www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4363603
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 11/12/17 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Esta ronda me invitas tú. -Perdona, ¿y eso por qué?

Hombre, pues porque nos tienes abandonados.

Si es que te estás haciendo tú muy cara, últimamente de ver, ¿eh?

Hombre, a mí no me extraña, ¿eh? porque yo, cuando llego de trabajar,

de verdad que lo único que me apetece es tirarme en el sofá

y que me hagan un masaje.

Ay, sí. -Sí.

Oye, tú sabes que tú tienes unas manos muy bonitas, ¿sí?

Y además, debes de dar unos masajes de merequetengue.

Sí, y también doy unos pellizcos...

Voy a buscar otra cosita, ¿queréis algo más?

No, gracias. -No, gracias.

Venga, hasta ahora. -Hasta ahora.

¿Me puedes decir qué acaba de pasar aquí?

Nada, no ha pasado nada.

¿Nada? -Nada.

Os acabáis de poner ojitos. -¡Que no!

Lucía...

De verdad, que me cae bien, y nos reímos y eso, pero ya está.

Sí, ya. -Que no, de verdad.

Pues yo me apuesto el cuello a que Cabrera está loco por ti

y tal y como tú le miras. -Calla...

Ya estamos aquí metiendo el dedito en la llaga.

¿Qué voy a meter el dedo en la llaga?

Por favor, pero si es que estáis todo el rato Lucía y tú que sí, que...

¿Me acompañas a ver al paciente?

Sí, vamos.

Vamos a ver, Landó,

respecto a lo que has escuchado antes en el pasillo, tranquilo, ¿eh?

que eso ya, no tiene importancia.

¿Y qué quieres? ¿que lo olvide?

Porque creo que sí es importante.

Landó, lo que verdaderamente es importante

es que nos vamos a tener que ver todos los días.

Y a mí, sinceramente, no me apetece nada,

que cada vez que tengamos un encontronazo,

estemos sacando el tema.

Yo he quedado con Rey, en el Ventanuco.

Bueno, ¿tú qué? ¿vas a hacer algo? ¿te quieres venir con nosotros?

Eh... -¡Ah, perdón! perdón.

Ya sé que es muy pronto para ser amigos.

(Música)

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

Óscar, acompañado de su novia Sara,

espera a ser atendido por sufrir un fuerte dolor de cabeza.

Acuérdate de pedir un justificante para el trabajo.

¿Te han dicho algo en la universidad por faltar?

No, que la decana es muy buena tía, no te preocupes.

No como el catedrático ese de Física, del que siempre hablas.

Tal cual.

Pues soy profesora de lengua en un instituto

y Óscar también es profe, pero él, de matemáticas,

da clases en la universidad.

Nos conocimos hace unos meses en la biblioteca de su facultad

y hasta ahora.

Y nada, pues yo le enseño a hacer crucigramas,

y él, pues a resolver ecuaciones.

Bueno, todo parece dentro de lo normal.

Dime, Óscar, ¿desde cuándo padeces migrañas?

Pues, hace un par de años,

pero últimamente el paracetamol no me hace nada.

¿Has tenido náuseas, vómitos, fotofobia?

¿Sí? -Sí, sí, sí.

Vale, pues todo parece indicar que es una crisis migrañosa.

¿En qué trabajas tú, Óscar? -Profesor de matemáticas.

En la universidad. -¡Ah, qué bien!

Bueno, vamos a hacer lo siguiente,

te voy a pedir un TAC craneal y una analítica de sangre,

para descartar que haya otro tipo de enfermedad neurológica

que sea grave, ¿vale? -Perfecto.

De momento os podéis quedar aquí,

en un rato vendrá una enfermera para llevarte a Rayos

y hacerte un TAC. -Vale, gracias.

De nada, hasta ahora.

La migraña o jaqueca es una enfermedad

que tiene como síntoma principal un fuerte dolor de cabeza,

acompañado de náuseas, vómitos, sensibilidad a la luz y al sonido.

Bueno, vaya día, no veo el momento de ir a casa y meterme en la cama.

Perdón, hay una ambulancia, traen a alguien de la calle Sócrates.

Tardan como un minuto.

¿Sócrates? ¿qué número? Sí. El 7.

Ahí vive Pepa. ¿Sí?

Sí, vamos, te veo después.

¿Hace mucho que han llamado? Hace un momentito.

Jesús, una silla.

Siéntate.

Hola. Hola.

Llevadle a Triaje.

Pepa, ¿este hombre qué hacía en tu casa?

Pues que me ayuda en casa a limpiar.

Estaba limpiando unas estanterías y se cayó.

Mis horarios aquí, estudiar, mi enfermedad,

es que a mí no me queda mucho tiempo y Fermín, pues me echa una mano.

Él estaba subido en una escalera, estaba limpiando algo,

y cuando me quise dar cuenta, pues estaba en el suelo.

Pues nada, estaba limpiando la estantería, y de repente, ¡Pum!

Me caí, y no sé, últimamente me noto como un poco más flojo.

No sé, es como si mi cuerpo me quisiera decir algo.

¿Has tenido alguna enfermedad?

Pues sí, doctor, he tenido una enfermedad

y se llama ser toxicómano, ¿vale? pero de eso, hace mucho tiempo,

ya estoy totalmente recuperado.

Y bueno, quitando eso, una gripe por aquí,

un catarro por allá, pero vamos, como todo el mundo, lo normal, ¿vale?

Vale, quiero que sepas que no te estoy juzgando.

Solo necesito saber tus antecedentes médicos para saber cómo tratarte.

Ya.

Los abusos con las drogas, además de los problemas inmediatos,

también pueden aparecer años después,

no es algo que debamos tomarnos a la ligera.

(Música)

Óscar, el paciente que sufre de migraña,

espera en boxes los resultados de la analítica y el TAC craneal.

Hola. -Hola.

A ver, Óscar, te comento,

tenemos los resultados de la analítica y el TAC,

y dan normales.

Al parecer, todo ha sido, pues una crisis migrañosa.

Te voy a dar el alta con analgésico y reposo en casa, ¿de acuerdo?

A ser posible, trata que sea en una habitación oscura

sin nada de ruido.

Y recuerda que es muy importante

que debes mantener una alimentación sana,

hacer ejercicio, y nada de alcohol ni tabaco.

De acuerdo. -¿De acuerdo?

Venga, chicos, yo voy a preparar el alta.

Vale, muchas gracias. -De nada, hasta luego.

He quedado dentro de un par de findes para cenar

con mis compañeros del trabajo,

¿qué te parece si te vienes con algún compañero de tu curro?

Sara, a mis compañeros no les gusta quedar con gente desconocida.

Bueno, tampoco es para que te vengas con toda la universidad

pero igual los más amigos.

A ver, Sara, una cosa, mientras esté con lo de la migraña,

no podemos hacer planes, ¿vale?

Bueno, las constantes están bien.

Ya, si eso ya lo sabía yo, se lo dije.

Vamos a ver esa clavícula, tienes poca masa muscular.

¡Ah! Ah, ah...

A ver, doctor, le digo una cosa, yo estoy totalmente limpio, ¿vale?

Ya quedó atrás ese tiempo en el que mi cuerpo estaba presente,

pero mi mente estaba ¡Ah! pero mi mente estaba ausente, ¿vale?

Incluso ahora colaboro con varias asociaciones

para ayudar a los chavales a que salgan de las adicciones, ¿vale?

y trabajo por ahí, me saco algún dinerillo ¡Ah!

por ejemplo, como con Pepa,

si no fuera por mí, el salón de Pepa parecería una...

¡Ah! una fiesta de los años 80.

Es broma, yo a Pepa le tengo mucho cariño y mucho aprecio.

Parece que la clavícula está luxada o rota

y el hombro también parece afectado. ¡Ah, ah!

Bueno, vamos a hacer unas radiografías

para ver de qué se trata y una cosa,

¿siempre has tenido tan poca masa muscular?

Sí, eso viene de mi época, de mi época oscura,

yo me quedé, me quedé así, macho, me quedé como un alfiler,

aunque, últimamente, puede que esté un poco más delgado

pero vamos, tampoco me fijo yo mucho en mi aspecto, ¿eh?

Bueno, quiero estudiar ese cansancio y esa pérdida de peso, ¿de acuerdo?

Lo que usted diga, doctor.

Me decantaría por una fractura,

pero las pruebas nos sacarán de dudas.

Con respecto a la hipoatrofia muscular,

la delgadez y el cansancio del que habla,

podría ser un síndrome constitucional.

Este se define por la presencia de astenia, anorexia

y pérdida de peso significativa,

por eso me gustaría hacerle un estudio.

(Música)

¡Tranquilo, mi amor!

Óscar Medina,

el paciente diagnosticado por el doctor Cabrera de migraña,

es trasladado en ambulancia al hospital

por un empeoramiento de su estado.

38 de temperatura.

A ver, esto te va a molestar un poco, Óscar, pero tenemos que hacerlo.

Abre el ojo.

A ver, tranquilo, abre, eso es, quieto.

¿Cuándo te ha empezado este nuevo dolor de cabeza?

Pues a ver, ayer me despertó de la siesta,

pero después se me pasó. -Sí.

Pero ahora es insoportable. -Ya.

Tienes el cuello bastante rígido, podría ser una meningitis.

Vamos a hacer lo siguiente, Mar, sácale una muestra de sangre

para hacer una analítica, ¿de acuerdo?

Muy bien.

Se denomina meningitis a la infección que hay en la membrana

que recubre el cerebro y la médula espinal.

Hay muchos tipos de meningitis, la hay vírica, bacteriana,

o fúngica por hongos.

Con los síntomas que presenta Óscar,

he tenido que enfocar el diagnóstico hacia esta patología,

de suma gravedad.

¿Cómo está Óscar? -Bueno, pues te comento.

Óscar tiene fiebre alta, tiene náuseas, vómitos

y disminución de la agudeza visual.

En este momento le hemos suministrado paracetamol

para paliar un poco el dolor, y antieméticos para los vómitos.

Aún tenemos que hacerle más pruebas.

¿Has visto algún síntoma en Óscar

que a él se le haya pasado por alto contarme?

Pues... bueno, estos días le costaba recordar un poco

lo que había hecho hacía cinco minutos,

no sé si tiene algo que ver, un día me preguntó que dónde estaba,

cuando estábamos en su casa, como siempre,

y después, cuando se lo contaba, me decía que nada

que sería por la fiebre. -Ya.

¿Estas alteraciones eran momentáneas? -(ASIENTE)

Vale, mira, vamos a hacer lo siguiente, quédate aquí,

y yo me voy a ir a Rayos para preparar la sala

para hacerle un TAC.

También le voy a hacer una punción lumbar

y le voy a suministrar antibióticos,

por si acaso se trata de una meningitis.

¿Meningitis?

Son sospechas,

de todas maneras, vamos a tener que aislarle, de momento,

hasta que estemos seguros de qué es lo que tiene, ¿de acuerdo?

Vale. -Venga, tranquila, hasta ahora.

Ah, ¿sí?

Sí, el síncope puede estar relacionado.

Vale, bueno, voy a verlo.

Pepa. ¿Sí?

¿No crees que tener un ex toxicómano limpiando en casa

merece un comentario?

¿Por qué? A mí no me parece para tanto,

o sea, a mí hace tiempo me pidieron en la asociación colaboración,

me pareció bien, y francamente, yo creo

que todo el mundo merece una segunda oportunidad, ¿no?

Totalmente de acuerdo,

además me ha dicho que no tienes mucho tiempo

y la casa está un poco desatendida. Pues sí, la verdad es que sí.

No tengo mucho tiempo.

Pero bueno, Fermín es una persona de confianza, es un buen amigo,

algunos días se queda a charlar, e incluso algún día se queda a cenar.

Buen amigo,

¿va todo bien, Pepa?

Pues sí, va todo bien. Vale.

(Música)

El doctor Cabrera le realiza a Óscar un TAC craneal

para confirmar sus sospechas de meningitis.

Después de la prueba de imagen, el doctor Cabrera,

en presencia de un supervisor,

le hace una punción lumbar al paciente,

con la intención de que el estudio del líquido cefalorraquídeo

pueda ayudarles en el diagnóstico.

¿Cómo estás? -Pues bastante mejor, pero aburrido.

Porque esto de ser contagioso es un rollo, tía.

Menudo susto me diste anoche, pensé que te iba a dar algo.

Bueno, no te preocupes, que estoy mejor, ¿vale?

Hoy hacemos seis meses. -Es verdad, perdona.

¿Recuerdas que teníamos entradas para ir al teatro?

No, no, pero mírame,

creo que no me acuerdo ni cómo me llamo, lo siento.

Óscar, ya sé que no te encuentras bien,

pero es que no te noto a gusto, ¿tú estás bien conmigo?

Si.

Que es que nos conocimos hace muy poquito,

e igual, pues te has desencantado conmigo o has conocido a otra,

sería normal.

Por favor, a ver, no vuelvas con eso, estoy genial contigo,

eres maravillosa, pero...

Es que no entiendo por qué hay partes de tu vida

que no quieres compartir conmigo, es que no lo entiendo.

A veces siento que te avergüenzas de mí,

o que no soy lo suficientemente buena para estar contigo.

Bueno, Sara, ¿cómo puedes pensar eso?

Estoy genial contigo, tranquila, de verdad.

Cuando salgamos de aquí, hablamos.

Lo siento. -No me pidas perdón.

Ya sé que no es el mejor momento para hablar de esto,

ya lo hablaremos con más calma otro día.

Vale.

Ahora a recuperarse. -Pero tranquila, ¿vale?

Para conocer el grado de afectación de la clavícula,

a Fermín se le realizó una radiografía.

Si el hombro está bien, seguramente sea una tendinitis

pero sí hay una fractura en la clavícula, ¿ves?

Ahora te vamos a vendar ambas zonas,

vamos a intentar que suelde y que haga callo.

Te recetaré unos antiinflamatorios, pero deberás guardar reposo.

Vale, pues me vendáis y me piro, me voy, ¿vale?

Hay algo más, te dije que quería ampliar el estudio, ¿eh?

porque esa hipotrofia muscular no me gusta,

y además pareces desnutrido.

Lo ideal sería que te quedases ingresado.

No, a ver, doctor, yo como estupendamente, ¿vale?

y si queréis, otro día vengo

y me hacéis las pruebas que tengáis que hacerme,

pero yo hoy me voy, ¿vale?

Si es que siempre pasa lo mismo,

si es que los médicos no paran hasta que no te encuentran algo

y que te digo una cosa,

que a mí este doctor no me está mirando bien, y ya está.

Fermín, podrías estar sufriendo un proceso infeccioso,

una enfermedad autoinmune, incluso un cáncer.

(Música)

A ver, mira, Fermín. -Vale, vale, vale.

No toques la chaqueta, por favor,

dame la chaqueta, que tengo frío, Pepa.

Dame la chaqueta.

Fermín, es importante que te quedes y que le hagas caso,

yo también te veo más delgado.

Vale, me quedo, me voy a quedar. Bueno, os dejo.

Pero, ¿qué te pasa? ¿por qué estás mal?

Pepa, que no me encuentro bien, ya está, no me encuentro bien.

Pero, ¿tienes fiebre, o qué? -No, no lo sé, tengo un poco de frío.

Hola, Paula. ¿Me pasas mis informes, por favor?

Gracias.

¿Lo has visto?

Compadre, me tratan como si fuera la peste, ni que hubiera hecho algo.

Dime la verdad, ¿tú sabes algo, o qué?

Yo no quiero meterme,

hace poco patiné con Rey, metiéndome en su vida privada,

y salí escaldado.

Bueno, ¿y qué tiene que ver que la gente sea borde conmigo

con mi vida privada? ¡para, para, para¡

¿me estás queriendo decir lo que creo que estás queriendo decir?

Yo no quiero hablar, en este hospital hay mucho cafre,

más de los que crees,

que piensan que no deberías tener una relación tan estrecha

con... ya sabes.

Lucía. -Sí.

Ellos, al ser la ex de Landó, y él,

como lo está pasando tan mal con... ya sabes también...

Con el alcohol. -Sí, eso.

Pues no les gusta que confraternices tanto con ella.

Ya, ¿y qué pasa?

que tú también piensas que yo estoy liado con Lucía, ¿no?

No quiero meterme en asuntos ajenos, lo siento.

Pues ya lo has hecho.

Pepa, Pepa, ¿no crees que tu amigo es un poco raro?

no sé, yo veo algo que no termina de gustarme.

Tú tienes prejuicios porque es un ex toxicómano, ¿no?

No, te voy a decir una cosa, Fermín es amigo mío.

Es una persona normal.

Sencillamente cometió un error, y lo está pasando muy mal

pero yo confío en él. Muy bien.

(Música)

Hola. -Hola.

¿Qué tal, Óscar? A ver, tengo los resultados,

te comento, así un poco, el TAC es normal

pero los resultados del líquido cefalorraquídeo

nos da que hay una posible infección fúngica.

El LCR está infectado por un hongo que ha entrado al organismo

a través del sistema respiratorio diseminándose en la sangre

hasta llegar al cerebro.

No te sigo.

Lo siento, perdón, por tanta información repentina.

A ver, Óscar, para que me entiendas,

la meningitis que padeces no es contagiosa,

así que ya os podéis retirar las mascarillas.

Eso sí, tenemos que actuar con rapidez,

y averiguar de qué hongo se trata, ¿vale?

y para ello, vamos a hacer una tinción con el LCR

que te hemos extraído de la punción lumbar,

y haremos un cultivo que nos confirmará este diagnóstico.

Mientras esperamos los resultados de la tinción,

vamos a ponerte un tratamiento antifúngico,

y si respondes bien al tratamiento antifúngico

y los síntomas desaparecen, oye, pues te pasamos a planta.

¿Te parece?

Perfecto, porque me encuentro bastante mejor ahora.

Pues me alegro mucho, Óscar, bueno, les dejo.

Vale. -Chao.

(Música)

Después de la fractura diagnosticada,

el doctor Blanco recoge los resultados de las pruebas

que decidió hacerle a Fermín por su llamativo aspecto físico.

En la analítica solo vimos una ligera falta de hierro.

Pero como el resto de las pruebas tampoco mostraban anomalías,

pues decidimos ampliar el estudio inmunológico

y también dio negativo,

así que haremos un cultivo de heces y las pruebas de celiaquía.

Oye, que ya lo tengo, ¿vale?

pero que necesito un poco más de tiempo.

¡Pues porque estoy en el hospital, tío! ¿vale?

Venga, mamá, un besito, luego te llamo, ¿vale? Chao.

Pues nada, que estaba hablando con mi madre y le estaba explicando

por qué no he podido ir a verla. Ya.

Bueno, los resultados de estas pruebas también han dado negativo.

O sea, que no sabes lo que tengo.

Seguiremos buscando hasta dar con lo que es.

¿Estás bien? No, estoy un poco cansado

y me quiero ir ya, así que estoy harto y me voy.

No, no te lo recomiendo.

Mira, doctor, o me quita usted esto o me lo quito yo, ¿vale?

Voy a avisar a una enfermera. Vale, gracias.

Sospecho que Fermín pueda tener algo de origen digestivo,

por ejemplo, que no pueda absorber los nutrientes,

por eso me preocupa que se haya marchado.

(Música)

Fermín, ¿qué pasa?

Me ha dicho el doctor Blanco que te quieres marchar,

¿sin saber lo que tienes?

Sí, tengo que irme a regar las plantas, Pepa, tengo que irme.

Vamos a ver,

¿Cómo que te tienes que ir a regar las plantas?

Por favor, vamos para dentro.

No, no, Pepa, no. -Fermín, vamos al hospital, venga.

Por favor, Fermín.

Esta cadena es mía. -No.

¿Cómo que no? esta cadena es mía, ¿tú qué haces con esto?

¿Me la has robado? -No, no, Pepa, no.

Mira, voy a comprarte otra si quieres.

¿Me has robado la...?

No, no, es que no quiero que me compres otra.

No, voy a comprarte...

Vamos, por favor, vamos al hospital, venga.

¡Hermano! ¡hermano, vete, vete! ¡vete, hermano! ¡vete!

¡Ayuda! ¡Ayuda, ayuda! -¡Vete!

¡Fermín, por favor!

Fermín, venga, por favor, pasa dentro.

Cuidado, tiene una clavícula rota.

No, Pepa, no.

Venga, ¡por favor, tranquilízate! Tranquilízate, ¿eh?

Avisa al doctor Blanco.

(Música)

Tiempo después,

ya están los resultados de la última prueba que le realizaron a Óscar,

cada vez más recuperado.

La tinción del LCR nos ha mostrado cápsulas sugerentes

a un criptococo neoformans.

Este criptococo habita en las plantas, en los animales,

pero más concretamente es en las heces,

digamos, los excrementos de las aves.

Bueno, yo lo que he hecho por adelantado

ha sido pedirte un cultivo para confirmar

si se trata de este hongo,

ahora lo que tenemos que hacer es buscar el foco de la infección.

El hongo que produce la meningitis criptocócica

habita en los excrementos de las aves,

como ya le expliqué a Óscar,

se transmite a través de la inhalación,

y para ello tiene que haber, pues una gran concentración.

Este tipo de meningitis afecta más bien a pacientes

que tienen el sistema inmunológico debilitado,

por ejemplo, pacientes con cirrosis, diabetes, leucemia o VIH.

¿VIH? -A ver, calma.

No, no, no. -Tranquilo.

No puede ser. -Óscar, tranquilo, tú escúchame.

Tenemos que hacer todavía las pruebas del VIH

para poderlo descartar, ¿Ok?

Y lo que sí te puedo decir es que el tratamiento

que has llevado hasta ahora, antifúngico, está surtiendo efecto,

vamos, que lo más probable es que hoy te pasemos a planta.

¿De acuerdo?

Óscar, tú me has dicho que eras profesor, ¿verdad?

Sí.

No sé, ¿por tu trabajo en algún momento tienes que tratar

con las aves, o algo? ¿palomas, sus excrementos o algo así?

No, no, es imposible, porque o estoy en el aula,

o estoy en el despacho. -¿Estás seguro?

Sí, estoy seguro, a ver, para, por favor,

porque me están diciendo que tengo sida,

y tú vuelves con el mismo rollo, para, ¿vale? no tengo sida,

estoy bien.

¿A ti qué te pasa? -¡Lo que te estoy diciendo!

Que no tengo sida, ¿vale?

te lo estoy diciendo, no puedo tener sida.

¿Dónde me infecté? ¡pues, claro! -Óscar, tranquilo, ¿vale?

Perdón.

No, no, tranquilo, no pasa nada, si yo, te entiendo perfectamente.

Primero tenemos que hacer las pruebas del VIH

y ya se verá si se nos confirma, o por lo menos, descartarlo.

Te vamos a poner un tratamiento antifúngico,

pero específico para este hongo que tienes,

entonces, ya vas a ver, que la mejora va a ser absoluta.

Vale. -¿Ok? tranquilo.

Sí, perdona, lo siento. -Nada, no pasa nada.

Venga, chicos, os dejo, hasta luego.

(Música)

¿Qué?

Mira, necesito pensar, me voy.

Pepa, el tratamiento psicótico ha funcionado,

y Fermín ha vuelto a la normalidad.

¿Estás bien?

Me estaba robando.

¡Me estaba robando!

Tenías razón, me siento engañada.

Bueno, no te tortures, la gente a veces nos defrauda.

Es verdad que yo le noté algo, pero...

Ya, pero es que él no es así, bueno, o no era, porque ya no sé.

Seguro que planeó esto desde el principio

y ahora estará como fingiendo, o haciéndose el tonto, o yo qué sé.

Bueno, ve a casa, y comprueba si falta alguna cosa más.

Yo me encargo de lo clínico,

y procuraré averiguar si está fingiendo,

o realmente le pasa algo.

Venga.

Qué bien estar en planta, ¿eh? -Sí.

La UCI es un fastidio. -Sí, la verdad.

(Móvil)

Perdón.

¿Sí? Emilio, sí, sí, sí, otra vez en el hospital.

¿Le han llegado mis mensajes de voz? Vale, perfecto.

Sí, cuando salga de aquí me tiene en su despacho

y se lo dejo impecable, armado con cubo y fregona, sí.

Sí, muchas gracias y disculpe las molestias, gracias, hasta luego.

¿Qué? ¿el jefe? -Sí.

(Música)

El doctor Blanco decidió realizar a Fermín un TAC

que no mostró ningún hallazgo

y una punción lumbar en busca de pistas

que explicasen su crisis psicótica.

Hola.

¡Pepa, Pepa!

Que lo de la cadena fue una tontería, pensaba de volvértela, de verdad.

¿Y el reloj y la pulsera que también faltan?

Yo de eso no sé nada.

(Música)

Sí, ¿vas a denunciarme?

No, pero no quiero volver a verte en mi vida.

Si has recaído, que sepas que en la asociación te pueden ayudar.

Ah, ¿eso es lo que crees? ¿que he recaído?

Pues sí, Pepa, es un tema de drogas.

Pero no son para mí, son para mi hermano,

que también está enganchado, ¿vale?

Y le debe pasta a gente muy chunga.

Entiendo que estás en un callejón sin salida

pero creo que tienes alternativas mejores a robar.

Ah, ¿sí? ¿tú crees? ¿quién quiere tener un ex toxicómano cerca, Pepa?

¿quién me va a dar un trabajo de verdad?

Mira, mira tu amigo, el médico, míralo.

Pepa, estoy condenado a trabajar a cambio de limosna

para gente como tú y encima, me tengo que sentir bien

y vosotros laváis vuestra conciencia, venga, hombre.

Qué fácil es echarle la culpa siempre a los demás

y yo no estoy lavando mi conciencia.

Estaba hablando en general.

Te consideraba mi amigo.

Si crees que esto puede ayudar a tu hermano, toma.

Pepa, ¡Pepa!

Bueno, Óscar, aquí tenemos los resultados del VIH,

y nos ha dado negativo.

Vale, gracias.

Esto te lo tengo que volver a preguntar,

¿seguro que no has estado en contacto con animales?

Sí, seguro.

¿Sabes qué pasa, Óscar? que hay algo que no me cuadra

porque el criptococo no corresponde con pacientes sanos,

entonces, la única forma de contagio

sería pues, a través de contacto directo con heces, de aves, ¿no?

con palomas, por ejemplo, o si no, chico, permíteme

que yo pueda publicar esto en alguna revista de investigación,

porque vamos, es el caso más raro que he visto hasta ahora.

Óscar.

Mira, puede que sí que haya estado en contacto

con alguna paloma que otra.

Ya.

No, no soy profesor universitario, sí que trabajo en la universidad,

pero trabajo en el servicio de limpieza,

y a veces subo a los tejados, a limpiar,

y sí que me veo con alguna que otra paloma,

y me siento fatal por haberle mentido a Sara.

A ella le hacía ilusión lo de que trabajáramos en lo mismo,

ella profesora de lengua, y yo de números,

pero no sé, yo creo que el karma me lo ha devuelto.

Óscar, yo te aconsejo sinceramente que cuando vayas a un hospital

cuentes toda la verdad desde el principio,

así podremos encontrar el diagnóstico mucho antes.

A ver, si tiene razón, pero a ver si me explico,

no es que no me sienta orgulloso de mi trabajo,

me siento muy orgulloso, es el que tengo y ya está,

pero, cuando conocí a Sara, por tirarme el moco, irme de guay,

le dije que era profesor universitario

y resultó que ella también era profesora

y la cosa llegó más lejos de lo que esperaba

y ahora me da vergüenza decírselo y a usted no le quería mentir

pero estaba ella delante, y en estas circunstancias,

no quería que se enterara así.

Tranquilo, ¿eh?

Yo por lo menos,

te agradezco que me hayas contado tu relación con las palomas

antes de haber publicado esto en una revista de investigación.

De mí publique lo que quiera, que le he mentido.

Bueno, Óscar, lo importante es que ya tenemos el foco de la infección,

y que bueno, ya tenemos el tratamiento controlado,

ahora es esperar a que te recuperes del todo para darte el alta.

Vale.

(Música)

La punción lumbar dio negativa para infección,

y por eso el doctor Blanco decidió hacerle a Fermín

una resonancia magnética cerebral.

En la resonancia hemos visto una atrofia cerebral difusa,

es como una especie de pequeña área gastada,

esto apunta a una demencia incipiente.

¿Cómo te encuentras? Pues mal, doctor.

¿Cómo quiere que me encuentre? Mal, me encuentro mal, ¿vale?

No es bueno que te alteres. Ah, que no me altere,

que no me altere,

¡si me estoy volviendo loco, doctor! ¡se me está yendo la cabeza!

Y, ¿sabe lo que más me duele?

Que he decepcionado a la única persona que se ha preocupado por mí.

Me gustaría que me hiciera un favor, me gustaría que se la devolviese,

aunque bueno, ya no sé si servirá de mucho.

Ah, ah, ah... ¿Qué pasa?

Me duele, me duele, me duele aquí.

¿Puedes describir el dolor? No sé.

¿Cómo va a ser el dolor, doctor? pues doloroso, ¿cómo va a ser?

¡Ah! aquí.

Enfermera, analgesia,

y que preparen para hacer un TAC abdominal urgente.

Me duele mucho, ¿eh? Tranquilo, a ver.

(Música)

Óscar, ya recuperado, espera a que el doctor Cabrera

le comunique los resultados del cultivo que confirmarían

el tipo de hongo que ha causado la infección.

¿Cómo estás? -Pues mejor, mejor,

parece que lo de la meningitis está controlado.

Sara, tengo que hablar contigo. -Sí, yo también.

Por eso he venido, quiero pedirte perdón.

No, no, no, perdón te lo tengo que pedir yo,

porque a ver, es que te he engañado.

A ver, no en lo del VIH, escúchame, por favor, escúchame.

No soy profesor, trabajo en la universidad,

pero trabajo en el servicio de limpieza,

lo que sé de matemáticas lo sé porque es que me gustan mucho y eso.

Limpio las aulas y esas cosas, no doy clase, lo siento.

Y si te vas, pues lo entiendo porque te he mentido

y lo de la meningitis fue porque tengo que subir a los tejados

a limpiar las cagadas de las palomas.

Qué tonto eres. -Mucho.

No sabes las ganas que tenía de hacer esto.

No te voy a decir yo lo que tengo ganas de hacer.

¿Quieres que te cuente un secreto? -Cuenta.

Pues que yo a veces he mirado las soluciones de los crucigramas

para impresionarte. -Ah, pues me parece fatal.

(Música)

A ver, los resultados muestran una necrosis grasa.

¿Y eso qué es? ¿entonces no es demencia?

No, no, no.

Hay un área del tejido adiposo dañado,

para averiguar el porqué,

tendríamos que hacer una gastroscopia y una biopsia.

Podría estar entre una tuberculosis y bueno, una patología intestinal

como la enfermedad de Wipple,

que puede provocar complicaciones cerebrales graves.

Fermín, espero que ahora entiendas que lo que tengas que hacer

puede esperar.

¿Y dónde voy a ir, doctor? si no tengo nada que hacer.

Bueno, ahora tienes que pensar en ponerte bien,

daremos con lo que te pasa.

(Llaman a la puerta)

Siento interrumpir, chicos, hola.

Cómo se nota que ya no estás en aislamiento, ¿eh?

A ver, les comento, mira, tenemos los resultados del cultivo.

Y nos confirman que se trata, pues sí, del criptococo neoformans.

¿De acuerdo?

Bueno, pues ahora es seguir con el tratamiento que tienes

hasta que te encuentres bien

y aquí en un par de días te podremos dar el alta e ir a casa.

Vale, gracias. -Te encuentras mejor, ¿no?

Mucho mejor. -Así me gusta, muy bien, muy bien.

Ah, y por cierto, a partir de ahora, ya sabes,

mascarillas y guantes para trabajar.

Lo juro. -¿OK?

Gracias. -De nada, hombre.

Chicos, un placer. -Muchas gracias.

Hasta luego.

(Música)

Después de realizarle la gastroscopia

y recibir los análisis del laboratorio,

el doctor Blanco le está comunicando a Fermín los resultados.

En la gastroscopia hemos visto una leve gastritis,

el duodeno, es una parte del aparato digestivo,

está algo irritado y presenta como unas manchitas rojas,

les hemos hecho una biopsia

y resulta que tienes la enfermedad de Wipple.

¿Cómo?

Es una enfermedad de origen bacteriano

que impide que el intestino delgado deje pasar los nutrientes

al resto del cuerpo, por eso pareces desnutrido,

así que empezaremos inmediatamente el tratamiento,

porque podría ser mortal.

(Llaman a la puerta)

¿Nos dejas solos? Claro.

La enfermedad de Fermín se debe a una bacteria

que suele asentarse en el duodeno,

y suele provocar también problemas neurológicos,

de ahí la confusión con la demencia.

Afortunadamente, creo que hemos llegado a tiempo.

Oye, Pepa, que lo siento mucho, de verdad, lo siento.

Y sé que quizás todo esto no sea suficiente

y sé que he cometido una estupidez y bueno, me he dado cuenta

de que esa no era la manera de ayudar a mi hermano

y él tiene que rehabilitarse.

Pero ¿sabes lo que más me duele de todo esto?

Haberte perdido.

Fermín, estoy aquí, no he venido antes

porque he estado pagando la deuda de tu hermano.

¿Cómo? Pero ¿por qué has hecho eso, Pepa?

o sea, yo no sé si te lo voy a poder devolver.

Vale, tranquilo, yo entiendo que la gente comete errores,

el doctor Blanco me ha contado tu arrepentimiento,

y de verdad, para mí eso es muy importante y quiero ayudarte

y además entiendo que por un hermano se cometen errores más grandes,

pero Fermín, tío, ¿cómo no me dijiste nada?

Haberme pedido el dinero.

Ya, Pepa, pero es que yo también tengo prejuicios,

yo también los tengo.

Pero vamos, que te aseguro que he aprendido la lección,

pero bien.

(Música)

Por fin a casa, ¿eh?

Pero hombre, ¿todavía sigues pensando en eso?

Ya, Juanjo, ya, ¿sabes qué pasa, compadre?

que estoy aquí dándole vueltas a lo de Lucía,

y no paro de darle vueltas.

Es que es muy complicado, ¿eh?

Esto de estar en boca de todos tus compañeros con tanta historia,

esto es muy complicado.

No exageres, los rumores siempre están en todas partes,

hay que saber convivir con ellos, y nada, y no prestarles atención,

aun así, tengo que pelearme para callarlos, ¿eh?

Ya.

Porque bueno, Lucía y tú sois amigos, no sé a qué viene tanto chismorreo.

Porque, Lucía y tú sois amigos, ¿no?

Mira, Juanjo, esto, silencio, ¿eh? no se lo cuentes a nadie.

Lucía y yo somos algo más que amigos

pero no lo que la gente se piensa, no, es algo mucho más bonito,

Y yo, sinceramente, chico,

si puedes seguir acallando un poco los rumores,

yo te lo agradecería, la verdad.

Bien, así lo haré. -Muchas gracias, Juanjo.

Pero hay que tener en cuenta

que, si lo de Lucía va en serio y sigue adelante,

tendréis que enfrentaros vosotros mismos

a las malas lenguas. -Ya.

No, eso no me preocupa, Juanjo,

de todas maneras te agradezco mucho tu apoyo y tu comprensión, ¿eh?

Cuando llegue el momento,

ya le plantaré cara a todos los chismosos estos,

que les gusta estar todo el rato con tanto, ahí dándole,

  • Centro médico - 11/12/17 (1)

Centro médico - 11/12/17 (1)

11 dic 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 11/12/17 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 11/12/17 (1)"
Programas completos (918)

Los últimos 931 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios