www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4572098
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 18/04/18 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

(Música)

Roy, el paciente que estaba ingresado en Centro Médico

con una grave infección respiratoria,

ha sufrido un empeoramiento severo,

y ha tenido que ser trasladado de urgencia a la UCI.

Pese al tratamiento de antibióticos y suero,

Roy ha empeorado seriamente.

No conseguimos controlar la fiebre,

la tensión ha bajado mucho,

y la saturación de oxígeno en sangre es mínima.

Tenía gran dificultad respiratoria,

por lo que hemos tenido que intubarle.

Además, hemos aprovechado

y le hemos extraído unas muestras de aspirado bronquial para analizarlas.

Está sufriendo un shock séptico con fallo multiorgánico.

Está afectando a varios órganos.

Su vida corre peligro.

-¿Pero cómo puede ser?

A ver.

Roy llegó con la infección muy avanzada.

Y lleva poco tiempo con el tratamiento

como para saber si va a funcionar. ¿M?

También es posible que la bacteria sea resistente al tratamiento.

Por eso necesitamos saber cuanto antes

el resultado de los cultivos,

para saber a qué nos enfrentamos.

(Música)

-Pero...

Pero si...

Si no hacen algo,

se... Se va a morir.

A ver.

¿De verdad que no quieres que venga nadie?

Estás pasando un momento de mucho estrés.

Acabas de dar a luz,

y sería aconsejable que alguien te acompañara.

-Todo lo que tengo está en este hospital.

No...

Mi marido y mi niño.

¿Me puede dejar sola, por favor? Por favor.

Claro.

-Sí, es una chica muy joven que tiene a su marido en la UCI.

Y lo peor de todo es que ha tenido parto prematuro,

y el bebé ha nacido con el síndrome de abstinencia.

Porque ella...

Porque ella consume drogas.

A ver, Juanjo,

me parece que hablar con una madre que acaba de parir

que ahora tiene muchas preocupaciones,

que un ginecólogo del hospital,

que además ella no conoce absolutamente de nada,

le diga que ha tenido problemas con el alcohol.

No me parece.

-Eh, Blanco. Sí.

-¿Cómo está Paula?

Pues está muy afectada. Y es normal.

-En cualquier caso, lo estaría menos si no se drogara.

¿Crees que se está drogando en el hospital?

-No se separa de ese bolso ni para hacer pis, ¿no?

Blanco y en botella.

Ya, pero no podemos confiscar una propiedad privada.

-Ya, pero de eso se trata.

Que admita que es consumidora.

Y ahí es donde digo yo que Landó podría... ¿No?

Si está tan afectada, es probable que no admita nada.

Y si la presionamos, menos.

Así que yo creo que hay que dejarle su espacio.

Es más, deberíamos preocuparnos en el bienestar del niño

y comenzar el método canguro.

El método canguro es la atención a los niños prematuros,

manteniéndoles en contacto piel a piel con otra persona.

Se ha comprobado que es un método muy eficaz

y de fácil aplicación.

Además, fomenta tanto la salud

como el bienestar de los recién nacidos.

(Música)

Rebeca llega a Urgencias

porque ha recibido un aviso inesperado.

-Perdone, ¿la doctora Romero?

-Tranquilo. Me encargo yo.

Hola.

¿Tú eres la novia de Yeray Betancor?

-¿Novia?

Bueno, sí, algo así.

-Ya. Es que vimos tu número en su móvil,

y entonces, bueno, pues decidimos... -Ah, sí, sí, sí.

Yo estoy la primera en su lista de contactos. -Mm.

-Pero ¿le ha pasado algo a Yeray?

-A ver, le han encontrado en la calle desorientado,

no sabía ni cómo se llamaba, ni dónde estaba...

¿M?

-Tranquila, por favor. Acabo de vencer al dragón.

-Sí. -¿Vale? ¡Pero es vengativo!

¡Va a venir ahora! ¡Coge la lanza, por favor!

-Tranquilo. ¿Qué es lo que pasa?

Tranquilo, tranquilo. ¿Cómo te llamas?

-¿Eres tú el dragón?

Parece que tiene fiebre, ¿eh?

-Vale, acompáñanos. -¿Soy yo?

-Vamos. Por aquí.

-No, no, hay que coger las lanzas, por favor.

Por favor, que va a venir. Que está viniendo.

Lo habéis visto los demás, ¿no? -Tranquilo, tranquilo. -Sí, sí.

-Cuéntanos: ¿Cómo te llamas?

-Pero entonces, ¿qué es lo que le pasa?

-Bueno, pues en principio

lo que hemos descartado es que se trate de meningitis

o de hipertensión intracraneal. ¿Vale?

Pero en cambio, en la exploración neurológica, pues...

-Sol... ¿Cuánto ha...?

-Vale.

(Risotada)

-Cógelo, cógelo, que nos persigue.

-Pupilas hipo reactivas y midriáticas. ¿Vale?

-Para cabalgar al dragón, primero tienes que ganarte su respeto

(RIENDO) Ay, qué calor...

-Clara, ¿estás bien?

Sí, no te preocupes. Bueno...

Todo lo bien que se puede estar en esta situación.

-Escucha. Vamos a hacer una cosa. Busco un...

Un hueco en consulta y te vienes. ¿Vale? Te echo un vistazo.

Vale, gracias. -De nada.

-Yo me encargo de los cañones, y a la de tres, disparen.

Venga, que lo tenemos. Tranquilos. Eso es, eso es.

-Pero ¿qué es lo que le ocurre?

-A ver, tranquila. A ver...

Tiene fiebre, ¿eh? Eso por un lado.

Entonces no podemos descartar

que se trate de una infección del sistema nervioso central. ¿Vale?

Entonces lo primero que hemos hecho ha sido ponerle un antibiótico,

pero también necesito hacerle una analítica de urgencia.

-Pero ¿urgencia..., urgencia por qué? O sea, ¿es algo muy grave?

-Tu nombre era, perdona... -Rebeca.

-Rebeca, vale. Pasó a paso. ¿Vale?

De momento no lo sabemos.

Pero necesitamos descartar que se trate de un brote psicótico.

¿Vale?

Entonces mi pregunta es:

¿Sabes si él consume drogas habitualmente?

-Pues la verdad es que no lo sé.

Pero vamos, que tampoco me extrañaría.

-¿Por? -A ver.

Es que él es supe lanzado, ¿sabes?

O sea, le gusta vivir muchísimo al límite.

Quiero decir...

Sí. Que es muy extremo él, vamos, que...

Que le gusta... la emoción.

-¿Es así? -Sí.

-Mm... Vale.

Bueno, pues mira, vamos a hacer una cosa,

yo le voy a hacer una serie de pruebas,

espera allí en la salita, por favor, y te voy informando.

-Vale, gracias. -Nada.

(Música)

Tras 12 horas de ingreso en Cuidados Intensivos,

Roy no mejora.

Los antibióticos que le han suministrado

no parecen estar haciendo efecto.

Le hemos puesto un antibiótico nuevo

y le estamos haciendo más análisis para cubrir otras enfermedades.

Como tuberculosis, VIH, hepatitis,

y neumonías atípicas.

Paula, daremos con lo que tiene.

-¿Y usted cree que el antibiótico ese le hará efecto?

Bueno, es más potente que los anteriores.

Se reserva para infecciones bacterianas graves

donde otros antibióticos no han funcionado.

-Pues entonces,

¿podríamos esperar que Roy se recupere?

Así hace él lo del canguro con el niño.

Me gustaría que el primer contacto que tenga mi niño sea con Roy.

Paula, ¿no quieres estar con tu hijo,

después de todo lo que estás pasando?

(Música)

-Yo creo que Roy lo va a hacer mejor.

Yo... le voy a poner nervioso.

-A ver, Paula...

Es tu hijo, y te necesita.

Si no creyera que le vas a hacer un bien no te lo pediría.

Necesita reposo y tranquilidad.

Y ahora mismo la mejor medicina para tu hijo eres tú.

¿Me ayudas a curar a tu hijo?

(Susurrando)-Sí.

-Bueno, pues esto ya está.

Clara, una cosita, ¿cómo llevas los ciclos menstruales?

Pues la verdad, cada vez son más irregulares.

No me digas que es lo que estoy pensando.

Off... Pues lo que me faltaba.

Después de todo lo que tengo encima,

que ahora me llegue la menopausia.

-Te voy a pedir una analítica hormonal. ¿De acuerdo?

Bueno, ya sabes que esto es un proceso de la mujer,

que es absolutamente normal, que...

En fin, hay que pasarlo de todas formas.

Romero, por favor.

No me irás a dar la charla con lo que es, ¿no?

¡Que no soy ninguna paciente!

Además, de sobra sé yo que esto tenía que venir, tarde o temprano.

Disculpa, de verdad. Lo siento mucho.

¿Sabes qué pasa? Que es que...

Miguel y yo habíamos hablado de la posibilidad de ser padres de nuevo.

-¿En serio?

Sí. Y aunque yo sabía que era difícil,

pero bueno, albergaba ahí una pequeña esperanza.

Pero la verdad es que ahora con esto ya...,

no veo muchas posibilidades, la verdad.

-¿Cómo está Miguel, con todo el tema del despido?

Bueno.

Si me permites, voy a ver si hay una compañera

que me haga la extracción para...

la analítica de hormonas. ¿Vale? -Vale.

Gracias. -Nada.

(Música)

El doctor Blanco habla con el laboratorio

para intentar acelerar los resultados

de las distintas analíticas que le han realizado a Roy.

-A ver, lo único que os pido es que, en cuanto estén los resultados,

por favor me aviséis.

Nada más. Sí, solo eso.

El paciente está muy mal y cada minuto cuenta.

Muy bien, gracias.

-¡Blanco!

Es Paula.

Hemos ido a coger al niño para envolverlo en la incubadora,

y se ha negado a soltarlo.

Dice que se lo van a quitar y que no le van a dejar verlo.

Está alterada, como en una crisis de ansiedad.

Vamos a verla.

Pasa.

¿Qué ha pasado? -Se ha mareado y se ha caído.

Pero hemos cogido el bebé a tiempo.

A ver, a ver. Vamos a levantarla. A ver, Carlos. Eso es.

-¡Ah! Cuidado. Sentadla.

-¡Ah! ¿El bebé está bien?

-El bebé está bien. A ver.

-Tranquila, Paula.

Vale, tranquila. Tranquila. Tranquila, está bien.

(Música)

Yeray, el paciente que podría sufrir un brote psicótico,

sigue desorientado a la espera de los resultados de su analítica.

-¿Me reconoces? -¡Increíble!

-Yeray. Perdona.

-Hay que... Hay que vencerlo...

¿Esto que está diciendo es de su vida real,

o es que está alucinando?

-Pues sinceramente, no lo sé.

La vida de Yeray es un misterio para mí.

Yeray,

ya sabes que respeto tu libertad.

La respeto muchísimo. Pero... -¿Revé?

-¿Me reconoces?

-¿Eres princesa,

o eres un dragón?

-Bueno, tengo ya los resultados, ¿eh?

Y los tuyos también. ¿Vale? Sí.

-A ver, lo que hemos visto,

tanto en la analítica de sangre como de orina, ¿m?,

es que no hemos detectado signos de drogas. ¿Vale?

Pero sí leucocitosis y una elevada glucemia al azar.

La glucemia al azar es la medición de la glucosa sin estar en ayunas.

Normalmente esta medición se hace estando en ayunas,

para que los valores sean más exactos.

-Dile a Rebe que se agarre fuerte y que se sujete.

Que no... Que no se caiga.

Que viene el dragón en el caballo de detrás.

-Ha dicho que me agarre a él, ¿verdad?

O sea, ¡que formo parte de su historia!

-Vale. También quiero serología de lúes. ¿De acuerdo, Clara?

-¿Y eso qué es? Pues nada.

Eso es porque a lo mejor tu amigo

tiene una enfermedad de transmisión sexual.

-Clara...

Perdón. Es que hoy...

Hoy no estoy muy fina que se diga, la verdad.

Lo siento. Quiero decir, que a lo mejor sí la tiene, o no.

Pero que no..., no... No es la forma.

Que la puede contraer cualquiera, ¿eh? Vamos, que no...

-A ver. Lo que Clara quiere decir es que podría tratarse

de una enfermedad de transmisión sexual por los síntomas,

pero podrían ser otras cosas, ¿verdad, Clara?

Sí, claro, vamos.

-Efectivamente. Muchas cosas, sí.

-Entonces, para salir de dudas

le vamos a hacer un TAC craneal. ¿Vale?

(Música)

Paula, la paciente con posible adicción a la cocaína

y que ha dado a luz a un niño prematuro,

se ha estabilizado tras sufrir una crisis de ansiedad.

Hola, soy el doctor Ramón Landó.

Soy uno de los ginecólogos de aquí del hospital, y bueno.

Me han contado tu caso, y sé que ha tenido un niño prematuro

-¿Está bien mi niño? No le habré hecho daño, ¿verdad?

No, no, no, no. El bebé está perfectamente.

Es un niño muy fuerte, y saldrá adelante.

¿Te importa si me siento?

Gracias.

(Música)

(Carraspeo)

Bueno, ¿y tú cómo estás?

-He tenido días mejores. Me imagino.

Verás, eh...

Ha sido el doctor Blanco,

y Juanjo, los...,

los que me han pedido que hablara contigo...,

acerca de tu bolso.

Verás, Paula, yo sé que no es fácil

hablar con un desconocido de determinadas cosas.

Pero ¿sabes por qué me lo han pedido a mí?

-No.

Eh... Una, porque soy padre.

Y otra, porque soy un exadicto.

El alcohol, en mi caso.

-¿Cuánto tiempo llevas limpio?

Pues el suficiente para saber que siempre se es un exadicto

y que siempre existe peligro de recaer.

-No sé, Eva.

Yo no veo hallazgos significativos.

-Ya.

Son buenas noticias, ¿no?

-Pues supongo que sí.

Yeray continúa con fiebre y nosotros no damos con la causa.

Le hemos hecho una punción lumbar y hemos extraído el líquido,

y aparentemente es normal,

pero lo tenemos que mandar a analizar.

Además, voy a pedirle unos cultivos.

Así que, mientras tanto, le vamos a dejar ingresado.

(Música)

Yeray aguarda los resultados de sus cultivos sin experimentar mejoría.

-Mira lo que te he traído.

-¡Jo, gracias!

-Es de las pocas cosas que sé que te gustan.

-Qué mona. -Bueno.

O al menos le gustaban al Yeray que yo conocía.

-Eh, no digas eso, porfa.

-Es que ya no sé cuántos Yeráis existen dentro de ti.

Yeray...

Yeray...

(Música)

Yeray, ¿qué te pasa?

Yeray, ¿estás bien? Yeray...

¡Ayuda! ¡Ayuda! ¡Un médico, por favor!

¡Ayuda!

-Perdóname, Rebeca, ¿qué ha pasado? -No lo sé.

-Clara, está convulsionando.

Necesito diazepam, ¿vale? Muy bien.

-Pero ¿qué le está pasando? Por favor. Dígame algo, por favor.

¿Qué le está pasando?

-Llévatela, por favor, Clara. Sal. Sal.

Rebeca, tranquila, ¿vale? La doctora está con él.

O sea que confía. No pasa nada, venga.

-Vale.

Ya está. No pasa nada.

-Clara, por favor, ven. Dime.

-Por favor, ¿Qué le está pasando?

Por favor, díganme algo. Necesito saberlo.

Rebeca, que va a ir todo bien. Espera fuera. Tranquila.

-Clara. Dime. ¿Qué pasa?

-Ha entrado en coma. Hay que llevarlo a la UCI e intubarlo. ¿De acuerdo?

Vale. Muy bien. -Rápido.

Ya sé que tú eres consciente de que ahora mismo...

eres un peligro para tu hijo, y tú lo sabes porque no estás bien.

(Música)

Y lo más importante siempre son nuestros hijos, ¿no?

-Si eso siempre fuera verdad, no estaríamos hablando de esto.

¿Por?

¿Qué quieres decir?

-Yo quería formar una familia con Roy.

Que es lo mejor que me ha pasado en la vida.

Pero cuando me quedé embarazada, me asusté.

Solo de imaginarme que podría llegar a ser como mis padres,

y tratar a mi niño como...,

como ellos me trataron a mí...

Me entraron las dudas y los miedos,

y recaí.

Se lo oculté a Roy porque pensaba que era temporal, pero...

Tú ya sabes que, cuando empiezas...

Es muy difícil parar.

-¿Me van a quitar a mi niño?

No lo sé.

Verás...

tendrás que hablar con un psicólogo y...

Luego, además, entrarán en juego los Servicios Sociales.

-Menos mal que tengo a Roy.

Él se ocupará de mi niño.

Es muy bueno y está limpio.

Paula, eh...

Creo que deberías hablar con tu familia.

-¿No has oído lo que te acabo de contar?

He tenido que contarle la situación de su marido.

Es verdad que todavía es pronto

para establecer un pronóstico acerca de Roy.

Pero... la situación es muy grave.

Y, si tiene mala suerte, bueno...

pues ese bebé podría quedarse sin su madre... y sin su padre.

-Sabía que algo grave le pasaba.

Se lo noté al doctor Blanco.

Verás, el doctor Blanco no te ha mentido.

Lo que ocurre es que la situación es bastante grave.

Y nosotros debemos ponernos en el escenario peor.

Sobre todo por el bienestar de tu hijo.

-Yo no pienso hablar con mis padres.

Roy se va a poner bien.

Y se ocupará él de mi niño.

-Bueno. Tranquila.

Tranquila.

(Música)

Yeray ha experimentado una mejoría progresiva

de su nivel de consciencia,

que permite extubarlo y retirarle la ventilación mecánica.

-¿Qué tal, Yeray? ¿Cómo estás?

-Bien, mejor. -Tienes visita, ¿eh?

-Ah, ¿sí?

-De alguien que no se ha separado de ti en ningún momento.

-¡Hombre, granuja!

-¿Qué tal estás?

-Pues ya ves.

¡Echando un pulso a la muerte!

Que ya sé que esto me pasa por la mala vida.

-Qué va.

Si te han hecho unos análisis y han salido negativos para drogas.

-Sí.

A ver, lo que vamos a hacer

es continuar con el tratamiento antibiótico, ¿vale?,

pero vamos a añadir fenitoína.

Para evitar posibles crisis epilépticas. ¿M?

Y como estás evolucionando muy bien, pues te vamos a trasladar a planta.

¿Vale? -Genial.

-Venga. -Muy bien.

-Venga, os dejo. Hasta luego. -Hasta luego.

-Muchas gracias.

-No sabes cuánto me alegro de verte mejor.

Has estado muy mal, Yeri. Muy mal.

-Ya, me imagino, tía.

Después de la noche que pasé, nada bueno podía pasar.

-Bueno. No voy a preguntarte nada.

Ya sabes que no tienes por qué darme explicaciones.

-Mejor.

-¿Qué? ¿Cómo ha ido?

Como esperabais.

-Lo sabía.

Al final Paula me las dio porque las tenía escondidas en su bolso.

Gracias.

No. Gracias, no, Javier.

Lo que tenemos es que intentar salvar la vida de este hombre.

Voy a hablar con Lucía, a ver si pueda ver a Paula.

-Ey, hola. Hola.

-Vaya cara que tienes, ¿eh? ¿Qué pasa?

Nada, un caso.

-Mal día, ¿no? Sí.

-Oh, pues no te cuento yo el mío.

Un hipóxico en la 4.

Luego, de momento, una parada en la 8.

Me han puesto perdida... he tenido que cambiarme entera.

Manuela, Manuela, Manuela. Perdón, ¿eh?

¿Has visto a Lucía Velázquez? -¿A quién?

Lucía Velázquez, una de las psicólogas del hospital.

-Es que no sé quién es. No la conozco.

Vale, bueno. No te preocupes. Que...

Bueno, la estoy buscando.

-Pero oye, ¿pasa algo grave, o qué?

No, un caso. No te preocupes.

-¿En serio no quieres que te ayude en algo?

No sé. ¿Puedo ayudar?

No, no, gracias. Gracias. -¿De verdad?

-Llevo 20 años siendo enfermera,

y la verdad que para mí es la profesión más bonita que pude elegir.

Tiene sus pros y sus contras.

La verdad que hay personas que, cuando se ponen malos,

la educación la pierden.

Pero bueno, son gajes del oficio.

Ah, y...

También tendría que hablar de los médicos.

Que hay algunos que de educación...

La educación les falta, pero... Pero tela.

Pero ya hablaremos de eso otro día. Discúlpenme.

(Música)

Una vez fuera de la UCI,

Yeray es sometido a una nueva exploración neurológica.

-No te preocupes, ¿vale?,

por ese desequilibrio. Es normal.

-Vale. ¿M? -Vale.

-En todo lo que te está pasando, obviamente. A ver...

Mira, Clara...

Anisocoria. ¿Lo ves? Sí.

-¿Qué es la anisocoria?

-Pues una pupila más grande que la otra. ¿M?

-Venga ya.

O sea, ¿un ojo diferente del otro?

-Sí.

-Ay, pues ni tan mal, ¿no?

Como David Bowie. ¿O qué?

-Para, de verdad. La juventud...

Venga, anisocoria.

Venga, vamos a hacer una cosa.

Esto entra dentro de la exploración.

¿De acuerdo?

Quiero que pongas las manos así,

y que, con los ojos cerrados,

te toques, con el dedo derecho, por ejemplo,

la punta de la nariz. Pero con los ojos cerrados.

-¿Ya? -Sí.

Más...

Más despacito.

Lento, lento, lento.

¿Otra vez? Despacito.

Ahora con el izquierdo...

Mm... Vale. Muy bien...

Perfecto.

Tómale la tensión. ¿Vale? Vale, muy bien.

-Ahora vuelvo. -Chao.

Bueno. Vamos a ver cómo está esa tensión.

-Bueno, acabo de terminar la exploración a Yeray,

y lo que he podido apreciar es que tiene el par craneal

encargado de los movimientos oculares bastante afectado.

Pero además, la marcha es moderadamente atáxica.

Es decir, no tiene buen equilibrio.

Por tanto, tenemos que seguir haciendo pruebas.

(Música)

Unos días más tarde,

el doctor Blanco recibe una llamada del laboratorio del hospital.

Tienen noticias sobre los análisis de Roy.

Por fin tenemos los resultados de los distintos análisis

que le hemos estado haciendo y...

Ya sabemos qué bacteria le ha provocado la infección.

(Música)

Le hemos puesto un nuevo tratamiento específico,

así que ahora no podemos hacer más que esperar

a ver si se recupera.

Quiero ser optimista, pero la verdad es que...

no sé si habremos llegado a tiempo.

-Hola, Clara. Hola.

-¿Qué tal estás?

¿Y Yeray?

Pues sigue igual.

-¿Sabes lo que pasa?

Que le hemos hecho un montón de pruebas.

Le hemos hecho una ecocardiografía,

hemos descartado endocarditis infecciosa,

le hemos hecho también una resonancia cerebral, es normal,

los hemocultivos han dado negativos...

O sea, no sé.

Lo único que me queda por hacer, de momento,

es un electroencefalograma y...

Y también esperar los cultivos. ¿No?

Hacía mucho tiempo que no me costaba tanto resolver un caso así, ¿no?

Mm.

Pues otras cosas bien que las has resuelto, ¿no?

-Vamos a ver, Clara, ¿Me puedes explicar qué te pasa?

Pues me pasa...

que Arce está en el paro por tu culpa.

¡Sí! Y lo estamos pasando muy mal

porque está influyendo muchísimo en nuestra relación.

Y eso es lo que me pasa. Por si lo quieres saber.

-Oye, Clara, yo no tengo nada que ver con eso.

¡Es una imposición y lo sabes perfectamente!

Tienes razón, lo siento muchísimo, de verdad.

Es que este cóctel de hormonas me...

Me está haciendo polvo.

Estoy superirritable,

y te puedes imaginar en casa, con Arce, cómo están las cosas.

-¿Te puedo ayudar en algo?

No, de verdad que no.

Esto es algo que tengo que solucionar yo por mí misma.

Y lo siento, de verdad.

Lo siento muchísimo, Natalia. -Vale.

-¿Qué tal? ¡Hola! ¿Qué tal, Manuela?

-Aquí estamos.

Vaya marrón que tienes, ¿eh? ¡Uf!

Yo no estaría...

Vamos, no me gustaría ponerme en tu piel, la verdad.

-Con ese bebé tan chiquitito, ¿no?

Sí. -Y esa madre. Ay...

Sí.

-Qué lástima me dan a mí las cosas de los niños.

Y mira que llevo viendo cosas aquí en los hospitales.

Bueno, pues ya... ni te cuento.

Pero...

a mí lo de los niños me remueve mucho.

Hola. Me das un cafelito con leche, y...

No sé, ponme un churrito o una porra de esas.

Lo que esté mejor.

Pues sí. ¿Sabes por qué me da...?

Me da tanta cosa porque yo soy madre. Tengo muchos niños.

-¿Tú..., tú tienes niños?

Yo tengo dos hijos. -Ah, ¿sí?

Sí, mayores ya.

-Bueno, muy mayores tampoco serán, ¿no?

No, bueno, el mayor va a la universidad.

-Ah, mira.

Y el otro, bueno.

-Pues yo tengo cuatro varones y una hembra.

De rebote, la pobre mía.

Porque oye, yo me empeñé, me empeñé, me empeñé

que yo quería tener una niña, a mi marido lo traía loco.

Pero al final, lo conseguí.

Ya. eh... Manuela.

-Dime.Disculpa, pero me tengo que marchar.

-Bueno. No, no, no, no, no, no, no, por Dios, ni se te ocurra,

que te invito yo.

No, no, no, no. Déjalo. ¿Sí?

-Esto me lo cobras a mí. Espérate.

Hoy...

Pues espérate, espérate, no te vayas.

Me parece que me vas a tener que pagar esto.

Porque es que he ido a coger el monedero

y se me ha olvidado con las prisas.

Si no te importa me lo pagas tú,

pero vamos,

que yo te invito dentro de un rato a lo que tú quieras.

No, no pasa nada, no... -Tranquilo.

Y tómatelo con tranquilidad lo de...

Lo de este niño, de verdad. Ya.

-Que al fin y al cabo, bueno. Ya ves.

Esas son las cosas que pasan.

Bueno. Eh...

-Nosotros tenemos a nuestros hijos con salud, que eso es importante.

Vale. Eh... Gracias.

-Nada, hombre, a ti. Hasta luego.

-Oye, y que luego si quieres te doy la vuelta.

No sé cuándo será...

Que sí, que sí, sí, tranquila, tranquila.

-Venga. Muchas gracias, ¿eh? Adiós.

¿Me da usted sacarina, que lo prefiero?

Fff... Este hombre lleva un día...

que no lo quisiera yo para mí.

-Sí, sí...

El electroencefalograma que la doctora Romero

mandó hacerle a Yeray revela una situación patológica.

-¿Me los puedes enviar, por favor? Gracias.

Perdonadme, estoy esperando los resultados

de las serologías de Yeray, y espero que sean concluyentes.

Vale.

Pues efectivamente lo que tiene Yeray es sífilis.

Y le ha provocado las alteraciones neurológicas que él presenta.

A esas alteraciones se las llama neurolúes.

Así que lo que vamos a hacer

es continuar con el tratamiento antibiótico

que te pusimos en un principio.

¿De acuerdo?

Que además ha sido un acierto porque has mejorado notablemente.

Pero vamos a añadir penicilina intramuscular. ¿Vale?

Para que mejores, pues en un par de semanas.

En cuanto a ti, deberías hacerte las pruebas, ¿eh?

Porque la sífilis es muy contagiosa.

-No será necesario.

Yeray y yo no nos hemos acostado.

No hemos tenido ningún tipo de contacto sexual.

-Vale...

Bueno. Pues yo voy a continuar con el resto de pacientes.

¿De acuerdo? -Vale.

-Muchas gracias. -Hasta luego.

(Música)

-Cielo, déjame explicarte, por favor.

-¡Mira, no lo entiendo! -Por favor, déjame explicarte.

-¡No lo entiendo!

Desde un principio, acepté tu rollo canalla.

Incluso me molaba.

Pero saber de repente que te acuestas con otra,

y que encima te pega la sífilis... Pues mira.

Me haces sentirme más triste que otra cosa, la verdad.

-Por favor, déjame explicarte. -Pero ¿cómo que me estoy equivocando?

-Sí, te estás equivocando. -¿Que me estoy equivocando?

-¡Sí, sí, sí! A ver, que para mí tú eres la única.

¿Vale? Eres la única a la que quiero.

Vale. A ver...

Yo... Yo siempre me las he conseguido ingeniar cuando...,

cuando se acercaba el momento.

Pero...

Siempre me he intentado, pues buscar excusas. ¿Vale?

Pero contigo no puedo.

Contigo no puedo porque a ti te quiero de verdad.

Pero veo que va a llegar el momento, más pronto que tarde,

y me..., y me da pánico. Que me estaba dando pánico.

-Pero pánico, ¿por qué?

-Pues pánico porque soy virgen.

(Música)

Bueno, era virgen hasta esa noche.

Hasta que me acosté con la chica esta, pues...,

Pues era virgen.

Pero precisamente lo hice con ella,

pues para poder ir preparado contigo.

Para... Para no parecer un pringao contigo,

que yo creo que me...

-Mira, no entiendo nada, de verdad.

Es que yo no sé si creerte, o no.

-Por favor, por favor. Por favor, que lo mío es una coraza.

Por favor, Rebeca, por favor.

-¡Es que entonces no sé quién eres!

¡Pensaba que eras otra clase de persona!

-Vale, que..., que me arrepiento, por favor.

Perdóname, por favor.

-Pensaba que estaba enamorada de un hombre.

¡Y resulta que estaba engañada por un imbécil!

¡Por un niñato que se acuesta con cualquiera!

Pero ¿a quién se le ocurre solucionar las cosas así?

Mira, me voy.

-No, no, Rebe. Rebe, no.

Rebe. Rebe, por favor. Por favor, por favor. Por favor.

Lo he gestionado mal.

No va a volver a pasar.

Me ha superado la situación.

No sabía cómo arreglarlo...

-¡Déjalo!

Al igual que yo te respeté cada vez que tú te alejabas,

por lo menos ahora respétame a mí.

-No. No va a...

(Música)

72 horas después de que le suministraran el nuevo tratamiento,

Roy ha mejorado y está estable

tras recuperarse de un shock séptico.

Te cuento.

Por fin hemos dado con la bacteria que casi acaba con tu vida. ¿M?

Es la Estaphylococcus aureus meticilin resistente.

Es una bacteria que ha ido ganando mecanismos de lucha

y defensa contra los antibióticos.

-¿Has visto?

Al final ese bichito no ha podido conmigo, ¿eh?

En el momento en que le identificaron,

empezamos a tratarle con un nuevo antibiótico específico.

Y gracias a eso ha mejorado.

Si todo va bien, entre siete y diez días

podrá irse a casa.

-¿Cómo está el niño?

Sigue ingresado, pero está evolucionando bien.

Todo apunta a que saldrá adelante.

-Gracias.

Fff... ¿Y Paula?

Estará al llegar.

No se ha separado de ti en ningún momento.

Le acabamos de avisar, o sea que...

no creo que tarde mucho.

(Música)

-¿Estás bien?

-Sí. -Estás bien...

Os dejo solos.

-Estoy bien.

¿Tú?

-Mejor, mejor. -Ahora que te veo bien, mejor.

-Pues no tienes muy buena cara. -Ya.

-Es como si estuvieras...

-Como si estuviera con el mono.

Lo siento. Lo siento.

(Música)

Paula va a entrar en un centro de desintoxicación.

Roy recibirá el alta incluso antes que su hijo.

Así que juntos podrán acompañar a Paula

en el proceso de recuperación que tiene por delante.

(Música)

-Clara...

Oye, ¿cómo estás?

Bueno, pues mira. Con sofoco va, con sofoco viene...

-Ya.

Pero intentando que no interfiera con el personal, claro,

y con el trabajo.

-Ya. Y ¿cómo va todo con Arce?

Bueno. Pues ahí vamos, la verdad.

Ahora me está esperando para cenar.

-Ya.

A ver. Lo del despido, por supuesto que le ha afectado.

Pero no... No es eso lo más importante. ¿Sabes?

Es que...

últimamente, pues...

me estoy dando cuenta que somos personas muy diferentes,

y que tenemos diferentes necesidades y...

Pero bueno. No te preocupes.

Muchísimas gracias, de verdad. Por tu interés.

-Cualquier cosa que necesites. ¿Vale?

Vale. -Venga.

Gracias. Hasta mañana. -De nada.

(Música)

-Landó, parece que Roy se va a recuperar.

Bien. Me alegro. Me alegro mucho.

-Ah... Solo quería decirte que...

lo que has hecho por Paula me parece muy bonito.

Y valiente.

Debe ser muy difícil

tener que recordar una época tan complicada de tu vida.

Verás, Juanjo,

los que hemos sido adictos a algo,

pensar que el tiempo que estuvimos enganchados

forma parte del pasado es un error. Porque no es así.

Forma parte del presente. Forma...

Forma parte de uno mismo. ¿Sabes?

Hasta mañana. -Hasta mañana.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 18/04/18 (1)

Centro médico - 18/04/18 (1)

18 abr 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 18/04/18 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 18/04/18 (1)"
Programas completos (1060)

Los últimos 1.073 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios