www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4488821
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 22/02/18 (1) - ver ahora
Transcripción completa

-No sé por dónde empezar.

-Empieza desde el principio.

-No, si ya. Pero es que es complicado lo que...

Yo necesito dinero para que no me...,

no nos echen de casa ni a mi madre ni a mí.

Y yo soy tu hermano.

Lamento decírtelo, yo no te pediría dinero si no fuera...

Pero es que es una situación límite y...

-Carlos, yo puedo entender que estés en una situación desesperada.

Pero no te voy a permitir que vengas aquí a mentir sobre mi padre.

Así que vete ahora mismo o llamo a Seguridad.

-Mira, yo no te he mentido y tu padre,

tu padre tuvo otra familia; mira, tengo fotos, cartas...

Y no es que me dejes dinero, es que me des lo que me pertenece.

-¿Qué pasa, Silvia?

¡Mira, de verdad, que me estás poniendo ya muy nerviosa, ¿eh?!

¡Suéltalo ya!

-¡Ay, Silvia, dímelo! -Vale, vale.

Mamá, papá tuvo una aventura con otra mujer

y tuvieron un hijo.

Mami, sé que es muy difícil de asimilar

y créeme que a mí también me está constando.

Pero estamos juntas en esto.

-Inés.

-¿Cómo sabes que se llama Inés? -Yo..., yo sabía que...

-¿Lo sabías y no me dijiste nada?

-A ver, lo sabía pero tampoco es que supiera toda la...

-O sea, ¿que todos lo sabíais menos yo?

-A ver, cariño.

A ver, déjame que te explique, de verdad.

-¿Y también sabes que ahora vienen pidiéndome dinero? -¿Dinero?

Ah, le he pedido una radiografía

porque todo apunta a que es una rotura

pero tenemos que mirarlo.

Pero vamos, yo estoy casi segura. La verdad que..., sí.

Luego seguimos, ¿vale?

-¡Silvia!

Silvia, ¿te pasa algo?

-Esto me pasa. -¿Qué es eso?

-Son los resultados de la prueba de ADN de Carlos.

-Carlos es tu supuesto hermano, ¿no?

¿Y por qué no me lo has avanzado? Te podía haber acompañado.

-No te preocupes, Marta, da igual,

y además, todavía ni siquiera los he abierto, así que...

-Pues no ganas nada posponiéndolo, la verdad.

Ábrelo si quieres.

Estoy aquí contigo.

¿Qué dice?

-La consanguinidad es positiva en el 99,9%.

Es hijo de mi padre.

El reconocido fotógrafo, Fran Barceló, acude al Centro Médico

aquejado de un fuerte dolor de espalda.

-Fran, ¿cómo estás? -Jodido.

-Lo siento, no he podido llegar antes.

He tenido que dejar a Dani en la estación o perdía el tren.

-Pero si en esa moto apenas cabe una persona.

-Bueno, tú y yo hemos ido muchas veces.

-Ya, pero no es lo mismo. -¿Por qué?

-Porque yo soy tu pareja. -¿Y qué?

-Pues que no es lo mismo que sea yo

el que vaya pegado a tu espalda a que lo haga otro tío.

-Ya empezamos.

Pues, cuando conocí a Fran en una exposición de fotos suya,

la verdad que pensé que era el hombre de mi vida.

Era superguapo y...,

y tenía mucha seguridad en sí mismo.

Entonces bueno, últimamente esa seguridad está truncada

porque, cada vez que me ve hablando con algún chaval,

pues se pone muy celoso.

Yo ya le he dicho que a mí los tíos de mi edad no me gustan

y que por eso estoy con él.

-¿Fran Barceló? -Sí, yo.

-Pues ya pueden pasar.

El doctor Dacaret les está esperando en su consulta.

-Muy bien. Muchas gracias. -Es en la primera planta.

-Gracias. -De nada.

-Cariño, mira, no hace falta que te quedes.

Que seguramente no es nada, una contractura o cualquier tontería.

Y así tú te paseas con tus compañeros de clase en la moto.

-Anda, va, tira y déjate de idioteces.

-¿Te quedas?

Gloria ha acudido al hospital porque presenta tos intensa,

fiebre y dolor en el costado derecho al inspirar fuerte.

-¿Tienes algún antecedente de interés?

-Pues tengo artritis reumatoide y tomo prednisona todos los días.

-Vale. ¿La tos es seca o tienes expectoración con la tos?

-Tengo, tengo expectoración, sí.

Además esta tos no solamente no me permite respirar bien.

Tampoco puedo trabajar en condiciones.

Soy locutora de radio. -¿Ah, sí? ¡Qué interesante, ¿no?!

-Sí.

Mi programa consiste en que los oyentes llaman por teléfono,

y, si surge la química, la magia, el amor,

llegan a concertar una cita a ciegas.

El problema es que quieren cancelarlo y a mí reubicarme en Informativos.

Y obviamente yo no estoy nada de acuerdo.

Voy a demostrar a mi emisora que los datos de audiencia

no son lo más importante.

Que un programa tenga poca audiencia no quiere decir que sea malo.

Es más, es bueno y necesario.

Lo que pasa es que en los tiempos que corren manda la imagen.

Y la gente recurre a las mentiras.

Sin embargo, la radio no funciona así.

Nadie llama a la radio porque quiera salir en la radio.

En la radio no hay postureo, todo es de verdad.

Mi programa es auténtico y lo voy a demostrar.

Perdón, doctora. Es que... Siento el "spich";

es que me vengo arriba y..., y no le dejo ni darme el diagnóstico.

-No te preocupes.

Siempre es interesante conocer a gente con las ideas claras.

¿Cómo tiene la tensión, Mar?

-Pues la tensión está estable y la temperatura es de 37,8.

-Sí. Ella tiene también taquicardia, taquipnea,

por lo que veo satura bastante bajo,

y en la auscultación pulmonar

he escuchado algunos crepitantes en uno de los pulmones.

-¿Crepitantes? Eso no suena muy bien.

Eso lo que quiere decir

es que es muy probable que tengas una neumonía, Gloria.

-¡Madre mía!

Nuestra paciente tiene predisposición a sufrir infecciones,

como en este caso, que parece que tiene una infección pulmonar

porque toma corticoides para la artritis reumatoide

y esto le baja las defensas.

Para confirmarlo vamos a hacerte una placa de tórax,

un análisis de orina con antígenos de Legionella y neumococo,

un cultivo de esputo y también quiero una analítica de sangre

y una gasometría arterial.

Y vamos a ponerle ya las gafas nasales con oxígeno,

también hay que ponerle un antibiótico intravenoso,

corticoides y broncodilatadores.

Y Gloria, por supuesto que vas a quedarte ingresada, claro.

-¿Ingresada? Es que eso no es posible.

Yo tengo que sacar adelante mi programa.

-No, Gloria, lo siento muchísimo

pero con la saturación de oxígeno como la tienes,

yo no me puedo arriesgar a darte el alta.

-Bueno, pues si yo no puedo irme a la emisora, vendrá la emisora aquí.

Haré el programa desde el hospital y punto.

-Hombre, pues a ver qué tal te encuentras

para hacer el programa aquí.

Tampoco sé si te van a dar permiso, ¿Eh, Gloria?

-Pues lo intento.

Claro.

-¿Sí?

Eh... ¿Atlántida C?

No, no me suena como editorial, la verdad.

Dime.

¿De verdad?

Vale, no...

Ah, ¿cambiar el nombre de la tira, pero no el del doctor "Pelocho"?

Vale, vale, lo podemos hablar, sí.

Pues no sé. ¿Esta tarde mismo, puedo confirmar algo?

Venga, perfecto, pues hablamos luego.

Gracias. Adiós.

-Hola.

-Hola, sí, adelante, adelante. -Hola.

-Soy el doctor Dacaret. -Neus.

-Encantado. -Fran. Soy Fran.

-Doctor Dacaret. Sentaos, por favor.

Bueno, pues cuéntame.

Verme así de hecho polvo frente a Neus es durísimo.

Acabo de ver en su mirada, sus ojos y...,

no sé, he sentido como que me miraba con lástima, con tristeza,

compasión, no sé.

Es la primera vez que me hace sentir viejo.

Pues mira, venimos porque tengo un dolor en la espalda,

en la parte dorsal izquierda, y no sé a qué se debe.

-¿Te has dado algún golpe? -No, que yo recuerde.

-Vale. ¿Has tosido, fiebre...? ¿Te ha costado respirar?

-No. No.

-¿Eres fumador? -No.

-¿No?

-Bueno, algún cigarrillo de vez en cuando en plan social.

-Vale. ¿Recuerdas si has hecho algún esfuerzo

que te ha podido provocar el dolor?

-Pues el normal cuando se lleva la vida de pareja.

Y ella ya ves cómo está, ella no pesa.

-Fran, no se refiere a eso.

Se refiere a si has levantado cosas de peso últimamente.

-Ah, en el gimnasio, bueno, no creo que me haya excedido.

-Bueno, pase a la camilla, por favor. Te voy a explorar...

Todos sabemos lo saludable que resulta hacer ejercicio físico.

Es un hecho del que se habla mucho últimamente,

lo que no se advierte suficiente

es la necesidad de hablar con un especialista

antes de empezar con el ejercicio

y que nos haga un programa adecuado para cada persona.

Sobre todo para evitar sobrecargas musculares y otro tipo de lesiones,

como creo que le ha pasado a Fran.

-A cierta edad es normal empezar a sufrir lesiones.

-Neus, si no te importa...

Es que si hablas no puedo auscultar, ¿vale?

-¿Qué sabes tú de lo que puedo y no puedo levantar? Es mi cuerpo.

-Fran, te digo lo mismo que a ella. Es que si habláis no...

-Perdona. -¿De acuerdo?

-Perdona, sí. -Venga, vamos allá.

-Pues para ser tu cuerpo lo cuidas muy poco. ¿Eh?

Que a veces pasarse con según qué cosas es peor que quedarse corto.

-A ver qué me pasa, ¿en qué?

-A ver, si me dejáis trabajar, os puedo decir lo que sucede. ¿Vale?

Pero dejad de discutir. -Vale. Sí, perdone.

-Venga.

-No creo que sea por lo del gimnasio, ¿eh?

Debe ser por mi vida de fotos,

que me paso todo el día haciendo contorsiones

para coger el mejor ángulo.

-Vale. Pues puede que sea lo que estás diciendo.

A ver, ¿te ha sucedido antes? -Alguna que otra vez.

Pero no con esta intensidad.

-Doctor, ¿le podría decir

que no haga ejercicio como un veinteañero, por favor?

-Bueno, ya os he escuchado, ¿de acuerdo?

Por lo que me comentas, seguramente sea una dorsalgia,

que es dolor dorsal.

Así que te voy a poner antiinflamatorio intramuscular

y tendrás que estar en observación para ver cómo evolucionas.

¿De acuerdo? -De acuerdo. -Venga.

La dorsalgia o dolor dorsal

afecta a la mitad de la población a lo largo de su vida.

Tiene muchas causas.

Desde deformidades, a mantener una mala postura,

a estar sometido a estrés durante mucho tiempo,

o incluso a procesos degenerativos discales.

Me temo que estamos ante una de estas situaciones.

Un técnico le realiza a Gloria

una radiografía de tórax para determinar si hay una neumonía.

-Sí, sí. Todo listo.

Preparada. Venga, hasta ahora.

-¿Qué tal, Gloria, cómo estás? -Muy bien. Bastante mejor. Gracias.

-Me alegro.

Te cuento, los resultados de las pruebas confirman

que tienes una neumonía.

Así que vas a tener que continuar ingresada con tratamiento.

-Bueno, no hay problema.

Ya tengo todo preparado para hacer el programa desde aquí.

La Dirección del hospital me dio permiso, lo sabes, ¿no?

-Sí, sí, me alegro mucho.

Es una pasada el despliegue que tienes aquí hecho.

-Sí, ¿te quieres quedar un poquito a escuchar?

-No, no, no puedo.

Y decirte una cosa,

que te hemos cambiado el antibiótico por uno más específico.

Porque ya sabemos qué bacteria es la que te está produciendo la infección.

Así que, en cuanto estés un poquito más estable y satures mejor,

te daremos el alta. -Perfecto, muchísimas gracias.

-Nada. -Bueno, que es que empezamos ya.

-Pues no, es que no me puedo quedar, pero que vaya muy bien, ¿eh?

-Muchísimas gracias. -Venga. Hasta luego.

-Sí, sí. Todo listo. Tranquilo.

Bienvenidos una vez más al programa "Love Is on The Air".

Un espacio en el que el amor surge en las ondas.

Pero ¿surgirá o no surgirá en esta ocasión?

Os invito a que os quedéis con nosotros,

si es que queréis descubrirlo.

Además hoy vamos a conocer a una pareja muy especial.

Muy especial por separado porque todavía no se conocen en persona,

ni muchísimo menos en las ondas.

Van a hacerlo hoy, aquí y ahora.

Bienvenidos, Victoria y Álvaro.

-¡Hola! -Hola a las dos.

-¿Qué tal, cómo estáis, chicos?

Yo tengo una pregunta para los dos,

¿por qué habéis elegido este medio, la radio,

para conoceros y no cualquier otro,

como por ejemplo Internet o las redes sociales?

-Bueno, no sé, yo es que creo en el poder de las palabras.

(RIENDO) -Qué intenso, ¿no? -Bueno, sí.

Confieso que he estado ensayando la frase, la verdad.

-Ya, te ha quedado bien, no te preocupes.

Mientras no me hables de mimos, vamos bien.

-¿Mimos? ¿De "mi mamá me mima"? -No, no. Mimos de personas.

No me gustan nada. -Ah, pues empezamos mal entonces.

Es que yo soy mimo.

No, en serio, que ya tenemos algo en común, que a mí tampoco me gusta.

Ni tampoco los tunos, ¿eh? -Yo soy tuna.

-Bueno, hay mucho sentido del humor, eso está clarísimo,

y sobre todo, hay mucha química. ¡Empezamos bien!

-Hola, Daca. -Hola, Juanjo.

-¿Qué tal? -Bien.

-¿Algún caso complicado? -No, no, no, nada que ver.

Es que me ha pasado una cosa un poco extraña.

Me ha llamado una editorial,

y se ve que están muy interesados

en las tiras cómicas del doctor "Pelocho".

Es lo que publicamos mi hija y yo.

-Bueno, ¡qué buena noticia! ¿Y se lo has dicho ya a tu hija?

-No, no, he empezado a investigar por mi cuenta y...,

mira lo que me he encontrado.

Web en construcción. -¿Y has quedado con ellos en algo?

-No, bueno, le he dicho que cuando terminara de trabajar la llamaría.

Pero no sé, creo que quiero investigar por mi parte

y valoro lo bueno, lo malo y luego ya decido lo que hago.

Pasado algún tiempo, a Gloria, la paciente con neumonía,

se le dio de alta con un tratamiento de antibióticos.

Pero ha tenido que volver porque presenta otros síntomas.

-¿Podría atenderme la doctora Marco? -De acuerdo.

Dígame su nombre, por favor, para avisarla.

-Sí. Guzmán, Gloria Guzmán. -Muy bien.

-Ya me atendió el otro día y es que vuelvo con unos dolores que no...

-De acuerdo. Voy a avisarla, espere un momento. -Gracias.

Las audiencias han ido mejorando muchísimo.

Sobre todo gracias a Victoria y a Álvaro.

Se conocieron en el programa que hice desde aquí, desde el hospital.

Bueno, sus intervenciones son geniales.

Yo creo que van a ser pareja seguro.

A ver, tampoco es que los datos de audiencias sean estratosféricos,

pero sí que indican que el programa goza de buena salud.

Perdón, que he venido a hablar de mí y no de mi programa.

-Cuéntame. Cuéntame qué te pasa.

-En mi centro de salud me remitieron aquí

porque llevo unos cuantos días con diarrea y no mejoro.

-¿Cuántas deposiciones haces al día?

-Pues como cuatro o cinco, más o menos.

-Mm. Pues pásate a la camilla, que te voy a explorar.

-Además, me pusieron una dieta astringente y un tratamiento,

pero no he mejorado para nada. No sé.

La dieta es importante para que en este proceso

nuestro cuerpo se mantenga bien nutrido,

pero al mismo tiempo podamos darle un descanso,

podamos dejar reposar a nuestro aparato gastrointestinal.

Para ello lo que se aconseja es tomar arroz blanco,

pollo o pescado hervido o a la plancha,

y de frutas manzana y plátano.

Gloria, sí que estás un poco deshidratada,

y en la exploración abdominal el dolor es difuso.

-¿Y eso qué quiere decir?

-Podría ser una gastroenteritis aguda sin más.

Pero, como estuviste ingresada hace poco con la neumonía

y por tu problema, por la artritis reumatoide,

prefiero comprobarlo para quedarme más tranquila.

Así que voy a hacerte una placa de abdomen,

una analítica de sangre y un cultivo de heces.

Y quiero ponerte suero para que estés mejor hidratada,

loperamida, que es un antidiarreico,

y vas a continuar con dieta astringente.

-Ya. Me imagino que me vas a volver a ingresar, ¿no?

-De momento te vas a quedar en observación;

a ver qué tal va todo.

-Bueno. Ya hice una vez el programa desde aquí y salió bien, ¿no?

Pues ya está.

-El doctor tiene que estar a punto de llegar.

-Te veo muy ansiosa porque eso pase. -Ay, Fran.

Lo digo porque cada vez respiras peor.

De verdad, basta ya de idioteces. Siempre igual.

¿Cada vez que llegue un tío guapo me vas a montar el mismo numerito?

-¿Lo ves? Ahí quería llegar yo. Guapo.

-Hola, ¿qué tal? -Hola. Le cuesta un poco respirar.

-¿Ah, sí? -Sí.

-¿Ha disminuido el dolor, Fran? -No.

-Vale. A ver, inclínate hacia delante un poco...

Con cuidado... Eso es. Vale.

Tras la primera exploración,

dado que es fotógrafo y que coge mucho peso en el gimnasio,

pensaba que se trataba de una lesión muscular.

En cambio, después de la segunda auscultación,

estoy convencido de que tiene algo más grave.

Bueno.

A ver, ponte cómodo...

Mira, sí que he detectado

hipoventilación en el pulmón izquierdo.

-Eso no suena muy bien, ¿no? -Eso de la hipoventilación,

¿lo he podido coger aquí en el hospital?

-Pues lo dudo mucho, la verdad.

Seguramente ya lo tenías cuando llegaste.

Pero claro, como no...,

como no te pude auscultar, pues, pues no lo vi.

-La juventud y la inexperiencia a veces juegan malas pasadas.

-Bueno, a ver, que tampoco tengo tan poca experiencia.

-El doctor no es tan joven.

-Perdona, lo de antes era una broma entre nosotros, lo siento.

-Ya. Bueno, en fin, que, que lo siento mucho.

-Sí, doctor, no se disculpe.

Es culpa nuestra que no le dejamos auscultar bien.

¿O me vas a decir ahora que se lo hemos puesto fácil?

-No.

Bueno, doctor, ¿y qué es lo que tengo?

-Pues mira, en realidad no lo sé.

Tengo una ligera sospecha

pero necesito analíticas y radiografías. ¿De acuerdo?

Así que tendrás que quedarte ingresado.

-¿Ingresado? -Voy a preparar los papeles, ¿vale?

Hasta ahora. -Gracias.

-Qué mala pata.

-La verdad es que el hecho de que Fran

haya evolucionado con esta dificultad respiratoria en tan poco tiempo,

me hace pensar que se trata de algo bastante grave.

Tenemos que esperar los resultados de las pruebas

para decidir cuál es el tratamiento a aplicar.

La doctora Marco le hace una radiografía abdominal a la paciente

para determinar la causa de su diarrea.

-Es que parece una gastroenteritis pero...

Vamos a ver cómo va. -¡¿Qué?!

Pero ¡¿Qué resultados ni qué resultados?!

¡Si hemos mejorado muchísimo!

Pues claro que me altero

y me lo tomo como lo que es, una amenaza.

Mira, si quieres cancelar el programa, cancélalo, ¿eh?

Pero no me vengas con excusas.

-¿Qué tal, cómo estás?

-Fatal.

Sigo con retortijones, la tripa revuelta...

Me mareo...

-¿Has vuelto a tener diarrea? -Sí, claro.

-No te preocupes porque es normal.

Y también es normal que te encuentres débil.

Pero poco a poco

te irá haciendo efecto la medicación que te hemos puesto.

Así que tranquila.

-Doctora, ya están los resultados de las pruebas, ¿eh? -Gracias.

En la placa de abdomen hay gases, pero eso no tiene mayor importancia,

y en la analítica de sangre tienes el sodio un poco bajo,

pero eso es normal por la diarrea y lo podemos corregir con sueros,

y lo que sí que tienes también es una leucocitosis intensa.

Gloria, eso quiere decir que hay una infección.

Gloria, ¿estás bien?

Mar, tómale la tensión.

Gloria ha sufrido un pequeño desmayo, un síncope vasovagal

a causa de la debilidad que le está produciendo la diarrea.

Y muy a su pesar, va a tener que quedarse ingresada

hasta que nos lleguen los resultados del cultivo de heces

y sepamos qué bacteria es la que le está produciendo la infección.

A Fran le están realizando una radiografía.

Porque el dolor de espalda con el que llegó

no ha disminuido y cada vez respira peor.

La radiografía de tórax ha confirmado lo que esperaba.

Y es que Fran presenta

un neumotórax izquierdo con colapso completo

y derrame pleural izquierdo.

Esto quiere decir que hay acumulación de líquido y aire entre la pleura,

que es la membrana que recubre el pulmón y el mismo pulmón.

Todo esto dificulta su respiración.

-Suena grave, ¿no?

-Bueno, un simple resfriado no es. -¿Se pondrá bien?

-Bueno, he estado mirando los resultados de las pruebas

y en el electro todo parece normal, y la analítica sí que revela

que estás pasando por un proceso infeccioso.

-¿Y ahora qué hay que hacer?

-Pues tenemos que hacer un procedimiento

que se llama toracostomía. -¿Una qué?

Con este procedimiento pretendemos extraer el líquido y el aire

que está acumulado alrededor del pulmón con dos objetivos:

el primero, analizar el líquido para conocer la causa,

y el segundo, aliviar la presión del pulmón.

Mira, después de pasar por este procedimiento

deberías empezar a respirar mejor, mientras seguimos estudiando tu caso.

-Y ¿tiene riesgo?

-Bueno, pensad que toda intervención conlleva su riesgo.

Esta se considera de corta duración y de riesgo menor.

Así que, en principio tranquilidad, ¿vale?

Mira, te he traído esto para que me lo firmes.

-¿De qué se trata? -Es... Pues un consentimiento.

-Ahora se lo firma. -Perfecto.

-Bueno, tendré que leerlo. -Sí, bueno, no hay prisa, ¿eh?

Léetelo con calma y luego paso y lo recojo. -Muy bien.

-Venga. Hasta ahora. -Hasta ahora.

-Bueno, pues ya hemos escuchado a Vanessa y a Jesús.

Y ahora ya, para finalizar el programa,

vamos a dar paso a nuestra pareja protagonista, los más enamorados,

los más carismáticos; los más "In Love".

Bienvenidos, bien hallados, Victoria y Álvaro.

¿Victoria? ¡Álvaro! ¿Estáis ahí?

-Sí. Estoy aquí. -Sí. Yo también estoy aquí.

-Chicos, ¿pasa algo?

-Bueno, digamos que hay discrepancias.

-Bueno, eso es absolutamente normal,

ya sabéis que en cualquier pareja pues se presentan desavenencias

y bueno, sería absolutamente aburrido estar de acuerdo en todo.

Y además imposible, por otro lado. -Sí. En eso estoy de acuerdo.

A ver, Victoria se ha cabreado porque yo defiendo la venta por Internet.

-Perdona que te interrumpa, pero eso quita puestos de trabajo

y es el exterminio del pequeño comercio.

-Pues sí, es así pero no puedes ponerte una venda

y negar lo que ya está ocurriendo. Hay que progresar.

-¿Me dices que no quiero ver la realidad?

-Pues sí, exactamente.

(Riendo con sarcasmo) -Bien, pues ahí van unos kilitos de realidad:

eres un pomposo, inaguantable y por eso no tienes pareja.

-Y tú acomplejada, que no acepta críticas.

-Eres un cretino... -Bueno, chicos.

Vamos a relajarnos un poquito,

y yo creo que llega el momento adecuado para escuchar una canción,

y a la vuelta retomamos la conversación un poquito...,

pues eso, más relajados. Con mejor onda.

-De verdad, la que estás liando, ¿eh?

-¿Por qué me dices eso?

-Bueno, porque llevas una hora

para firmar el dichoso consentimiento y es puro trámite.

-Bien tenía que leer la letra pequeña, ¿no? -Ah, ya.

-Es lo normal. -Hola.

Perdón. -Hola.

-Creo que es usted el próximo pasajero.

-Pues ningún problema, mientras no sea el octavo...

No te preocupes,

que ella no había nacido cuando estrenaron la peli.

-Ah, ya. -Bueno, la película la he visto.

Lo que pasa es que estoy preocupada y no tengo ganas de reírme.

-Cariño,

mira,

quiero que ahora te vayas,

y no vuelvas hasta que me den el alta. ¿Vale?

-Pero ¿por qué dices eso?

-Porque no me gusta que me veas así. -Bueno. Pero Fran, yo no...

-Mira, no quiero discutir, hazme el favor.

-Bueno. ¿Pero me vas a dar una razón?

-Tú lo que quieres es estar aquí

para tontear más rato con el joven médico guapo.

-Bueno, yo, si eso, vuelvo en un par de minutos, ¿eh?

-No, no, no se preocupe, quédese que la que se va soy yo.

-Sí, pero es que nosotros en la Fundación

tenemos muchos proyectos en marcha.

No podemos paralizarlo todo.

Pero ¿de verdad no hay nada que se pueda hacer?

Vale. Gracias. Gracias. Hasta luego.

-¿Qué te han dicho? -Que la prueba genética es válida.

Que si quiero lo puedo dejar en manos de un juez,

pero para lo único que serviría

sería para retrasar lo que ya evidencia la prueba.

Que es que es hijo de mi padre.

-Entonces eso implica que él también es heredero.

¿Y ahora qué se hace?

¿Tienes que darle un porcentaje de la fundación, o dinero, o...?

-Mira, Marta, de verdad.

-Perdona la pregunta pero ¿qué edad tienes?

-Sí, podría ser su padre.

Si es lo que quieres saber. -No, no te lo decía por eso.

Te lo decía porque yo creo que tú y yo somos de la misma quinta.

Y que sepas que yo tuve una relación con una chica mucho más joven que yo.

-Tenías, eso quiere decir que ya no la tienes.

-Bueno. -Siempre se van.

-Ya, pero no... No te voy a contar mi vida ahora.

Pero, si me lo permites,

esa chica..., esa chica te quiere.

Y si te alejas de ella es por miedo.

Y eso no es cosa ni de mayores ni de jóvenes,

sino de críos.

Gloria está a la espera de recibir los resultados del análisis de heces

que le han realizado.

-Pero ¿qué quieres? ¿Sensacionalismo?

¿Frikis? ¿Extraterrestres? ¿Abducidos?

-No, no, si me lo has dejado claro.

Clarísimo.

-¿Prefieres que me pase luego?

-No, tranquila. Que es que es por el trabajo.

¿Se sabe algo de lo mío?

-Los resultados del cultivo han dado positivo para una bacteria

que se llama Clostridium difficile.

Esta bacteria es la causante de la diarrea,

y todo ha sido consecuencia

de los antibióticos que te dimos para la neumonía.

-Pero no tiene sentido.

El antibiótico lo que hace es curar la infección, no provocarla.

-Sí, es verdad.

Pero los antibióticos provocan un desequilibrio en la flora intestinal,

y esta bacteria ha aprovechado para reproducirse y provocar la infección.

-Bueno.

-Ahora vamos a ponerte un antibiótico que se llama metronidazol. -Bien.

-¿Cómo va el programa? -Pues mal va mal, no sé.

Para mí la radio es un universo mágico.

Mis padres tenían siempre puesta la radio cuando yo era pequeña.

No sé... La radio es como la banda sonora de mi vida.

-Ya, te entiendo.

En mi casa también se ponía mucho la radio.

Mi padre era muy de radio.

-Pues ahora mis jefes quieren acabar con toda esa magia.

Y jugar al sensacionalismo:

Hacer un programa en el que la gente, en lugar de hablar discuta,

en lugar de escucharse se grite...

En fin. -Ya, o sea,

que al final no quieren quitarte el programa,

¿pero sí que quieren cambiar el contenido?

-Sí, sí. ¿Te acuerdas de Victoria y Álvaro, la pareja estrella?

Bueno. Pues el último día, estuvieron muy raros. Discutieron muchísimo.

Y eso a mi jefe, en lugar de molestarle, le encantó.

Tanto es así que quiere que ahora sea la línea editorial de mi programa.

Y me ha puesto un ultimátum,

o acato sus órdenes o me busca una sustituta.

-¿Y qué vas a hacer?

A Fran, el fotógrafo con problemas respiratorios,

se le realiza una toracostomía.

En el procedimiento que le hemos realizado a Frank,

hemos podido comprobar

la presencia de sangre en el líquido que extrajimos.

Así que hemos decidido dejarle el drenaje torácico

para disminuir la máxima presión posible del pulmón izquierdo.

La situación es bastante grave.

Tras el drenaje torácico,

Fran, el paciente aquejado del dolor de espalda,

comienza a tener una buena evolución.

-Hola, Fran. ¿Qué tal estás? -Bueno.

-Mira. Traigo buenas noticias. ¿De acuerdo?

Por un lado te podemos retirar el drenaje

porque ha desaparecido el derrame.

Pero en cambio el neumotórax persiste.

Y la única forma de solucionarlo es pasando por quirófano.

-O sea que hay que operar. -Sí. Eso es.

¿Y Neus?

-No está.

-Ya.

Bueno, lo digo porque quizá

te apetecería hablar con ella un rato antes de..., de la intervención.

-¿Pero es que es una operación peligrosa?

-¿Eh? No, no, no, no. Tranquilo.

Además, que se encarga un cirujano experto, no un amateur, como yo.

-Te ruego me disculpes. -Que no pasa nada.

Si me han dicho cosas mucho peores.

Bueno, a ver, vamos a hacer las pruebas pertinentes,

antes de la intervención. ¿De acuerdo?

-Bien. -Me voy.

Entonces, si me encuentro a... Neus, ¿qué..., qué le digo?

Bueno. Tranquilo. Descansa.

-Gracias.

A pesar del tratamiento, Gloria no ha mejorado.

Y tras hacerle una ecografía abdominal,

la doctora Marco ha decidido efectuarle

una endoscopia con biopsia de la mucosa intestinal.

Es un hecho que el tratamiento que le hemos puesto a Gloria

no está funcionando.

Y eso es porque la cepa de la bacteria que le está afectando

es resistente al metronidazol, al antibiótico.

Vamos a cambiárselo, y espero que evolucione bien pronto.

Porque si no,

podría derivar en una perforación intestinal, o incluso en una sepsis.

Con este antibiótico sí que hemos acertado.

-Qué bien, menos mal.

-Todavía no me han llegado

los resultados de la biopsia de la mucosa intestinal.

Pero sí que parece ser

que era otra cepa de la bacteria Clostridium difficile.

Si sigues así, en unos días te daremos el alta por fin.

-Qué bien. Muchísimas gracias por todo.

Sobre todo por aguantar mi chapa personal.

Bueno, es que entro en 30 segundos. ¿Te quedas a escuchar el programa?

-Ah, ¿sí? -Sí, sí.

-¿Te importa que me quede?

-No, no, perfectamente. -Porque ahora tengo un hueco y...

-Estoy lista. Sí, tranquilo. Todo listo.

Soy Gloria Guzmán, y esto es "Love Is on the Air".

Bienvenidos, una vez más, a "Love Is on the Air",

para mí hoy es un programa muy especial.

Hoy, después de mucho tiempo dedicada a esta emisora, y a este programa,

tengo que anunciaros que me voy.

Ha sido una decisión muy meditada,

aunque también, para no engañaros, me he visto un poquito obligada.

Pero no quiero marcharme

sin daros las gracias a todos y cada uno de vosotros.

A los que habéis llamado y habéis conseguido pareja,

a los que no lo habéis conseguido,

a los que simplemente habéis escuchado,

de verdad, muchísimas gracias.

No quiero emocionarme ni convertir esto en una eterna despedida,

pero sí que os quiero decir

que para mí ha sido una enorme satisfacción haber sido, un poquito,

vuestra doctora Amor.

Gracias de verdad.

Fran, el paciente al que se le diagnosticó un neumotórax,

se recupera de la operación que se le realizó hace unas horas.

-Hola.

-El doctor me ha dicho que ha salido todo muy bien.

-Sí.

Bichito, no me llores, ¿eh?

-No.

Es solo que...

Que cuando me ha llamado me... Me he asustado.

Eres un poco idiota.

-La verdad es que sí.

Que solo quiero pedirte perdón.

Porque, si algún día me dejas,

que sea por una razón de peso, y no...

Yo qué sé. Porque soy mayor, o porque has conocido a otra persona,

o yo qué sé qué.

Pero, mientras tanto,

quiero que estemos muy bien.

Y no alejar de mí a la persona que más he querido y quiero en mi vida.

Porque te quiero, cielo.

-¿Has hablado con los tíos de los cómics?

-No, ne momento no.

-Ah. ¿Y se lo has dicho a tu hija? -Tampoco.

Es que a ver, Juanjo. Mira, tengo un dilema mental.

No paro de pensar y tengo una lucha interna,

porque creo que no sería capaz de compaginar las dos cosas.

-Pero ¿qué dices? ¿Cómo que no vas a ser capaz?

¡Pues claro que sí, hombre!

Pero insisto, ¿se lo has dicho a Marta?

-No, no, no he hablado con ella.

-Pues disculpa, pero yo creo que deberías de decírselo.

Porque tú eres el que escribe las historias.

Pero ella es la que hace los dibujos.

Y el futuro de este trabajo depende de los dos, de ella y de ti.

Al mismo nivel. ¿Entiendes? -Sí, sí.

Vale. Gracias. Pues... Pues creo que voy a llamarla.

-No hay de qué.

-Venga, hasta ahora.

Hola, Marta.

Sí, sí, claro, soy papá.

A ver, que te quiero contar una cosa.

Mira, me ha llamado una editorial.

Sí. Que están muy interesados en las tiras cómicas y querían una reunión.

Y no sé, te quería preguntar si te parece bien.

¿Seguro?

Muy bien.

Vale, pues esta tarde paso por casa, te recojo y vamos.

-¿Qué tal? -¿Qué tal? ¿Ya se te ha pasado?

-Sí, Marta, lo siento. Perdóname.

-No te preocupes,

que hoy me he levantado de buenas y no te lo voy a tener en cuenta.

Silvia, quiero que sepas que...

Que te voy a apoyar y voy a estar contigo en todo momento.

Como hiciste tú con lo de Curro.

Decidas lo que decidas.

-¿Pues sabes qué?

Creo que ya sé qué es lo que voy a hacer.

-Ah, ¿sí?

-Voy a ser consecuente con lo que pienso.

-Pues me parece muy bien.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 22/02/18 (1)

Centro médico - 22/02/18 (1)

22 feb 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 22/02/18 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 22/02/18 (1)"
Programas completos (1136)

Los últimos 1.149 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios