www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4417440
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 12/01/18 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Simón: El cáncer está muy avanzado.

Y no solo afecta al páncreas,

sino también a los vasos abdominales que lo rodean.

Y poco más podemos hacer por ti.

Solo aplicar paliativos,

y es decisión tuya si quieres que sea aquí en el hospital, o...,

o en tu casa.

Estoy intentando concentrarme para asimilar el dolor.

Pero... mi madre se ha puesto nerviosa

y ha llamado a la ambulancia.

Ya. ¿Y ha venido contigo? No, no, no, no. No la he dejado.

Ni siquiera sabe que estoy enfermo. - Pero tú tienes una hija.

¿Y ella cómo lleva el tipo de vida que tú tienes?

Bien. Bueno. O eso creo, yo qué sé.

Durante toda mi vida la he visto de Pascuas a Ramos.

Pero siempre he estado al tanto de su vida. Hasta el año pasado.

Pepa: De verdad. De verdad, no insistas.

No insistas, por favor.

El poco tiempo que me queda lo quiero vivir así:

tranquilo, lejos, y a mi aire.

Sabes perfectamente,

tan bien como yo, que no vas a estar en ningún sitio mejor que aquí.

Y además, si tu hija no quiere asumir tus cuidados, yo...

Nosotros en el hospital, haremos...

todo lo posible para que...

Bueno. Para que estés bien en estos momén... Para que...

Pepa: ¿Tú quieres que me quede en Paliativos?

Sí.

Está bien.

Nati ha sufrido un repentino dolor torácico.

Los vecinos de su barrio han llamado a Urgencias.

Hola. A ver. Hola. Tranquila. ¿Cómo estás?

Me duele mucho, aquí, y también en el brazo. No sé.

Es como que tengo una presión en el pecho y me he tenido que sentar,

porque...

Vale, tranquila. ¿Cómo se llama? -Nati.

Nati. ¿Y la sensación es continua, o nota que va y viene?

Pues hay momentos que se me pasa, pero... Otra vez.

Vale. Tranquila. La camilla, por favor.

Nos vamos a hacer cargo, ¿eh? Tranquila.

No se fíe de esta, que es una ladrona.

Pero ¿qué dice? ¡Eso es mentira! -Bueno.

¡Está loca! -Por favor, por favor. Respire.

Tranquila. -¿Estás segura?

Pues sí. La Fundación Castelo les ha dado financiación a Soto

y a Molina para su proyecto. -No me lo puedo creer.

Pero es que, encima, lo van a hacer del mismo tema que nosotras.

No. -Sí.

Venga ya. -Te dejo.

Hola. ¿Qué ha pasado?

Mira: Es un dolor torácico fuerte,

que se ha irradiado al brazo izquierdo desde hace dos horas,

hay malestar general, palidez, sudoración,

y tiene episodios de palpitaciones de dos minutos de duración.

La paciente me ha contado que, de madrugada,

sufrió una crisis de migraña, similar a otras que ha tenido anteriormente,

tomó la medicación y notó mejoría.

Al despertar, volvió la cefalea, y una hora más tarde,

comenzó a sentir un dolor torácico.

Hemos puesto ácido acetilsalicílico, 300 miligramos vía oral,

nitroglicerina sublingual, hemos hecho un ecocardiograma,

y hemos puesto vía.

Vale. ¿La llevamos a Reanimación? -Sí. Vale.

Hola, buenos días. ¿Natividad González ha ingresado?

Me han dicho unos vecinos que la traían para acá.

Pero ¿usted es familiar? -No.

Entonces no le puedo decir nada, lo siento.

Tengo que hacerle unas preguntas sobre un robo.

Perdón. ¿Es usted el último? No. No, yo no...,

no voy a comprar nada.

Que estoy esperando a un amigo, que... Que nos vamos de viaje.

Ah, qué bien, qué bien. -Sí.

Fíjese: Mi amigo con 70 años. Nunca ha viajado en su vida.

Ah, pues buen..., buen momento para viajar.

Y nos vamos a Benidorm. -Ah, buen sitio, también.

Nos vamos a vivir... A vivir, ¿eh? A vivir.

Sí, porque nos han echado de casa, los hijos...

O te meten en una residencia, o... - Pues es buen sitio, Benidorm.

Buen clima. Sí, señor. Sí. Eh...

¿Se encuentra bien? ¿Se está mareando?

¿Qué le pasa? Dígame. Dígame qué le pasa. ¿Qué siente?

No. El lado izquierdo no lo puedo mover. No puedo...

Por favor: ¿Podéis avisar a una ambulancia?

Pepa visita a Simón: el paciente

que está ingresado en paliativos por un cáncer terminal.

Mira lo que te traigo. -Huy, qué bien.

¿Eh? Cómo te cuido. -Cómo me cuidas.

¿A que sí? A ver cómo tienes esto...

Vale... ¿Qué tal estás?

Pues la verdad, desde que viene mi hija a verme, estoy mucho mejor.

Ah, ¿sí? -Ella es mi mejor medicina.

Jo, pues me alegro mucho de oír eso, ¿eh?

Ahora solo me falta que me dejen salir del hospital de vez en cuando,

y ya, feliz.

Pasear un rato por la calle, cruzarme con gente que no esté enferma... -Ya.

Que me dé un poquito el sol. -Pues a ver qué puedo hacer con eso.

Oye, que no me quejo, ¿eh? -¿No?

Yo soy un tío con suerte.

O sea: Tener una amiga como tú en un sitio como este...

O sea, ¿eso qué es? Eso es tener mucha suerte.

Sí, igual sí tienes un poquito de suerte, sí. -Ah, ¿lo ves? ¿Lo ves?

Porque no me digas,

no me digas tú que eres igual de amable y atenta

con todos los pacientes, ¿no? -Eh...

¡Hombre! Bueno. No. Con todos... -¿En serio? No me lo puedo creer.

O sea: No me lo puedo creer, que seas tan maravillosa con todos.

O sea... (Mensaje) -Huy...

Salvada por la campana. -¡Mira!

Eh... Me tengo que ir. Hay otro enfermo que me necesita.

¿Ves cómo no eres el único? -Qué bien te ha venido.

Hasta luego. -Hasta luego.

No, pues no tengo alergia a ningún medicamento y...

Y bueno, y el corazón lo tengo bien.

Si hace un montón que no me como una rosca.

En mi corazón solo está mi madre y mi hermanito.

Bueno. Me ha...,

me ha dicho la doctora Soto antes que sufres migrañas.

Sí. Desde hace diez años, por lo menos.

Por eso el médico me recetó la medicina esta que empieza por...

¿Zalmi...? -Zolmitriptán.

Esa. -Vale.

Oiga, y ahora que ha hablado de la otra doctora,

no sé si le habrá comentado que...

Que he intentado robarle el bolso a una señora. Pero que no es verdad,

¿eh? Que yo ya no hago esas cosas.

Lo que pasa es que...

Ya sabes cómo funciona esto: por un perro que maté, pues...

me llaman mataperros.

Bueno. Tú tranquila, que yo no estoy aquí para juzgar a nadie.

¿Vale? Y ahora voy a auscultarte. A ver...

Las migrañas provocan dolores muy fuertes.

Además de mantener un tratamiento adecuado,

es recomendable que durante las crisis se beba mucha agua

para evitar la deshidratación.

Y además, también descansar en un lugar tranquilo y oscuro.

Vale.

La auscultación cardiopulmonar y la frecuencia cardiaca son normales.

Lo que sí tienes es la tensión algo elevada.

No será algo de la patata.

Porque el padre de un colega mío empezó así,

y al final tenía un infarto.

A ver. El cuadro químico que presentas, la sudoración,

el dolor en el pecho, la falta de aire, la palidez...

Todo indica que... Que puede ser eso.

Pero bueno. Hay que confirmarlo.

Así que para eso vamos a hacerte un electrocardiograma,

una analítica de sangre y una radiografía de tórax de urgencia.

¿Vale?

Un infarto es la muerte de las células de un órgano o parte de él,

por falta de riego sanguíneo.

Las arterias coronarias pueden estrecharse por diferentes motivos.

Es una afección grave que puede costar la vida del paciente.

Miguel es trasladado en ambulancia,

después de que el doctor Blanco determinara

que puede estar sufriendo un ictus.

Quiere que avisen a su amigo. Se llama Jose.

Vale, me cargo. ¿Jose se llama? -Vamos. Sí, Jose. Venga, rápido.

¡Jose! -¡Rápido dentro!

Los síntomas de un ictus pueden ser:

entumecimiento o parálisis de una parte del cuerpo,

dolor de cabeza repentino, pérdida de visión, dificultad para hablar,

problemas de equilibrio.

Si usted percibe que alguien pudiera estar sufriendo un ictus,

llame inmediatamente al 112.

Bueno. Ha perdido fuerza en el brazo izquierdo. ¿M?

También tiene algo alterado el estado de conciencia,

y cierta falta a nivel de la función cognitiva.

Tranquilo, mira. A José ya le he avisado yo.

Seguro que no tarda en venir. ¿Eh?

Constantes normales. - Voy a hacerle el Babinski.

Si al frotar la planta del pie, el reflejo de Babinski es positivo,

es decir, el dedo pulgar se mueve hacia arriba

y los demás se abren en abanico,

significa que hay una lesión en el sistema nervioso central.

Ya que este reflejo es normal solo en niños de hasta dos años.

Y con la edad desaparece. -Tiene una arritmia cardiaca.

Sí. Es una fibrilación auricular permanente.

Por lo que el ictus podría ser isquémico.

Un trombo ha podido llegar al cerebro.

Pues está tomando anticoagulantes.

Pues en ese caso, el ictus puede ser también de origen hemorrágico.

El anticoagulante puede hacer que haya un sangrado interno.

¿Qué hacemos, entonces?

Vamos a hacer un TAC urgente, analítica y electrocardiograma.

Voy a preparar la sala de Imagen, entonces. -Vamos a ver, Miguel.

Ahí. Tranquilo. Tranquilo, Miguel. Ahí. Vamos a ver.

¡Ey, Lore! ¿Pero qué haces aquí?

No. Disculpe. No puede pasar por aquí.

Un momento, por favor. Es solo un momento.

Es una amiga. -No, ya, pero no es el momento.

Un segundo.

Nati y yo crecimos juntas.

Lo cierto es que a ella no le ha ido muy bien en la vida.

Su padre les abandonó a ella,

a su madre y a su hermano pequeño cuando ella era apenas una cría.

Y comenzó a robar.

Luego salió de la cárcel y se reinsertó sin problema.

Y lo cierto es que nuestra amistad desde entonces es bastante más fácil.

Ya sé que parezco una insensible

viniendo a preguntar en estas circunstancias,

pero ha habido varios robos por la zona,

y mi Comisario me exige resultados.

Un momento, por favor. Un segundito nada más. Perdóname.

Estoy desesperada.

Vengo a preguntarte por un robo en una tienda.

Anda, que tú también...

Cualquier excusa para venir a hablar conmigo, ¿no?

Mira que te preocupas por mí.

Lo siento, pero tenemos que hacerle pruebas urgentes.

Un momentito, enseguida se va. -Un segundo, por favor.

Mira: El dueño de la tienda

no sabe si ha sido hombre o mujer el atracador.

Pero sí se ha quedado con el detalle

de que lleva un pañuelo azul en el cuello. ¿Sabes algo?

Pues a ver, pregunta en..., en el Taller de Agus,

por lo visto ha entrado un tío a currar allí, Gabi creo que se llama,

y está metido en robos, y...

Sí. -Muchas gracias, tía. Muchas gracias.

Perdón. Lo siento. Perdón.

¡Te debo una cena! ¡Adiós, Nati!

Después de realizarle un electrocardiograma y una analítica,

el radiólogo le realiza a Miguel un TAC craneal urgente.

Mientras, Jose, el amigo de Miguel, llega al hospital

después de que Pepa le haya avisado.

Encantado... Siéntese.

¿Cómo está Miguel? -A ver. Le cuento.

El electro muestra una fibrilación auricular.

Por otro lado, el TAC confirma

un accidente cerebrovascular por un trombo.

Esto significa que Miguel ha sufrido un ictus isquémico agudo.

Ay, ya sabía yo que algo iba mal, porque nos íbamos de viaje,

no se ha presentado y no me ha avisado de ninguna manera.

Tanto Miguel como yo vivimos con nuestros hijos y sus parejas.

Y con nuestras pensiones no podemos permitirnos un alquiler.

Pero nos sentimos un estorbo.

Así que... Que hemos decidido irnos a Benidorm, y...,

y compartir una casa alquilada.

Hemos comprado un par de billetes de autobús, y allá que nos vamos.

A la aventura. Bueno, eso si Miguel se cura.

Porque esto es una cosa de los dos. Yo solo no me voy a ir.

O sea: que lo que ha tenido es un trombo en el cerebro.

Sí. Aunque toma anticoagulante, es algo que puede pasar.

Verá: Tras el angiotac, suponemos que,

debido a la fibrilación auricular que sufre, en una de las contracciones,

el trombo ha podido salir de la aurícula

y llegar hasta el cerebro a través del torrente sanguíneo.

Ahí ha taponado la arteria cerebral media derecha,

y eso ha provocado que se le paralice la parte izquierda de su cuerpo.

Bueno, pero se pondrá bien, ¿no?

Porque el autobús nuestro sale dentro de una hora. -A ver...

Me temo que tendrán que retrasar el viaje hasta que se recupere.

De momento, haremos una interconsulta con Cardiología,

para saber exactamente cómo proceder. -Ay, madre mía...

La doctora Jiménez ya dispone de los resultados de las pruebas

que le ha realizado a Nati: la paciente con un posible infarto.

He consultado con el cardiólogo, y la radiografía de tórax es normal.

¿Vale?

Pero el electrocardiograma y la analítica de sangre

han confirmado el infarto agudo de miocardio.

Menudo marrón.

Sí. Hay que ver de qué forma afecta la lesión al corazón

y a la función cardiaca, ¿vale?,

y para eso vamos a hacerte un ecocardiograma urgente.

El ecocardiograma que le hemos hecho a Nati indica

que hay una lesión en el corazón.

Aunque la función de eyección está conservada,

esto indica que está bombeando el corazón la sangre

de forma suficiente, ya que otras partes están compensando esta lesión.

A ver. Yo deduzco que el mecanismo del infarto

ha sido por un vasoespasmo en la arteria coronaria,

debido al medicamento.

Perdona, ¿eh? Pero me he perdido con lo de vaso... - Sí, perdona.

Te lo explico. A ver, el medicamento que estabas tomando, el Zolmitriptán,

tiene un efecto secundario,

que estrecha las arterias y las venas disminuyendo el flujo sanguíneo.

Vaya. ¿Y ahora, qué?

Bueno, pues vamos a ingresarte en la unidad coronaria,

para ver cómo están las arterias del corazón con un angiotac. -¿Para?

¿Quieres que llamemos a alguien?

Nnnn... No. Si es que mi madre está pachucha, ¿sabes?

Y mi hermano estará currando. Prefiero no..., no preocuparles.

Bueno. Como quieras. Luego, en un ratito vengo, ¿vale?

Perdona, ¿me puedes acercar la mochila, porfa?

Ay, claro, sí. Perdón.

Ay...

Dios mío. Lo siento, ¿eh? Que se ha caído una cosilla. Perdona.

Gracias.

¿Pero, que estás aquí? -Sí.

¿Qué te pasa? -Nada.

Tienes peor cara que esta mañana.

Nada. Que he recibido una llamada, y estoy ahí... -¿Una llamada, de qué?

Han admitido a Beatriz en un máster. Pensaba decírtelo antes.

Pero tampoco he encontrado...

Pero bueno, eso son buenas noticias, ¿no? ¿Cuál es el problema?

La cosa es que tendría que mudarse a Melbourne.

Es un máster con muy pocas plazas. Es muy difícil que te seleccionen.

Y ella lo ha conseguido, ¿eh? Y además, becada.

Pero tendría que matricularse ya si quiere hacerlo.

¿Y cuándo se tendría que mudar? -En un mes.

¿Y qué va a hacer? -Pues ahí está el tema.

Que me ha dicho que piensa renunciar.

Que prefiere quedarse conmigo todo el tiempo que pueda.

Bueno, pues, si es su decisión...

Ya. Le he estado dando muchas vueltas,

y creo que debe ir a Australia a hacer ese máster.

O sea, ella tiene que seguir con su vida.

Solo faltaría que ahora me convirtiese yo en un lastre

o en un estorbo para mi hija.

O sea... Vamos a ver. A lo mejor ella lo hace por ella misma.

No lo está haciendo por ti. ¿Lo has pensado, eso?

En caso de ictus isquémico, lo que se suele hacer es una fibrinólisis.

Consiste en administrar fármacos

para hacer que la sangre se vuelva completamente líquida.

Esto conlleva el riesgo de que haya sangrados internos.

Por eso hay que seleccionar muy bien los casos en los que se usa.

Finalmente, hemos concluido que lo mejor para Miguel

es practicar una embolectomía.

Es un abordaje quirúrgico para aspira el trombo.

Un técnico le está realizando un angiotac coronario a Nati.

La prueba no ha mostrado lesiones en las arterias,

del tipo estenosis o trombosis.

Lo cual va a favor del vasoespasmo coronario.

Pero Nati no está fuera de peligro aún.

Hay que esperar cómo evoluciona en las siguientes 24 horas,

y repetir los análisis y el electrocardiograma.

(Llaman a la puerta) -¿Hola?

Hola. Queríamos hablar contigo un momento. -Ajá.

Sí. Porque a ver: Molina y tú, bueno.

Que no sé. Que nos parece raro

que hayas querido empezar un proyecto con él.

¿Por qué? Es buen médico, es buen gestor, el proyecto es bueno,

yo soy más de acción, pero me apetece cambiar.

¿Cuál es el problema?

Pues hombre.

El problema es que nos vas a chafar nuestro proyecto

porque es la misma línea de investigación. Ese es el problema.

¿Desde cuándo más investigación es malo?

Es bueno que haya dos proyectos sobre células madre, para la medicina, ¿no?

Los proyectos son parecidos, pero pueden ser complementarios.

No. Es que no van a ser complementarios.

Es que precisamente nuestro proyecto

va a parecer un complemento al vuestro. -Exacto.

Pues yo no lo veo así. -Pues yo sí lo veo así.

Solamente tienes que pensar en los dos equipos:

neurólogo y cirujana, y residente de primera y jefa de Servicio.

Ya. Esto es un proyecto de investigación. No es una competición.

No se trata de ganar nada. Yo creo que tenéis un enfoque equivocado.

Y ese no es mi problema.

Ya, pero es que no se trata de...

¿Me podría guardar esto un momento, por favor?

Perdone. -¿Sí?

¿Saben ya qué tratamiento le van a hacer a mi amigo Miguel?

Ah, hola. Sí. Bueno, está a punto de entrar en quirófano.

Le van a hacer un tratamiento para quitarle un trombo

que tiene alojado con el cerebro, pero ya le comentarán los doctores,

¿eh? ¿Está usted bien? ¿Está usted bien? Siéntese.

¿Está usted bien? Le voy a traer un poquito de...

No, no, no te molestes.

Es que me está llamando mi hija,

y estará leyendo la carta que le he dejado en casa.

¿Cómo la carta?

Sí. Es que... Ni el hijo de Miguel ni mi hija saben nada,

de que nos vamos a Benidorm.

Queríamos ahorrarles el trago de que tuvieran que insistir

para que nos quedásemos.

Pero... entonces decidimos dejarle unas cartas,

para que supieran que íbamos a cambiar de ciudad, a cambiar de vida,

y que no se preocuparan por nosotros.

Pero claro: con lo que ha pasado, ahora yo ya no sé lo que...,

lo que vamos a hacer.

Hombre, yo creo que lo más lógico sería avisar a los familiares

de Miguel y decirles que...

No, no lo tengo muy claro. Porque... Miguel se lleva fatal con su hijo.

Así que yo tendría que hablar con él, para que me dé permiso para hacerlo.

¿Hablar con Miguel? -Sí.

Pues lo siento, pero me temo que, antes de la intervención,

no va a ser posible. Voy a preguntar, pero ya le digo que no, ¿eh? -Ya.

Lo siento. -Nada.

Nati, la paciente que sufrió un infarto se somete

a un análisis de control.

Hola. Buenos días. -¡Ey! Lore, ¿qué tal? Aquí estoy.

Sin desayunar por el dichoso análisis.

Oye, no tendrás un bollo o algo por ahí, ¿no?

¡Huy, qué mala leche!

¿Que tú tampoco has desayunado, o qué?

Nati: Me diste una pista falsa.

En el taller no conocen a ningún Gabi.

Me has hecho quedar como una imbécil delante de mi Comisario.

Pues no sé. En el barrio se comentaba que era ese tío, no lo entiendo.

Nati, no tendrás algo que ver en esto, ¿verdad?

¿En serio? ¿Tú no te fías de mí?

Pero si ya sabes que,

hace un montón de tiempo que yo estoy fuera de esas cosas.

No creía que desconfiaras tú también.

Júrame por nuestra amistad que no has sido tú.

Que no, que no he sido yo. Te lo juro.

Vale. Pues no sé. Tendré que seguir buscando por otro lado.

Pues sí. Eso es lo que tienes que hacer.

Miguel está siendo sometido a un tratamiento endovascular

para aspirar el trombo, cuya posición exacta

se pudo determinar previamente, gracias a una arteriografía cerebral.

En relación a un ictus,

la clave es que pase el menor tiempo posible entre los primeros síntomas

y el tratamiento.

Esto se conoce como ventana de oro. Y es un periodo de unas tres horas.

Donde es fundamental la atención médica para minimizar daños

y revertir las lesiones.

Si no, las consecuencias del ictus

podrían ser devastadoras e irreversibles.

¿Cómo ha ido la operación, doctor? -Ha ido bien.

Sí, sí, ha debido de ir muy bien. Porque puedo mover la mano y...

Y la pierna.

Sí. Efectivamente, los cirujanos han eliminado el trombo,

y han conseguido recanalizar la arteria y su territorio.

Y ¿cuándo me dan de alta? -Espero que sea pronto.

Pero el tiempo de recuperación tras un ictus no es estándar.

Y depende de cada persona.

Ya, claro.

Al principio, el enfermo puede quedar con alguna secuela.

Si son motoras, por ejemplo, podría arrastrar un pie al andar,

o perder la capacidad de controlar ciertos movimientos de la mano.

Pero con rehabilitación suele haber mejoría en las primeras semanas.

Incluso, hay personas que se han recuperado

totalmente tras el tratamiento, sin ninguna secuela.

Empezaremos la rehabilitación cuanto antes. -Bien, bien. Gracias.

Tiene visita. -¡Jose! ¡Jose!

¡Qué susto me has dado! Me tiemblan las piernas. ¿Cómo estás?

Bueno. Mucho mejor. -Les dejo solos.

Vale, muchísimas gracias. -Gracias, doctor.

Mucho mejor. Sí.

Bueno, ya me... Ya me veía en una silla de ruedas, para toda la vida.

De esas de motorcito.

¿Tú te imaginas, por Benidorm, por el Poseidón? ¡Qué número!

Miguel: Vamos a tener que replantearnos el viaje.

¿Qué? ¿Por qué motivo?

Hombre, tú necesitas tiempo para recuperarte, mi hija,

desde que leyó la carta, no ha parado de llamarme,

y no he tenido más remedio que contarle lo que te ha pasado

y que estamos aquí, en el hospital.

Te has arrepentido, ¿verdad? -Mira.

¿Qué quieres que te diga? -Oye: ¿Y has llamado a mi hijo?

No, no, porque quería, primero, preguntarte a ti.

Yo no quería tomar esa decisión.

Hola. -Hola.

¿Qué tal? ¿Cómo te encuentras? -Pues ya no me duele el pecho.

A ver, tanto los análisis de control como el electrocardiograma

muestran que hay mejoría.

Pero, a pesar de no tener antecedentes de hipertensión

y de los antihipertensivos que te hemos puesto,

sigues teniendo la tensión alta y glucosa también.

Perdona, ¿eh? Pero es que me he perdido otra vez.

Sospecho que tienes una alteración en el metabolismo suprarrenal.

Que es el que regula la respuesta del estrés. -Y eso no es bueno, ¿no?

No. Por eso te quería preguntar

si has notado que sudas más de lo normal.

Pues sí. La verdad es que... Sobre todo por las noches.

Y es como que se me acelera el corazón, también.

Y hay una cosa curiosa, y es que, desde hace dos años, más o menos,

me molesta mucho el calor.

Y eso que... A mí, antes, bueno: Yo odiaba el frío.

Vale. Vamos a hacerte un análisis de orina de 24 horas,

a ver qué nos dice.

¿Qué crees que puedo tener? -A ver, eh...

Puede ser un tumor: un feocromocitoma.

Un feocromocitoma es un tumor

poco común del tejido de la glándula suprarrenal.

Provoca la secreción excesiva de catecolaminas:

las hormonas que controlan tanto el metabolismo

como la frecuencia cardiaca y la presión arterial.

A ver. Vamos a ir por partes.

Primero, hay que confirmar que sea un tumor. Y luego, de qué tipo.

¿Vale? Así que es conveniente, de momento, estar tranquila.

Y acompañada. ¿Quieres que llame a tu madre o a tu hermano?

No, no, no hace falta. Si estoy bien, sola.

¿Seguro? -Sí. Seguro.

Bueno. Pues yo me paso en un ratito a verte, ¿vale? Hasta ahora.

Hasta ahora.

Hola, hermanito.

Sí. Ya, ya. No, es que no he podido llamarte antes. Sí, he estado liada.

Vale. No, tú tranqui. Sí. Oye: ¿Cómo está la mamá?

Vale, pues te vas a tener que encargar de ella, ¿eh? Sí.

Sí, no, todo bien. Todo bien. Tranqui. De verdad. Sí.

Beso, beso.

¿Listo?

Pero ¿adónde vas con esto? A ver.

Que yo igual, para correr Maratones, no estoy.

Pero caminar aún puedo, ¿eh?

Confía en mí, ¿vale? -Oye, ¿es necesaria la bufanda?

Sí. No quiero que cojas frío. Y toma. Esto. Venga.

Sube.

Me estás dando miedo, Pepa. Que lo sepas, ¿eh? -Tú confía.

¡Aaaaay, qué maravilla!

¿Te gusta? -Qué ganas tenía, ¡por Dios!

Pues esto no es nada. Nos vamos, a casa.

¿Cómo que nos vamos? -Sí.

La doctora Jiménez ya dispone de los resultados

de los análisis de orina de Nati.

Bueno. Los resultados confirman el feocromocitoma.

Para localizarlo, le hemos hecho un TAC abdominal,

y hemos encontrado que el tumor está en la glándula suprarrenal derecha.

Le hemos puesto tratamiento oral,

y hemos conseguido mantener la tensión arterial,

pero las palpitaciones persisten.

Ahora nos disponemos a llevar a Natividad a quirófano

para extraerle el tumor.

¿Cómo estás? -Bueno. Un poquito asustada.

Bueno. Va a ir todo muy bien. Ya verás.

Lo siento, pero nos tenemos que ir. -Mucha suerte. Mucha suerte, Nati.

Gracias.

Te va a ir muy bien. Ya verás. -Gracias. La voy a necesitar, ¿eh?

Adiós, cariño.

¿Sabes a lo que me recuerda esto? -¿A qué?

Al parque de Yellowstone.

O sea, me has traído al mismísimo Parque de Yellowstone.

Pues ya verás lo que viene ahora.

¿Cómo lo que viene ahora? ¿Tú adónde me llevas?

Pero vamos a ver. ¿Tú no eras un aventurero? ¿Qué pasa?

¿Que tienes miedo? -O sea: ¿Has dicho miedo?

No. ¿Has dicho miedo? ¿Miedo yo? -He dicho miedo. Sí.

Contigo, al fin del mundo. ¿Sabes? -Ah, ¿sí?

¡Vámonos! -¡Oye! ¡Oye: Espera un momento!

¡No, no, no, no, no, no, no...! Tío, que no vayas tan rápido.

¡Espera!

Después de extirparle el tumor, Nati evoluciona favorablemente,

y la doctora Jiménez se dispone

a comunicarle los resultados de Anatomía Patológica.

Hola. Ya tengo los resultados de Anatomía Patológica.

No es un tumor maligno.

¿Qué? ¿Me lo puedes repetir, por favor?

Sí, claro. Que no era un tumor maligno.

Oh. Un infarto. Un tumor y he sobrevivido. Es alucinante.

Eres una campeona.

A ver, tanto el tumor como el medicamento, el zolmitriptán,

contribuyeron al infarto.

Vale. ¿Cómo es posible

que una medicina te acabe dando tantos problemas de salud?

A ver. Aunque no lo hubieras tomado,

te hubiera provocado el infarto igualmente.

Vamos. Que no me libraba. -No.

Vamos a seguir con el tratamiento,

y en caso de cefalea añadiremos algo más. ¿Vale?

Vale. Entonces nada de zommitrip... -Nada. Nada de eso.

¿Tienes alguna pregunta?

No. Estoy bien.

Bueno. Pues en un ratito me paso a verte. ¿Vale? Hasta ahora.

¡Ey, Lore! ¡Que ha salido todo genial, que estoy bien!

Pues va a ser la buena noticia del día.

Nadie lo diría, ¿qué pasa?

¿Te suena?

Y sé quién lo hizo. -Es mío.

Yo robé la tienda.

Vamos, Nati, tía. Que no soy tan mala policía como piensas.

Encontré el pañuelo en tu mochila. Y sé que no es tuyo.

Es de tu hermano. ¿Verdad?

Tu hermano realizó los robos, y tú quisiste protegerle.

Te enteraste de que el dependiente de la tienda se había quedado

con el detalle del pañuelo azul en el cuello del atracador,

y se lo pediste a tu hermano para hacerlo desaparecer.

Pero enfermaste, y no te dio tiempo.

¿Voy bien? Y ahora te declaras culpable, para protegerle.

Porque, si no, él irá a la cárcel.

Sería su primera vez. Y tú no podrías soportarlo.

No. Lore: ¿Tienes alguna prueba contra él?

El olor del pañuelo, Nati. Tú no usas colonia de hombre.

Porque tú lo digas. Yo a veces...

utilizo colonia de hombre.

¡Vamos, Nati, por Dios!

Es lo que hay. He sido yo. ¿Vale? He sido yo.

Miguel, el paciente que sufrió un ictus isquémico,

ha comenzado la rehabilitación

para recuperar la movilidad en la parte izquierda de su cuerpo.

Sí. El fisioterapeuta me ha dicho que, si sigo así,

me voy a recuperar enseguida.

¡Estupendo! -Mira. Ya...

Ya he empezado a andar con la muleta. -Bueno. Genial.

Oye: ¿Cómo fue la charla con tu hija? ¿Has decidido lo que vas a hacer?

Ay... Entonces ya no vas a Benidorm.

No, no..., no sabes cómo me recibieron, Miguel.

Mi hija, compungidísima, sintiéndose culpable, mi...,

mi yerno, que tengo que ir con él, a pescar,

mi nieta con una lloriquera que ni te cuento,

diciendo que se venía con nosotros a Benidorm...

¿Y a ti te ha llamado tu hijo? -¿Eh? No, no...

No sé qué le he hecho yo a este hijo. -Ya, ya te llamará.

Tendrá que ser así. ¿Qué vamos a hacer?

Bueno, Miguel. Mira. Aquí te dejo las llaves, y el billete del autobús.

¿Eh? Te lo he postergado unos días.

Pero, si la cosa se retrasa,

con llamar por la mañana antes del día, pues no hay ningún problema.

Te lo cambian. -Vale, no te preocupes. Gracias.

Espero que me hagas alguna visitilla.

Eso ni se pregunta. Y a lo mejor, me presento con una sorpresa. -¿Ah?

Me presento con mi nieta. -Ay, qué bien.

Bueno, amigo. Cuídate muchísimo... -Tú también.

Que todo... Que todo vaya bien, ¿eh? -Gracias.

Venga. -Gracias por venir. Gracias.

Nada. Hasta pronto. -Eso espero.

Pepa: ¿Cómo están yendo esos paseos?

Muy bien. Qué rápido corren las noticias en el hospital, ¿no?

Bien, la verdad es que a Simón

le está sentando muy bien el aire fresco.

Está muy bien lo que haces, pero... No deberías involucrarte tanto.

Pepa: Cuando Simón muera, va a ser muy duro.

Y habrá otros pacientes que te necesiten y...

quizá no tengas la energía suficiente. Luego te veo.

Llevo varios días dándole vueltas a lo de Molina y...

Es que hay algo que no me cuadra.

¿Cómo ha podido conseguir fondos de la noche a la mañana

por muy subdirector que sea? -Ya.

A ver, si yo en el fondo pienso igual que tú.

De hecho, cuando estabas haciendo el proyecto con Mendieta,

a pesar de tener la ayuda de Marco, también os era bastante complicado.

Pues sí. ¿Tú crees que él igual se está vengando de mí

porque no quise hacer el proyecto con él? -No. ¡No!

Yo creo que las expectativas de venganza de este tío

son mucho mayores que eso.

Rocío, perdona. Es que... Bueno, yo también quería...

Quería hablar contigo de una cosa. -Dime.

Mira, yo, en el fondo, tengo que ser realista con mi situación. ¿Vale?

Me voy a coger la baja en breve, y con mi trabajo aquí en el hospital,

con..., con la jefatura de Servicio, los pacientes, mis padres en casa,

y es que no...

Es que yo... Yo no puedo estar al 100% contigo.

De verdad. Mira que lo siento.

Pero... No sé. Creo que deberías buscarte a alguien. -Vale.

  • Centro médico - 12/01/18 (1)

Centro médico - 12/01/18 (1)

12 ene 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 12/01/18 (1) " ver menos sobre "Centro médico - 12/01/18 (1) "
Programas completos (794)

Los últimos 807 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios