www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4385328
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 21/12/17 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Oye, ¿tienes un minuto?

Es para comentarte lo que te dije antes,

sobre el grupo de apoyo que he creado con el doctor Naya.

Verás, he oído hablar de él.

Un grupo de apoyo a la desintoxicación, ¿no?

Bueno, es un proyecto que nos parece muy interesante

y creemos que estaría muy bien

que alguien del propio hospital participase.

¿Un adicto?

¿Un adicto del propio hospital?

Y si es un médico mucho mejor, ¿no? No te sientas ofendido.

Pero sí que pensamos que de alguna manera

tu presencia podría animar a otras personas a que...

O a otros adictos.

Mira, Pepa,

no voy a participar en ninguna terapia de apoyo

a la desintoxicación en mi propio trabajo;

por muy interesante que sea el proyecto.

¿Tú qué haces aquí? Eso digo yo:

¿qué haces aquí perdiendo el tiempo en lugar de estar estudiando?

Es que Mari Carmen está en el hospital.

Yo no puedo estudiar sin Mari Carmen.

Oye, escúchame: Mari Carmen ya no es tu profesora

porque le has faltado al respeto.

Pues hasta luego, chico, ¿qué quieres que te diga?

Marcos, ¿me quieres decir qué te pasa?

Que no me pasa nada, papá.

Estoy aquí, con Cuco, pasándomelo bien.

Después de clase, como siempre.

Lo que no sé es qué haces tú aquí.

Marcos. ¡¿Qué?!

No vas a ir al concierto. ¡¿Cómo?! ¿Por qué?

Primero, ¡porque no me dijiste que mamá te lo prohibió!

Y después: ¡has sacado muy malas notas!

¡Y ese comportamiento que tienes con Mari Carmen!

¿A ti te parece normal?

Papá, yo a Mari Carmen no le dije absolutamente nada.

Y tú haces siempre ¡todo lo que quieres

sin consultarme ni a mí ni a mamá!

¿Y sabes una cosa? ¡No pienso escuchar a un borracho!

Voya asistir a tus reuniones. ¿Ah, sí?Sí.

-¿Algún problema? -Este es su coche, ¿no? -Sí.

-Está aparcado en la zona de residente.

-Lo sé. ¿Y? -Que no hay tarjeta de residente.

-Bueno, eso... No puede ser. Es... Em... Espera, no;

debe haber un error.

Bueno, tú lo tienes que conocer porque lleva aquí mucho tiempo.

Bueno, está todos los días. Se debe haber caído o algo.

-Sí, bueno. Es mi zona, pero...

Pero la verdad es que no reconozco su coche.

-No, espera. A lo mejor se ha caído, disculpa, ¿eh?

-No, no, no. Sin prisa, sin prisa. -Voy a buscar las llaves que...

Ha habido un error o alguna cosa porque...

-No..., no encuentra las llaves, ¿no? -No, no. Lo cierto es que no.

Es... Espérate. -¡Ey!

-¡Ah, ah, oh! -¡Ey, voy a llamar a la ambulancia!

Tranquilo, tranquilo. -Sí. Por favor. -¿Sí?

Ramón llega al hospital

después de haber sufrido un dolor muy fuerteen la calle

mientras discutía con Luna,

la agente que estaba poniéndole una multa.

Le he pedido permiso a mi jefe para quedarme con Ramón

hasta que aparezca un familiar o sepa que está bien.

-Ramón, me han comentado que te has dado un golpe

en la parte baja de la espalda, ¿no? -No. No.

Lo que ha pasado es que me he agachado a coger una mochila

y me ha dado un pinchazo en la base de la espalda muy fuerte.

Y desde hace unos días me duele la cabeza

y tengo calambres en las piernas. -Vale.

¿Has hecho algún esfuerzo excesivo?

No sé, ¿vas al gimnasio

o trabajas mucho tiempo...?

-No. No. Yo supongo que es por el trabajo y por los niños

y... Bueno, y porque me estoy separando y eso.

-Vale. Te voy a echar un ojo, ¿de acuerdo?

A ver. Avísame si te duele. -Claro.

-Venga.

-¡Ay, ay!

-¿Ahí? -Sí.

-Vale. ¿Por aquí qué tal?

-¡Ay, también, también! -También, ¿no?

Escucha, ¿te puedes tumbar? -Bueno, lo puedo intentar.

-Venga, vamos allá. Te ayudo. -Vale, con calma... Vale.

Ramón no tiene fiebre, las constantes son normales

pero responde con dolor a la palpación de la zona de la cadera,

las lumbares y también los glúteos.

Este dolor le afecta a la movilidad de la pierna derecha,

causándole cojera.

Así que sospecho de una lumbalgia, una coxalgia o bien una bursitis.

Sonia viene a consulta en compañía de su hija Raquel

porque lleva un tiempo con acidez y molestias estomacales.

-Qué malísima cara.

No voy a tener que fingir que estoy enferma para hacerme una foto.

-Mamá, no te vas a hacer una foto en el hospital.

-Háztela conmigo, sí. -No.

-Háztela conmigo. -No me voy a hacer una foto contigo.

-Ven aquí, cariño. -Tú tampoco te vas a hacer...

-Que esto es un titular: que me acompañas al médico.

Ven aquí. Vamos. -Mamá, ¡que no me hagas una foto!

-¡Oooy, voy a poner carita de enferma!

¡Uy! Eso engancha muchísimo. -Mamá.

-Mira, ¿así?

-Para.

-¿Te da vergüenza? -Sí. Me da vergüenza.

Me está dando mucha vergüenza. ¿Qué haces?

-Más mala todavía.

-¿Sonia Villar?

-Voy.

Vamos, vamos.

No veas la cantidad de "likes" que voy a tener cuando salga.

Y la cantidad de gente preguntándome que cómo estoy.

-Vale, vale. Venga, vamos. -Voy, voy, voy.

Pues cuénteme.

Bueno: Pues yo tengo una molestia aquí, en la boca del estómago como...

como si me costara hacer la digestión.

Ya. ¿Toma algún medicamento?

Sí. Es que me recetaron un protector de estómago para la acidez.

Pero la verdad es que no me hace nada.

¿Y no toma nada más? Nada. Nada de nada.

Estoy como una rosa.

¿A que no se imagina la edad que tengo?

50. 50.

Que lo pone en el historial. ¡Ay, es verdad!

Yo pensé que era usted un doctor listísimo.

-Bueno, mamá, ya está bien, ¿no?

¿Y lo del hierro, qué? ¿No se lo dices?

-Que tomo hierro porque tengo un poquito de anemia,

pero que tampoco he logrado quitármela.

¿Y hace alguna dieta? Nada. Nada de nada.

Eso sí: deporte todos los días.

La anemia es un déficit de hemoglobina o de glóbulos rojos

que provoca un mal transporte de oxígeno en sangre.

Una de las causas puede ser

una carencia de hierro por una malnutrición

o por una dieta pobre en hierro.

Vale, Ramón, pues ya estamos. Venga. ¡Arriba!

Mira, vamos a ver; escucha:

la lumbalgia es el dolor localizado en la parte baja de la espalda.

La coxalgia es el dolor en la zona de la cadera,

y la bursitis es la inflamación de la bolsa que recubre los huesos

y las articulaciones de esa zona. ¿Vale?

Por ahora, viendo los síntomas que presentas,

la verdad que podría ser cualquiera de las tres cosas.

-Y entonces, ¿qué podemos hacer?

-Pues mira, tendrás que quedarte ingresado, ¿vale?

Para hacer una serie de pruebas

y te daremos medicamentos para paliar el dolor que sientes.

-Bueno, si no hay más remedio, pues...

-Bueno, pues tenemos que hacer eso.

Ahora vendrá un celador, ¿de acuerdo? Voy a preparar el ingreso.

-Venga, gracias. -Hasta ahora.

-Hola. -¡Hola!

-Soy Luna. ¿Podría pasar a verle? -Sí, claro. Adelante.

-Gracias. -Venga.

-Hola. -Buenas.

Oye: muchas gracias por quedarte. -No hay de qué.

-De todas maneras, si quieres puedes irte; tengo que quedarme ingresado.

-Lo siento. Lo siento mucho. -Ya.

Oye, que... Mira, me gustaría que,

si pudiéramos hacer algo con la multa y...

-¿Hacer algo? ¿Como qué?

-Mira: a mí no me gusta contar mis miserias. Pero...

Pero no tengo un duro. No tengo un duro porque mi ex

se lleva todo el dinero que tengo

y apenas tengo lo justo para pagar el piso.

Así que..., de verdad. Te ju... Es que es en serio.

Te juro que tengo, tengo la tarjeta de residente

y, lo que me gustaría demostrarte es que todo ha sido un mal entendido.

Yo tengo mucho respeto por tu profesión, y sobre todo no quiero,

no quiero ponerte en un compromiso, ni nada por el estilo.

-Pero... Bueno, lo único que se me ocurre es volver mañana,

ver si estás mejor

y acercarnos al coche a ver si está la tarjeta.

-Bueno, si encuentro las llaves, claro.

Sí, sí. Me parece bien. Sí. Pues nada. Nos vemos mañana.

-Sí. Hasta mañana.

-Hasta mañana.

-No sé si estoy actuando bien.

Definitivamente esto no es una medida muy ortodoxa, pero bueno.

Siempre hay excepciones, ¿no?

Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Además, que no creo que pase nada

por dejar este asunto en "standby" hasta mañana.

Bueno, pues no detecto ninguna anomalía a la palpación.

Y las constantes están dentro de la normalidad.

-Muy bien. -Y esto ya está.

Perfecto.

En la analítica veremos cómo está la anemia.

De momento todo apunta a un problema gástrico.

Puede ser una gastritis, una infección por Helicobacter Pylori,

o una hernia de hiato.

O una resaca.

Bueno, la derivaré a Digestivo para que le hagan una gastroscopia.

La mayoría de las veces desconocemos la causa de la dispepsia.

Es una indigestión que provoca molestias

en la parte alta del estómago.

Para prevenirlas debemos evitar las comidas copiosas,

relajarnos después de comer y masticar muy bien los alimentos.

¡Marta! ¡Hola!

¡Hola! ¿Qué haces por aquí? Nada, aquí; esperando a mi padre.

Muy bien. ¡Uy! ¿Y esto? ¡Qué bonito, ¿no?!

Bueno, es una tontería. ¿Cómo que una tontería?

¡Por favor, pero si está genial!

Pero ¿esto lo has hecho tú? Que sí.

¿Estás segura? Que sí.

¡Madre mía! Mira, yo solo sé dibujar personas con palitos y con círculos.

Tú ríete, pero de ahí no salgo. Tampoco es tan complicado, ¿eh?

Vaya. Para ti que sabes. ¡Qué bonito!

Tu padre tiene que estar muy orgulloso, ¿no?,

de tener una artista en casa, jo. Bueno, tampoco me hace mucho caso.

Y es que estoy harta; porque, como tengo distintas aficiones,

pues nunca me toma en serio. A ver, Marta, hija.

Tienes que reconocer que en menos de un año,

¿cuántas aficiones has tenido que te han apasionado?

Vale. Pero tampoco es ningún pecado. No. Si pecado no es.

Pero claro, tu padre no sabe diferenciar

lo que realmente es importante para ti de lo que es pasajero, mujer.

Pero bueno, es que para mí todos son importantes.

Pues te digo una cosa: esto lo tiene que ver, ¿eh?

Porque esto es una obra de arte. Bueno...

Que le va a encantar, te lo digo yo. ¡Ah, mira!

-Hola. -Hola.

Hola. -Marta, ¿nos vamos?

-Sí.

Bueno...

-Recojo...

-Vamos. -Adiós.

Hasta luego. Adiós, Clara.

Un médico de digestivo ha realizado una gastroscopia a Sonia,

para estudiar el estado de su esófago y pared estomacal.

Aquí dice que la anemia continúa

y en la prueba rápida de ureasa que le hicieron durante la gastroscopia

se descarta la presencia de Helicobacter Pylori.

Es la bacteria responsable

dela mayoría de las infecciones estomacales.

Pero... se ven unas manchas blanquecinas

en la parte intermedia del esófago

que a primera vista podrían ser candidiasis.

-¿Cómo?

¿Usa protección en sus relaciones sexuales?

-Pues sí. Desde que no tengo pareja estable, siempre lo intento, sí.

-¿Que lo intentas?

¡Mamá, que intentarlo no es hacerlo siempre!

¡Hacerlo a rajatabla! -Bueno, chsss, venga, ya.

-Le voy a dar un tratamiento antifúngico y...

Espero que se ponga bien. Yo también.

Pues ahí lo tiene. Vale.

Bueno, pero no ha estado mal la visita, doctor.

Gracias, doctor. Nada. No hay de qué.

Hasta otra. Gracias.

Bueno, venga, dame que tú todo lo pierdes y eres un desastre.

-¡Mira, mira! Tantos "likes" como las fotos en bikini.

Mira, muchísimos.

-Pues no me extraña, con el tipo que tienes.

-Anda, no seas impertinente.

Hija, ¿por qué me tienes que aguar siempre la fiesta?

-Hombre, es que si no estuvieras todo el día de fiesta,

sería más fácil no aguártela.

-¡Ay, mira, otro "like"! Este quiere algo, seguro.

Eso es lo que tienes que hacer tú:

quedar más con los amigos y salir un poquito.

-Yo ya salgo, Mamá. -Ya. Nada de eso.

Que lo sé por las redes. Otro "like"

-Bueno, es que tengo otros perfiles que tú no conoces. -¿Cómo?

O sea, que yo te lo cuento todo, ¿y tú tienes perfiles secretos?

-Pues sí. -Pues mira, paso. Otro "like".

-No, si ya sé que pasas. Ya lo sé. Venga, vamos.

Ramón, el paciente que llegó al hospital tras una caída provocada

por un dolor punzante en la pierna derecha,

se somete a una radiografía de columna y cadera.

Bueno, nada relevante, ¿no?

En principio en la radiografía de Ramón no hay datos a destacar.

Sí que hemos visto signos incipientes de una artritis,

quizá algo anormales para la edad que tiene.

Pero bueno, en ningún caso

justificarían la sintomatología que presenta.

Bueno, Ramón, en las pruebas no he visto nada que sea relevante.

Lo que sí que está claro es que la medicación ha funcionado.

Así que te voy a dar el alta,

también te haré una receta con antiinflamatorios

para que te tomes en casa.

Muy importante: acuérdate de coger cita con el traumatólogo.

-Bien. Bien, gracias.

-Oye, ¿piensas irte a casa solo o te recoge alguien?

-Bueno, a ver... Con la hora que es, yo creo que me han dado plantón.

Pero al menos he encontrado las llaves en la mochila.

Es que a veces soy un poco desastre. -Ya.

Bueno, yo personalmente te recomiendo que te vayas en taxi.

-De acuerdo. -¿Vale?

-De acuerdo, gracias.

-Mira: aquí tienes la receta. -Perfecto.

-Bueno, Ramón, que vaya bien. -Gracias. Hasta luego.

-Hasta ahora.

-A ver, que no salga de aquí, ¿de acuerdo?

Yo es que a esta chica ya le había echado el ojo.

No sé. No..., no soy de piedra.

Supongo que las mujeres con uniforme me ponen, pero...,

pero creo que no tengo muchas posibilidades con ella.

El hecho de que no haya venido no es buena señal.

Javier. Hola, Ramón.

Oye, que ¿va todo bien?

Es que me ha extrañado que me llamaras para tomar algo.

Hace tiempo que no lo hacemos.

Por eso: antes lo hacíamos a menudo. Ya.

Verás, el caso es que Pepa me dijo el otro día

que estás yendo al grupo de apoyo del hospital.

Ya estamos con el famoso grupo de desintoxicación, ¿no?

¡De verdad, qué pesaditos estáis todos!

Bueno, tranquilo.

Que yo no me voy a meter en lo que debes o no debes de hacer.

Solo quiero decirte que cuentes conmigo para lo que sea.

Me dijo que Andrés, tu compañero de apoyo,

pues no está pasando un buen momento y...,

lo mismo necesitas hablar con otra persona.

Mira, precisamente por esto, es por lo que no quería ir al famoso grupo.

¡Para no ser la comidilla de cualquiera!

¿De cualquiera?

Perdona, no..., no me refiero a ti.

Oye, de verdad, que no hace falta que te preocupes.

De acuerdo.

Bueno, ya que me has traído hasta aquí,

por lo menos invítame a un café. Pídelo.

-Me hubiese gustado ir a verte. -¡Vaya!

-Pero el trabajo no me lo permitió. -¡Bah! No mientas.

Tampoco te esperaba, ¿eh?

Por cierto...

¡Tachánnn! -¡La tarjeta!

-¡Y la tarjeta!

Bueno, entonces supongo que nos vamos olvidando de la multa, ¿no?

-Me parece bien. -Sí.

Bueno, pues nada, que ya está. -Sí. Ya está.

-Oye...

¿te apetecería ir a tomar algo? -Vale, sí.

-¿Sí? -Sí.

-Genial. Bueno, yo conozco un bar aquí al lado, si quieres.

-Bueno, si entramos en un bar y yo vestida de uniforme,

van a pensar que te llevo detenido.

-Bueno, no sé. ¿Tienes esposas? -La puerta.

-Sí, perdona. La puerta.

Por cierto, con lo de las esposas... -¡Qué osadía! No llevamos esposas.

-Uy, yo no sé, yo no sé. A lo mejor llevas unas esposas...

Tras haber sido dada de alta y con tratamiento para la candidiasis,

Sonia vuelve al hospital porque está muy débil y con fiebre.

A ver, Sonia. Tiene usted la tiroides un poco inflamada.

Y además veo que tiene unas décimas.

Vamos a ver: en su historial leo que,

la última vez que estuvo aquí en el hospital,

se le diagnosticó una candidiasis esofágica.

Eso es. Correcto, ¿no?

Mar, por favor; prepáralo todo para una analítica.

Y también le vamos a tomar la temperatura.Muy bien.

Si me permite, la voy a auscultar.

La paciente tiene un soplo cardiaco que antes no tenía.

Lo que me hace sospechar de una cardiopatía aguda

con afectación valvular.

También podría tratarse de algún tipo de infección

de las estructuras del corazón.

Así que vamos a esperar a ver

qué dicen los resultados de los análisis.

Verás, tu madre está estable.

Pero ahora mismo está en observación

porque tenemos que hacerle algunas pruebas más.

En principio, la primera analítica

nos indica que tiene demasiado bajos los glóbulos blancos,

los glóbulos rojos y las plaquetas.

Aunque la lactato deshidrogenasa la tiene demasiado elevada.

Es un indicador de destrucción celular.

Javier. ¿Qué?

¿Qué ha pasado? Mi madre, que se ha puesto fatal.

Me ha avisado una vecina de que estaba aquí y no sé.

Sí. La han traído por urgencia.

Verás, había pensado hacer un frotis para estudiar la anemia,

una evaluación hematológica y un test de Coombs,

a ver si encontramos anticuerpos

que estén destruyendo los glóbulos rojos.

Por otro lado: habría que hacerle también una ecografía abdominal

y una nueva gastroscopia.

Pero vamos, ocúpate tú del caso.

Ya que he visto que la atendiste la otra vez.

Sin problema. Bueno, yo te iré informando, no te preocupes.

Vale. ¿No la puedo ver ahora, no? Yo te aviso, ¿de acuerdo?Vale.

Espera aquí o ve a la sala de espera.

Vale. Gracias. Hasta ahora.

Escúchame una cosa: algo me dice que este caso es de tu especialidad.

El descenso generalizado de células sanguíneas,

así como los signos de destrucción celular que aparecen en los análisis

me hacen pensar en un tumor sanguíneo.

Podría ser una leucemia o un linfoma.

Por eso he derivado el caso al doctor Blanco,

ya que es su especialidad.

Ramón regresa al hospital tras empeorar su dolor,

a pesar de la medicación recetada por el doctor Dacaret.

-Hola. -Hola.

-¿Te puedo ayudar en algo? -Sí. Estuve aquí...

Todavía me duele más la espalda y me gustaría que si, por favor,

me pudieran ver un poquito. -Sí. -Gracias.

-Ignacio, por favor, una silla.

Por cierto, ¿qué tal con tu hija?

Bien. Muy bien. Bueno.

¿Sigues pensando que es una veleta con sus aficiones?

A ver, Clara, que yo no pienso eso. ¿Por qué lo dices?

Pues mira, porque he visto sus dibujos; y es una maravilla.

Desde luego es una niña que puede ser una artista,

pero importante, ¿eh?

Bueno, sí. En eso tienes razón, dibuja muy bien.

Pero el problema no es ese. ¿Sabes cuál es?

¿Cuál? Que no se centra. No hay manera.

Ay, hombre. Pues tendrás que tener un poquito de paciencia.

Es muy jovencilla. Yo creo que lo que necesita ahora

es que tú la apoyes, ¿eh? Ya.

Oye, Clara. Que tengo un paciente ahí.

Ah. Luego hablamos.

Venga, vale. -¿Vale?

Hablamos, ¿eh? Sí.

Hola, Ramón. ¿Qué haces aquí?

-Mire, doctor: le he hecho caso, me he tomado la medicación;

pero ya no solo me duele el culo y la cadera,

sino que además me duelen las muñecas y además el codo... mire.

Tengo aquí como una picadura de mosquito,

pero un poquito más grimosa. ¿Qué puede ser?

-Pues no puedo saberlo aún.

Tendremos que hacer pruebas, ¿de acuerdo?

-De acuerdo. -Vamos a Boxes. -Gracias.

A Ramón le han salido unas manchas enrojecidas

sobreelevadas como papulomáculas,

que podrían indicar una enfermedad sistémica reumatológica.

Vamos a solicitar un estudio analítico

para saber lo que está ocurriendo.

Sonia sigue a la espera de los resultados

de una nueva tandade pruebas

que den explicación a su acumulación de síntomas.

-Ahora viene el médico para acá. -Vale.

-Oye, Mamá, ¿no habrás hecho alguna locura que no hayas contado, no?

-Tú sabes que yo te lo cuento todo.

-Sí, bueno, pero a lo mejor hay algo de lo que no te acuerdas

de tus noches de juerga. -Oye, ¡ya está bien!

-¿Por qué no coges el teléfono y llamas a una amiga y le preguntas...?

-Para, Raquel. Pero, ¿qué te crees que he hecho, hija?

¿Tú qué haces?

-¿Qué?

-Pues que solo me divierto por todos los años que no lo he hecho.

Hola. Ramón...

¿En qué andas? Es Sonia.

La candidiasis ha mejorado pero hay algo que no me cuadra.

La gastroscopia descarta un sangrado en el esófago.

Pero mira las pruebas que le pediste.

Hay algo agudo que justificaría el descenso de glóbulos rojos,

blancos y plaquetas.

Bueno, podría ser una aplasia medular

o un tumor hematológico.

Sí. O un carcinoma celular escamoso, oral o esofágico.

Verás: yo le haría un ecocardiograma para seguirle la pista

al soplo cardiaco que tiene

y hacerle la ecografía abdominal por si tiene el vaso roto

o alguna alteración abdominal. Se lo haré. ¿Me acompañas?

Si alguien ha visto ecos en este hospital ese eres tú.

Bueno, venga. Voy contigo. Bien.

-¡No, no, por favor, escúchame! Por favor, ¡no me grites! No...

Hola.

Nada, que me ha pegado tres gritos

y que no se cree que estoy en el hospital.

-O sea, ¿que no te llevas muy bien con tu ex?

-No Sí, sí que me llevo bien. Pero..., pero es complicado.

-Creo que estamos yendo demasiado rápido.

-Pues, después de encontrar mi tarjeta de residente,

Luna y yo fuimos a tomar algo y pasó, pues eso, lo que tenía que pasar.

Ella a mí me gusta y, y yo creo que a ella también le gusto.

Pero... Es que mi vida es muy complicada

y creo que me va a pasar factura. Otra vez.

-Lo del otro día, lo de hoy,

todo lo que estamos haciendo desde que nos conocemos está muy bien.

Pero tal vez no sea el momento de vivir estas cosas.

Ramón, tienes cosas que solucionar.

-Bueno, ten un poquito de paciencia, ¿no? Eso es mi vida pasada.

-Es que a mí no me parece que sea tan pasada.

Y creo que nos hemos conocido en un momento complicado.

-Bueno, pues yo creo que el destino nos ha unido y...,

y creo que podemos hacer algo maravilloso.

¿En serio vas a dejarlo escapar? -Lo siento, Ramón.

Para comprobar si Sonia tiene el bazo roto,

el doctor Blanco, juntamente con el doctor Landó,

le realiza una ecografía abdominal.

Verá, Sonia. No tiene el bazo roto.

Pero sí lo tiene aumentado de tamaño.

Además hemos recibido ya el resto de las pruebas

e indican que tiene un déficit de vitamina B 12.

Y además también los resultados del frotis nos indican

que tiene megaloblastosis medular.

Sonia tiene megaloblastosis.

Esto se da cuando el volumen medio de los glóbulos rojos

está por encima de lo normal.

Puede deberse a una falta de ácido fólico o de vitamina B 12.

Todo esto afecta a la médula ósea,

que es donde las células sanguíneas maduran

y se transforman en los diferentes tipos de células sanguíneas

que hay en el organismo.

No entiendo nada.

Verá: tiene usted una anemia perniciosa.

Es decir, se caracteriza por una disminución de los glóbulos rojos

por una mala absorción de la vitamina B 12.

Así que vamos a comenzar con un tratamiento,

vamos a ponerle, transfundirle dos unidades de glóbulos rojos,

además de un suplemento de vitamina B 12.

Pero ¿esto explica el resto de síntomas que tiene mi madre?

No. Todos no. Hay que hacer más pruebas.

Un ecocardiograma, una evaluación endocrinológica

para estudiar el aumento del tamaño del tiroides,

y un test de ACTH rápido para ver la función suprarrenal.

Bueno, muy bien.

El doctor Dacaret se reúne con Ramón,

el paciente que sufre dolores agudos en espalda y cadera,

y al que se le realizó una analítica.

Vamos a ver. Mira, estoy un poco desconcertado.

Porque los resultados de la analítica son francamente malos.

Aparece que tienes anemia y también hay signos

inflamatorioinfecciosos que..., que sinceramente no esperaba.

Tenía la sospecha de una artritis reumatoide,

pero no me cuadra con la teoría.

El siguiente paso que vamos a hacer es tomar una muestra de orina,

porque sospecho que puedes tener algún problema con los riñones.

-Y ¿es grave?

-Bueno, si se confirma el diagnóstico podría llegar a serlo.

-Por favor, de verdad. ¡Es que todo me sale mal!

Primero me abandona Luna y después... -Lo siento mucho, Ramón.

¿Qué pasa?

Va, tranquilo, tranquilo, no pasa nada.

Tranquilo, tranquilo.

Es evidente que Ramón sufre un proceso infeccioso.

Viendo la evolución del paciente y los resultados de las pruebas,

tendremos que realizarle una punción lumbar.

Por otro lado, también tendremos que hacer un TAC

y una resonancia por una posible insuficiencia renal.

Javier, el ecocardiograma muestra una insuficiencia

y dilatación aórtica mínimas. Gracias.

Y además esto no tiene ninguna relación con la anemia, ¿eh?

Y por otro lado yo es que no entiendo nada. Mira.

Las pruebas indican que Sonia tiene insuficiencia suprarrenal

y tiroiditis de Hashimoto.

Es una enfermedad autoinmune que va destruyendo la glándula tiroides.

Hemos empezado un tratamiento con hidrocortisona y levotiroxina

para solucionarlo,

pero no dejan de ser parches sueltos

para cada afectación que va surgiendo.

Exacto. En este momento solamente hay dos opciones:

que los problemas que tiene la paciente,

o estén conectados o sean independientes.

Así que vamos a consultar con un especialista.

Pues el doctor Silva tampoco nos ha ayudado mucho.

Vamos a ver, Javier.

Es que este caso no tiene ni pies ni cabeza.No.

Y no me puedo creer que sea una coincidencia

que los problemas sean simultáneos.

Es más: es que no se me ocurre ninguna enfermedad

que los reúna a todos.

No, ni a mí. Pero algo se nos ocurrirá.

Como bien dices, sería demasiada coincidencia que tantos síntomas

no estuvieran relacionados. Déjame ver...

Las pruebas realizadas a Ramón

han llevado al doctor Dacaret a ponerle una sonda vesical

para controlar la función renal.

Te lo voy a explicar desde el principio para que lo entiendas,

¿de acuerdo?

Mira, para empezar.

Tienes que saber que te hemos puesto una sonda vesical,

porque hemos descubierto que el problema viene de los riñones.

Debido a que tienen un tamaño más grande de lo normal.

-¿Y eso qué significa?

-Bueno, de momento no lo sabemos, ¿vale?

Tenemos que hacer cultivos y serologías

y ver lo que dicen los resultados.

-Bueno, entonces supongo que tendrá algún tipo de diagnóstico, no sé,

la mascarilla...

-Un diagnóstico no. Pero sí una sospecha. ¿De acuerdo?

Puede que tengas meningitis. ¿Vale?

De hecho vendrán en un rato a moverte a aislamiento.

Mira, el problema que hemos tenido es que en la resonancia ha aparecido

que tienes una hernia discal.

Y eso nos ha distraído totalmente del diagnóstico.

La situación es grave, ¿vale?

Y en estos momentos lo mejor que puedes hacer es avisar

a tu mujer o a tus hijos para que estén contigo. ¿Vale?

¿Entiendes lo que te digo, Ramón? Ramón...

Ramón, ¿me oyes?

Adrenalina a la 314. ¡Rápido, por favor!

Ramón ha sufrido una parada cardiorrespiratoria.

Pero bueno, afortunadamente le hemos podido recuperar

y le hemos trasladado a la UCI

donde ha empezado con fluvioterapia intensiva,

un tratamiento específico y aislamiento.

-¡Que no me fío! No me fío, mamá.

Igual que los súper, los mola, los guay de tus post; todos superpasados.

-¿Me sigues en las redes? -Pues desde luego.

Si no ¿cómo me voy a enterar de lo que haces,

dónde vas y con quién estás?

Para eso me he hecho los otros perfiles.

-Ah, ¿para espiarme? -Pues sí.

-Desde luego, hija, pareces mi madre.

-Es que, si tú te comportas como una hija,

a mí no me queda otra que comportarme como tu madre.

-¿Qué dices? -¡Sí, mamá, sí!

Perdón. Es que mi madre me saca de quicio.

-Disculpe, ella me tranquiliza muchísimo.

Sobre todo es que ella piensa que yo he pillado algo por ahí.

-Es que la candidiasis no se pilla leyendo en casa.

Ahí está.

Por fin hemos dado con la cascada de hallazgos,

aparentemente desconectados de Sonia

Síndrome poliglandular autoinmune.

Es un grupo de enfermedades infrecuentes de origen genético

que se caracteriza por la autoinmunidad

contra varias glándulas endocrinas.

Aunque también puede afectar a cualquier otro tipo de órgano.

Sí. Tenemos que confirmarlo, pero estamos bastante seguros.

Ramón, el paciente que sufre una supuesta infección en las meninges,

permanece en aislamiento

esperando los resultados de la serología y los cultivos.

-Estaba fuera esperando. -Vaya.

-Escucha, tengo buenas noticias. ¿De acuerdo?

Para empezar, te puedes quitar la mascarilla, ¿vale?

He estado mirando los resultados de los cultivos y serologías

y hemos descartado la meningitis.

-Eso quiere decir ¿que se pondrá bien?

-Exactamente.

-¿Puedo quedarme? -Sí. Sí; ya te he dicho que sí.

Pero recuerda que cinco minutos. -Vale. Vale.

-Hasta ahora. -Hasta ahora.

-En el cultivo no ha aparecido ni meningococo ni ninguna otra bacteria.

Por otro lado, con los resultados de la serología,

hemos podido descartar que sea una infección vírica.

Así que podemos confirmar que no se trata de una meningitis.

Lo que sufre Ramón es una sepsis estafilocócica,

debida a un absceso que tiene en la columna vertebral,

desde el cual se ha diseminado la infección.

Así que tendrá que entrar en quirófano para drenar el absceso

y ya aprovecharemos para reparar la hernia discal.

Después de todo este proceso, se sentirá mucho mejor.

-No podía no venir a verte. Me precipité al marcharme.

-Me alegro de verte.

-Tengo que serte sincera.

Me gustas desde hace tiempo. -¿Ah, sí, también? -Sí.

De hecho vi la oportunidad de entablar conversación contigo

al ver que tu coche, que ya lo conocía,

no tenía tarjeta de residente. -Ya.

Entonces, ¿no te importan mis problemas con mi ex?

-Sí. Pero me importa más estar contigo.

Y no fue el destino lo que nos unió.

-Eso es acoso, ¿no?

Verá: el síndrome que tiene comprende otros tres síndromes,

además de una serie de enfermedades de características muy similares.

Por eso es muy difícil establecer un diagnóstico.

De hecho es necesario que el paciente tenga

dos de los cuatro componentes:

hipoparatiroidismo, insuficiencia renal, gastritis

y candidiasis crónica o recurrente no vaginal.

Y en su caso, es que usted tiene los cuatro.

¡Qué barbaridad!

La candidiasis es la menos grave.

Pero ha sido la pieza que nos faltaba

para completar todo este puzle.

Lo bueno es que con corticoides

mejorará la insuficiencia suprarrenal.

Y con calcitriol, pues evitaremos que baje el nivel de calcio.

Cada seis meses tendrá que pasar controles con el endocrino.

Eso sí: el resto de la familia tendrá que someterse a un estudio,

ya que este síndrome es una patología con base genética.

¿Mi hija puede estar enferma? Sí.

Pero bueno, yo esto no me lo perdonaría nunca.

Sonia, vamos a ver: que no es culpa suya.

Pero como si lo fuera. Es que yo...

Yo no quiero dejarle a mi hija una herencia tan mala.

Las madres queremos lo mejor para nuestros hijos.

-Bueno, mamá, que no te preocupes; que tú me dejas muchas cosas buenas.

Mira cómo has aguantado todos estos dolores

y todas las pruebas que te han hecho.

Está bien. Y además tengo mucho que aprender de ti.

De lo alegre que eres, lo divertida, lo amable...

-Pues yo voy a dejar que aprendas.

Y para empezar, tienes que recuperar tu rol de hija.

Y como madre, te tienes que venir conmigo de juerga

y pasártelo en grande, y disfrutar.

Y así dejas de espiarme. -No...

-¿Eh? Y ustedes, si quieren apuntarse, ya saben.

¿Cuándo terminan el turno? -Mamá, por favor.

Llaman a la puerta -¿Sí?

-Hola. ¿Nos vamos?

-Sí, sí. Nos vamos.

Oye, Marta, ¿qué pasa contigo?

Que llevo todo el día buscándote y no hay manera.

Por cierto, he hablado con Clara.

Y me ha dicho que tienes unos dibujos que son una maravilla.

-Bueno, tampoco... Tampoco son ninguna maravilla, papá.

-Que venga, que quiero ver esos dibujos.

-Que no. Que no, que son una chorrada.

-¡Marta, que quiero verlos!

Escucha: yo, cuando era más joven, quería dibujar;

y me salían unas chapuzas que, que no tenían ningún sentido, ¿sabes?

Así que quiero aprovechar a mi hija, que dibuja bien.

¡Venga, enséñamelos! -Bueno, vale.

-Venga, a ver. -Mira, aquí tengo la libreta.

-Venga.

-Pues estos son los que ido haciendo durante el día... Mira.

Mira. Este lo hice ayer...

-¿Esto lo has dibujado tú? -Sí.

Mira, este me gusta mucho... Con las sombras...

-A ver un... Déjame ver eso un momento.

-El de el... -Sí, sí. Tira, tira para atrás.

Esto..., esto es la caricatura de un médico, ¿no?

-Eh..., sí. Sí. -Y, ¿y por qué tiene este pelo rizado

tan voluminoso, así, afro? -Pues porque es el doctor pelocho.

-Doctor pelocho.

Ya. Y ¿por qué se parece a mí? Marta, ¿este soy yo?

¡Pues me encanta! -¿Sí?

-Te ha quedado muy bien. -¿Sí?

-Sí. Sí. Mira si me gusta que..., que voy a, voy a dejar este calendario.

  • Centro médico - 21/12/17 (1)

Centro médico - 21/12/17 (1)

21 dic 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 21/12/17 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 21/12/17 (1)"
Programas completos (792)

Los últimos 805 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios