www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4068460
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 16/06/17 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Hola. -Hola.

¿Me haces el favor de marcarme donde está el museo? -Claro que sí.

Yo tengo la sensación de que es la mujer de mi vida.

Y no me preguntes por qué; pero ha habido algo que...

Que no tengo palabras para definirlo. Y además nunca lo he vivido.

¿Qué pasa?

Ha sufrido un traumatismo craneoencefálico severo.

Y está en coma. Para dentro.

Yo me encargo.

¿Crees que despertará?

Pues no lo sé. Pero tiene que hacerlo.

Mira, Ceci: Eh... Tendré que irme unas semanas a Estados Unidos.

¿Te acuerdas que te dije que mi hija estaba allí, Marta?

Sí.

-Bueno, pues su madre no está muy bien y se siente un poco sola.

Daca, ¿qué haces aquí? ¿Estás bien?

No he cogido el avión. -¿Qué?

Me ha llamado Marta. Me ha comentado que Lorena...

¿Lorena?

Ha tenido un fallo multiorgánico y...

Y ha muerto.

Marta me ha dicho que no vaya. Que ya es demasiado tarde.

Marta, ¿dónde estabas? Me has dado un susto de muerte.

No te he visto en el aeropuerto, y me he tenido que volver en taxi.

Vamos, que yo también me alegro de verte, ¿eh?

Tienes que entender que tienes que darme tiempo para organizarme.

Esta situación es muy nueva.

Y además, que tengo mucho trabajo que hacer.

Ya. Como siempre, el trabajo lo primero.

Como siempre el trabajo lo primero, ¿qué quiere decir?

Me dejaste tirada. ¿Eh?

A mí, y a mamá. Cuando más lo necesitábamos.

No te voy a perdonar en la vida esto.

Alfredo ha acudido para su cita con el neumólogo por su EPOC:

una enfermedad respiratoria crónica.

Pero dados sus problemas para respirar,

ha tenido que ser atendido en Urgencias.

Vale. Pasa a la camilla, que te vamos a explorar.

Ve pasando tú. Y quítate la camisa.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica, o EPOC,

consiste en una obstrucción persistente de las vías respiratorias

Y su principal causa es el tabaquismo.

Es una enfermedad que no tiene cura.

Pero puede estabilizarse si se siguen los consejos del neumólogo.

Y por supuesto, si se abandona el tabaco inmediatamente.

Cuéntame qué te pasa, por favor. -Bueno, pues... Llevo unos días

con..., con síntomas como de resfriado,

pero con más problemas de lo habitual.

Me ahogo sin venir a cuento.

Lo que he hecho es subirme la dosis del corticoide inhalado,

que es lo único que me ha mantenido en calma hasta hoy, que tenía...

Tenía la cita de control con el neumólogo.

Vale. Y aparte de subirte el corticoide inhalado,

¿tú sigues las recomendaciones de tu especialista? -Sí, claro.

Si se refiere a si he dejado de fumar, sí: he dejado de fumar.

¿Seguro?

Pues me diagnosticaron la EPOC hace un par de años, y, a ver.

Estaba claro que fumar una cajetilla diaria desde los 16,

pues no me iba a salir gratis.

Pero bueno: Ya está. A lo hecho, pecho.

Yo lo que no voy a hacer es martirizarme y...

Y tampoco voy a dejar de hacer lo que me dé la gana;

porque ya soy mayorcito. ¿No te parece?

Álex: Por favor, ¿le puedes explorar tú? -Sí.

Ahora te explora mi compañero.

Muy bien. Si me permite, voy a explorarle.

Tras la exploración, hemos solicitado una gasometría arterial,

que ha mostrado unos niveles bajos en oxígeno y altos en bicarbonato.

Lo que nos demuestra, en parte, una leve acidosis respiratoria.

Ah, sí: Y la radiografía también ha mostrado, pues, efectivamente,

que hay una infección respiratoria.

¡Daca! ¡Sorpresa! -¡Oye!

Hola. -Hola. ¿Qué haces aquí?

¿Vamos a desayunar? -Pues no puedo. Entro ya.

Ah, ¿y después? No nos vemos nunca. -Ya, ya lo sé. ¿Sabes lo que ocurre?

Que como paso mucho tiempo con mi hija, pues tengo que recuperar horas.

Ya sé. No, no te voy a reclamar nada.

Lo que pasa que tengo ganas de pasar tiempo con vos,

y últimamente solo hablamos por teléfono.

Ya. Pero si yo también quiero pasar tiempo contigo.

Pero es que no puedo dejar a Marta sola en casa.

Bueno. ¿Y cuándo me la vas a presentar?

Pues Ceci, bueno, ya sabes lo que pasó con su madre y...

No sé. No, no creo que sea el momento de quedar ahora.

Bueno, pero empecemos por..., no sé, organizar una cena, los tres.

No hace falta que me lo digas ya mismo.

Entiendo si es algo difícil, y puede no ser el momento,

y está bien que te lo pienses.

Solamente tenía ganas de decírtelo.

Porque no tenía ganas de guardármelo, y porque me apetece,

y quizás a vos también te apetece, y... Estoy hablando sola, ¿no?

Bueno: Te dejo trabajar. -Vale. Luego te veo.

Bueno. Chao. -Adiós. -Adiós.

Ya te puedes tumbar.

Alfredo, te veo mucho mejor.

Has mejorado mucho con los corticoides

y con los broncodilatadores.

Lo que has tenido es una reagudización de la EPOC.

Debido a una infección respiratoria.

Alfredo, ¿me estás escuchando?

Vamos a añadir al tratamiento de aerosoles que te indicó tu neumólogo

unos antibióticos de 5 días de duración,

y corticoides por vía oral en pastillas.

Si a mi compañero le parece bien, claro. -Sí, sí, sí, claro.

Alfredo. -Vale.

Lo siento, pero es que tengo que insistir

en que es muy importante que sigas mis recomendaciones.

Así como dejar de fumar.

Ya le he dicho que he dejado de fumar.

Es que estoy viendo el paquete de tabaco en la camisa.

Pero, ¿y a usted qué le importa?

Vamos a ver, caballero,

Como siga desoyendo

las recomendaciones que le está dando la doctora Marco,

lo único que va a conseguir es que su enfermedad vaya avanzando,

y al final vaya a necesitar el oxígeno domiciliario.

Y esto, Alfredo, si ocurriera, esto ya sería de por vida. ¿Lo entiende?

Pues mira: De perdidos, al río.

No nos cansaremos de repetirlo:

El consumo de tabaco, además de asociarse a la EPOC,

trae consigo problemas cardiovasculares;

mayor riesgo de cáncer, y no solamente de pulmón.

Esterilidad masculina. Mayor riesgo de degeneración macular de la retina

y pérdida de visión.

Y enfermedades en los dientes, en las encías, envejecimiento prematuro

En definitiva: No merece la pena.

(Llaman a la puerta) -Sí. Adelante.

Sentaos, por favor. -Muchas gracias, doctor.

Bueno, vamos a ver: ¿Quién es David Hernández?

Soy yo. -Él, y yo soy su marido.

Muy bien. Bueno: Encantado. Cuéntame, David. ¿Qué ocurre?

Pues verá, doctor llevo como un par de semanas con un poco de fiebre.

Tres. -Tres semanas, con un poco de fiebre,

No sé, tengo escalofríos, no me encuentro bien.

Al principio creía que era una gripe, pero, como ya ha pasado un tiempo,

pues he decidido venir. -Bueno por eso,

y porque me he puesto pesadísimo. Que si no... -Mucho, sí.

Ya. Bueno. ¿De qué temperatura estamos hablando?

De 38 grados, nada grave.

El hipotálamo es el encargado

de regular la temperatura de nuestro termómetro interior.

Cuando decide aumentar esta temperatura, es normalmente

como respuesta a una infección.

Y cuando crece en exceso, es lo que llamamos fiebre.

Yo creo que, como hace Hot Yoga,

a mí lo que no me parece normal es que la fiebre se le haya...

No, no por favor, no mezcles el Hot Yoga con esto,

porque es algo... O sea, que sabes que me gusta a mí muchísimo.

Ya, cariño...

Vamos por partes.

Para empezar: La fiebre, siempre y cuando no pase de 39 grados,

se considera benigna. ¿Vale?

Porque lo que está haciendo es activar el sistema de defensa interno

La temperatura sube, para evitar que se desarrolle una posible enfermedad,

por algún virus. ¿Vale?

Y además también se activa el riego sanguíneo,

que incluye los glóbulos blancos, que son los encargados de las defensas.

El problema lo tenemos cuando la fiebre dura más de dos semanas.

Ahí sí que hay que acudir al médico.

¿Ves? -Que sí.

Y por otro lado: Esto del Hot Yoga, ¿qué es? ¿Me lo podéis explicar?

Bueno: Pues el Hot Yoga es una disciplina dinámica de yoga,

que se practica a altas temperaturas.

Hacer yoga, a 40 o 42 grados.

Bueno, mira, no me gusta que hables así,

porque además ya sabes que para mí es un estilo de vida.

Un estilo de vida. Una locura. Lo que es, una locura. ¡42 grados!

Pues a mí con 42 grados me apetece tomarme un mojito.

Y no estar ahí sudando como un pollo.

Que dejáis las colchonetas que es un puro charco. -Basta.

Puro charco. -Basta.

No, no, no discutáis. Voy a auscultarte. -Sí.

A ver. Tranquilo.

David, ¿has hecho algún viaje últimamente?

¿Has estado en algún país tropical?

No, Praga. -Tropical.

Que sí, hombre; que sí, que sí. -Ya. Bueno. Eh... Vale:

¿Y relaciones sexuales de riesgo? -Ya no.

Porque llevamos juntos más de tres años, y somos muy fieles. -Díselo tú.

Sí. Muy fieles. -Vale, muy bien.

Bueno, lo que tenemos que hacer ahora es averiguar el origen de la fiebre.

Vamos a hacer una analítica de sangre, una de orina,

y también una placa de tórax,

porque los síntomas que tienes parecen relacionados con una neumonía

Porque tienes tos, tienes escalofríos y tienes fiebre.

¿Qué diferencia hay entre una neumonía y una pulmonía?

Pues ninguna en realidad.

Es una infección de los pulmones;

causada por diferentes microorganismos.

Puede ser por un virus, por una bacteria o por hongos. ¿Vale?

¿Todo claro? Muy claro, doctor.

Pues voy a avisar a la enfermera. Venga.

Muchas gracias. -Hasta ahora.

Bueno, cariño, perdona. -Es que estás todo el rato...

¿Estás bien?

Ya, ya, si es lo que te cuento. A este tipo le pasa algo en su vida.

Porque para que le dé todo igual, incluso su salud, esto no es normal.

Ya. ¿Y a ti, se puede saber qué es lo que te pasa? -¿A qué te refieres?

Pues que has estado todo el rato como ido y callado,

con todo lo que tú hablas normalmente, que no paras.

Ya. ¿Sabes qué pasa? Que me he enterado

que los jefes de Servicio tienen una lista,

y la están barajando con gente para expulsarla. Ya sabes lo típico;

una lista negra para echar a la gente a la calle.

Pues lo típico siempre. Los problemas financieros del hospital.

Y me tiene de cabeza.

Ya, pero bueno: No creo que eso te vaya a afectar a ti, Álex.

Hombre. Para ti es muy fácil decirlo, Marco.

Porque tú tienes tu puesto seguro. Pero yo no. Yo acabo de llegar aquí.

Y si tienen pensado echar a alguien, ese voy a ser yo.

Vamos: Yo tengo todas las papeletas. Y me da mucha rabia.

Me da mucha rabia porque estoy superbién aquí ahora.

Mira, de pensar que tengo que irme a la calle

y volver a pasar por todo lo que he pasado,

es que se me quitan las ganas de todo.

Álex: No creo que eso vaya a afectar a los residentes.

No tiene ningún sentido.

Pero, como estás tan agobiado, si quieres puedo hablar con Pepa,

que está en la comisión gestora, a ver si me entero de algo. -¿Sí?

Sí, claro, no me cuesta nada.

OK, OK, te lo agradecería muchísimo. De verdad.

Vale. Pues quedamos en eso. -OK.

Gracias. -Nada.

Hola. -¡Hola!

No te preocupes. Ya me voy. Te quiero decir una cosa:

Que estuve en el bar un rato haciendo tiempo,

y me di cuenta que, en realidad,

sí es importante que me digas lo de conocer a Marta.

Ya. Pues mira, Ceci: He estado pensando bastante y...

Y he llegado a la conclusión de que no creo que...,

que proceda meter a una tercera persona ahora.

No creo que..., que convenga.

Por lo que ha pasado con su madre y...

Sí. -Vale.

Sí, lo entiendo. Me parece bien que te ocupes de tu hija.

Pero déjame un huequito a mí, ¿no? Pues claro. ¡Los que haga falta!

Bueno, ¿cenamos hoy? Es que vaya día. Es que no puedo.

Ya reservé en un restaurante con mi hija,

y además tengo que ir a buscarla a inglés,

que está tomando clases de inglés En fin, que...

Bueno. OK. -Vale.

Bueno. Lo comprendo. Soy comprensiva. -Vale.

Chao. -Hasta luego.

Los problemas respiratorios crónicos de Alfredo han ido a peor.

Llegando a necesitar asistencia médica urgente en plena calle.

Saturación al 85%, doctora. -¿A cuánto? -85%.

Está haciendo un edema agudo de pulmón.

¿Una sonda vesical?

Sí, hay que sondarlo y tenemos que administrarle diuréticos intravenosos

y nitroglicerina intravenosa.

Para bajar la tensión y mejorar la insuficiencia.

Muy bien, de acuerdo.

Vale, voy a ir preparando los fármacos.

Vete tú a por la sonda. Venga, rápido. -Sí.

La falta de oxígeno puede provocar un fallo cardiaco agudo.

De hecho, tanto la radiografía de tórax

como la analítica de sangre de Alfredo indican

que tiene una insuficiencia cardiaca aguda.

De momento hemos logrado estabilizarle,

pero la situación clínica ahora mismo es muy delicada.

Disculpe la intromisión. Doctora. -Dime.

En el historial del paciente aparece el número de teléfono de su mujer.

Creo que deberíamos llamarla.

Sí, no te preocupes. Yo me encargo de esto. -¿Sí?

OK. Un momentito. ¿Has hablado con Pepa?

¿Te ha dicho algo, al final, de lo de los despidos?

No, todavía no me ha dicho nada. No he podido hablar con ella.

Sss... Ya. -Tranquilo.

Bueno. Queda descartada la neumonía. ¿De acuerdo?

También he revisado los resultados de la analítica básica

y está todo bien.

Así que solo acuérdate de pedir cita para los resultados de los cultivos

Muy bien.

Y tómate el paracetamol. -Vale.

Gracias. -Muchas gracias, doctor.

De nada. -Hasta luego.

Tanto el ibuprofeno como el paracetamol son analgésicos eficaces

para contrarrestar la fiebre.

Eso sí: el paracetamol no tiene propiedades antiinflamatorias

como el ibuprofeno,

pero tampoco tiene efectos secundarios

como problemas estomacales.

Hola, Marta.

Hombre, ¿qué tal? ¿Cómo te va la vida?

Eso es una pregunta trampa. ¿No?

¿Qué quieres? ¿Quedar bien, o quieres una respuesta elaborada?

Hombre, depende de cómo sea la respuesta elaborada.

Porque tengo cinco minutos.

Ya. Pues creo que con cinco minutos no hago.

Pero te puedo dar un titular: Todo lo relacionado con mi hija

está siendo más difícil de lo que yo pensaba.

Pero bueno: Tengo paciencia y creo que es cuestión de tiempo.

Seguro que es cuestión de tiempo.

De todas formas, si necesitas ayuda o lo que sea,

yo puedo hablar con Marta. Que seguro que nos llevamos muy bien.

Vale. Te lo agradezco.

Y cambiando de tema: ¿Qué tal con la argentina?

Otra preguntita. Y creo que tampoco te la puedo contar en cinco minutos.

Pero ¿estáis bien? -Sí. Sí, sí. Bien.

Pues entonces no le des vueltas a la cabeza:

Disfruta del momento y ya está. ¿Vale? -Vale.

Pues nada. ¿Ves qué sencillo ha sido? Y menos de cinco minutos.

Me voy, que tengo un paciente. -Muchas gracias.

Hasta luego.

Alfredo ha conseguido superar la crisis respiratoria y cardiaca

por la que fue traído a Urgencias.

¿Qué tal? ¿Cómo estás? -Hola

Oiga, ¿la sonda esta, no me la pueden quitar ya?

No, no te la podemos quitar.

De hecho, justo ahora, iba a mirar cuánto estás orinando.

Es que necesitamos saberlo

para ver cómo están funcionando los diuréticos, Alfredo.

Si la crisis me hubiera dado en casa, ya no tendría estos problemas.

Dele las gracias de mi parte al alumbrado que llamó a la ambulancia.

Alfredo, ¿seguiste el tratamiento que te indiqué cuando te di el alta? -No.

¿Y puedo saber por qué? Pues no, no se puede saber. ¿Eh?

¿Me puede dejar tranquilo de una vez?

A ver, no sigo el tratamiento porque no me da la gana.

Lo único que hago es que, cuando me encuentro peor,

pues me vengo aquí al hospital a que me pongan unos aerosoles y ya está.

Y así hasta que el cuerpo aguante.

La actitud de Alfredo es totalmente irresponsable.

Porque está arriesgándose a padecer una insuficiencia cardiaca

o respiratoria grave e irreversible.

Además, al acudir a Urgencias como si fuera un tratamiento de base,

está haciendo un mal uso de este servicio.

Porque está contribuyendo a saturarlo

y a malgastar los recursos de todos.

Llamé a tu mujer cuando viniste a Urgencias

para informarle de que estabas aquí ingresado y que no se preocupara.

¿Y qué le dijo?

Le dejé un mensaje en el buzón de voz y...

¡Pues eso se lo podía haber ahorrado! ¿Eh?

Mi mujer y yo no nos hablamos desde que nos separamos.

Seguramente ella se habrá alegrado y todo,

cuando haya escuchado el mensaje.

Además, a mi mujer le preocupa tanto mi salud como a mí.

Pues resulta que hay alguien que quiere verte.

¡Carlota! Pero pasa, mujer.

¡Qué guapa estás!

Alfredo: ¿Cómo estás? -Bien, bien. Estoy... Estoy muy bien.

Bueno: Si te soy sincero, ahora que estás aquí, mucho mejor.

¿Cómo es que has venido a verme?

Bueno, aunque no me creas me preocupo por ti.

Mira, tengo que salir. Porque tengo que llamar al trabajo

y avisar de que voy a llegar más tarde.

Pero bueno, luego vengo. -Sí, sí, claro, claro.

Hombre, pues sí me ha sorprendido. No sé...

Tanto tiempo sin saber de ella y que venga al hospital a ver cómo estoy,

igual es una señal de que las cosas se pueden solucionar, ¿no? No sé.

Esto lo cambiaría todo, desde luego, y...

Me anima a algo que había perdido por completo:

las ganas de ponerme bien.

David, el paciente que sufre fiebre de origen desconocido,

vuelve al hospital.

Sus síntomas no han remitido.

Hola. -Hola.

¿El doctor Dacaret, por favor?

Sí. Subiendo las escaleras, a la derecha.

Venga. Tira, cari.

(Llaman a la puerta) -Sí, adelante.

Hola, doctor. -Hola, doctor Dacaret: ¿Cómo estamos?

Ayúdame, cari. -Sí. Quítame las cositas de en medio.

Quítamelo... -Sí, sí.

Mire. ¿Cómo se queda? Esto lo hemos traído todo de la huerta.

Mira. Mira qué cebolla. Mira qué tomates. -Ya.

Bueno, pues muchas gracias; pero no era necesario.

Bueno, tampoco era necesario

que usted se portara tan bien como se portó con nosotros, la verdad

Bueno, vamos a ver, David, ¿cómo te encuentras?

Pues no mejoro, doctor. La verdad es que no. -No.

Ahora además me duele la cabeza, sigo con la fiebre...

Y tiene como unos pitidos cuando respira, que hace así un ruido muy...

Díselo. -Sí, sí. Tengo un pitido, sí.

No respira bien. Bien no respira.

Vamos a ver, tengo los resultados del cultivo y de la serología.

Y han descartado la brucelosis, el VIH y el sarampión. ¿De acuerdo?

Vale. Muy bien. -¿Y ahora qué, doctor?

Pues ahora lo que tenemos que hacer es un TAC.

Que es una prueba bastante más fiable que la radiografía.

Ajá. -Ah.

¿Vale? -Vale, muchas gracias.

Gracias por la cesta. -Nada, faltaría más.

Que lo disfrute con salud.

El TAC nos ayudará a descartar un tumor oculto.

Y no se lo digo al paciente por motivos obvios.

Y es que no quiero preocuparle más de la cuenta.

Álex, que he hablado con Pepa por fin.

Ah, ¿sí? Cuéntame: ¿Qué te ha dicho?

Sí que ha reconocido que las cosas están un poco revueltas.

Pero me ha dicho que todo el tema de los despidos son rumores.

Rumorología, ¿m?

¿Y tú la has creído? -Ahí, la verdad es que me pillas.

Porque yo pienso que hubiese respondido lo mismo,

tanto si fuese verdad como si no.

Álex, pero tranquilo. ¿Vale?

Lo que sí he hecho ha sido entregarle un informe favorable tuyo.

Y le he pedido que, en caso de que lo de los despidos sea cierto,

deje a los residentes fuera de la criba,

porque eso no tendría ningún sentido.

Ya.

Bueno.

¡Pero que son rumores! Venga, tranquilo.

Ya, pero bueno. Que es normal que me preocupe.

¿Cómo no voy a estar aquí comiendo la cabeza? Pero bueno.

Gracias de todas maneras, Marco, de verdad. Muchas gracias. -Nada.

Perdón, perdón. Perdón, perdón.

Hola. -Hola. No te quiero molestar.

Que no, vamos a ver. Que no molestas.

Lo que me sabe mal es tener solo un minuto,

porque me está esperando un paciente Bueno, igual necesito 30 segundos

para contarte lo que te vine a contar. -Suéltalo.

Bueno. Acabo de dejar mi trabajo en Argentina

y me quedo a vivir en España.

Voy a buscar trabajo acá, y así estamos más juntos.

Y... No sé, no... ¿No es un poco precipitado todo esto? -Sí.

Pero bueno, yo sigo mis impulsos y...

Bueno. Lo siento mucho, pero, tengo que entrar.

Quedan 15 segundos.

Bueno. Luego te veo. Ou.

Perdona, ¿tienes un minuto? Me gustaría hablar contigo un momento

Sí, claro, dime.

A ver. Mira, yo conozco a mi exmarido.

Bueno, él todavía sigue siendo mi marido.

Pero estamos con los trámites y demás, y...

El caso es que, desde que nos separamos,

él ha entrado como en una especie de espiral autodestructiva,

que le ha llevado a estar así, como está, y...

Él nunca se ha tomado en serio su enfermedad.

Y está claro que sigue sin hacerlo.

Ya, sí, sí que es verdad que... Que es un paciente poco colaborador,

lo que yo he notado; pero, desde que estás tú por aquí,

le veo más animado, y eso es bueno.

Sí, pero bueno. Eso no quiere decir que vaya a durar mucho, ¿no?

¿Cómo? ¿Qué quieres decir? -A ver, mira, da igual.

Yo lo único que te quería pedir era

que, por favor, intentes hablar con él y hacer que entre en razón.

Que le convenzas de que no tiene ningún sentido seguir así,

sin hacerle caso a los médicos.

Y que ahora lo importante es que él se recupere; y se ponga bien.

Y que eso es independiente a que él y yo estemos juntos o no.

Tranquila, que haré todo lo que pueda.

Haré todo lo que esté en mi mano.

Muchas gracias. -Nada. Vete tranquila, de verdad.

Bueno. Tengo que irme ahora. Porque tengo que ir a trabajar y tal,

pero bueno, que vengo luego, más tarde. -Vale.

Bueno. Gracias, hasta luego. -Nada. Hasta luego.

Pues no, no es una situación cómoda para mí.

Quiero decir: Yo no me quiero sentir responsable

de si Alfredo quiere curarse o no.

Eso es algo que tendría que estar totalmente al margen

de nuestra relación, ¿no?

Yo intento empezar de nuevo. Pero es que así no es fácil.

Venga, arriba. Eso es. ¿Estás bien?

Bueno, buenas noticias.

Hemos descartado el síndrome paraneoplásico. ¿Vale?

¿Eso qué es, doctor?

Eso quiere decir que descartamos la idea de un tumor oculto. ¿Vale?

Ajá. Por otro lado, por lo que he visto,

me ha parecido observar que tienes una enfermedad que se llama

alveolitis alérgica.

La alveolitis alérgica,

también denominada como neumonitis por hipersensibilidad,

es un tipo de enfermedad pulmonar

en la que la reacción inmunitaria ocurre en el bronquiolo terminal,

el intersticio pulmonar o el alveolo.

Dejando libres las vías aéreas de gran calibre.

Si esta evoluciona, puede dar pie a una fibrosis pulmonar.

Doctor.

Mm... -Cuesta.

Tranquilo. Tranquilo, tranquilo. -No puedo respirar.

Luz: Oxigenación portátil y mascarilla de oxígeno. ¿Vale?

Tranquilo, tranquilo. Respira conmigo...

Tranquilo, vale, tranquilo... -No puedo.

Rápido, rápido. -¡No puedo!

Rápido. -Tranquilo...

Venga, ya está, ya está. -A ver. Venga. A ver.

¡Doctor! -Ya está. Ya está.

(Llaman a la puerta) Hola, doctora. -¿Cómo vas?

Bien, bien. -¿Sí? -Mejor.

Ya tengo los resultados de las pruebas, Alfredo.

Y confirman que lo que has tenido es una insuficiencia cardiaca aguda,

por una reagudización de tu EPOC.

Todo por seguir fumando y por no seguir el tratamiento.

Hay muchas personas con EPOC sin diagnosticar.

Ya que, en ocasiones, los síntomas pueden pasar desapercibidos.

El problema es que las personas que fuman

empiezan a perder propiedades respiratorias,

y ven como algo normal la tos, la mucosidad matutina,

los pitos, la dificultad para respirar.

Por eso, en caso de duda hay que acudir al médico

para realizar un estudio pertinente.

Sí, sí, sí; si asumo que me he comportado como un imbécil

y no tengo ninguna justificación, de verdad.

He dejado que mis problemas personales me cegasen y...

Y me he dado cuenta que es que no puedo seguir así.

Bueno, y mucho menos, ahora que..., que esos problemas, pues... Bueno

Que no quiero aburrirle con mis cosas.

Que he decidido que voy a hacer todo lo que tenga que hacer

para recuperarme. -Me alegro.

Pero no tengo buenas noticias. Porque las pruebas también muestran

que, tanto tiempo fumando y sin hacer el tratamiento,

tiene sus consecuencias.

Y tienes una insuficiencia respiratoria dependiente de oxígeno.

Eso significa que, a partir de ahora,

además del tratamiento y de dejar de fumar,

deberás llevar oxígeno en casa, con las gafas nasales.

Unas 16 horas al día. Es una situación permanente.

Esto ya es algo irreversible. Lo siento.

Ya. ¿Y qué pasaría si no uso las gafas nasales y el oxígeno?

No, eso no podría ser.

Porque entonces la saturación de oxígeno en la sangre bajaría,

y no llegaría suficiente oxígeno a los órganos vitales.

No... No te lo puedes permitir. -Vaya.

Ahora que empezaba todo a salir bien, ¿eh?

Bueno, en fin, está claro que el único responsable soy yo.

Asumo lo que tenga que venir y...

Lo que sí que le digo es que a partir de ahora

se lo voy a poner mucho más difícil a la enfermedad.

Me alegra muchísimo ver ese cambio de actitud, de verdad.

Hoy mismo, podremos darte el alta y empezarás con el oxígeno en casa.

El hospital te va a proporcionar un equipo portátil.

Para que puedas salir con el oxígeno a la calle.

Pero es importante que te comprometas a hacer un buen uso de él.

Porque los recursos son muy limitados

y hay gente que lo puede necesitar también.

No se preocupe. Que lo haré.

Venga. Voy a formalizar el alta. -Gracias.

El problema es que, llegados a este punto,

el pronóstico de Alfredo es variable.

Porque el oxígeno domiciliario será de por vida.

A no ser que se realizase un trasplante pulmonar,

pero en su situación no es lo más factible.

Y por otro lado, la esperanza de vida

en pacientes con EPOC y oxígeno domiciliario,

desgraciadamente es baja.

Una pregunta, chicos.

Bueno, concretamente a ti, David:

¿Has estado en contacto con algún tipo de ave últimamente?

¿Aves? -Sí.

No, ¿por qué lo pregunta?

Bueno, porque la enfermedad que te comenté, la alveolitis alérgica,

suele surgir cuando se está en contacto con estos animales.

¡Pero si a David ni siquiera le gustan los pájaros! ¡Ni come huevos!

Ya le he dicho que es crudívoro.

Todo lo que come él, o lo compramos en huerto ecológico,

o lo cultivamos nosotros, en casa.

Ya, o sea: Si entiendo bien, no coméis ni carne ni pescado.

A ver: Yo sí. De vez en cuando. Pero él no.

Él sigue una dieta estrictamente vegetariana.

Llevar una dieta crudívora no tiene por qué ser perjudicial para la salud

Eso sí: Es importante, como en las dietas veganas y vegetarianas,

añadir suplementos.

Como la vitamina B12, la vitamina D, el Omega 3,

el cinc, el calcio y el hierro.

Bueno: Pues David, lo que tendremos que hacer es lo siguiente.

Un lavado broncoalveolar. ¿De acuerdo?

Esto consiste en introducir una solución salina,

mediante un fibroscopio,

y lo que hacemos es arrastrar el contenido de los pulmones,

para hacer un posterior estudio.

Eso sí, me gustaría que te quedaras ingresado esta noche.

Porque quiero hacerte la prueba mañana por la mañana. ¿Vale?

Venga, muchas gracias. -Hasta luego.

¿Te dan el alta, entonces? -Sí, sí.

Así, podremos hablar tranquilamente. En casa.

¿Ocurre algo?

Alfredo, yo no voy a volver a casa.

Bueno, no te preocupes.

Que yo solo he dicho lo de ir a casa para hablar, nada más, ¿eh?

A ver, que yo... Yo entiendo que...

me he comportado como un imbécil con mi enfermedad y...

Y me he dado cuenta de cómo te he tratado durante todos estos años y...

Mi amor, yo solo espero que me escuches.

No, no, no. No podemos seguir así.

Si llevo ya años escuchando tus insultos, tus faltas de respeto,

tus malos modos...

Pero que yo he cambiado, cariño.

No, no vas a cambiar, Alfredo. ¿No lo ves?

Que sí, sí, que me he dado cuenta al verte en el hospital... -Yo...

espero de verdad que te recuperes. Y que te pongas bien,

y que salgas de aquí pronto. Pero no voy a estar ahí para verlo.

Alfredo: Quiero el divorcio.

Me dolieron mucho más los años que tuve que aguantar...

sus gritos, sus malos modos, sus faltas de respeto,

que la bofetada que me dio el día que le dije que me iba de casa.

Yo necesito el divorcio. Necesito pasar página.

Seguir adelante. Y espero, de verdad, que él también sea capaz de hacerlo.

Por su bien.

Tú no creo que te deshidrates, ¿eh? -Soy muy sana. -Ya veo.

¿Qué tal? ¿Cómo va? ¿Cómo va con la argentina?

¿Necesitas otros cinco minutos, o...? -No. No, por ahora no.

La verdad que bien. He hecho caso al consejo que me diste

y eso estoy haciendo intentando disfrutar del momento.

Pues me alegro mucho.

Bueno, hay una cosa que no te he comentado.

Y ha decidido venir a España a vivir, y dejar Argentina.

¿En serio? -Sí.

¿Y a ti te parece bien?

Bueno, es una decisión que ha tomado ella y...

Sí, me parece bien.

A ver, ¿cómo que es una decisión que ha tomado ella?

Es una decisión que tenéis que tomar los dos.

¿Tú quieres que venga? A ver, a ver, es que no te veo seguro

Y ella va a dejar su vida por ti. ¿Vale? Y es una decisión difícil.

Y además, tienes que tomar la decisión cuanto antes.

Yo te lo dejo ahí. ¿Vale?

Para que me den los resultados, porque me han hecho azúcar;

me han hecho glucosa.

Bueno, he tenido que llevar la orina, lógicamente,

y a saber cómo sale, cómo sale todo eso.

Perdona: ¿Tienes un cigarro?

Pues como que no. ¿Qué pasa?

¿Tú te crees que debes de fumar, estando así como estás?

¿Te molesta el oxígeno, o qué? No es eso, tío, pero...

No, no, espera.

Disculpa. -Espera un momento. Sí, dime...

¿Le puedes dar esto a la doctora Marco, por favor?

Pero, ¿no lo necesita?

No, no, no, gracias. Dáselo a ella. -De acuerdo.

¿Tienes ese cigarro, o no? Que no, tío. Lo siento.

Además del lavado broncoalveolar,

Dacaret decide hacer también una biopsia pulmonar

para precisar el diagnóstico.

Poco después, el doctor Dacaret visita a David

con el resultado de las pruebas analíticas.

Tengo los resultados de las pruebas.

Y he podido observar que tienes neumonitis por hipersensibilidad.

Lo que tenemos que hacer ahora es

empezar un tratamiento con prednisona. ¿Vale?

Considérate afortunado. Lo hemos cogido a tiempo,

porque si no, se podrían ver afectados los riñones y el corazón.

En cuanto te recuperes de la crisis respiratoria,

tendrás que empezar el tratamiento durante unos meses.

Las personas que tienen aves deben usar mascarillas

a la hora de limpiar y manipular estos animales.

También es importante que se laven las manos

después de estar en contacto con estos,

y usar purificadores en las viviendas,

para que no se dispersen ni las bacterias,

ni los ácaros ni los hongos.

Pero ¿eso cómo ha podido pasar? ¡Si nosotros no tenemos pájaros!

Ya. Normalmente

esta enfermedad se contrae mediante las heces de los pájaros.

Lo que pasa que, se deshidratan y pasan al aire.

Entonces, normalmente entran por las vías respiratorias.

Pero ¿cómo ha podido respirar él, las heces esas?

Pues mira, yo creo que, en vuestro caso, en lugar de respirarlas,

os las habéis comido. ¿Vale?

Porque esta bacteria está en el aire,

entra en contacto con la fruta y la verdura que tenéis,

y os la habéis comido.

Pues eso yo, perdone, doctor Dacaret, pero lo dudo mucho,

porque yo la fruta la limpio, la... Me gusta lavarla.

Yo soy muy cuidadoso con esas cosas.

Ya, Pedro. Y te creo. Pero cuéntame: ¿Cómo la limpias?

Pues, antes de tomar la fruta,

la pongo debajo del grifo, del chorro de agua,

la froto bien y la limpio bien.

Ese es el problema.

Para desinfectar lo que hay que hacer es diluir en el agua

un poco de vinagre, limón o bicarbonato.

Se sumerge la fruta o la verdura unos minutos,

y ya se considera desinfectada.

Pues claro. Si ya lo decía mi abuela

Con bicarbonato, vinagre y limón, todo tiene solución.

Bueno. Yo os dejo. ¿De acuerdo?

Hasta luego. -Hasta luego, doctor Dacaret.

Las frutas y las verduras tienen muchas propiedades

que son beneficiosas para la salud:

aumentan las defensas, y nos previenen de posibles enfermedades.

Pero también son muy susceptibles de ser contaminadas.

Durante su transporte, el almacenaje,

y por supuesto, debido a los químicos y pesticidas que les ponen.

Bueno qué¿Cómo lo llevas?

El embarazo, ¿no? -Sí, claro.

Bueno, bien; depende del día. Pero gracias por preguntar.

Cansada...

Hola. -Hola. -¿Qué tal, Nuria?

¿Qué tal? ¿Dónde has estado todos estos días?

Buenos días, ¿no? -Buenos días.

Nada, es que tenía unos días acumulados,

y al final, pues me los he cogido.

Es que necesitaba pensar, Marco.

Tranquilamente, barajar opciones...

A ver, ¿qué es lo que voy a hacer yo si me echan de aquí?

La verdad es que no sé.

Álex, con esa actitud al final lo que vas a conseguir es que te despidan.

Marco, me acaban de dar esto para que te lo devuelva.

Pero, la verdad es que no sé mucho más.

Gracias, Luz. Llévatelo a Neumología, por favor.

Claro. Venga, hasta luego.

¿Qué pasa?

Pues pasa que no te pega nada venirte abajo por un rumor.

Y si finalmente no es un rumor,

no creo que la idea más brillante sea largarte del hospital

y hacer la técnica del avestruz, ¿no?

Cabrera: O te pones las pilas y vuelves a ser el de siempre,

o seré yo misma la que recomiende tu despido.

Madre mía. Pero hay que ver cómo se ha puesto, ¡uf!

Pues nada. A sonreír a la vida.

Bueno, ¿por qué me citaste acá?

¿Me vas a... invitar a cenar al fin?

No, no, no. No, pero me gustaría hablar contigo.

¿Nos sentamos?

Qué serio.

Mira, Ceci...

Yo creo que lo mejor es que te vuelvas a Argentina.

Pero ¿cómo?

Mira: Yo estoy seguro de que siento cosas preciosas por ti.

Te lo prometo.

Pero no creo que sea el momento de que vengas aquí a vivir.

Tengo a mi hija y...

Y apenas me deja tiempo para otras cosas.

La saturación está muy baja. Es del 93%, ¿eh?

Te voy a explorar, Alberto.

¡Ay, madre mía! ¿Y esto?

Me han vuelto a pegar, ¿vale?

¿Y por qué no me contaste nada?

¡Porque es que tú no eres mi padre!

Está superimplicado con este chaval.

Y eso que ni siquiera es su familia ni nada. Yo estoy...

Te vas a quedar ingresado, con oxígeno,

y vamos a retirar el líquido que tienes acumulado.

Pero Alberto: Yo sinceramente creo

que deberías hablar con un psicólogo. Necesitas ayuda.

¿Qué pasa con la cena que tenemos pendiente Elsa, tú y yo?

Eh... Bueno... Porque si no, voy a pensar

que realmente no quieres conocer a mi hija.

¡Ay! Es que me duele al levantarme. -Yo aquí, realmente no veo nada.

Pero, el que lo vería mejor es tu señor marido.

Mira, deja a Ramón en paz...

¿Cómo estás? ¿Qué te pasa? -¿Qué haces aquí?

Me ha llamado Andrea. Me ha dicho que no te encontrabas bien.

¿Por qué no me has dicho nada?

Respira. Es posible que tengas una...

Una, ¿qué?

¿Una enfermedad de transmisión sexual?

Dímelo tú. ¿Es posible que tenga una enfermedad de transmisión sexual?

¿Me estás preguntando si yo soy el portador?

Mónica ha estado aquí hace unos días. Así que dos más dos son cuatro.

-Vamos a ver, Mónica. ¡Que no me llames Mónica!

  • Centro médico - 16/06/17 (1)

Centro médico - 16/06/17 (1)

16 jun 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 16/06/17 (1) " ver menos sobre "Centro médico - 16/06/17 (1) "
Programas completos (721)

Los últimos 734 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios