www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3641460
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 21/06/16 (1) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Lucía, ¿tienes un momento? Quiero contarte algo.

Ya debe ser importante para que no te hayas cambiado.

Quería que me vieras así precisamente.

Me siento, ¿vale?

¿Vas a dejar la medicina y dedicarte a las olimpiadas?

No. A ver, siéntate.

-Venga. -Es muy importante.

Esta mañana he ido al partido de baloncesto

que organiza mi padre cuando viene de una ponencia.

No sabía cómo reaccionaría

porque allí están sus colegas más íntimos.

Los miembros de su equipo médico.

Su círculo de confianza, la élite.

Pues no solo no le ha molestado, sino que parecía encantado de verme.

De hecho me pidió opinión sobre un caso médico que lleva.

Vamos, a ver, Marco. Tú no eres uno más de sus colegas.

¿Cómo no se va a alegrar de verte? Es tu padre.

Pero aparte de todo eso y hablarte de esos casos médicos,

¿te ha hablado de algo personal?

¿No te das cuenta de lo importante que es esto?

Mi padre me ha tratado como un igual.

Como si fuera Álvaro.

Mejor dicho, como si fuera el doctor Mendieta.

Eso es que por fin me toma en serio como médico.

(Móvil)

-Bueno, me llaman. Me voy. -No olvides la sesión de hoy.

¿Crees que es necesaria? Esto es lo más importante.

No hemos terminado.

No sé, Lucía. Te aviso que hoy no habrá ningún drama

-porque estoy feliz. -Muy bien.

-Cero dramas. -Vale.

-Bueno, hasta luego. -Adiós.

-Chao. -Chao.

Dos agentes de policía han llevado a una persona

al hospital debido a su estado agresivo y poco cooperativo.

-¿Por qué me traen? -Aurelio, ¿qué te ha pasado?

¿Quién es? Déjeme en paz.

-Ahora vuelvo. -¿Me quieren dejar en paz?

Me hacen daño.

Hacía años que no veía a Aurelio.

Nos apuntamos a una escuela de teatro de jóvenes.

Yo trabajaba en una cafetería que había cerca.

Al hacernos amigos me propuso lo del teatro y le dije que sí.

Éramos inseparables.

Ya nos encargamos nosotros. Esperen fuera.

¿Los cinturones son necesarios?

Evidentemente. ¿Le conoces?

Sí, pero de otra manera.

¿Qué le puede pasar?

Pues está temblando y desorientado.

No está en su mejor momento, pero le ayudaremos.

Le hemos atado porque era un peligro para su seguridad

y la de mis compañeros.

Le pondremos oxígeno y haloperidol,

un tratamiento que utilizamos

en pacientes con agitación psicomotriz.

Independientemente de la causa.

Él y yo formábamos un dúo cómico.

Éramos como Martes y Trece, pero más graciosos, no creas.

Fue mi culpa que nos separáramos.

Decidí tomar un camino más estable y perdimos el contacto.

Aurelio y yo no nos veíamos desde hace años,

desde que decidí casarme.

No podía vivir del teatro.

Necesitaba un sueldo estable, fijo.

¿Eres actor? Bueno.

Yo hice musicales en la facultad.

¿Sí? Pues entonces entenderá

mi fascinación por el mundo del espectáculo.

Nunca pensé ser celador, pero salió la oposición

y en aquel momento era la mejor opción.

La última vez que vi a Aurelio

fue cuando se puso de director en la compañía

de la escuela.

Siempre me sentí culpable por dejarle tirado.

¿Qué le puede pasar?

Mi suposición

por sus síntomas es que tiene síntomas de alcoholismo.

Los temblores, el aumento de la frecuencia cardíaca,

pero sobre todo el fetor hepático, un olor característico del aliento,

me hacen pensar que le bebida tiene que ver.

Claudia ha acudido a la consulta de la doctora Marco

porque desea someterse a un chequeo antes de incorporarse

a un nuevo trabajo.

¿El chequeo tiene algún motivo?

Pues llevo un tiempo encontrándome bastante cansada

y con bastantes dolores de cabeza intermitentes.

Vale. ¿Los dolores de cabeza son intensos

o has notado pérdida de visión, mareos?

No. Nada de eso.

Además creo saber por qué es.

Llevo un montón de meses estudiando

y cuando no estaba estudiando, estaba entrenando,

porque estoy a punto de cumplir

el sueño de mi vida que es ser astronauta.

Astronauta puede sonar exagerado, lo sé,

pero lo cierto es que acabo de hacer

las pruebas para entrar en la ESA, la agencia espacial europea.

He estado comiendo peor,

he dormido menos. Como me encuentro más cansada, me da miedo

tener anemia o me falte alguna vitamina.

Bueno, voy a hacerte una analítica completa.

-Pasa a la camilla y te exploro. -Vale.

Visitar regularmente al médico es parte de una vida sana.

Como llevar una dieta equilibrada,

hacer ejercicio de forma regular y no beber alcohol o fumar.

Un chequeo a tiempo es una inversión en salud.

En la exploración todo parece normal. Ya te puedes incorporar.

Tienes algo aquí, ¿no?

Sí, fue una tontería. Estaba colocando en casa unos libros

y me subí a una silla y se me cayó la caja.

Es un buen golpe. ¿Tuviste alguna pérdida de conocimiento?

No me encontré mal ni nada.

Solo al levantarme un poquito,

que me mareé.

-Ya. ¿Náuseas, vómitos? -Fue una tontería yo creo.

De todas formas voy a hacerte un TAC.

-Por precaución. -Vale.

Pasadas unas horas, Juanjo vela por el estado de Aurelio

que parece más calmado que cuando llegó al hospital.

¿Cómo te encuentras?

Estoy mareado y me duele la cabeza.

¿Juanjo? ¿Pero qué haces aquí?

Eso digo yo. ¿Qué haces tú aquí?

Porque tiene una posible encefalopatía hepática

provocada por el abuso de alcohol.

La encefalopatía hepática

es un conjunto de manifestaciones neuropsiquiátricas

provocadas por una afectación de las funciones cerebrales.

Ocurre cuando el hígado es incapaz de eliminar las toxinas de la sangre

y puede provocar cambios en la personalidad,

temblores, agitación, lo que le está pasando a Aurelio.

-¿Tienes problemas con el alcohol? -No tengo problemas con el alcohol.

Tengo un problema con mi hígado.

Tengo cirrosis hepática desde hace tiempo.

Pues si tienes cirrosis, no deberías beber.

Bebo porque tengo estrés, doctor.

En unos días estreno una obra de teatro con mi grupo

y todavía me queda mucho trabajo por hacer.

¿Me podré ir pronto a casa?

Te daremos un tratamiento y podrás ir a casa,

pero a descansar, no a trabajar.

Y cuando dice descansar

es lo que la gente normal entiende por descansar.

Estarse quieto sin hacer nada, ¿entendido?

Está bien. Lo haré.

"Para su recuperación, le mandaré"

un laxante y antibióticos no absorbibles.

Cuando esté en casa tendrá que seguir un tratamiento

para evitar episodios de encefalopatía hepática.

-¿Es lo que creo que es? -Sí.

Hay un aneurisma pequeño, de unos siete milímetros

en mitad de la arteria cerebral media.

No entiendo cómo no has llegado a esto.

Siendo hija de quien eres,

deberías saber decir "aneurisma" antes que "papá".

Los aneurismas son globos

que aparecen en las paredes de las arterias

y si se rompen pueden producir hemorragias

con importantes consecuencias.

La definición de aneurisma

es dilatación con adelgazamiento de la pared de una arteria.

Si está situada en el cerebro puede dar síntomas

por compresión del tejido cerebral circundante,

de la raíz de los pares craneales.

En caso de rotura, puede provocar una hemorragia cerebral.

Claro que lo sabía,

pero antes de darle los resultados a la paciente

quería consultarlo contigo,

por si acaso se puede reparar con endoscopia.

Lareparación endovascular es un tipo de cirugía no invasiva.

Consiste en introducir un catéter por la arteria femoral

a nivel de la ingle hasta llegar al aneurisma.

Una vez allí, lo sellamos con un stent o una endoprótesis.

Es una forma menos traumática de solucionar el problema.

No, no, no. El aneurisma es demasiado profundo.

La reparación endoscópica es imposible.

Necesita craneotomía.

Eso ya lo sabías, ¿no?

Eres demasiado empática. Te pones en el lugar del paciente

y te cuesta darle malas noticias.

Necesitas siempre a otro médico cuando tienes una caso así

para que se responsabilice de la mala suerte del paciente.

Es un problema y te impide ser mejor médico.

Solo he venido para estar segura de cuál es el mejor tratamiento.

Pero, ¿sabes qué?

Ya he hablado con el neurocirujano del hospital

porque una persona que abre cerebros a diario

tendrá una actitud más conservadora.

Haz lo que veas oportuno, pero estoy seguro

de que tu padre opinaría lo mismo.

Pregúntale.

No lo necesito para esto.

No sé qué hago en un hospital tomándome un café

después de darme de alta.

Pues te lo agradezco mucho. Así nos ponemos al día, ¿no?

Aunque sea lo justo.

¿Qué tal Manuela? Entiendo que no me invitaras a la boda,

como perdimos el contacto.

Manuela me dejó hace tres años, Juanjo.

Lo siento, tío.

¿Fue por tus problemas con el alcohol?

Yo no tengo ningún problema con la bebida.

-Ya está bien. -Vale, vale.

¿Sabes una cosa?

Siento mucha envidia por ti porque sigues ligado al espectáculo.

Ya, pero bueno. No es que haya llegado

a la cima del Everest precisamente.

Simplemente enseño a teatro

a gente que se lo toma como una actividad de ocio

más que como una salida profesional de futuro.

Hay muy pocos que amen el teatro de verdad.

Pero supongo que por esos pocos merece la pena.

Por esos te envidio, como éramos nosotros.

¿Como éramos nosotros? Pues podríamos seguir siendo nosotros

si no hubieras tirado la toalla.

Bueno, bueno, Aurelio.

Podemos retomar nuestra amistad ahora.

Ahora estoy muy liado con los ensayos.

No tengo tiempo. Un día te aviso yo.

Si es que tengo un hueco.

Bueno.

Me voy a trabajar. Cuídate.

Tú también.

-¿Qué haces aquí? -Le hablé de lo del aneurisma.

Hemos hablado con Lando y si la paciente decide operarse,

será el doctor Castelo quien la opere.

¿Y eso por qué?

Yo operaba aneurismas a diario antes de que la tecnología avanzara.

Para permitir la reparación endovascular,

-tengo más experiencia que nadie. -No, si eso ya lo sé.

Me refería a que no entiendo por qué Álvaro

se ha metido en mi caso con mi paciente

cuando aun ni le he dado los resultados del TAC.

Marco, si tu paciente al final decide operarse,

¿no crees que lo mejor sería que dispusiera del mejor equipo?

Además, si no te ves capacitada, puedo ser yo

quien le plantee la situación con objetividad.

Mira. Hasta que la paciente decida operarse,

es mi caso y yo marco los tiempos.

Sí, sí, sí. Tiene razón.

Mientras la paciente no tome la decisión,

el caso es suyo.

-¿Café? -Café.

¿Qué tal? Perdonad el retraso.

Es mi chico, Mateo.

¿Qué tal? La doctora Marco. Encantada.

La verdad es que me he preocupado un poco

cuando he recibido vuestra llamada.

Bueno, las tengo aquí. Hay algo que quiero explicarte.

-¿Es algo grave? -Vamos a la consulta y lo vemos allí.

Aurelio Gómez.

Aurelio, el antiguo compañero de teatro de Juanjo,

regresa al hospital porque vuelve a encontrarse mal.

Aurelio.

Hola. ¿Qué te pasa?

Me duele el abdomen y tengo fiebre.

Vale. ¿Has bebido?

No, no bebo. Ni una gota, doctor.

¿Seguro? Seguro.

Vale. Túmbate.

¿Has descansado? ¿Te tomas los medicamentos?

Sí, me tomo la medicación,

pero no he podido descansar mucho, la verdad.

Bueno, echemos un vistazo.

Ah.

Ah.

Me duele.

A ver, la fiebre y la ictericia,

que es la coloración amarillenta,

me hacen pensar que tu problema con el hígado va peor.

¿Y esto es provocado por la cirrosis?

Bueno, podría ser. O podría ser una pancreatitis.

Levanta.

Te voy a pedir unas pruebas, ¿vale?

Analítica y una ecografía abdominal.

Pero, ¿cuánto tardarán en hacerme las pruebas?

Esta tarde tengo ensayo.

Ya, bueno, las voy a agilizar,

pero cuando tenga los resultados, hablamos.

Vale. De acuerdo.

Ha sido un hallazgo casual.

Lo hemos encontrado de manera fortuita

porque los aneurismas no provocan síntomas.

¿Y eso es lo que ha podido darme los dolores de cabeza que tenía?

No. Si no hubiéramos hecho el TAC, no lo habríamos visto nunca.

¿Entonces por qué pasa eso?

¿Puede ser por el golpe que se dio en la cabeza

el otro día con la caja?

A ver,

si fue por el golpe o no, no lo vamos a saber con certeza,

pero lo más probable es que no. Fue un golpe leve.

La mayoría de los aneurismas cerebrales

tienen una causa congénita,

la debilidad innata de la pared arterial.

Pueden ser comunes en personas con enfermedades genéticas,

pero también pueden ser causados por traumatismos craneoencefálicos,

tener la presión arterial alta,

enfermedades vasculares, aterosclerosis,

tumores, infecciones,

fumar o el consumo de drogas.

El aneurisma es considerado pequeño

ya que su diámetro es de menos de 11 milímetros.

Pero las paredes de los aneurismas son muy finas y frágiles

y por dentro la sangre corre a mucha presión.

El problema es que puede romperse.

En ese caso la sangre inundaría el cerebro

y tiene una alta tasa de mortalidad.

¿Cómo mortalidad?

O sea, algo se podrá hacer. Quiero decir...

¿Qué hacemos? ¿Qué?

Por la localización del aneurisma

no lo podemos reparar por vía endovascular.

No lo podemos reparar por dentro de la arteria.

Se puede clipar desde el exterior.

"Por 'clipar' nos referimos"

a colocar una diminuta grapa de resorte

que pinza el cuello del aneurisma para impedir que estalle.

Pero para eso tenemos que hacer una craneotomía.

Es decir, debemos acceder al cerebro por un agujero en el cráneo.

Y eso tiene riesgos.

Seguro, porque está poniendo una cara.

Lo que sucede es que existe la posibilidad

de que el cirujano durante la intervención

rompa el aneurisma.

Puede pasar mientras pone la grapa, lo reseca y lo libera del cerebro.

Pero por otro lado si no te operas,

también puede romperse en cualquier momento.

Bueno, ¿entonces

qué recomienda usted? ¿Qué hacemos?

Eso es una decisión

que solo le corresponde a Claudia tomar.

Es una decisión exclusivamente de ella.

"Esta mañana"

me sentía sana,

pero un simple chequeo lo ha cambiado todo.

Sé que tengo una bomba en la cabeza.

Una bomba que puede estallar tanto si elijo que la desactiven

como si no.

¿Carlos?

¿Carlos?

Carlos.

¿No venías a las cinco? A las cinco, hala, a lo loco.

¿Los resultados de Aurelio?

El segundo.

El segundo, el segundo.

El segundo. Según se mire.

Uno y dos.

Hola. ¿Has visto a Carlos?

Sí, está ahí. Juanjo.

Sí. Tu amigo está en el hospital.

¿Sí? No me ha dicho nada.

Como sé que estás agobiado, si quieres pasarte luego...

Vale. Prefiero ayudar a Aurelio

porque empezó a beber cuando nuestro dúo se rompió.

Juanjo, que beba

no es problema tuyo. Es suyo, ¿vale?

Ya. Me voy.

¿Carlos?

Después de recoger los resultados de los análisis de sangre,

el doctor Herranz le realiza una ecografía a Aurelio

su paciente con dolor abdominal e ictericia.

Los análisis de Aurelio evidencian una subida de bilirrubina,

de glóbulos blancos y de encimas que muestran daño hepatobiliar.

Tienes dilatadas las vías biliares.

Las vías biliares. ¿Y eso qué quiere decir?

Pues junto a los análisis que tienes una colangitis aguda.

¿Una qué? Colangitis aguda.

¿Colangitis aguda?

Qué palabra más rebuscada. No la había oído en mi vida.

Tiene muy buena dicción. Podría ser un buen actor. Se lo digo en serio.

Bueno, tengo mis días.

¿Qué es una colangitis aguda?

La colangitis aguda es una inflamación

normalmente provocada por una infección en el colédoco,

el conducto de las vías biliares que transporta la bilis al duodeno.

¿Y eso es grave?

Bueno, el diagnostico precoz y el tratamiento antibiótico

hacen que tengas buen pronóstico. Menos mal.

Gracias.

De todas formas, quiero hacer una prueba técnica radiológica.

Utilizaré contraste para poder visualizar las vías biliares

y pancreáticas.

Vamos a esperar un poco a que estés estable.

Okay. Pero, doctor, no me puedo quedar mucho tiempo.

A ver, yo te entiendo, pero es importante.

Vale, está bien. Lo que usted diga.

De perdidos al río ya. Vale.

Esta prueba también es conocida por las siglas CPRE

y lo que hacemos es examinar las vías biliares con un endoscopio.

Papá.

-Si vienes a preguntarme... -No, no.

No vengo para eso. De hecho quiero darte algo.

Mira.

Este soy yo.

Es una foto del equipo de baloncesto de la universidad.

Bueno, me encantó verte el otro día en el partido.

¿Te acuerdas cuando íbamos al pabellón los sábados?

Claro que me acuerdo.

Madre mía, a veces echo de menos estos momentos.

Y lo de la foto es para, no sé,

que sepas que tu pasión por el baloncesto

pues es cosa de genética.

Me encantaría que vinieras otro día para jugar

un partido contigo.

-Claro que sí. -Doctor.

-¿Se marchaba ya? -Pues cuando quieras nos vamos.

Le acompaño a la puerta.

-Bien. -Marco, ¿qué?

¿Has conseguido ya el consentimiento?

Pues no.

De momento me he limitado a explicar al paciente sus opciones.

Operarse o no.

Y también le he informado sobre los riesgos de cada una.

Porque alguien muy sabio me dijo una vez:

-"Los pacientes no son amigos...". -Sí, sí.

"Los amigos te lo perdonan todo y los pacientes no te perdonan nada".

Por eso mismo. Desde entonces me esfuerzo por aplicarlo.

-¿Seguro? -Estoy plenamente convencido

de que Silvia sabe distanciarse de la paciente

para no influir en su decisión.

-¿Verdad, doctora? -Sí, papá.

Hasta pronto.

Hola, Aurelio. Ya me ha dicho el doctor que has vuelto.

Perdona que no te haya avisado que estaba aquí,

pero ya sabes que estoy muy liado con los ensayos.

Bueno, os dejo solos. Voy a preparar en ingreso.

Gracias.

¿Cómo que te ingresan?

Porque me han encontrado algo en las vías biliares.

Ay, lo siento.

He estado en la cuerda floja varias veces,

pero creo que esta va a ser la definitiva.

O sea, el telón

se cerrará para siempre y me caerá en toda la cabeza.

Si me quedo en el hospital,

pierdo mi trabajo seguro,

pero tampoco me puedo ir porque estoy enfermo.

-Me tendré que curar. -No te preocupes por eso.

¿Qué necesita la compañía? ¿Un director?

Pues aquí tienes a uno.

¿Pero cómo vas a dirigir tú la obra, Juanjo?

No conoces el texto siquiera.

Es Shakespeare. Todo el mundo lo conoce.

Qué atrevido eres.

Me alegro de ayudar a Aurelio después de tanto tiempo.

Haría lo que sea por recuperar nuestra amistad.

Además, aunque sea celador, el teatro es mi pasión.

Antes estaba tan emocionado que he soltado una lágrima.

Siento llegar tarde.

Es que yo creo que ya no me hace falta venir.

La verdad, ya no tengo angustia ni ansiedad,

me encuentro bien y...

No sé, me parece que perdemos el tiempo.

Además, mi padre me ha dado la razón frente a Álvaro.

Y eso que es su heredero intelectual.

Cuéntame qué ha pasado.

Mi padre me ha felicitado

por no implicarme emocionalmente con un paciente.

A mí no me importa lo que piense el doctor Castelo.

Me importa lo que sientes tú de esa distancia.

Lucía, ese es mi punto débil.

Significa que estoy evolucionando. Me siento bien.

El doctor Herranz visita a Aurelio, su paciente con colangitis aguda

para comunicarle el resultado de sus últimas pruebas.

Hola, ¿cómo te encuentras? Mejor.

Le hemos hecho la CPRE y hemos descubierto

que tiene un estrechamiento en el colédoco,

el conducto que lleva la bilis al intestino.

Probablemente sea la causa de la colangitis que sufre.

Para corregir el estrechamiento pasaremos por quirófano.

Utilizaremos un balón hidrostático

y dilataremos el conducto. Te operaremos hoy,

pero pasarás unos días en el hospital.

Menos mal que Juanjo está haciendo un trabajo fantástico

con mis alumnos.

Muy bien. Hombre.

Mira. Hola.

Hablábamos de ti.

Tengo malas noticias.

Os dejo solos, ¿vale?

¿Qué ha pasado, Juanjo?

Germán, el chico que hace de rey Duncan, lo ha dejado.

Ese Germán es un guapito

que va de estrellita y no llega a estrellado.

Tengo que intentar encontrar a alguien.

Sí, sí. Para hacer de rey Duncan, de "Macbeth".

¿Que no puedes? ¿Cómo? ¿Que tienes miedo?

Pues... Bueno, vale. De acuerdo.

Vale.

Diego. ¿Qué tal?

Tú sabes que yo nunca te pido nada,

pero en esta ocasión necesito que me hagas un favor.

Dime. Necesito un actor para la obra.

¿Yo? ¡Sí, sí, sí!

Que no, que no. Es fácil.

Solo tienes que hacer de rey Duncan.

Solo se hace el fragmento en el que Macbeth te mata

y luego dice su monólogo. Debes estar quieto y que te mate.

Así de sencillo. Juanjo.

Yo hice la "Venganza de don Mendo", pero fui un árbol.

Experiencia no es que yo tenga.

Pues esto tienes que verlo

como una oportunidad de dar un salto artístico.

Esta vez harás de persona humana.

¿Eh? ¿Qué te parece?

¿Me tengo que morir y ya?

No va a ser más difícil que hacer de árbol.

¿Tú me ves de rey?

¿Que si te veo de rey? Tú eres del rey Duncan.

Venga, vale. Dame un abrazo.

Muchas gracias. Qué va.

Doctora Marco.

Estaba esperando que terminara el turno para poder hablar.

¿Tiene un minuto?

Vale, pero vamos a la consulta.

¿Le importa que hablemos aquí?

Es que desde que me dijeron lo del aneurisma

me da miedo esa habitación.

Si podemos hablar aquí. Es un segundo.

Se lo agradecería.

Bueno, cuéntame. ¿Qué te pasa?

Pues que estoy hecha un lío y no sé qué hacer, doctora.

Que tengo un montón de información

de probabilidades de éxito,

de rotura, de supervivencia en caso de rotura...

No sé qué hacer. Estoy hecha un lío.

Claudia, tómate tu tiempo.

No tienes por qué precipitarte.

Si quieres puedes ver a la psicóloga del centro.

A lo mejor te ayuda.

No, no.

Prefiero que no, la verdad.

¿Nos podemos sentar un minuto?

Un minuto nada más.

Vale.

Es de la ESA.

¿Puede abrirlo, por favor?

No he tenido valor.

Lo has conseguido.

¿De verdad?

Qué fuerte.

Voy a operarme, doctora.

Lo he decidido. He peleado mucho por llegar ahí.

Quiero operarme.

Claudia, ¿estás segura?

Es una decisión muy importante. No te precipites.

Quiero operarme, doctora.

Vale.

Venga, vamos a la consulta y me firmas el consentimiento.

Vale.

Gracias.

Aurelio ya ha salido de quirófano

para tratar de dilatar el conducto biliar afectado

mediante un balón hidrostático.

¿Qué tal? ¿Cómo te encuentras? Bien.

Tras realizar varios pases con el balón hidrostático,

el especialista ha visto varios coágulos.

Esto puede ser un indicio de una colangitis esclerosante

o incluso de un colangiocarcinoma,

una cáncer en las vías biliares.

Ya le he contado que tú vas a hacer el papel de rey Duncan.

Ah, sí, sí. Bueno, voy a...

Bueno. Mira, cuanto menos haga, mejor.

Bueno, vamos a lo serio.

En quirófano hemos visto que tienes coágulos,

así que voy a hacerte alguna prueba para saber por qué.

¿Coágulos de sangre?

Eso suena fatal, doctor.

¿Qué sospecha que pueda ser?

Tú no pienses en eso ahora. Tú deja al doctor que trabaje.

Piensa en la representación, que va a salir todo estupendo.

Para ver el origen de los coágulos de Aurelio,

le haré una econdoscopia.

Es un procedimiento como una endoscopia,

pero la imágenes se obtienen por ultrasonidos.

A ver, ¿cómo piensa interpretar la muerte del rey Duncan?

¿Yo? Sí.

A ver, cerrando los ojos

y aguantando la respiración y así.

A ver si se me va a asfixiar de verdad.

Está muy verde para interpretar a un personaje tan importante.

So hice de árbol una vez en una obra.

Que Dios nos coja confesados. Mire,

su personaje, es traicionado por un amigo mientras duerme.

Y se lo carga con un cuchillo, ¿vale?

Bueno, pues usted tiene que intentar imaginar

la mayor traición que un amigo le haya podido hacer

y recrear esa situación en su mente hasta hacerla creíble.

¿Cree que lo podrá hacer?

Pues hombre, morirme no me he muerto,

pero la traición la tengo fresquita.

Mira, pues entonces ya lo tiene.

-Seguro que lo tiene. -Venga.

Ánimo, doctor.

Hágame caso. Menos es más.

¿Qué tal?

Siento llegar tarde, pero ya tengo el consentimiento de Claudia.

Bien. Gracias, pero no creo que debas estar aquí.

¿Por qué?

Verás, me he reunido con la paciente y hemos estado discutiendo

la decisión de operarse.

Pero si yo no he influido en nada en su decisión.

Papá, por favor, créeme.

No, no. Si te creo, pero ese no es el problema.

Al aceptar la reunión extraoficial con la paciente,

has cruzado una línea roja, hija.

Si la operación no va bien,

la paciente culpará a la médico amiga que tomó café con ella.

Como no cambies de actitud, nunca llegarás a ser una doctora brillante.

¿Pues sabes qué, papá?

Que si ser un médico brillante significa no tener empatía,

yo no quiero serlo.

(SUSPIRA)

A ver.

¿Quién me puede decir la ruta que debemos tomar

para llegar a la guarida de ese aneurisma?

El doctor quiere comunicarle a Aurelio los resultados

de la econdoscopia que le han realizado

y parece que tiene buenas noticias para él.

¿Dónde está Juanjo?

Está en el teatro. ¿Y usted por qué no está allí ya?

Bueno, ahora voy. Quería darte el resultado de las pruebas, ¿vale?

La causa de lo que tienes son varices en el colédoco.

Por eso hay una obstrucción en las vías biliares

y por eso aumenta la bilirrubina

y tienes coloración amarillenta, la ictericia.

Pero me curaré, ¿no?

Bueno, vamos poco a poco.

Por suerte detectamos el problema a tiempo

y evitamos que evolucione hacia su malignización.

En principio con los antibióticos y unas pautas de vida saludables,

no tendrá mayor problema.

¿Sabe de qué me he dado cuenta? ¿De qué?

De que gracias a usted y a Juanjo he tenido una segunda oportunidad.

El alcohol ha estado a punto de acabar conmigo.

Bueno. Muchas gracias.

De nada.

Y ahora al lío. Al lío.

Mucha mierda esta noche, ¿eh? Me habéis metido en un lío.

Concéntrese bien, que se va a comer el escenario, verá.

Ánimo.

"Según la OMS",

el consumo máximo de alcohol diario

no debe exceder de 30 gramos para hombres

y 20 gramos para mujeres. Esto quiere decir

una copa de vino que tenga 13 grados tendría unos 10 gramos de alcohol.

Con solo tres copas de vino al día, pondríamos en riesgo nuestra salud.

El doctor Castelo va a ver a la paciente

antes de que la anestesien para la craneotomía.

¿Estás tranquila?

-Más o menos. -Vale.

Después de la intervención, alguien de mi equipo

y yo iremos a hablar con ustedes.

Confíe en que todo irá bien.

El reflejo de pupila está bien.

Claudia.

Claudia, necesito que se mantenga despierta.

¿Cómo se llama?

Claudia, ¿nota esto?

-¿Y esto? -Hola.

¿Qué le pasa?

No siente el lado derecho del cuerpo.

Pero tranquilo, hay casos como este en los que la evolución es favorable

y nosotros haremos lo que esté en nuestra mano para ayudarla.

Gracias.

"El abordaje de lesiones cerebrales requiere gran precisión"

y autocontrol. Aunque no está exento de riesgos.

Esperemos que la gran plasticidad de este órgano

permita que la paciente mejore.

Aunque solo sea en parte.

Todo saldrá bien, ¿vale?

Ay, Mar. Ay, Mar, que casi me matan.

Pero doctor, por Dios, ¿qué le ha pasado?

Que casi me clavan un cuchillo. Nada, un cortecillo sin importancia.

-¿Un cortecillo? -Se ha cortado.

(TARTAMUDEA)

-Unos chavalillos... -Viene un doctor ahora mismo.

¿Un cuchillo de verdad en una obra de teatro?

Venga ya. Pensé que sería más realista.

Qué mal rato he pasado. Qué mal rato he pasado.

¿Sabes? Con todo lo que ha pasado con el caso del aneurisma

y todo lo que ha pasado con mi padre,

-me he dado cuenta de una cosa. -¿De qué?

De que el problema no es que yo no me vaya a convertir

en el médico que mi padre espera,

porque ya no quiero ser ese tipo de médico.

Ya sé cuál es la medicina que me interesa.

¿Y cuál es?

Lo que me interesa es aliviar

el dolor y el sufrimiento del paciente.

(RÍEN)

Qué idiota.

Bueno, mañana a la misma hora.

No.

Has terminado la terapia.

Muchísimas gracias, Lucía. De verdad. Me has ayudado muchísimo.

Eres muy valiente.

Gracias.

Tengo este dedo medio dormido.

Fui a bucear y me pinché con unos erizos.

¿A bucear?

Estoy cansada, tío. Eres un inmaduro. Ya no puedo más.

Alba se ha pirado y me ha dejado en periodo de reflexión.

Se supone que tengo que pensar en este tiempo

si quiero cambiar o no quiero cambiar.

Mírate cómo estás.

Fatal. Salí todo el fin de semana.

¿Cuáles son las señales que te indican que lo que haces

no es de tu edad ya?

Bueno, ¿qué?

¿Amputamos o no?

No me molesta que tengas sentido del humor.

(RÍEN)

A ver.

He tomado una decisión sobre nuestras vidas.

Luis es un amigo

que forma parte del equipo nacional de tenis de mesa

y va a las olimpiadas a representar a España.

Puede que tengas fiebre.

No puedo permitirme caer enfermo ni que piensen que lo estoy.

La fiebre, la cefalea, los ganglios inflamados

y la rigidez de cuello encajan con un cuadro de meningitis.

Tendré que avisar a la federación.

Que lleve mucho tiempo ya o bastante tiempo con Rey

y no me hayas preguntado qué tal estoy con ella,

al final me preocupa.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 21/06/16 (1)

Centro médico - 21/06/16 (1)

21 jun 2016

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 21/06/16 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 21/06/16 (1)"

Los últimos 648 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios