www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4899818
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 18/12/18 (2) - ver ahora
Transcripción completa

¿Que Nuria está ingresada?

Sí, bueno, la fiebre no remite,

y los síntomas siguen estando ahí,

así que le estamos haciendo pruebas.

¿Y qué cree que es?

En la ecografía abdominal vimos que el colon está inflamado.

Además, tiene varias adenopatías,

así que por lo menos ya sabemos por dónde tirar.

Pero no es grave. Se va a poner bien, ¿verdad?

No sé, Santiago.

Si lo que te preocupa es si podrá competir,

sinceramente, no tengo ni idea.

No, no es eso. Me preocupa ella.

Es que la he visto triste, desganada...

Ya. Bueno, me temo que ...

puede que no sea solo por la enfermedad.

¿A qué se refiere?

Mira, da igual. A ver.

Le dije que no te diría nada, ¿vale? Pero voy a hacer esto para ayudarla.

Mira tal y como sospechaba,

Nuria está siendo víctima de Bull ying. ¿De acuerdo?

Por las compañeras del equipo.

Pero ... eso es imposible. ¡No puede ser!

-No, a ver, escúchame. -Las chicas no son así. No hacen eso.

Cada día tiene más hematomas, Santiago. ¿De acuerdo?

Y por donde están situados esos hematomas,

es imposible que se autolesione.

Y dudo muchísimo que se lo esté inventando.

A Nuria le gusta mucho llamar la atención.

Mira. Te lo cuento. ¿Vale?

Se ve que empezó como una broma, ¿eh?

Se dieron cuenta de la diarrea y un día les hizo gracia hacer eso.

Pero se ha transformado en algo rutinario.

Se ve que la golpean con toallas mojadas cada noche.

-¿Qué? -Lo que oyes.

La golpean en la parte baja de la espalda

para que el bañador lo tape.

-¿Ha dicho quiénes son? -No. No, no.

Lo primero que me dijo es que ... Bueno.

No quería que tú te enteraras,

porque le daba miedo las represalias que pudieras tomar.

Así que ...

te recomiendo que trates el tema con precaución. ¿Vale?

-¿Cómo no me he dado cuenta, macho? -Bueno. No es culpa tuya.

Antes de una competición,

pues son un equipo,

se mantienen unidos y ...

Pues te pasó desapercibido.

No pasa nada.

Si lo que dice es cierto, las culpables van a pagarlo caro.

Ya, bueno.

Y yo tendría que avisar a la autoridad competente.

Es el protocolo. Lo siento mucho.

Es que no ... son buenas chicas.

Entrenan juntas y muy duro.

Son más que compañeras. Son una familia.

No puede ser, macho.

Pero una cosa está clara.

Si es cierto,

las responsables

estarán fuera del equipo y del centro.

Ni nacional, ni europeo, ni los juegos ...

Se acabó para ellas.

Y me da igual quiénes sean.

No pienso permitir algo así en mi equipo.

¡Bueno, por fin te encuentro! Te he estado buscando.

¿Qué pasa? ¿Que me estás evitando, o qué?

¿Y eso a qué viene?

Hijo ¿dónde te has dejado el sentido del humor?

Pues yo qué sé. En casa. No lo sé.

Que ... ¿qué querías?

Pues nada, que a ver si, en tu casa, junto con tu sentido del humor,

igual me he podido dejar un ... un collar que tengo.

¿Un collar?

¿Estás bien?

¿Un collar?

Sí, que un .. . un collar ... eh ...

plateado finito ...

Es que me lo regaló mi abuela hace un par de navidades.

Antes de ...

Bueno que no tiene mucho valor.

Pero que ...

que para mí sí tiene mucho valor sentimental.

Bueno no, que escucha.

Que ... que luego cuando vaya a casa lo busco.

Que lo busco bien, quiero decir.

Vale. Te lo agradezco mucho.

Porque, como te digo,

es el último regalo que me hizo mi abuela

y le tengo mucho cariño.

Vale.

¿tú lo has buscado bien en tu casa?

Sí, sí, sí. Sí, lo he buscado por todas partes.

Vamos lo he buscado hasta en la taquilla de Belén.

-Con eso te lo digo todo. -Ya.

Que igual está en tu coche,

porque aquel día que fuimos juntos... ¿Te acuerdas?

-Sí ... -Que ...

Sí. Sí, que puede ser.

Voy a bajar ahora mismo y aprovecho para buscarlo. ¿Vale?

Vale bueno,

me quedan diez minutos de descanso. Voy contigo.

No, no, no, no, no, Rocío. Quédate aquí, tú descansa y ya está.

-Yo me encargo. ¿Vale? -Vale, vale.

Esther

¿Me acompañas un momento? Es urgente.

En la resonancia te has portado como una campeona.

-¿Ya tienen los resultados? -Están con ello.

Cuando sepan, te dirán algo. ¿Vale?

Vale. El doctor ...

me dijo que me tenían que hacer una colonoscopia.

De colon. Colonoscopia.

Pero te vamos a sedar, ¿eh? No vas a notar nada.

Así que ... tranquila.

Bueno pues esto ya está ...

Y luego te vengo a buscar para las pruebas.

Vale, gracias.

Voy al baño.

He tomado mucha fibra esta mañana. ¿Lo anotas eso para Herrera también?

Hola, Santi.

¿Dónde estabas?

El doctor me ha dicho que ya cree saber lo que te pasa.

Pero quiere hacerte otra prueba más para confirmarlo.

Me han dicho que me tienen que hacer una colonoscopia.

Al principio me daba un poco de yuyu pero ya me lo han explicado y ...

No te preocupes. No es para tanto.

Antes de lo que crees estarás bien.

Y en dos semanas, al agua de nuevo.

-Ojalá. -Claro que sí.

Y volverás a dejar a todos boquiabiertos como antes.

¿Estás bien?

Nuria ¿Sabes por qué te hice capitana del equipo?

Porque contigo al frente, todas sois una.

Y eso no es fácil de lograr.

Porque de esto va lo nuestro, ¿no?

De que hay una sincronización perfecta, ¿no?

Nuria,

si algo fuera mal entre vosotras, tú me lo dirías, ¿verdad?

Claro pero ... todo está bien.

El doctor Dacaret me ha hablado de tus moratones.

Le dije que no ... mierda.

No es nada. No quería preocuparte.

¿Quién te los ha hecho, Nuria?

Tienes que ser valiente.

Esto hay que pararlo.

Si no nunca seréis un equipo de verdad, uno ganador.

¿Y qué le pasará a la que me haya hecho esto?

Expulsión, del equipo y del centro.

No tienes nada que temer.

Pero eres la capitana.

Lo que te pasa a ti podría pasarle a otra.

Tienes que dar ejemplo.

Bueno. En ese caso, no me dejas otra opción.

Hablaré con tus compañeras, una por una.

-Fue Carla. -¿Carla?

¡Lo estaba buscando!

Ah, perdone, doctora. No la había visto. Estaba ...

-¿Todo bien? -Bueno, sí.

Todo lo bien que se puede estar después de ...

Pero bueno, dígame. ¿Por qué me estaba buscando?

Bueno porque le hemos hecho una serie de pruebas a Evaristo

y hemos visto que tiene una hipoquinesia apical.

Eso quiere decir

que la punta del corazón no se mueve como el resto.

Ya, pero ... ¿Por qué me dice eso?

¿Qué quiere decir?

A ver, eh ...

Esa zona perdió el riego,

cuando Evaristo vino con el dolor en el pecho.

Esa zona ha quedado dañada

y es una insuficiencia

que no hemos podido salvar con el marcapasos.

Así que tendrá que aprender a vivir con ello.

Lo que le quiero decir con esto es que,

a partir de ahora,

pues él estará más ... vulnerable,

que ... tendrá que cuidarse más

y venir a una serie de controles cardiacos,

periódicamente, si no quiere que ...

que su corazón se pare en cualquier momento.

Así que va a tener que ... estar encima,

y perseguirle si hace falta

para que no se ...

Eso va a ser complicado, doctora, si no imposible.

¿Porque siguen...?

Sí y no tiene pinta de que se vaya a solucionar.

A mí la verdad es que es lo último que me apetece.

Pero, sin embargo, sigue aquí esperándole.

Mire. Tómese su tiempo.

Vaya a darse una vuelta

y cuando se sienta preparado, pues vaya a hablar con él ¿vale?

Ánimo. Le dejo.

Gracias.

Carla, ¿por qué no me contestas? Dime qué ha pasado.

He hablado con Carla.

-¿Lista? -¿Lista, para qué?

Para ir a la sala de endoscopias. Le vamos a hacer una colonoscopia.

-¿Dura mucho la prueba? -Pues no sabría decirte.

Depende del paciente.

Lo que vamos a hacer

es extraerle unas muestras para saber lo que le ocurre.

Pero tú tranquila, que no vas a notar nada.

Voy a buscar a un celador. Ahora vengo.

¿Qué te ha dicho Carla?

¿Dónde crees que vas?

Como abras la bocaza,

no vuelves a tocar el agua en tu vida ¿me oyes?

Que te he dicho que te quedes ahí. Calladita, ¿eh?

No es lo que parece.

Lo que me han hecho ellas es mucho peor.

¡Yo soy la víctima ahora!

¡Tienes que creerme! Tienes que creerme, ¡mira!

Con toallas y con nudos. Mojadas.

¡Y me hacen daño!

Tienes que creerme, por favor.

Venga.

Nos vamos a la sala de endoscopias.

¿Por favor, la ayudas?

¿Qué quieres?

Guarda el hacha de guerra. Necesitamos hablar.

Yo no necesito nada de ti.

Pues la doctora no opina igual.

Esa doctora tiene la fea costumbre de meterse donde no la llaman.

¿Qué pasa?

Que te ha ido con el cuento de lo que tengo, ¿no?

Sí, me ha dicho que lo tuyo es crónico.

Como si me muero mañana.

Pienso lo mismo sobre el bar.

-Bien. -Bien.

¿Todavía sigues aquí?

No te preocupes. Ya me largo.

Pero antes me vas a escuchar un par de cositas.

No hay día que no me acuerde de Marina.

Marina no era solo tu hija.

Era mi esposa.

Mi amiga, mi compañera.

La mujer con la que esperaba pasar el resto de mi vida.

Y se fue.

Se fue para siempre.

Ella fue el amor de mi vida.

Y eso no va a cambiar nunca.

Jaime ...

No, por favor, déjame acabar.

Tampoco cambiaría el tiempo que pasamos los tres.

Juntos.

La vida con vosotros, allí, en el bar,

fueron los mejores años de mi vida.

Pero Marina se fue, ¿m?

Y aquel tiempo ya ha pasado.

La vida sigue.

¿Y no podría seguir en otra parte?

Tenía que ser con una camarera del bar.

¡Con tu suegro delante!

Hablas como ... como si fuera premeditado.

Como si lo hubiera pensado antes.

Pero simplemente surgió.

Pero te callaste como un perro.

Ya porque quería evitar esto. ¿Eh?

Que reaccionaras así, que no me entendieras.

No quiero que esa Sabrina

ocupe el lugar de mi hija en el bar.

¡Jamás!

El bar, el bar ... el bar.

¡Esto no se trata del bar!

Se trata de mi vida ¿eh?

Y ni tú mandas en ella,

ni yo le falto al respeto a Marina por querer seguir adelante con ella.

¿Está claro?

Clarísimo.

Ni quieres, ni has querido nunca a mi hija.

¿Ya me has dicho todo lo que tenías que decirme?

¿Sabes lo que le prometí a tu hija antes de morir?

A ver.

Le dije que seguiría con mi vida y que cuidaría de ti.

Bien.

Pues ...

ya puedes seguir con tu vida.

De la segunda promesa, considérate liberado.

Siempre cumplo mis promesas.

Para ti todo es muy fácil.

No entiendes nada.

Era mi hija.

Mi hija.

Y ya no está.

Te equivocas, Evaristo.

No, no.

No es fácil.

Pero no nos queda otra.

-Rocío. -¿Sí?

-¿Tienes un segundo? -Sí, claro.

Ven.

¿Qué pasa?

A ver.

¿Es este?

Pero ¿dónde estaba?

-¿Es este, o no? -Sí, sí. Sí.

Estaba en el coche. Que tenías razón.

Que se rompió el cierre, pero lo llevé a reparar.

Y ya está como nuevo, ¿eh?

Tu abuela, por fin, ya puede descansar tranquila.

-¿Mi abuela? -Sí.

Sí, claro. Claro que sí. Sí. Eh...

Sí que estás impactada con la recuperación del collar.

Es que le tengo mucho cariño.

Y me he quedado así, que ...

¿pero me vas a dar las gracias por lo menos, o no ...?

-Doctor Dacaret. -Sí.

Disculpe.

Necesito hablar con usted.

Claro.

Bueno, hablamos en otro momento.

Sí.

Por favor, un poco de cuidado con el collar.

-No lo rompas, ni se pierda. -Ya.

Pero si se supone

que la que tiene el collar del coche es Esther.

Yo no entiendo nada.

A ver si las que vamos a quedar como dos imbéciles ahora

somos nosotras.

Mira yo la voy a llamar y vamos a salir de dudas ahora mismo.

Ah, muy bien. Sin batería.

Ay, de verdad.

Le están haciendo la prueba todavía.

Lo sé, lo sé.

Quería decirle que usted tenía razón.

Unas compañeras estaban acosando a Nuria.

Pues siento no haberme equivocado.

¿y sabes quiénes son las culpables?

Vas a tomar medidas, ¿no?

Es complicado.

Carla, la responsable,

reconoció todo lo que le hizo a Nuria.

Bueno, eso son buenas noticias, dentro de lo malo.

No.

Cuando pregunté a Carla por qué lo hizo ... Dios.

Es que aún no me lo creo.

Desde que empezó la temporada,

Nuria acosaba a Carla y a otras chicas del equipo.

Luego se puso enferma,

hubo un par de episodios embarazosos que cambiaron las tornas y...

-Y las otras aprovecharon para vengarse de ella.

Carla me pasó unos vídeos.

Entre ellos, uno

donde Nuria insulta a una chica mientras trata de ...

ahogarla en la piscina.

¿De ahogarla?

¿Y esa chica cómo está ahora?

Abandonó el equipo a comienzos de temporada.

Dijo que quería estudiar.

Yo ... Yo no ... no sabía.

No la reconozco.

No ... no esperaba de Carla ni de las chicas,

ni mucho menos de ...

Jamás imaginé que Nuria pudiera...

No, desde luego

yo tampoco imaginaría que Nuria pudiera hacer eso.

Bueno, ¿y qué has decidido hacer?

¿Vas a expulsar a Nuria y a la otra chica, a Carla?

Carla es muy buena.

El equipo se resentiría si ella no ...

Si se fuera.

¿Podríamos seguir adelante sin ella?

Sí.

Pero sin Nuria ...

Sin Nuria no tenemos nada que hacer.

Todos estos años preparándolas, para nada.

¿Cómo no me he dado cuenta?

Y con una bici de segunda mano que se agenció, allá que iba él.

Desde lo que ahora es la T 4 hasta Getafe.

¿Y sabéis por qué?

Pues para cruzarse Madrid en un día,

o estaba muy loco o tenía una buena razón.

Pues las dos cosas.

Estaba loco perdido. Pero de amor.

Y lo hacía todos los días. Lloviese, nevase o tronase.

El caso era ir con mi madre a dar un paseo por el parque.

Y luego,

otra vez para arriba, de vuelta a su casa.

O sea, un crack.

-Y un romántico de los que no quedan. -Sí, han cambiado los tiempos.

Bueno y hasta aquí, Radio Nostalgia.

Me voy, que me requieren mis clientes.

¿En qué andas?

¿Pensando en hacer alguna locura por amor?

No.

Cosas del hospital.

Ya sabes.

-¿Del hospital? -Mm.

¿O de Reina?

¿Seguro que quieres hablar de esto?

Bueno, estoy segura de que estás mal y que necesitas hablar con alguien.

Fíjate si han cambiado los tiempos,

que ahora me toca aguantar a su exmarido.

No pongas esa cara de póquer,

que sé que lo sabías tú y medio hospital.

Sí, lo sabía,

pero no pensaba que fuera tan traumático.

Es solamente un ex.

Quien no tenga un ex tocanarices, que tire la primera piedra.

Cierto.

Pero lo peor de todo es que, además, es una lapa.

Ayer me tuve que ir a tomar cañas con él.

Los tres juntos.

-Huy... -Mm.

-Eso sí que escuece, ¿eh? -Sí. Y hay más, hay más.

Bea le está buscando un piso.

Y lo va a tener que pagar ella. Porque el tipo no tiene un duro.

Y no tiene pinta de que se vaya.

-A perro flaco todo son pulgas, ¿eh? -Mmmm... Lo dices por Iker, ¿verdad?

No, lo digo por ti.

Me alegra que podamos volver a hablar como amigos

después de todo.

Bueno, ¿y tú?

¿Qué cuentas? ¿Cómo ha ido con tu hija?

Bueno, Raquel estuvo aquí unos días, pero fue un desastre.

No le gusta estar conmigo.

Prefiere a mi ex, tocanarices.

Mira, no eres el único.

Podríamos instaurar el día de los ex tocanarices,

venir aquí, a beber cerveza y a ponerlos verdes.

Cualquier excusa es buena.

Porque yo también te echaba de menos. De verdad.

Perdona.

Bea. Hola, dime.

Menudo cuidador estás hecho.

-¡Arriba, holgazán! -¿Qué? ¿Qué? ¿Qué pasa?

-Nos vamos. Me han dado el alta. -Ah... ¿Adónde?

He pensado que podrías ... acompañarme a ...

Habla ya, venga, de una vez. ¿Adónde?

¡Demonios, qué prisas! ¡Al notario!

He estado pensando ...

Bueno. Vaya novedad.

Si lo que quieres es que me eche para atrás,

lo estás consiguiendo, ¿eh?

Estás disfrutando, ¿eh?

-Ni te imaginas cuánto. -Pues sí.

Te puedes quedar con el bar,

a cambio de un generoso alquiler mensual.

Con una condición.

Bueno. No esperaba menos de ti.

A ver.

Que el bar continúe como está ahora hasta mi muerte.

Luego ya puedes hacer lo que te dé la gana.

Bueno, bien, pues mira.

Voy a poner un menú de hamburguesas y comida rápida.

Y en la entrada,

una E grande, así, amarilla, en tu honor. ¿Vale?

Si haces eso,

te juro que salgo de la tumba

y te pateo el culo hasta la eternidad.

Te prometo que no cambiaré nada. Estés vivo o muerto.

Venga.

Gracias, Evaristo.

Otra cosa.

Sabrina. No la quiero en el bar.

Antes que digas nada ...

mi hija tenía razón.

La vida sigue.

Y respeto que tú rehagas tu vida, pero yo no ...

No puedo.

Evaristo, Evaristo, mira.

No es negociable, ¿no?

No, lo siento. No, no, lo siento.

Es una cuestión ... de decencia.

Está bien.

Hablaré con un amigo para que le dé trabajo a Sabrina.

Es verdad que éramos muy felices.

Ven aquí, Evaristo.

Bueno, bueno, bueno.

ya, ya, ya, ya, ya está bien, ya está bien.

-Bueno. ¿Ya tienes todo? -Sí, sí. Venga, vamos.

Señorita Monteoliva.

Ha sido un turno muy largo, ¿eh?

No tengo ganas de discutir.

Oh, estarás muy cansada. ¿No?

-¿Qué quieres? -Tus notas.

-Las veo luego. -Bueno, te puedo hacer un resumen,

no progresa adecuadamente.

Eres un ...

Soy un subdirector que se preocupa por sus pacientes.

Y por eso he recomendado, en este informe,

que se te reduzca la jornada laboral.

Menos cansada,

menos posibilidades de que la pagues con un paciente.

-No te atreverás ... -No me ha quedado otra opción, Pepa.

Mira.

No sé en qué se basa este informe.

Pero yo he demostrado y demuestro cada día que puedo.

Y no soy ningún peligro para ningún paciente.

Y yo he sido totalmente objetivo.

Este informe no tiene ninguna validez.

Y no me estás dejando otra opción que ir a hablar con Vega.

¿Sobre qué?

Aquí eres tú la que más tiene que perder.

¿Prefieres estar fuera del hospital o tener media jornada?

Creo que estoy siendo bastante generoso contigo.

Sí ... Muy generoso.

Ya lo tengo todo perdido, ¿no?

¿Y Silva?

Mira.

Estoy cansada de tus chantajes.

Así que sí.

Voy a ir a hablar con Vega.

A lo mejor a ti te interesa todavía menos

que ella sepa en qué andas metido.

Igual tú tienes que perder más que yo.

Voy a reevaluar tu caso.

De momento no voy a pedir la reducción de jornada.

Espero que entres en razón y no te envalentones.

Porque sigo siendo el subdirector y la mano derecha de Vega.

Pues más le valdría cortársela.

He oído que te han dado el alta.

¿Así que colitis ulcerosa?

Me lo ha dicho el doctor.

Sí.

Tendré que estar tomando medicación, un tiempo.

Pero podré volver a competir ...

¿Podré volver a competir?

Te he decepcionado.

Lo sé. Y lo siento.

Sufrir en mí misma

lo que le he hecho a otras

ha hecho que me dé cuenta de muchas cosas.

No volverá a pasar.

Eso espero.

Nuria eres muy joven y aún no lo sabes.

Pero en la vida es muy importante ser buena persona.

Poder mirarse al espejo cada día. ¿Me entiendes?

¿Vas a expulsarme del equipo?

Honestamente, no sé qué voy a hacer contigo.

Solo sé que lo que hiciste merece un castigo.

¿Más?

¿No es suficiente lo que he sufrido por su culpa?

Eso fue venganza. No justicia.

Hablaré con Carla ¿vale?

Nos encargaremos de que esto no vuelva a pasar.

Por ahora estarás dos semanas expulsada.

Te vendrá bien

para pensar sobre lo que has hecho y hablar con tus compañeras.

-¿Dos semanas? -Mm.

¡No puedes hacerme esto!

¡Los nacionales están a la vuelta de la esquina!

¡No podéis competir sin mí! ¡Y lo sabes!

¡Lo sé!

¡Y si mi equipo depende de una sola persona

es que lo he hecho mal!

¡Muy mal!

¿Recuerdas aquella chica que acosabas en el vídeo?

No ha vuelto a competir.

¿Lo sabes?

Eso fueron bromas sacadas de contexto.

Intentar ahogar a alguien no es ninguna broma, Nuria.

Bueno, ¡me pasé un poco,

pero ella no se fue del equipo por eso!

¡Se fue por débil!

No puedes hacerme esto.

No puedes hacerle esto al equipo.

¿Qué equipo, Nuria?

¿Qué equipo?

¿Sabes qué?

Tenía mis dudas.

Pero me las has aclarado.

Quiero poder mirarme al espejo cada día.

Hablaré con tus padres

y les diré que vengan a por ti.

Y hablaré también con los de Carla.

No. No, no, por favor, no.

-Cierra. -¿Por qué me has hecho venir?

-Cierra, cierra. -¿Qué pasa?

A ver.

¿Por qué lo tenía Dacaret? ¿No se suponía que lo tenías tú?

Pero será zorro ...

Yo no sé si darle un guantazo o un óscar.

¿Dónde lo has comprado?

Pues en una tienda de bisutería, a dos calles de aquí.

-Anda, que tú también... -Hombre, a ver.

¿Cómo iba a pensar que lo iba a comprar él también?

Se lo hemos puesto a huevo, ¿eh?

Este ... se muere antes de confesar.

Pues te digo una cosa Rocío,

si él no tiene vergüenza, tampoco la vamos a tener nosotras.

Vamos a actuar a lo grande.

¿Y qué es lo que vamos a hacer? Porque yo ya no sé.

Tengo que darle una vuelta todavía, pero ...

se me ocurre algo que puede funcionar.

Miedo me da,

pero sea lo que sea, cuenta conmigo.

Hecho.

Es el estómago.

No sé qué me pasa.

¿Vas a vomitar?

Aguanta.

Está llegando un paciente ... VIP.

Estaba en una fiesta, empezó a palidecer,

se le dilataron las pupilas

y acabó con los ojos en blanco y teniendo convulsiones.

Tantas horas trabajando todo el día, de arriba abajo y sin parar ...

Pues estoy hecha polvo.

Pero vamos.

Que yo con un antiinflamatorio, lo soluciono y ya está.

Antiinflamatorios. Ya.

¿Y cuántos te tomas, Clara?

Si me duele la espalda, tres o cuatro al día.

Abusar de la medicación pudo haberte provocado una úlcera.

Voy a pedirte una analítica de urgencia. ¿Vale?

Ya te vale, ¿eh?

¡Necesito tiempo, dame tiempo!

¡Que te he dicho que sí, que lo voy a conseguir! ¿De acuerdo?

-¿Qué es lo que vas a conseguir? -¿Eh?

El paciente VIP está peor.

Le han empezado a salir llagas por todo el cuerpo.

Vamos, vamos.

¿Me estás queriendo decir que lo han envenenado?

¿Por qué no? Sabiendo quién es... Pero eso es muy de películas.

Que eso no ocurre en la vida real.

Bueno ... Perdona.

¿Ahora todas las muertes prematuras son por accidente y por suicidios?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 18/12/18 (2)

Centro médico - 18/12/18 (2)

18 dic 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 18/12/18 (2) " ver menos sobre "Centro médico - 18/12/18 (2) "
Programas completos (1178)

Los últimos 1.191 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos