www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4603562
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 16/05/18 (1) - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Sirena)

-¡Está morado, se ahoga!

Tranquilo, mírame. Mírame. Mírame.

Respira. Respira. Respira, respira, respira. Mírame.

¡Hay que darse prisa!

Vamos... Venga.

-¿Qué ha pasado? -Se está ahogando.

-Vale. Vamos a Rea.

Mírame. Mírame. Intenta respirar.

¿No puede? ¿Le ha venido de forma súbita la falta de aire?

¿Te has atragantado con algo?

Vale. Vale, vamos, vamos, vamos.

¿Le habéis hecho algo?

-Le hemos practicado la maniobra de Heimlich,

pero no ha funcionado.

-Carlos, el radiógrafo portátil, por favor.

El abundante babeo y la disnea súbita parecen indicativos

de que hubiese un cuerpo alojado en la garganta.

Y efectivamente, en la radiografía hemos confirmado

que hay un relieve extraño de forma rectangular.

Pero ¿dónde se ha metido el otorrino?

Tranquilo. Prepara el laringoscopio.

Tranquilo, Alberto. Tranquilo.

En la exploración he confirmado que Alberto tenía un objeto

en la parte inferior de la garganta. Al final he conseguido,

sin más incidencias, a través de la boca,

extraer al culpable de todo. Pásame las pinzas.

(Música)

(Respiración intensa)

Un paquete de pañuelos...

A partir de ahora, pues Alberto se va a quedar en observación,

a la espera de cómo va evolucionando.

Tómate este zumito... A ver qué tal.

¿Bien? ¿Puedes tragarlo bien? -Mm.

-Bueno. Te voy a dejar también este yogur

para ver si te lo puedes tomar sin problemas.

-Oye, ¿ha llegado ya mi padre? -Pues que yo sepa, no.

Alberto, si te tomas el yogur con normalidad y no notas nada raro,

te podrás ir a casa hoy mismo. ¿Vale? -Gracias.

-Los atragantamientos pueden ser muy peligrosos.

Y además someten al paciente a mucho estrés y ansiedad.

Afortunadamente, Alberto ya está fuera de peligro,

y ahora solo tendrá que tomar una dieta blanda, con caldos,

yogures o sopas, y quizás también tenga que tomar algún analgésico.

Oye, una cosilla... Que...

¿Cómo es posible que haya llegado un paquete de pañuelos hasta ahí?

-Solo estaba haciendo el tonto.

-Pues sí, sí que estabas haciendo el tonto, sí.

Hola. Soy el padre de Alberto. -Rocío Jiménez.

-¿Se puede saber qué te pasaba por la cabeza, hijo?

¿Es que no puedes hacer las cosas que hacen los chicos de tu edad?

-Eh... ¿Puede bajar un poco la voz, que estamos en un hospital?

-Sí. Perdón. Es que no me pueden llamar

porque le han pillado en un botellón.

O porque se ha metido en una pelea. No. ¡Me tienen que llamar

porque se ha tragado un paquete de pañuelos!

-Papa, es que estaba... -¿Es que qué? ¿Es que qué, hijo?

¡A ver! ¡Explícamelo, no lo entiendo!

A ver. ¿Por qué...? ¿Por qué haces estas tonterías?

-Baje la voz. -Sí, perdón.

-A ver. Estaba de botellón. Con los amigos.

Y no sé a quién, no me acuerdo, se le ocurrió la idea de...,

de apostar a ver quién era capaz de tragarse más pañuelos.

-¿Con unos amigos? -Sí, papá. Yo tengo amigos.

Y... claro, ellos empezaron a tragarse pañuelos,

y como yo no lo hacía, me dijeron que...

Que qué pasaba, que si yo no me atrevía

y claro, yo cogí y les dije que claro que me atrevía.

Que me atrevía hasta con un paquete de pañuelos entero.

Y empezaron con... Con lo de “no hay huevos, no hay huevos”,

y yo, pues... Lo hice. Que sé que soy un estúpido, papá.

-Pues sí, hijo, sí. Sí has sido un estúpido, sí.

-Ya. -Pero bueno.

Espero que esos amigos tuyos no vuelvan a decir que eres un cobarde.

-Bueno. Yo les voy a dejar un ratillo a solas,

pero por favor le pido que mantengamos la voz baja.

-Sí, tranquila, gracias.

-Que no, papá. Si yo...

Yo les he demostrado que soy un auténtico Celaya.

-Has demostrado que eres un auténtico Celaya, hijo. Claro. ¿Y esto?

-Pues me ha dicho la doctora que me lo tengo que tomar.

-Bueno. Muy bien. Venga.

Toma.

-Jiménez...

-¿Sí? -¿Qué ha pasado?

-Pues lo que ha pasado...

Es que por Sonia y sus recortes no había un otorrino de guardia.

Menos mal que no era algo muy complicado

y he podido hacerlo yo, pero imagínate que fuese algo grave.

-Ya, ya. Lo entiendo. Bueno, supongo que mejorará.

Hasta que ese momento llegue, tendremos que ser más creativos.

-Yo no soy tan positiva en ese sentido.

-Lo importante es que no llegue al paciente.

El paciente debe sentirse atendido igual de bien que antes.

No podemos perder nuestra profesionalidad.

(RÍE)

-¿Qué? -Nada.

-¿He dicho algo gracioso? -No, no, no. No.

Que me he acordado del otro día, cuando te vi con Claudia

en tu despacho, que... (CARRASPEO) -Rocío...

Mira, lo que viste el otro día en mi consulta,

aunque ocurriera en el hospital, tiene que ver con mi vida privada.

No tiene que ver ni con mi trabajo, ni con mi profesionalidad.

¿Está claro? -No... Sí, sí. Es que...

De verdad que en ningún momento yo quería parecer que estuviese dudando

de tu profesionalidad ni nada, no.

Que me he acordado, he asociado, me has preguntado y te lo he dicho.

-Muy bien. -Perdón.

(CARRASPEA) -Pues olvídalo. Cuanto antes.

(Música)

Alicia acude al hospital con intenso dolor abdominal,

acompañado de diarrea.

Mm... Alicia. Cuénteme.

-Tengo colitis ulcerosa desde hace diez años,

y creo que me ha dado un brote.

Porque... me he levantado con diarrea y con mucho dolor.

-Mm... ¿Está tomando algo?

-Sí, infliximab. -¿Usted cree que es buena idea?

-¿El qué?

-Es... Alicia lleva mucho tiempo tomando este medicamento.

Sabe que tiene un montón de efectos secundarios y...

Y cree que no la está ayudando.

A ver. No quiero entrometerme en su área,

pero desde que Alicia se apuntó a nuestra asociación,

que promueve un cambio de vida a todos los niveles,

(meditación, alimentación, estilo de vida), ha mejorado mucho.

-Llevo un montón de tiempo sin que me dé un brote.

-Bueno. Indudablemente, llevar una una vida sana ayuda,

pero, en su caso, necesita un tratamiento farmacológico,

si no, correría muchos riesgos.

Retírese el jersey... Vamos a ver. Voy a explorarla... A ver.

La colitis ulcerosa es una enfermedad crónica

que produce la inflamación del colon, provocando diarrea,

dolores abdominales o sangrado en las heces.

Es una enfermedad con la que se puede convivir,

pero puede tener complicaciones.

Por lo que es importante mantener un estilo de vida saludable

y seguir el tratamiento adecuado.

Vale. El tubo digestivo va a más velocidad de lo normal...

-Fff... -¿Duele?

-Sí. ¡Ah!

Ah...

-¿Duele? -Sí.

-¿Duele más en alguno de los lados? -Sí. Aquí, en el derecho.

-Muy bien. Parece que es un nuevo brote,

pero vamos a confirmarlo con una analítica. ¿De acuerdo?

También le vamos a dar analgesia para el dolor

Voy a ir a buscar a una enfermera.

-Mm...

-A ver. Yo no soy médico. Pero... Pero estoy convencido

que lo que te pasa es un desequilibrio energético

provocado por algo que te preocupa profundamente.

-Bueno. Tampoco se sabe muy bien por qué dan los brotes.

-Sí. -Se supone que el estrés influye,

pero tampoco está demostrado. -Siempre hay una razón emocional.

-Ah, ¿sí?

Pues estos últimos dos meses de mi vida han sido los más felices.

-Ah, ¿sí? ¿Y qué te ha ocurrido estos últimos dos meses?

-Pues no sé... Tengo una historia, ahí, con mi profesor de meditación...

-No soy tu profesor de meditación. Yo no creo en los profesores.

-¿Y mi novio?

-Nunca he sido novio de nadie. Novio implica pertenencia.

Y tú y yo... somos libres. Pero... somos uno.

(Música)

Días después de su paso por Urgencias,

Alberto acude a consulta por dolor en el costado,

fiebre y ligera disnea.

Otra vez, respira profundo...

Suficiente. Te puedes cubrir. -¿Y bien?

-Me ha parecido notar, en la base del pulmón derecho,

que el sonido está disminuido.

Podría tratarse de un derrame pleural, una acumulación de líquido.

Si a esto le unimos la fiebre, podría ser neumonía.

-Ya ves lo flojo que eres, hijo. Yo, que no he estado malo en mi vida...

-Veo que estuvieron en el hospital no hace mucho, por una obstrucción

de las vías respiratorias altas...,

por un paquete de pañuelos...

-Sí, que estuvo de borrachera con los amigos.

Haciendo el tonto, cosas de la edad, ya sabe.

-Ya. Carlos, vamos a hacer analítica

con bioquímica y hemograma. ¿Eh? Radiografía de tórax.

Tendremos que dejarlo ingresado.

-Joé, Alberto. La verdad es que...

-¿Hay algún problema con eso? -No, no. ¿Qué va a haber problema?

Pero lo cierto es que yo no he estado ingresado en la vida.

Y con él llevamos una semanita de hospitales que para qué.

-Ya.

Una neumonía es la infección de uno o ambos pulmones.

Puede ser causada por una gran variedad de gérmenes.

Si tiene fiebre alta, escalofríos,

tos con flema que no mejora o empeora,

le falta la respiración al hacer actividades cotidianas,

o le duele el pecho al respirar o toser,

consulte a su médico a la mayor brevedad posible.

Esta es tu habitación, vamos dentro...

-Sí.

-Pasad, por favor... -Sí.

-Alberto, aquí tienes un pijama. Te lo tendrás que poner.

¿De acuerdo? Ahora vendrán a buscarte para hacerte las pruebas.

Todo bien, ¿verdad? -Todo bien. Gracias.

-Luego os veo. -Venga. Arriba. Vamos... Ahí.

(TOSE FUERTEMENTE)

Bueno, ya. Toma. Venga.

-Ah... -Ya está.

Ya. Ya está.

Bien. Gracias.

Bueno, yo también me voy.

Que ya te ha dicho que luego vienen a verte.

-¿Te vas? ¿Me vas a dejar aquí? -Sí, hijo, yo tengo que trabajar.

-Pero que me encuentro muy mal todavía.

-A ver. Que ya he perdido dos..., dos días esta semana. No puede ser.

Yo tengo que trabajar. Es la vida del autónomo.

¿Qué te voy a contar? Si no voy a la obra, me la quitan.

Alberto, hijo, que ya tienes una edad. Que no eres un crío, ¿eh?

-Vale. -Si no facturo no cobro.

Y a ti te gusta comer, ¿no?

Toma, anda. Te he comprado una cosita.

Para que te entretengas con la música, como haces en casa.

¿Te gusta?

-A ver. Muchas gracias, papá, pero no me vale para nada.

-¿Por?

-Pues porque los mp3 los venden sin música.

Los venden vacíos. Y necesito un ordenador para meterle música.

Si no, no me vale.

-Vaya, lo siento. Lo... Lo devuelvo... Venga.

También puedes llamar a tus amigos, los del botellón.

Que vengan a verte, que para eso están los amigos.

¿Eh? No solamente para ir de fiesta.

Venga. Luego vengo a ver qué tal estás. ¿Vale?

¿Vale? -Vale.

-¿Sabes qué, Alberto? Una mili a ti no te vendría nada mal.

Venga.

(Música)

Hola, Alicia. ¿Cómo se encuentra?

-Un poco mejor. -Bueno, me alegro.

Tengo los resultados de la analítica.

Y hay leucocitosis y una elevación de PCR.

Sí parece que sea un nuevo brote.

Entonces, lo que vamos a hacer es un cambio en la medicación.

Vamos a añadir adalimumab y azatioprina.

-Mm... -Yo creo que se equivoca.

-¿Perdón? ¿Es médico?

-Si se refiere a médico que trata solo el cuerpo, no, no lo soy.

-Entonces, ante un nuevo brote, la recomendación es un cambio

en la pauta farmacológica. Evidentemente la decisión es suya.

Esta es mi recomendación. Es importante reducir

la inflamación del colon, pero última palabra la tiene usted.

-Sí, sí, voy a tomar la medicación.

-Muy bien. Puede quedarse en el hospital hasta que desaparezca

el dolor, o puede irse a casa, y si empeora, volver.

-Fff... -Eh... Mejor nos vamos a casa.

-Sí. Sí, nos vamos a casa. -Muy bien. Como quiera.

Voy a preparar las recetas y el alta. -Vale, gracias. Ay...

-¿No decías que te encontrabas un poquito mejor?

-Sí. Pero... Es que duele mucho.

(Música)

Alberto se somete a una radiografía de tórax

para poder valorar si realmente sufre neumonía y un derrame pleural.

Los resultados de los análisis sanguíneos

también van a favor de la misma sospecha,

al presentar signos de infección.

Lo mismo que los resultados de la radiografía.

Si me perdonáis, se lo voy a comunicar al paciente.

-¿Y eso entonces qué quiere decir?

-Pues que efectivamente tienes una neumonía basal derecha,

y un derrame pleural provocado por la neumonía.

Alberto, es muy posible que todo esto esté provocado

por el paquete de pañuelos que te tragaste.

Ya sé que tu padre te ríe las gracias,

pero yo si fuera tú, no lo volvería a hacer.

Vamos a seguir haciendo pruebas, te vamos a preparar

para hacer una toracocentesis.

-¿Qué es eso? -Vamos a meterte por el tórax,

a través de la piel, una cánula, o una aguja hueca,

extraeremos líquido, lo vamos a estudiar

y veremos qué es lo que te ocurre.

Y con esto también aliviaremos tus síntomas.

No te preocupes. Es una intervención muy sencilla.

¿Tu padre no está?

-Es que no sé cuándo va a venir.

-¿Quieres que lo esperemos para hacer la prueba?

(NIEGA)

Vale. Pues entonces vamos a hacerla cuanto antes. ¿Mm?

(Música)

Bueno. Pues si lo ves bien así, ya me encargo yo...

Si te parece bien. -Perdón.

-Mar, lo vemos luego. -Vale, muy bien.

-¿Vale? -Hasta luego.

-¿Qué pasa, doctor? ¿Cómo va el chico?

-Precisamente le estaba esperando para comunicarle

los resultados de la prueba. -¿Qué prueba?

-Le acabamos de hacer una toracocentesis

para extraer líquido del pulmón.

Hemos drenado 200 centímetros cúbicos de líquido pleural.

-No tenía ni idea.

-Ya, bueno... Es lo que tiene no venir por el hospital.

-Ya. Bueno. Es que tengo un cliente que no me deja en paz

y no puedo dejar la obra empantanada. A ver. Que nosotros estamos solos.

Alberto y yo no tenemos familia aquí.

-Pero no necesito una explicación, de verdad. No es asunto mío.

-¿Está ahora en su habitación?

-Sí, sí. Precisamente ahora iba a verlo.

Le acompaño. -Sí, por favor.

(Llama a la puerta)

¿Alberto?

Hay que ver, ¿eh? ¡Alberto!

Perdón.

(Llama a la puerta)

¿Alberto?

¡Doctor, doctor, doctor! Alberto, hijo. ¡Alberto!

(Música tensión)

-Ha entrado en parada. Avise a una enfermera.

-Usted no puede pasar. -¡Vamos, chaval!

-Está en parada. Hay que monitorizarlo, ya.

Ambú.

(Continúa la música)

Alicia vuelve a Urgencias con síntomas similares

a los de su primera visita. Esta vez la atiende la doctora Ortega.

Tengo... Tengo colitis ulcerosa.

-Sí, Alicia. Lo he visto en tu historial.

Tienes febrícula.

He visto también que estuviste aquí hace unos días.

-Mm. -Te atendió la doctora Soto, ¿verdad?

-Sí. Sí, fue... Fue Soto.

-Te hizo una analítica, y añadió al tratamiento que ya tomabas

adalimumab y azatioprina.

-Sí. -Sí.

-Vale. Voy a hacer una nueva analítica.

-Ff...

-¿Cuántas deposiciones con sangre has tenido, Alicia?

-Mm... Tres.

-Tres. ¿Has notado algún síntoma más?

-Pues no tengo nada de hambre. He perdido el apetito.

-Bueno. Y... Y ha adelgazado bastante.

-Mm, sí. Además también veo que está...

Algo pálida. Perdona.

-No pinta bien, ¿verdad? -Mi amor, no digas eso.

Es importante mantenerse positiva.

-Tranquila, Alicia, pero creo que lo mejor va a ser

que te haga un tacto rectal. ¿Te parece?

Es importante para tener más datos.

-Pero... Ahora, así, con...

-No, no, no, no. Tranquila, esto no se graba. No.

-Ah. -Ahora enseguida saldrán...

No te preocupes. -Vale.

-En el tacto rectal, hemos apreciado restos de sangre.

Lo que indica una hemorragia digestiva baja.

Podría ser un caso de hemorroides, pero teniendo en cuenta

la enfermedad de Alicia y la pérdida de peso y de apetito,

sospecho que puede ser algo más grave.

Por eso he pedido una nueva analítica. Perdonad.

-Perdone. Perdone, usted se acordará de mí.

Soy el padre de Alberto. Que nos.. nos... Nos atendió... Nos atendió...

-Ah, sí, sí. Sí, me acuerdo, me acuerdo.

-Sí. -Un segundito.

Id subiendo a la habitación, que ahora voy yo.

-¿Puede decirme cómo está mi hijo, por favor?

-A ver. Es que yo... le atendí la primera vez,

pero ahora no llevo el caso. Estoy con otros pacientes.

-Ya, bueno. El doctor ha dicho que ha entrado

en parada cardiorrespiratoria, y... no sé...

-Ya, ya, le entiendo, le entiendo. Es un momento muy duro. Yo lo sé.

-Sí. -Pero es que ahora mismo,

lo único que usted puede hacer es esperar.

Intente estar tranquilo, pensar en positivo,

que está en las mejores manos. ¿Vale? -Está bien, gracias.

-Lo siento mucho. -Ya.

-Mucho ánimo.

(Música)

-Ambú.

Algo estamos haciendo mal.

¿El aire entra correctamente?

El endoscopio, Mar. -Sí.

Aquí tienes.

-Pinzas.

-Aquí tienes.

-Vale, chaval, vale. Vale.

Ya lo tengo. Ya está, ya está, ya está, ya está, ya está.

Mar, otra ampolla de adrenalina intravenosa. ¡Rápido!

-Yo creo que tengo algo malo, ¿eh?

-No digas eso. ¿Eh? No saben nada aún.

-¿Pero tú has visto la cara que tenía la doctora y lo que ha dicho?

-Alicia, nada de lo que pienses ahora va a cambiar nada. ¿Vale?

Pero si te mantienes negativa, toda esa energía irá contra ti.

¿Eh? Recuerda lo que hemos dicho siempre:

el poder de la mente es infinito.

Si tú te mantienes fuerte y positiva, podrás con todo.

-Lo siento, de verdad, pero es que tengo la cabeza ahora que...

-Cierra los ojos. Vamos a respirar un poco.

Respira...

Expira.

Otra vez más, inspira... Aguanta.

-Ay, de verdad, Javier, que no..., que no puedo.

Que... Que no puedo. ¡Que no puedo! Es que no.

-Entiendo que Alicia esté preocupada.

Ella es un poco... vulnerable.

No es consciente todavía del poder tan brutal que tiene nuestra mente.

No hay más que ver, por ejemplo, la fuerza exagerada que puede mostrar

una madre cuando..., cuando trata de defender a su hijo.

Sin duda...

En la medicina occidental, se menosprecia este potencial.

-Pedro... -¿Qué ha pasado, doctor?

-Está a salvo.

-Gracias.

-Quería comentarle algo.

Hemos encontrado esto en la garganta de su hijo.

-Pero si este es el mp3 que le he regalado. ¿Se ha vuelto loco?

-Bueno. Todavía no sabemos lo que ha ocurrido.

Alberto... lo que necesita ahora es apoyo.

-¿Dónde está? Tengo que hablar con él.

¡Que me explique por qué se traga todas estas cosas!

-Pedro, por favor. Alberto está descansando, no puede pasar a verlo.

-Yo todo lo hago por mi hijo. ¿Sabe?

-Claro.

Cuando pueda pasar a verlo, le aviso. ¿De acuerdo?

Por favor... -Gracias.

-Molina, ¿el chico que se tragó el paquete de pañuelos

ha entrado en parada? -Sí, así es.

Y lo ha vuelto a hacer. Se ha tragado un mp3.

-Pero ¿cómo es posible? ¿Está bien?

-Hemos conseguido reanimarle y está estable.

-Bueno, me alegro entonces.

Hasta ahora. -Chao.

Veréis, sospecho que Alberto presenta un trastorno mental

de la conducta alimentaria, que le lleva a ingerir productos

que no son alimentos como tal.

Voy a ver cómo evoluciona, y es posible que sea necesario contar

con el apoyo del departamento de Psiquiatría.

(Llaman a la puerta)

Hola. -Hola.

-¿Qué tal, Soto? Te estaba buscando. -¿Por qué? Cuéntame.

-Pues mira. Porque he atendido a una paciente

que tú viste hace unos días, Alicia Cuenca, no sé si recuerdas...

-¿Con colitis ulcerosa? -Sí. Colitis ulcerosa

desde hace diez años. -Mm...

-Quería preguntarte por qué añadiste al tratamiento adalimumab

y azatioprina.

-Pues porque tenía un brote severo y había que cambiar el tratamiento.

-Ya. -¿Qué pasa?

-Nada, perdona, no... No estoy cuestionando tu trabajo.

Simplemente quiero entenderlo porque la paciente ha empeorado.

Le he hecho una nueva analítica y las transaminasas están altas

y también la LDH.

-Ya. No está funcionando el tratamiento

y le está afectando al hígado.

-No sé por qué no le diste corticoides.

-Porque estaba con tratamiento biológico.

Estaba con infliximab, no iba a volver a los corticoides. ¿No?

Sí parece que estás cuestionando mi trabajo.

-Soto, es una pregunta. Solo eso. Solo quiero entenderlo.

-¿Vas a ir a ver a la paciente? -Sí, voy ahora.

-Vale. ¿Te puedo acompañar?

-Sí, pero de buen rollo. -Que sí. Quiero saber qué pasa.

-Vale.

-Vamos.

-Hola. -Hola.

-Muy buenas. -¿Qué tal, Alicia?

Me acompaña la doctora Soto, ya la conocéis...

Le he pedido que viniera porque quiero que me ayude con el caso.

Alicia, la analítica muestra que el hígado está afectado.

-Esto puede ser un efecto secundario de la medicación.

-Por eso mismo, vamos a suspender el tratamiento, por ahora.

-Tenía yo razón, entonces...

-A ver. El tratamiento que pautó la doctora Soto es el correcto,

pero cada persona es diferente.

Y en una enfermedad como la colitis ulcerosa,

pues a menudo hay que reajustar el tratamiento.

De todas formas, ahora, lo principal, Alicia,

es que tienes una complicación asociada a tu enfermedad.

Entonces, hay que averiguar por qué está pasando esto.

Te vamos a hacer un TAC abdominal. ¿De acuerdo?

Y también te tienes que quedar ingresada.

-Fff...

-Las principales complicaciones asociadas a una colitis ulcerosa

incluyen: hemorragias, dilatación de colon, perforaciones, o cáncer.

Estas complicaciones ocurren tan solo entre el 10 y el 20 % de los casos.

Por eso, si se sufre colitis ulcerosa, es importante

acudir al médico regularmente, y seguir las pautas indicadas.

(Música)

Tiempo después de sufrir una parada cardiorrespiratoria,

Alberto se recupera favorablemente en la UCI.

¡Y sí te pasa algo, hijo, y me lo tienes que contar!

¿Qué te pasa, eh? -Por favor, por favor.

Estamos en un hospital, no hace falta gritar, Pedro, cálmese.

No me gustaría tener que llamar a Seguridad.

-Es que no sé qué hacer con mi hijo. No sé qué le pasa.

¿Por qué no puedes hacer las cosas normales

que hacen los chicos de tu edad, eh?

Seguro que tus amigos, los del botellón, se ríen de ti

y te pican para que te tragues las cosas. ¿Es eso?

A mí me lo puedes contar, hijo. ¿Te están acosando? ¿Es eso?

-Que no, papá, que no. (LLORA)

(Música)

Mira, no me acosa nadie porque no tengo amigos.

Era mentira. Y lo del botellón también era mentira.

Y lo de la apuesta.

Si... Si el paquete de pañuelos me lo tragué yo solo,

estando en el parque, y sin que nadie me obligase.

Igual que el mp3. Y ni siquiera sé por qué lo hago.

-Antes no eras así, Alberto. Antes eras un chico normal.

¿Tú te estás drogando, hijo? -Que no, papá.

No entiendes nada.

Mira...

Desde que falleció mamá,

todo es... Todo es diferente.

Y siempre he tenido la necesidad de hablar contigo y...

Tú nunca estás, papá. Nunca estás, y...

Y cuando estás, solo es para decirme que sea fuerte, y que que sea fuerte.

¡Y no soy fuerte, papá! ¡Por mucho que lo intente!

¡No soy fuerte!

-¡Lo siento mucho, hijo, lo siento mucho!

Con la muerte de mamá, yo me agarré al trabajo como un clavo ardiendo.

Lo siento, perdona.

-Es que, con el accidente para mí, no es...

No es solo como si hubiese perdido a mi madre, papá.

También te he perdido a ti.

-Lo siento. Pero esto va a cambiar, ¿vale?

Voy a estar contigo y vamos a salir juntos de esto. ¿Eh?

Pase lo que pase, hijo, nunca más volveremos a estar solos,

ni tú ni yo. -Te quiero.

-Perdóname, hijo. Perdón.

(Música)

¿Estás bien? -Sí. Sí, sí.

-¿Y el chico también está bien?

-Sí, sí, también. Y ahora estará mejor.

Rocío, habría que avisar a Psiquiatría

para que venga a atender al chico. ¿Te importa encargarte tú?

-No, no, para nada. Me encargo.

-Gracias. -Nada.

(Música)

Alicia, la paciente con un brote de colitis ulcerosa,

se somete a un TAC para valorar el estado de su hígado.

¿Ya están los resultados?

-Mm. -Sí, Alicia.

El TAC ha mostrado un tumor, en el lóbulo derecho del hígado.

-Tranquila, mi amor, lo superaremos.

-Tengo cáncer, ¿no?

-Bueno, no se sabe. Tenemos que hacer una biopsia.

En el mejor de los casos, podría ser un tumor benigno,

que se puede extirpar,

y en el peor de los casos, podría ser una metástasis de otro.

-¿Y usted qué cree? Sinceramente.

-Hombre... No pinta bien, pero hasta que no tengamos las pruebas,

yo no puedo decir nada.

-Bueno... Tampoco es necesaria esa crudeza, ¿no?

-Mi deber es ser franca con el paciente.

-¿Y qué hay de la empatía, de la energía positiva?

-Javi, por favor, déjalo. Déjalo.

-Alicia, necesitamos que estés tranquila. ¿Vale?

Vamos a preparar una biopsia. ¿De acuerdo?

Ahora enseguida te vemos.

-Teniendo en cuenta que la paciente sufre colitis ulcerosa,

y que una complicación típica de esta enfermedad

puede ser el cáncer de colon, el tumor que hemos encontrado

en el hígado, lo más probable es que sea una metástasis

de uno ya existente en el colon. La situación es grave.

Y desde mi punto de vista,

es muy importante ser franco con el paciente.

-Mi amor, no hagas caso de lo que ha dicho la doctora.

Todo irá bien.

-¿Y si tengo metástasis?

-Bueno, no se sabe aún. Hay que mantenerse positiva.

-Ya, pero... ¿Y si tengo metástasis, qué?

-Pues lo superaremos. ¿Eh?

Recuerda que las adversidades nos hacen más fuertes.

¿Eh? Juntos, encontraremos qué es lo que ha provocado este tumor

y juntos lo eliminaremos.

Había pensado empezar con una dieta de limón y jengibre, para...

-Javi, por favor, necesito que seas realista. Limón y jengibre...

-Alicia, tienes que confiar en que puedes curarte. Depende de ti.

-¿Que depende de mí? Que depende de mí...

  • Centro médico - 16/05/18 (1)

Centro médico - 16/05/18 (1)

16 may 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 16/05/18 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 16/05/18 (1)"
Programas completos (1014)

Los últimos 1.027 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos