya estamos con las excusas. Pues con té y pastas. Da igual.

¿Qué más da? Venga, vámonos.

¡Venga, venga! ¡Venga, tira!

La tienda es preciosa. Ven a verla por dentro.

He estado pensando en lo que dijiste de cerrar las cosas del pasado y...

Creo que tienes razón.

Igual deberíamos reunirnos todos

para hacerle una despedida a Mendieta.

Sino por todos los que le vamos a echar de menos.

Pues tiene gracia que me digas esto.

Porque yo también he estado reflexionando y... No sé.

En cierta forma creo que lo más sabio es dejar que la propia Silvia

vaya marcando los tiempos.

Bueno, en el fondo los dos teníamos un poquito de razón.

Y sí. Mejor que ella marque sus tiempos y...

simplemente estamos pendientes de ella.

Bien. Muy buena elección.

Sí, ¿verdad? Sí.

  • Centro médico - 29/11/17 (1)

Centro médico - 29/11/17 (1)

29 nov 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 29/11/17 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 29/11/17 (1)"
Programas completos (748)

Los últimos 761 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios