www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4065554
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 14/06/17 (2) - ver ahora
Transcripción completa

-Hola.

Hombre, sabía que te ibas a sorprender al verme,

pero tampoco esperaba que reaccionaras así, la verdad.

-¿Qué haces aquí?

-He pensado que era mejor esperarte dentro de tu despacho

para no cruzarme con Lucía.

Pero de verdad que no era mi intención asustarte, lo siento.

-Pero, ¿estás bien? ¿Te ha pasado algo?

-Sí, sí. Estoy perfectamente bien.

No... Tengo algo que darte, es importante

y creo que es mejor hacerlo así, en persona.

-¿Esto qué es? -Lee.

-A ver, Mónica, ¿me quieres explicar cómo ha llegado esto a tus manos?

-Ahora, estoy trabajando en un hospital

que está gestionado por este holding.

Y me consta que, como consecuencia de este informe negativo,

han hecho una oferta para ocuparse de la gestión de Centro Médico.

A ver, yo no quiero perjudicar al holding.

Pero creo que, si os vais a enfrentar a ellos, como mínimo,

tienes que saber a lo que os enfrentáis.

-Gracias. -De nada.

-No sabía nada de esta opción de compra.

-Bueno, me voy. Es un placer ayudarte.

-¡Ay, perdón! Perdón.

-Bueno, Alfonso, veo que estuvo usted aquí hace un par de meses.

-Pues sí, sí. Estuve en el hospital hace un par de meses

por una operación en la tibia

y bueno, tuve inmovilizada la pierna un tiempo.

-Sí. Veo que le tuvieron que operar porque se cayó por las escaleras

de su edificio. -Sí, sí.

-Veo también que hay aquí una nota que quiere usted hablar

con algún miembro de la comisión gestora.

-Sí. -Pues dígame, ¿en qué puedo ayudarle?

-Bueno, pues sencillamente, le explico:

He pedido unas sesiones de fisioterapia,

debido a que el tono muscular de mi pierna no evoluciona.

Yo noto que no evoluciona bien, noto que sigue débil,

que incluso la tengo como más delgada,

y vamos, que me sigo cayendo. Me sigo cayendo y...

Y bueno, he pedido unas sesiones, no llegan

y por eso he tenido que poner una queja.

Me sabe mal. Me sabe mal porque, justamente este hospital

es el que me ha ayudado a superar mi fobia a los hospitales.

Fíjate si lo he superado que me he tatuado "No fear", ¿no?

No hay miedo, sin miedo. -Sí, sí.

-Y sin miedo, pues he venido hasta aquí y he tenido que poner la queja.

-Bueno, tal y como me cuenta,

indudablemente hemos tenido que cometer un error

porque usted debería recibir esas sesiones.

Así que, no se preocupe,

porque yo personalmente voy a hablar con la fisio

para que se la programen cuanto antes.

-De acuerdo. -¿De acuerdo?

-De acuerdo. -Y lo lamento muchísimo. ¿Eh?

-Pues muchísimas gracias, doctor, de verdad.

-Le acompaño a la puerta, Alfonso. -Sí, claro, venga.

-Y ya le digo, no se preocupe porque yo me ocupo de todo esto.

-De acuerdo. De acuerdo.

-El miedo de acudir a un hospital o visitar al médico, es natural.

Pero es muy importante superarlo,

ya que el tiempo que tardamos en solucionar un problema de salud,

puede ser muy importante para evitar complicaciones...

-(Grito).

-Perdonad, que es mi paciente.

-Alfonso, ¿qué ha pasado? -La pierna, la pierna.

-Ve a buscar una silla, por favor. -La pierna, la pierna.

-Hola, Nuria. -Hola. Dime.

-Oye, una cosita. ¿Ha llegado algo a mi nombre?

-¿Algo qué, una carta o...?

-Sí, bueno, un documento, alguna noticia...

-No. No, lo siento. Nada. -Bueno, da igual.

Déjalo, no te preocupes. -Vale.

-¿Qué estás, esperando algún paquete de tu tierra?

-No, no. Nada importante. -Ven, ven aquí.

¿Estás un poquito raro o me lo parece a mí?

-¿Raro, quién, yo? -Sí.

-Tú sí que eres raro. -M.

-Que no, que no. Que no pasa nada. -Ya. Bueno, escúchame, pues relax.

Porque tenemos un día fino por delante.

-Mira, un paciente. -Ah.

¿Qué ha pasado?

-La hemos encontrado en el portal de su casa.

Supongo que ha sido una caída.

Lo que no sé si accidental o provocada.

Hemodinámicamente estable, presenta un Glasgow de 7.

-Perfecto. Vale, pues a Reanimación.

Bueno, en la palpación abdominal, todo está bien.

-Bueno, mira, jefe. Aquí en el tobillo tiene...

-Sí. Hay un hematoma en el tobillo izquierdo. ¿De acuerdo, Luz?

Lo primero que tenemos que hacer cuando alguien llega inconsciente

es tratar de revertir la situación por todos los medios posibles.

Una vez la persona ya esté consciente,

podremos empezar a tratar las lesiones.

-También hay que pedir analítica de sangre para comprobar toxicidad.

De presencia de alcohol o drogas. ¿De acuerdo?

-Mm. -Bueno.

-Toma en cuenta también que, con la caída que ha tenido,

puede tener lesiones en otras partes.

-Sí, sí. Vamos a pedir también placa de tórax, electrocardiograma

y también vamos a pedir un... -Un TAC craneal.

-Un TAC, eso es. -Muy bien.

Pues lo preparo. -Muy bien.

Alfonso Gutiérrez, el paciente que se cayó en el pasillo,

es trasladado a Triaje para comprobar si presenta

alguna herida o fractura.

Bueno, Alfonso, pues no hay rotura,

y posiblemente el dolor se deba a la contusión por el golpe.

-Ah, bien.

-Bien. ¿Cómo se ha caído, ha tropezado con algo?

-No. No, no. Iba a salir por la puerta

y me ha fallado la pierna directamente. Me ha fallado.

Ha hecho... No sé, ha perdido fuerza. -Ya.

-Y me he caído.

-Bueno, bájese que le voy a hacer una prueba, ¿eh?

-Sí. -Bájese de ahí.

-Yo le ayudo. -De acuerdo. Ahí.

-Véngase andando hasta mí. -Vale.

¡Mm! -Tranquilo.

-¿Está bien? Vamos, vamos a sentarnos...

-Sí, sí, sí. -¿Desde cuándo le ocurre todo esto?

-Pues hará un par de semanas, desde que me quitaron la férula,

ya le he dicho. Yo noto que me falla.

Y vamos, yo lo sigo achacando al tono muscular. Es que...

La siento débil, la siento incluso más delgada que esta y... Y me falla.

No... -Bueno, no se preocupe.

Posiblemente, sea debido a la falta de tono muscular, como usted dice,

pero vamos a hacerle alguna prueba, ¿de acuerdo?

-Bien.

-Luz, una analítica y un TAC cerebral.

-Muy bien. -¿De acuerdo?

-¿Cómo un... Cómo un TAC cerebral? ¿Tengo algo en la cabeza?

-No. No se preocupe.

Esta es una prueba que nos ayudará a establecer un diagnóstico, ¿eh?

Así que no hay que asustarse. -No, no, no. No. Asustarse lo último.

No, no, no. Sin miedo, sin miedo. -Perfecto.

-Sin miedo hasta el final, doctor. -Voy a por la analítica.

-Bien.

-Hola. -Hola.

-Buenos días. -Dígame.

-Mire, quería saber si han traído aquí a Pilar, mi amiga Pilar,

que la han recogido en una ambulancia -¿Pilar, qué más?

-Perdón, Pilar Forqué. -Pilar Forqué...

Sí, la han traído hace un rato.

De momento, pase a la sala de espera y le informarán enseguida.

-De acuerdo, muchas gracias. -Nada.

-Acababa de llegar a casa y me han dicho que una ambulancia

había recogido a Pilar inconsciente en la calle, al lado del portal.

Pilar y yo somos vecinas y amigas.

Me han dicho que puede que se haya caído.

Pero yo creo que ha sido otra cosa.

El TAC que el doctor Landó realiza a Alfonso,

revela que tiene una masa en el cerebro

y que se está produciendo un edema alrededor de ella.

Así que debe ser valorado por Neurología.

Oye, gracias por ocuparte del caso. -Tranquilo, es mi trabajo.

La situación es bastante grave.

La masa y el edema perilesional están comprimiendo y desplazando

todo el tejido hacia el lado izquierdo.

-¿Y qué consecuencias podría traer esto?

-Pues podría acabar produciendo una herniación del encéfalo

a través del foramen magnum de la base del cráneo.

-O sea, que entiendo que lo principal es intentar extirpar la masa

o, en su defecto, al menos, bueno, aliviar la presión del edema.

-Mm. Yo empezaría con corticoides endovenosos

para intentar reducir el edema al máximo

y daría también anticonvulsivantes orales,

ya que, con este efecto de compresión,

puede provocar crisis epilépticas en cualquier momento.

Antes de empezar a ser medicado,

Alfonso sufre convulsiones que son tratadas

con benzodiacepina intravenosa y un antiepiléptico.

Ya está.

-Vamos a dejarlo aquí en Boxes para observación.

-De acuerdo.

El doctor Dacaret ya tiene los resultados de las pruebas de Pilar,

la paciente que llegó al hospital inconsciente tras una caída.

Cabrera, Cabrera, ven un segundo, por favor.

Mira, tengo los resultados de la radiografía y no hay lesiones.

Y también el de tóxicos y no hay ni droga ni alcohol en sangre.

Así que seguramente, bueno, la caída debía ser de un sitio no muy alto.

-Ya. A la paciente ya la han subido a planta.

-Mm.

-Escucha, voy a echarle un vistazo al tobillo, que tiene muy mala pinta,

mientras tanto. -Sí. Prefiero quedarme yo con ella.

Mira, hay una cosa que puedes hacer. Ha venido una tal Jimena,

una mujer que es amiga de Pilar. Y está esperando.

Si te puedes encargar de ella...

Pero, ¿qué pasa, que tienes el día espeso o qué?

-No, no, no. No me hagas caso, son solo un par de malos días

que estoy teniendo y ya está.

-Bueno. Sabes que, si quieres, me puedes contar lo que te ocurre, ¿no?

-OK. De todas maneras tienes razón,

tú eres el adjunto y yo soy el residente.

Así que voy a hablar con su amiga a ver qué saco de esta caída.

-Vale, perfecto. Venga.

Aunque gracias a la medicación,

la crisis convulsiva de Alfonso ha cedido,

sus problemas siguen siendo muy graves.

¿Qué me está pasando?

Por favor, díganme qué me está pasando.

No, no... Nunca me han dado unas convulsiones así. Por favor...

-Verá, Alfonso.

Las convulsiones son debidas a que tiene una masa en el cerebro

que está provocando un edema cerebral.

-O sea, ¿que tengo algo chungo en la cabeza, verdad?

Un tumor. No tengo un tumor, ¿no? -A ver, aún es pronto para saberlo.

¿De acuerdo? Pero no le vamos a engañar.

La situación no pinta bien.

De todas formas, no lo sabremos hasta que operemos.

Así que vamos a tener que ingresarle

y empezar ya con toda la batería de pruebas preoperatorias.

-Bien. Pues cuanto antes mejor, ¿no? -M.

-Siempre, cuanto antes, siempre es mejor, ¿verdad?

Pues vamos a hacer todas las pruebas.

Además, estoy convencido de que no va a pasar nada.

Estoy convencido de que todo va a salir bien.

Así que, adelante. Y sin miedo. Doctores, sin miedo. ¿De acuerdo?

-Muy bien. -Claro.

-Descanse. -Bien.

-Mar, por favor, llevamos esto a laboratorio

y que lo tengan cuanto antes. ¿De acuerdo?

Y que me envíen los resultados a mi consulta.

Lucía, ¿te espero luego y vamos a casa?

-No. Tengo mucho trabajo, voy yo sola.

-¡Lucía! -¿Qué?

-¿Qué te pasa? -Nada.

-Vamos a ver, que te conozco. ¿Qué te pasa?

-Que esta mañana he visto salir de tu consulta a Mónica.

-Ya.

Verás, Mónica ha venido a traerme un documento.

-¿Un documento? Vamos a ver, ha venido desde otro hospital

a traerte un documento, ¿no te lo podía haber mandado por mail?

-Escúchame.

El documento es un informe de un holding

que se quiere hacer cargo del hospital.

Y si no me crees, está en mi consulta. En el primer cajón.

-Hasta luego.

-Hola, Luz. -Hola.

-Escúchame, de momento se queda ingresada, ¿vale?

Le damos analgésicos, suero y monitorizada. ¿Vale?

-Perfecto.

-Cualquier cosa, ya sabes dónde estoy.

-Muy bien. Dacaret...

-Hola, Pilar. Hola. Estás en el hospital, ¿de acuerdo?

Escúchame, ¿recuerdas lo que ha ocurrido?

-No. -¿No?

Bueno. ¿Sabes qué día es hoy? -No. Estoy un poco mareada.

-Vale. Vale, tranquila.

A veces es normal que, tras haber estado inconsciente

durante un periodo de tiempo, como en el caso de Pilar,

el paciente se muestre desorientado

y no recuerde los instantes anteriores a perder la conciencia.

Como tienes el tobillo lesionado, tienes un hematoma,

tendremos que hacer una radiografía. ¿De acuerdo? Pero tranquila.

Vamos viendo poco a poco. -Gracias.

-Cualquier cosa, sabes dónde estoy. -Muy bien.

-Hasta ahora. -Gracias.

-Tranquila.

Al día siguiente, el doctor Mendieta informa al doctor Landó

de lo que le ha dicho el neurocirujano

con respecto al caso de Alfonso.

Landó. -Dime.

-He hablado con el neurocirujano y da su visto bueno a la operación.

De todas formas,

creo que sería conveniente hacer un estudio previo a Alfonso

para intentar encontrar el tumor primario

que ha provocado la masa y el edema.

Verás, he estado viendo los análisis que le hicimos y tiene anemia.

Así que creo que sería conveniente

revisar los estudios previos del paciente

antes de comenzar a hacer más pruebas. ¿Qué te parece?

-Muy bien, una buena idea. Me pongo a ello.

-Gracias.

-Revisando analíticas y estudios previos

que se le hicieron al paciente,

hemos visto que ya había sufrido una anemia con anterioridad.

Razón por la cual se le solicitó una colonoscopia

que nunca llegó a hacerse.

Además, en su historial también hemos visto una elevación

de los niveles del antígeno prostático,

lo cual nos lleva a pensar que el tumor primario

podría ser un cáncer de colon o de próstata.

-A ver, doctor, es que no lo entiendo.

O sea, antes no tenía nada, ¿y ahora tengo dos tumores?

-No. No, no. Alfonso, no es eso. ¿De acuerdo?

Lo que pasa que creemos que la masa que tiene en el cerebro

puede tener su origen en un tumor primario, que no sabemos dónde está.

Por eso le vamos a hacer la colonoscopia

y la ecografía de próstata, para ver si averiguamos su localización.

-Vale. Y, ¿y si no encuentran nada, es que no tengo nada?

-Si no encontramos nada, significa que tenemos que seguir buscando.

-Bien. Pues sigan buscando.

-La colonoscopia y la ecografía de próstata han sido normales.

Así que en principio, podemos descartar el cáncer de próstata

y el de colon.

De todas formas, para asegurarnos al 100%,

vamos a esperar a los resultados de la biopsia.

-¿Es usted la acompañante de Pilar Forqué?

-Sí. -Hola, ¿qué tal?

Buenos días, doctor Cabrera. -Buenos días. ¿Cómo está?

-Bueno, ya ha recuperado la conciencia.

Siéntese, y le cuento. -¡Ay, menos mal!

¿Ya saben qué es lo que le ha pasado?

-A ver, la han encontrado inconsciente. ¿De acuerdo?

Y lo que sí sabemos es que no tiene lesiones graves

y que no ha consumido ni drogas ni alcohol.

-No, no, claro. Eso por supuesto. Ella no hace esas tonterías.

Y menos estando sola.

-Ya. ¿Vive sola, no tiene a alguien con ella que la acompañe?

-Se separó hace unos meses y bueno, el marido se lio con la secretaria

y se fue a Canarias a vivir la vida. En fin, ya sabe. Un clásico, doctor.

Y yo, la verdad, estoy preocupada

porque ella lleva una temporada como distante.

En fin, los vecinos dicen que, por el ruido,

pudo haberse caído por el balcón.

Pero, sinceramente, doctor, yo no me lo creo.

Creo que no ha sido así. -¿Por el balcón?

¿Ha pasado usted por casa antes de venir

para ver si había algún indicio de lo que haya podido suceder?

-No, no. No me ha dado tiempo a entrar.

Pero la alarma no había sonado. -Mm. Ya.

¿Sabe si hay algún vecino con el que Pilar no se lleve bien,

que yo qué sé, haya roces y pueda haberla agredido?

-Pues mire, doctor, yo no lo sé seguro.

Pero me hago una idea de lo que ha podido pasar.

Yo vivo en el noveno y no me entero.

Pero me han dicho que Arnau, el vecino de Pilar en la primera planta,

es un pieza de cuidado.

Ella ya ha tenido varias discusiones grandes con él.

Arma unos jaleos horrorosos.

Y en la última discusión que tuvieron él la amenazó, el muy canalla.

Con lo cual yo estoy pensando que a lo mejor esta última

se le ha ido de las manos. En fin, no lo sé.

Si no, ¿qué otra cosa puede ser?

Mire, doctor, yo creo que hay que llamar a la policía.

Porque, la verdad, hay un pieza que no entiendo cómo puede vivir

en un edificio tan elegante como el nuestro.

-Ya. Pero es que esto es un poco complicado, Jimena.

Porque, sin indicios, no podemos hacer nada.

¿Entiende, Ximena? -Ya.

Yo creo que debería de hablar con ella.

-Mm.

-A ver, doctor. Si no tengo nada, ¿qué tengo entonces?

-Aún no lo sabemos, Alfonso. Tenemos que seguir haciendo pruebas.

-¡Fff! Más pruebas.

No. A ver. A ver, doctor. Yo creo que es mejor dejarlo.

No sé, es que me han hecho mil pruebas ya. No sé.

No sé, mejor dejarlo, ¿no? Es que, si no tengo nada...

-Esto de rascarse tanto el brazo,

¿es un tic que tiene usted habitualmente

o es por los nervios de la situación actual?

Porque aquí tenemos un gabinete psicológico

que le pueden ayudar o yo mismo le puedo recetar algo

para que esté un poco más tranquilo. -No, no, no.

Conozco la urticaria nerviosa,

vamos, me daba cada vez que me ponía delante de un hospital. No, no.

Esto es el tatuaje este que me he hecho.

-¿Qué? -Que no sé, me ha hecho una reacción.

No sé si es que... Que me lo ha hecho un amigo de un amigo y... No sé.

-Déjame ver. -Será la tinta, no sé.

¿Qué?

-Hay una mancha debajo del tatuaje.

Nunca, nunca se debe hacer un tatuaje encima de un lunar, de una verruga,

de una quemadura o una cicatriz,

ni tampoco encima de una lesión de soriasis. Nunca.

-Pues perdóneme, doctor, no sé.

No sé. Es que, como tenía tantas ganas de ponerme el "No fear" este,

el sin miedo este...

Pues no sé si es que he metido la pata, no lo sé.

-Voy a buscar a un dermatólogo. -Vale.

-Bueno, ¿cómo te encuentras, Pilar? -Bastante mejor, doctor.

Tenía usted razón. -¿Sí? Me alegro mucho.

He estado echándole un ojo a las radiografías, y no aparecen lesiones.

Así que todo parece que está bien.

-Pues, ahora que tengo la cabeza más en mi sitio,

parece que me duele mucho el tobillo.

¿De verdad no se ve nada en las radiografías?

-No. Lesión ósea no hay, queda descartada, ¿de acuerdo? A ver...

Bueno, avísame si te duele.

-¡Ah, ah! -Vale.

Bueno, sí que parece que hay un edema, ¿eh?

Y un hematoma bastante grande.

-Pese a que la radiografía no muestra alteraciones importantes,

Pilar tiene la movilidad del tobillo izquierdo bastante limitada.

Los pulsos y la sensibilidad distales están conservados.

Hay ocasiones en que las imágenes de una radiografía no son determinantes.

Así que necesitamos ampliar el estudio

con un TAC de la zona afectada.

Pilar, tendremos que hacer un TAC, ¿de acuerdo?

En un momento, vendremos a buscarte, ¿Vale?

-Gracias.

-Ah, por cierto, ha venido una amiga tuya.

-Sí. -Preguntando por ti. Una tal Jimena.

-¡Ah, Jimena! Mi vecina.

-Vale. Bueno, le he dicho que se espere en la sala de espera,

y cuando terminemos del TAC, te podrá visitar.

-Vale, gracias. -¿De acuerdo?

-Gracias, doctor. -Hasta ahora.

-Mónica, no puedes entrar así en mi despacho.

Me estás comprometiendo.

Es más, Lucía te vio el otro día salir de aquí.

-Disculpa, lo siento. No..., no volverá a pasar.

-Ya.

-Solo he venido porque me gustaría saber qué vas a hacer

con la información que te di el otro día.

-Pues verás, eh...

Bueno, agradezco tu interés,

pero no creo que deba afectarte lo que le suceda a Centro Médico.

-Pues sí me afecta.

Me afecta porque... Porque me importa lo que te pase a ti.

-Hola.

Doctor Landó, tengo novedades respecto al caso de Alfonso.

-Bueno, me disculpáis, yo ya me iba.

-Mónica, Mónica, por favor, un momentito.

Las novedades son que he encontrado una mancha sospechosa en la piel

y, he ido a Dermatología pero no había nadie disponible.

Y bueno, tú eres dermatóloga y estás aquí.

¿Podrías echarle un vistazo, por favor? Es importante.

-Por supuesto que sí. -Gracias.

-Voy.

-Eh, Mendieta, mantenme informado. -Por supuesto.

-Vale. Pues esto ya está, Pilar. -Gracias.

-Hasta luego. -Hasta luego.

-¡Pilar! ¡Ay!

-Hola, Jimena. ¿Qué tal? -¿Te han dicho ya lo que tienes?

-Me acaban de hacer un TAC,

pero todavía no me han dado los resultados.

Pero para mí, que por lo menos, tengo partido el tobillo.

-¡Puf! Vaya faena. Pero bueno, ¿de lo demás cómo estás?

-Bien, bien. -¿Seguro?

-Sí, sí. Por todo lo demás estoy bien.

-¿Seguro que no te has caído por el balcón?

Porque los vecinos están diciendo eso.

-¡Ay, calla, calla! Los vecinos tienen mucho tiempo

y hablan demasiado. No..., no les hagas ni caso.

-Fue él, ¿verdad?

-¿Quién? -Arnau.

¡Valiente desgraciado! Si es que hay que llamar a la policía.

-¡Ay!, no hay que llamar a nadie. Déjalo estar.

Lo importante es que yo me encuentro bien y ya está.

-Ya. Pero podía haberte matado. ¿Qué es lo que va a ser lo siguiente?

-Mira, estoy un poco mareada.

Déjame sola, necesito descansar, por favor.

Desde que me divorcié, Jimena ha sido mi gran apoyo.

Siempre ha estado ahí cuando la he necesitado.

Es una gran amiga.

Pero... Hay cosas que prefiero no contar y guardármelas para mí.

-Tengo que comunicarle que lo que pretendía cubrir con el tatuaje

no era un lunar. Aparentemente es un melanoma.

Al observarlo de cerca y ver que era una lesión oscura

con bordes irregulares y restos de sangrado,

me he dado cuenta de que no se trataba de un lunar.

Aún tengo que estudiarlo al microscopio,

pero estoy bastante segura de que es un melanoma.

El doctor Dacaret ya tiene los resultados del TAC

que le hizo a Pilar, la paciente con un hematoma en el tobillo.

Tal y como pensaba, en el TAC que le hemos realizado al tobillo de Pilar,

hemos podido ver algo que no apreciábamos en la radiografía,

un hundimiento del fragmento central del tobillo.

No es grave, pero se requiere cirugía para repararlo.

Llaman a la puerta

¡Sí!

Hola, Cabrera. Mira, te quería enseñar esto.

Es el resultado del TAC del tobillo de Pilar.

-Mm. -Y hay que operar claramente. ¿M?

-Pues sí. Hay que operarla. -Eso es.

-Pero bueno, esto, con una cirugía abierta,

se soluciona sin problema, ¿no? -¿Cómo...? No, no, no. A ver.

Cirugía abierta, no. Esto es una clara artroscopia.

¿No lo ves? -Porque lo dirás tú.

A ver. Con una artroscopia,

va a ser bastante complicado acceder a esa fractura.

-Creo que te equivocas.

Porque con una artroscopia se accede mucho mejor,

y aparte se reduce mucho más fácilmente la lesión, Cabrera.

Creo que la artroscopia es la mejor opción,

ya que la cirugía abierta para este caso es más agresiva,

y haría más difícil la reducción del traumatismo.

-Ya, pero mira. Total, no sé para qué decirte nada, tú haz lo que quieras.

Si para eso tú eres el jefe. -A ver, a ver, te estás confundiendo.

Que aquí nadie es el jefe. ¿Vale?

Y puedes dar tu opinión siempre que te dé la gana.

Lo que no entiendo es por qué tienes esta actitud tan arisca últimamente,

porque estoy perdido. No te entiendo. ¿Te ocurre algo?

-Mira. OK. Ya está. Está claro, la artroscopia.

Pero quiero estar presente en la operación.

-Pues si quieres estar presente, vienes a la operación.

-OK. -Muy bien.

-Hasta luego.

-Hola. -Hola.

¿Es verdad que estás trabajando en un caso con Mónica?

-Sí. Bueno, es un tema de Mendieta, pero sí. ¿Has venido por eso?

-No. He venido porque me he leído el informe y estoy espantada.

Me parece que deja en evidencia la gestión del hospital,

y que lo ha hecho alguien con muy mala leche.

Alguien que se quiere vengar del hospital.

Y no se me ocurre a nadie.

He estado pensando en la doctora Oliveira,

que a lo mejor...

-Verás, yo creo que es alguien de perfil más alto que Oliveira.

Además, con muchos conocimientos de gestión

y con muy buenos contactos. -Pero, ¿se te ocurre alguien?

Porque yo creo que a nadie de aquí dentro

le interesa que esto salga a la luz. -Yo creo que tenemos un topo, Lucía.

-Pilar, si tú no tomas medidas, las voy a tomar yo misma.

-No te entiendo, Jimena.

-Pues que si tú no haces algo contra ese animal que tienes por vecino,

voy a ser yo misma quien lo haga.

-Ay... ¡Te he dicho que lo dejes estar, por favor!

-¡Ya, pero es que estás actuando de una manera inconsciente!

¡Es que claro! ¡Tenemos que tomar medidas!

Mira, Pilar, Miguel, mi marido, tiene un amigo policía

que nos puede ayudar. -¡Te he dicho que no hagas nada!

¡Espera al menos a que yo me recupere, por favor!

-Bueno, tranquilízate. Yo lo único que quiero hacer es ayudarte.

-¡Mira! ¡Además, yo no tengo por qué contarte todo

lo que me pasa en mi vida! ¿Está claro?

-Sí. Vale, tranquila. Mm... -Hola. Disculpad.

Hola. ¿Qué tal? Pilar, el quirófano está listo.

¿Preparada? -Sí, sí, doctor. Gracias.

-Pues vámonos.

Tras hacer el estudio de las muestras de la mancha de Alfonso

al microscopio, se confirma el diagnóstico de melanoma.

Lo cual, a su vez, certifica lo que sospechaban los doctores.

La lesión del cerebro es una metástasis secundaria

de este melanoma, como tumor primario.

Me disculpan un momento.

-Verá, si la cirugía va bien,

es muy posible que los síntomas remitan durante bastante tiempo.

Pero en casos como el suyo,

lo más importante es disponer de un apoyo psicológico suficiente.

Aquí le podemos brindar ayuda profesional,

pero también es muy necesario y recomendable

que usted tenga un ambiente adecuado a su alrededor. ¿Está usted casado?

-No, no... Me dejó.

-¿Tiene hijos? -No.

-Mm... ¿Tiene padres? -Murieron los dos.

Soy... Soy hijo único. -Ya.

Mm... No sé, ¿tiene amigos, vecinos, que puedan estar con usted?

-Ah, ah, ah...

Am, am... Michi... Amichi tener, tener en mí.

-Tranquilo. -A... A Mi... A...

-Alfonso, tranquilo. -Al... A...

-Alfonso. -A la...

-Alfonso, tranquilo. Tranquilo. -Mm...

-Tranquilo. -No intente hablar.

-Tranquilo. Tenemos que operar cuanto antes.

Está avanzando... -La...

-Alfonso, tranquilo, tranquilo. No intente hablar. Relájese. Tranquilo.

-El doctor Dacaret tenía razón. Sí.

Tenía razón porque la artroscopia ha sido la mejor opción

para el paciente.

No sé yo si con la fractura abierta que propuse,

hubiésemos logrado una reducción tan exacta de la fractura.

Y tal vez, hubiésemos podido dañar la articulación,

que ya de por sí estaba bastante lesionada.

Pero bueno, no pasa nada.

Como decía mi abuela, vivir para aprender.

Eh... Yo me voy fuera con el doctor. Venga, chicos. Hasta luego.

Dacaret. -¿Sí?

-Sí.

-¿Qué? -Que sí, jefe. Que sí.

Que tenías razón. Que la artroscopia era la mejor opción para el paciente.

-Así me gusta, que lo aceptes. Pero, lo más importante, ¿sabes lo que es?

Que tenemos que opinar los dos.

Y que tenemos que aprender el uno del otro, Cabrera.

-Ya. -¿Vale?

-OK.

-Y otra cosita, ¿me vas a contar ya lo que te pasa?

Porque es evidente que algo ocurre. -Nada, nada. No me hagas caso.

Cosas mías, que están en la cabeza. Que tengo ahí...

-Bueno, si lo necesitas, aquí estoy. ¿Vale? Y...

-OK. -Deja de llamarme jefe. ¿Vale?

-OK, compi.

Alfonso Gutiérrez, que acudió a Centro Médico

creyendo que había perdido tono muscular debido a una caída,

es operado de su metástasis cerebral y su melanoma.

Tras varias horas en quirófano,

la doble intervención de Alfonso resulta un éxito,

y ahora descansa en observación.

¿Qué tal? ¿Cómo se encuentra?

Bueno, como podrá comprobar, hemos extirpado el melanoma,

y hemos conseguido extraer también completamente la masa del cerebro.

¿De acuerdo?

Ahora, va a tener que permanecer en tratamiento con corticoides

hasta que se reabsorba el edema por completo, durante un tiempo,

luego los iremos retirando,

y tendrá que seguir controles periódicos con bastante frecuencia,

dado el alto riesgo de recidiva o nuevas metástasis.

-Gracias. Gracias, de verdad.

Qué paradoja, ¿no?

Yo ahí, fuerte y valiente y sin miedo y vengo al hospital y...

¿Voy a morir? -Eres un valiente, Alfonso.

-¿Voy a morir? -¡No! Decidiste ser menos aprensivo

y te quedaste en el hospital.

Y gracias a eso te han diagnosticado, te han extirpado los tumores.

Piensa que si no hubiera sido así, hubieras podido morir en poco tiempo.

Y sin embargo ahora, la probabilidad de seguir vivo es mucho mayor.

-¿Cómo la probabilidad? ¿Que tengo probabilidad? ¿Qué porcentaje?

No sé. ¿Podrían decirme algo? ¿Porcentaje, algo?

-Alfonso, esto no lo podemos precisar.

-Pero tengo probabilidad, ¿no? Bien.

Pero lo que está claro es que no me voy a volver a hacer

ningún tatuaje más. Eso está claro, ¿no?

Me han encontrado dos tumores con uno, capaz es...

Si me hago otro, me... No sé, se me infecta o...

Y me cortan la pierna o el brazo o...

O me encuentran más tumores, no lo sé.

Lo que está claro es que... Me voy a hacer una camiseta.

Que ponga, no sé, ¡Adelante! O... O a por todas. O valiente.

Valiente. -Muy bien.

Ánimo. ¿De acuerdo? -Vale.

Le veo luego. -Sí, hasta luego.

Pilar, la paciente a la que le realizaron una artroscopia

en el tobillo, ya se recupera en la habitación.

Y nada, finalmente me ha dicho que la operación ha sido un éxito.

¿De acuerdo? Ha ido todo muy bien.

En unas tres semanas aproximadamente, podrás empezar con la rehabilitación,

sin carga.

-¿Y cuándo recuperaré la movilidad del tobillo?

-Pues en unas ocho semanas aproximadamente,

podrás empezar la rehabilitación con carga.

Y ya verás que poco a poco podrás ir haciendo vida normal.

¿De acuerdo? -Muchas gracias, doctor.

-La rehabilitación es un proceso imprescindible

para recuperar la movilidad y la musculatura de un miembro

que ha sido sometido a operación.

Si usted está en pleno proceso de rehabilitación,

es importante que cumpla a rajatabla todas las indicaciones

que le da el fisioterapeuta, para conseguir el mejor resultado posible.

Cualquier cosa que necesites, ya sabes dónde estoy. ¿De acuerdo?

-Gracias.

-Hola. -Hola.

-Bueno. Os dejo solas. Hasta luego. -Gracias, doctor.

-Hasta luego.

-¿Qué? ¿Cómo va ese tobillo? -Parece que un poco mejor.

Pero aún tengo molestias. Dicen que es lo normal.

-Bueno. Menos mal.

Oye, yo quería decirte que no he llamado a nadie.

-Gracias. -Como me pediste.

Que, por todo lo demás, bien, ¿no? -Sí.

Creo que soy yo la que te tiene que pedir disculpas,

porque he dejado que te preocupes, y no te he contado todo de una vez.

-¿Contarme, qué?

-Pues... Que es verdad que sí que me caí,

pero me caí yo sola. Nadie me empujó.

-Pero, ¿que te caíste desde el balcón?

-Sí. Estaba limpiando los cristales, por la noche, y me resbalé y me caí.

-¿Limpiando cristales? ¿Por la noche? ¿Pero eso no te lo hace Lupita?

-¿Lupita? Hace dos semanas que la he tenido que despedir.

Ay... Ay... ¡Que no tengo un duro, Jimena! Que...

Porque Pedro lleva meses sin pasarme la pensión y...

Y además, limpio los cristales por la noche para que no me vea nadie.

Y me pongo los mejores vestidos para engañarme a mí misma

y pensar que sigo en la misma situación.

-Ay, pero Pilar, por Dios. ¿Cómo no me lo has contado antes?

-Pues porque me daba vergüenza.

Porque no quería que sintieras pena por mí. Por eso.

-¡Ay, Pilar! ¡Pero por Dios!

Tú y yo somos amigas en lo bueno, en lo malo, en lo regular.

-Yo siempre he vivido muy bien, con todas las comodidades.

Con lo que yo he sido.

Pero mi vida cambió de repente en los últimos meses.

Y lo peor de todo es que me siento una idiota

por no ser capaz de afrontar la realidad.

-Qué bobona eres. Pero mira, me alegro que me lo hayas contado.

Porque a partir de ahora,

tú vas a volver a ser la señora que eras antes de conocer a ese imbécil.

¿Vale?

-Gracias. -De nada.

Ay, qué tonta.

-¿Qué pasa, socio? -Hola, Cabrera. ¿Qué tal?

-¿Qué tal? Aquí estamos. Oye, una preguntita,

¿sigue en pie eso de poder contarte cualquier problema que tenga?

-Ah, por supuesto que sí, lo que quieras.

- Yo es que tengo un problema personal, compadre,

y la verdad que me es muy difícil hablar de esto.

Quiero saber si puedo confiar en ti. ¿Puedo hacerlo?

-Sí, ya lo sabes. Dime. -Mira, compadre.

Es que para mí esto es muy complicado, poder hacerlo.

-Cabrera, te necesitan en Reanimación.

-Sí. OK, Luz. Ahora voy. -¿Puedes bajar ya?

-Sí, sí, sí. Ahora voy para allá.

-Gracias. -A ti.

-Mm... Lo dejamos para otro día. ¿OK? -¿Vale? Como quieras.

-Gracias.

-¡Mendieta! Eh... ¿Tienes un momento?

-Sí. ¿Qué pasa?

-Eh... Nos gustaría poder hablar contigo un momentito.

-¿Por qué tengo la sensación de que esto es algún tipo de encerrona?

-No. Lo que queríamos saber es si la encerrona

nos la estás haciendo tú a nosotros.

-¿Qué quieres decir?

-¿Sabes algo de este informe?

-No. No tengo ni idea de qué es esto.

-Verás, me gustaría saber si eres tú

el que está filtrando toda esta información

y está malmetiendo contra la comisión gestora.

Sobretodo porque este holding se quiere hacer con el control

de Centro Médico. -Landó, se lo repito,

es la primera vez que veo este informe,

y no sé nada de ningún holding.

Y me parece muy ruin que me estéis acusando sin pruebas.

Es cierto, sí. No me gustó nada cómo se llevó el tema de las elecciones,

y me gusta aún menos cómo se está gestionando este centro.

Pero yo nunca vendería el hospital de esta forma.

Aunque bueno, quizás es algo que no podría decir de vosotros.

-¿Qué te pasa? -Pues tiene muchos vómitos

hace dos días, y náuseas, y dolor en el abdomen, ¿verdad?

Elsa, ¡pero ¿cómo no me has dicho que estaba aquí tu novio contigo

en España?!

Anda, que hemos pasado de no conocernos

a vernos prácticamente a diario, ¿eh?

Ay, pues no lo estoy disfrutando nada, ¿eh?

-Estoy como... Decepcionada con Isaías, ¿sabes?

Es como que... Que me siento que me trata como a su secretaria.

-Ya tengo los resultados de las pruebas.

Lo que ha sucedido es que se ha roto un uréter.

Mediante laparoscopia, lo que harán será extraer la piedra,

y después reconstruir la vía urinaria.

-¿Vas a seguir haciendo como si no me conocieras?

¿No vas a hablarme, Andrea? La última vez fue en Afganistán.

-Sí. Porque íbamos a vernos otro día, pero tú no apareciste.

-¡Ay! -Lo siento. Le pido disculpas.

-Disculpas. Y con eso todo arreglado, ¿verdad?

-Te vamos a dar oxigenoterapia hiperbárica.

Es decir, te van a meter en una cámara,

con la presión mucho más alta

para que te llegue más oxígeno a la sangre.

-¿Y ya está? Ahora que estoy fuera de peligro, ¿te vas a ir?

-Yo no he dicho que estés fuera de peligro.

-Por mi culpa se hizo daño el doctor Mendieta.

Yo le diré al jefe cuando me avise, para despedirme.

-Lo siento, pero... Voy a tener que dar parte a la comisión.

Subtitulación realizada por Mercedes Escudero.

  • Centro médico - 14/06/17 (2)

Centro médico - 14/06/17 (2)

14 jun 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 14/06/17 (2) " ver menos sobre "Centro médico - 14/06/17 (2) "
Programas completos (746)

Los últimos 759 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios