www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3983285
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 17/04/17 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

Victoria, la paciente con un cáncer de ovario en estadio 4,

acude al centro médico a una revisión con el doctor Dacaret

Buenos días. Tengo una cita con el doctor Dacaret.

Soy Victoria Arriola. Desde que le conté al doctor Dacaret

que el doctor Mendieta era mi... Bueno, cuando hablé con él

de mi pasado, pues se ha preocupado muchísimo de mí,

y me ha dicho que volviese para ver la evolución de mi enfermedad.

Pero la verdad es que yo me encuentro bastante bien.

-Vale, Victoria. Ya te puedes sentar. Gracias.

-Me alegro que estés mucho mejor del susto que tuviste el otro día.

Pues sí. La verdad es que aprendí la lección.

Ahora, estoy teniendo mucho cuidado con el consumo de marihuana.

-Creo que deberías plantearte dejar de consumir cannabis y otras drogas;

es más, deberías quedarte aquí, porque el cáncer está muy avanzado.

Ni hablar. No. En el hospital jamás.

¿Crees que voy a consumir lo poquito que me queda de vida

metida en un hospital? ¡Por favor! -Ya. Pero tienes que entender

que si decides quedarte en casa, cualquier accidente puede ser fatal.

Lo sé, soy consecuente. Lo sé. ¿Y qué? Yo sé dónde estoy.

-Pero ¿no eres consciente de que en la etapa en la que estás...

lo mejor es tener a la gente más cercana?

-Y en este caso la única persona que tienes es Mendieta.

¡Se lo has contado a mi hijo? -No le he comentado nada, de verdad.

Ya. Yo no puedo, yo el hospital no puedo.

Búscate la vida, dame otra alternativa... Yo no puedo.

-Bueno. Lo que sí que tengo... Mira.

-Es un folleto de la ESAP.

¿La ESAP? ¿Qué es? -U equipo de soporte de paliativos,

para los pacientes que tienen cáncer, para hacer un seguimiento de...

de las últimas fases de la enfermedad;

y es en casa, claro. Es que siendo en casa...

yo hago lo que me pidas. Iré bajando el consumo de marihuana

y haré lo que me pidas. -El ESAP es el Equipo de Soporte

de Atención Paliativa domiciliaria. Normalmente está constituida

por un médico y una enfermera, y lo que hacen básicamente

es hacer un seguimiento de las últimas fases del cáncer.

Bueno. ¿Qué? ¿Nos vemos a la hora de la comida?

-Sí, claro.

Pues me voy. Venga. ¿Me dejas pasar, o qué?

-Sí, sí. Y además, yo también tengo consulta.

Qué cerca estás, ¿no? Últimamente no te acercas tanto.

Bueno. Pues nada, déjame pasar. -Sí, claro, claro.

Esther acude a consulta de Ginecología

porque siente que su pecho derecho ha aumentado de tamaño

en las últimas tres semanas. Bien, Esther, cuénteme.

¿Ha notado dolor últimamente, o calor en la zona,

o algún tipo de secreción en el pezón?

-No. En la exploración no he notado

ningún tipo de inflamación ni de enrojecimiento.

-Y ¿cree que puedo estar embarazada?, porque con el aumento de pecho

es bastante normal en los embarazos.

Sí, eso es cierto, pero ¿ha tenido alguna falta en el periodo?

-No, pero me preocupa mucho quedarme embarazada. Me he hecho

un test que ha salido negativo, pero me gustaría que lo confirmaran.

-Es que para mí es muy importante estar segura que no estoy embarazada.

-Siempre tomo precauciones, pero hay un porcentaje de error,

y me da pánico ser ese porcentaje. Ya sé que hay mucha gente

que quiere tener hijos, y cuando se queda embarazada cambia de opinión

Pero, en mi caso...,

tengo razones para que esta decisión sea completamente definitiva.

Antes de eso quiero decirle una cosa. En la exploración...

he notado eh..., que tiene una considerable asimetría mamaria,

y además,...

he percibido una masa... indolora, móvil y blanda.

-¡Ay!... sabía que tenía algo. No, no, espere, espere,

tranquilícese, porque tampoco he notado ninguna induración

ni tumoración axilar. -Menos mal. Y...

¿qué puede ser esa masa? Pues como es de reciente aparición

posiblemente sea debido al crecimiento de un tejido,

ya sea un quiste, un nódulo, o incluso un hematoma.

¿Está tomando anticonceptivos? -No. Uso preservativo,

me parece más fiable, más real. ¿Me harán la prueba de embarazo?

Pues sí; si tanto insiste se la haremos,

pero creo que ahora lo más importante es hacer las pruebas necesarias

para averiguar qué es la masa que hemos encontrado.

-De acuerdo. Yo me hago todas las pruebas que usted me recomiende,

pero por favor, no se olvide de la de embarazo.

Afortunadamente, la población está cada vez más concienciada

de la importancia de la exploración de mama en casa.

Si usted se nota algún bulto, la aparición de hoyuelos, rojeces,

inflamación, sarpullidos, cambio de aspecto,

o incluso la secreción por algún pezón,

es el momento de acudir al ginecólogo -Hola, Javi.

-Sí, estoy bien. No, no te preocupes. Bueno,

me han dicho que tengo que hacerme algunas pruebas, pero vamos,

lo que ya nos imaginábamos.

-No te he dicho nada para que no faltaras al instituto.

-Bueno, pues sí, vente si quieres, claro.

-Nos vemos ahora. Un beso.

Gracias.

-¿Me pones un café?

-Gracias.

Dacaret. -¿Sí?

Oye, he visto a la mujer que vino el otro día con el brote psicótico.

La del cáncer de ovario. -Sí. ¿Victoria? Ha pedido cita.

-¿Por qué? ¿Te ha dicho algo? No; no he hablado con ella, pero...

estaba en la cafetería y se comportaba de forma extraña y...

tenía un temblor nervioso en la mano. ¿Ha vuelto a consumir cannabis?

Pues no, no lo sé. Pero eso puede ser un espasmo;

mioclonía derivada de su enfermedad. En su estado puede ser

un síndrome paraneoplásico o una metástasis.

Bueno, o que se haya vuelto a poner hasta arriba de porros.

-Ya, y tú podrías ser un poquito más respetuoso con ella.

Las mioclonías son movimientos involuntarios bruscos y breves.

El origen puede ser de diferentes tipos. Puede ser fisiológico,

epiléptico, por lesiones en el sistema nervioso, o tóxicos.

Y para conocer la causa tenemos que hacer pruebas más específicas.

El doctor Landó ya tiene el resultado

de las pruebas de embarazo de Esther Moneo.

Comunicarles que tengo los resultados de la prueba de embarazo,

y han dado negativos.

-Pero ¿por qué pensabas que estabas embarazada?

Bueno... Imaginaba que no, pero... me quería asegurar.

-Ya. Pues aprovechando que tenemos un especialista delante,

¿por qué no le preguntamos los riesgos que hay...?

No, no, Javi, no sigas por ahí. Esto lo hemos hablado muchas veces.

Es un tema más que zanjado, ¿no? -Sí, ya sé que lo hemos hablado,

pero estoy seguro de que ahora hay tratamientos que minimizan...

al máximo el riesgo. -Eh... Discúlpeme. ¿A qué se refiere?

-Perdón. Eh...

Mi mujer es seropositiva. -Y jamás me perdonaría

contagiar a nadie esta enfermedad, y mucho menos a un hijo.

-Me parece que es comprensible, ¿no? Es comprensible porque..

es verdad que existe cierto riesgo, ¿eh?,

pero, también tengo que decirles que si se plantean seriamente

ser padres, hay formas para minimizar estos riesgos,

menos de las que ustedes se creen. La mayoría de los medicamentos

contra el VIH son compatibles con un embarazo;

de hecho, estos medicamentos lo que hacen es impedir

que el virus se reproduzca, y por lo tanto reducen la carga viral

de la mujer afectada. En consecuencia, se reduce

la probabilidad de contagio materno-fetal del VIH.

-Yo se lo agradezco mucho, doctor, pero por mínimos que sean

esos riesgos, no pienso asumir ninguno.

¿Desde cuándo es seropositiva? -Pues,...

aproximadamente, unos... -Para concretar más o menos, es...

Ella y yo vivimos los 90 de una manera un poquito intensa:

mucha fiesta, mucho concierto, mucho todo.

Y en uno de esos momentos ella tuvo una relación sin protección

y se contagió del VIH. -Javi, yo creo que ya es suficiente;

no hace falta que le contemos más. De acuerdo. Miren...

Si les parece, pueden esperar fuera, cuando haya una sala de imagen libre

para hacer las pruebas, yo les aviso. -Vale.

Actualmente existen varios tratamientos

para prevenir el contagio materno-fetal del virus VIH

antes de que la mujer se quede embarazada.

Después, una vez que se produce el embarazo,

se hace un seguimiento de forma multidisciplinar,

en conjunto con el equipo de enfermedades infecciosas.

-Doctor. ¿Me permitiría hablar con usted un segundito?

Sí, sí. Dígame.

Mi mujer es muy cabezota, y ahora mismo está instalada en una cosa,

y lo único que me preguntaba es si... si usted puede hablar con ella.

Pero ¿hablar, acerca de qué? -De lo de quedarse embarazada.

-Mi mujer, si no tuviese el VIH, querría ser madre.

Ya. Vamos a ver. Creo que el VIH es un factor a tener en cuenta,

y que su mujer lo tiene muy claro. -Sí; sí, sí, sí... no,

y yo no quiero en absoluto manipular la situación.

Yo la quiero, pero... pero yo sé que ella está asustada.

Lo que necesita ella es que un doctor le diga que los riesgos

ya no son como los de antes. -A ver, Javier.

Si lo que quiere es que yo hable con su mujer para que la convenza, no

no voy a hacer eso. ¿De acuerdo? Si quieren, y si usted la convence,

yo me tomaré mi tiempo para explicarles detenidamente

cuáles son los mínimos riesgos a correr. ¿De acuerdo?

Es una decisión muy personal en la que yo no debo entrar.

-Bueno, sí. Bueno... Gracias, gracias Vale.

Días después de venir a una revisión con el doctor Dacaret,

Victoria vuelve tras haber sido encontrada desorientada

en un colegio de la zona. No se desprende de la bolsa.

-¿Qué ha pasado? -La hemos encontrado en un colegio.

Vale, vamos a Triaje. Yo me encargo. Mira a un punto fijo en la pared.

Sigue el boli.

Vale.

A ver. ¿Sabes dónde estás?

¿En qué día estamos? -En el hospital;

-27 de enero.

27 de enero. Ya. ¿Y de qué año?

-Del 82. Es el cumpleaños de mi niño.

-Cinco años hace hoy. -Me tengo que ir al colegio, doctor.

-Le tengo que llevar un regalito. -¡Se va a olvidar de mí!

Bueno. Es solo un segundo ¿vale? La última comprobación.

Mira, Victoria, cógeme las manos, y aprieta fuerte.

Eso es.

Vale, vale, ya está. Un momentito.

Hay que ingresarla ya; hay que pedir un análisis toxicológico también.

¿De acuerdo? Venga.

Ella se encarga, Victoria ¿vale? -Gracias.

Victoria ha vuelto a sufrir otra mioclonía,

y puede que esté sufriendo un brote psicótico; así que he pedido

otro análisis toxicológico para ver si ha consumido cannabis,

pero no puedo descartar otras opciones.

Mendieta. -Sí.

Victoria ha vuelto de urgencia, y está desorientada.

Puede que tenga otro brote psicótico. -¿Qué? ¿Se le ha vuelto a ir la mano

con la marihuana? No lo sé. He pedido otro análisis?,

pero no estoy seguro. Aun así creo que la mioclonía

puede estar relacionada con un síndrome paraneoplásico.

-Yo apuesto por los tóxicos, y verás cómo los análisis me dan la razón.

Los síndromes paraneoplásicos son un conjunto de síntomas

que afectan a pacientes con cáncer, y no por los efectos del tumor en sí

ni por la metástasis, sino por las sustancias que produce

el propio tumor. -¿Cuál era el nivel de desorientación

que presentaba? Pues estaba en un colegio,

y se creía que era 27 de enero. -¡Ah, vaya!, qué casualidad,

el día de mi cumpleaños. Cuando tengas los resultados

me avisas ¿vale?, y yo ahora miso iré a hacerle

una nueva exploración neurológica. Vale. Perfecto.

¡Ay!

De verdad, qué susto me has dado. -Perdona, no quería molestarte.

No, si últimamente no me molestas nada.

-Bueno, no estoy yo tan seguro.

-Vamos, lo digo por... por... no sé, tengo la sensación de que...

necesitas tomarte tu tiempo después de todo lo que ha pasado.

Pues no; igual el que necesita tiempo eres tú,

para volver con tu mujer de siempre, ¿no? Como ya no soy la novedad...

Pero que ahora no quiero hablar de ese tema porque quiero...

terminar de leer el libro ¿vale? Ya hablaremos.

-Claro.

Un técnico de imagen, en presencia del doctor Landó,

le acaba de realizar una radiografía de tórax y una mamografía

a Esther Moneo, la paciente que acudió a su consulta

porque un pecho le había aumentado de tamaño.

La mama está compuesta por tejido graso y tejido fibroglandular

en proporciones distintas en cada mujer.

Esta última tiene un aspecto más denso y en las pruebas de imagen

dificulta la detección de nódulos o tumoraciones.

por eso es conveniente, para completar el estudio,

realizar una ecografía.

-Doctor Landó... ¿Sí? ¿Qué sucede?

-Nada... Que quería explicarle que respecto a la maternidad...

Es que no quiero pasar por ella, no quiero asumir ningún riesgo.

-Tengo la sensación de que algo saldría mal y...

Bueno, ya me había hecho a la idea de no ser madre y...

-Se puede tener una vida plena, ¿no? Sí, claro que sí.

Además, entiendo perfectamente que se trata de una decisión

muy personal. -Muy bien, pues...

entonces, ¿me puede hacer un favor? Ahora mismo, en la consulta,

delante de mi marido, podría decir que no es buena idea

que me quede embarazada.

A ver. Esther...

Siento decirles a los dos... que no me voy a inmiscuir

en una decisión tan personal. Los riesgos son pequeños,

pero existen; y existen, aunque sean pequeños.

La decisión de asumirlos o no solamente es de ustedes.

La veo en mi consulta.

Victoria.

-¡Hola! -¿Dónde estoy?

Pues está en un hospital. Tenemos que hacerle unas pruebas

para ver qué tal está.

-¿Y cómo he llegado aquí? Acompáñeme. Vamos a la habitación.

Pues la encontramos en un colegio.

-¡Ah!

-¡Eso es por mi hijo!

¡Vaya! No sabía que tuviera usted hijos. Siéntese.

-Tuve uno;

aunque... en realidad, cuando tenía cuatro años,

lo di en adopción; y ahora...

no sé dónde está. -¿Usted sabe dónde está?

¿Me puede ayudar a encontrarlo?

No, no, no sé dónde está.

Victoria. -Es que hoy cumple cinco años;

y por eso he ido al colegio, porque le tengo un regalo.

-Porque quiero que me recuerde.

-¿Quiere verlo? ¿Me permite? Sí.

-A ver si le parece bonito.

-¿Le gusta?

¿Una peonza? -Mm.

-Es que mi hijo hace muchas cosas con una peonza.

-Tiene un montón de trucos.

He estado observándole toda la semana desde lejos;

y lo hace muy bien.

Ahora es mejor que descanse ¿de acuerdo?

Enfermera... a la 212, por favor.

Enseguida viene la enfermera y la atiende.

-Gracias.

Ah... ponle suero y métela en la cama, por favor.

¿Qué tal?, ¿qué te dijo? -¿Has hablado con el médico

para que me convenza de que me quede embarazada?

-No, yo no he hablado con nadie. Javi, no me mientas.

Sí, he hablado con él, he hablado con él, sí, vale.

-Creo que el tema de los hijos en una pareja creo que es de los dos.

Tú no quieres yo quiero ¿qué hacemos? No lo voy a hacer.

Te lo he dicho mil veces. Esto pasa por no hacer bien las cosas antes.

-¿Qué es hacer las cosas bien antes? Explícamelo porque no lo entiendo.

Las cosas a veces simplemente pasan. ¿De qué va todo esto,

de purificar pecados?, ¿de quedarte tú en paz con el karma?

Que no, que no, que no, que no tiene nada que ver con eso.

-Y te digo una cosa más; si tú sabes que yo he hablado con el médico

es porque tú has hablado con él. ¡Qué fuerte! Ahora vienes tú con eso.

No te vengo con nada; lo único que quiero es entiendas una cosa.

-Deja ya de castigarte.

Si logras quitarte ese sentimiento de culpa que tienes encima,

a lo mejor las cosas son diferentes, posiblemente mejores.

El doctor Landó les espera en su consulta,

para darles los resultados de las pruebas.

-Gracias.

Mendieta... Oye ¿cómo has visto a Victoria?

-Bien, bien, está bien. Sí. ¿Sí?

Vale. Mira, tengo los resultados del análisis toxicológico,

y ha dado negativo en cannabis. Así que podríamos descartar

el brote psicótico por drogas. Estamos frente a dos opciones:

o bien el síndrome paraneoplásico, o bien una metástasis; una de dos.

-Dacaret, escucha... Victoria me ha contado

una historia extraña sobre un hijo que tenía cinco años y al que...

al que dio en adopción.

-¿Esa mujer quién es, de dónde sale? ¿No ha venido ningún familiar?

No. Lo único que te puedo decir es que... se siente muy sola.

Pero vamos, que pregúntale a ella.

Creo que el siguiente paso es hacer un TAC para tener más datos.

¿Vale? -Muy bien. Sí, perfecto. Ya...

ya se lo pido yo mismo. Perfecto.

-Hacerle un TAC a Victoria es la forma más rápida

de obtener un diagnóstico, pero debemos esperar

a que su situación se normalice, no es seguro hacérselo en su estado.

Por eso he pautado un tratamiento con antipsicóticos,

para estabilizarla. -Decirles que ya tengo los resultados

de la radiografía de tórax que le hicimos, y son normales.

Sin embargo, la mamografía nos indica la presencia de una masa,

de gran volumen, unos diez centímetros aproximadamente,

que además presenta un patrón heterogéneo distinto

al resto del tejido mamario que lo rodea.

-Y... No sé... ¿Eso qué significa?

Verá. Este patrón, lo que nos indica es que...

no se trate ni de un quiste ni de un hematoma;

lo que nos hace pensar que probablemente sea un tumor.

Ahora vamos a extraerle a Esther una muestra de tejido

mediante punción-aspiración con aguja fina ecoguiada,

para que la analice el patólogo.

Antes de hacerla, se selecciona por ecografía

el lugar más adecuado para hacer la punción.

Se limpia la piel con solución yodada,

y se anestesia la zona. Después, el radiólogo inserta la aguja

y la guía hasta el nódulo.

La posición de la aguja es controlada por imagen

para evitar romper vasos sanguíneos y minimizar el riesgo de sangrado.

Victoria, la paciente que llegó muy desorientada,

ya está lista para ser sometida a un TAC.

Hola, Victoria. -Hola, doctor.

Bueno, me alegro mucho de verte mejor -Gracias, yo también.

Esta vez no me he pasado con la marihuana, ¿eh?

-No sé qué habrá pasado. Tranquila porque...

ha salido reflejado en los análisis. Ahora tenemos que hacer un TAC

para tener más datos, y el doctor Mendieta me ayudará...

a hacer la prueba y el diagnóstico. -¿El doctor Mendieta?

-Tengo una sensación de que ayer, cuando estaba yo tan desorientada,

estuve con él... Sí, así es.

-No habré hecho nada malo, ¿no? No, no hiciste nada malo;

yo diría que todo lo contrario: Le contaste que...

que tuviste un hijo, y que lo diste en adopción cuando era muy pequeño.

Ahora solo te queda contarle un detalle, y es que esa madre

y ese hijo de esa historia, sois vosotros.

-¡Huy!

-Yo no puedo todavía. No, no, no; no le quiero hacer daño.

Ya. Bueno, tú...

tú piénsalo ¿vale? -Vale.

-Hola. Hola.

-El TAC ya está listo. ¿Estás preparada?

-La verdad es que no, estoy un poco nerviosa. No sé si es buena idea.

Sí que lo es, Victoria. -Gracias.

Esther y Javier vuelven para recoger los resultados de la biopsia

de la masa de grandes dimensiones que Esther tiene en la mama derecha.

Ya tengo los resultados de Anatomía Patológica,

y nos indican que no hay evidencias de neoplasia,

por lo tanto, el tumor no parece maligno.

Pensamos que probablemente se trate de un tumor filoides gigante

de crecimiento rápido. No obstante hay algo más.

Verán. Debido al gran tamaño de la masa,

piensen que ocupa casi el 80 % del espacio mamario,

pensamos que probablemente haya tejido tumoral

que no se haya analizado. -Entonces,

¿todavía no podemos descartar que sea cáncer?

Probablemente no lo sea, pero sea cancerígeno o no,

pensamos que lo mejor y lo más recomendable

es la extirpación total.

-¿Quiere decir que me van a quitar un pecho?

Le realizaríamos una mastectomía total. Sí.

En el momento de la intervención haríamos una reconstrucción mamaria

injertando una prótesis de silicona.

Sé que es muy drástico,

pero debido al gran tamaño que tiene la masa,

es lo más aconsejable para su caso.

Bueno, Victoria, pues vamos a hacer el TAC.

-Es que estoy muy nerviosa. Yo... yo no sé si es buena idea, doctor.

No, tranquila, es solo un momento. Le ayudo a tumbarse.

-¡Ay!

-Es que estoy muy agotada. No tardaremos nada; en serio.

-¡Ah! ¿Victoria?

¡Manuel, avisa a una enfermera! ¡Que traiga diazepam endovenoso!

¡Está convulsionando! Ante un episodio de convulsiones

nuestro principal objetivo es que el paciente no sufra lesiones.

En primer lugar despejaremos el área de muebles y objetos

con los que se pudiera hacer daño; aflojaremos la ropa que esté apretada

especialmente la que se encuentre alrededor del cuello;

y por último colocaremos a la persona en posición lateral de seguridad,

mientras esperamos que llegue la asistencia médica.

¿Victoria, cómo se encuentra? -Buf..., estoy como mareada.

-Bien, pero un poco ida; un poco... Normal.

Ha sufrido una crisis epiléptica, pero ahora ya está todo bajo control.

Si le parece vamos a hacer el TAC ¿de acuerdo?,

y no se preocupe por nada. Yo estaré vigilando por si ocurriera algo.

-Muchas gracias, cariño.

-Lo estás haciendo muy bien. -De verdad.

Túmbese, por favor.

El procedimiento ablativo de la glándula mamaria completa

se realiza a través de una incisión.

Dicha incisión se efectúa desplazando el pezón y la areola

de su lugar habitual, reemplazando la mama

por una prótesis de gel de silicona. Posteriormente, el pezón y la areola

se recolocan en simetría con el otro pecho,

y el tumor extraído se llevará al laboratorio para su análisis.

Esther se recupera después de la operación

en la que se le ha efectuado una mastectomía completa.

Ay, doctor, por favor, no me traiga más malas noticias.

-No, todo lo contrario; tengo buenas noticias.

Tengo los resultados de Anatomía Patológica, y son buenos.

El tumor no es cancerígeno.

-Piensen además, que tenía un tamaño considerable;

pesaba alrededor de 300 gramos.

Y lo que tiene es un hamartoma mioide gigante.

-Es que vaya nombres. Es que te dicen eso de primeras y te acojonas.

-Sí, es un tumor muy raro ¿eh?,

que crece y se origina a partir del tejido conectivo de la mama,

y no del tejido glandular, que es lo habitual.

-Por otro lado; en este momento, Esther, tiene una asimetría...

descompensada en los pechos, pero es un problema que más adelante,

si quiere, podemos intervenir y solucionar.

-Bueno, doctor: Después de decirme que no tengo cáncer,

lo de la asimetría me da exactamente igual.

-No sé. Es como...

si esto que me ha pasado fuera una especie de seña de la vida

para que... cambie de forma de ver las cosas... y de pensar.

-¿Incluso en el tema de los niños, también?

-Bueno... Paso a paso. Déjame que digiera esto primero,

pero te prometo que...

que lo tendré en cuenta, y no descarto nada. ¿Vale?

-¿Pero qué le han hecho a mi mujer en el quirófano?, ¿qué ha pasado ahí?

Horas después, el doctor Mendieta y el doctor Dacaret

ya tienen los resultados del TAC de Victoria.

Tras ver los resultados del TAC podemos confirmar lo que temíamos;

y es que Victoria tiene una metástasis cerebral.

Esto explicaría los síntomas neurológicos y de desorientación.

Si quieres darle tú la noticia...

-No, no, es tu paciente. Yo solo te estoy echando una mano.

-Si yo te lo dije. Cuando vine mi cáncer estaba ya muy avanzado.

-Te lo dije. Pero es que ahora tienes metástasis,

y eso es muy grave. Así que, sinceramente,

creo que tendrías que quedarte en el hospital ingresada; de verdad.

-No. No, no. Si es que no me queda tiempo;

aparte luego, perderé la cabeza.

Yo me quedaría mucho más tranquilo, que te quedaras aquí,

con vigilancia todo el día, y además mira la parte positiva:

podrías estar al lado de Mendieta y hablar con él.

-No estoy lista. No. Le tengo miedo a eso.

-¿No podríamos intentar lo del tratamiento paliativo,

a domicilio? Sí, claro que se puede.

Pondré en marcha lo de la ESAP, y... tranquila, estarás muy bien atendida.

Victoria, ¿estás segura de todo esto?

-Sí, sí, sí, sí. Yo... yo estoy segura, porque...

no quiero perjudicar a mi hijo; no estoy lista, de verdad.

Bueno.

Pues nada más.

-Además, yo estoy segura que lo sabe;

mi hijo lo sabe. Lo intuyo.

-Doctor: En caso de que quisiera tener un hijo,

en caso de...

¿Cuáles son las pautas que tendría que seguir

para minimizar el riesgo de contagio? El mayor riesgo de transmisión

materno-fetal del VIH está en el momento del parto,

sobre todo si este es natural.

Por eso es aconsejable, a mujeres con una alta carga viral

o desconocida, programar un parto por cesárea

al menos dos semanas antes de que el embarazo llegue a su final.

Seguir las recomendaciones preconcepcionales normales.

Es decir, evitar factores de riesgo como el tabaco,

el alcohol, sobrepeso, hacer ejercicio moderado, ¿eh?,

tomar suplementos de ácido fólico, y llevar revisiones periódicas.

En su caso concreto revisaríamos y ajustaríamos su pauta

de antirretrovirales con el equipo de enfermedades infecciosas.

-Doctor y, en cuanto a la lactancia, ¿podría dar el pecho?

Verá, la recomendación es evitar la lactancia materna

para evitar el contagio de VIH. Pero bueno,

ahora la dejo que descanse, piénsenlo tranquilamente,

y luego vendré a verles. No obstante, si deciden en serio ser padres,

esperen a que pase el posoperatorio.

-Gracias, doctor. -Hasta luego, gracias.

Bueno. Tú no te preocupes ahora de nada ¿vale?,

que va a salir todo muy bien. -Vale.

-Te quiero. -Y yo a ti.

Van pasando varios días, y no... ¡Dacaret!

¿Ha ido todo bien? -¿El qué? ¿Lo de Victoria?

-Sí. Lo tiene bastante asumido, la verdad.

¿La vas a dejar ingresada? -No; ella prefiere quedarse en casa.

¿Cómo que en casa? Si no tiene a nadie que la cuide.

-Bueno, le hablé del ESAPD y... y ha preferido eso,

quedarse en casa ella y que la cuiden.

Bueno, quizá sea la mejor opción.

Es complicado lo de la familia en estos casos, ¿no?

Sufren tanto como el paciente y... siempre tienen que estar ahí.

-Para eso están los seres queridos ¿no?,

para cuidar de los suyos hasta el final. Además, yo soy

de los que piensa que nadie debe morir solo.

Todos morimos solos, Dacaret.

Gracias.

Hola, belleza. -¡Hola!

-¿Qué haces aquí? Decías que no era tiempo precisamente

lo que necesitabas.

-¡Ramón!

Pero no hagas el tonto; anda, que puede entrar alguien.

Ah, ¿sí? ¿Y quién va a entrar? -¿Cómo que quién va a entrar?

¡Pues cualquiera! -Perdón, lo siento. Es que...

-No, no, no, déjalas ahí; déjalos ahí, por favor.

-Perdón, ¿eh? Lo siento. -Nada.

¡Esto no pasa en las películas! ¡ -¡Ven aquí, que eres muy tonto!

Te ha gustado, ¿eh? -Sí.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 17/04/17 (1)

Centro médico - 17/04/17 (1)

17 abr 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 17/04/17 (1) " ver menos sobre "Centro médico - 17/04/17 (1) "
Programas completos (649)