www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4236998
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 21/09/17 (2) - ver ahora
Transcripción completa

Salud. Salud.

Música

Escucha esta canción, esta canción mola mogollón.

-¿Sí? -¡Venga!

-No, no. Tú me dijiste que bailara para los días tristes,

pero hoy estoy muy contenta.

-Ah... Un poco. Venga, mueve ese cuerpo

-¡Que no!

-Baila un poco, mueve un poquito las caderas.

-Que no. Que me voy al baño, en serio, ¿eh?

-¿Al baño ahora? -Al baño me voy.

Luego, si me acabo el mojito igual...

Hola.

-Hombre, Landó. Tú por aquí ¿qué tal?

-Sí, pues lo mismo, pero yo no bailo.

¿Fue ella la que te pidió que la enseñaras a bailar o fue cosa tuya?

-Es una tontería, Landó, déjalo. -¿Pero ha sido cosa de ella?

-Eh, de verdad, déjalo no pasa nada.

Mira, creo que es mejor que te vayas a casa

porque te veo que estás un poco cansado.

-Ya, ya... Cabrera, a mí no me toques.

-Tranquilo. Tranquilo. Está bien.

-Muy bien.

-¡Javier!

Hola.

Mira, vengo de cambiar el ticket al coche. Tengo la moto estropeada.

Pues yo he salido a hacer un par de recados. ¿Me acompañas?

Voy para allá. Sí, vamos.

¿Sí? Sí.

¿Estás bien? Sí, estoy bien.

¿Sí? Oye, Javier...

Perdona, yo no soy muy de cotillear,

pero ¿Natalia y tú estáis pasando por un buen momento?

Javier... Se nota.

A ver, Pepa, las cosas entre nosotros están bien,

pero el trabajo está complicando... complicando la situación.

Entiendo, pero bueno, deja pasar el tiempo.

Al final, estas cosas se relajan y seguro que todo mejora.

Además, ya me he enterado de las buenas noticias.

Mila no tiene metástasis. Ah, no.

Qué suerte tiene de teneros a Natalia y a ti.

A ti,sobretodo, que eres oncólogo, a su lado.

Ya... ¿Vamos al hospital?

Bueno... Yo tengo que seguir haciendo recados,

así que me voy para allá. Luego te veo.

Adiós. Hasta luego.

¡Otra vez el buzón!

Lucía, soy yo, Ramón. Por favor, llámame. Gracias.

¿Qué ocurre?

-Nada, que se ha empeñado en llamar una ambulancia

y una ambulancia no es un taxi, Antón.

-Estábamos haciendo la declaración de la renta y se ha puesto a sangrar.

¡Y no es la regla! No sé por qué, pero yo me he asustado mucho.

-Tranquilo. Llevadla a reanimación y quédese tranquilo

porque está en buenas manos su mujer.

-¡No! ¡Soy su exmujer! ¡Su exmujer! -Sí, es mi ex, es mi ex.

Estamos separados porque tuvimos una gran crisis

y se nos ocurrió que la forma de solucionarlo todo era...

siendo infieles.

Pero no hubo primero uno, luego otro, no.

A la par.

Claro, desde entonces, yo estoy con Elisa,

que es la mujer con la que le puse los cuernos.

-Yo ya no estoy con el otro.

-¿No estás con Pedro? -No.

-¿Y desde cuando lo habéis dejado? -Pues no lo sé, desde hace poco, poco

-¿Pero habéis llegado a tener algo...?

-Sí.

-Bueno, Cata, cuénteme.

¿Es la primera vez que tiene este tipo de sangrados entre periodos?

-Sí. Bueno, tuve la regla hace dos semanas

y mis periodos son bastante regulares.

-¿Tiene usted hijos? -Dos chavales.

-Sí, dos cabezones.

Bueno, y tuve un aborto, que era la niña.

-Vaya, lo siento.

¿Utiliza usted algún método anticonceptivo?

-La píldora, tomo la píldora.

-Vale. ¿Tiene usted algún tipo de enfermedad

o ha tenido alguna enfermedad reseñable?

-Papiloma.

-Sí, bueno, me hicieron una citología de control

y di positivo para el virus del papiloma humano.

Luego, me hicieron una biopsia y di negativo para el cáncer.

No tuve que tomar tratamiento y no me he hecho más controles.

-¿Tiene usted antecedentes familiares? -Sí.

-Su madre tuvo un cáncer "ergométrico".

-¡De endometrio! De endometrio.

-Bueno...

Le voy a hacer una exploración, ¿de acuerdo? -Bien.

-Doctor, una pregunta, ¿es normal que no me duela nada?

Es que es un poco raro.

-Vera, este tipo de sangrados, así, entre periodos menstruales,

es lo que se conoce como metrorragia.

La metrorragia hace referencia

a la pérdida de sangre que tiene la mujer por la vagina

entre periodos menstruales a consecuencia de un proceso anormal.

En este caso, lo que me ocupa ahora es saber cuál es la causa.

¿Mila?

Pensé que te habías ido a casa.

Sí...

Pero... me sentía fatal por cómo he reaccionado antes.

Ha sido horrible, lo siento mucho, Javier.

¿Puedo sentarme? Por favor...

A ver, Mila...

Entiendo que estás pasando por un abanico de emociones,

pues que no es fácil llevarlo.

Te agradezco mucho la comprensión. Bueno. ¿Amigos otra vez?

Lo digo porque si quieres saltar conmigo en parapente,

en el título pone que no puedo saltar con el enemigo.

No creo que ponga eso en el título.

Sí, lo pone. Sí, lo pone, sí.

¿Quieres seguir sentando conmigo después de lo de antes?

Claro que sí.

Ay... ¿Estás bien?

Sí, no es nada...

Lo siento. Bueno...

Quería decirte que...

que no me ha gustado que me comparases con Natalia.

Yo quiero hacer muchos planes contigo,

incluso lo del parapente.

También me gustaría decirte

que me gusta la vitalidad que me transmites

y toda esa energía me llena, me llena mucho.

Mila...

Vale, no, no... no digas nada, Javier. Perdona.

Bueno, me voy a trabajar, luego te veo.

¡Javier!

¡Mila, Mila, Mila! Tranquila, tranquila.

Por favor, llame a una ambulancia. Tranquila, tranquila...

Muy bien, Cata. Sus constantes vitales son normales.

No tiene dolor, tampoco tiene fiebre.

Además, no presenta ningún síntoma más.

El abdomen está blando, indoloro...

Así que está todo bien. -Entonces, ¿por qué ha sangrado?

-Verá, a pesar de estar tomando la píldora anticonceptiva,

para descartar que el sangrado se deba a un aborto espontáneo,

me gustaría hacerle un test de embarazo.

-¿Pero es que estás embarazada? -No lo sé.

-¿Pero no lo habías dejado con Pedro? -¡Que no estoy con Pedro, Antón!

Oye, yo también he tenido mi despedida.

-Pero ¿te despediste de él...? -¡Antón!

-¿O te despediste de mí? -Antón, por favor...

-Eh, bueno, no adelantemos acontecimientos, ¿de acuerdo?

-Primero voy a hacer la exploración ginecológica

y, luego, ya vamos viendo.

Por favor, desnúdese de cintura para abajo.

-Te espero fuera. -¿Dónde vas?

-Te van a hacer una exploración íntima.

Bueno, mira...

Después de 15 años casados,

pero si me tienes más vista que el tebeo.

Anda, quédate, por favor.

En una exploración ginecológica,

se comprueban posibles lesiones de la vagina,

se explora el útero y los ovarios,

recibiendo información acerca de la forma,

la situación y tamaño, su consistencia y su movilidad.

Cata, puede incorporarse.

-¿Qué ocurre?

-Verá, en el cuello uterino

se ven una serie de vasos sanguíneos inusuales.

En el canal cervical, además,

se aprecia un trozo de mucosa que se desprende.

Por otro lado, en el tacto rectal, en el conjunto de ligamentos

que unen el útero con la previa interna de la pelvis,

se aprecia una consistencia que no debería estar ahí.

-¿Me está usted hablando de cáncer? Como mi madre...

-Verá, todavía no podemos saberlo, ¿de acuerdo?

Vayamos paso a paso.

Lo primero que vamos hacer es empezar

con un tratamiento intravenoso coagulante para las hemorragias.

Después, haremos el test de embarazo,

unos análisis y una ecografía vaginal.

Mensaje

Ahora, si me disculpan,

tengo que ir a recoger unos análisis urgentes de otro paciente.

En un par de minutos vuelvo y hacemos la ecografía, ¿de acuerdo?

-Bien.

Por favor, dese prisa, ¿no? -Sí, ahora vuelvo.

En realidad, sospecho que se trata de un tumor maligno,

pero no puedo alertar a la paciente

sin tener un diagnóstico claro y seguro, más aún siendo tan grave.

Así que la vamos a dejar ingresada para seguir haciéndole pruebas.

¿Qué ha ocurrido?

Has sufrido una crisis convulsiva cuando estábamos en el parque.

Ay, me duele mucho la cabeza. Es normal, pero estás bien.

Te han puesto anticonvulsivantes.

¿Dónde estoy? En el hospital.

He avisado a Natalia para que venga y está de camino.

Pero antes de que llegue, me gustaría aclarar una cosa contigo

con respecto a lo que pasó en el parque.

-¿El qué?

Lo último que recuerdo es la quimio.

Ya, es normal después del episodio que has sufrido.

¿Por qué me pasa esto?

Podría ser un edema, una metástasis o un resto del tumor inicial,

así que habrá que hacer un TAC.

Hola, ¿qué pasado?

¿Estás bien?

Sí, gracias a Javier, que me ha atendido enseguida.

-Vale.

-Hola -Hola.

-Os dejo chicas.

-Vale. -Venga, hasta luego.

-Oye, ¿has visto a Landó? -No.

-Vale, es que llevo un buen rato buscándole

porque le quiero pedir un favor. -Ah.

-¿Y tú qué tal? Porque ando tan liada que ni te he preguntado.

¿Qué tal estás? -Eh, pues, bueno... Bien.

Me estoy aireando un poco últimamente por ahí. -Ah, ¿sí?

¿Y con quién estás saliendo a airearte?

He salido dos veces con Cabrera.

-¿Con Cabrera? No te pega nada.

Pues yo creo que tenemos muchísimas cosas en común, de verdad.

-Ya... Bueno, si tú lo dices. Yo no sé...

En este hospital están pasando cosas muy raras.

Marco y Mendieta van a tener un hijo, están prometidos.

Tú, bailando con Cabrera...

Es esto de ser el fin del mundo por lo menos.

Si ves a Landó, le dices que le estoy buscando, por favor.

-Vale.

(Megafonía)"Les recordamos...".

Eh, Lucía, te estaba buscando. -Dime.

-Oye, te he llamado al móvil. -Es que me he quedado sin batería.

Por cierto, te está buscando Soto. -Ya.

Es que me gustaría hablar de los chicos.

A ser posible, fuera de aquí, del hospital.

¿Qué te parece si quedamos esta noche y cenamos?

-¿Ha pasado algo que yo no sepa? -No...

Bueno, Marcos, que quiere unas nuevas zapatillas

y una nueva consola.

Bueno, por organizarnos a ver quién se lo compra.

-A ver, las zapatillas las tiene perfectas.

Si le quieres comprar unas tú, cosa tuya.

Desde luego, la consola,

ya te digo yo que no porque con las notas que ha sacado...

-Ya. Igualmente podemos vernos para cenar y charlamos.

-Yo es que no puedo, lo siento. -Ya. ¿Que has quedado?

-Sí. Bueno, que me marcho.

Tienes un poco de mala cara. Tienes que descansar, ¿eh?

-Ya.

Después de que el test de embarazo haya nada negativo,

Cata espera que el doctor Landó le informe

de los resultados de la ecografía vaginal.

No me gusta este tipo.

-Antón, pero si lo he visto por Internet, que es muy bueno.

-Si lo dice Internet...

Está todo el rato con el móvil, entrando, saliendo...

¿Quieres que llame a tu hermana?

-¡No! No. Estoy bien aquí contigo.

Bueno, si no te tienes que ir con tu chica...

Tampoco tienes ninguna obligación conmigo.

-No, no... no tengo nada con Elisa.

La he dejado.

-¿Qué? -Todavía no.

¿Todavía no?

Bueno, pues nada.

Llaman a la puerta

Hola. -Hola.

-Eh... Bueno, disculpen la tardanza, pero he ido a recoger resultados.

Verá, tengo la primera analítica que le hicimos

y nos indica que tiene usted una anemia ferropénica.

Posiblemente, por la pérdida de sangre.

La ecografía vaginal confirma que hay una masa

que ocupa el cuello uterino y es una masa de aspecto homogéneo.

-¿Es por eso por lo que sangraba?

-Posiblemente, sí.

Piense que el tumor es un tejido que crece de manera incontrolable

y que, posiblemente, sangre de manera espontánea.

-¿Y ahora qué hacemos?

-Ahora, lo siguiente es hacer una biopsia cervical.

Vamos a hacer también un TAC, una resonancia

y vamos a ampliar la analítica

con los marcadores tumorales ginecológicos

para ver si los ovarios se han visto afectados.

-¡Por lo menos nos podrían decir si es maligno o benigno!

-Eh, Antón, las cosas no son así. Hay que hacer más pruebas.

-No, no... Son como usted las dice,

manejando el móvil, entrando y saliendo, dándose paseítos.

-Antón, por favor, que así no me ayudas nada.

-Voy a ir a preparar las pruebas del TAC.

Luego la veo. -Gracias.

(Megafonía) "Pablo Culebras, acuda a la consulta 4".

Mila, la paciente que sufrió una crisis convulsiva,

está siendo sometida a un TAC para determinar si este episodio

pudiera revelar la presencia de restos o un tumor en el cerebro.

Hola. -Hola.

Hola, Mila.

A ver, están los resultados del TAC.

Y se han encontrado restos del tumor en la zona donde ya te operaron.

Vamos a ver, para que lo entiendas,

el tumor está en una zona del cerebro bastante difícil

y es posible que haya quedado algún resto de alguna célula.

La mala noticia es que tendrás que volver a pasar por quirófano.

Lo siento.

Mensaje

Perdóname.

Me tengo que ir. ¿Te vienes?

No prefiero quedarme. Vale.

Me gustaría quedarme sola un rato. Si no te importa.

De acuerdo. Mila...

Ahora no te puedes rendir.

He intentado estar ilusionada, pero...

Yo ya no puedo más.

Acabaría con todo ahora mismo.

Mila, tienes que pensar en que la operación va a salir bien.

Eso te va a dar esperanzas.

Ya...

Es lo único que me queda, ¿no?

Confío en ti.

Bien.

Estoy en tus manos.

Descansa.

Mantenerse activo, tener la mente ocupada, ser positivo

Esas son las cosas que intento inculcar a mis pacientes.

Sé por propia experiencia

lo importante que es dar el máximo apoyo

a las personas que, como en este caso,

se encuentran en la misma situación que Mila.

-¡Landó!

Por fin te encuentro, llevo dos años buscándote.

-¿Qué quieres?

-Mira, es que en unos días

hay una conferencia del doctor Pedro Cabadas

y la organización la lleva tu amigo Quintana.

Hay pocas invitaciones y la verdad es que me gustaría ir.

-¿Qué quieres? ¿Que llame a Quintana y que le pida el favor?

-Por favor, estoy muy interesada en esa conferencia.

-Ya... Lo siento, pero no puedo hacerlo.

-Es solo llamarle, es tu amigo.

Si no puede ser, no puede ser y ya está.

Pero, por favor, llámale.

-¡Andrea, te he dicho que no puedo hacerlo!

-No se te ocurra volverme a gritar, ¿está claro?

¿Estás bien?

-Métete en tus cosas.

(Megafonía) Recordamos a los señores pacientes

que no aparquen las zonas reservadas para las ambulancias. Gracias.

Antón, ya he avisado a un celador para que recoja a Cata

y la lleve a hacer el TAC.

-Perdone...

Quería pedirle perdón.

Por lo de antes.

Que esta mujer...

Son muchos años, ¿sabe usted?

Es la mujer de mi vida.

No sé si lo entiende.

-Lo entiendo perfectamente, Antón.

Entiendo que no se puede olvidar de la noche a la mañana

a la persona que ha compartido todo contigo.

Y, ni mucho menos, lo que se siente por ella.

(Megafonía) Doctor Landó, acuda a la habitación 312 urgentemente.

Es Cata. -Sí, venga conmigo, venga.

Cata, ¿dónde le duele? -Aquí.

Aquí abajo, es como un retortijón enorme.

-Vale, Antón, por favor, espere fuera.

-Dios, tiene un sangrado.

-Si le habíamos dado algo para que eso le parara.

-Ya, pero todavía no le está haciendo efecto.

¡Por favor, espere fuera! -Muñequita, ponte buena.

-Rápido, suero a chorro. ¡Rápido!

Mila, la cuñada de la doctora Romero,

está siendo reintervenida.

Mientras, el doctor Blanco espera noticias.

¿Se sabe algo? Eh... No.

Bueno, pues tu cara no dice lo mismo.

Natalia, tengo algo que decirte.

No estoy siendo sincero contigo.

Verás, no estoy llevando bien esta situación.

Intento ser comprensivo y paciente,

pero se me está haciendo muy cuesta arriba

y empiezo a estar molesto. Vale.

Pero ¿molesto por qué? No lo entiendo.

¿Porque, ahora mismo, soy directora? ¿Porque he cumplido mi sueño?

Tú siempre me has... A ver, no, no.

Me has apoyado, cariño. No lo entiendes. No lo entiendes.

Lo que quiero decir es que quiero pasar más tiempo contigo.

Y yo contigo, cariño. ¿Pero qué hago? ¿Qué opciones tengo?

¿Dejo el cargo? Ahora mismo... Mira cómo está el hospital.

No, no, no quiero que hagas nada.

Yo intento ser paciente y tolerante y comprensivo contigo, pero...

necesito decirte cómo me siento, sino exploto.

Y me siento mal. Vale.

¿Y llevas así mucho tiempo o esto es de ahora?

Llevo días queriendo decírtelo. Vale. Muy bien.

Pues te has quedado a gusto.

¿Sabes? Creo que no tenía que haber intentado hablar contigo,

porque parece que, últimamente, lo único que tienes en la cabeza es...

Andrea.

Pues yo creo que, últimamente, solamente tienes a Mila.

Así que cuando sepas lo que sea del quirófano, me avisas, ¿vale?

(Megafonía) Jaime Diguri, vaya a la sala de diagnóstico, por favor.

Una vez Cata ha sido estabilizada y la hemorragia controlada,

el doctor Landó ha solicitado el TAC toracoabdominopélvico

que había quedado pendiente.

El TAC muestra una masa tumoral

que se extiende más allá del cuello uterino,

afectando a las estructuras que unen el útero a las paredes de la pelvis.

Ahora estamos esperando los resultados de anatomía patológica

para decidir cuál será el mejor tratamiento a seguir.

Eso es, sí.

Sí, la doctora Andrea Soto.

Eso es, la mejor cirujano que tenemos aquí, en Centro Médico.

Bien. Bien, pues muchísimas gracias, Quintana.

Te debo una cena.

Estupendo. Adiós.

Mil gracias, Javier.

Si no fuera como soy, te daría un beso,

pero bueno, sí puedo invitarte a cenar.

No, más cenas no, voy a terminar empachado.

No hace falta que me invites a nada, de verdad.

Muchas gracias.

No... No ha sido difícil,

no te ha supuesto ningún trauma llamar, ¿no?

No, ¿por qué?

Porque le pedí el favor a Landó y no sabes cómo se puso.

¿Se lo pediste a Landó?

Sí, claro, porque Quintana y él son muy amigos.

Pero se enfadó conmigo. ¿Está mal? Hace que no le veo.

Hombre, pues... Me lo he encontrado muy irascible.

Yo sé que está pasando por una mala racha,

pero tuvo una reacción desproporcionada.

Ya... No está llevando bien la separación con Lucía.

Y, últimamente, se ha refugiado en...

En el alcohol.

No quiero decir que sea alcohólico, ¿eh?

Pero antes se tomaba una copa como mucho y ahora se toma

pues una o dos.

Ya. O tres, ¿no?

A ver, no ha habido ninguna queja profesional, ¿de acuerdo?

Así que no digamos nada.

De momento. De momento.

¿Y sabe algo Lucía de esto? No creo.

Igual deberíamos decirle algo.

Lucía está intentando desvincularse de Landó.

Seguramente, es mejor no decir nada, ¿no?

Seguramente.

¿Qué tal estás, muñequita? -Bien. ¿Has hablado con los niños?

¿Cómo están? -Sí, les he dicho que tenemos mucho que declarar.

Están con mis padres.

-Antón...

si me pasara algo...

-No te va a pasar nada, muñequita.

-Espera, déjame terminar.

Si me pasara algo, no me gustaría que los niños

pasaran por lo mismo que yo he pasado con mi madre.

-Que no va a pasar nada, muñequita.

A ver, yo quería...

-¿Qué? -Yo quería decirte algo.

No sé por dónde empezar.

-Bueno, venga, arranca, que te conozco.

Que mi tiempo es oro, venga.

-A ver, pues que como tú ya no estás con Pedro

y eso quiere decir que ya no te gusta

y tú y yo se ve que tenemos mucha conexión y mucha química,

pues que podríamos volver.

-¿Cómo?

-A ver... Que como tú y yo...

Como tú ya no estás con Pedro... -No. Te digo que no.

-¿Por qué no?

-No, porque detrás de esa proposición,

no hay el sentimiento correcto, Antón.

-¿Pero qué sentimiento es ese? -El del amor, no el de la compasión.

¿Tú qué quieres? ¿Volver conmigo porque tengo cáncer?

-No, muñequita, que yo quiero volver contigo porque te quiero,

porque eres la mujer de mi vida. -Que te calles.

Vete, por favor, Antón. Vete, por favor.

-Si me echas, no vuelvo, ¿eh? -Vete. No me importa.

Después de su nueva operación, Mila descansa en una habitación.

El doctor Blanco se acerca a compartir con ella

el resultado de la intervención.

¿Cómo estás?

Pues esta semana está siendo un auténtico asco.

Pues yo tengo buenas noticias.

En la operación han localizado

y extirpado los restos del tumor inicial

y los han mandado al laboratorio.

Me pondría a dar saltos de alegría, pero...

ahora mismo siento que soy una tonelada de chicle de plomo.

Es normal, eso es por el postoperatorio.

Además, te han dado corticoides y manitol

para disminuir el edema cerebral que tienes.

En pocas horas, te recuperarás.

Ahora tienes que descansar y, bueno, ponerte bien.

¿Y para qué voy a querer recuperarme?

Ya no tengo ilusión por nada.

Ni por la lista ni...

Esto no tiene sentido.

Mila, a finales de mes tengo cita para saltar en parapente con Natalia

Sé que te he estado dando largas para no saltar contigo, pero...

si me prometes seguir luchando,

para esa fecha te habrán dado el alta y podremos saltar juntos.

¿De verdad? De verdad.

Pero tienes que seguir luchando, ¿de acuerdo? Prométemelo.

Te lo prometo. Bien.

Ahora, descansa.

El doctor Landó ya dispone de los resultados de la biopsia

y del análisis de marcadores tumorales que le realizaron a Cata

y va a comunicárselos.

Bueno, venía a informarla, Cata.

Tengo ya los resultados de anatomía patológica.

Verá, confirman

que tiene un carcinoma adenoescamoso en el cuello uterino en un estadio 2B

-¿Que mi madre tuviera cáncer tiene...?

¿Me hace a mí...

estar predispuesta?

-Verá, es posible.

Pero los principales factores de riesgo

son el tabaco o la infección por el virus del papiloma humano.

-¿Lo que tuve yo? -Sí.

La mayoría de los cánceres de cuello uterino

se pueden prevenir mediante el examen de detección de rutina

y con el tratamiento de las lesiones precancerosas.

Por eso, es muy importante y aconsejable

hacerse una revisión ginecológica anual.

-¿Me van a operar?

-No, porque el tratamiento no es quirúrgico, ¿eh?

Tendrá que someterse simultáneamente a radioterapia y quimioterapia.

-¿Y cuál es mi pronóstico?

-Pues según estudios, en su estadio,

la tasa que se observa a cinco años de supervivencia

está en torno al 60 %. -Ya...

-Verá, Cata, antes de comenzar con todo el tratamiento,

necesito que me firme una serie de consentimientos.

-Muy bien. -¿De acuerdo?

-Sí. -Venga.

-Muchas gracias. -Vale.

Llaman a la puerta

-Grandullón, ¿qué haces aquí?

-No debería haber vuelto, pero he vuelto.

-Bueno...

He estado pensando en lo que me dijiste el otro día.

Lo de que entre nosotros hay química

y que deberíamos intentarlo de nuevo y he pensado pues que sí.

-¿Que sí qué?

-Que sí, que quiero volver contigo. Que sí.

-Pero si el otro día me dijiste que nones.

-Bueno, el otro día era el otro día y ahora he cambiado de opinión,

ya está. -Es que... No te entiendo.

-¿Esa sonrisa es que sí? -Pues claro.

-Pues dame un beso.

Lucía, ¿qué tal? ¿Llevas mucho esperando al autobús?

-Sí. ¿Y tu moto?

-Nada, la tengo en el taller, en la revisión.

Oye, que creo que deberíamos quedar, ¿no?, y poder hablar y...

-A ver, Ramón, no hace falta quedar

para hablar si al niño le compramos unas zapatillas o una consola.

-Ya... Pero tiempo para quedar con Cabrera sí que tienes, ¿no?

-¿Perdona? -Que os vi la otra noche, Lucía.

-Pero es que... ¿A ti qué te importa con quién quedo?

De verdad... Es que ya no es cosa tuya, Ramón.

-Ya, bueno, pero el otro día, con la paciente del adenoma,

pues estábamos bien trabajando juntos.

-Estábamos bien trabajando juntos,

eso no significa que nuestro matrimonio se haya solucionado.

¿Pero tú lo entiendes eso?

-Sí, está clarísimo. -¿Sí?

Me voy a ir dando un paseo, ¿vale?

Tiempo después, la doctora Romero va a visitar a Mila, su cuñada,

para darle el alta.

Pepa, ¿sabes dónde está Mila?

-Yo creo que la vi salir ayer por la tarde.

-¿Y a Javier le has visto? Es que me parece extrañísimo.

Me dijo que estaba de guardia

y, bueno, íbamos a montar en parapente.

-¿Javier de guardia? Hoy, no. -¿Seguro?

-Seguro, no tiene guardia.

-Vale, gracias.

-Estás desorientado y tienes tos. Y, además, ¿tienes otros síntomas?

-Que cuando voy al baño... Eh... Color negro.

-Por algo es el príncipe de las tinieblas, ¿no?

-Y ese temblor, ¿te lo habías visto antes?

-Eh... -Siempre que hemos intentado quedar,

me has dado mil excusas y al final, nada.

-¿Y cómo de amigo es? ¿Amigo con derecho a?

-Es... amigo. Lo que pasa que creo que él quiere ser algo más.

-Pues parece majo.

Cuando el hígado está con cirrosis, no funciona bien.

Se acumula, entre otras cosas, amonio en el organismo.

Y cuando pasa al cerebro,

se producen los temblores, torpeza, somnolencia...

Son los síntomas de la encefalopatía hepática.

-Andrea, ¿te la puedes llevar a REA, por favor?

-Sí, sí, vamos.

-¿Y tú cómo estás?

Bien, con un poquito de hipotermia por...

Por haber pasado la noche fuera, pero bien.

¿Pero cómo...? ¿Pero cómo que hipotermia?

¿Qué has hecho?

-Cuéntame un poco cómo ha sido la caída.

-Al aterrizar, como que me he mareado.

He apoyado mal la pierna.

-Me dijiste que estabas de guardia y era mentira.

Por favor, dime la verdad.

  • Centro médico - 21/09/17 (2)

Centro médico - 21/09/17 (2)

21 sep 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 21/09/17 (2) " ver menos sobre "Centro médico - 21/09/17 (2) "
Programas completos (748)

Los últimos 761 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios