www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4484124
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 19/02/18 (2) - ver ahora
Transcripción completa

-Tienes cara de estar agotada.

-Es que no he dormido. -Claro. ¿Por eso el café?

-Es una tila.

Es por lo de Simón.

Me aterra la idea de que se vaya.

Pero por otro lado me destroza verlo así.

-Ya, Pepa pero ya sabes que se ha hecho todo lo posible.

-No, bueno, me he estado informando

y, si le hiciésemos de un TAC de urgencia,

podríamos comprobar si el tumor le está comprimiendo la vía biliar.

-Pepa. -Y si eso fuese así...

Si fuese así le podríamos poner un drenaje biliar,

y el hígado le seguiría funcionando.

-Ya, pero ¿por cuánto tiempo?

Pepa, se están tomando todas las medidas

para que Simón se encuentre lo mejor posible.

-Ya, pero no para curarle.

-Ya, pero es que ya sabes que eso no puede ser.

-Tiene que haber algo más que se pueda hacer.

Seguro que se os está olvidando algo.

-Voy a cambiarme, y luego si quieres

vamos juntas a la habitación de Simón.

Pero entra tú también, que te vas a quedar congelada.

-Vale.

Marian Montesinos, visitadora médica de una multinacional farmacéutica,

es atendida por la doctora Ortega.

-La verdad es que le quiero presentar un nuevo ansiolítico, muy efectivo.

Y que está en circulación en Estados Unidos. Tenem...

-Marian. Siéntate, siéntate. ¿Qué te pasa? ¿Qué te pasa?

¡Marian!

Marian. -Ay, qué vergüenza. Perdón.

Ya está, ya está. No pasa nada. No sé qué me ha pasado. Ha sido...

-Pasa, pasa a la camilla, por favor. Pasa.

-No, no, si estoy bien, si estoy bien. Si no...

-A ver. Si... -No pasa nada.

-Escúchame. Te acabas de desmayar.

Déjame por lo menos que te haga una pequeña exploración.

-De acuerdo. De acuerdo.

-Eso es.

¿Bien? -Sí. Sí, sí.

Qué vergüenza, la verdad es que no...

No he tenido una venta así en la vida, es mi peor venta.

Espero que no tenga una mala opinión de Cadwel España.

Es una empresa muy... Muy seria, claro.

-No te preocupes.

-Se me ha ido así, un poquito... ¿Qué es eso?

-A ver, es para medir el nivel de glucemia.

Tranquila, no te voy a hacer daño.

Marian se encuentra consciente y orientada.

Aunque todavía continúa algo mareada y pálida.

A priori no tiene ningún signo neurológico focal

ni presenta otros síntomas, ni cardiovasculares ni respiratorios.

Solo destacan unas cifras de glucemia bastante bajas.

Por lo que sospecho que ha sufrido una lipotimia,

provocada por una hipoglucemia.

Simón Lorenzo, el paciente con cáncer de páncreas,

descansa en paliativos.

Su estado de salud no parece mejorar.

-Hola.

-Hija, me alegro muchísimo de todo lo que estás consiguiendo.

Vas a llegar muy lejos,

bueno, de momento, a Australia.

Te mando un beso enorme.

Ah, y no te olvides de enviarme el canto del lori arcoíris.

Era Beatriz.

Contándome la llegada a Sídney.

Está emocionada.

Bueno, y yo también.

Como si estuviera allí con ella.

-Estás muy animado por la mañana, ¿no?

-Hablar con mi hija me ayuda más que cualquier tratamiento.

-¿Cómo estás, Simón?

-¿Qué quieres la versión corta o..., o la de verdad?

-Cuéntame cómo es eso.

-Pues la versión corta es que voy tirando.

Y la de verdad...

es que estoy hecho un trapo.

Y estoy como si...

acabara de salir de una noria.

Y encima...

Encima parece que tengo el tubo de escape suelto.

-Es normal que tengas diarrea. -Bueno, yo...

vuelvo a sacar el tema de antes. Es que he estado investigando.

Yo creo que le podríamos operar.

-Pepa, creo que no deberíamos de hablar de eso ahora.

-¿Ah, no? Mucho mejor quedarnos así, con los brazos cruzados, ¿no?

Mientras él está como está.

-Chicas.

Quiero enviar otro audio a Beatriz.

¿Me dais un momento?

-Claro.

-¿Cuántas horas hace que no comes?

-Mm..., desde ayer, por la mañana...

La verdad es que hace días que...

Bueno, tengo mucho trabajo y como poquito y mal.

-¿Desde ayer? -Sí, tengo mucho trabajo.

-Vale. Cierra la mano...

Gracias, Anuc.

-¿Y eso, por qué? -Bebe.

Es para elevar el nivel de glucelia. -Ah.

¡Ah! -¿Qué te pasa?

¿Qué te pasa? ¿Te duele?

Te duele la boca... ¿Tienes alguna muela en mal estado?

Tranquila, respira, respira.

Profundo.

-Ah, ya está, ya está. -Descríbeme el dolor, por favor.

-Es como una descarga eléctrica muy fuerte, que me va y me viene,

y que...

Y que es terriblemente dolorosa.

Me dan ganas de tirarme por la ventana cada vez que me da.

-¿Has consultado ya con algún médico?

-No, porque estos días estoy con mucho trabajo

y tengo que hacer las ventas. No sé. -A ver.

Marian, necesito que te relajes. Te veo muy angustiada.

Respira profundo.

Te voy a dejar con analgésicos, ¿vale?, por vía intravenosa.

-Vale. -Y te voy a dar un ansiolítico.

Luego te voy a dejar que descanses, y después te haré algunas pruebas.

Para saber exactamente qué te está ocurriendo.

-Pero bueno, ¿tantas cosas? ¿Sí? -Sí.

-Está bien. Gracias.

-Pepa, entiendo que estés mal

pero no puedes darle falsas esperanzas a Simón.

Además nos pidió que fuésemos sinceros con él.

-Sé perfectamente lo que tengo que hacer.

-Ya, pero a lo mejor lo que tú quieres

no es lo mismo que lo que quiere él.

En un momento tan avanzado de la enfermedad,

nuestro objetivo es que Simón se encuentre lo mejor posible

hasta su inevitable fallecimiento.

Hacer pruebas u operaciones para prolongar un poco más su vida,

pero que al mismo tiempo van a causarle molestias y sufrimiento

es lo que conocemos como distanasia.

-Es que no me puedo creer que no le quieras hacer un TAC.

Con un TAC veríamos perfectamente si puede ser intervenido o no.

-Pepa, sería una intervención poco realista.

-Ah. Entonces es mucho mejor no hacer nada.

-Pepa, hemos hecho por él todo lo que hemos podido

pero hay veces que el cuerpo decide.

Tú lo sabes tan bien como yo.

-Esa es tu postura, ¿no?

Pues no me dejas más remedio que ir a buscar a otro médico.

-Todo el equipo de Oncología está de acuerdo, Pepa.

-Pues todo el equipo de Oncología está equivocado.

-Bueno, de momento vamos a hacerle una analítica de sangre.

-Me encargo.

Marian, la paciente

que sufre un dolor lacerante en un lado de la cara,

es valorada por la doctora Ortega.

-Puntúa del uno al diez el dolor que sientes.

-Ahora no siento nada, sería de cero,

es que va y viene el dolor. ¿No me cree?

-Sí, sí, sí, que sí, mujer, que te creo, claro que sí.

Pero entonces, haz memoria, cuando te da el dolor...

Del uno al diez, ¿qué nota le pondrías?

-Es horrible, sería un 12.

El dolor tiene un fuerte componente subjetivo.

Gracias a esta valoración, del uno al diez,

podemos entender cómo afecta a cada paciente.

Según la valoración de Marian,

el dolor que sufre es el peor dolor imaginable.

Lo cual nos ayuda a descartar ciertas opciones.

-Jamás he tenido un dolor igual.

Mire, yo no he sido madre pero el parto de un hijo

no debe ser mucho peor que esto.

-Vale, entonces, si lo entiendo bien, es un dolor lacerante, y recurrente,

localizado en la región mandibular, en el lado derecho...

A veces se presenta de forma espontánea,

pero normalmente cuando masticas o bostezas. ¿Es correcto?

-Sí, y por la noche, cuando estoy dormida,

me sorprende el dolor y, por más analgésicos que me tomo,

no se me quita, no se me quita.

Me entra como paranoia, porque me pongo de muy mal humor,

porque nunca sé cuándo va a venir otra vez el latigazo. ¿Entiende?

Si como, mastico, si estoy hablando...

No sé, estoy pendiente de que pase.

Además, no...

No puedo hacer vida, es una cosa

como que no puedo estar pensando en trabajar,

y mi vida cotidiana se ve afectada todo el día.

-Ya. Por eso llevas desde ayer sin comer, estás dejando de comer...

-Pues sí, la verdad. Sí.

-Eso explica la hipoglucemia y el desmayo que has sufrido.

Según lo que Marian me cuenta,

me hace sospechar que sufre neuralgia del trigémino.

Esta afección provoca una descarga incontrolada

de impulso eléctrico en el nervio trigémino.

En este caso, en su rama mandibular.

Y es uno de los dolores clínicos más intensos que existen.

Le voy a hacer un TAC para descartar un origen neurológico.

-Ah, perdona, que pensaba que estaba aquí Pepa.

-Se acaba de ir.

Espera.

-Dime.

-Me gustaría que...

Que hablases con Pepa.

A ver...

A ver si entra en razón.

Yo sé que...

Que me queda poca gasolina.

Y que ya...

Ya estoy en la reserva.

Al principio,

me costó aceptar la realidad.

Y he pasado miedo.

Mucho.

Pero ya no.

Ya no.

Cuando llegue el momento,

cogeré la maleta y me iré.

-Vale, Simón, pero hasta ese momento sabes que no estás solo.

Cualquier cosa que necesites, me la pides a mí o a Pepa.

-Pepa puede ayudarme. Mucho.

Pero así no.

Tiene más miedo que yo. -Ya.

Marian se somete a un TAC para determinar

si el dolor lacerante del nervio trigémino que padece

tiene un origen neurológico.

El TAC ha descartado un origen neurológico.

Por lo que vamos a iniciar

un tratamiento con fármacos anticomiciales.

Parecidos a los que se recetan para la epilepsia.

Y que frenarán la conexión nerviosa del nervio trigémino.

Si el tratamiento farmacológico fracasa,

entonces plantearemos cirugía.

-Muchas gracias por todo, doctora. -De nada.

-¿Y cuándo cree que me va a hacer efecto el tratamiento?

-Pues podría tardar entre tres semanas y un mes, más o menos.

-Pero ¿qué dice? ¿Cómo tres semanas o un mes?

Yo necesito ya, en esta semana, en estos días.

No puedo seguir así, ¡no puedo! ¡Tengo que trabajar!

¡Necesito una solución!

-Deberías pedirte una baja. -¿Una baja?

Los comerciales no tenemos baja, doctora. Es imposible. No puedo.

No... ¡Ah, ah! Oh...

-Tranquila, tranquila. -¡Mmm!

-Respira, profundo.

Enseguida va a pasar; no te preocupes. Ya está.

-Ya está. -Marian, deberías plantearte

la posibilidad de empezar un tratamiento psicológico.

Porque hay terapias disponibles

para personas que tienen que sufrir dolores continuos.

El dolor tiene un factor psicológico que se puede trabajar.

Hasta cierto punto, claro. -Está bien.

-¿Sí? -Hare lo que sea. No puedo más.

-Vale, pues voy a avisar a la psicóloga,

voy a llamarla, un segundito... -Sí.

-A ver si te puede atender ahora mismo. ¿Vale?

-OK, gracias. -Perdóname. Enseguida estoy contigo.

Teléfono

¡Antonio!

Sí. ¿Qué tal?

Bueno, la mañana un poquito regular, pero...

Pero poco a poco vamos a remontar.

Sí, sí, sí, sí.

-Siento mucho cómo te he hablado antes.

-Nada, Pepa, no te preocupes.

Si entiendo perfectamente cómo te sientes.

Pero no creo que sea bueno

que te dejes llevar por pensamientos poco realistas.

-Ya, pero tú y yo sabemos

que hay recuperaciones de enfermos, inexplicables.

Enfermos que tenían nada de esperanza de vida.

Y sin embargo han sido reales.

-Ya, Pepa, pero sería como esperar un milagro.

¿Por qué no te coges unos días de vacaciones?

-No quiero vacaciones.

-Pero no te lo digo para que te quedes en casa,

sino para que estés aquí con Simón, pero no como enfermera,

sino como su acompañante.

Pepa, es normal que toda esta situación te esté afectando

y que no seas capaz de ser objetiva.

Pero tú sabes tan bien como yo

que ahora lo importante es cuidar de Simón hasta que se tenga que ir.

Y estoy segura de que lo vas a hacer muy bien.

Marian, la paciente que sufre neuralgia del trigémino,

acude a la consulta de la psicóloga

para comenzar una terapia que le ayude a sobrellevar el dolor.

-Desde luego, yo, si tuviera ese dolor, es que...

Es que me sentiría fatal... Si es que...

-Doctora, no se lo puede ni imaginar. Horrible.

Es una cosa como...

Que me hace pensar que por qué mi cuerpo conspira en contra mío.

¿Por qué? -Una de las cosas,

y quizás la primera que hay que hacer cuando se tiene un dolor así,

tan intenso y que no se puede parar, sé que es muy difícil de hacer,

pero es aceptarlo.

Sabes que va a estar ahí, y que de momento no se va a ir.

Porque si no, se sufre mucho más. -¿Y alguna solución hay si lo acepto?

-Pues entrenar la resiliencia.

La resiliencia es la capacidad que tiene el ser humano

para enfrentarse a situaciones adversas.

Una persona resiliente es aquella

que, aunque esté sometida a una situación muy estresante,

es capaz de conseguir que no le afecte psicológicamente.

¿Qué piensas cuando tienes esos dolores tan fuertes?

¿Qué se te viene a la cabeza?

-Es como si se me fuera a partir la cabeza en dos.

Tengo una sensación que, si veo una mesa en ese momento,

me dan ganas de cogerlo y partirme la cabeza con ella.

Es horroroso, no lo puedo soportar.

Yo... me separé de mi marido hace poco tiempo.

Porque quería dedicarme a mi carrera.

Porque es lo que más me interesaba en este momento.

Y ahora mismo, con todo esto...

Es que me siento frustrada. Tengo muchísima rabia.

No entiendo qué me está pasando.

-Y perdona que te pregunte, si quieres me contestas, si no, no,

pero ¿te separaste de tu marido porque teníais algún problema,

o le habías dejado de querer...? -Eh...

En realidad, me sentía muy agobiada casada.

Tenía ganas de escapar.

Me angustiaba la vida de matrimonio, de...

No lo podía soportar.

-¿Y en tu trabajo tienes algún objetivo, alguna meta?

-Sí, claro, quiero ser la jefa de coordinación del departamento.

Y después, bueno, pues seguir un poquito sobre esa línea,

y avanzando, y...

Creo. Digo yo.... Que...

-Te voy a pedir que hagas un ejercicio. ¿Vale?

-Ajá.

-Cuando te vuelva a venir ese dolor tan intenso, solo quiero que pares,

respires profundamente, intentes verlo como en una pantalla,

como si fuera una pantalla de cine.

Ese dolor como si fuera algo ajeno a ti. ¿Vale? Sé que no es fácil...

-Bueno, pues lo voy a intentar, ¿no?

-Sí. Prueba a ver. -Vale.

La doctora Marco ya tiene los resultados de la analítica de Simón,

el paciente con cáncer de páncreas.

-¿Son los resultados? -Sí, Pepa.

-No, no...

No son buenas noticias, ¿no?

-No, Pepa.

Como era de esperar, el hígado de Simón continúa fallando,

y lamentablemente va a peor.

Tiene alta la bilirrubina, elevadas las transaminasas,

la albúmina baja...

Alteraciones en la coagulación...

Médicamente no podemos hacer nada más por él.

-Pepa...

¿Cómo estás, Simón? -Qué...

-No te preocupes, no hace falta que hables.

-¿Quieres agua? ¿Sí?

¿Mejor?

El tumor de páncreas afecta a los órganos que tiene más próximos.

Y el principal afectado es el hígado.

Progresivamente el daño será mayor.

Y sin un hígado que funcione con normalidad,

es cuestión de tiempo que el resto de órganos empiecen a fallar.

-Hola, Carlos. -¿Qué tal?

-Muchas gracias por venir hasta aquí, ¿eh?

-Nada, no te preocupes. ¿Cómo vas, Marian?

-Bueno, tengo unos cuantos médicos todavía en el hospital

y algún otro hospital por aquí por la zona.

-Bueno, nada. ¿Te doy lo que me dieron?

-Sí, por favor.

-Esto, esto y esto.

Toma. Esto es para ti. -¿Estas?

-Sí. Esto es lo que me han dado. -Pero ¿tú estás seguro que son estas?

Estas son de la temporada pasada.

-No sé qué decirte. Es lo que me han dado.

-Ya. Me van a convertir en una "obrera" ambulante, ¿no?

-La verdad que lo siento mucho. Yo..., ya sabes, yo lo que me digan.

-Muchas gracias de todas formas. -No, no te preocupes. ¿Vale?

Y que vaya bien. Que tengas muchas ventas.

-Gracias. -Venga. Hasta luego.

-¿Necesitas algo?

Simón, yo...

Aunque me cueste reconocerlo...,

Simón se apaga.

Ahora lo único que podemos hacer es ayudarlo,

acompañarlo en lo que necesite.

Su único deseo era que Beatriz, su hija,

se despidiese de él antes de irse a estudiar fuera y...

Y ya lo ha hecho.

Así que ahora me queda despedirme a mí,

pero no sé cómo lo voy a hacer.

Hace días que quiero...

hablar contigo.

A ver.

-Si no espabilas...

-Simón.

Simón.

¡Simón!

Simón.

Simón.

¡Simón!

-¿Qué ha pasado? -No lo sé.

Acaba de perder el conocimiento.

Simón...

Lo que le ha ocurrido a Simón es consecuencia de la evolución clínica.

Porque al fallo hepático se le suma un fallo multiorgánico,

que cursa con una disminución del nivel de conciencia,

alteración de las constantes vitales, empeoramiento del estado general...

Es muy probable que continúe así hasta que su cuerpo se rinda.

Marian es llevada de urgencia al hospital

tras sufrir un desmayo en plena calle.

-Hola. -Hola.

-¿Qué ha ocurrido? -Paciente con Glasgow 7.

Está estable, posible ingesta de benzodiazepinas.

-Marian. Marian, tranquila.

Vamos a Reanimación, por favor, hay que hacerle un lavado de estómago

Vale. ¿Preparo carbón activado? -Sí.

Una sobredosis de benzodiazepinas puede derivar en un coma

o en una depresión respiratoria.

Que puede llevar al que la sufre a la muerte.

Estamos haciendo un lavado de estómago a Marian,

y proporcionándole la medicación adecuada.

Hola.

¿Cómo te encuentras?

-Como si tuviera el estómago de otra persona.

-Marian.

Me gustaría saber qué te tomaste.

-Yo ya no puedo más, ¿eh?

He hecho todo lo que me han dicho,

psicóloga, tratamiento, analgésicos...

Cogí lo primero que vi, los analgésicos.

-No eran analgésicos.

-¿Cómo que no eran analgésicos? -Que no eran analgésicos.

-¿Ansiolíticos? ¡Dios mío!

Yo nunca haría una cosa así, por Dios.

No soy capaz de...

Ya no puedo más, ¿eh? Ya no puedo más.

Por favor, me tiene que ayudar, por favor.

Tiene que quitarme el nervio, operar, hacer lo que sea.

¡No lo soporto más, por favor! -Te comprendo. Tranquila.

Uno de los procedimientos quirúrgicos

propuesto para estos casos es la rizólisis.

Que se utiliza también en algunas hernias dolorosas.

Y que consiste en inyectar un compuesto que mata el nervio.

La parte negativa es que, además de perder la sensibilidad en esa zona,

el dolor podría volver.

-Si no hay otro remedio, pues la opción que sea, lo que sea.

-A ver, hay otra posibilidad,

es un tratamiento más conservador con láser diodo.

Se aplican 20 minutos diarios durante 16 días seguidos.

Con una técnica de barrido. Desde la mejilla hasta la sien.

Suele tener buen resultado.

Si quieres, podemos empezar probando eso.

-Sí, sí, sí, claro. -Vale. -Por favor.

-Voy a hablar con el especialista para intentar empezar cuanto antes.

-Sí. -¿De acuerdo?

-Lo que sea, por favor. Sí.

-Marian, ¿no quieres que llame a algún familiar?

¿A alguien que esté contigo?

Te vendría bien un poco de apoyo ahora mismo.

-Verá, mi...

Mi exmarido y yo no nos llevamos muy bien.

Y yo aquí no tengo familia.

Así que...

-Vale.

Tranquila.

-¿Qué tal has pasado la noche? ¿Has conseguido dormir?

-No, no he dormido nada.

Gracias.

-Pepa, ¿quieres que te recete algo para que puedas descansar? -No.

Prefiero estar atenta por si Simón necesita algo.

-¿Cómo está? -Está igual.

Ha empezado a hacer ruidos al respirar.

Estos ruidos respiratorios se conocen como estertores.

Y se producen por un cúmulo de secreciones

en las vías respiratorias superiores.

Vamos a ponerle butilescopolamina,

pero ya sabes que la disnea irá en aumento

y no vamos a poder hacer mucho más. -Lo sé.

-Voy a por la medicación.

-Gracias.

Gracias.

Marian, la paciente que padece neuralgia del trigémino,

está siendo intervenida con láser

para tratar de reducir el dolor que padece.

El láser actúa sobre el dolor.

Interfiriendo el mensaje eléctrico de los nervios sensitivos.

De ahí el efecto analgésico que tiene el láser diodo

en la rama afectada en el nervio trigémino.

Es un proceso lento, pero con un buen grado de eficacia.

Poco después de la intervención con láser,

al tratarse de una técnica poco invasiva,

Marian puede marcharse a casa por su propio pie.

Es normal que después de la sesión de láser te encuentres mejor.

Pero no te quiero vender cuentos de hadas.

Puede que el dolor regrese. -Pero bueno, yo...

Me siento muy optimista

y hace muchísimo tiempo que no me encontraba así.

Y si viene el dolor, pues bueno, pues... a darle duro.

¿Qué voy a hacer? ¿No?

-Me alegra mucho oírte así, de verdad. -Sí.

-Antes de que te vayas, he estado estudiando tus productos y...

-Ah, ¿sí? -Sí. Me parecen interesantes.

¿Quieres que te concierte una cita con la directora del hospital?

-Verá, le agradezco mucho,

lo que pasa es que mis ventas han bajado mucho

y es muy difícil ya remontar.

Lo que sí voy a hacer es hablar con Lucía, la psicóloga.

Me está viniendo muy bien. Le llamaré.

-Marian, escúchame, no digas eso.

Todo es posible. Es posible remontar las ventas todavía. ¿Vale?

Yo le hablaré de tus productos.

Llámala si quieres.

-Bueno. De todas formas...

-Y lo de Lucía, pues me parece muy buena idea.

-Vale. Gracias. De verdad, ¿eh?

-Cuídate. Chao. -Chao.

Doctora. -¿Sí?

-Llamaré a la directora. Sí. -Le hablaré de ti. Cuídate.

-Te estaba buscando.

Simón ha dejado de hablar.

-Ya estábamos preparados para el siguiente paso, Pepa.

Hasta ahora le hemos administrado a Simón antieméticos, antidiarreicos,

y suero para mantenerle hidratado a través de una palometa subcutánea.

Pero dado su estado, lo más adecuado es proceder a una sedación paliativa

para minimizar el sufrimiento.

Le he pedido a Enfermería que empiecen con la morfina.

-No he tenido el valor para...

Para despedirme de él.

No he podido hablar con él.

-Es una nota que escribió Simón para ti.

Me pidió que te la diera cuando llegara el momento.

-Es una carta de despedida.

-Es bonito que te haya escrito una despedida, ¿no?

-Pero yo no he podido decirle nada. -Todavía puedes.

En el estado de Simón,

aunque no pueda hablar

y se encuentre tan débil como para no abrir los ojos,

todavía puede oír y sentir el tacto.

Cuando los órganos empiezan a apagarse,

el sentido del oído es el último en perderse.

El primero suele ser la vista,

seguida del gusto, el olfato y el tacto.

Ortega, ¿qué pasa? ¿Qué tal?

Muy bien. Oye, ¿cómo está Marian?

Pues un poco mejor. He notado un cambio interior en ella. La verdad.

Pero la neuralgia del trigémino es una enfermedad muy dura.

Tiene que tener paciencia y aprender a convivir con ella.

Bueno, seguro que le vienen bien las sesiones con Lucía. Ya verás.

Le van a ayudar mucho. Yo también lo creo.

Oye, una cosita, Ortega. Dime.

A ver. Cambiando de tema, ¿eh? He estado pensando...

¿Sí?En este problema que tenéis Ainhoa y tú, que no es normal.

Con lo amigas que sois, esto es muy raro.

Y bueno, he llegado a la conclusión, a ver, que es una cosa mía,

pero yo te lo digo...

¿No será que siente algo más por ti?

¡Qué va! Clara, que no.

Vamos a ver, tú piénsalo. Le gustan las chicas.

Ortega, tú eres una chica mona, muy dulce...

Sois muy amigas...

A ver. Pues que no sería tan descabellado, la verdad.

Que no, de verdad que no. Bueno, nosé, tú piénsalo.

-"Pepa: Mi amor.

Sé lo difícil que está siendo esto para ti".

Mucho, Simón.

Mucho.

"Pero no quiero que sufras, porque yo tampoco lo estoy haciendo.

Eres la persona más valiente que conozco.

¿Lo sabías?

Me siento tranquilo.

Acepto lo que me ocurre,

y acepto mi marcha.

Gracias.

Gracias por empeñarte en vivir esto conmigo.

Y por ofrecerme el mejor final imaginable.

Te quiero, Pepa".

Gracias a ti.

Yo también te quiero.

Mensaje

No te lo vas a creer.

Es un mensaje de tu hija.

Al final te has salido con la tuya, cariño.

Canto loris arcoíris

-Bueno, pues al caerme me he dado un golpe en la cabeza y...

Y me he herido en la mano. -¿Crees que puedes caminar?

-Vamos a intentarlo. -Venga, vamos allá.

¡Opa! -Cuidado. Cuidado...

¿Por qué no reaccionan mis rodillas?

-Tenemos que esperar al resultado de la punción lumbar.

Tienes el síndrome de Guillain-Barré.

Lo que hace es deteriorar los nervios poco a poco.

-O sea, que... Que puede ser mortal...

-Que me molesta la luz en los ojos,

pero eso es normal cuando tienes migrañas muy fuertes, ¿verdad?

-Ya está la sala de Imagen lista para hacer el TAC.

¿Qué pasa? -Que tengo la mano dormida.

No puedo... No puedo coger el móvil.

-Tiene dos aneurismas.

Uno en la arteria cerebral,

y otro en la comunicante posterior derecha.

Hay una hemorragia subaracnoidea

por la rotura de uno o dos de los aneurismas que le hemos encontrado.

-¿Y si se han enterado de la existencia de la Fundación Castelo?

¿Y si piensan que hay una herencia de por medio?

De verdad, que es que eres muy ingenua, oye.

Mira, tú haz lo que quieras, yo desde luego no pienso creerlos.

-Yo necesito saber de la forma más fiable posible

si somos hermanos o no.

-Esta gente ha venido a engañarte, lo van a conseguir.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 19/02/18 (2)

Centro médico - 19/02/18 (2)

19 feb 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 19/02/18 (2)" ver menos sobre "Centro médico - 19/02/18 (2)"
Programas completos (1140)

Los últimos 1.153 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios