www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4646382
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 26/06/18 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad-TVE.

Raúl Izquierdo acude al hospital con malestar general,

mucosidad abundante y una fuerte tos.

Perdón.

¿Sí?

Tenía una cita.

¿Con qué doctor?

Con el doctor Dacaret.

De acuerdo. Pues le vamos a avisar enseguida.

-Gracias. Muy bien.

Bueno, Raúl, pues cuéntame qué síntomas tienes.

¿Tienes fiebre?

No. Fiebre, no.

Llevo... tres o cuatro días para el arrastre

y yo creo que estoy incubando algo.

Quería venir antes,

pero es que estoy muy liado en el trabajo.

Ya. ¿A qué te dedicas?

Pues... trabajo en una agencia de viajes, especializada en destinos

como... Islandia, el Círculo Polar, Groenlandia, Alaska...

Y ¿has estado en todos estos países?

No, no, no, no, no, no.

Yo no quiero acabar mis días devorado por un oso polar.

Vale. Bueno, pues cuéntame. ¿Qué ocurre?

Pues que me duele todo el cuerpo, las articulaciones sobre todo,

no paro de soltar moco por la nariz, tengo frío todo el tiempo

y... y no paro de toser. Mira.

(Tos)

Vale. Tranquilo.

A ver. Por la tos que escucho, parece que no arrastra mucosidad. ¿Verdad?

No.

Vale. Bueno, pues en principio, parece un proceso gripal.

Y tranquilo, porque no es grave. ¿De acuerdo?

La gripe es una enfermedad infecciosa que afecta a las vías respiratorias.

Se transmite a través de las gotas de saliva que contienen el virus,

proveniente de secreciones nasales y faríngeas.

Es decir, mediante estornudos, la tos o incluso al hablar.

Bueno. A ver.

La auscultación cardiopulmonar es normal.

Y las constantes están estables. ¿De acuerdo?

Y ¿qué tengo?

Bueno, como ya te he comentado, parece un proceso gripal. ¿Vale?

Vale. Menos mal, ¿eh?

Porque estos días, vienen los jefes de Copenhague a la oficina de aquí

y no puedo faltar.

Son días muy importantes.

Que corre el rumor de que hay un ascenso en juego. ¿Sabe?

Ya. Te entiendo.

Lo que pasa es que he estado mirando tu historial clínico

y he visto que sufriste varias neumonías en la infancia.

Sí.

Y me gustaría chequearlo.

Sí, sí. Sobre todo entre los 10 y los 13 años.

Tuve que pasarme largas temporadas en cama.

En el hospital y en casa, da igual.

Pero, fue una época, la verdad es que bastante dura.

Ya, entiendo.

Pues si te parece bien, me gustaría hacer una radiografía.

¿De acuerdo?

Venga.

Gracias, Raquel.

Nada, Juanjo. ¿Cuál es el mío?

Ese de ahí.

Muy bien. Venga, gracias. -Nada, hasta luego.

¿Tú no habías pedido nada? -No. No, no había pedido nada,

¿y se puede saber qué es lo que estás haciendo, Juanjo?

Como la cafetería del hospital sigue cerrada,

pues aprovecho mis ratos libres para acercarme al bar

... y traerme cafés y desayunos.

Alguien tiene que hacerlo, ¿no?

¿Y puede ser que te estés centrando en labores que no te correspondan?

Bueno. Como trabajador de este hospital,

me corresponde ayudar en todo lo que pueda

en el bienestar general.

Eso suena muy bien, pero lo que yo digo es que igual,

con esto de llevar cafés a domicilio, estás descuidando

tu trabajo como celador, ¿no?

No...

En absoluto.

En primer lugar, sé cuáles son mis prioridades en el centro.

En segundo lugar, lo hago en mis ratos libres.

Que significan eso, libres, porque puedo hacer

lo que me da la gana.

Y en tercer lugar, ni que yo fuera el único celador de este hospital.

Por cierto, me tengo que ir a trabajar.

Marco, tenemos una urgencia.

Vamos.

(Música)

Vale. Aquí está.

Gloria ha sufrido un síncope en una discoteca

y se ha golpeado la cabeza con el suelo.

¿Gloria? -Mm.

Te llamas Gloria, ¿verdad? Mm.

¿Gloria?

Sí.

Vale.

Si ha sufrido un traumatismo craneoencefálico, es muy importante

intentar que se mantenga despierta.

Pero tú tranquilo, que vamos a cuidar bien de tu madre,

No es mi madre. Es mi novia.

Pues hasta ahora, la verdad que había estado

con chicas únicamente de mi edad.

De hecho de 30, me parecían súper mayores

y Gloria, ha tirado toda esa teoría por el suelo.

De hecho, estoy supercontento.

Se adapta con mis colegas, se viene de fiesta, de cervezas.

Lo único, que es verdad que esta noche,

teníamos que haber pisado el freno un pelín antes. Es lo único.

Y no me había dado cuenta.

Daca, perdona. ¿Tienes un minuto?

Eh... Sí. Dime.

Vale.

Vengo de hablar con el radiólogo.

Sobre la placa que has pedido para un paciente tuyo, Raúl Izquierdo.

Sí, eso es.

Vale. Pues siento decirte que no está justificada.

¿Cómo que no? ¿Y por qué me lo dices tú?

Como te puedes imaginar, formo parte

del... control de calidad.

¿En serio?

Sí.

Pero a ver, Ortega, que no te pega nada ser una chivata.

¿Me puedes decir por qué has accedido a eso?

No soy una chivata. -Bueno.

Esa es tu forma de verlo. -Mm...

Creo que, si optimizamos los recursos,

el hospital funcionará mejor.

Y creo que puedo ayudar en eso. ¿No?

Por ejemplo, el radiólogo,

se ha ajustado a los nuevos criterios para evaluar cada caso

y tu paciente no ha superado la criba. Lo siento.

-Ah, ¿no? No.

¿No? Vale.

Y el hecho de que tuviera muchas neumonías en su infancia,

no cuenta. Da igual, ¿no?

Tal y como está el hospital, hay que optimizar los recursos.

Lo siento.

Es normal que durante la temporada de gripe,

estemos desbordados en el hospital.

Por eso, hay que saber distinguir entre qué es una urgencia y qué no.

En primer lugar, deben acudir los grupos de riesgo,

niños pequeños, ancianos, embarazadas

y personas inmunodeprimidas

o con patologías cardiorrespiratorias crónicas.

Raúl. A ver, te cuento.

Mira, me sabe mal, pero... no podremos hacer la radiografía hoy

porque al parecer, la sala de Imagen está saturada.

-Ah.

¿Vale? En cualquier caso, si vuelves a tener síntomas, molestias

o te duele, vuelves a Urgencias y te echamos un ojo.

Y ya está.

Claro.

¿Vale? Te voy a dar tratamiento sintomático.

Tengo aquí la receta y también hay ciertas medidas

que tendrás que tomar. ¿Vale?

Lávate las manos a menudo, ventila espacios cerrados,

bebe mucha agua y procura no pasar

de una temperatura muy fría a una temperatura muy cálida. ¿Vale?

Poco más.

Mucha suerte con la lucha para el ascenso. ¿Vale?

Gracias. Gracias por todo.

Y cuidado con la gripe y con los osos polares.

(Música)

¿Qué es lo que ha pasado, Gloria?

Fuimos al... Fuimos al after ese y recuerdo... mucho ruido,

mucha gente, mucho calor.

No habíamos comido nada, ni..., ni desayunado nada

y... comencé a encontrarme mal,

a..., a marearme, no sé.

Mm. Y te caíste...

Mm.

Vale.

No parece que haya ningún sangrado activo,

pero sí que veo que tienes aquí un hematoma importante.

Te duele, ¿no? -Sí. Aquí sí...

¿Has consumido alguna sustancia estupefaciente

o tomas medicación para algo?

No, no.

Beber, no bebo nada.

Lo que sí que tomo son anticoagulantes

para..., para la fibrilación auricular.

Mi ex, Amador, me dejó por una chica de 20 años.

Bueno.

Es verdad que llevaban acostándose tiempo.

Hasta que un día, simplemente me dejó.

El caso es que, cuando me lo dijo, mi corazón dejó de funcionar bien.

Se rompió.

Yo no digo que una cosa tenga que ver con la otra.

Simplemente digo lo que pasó, en el orden que pasó.

Ahora bien, en la vida, no hay mal que por bien no venga

y gracias a todo esto, he conocido a Pablito.

El estrés sí que puede desencadenar un episodio de fibrilación auricular,

pero solamente en personas que estén predispuestas a ello.

Nunca es la causa.

Y por otro lado, el síncope, el desmayo que tuviste,

sí que puede estar relacionado con la fibrilación auricular.

Así que, eso tendré que mirarlo bien.

Mira que te dije que pisásemos el freno, ¿eh?

Cariño, deja de tratarme como a una ancianita, ¿vale?

Bueno. En cualquier caso, Gloria, lo que más me preocupa ahora

es el hecho de que tomes anticoagulantes.

Porque ya sabes que con los anticoagulantes,

hay que tener mucho cuidado con golpes y caídas

por la posibilidad de sangrado. ¿M?

Los anticoagulantes son fármacos que anulan la acción de la vitamina K

y hacen que la sangre tarde más tiempo en coagularse.

Así se evitan la formación de trombos,

que son los coágulos que obstruyen los vasos sanguíneos.

Pero, el principal riesgo que tiene la anticoagulación

es que se produzcan hemorragias difíciles de controlar.

Voy a explorarte a fondo.

Yo me encuentro perfectamente, ¿eh?

Ya. Pues veo que tienes aquí una contusión

en la rodilla izquierda.

Aparte de esto y el hematoma en la frente,

¿te duele en algún sitio más?

Noto aquí un poco el codo...

Aquí en el codo, me he dado un golpe también.

Vaya. Debiste de caer con todo el peso

sobre el lado izquierdo del cuerpo.

Sí, la verdad que... se dio un buen golpe.

¿Puedes mover bien las articulaciones?

Sí.

A ver. Dobla la rodilla... -¿También?

Vale. ¿Estás mareada? -No.

¿Tienes visión borrosa? -No, no.

De verdad... Yo me encuentro perfectamente.

Vale.

(Música)

Raúl regresa a Urgencias, porque su salud ha empeorado.

Le acompaña Mar, una compañera del trabajo.

Creo que tienes fiebre todavía.

Ay, ¿pero qué te pasa?

¿Por qué estás tan borde conmigo?

¿Preferías venir solo?

Cuando te he visto en la oficina, estabas hecho polvo.

No me parecía buena idea.

¡Raúl! ¡Di algo, por favor! ¿Qué quieres que haga?

Yo creo que ya has hecho más que suficiente. ¿No crees?

¿A qué te refieres?

Que lo sé. Que lo sé todo.

Os he visto esta mañana, riendo, desayunando todos juntos,

los jefes y tú, sin parar de reír y pasándooslo pipa.

Podías haberte unido, en lugar de enfurruñarte ahora, sin motivo.

Ah, sin motivo.

Ah, perfecto. Sí, sin motivo...

Si ya lo sé que os vais todo el fin de semana por ahí juntos,

tú y los jefes.

Sí, yo y media empresa.

Los jefes se quieren ir de tapas. Es lógico.

¿Pero, qué hay de malo?

No, nada. Nada, nada.

A priori, nada.

A no ser que esta salida vuestra acabe...

como nuestra última salida juntos.

(Música)

Lo recuerdas, ¿no?

¿O me vas a decir que te has olvidado?

¿Raúl Izquierdo?

Sí, soy yo.

Pues ya puede pasar.

Gracias.

Pues... la tos me ha empeorado.

Mm... Y además ahora, me cuesta bastante al respirar.

Bueno, no me extraña, Raúl.

Porque tienes sólidos sibilantes difusos, con hipoventilación basal.

¿De acuerdo? Esto, para que lo entiendas,

quiere decir que hay como un pitido que no debería estar ahí.

Y en la base basal del pulmón derecho,

parece que no ventila correctamente. ¿Estás bien?

Sí, tengo un poco de escalofríos. ¿Sabes?

Vale. A ver.

A ver si tienes fiebre...

(Pitidos)

38,7, ¿eh? ¿Te tomaste los antitérmicos que te receté?

Sí, el paracetamol que me dio.

Pero, no me ha hecho efecto.

Ya, ya veo.

A ver. Vamos a hacer un electrocardiograma,

analítica de sangre, analítica de orina

y hoy sí que vamos a hacer la radiografía

que tendríamos que haber hecho el otro día, ¿vale?

Escucha, yo te recomiendo que llames a... a tu trabajo.

Y digas que hoy no vas a poder ir. ¿Vale?

Lamento si afecta a tus aspiraciones,

pero... la salud es siempre lo primero.

Sí, no se preocupe, doctor.

Si ya...

Ya no tengo nada que hacer. -Mm...

Mi oficina está llena de trepas, que te meten el codo para subir.

Ya estoy perdido.

Ya, ya. Aunque no te lo creas, sé perfectamente de lo que hablas.

Voy a ver si la sala de Imagen está libre. ¿Vale?

Gracias.

(Música)

Gloria, la paciente con traumatismo craneal, está monitorizada

y en observación, a la espera de los resultados de sus pruebas.

Está preguntado todo el mundo cómo estás.

¿Qué quieres que les diga?

¡Qué... Qué fuerte. Qué... Qué cretino es!. Mira.

¿Ya estás espiando a tu ex, otra vez?

¡Que no! Que no le estoy espiando.

Yo no tengo la culpa de que... no pare de provocarme colgando cosas.

Mira.

¿Qué tienes? ¿Cinco añitos?

Mira. Acaba de colgar, cóctel de marisco, con dos cucharas.

¡Dos cucharas!

Cariño, todo el mundo sube lo que se come a las redes sociales.

Que no, que no, que no, que no.

Los dos sabemos lo que se va a comer después.

Ay, de verdad... -Ah, mira.

¿Qué? ¿Qué haces?

No, espera. Mejor, una sonriendo así.

Bueno, ya que estamos, ¿no?,

nos ponemos a darnos celos en condiciones.

-Venga, vale. Ahí... Morritos...

Mmm...

¿Qué tal?

Hola.

Gloria, el electrocardiograma y el TAC craneal están bien.

Y la analítica de sangre, también.

El INR lo tienes a 2,48, es decir

que no estás pasada de anticoagulación.

¿M? -Mm.

Con suerte todo esto se queda en un chichón,

pero yo prefiero que estés unas horas en observación

para quedarnos más tranquilos.

Vale.

Durante las 24 horas después de un traumatismo craneoencefálico,

se recomienda que el paciente guarde reposo en casa

y evite ruidos y luces intensas.

También es necesario que otra persona vigile

y compruebe cada dos o tres horas si el paciente recuerda cosas básicas

como cómo se llama, lo ocurrido recientemente

o el año en el que vive.

Hola, Ortega.

Hola.

Oye. Vengo a informarte... de que voy a pedir

la radiografía otra vez, de Raúl Izquierdo.

No sé si... si te resulta familiar.

Al que se le denegó el otro día.

No se denegó. Se desaconsejó.

¿Han cambiado las condiciones del paciente?

No sé, tú dirás. Disnea, sibilantes, casi 39 grados de fiebre,

rinorrea acuosa, artralgias...

Podemos esperar un ratito más si quieres,

pero igual se complica un poco...

Daca, por favor, yo no soy el enemigo.

Solo estoy haciendo mi trabajo.

Por supuesto que ahora sí está justificada la radiografía.

Claro que sí.

Es todo lo que quería saber.

(Música)

A ver... creo que no puedes estar aquí, ¿eh?

Bueno, yo creo que antes te has pasado tres pueblos, ¿no?

Me has dejado sin palabras.

Ay, pero yo pensaba que... lo de aquella noche estaba superado.

Pero, parece ser que no.

A ver. Mar, no es eso, pero... Si ya lo sabes.

Que me has gustado desde siempre.

Estoy colado por ti desde el primer día.

Y los dos sabemos que nunca he tenido ninguna posibilidad.

Y de repente, un día, pues... sucede la magia.

Pues... ¿qué quieres que piense?

Pero aquel día bebimos, estábamos a gusto y yo qué sé

y una cosa llevó a la otra.

Yo salía de una relación, además muy complicada

y quería cariño, mimos...

Que ya lo sé, que... si ya lo sé, ya lo sé,

que no tengo ninguna posibilidad.

Pero te confieso que me hice ilusiones por un momento...

Floté en una nube, pero ya lo sé, ya, ya lo sé. Si ya lo sé.

Ya sé lo que hay. Ya, ya he aterrizado.

Vale. Pero entonces, ¿por qué sigues borde conmigo?

Dime algo, Raúl.

(Música)

Los días antes de que nos enrollábamos, tú estabas acatarrada,

¿no?

Sí, estuve dos días un poco floja, pero no llegué a caer del todo.

Si me trajiste tú, de la farmacia, la vitamina C.

A eso voy. Tú remontas milagrosamente

y yo caigo fulminado..., como un misterio.

¿Estás enfadado por contagiarte?

-A propósito. ¿Cómo?

Sí, Mar, sí. Te lo voy a preguntar solo una vez

¿Tú... te enrollaste conmigo solo para pasarme

los gérmenes?

¿Qué? ¿Qué?

Reconoce que el timing ha sido perfecto, ¿eh?

Tú enfermas, te recuperas,

yo caigo enfermo en dos horas prácticamente

y llegan los jefes de Copenhague.

Claro, eso es. Yo te he contagiado adrede para quitarte de en medio

y quedarme yo con el ascenso.

Sí, ahora estoy pensando cómo quitarme del medio

al resto de..., de la agencia.

De hecho, estoy estudiando hasta danés. Sí. Raúl, por favor.

A ver. Dicho así, es cierto. Suena a paranoia.

Pero...

Paranoia, no. Parece que..., ¡es un disparate! ¡Tú deliras!

¡Tú deliras!

Raúl, creo que la fiebre te ha frito el cerebro.

Pareces un niñato.

(Música)

Tras varias horas en observación, Gloria empieza a sufrir

una pérdida de consciencia.

Cariño... Gloria... ¡Gloria! ¡Gloria! ¡Gloria!

¡Doctora! -Va, va, va.

A ver, déjame. ¡Gloria! Gloria, ¿me oyes?

-Mm. -Gloria.

-Amador. ¿Dónde estamos ahora?

¿Amador? ¿Dónde está Amador?

Tiene bajo nivel de conciencia.

Mar, avisa en Rayos, porque vamos a hacer

un TAC craneal urgente.

Mm... Muy bien. Voy.

Vale. A ver.

Las pupilas son isocóricas,

pero son poco reactivas.

¿Y eso es malo?

Eso quiere decir que las pupilas son del mismo tamaño,

pero no reaccionan bien a la luz.

¿Puedes mover las piernas y los brazos?

Bueno, tranquilos, porque vamos a repetir

el TAC craneal, urgentemente, por si ha habido cambios.

Ufff...

(Música)

Durante la radiografía, el estado de Raúl,

el paciente con cuadro gripal, empeora rápidamente.

Mire, doctora, hay sangre.

Bueno, Raúl acaba de sufrir un episodio de tos

que provoca sensación de ahogo y además, expulsa sangre.

A todo esto, tenemos que sumarle la taquicardia, la tensión baja

y la cianosis, que es la coloración azulada de la piel y de los labios.

Tenemos que tener cuidado, porque la situación

podría ser bastante grave.

Ya que, el paciente podría estar al borde de un shock séptico.

Por eso, le hemos trasladado de inmediato a la sala de Reanimación,

donde le hemos administrado suero para remontar la tensión

y una mascarilla con broncodilatadores nebulizados.

(Música)

Pablo espera los resultados del TAC que le están efectuando

a Gloria, su novia.

Pablo, en el TAC craneal, hemos visto que Gloria tiene un hematoma subdural

bastante grande.

De hecho, se encuentra desplazando el sistema ventricular del cerebro

y le ha producido una herniación cerebral.

Ahora mismo está en la UCI y estamos intentando revertir

la anticoagulación lo antes posible.

A ver. ¿Cómo que en la UCI?

No te voy a negar que la situación es bastante grave.

Estamos haciendo todo lo posible por controlar el hematoma,

pero necesitamos tiempo.

(Suspiro)

Quédate aquí y te mantendremos informado. ¿M?

Vale.

Hemos decidido intubar a Gloria y conectarla a ventilación mecánica,

porque el hematoma está produciendo un desplazamiento cerebral

o una herniación cerebral.

Y podría llegar a afectar al centro respiratorio

que se encuentra en el tronco encefálico.

Así que, hemos querido adelantarnos a esta complicación.

(Música)

El doctor Dacaret visita a Raúl Izquierdo,

que se recupera favorablemente del shock séptico.

Hola, Raúl. ¿Qué tal estás?

Creo que un poco mejor.

¿Sí? A ver, te cuento.

Mira, pese a lo que ha ocurrido en la sala de Imagen,

hemos dado la radiografía por válida. ¿Vale?

Y muestran infiltrados difusos bilaterales pulmonares.

¿Sabes lo que...? -No exactamente.

Vale. Eso quiere decir que tienes una inflamación en los pulmones.

Mira. Traigo la radiografía para que lo veas.

¿Ves esta mancha blanca?

Pues esto indica tu dolencia. ¿De acuerdo?

Y además, esto está relacionado con los resultados

de la gasometría arterial, que indican

insuficiencia respiratoria y también con los resultados

de la analítica. ¿Vale?,

que indican un recuento de leucocitos muy bajo.

Para confirmar el diagnóstico, lo que vamos a hacer

es el test del virus Influenza. ¿Vale?

Que es el de..., el de la gripe.

Con este bastoncillo, con algodón en el extremo,

lo que hacemos es coger muestras

de secreciones nasales y faríngeas.

Una vez hemos obtenido la muestra,

lo mezclamos con este líquido que tengo aquí.

Y una vez tenemos la mezcla, simplemente lo colocamos encima

de esta tira reactiva y esperamos unos minutos.

Y ya sabremos si existe el antígeno del virus.

Raúl: es un poco extraño, porque el test del virus Influenza,

ha dado negativo. ¿De acuerdo?

Se podría tratar de un falso negativo. ¿Eh?

Pasa en muy pocos casos.

Pero, teniendo en cuenta la sintomatología que presentas,

que es la de la gripe, tendrías que quedarte

ingresado en la UCI. ¿De acuerdo?

Con el diagnóstico de insuficiencia respiratoria y sepsis.

Y ¿una sepsis es un..., una infección?

Eso es. Exactamente.

Y además te vamos a dar apoyo ventilatorio con BIPAP.

¿Y eso... qué quiere decir?

Discúlpame.

Con el BIPAP, lo que conseguimos es que tengas que hacer

menos esfuerzo a la hora de respirar. ¿Vale?

Y también te vamos a dar tratamiento antibiótico y antivírico.

Esto es todo, Raúl.

Si tienes cualquier duda, pregunta, aquí estoy.

¿Sabe si ha venido Mar?

Eh... ¿Quién es Mar?

Mar... la chica que venía conmigo, más o menos de mi estatura,

pelo ondulado, muy guapa de cara, ojos grandes...

Eh... Pues... Si quieres que avise a alguien más...

No, gracias.

Vale. Bueno, cualquier cosa, estoy por aquí, Raúl. Hasta ahora.

Eres Pablo, ¿verdad?

Amador, el marido de Gloria.

Encantado.

He visto unas fotos que ha colgado Gloria.

Y me he preocupado. Le he escrito

y en vez de decirme que estaba bien, me dice que está ingresada aquí.

Eh... Sí, sí, sí, sí.

Pero ella, ¿qué tal está? ¿Está bien, o...?

Pff... Pues ahora mismo... vamos a preguntar y salimos de dudas. ¿Sí?

Vale.

Tú habías pedido un pepito de ternera, ¿no?

Eso es. ¿Cuál es? -Este.

Pero el mío era con queso. -Sí, con queso.

Este lleva queso. Vale. -Sí.

Muy bien. Pues muchas gracias. Hasta luego.

Disculpe. ¿El horario de visitas de la UCI?

Queremos ver a Gloria Castillo.

¿Sois padre e hijo?

Eh... Hola, doctora.

¿Qué tal?

Juanjo, ya me encargo yo.

Sí. -No te preocupes.

Muy bien. -Bueno. Te presento.

Él es Amador, el ex marido de Gloria.

¿Qué tal? Yo soy la doctora Marco.

He estado llevando a tu ex mujer hasta ahora.

Gloria ha continuado sedada y acaban de llevársela al quirófano.

¿A quirófano? ¿Pero, qué le van a hacer?

Id a la sala de espera y ahora mismo vamos a informaros. ¿Vale?

Vale. -Gracias, doctora.

La cirugía de Gloria consiste en cortar una parte

del hueso del cráneo para poder acceder al cerebro.

Una vez allí, mediante microcirugía, van a realizar una aspiración,

un drenaje del sangrado, del hematoma.

Y después, le administrarán una medicación

para prevenir el edema cerebral.

Porque podría ocasionarle graves consecuencias.

Mira. Te voy a dar un consejo.

Dame.

Nunca le lleves la contraria a Gloria.

¿Por?

No lo hagas.

Si lo haces, se te pondrá a la defensiva.

Vale.

Tú dile a todo que sí. Síguele el juego.

Hasta que ella descubra que se contradice a sí misma.

¿Funciona?

Normalmente, no.

Oye. ¿Puedo hacerte... una pregunta?

Sí.

¿Por qué la dejaste?

(Música)

No sé.

Supongo que a Gloria la quería.

Pero... a veces, solo con querer no... no basta.

Y podría achacarlo a... yo qué sé, la crisis de los 50.

Pero eso sería lo fácil y... y no.

Estaría disculpándome a mí mismo.

Imagino que es que no me conformo con nada.

No me conformo ni con mi trabajo, ni con mi coche,

ni con las mujeres que han estado conmigo.

Un poco triste, ¿no?

(Música)

Pablo, cuídala bien.

Lo haré.

(Música)

A pesar del BIPAP, el estado de Raúl se deteriora rápidamente.

Con fracaso respiratorio e hipotensión.

Como último recurso, no nos queda otra

que intubar al paciente y ponerle ventilación mecánica.

Ahora solo tenemos que esperar a que Raúl reaccione con esto.

Que sí, que lo entiendo. Pero bueno.

Que ya hablaremos con más calma. Sí. Oye. Te dejo. ¿Vale? Hasta ahora.

-Hola. Hola.

¿Cómo estás? -Muy bien. ¿Y tú?

-Bien, gracias. -Mm...

¿Y tu paciente? que... parece que se ha complicado, ¿no?

Sí. Bueno. Sigue en la UCI.

Con ventilación y con bastante medicación, la verdad.

Pero por lo menos, ha salido del shock séptico.

Así que, algo es algo.

Y la tensión y el pulso también están estables.

Ha sido un poco raro, porque dio un falso negativo

en el virus Influenza. No sé.

¿En serio?

-Mm. No me ha pasado eso en la vida.

Ya, a mí tampoco. Pero bueno. Siempre hay una primera vez, ¿no?

Sí.

Como en nuestro caso. Nunca hemos discutido.

Hasta hoy, así, de repente.

Daca, no te lo lleves a lo personal. No hemos discutido.

Hemos tenido una discrepancia profesional.

Ya. Supongo que tengo que ver la parte positiva, ¿no?

A partir de ahora, cuando cometa un error,

pues ahí estarás tú, para echarme un capote.

No te equivoques.

Ya me he extralimitado diciéndote que formo parte

del control de calidad.

No puedo hacer más deferencias.

Si tengo que reportar algo, lo haré. Y espero que lo entiendas.

Claro.

(Música)

Gloria, la paciente con hematoma subdural,

responde bien al postoperatorio.

(Música)

¡Ey! ¡Buenos días! -Mm.

Habéis venido.

Lo... los dos.

¿Pero qué querías que hiciera, después de decirme

que estabas en el hospital? -Mmm...

¿Eh?

Podías haber... llamado..., solamente. ¿M?

Así me quedo más tranquilo.

Además, he comprobado que te dejo en buena compañía.

Mm. Bueno. Me voy.

Mm... No. No.

¿Te vas ya? -Sí.

¿No..., no te quedas un poco más?

No. Aquí sobro.

Bueno.

Lo que hemos dicho, ¿vale?

Cuídate mucho. ¿Vale? -Vale. Igualmente. Venga.

Ey...

(Música)

Un tiempo después, Raúl, el paciente que sufrió una sepsis y fue intubado,

se recupera favorablemente en planta.

Bueno. A ver. ¿Tú qué tal estás? ¿Cómo te encuentras?

Yo... Yo he vuelto a nacer, doctor.

¿Sí? Me alegro. A ver.

Tampoco te desmelenes ahora. ¿De acuerdo?

Porque tendrás que estar, al menos unos tres días aquí,

en planta, ingresado.

Con reposo, con medicación y... y con las gafas nasales. ¿Vale?

Claro.

Por cierto, hay alguien fuera que está esperando para verte.

Ah...

¿Le digo que pase?

Sí, sí, sí, por supuesto, claro.

Venga. Pues os dejo a solas. Venga.

Gracias.

(Música)

¡Mar! ¡Has vuelto!

¡Me siento fatal por..., por todas las tonterías...!

Perdóname. Lo siento. Es que... de verdad

que me siento como un auténtico imbécil.

Un imbécil al que el Sr. Jensen acaba de nombrar

nuevo gerente de área.

Estarás contento, ¿no?

¿Me ha dado el puesto a mí?

Solo quería decírtelo en persona.

Qué menos.

¿Adónde vas, Mar? Por favor.

¿Por qué no te quedas un rato y hablamos...?

Pues primero, porque llego tarde a mi nuevo trabajo.

Y segundo, porque no hay nada que arreglar.

Nuestra amistad está rota para siempre.

Y no por el ascenso.

Sino porque no quiero pasar ni un minuto más

junto a alguien tan mezquino como tú.

Feliz ascenso, Sr. Izquierdo.

(Música)

Tras varios días ingresada, Gloria se recupera y recibe el alta.

Estoy escribiendo a Víctor, ¿vale? para que nos lleve a casa.

-Pablo. Dime.

No vamos a irnos a la misma casa.

¿Por qué?

(Música)

Creo que ha llegado el momento de..., de asumir la realidad

y de ser sinceros.

Mira. Yo ya no tengo 20 años, ni quiero tenerlos.

Yo ya no me recupero igual de bien de las... resacas

ni de los desamores.

Y yo creo que no estoy siendo justa contigo.

¿Me estás dejando, Gloria?

Sí. Sí. Y de verdad, creo que eso es lo mejor para ti.

Mira. Eres... eres joven.

Puedes encontrar a alguien que..., que te dé todo lo que te mereces,

y... y pronto te vas a recuperar de..., de esta decisión.

¿Y cómo sabes lo que necesito? ¡Tú eres lo que necesito, Gloria!

Por eso estoy contigo.

No. Precisamente por eso.

Te mereces estar con alguien que te quiera como tú me quieres.

Y es una decisión tomada y tienes que asumirlo,

igual que yo he aprendido a aceptar que sigo enamorada de Amador,

aunque... aunque él ya no me quiera y no me haya querido nunca.

A ver, que la entiendo. De verdad. Que si quiere dejarme, que lo haga.

Pero... la quería, ¿sabes? Y mucho.

Y de hecho, no sé si voy a ser capaz de tener otra relación.

(Música)

-Hola, Silvia. ¿Qué tal?

¿Te vienes a comer conmigo?

Es que me he pasado todo mi tiempo libre trayendo comida para los demás

y... me he olvidado de comer yo.

Ya. Pues lo siento, Juanjo, pero no puedo acompañarte.

Es que además he quedado y tengo prisa.

Ya.

Y yo creo que no deberías cargarte con tantas cosas,

porque tú eres celador, no hostelero.

¿M? -Sí.

Vale. -Hasta luego.

Chao.

(Música)

Hola, Ginés. ¿Qué tal? Cuánto tiempo, ¿eh?

¿Cómo estás? Me alegro.

Oye, yo sé que te pasaste del negocio de los brócolis a la hostelería.

Quería hacerte una pregunta, ¿tienes experiencia en cafeterías?

Bien. Pues... pues si vienes por aquí dame un toque,

que tengo un posible negocio para ti. ¿Vale?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 26/06/18 (1)

Centro médico - 26/06/18 (1)

26 jun 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 26/06/18 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 26/06/18 (1)"
Programas completos (1018)

Los últimos 1.031 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios