www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4260782
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 18/10/17 (1) - ver ahora
Transcripción completa

- Estoy embarazada.

- ¿Sí? ¿En serio?

- En serio.

- Mm...

- Pero ¿es de Juanra?

- Bueno, vamos a...

- Juanra y yo... nos estamos conociendo.

- ¿Vale? Y me lo paso muy bien con él.

Pero... todavía no hemos tenido relaciones.

- ¿Es de Dacaret?

- Pero ¿cómo va a ser de Daca? ¿Qué dices? No.

Mira, da igual. El tema del padre lo vamos a dejar.

- Yo estoy muy a gusto contigo.

Me gustas mucho.

Y que estés embarazada no va a cambiar nada .....

.... de lo que yo siento por ti.

- ¿De verdad?

- Tómate el tiempo que quieras,

decide lo que quieras...,

... que yo estoy aquí.

¿Que tienes tortícolis, o que debes dinero?

Me da la sensación de que me siguen.

- ¿Te siguen? ¿Quién te sigue?

- No sé.

- ¿Dónde está Evelin?

¿Dónde está Evelin?

Nos volveremos a ver.

- ¿Puedo dormir en tu casa?

- Sí. Sí, pasa.

Habla bajito, que está Marta durmiendo.

- Mm...

- Al final sí que me seguían.

Lo malo es que ese tipo... quiere quitarme a Evelin.

- Juanjo. - ¿Qué haces aquí?

- Ahora sé por qué querías que me quedara con la niña

a dormir en casa de mi amiga: ¡Para irte tú de rumba!

No me creo nada la excusa que me diste por teléfono,

que un compañero tuyo se había puesto malo

y que tenías que cubrirlo, no sé qué mierda.

- Te noté por la voz que mentías.

- Bueno, bueno, perdona, perdona.

- ¿Qué pasa, Juanjo? Dime.

- Que se me hizo tarde en la casa de Hamman

y me quedé a dormir en el sofá.

- OK. Juanjo, no me vuelvas a mentir.

Sabes que no me gustan los secretos ni las mentiras.

- Bueno.

Yo ahora estoy trabajando.

Así que tú vete a la casa de tu amiga, con la niña,

y luego voy, te recojo y hablamos.

Que tengo que decirte algo importante.

- Juanjo Martínez, me lo dices ahorita, ya. ¿Qué pasa?

- No. Luego.

¿Cómo está Juanita?

- Bien, la dejé con Clara en la garita de enfermeras.

- ¿Quieres que te acompañe?

- ¿No tienes que trabajar?

Pues trabaja.

- Evelin.

- Déjame, suéltame. ¡Suéltame! ¡Suéltame!

¿Qué te crees? Que puedes aparecer así, de la nada

como si no hubiese pasado nada. Me dejaste sola.

Embarazada.

- Yo no conozco a mi hija, Evelin.

- Juanita no es hija tuya.

¿Sigues con tus líos?

- Yo esa vaina la dejé ya.

- Escúchame, Evelin.

Esa fue la razón por la que yo me fui,

y la razón por la que estoy aquí.

- Ahora estoy casada.

- Ya lo sé.

Con el pelirrojo. Lo sé.

- Mira, no voy a hablar contigo más.

¡Vete a la mierda!

- Evelin. ¡Evelin!

- Javier. Javier. ¡Ayuda, por favor! ¡Ayuda!

Por favor.

Samuel, acompañado de su padre,

llega en ambulancia a Centro Médico

por sufrir náuseas, fiebre alta y taquicardia.

- A ver, un momento, un momento. ¿Qué ha pasado?

- Mi hijo. Mi hijo está muy mal. No..., no puede ni respirar.

- Vale. Vamos a Reanimación, por favor.

Aguante en la sala de espera.

¿Qué tal te encuentras, Samuel?

- Con el estómago un poco revuelto.

- ¿Mm? Bueno. No te preocupes.

Te acabamos de poner un antiemético y unos antiarrítmicos

para las náuseas y la taquicardia. ¿Vale?

Cuéntame, ¿qué es lo que te ha pasado exactamente?

- Pues estaba en clase..., en clase de baile.

Y me he empezado a encontrar mal, tenía náuseas, mareos, frío, calor...

- Y bueno. Y me empezaba a latir el corazón muy rápido.

- Vale, vamos a ver.

Vale.

Vale. Respira con normalidad...

Tienes un soplo sistólico.

- Me lo diagnosticaron al nacer.

- ¿Estás tomando algún tipo de medicación para ello?

¿Nada?

- A ver. Me gustaría hacerle una analítica

y un estudio de la tiroides.

Llamamos soplo del corazón

al ruido silbante que se escucha durante un latido cardiaco,

y que es debido a un flujo sanguíneo turbulento

a través de las válvulas cardiacas,

que puede estar presente desde el nacimiento de una persona,

o desarrollarse a lo largo de los años.

- ¿Qué me pasa?

- Tranquilo. No te preocupes.

Que sea lo que sea, la doctora Rey lo va a encontrar.

Es una crack.

- Bueno, a ver. Que no es para tanto, ¿eh?

- Eh... Bueno, Samuel,

yo creo que... Vamos a ver,

podría ser, o una gastroenteritis,

o quizás podría tratarse de una tiroiditis.

La tiroides es una glándula que tenemos aquí,

que lo que hace es segregar hormonas. ¿Vale?

Cuando se inflama,

pues lo que provoca es que se acelere el corazón. ¿Entiendes?

- Eso, o estás enamorado.

- No. No es el caso.

es que mi tío murió de muerte súbita hace unos años,

y no sé si... tiene algo que ver o...

- ¿De muerte súbita? - Sí.

- Le vamos a hacer un electro también.

- Ok. Muy bien.

- Gracias.

Ahora, cuando ya acabemos, podrás..., podrás verle. ¿Vale?

- Vale. Gracias.

- ¿Le hacemos la analítica? - Sí.

- Ahora me pongo a ello.

- Gracias. Hasta ahora.

- Vale. Pues esto ya está, ¿eh?

- Javier es un conocido de la familia.

- Mm... Un primo, ¿no? Yo también le conozco. Sí.

Pues te digo una cosa:

Tu amigo ha hecho muy mal marchándose sin el alta del médico.

¿Sabes? Porque es peligroso.

- ¿Ya estuviste aquí? ¿Con quién? - Con un compadre.

- Carlos Leiva. Mm.

- O sea que sigues con los negocios de Carlos.

- Que no. Evelin, no.

Ese chamo no es nadie.

Además, yo ya me salí de esa vaina.

- Tienes 38 de fiebre, ¿eh? Te tiene que ver un médico.

- Sí, Javier.

- No te puedes marchar así, ¿vale?

- Vamos, Evelin. - No.

- ¡Vamos! - ¡Javier!

- ¡Ayuda, por favor!

- ¿Estás bien?

- Vamos a ver. Se ha desmayado.

Juanjo, la camilla.

- ¡Juanjo, espabila!

- Un, dos, tres.

- Venga, arriba.

- ¡Así estoy...!

- Ahí. Venga. Arriba. Una. Dos, tres. ¡Vamos!

Clara hay que ponerle suero. ¿Vale? - Muy bien.

- Bueno, Fernando. Pues muchísimas gracias, ¿eh? Ya hablamos.

Venga. Hasta luego.

- ¡Hola! - Hola.

- ¿Comemos juntas?

- No, no, no tengo ganas. Lo siento. No puedo, Lucía. De verdad.

- Pero ¿qué pasa? ¿Que te encuentras mal, o qué?

- Pues un poquito.

Tengo el estómago revuelto, y... No sé. Es que no...

No me apetece comer.

- Bueno, cielo, es normal. En tu estado...

Porque te he visto hablando con el ginecólogo...

No sé qué hacer.

- Mi amor...

- Es que no sé qué hacer. Es que estoy hecha un lío.

Es que hay veces que digo sí, otras digo no,

otras digo sí, otras digo no...

- Pues vamos a tomarnos un café, o algo.

- Ay, que no. ¡Buf, un café! ¿Qué dices? No. No. De verdad.

Te lo agradezco muchísimo, pero es que me apetece estar sola.

- Vale. No pasa nada.

- ¿Vale? Venga. Gracias.

- Juanjo. Juanjo, espera, por favor.

¿Por qué te fuiste así? ¿Qué pasó?

- Javier ha vuelto por ti y yo lo sabía.

No quería decírtelo. Pero tampoco mentirte.

Por eso no volví a casa por la noche.

Porque necesitaba desahogarme con alguien.

Sé lo destrozada que estabas.

Cuando te conocí y Javier desapareció.

- Juan José no sabes lo que estás diciendo.

Javier eligió una vida que no era para mí.

- ¿A qué te refieres?

- Javier se metió en...

En tema de drogas.

Y yo le di un ultimátum.

Yo no quería que mi hija tuviese un padre preso.

Y él eligió.

Y no fue a mí.

Pero contigo tengo la tranquilidad que siempre quise.

De verdad.

Tras un análisis de sangre y un estudio tiroideo,

la doctora Rey le acaba de realizar a Samuel un electrocardiograma.

- Podemos descartar que sea un infarto. ¿Vale?

Pero estamos viendo aquí un bloqueo y la elevación de algunas ondas...

- Sí. Que se puede ver que hay un bloqueo incompleto,

y elevación del segmento ST.

- Os explico.

Vamos a ver. Tal y como os he comentado antes,

los resultados de la analítica y el estudio de la tiroides,

pues son normales. ¿Vale?

Pero lo que estoy viendo aquí en el electro...

no me encaja, ni con tu cuadro clínico, ni tampoco con tu edad.

¿Era tu tío,

el que había fallecido por muerte súbita?

- Mi hermano.

- Vaya. Lo siento muchísimo.

- Estábamos en la playa, en Conil,

siempre veraneábamos en Conil,

de pronto se desmayó,

y cuando llegaron los médicos ya no tenía pulso.

No tenía mujer, no tenía hijos, pero era un hombre muy querido.

- ¿Qué has comido esos últimos días, Samuel?

- No sé, lo normal.

Guisos de mi padre, verduras...

- Muy sano. Porque nos gusta cuidarnos. Y siempre cocinamos sano.

- Ah, eso está bien.

- Vale. Pues vamos a hacerle un ecocardiograma.

A ver si damos con la causa.

- No, mira. Yo prefiero irme ya, ¿eh? Que me encuentro mucho mejor.

- A ver. Samuel. No digas tonterías, hijo.

- Papá que tengo que acabar un trabajo antes de medianoche.

Yo te aconsejaría que, para irte a casa,

te vayas ya con la prueba hecha.

No te va a costar nada, y además, os vais a ir más tranquilos.

- No, no... Es que no se va a marchar.

Porque ustedes le pueden hacer un justificante, para el instituto.

Yo me voy, y ya mañana por la mañana, si queréis,

vengo a primera hora y me hacéis todas las pruebas que queráis. ¿Vale?

- Lo siento, pero no... No...

- No, no. Es que no. No te vas. Te vas a hacer las pruebas.

Le podéis hacer un justificante, ¿no? ¿Para el instituto?

- A ver, Javier, abre la boca y saca la lengua...

Vale, eso es.

Bueno.

- Ah, me duele mucho. Y ya... no puedo tragar.

- Ya, bueno, normal. Porque tienes las amígdalas inflamadas. ¿Eh?

O sea, y con eso hay que tener cuidado.

La frecuencia cardiaca es rápida.

En la auscultación cardiopulmonar no...

No parece haber nada extraño, ¿de acuerdo?

Clara ¿Puedes venir un momento?

Hay que administrar antibiótico de amplio espectro, ¿de acuerdo?,

y antiinflamatorios también. - Vale.

- Doctor. - Sí.

- ¿Es lo mismo que tiene Carlos?

- No. No, no, no. No tiene nada que ver.

Lo tuyo es una amigdalitis bacteriana.

La amigdalitis bacteriana es la inflamación de las amígdalas.

Son tejidos linfáticos situados en ambos lados de la campanilla.

Y se encargan de producir defensas

para proteger a nuestro organismo de posibles infecciones.

Hay que coger también muestras de la placa de pus. ¿De acuerdo?

Para hacer el cultivo, y añadiremos analítica.

- Yo me tengo que ir.

- A ver, Javier. Tranquilo. Tú te quedas en observación. ¿De acuerdo?

- ¿Quieres que añada una radiografía de abdomen?

- Pues sí. Sí, por si acaso.

- Es que tengo que ver a Evelin.

- Bueno. Tranquilo, tranquilo.

- ¿Puedo hablar con él dos minutos, a solas?

- Claro. Aprovechamos para el justificante.

- A ver, hijo. ¿Qué?

- Mira, papá que yo sé que lo primero es mi salud, ¿eh?

Pero como no entregue este trabajo antes de las 12, me suspenden.

- Pero a ver, ¿qué te suspenden? - Me van a suspender la asignatura.

- ¿Qué asignatura?

- Pintura.

- Pero ¿no habíais acabado ya la evaluación?

- No. No, no. Papá, no.

- ¿Qué tal? ¿Estás bien, cariño?

- Bien. Bien, mamá, sí. No te preocupes, ¿eh? Estoy bien.

- A ver, los médicos han dicho que tienen que hacerle más pruebas.

Estaba en clase de pintura, se empezó a encontrar mal,

y cuando llegó a casa, llamé a una ambulancia.

- No sé lo que le habrá contado Samuel a la doctora, pero...

mi hijo no va a clases de pintura.

Va... Él va a clases de ballet clásico.

Yo lo digo porque no quiero que piensen que somos unos mentirosos.

Si es que... Es que es mi marido. Mi marido no... No lo sabe.

No lo sabe, y yo creo que es mejor que siga siendo así.

Cariño sabes que tienes que cuidar tu salud.

¿Has ido a la última revisión de lo del soplo?

- Sí, mamá, ya sabes que sí.

- Bueno. Yo voy a decirle a la doctora que te haces las pruebas.

Y no me seas cabezota.

- Espera. Que voy contigo, que quiero conocerla.

Espérate un segundo.

- Me tiene muy preocupado.

Está llegando todos los días tardísimo a casa.

Lo único que pasa es que Samuel se está haciendo mayor. Ya está.

- Diana, tiene el cuaderno de dibujo vacío.

Tú no tendrás nada que ver con esto...

- No, no, no. ¿Qué... quieres decir?

- No sé, que a lo mejor está tomando drogas, o que va con malas compañías,

- Pero ¿qué dices? No digas tonterías.

Samuel es un chico superresponsable.

No pasa nada, tranquilo. Hablamos con él, y ya está.

- ¡Samuel! ¡Samuel!

- ¡Samuel, hijo! ¡Hijo! ¡Samuel!

- Samuel...

- ¡Hijo mío! Pero ¿qué te ha pasado, mi amor?

¡Un médico! ¡Por favor! ¡Por favor!

- A ver, respira. Respira.

- Samuel ha sufrido un síncope.

Es decir, una paralización momentánea

de los movimientos del corazón y la respiración,

y es debido a una falta de irrigación sanguínea

en el cerebro.

Así que le vamos a hacer un TAC

para descartar que la lesión en la cabeza

le haya podido traer nuevas complicaciones,

y además, le vamos a ingresar

para seguir investigando qué es lo que le ha causado el síncope.

El doctor Dacaret informa a Javier Cruz

que las pruebas de imagen no explican su dolor en el hipocondrio,

y que debe quedar en observación

a la espera de los resultados de los cultivos.

- A ver, Javier, ¿has estado en algún país extranjero últimamente?

¿Has comido algo que te haya podido sentar mal?

¿Agua que no sea potable?

- No, doctor.

estés ocultándome información.

Porque no tiene ningún sentido, Javier.

- Doctor, que yo no le estoy ocultando nada.

Yo lo que tengo que irme. Tengo que hablar con Evelin...

Yo lo que quiero es que empecemos desde el principio,

y me respondan las preguntas. ¿De acuerdo? Con un sí o con un no.

¿Has estado en algún país extranjero últimamente?

- No, doctor. Yo no...

Yo no le estoy mintiendo, doctor. Yo le estoy diciendo la verdad.

-Mira no te voy a hacer más preguntas porque no me estás respondiendo.

Y además, no te creo.

En cuanto tenga los resultados de los informes, te...

Te aviso. ¿Vale?

- Eh... “Orao”.

Me he encontrado a Evelin...

- He venido a darte un mensaje, de mi mujer.

Evelin quiere que la dejes en paz.

Sí. No quiere que la metas en tus chanchullos.

Porque ella está más tranquila conmigo.

- Escúchame.

Evelin a ti no te quiere.

- ¡A quien no te quiere es a ti, desgraciao!

Dacaret.

¡Dacaret!

- ¿Qué ha pasado, Juanjo?

- No lo sé. Hablaba raro y se... Y se ha desmayado.

- ¿Así, sin más?

- No sé nada.

los resultados del TAC craneal que le hizo la doctora Rey

tras sufrir un síncope.

- Hicimos un trato, Samuel.

- Mamá, te prometo que no hice ningún esfuerzo fuera del normal.

Estaba bailando con cuidado. Como siempre.

- No sé, cariño. Yo...

Yo creo que vas a tener que dejar las clases de baile, ¿eh?,

durante un tiempo.

- No, esto no tiene nada que ver con el baile.

Además, el trato era que volvía a casa si me dejabas seguir bailando.

Y eso hago.

- Cariño, el trato era que podrías volver a bailar

si no afectaba a tu salud.

Yo, cada día que pasa, me siento fatal

por engañar a tu padre.

- Lo sé. Pero ya sabes que no me dejará volver a bailar

después de lo que le pasó al tío.

Está obsesionado con eso de que pueda haber heredado la muerte súbita.

- Hola.

- Bueno, Samuel em...

- Sí. Bueno. Traemos el equipo para hacerte un ecocardiograma. Mm.

- Es un momentito solo, ¿eh?

- Tranquilo, que no va a pasar nada.

Al día siguiente, el doctor Dacaret, acompañado de Clara,

visita a Javier Cruz, cuyo estado ha empeorado.

- Hola, Javier.

- Hola, doctor.

Los resultados de los cultivos han dado todos negativos.

Eso quiere decir que todavía no sabemos...

Y además ha pasado toda la noche con fiebre.

- Bueno, a ver.

Abre la boca y saca la lengua...

He podido ver que Javier sufre espasmos faríngeos.

Es decir que la faringe se contrae involuntariamente,

y esto le impide tragar correctamente.

Además, viendo que los antibióticos no están haciendo efecto,

me hacen pensar que me he equivocado en el diagnóstico,

y no se trata de una amigdalitis.

Escucha. Me da la sensación de que me estás ocultando información. ¿Vale?

Es importante que me lo digas todo. Así que vamos a ver.

¿Has comido algo raro? ¿Has viajado fuera?

- Hace una semana estuve en Bogotá.

- ¿Sí?

- Y no me va a creer, pero...

Tuve un problema con un gato.

Por favor, que... No le diga nada a Evelin.

Que no se entere que yo estuve en Colombia.

- Vale. ¿Te pusieron la vacuna antitetánica?

- No. A no me han puesto ninguna vacuna.

- Para prevenir el tétanos, la mejor medida es la vacuna antitetánica.

Que protege unos diez años.

No obstante, si creemos que nos hemos podido contagiar,

lo que tenemos que hacer es acudir al médico,

donde nos desinfectarán y limpiarán la herida.

Y además empezarán el tratamiento específico.

Clara, vamos a hacer una cosa.

- Escucha hay que hacerle un test rápido para confirmar que es tétanos.

- Hay que ponerle inmunoglobulina antitetánica, y también la...,

la vacuna antirrábica.

- ¿Rabia?

- No estamos seguros, Javier, pero cabe la posibilidad.

De todos los diagnósticos posibles,

viendo los síntomas que presenta Javier,

el peor de los casos sería la rabia.

Tiene un índice de mortalidad del 99%.

Se trata de una enfermedad vírica potencialmente mortal.

En el mejor de los casos, podría tener tétanos.

Que tiene un índice de mortalidad de tan solo el 1%.

- De verdad, es que no lo entiendo, es que no lo entiendo.

Es que el resultado de las pruebas, todos son normales.

- A ver. Tanto el eco, como la analítica, como...

No sé. Como el electro. Es que no..., no..., no sé, estoy perdida.

- Escucha ¿y si le hacemos una nueva exploración, pero más exhaustiva?

¿Sabes qué te digo?

Todos los síntomas que está presentando indica que tiene una...,

una patología cardiaca, ¿no?

- Vale. Pero ¿cuál?

- Ya, ya.

- Vamos a hacer un recuento. A ver.

Arritmias frecuentes. Síncope. Mareos.

Arritmias, síncope, mareos...

Espera un momento, espera un momento.

Vamos a hacerle mañana a primera hora el test de flecainida.

- ¿Vale? ¿Puedes avisar a Enfermería para que venga en ayunas?

- Quizás podría ser el síndrome de Brugada.

- ¿Ok? - De acuerdo.

- Vale. Genial. Venga, gracias.

- El síndrome de Brugada es una enfermedad cardiaca y hereditaria

por una anormalidad en la actividad del corazón,

y que aumenta el riesgo de padecer muerte súbita cardiaca.

Normalmente, las personas suelen nacer con este síndrome,

pero la mayoría ni siquiera son conscientes de ello,

ya que esta enfermedad no presenta síntomas.

Así que vamos a ver si con esta prueba, pues...

lo podemos confirmar.

- ¡Evelin!

- Evelin...

.... tenemos que hablar.

- No he venido por eso.

El tiempo de la excusa ya terminó.

Solo quería decirte que cuando te den el alta te dejaré conocer a la niña.

- ¡Eso es chévere!

- Eso no quiere decir que vayas a formar parte de nuestras vidas. ¿Ok?

- Evelin,

tienes que saber una cosa.

Yo sé que te abandoné.

Pero no fue por mí.

Fue para protegerte.

Ya sabes que donde estaba metido yo... no podía salirme.

Si me salía me daban plomo, y te daban plomo a ti.

Y yo... Yo no me lo podía permitir.

Cariño, por eso me fui.

Yo nunca quise dejarte.

¿Cómo..., cómo voy a dejarte?

Mira. Yo...

Me aseguré...

si en un futuro podíamos tener...,

irnos los tres.

Mira. Mira.

Es un buen seguro para comenzar de nuevo.

- ¿Tú te crees que me puedes mentir a la cara

¿Cómo tienes las narices de mentirme a la cara? ¿Eh?

- Evelin, yo no te he mentido.

Esto... Esto es un buen comienzo, Evelin.

Evelin, escúchame.

Esto lo he hecho para nosotros.

Para tener un futuro los tres, ¡juntos!

Volver a Venezuela.

Cariño, tú no perteneces aquí. Ni yo tampoco.

Vámonos a Venezuela.

Por favor, dime que sí. ¡Evelin!

- Javier. ¡Javier! Javier.

¡Por favor, ayuda! ¡Ayuda, por favor! ¿Me puede ayudar, por...?

la doctora Rey le realiza a Samuel el test de flecainida

para pacientes con sospecha de síndrome de Brugada.

- Vamos a ver. Te voy a explicar, mira.

Lo que te ha puesto la enfermera es una inyección con un antiarrítmico

que se conoce como flecainida. ¿Vale?

Que espero que esto nos ayude a poder establecer el diagnóstico.

Y ahora lo que voy a hacer es que voy a poder estudiar, en electro,

las ondas con mayor precisión.

- ¿Vale?

- Pero ¿cómo es posible que tenga esta enfermedad

si nosotros no la sufrimos? No la tenemos.

- A ver, os explico. Vamos a ver.

El síndrome de Brugada normalmente es una enfermedad que es hereditaria,

pero en algunas ocasiones

sí que las personas lo desarrollan a lo largo de los años.

Samuel no nos vamos a anticipar. ¿De acuerdo?

Un segundo. Voy a echar un vistazo.

Lo siento mucho, pero... sí que es el síndrome de Brugada.

A ver. Tranquilos, ¿vale?

La parte negativa de esta enfermedad es que es crónica, pero...

Samuel, escúchame, hay tratamiento.

- No tienen por qué preocuparse.

Además el tratamiento funciona por sí solo,

no necesita a nadie que se encargue...

Samuel que no te vas a dar ni cuenta,

en nada, vas a ver que está todo bien.

- Ya lo verás. Vas a tener una buena calidad de vida, de verdad.

Mira, lo que vamos a hacer

un desfibrilador automático implantable. ¿Vale?

Que se conoce como DAI.

- El DAI es un dispositivo que se implanta quirúrgicamente

cerca del corazón.

Y ayuda a revertir automáticamente

cualquier anomalía cardiaca.

Su función es similar a la de un marcapasos.

Su función es similar a la de un marcapasos.

Que hoy mismo le vamos a colocar el dispositivo,

y a partir de hoy ya te digo que va a poder hacer vida normal. ¿Vale?

Lo único que, lamentándolo mucho, pues...

Me temo que va a tener que dejar de bailar.

- Sí, bueno. Es que, con este tipo de patologías,

no conviene que hagan esfuerzos físicos.

- No, no, no, pero si mi hijo hace muchos años que no baila ya.

- Mira, de momento no sabemos lo que tiene. ¿De acuerdo?

El origen es una mordedura de un animal.

O sea que podría ser tanto tétanos como rabia.

- Sea lo que sea, se va a poner bien, ¿verdad?

Mira. Solo espero que sea tétanos, la verdad.

- Sí, claro, por supuesto.

Adelante. - Gracias.

- Sí. Dime.

- Es tétanos. Me lo han dicho en el laboratorio.

Así, por lo menos, tiene una posibilidad.

- ¿Y Evelin? - Está dentro.

El tétanos es una infección del sistema nervioso,

producido por una bacteria que recibe el nombre de Clostridium tetani.

Las esporas de esta bacteria se encuentran en la boca,

en las heces y en el tubo gastrointestinal de los animales.

También se puede encontrar en el suelo.

Aunque esta bacteria esté inactiva,

puede producir la infección durante 40 años.

El cirujano opera a Samuel.

El paciente diagnosticado de síndrome de Brugada,

para implantarle un DAI.

- ¿Qué?

¿No tienes nada que contarme?

¿Por qué me has engañado?

- A ver, Enrique.

- Me habéis mentido.

- Perdóname.

- Va. Ven aquí.

- ¿Por qué nos vemos aquí, y no en el hospital?

- Siéntate.

Aquí fue donde nos conocimos.

- ¿Cómo?

- La primera vez que te vi estabas sentada en este banco,

y me acerqué a hablar contigo.

Tenías la mirada más triste.

Yo lo único que quiero es que seas feliz.

- Desde siempre. Desde que te conocí.

He visto cómo miras a Javier.

Y sé lo que sientes.

- No, no. Javier... Javier es mi pasado,

no va a formar parte de mi vida. No quiero que forme parte de mi vida.

- Tú estás enamorada de él.

24 horas después, Javier, el paciente infectado de tétanos,

ha podido dejar la Unidad de Cuidados Intensivos,

tras recuperarse de los problemas respiratorios.

Pues parece que has superado la fase aguda de la enfermedad.

Ha desaparecido la fiebre, no tienes dolores musculares,

así que te pondrás bien. ¿Vale?

Tendrás que seguir con la inmunoglobulina antitetánica.

Y también con antibióticos, y reposar mucho. Y poco más.

- Muchas gracias, doctor.

- Nada. Es mi trabajo. ¿Vale? Hasta luego.

Samuel se recupera de la operación

en la que el cirujano le implantó un DAI

como tratamiento para el síndrome de Brugada.

- Oye, ¿y tus padres?

- Han ido a desayunar.

- ¿Sí?

¿Qué tal?

¿Has... hablado ya con tu padre?

- No. Pero sé que tengo que dejar de bailar.

Pero es que prefiero no tener que escucharlo otra vez.

- Mira.

Yo sé que ahora mismo, pues...

puede que lo veas todo muy negro, ¿vale?

Pero lo más importante es tu salud.

Y seguro que encuentras algo que te guste también muchísimo hacer.

- Ya, pero...

Es que el baile es mi vida.

- Bueno.

Tranquilo, ¿vale?

- Hola. Os dejo solos.

- Hola, hijo.

- Hola.

- ¿Cómo estás?

- Mejor.

- Mira, aunque te suene... a frase hecha,

de todo se sale en esta vida.

- Mira, papá.

Siento habértelo ocultado, de verdad.

Pero ya sabes lo que significa el baile para mí...

- Vale, vale. Vale, tranquilo, ya está.

¿Sabes qué es lo importante?

Que estás bien.

Que puedes seguir con tu vida.

Y que estamos juntos. Eh...

Dame un abrazo, anda. Tranquilo, hijo.

¿no va a poder bailar nunca más, en la vida?

- Pues me temo que no.

Es que, con este tipo de patología,

no..., no conviene que hagan esfuerzos.

- Qué pena.

- Con lo joven que es...

¿Y tú qué? ¿Cómo estás?

Pues mira, ya he empezado con las náuseas, y con los vómitos,

y Aj...

Me he empezado a tomar las pastillas,

porque es que..., es que es asqueroso.

- Sí, yo el otro día no te quise preguntar más

porque, como ya veía que no tenías ganas de hablarlo...

- No, es que...

Bueno, es que acababa de hablar con Fernando, con el ginecólogo, y...

Y andaba ahí, un poco revuelta.

- ¿Has tomado ya una decisión?

- Sí.

Voy a ser madre.

- ¿En serio?

¡Si es que lo sabía!

Eso, bueno.

Esto se merece un brindis. Aunque sea con una manzanilla.

- Ay...

- Y ¿se lo has comentado a Juanra, o no? ¿Todavía no?

- Sí. Sí, sí. Se lo dije el otro día y...

¡Es maravilloso, de verdad!

Me ha dicho que me entiende, que me comprende, que me apoya,

que... No sé, que haga lo que quiera.

- Bueno, pues menuda suerte tienes.

- Otro brindis. - Otro brindis.

Que vas a ser una madre maravillosa. Lo sabes, ¿no?

- ¿De verdad? - ¡Sí!

- Hola.

- Hola.

Me voy.

Pero quería darte las gracias por...,

por todo lo que has hecho por mí y por Juanita.

Eres una gran persona. Y tienes un corazón enorme.

Y te mereces a alguien que te quiera de verdad.

- ¿Cómo está Juanita?

- Muy bien.

- Esa es la bolsa de Javier.

- Sí.

No me has preguntado lo que hay dentro.

- No hace falta.

Además,

¿dejarías de irte con él por eso?

- No.

Esto solamente es el pasaporte para empezar de cero.

Javier ha cambiado.

- Mucha suerte.

- Gracias por todo, de verdad.

Que sepas que eres una gran persona. No lo olvides nunca..., por favor.

  • Centro médico - 18/10/17 (1)

Centro médico - 18/10/17 (1)

18 oct 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 18/10/17 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 18/10/17 (1)"
Programas completos (715)

Los últimos 728 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios