www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4649581
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 29/06/18 (2) - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Aquí no puedes estar con la moto.

-Es que me fallan las piernas, necesito un médico.

-De acuerdo. Espera un momento. Jesús, por favor, una silla.

Antonio, ¿puedes sacar la moto de aquí?

Voy a avisar a un médico.

Sí, por favor, ¿puede venir alguien a Urgencias?

Sí, gracias, es una chica que no puede mover las piernas.

¿Y esto?

Pues nada, que acaba de llegar una chica

que no podía mover las piernas, y ha metido aquí la moto.

No, no, ya lo veo, ya.

Manuela Villa acude al hospital acompañada por su hija Sandra,

tras varios días con fiebre y dolores abdominales.

¡Manuela! ¿Qué tal, Sandra?

¿Qué tal?

Bueno, enhorabuena. El bebé tiene que estar a punto ya, ¿no?

Pues sí, pues sí. Ya... Ya he cumplido los nueve meses.

Así que Carola no tardará en salir.

Bueno, me alegro... Oye, ¿y qué os trae por aquí?

Estoy fatal. Por eso venimos al hospital.

Porque me encuentro fatal. De verdad, llevo unos días... Ah...

Ya. ¿Te importa si cuento tu caso?

No, no, no, no.

Manuela es una paciente mía. Hace año y medio tuvo

un cáncer de mama bilateral,

y gracias al tratamiento de quimioterapia y radioterapia,

pues consiguió remitirlo. Completamente.

Bueno. Bueno, bueno. Aún no me he quitado el miedo del cuerpo.

-Mamá, no seas exagerada.

-Y además, no me encuentro nada bien.

Y no salgo de una para meterme en otra.

-Mira. Lleva dos días con fiebre, Javier. ¿Eh?

Y ya se imagina cualquier cosa. ¿Eh, mamá?

-Bueno. Si tú lo dices... Bueno. No os preocupéis.

Me acompañáis y le echamos un vistazo. ¿De acuerdo?

Si me disculpáis... Venga.

Primero la faringitis aquella horrorosa, y ahora esto.

Y encima, encima estoy perdiendo peso, doctor.

Es lo mismo que me pasó cuando...

Temperatura. No quiero ni nombrarlo.

Bueno. No te preocupes, Manuela. ¿Eh? Vamos a ver qué tienes...

(Pitidos)

Tienes fiebre, ¿eh? Tienes casi 40.

Mamá: estás perdiendo peso porque cada mes comes menos. ¿Eh?

Mira cada alimento con lupa para que no lleve nada raro.

Es tremenda. -¡Anda! ¡Pues claro! Porque...

Porque todos los alimentos están llenos de químicos ahora.

Hay que controlarlo, hay que mirarlo todo

para no meterse guarrerías en el cuerpo.

Ahora cállate, que te voy a auscultar. ¿De acuerdo?

Vale.

-Me llamo Sandra Villa. Yo soy la hija de Manuela.

Hace cosa de un año, mi madre superó un cáncer de mama y...

Y bueno, la verdad es que lo pasó fatal.

Antes ella era una mujer muy fuerte, independiente...

Vamos, que me crió ella sola. Pero...

Pero es que, después de la enfermedad, es como que...

Que no es ella; que es otra.

Ni siquiera mi embarazo ha conseguido relajarla un poquito

y... Y eso que se moría de ganas de ser abuela.

Ya está. A ver.

En la exploración abdominal no he notado nada extraño.

Está blando, depresible, no hay masas ni megalias.

Sí estás un poco taquicárdica, ¿eh?

Aunque no he auscultado soplos. ¿Y por qué puede ser eso?

Puede ser por algún tipo de infección.

De ahí la fiebre y la taquicardia. Lo sabía. Sabía que tenía algo.

Lo sabía. No te preocupes.

Vamos a hacer una serie de pruebas, ¿eh? Analítica, hemocultivos,

radiografía de tórax y abdomen,

y también hablaré con la doctora Ortega, ¿eh?

Haremos un estudio cardiaco

para hacerte un electro y un ecocardiograma.

Así que relájate.

(Música)

Claudia Mateos ha vuelto a Centro Médico.

Esta vez, por un dolor de muelas

acompañado de unas décimas de fiebre.

Dice que le duele mucho la boca.

-Ya, Pepa. Pero... no es aquí adonde tiene que venir.

-Ya lo sé. Se lo he dicho. Pero ha insistido en que la veas tú.

-Vale, yo me encargo.

-Hola. -Hola.

A ver, Claudia... Para un flemón tienes que ir a tu dentista.

-Ya, lo sé. Pero bueno, ya que estoy aquí,

¿te importa echarme un vistazo? Además es que tengo fiebre y todo.

-Ya. Pasa a la camilla, por favor.

-Evidentemente sé que tenía que haber ido al dentista.

Pero bueno...

Era una excusa buenísima para volver a ver a Alberto.

-Sí, tienes un flemón. Claudia, lo único que puedo hacer

es mandarte antibiótico y antiinflamatorio

y que pidas cita a tu dentista. ¿M? -Gracias.

-¿Algo más?

(Música)

Jorge está peor. Tiene metástasis.

(Música)

Bueno, ya lo llamaré, Claudia.

-Ya lo llamarás. Como siempre, ¿no?

-Bueno, y ¿qué..., qué quieres que haga?

No soy oncólogo. No puedo hacer nada más, ¿eh?

Además fue él el que decidió cambiar de hospital, ¿no?

-Alberto, Jorge ya tiene médico.

Quizá lo único que quiera recuperar a su mejor amigo.

-A ver, a ver. Llevaba no sé cuántos años sin ver a Jorge.

¿Y ahora tenemos que volver a ser los mejores amigos?

¿Es eso? Venga ya.

-¡Mira, Alberto, no tengo ni idea, ni idea de lo que te ha pasado

estos últimos años!

Pero te puedo asegurar una cosa: no eres ni la sombra del hombre

al que yo conocí. -Tengo mucho trabajo, Claudia.

-Por una vez... ¿Por una vez no te importaría fingir

que alguien te importa? Puede que para Jorge sea importante

hacer las paces contigo.

-Sí, seguro.

Mira. No creo que me necesite a mí para nada. Ya te tiene a ti, ¿no?

(Música)

A ver qué dicen de las radiografías.

Porque, como encuentren alguna manchita..., me da algo.

-Mamá, tienes que dejar de ser tan negativa, ¿eh?

-¿Negativa? Simplemente estoy siendo realista.

Mucha gente que tiene esta enfermedad,

luego se le reproduce en otra parte del cuerpo.

A ver por qué no voy a pensar que me va a pasar a mí.

-Pues porque pensar que puedes estar enferma,

pues no es bueno para ti.

Pero es que no es bueno para ti, ni es bueno para mí,

ni es bueno para el bebé.

-Pues yo creo que lo mejor que podrías hacerte

son las pruebas que te dije.

Así nos quedábamos las dos más tranquilas.

-¿De verdad piensas que lo mejor que le puedes decir a una embarazada

es que se haga unas pruebas para ver si tiene cáncer?

-Sí. -¿Eh?

¿No se te ocurre pensar que preferiría, no sé...,

otro tipo de consejo, mamá? No sé. Esperaba de ti que...,

que estando como estoy, me animaras un poco.

Y me hicieras este embarazo un poquito,

aunque sea un poquito más fácil, ¿eh? Porque...

-Sandra, en nuestra familia somos pacientes de alto riesgo.

La abuela murió de cáncer de mama.

Solo que en aquella época había muchos menos medios.

Y yo lo superé por poco. Simplemente estoy siendo realista.

Una vez que tienes esta enfermedad, ves las cosas de otra manera.

-Ay...

(Música)

(LLAMAN A LA PUERTA)

-¿Sí?

-Claudia ha vuelto. -¿Y qué quiere?

-Fue al dentista para la extracción de la muela,

pero tiene una sensación de hormigueo,

como si no se le hubiese ido la anestesia.

-Bueno, pues dile que tenga paciencia, ¿m?

No puedo dejarlo todo para atenderla cada vez que chasquea los dedos.

-Han pasado dos días.

-¿Dos días?

Tráela, por favor.

-Hola. -Hola.

Pepa, por favor, no te vayas. Quédate.

¿Exactamente qué día te quitaron la muela?

-Antes de ayer por la mañana.

-La anestesia que nos suelen poner para una extracción dental

suele durar unas tres o cuatro horas.

Es recomendable beber agua para reducir el tiempo que dura el efecto.

En el caso de Claudia, de la paciente, dos días

es demasiado tiempo para pensar que aún se trata

de los efectos de la anestesia.

La exploración neurológica completa que le he realizado ha sido normal.

Salvo por el adormecimiento de la mitad derecha de la cara.

A pesar de ello, la movilidad de los músculos faciales

parece no estar comprometida.

Hemos aprovechado para realizar una radiografía de boca y cara,

pero las imágenes obtenidas no han revelado

alteraciones en los huesos ni en los dientes

que puedan justificar los síntomas.

De momento no podemos confirmar qué los está ocasionando.

Solo descartar algunas posibles causas

como alteraciones en el arco dental o en los huesos de cara y cráneo,

que pudieran comprimir raíces nerviosas sensitivas.

Tanto en los análisis como en la radiografía

no hemos encontrado nada relevante.

Sin embargo, en el ecocardiograma, hemos visto

una tumoración en la pared de ambas aurículas que, de momento,

no afecta demasiado al funcionamiento del corazón.

Por eso no ausculté soplos en la exploración.

Es posible que todo se deba a un foco donde se hayan podido asentar

los gérmenes, debido a la faringitis que padeció hace meses.

Pero... tenemos que esperar los resultados de los hemocultivos.

Hola. -Hola.

Hola.

-¿Qué tal, Manuela? ¿Cómo te encuentras?

-Bueno... Un poco flojilla.

Mira. En el ecocardiograma hemos visto un tumor.

En la pared de ambas aurículas.

-Pero... ¿Pero cómo que un tumor en el corazón?

-Entiendo que la palabra os pueda asustar,

pero un tumor es cualquier masa que pueda encontrarse en los tejidos,

¿de acuerdo?

-Otra vez un tumor. Sabía que no me iba a librar de él.

Manuela, entiendo que estés preocupada,

pero no seamos alarmistas, ¿de acuerdo?

No tiene por qué ser un cáncer.

De hecho, por el aspecto, parece una consecuencia

de la faringitis que tuviste hace meses.

Ya, pero aun así tiene una masa en el corazón.

¿Qué..., qué va a pasar con eso?

-Pues sí que tendríamos que realizar una cirugía cardiaca para extirparla.

Pero antes tenemos que esperar a que remita la infección.

-Otra vez abrirme, no... ¡No puede ser!

Manuela. Ay...

Te quedarás ingresada

con tratamiento antibiótico de amplio espectro.

Cuando tengamos los resultados de los hemocultivos,

sabremos exactamente a qué infección nos enfrentamos. ¿De acuerdo?

Ay...

-De verdad que no me imaginaba que mi madre pudiera tener nada grave.

Pensaba que estaba siendo exagerada, que...

Que todavía tenía el miedo del cáncer en el cuerpo y...

Y ahora me siento fatal por no haberla tomado en serio y...

Y pienso que yo también debería hacerme las pruebas.

(Música)

Y bueno. Por el momento, solo podemos esperar a ver cómo evoluciona.

Si notas dolor, puedes tomar un analgésico.

Y eso sí, para los próximos controles,

puedes hacerlos en atención primaria.

-Genial. Gracias. -Nada.

(Música)

¿Y ya está? -¿Algún problema, Pepa?

-Bueno, yo creo que hay opciones que no estás valorando.

-Ah... ¿Quieres ponerte en mi silla, y pasas tú las consultas?

¿Quieres también mi bata, Pepa?

-A ver, no estoy cuestionando tu trabajo.

Pero... pensaba que le habías hecho que volviese a la consulta,

porque estabas pensando lo mismo que yo.

-Mm... Muy bien, pues ilústrame, por favor.

-Podría ser esclerosis múltiple. -Sí, es una opción.

Aunque un poco aventurado el diagnóstico. ¿No te parece?

-Bueno, a ver. No lo digo solamente por el entumecimiento de la cara.

Es que la he visto en dos ocasiones perder el equilibrio.

Y las dos veces ha puesto excusas diferentes:

una que no había desayunado mucho, y la otra,

que se había levantado de golpe.

-Pepa, no voy a entrar en un debate sobre la esclerosis múltiple, ¿eh?

Y perdona, no te ofendas.

Pero el hecho de que tú la tengas no significa

que todo el mundo que te rodea tenga esclerosis múltiple.

-Ya, pero...

-Pepa, tengo mucho trabajo. Y tú también.

-Me voy.

(Música)

(Llaman a la puerta)

(A LA VEZ) Hola.

-Vengo a reponer el antibiótico, ¿eh? -Mira, la niña está dando patadas.

¿Quieres tocar? -Mm...

-Tienes que intentar animarte. Ya has escuchado a Javier.

-No puedo, Sandra. No puedo. Estoy sentenciada.

Si no fue por el cáncer de mama va a ser por esto. Ya verás.

-Bueno, pues al menos hazlo por mí.

¿Crees que me gusta verte así? Eres mi madre.

Estoy a punto de dar a luz. Tengo miedo.

Voy a ser madre por primera vez y lo voy a hacer sola.

Y necesito el apoyo de alguien. Tú eres la única persona que tengo.

-¿Y qué quieres que te diga, hija? -Pues no sé, mamá. Algo que me anime,

que me tranquilice. Tú también fuiste madre soltera.

Algo tendrás que decir, digo yo.

Mira, has conseguido que me entre el miedo a mí también, ¿eh?

Y que no esté disfrutando de algo tan bonito como ser madre

por primera vez. Estarás contenta.

Mira. Comida. -Hola.

-Venga, que comer un poquito te va... Te va a venir bien.

-Mm...

¡Ay! -¿Qué pasa?

Venga, ya verás. Que comer te va a venir fenomenal.

-¡Ay! -¿Qué pasa, mamá?

-¡Oh! -¿Qué? ¿Qué te pasa?

-Ay, la pierna, que me duele. -¿La pierna?

-Sí. -Pero ¿qué pasa con la pierna?

-¡Ay! ¡Llama al médico, anda, hija! -Vale, perdona...

-Ay, ay... Ay... -¿Qué pasa, mamá?

-¡Oh... No sé! Ah... -Hola. ¿Qué pasa?

-¡Ah! -No sé, la pierna. Le duele.

-Es la pierna. Que me duele. -¿Te duele la pierna?

-Mucho. -A ver. Déjame que te la vea...

-¡Ah! Ah... -A ver.

-Ay, ay, ay, ay, ay...

-¿Qué le pasa?

-Pues no lo sé. Tranquila, que el doctor Blanco tiene turno de tarde,

pero yo me encargo, ¿vale? -Ah...

-La pierna izquierda de Manuela presenta una palidez poco habitual.

Seguramente por falta de pulso femoral.

Eso significa que es bastante probable que se estén produciendo

fenómenos embólicos a causa del tumor. Por eso mismo,

voy a hacerle una arteriografía y una ecodoppler de urgencia. Perdonad.

(Música)

(Sirena)

"Una ambulancia trae a Urgencias a Claudia,

tras sufrir una crisis de ansiedad, al haberse agravado súbitamente

sus síntomas".

(Música)

Claudia, ¿cómo estás? -¿Qué me está pasando, Alberto?

-Eso es lo que vamos a averiguar ahora.

Cuéntame exactamente qué ha pasado.

-Estaba andando por la calle y...

Seguía notando la... la boca anestesiada.

Como si no se me hubiera pasado.

Y de repente, se me ha paralizado la mitad de la cara.

He dejado de ver por un ojo, de hecho...

De hecho sigo... Sigo viendo borroso.

No sé, no... No he sabido reaccionar. Ha sido horrible.

La gente me preguntaba y... no podía ni...

ni articular palabra. Me faltaba el aire.

-Tranquila, Claudia, ¿vale? Respira.

-Dime que no es nada grave.

Por favor.

-Vamos a empezar con las pruebas.

Hemos realizado a Claudia distintas pruebas oftalmológicas,

que han revelado que la agudeza visual es normal.

Pero sí parece haber un defecto de la visión central.

Además, en el fondo de ojo se han observado signos de neuritis óptica.

La neuritis óptica es la inflamación del nervio óptico,

que lleva las imágenes de lo que ve el ojo al cerebro.

Causando distintos grados de pérdida de visión.

Las afecciones que la pueden producir son variadas.

Por el momento, vamos a tratar con corticoides para intentar reducir

la inflamación.

(Música)

"La doctora Ortega ya está estudiando los resultados

de la arteriografía de Manuela, la paciente con un tumor auricular

que ha sufrido un repentino dolor de pierna".

Gracias.

Tras las pruebas de urgencia, realizadas a Manuela,

hemos podido observar la existencia de varias embolias.

Yo debería comentar la situación con el doctor Blanco,

porque la operación no debería retrasarse mucho más.

Oye, perdóname. Pero es que vengo de hacerle las pruebas de urgencia

a Manuela, y tiene varias embolias a la vez.

Entonces, creo que hay que operarla cuanto antes, ¿eh?

Justo tengo aquí los resultados de los hemocultivos.

¿Y qué? Mira.

Son positivos para Streptococcus oralis.

Mm. Además, el antibiograma indica

que el antibiótico que le estamos dando está haciendo

que la infección remita. Si está remitiendo,

voy a prepararlo todo, ¿te parece? Perfecto. Yo hablo con ella.

Vale. Venga, hasta ahora. Hasta ahora.

Claudia, por el momento vamos a dejarte ingresada

y vamos a seguir haciendo pruebas. -¿Aún no sabes lo que podría tener?

-Bueno, hay distintas opciones.

Podría ser una infección bacteriana, como la meningitis,

una infección vírica como el Herpes zóster

o incluso autoinmune, como el lupus o sarcoidosis...

Pero, Claudia, no nos vamos a poner en lo peor. Son solo posibilidades.

¿De acuerdo? Vamos a esperar a ver qué dicen las pruebas.

-Vale.

Solo espero que no sea nada grave.

Yo no tengo la fuerza de voluntad que tiene Jorge, y si fuera algo grave,

es que... -Ya. Por eso es preferible

no adelantar acontecimientos. Esperamos.

-Vale.

-¿Quieres que avise a tu hermano y le cuente que te vas a quedar ingresada?

-No, no, no. No, no, no. No. Está fuera, de viaje, por trabajo,

y no quiero preocuparle. De verdad. Gracias.

-Bueno, voy a formalizar tu ingreso y a pedir que adelanten las pruebas.

-Perdona. Ahora vuelvo. -Gracias.

-Molina.

¿De verdad me dices que no vas a considerar la esclerosis

como una posibilidad? -Pepa, me estoy empezando a cansar

de que me cuestiones. -Vale. Perdona.

No te estoy cuestionando, pero al menos reconoce

que en esclerosis puedo aportar algo.

(SUSPIRA) -Sí, es una opción. Por supuesto que es una opción.

-Vale. ¿Y entonces por qué no se lo has dicho a ella,

entre todas las opciones? -Mira, Claudia está muy condicionada

con lo que le está pasando a su amigo.

Creo que no ganamos nada adelantando sin confirmación

que pueda tener una enfermedad tan grave.

-Vale. Entiendo la consideración.

Pero ¿sería así si fuese una paciente normal?

(Música)

-¿Perdona?

Pepa, métete en tus asuntos.

¿Te queda claro?

-Entonces, ¿no es cáncer? No.

Ya te dije que no tenías que pensar en eso.

Seguramente sea un mixoma auricular infectado por la faringitis

que tuviste hace unos meses.

Un mixoma auricular es un tumor no canceroso poco común

que se presenta en el corazón.

Los síntomas pueden ir desde dificultad para respirar

estando tumbado, opresión y dolor en el pecho, hasta mareos o fiebre.

¿Y los dolores? Son un síntoma habitual.

En tu caso, el mixoma se ha podido complicar generando

múltiples embolias en abdomen y extremidades.

Pero, una vez que te operen, desaparecerán.

Se enviará una muestra a Anatomía Patológica para confirmar

el diagnóstico. Y no me va a volver a salir.

Si en la operación consiguen eliminar las células tumorales,

no tiene por qué.

¿Vas a estar en la operación?

Bueno, si te quedas más tranquila, sí.

Gracias. ¿Sí? Bueno.

¿Y Sandra? ¿Dónde está? ¿Está bien? Sí, sí, está bien.

Pero me temo que...

Que no he estado muy a la altura para estar a punto de ser abuela.

Hemos discutido hace un rato. A ver, Manuela.

Es normal que te encuentres así. O sea, pensar que la enfermedad

puede volver a aparecer genera un miedo.

Pero no podemos vivir con él. ¿De acuerdo?

Tenemos que pensar en positivo.

Y sentirnos orgullosos de haber superado algo tan importante,

y tan difícil. Yo también pasé por ahí.

Sí, tienes razón.

Lo que pasa es que yo creía que era más fuerte, pero qué va.

Eres más fuerte de lo que crees.

Lo único que tienes que hacer es pensar que, de vez en cuando,

también pasan cosas buenas.

Y eso es lo que le tienes que transmitir a tu hija.

Y, sobre todo, a Carola, a tu futura nieta.

Tienes razón. Va a ir bien.

(Música)

"Las pruebas para tratar de encontrar una explicación

a los síntomas de Claudia continúan, aprovechando su ingreso".

(Música)

Ya está.

Ya está, tranquila.

Aparte de la punción lumbar, hemos ordenado analíticas con marcadores

de autoinmunidad, hemocultivos y cultivos de esputo.

Esperaremos a los resultados antes de continuar con el resto de pruebas.

¿Cómo te encuentras?

-¿Cuándo estarán los resultados de mis pruebas?

-En un par de días, imagino.

-Quiero el alta voluntaria.

-Claudia, aún no he terminado, tengo que hacerte más pruebas.

-Vale, yo no tengo ningún problema.

Pero prefiero estar en mi casa que no aquí encerrada.

Yo vuelvo cuando haya que hacer las siguientes pruebas. ¿Es posible eso?

-Sí, lo es, es que no veo la necesidad, Claudia.

Es mejor que estés aquí y que veamos cómo evolucionan tus síntomas.

-No quiero quedarme más tiempo encerrada aquí, ¿de acuerdo?

¿Es tan difícil de entender?

(Música)

-Claudia, sé que estás muy condicionada

con lo que le está pasando a Jorge.

-¿Y tú qué sabrás lo que le está pasando a Jorge?

¿Acaso le has llamado para preguntarle, eh?

¿Acaso le has llamado para convencerle de que se quedara

en este hospital porque le querías tener más cerca?

No, no lo has hecho. ¿Y sabes por qué no lo has hecho?

Porque al gran doctor Molina, lo único que le preocupa

es el doctor Molina. Mira, tráeme lo que tenga que firmar,

que me quiero largar de aquí, por favor.

-Claro.

Te llamarán cuando estén los resultados y, en base a ellos,

iremos viendo. -De acuerdo.

(Música)

-¿Algo más?

-No.

(Música)

Manuela, tras pasar por quirófano para extirparle un mixoma auricular,

ahora descansa en su habitación. Vamos a ver cómo está.

Hola, Manuela. Hola, Javier.

¿Cómo estás? Bien.

Te cuento cómo ha ido. La operación ha ido muy bien, ¿de acuerdo?

Se ha confirmado que era un mixoma auricular,

consecuencia de la faringitis que tuviste hace meses.

Como yo te dije. Entonces, ¿estoy limpia?

Sí. ¿Seguro?

Seguro. Estaba yo presente. ¿Eh?

Tendrás que pasar controles periódicos con cardiología

para ver la evolución de la operación, ¿de acuerdo?

Pero en pocos días te podrás ir a casa.

Encantada de pasar controles. Así me tenéis vigilada.

Perfecto. Ahora procura descansar. ¿De acuerdo? Bien.

Espera, espera, Javier. Quería...

Quería darte las gracias. No sé cómo lo has conseguido,

pero has estado presente en los dos peores momentos de mi vida,

y has hecho que me sintiera un poquito mejor.

Gracias a ti. Es mi trabajo y lo hago encantado.

Además, me has enseñado a ver que las cosas

no tienen por qué ser malas siempre.

Y que me he perdido un montón de cosas estos meses,

pero eso no va a volver a suceder.

Me alegro. Tienes motivos para que no vuelva a suceder.

¿Verdad? Carola.

Luego te veo. Gracias.

No saben lo que agota vivir con miedo.

Y yo he vivido demasiado tiempo con miedo.

Con miedo por el cáncer de mama. Con miedo por la quimioterapia.

Con la faringitis horrorosa... Luego la complicación que he tenido

con la faringitis y el tumor que me ha salido en el corazón

y que me han tenido que operar.

He tenido miedo por muchas cosas, y he dejado a mi hija abandonada.

No me he ocupado nada de ella. Y no he disfrutado de su embarazo.

Pero ahora eso se va a acabar. A partir de ahora,

pienso mirar la vida con otros ojos. Pienso disfrutar

de todas las cosas buenas que tiene la vida, que son muchas.

Y pienso disfrutar de mi nieta.

-Bueno. Pero no veas la que se montó. Es que se cayó redonda completamente,

ahí en el mostrador. -¿En la recepción?

-En la recepción. Es que no sabía qué hacer.

Te lo juro. O sea, empecé a llamar... Digo: "Pero bueno...".

-¿Pero no había nadie de celadores ni nada?

-Pues en ese momento, no. -Perdona. ¡Claudia!

¿Dónde vas?

-A casa. He pedido el alta voluntaria.

-Pero ¿por qué? Si estás muchísimo mejor en el hospi...

-Lo sé, lo sé. Alberto me ha dicho lo mismo, pero prefiero estar

en casa. Gracias por todo, Pepa. -No, espera, Claudia.

A ver.

Yo en tu lugar no habría pedido el alta voluntaria.

-¿Por qué?

-¿Puedes tomar un café? -Sí.

(Música)

-Hola. -Ay, cariño.

-Me han dicho que todo ha salido bien, ¿no?

-Me ha dicho Javier que estaba todo limpio.

-Me alegro.

(Música)

-¿Hoy no dice nada?

-Hoy ha estado tranquila. Supongo que estaba esperando a enterarse

de que su abuela estaba bien.

-Pues ya puedes decirle que su abuela está bien. Y que lo más importante,

va a seguir estándolo.

(Música)

-¡Ay! -¡Uy! ¿La has notado?

Está juguetona, ¿eh?

-Que no, que no.

Que no, que esto es diferente.

Que no es que esté juguetona. Que... Que es que...

Que es que quiere salir. Que... -No me digas.

-Que... Que he roto aguas. Que... Que he roto aguas, mamá.

(Timbre)

-Ay, que viene, que... -No te preocupes.

Que he llamado al médico. -Llama a alguien...

-Tranquila. Ya, ya está, ya está. Tranquila. Tranquila, Sandra.

¿Qué pasa, Manuela? ¿Estás bien? Se ha puesto de parto.

Tranquila, Sandra. Tranquila. Ha sido de repente.

Siéntate. No te preocupes. Siéntate.

Eso es. Mira... Venga.

Vale. Despacio. Eso es. Ay...

Eso es. Ay...

Eso es.

Ignacio, hay que bajarla al paritorio, está Landó de guardia.

Yo voy con vosotros. No, Manuela.

Tú te quedas descansando. Sí, no.

Quédate tranquila, mamá.

No te preocupes. Tú ya has hecho lo que tenías que hacer. ¿Vale?

-Todo va a ir bien, Sandra, ya verás. Te mantendré informada. Vámonos.

Enhorabuena, abuela. ¡Qué nervios!

Ignacio. Cuídamela.

Sí.

Ay... (RÍE)

(Música)

"El doctor Molina ha citado a Claudia para valorar los resultados

de sus pruebas, y poder continuar con el resto de pruebas".

(Música)

(MEGAFONÍA) "Se recuerda a los pacientes que es recomendable llevar

su tarjeta sanitaria para realizar cualquier trámite en el hospital".

-Pepa, Claudia tiene que estar en la sala de espera.

¿Puedes ir a por ella, por favor? -Sí.

(Música)

-Los resultados de la punción lumbar indican la presencia

de bandas oligoclonales IGG positivas.

Es decir, es un dato muy relacionado con la esclerosis múltiple.

Es cierto que no supone una confirmación al 100 %, pero casi.

Voy a tramitar una resonancia magnética de urgencia

para que no haya la más mínima duda.

Si me perdonáis...

(Música)

¿Y Claudia? -No está.

-¿Cómo que no está?

-Parece ser que ha anulado la cita.

-¿Algo más?

-No.

(Música)

-Claudia, Soy Alberto.

Que... tenías cita hoy para recoger los resultados.

Que...

Es importante que me llames cuando oigas el mensaje, ¿vale? Necesito...

Necesito hacerte una prueba para confirmar un diagnóstico.

Llámame cuando oigas el mensaje, por favor. Es importante.

(Música)

¿Cómo llevas la diabetes gestacional?

Me adapto.

Celia lleva un tiempo siendo mi paciente. Paula, su segunda hija,

nació aquí por cesárea, y el año pasado tuvimos que tratarla

por un aborto espontáneo. Ahora, nuevamente está embarazada.

Todo va bastante bien, salvo por la aparición

de una diabetes gestacional que tenemos que tener controlada.

¿Pasa algo? No, no, no te preocupes.

Es que estoy observando que la placenta de inserción está baja.

¿Cómo te sientes? ¡Ah! ¡Uh! Pues que estoy a punto

de irme de vacaciones. ¿Tú qué crees?

Ay... Me duele mucho la parte derecha. ¡Ah!

¡Ah! Pero imagino que es normal, ¿no? -No, no. No lo es.

Tiene bradicardia fetal. Avisa, rápido.

Avisa a unos celadores, que hay que llevarla a paritorio.

¿Qué pasa? -Voy.

(Llanto del bebé)

A ver. Vamos a ponerle 20 unidades de oxitocina de mantenimiento.

¿De acuerdo? Está sangrando mucho. ¡Uh! ¿Va todo bien?

-¿Celia cómo está? -Bueno. Pues han surgido problemas,

la verdad. Está perdiendo bastante sangre.

-¿Cómo que está perdiendo bastante sangre? ¿Se lo ha provocado el bebé?

-No, hombre, ¿cómo le va a provocar eso el bebé? ¡Para nada!

Julio, tranquilízate. ¿Vale? -¿Qué pasa?

¡Julio, ahora no puedo! ¿Cómo que no? ¡Es mi mujer!

¡O tu mujer entra en quirófano o se muere!

¿De verdad quieres que me pare a hablar contigo? ¡Venga!

¡Suelta la cama! ¡Fuera!

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 29/06/18 (2)

Centro médico - 29/06/18 (2)

29 jun 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 29/06/18 (2)" ver menos sobre "Centro médico - 29/06/18 (2)"
Programas completos (1022)

Los últimos 1.035 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Candela

    Este capitulo es repetido? Xke ke yo recuerde claudia ya tenia esclerosis multiple

    06 jul 2018