www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4476940
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 14/02/18 (2) - ver ahora
Transcripción completa

Lara acude a la consulta del doctor Landó

para consultarle algunas dudas que tiene sobre su vida sexual.

Hola. ¿Qué tal? Soy el doctor Landó.

Sentaos, por favor.

-Hola. -Gracias.

-Esto, Lara: Que me acabo de acordar

que tengo que hacer una llamada de..., de curro importante.

¿Eh? Si no te importa, pues...

Pues te espero fuera. -No te preocupes, papá.

-¿Vale?

-Vivo con mi padre y con mis 3 hermanos.

Compartimos un montón de cosas y nos llevamos genial.

Nos gustan las pelis de acción. Nos gustan los deportes.

Pero soy la única mujer en la casa

y hay ciertos temas de chicas que no se tocan.

Y, aunque yo estoy siempre de consejera para ellos,

yo tengo un problema de difícil solución.

¿Quién me ayuda a mí?

Bueno, Lara. Pues dime: ¿Qué ocurre?

-Yo vengo porque...

estoy teniendo problemas con mis relaciones íntimas.

Como que no me siento a gusto.

A ver.

Yo, cuando hablo con mis amigas, ¿no?, sobre...,

sobre el tema del sexo,

ellas me dicen que es placentero,

que no..., que les gusta, que lo disfrutan,

pero es que a mí no me gusta.

Yo no..., no lo disfruto.

De hecho, cuando lo hago con mi novio, hasta me duele.

Ya. Eh...

¿Recuerdas haber tenido algún tipo de enfermedad genital?

-No. No, ninguna.

Vale.

Y cuando mantienes relaciones con tu novio,

dices que es cuando te duele.

Pero ¿es mucho dolor o poco dolor?

-Me duele mucho.

¿Te duele también cuando te cambias los tampones?

Si es que los usas.

-No, no los uso porque no me ha venido la regla.

¿A qué te refieres? ¿Que tienes algún retraso?

-No, que no me ha venido nunca la regla.

(Música)

¿Lara, tú cuántos años tienes?

-Yo, 19 años.

Pues sabes que hace por lo menos cinco o seis años

que tenía que haberte venido la regla.

¿Esto nunca te lo has hecho ver?

-Es que a mis amigas, a algunas también les vino tarde...

No sé.

Yo... Sinceramente pensaba que era normal.

Es bastante común que algunos padres y madres

no sepan cómo tratar la regla de sus hijas.

Lo importante es anticiparse a la situación,

y que la menstruación no nos pille por sorpresa.

Hablar con naturalidad.

Sin metáforas. Abiertamente.

Es importante.

Así la situación se normaliza y es lo menos incómoda posible.

¿Tu familia sabe esto?

Te lo digo porque tendría que haberte visto un médico.

-No, mi padre no sabe nada.

Si ya ha visto cómo ha salido corriendo cuando...,

cuando ha visto dónde estábamos.

Y no tengo madre, así que no.

Vaya. Lo siento.

Bueno, pues vamos paso a paso.

Mira. Por favor: Pasa al potro,

que te voy a hacer una exploración.

¿De acuerdo?

En la exploración física,

me han llamado la atención varias cosas:

por un lado, la ausencia de vello corporal,

y por otro, que los labios vaginales están algo atrofiados.

Podría tratarse de una patología genética,

así que vamos a realizar una ecografía abdominal

para recabar más información.

(Música)

-¿Qué? ¿Ya está?

-Papá: Me han dicho los médicos que me quieren hacer unas pruebas.

-Ya. Pero ¿estás bien?

-Pues a ver, papá: Si me quieren hacer unas pruebas,

bien, bien no estoy.

-¿Y qué te pasa, Larita?

-Que me ha dicho el médico que...,

que a mi edad no es normal que no me venga la regla.

-Pero a ver. O sea, que no tienes la regla.

-No, papá, no tengo la regla.

-Embarazada. Tú lo que estás es embarazada.

-Papá, que no estoy embarazada.

Que no he tenido nunca la regla.

-Ah, ¿no? -No.

(Música)

La fisioterapeuta Marta Palacio

ha encontrado a su amiga Nuria inconsciente

y con mordeduras en las piernas, y la ha traído a Urgencias.

-Me la he encontrado así, en medio del campo.

-Tiene la piel seca y caliente. Parece deshidratada.

¿Qué más me puedes contar?

-Pues no lo sé. Es que no sé qué ha pasado.

-Venga, vamos.

-Me la he encontrado así. -Hay que llevarla a Reanimación.

-Pues unas amigas y yo habíamos quedado en una casa rural

para hacer un rol en vivo,

y el tema era Sherlock Holmes.

El caso es que, bueno:

Ellas han ido a por algo de comer para el finde,

y cuando he visto que no volvían,

pues las he estado llamando, pero no me lo cogían,

y las he ido a buscar y solamente he visto a Nuria.

Y ahora mira cómo está.

Y de la otra, pues no sé nada.

No sé qué ha podido pasar.

Lo siento.

-Tiene taquicardia y taquipnea.

-Está hipotensa y 40 de temperatura.

-¿40 de fiebre?

-¿Qué buscas?

-Estoy buscando por si tuviera hematomas,

por si se hubiera dado un golpe en la cabeza.

Pero no parece que tenga.

-¿Y qué puede tener?

-Hombre. Pues por la fiebre, la hipotensión, la deshidratación,

la piel como la tiene, tan caliente y seca,

y visto dónde la habéis encontrado, parece un golpe de calor.

Lo suyo es que estuviera consciente para que nos contase qué ha pasado.

Para no sufrir un golpe de calor, además de hidratarse bien,

es importante evitar la exposición solar

durante las horas centrales del día.

También es recomendable llevar ropa transpirable,

y por supuesto, prestar especial atención a los niños

y a las personas mayores porque son más vulnerables.

Parece una mordedura, ¿no?

-Sí. Parece una mordedura.

(Música)

-Bueno, vamos a ir por partes.

Primero hay que bajarle la temperatura.

Voy a necesitar que le pongas una vía con hidratación,

que le hagas un sondaje vesical y recojas la orina de 24 horas,

monitorización, gafas nasales, hay que curarle la mordedura,

y de pruebas, necesito una analítica de sangre y de orina y un electro.

-Muy bien, doctora.

(Música)

A través de una ecografía abdominal,

el doctor Landó busca el motivo del escaso desarrollo genital de Lara.

Bueno, Lara.

Pues tus riñones y los otros órganos se encuentran bien.

Te lo digo porque hay veces que, cuando hay problemas

en el desarrollo genital,

estos órganos se suelen ver afectados, ¿eh?

Pero no es tu caso.

-¿Entonces?

Límpiate. Que hemos terminado.

Mira. Entonces, ahora lo que vamos a hacer es una ecografía ginecológica.

¿De acuerdo?

Para tener más información.

La ecografía es bastante esclarecedora.

Se confirma la ausencia de útero y de ovario

y trompa de Falopio izquierdo.

Los del lado derecho parecen estar intactos.

Esto me hace sospechar qué es lo que le pasa a la paciente.

Un diagnóstico bastante delicado.

-Pero ¿cómo que estoy vacía?

Vamos a ver, Lara. Eh...

No quiero decir que estés vacía del todo.

Sino que hay la ausencia

de una serie de órganos del aparato reproductor.

En tu caso, ahora lo aconsejable sería hacer un estudio,

tanto hormonal como cromosómico,

para averiguar si el problema es de origen genético.

Así que te voy a tomar unas muestras,

y las pruebas estarán en unos días.

Así que cuando estén te llamarán

para que vengas a recoger los resultados.

-Pero espera, porque esto es muy fuerte.

Si no tengo órganos reproductores,

no voy a poder tener hijos.

De forma natural, no.

Así que, si más adelante te planteas la posibilidad de ser madre,

tendrás que estudiar otro tipo de posibilidades,

como es la adopción.

-Lo que me faltaba.

(Suspiro)

-Venga, venga, venga.

Otra vez el contestador. No me lo puedo creer.

Sonia, por favor: Cuando oigas y leas los mensajes,

vente a mi hospital directamente. Es urgente.

-¿Qué? ¿Sabes algo?

-Nada. La hermana no me lo coge.

Y a mis amigas, tampoco.

-¿Y los padres?

-No tiene padres. Murieron hace años.

Y la única persona que se me ocurre así, más cercana, es el cuñado,

pero es que está de viaje.

-¿Y no tienes ni idea de qué es lo que ha podido pasar?

-Nada. Pero se me ocurren muchas teorías.

Y todas malas, la verdad.

Un... atraco.

Un secuestro... No sé.

-Bueno, no... No te preocupes, tranquilo.

Sí, ya hablaremos luego. Sí, luego te llamo.

-Bueno, ¿qué? ¿Qué ocurre? ¿Qué te han dicho, cariño?

-Que no vas a ser abuelo.

Al menos no por mi parte.

-Pero no... No te entiendo. ¿Qué quieres decir?

-Vámonos de aquí, por favor. Te lo explico en casa.

-Ok.Como quieras. Pero antes pasamos primero por la tienda,

a coger los guantes de Toni, que me han llamado, que ya están.

-¿Es que no entiendes que por una vez la que necesita que la cuiden soy yo?

-Bueno. Vale, vale, disculpa. Disculpa, Lara.

-Anda, vámonos de aquí.

-Vamos. ¿Estás bien?

(Música)

La enfermera que ha atendido a Nuria

se está encargando de bajarle la temperatura con métodos físicos.

-Para el enfriamiento se aplican compresas frías,

preferentemente con hielo,

sobre todo en cuello, axilas e ingles.

También se emplean ventiladores

colocados directamente sobre el paciente,

hasta que la temperatura baja a los 38 grados centígrados.

Paralelamente, para tratar las mordeduras,

primero se lavan las heridas y después se desinfectan.

Pues muy bien, Mar.

-En cuanto termines con la herida,

hay que ponerle antibióticos

y la vacuna antirrábica y la del tétanos.

-Muy bien, doctora.

(Música)

-Mar. Está convulsionando.

Coge una ampolla de diazepam de diez miligramos.

-Sí. Sí. -Yo cojo la cánula.

-¿Cómo está?

-Bien, bien.

Ya ha dejado de convulsionar, ¿eh?

La tenemos estabilizada.

Pero tenemos que hacerle un TAC craneal y otras pruebas

para comprobar que no haya secuelas neurológicas. ¿M?

Oye. Que el gorro te queda muy bien con los ojos, pero...

Pero igual ya te lo puedes quitar.

-Ay, es verdad. Es que no me he dado cuenta.

Es que estoy supernerviosa,

y entre las llamadas y todo no me ha dado tiempo.

Oye. Que tengo que enseñarte una cosa.

-¿El qué? -He encontrado...

A ver. Es un ticket de un bar. ¿Vale?

Y... me he metido en Internet, he llamado,

y Sonia y Nuria han estado allí tomando algo.

-¿Y? -¿Cómo que y?

Pues que...

Que primero: No son de tomar nada,

y segundo: Que tenían prisa para hacer la compra.

Que no me cuadra que estuvieran allí tomando algo tranquilamente.

Que las han podido secuestrar o yo qué sé.

Y Nuria a lo mejor ha podido escapar.

-Marta: Relájate.

Que se te está subiendo el disfraz de Sherlock a la cabeza.

Vale.Ya verás cómo no ha sido nada.

Venga. Vete a cambiar. Anda.

-Vale, sí. Gracias.

Hombre! ¡Dichosos los ojos!

¡Que llevo sin verte todo el día!

He estado a tope.

Es el único ratito que he tenido para tomar un...,

un poquito de aire.

Ya. Y para no hablar con más gente acerca de Berta, ¿no?

¿Cómo? Ya. Ya sé por dónde vas.

Vamos a ver, Javier.

¿Cómo se te ocurre hablar con Lucía de ella?

Lo siento.

Mira, si hubieras preferido decírselo tú, se me escapó.

Hombre, pues sí.

Este tipo de cosas, preferiría contárselas yo a mi exmujer. ¿No?

Sí, si te entiendo.

Pero, como dices que es una amiga y...

Y además me alegra tanto verte así...

Así, ¿cómo?

Pues así de ilusionado, Ramón.

Parece que te han quitado diez años de encima.

¿Ahora qué pasa? ¿Que me estás llamando viejo?

Por favor.

Oye. Por mi metedura de pata,

¿qué te parece si tomamos algo después?

Pues estaría genial.

Pero es que he quedado con Berta para ir a un concierto.

¿Un concierto? ¡Mira!

¿Y de qué? ¿Clásico, jazz?

No, no, no.

Un grupo de amigos de ella, que hacen Indi-Rock o algo así. No sé.

O sea: Que el siguiente paso es de campa...

-Hola. Hola, ¿qué tal?

-Bueno, ¿qué? ¿Preparado para mover los pies?

Pues sí. Sí que lo estoy, sí.

Pues nada, que... Que os divirtáis.

Oye: Que diez años no. 20.

Anda. Son cosas nuestras.

(Música)

La doctora Marco le está realizando un TAC craneal

a la paciente con un golpe de calor y que ha presentado convulsiones.

-Con respecto al resultado de las pruebas,

el TAC craneal es normal,

el electrocardiograma confirma la taquicardia,

y la analítica de sangre y de orina

muestran alteraciones en el hígado y en los riñones.

Muy probablemente causadas por el golpe de calor.

Pero ahora que por fin Nuria está consciente,

podremos saber qué es lo que le ha pasado realmente.

¿Qué tal?

Nuria, siento molestarte.

Pero es que es muy importante

que nos cuentes qué es lo que ha pasado.

-Pues...

había ido con mi hermana a hacer la compra

para el fin de semana, y...

Bueno.

Discutimos, y...

-¿Por qué?

-Nada. Por una...

Una tontería de un abrigo que le cogí sin permiso.

-Bueno, eso no es lo importante ahora.

Sigue contándonos.

-Pues... eso, discutimos, y...

me dijo que me bajara del coche.

Y me dejó allí,

y yo empecé a andar buscando una sombra

porque hacía muchísimo calor,

y me empecé a encontrar mal,

y pensaba que era por...,

por el calor y seguí andando,

y luego, crucé por esa finca y...

Y me mordió un perro.

Y ya no me acuerdo de más.

-Pues sí que parece que ha sido un golpe de calor.

Vamos a continuar con el mismo tratamiento.

-A ver, Nuria. Una cosa.

Algo más tiene que haber pasado.

Porque...

De verdad: No me puedo creer que tu hermana

te deje abandonada por un abrigo. Me parece exagerado.

-Ya sabes cómo es.

-¿Y qué hacíais en ese bar?

-Teníamos sed.

-¿Y dónde está tu hermana?

-No sé.

Yo solo espero que Sonia esté bien. Se fue muy enfadada, pero...

Espero que esté bien.

(Música)

Lara, la paciente con un problema de desarrollo en su aparato genital,

regresa a la consulta del doctor Landó

para conocer los resultados de su estudio genético.

Suso: Siéntese.

Eh... ¿Cómo estás, Lara?

-Un poco preocupada, la verdad.

Desde que me contó todo lo que me pasa y eso no...

No he podido dormir muy bien, la verdad.

Me imagino.

Eh... Bueno.

Deciros que tengo ya los resultados. ¿M?

-Sí, no, no se preocupe.

Que ya le he puesto al...,

al tanto de todo y...

Y quiere estar presente.

-El otro día, Lara ya me comentó en casa lo que...,

lo que le pasa ahí.

A mí todo esto me viene muy grande, doctor.

Yo...

Yo, si su madre siguiera con nosotros, pues...

me resultaría un poquito más fácil.

¿Me entiende? Sí, claro que sí. Le entiendo.

Bueno, pues... os cuento.

El diagnóstico está confirmado.

Lara tiene lo que se conoce como síndrome de Morris.

-¿De Morris?

El cariotipo de la paciente,

es decir, su carga genética, es la de un hombre.

Es XY, en lugar de la que debería,

en su caso, como mujer, que debería ser XX.

-A ver. Lara es una mujer. ¿Eh?

Le gustan las chicas, pero es una mujer.

-Pero perdona, papá: ¿Cómo que me gustan las chicas?

-Vamos. Digo yo, ¿no?

Bueno. A ver.

Tanto tus hermanos como yo, pensamos que...

Que vamos. Que te gusta el fútbol.

Te gusta el boxeo. No se te conoce novio.

Nunca estuviste con un chico. Pensamos que eras gay.

Gay se dice, ¿no, doctor?

-Pero bueno, madre mía. Es que alucino, papá.

¡Que tengo novio, papá!

No te he hablado de él y nunca le he llevado a casa, pero tengo novio. Sí.

-Mi primera noticia. Perdona.

-Por favor, cuente...

Cuénteme más sobre esto porque... me va a dar algo.

-Bueno, tranquila.

Verás, Lara.

De lo que estamos hablando con este síndrome

es que, genéticamente, eres un hombre.

(Música)

-Esto es una broma de cámara oculta, ¿no? ¿O qué?

Para que en un hombre se produzca un desarrollo sexual completo,

es necesario que la hormona masculina,

es decir, la testosterona, se imponga y actúe.

Cuando hay una resistencia

o un rechazo a la acción de esta hormona,

son las hormonas femeninas las que se imponen.

Provocando que haya caracteres sexuales femeninos externos.

(Música)

Pasadas unas horas, el cuadro clínico de Nuria,

la paciente con un golpe de calor, se ha agravado.

-Lo siento.

(Pitidos)

Estaba borracha.

-La temperatura es de 37,8.

-¿Pero entonces qué tiene?

Porque le ha bajado la fiebre; pero sigue desorientada.

-Y ha vomitado varias veces.

Podría ser una intoxicación.

-¿Entonces no es un golpe de calor?

-Podrían ser las dos cosas.

Lo que pasa es que la intoxicación tarda más tiempo en dar la cara.

-¿Y ahora qué vas a hacer?

-Marta: Tranquilízate.

Vamos a ingresarla en la UCI. ¿M?

Quiero unos análisis de sangre, de tóxicos, y también en orina.

Para ver si encontramos algo.

Y Mar: Como no sabemos con qué ha podido intoxicarse,

quiero que le hagas un lavado gástrico y un lavado de piel.

-Madre mía, madre mía. Y su hermana sin aparecer.

Es que esto no es normal, de verdad. Voy a llamar a la policía.

-Espero haber llegado a tiempo,

porque una intoxicación puede provocar un fallo multiorgánico y...

Y puede llegar a ser muy grave.

-Si tengo cromosomas de hombre...

¿Cómo es que no tengo pene?

A ver, Lara:

Del síndrome de Morris, existen dos variantes.

El completo y el incompleto.

Tu caso, concretamente, es el completo.

El cual impide el desarrollo del pene,

así como otra serie de órganos sexuales masculinos.

-¿Y esto me...,

me va a suponer a mí algún problema más, o...?

Verás, en tu caso, lo adecuado sería

hacer, quirúrgicamente, una reconstrucción de la vagina.

De este modo, ya no sentirías dolor

al tener relaciones sexuales.

-Entonces, doctor:

¿Me tengo que operar, o...?

Sí. Es lo más conveniente.

Verás. Realizaríamos una laparoscopia,

para corroborar cuál es el estado de todos los órganos,

sobre todo el aparato reproductor,

y extirparíamos aquellos órganos que no son funcionales.

¿De acuerdo?

Para evitar que se "malifiquen"

porque eso sería bastante peligroso.

Por otro lado. Lara:

Sería importante,

y te lo digo por experiencia en estos casos,

sería importante que hablaras con la psicóloga del centro.

¿De acuerdo?

Se llama Lucía Velázquez,

yo hablaré con ella para que te busque un hueco,

porque yo creo que su apoyo es importante

para que vayas asimilando toda esta nueva situación.

¿De acuerdo?

-Me parece bien.

-Silvia. ¿Dónde estabas?

Te estaba buscando por todo el hospital.

-¿Has llamado ya a la policía?

-Sí. Y también he llamado a la guardia Civil

del pueblo en el que estábamos, a ver si pueden dar con ella.

-Yo todavía no tengo los resultados de los tóxicos.

Estaría bien saber con qué se ha intoxicado.

-No paro de pensarlo, de verdad.

Es que no sé qué ha podido pasar.

Me vas a llamar pesada. Pero...

¿Y si han secuestrado a Sonia? ¿Eh?

-Marta, tranquila, por favor. No te pongas en lo peor.

-Oye: ¿Qué te pasa? Estás un poco rara.

(Mensaje)

-Tengo una paciente que ver en Triaje.

Te veo luego.

(Pitidos)

Pues ya estoy aquí.

-Buenas. -¿Qué tal? Cuéntame qué te pasa.

-Pues...

me duele bastante la cabeza,

y he vomitado toda la mañana y...

Estoy como asfixiada, como que...

Tengo un malestar ahí, como general. No sé.

-¿Podrías estar embarazada? -No. No, no.

-¿Has comido algo que tú crees que esté en mal estado, o...?

-Mmm... No, yo creo que no.

Lo único que he encendido el móvil,

en este rato, y he recibido un mensaje de Marta Palacio,

que trabaja aquí, que es amiga mía,

que me ha dicho que..., que viniera rápido.

Tengo un montón de llamadas perdidas suyas.

-¿Tú eres la hermana de Nuria? -Sí.

(Música)

Tras la petición del doctor Landó,

Lucía atiende a Lara: la chica con síndrome de Morris.

-Yo, por ejemplo, justamente por eso, siempre...,

siempre he sido consciente

de que en mi casa me han tratado casi como un hombre.

Y... Y a ver.

Es normal, porque he crecido con...,

con mi padre y con mis hermanos,

y las únicas figuras femeninas que he tenido en mi vida,

pues han sido mis amigas y sus madres.

Lo que pasa es que, en ese sentido,

siempre me he sentido un poco, un poco sola.

Y un poco incomprendida porque...

Justamente porque no tenía a nadie con quien hablar de nada.

De nada de estos temas.

Y por ejemplo: Ahora mismo, que...,

que estoy en todo este jaleo,

que no sé si soy hombre, no sé si soy mujer,

pues no voy a tener a nadie con quien hablar.

Porque los brutos de mis hermanos y de mi padre

no se van a enterar de absolutamente nada.

Y no me voy a poder quitar de la cabeza que soy medio hombre.

-Lara: Si tú te sientes mujer, eres mujer.

Lo demás ya te lo ha explicado el doctor.

Que tus órganos externos son femeninos.

Vale, una cosa es el genotipo.

Que es la información genética que tenemos,

en la que tú tienes unos atributos masculinos.

Pero luego, el fenotipo,

es lo que se ha desarrollado, es femenino.

Entonces, tú eres una mujer.

Lo único que cambiaría con la operación

es que disfrutarías más de la penetración.

Pero eso también lo tienes que pensar,

porque realmente el sexo no es solo penetración,

y tus órganos externos están perfectos.

-Sí. Sí, porque la verdad que con...,

con todo este tema, tengo muchísimas preguntas.

-Bueno, pues voy a intentar ayudarte a resolverlas. ¿Vale?.

-Vale.

-Por los síntomas, tú también podrías estar intoxicada,

igual que tu hermana.

Pero en menor medida, claro.

¿Comisteis algo en aquel bar?

-No. No.

-¿Y en el campo, comisteis alguna fruta o tocasteis algo?

-Estuvimos cerca, todo el rato, de un maizal.

-¿Ahí es donde la dejaste tirada?

-Sí.

-A ver. El maizal podría haber estado fumigado con algún tipo de herbicida,

y tu hermana estuvo allí más tiempo.

Así que estuvo más tiempo expuesta.

-¿Y qué tenemos que hacer ahora?

-Ahora voy a hacerte un análisis de tóxicos,

como ya le hemos hecho a tu hermana.

Y en cuanto sepamos el tóxico, te pondremos un antídoto.

Mientras tanto, no te preocupes,

porque vamos a darte medicación para los síntomas.

-Vale. ¿Y mi hermana está mejor, o...?

-Vamos a ver cómo evoluciona. -Vale.

-Pues venga. Hasta ahora. -Gracias.

-Hasta ahora. -Hasta ahora.

-Ay... -Qué susto me has dado.

-Ya.

-Bueno. Ya he retirado la denuncia de la policía,

y he avisado a las chicas.

Lo que... no me cuadra es...

que la hayas dejado tirada por un abrigo. Es que no sé.

-¿Te ha dicho que la dejé tirada por un abrigo?

-Sí. ¿Por qué?

-No me lo puedo creer, Marta.

-Pero ¿qué ha pasado, entonces?

-No la dejé tirada por un abrigo.

-¿Entonces?

-Le dejé tirada porque se ha acostado con mi novio.

-¿Qué?

-No, y lo peor no es eso.

Lo peor es que le conté que Agus me pidió matrimonio,

con toda mi ilusión,

y de repente me lleva a un bar de mala muerte,

y ahí me cuenta que se ha acostado con mi novio.

Y por eso la dejé tirada.

Al principio no supe ni cómo reaccionar.

¿Vale?

Y ahora, de repente, me cuenta esto.

-Tranquila. ¿Vale?

-No sé qué voy a hacer yo ahora.

(Música)

-No, pues eso. Que si... está muy guay...

Sí, claro que sí. -Pero si no...

¡Hola!

Bueno, ¿de dónde viene la parejita de moda?

Pues de desayunar.

-Sí, nos hemos tomado el desayuno de los campeones.

No hay nada mejor que madrugar,

levantarse temprano para tomar un buen desayuno antes de trabajar.

-Bueno, y para empezar el día en buena compañía, ¿no?

Encima que te acompaño... Que sí, que sí.

-Bueno, yo me voy, que llego tarde a una entrevista.

Oye. Te veo luego, en la reunión de rehabilitación.

-Vale. Venga, buen día.

Suerte. Adiós. -Gracias.

Eh... Ramón, ¿te puedo hacer una pregunta?

Que solo somos amigos. No, no, no, no es eso.

¿Hay algún día que no os veáis?

Pues mira.

La verdad es que, entre las reuniones de rehabilitación,

quedar para cenar, algún que otro cine, amigos...

Pues sí. Creo que nos vemos todos los días.

Sí.

¿Qué pasa?

¿Te has mirado al espejo hoy?

Sí, esta mañana, cuando me duché. ¿Por?

Mm... Te falta cara para tanta sonrisa.

Anda. Tira, que encima vamos a llegar tarde.

(Música)

A la espera de los resultados de los análisis de tóxicos

que le han realizado a Nuria y a Sonia,

la doctora Marco explora a Nuria,

que parece que ha tenido una mejoría.

-Parece que está mejor

después de las dosis de carbón activado, igual que tú.

Ya tengo los resultados de los análisis toxicológicos,

y han dado positivo para compuestos químicos organoclorados.

Es un pesticida que está prohibido en España,

y prácticamente a nivel mundial.

Porque es una amenaza para la salud pública.

De hecho, es que es rarísimo que se utilice.

También porque es muy difícil de encontrar.

Yo creo que nada más que se puede adquirir en el mercado negro.

-Pues sí que es mala suerte.

-Para este compuesto no hay antídoto.

Lo único que podemos hacer

es tratar las convulsiones con diazepam,

en caso de que se vuelvan a producir.

-Pues espero que no me vuelva a pasar.

-¿Tenéis alguna duda, alguna pregunta?

-No. -No.

-Bueno. Pues entonces me marcho.

-Os dejo, chicas. ¿Eh?

(Música)

-¿Dónde has dejado mi coche?

-¿Me sueltas lo que me has soltado,

y me dices que dónde he dejado tu coche?

-Lo siento mucho, Sonia.

Sé que es egoísta porque no podía vivir con eso

y tenía que decírtelo.

Por favor, perdóname.

-¿Por qué lo has hecho?

-No lo sé. Estábamos...

Fue una tontería, Sonia, estábamos muy borrachos. No...

Te quiero mucho.

(Música)

Lara, la paciente con síndrome de Morris,

se somete a una intervención para extirpar y reconstruir

parte de sus órganos reproductivos.

La reconstrucción de la vagina de la paciente ha sido un éxito.

Sin embargo, durante la intervención hemos confirmado ciertos aspectos,

que luego tendré que comentar con la paciente.

(Llaman a la puerta)

-Hombre, doctor.

Hola. -Hola.

Lara: ¿Cómo estás? -Bien.

Bueno. Os cuento.

La operación ha ido muy bien, ¿eh?

Y hemos realizado la reconstrucción de la vagina.

¿De acuerdo?

En la laparoscopia,

hemos confirmado la ausencia de útero,

y hemos extirpado tanto el ovario como la trompa de Falopio izquierda.

Verás: Eh...

A continuación, lo que se suele hacer es llevar este material

a Anatomía Patológica para su estudio,

y hemos confirmado el diagnóstico.

Es decir, tenías un ovoteste.

Un ovoteste es una glándula genital

compuesta por tejido testicular y ovárico.

Lo que nos confirma que no podrás tener hijos.

-No, si la...

La psicóloga ha empezado ya a ayudarme con eso.

Ah. Pues estupendo.

No dejes de ir a las sesiones. ¿Eh?

Muy bien.

Veréis. Otra cosa más:

Eh... Debido a las malformaciones genéticas que tenías,

es lo que provocaba las hemorragias. ¿De acuerdo?

A partir de ahora vas a tener que ir haciendo dilataciones mecánicas.

¿Eh? Hasta que toda la zona cicatrice.

Luego vendrá una enfermera

para traerte el dispositivo necesario para hacerlas.

Es importante

que, durante el período en que todo esté ya cicatrizado

y bien, no mantengas relaciones sexuales.

-Vale.

Hasta que toda la zona esté cicatrizada. ¿De acuerdo?

En un par de meses, estarás perfectamente bien.

-Gracias, doctor. ¿De acuerdo?

Os dejo solos. -Muchas gracias.

¿Eh? Descansa.

-Bueno.

Esto, Larita. A ver, cómo te digo yo.

Que te quiero pedir disculpas

por no haber sabido manejar mejor todo esto.

Bueno. Esto y ninguna de tus cosas, ¿no?

-No te preocupes, papá.

Si yo entiendo que...

Que no debe ser fácil.

Y no sé.

Si hubiera habido otra figura femenina en casa, pues...

Pues todo habría sido más sencillo, ¿no? Pero...

Mamá se fue cuando yo nací y...

Fue por mi culpa y tengo que aceptarlo.

-¿Cómo, cómo, cómo? No, vamos a ver, cariño.

En ningún caso es culpa tuya. ¿De acuerdo?

Pero ni jamás lo pienses, ni remotamente.

En todo caso, tus hermanos y yo,

que somos unos burros y unos cabezones.

Pero te digo una cosa: A partir de ahora,

te vamos a acompañar hasta a comprarte maquillaje.

Porque tú te maquillas, ¿no?

-Sí, papá, de vez en cuando.

Oye. Pero no te pienses que por esto

voy a dejar de ser la misma, ¿eh? -Ya.

-No pienses que por esto voy a empezar a llevar vestiditos,

o voy a dejar de ver el fútbol con vosotros ni nada, ¿eh?

¡Ah! Y prepárate.

Porque pienso invitar a mi novio a cenar a casa.

-¿A este y a cuántos? -A este solo.

-Venga, cariño. Ven aquí.

No tengas miedo. Tranquila.

(Música)

-Silvia.

-¿Qué?

-A ti te pasa algo. ¿Me lo vas a contar?

-Marta, no me pasa nada. Estoy bien.

-Silvia, te conozco perfectamente y te pasa algo.

¿Vale? Y lo sé.

¿Qué? Mírame.

¿Qué te pasa?

-Marta:

Me he enterado de que mi padre tenía otra familia.

Tuvo un hijo con otra mujer.

Le he conocido y me encantaría contárselo a Álvaro.

Pero no está.

-Ven aquí.

Lucía. -¡Hola!

Oye: Que gracias por hablar con Lara.

-Nada, además es una chica muy fuerte y yo creo que lo va a aceptar pronto.

Perfecto. Te dejo.

Que voy a la reunión de rehabilitación.

-Ah, muy bien. Venga, hasta luego.

-¡Pero bueno!

¡Pero bueno, qué inútil, por favor!

Mira por dónde vas, ¿no?

Hombre, para trabajar en un hospital ya podías tener más cuidado.

No puedo con la ineptitud, de verdad.

-Hija mía, Paula, bien que lo siento, ¿eh? Menudo carácter.

Está la gente últimamente... muy mal.

(Música)

-Pues en principio parece solo una contusión.

Pero vamos a hacer una radiografía

para descartar que haya una fractura ósea.

-Marcos ya ha discutido con su padre.

Por lo menos se queda en la habitación encerrado.

Porque, cuando le castigo yo, se escapa de casa y no sé ni dónde va.

-No sé. Igual, un colegio interno donde esté bien vigilado y...

-Hemos venido a..., a revisión. -Muy bien.

-Todo controlado.

-Lo que no parece tan controlado es ese exceso de sudoración, ¿verdad?

-Antes le dije que quería evitar el quirófano por...

Por el momento en el que estoy con mi chica, con Carla.

Y si no soluciono esto no va a haber más fases que...

Que tener con ella.

-Tengo miedo de que, si le solucionan el problema del sudor,

yo me quede sin excusas para explicarme

por qué no le quiero tener cerca.

-Rebeca, tienes erosiones en la córnea. ¿Qué tal duermes?

-No me gusta mucho dormir.

-Es Rebeca.

-¡Socorro!

-¡Rebeca! ¡Rebeca, tranquila, tranquila!

¡Rebeca, Rebeca!

Rebeca: Estás en el hospital.

-¿Qué pasa? ¿Que no estáis bien?

-Bueno, estamos que...

No sé. Se pasa el día desconfiando de mí, está borde, poco accesible...

-Pues hombre, Ortega. Normalmente, cuando alguien desconfía,

es porque no se le da confianza.

Subtitulado realizado por: Mari Carmen Casado Rubio.

  • Centro médico - 14/02/18 (2)

Centro médico - 14/02/18 (2)

14 feb 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 14/02/18 (2)" ver menos sobre "Centro médico - 14/02/18 (2)"
Programas completos (991)

Los últimos 1.004 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios