www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4480128
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 16/02/18 (2) - ver ahora
Transcripción completa

Tras ser diagnosticado de aneurisma de aorta abdominal,

Guzmán tuvo que ser intervenido de urgencia.

Guzmán tenía una dilatación en la arteria aorta.

Es la arteria más importante del cuerpo.

Pero, a la vez,

también tenía una pequeña rotura a la altura del riñón.

Y eso podía provocar un sangrado.

Así que, bueno:

Pese a alguna complicación, ha salido todo bien,

y se está recuperando en la habitación.

Paquita Sala acude a Urgencias

tras varias semanas sufriendo

picor y descamación en el pezón del pecho izquierdo.

Veo que tienes picor y descamación en el pecho izquierdo.

-Sí. Aquí. -Vale. ¿Desde hace cuánto?

Pues como dos o tres semanas, más o menos. Sí.

-¿Dos o tres semanas? -Sí.

¿Y desde que lo notas has probado con algún tratamiento?

Pues sí,

pero me da un poco de vergüenza decírselo.

Probé un remedio casero que vi en una revista.

Y después también cremas de..., de la farmacia, para la piel.

Pero la verdad es que no ha funcionado nada,

todo sigue igual.

Vale, vale. Voy a explorarte. Pero...

Paquita, deberías haber venido nada más notar anomalías en esa zona.

Sí. Lo sé, doctora.

Pero, entre que ando liada

cuidando a mi nieta y que..., sinceramente,

estas cosas me dan pánico.

Eso lo entiendo.

Que puede dar miedo y que es un tema delicado.

-Pero no hay que dejarlo pasar. -Sí. Tiene razón.

¿Tienes antecedentes de cáncer de mama en tu familia?

Pues con seguridad no se lo puedo decir.

Pero es posible que mi madre sí lo padeciese.

Es que murió muy joven. Y claro:

En aquella época, pues no había tantas pruebas ni...

Ni tantos adelantos como hoy.

Así que no se lo puedo decir con certeza.

De acuerdo. Tranquila.

Pasa a la camilla y quítate la parte de arriba, por favor.

¿Voy a..., a tardar mucho tiempo?

Es que tengo que recoger a mi nieta en el colegio.

-Si todo va bien, será rápido. -Vale.

Pues sí, sí.

Mi hija está separada y tiene una hija,

y como trabaja tanto,

pues yo le echo una mano con la niña.

Pero que lo hago encantada, ¿eh? Lo hago encantada.

Porque es que...

Bueno, me quedé viuda hace dos años,

y la verdad es que estoy bastante aburrida.

Así que Martita se ha convertido en el centro de mi vida,

y estoy encantada con ella.

Es tan graciosa y tan lista que se ha convertido, pues eso,

en la alegría de mi vida.

Mira.

No he visto secreciones en el pezón. Y tampoco he notado ningún bulto.

Pero sí que es verdad

que el pezón y la areola están enrojecidos,

con una ligera descamación.

Podría ser un eczema.

Pero te voy a tomar unas muestras

para descartar una candidiasis o posibles infecciones.

-Bien. De acuerdo.

Bueno, tendré que volver entonces a por los resultados, ¿no?

Sí. Tienes que volver en unos días.

Ah. También te voy a recetar una pomada con corticoides

y otra antibiótica.

Te lo tienes que poner durante una semana.

De acuerdo.

El pezón es una zona muy sensible.

Por lo que, ante posibles infecciones o descamaciones,

se recomienda evitar los roces con el sujetador,

y se debe intentar usar tejidos de algodón,

para la transpiración de la piel.

Si aun así las molestias continúan,

hay que volver al hospital para una nueva exploración.

Entonces,

¿me han puesto un tubo en la aneurisma?

A ver. Es más o menos eso.

Yo se lo voy a explicar con un dibujo...

No dibujo muy bien, ¿eh?, ya aviso...

A ver. Esta es su arteria. ¿Vale?

En teoría, tendría que ir así. ¿De acuerdo?

Pero no está así, se ha ensanchado.

Entonces:

Lo que hemos hecho ha sido poner una malla, en forma de tubo,

¿de acuerdo?,

para contener la sangre y que no se siga expandiendo,

porque entre otras cosas puede provocar una rotura.

Y eso sería fatal. ¿Vale?

Madre mía,

¡pero si parece fontanería, en vez de cirugía!

-Qué calor. Ah... -A ver...

-Me duele aquí... Ay... -¿El abdomen?

-sí. Me duele desde... Desde que salí de la operación...

Vale. Pues tranquilo...

Pues parece

que se va a tener que quedar unos días más con nosotros, ¿eh?

Ah, bueno. Mejor eso que...

Que lo que me espera en la calle.

-¿Por qué dice eso? -La cárcel. Doctora: La cárcel.

Mauro, mi abogado,

está trabajando para intentar evitarlo, pero...

Me parece a mí que mal asunto.

Bueno. Déjeme que eche un vistazo a la cicatriz. ¿Vale?

Déjeme.

No es una exageración.

Antes de operarme,

mi abogado me dijo

que no es que no me fuesen a dar una indemnización por el atropello.

Sino que me iban a denunciar por intento de estafa.

Ahora sí que soy una causa perdida.

-Hola. -Hola. ¿Qué tal?

-Bien, ¿y tú? -Muy bien.

-Tenía ganas de verte. -Yo también.

Que... He llamado al restaurante italiano,

ese que queríamos ir. -Mm...

-Pero estaba lleno.

Entonces, al final he llamado al... Al indio.

El que fuimos la otra vez.

Vale, pero ¿has reservado ya?

Sí, sí. Para el viernes, ¿no? Quedamos así.

Sí. Bueno,

pero habíamos hablado de ir al italiano. No...,

no de volver al indio, ¿no? O a un italiano, vamos.

Ya, ya, ya.

Bueno, pero...,

pensé que te gustaría este, pero.....

Bueno, que no pasa nada, ¿eh?

Que anulo y... Y ya está, no pasa nada.

Bueno, que...

No, no pasa nada, pero no...

Últimamente no me tienes en cuenta para nada.

Ainhoa, eso no es verdad.

Lo que pasa es que, últimamente, todo te lo tomas mal. Nnn...

¿Es mi culpa ahora, que me lo tomo todo mal?

-Nn... -Venga, no te preocupes.

-Me voy a trabajar. -Ainhoa.

Ya que en el postoperatorio había aparecido fiebre,

Guzmán fue sometido a tratamiento. Pero su estado ha empeorado.

A ver,

he estado hablando con el cirujano

y me ha dicho que tiene mal aspecto la cicatriz, ¿eh?

Y la temperatura también. Está muy elevada.

Sí.

De hecho está delirando, ¿eh?

Tiene un síndrome confusional.

-Así que vamos a tener que... -¿Cómo está?

-Eh... ¿Te encargas tú? -Sí, claro, ya me encargo yo.

Mauro, ¿podemos salir fuera por favor, un segundito?

¿Qué ha ocurrido?

-Bueno, pues que la herida se ha infectado y...

Y bueno, pues tiene fiebre, así que tenemos que tratarlo.

-¿Y a usted qué le pasa? -¿A mí?

-Mm. -¿De qué me está hablando?

Bueno, he estado hablando con Guzmán y me ha comentado lo de la cárcel,

y no sé, usted y yo ya hablamos anteriormente y...

Dijo que iba a ser profesional, ¿no? Entonces...

Pues precisamente

lo que estoy haciendo es ser profesional.

Guzmán cometió un delito. Engañando.

Y tiene que pagar por ello.

Perdóneme, Mauro,

pero a mí esto me suena a venganza. No a justicia.

¿Ahora resulta que está de parte de ese,

que me dejó en una silla de ruedas?

Pues puede acusarme de lo que quiera y ante quien quiera.

Porque yo ya no tengo nada que perder.

Tengo un cáncer.

Mauro, usted no es así. ¡Mauro!

La herida no tiene buen aspecto, está enrojecida, y además supura.

Por tanto hay infección.

Lo primero que vamos a hacer es poner antibióticos,

pero también quiero hacer una analítica,

hemocultivos y muestras de la cicatriz,

para saber la causa y también poner el tratamiento adecuado.

¡Mauro!

Mauro, espere, por favor. ¿Se acuerda de mí?

Sí. Es usted el oncólogo. Y el marido de la doctora Romero.

Correcto. Sí, correcto. Aquí estoy en calidad de lo primero.

Verá, no quiero que me tome por entrometido,

pero no he podido evitar escuchar lo que decía.

Mauro. Mauro,

no debería decir que no tiene nada que perder

por estar enfermo de cáncer.

No, sí, claro. Me espera una vida maravillosa.

Mauro. Maravillosa o no, depende de usted.

Usted decide qué tipo de vida quiere llevar.

¿Por qué no...?

¿Por qué no intenta arreglar las cosas?

No me está hablando usted como oncólogo.

Sino como el marido de la doctora Romero.

Pues le digo lo mismo que le dije a ella.

No tienen ni idea de lo que pasé

cuando me quedé tirado en aquella cuneta.

Ni de lo que estoy pasando ahora, enfermo de cáncer.

No deberían juzgarme.

Paquita, acompañada de su hija Maite,

regresa al hospital

para conocer los resultados de un análisis,

y así saber la causa del picor y la descamación

que tiene en el pezón de un pecho.

Y además no sé por qué has venido, Maite.

No hacía ninguna falta. De verdad.

Mamá. Mira: No empecemos, ¿eh?

Y menos mal que me he encontrado a Violeta.

Que si no, es que ni me entero de que tienes molestias.

Ay, Violeta, tu suegra.

Mira que es chismosa y metomentodo, ¿eh?

Bueno: Pues ella será chismosa. Pero ¿tú, qué?

¿Qué?

-Que no me cuentas nada de lo que te pasa, mamá.

¡Pero si no es nada! ¿Qué voy a contarte?

Lo que tenías que haber hecho

es llevar a Martita al inglés y ya está.

Bueno, ya se ha ofrecido ella.

-¿Ella? -Sí.

Pero ¿tú estás segura?

Mira que esta señora

es de las que se pierde cogiendo el autobús.

No, en serio.

Mamá, por favor. No seas así.

-No, yo no me fiaría, la verdad. -Qué exagerada eres.

-¿Paquita Sala? -Sí, sí.

-¡Ay! Hola, Paquita. -¿Qué tal?

-Podéis pasar. -Vale.

-Gracias.

Paquita Ya tengo los resultados de las pruebas, y ha dado negativo.

Para hongos y para otras infecciones.

¿Has notado mejoría con las cremas que te di?

-¿Qué..., qué cremas, mamá? -Mm...

¿Pero no eran unos análisis normales?

-Sí, Maite, sí.

Unos análisis normales.

Tranquila, pero de una cosa que me ha salido aquí en el pecho.

Pero no hay de qué preocuparse, ¿no, doctora?

Ay, de verdad, mamá, no me lo puedo creer, ¿eh?

Paquita, me gustaría echarte un vistazo de nuevo.

Para ver

si la descamación ha mejorado con el tratamiento.

Es que me pone muy nerviosa que mi madre me oculte sus problemas.

Que yo sé que ella lo hace para no preocuparme.

Pero es que así

lo único que consigue es preocuparme más.

Y ella es una mujer muy fuerte.

Pero ahora que no está mi padre y... Pues que tiene una edad,

yo me quedaría más tranquila si confiase un poco más en mí.

No me ha gustado mucho lo que he visto.

Porque ahora mismo

hay una secreción de líquido exudativo por el pezón.

Y la descamación, además, pues ha empeorado.

Yo creí que era una reacción normal de las cremas que me mandó.

Vamos, que sería una reacción normal

y que después mejoraría con el tiempo, ¿no?

Ya, pues no. No.

Pero no te preocupes.

Te voy a hacer una citología cutánea, otra más, ¿vale?,

un cultivo de esa secreción y también una mamografía.

Así nos quedamos tranquilas.

Pasa, por favor.

Ah, estás aquí. Hola, cariño.

Es que tengo un poquito de prisa. ¿Quieres algo?

Pues sí, mira.

Venía a informarte de que hoy no hagas planes

porque te vas a venir a un spa conmigo.

Ya, cariño, pero es que no puedo. Pues mira.

Precisamente por eso que estás diciendo de que no puedes,

que estás muy ocupada,

es por lo que nos tenemos que ir. Necesitas relajarte un poquito.

Ya, mi amor, pero estoy preocupada con lo de Mauro, con lo de Guzmán,

y no...

¿Otra vez con eso?

Bueno, cielo,

siento dedicar tanto tiempo a mis pacientes.

Pero... No sé hacerlo de otra forma.

Bueno, hablamos luego. ¿Vale, cariño?

Que tengo mucha prisa... Un besito.

Luego hablamos.

Sí, sí, sí.

La doctora Ortega

estudia los resultados de las pruebas realizadas a Paquita

la paciente con descamación en el pezón.

El cultivo de la secreción no ha mostrado alteraciones.

Y en la analítica de sangre y hormonas

no hay cambios significativos.

Sin embargo, en la mamografía,

el ginecólogo ha observado tejido denso, asimétrico,

y apunta a que la mama izquierda es de mayor densidad.

Aun así no hay presencia de nódulos o engrosamiento de la piel.

Que suelen ser los signos del cáncer de mama.

Pero entonces, ¿qué es lo que tengo, doctora?

Paquita, todavía no lo sé.

Pueden ser muchas cosas. Hasta una psoriasis.

Pero no podemos

ni descartar ni confirmar nada todavía.

Entonces, ¿eso quiere decir

que tengo que hacerme más pruebas y más análisis y cosas?

Sí, sí, sí.

Me gustaría hacerte ahora una biopsia de la lesión del pecho.

Así podríamos tener un diagnóstico más certero.

-Bien. -¿Vale?

Te la puedo hacer hoy mismo.

¿Hoy?

Pero después me puedo ir a casa, ¿no?

Sí. Te puedes ir,

pero tienes que volver otra vez a por los resultados.

Claro, claro, volveré, por supuesto.

Bueno, pero ya no nos da tiempo a recoger a Martita, ¿no?

No te preocupes por eso ahora, mamá.

Violeta me dice que se puede quedar con ella el tiempo que haga falta.

Que la niña se está portando superbién.

-Mm. -Estaba haciendo los deberes ahora.

Ah, los deberes con Violeta... Muy bien.

-Perdone. -Nada.

Mientras esperaba que los resultados del laboratorio arrojasen pistas

sobre el origen de su infección,

el estado de Guzmán empeoró.

-¿Qué tal, Mar? -Hola, doctora.

Le acabo de poner la mascarilla ahora mismo.

¿Cómo está? Guzmán.

Vale. Tranquilo...

Échese hacia adelante. ¿Puede?

Así. Así. Venga. Tranquilo...

Por los síntomas que presenta Guzmán, es decir, taquicardia,

bajada de tensión y también le cuesta respirar,

podríamos estar ante un shock séptico.

Por eso le vamos a trasladar a la UCI para intubarlo.

Perfecto...

Un especialista le realiza a Paquita una biopsia

de la lesión que presenta en el pezón.

Una biopsia de pecho

es un procedimiento en el cual se extraen muestras de tejido.

Con una aguja especial,

para determinar la presencia de células anormales o cancerígenas.

Una vez finalizado el proceso,

enviamos las muestras al laboratorio para analizar.

¡Ainhoa! Eh... Perdón.

-Hola. -¡Hola! ¿Qué tal?

-Bien, ¿tú?

Me voy corriendo, que tengo una..., una emergencia.

Y entonces la infección

lo que ha hecho ha sido extenderse a la sangre,

y lo que estamos intentando es que no fallen los órganos. ¿M?

Así que es una situación... difícil.

¿Podría morirse?

Es una posibilidad.

Tienen que salvarle, doctora. ¡Tienen que salvarle!

Tranquilo, Mauro. Vamos a hacer todo lo posible.

¿Sabe qué?

Que, en estas situaciones,

a veces se puede sacar algo bueno, ¿no? Y es que..., bueno,

a usted a lo mejor le ha hecho pensar y decir:

“Voy a hablar con..., con Guzmán para intentar arreglarlo todo”, ¿no?

No. No, nada de eso, doctora.

No. No es que haya cambiado de opinión.

Es que no quiero que se muera,

para que pueda ser juzgado debidamente.

¡Para que pague por lo que hizo!

Ya tengo preparadas todas las pruebas que necesitaba.

No lo reconozco, Mauro. No le reconozco.

Pues tampoco me deja muchas opciones. ¿M?

A partir de ahora

no le voy a informar acerca de Guzmán,

entre otras cosas porque no es familiar suyo.

Muy bien, muy bien.

Tampoco me deja opción en cuanto a..., bueno,

que le voy a hablar de todo lo que usted me ha comentado.

Pues es su palabra contra la mía.

-Sí. -Doctora.

-Mm. -Y no voy a gastar más fuerzas,

ni con usted ni con su marido.

Que no hacía falta que me lo mandara para...

que me hiciera cambiar de opinión.

Paquita y su hija Maite regresan al hospital

para recoger los resultados de la biopsia.

Yo también tengo muchas ganas de verte. Cariño Si.

¡Por supuesto que te llevaré la merienda secreta

cuando vaya a recogerte!

Pero no se lo digas a mamá, ¿eh?

Venga, cariño: Un besito.

Pórtate bien. Te paso con mamá.

Hola, cariño.

¿Qué estás? ¿Con Violeta en el parque?

¡Qué bien!

Es que, a lo tonto, a lo tonto,

llevo sin ver a mi nieta desde que vine al hospital.

Si lo llego a saber...

Bueno, a ver si los resultados están bien

y todo vuelve a la normalidad. Porque yo...

Yo es que la echo muchísimo de menos. ¡Muchísimo!

Y a saber

lo que le estará dando de merendar la otra abuela.

Cualquier porquería, sabe Dios.

En fin, bueno...

Tengo los resultados de la biopsia.

Y se observa una célula diferente.

Es un poco más grande de lo normal y con una morfología... rara.

Lo siento, Paquita. No son buenas noticias.

Son las llamadas células de Paget.

Son células intraepidérmicas,

con citoplasma abundante y pálido en el interior.

La enfermedad de Paget de la mama

es una manifestación del cáncer de mama.

En la que las células cancerígenas

se originan dentro de los conductos de la glándula mamaria.

Migran hacia los orificios del pezón, y ahí reproducen el tumor.

Tanto en la superficie del pecho como en los conductos internos.

¿Cáncer? Pero... ¿Así, de repente?

¿Y qué se puede hacer?

A ver. Quiero que estéis tranquilas.

Todavía, Paquita,

todavía tengo que hacerte un estudio de extensión.

Para ver si el cáncer se ha extendido o no. ¿Vale?

Igual tenemos suerte y no se ha extendido

y lo hemos detectado a tiempo.

Para prevenir el cáncer de mama

es imprescindible que las mujeres nos exploremos el pecho

de vez en cuando.

En busca de posibles bultos o malformaciones.

Si usted ha notado algo fuera de lo normal,

no dude en acudir a su médico.

Ser previsora puede salvarle la vida.

Paquita te vas a quedar ingresada.

Mientras te hacemos todas las pruebas,

el estudio de extensión y todo. ¿Vale?

Quiero que te quedes aquí. Tranquila.

Ahora enseguida vendrán a llevarte a una habitación.

No me lo puedo creer. Cáncer. ¡Dios mío!

Y ahora todo lo que me quedará por delante, ¿no, doctora?

Tratamientos, sabe Dios si operaciones...

Venga, mamá.

Total, para quedar hecha polvo, Maite.

Porque estos tratamientos te dejan hecha polvo, hija.

Venga, ya has escuchado a la doctora.

Todavía tienen que ver si se ha extendido, ¿verdad?

Claro que sí.

No te adelantes, Paquita, de verdad.

Cariño, ¿podemos hablar un segundo?

Sí, dame un momento. No, necesito que sea ahora.

Perdona, Paula. Ahora vengo.

¿Qué pasa? Que a qué estás jugando, cielo.

¿Perdón?

No. ¿Cómo que perdón?

¿No me ves capaz

de poder solucionar mis problemas con Mauro,

que te tienes que meter?

Solo intentaba ayudar.

Ya lo sé, pues si necesito ayuda, cielo, te lo digo. Que soy mayorcita.

Ya, muy bien,

pero siempre nos hemos echado una mano, ¿verdad?

¿Por qué te pones así ahora?

Mira, déjalo.

No, no, no. Déjalo, no.

¿No crees que será mejor

intentar arreglarlo juntos que discutir?

Oye, que un poco tontería, ¿no?, la discusión del otro día...

Que si lo llego a saber,

pues reservo abajo de tu casa, en el bar de Julián,

que sé que esa apuesta es segura.

-Mm. La cosa es que el...

Estas pequeñas discusiones no son el problema, ¿no?

Ya.

¿Y cuál es el problema?

Pues lo que pasa desde el principio.

Que no estamos en el mismo punto.

Que yo quiero unas cosas y tú necesitas otras.

Bueno, entonces tenemos que... buscar una solución.

Sí.

Comunicarnos más y no discutir por tonterías.

Dos no discuten si uno no quiere, ¿no?

Ainhoa, tenemos un aviso.

-Venga. Nos vemos luego. -Vale. Que vaya bien.

Poco tiempo después de que Guzmán tuviese que ser trasladado y la uci,

la doctora Romero obtuvo los resultados del laboratorio.

Bueno, pues se trata de una bacteria que se llama Estafilococo aureus,

y está presente en la piel.

Pero en este caso, debido a la evolución de la herida,

hemos tenido que poner antibióticos específicos,

bueno, y por eso está en la UCI.

Pero, como hemos conseguido estabilizarlo,

lo vamos a subir a planta...

-¿Cómo estamos, Guzmán? -Bueno. Tranquilo.

-Mire: Me duele la garganta. -Claro,

es normal que tenga molestias después de una intubación.

¿De acuerdo?

Pero poco a poco irá mejorando. ¿Vale?

Vale. A ver si se me pasa el dolor de..., de barriga.

¿Le duele el abdomen? ¿Me permite?

Eso no es normal, ¿eh?,

con la analgesia que le hemos puesto. A ver...

A ver... -¡Ay!

-¿Ahí le duele? -¡Ah, ay!

Vale...

El dolor que irradiaba hacia la espalda

no ha mejorado con los analgésicos,

y dado su antecedente de aneurisma en la aorta abdominal,

he decidido que le voy a hacer una ecografía

para ver todo con más detalle.

Bueno, pues el aneurisma está bien, ¿eh? No hay sangrado...

-¿Sí? -A ver...

¿Qué pasa? ¿Qué le preocupa, doctora?

-Pues que es posible que haya una disección.

-¿Cómo? -A ver, le explico.

Primero límpiese...

Vamos a ver.

Las arterias, las paredes de las arterias,

tienen varias capas.

En su caso,

se está filtrando sangre en esas capas, entre ellas.

Entonces, es como si se estuvieran rasgando.

Entonces, hay posibilidad de una rotura.

-¿Y eso es grave? -Pues es grave. Es grave.

Entonces necesito confirmarlo con un TAC. ¿Vale?

Dios mío, pero ¿cuándo va a parar esto?

¿Qué es lo siguiente que me va a pasar? Por favor.

Bueno.

Démelo...

¿Qué he hecho yo para que la vida me castigue así?

Venga, tranquilo, Guzmán, tranquilo.

Venga.

Espera, que te ayudo. Me apaño yo solo, doctor.

Llámame Javier. Muy bien, Javier.

He venido porque me ha dicho que era importante.

Pero...

me temo por dónde van a ir las cosas

y no necesito que nadie me coma la cabeza.

¿Te importa si me siento? No, en absoluto.

Primero, gracias por venir.

Y segundo,

no tienes ni idea de lo que te voy a decir.

Tú me dijiste que yo no me podía hacer idea

por lo que estabas pasando, ¿verdad? Pues te equivocas.

Porque yo también he tenido un cáncer, como tú.

¿Cáncer, también?

Sí.

Y sé lo que es necesitar algo que odiar

para no afrontar lo que realmente está pasando.

Que esto no tiene una explicación racional.

Pero lo importante no...

No es cómo caemos. Es cómo nos levantamos.

Ya.

Las palabras están muy bien.

Pero... yo necesito cerrar ese capítulo con Guzmán.

El cáncer no tiene culpable.

Pero que yo me haya quedado en una silla de ruedas sí lo tiene.

¿Y después qué?

¿Qué va a pasar cuando lo consigas?

Mira, la doctora Romero me dijo que te admiraba como abogado

porque eras un tipo obstinado, complejo, interesante.

Que siempre se sobreponía a los problemas.

¿Dónde está ese hombre ahora?

La doctora Ortega

ya tiene los resultados

del estudio de extensión del cáncer de mama

que sufre paquita.

¿Qué tal, Paquita? ¿Cómo te encuentras?

-Ay, pues aquí vamos.

-Pues yo estoy muy feliz. -Ah, ¿sí?

Porque tengo los resultados

y por fin os puedo dar buenas noticias.

-¡Ay! Dígame. -Mira,

la ecografía mamaria es normal,

el estudio de extensión que te hemos hecho

ha confirmado que no hay metástasis...

Ay, menos mal...

Y el estudio del ganglio centinela de la región axilar,

pues es negativo.

Así es que el cáncer no se ha extendido.

¡Ay! Hemos llegado a tiempo. ¡Bien!

Además de todo eso,

la analítica inmunohistoquímica que te hicimos

a partir de la biopsia...

Pues confirma que el estadio del cáncer es inicial.

-¡Ay, bien! Bien. -Y... Entonces,

¿qué tenemos que hacer ahora?

Pues a ver.

Lo que normalmente hacemos en un caso como este

es una mastectomía del pecho izquierdo.

-Una mas... ¿Eso qué es lo que es, doctora?

Una mastectomía es una cirugía en la que se extirpa un pecho.

Para tratar o prevenir el cáncer de mama.

Existen varios tipos de mastectomías.

Y se decide una u otra dependiendo del estadio del cáncer,

del tamaño del tumor

o de la afectación de los ganglios linfáticos.

Pero es verdad que...

hay otra opción.

Que es más conservadora, pero es bastante segura.

En un caso como el tuyo.

Que en la enfermedad de Paget no hemos hallado ningún bulto,

ni palpable ni en la mamografía,

existe la opción de extirpar únicamente el pezón y la areola.

Y luego, eso sí, dar sesiones de radioterapia.

Estéticamente, Paquita, es mejor,

porque se puede reconstruir

el pezón y la areola con cirugía estética.

Muchas mujeres, pues lo prefieren.

¿Qué diferencia hay o puede haber a largo plazo,

entre una cosa y otra?

A ver.

Con la mastectomía

se reduce el riesgo de que se reproduzca el cáncer

en un 98%.

Con la otra opción, pues hay un 20% más de posibilidades.

Y además tienes que tener en cuenta los efectos de la radioterapia

Pues esos efectos es lo que yo no quiero.

No quiero sentirme mal mientras me estoy tratando,

y después cada dos por tres en el hospital.

Lo que quiero es estar bien lo antes posible,

y volver a la normalidad, doctora.

-Ya, pero... -¿Qué?

Una mastectomía... son palabras mayores, ¿eh?, mamá.

Y supongo que también requerirá una recuperación, ¿verdad?

Sí. Es una operación importante, claro.

Y luego,

es posible que necesites apoyo psicológico.

Tanto si decides reconstruirte el pecho como si no.

Ya.

Pero yo...

Yo creo que es mejor, Maite, porque...

Mira ... Es como acabar

con las posibilidades de que se reproduzca, ¿no?

Es mucho más seguro.

Y a estas alturas, Maite, ¿qué más da un pecho más o menos?

De verdad. Maite,

lo importante es cómo te encuentras todos los días,

y poder hacer tu vida normal.

Yo quiero estar bien para cuidar de Martita.

Bueno. Decidas lo que decidas, vas a seguir con Martita.

Eso por descontado.

-Mmm... No estoy yo tan segura, ¿eh?

Que desde que estoy de hospital, es que no la veo.

Y al final,

su otra abuela va a acabar ganándosela.

Ya verás.

-Pero ¿qué dices, mamá? -Mm.

¡Si sabes que tú eres nuestra preferida!

Y vamos a seguir yendo a tu casa, ¿eh? Eso seguro.

Es más:

Este fin de semana vamos a comer.

¿Qué nos vas a preparar?

Ay, ¿vais a venir? ¡Pues algo riquísimo, por supuesto!

-¿Vais a venir? -Claro.

Gracias, hija.

Ay, qué bien.

Con el objetivo de profundizar en sus dolores,

Guzmán fue sometido a un TAC

que confirmó la disección aórtica.

Y con el antecedente que tenía, era necesario volver a operar.

Era una operación complicada

porque existía el riesgo de que la arteria se rompiera,

y efectivamente eso es lo que ha pasado.

De hecho, su corazón se ha parado,

ha perdido bastante sangre,

pero le hemos puesto varias transfusiones y suero.

Así que la buena noticia es que

por lo menos su cuerpo está reaccionando bien.

Doctora, muchas gracias por salvarme la vida una vez más.

Parece que había ahí una energía

que me quería llevar para el otro lado.

Bueno.

Simplemente he hecho lo que tenía que hacer. Nada más.

De todas formas tenemos que ser precavidos.

¿De acuerdo?

Le vamos a tener vigilado,

por si surgiera cualquier complicación, ¿vale?

-Mm. La vida me ha dado una segunda oportunidad.

Y esta vez pienso aprovecharla.

Pienso hacer las cosas bien y dejar de hacer maldades.

Y pagar lo que tenga que pagar.

Si tengo que ir a la cárcel, iré.

Ya. Bueno, con respecto a eso, hay alguien que...

Bueno, le gustaría hablar con usted.

¿Quién?

¡Mauro!

Bueno, Guzmán ha pasado mucho en los últimos días, y bueno,

pues vamos a ser cautos, ¿m?

Vamos a mantenerle en observación hasta que le podamos dar el alta.

Oye, cuéntame lo que me tengas que contar. ¿Eh?

Me lo cuentas todo.

Si tengo que ir a la cárcel, iré a la cárcel. No pasa nada.

Era yo, Guzmán.

Era yo el que le iba a mandar a la cárcel.

Pero ¿qué me estás contando?

Les iba a proporcionar todas las pruebas.

Pero ¿cómo puedes decirme esto?

¿Cómo me puedes traicionar?

Tú eres mi abogado.

¿Qué te he hecho yo para que me hagas esto,

y me hables así, con esa sangre fría?

-Esto me hizo, Guzmán. -¿Cómo?

Sí. Esto me hizo.

Haga memoria.

Hace exactamente 10 años, 5 meses y 12 días. ¿No se acuerda?

Un accidente de tráfico,

y alguien que termina tirado en la carretera,

y alguien que se va huyendo, sin pararse para socorrerle.

No, me quedé con parte de su matrícula.

Con la marca y el modelo del coche.

-Lo siento mucho.

He estado todos estos años investigando para saber quién era.

Y fue usted, Guzmán.

Fue usted.

Mauro, lo siento mucho. Perdóname.

Perdóname.

Me he pasado todos estos años creyendo que necesitaba escucharlo.

Pero...

Ahora me he dado cuenta de que no lo necesito.

El haberme construido una vida nueva significa que he pasado página.

Y no le perdono.

Este va a ser su peor castigo.

Va a tener que vivir

sabiendo las consecuencias de lo que hizo.

Perdóname, Mauro. Perdóname.

Lo siento mucho, Mauro.

Perdóname.

Acepta mis disculpas por lo menos.

Hola, cariño. ¿Qué haces aquí?

Pues nada,

esperándote para ir juntos a casa.

Yo he quedado para jugar al pádel.

Ya.

Bueno, cielo, que...

Perdona por lo de Mauro, ¿vale?

Que estoy muy nerviosa.

Ya.

Bueno. Pues me voy, ¿vale?

Natalia.

¿Está todo bien?

Porque hay veces que pienso que sí y otras...

no lo tengo tan claro.

Claro que sí.

Te espero para cenar, ¿vale?

¿Vas a querer algo más?

Pues... no, de momento no, gracias. Voy a esperar.

-¿Hoy no viene Ainhoa? -Estoy esperando. Espero que sí.

Mira. Ahí está.

Tráenos... lo de siempre, ¿no? Lo de siempre, sí. Gracias.

¿Qué ha pasado? Has tardado un montón. ¿Estás bien?

Sí.

Diana. Eh...

He estado pensando, y tienes razón.

No puedo forzarte a..., a ir más rápido.

Y es evidente que no estamos en el mismo punto.

Así que he pensado

que lo mejor es que nos demos un tiempo.

Pero Ainhoa...

Así no estamos bien. Lo sabes.

Así, no.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 16/02/18 (2)

Centro médico - 16/02/18 (2)

16 feb 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 16/02/18 (2)" ver menos sobre "Centro médico - 16/02/18 (2)"
Programas completos (1018)

Los últimos 1.031 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios