www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3764927
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 20/10/16 (2) - ver ahora
Transcripción completa

Santos acude a Urgencias aquejado de un fuerte dolor de cabeza,

en compañía de su padre Gerardo.

-A ver si puede atender a mi hijo, que viene con dolor de cabeza.

-Claro, me dan sus datos y enseguida pasan a la sala de espera

y les atienden en cuanto puedan. -Muy bien.

-Pero antes voy a necesitar que aparte el coche de ahí.

No puede estar ahí. -Ah. -¿Me puede decir su nombre por favor?

-Tranquilo, que ya terminamos. Ya te puedes poner las gafas.

¿Hace mucho que te duele la cabeza? -Bueno, hace una semana.

Pero el dolor ha ido incrementando y cuando me da la luz es insoportable.

-Lleva todo el día mareado y vomitando.

-¿Y has tomado analgésicos u otro tipo de medicamento para el dolor?

-Bueno, paracetamol.

-Si es que además es alérgico a no se sabe cuántos medicamentos.

Pues mi hijo se está preparando para ser vigilante de seguridad, como yo.

Y esto del dolor de cabeza le viene, precisamente, mira qué casualidad,

justo cuando iban a empezar las pruebas físicas.

Que bueno, ya han visto que no está muy en forma.

Digamos que esas pruebas no son su fuerte.

-Ya te puedes incorporar.

Pues el examen neurológico y ocular es completamente normal

y tampoco hay signos meníngeos,

con lo cual lo que vamos a hacer es administrarte opiáceos indovenosos

para eliminar el dolor. -Eso será algo rápido, ¿no?

-No. No, lo siento. Son medicamentos que van por goteo,

con lo cual va a tener que quedarse en reposo en observación.

-Pues yo tengo que irme al trabajo, que me están esperando.

Luego ya te veo en casa, ¿eh? -Vale.

-Y no se te olvide pedirle un justificante o algo

para entregarlo en el curso de vigilante. -Sí.

-Que ya llevas varios días faltando. -Vale. -Venga. Hasta luego, doctor.

-La cefalea o dolor de cabeza pocas veces se debe a una causa grave.

La mayoría son tensionales o, en segunda instancia migrañosas.

Las tensionales suelen deberse al estrés, la ansiedad o mala postura.

Y las migrañosas a la abstinencia de la cafeína, el alcohol,

la falta de sueño o una mala dieta.

Si el dolor de cabeza se repite de forma frecuente,

no es recomendable tratarlo siempre con analgésicos.

Ya que el consumo excesivo de esos fármacos puede ser

lo que esté provocando la cefalea.

De hecho, consumirlos de forma regular durante tres días o más...

a la semana puede provocar un tipo de cefalea que se denomina rebote.

Santos era, ¿verdad? -sí. -¿Necesitas algo? -No. Está bien.

-Muy bien. Cualquier cosa, tienes aquí el avisador. Hasta luego.

Música

-Pablo, el residente de primer año está atendiendo a una señora

que ha sufrido un desmayo causado aparentemente

por una bajada súbita de la presión arterial.

-¿Le has tomado la tensión arterial? -Sí, está a 12-6.

-Perfecto. Cuénteme qué le ha ocurrido, por favor.

-Pues hija, que me he mareado al levantarme y me he caído al suelo.

-La tensión arterial baja o hipotensión puede deberse

a muchas causas, como una perdida súbita de sangre,

una reacción alérgica intensa, una infección grave,

un ataque al corazón...

En el caso de nuestra paciente parece que se trata

de una hipotensión ortostática; que es la producida por un cambio súbito

en la posición del cuerpo. -Al caerse se ha torcido la muñeca.

Pero ya la he revisado y parece que todo está bien.

-Bueno, igualmente le voy a hacer una radiografía,

para asegurarnos de que no hay nada roto.

-Tiene muchísima suerte de trabajar con él. Es un encanto.

-¿Nos disculpa un segundo?

Puede abrocharse la chaqueta si... -sí, sí.

-Sé que usted cree que soy un bocazas y que no lo soporta.

Pero es que le juro que yo a la señora no le he dicho nada.

Se lo prometo.

-Cuando se presenten síntomas

correspondientes a una bajada de la presión arterial,

es conveniente sentarse o acostarse y levantar los pies

por encima del nivel del corazón.

Además también es recomendable hidratarse adecuadamente.

-He inspeccionado el historial de la paciente...

-M-hm. -Y lo he cotejado con ella.

Y no tiene ninguna enfermedad conocida, tampoco le han prescrito

ningún medicamento y no es alérgica a nada.

-Muy bien.

Pablo, tengo algo muy importante que encargarte.

-La verdad es que el inicio ha sido duro.

Pero ahora empiezo a notar que los pacientes,

y lo que es más importante, mis compañeros

empiezan a tomarme como uno más;

especialmente la doctora Marco, que es quien más confía en mí.

-¿Conoces a Rosa de personal? -¿La bajita con el pelo corto?

-Esa. -Sí.

-Pues se va a jubilar y le vamos a hacer una fiesta sorpresa.

Y yo le he comprado un montón de globos que están

en la sala de Personal.

Es para que vayas inflándolos

mientras yo acabo de pasar la consulta.

Es que si no, no me va a dar tiempo.

-Inflar globos, ¿en serio? -¿Perdón? -Sí.

Ya estoy con usted, no se preocupe.

Por favor, siéntese de nuevo que le voy a tomar la tensión arterial.

-Pero doctora, le acabo de decir que ya lo he hecho.

-Ya, pero prefiero repetirlo; es que así me quedo más tranquila.

Música

Llaman a la puerta

-Hola. -¡Hola!

¿Qué tal el día? -Bien. Bien, bien.

Tranquilo. He visto a un chico con dolor de cabeza y poco más.

Le he dejado en Boxes con tramadol y petidina y,

con esto seguro que se le pasa.

-Bueno, si le has dado opiáceos es porque el dolor es fuerte, ¿no?

-Sí, sí. Eso dice él.

-Si necesitas mi ayuda me puedes avisar. -Muchas gracias, Lucía.

Pero no creo que por un simple dolor de cabeza

nadie necesite asistencia psicológica.

De todas formas, si cambio de opinión

y creo que el chico necesita una charlita, te aviso.

-Vale. Porque ya sabes que a mí las charlitas me encantan.

(Megafonía) -Valeria Pérez, acuda a triaje, por favor.

-Hasta luego...

-¡Hola! -Hola.

¿Y esto? -Es que la doctora Marco me ha pedido

que infle globos para la fiesta sorpresa de Rosa, la de recepción.

-¡Aaaah! -¡Ay, señor! Vale.

No diga a nadie que se lo he dicho, por favor,

que es que no sé si la han invitado y creo que he vuelto a meter la pata.

-Tranquilo. Mir, estoy invitada, no te preocupes.

Pero... ¡Madre mía! Tómatelo con calma.

¿Cuántos globos hay aquí? -Eh, cien.

-¡Hala, pues! -¿Me quiere ayudar?

-Eh, tengo un montón de ecocardiogramas yo ahora que hacer.

Hasta luego. -Adiós.

-Pues aquí tienes el informe. -Vale. Haré lo que pueda.

-¡Marco! Perdona, Eva.

Oye, ¿tú has puesto a Mir a inflar globos como si no hubiera un mañana?

-Sí, bueno, pero no me mires así.

Es que yo no podía y alguien tenía que hacerlo.

No le voy a dejar a él con los pacientes en la consulta

sin supervisión. -Vale, que lo entiendo,

pero es que me da pena, pobrecito. Se le ve tan dispuesto,

tan obediente..., no sé.

-Bueno, tranquila, que en cuanto me libere voy a echarle una mano al MIR.

-Vale, vale.

-MIR: Médico Interno Residente.

Es el sistema de formación de especialistas médicos que existe

en España desde el año 1978,

bajo un tipo de contrato de prácticas especial.

En realidad este término no es correcto

ni para referirse al médico que está formándose como especialista,

ni al periodo de formación, ni al examen en sí.

Pero todo el mundo lo usa.

Música

-¡Pablo! ¿Estás bien? -Pues no lo sé.

Es que creo que me he mareado. Pero creo que ha sido por el calor.

Creo que ya estoy bien.

-Vale, vale. Intenta venir caminando hacia mí.

Música

-No. Que no puedo, doctora. -Siéntate, por favor, siéntate.

Haz la prueba dedo nariz.

Música

-¡Bua, fatal! -¿Sabes lo que te pasa, no?

-Corríjame si me equivoco, doctora.

Si se tratara de un episodio de vértigo normal,

no presentaría diplopia, ¿verdad?

Porque ahora mismo estoy viendo a dos doctoras Marco.

-Tranquilo, Pablo, que yo me encargo de todo. -Me estoy agobiando.

(Marcación) -¿Qué está, mandando un mensaje al grupo de la fiesta?

-Podría tratarse de un ictus,

así que he activado el código de emergencia habitual.

Si es un ictus, la rapidez con la que lo tratemos es decisiva.

(Megafonía) -Dña. Rosa Matas, acuda a consulta 8, por favor.

Música

-Santos no mejora con los opiáceos, y tras hacerle un TAC craneal que,

descarta una posible lesión cerebral,

Mendieta le realiza una punción lumbar mediante un catéter

para comprobar la presión del líquido cefalorraquídeo.

-Listos.

Ahora vamos a mandar la muestra de líquido al laboratorio para analizar.

También me gustaría hacerte unos estudios sanguíneos.

Un hemograma, unos electrolitos, perfil hepático, renal,

tiroideo y también pruebas reumatológicas e inmunológicas.

Así que te vas a tener que quedar ingresado.

-Bueno. Desde que me has pinchado, el dolor ha desaparecido.

-Mm, sí. Eso es porque la presión estaba alta pero,

al extraer parte del líquido, hemos conseguido que bajara

y ha disminuido el dolor.

Lo que vas a tener que hacer ahora es quedarte unas cinco horas

en reposo absoluto boca arriba. ¿De acuerdo?

¿Aviso a tu padre para que esté contigo?

-No. Él está trabajando. Además, yo estoy mejor solo. -Muy bien.

En cuanto al curso, bueno.

Lo siento, te haré el justificante por los días que estés ingresado.

-No. No importa. -Hasta luego.

Música

-Pablo, el residente de primer año ha sufrido

lo que podría ser un ictus.

La doctora Marco está siguiendo el protocolo habitual.

-La tensión arterial es normal.

Y el oxígeno y sangre y la glucemia también son normales.

Pero voy a pedirte un electrocardiograma

porque quiero comprobar que no hay una arritmia

que haya podido provocar una embolia.

-Pero doctora, si yo me encuentro perfectamente, de verdad.

Mire, me puedo tocar la nariz con los ojos cerrados

y también puedo andar en línea recta. Que de verdad, que estoy bien.

-Sí, Pablo. Pero yo prefiero continuar con el protocolo.

Porque si te pasara algo grave, no me lo perdonaría.

-La verdad es que es todo muy raro, no sé qué pensar.

El electro ha salido normal, no he sufrido una arritmia,

y ahora me harán un escáner con contraste a ver qué tal.

Y estoy un poco preocupado.

Pero bueno, he flipado con cómo me ha tratado la doctora Marco.

Música

-Ciertos exámenes de tomografía requieren

un colorante especial llamado medio de contraste.

El contraste se introduce en el cuerpo

antes de que empiece la prueba

y nos ayuda a ver mejor ciertas áreas en las imágenes.

¿Qué tal? -Bueno, bien. -A ver, te cuento.

En el TAC no hemos visto ninguna hemorragia,

pero sí que hay una pequeña zona del cerebro que ha sufrido isquemia.

Música

-Vale. Bueno, supongo que se trata de una malformación congénita

y que hay una pequeña arteria que se ha roto y ha dejado de sangrar.

-Sí, podría ser.

Por eso quiero hacerte una resonancia magnética.

Quiero descartar una malformación arteriovenosa

o también un coágulo que esté tapando alguna arteria.

-Doctora. Estoy tranquilo si estoy en sus manos. -Ya.

Música

-El doctor Mendieta ya tiene los resultados de la punción lumbar

y los análisis que le ha hecho a Santos.

-¿Qué tal, cómo te encuentras? -Mejor.

-Muy bien, pues ya tenemos el resultado del análisis

del líquido cefalorraquídeo y ha resultado negativo

a vacilo de Koch, a bacterias y a hongos.

Además tus características citológicas y bioquímicas son

completamente normales. -¿Eso qué quiere decir?

-Perdona, que podemos descartar la meningitis.

Además el resto de pruebas de sangre también han sido normales.

-Entonces ¿qué ha podido pasar?

-Verás, has sufrido un cuadro de hipertensión intracraneal idiopática.

Esto significa que la presión intracraneal estaba aumentada

por un motivo que desconocemos.

Y entonces, al extraer una pequeña cantidad de líquido,

la presión ha bajado y el dolor se ha ido.

Creo que en unas horas te podremos mandar ya para casa.

Ah, por cierto. Aquí tengo el justificante para lo del curso.

-Vale.

Música

-Sí, sí, por favor.

-Tras analizar el resultado de todas las pruebas diagnósticas,

la doctora Marco recibe a Pablo en su consulta.

-¿Qué tal, Pablo?

-Pues no sé. Es que me da un poco de yuyu estar en el lado del paciente.

Me sentiría más cómodo si fingiéramos que no se trata de mi caso.

-Tranquilo. ¿M? Ya tengo la resonancia magnética

y no hay ninguna malformación arteriovenosa.

En principio parece ser que es un accidente cerebrovascular.

Todo apunta a un ictus.

Pero como no tienes factores de riesgo, no eres fumador

ni tienes obesidad ni edad avanzada,

simplemente hay que tener un poco de cuidado, un poco de precaución

y ya está. -Pero si yo ya estoy yendo al gimnasio.

Lo que pasa es que no se me nota porque, cada vez que voy,

me duermo en la bicicleta estática.

Bueno, usted ya sabe lo que es hacer una residencia, ¿no?

Aunque usted sí que está en forma, doctora.

A ver, a ver, no... No me malinterprete.

O sea no es que la vea a usted como mujer, ¿eh? No...

Llaman a la puerta

-Perdonadme, que tenía un poquito de lío.

-Nada. ¿Qué tal, Diana? -Bien.

-La he llamado porque vamos a dejarte monitorizado.

-¿En serio? -Mh.

-¿Me vais a dejar tumbado y de baja por una tontería así?

¿Y por qué no me colocáis un holter?

Al fin y al cabo no me voy a mover del hospital.

No libro en toda la semana. ¿no? Es mejor opción.

-Vale. Me parece bien, sí.

Un holter es una máquina que registra

los ritmos cardiacos de forma continua.

Se lleva puesto de 24 a 48 horas, durante la actividad normal.

Y más tarde el cardiólogo observará los registros

por si ha habido algún ritmo cardíaco anormal.

Música

-Solo unos días después, Santos vuelve de nuevo con dolor de cabeza.

Esta vez incluso de mayor intensidad.

El doctor Mendieta decide hacerle otra punción lumbar

para extraer una nueva muestra de líquido cefalorraquídeo.

-Lo tenemos.

-Esta vez el dolor no se me ha ido con la punción, como la otra.

Y la luz me molesta mucho. -Ya.

Esto es porque en esta ocasión la presión intercraneal está normal.

El dolor de cabeza lo está provocando otra cosa.

Muy posiblemente la primera punción que te hicimos,

que es un procedimiento que a veces puede causar cefalea.

La cefalea postpunción es una complicación relativamente frecuente

que puede deberse al tipo de aguja utilizado

o a un movimiento mínimo del paciente o del médico

en el momento de introducir la aguja.

En el caso de Santos él estaba un poco intranquilo.

Así que es posible que se haya movido algo sin querer.

Llaman a la puerta

-Buenas, doctor. -Hola.

-¿Qué haces otra vez aquí?

¿No habíamos quedado que íbamos a salir a correr?

¿Y llego a casa del trabajo y ya te has escapado?

Desde luego es que sabía que no ibas a ser capaz de salir ni el primer día

-Por favor, baje la voz. ¿De acuerdo? que su hijo está enfermo.

-Diga mejor un vago. En mis tiempos aguantábamos el dolor.

No estábamos en Urgencias cada dos por tres.

-Santos, mira, lo que vamos a hacer es cambiarte el narcótico

¿de acuerdo? Te pondré otro, también indovenoso, cada ocho horas.

-Doctor, ¿puede salir un segundo? Me gustaría hablar con usted a solas.

-Vamos. Hasta ahora.

(Megafonía) -Les recordamos que está terminantemente prohibido fumar

en cualquier área del centro hospitalario.

-Mire, doctor. No me extrañaría que mi hijo esté exagerando.

-A ver, la percepción del dolor siempre es subjetiva.

-No, no me refiero a eso.

Me refiero a que a lo mejor le está echando cuento.

Que es muy quejica, lleva toda la vida haciendo lo mismo.

En el momento que tiene un reto por delante, una prueba que superar,

un examen o lo que sea, es que se caga en los pantalones,

con perdón de la expresión.

Y siempre busca una excusa para no hacerlo.

-Mire, me gustaría que dejara el diagnóstico para los médicos,

¿de acuerdo? Además, creo que el dolor de Santos no es inventado.

-Hombre, yo solo se lo digo para que no se rompa la cabeza

haciéndole mil pruebas que yo sé bien lo que le pasa a mi hijo.

Que quiere nada más que estar viviendo del cuento.

A la sopa boba. Si no hay más que verlo.

Todo el día haciendo el vago. No aprobó las pruebas para policía.

Es que al ritmo que va se va a quedar también sin hacer las de vigilante.

-Escuche, escuche. El médico soy yo,

¿m? Y voy a hacer lo que estime oportuno.

Música

Suspiro

Música

-Pasados un par de días Pablo acude a la consulta de la doctora Ortega

para conocer los resultados que ha recogido el holter.

-¿Sabes qué podía haber recogido el holter?

-Vamos a ver, doctora: estoy en mi primer año de residencia,

no de medicina, ¿vale? -Vale, vale.

-Usted quería descartar una fibrilación auricular paroxística.

-Muy bien. El holter nos ha permitido descartarla.

Y ¿cuál es el siguiente paso?

-Supongo que una ecocardiografía transtorácica. ¿No?

-Equilicuá, Mir; equilicuá. Muy bien.

Una ecocardiografía transtorácica utiliza ondas sonoras

para crear imágenes del corazón y mostrar sus cámaras

y sus válvulas, así como el movimiento de las paredes cardiacas.

Tos

Música

Pues no se aprecia nada.

Siento decirte que la siguiente prueba no va a ser tan cómoda

como llevar un aparatito. -Permíteme adivinarla:

¿Una ecocardiografía transesofágica? -Sí.

-es que ¿por qué tantas pruebas?

-Pablo, sabes que hay que hacerlo. Es parte del protocolo.

-Pues pienso de verdad que os tomáis tantas molestias conmigo

porque soy un miembro del personal médico. -¡Oye!

-Y no un paciente corriente.

-Yo me tomo molestias con todos mis pacientes, ¿eh? -Vale, lo siento.

Hágame la eco, que me la merezco.

Música

Suspiro

-La ecocardiografía transesofágica es

una de las pruebas más molestas para los pacientes.

Primero se anestesia la parte posterior de la garganta.

Y después el cardiólogo introduce un endoscopio a través de esta,

guiándola a través del esófago.

Este método se usa para obtener un ecocardiograma más claro del corazón.

-Venga. Vamos allá.

Música

-Ffff, ¡menudo imbécil, de verdad! -¿Cuál, de todos los que hay?

-Pues el padre de un paciente con dolor de cabeza que va de sobrado

y encima no sabe ni cuidar de su hijo.

Yo creo que el dolor se lo está provocando él.

-Bueno, no te lo tomes a broma,

que muchos dolores de cabeza vienen por la ansiedad y por el estrés, ¿eh?

-Ya, ya. ¿Qué te crees, que no lo sé? -Era por si no lo habías pensado.

¿Y el chico es el mismo del que me hablaste el otro día?

-Sí. Sí, es el mismo.

-Así que tus fármacos infalibles no han funcionado.

¿Por qué no intentas hablar con él, que a lo mejor llegas

a un diagnóstico por el camino más corto, tú?

-Bueno, ¡esto es el colmo!

Perdona, pero si tú también me vas a decir

cómo tengo que hacer mi trabajo, mejor me voy, ¿m?

Carraspeo

-Nada de nada.

-Nada. Ni un coágulo en el corazón ni ninguna cardiopatía estructural

en la orejuela de la aurícula izquierda..., nada.

-Pero es que parece que les haga ilusión no haberme encontrado nada.

Y digo yo que tendremos que celebrar pues que eso, que estoy bien, ¿no?

-Claro que sí.

-Vale. Pero en la celebración nada de globos, por favor.

Suficiente he tenido ya. -Venga.

(Megafonía) -Les recordamos que está prohibido fumar en todo el hospital.

-Usted tranquila, no se preocupe que ya verá que cuando sale de la prueba,

sus hijos están aquí. Y si no, pues la llevo yo a casa.

¿De acuerdo? Un segundo...

Te voy a dejar un momento, Paula. Pablo. -Dime.

-¿Qué tal? ¿Cómo te encuentras? -Pues perfectamente. -Muy bien.

Oye, ¿Puedo hacerte una pregunta personal?

-Ah, no. no tengo novia. -No. no era eso.

-Ah. -Es que me ha extrañado mucho que no haya venido nadie

a acompañarte durante las pruebas.

-Ya, bueno. Es una larga historia.

-Bueno, pues si quieres tomamos algo y me la cuentas.

Porque yo tengo tiempo ahora, acabo de terminar.

-Vale. Genial. Vamos allá.

Ya le adelanto que no es una historia muy normal, ¿eh?

Todo empezó cuando mi madre se quedó embarazada.

Música

Música en la tele

-¿Puedes bajar el volumen? -Ya está. -Gracias.

-¡Ya me las podías haber dado por lo del curso!

Mi trabajo me ha costado que te vuelvan a admitir.

-Ya no pienso volver. -¿Qué dices?

-Ese mundo no es para mí. -¿Y qué mundo es para ti?

¿El trabajo de tu padre no está a tu altura, entonces?

-Yo no sirvo para eso. -¿Ah, no? ¿Y para qué sirves?

Porque para policía también probaste

y se vio bien claro que no servías ni para pasar la primera prueba.

-Igual me viene de familia, ¿no? ¿O tú sí pasaste las pruebas de policía?

-¿Qué estás diciendo? ¿Qué me estás llamando, inútil?

¿A tu padre estás llamando inútil? ¡Repítelo si te atreves, hombre!

Música

Ya me parecía a mí.

Recuérdame qué era aquella tontería que decías que era tu vocación...

¿Cómo era? Esa cosa de ecologista... -Ciencias del mar.

-¿Ciencias del mar? ¡Valiente tontería!

(Megafonía) -Doctor Herranz, acuda a consulta 1, por favor.

-¿Entonces tienes dos padres y una madre?

-Es que a ver: la cosa es que mis padres eran un poco jipis.

Y mi madre vivía con dos hombres, que son mis dos padres.

Y en la época en la que se quedó embarazada,

como tenía relaciones con los dos...

Pues nunca supo quién era mi padre biológico.

-Ya. Pero ¿no te has hecho un test de paternidad?

-¿Para qué? Si es mejor tener dos padres que uno.

Además, que los dos han siempre ejercido como tal.

-Bueno, pero te parecerás más a uno de ellos que al otro.

-No. Porque son hermanos. Así que me parezco a ambos. -¿Que son hermanos?

O sea, ¿que tus padres son tus padres y tus tíos a la vez? -Exactamente.

-Bueno, pero sigo sin entender qué tiene que ver esto

con que no haya venido nadie a verte, la verdad.

-Ya. Porque... se han separado. -¿Cuáles?

-Mis dos padres de mi madre. Y se han ido a vivir juntos, mis dos padres,

y como la separación está muy fresca y muy reciente,

sé que si se juntan aquí, en el hospital, van a armar un pollo.

Y si aviso solo a una parte,

la otra se va a enfadar mogollón y no me lo va a perdonar en la vida.

Me lo acabo de inventar. -Pero ¿qué dices?

¿Te has inventado todo esto así, sobre la marcha? -Sí.

-Te puedes hacer monologuista, ¿eh? seguro que triunfas.

-Bueno, es que tenía ganas de hablar con usted

y es lo primero que se me ha ocurrido, no sé.

¡Huy! Ya voy tarde, me tengo que ir. La veo más tarde, ¿vale?

(Megafonía) -Lucía Velázquez, le esperan en la habitación 231.

Música

-Santos lleva varias horas con el tratamiento analgésico que le puso

el doctor Mendieta para aplacar su cefalea.

-Hola. -Hola. -¿Puedo pasar? -Sí.

-Soy Lucía, la psicóloga del hospital. -Ah.

-Me han dicho que te duele mucho la cabeza, ¿cómo estás?

-Bueno, mejor. -Si necesitas hablar conmigo,

cuando quieres, me puedes avisar. -¿Por qué?

-Porque muchos dolores de cabeza pasan porque uno tiene más estrés.

¿Últimamente has notado en tu vida diaria

que estés más presionado por algo? -Sí. Mi padre.

-Y ¿has tenido algún episodio de ansiedad antes?

-Bueno, hace dos años, cuando suspendí las pruebas para policía,

estuve en tratamiento. -¿Qué te pasó?

-Antidepresivos y tal. -¡Hola!

-Hola. -Lucía, ¿qué haces tú aquí?

-Estaba hablando con Santos un ratito. -Muy bien.

Ya te dije que no era necesario que vieras a mi paciente de neurología.

Pero si en algún momento considero

que su dolencia cambia de especialidad, te aviso.

-Genial. Que te mejores. -Gracias.

-Bueno, ¿qué? ¿Qué tal, cómo te encuentras? -Mejor.

-Bueno, me alegro. Pues viendo que el tratamiento farmacológico funciona,

vamos a prolongarlo unos días más. ¿De acuerdo? -Vale. -Hasta luego.

Suspiro

Música

-Pasados unos días, Pablo, el médico residente al que le diagnosticaron

un accidente cerebrovascular vuelve

a la consulta de la doctora Marco de nuevo como paciente.

-¿Qué haces vestido de calle, que no llevas la bata?

-Es que me ha vuelto a ocurrir lo mismo, doctora.

Hoy vengo como paciente. Otra vez el mismo cuadro: diplopia,

dismetría y he estado a punto de caerme.

-Siéntate, por favor. Siéntate.

¿Qué estabas haciendo cuando te pasó? ¿Estabas con una chica?

No. Em... Es que estaba en el baño.

Soy un poco estreñido, ¿sabe?

-Ya. Oye, ¿te has dado cuenta que los dos episodios han ocurrido

durante un valsalva? -Sí. Ya, ya lo había pensado.

-La maniobra de Valsalva, llamada así por un médico italiano,

es cualquier intento de exhalar aire con la glotis cerrada

o con la nariz y la boca cerradas.

La intención inicial de Valsalva era

crear una forma de expulsar pus del oído medio.

La gente hace maniobras de Valsalva sin darse cuenta,

cuando hinchan un balón o un globo,

o cuando hacen fuerza al toser, estornudar, tragar, comer o defecar.

(Megafonía) -Lorena Quesada, acuda a recepción, por favor.

Música

-Tras la ampliación del tratamiento analgésico que le recetó

el doctor Mendieta, Santos sufre alucinaciones y delirios.

-¡¡Déjame!! -¡¡Santos, Santos, Santos!!

-¡Para! ¡¡Para, para!! -Diazepam intravenoso, ¡ya!

¡¡Santos, Santos, soy el doctor Mendieta! ¿De acuerdo?

Estás en el hospital.

Vamos a ayudarte. No va a pasarte nada. Tranquilo.

-Por los síntomas observados Santos ha sufrido un brote psicótico

causado por los opiáceos.

Lo que he hecho ha sido suspender inmediatamente ese tratamiento

y administrarle naloxona, que es un antídoto de ese tipo de fármacos.

-¿Qué pasa? -¡¡Vete!! -Estaba en la cafeterí...

-¡¡Vete, vete!! ¡¡Que se vaya!! ¡Vete! -Salga, salga. Espere fuera.

¡Fuera, fuera, espere fuera! ¡¡Fuera de la habitación!!

-¡¡¡Veteeee!!!! -Santos, Santos, no pasa nada.

Música

-Voy a esperar a que salga el doctor Mendieta a ver si...

-Muy bien venga, hasta luego.

-Hola. Vengo a ver cómo está tu paciente,

que me han dicho que ha tenido un brote psicótico. -Sí. Sí, eso parece.

Bien, ahora está bien. Está sedado y estable.

Lo que pasa es que me parece muy raro lo que le ha pasado,

tanto por su edad como por la falta de antecedentes.

-Antecedentes sí tiene. Ha estado tomando antidepresivos hace dos años.

-Pero bueno, ¿y tú cómo sabes eso y yo no?

-Porque me lo dijo el otro día. Pero pensé que lo sabías, ¿eh?

-Pues no, no. A mí no me dijo nada.

-A lo mejor tenías que haber tenido una charla con él.

(Megafonía) -Valeria Pérez, acuda a Triaje, por favor.

Suspiro

Música

-Superada la crisis psicótica, el doctor Mendieta comprueba

con una cisternografía que el segundo brote de cefalea de Santos

se debió a la primera punción lumbar.

-La primera punción lumbar provocó que una pequeña cantidad de líquido

cefalorraquídeo saliera al espacio subaracnoideo.

Y eso fue lo que provocó la cefalea de Santos.

Ahora lo que tenemos que hacer es dejarle en reposo absoluto

con un tratamiento farmacológico y esperar

a que el líquido se reabsorba por sí solo.

Música

-Bien, pues creo que puede tratarse

de una comunicación interauricular foramen oval permeable.

Es decir, que tienes comunicadas las dos cavidades del corazón.

Ocurre con mucha frecuencia.

Pero normalmente se cierra a los tres primeros meses de vida.

Pero es verdad que en una de cada cuatro se presenta

el foramen oval permeable. Normalmente asintomático.

-Entonces, ¿cómo podemos saber lo que realmente tengo?

-Pues recurriendo a la última tecnología,

un ecocardiograma tridimensional o hacerlo a la antigua usanza.

Que es más divertido.

Música

-Con el reposo Santos por fin empieza a sentirse mejor.

-Hijo ¿estás bien? -Sí. -Toma. Tengo una cosa para ti.

Es la matrícula para Ciencias del Mar.

Era esto lo que querías estudiar, ¿no? -Sí.

-Espero no haberme equivocado, que la matrícula está ya pagada.

-No. No te has equivocado. -Hijo, tengo que decirte una cosa.

-¿Canarias? -Sí. Me estuve informando y me dijeron

que es la mejor facultad de España.

Además, seguro que la distancia te va a venir bien

para tener más independencia.

-Pero ¿qué ha pasado? ¿A qué se debe ese cambio, papá?

-Es que el otro día, cuando te dio el ataque, me di cuenta que...

-Pero ¿qué pasó, dije algo que no debía o...?

-No, no, no. Simplemente me di cuenta de...,

de que el único que estaba haciendo las cosas mal era yo.

Lo siento mucho, hijo. -M-hm.

-Oye, si me dejas, de vez en cuando iré a visitarte a Canarias. -Claro.

Llaman a la puerta

-Buenas... -Buenas. -Muy buenas, doctor.

-¿Qué, qué tal? ¿Cómo te encuentras hoy? -Bien. -Muy bien.

No sé qué es lo que ha pasado pero, sea lo que sea, me alegro.

En breve vamos a darte el alta, ¿de acuerdo?

Solo tendrás que venir para las revisiones.

Y te voy a recetar un fármaco,

pero solo deberás tomarlo si la cefalea vuelve.

Y en cuanto al brote..., no tienes por qué preocuparte.

Era a causa de los opiáceos que te estábamos dando, así que...,

no tiene por qué repetirse. -Bueno. -De acuerdo. -Gracias.

-Hasta luego. -Gracias, doctor.

Música

-¿Sabes lo que tengo en la mano, verdad? -Sí. Contraste salino.

-Exacto. Cuando lo agito hace burbujas.

-claro. -¿Lo ves? -M-hm.

-Vale. Lo que voy a hacer es ponerte el contraste en vena.

Y con el ecocardiograma veremos si las burbujas pasan

del lado derecho de tu corazón al izquierdo. -¿Si pasan?

-Si pasan. Si no hay comunicación interauricular no pasarán.

¿Preparado? -sí. -Venga, vamos allá. -Vamos allá.

Música

-¿Bien? -Sí. -Vale.

Música

-Mira. -Efectivamente tienes un foramen oval permeable.

-¿Y ahora qué? -El problema es corregible quirúrgicamente.

Pero una operación de corazón no hay que tomarla a la ligera.

-No, está claro. Pues creo que de momento lo que haré

será comer mucha fibra y evitar cualquier maniobra tipo Valsalva.

Y ya, pues si me vuelve a pasar un susto de estos,

pues me plantearé operarme. -Lo que tú valores.

-Yo creo que es una buena opción. ¿Acabas tú? -Claro.

-Ahora te veo. Toma. -Vale. Gracias. -Gracias, doctora.

Música

-Pablo, quiero pedirte un favor muy importante.

-Vale. Pues yo espero que no sea que le hinche un colchón de playa,

porque le aseguro que así no vamos bien.

-No. Lo que quiero pedirte es que, por favor,

vayas pasando tú la consulta. -Gracias.

-Muchas gracias, José Luis. -Toma. Cóbratelo de aquí.

-¿Y esto? -No sé, que hoy me he levantado generoso.

-¿No será que me quieres agradecer la ayuda por el caso de Santos?

-No, perdona; de ayuda nada. ¿Vale?

Solo me diste un dato que, de una forma u otra,

yo también hubiera sabido.

-Sí, con lo que te gustan a ti las charlitas...

-Soy perfectamente capaz de darlas, ¿vale?

-Por lo menos reconoce que la presión del padre era

un dato fundamental en el caso.

-no sé, es... Sí, sí. Podría ser, ¿m? Pero solo podría.

-Pero ¿no puedes decir "gracias, Lucía, tus charlitas funcionan"?

-Eso lo dirás tú, ¿vale? -¿Que lo digo yo?

¡Que te salvé la vida un día con una charlita!

-Vale, muy bien, muchas gracias...

Música

-Yo no salgo de trabajar hasta mañana por la mañana.

Y sabes que no te puedes quedar solo.

-He estado escuchando lo que hablabas con tu padre y yo puedo cuidar de él.

-Estoy harta de estar enferma.

-Juana lleva mucho tiempo luchando contra un cáncer

que tiene en la sangre.

¿Es grave? -Prefiero no adelantarme hasta ver la evolución de Juana.

-Ya. Eso ya sé yo lo que puede significar.

-Es que Ortega, lleva mucho tiempo lidiando con ese problema.

Que Julián no aguanta a nadie, ya lo sabes.

-Conmigo dice que se lleva muy bien.

El problema es que Julián es mala gente.

-¡Y este diagnóstico es un cáncer terrible que no puedo con él!

¡Estoy harta y no quiero que lo sufras conmigo!

¿Lo puedes entender?

-Ya que es tu último año de residente,

estaba pensando que sería una buena idea desarrollar

algún tipo de investigación.

-Pensaba que estaba haciendo un buen trabajo.

-¿Cómo son sus ciclos menstruales? -Aún no me ha venido la regla.

-La ecografía muestra ausencia del cuerpo uterino;

además del ovario, la trompa de Falopio de la parte izquierda.

-Explíqueme cómo es esto de que Luisa no tiene útero y tiene genitales.

Si salta a la vista que no es un hombre.

-Genéticamente hablando, sí lo es.

-Quería saber si hay algo que haya hecho mal.

Es que me quedé muy preocupada la última vez que hablamos.

-El doctor Mendieta ha decidido que sea la doctora Rey

la internista que se quede en la Unidad del dolor.

Música

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 20/10/16 (2)

Centro médico - 20/10/16 (2)

20 oct 2016

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 20/10/16 (2)" ver menos sobre "Centro médico - 20/10/16 (2)"

Los últimos 648 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Sagra

    Bonito cap, me gustan mucho Dra.Marco y Dr.Mir, da un toque especial... Y dice Dr.Mir ; parece que la Dra.Marco está siempre con la escopeta cargada,Dr.Mir tienes unos golpes muy muy saludables... dentro de los cuadros clínicos con ellos se hace más especial. be.s.o.s a todo el equipo¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿ .ah!! Por cierto Dr.Mendieta , o son celos o no entiendo que te pasa con tú Silvita.

    22 oct 2016