www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
4062046
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 12/06/17 (1) - ver ahora
Transcripción completa

¿Me haces el favor de marcarme donde está el...,

-Vale. -¿Vale? Venga.

La doctora Marco le está realizando una radiografía de abdomen a Rebeca,

la paciente con un posible cólico nefrítico.

La radiografía de abdomen y la analítica de sangre

son normales.

-Y si son normales, ¿por qué tengo estos dolores tan terribles?

-Porque en la analítica de orina sí que salen restos de sangre.

Y, como sabrás, esto es compatible con un cólico renal.

Lo más probable, es que sea una piedra muy pequeña o arenilla.

Y por eso, no hemos conseguido verlo en la radiografía.

Seguramente, que esté localizado en el riñón,

o en alguna parte de la vía urinaria derecha.

Y al moverse, es cuando produce ese dolor tan intenso, tipo cólico,

y las náuseas y los vómitos. -Ya...

-Rebeca, como no hemos conseguido controlar el dolor,

lo mejor es que te quedes ingresada.

Y a partir de ahora, es importante que bebas mucha agua.

-Vale.

-Para intentar expulsar la piedra. -Perfecto.

Ufff...

-Disculpen. Hola. Me han dicho que tengo que llevarla a planta.

-Sí.

Los cólicos son muy dolorosos e incómodos;

Pero, no queda otra que esperar

a que el cuerpo expulse lo que hay en los riñones.

Mientras tanto, vamos a aumentar la analgesia,

y continuaremos con los antiespasmódicos

para el dolor.

Y también, aplicaremos calor seco en la zona.

Para relajar la musculatura de los uréteres,

y que la piedra encuentre la menor resistencia posible

a su paso.

Rebeca, Sé que este no es el mejor momento,

pero me gustaría que le dieras una vuelta

a la oferta que te he hecho,

porque te aseguro que en la fundación

vamos a tratarte como una científica de prestigio.

-En serio, ¿es usted científica? -Sí, soy científica. ¿Por qué?

-Porque no me imaginaba así a una científica.

-Ah, ¿no? ¿No se imaginaba a una mujer científica?

-Bueno... No sé.

-Juanjo, por favor: Procede. -Sí.

Adelante.

-¿Qué ha pasado?

-Se lo han encontrado solo por la zona. Parece un ictus.

-A ver, hola... ¿Cómo te encuentras?

-Mmm, mmm.

-Solo responde monosílabos.

Eh... Se llama Federico Linares y antes ha estado con su hijo.

Con el doctor Dacaret.

-Sí, sí, sí, me ha hablado de él.

Vale. A Reanimación, por favor. Rápido.

-Venga, vamos. -Vamos, vamos, vamos.

Tranquilo. Tranquilo. Eh.

-Ortega, ¿Federico? -Sí, ahora voy. ¿Te han dejado irte?

-Sí, voy a coger un vuelo, ¿vale? Que Lorena está peor.

-Venga, venga. No te entretengo. -Hasta luego.

-Corre, vete.

-Marta. Sí, sí, sí, estoy saliendo del hospital.

En unas horas te veo. Vale.

-Alguno de los síntomas más reconocibles de un ictus son:

debilidad o parálisis de la mitad del cuerpo,

dificultad para hablar o caída de la boca.

Si usted o alguien a su alrededor nota alguno de estos síntomas,

acuda a Urgencias inmediatamente.

Tienes debilidad, ¿verdad? -Si...

-Vale. A ver.

Federico, ¿estabas solo en la calle?

¿Tu hijo no estaba contigo? -No... No...

-¿Estabas solo? -“Ii”. Ah...

-Vale, tranquilo, ¿eh? No te preocupes.

Nosotros vamos a encargarnos de ti. -Ah...

-Tranquilo. -Ah...

-La analítica y el electro de Federico son normales.

Además, el TAC que le acabamos de hacer tampoco muestra anomalías.

Esto, a veces es normal,

porque los síntomas son tan recientes que no aparecen en la imagen.

Vamos a dejarle ingresado, en observación neurológica.

Y le repetiremos el TAC dentro de unas horas.

-Hombre, esta tarde tengo consulta y...

A veces, sí que me encuentro un poco cansada,

pero lo estoy llevando bien, en general. Gracias.

Perdona, pero, es que me están llamando.

-¡Ah!

-¿Qué pasa, Luz? -Tiene la tensión a 7-5.

-¿7-5? hay que ponerle suero a chorro, venga.

Rebeca... Tranquila.

¡Se ha desmayado! Vale.

Deja el suero y vete a buscar un celador.

Tenemos que llevarla a Rea.

-De acuerdo. -Rápido.

-¿Qué tal estás? ¿Cómo te encuentras?

-Fatal. Me duele un montón la mano. -¿Y por qué no pides baja?

-Ni de coña.

Con lo mal que están las cosas, aquí en el hospital,

desapareces un día y ya no vuelves.

-Si quieres puedo echarte una mano.

-No, no, no. Si me duele haga lo que haga

y mi trabajo consiste en eso,

en hacer cosas manuales todo el tiempo.

-Te lo digo de corazón. Además, yo no tengo nada que hacer.

-No, no, no, en serio. -Además, me sentiría más útil.

-Bueno. Pues... vente conmigo.

Y si te necesito para algo, te pido ayuda. ¿Vale?

-Vale. -Sígueme. Por aquí.

-Hola. ¿Qué tal, Federico? ¿Cómo estás?

-Ah... Ah, ah. -Mira...

Te cuento: mientras esperamos para hacerte las próximas pruebas,

me gustaría ponerme en contacto con tu familia.

¿Tú sabes dónde puede estar tu familia?

-Mm... -¿Está aquí, aquí en esta ciudad?

-Mmm...

-En una situación como la de Federico,

es indispensable ponerse en contacto con la familia, lo antes posible.

Ya no solo para informarles de lo que ha pasado,

sino para que estén presentes,

por si hay que tomar una decisión importante,

si el paciente empeora.

-Mm.

-¿Aquí? -Mmm, mmm...

-¿Lo abro? -Mmm...

-¡Ah, ¿el móvil?!

-Mm... -Ah, perfecto. Eh...

¿Igual puedo llamar aquí a tu hijo? -Mmm.

-Eh... Felipe era, ¿no? -Ah...

-¿Este? ¿Este es Felipe? -Mmm, mmm...

-¿Sí? Perfecto.

Muy bien.

Venga, Felipe, cógelo, cógelo.

Nada. Lo siento, Federico. No lo coge.

-Mmm...

-¿Tú sabes dónde puede estar? ¿Sabes si..., si se ha ido de viaje?

-No. -¿No se ha ido de viaje?

¿Está..., está aquí..., está con su mujer, en el trabajo...?

-Ah... -No sabes dónde está...

Rebeca, la paciente que ha sufrido un desvanecimiento

por su hipotensión, se ha estabilizado.

La presión arterial ya está bien. -Gracias, Luz.

-¿Qué es lo que me está pasando?

¿Es normal que tenga un desvanecimiento así,

por un cólico nefrítico?

-Rebeca, es que lo más probable es que no tengas un cólico nefrítico.

En un principio, por la clínica, lo más normal era pensar en eso.

Pero, ahora, ante estas nuevas complicaciones,

la hipotensión y el síncope, la pérdida de conocimiento,

tenemos que empezar a barajar otras opciones.

-Por favor: Sea directa. ¿Es grave?

-Es que todavía no hay nada seguro.

Podría tratarse de un infarto renal, un aneurisma, un embarazo ectópico...

Discúlpeme, ya... ya me dijo que no estaba embarazada. Perdone.

Como le digo, tenemos que contemplar todas las opciones.

Y por eso voy a hacerle un estudio más profundo.

Para ese estudio,

he solicitado una analítica de sangre y un TAC con contraste.

Y espero que estas pruebas me den alguna pista

para poder dar con el diagnóstico definitivo.

Ahora vendrán a buscarle para hacer el TAC.

-Por cierto, doctora:

Antes de perder el conocimiento, he recibido una oferta

de un laboratorio farmacéutico muy importante,

para poder comercializar el medicamento.

-Y ¿puedo saber quiénes son?

-Pues, por ahora, prefiero mantenerlo en el anonimato.

Pero, es un laboratorio realmente importante.

Se mueve a una escala mundial.

-Ya... Con los que, seguramente, que pueda conseguir una beca FIS

o el Príncipe de Asterias, ¿verdad?

-Seguramente. Sí.

-Pues enhorabuena,

pero no le voy a negar que me da mucha rabia

que no nos haya elegido a nosotros,

porque estoy convencida

de que hubiésemos podido hacer grandes cosas juntas.

-Bueno. Espero que comprenda mi... postura.

-Claro.

-Pues no. No creo que sea una postura exagerada.

Mira lo que les pasó a las mujeres matemáticas de la NASA:

Nadie les ha reconocido su trabajo hasta que, 40 años después,

va y les hacen una peliculita...

No, lo siento. Pero, yo no estoy dispuesta a esperar tanto.

Federico, el paciente que llegó al hospital con sospecha de ictus,

sigue recuperándose en el hospital.

Lo siento, Federico, tu hijo sigue sin cogerlo.

Eh..., te guardo el móvil en el bolso, ¿vale?

-Mm, mm... -¿Quieres algo de aquí?

-Mm... -Espera.

¿Te lo paso? -Mmm, mmm...

-¿Qué...? ¿Qué quieres tomar? ¿Las pastillas?

No, no, no, no, no. No, espera, espera.

Eh... Una vez ingresado,

nosotros nos encargamos de darte la medicación. ¿Vale?

Tranquilo. En el momento adecuado, Carlos te dará la medicación.

No te preocupes.

Tomabas pastillas para..., colesterol, presión arterial y gota.

Pero...

Pero, ¡esto no son pastillas para la tensión!

Federico, esto son paracetamoles.

¿Quién se encarga de darte la medicación?

Federico, tu hijo se encarga de darte la medicación, ¿verdad?

-Mmmm...

-Vale. Tranquilo. Carlos, por favor.

Un segundo, ¿eh? Vuelvo a coger tu móvil.

Necesito que llames a este número.

No, no, no, no. Eh...

Apunta, apunta el número y llama desde el hospital.

Le dices a su hijo, a Felipe, que venga. Es muy urgente.

Apunta.

El cambio de pastillas en la medicación de Federico

ha podido ser un error,

pero, puede que su hijo tenga algo que ver.

Dacaret ya me dijo que había algo en este caso que no le cuadraba,

y empiezo a entenderle.

Mientras seguimos intentando ponernos en contacto con su hijo,

vamos a repetirle el TAC a Federico,

porque ya ha pasado el tiempo suficiente

para que las imágenes sean claras.

-Hola. Muy buenas.

Eh... Le presento a Basir.

Eh..., me está echando una mano, nunca mejor dicho.

Pero, él es mucho más rápido que yo.

La va a llevar a Imagen a la velocidad del rayo o de la luz.

Bueno, usted sabrá mejor, que es científica.

-Encantado.

-Eh... Disculpe por lo de..., por lo de ayer.

No fue mi intención ofenderla.

-Tranquilo.

Es que para mí es muy importante ser reconocida como mujer científica.

-Entiendo.

-Si me permite, estoy de acuerdo con usted,

con que las mujeres han sido apartadas siempre de la Ciencia,

la Cultura y otros muchos campos.

-¿De dónde es usted?

-Afgano.

¿Y usted, qué especialidad es la que hace?

-Pues, yo investigo nuevos medicamentos

para curar enfermedades neurológicas, como el Alzheimer.

-Yo he ayudado muchas veces en el hospital de campaña,

durante la guerra.

Era muy duro.

Cuando faltaban medicamentos o vacunas,

porque la patente era privada y no permitían su uso.

Era muy frustrante,

sobre todo para los médicos que intentaban salvar la vida.

Entiendo, es injusto, para investigadores,

que no se les reconozca, en la medida en la que debería ser,

especialmente investigadoras.

Pero, cuando estás cerca del sufrimiento,

te das cuenta de que lo único realmente importante

es hacer todo lo posible

para salvar a aquellos que lo están pasando realmente mal.

-Siento interrumpir una conversación tan interesante,

pero, la tenemos que llevar a hacerse el TAC.

-Hola, Pedro, pasa, por favor.

Hay que llevarle...

Sí. ¿Me ayudas?

A ver... Ahí.

Vamos. Despacito..., muy bien.

Tranquilo, ya está.

Eh...

Pedro, eh... ¿Puedes salir un segundo?

Llévate la silla de ruedas, sí.

Federico..., he visto cómo movías la mano que tenías paralizada.

¿Tienes algo que contarme?

-Sí... Sí, claro.

-Puedes hablar, ¿verdad?

-Puedo hablar.

-No hay ningún ictus.

-No...

Lo siento mucho.

Doctora, pero...

Ah... No tenía otra opción.

Pero la primera vez que..., que vine con mi hijo,

aquí al hospital, sí que estaba enfermo de verdad.

Se lo puede confirmar el médico ese tan simpático.

-Pero ¿por qué lo has hecho?

¿Cómo has hecho algo así? ¿Por qué?

-Mi hijo no... No venía a recogerme.

Y... no sé. Pensé que me iba a quedar solo.

Me asusté. No sé hacer nada por mí mismo, soy un inútil.

-¿Sabes dónde puede estar tu hijo?

-Íbamos a ir de vacaciones, mi hijo, su mujer y yo.

-¿Y cómo es tu relación con él?

-Últimamente, no sé...

Discute mucho con su mujer, pero... es bueno.

Está agobiado.

-Federico, yo...

Siento decirte esto, pero tengo la sospecha de que... tu hijo

ha cambiado... las pastillas que tomas para la tensión...

por paracetamol.

¿Tú crees que él ha podido hacer algo así?

-¡¡No!!

¡De ninguna manera!

¡Pero ¿cómo puede usted pensar eso?! ¡Ni siquiera imaginarlo!

-Federico, pero tu hijo es quien se encarga

de darte la medicación, ¿verdad? -Sí. (Lloriqueo).

-¿Esto te había pasado antes?

-No, nunca.

-Vale. Ya está.

No te preocupes por nada, ¿vale? -Vale.

-Yo estoy aquí contigo.

La doctora Marco

le está terminando de efectuar un TAC de contraste a Rebeca.

Rebeca, ya tengo los resultados de la analítica de sangre y del TAC.

-¿Y...?

-Cuando vi la analítica de sangre,

vi que la hemoglobina había bajado tres puntos,

y entonces, pensé que podría haber una hemorragia interna,

pero, cuando hice el TAC quedó confirmado,

porque hemos observado que tienes un hematoma retroperitoneal,

y también hay una masa rodeando el riñón derecho.

-¡¿Una masa?!

-Sí. Parece un angiomiolipoma renal.

-¿Tengo un tumor en el riñón?

-Sí, es un tumor, pero es un tumor benigno.

Este tipo de tumores, los angiomiolipomas,

son más frecuentes en mujeres entre 40 y 50 años de edad,

pero, son muy difíciles de diagnosticar.

A no ser que den la cara con complicaciones, como un sangrado;

que es lo que le ha pasado a Rebeca.

-Bueno, pues si es benigno no habrá que intervenir, ¿no?

-Rebeca, lo que sucede es que una cosa es el tumor

y otra cosa es la hemorragia.

Y la hemorragia hay que intervenirla de urgencia,

porque, si no tomamos medidas, seguiría sangrando,

y eso podría poner en peligro tu vida.

-De acuerdo.

-Pero Rebeca, no quiero que te preocupes,

porque, ahora mismo, voy a hablar con la cirujana

para que podamos operarte lo antes posible.

No te preocupes, porque todo va a salir bien.

-Gracias. -Hasta ahora.

-Daca, ¿qué haces aquí? ¿Estás bien?

-No he cogido el avión.

-¡¿Qué?!

-Me ha llamado Marta y me ha comentado que Lorena...

-¿Lorena?

-Ha tenido un fallo multiorgánico y...

Y ha muerto.

-Ah... Lo siento.

Pero ¿por qué no te vas para allá? Marta estará allí.

-Marta me ha dicho que no vaya, que ya es demasiado tarde.

Y lo peor es que tiene razón.

-Lo siento. Escúchame. Vete, vete a...

Vete a casa. Vete a descansar. No estás en condiciones de trabajar.

-Ah...

-Andrea, Andrea, espera. -¿Qué?

-¿Sabrías decirme cuál es, exactamente, el pronóstico de Rebeca?

-Pues, la hemorragia es muy grave.

Tenemos que andar con mucho cuidado

para solucionar el sangrado y estabilizarla.

-Por favor, haz todo lo que esté en tu mano.

-Bueno, eso lo tienes que dar por hecho.

Y ese interés especial, ¿por qué es?

¿Porque la quieres contratar para la fundación?

-Andrea, sí, es verdad que quise contratarla,

pero, rechazó mi oferta para coger otra.

-Vale, perdona. El comentario estaba fuera de lugar.

-Nada, no, no pasa nada. No te hago perder más tiempo.

Simplemente es que... estoy preocupada por Rebeca

porque es una científica excepcional,

y si logra sacar adelante su investigación,

podría ayudar a muchísima gente.

Eso está por encima de todo, ¿no te parece?

-Sí. No te preocupes, voy a hacer todo lo posible, ¿vale?

-Vale. -Voy a entrar.

La embolización es una intervención muy novedosa,

y con un alto porcentaje de éxito.

Consiste en introducir, con una cirugía mínimamente invasiva,

pequeños espirales, cubiertos de plástico o material colágeno,

en los vasos que están provocando la hemorragia,

para forzar la coagulación de la sangre.

La cirujana, Andrea Soto, está interviniendo a Rebeca

efectuándole una embolización para detener su hemorragia.

La cirujana Soto ha terminado la embolización a Rebeca.

Muy bien...,

pues esto ya está.

Buen trabajo, chicos.

Cuando he intentado extirpar el tumor,

me he dado cuenta de que estaba demasiado pegado al riñón.

A pesar de todo, he intentado seguir,

pero la paciente se ha desestabilizado,

y entonces, he tenido que tomar la decisión

de extirpar el riñón directamente.

-Hola, perdone. -Sí.

-Es que me habéis llamado,

que está mi padre ingresado: Federico Linares.

-Vale. -Hola, ¿eres Felipe?

-Sí. -El hijo de Federico.

-Sí, sí. -Eh... Ven, un segundito.

Mira, soy Diana Ortega, ¿qué tal? -Buenas.

-Finalmente, no era un ictus lo que tenía. Tranquilo. Está mejor.

Pero sí que hemos averiguado que la crisis de hipertensión,

con la que vino la primera vez,

fue causada por un error en su medicación.

¿Sabes de lo que te estoy hablando? -No sé, me equivocaría.

Digo yo. Es que... -¿Te equivocarías?

-Pues con la medicación.

La medicación se la pongo yo, pero claro, es que también me...

-Tú te encargas de la medicación, ¿no?

-Bueno, me encargo de la medicación, me encargo del niño,

me encargo de la compra, me..., me encargo de un montón de cosas,

porque... Bueno, pues porque tengo un problema, ¿sabes? Que mi...

-Felipe, las pastillas de la presión arterial

estaban cambiadas por paracetamoles...

¿Las cambiaste tú?

-Sí. (Llorando). Claro que estoy muy arrepentido.

¡Me siento fatal! Me siento muy mal, pero...

Pero, no me quedaba otra.

Si es que mi matrimonio no va bien

y necesitaba unos días para estar a solas con mi mujer.

-Felipe, mírame. Lo que has hecho es muy grave.

Podría poner un parte de lesiones o denunciarte,

si la salud de tu padre corre peligro.

-(Llorando) No, por favor, no, denunciarme no. Si es que...

Que ha sido un error, de verdad, que no va a pasar más.

Si es que tengo un montón de cosas.

Es que mi mujer ha perdido también el trabajo.

Es que me encargo de todo.

Es que... Que no va a pasar más.

Es muy importante seguir con la pauta de medicación prescrita,

porque, si no se hace,

podría disminuir la eficacia del medicamento,

agravar la sintomatología,

o provocar la aparición de los efectos secundarios.

-De verdad, doctora, por favor. -Vale.

-Escúchame: Acabo de ir a ver a Federico, ¿vale?

Me ha contado lo que ha pasado. ¡Tú no tienes vergüenza!

-Eh, Dac... -Espero que lo denuncies.

-Dacaret, tranquilo, por favor.

-Que ya le estaba diciendo a la doctora que ha sido un error.

-¿Un error? -Dacaret, Dacaret, por favor. Ven.

Dacaret, por favor: Estate tranquilo, ¿vale? Yo me encargo.

Te tienes que ir a casa.

No estás en condiciones de trabajar. Por favor.

Te lo pido por favor. Son demasiadas cosas hoy, ¿vale?

Venga, va.

Felipe. Felipe, ¿estás bien?

-No puedo respirar. -Respira. Respira tranquilo. Nuria.

Creo que es una crisis de ansiedad. A Triaje, por favor. Rápido.

-Amaya. Amaya. -Eh... ¡Amaya, rápido!

-Venga, tranquilo, tranquilo. Respira profundo, con la tripa.

Mírame, tranquilo. Respira profundo, con la tripa.

Uno, dos, tres. Tranquilo... Venga, vamos, vamos.

Rebeca, la paciente que se ha sometido a una embolización

para detener una hemorragia,

y a la que le han extirpado un riñón, se recupera notablemente.

Bueno, Rebeca, ahora ya sabes que, como te han extirpado un riñón,

siendo hipertensa, vas a tener que tener mucho cuidado.

-Lo sé.

-Quiero decir que, si no te cuidas bien con la hipertensión,

podrías terminar haciendo diálisis,

o incluso con un trasplante del riñón que te queda.

-Mmm... -No te quiero meter miedo, ¿eh?

Perdona. Simplemente, que estuvieses bien informada.

-Gracias.

-Pues si no tienes más preguntas, ya llegó el momento de despedirnos.

(Ríe). -Nada más.

-Que quería desearte lo mejor del mundo con tu investigación,

de verdad, te deseo muchísimo éxito. Que vaya muy bien.

-Doctora, antes de la operación tuve una conversación con alguien

que me hizo reflexionar

y creo que durante estos años

había olvidado por qué me hice científica.

Yo solamente quería salvar vidas.

Claro que me importa el reconocimiento.

Pero, lo que quiero es salvar vidas.

-¿Entonces?

-Entonces, voy a aceptar su oferta..., la de su fundación.

La única condición que pido es que la patente sea universal.

Que pueda llegar a todos los lugares del mundo.

Y que todo el mundo pueda beneficiarse de ese medicamento.

-Muchísimas gracias, de verdad, Rebeca. Es que me quedo sin palabras.

Te aseguro que vamos a hacer todo lo que podamos.

Y no te preocupes por la patente,

porque, si yo estoy involucrada en todo esto, no es por el dinero.

Es solamente con el objetivo de... De curar el Alzheimer.

Aunque quede muy grande, pero... vamos a intentarlo.

-Vamos a hacerlo. Claro que sí.

Felipe, ya recuperado de su ataque de ansiedad,

se dispone a abandonar el hospital, junto a Federico, su padre.

Entonces, ¿ya estás recuperado?

-Sí, estoy perfectamente. De verdad.

-Claro. ¡Si estás hecho un chaval!

Pues tengo un planazo para esta noche...

-Ah, ¿sí? -Sí.

-¿Cuál?

-Nos vamos a ir juntos a ver el partido.

-No. El partido lo puedo ver yo solo.

Tú te vas a ir a cenar con tu mujer,

que al fin y al cabo la has dejado sin viaje.

-Y... -¿Mm?

-¿Tú, qué vas a hacer?

-Yo, yo me las puedo arreglar perfectamente solo.

-Y entonces, ¿qué tal el día?

-Ah, bien. He estado ayudando a Juanjo.

Así me siento más útil.

-Y además, lo de celador se le da muy bien.

Se enrolla mucho con la gente.

Como con la científica esa, tan atractiva.

Le dijo cosas muy profundas. -Ah, ¿sí?

-Mm, no. No, no.

-Perdón, perdón que me meta en la conversación, pero...

Basir, ¿fuiste tú quien habló con Rebeca?

-Sí, pero no fue nada importante. -¿Que no ha sido nada importante?

Gracias a ti, ha aceptado la oferta de la fundación.

Basir, no te imaginas lo que te lo agradezco.

Y lo menos que puedo hacer es intentar ayudarte.

-No, no, no es necesario.

-Claro que es necesario.

Y si no es en la fundación,

ya buscaremos otro sitio en el hospital.

-Pues... gracias.

-Gracias.

-Ortega: ¿Cómo está?

-Ya está. Está recuperado. Solo se ha puesto nervioso.

Y además, está con su padre ya. -Vale.

-Lo que has hecho no ha estado bien. -Ya. ¿Y lo que ha hecho él sí?

-No... Te entiendo, Dacaret.

Pero... no tienes que estar aquí. Tienes que estar en casa, ¿vale?

No estás en condiciones emocionales de trabajar. Vete a casa a descansar.

-Lo siento, no me he comportado bien. Vale, perdóname.

-Tranquilo.

Sabes que puedes contar conmigo para lo que quieras, ¿verdad?

-Sí, claro que sí.

-Huy... -Perdona.

-Nada.

-Es Rey.

-Venga, cógelo. Te va a venir bien hablar con ella.

-Hola, Marina...

Tengo que contarte una cosa.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 12/06/17 (1)

Centro médico - 12/06/17 (1)

12 jun 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 12/06/17 (1) " ver menos sobre "Centro médico - 12/06/17 (1) "
Programas completos (655)

Los últimos 668 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios