www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4635840
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 15/06/18 (1) - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Julián Bermúdez llega al hospital con un fuerte dolor abdominal

acompañado de náuseas y vómitos.

Me ocupo de las maletas.

-Sí. Tú déjalas aquí. -Sí, sí, sí.

-¡Uf!

-Bueno, sí, Julián es un colega del trabajo.

Bueno, técnicamente, es mi mentor,

porque estoy haciendo un curso de formación

para ser comercial en una multinacional.

Nada, pues...

Íbamos camino de Zúrich, al aeropuerto,

y en el taxi se ha sentido mal, ha vomitado

y hemos dado vuelta atrás y nos hemos venido para acá.

Y ya está, por eso es.

-Descríbame el dolor, por favor.

-Noto un dolor aquí, en la boca del estómago,

que se me baja hacia la derecha.

-Vale.

Por lo que estoy viendo en su historial,

tiene usted hipotiroidismo, ¿no? -Sí, estoy en tratamiento.

Por favor, doctora, ¿me podría dar algo para el dolor

y dejar las preguntas para después?

Este dolor me mata.

-Hipotiroidismo es cuando la glándula tiroides

no produce suficientes hormonas tiroideas,

que son las que se encargan, entre otras cosas,

de la frecuencia cardíaca y también del metabolismo.

¿Sabe lo que pasa? Que las preguntas son muy importantes,

porque a los médicos nos dan información, ¿de acuerdo?

Necesito saber sus antecedentes,

si ha tenido alguna enfermedad antes o reciente.

-Bueno, sí, hace unas semanas estuve tomando paracetamol

por un resfriado que no acababa de curarse.

¿Le vale con eso

o también quizás necesita saber que cuando era joven

me hice un esguince jugando el fútbol?

-Vaya desabrochándose, por favor.

El paciente tiene la tensión baja, los pulsos periféricos debilitados

y una leve taquicardia, pero, además, en la exploración abdominal

lo es que he podido apreciar es una hepatomegalia,

es decir, un aumento de tamaño del hígado.

(Música)

Luna acude al hospital tras alarmarse

al sufrir síntomas repentinos de agotamiento

y dificultad para respirar.

(Música)

¿Estás bien? ¿Se te pasa? -No, no puedo respirar.

-¿No puedes respirar? -No.

-Vale, espera un momento.

Oye, perdona, es un segundo.

Respira aquí dentro tranquilamente.

Cógelo con las manos, vale, ahí está, tranquila, tranquila.

Una silla, por favor.

Levántate con cuidado.

Respira, respira. Venga, arriba, siéntate ahí.

¿Estás mejor? (NIEGA)

-Vale, busca un médico de guardia y que se encargue.

-Quédate, por favor. -Lo siento, tengo que irme.

-Por favor.

Por favor.

-Vale, vale, me quedo un rato, vamos.

-Si creemos que alguien puede estar sufriendo un ataque de ansiedad,

lo más importante que tenemos que hacer

es llevarle a un sitio tranquilo y, sobre todo, que respire con calma.

También podemos utilizar una bolsa de papel

para que la llene y la vacíe por completo.

Si esto no funciona, tendremos que acudir al médico.

Respira.

-Buenas. -Hola, Rocío.

A ver, pensaba que era una crisis de ansiedad,

pero luego la he examinado y he visto esto en las manos,

que son como habones.

La he traído aquí, porque creo que es un shock anafiláctico.

Así que le ponemos una dosis de corticoides, ¿de acuerdo?

-Muy bien. -¿Vale?

Y tú, respira tranquilamente. La bolsita ya no hace falta.

-Un segundito.

-La he encontrado ahí en la puerta, me ha dado un susto.

-Gracias. -Nada.

-¿Eres alérgica a algo o has podido tomar algo

que te haya sentado mal? -No, es la primera vez que me pasa.

-Bueno, pues si quieres, podemos llamar a tus padres.

-Bueno, yo, la verdad, preferiría que no les llamaran, pero gracias.

-Vale.

-¿Estas mejor? -Sí.

-Tranquila.

-Algunas personas que padecen ciertos tipos de alergias,

como pueden ser las alergias alimentarias,

corren el riesgo de sufrir una reacción alérgica súbita y peligrosa,

que se conoce con el nombre de anafilaxia.

Tenemos que averiguar qué es lo que le ha provocado esta reacción a Luna

o corremos el riesgo de que vuelva a ocurrir.

-Vale, ya se puede abrochar.

-Disculpe, doctora, si he estado un poco borde con usted,

pero es que ahora mismo, precisamente en este momento,

debería estar en un avión rumbo a Suiza.

Tengo una reunión importantísima para mi empresa.

Mire, de hecho, ya no me duele tanto.

Si usted me da un par de calmantes y me deja marchar,

prometo hacerle una buena crítica en Internet.

-Vaya. ¿Sabe lo que pasa? Que las cosas no funcionan así.

De hecho, hay tres opciones que barajo

y que sospecho, por los síntomas que usted tiene,

ninguna es buena.

Puede ser una pancreatitis, una colecistitis o una hepatitis,

¿de acuerdo? Entonces, necesito que se quede en observación

y hacerle una analítica de urgencia y también una gasometría arterial.

-Vaya.

Yo me había hecho la ilusión de cenar una fondue esta noche en Suiza.

Doctora Romero, ¿le gusta a usted la fondue?

-Pues no.

-Por cierto, ¿podría avisar al inútil de mi ayudante, por favor?

-Es mejor que la dejemos descansar antes de las pruebas de la alergia.

-Vale. Oye, ¿y tú qué haces aquí todavía?

Vete a casa, que ha terminado tu turno ya.

-Ya, ya lo sé, pero me la he encontrado en la calle

y qué iba a hacer. -Bueno, yo me puedo encargar.

Tranquilo, vete.

-Que no. Quiero asegurarme de que esté bien.

-Que tú eres muy listo. Que la muchacha es muy mona.

-Rocío, que tiene la edad de mi hija.

Además, hay una cosa muy curiosa, que yo a esta chica,

no sé por qué, pero en algún sitio la he visto.

Me resulta familiar.

-Igual la has visto en otra visita. -No, en otra visita no,

no, porque es la primera vez que viene.

-Oye, ¿y por qué no habrá querido avisar a sus padres?

-Ni lo pienses, que con esta edad son muy raras.

Te lo digo yo, que tengo una hija y no veas.

-Bueno, ¿qué? Doctor viejuno, ¿nos tomamos un cafelito?

-¿Doctor viejuno? -Un cafelito.

-Y atractivuno. -Claro.

-Venga, dos.

(Música)

Y entonces lo que quiero decir es que Julián

se tiene que quedar ingresado mínimo esta noche.

-¿Es grave? -De momento no lo sabemos.

Lo que sí me ha pedido es que te diga que llames a Suiza,

que canceles la reunión y que se lo comuniques a la central.

-Vale. -Eso es lo que me ha dicho.

Por cierto, ¿te vas a encargar tú de avisar a los familiares?

-No, no, no.

Bueno, es que yo no le conozco a Julián.

Vamos, que le conozco, pero de hace dos semanas.

Es del trabajo y, de hecho, si te soy sincero,

tampoco es que me caiga muy bien. Julián es un poco...particular.

-Ya me he dado cuenta sí.

-Vamos, que si estoy aquí es por deber cívico.

Mira, nos ha pillado en el taxi, se ha puesto malo.

Íbamos camino del aeropuerto, porque teníamos una reunión en Zúrich

y hemos venido para acá los dos. -¿Por qué este centro?

Quiero decir, no le pilla de camino al aeropuerto.

-Es que no sabía dónde llevarlo y, bueno,

aquí tengo una sobrina que está trabajando, Ainhoa,

Ainhoa Cortel, ¿la conoce? -Sí, sí, claro.

-¿Y no sabrás si ha venido hoy?

-Yo la he visto esta mañana, o sea que tiene que estar.

-Genial, luego me paso a verla.

-Anda, que tú también podías haber avisado.

Sabes que trabajo aquí, pero estoy todo el día con la ambulancia fuera.

Me has pillado de suerte.

-Para mi también ha sido una sorpresa,

mira cómo vengo, con las maletas.

Además, gracias, ya sabes que me gusta venir de improvisto.

-Ya.

Menos cuando tienes que aparecer,

como cuando fui al pueblo y te necesitaba.

El día que dije a mis padres que me gustaban las chicas

y que tenía novia. Ahí sí que no apareciste.

-Ya sabes que no pude, que me hubiera encantado estar, pero que no pude.

Estaba en el extranjero, ya te lo he dicho.

Mira, lo que sí que puedo estar es para mediar entre tu padre y tú.

Él es un cabezota,

pero yo lo sé manejar, desde pequeño. Confía en mí.

-Mira, tío, por ahora no...

No es el momento y tampoco creo que sea posible.

(Música)

Luna, la paciente que sufrió una crisis respiratoria

debido a una reacción alérgica, se ha estabilizado.

Los doctores se disponen a averiguar qué alérgeno ha sido el causante.

Pues la presión está bien y parece que la urticaria está remitiendo.

-Muy bien.

Vamos a quitar las gafas nasales con cuidado. Eso es.

-Gracias, doctor. Me has salvado la vida.

-Un placer. ¿Qué tal respiras? -Mejor.

-¿Sí? Pues mira, te cuento una cosa.

O que llevas aquí puesto es una vía

que te pone dentro del cuerpo antihistamínicos.

Has tenido una reacción alérgica.

Lo que ha ocurrido es que se habían inflamado

y se habían cerrado las vías respiratorias

y por eso no podías respirar bien. -Ah.

-¿Te acuerdas de lo que estabas haciendo

antes de que apareciesen los síntomas?

-Pues venía de entrenar. -¿Entrenamiento de qué?

-Pues yo soy patinadora y estaba entrenando

para el Campeonato Nacional de Patinaje Artístico sobre Hielo.

-Claro, por eso me sonabas, tú ganaste el campeonato mundial

hace dos años. -Sí.

-Anda.

-No sabía yo que te gustase el patinaje sobre hielo.

-Tú es que no sabes.

-Gané mi primer torneo nacional y recibí varias llamadas

de muchos patrocinadores, aunque, bueno,

todo eso se acabó por culpa de mis padres,

ya que tuve un problema con mi compañero de ejercicio.

Pero bueno, de eso tampoco quiero hablar.

Es verdad que a veces me tomo una barrita energética

para entrenar, pero, vamos, que siempre me tomo la misma

y nunca me ha hecho este efecto.

De hecho, creo que tengo una en el bolso.

Lo digo por si queréis... -No tiene importancia.

-¿Algún champú nuevo que estés usando, algún desodorante?

-No, siempre uso los mismos.

-Vale, ¿y has comido pescado crudo o poco hecho últimamente?

-No, no me gusta nada. -A mí tampoco.

-¿Y algún medicamento o alguna droga?

-No, no, droga...

Bueno, a ver, cuando el entrenamiento ha sido muy duro,

sí que es verdad que me tomo un analgésico

para el dolor de pies, pero vamos, que muy pocas veces.

-Bueno, déjame ver.

Esto está mucho mejor.

Lo que sí me he fijado es que tienes alguna marca previa.

¿Esto te había ocurrido antes?

-Hombre, a ver, es verdad que hace un par de días

me entraron unos picores bastante fuertes,

pero no le di mucha importancia, vamos, no me pareció grave,

porque se me fue pasando solo.

-Las urticarias tienden a remitir por sí solas.

La mitad de las que son crónicas desaparecen a los seis meses.

La otra mitad la dividimos en un 70 %

que desaparece al cabo del año y un 30 % que desaparece

al cabo de cinco años.

En cualquier caso, si Luna ya había tenido este sarpullido anteriormente,

es porque ha estado expuesta a este alérgeno.

-Bueno, Julián, está taquicárdico.

-La verdad es que me encuentre cada vez peor, doctora.

-Bueno, tengo los resultados de las analíticas

y tanto los marcadores cardíacos como las enzimas son normales.

Así que descartamos una pancreatitis.

¿Y ese tono azulado?

-No sé, me noto que la punta de los dedos se me está volviendo azul

y no sé si me está volviendo loco.

-No, lo que tiene es una hipoperfusión tisular,

es decir, la sangre no está llegando correctamente

a las zonas más alejadas del corazón. De ahí ese color amoratado.

Además, tengo aquí los resultados de la gasometría

y tiene acidosis metabólica, es decir, está acumulando ácido

y de ahí que el pH de la sangre esté alterado, ¿vale?

En el caso de Julián, lo que choca especialmente

es la discordancia entre la clínica y la analítica.

Es decir, excepto la gasometría, todo es absolutamente normal,

pero, en cambio, es obvio que nuestro paciente no se encuentra bien.

Está pálido, sudoroso y también hipotenso y taquicárdico.

-Lo siento, no he podido llegar antes. ¿Estas bien?

-Sí, ahora sí. -Hola.

-¿Es familiar? -No, es un amigo.

-Bueno, somos compañeros de patinaje. ¿Qué le ha pasado?

-Bueno, te voy a pedir que esperes en la sala de espera.

-¿No puedo quedarme con ella? -Lo siento mucho, pero no.

-No te vayas del hospital, espérame, ¿vale?

Quédate ahí fuera.

-Vale, no te preocupes, estaré fuera.

-¿Y saben cuándo me van a dar el alta?

Lo digo porque mis padres ya van a preguntar por mí.

-Has tenido una reacción alérgica muy fuerte

y te vamos a hacer las pruebas de la alergia cuanto antes,

pero lo más conveniente es que te quedes ingresada.

-Vale.

-En los últimos años ha habido un aumento de las alergias,

sobre todo, en Estados Unidos y en Europa.

Algunos de los factores que han influido en este aumento

son tener padres alérgicos o vivir en ciudades grandes,

sobre todo, en las más polucionadas,

y también vivir en ambientes totalmente asépticos.

(Música)

Julián Bermúdez, el paciente que ingresó con dolor abdominal,

está sufriendo una hipotensión severa.

(RESPIRA)

-La tensión está cada vez más baja.

-Vale, pues nada, hay que desplazarlo a la UCI, ¿de acuerdo?

Y preparar una perfusión de dopamina. -Muy bien, vuelvo enseguida.

-Tranquilo, Julián.

La dopamina es un fármaco vasoactivo con el que vamos a intentar

remontar la baja tensión de nuestro paciente.

Es verdad que su estado general está empeorando mucho.

Debido al dolor abdominal que tiene tan agudo,

hemos decidido hacerle un TAC toracoabdominal.

Bien, en el TAC hemos visto

una gran cantidad de líquido libre en el abdomen,

hemos podido confirmar también la hepatomegalia,

pero hemos podido ver un derrame pericárdico

que podría colapsar el corazón y un derrame pleural bilateral.

-Vale, muchas gracias.

-Hola. -Hola.

-¿Se sabe lo que le ha ocurrido a Luna?

-Bueno, ha tenido una reacción alérgica.

Pero, tranquilo, porque está mucho mejor.

-¿Y se sabe cómo ha podido producirse esto?

-Para eso precisamente te necesitamos a ti.

¿Estabas con ella antes de que le diese la reacción?

-Os pido por favor que no le digáis nada a los padres.

-Tranquilo que no diremos nada. -Gracias.

La verdad es que no recuerdo nada raro.

Esta mañana hemos entrenado como siempre

y, bueno sí, en un momento dado ha perdido la concentración,

en uno de los saltos, y se ha caído al suelo.

Pero, vamos, que se ha levantado como si nada.

Luego nos hemos despedido y a la media hora

he recibido el mensaje que estaba en el hospital

y me he dado un susto de muerte.

-Bueno, ya la hemos subido a planta, y si quieres puedes pasar a verla;

está en la 211. -Muchísimas gracias, doctora.

-Nada. -Hasta luego.

Oye, Rocío. ¿Tú qué opinas de esto?

-Bueno, es evidente que estos dos están liados.

¿Tú has visto la carita con la que se miraban

cuando se han visto?

Y además, por la diferencia de edad, ya sabemos

por qué con los padres regulín.

-Rocío, me refería al caso médico.

-Ah. Pues yo, si tuviera que apostar,

diría que Luna ha estado en contacto con el patógeno

durante el entrenamiento. -Muy bien. Muy bien. ¿Vamos?

-Sí.

(Música)

La doctora Romero, acompañada de un cardiólogo,

le hace un ecocardiograma a Julián para evaluar

el estado de su corazón.

El ventrículo izquierdo será más pequeño.

-Sí. A ver, Julián,

su corazón no tiene fuerza para bombear la sangre

que el cuerpo necesita. Eso es lo que está ocurriendo.

En el ecocardiograma hemos visto que las venas suprahepáticas

están dilatadas.

Estas venas son las que van del hígado al corazón.

Como en este caso el corazón no puede bombear la sangre

que el cuerpo necesita,

esta sangre se queda acumulada en las venas,

provocando lo que le está pasando: que el hígado se inflame.

Muchas gracias. -Nada. Hasta luego.

-Hasta luego.

-Doctora, ¿qué es lo que tengo?

Dígamelo sin miedo.

(Música)

He hecho tantas cosas mal en la vida que...,

por muy grave que sea, me lo merezco.

-A ver, de momento no le puedo decir mucho porque no tengo un diagnóstico,

¿vale? Pero sí le puedo decir

que los ventrículos no funcionan correctamente.

Y el origen, pues...

Es incierto.

Entonces, lo que quiero hacer es una analítica urgente,

con marcadores cardiacos. Eso lo primero;

que tardará más o menos como una hora.

Pero también quiero hacer serologías,

para descartar posibles procesos infecciosos.

Tales como la hepatitis, ¿vale?

Lo único que esto va a tardar, pues..., dos, tres días.

Espero estar aquí para verlo.

-Bueno.

-Doctora. Quiero pedirle un gran favor.

(SUSPIRA)

(Música)

Luna, la paciente que sufrió un grave shock anafiláctico,

está siendo sometida a una prueba cutánea

para determinar cuál es la causa de su alergia.

Hola. Buenos días. -Buenos días.

Te he traído el agua. -Bien. Gracias.

-Bueno, yo os dejo, ¿eh? Hasta luego.

-¡Qué fría!

-Me asusté muchísimo cuando recibí tu mensaje.

-Ya. Yo también estaba asustada. Pero ¿sabes qué?

Que cuando me dio la asfixia, no paraba de pensar:

"Quiero verle, quiero verle". Y estar contigo.

(SUSPIRA)

Adrián, ¿te pasa algo? No será por lo de siempre, ¿no?

-Es que el mundo está en contra nuestra.

La verdad: medio mundo daría lo que fuera por tener

lo que nosotros tenemos, pero no quieren que seamos felices.

-¡Ay! Pero es que a mí todo el mundo me da igual.

Vale, sí, tenemos una diferencia de edad. Pero ¿y qué? Yo te quiero.

-Pero tu padre me odia.

-Pero es que me da igual lo que piense mi padre también.

Y te voy a decir una cosa, Adrián.

A mi padre lo único que le importa

es su imagen como director deportivo y ya está.

(TOSE)

(SUSPIRA)

Hola. -Hola. Hola, Luna. A ver el brazo...

A ver, te cuento: mira, hemos puesto las muestras principales

de agentes alérgenos, ¿de acuerdo? -Mm.

-Tenemos que esperar unos segundos...

(TOSE)

-Y de funcionar, ¿me podría volver a dar la asfixia?

-No. No es probable.

Porque esta prueba es muy segura y además

se utilizan pequeñas muestras.

-Bueno, es un poco raro, ¿eh? Tendría que haber reaccionado ya.

-Mm.

La primera vez que el cuerpo se encuentra con un alérgeno,

las células plasmáticas liberan un anticuerpo específico

para ese alérgeno.

Este anticuerpo suele estar en la piel,

en las mucosas de la nariz,

y liberan histaminas, que provocan una reacción inflamatoria,

como en el caso de Luna, la constricción de la tráquea.

(Música)

La última analítica de Julián confirma

un empeoramiento de la acidosis

y una elevación muy significativa de las enzimas cardiacas,

como la troponina y la hemoglobina.

Pues no hay duda. Desde luego hay un proceso agudo

que está atacando su corazón.

-O sea, a ver si lo he entendido.

Que Julián, que apenas me conoce,

¿ha dicho que yo llame a una serie de personas

para explicarles lo que le ha pasado y convencerles

de que vengan a visitarle? -Efectivamente.

De hecho me ha dado una lista, ¿eh?

Aquí tienes los números...

-A ver: ¿Puedo hablar con Julián para aclarar esto? Porque...

-Ahora mismo está en la UCI. -Ya. Pero le repito:

es que apenas le conozco. Es que le...

Vamos, de dos semanas, le conozco. Que yo lo siento mucho, ¿eh?

Siento mucho lo que le ha pasado; pero es que esto es ridículo.

-Bueno, es lo que me ha dicho. No te puedo decir más.

-Ya, bueno. Pero seguro que hay algún familiar, algún amigo

que se pueda encargar de esto mejor que yo.

-Pues parece que no.

-Estoy, estoy atascado en la ciudad, me llaman de Suiza,

me llaman de la central y parece que a nadie le importa Julián.

-Si quieres podemos hacer una cosa: haces una primera llamada,

yo puedo estar presente, y si tengo que intervenir,

pues intervengo y ya está. ¿Vale? -Venga. Vamos a intentarlo.

(Marcación de número)

Sí, hola. Mire, a ver, esto puede ser un poco extraño.

Verá, mi nombre es Felipe Cortel

y soy amigo, bueno, soy conocido del señor Julián Bermúdez.

Entonces que... ¿Hola? ¡Hola!

-¿Qué? Me ha colgado.

(TOSE)

Pues yo creo que ya podemos ir descartando

esos elementos de la lista y seguir probando, ¿no?

-Tampoco debe haber tantas cosas que produzcan alergia, ¿no?

-¡Buf! Te sorprendería saber la cantidad de alergias

que nos encontramos en este hospital.

-Pero hay una cosa que no entiendo.

Entonces, ¿por qué una persona tiene alergia a una cosa y otros a otra?

-Bueno, Adrián. Eso es la pregunta del millón.

Cada persona reacciona distinto a diferentes tipos de alérgenos.

(TOSE)

-¿Qué te pasa? -¿Estás bien?

Ponle las gafas, sí. Tranquila.

-Me estoy agobiando. -Vale. Tranquila.

-¿Qué pasa, doctor? -Hombre...

-Tranquila. Te voy a poner esto un segundito...

Y así vas a poder respirar mejor, ¿vale?

-Eso es. A ver, que te ayudo...

-Los labios se le están poniendo azules.

-Sí, vale. Un momento. Adrenalina y el laringoscopio. ¿De acuerdo?

-Vale. -A ver. Túmbate, Luna, túmbate.

Así, tranquila. Coge aire...

Despacio... Eso es.

-Ya estamos aquí.

(RESPIRA ACELERADA)

-Respira, respira.

(RESPIRA ACELERADA)

A ver, los médicos dicen que está grave.

No. Muy grave.

Sí. Y él ha pedido expresamente que vinieras.

Ya.

Mm.

Vale.

Bueno, pues nada. Adiós.

-¿Qué tal ha ido todo?

-Pues este era el último de la lista, su hijo.

Y ha dicho que no..., que no se quería hacer cargo.

Ni su hijo ha querido venir. -Madre mía...

-¿Qué tal está Julián? -Pues está empeorando por momentos;

pese al tratamiento que le hemos puesto, el oxígeno, todo...

No..., no está reaccionando bien.

De hecho su musculatura ventilatoria está fallando

y ahora mismo le están sedando e intubando también.

A ver. También tiene un shock cardiogénico.

Quiero decir, que su corazón, no sé cuándo, pero...,

va a acabar parando porque no tiene fuerza

para bombear toda la sangre. Entonces...

-¿Y es inevitable esto?

(Música)

-Sí.

-¿Cuánto tiempo le queda?

-Pues depende de su fortaleza. Puede ser una hora, dos...

-¡Madre mía!

Mira, yo no sé qué haría Julián en vida; pero...

Pero tengo claro que nadie se merece morir así.

Totalmente solo y abandonado.

-Es cierto que tú eres la única persona que lleva con él

estas últimas 48 horas. Y no sé si..., si querrías despedirte de él.

(Música)

Luna, la paciente que sufrió un segundo shock anafiláctico

se recupera gracias a la intervención del equipo médico

que consiguió reanimarla tras sufrir una parada respiratoria.

-Adrián, ¿tú sabes lo que me ha pasado?

-No te preocupes, mi vida. Ya verás cómo no es nada, ¿vale?

Tranquila, mi vida.

Por cierto. He llamado a tus padres para que vengan.

-¡Jolín, Adrián!

-Ay, ¿qué querías que hiciera?

Tenía que llamarles; estás en peligro.

Has sufrido un ataque.

Ahora tengo que marcharme, pero volveré enseguida, ¿vale?

-Adrián, ni se te ocurra, ¿eh?

-Tu padre me advirtió que no quiere que esté aquí cuando él llegue.

-Que me da igual que eres mi novio. ¿Lo entiendes?

-Es la primera vez que me llamas novio.

-Bueno, porque es lo que eres, ¿no? -Mira, Luna. Yo te quiero muchísimo;

pero nuestra relación está condenada al fracaso.

-Pero ¿por qué lo dices, por mis padres?

-No. No es solo por tus padres. Porque tú eres mucho más joven que yo

y te queda mucho que vivir. Mi vida.

Y..., y tienes muchas cosas que hacer.

Además, tienes una carrera como patinadora

en la que yo no podría participar.

¿No te das cuenta que sería una carga para ti?

-En serio, Adrián. ¿Una carga?

Adrián, eres mi compañero. Tanto profesionalmente como de vida.

Y sinceramente mi carrera no me importa tanto como tú.

-No digas tonterías. Tú sabes que tienes un futuro prometedor.

Pero sin mí.

Con treinta y pico las cosas se ven de una manera diferente.

Si ya es difícil de narices tener una relación sentimental,

imagínate tenerlo todo en contra.

La diferencia de edad, los suegros que te odian...

La verdad, esto es un desastre.

Que no. Que no puede ser y ya está.

(Pitidos intermitentes)

Bueno... Os dejo solos.

(Música)

Verás, Julián, no...

No ha habido suerte.

Todas las personas a las que he llamado no...,

no tenían el teléfono encendido o...

o tenían el buzón de voz.

Pero bueno, si me lo permites, puedo...,

puedo acompañarte yo.

(Música)

(Pitido prolongado)

Un segundito.

(Música)

Ha muerto. Vamos a prepararlo todo.

(Música)

La autopsia ha confirmado que la causa de la muerte

ha sido una miocarditis aguda fulminante.

Esto es una rara patología, cuyo único tratamiento es el trasplante.

Por desgracia, no hemos llegado a tiempo.

(Música)

Hola. -Hola.

-Hola. -Hola.

-Luna, parece que estás mejor. ¿Cómo te encuentras?

-Mal. -¿Se sabe ya que le ha pasado a Luna?

-Nos dijo Adrián que te caíste durante el entrenamiento, ¿no?

-Sí. -A ver, cuando te caíste,

¿recuerdas si llevabas medias o guantes,

o llevabas las piernas o las manos al aire?

-No, no, no. Al aire. Como en las competiciones.

-Mm.

-Vale. Pues ¿me dejas un momentito el brazo que vamos a hacer una prueba?

-A ver, cuidado.

-Este. ¡Uy! ¿Hielo? -Sí.

-Qué raro. -Dime si sientes algo.

-No. -Vamos a esperar un poquito.

-Bueno, me está picando un poco. -¿Un poco?

-Bueno, un poco mucho.

-Finalmente hemos descubierto que Luna es alérgica al frío intenso.

Es una alergia poco usual, pero ya hemos tenido varios casos.

Y lo que ocurre es que la piel de Luna,

al entrar en contacto con el hielo o al beber agua muy fría,

su cuerpo produce una urticaria. -Sí. Algunas alergias aparecen

en determinados momentos de nuestras vidas, así, sin avisar,

y por la reacción tan severa que ha tenido Luna,

es probable que tenga serios problemas

a la hora de seguir con su carrera como patinadora.

-Y si toma antihistamínicos, ¿podría seguir patinando?

-A ver, es que ella ya está en tratamiento con antihistamínicos,

además en dosis altas. Y aun así, está teniendo una reacción fuerte.

-Mh. Luna, escucha. Yo lo siento mucho,

pero tendrás que alejarte de los ambientes fríos,

durante al menos una temporada, ¿vale?

-¿Cómo? Esto es una broma, ¿no?

Luna no puede dejar de patinar.

O sea, tiene que haber alguna solución.

-Adrián, déjalo; Adrián. -Luna, no te preocupes.

Los médicos también se equivocan. -Adrián, espera.

-Que no. ¡Que no puede ser! Que no puede ser.

No puede ser que una prueba de hielo...

-Adrián, déjalo. Adrián...

¿Nos podéis dejar dos minutitos nada más?

-Por supuesto. -Gracias.

-Cariño, con una prueba de hielo es imposible que sepan eso.

Es imposible. -Adrián.

Da igual.

Yo no era feliz.

Así que, ya está. ¿Y ahora qué?

(Música)

¿Qué le vas a decir a tu padre?

-Pues que...,

de momento no voy a poder seguir patinando

y que soy libre de hacer lo que yo quiera y amar a quien yo quiera.

Aunque tenga que ser a un niñato de treinta y pico años asustado como tú.

(SONRÍEN)

Te quiero.

-Oye, oye, oye. Yo te aviso, ¿eh?

Pero mis padres tienen que estar por venir, ¿eh?

-Pues que vengan. -Anda...

-La verdad es que Luna ha demostrado

una valentía y una madurez increíbles, a pesar de su edad.

De cómo lleva nuestra relación, de cómo también se ha tomado

el no poder seguir compitiendo...,

Me ha dado una lección, desde luego.

También el haberme dicho que su profesión

ya no le hacía feliz, me ha dejado muy descolocado.

Porque yo..., yo pensaba dejarlo todo con ella.

Pero me he dado cuenta de que...,

de que voy a luchar por nuestro amor.

(Música)

Muy duro, Ainhoa. Muy duro.

El hombre ahí solo, agonizando, sin nadie de la familia...

Es muy triste, es tristísimo eso. Muy triste.

-Tranquilo, que es normal.

-Ya. Tú convives con esto todos los días.

Estás acostumbrada; pero para los demás esto es duro, duro, duro.

-A eso no termina de acostumbrarse uno nunca.

(Música)

Mira, esto de Julián me..., me ha hecho pensar.

Me he dado cuenta de que solo hay una cosa peor que morirse.

Que es hacerlo así: sin tus seres queridos, sin...,

sin pedirles perdón, sin reconciliarte,

sin poderte ir en paz.

-Mira, tío Felipe.

Si estás intentando que me reconcilie con mi padre...

-Tiene cáncer, Ainhoa.

(Música)

-¿Cómo? -Que tiene cáncer.

-¿Por qué no me habéis dicho nada antes?

-Bueno, ya sabes cómo es de orgulloso.

Y..., y como estabais enfadados,

pues, pues no quería que te lo dijéramos.

Pero..., pero mira, yo después de esto de Julián...,

tenía que contártelo.

(Música triste)

Y te voy a decir una cosa.

No sé si vas a admitir un consejo mío, pero...

Deja el orgullo. De verdad, Ainhoa.

No seas orgullosa; habla con él.

Habla.

(Música)

  • Centro médico - 15/06/18 (1)

Centro médico - 15/06/18 (1)

15 jun 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 15/06/18 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 15/06/18 (1)"
Programas completos (1013)

Los últimos 1.026 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Belén

    Esta serie a podío hacerme ver que quería ser médico sin saber bien que hacer y gracias a verla todos los días de lunes a viernes he sabido que los médicos y enfermeras son unas personas maravillosas aunque sean actores y actrices son muy buenos y demuestran que con calma y perceverancía todo se puede espero que no la quiten nunca.

    17 jun 2018