www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4561805
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 11/04/18 (2) - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Isabel lleva varios días muy cansada y sufriendo mareos.

Hoy casi se cae en la calle mientras paseaba con su marido.

Por eso han venido a Urgencias.

La exploración está bastante bien, pero como ya te he dicho antes,

te haré una analítica de sangre. -Vale.

-Carlos ¿le puedes hacer una extracción de sangre?

(Móvil)

-Perdón. Un segundo.

(Móvil)

Es Luque. Cógelo. (PONE LA VIBRACIÓN)

-¿No vas a hacer cinco segundos de tregua con tu hijo? Cógelo.

(Vibración)

-Oye, que todo ha ido...

Sí, sí. Tranquilo. Todo ha ido perfecto.

Sí, es una anemia leve o algo así es lo que han dicho.

Que en una hora estamos en casa, ¿vale?

(ASIENTE)

Luque, no pienso hablar... No. Ya hablamos de esto.

Estoy en un hospital. No puedo gritar, ¿entiendes?

Cálmate. -¿Jesús?

(Música tensión)

(CUELGA)

-¿Qué haces aquí? ¿Ha pasado algo?

(TITUBEA) -Isabel, que se ha mareado, pero está perfecta.

Era una anemia, parece ser. Nada más.

¿Tú no estabas en Alemania?

(TITUBEA) -Volví hace un tiempo.

No te dije nada.

-Tampoco hacía falta.

-Claro.

Bueno, que tengo mucho trabajo. Te dejo. Que no sea nada.

-Muchas gracias.

(Música tensión)

-En cuanto estén los resultados te avisarán.

-Vale.

Fenomenal. Muchas gracias. -Nada.

-¿Qué pasa? ¿Jesús? (BALBUCEA)

-He visto a Alberto.

-¿Qué Alberto? -¿Qué Alberto va a ser?

-¿Estás bien? Jesús, ¿estás bien? ¡Jesús, Jesús!

(Música tensión)

¡Jesús! -Vale, tranquila. Tranquila. ¡Jesús!

¡Jesús!

Tiene el pulso muy débil.

¡Chicos, ayudadme!

Hay que subirlo a camilla, nos vamos a Reanimación.

-¿Pero qué le pasa? ¿Qué le ha pasado?

-¿Lo tenemos? Una, dos... ¡Ahora! Vamos.

(Continúa la música)

-¿Mi amor?

¿Mi amor? -¡No tiene pulso!

-¡Ay!

-¡Tenemos una parada! ¡Por favor, ayudadme, hay que monitorizarlo!

¡Mar, los electrodos!

(Música tensión)

Trae, dame el negro.

(Pitidos)

¡Está en fibrilación ventricular!

(Pitidos)

Ponlo a 200, Mar. ¡Venga, las palas!

-Yo me encargo, yo me encargo. -¿Qué haces?

-¡Es mi hermano!

¡Mar, 200!

-200. -¡Fuera!

-No reacciona.

-¡300!

-300.

-¡Isabel, no puedes estar aquí! Por favor, sácala. ¡Sácala! ¡Fuera!

(LLORA)

(RESPIRA AGITADAMENTE)

-Acaba de recuperar el pulso, pero sigue inconsciente.

(LLORA) -¡Ay! ¡Gracias!

(LLORA) Gracias.

(SUSPIRA)

(SOLLOZA)

Le has salvado la vida.

-Si la doctora Marco no hubiera reaccionado tan rápido,

puede que le hubiéramos perdido.

-¿Se va a poner bien?

-Isabel, no lo sé. No te puedo decir nada más ahora. Lo siento.

(LLORA) -Tengo que llamar a Luque. -Sí, sí.

Silvia, ¿te importa llevarla a la sala refugio, por favor?

Ahí estarás tranquila y yo te aviso, ¿vale?

-Vale.

-Vamos.

(Música)

-El estado de Jesús es grave.

Ahora tenemos que hacerle un electrocardiograma

y una analítica de sangre con marcadores cardiacos

para confirmar nuestras sospechas

de que ha sufrido un infarto de miocardio.

Entonces, sabremos cuál es el siguiente paso a seguir.

(Música)

-Se va a poner bien, mamá.

Acompañada de su hijo, Luque, Isabel espera noticias de su marido,

al que el doctor Molina y la doctora Marco

han reanimado tras una parada cardiorrespiratoria.

La doctora.

Hola.

-Hola. ¿Qué...? ¿Qué tal está? ¿Se sabe algo?

-Ya tenemos los resultados de las pruebas que le hemos hecho,

pero el doctor Molina prefiere dároslos él en persona.

-¿Cómo? ¿Qué? No. Creo que te has equivocado.

Molina es el paciente. Mi padre, Jesús Molina.

-Eh... ¿Podría esperarnos un segundo fuera?

-Sí, claro. -Gracias.

-Mamá, ¿qué está pasando?

-Nada, cariño. Eh... que con todo lo que ha pasado con tu padre,

se me ha olvidado decirte que...

Alberto, tu tío, trabaja aquí en el hospital

y está llevando el caso junto con la doctora.

-Pero ¿no dijiste que estaba en Alemania?

-Sí.

Pero ha venido.

-Ah.

-Venga, vamos.

-La relación entre mi padre y mi tío siempre fue un tema tabú en casa.

De hecho, todavía no le conozco.

Voy a verle ahora por primera vez.

Ahora mismo me da igual quién trate a mi padre con tal de que le curen.

(Llaman a la puerta)

-Adelante.

(SUSPIRA)

-Isabel, ¿cómo te en...?

-Hola.

-Hola.

Soy Alberto... -Sí, mi tío.

Mi madre me contó lo que hiciste por mi padre. Muchas gracias.

-Eh... Sentaos, por favor. Marco, ¿te importa quedarte?

-Claro.

-¿Cómo está? ¿Se ha despertado?

-No. Sigue sedado.

-¿Tenéis ya los resultados de las pruebas que le habéis hecho?

-Sí.

-Los resultados de la analítica de sangre y el electrocardiograma

confirman que tu padre ha sufrido un infarto.

Rápidamente pedimos un cateterismo cardiaco.

Es una prueba que sirve para ver el recorrido de la sangre

por las arterias del corazón

y localiza exactamente el lugar donde se produjo el infarto.

-El cardiólogo ha encontrado una obstrucción

en la arteria coronaria derecha.

Estamos aprovechando la misma intervención para desobstruirla.

-Entonces, ¿se pondrá bien?

-Primero tenemos que averiguar la causa que provocó el infarto

y... y luego iremos viendo.

-Y no habrá problema con la prótesis de la válvula mitral, ¿no?

-Mi hermano nació con una estenosis mitral.

Es una patología que afecta a esta válvula del corazón,

por lo que tuvieron que ponerle una prótesis hace algunos años.

Es posible que se haya producido un pequeño trombo

y que se haya desplazado a la arteria coronaria derecha y...

y esto haya provocado el infarto.

-¿Jesús pudo haberse saltado alguna revisión de la prótesis?

-No. -No, no. No lo creo.

-¿Y cómo sabes eso si hace años que no sabes nada de él?

-Bueno, tengo muchos contactos

en la mayoría de los hospitales de este país y...

que no haya visto a mi hermano no significa que no sepa nada de él.

Ahora mismo poco más podemos hacer.

Debemos tener esperanza en que el cardiólogo

consiga desobstruir la arteria coronaria de Jesús.

Y luego, habrá que ver cómo evoluciona.

(Música)

Tras liberarle la obstrucción en la arteria

que le había producido un infarto,

Jesús es ingresado a la espera de que despierte.

¿Ya estás tranquila?

Isabel, debemos seguir haciendo pruebas

para averiguar por qué ha sufrido el infarto, ¿uhm?

-Vale.

-Por cierto, hay una cosa que encontré el otro día

y quería que la vieras.

(Música)

-¿Qué es esto? -No sé. Dímelo tú.

-¡Ah!

¡Qué fuerte!

-Ahí estamos los cuatro en las fiestas de tu pueblo.

(RÍE)

-Mira que erais pesados los dos, Jesús y tú.

No nos quitabais el ojo de encima. -Bueno, Raquel y tú

erais las chicas más guapas de la zona.

Y había mucho baboso cerca, ¿recuerdas?

(RÍE) -Sí. Pero, mira, a pesar de eso,

Raquel se enrolló con Javier y no os disteis ni cuenta.

-Ya.

Tu hermana siempre fue la más lista de los tres.

(ASIENTE) -Es verdad.

-Oye, pero sí que sirvió el marcaje que os hicimos.

Mírate a ti. Acabaste enrollada con mi hermano.

-Eso es verdad.

Y desde entonces, siempre juntos.

-Oye, ¿y Luque? ¿Dónde está?

-Uhm... en casa. Le he mandado a hacer unos recados.

Prefiero que esté el menor tiempo posible en el hospital.

-Mucho mejor. (ASIENTE)

La verdad es que me ha sorprendido verlo. No...

No me lo esperaba tan... tan mayor. No sé.

-Uf, es un chico estupendo.

-Entonces ha salido a la madre.

-Bueno, ya me gustaría.

-Y un poco a mí también, ¿no?

(Sirena)

-Cuidado el coche.

¿Qué has dicho? (SUSPIRA)

-Isabel, Luque es igual que yo cuando tenía su edad.

-No me gusta nada lo que insinúas, Alberto.

-Al menos tengo derecho a que lo hablemos, ¿no?

-Jesús es el padre de Luque. No tengo nada que hablar contigo.

(SUSPIRA) -Isabel,

que Jesús sea su padre

no significa que Luque no pueda ser mi hijo.

Y tú lo sabes.

-Me da igual lo que pienses. Aléjate de Luque. Toma.

Por favor.

(Música)

(MEGAFONÍA) "Doctora Marco,

le esperan en la sala de diagnóstico".

(Pitido)

-Perdone, sé que no debería estar aquí.

-No te preocupes, Isabel, no vengo a echarte,

vengo a darte los resultados de tus análisis.

-¡Oh!

Me había olvidado por completo.

-Normal.

Está todo bien a excepción de que tienes una anemia.

En casos de anemia como el de Isabel,

algunas recomendaciones serían seguir una dieta rica en frutas,

verduras y hierro,

y también es importante hacer reposo y evitar situaciones estresantes.

-No le puedo asegurar que me acuerde de todas las recomendaciones.

-Ya, tranquila, no te preocupes. Lo entiendo.

-Hola, mi reina.

-Jesús.

(LLORA) Mi amor.

¡Te has despertado! -¿Y Luque?

-Luque... Luque está en casa. Le he mandado a hacer cosas.

(LLORA) Mi amor, no se quería ir.

Mi vida, has tenido un infarto.

-Siento haberte asustado.

(SUSURRA) -No digas eso, mi amor.

(LLORA) Estás despierto... -Jesús.

-¿Sí? -Voy a avisar al doctor Molina.

-No, no. No, no.

-Es que tiene que venir a explorarte.

-¿Pero no puede hacerlo usted? Es... Es doctora también.

-Jesús tiene la tensión arterial baja, taquicardia

y puede que algo de líquido en los pulmones.

Este caso sigue siendo del doctor Molina

y yo tengo que comentarle esto.

Ahora sí debo avisar al doctor Molina.

-¡He dicho que no!

-Jesús, es que no es algo que podamos discutir.

El doctor Molina es quien está llevando tu caso

y tiene que venir para poder programarte más pruebas.

-Jesús...

(TARTAMUDEA) -Las pruebas las puede programar usted,

no el doctor Molina.

¿Estamos? -Sí, pero que no te precipites,

mi amor. La doctora... -¿Qué pasa?

¿Le vas a defender ahora o qué?

-No.

-A ver, él está en su derecho en querer que le atienda otro médico.

Así que... -Pues ya está.

(BALBUCEA) -¿Qué pasa?

-Jesús.

¡Jesús!

-Se ha desmayado.

Jesús.

Mi vida.

El doctor Molina acaba de enterarse

del empeoramiento repentino que acaba de sufrir su hermano.

La doctora Marco cree que se trata de una embolia cerebral.

Creo que tu hermano ha sufrido un segundo infarto,

esta vez en el cerebro. (SUSPIRA) -Vale.

Hay que hacer un TAC craneal para confirmarlo.

Voy a la sala de imagen. -No, no vayas, porque he avisado yo.

Y es que tengo que decirte algo más.

Además de la hemiparesia,

tu hermano tenía la tensión arterial muy baja,

palidez, sudoración, estaba inestable hemodinámicamente.

-Ha entrado en shock cardiogénico.

-He intentado estabilizarle con dobutamina,

pero no lo hemos conseguido,

así que he tenido que proceder a sedarle y a intubar.

(GRITA) -¡No!

-Hemos tenido que sedar e intubar a Jesús,

y en cuanto podamos, le haremos un TAC craneal

para confirmar que ha tenido un infarto cerebral.

Alberto... Alberto, mírame.

¿Por qué no vas con Luque e Isabel? Yo me encargo del caso.

-No, no, es mi hermano. Me ocupo yo.

-Es evidente que esto te afecta de manera personal.

Me he dado cuenta yo y todo el mundo que estaba en el pasillo.

Además, yo ya conozco el caso... -¡Marco!

¿Tengo que recordarte que soy el subdirector del hospital?

Si digo que llevo el caso, lo llevo. Y punto.

-A no ser que el paciente pida que le vea otro médico.

-¿Qué?

(RÍE)

-Habla con Isabel, ella estaba delante.

(RÍE) -Vale.

(SUSPIRA)

Tú llevas el caso,

pero yo supervisaré tu trabajo.

(Pitido)

-Pero es que esa figura no existe. -¡Pues a partir de ahora sí!

El médico supervisor no lleva el caso,

pero asiste a todo el procedimiento.

Y consensua las acciones con el médico principal,

es decir, tú.

(GRITA) ¿Algún problema?

-No.

-Pues tenme informado.

(SUSPIRA)

Luque,

¿qué haces aquí? ¿Y tu madre?

-Se ha quedado en el refugio.

Yo necesitaba estirar un poco las piernas.

¿Cómo...? ¿Cómo está mi padre?

(SUSPIRA)

-¿Te importa si nos sentamos un momento?

-Vale.

-¿Se va a morir? -No, no, no, no.

Eso no va a ocurrir, Luque.

-Pensaba que los médicos no podíais asegurar nada, por si acaso.

-Pues hoy sí.

Mira, no... No te voy a mentir, ¿eh?

Tu padre está grave.

La doctora Marco está intentando mantenerlo estable

con ventilación mecánica

y ha reforzado el tratamiento con dobutamina.

-¿Eso qué es?

-La dobutamina es un fármaco común

en el tratamiento de afecciones del corazón,

ayuda a aumentar la frecuencia cardíaca

y reducir la presión de llenado del corazón.

Ahora hay que tener paciencia, Luque.

Hay que esperar 24 o 48 horas para ver cómo evoluciona.

-Me siento fatal.

Esta mañana hemos discutido y...

Y ahora puede que se muera.

Realmente ha sido una tontería... -Luque, por favor.

No entres ahí, ¿eh?

Se ha sido una tontería, seguro que te ha perdonado.

Conozco a mi hermano. (SUSURRA) -Vale.

Vale, gracias.

Oye, ¿puedo preguntarte algo?

¿Por qué os enfadasteis? (TITUBEA) ¿Qué pasó?

(Música)

Creo que eso no me corresponde a mí responderlo, Luque.

-Ya, pero le he preguntado varias veces a mi padre

y nunca me quiere contar nada.

Lo único que le he sacado a mi madre es que...

que tiene que ver con la muerte de la tía Raquel.

-Bueno, tu madre se estará preguntando dónde estás.

Vamos a refugio, ¿vale? Acompáñame.

-Mi padre tenía dos hermanos, uno mayor, el médico,

el que he conocido hoy, y una hermana melliza, Raquel,

que era la mejor amiga de mi madre

y, bueno, ella murió antes de que yo naciera.

La tía Raquel se suicidó, ¿no?

(MOLINA ASIENTE) -¿Y por qué lo hizo?

-La razón no tiene nada que ver con que tu padre se enfadara conmigo.

-Entonces, ¿fuiste tú el que hizo algo?

(ASIENTE) -Sí.

Mira, Luque, el único culpable de que tu padre y yo

llevemos tanto tiempo sin hablarnos soy yo.

-¿Y qué hiciste tan horrible para que no os habléis hasta ahora?

-Hasta ahora yo también pensé que era algo horrible y...

Pero ahora que te he visto, no...

No lo tengo tan claro.

-¿Cómo? No entiendo lo que me quieres decir.

-Hola.

-Mamá, ¿estás bien? -Sí, sí, estoy bien.

Es que me he encontrado con la doctora y me ha dicho que...

Me ha dicho lo que le estaba pasando a tu padre.

Y me he mareado un poco, me he tenido que sentar,

por eso he tardado un poquito. -Tienes muy mala cara.

-Isabel acaba de ser diagnosticada de una leve anemia

y lo que no necesita, desde luego, es estrés.

Puede que eso no pueda evitarlo en este momento,

pero lo que sí puede hacer es intentar descansar,

algo muy conveniente para la gente que padece anemia.

-Estoy bien, Luque. -¿Por qué no me das

las llaves del coche? -Estoy bien.

-Voy a buscarlo. -Luque.

-Y vengo a por ti a la puerta del hospital.

-No, me quiero quedar aquí, en el hospital,

¡me quiero quedar con tu padre! -Si has oído a la doctora,

sabrás que no van a poder hacer nada las próximas 24 horas por lo menos.

¿Vale? Necesito que estés bien, por favor.

-Dos horas. -Vale.

-Dos horas y volvemos. -Vale.

-Toma.

-Te espero abajo, ¿vale?

-¿Qué le has dicho?

-Es un chaval increíble. -¿Qué le has dicho, Alberto?

-Él me ha preguntado y...

Y le he dicho que soy el único culpable

de que Jesús y yo no nos hablemos.

Pero no le he dicho por qué.

(LLORA)

(Música)

Vale, tranquila. Tranquila, tranquila.

-Necesito que se ponga bien. Le necesito.

(BALBUCEA) Necesito a Jesús.

Le necesito.

48 horas después de que entrara en coma

tras sufrir un infarto cerebral, Jesús sigue en estado grave.

Habría que contarle a Isabel

lo que estamos haciendo para que se quede tranquila.

(SUSPIRA) -Tranquilo, que ya lo hago yo, ¿mm?

-Gracias.

-Con el TAC que realizamos en su momento,

confirmamos la embolia cerebral de Jesús,

así que añadimos al tratamiento heparina.

Es una medicación que sirve para intentar disolver el trombo

que le había provocado el problema neurológico.

Y ahora mismo lo único que podemos hacer es esperar

para ver cómo evoluciona.

-¿Pero de verdad que no hay nada que se pueda hacer, solo esperar?

-Ahora mismo le están haciendo un ecocardiograma

para comprobar el funcionamiento del corazón.

(RESOPLA)

-Isabel, espero que no te siente mal lo que te voy a decir,

pero tengo que recordarte que tienes una anemia

y tienes que descansar.

No es bueno que pases tantas horas en el hospital.

¿No tienes ningún familiar que te pueda ayudar?

-No. Mis padres se murieron hace tiempo.

(SUSPIRA) -¿Y los de Jesús y el doctor Molina?

-Marco. -¿Se ha despertado?

-No. Presenta una insuficiencia mitral aguda.

-¿Eso qué es? ¿Ha empeorado? -Isabel, espera aquí, ¿vale?

Marco, conmigo.

(Música)

La prótesis de válvula mitral del corazón de Jesús

ha empezado a fallar.

Para saber si está dañada, le vamos a realizar urgentemente

una ecocardiografía a través del esófago

y espero que seamos capaces de determinar lo que le pasa

a mi hermano, porque nos estamos quedando sin opciones.

(Música)

Buenas. ¿Sabéis qué le pasa ya a mi padre?

-Sí. Sentaos, por favor.

Veréis, todo parece indicar que Jesús sufre una endocarditis infecciosa.

-¿Qué es eso? -Una infección en el corazón.

Habitualmente, en una de sus válvulas

y, por lo general, provocada por una bacteria.

-Sí, las bacterias crecen formando unas estructuras características

conocidas como vegetaciones.

Las vimos con el ecocardio.

Las vegetaciones primero estaban en la prótesis de la válvula mitral

y de ahí se desprendieron a la sangre,

llegando a obstruir una de las arterias del corazón.

Después siguieron viajando y provocaron la embolia cerebral.

-Por eso primero Jesús sufrió un infarto de miocardio

y luego uno cerebral. -¿Y vais a darle antibiótico?

Porque eso es lo que se pone para las infecciones

producidas por bacterias, ¿no? -Sí. Sí, así es.

-Bueno, pero entonces, cuando le den el antibiótico,

se pondrá bien, se despertará, ¿no?

-Eso no podemos asegurarlo.

Vamos a hacer un cultivo para averiguar exactamente

qué bacteria es la que está afectando al corazón de Jesús.

Pero, mientras tanto, hasta que lleguen los resultados,

vamos a administrarle un antibiótico que cubra la mayoría de bacterias

que suelen estar implicadas en una endocarditis infecciosa

y esperemos tener suerte con el tratamiento.

La endocarditis infecciosa aparece después de un procedimiento médico

que implique un sangrado,

así es como las bacterias llegan por la sangre al corazón

y anidan, o bien en una prótesis valvular

o en una válvula que esté lesionada.

-¿Y con un procedimiento médico a qué te refieres, a una operación?

-Pero a papá no le operaron desde que le pusieron la prótesis.

-No. -No tiene por qué ser

una operación de algo grave, se puede dar también

durante un procedimiento dental, por ejemplo.

-Por eso el dentista le insistía en que debía tomar el antibiótico.

-Le hicieron una endodoncia antes de que le diera el infarto.

-Sí, dos días antes. -¿Y no se tomó el antibiótico?

(RESOPLA)

Vale, esto es culpa mía. Discutimos y papá, cuando se enfada,

se le va la cabeza y se le olvidan las cosas.

-Ni se te ocurra. -Si yo no hubiera dicho...

-No se tomó el antibiótico, pero ahora se lo van a dar

y se va a poner bien, ¿verdad?

¿Qué pasa?

-En la prueba no solo hemos visto las vegetaciones.

La prótesis que tiene Jesús en la válvula mitral

está más dañada de lo que creíamos y hay que reemplazarla.

Es una operación arriesgada, pero si no lo intervenimos,

mi hermano podría sufrir otra parada cardíaca en cualquier momento.

(Música)

El equipo de cirugía del hospital interviene a Jesús,

el hermano del doctor Molina, para reemplazarle la válvula mitral.

Teniendo en cuenta el estado de Jesús,

estamos ante una operación de alto riesgo.

Pero parece que todo está yendo bien y...

esperemos que no se den más complicaciones.

(MEGAFONÍA) "Servicio técnico, por favor, acuda a la consulta...".

-Que vaya muy bien.

-Hola. -Hola.

-Solo he venido a darte las gracias y a decirte que...

que como ha salido bien la operación, nos vamos a ir a descansar un rato.

-Me parece genial. Que descanséis.

-Alberto, siento mucho no haberte llamado en todo este tiempo.

-¿En todo este tiempo?

Lo dices como si hubieran sido meses, en lugar de 18 años.

Perdona, perdona, Isabel, perdona,

no tenía que haber dicho esto, perdóname.

-No. -Estoy muy cansado y...

Hablamos mañana, ¿vale?

-No, tienes razón, te tenía que haber llamado.

-No eras tú quien tenía que dar señales de vida, Isabel.

Después de lo que pasó,

estuve meses intentando hablar con mi hermano y...

-Pero estaba todo muy reciente. Ponte también en su lugar.

-Claro.

Me he puesto en su lugar un millón de veces.

¿Tú le has preguntado a él

si se ha puesto alguna vez en el nuestro?

Nos abandonó, Isa.

Mi hermana Raquel se suicidó y él se largó.

Estuvo una semana desaparecido.

Sin dar señales de vida una semana.

Y luego volvió.

Magullado y borracho como una cuba. ¿O ya no te acuerdas?

-Todavía recuerdo su expresión cuando nos encontró.

Eligió el peor momento para volver.

-No, eligió el peor momento para irse.

Yo también perdí a una hermana.

Y tú, tu mejor amiga.

(Música)

Y él se largó.

¡Isa, se largó!

-Bueno, ¡pero ya está, ya pasó, ya pasó!

-No, no, ya está, no. ¡Ahora es cuando cuenta!

¡Precisamente ahora! -¿Qué quieres decir?

-Me refiero a Luque. -No vayas por ahí.

-Mira, al principio acepté que pudiera ser hijo de mi hermano,

pero ahora que lo he visto...

Creo que tengo derecho a dudar, Isabel, ¿eh?

Las fechas cuadran para los dos. ¡Isa, para los dos!

-Tu hermano está entre la vida de la muerte,

¿y me vienes con eso? ¿Qué tipo de persona eres?

-De los que no eluden su responsabilidad, Isabel.

Si mi hermano muere, ¡ese niño va...!

-Puede que tu hermano haya sido injusto contigo,

puede que incluso sea una mala persona,

pero si es así, los dos tenéis el hermano que os merecéis.

Raquel se avergonzaría de vosotros.

(SOLLOZA)

(Música)

Una semana después de que a Jesús le sometieran a una operación

para sustituirle su prótesis de válvula mitral,

el doctor Molina es avisado de un cambio

en el estado del paciente. Avisa a su mujer y su hijo,

que están en refugio, por favor. -Vale.

(Música)

Hola, Alberto. -Hola.

-Me has salvado la vida, ¿verdad?

-La doctora Marco ha llevado tu caso, como tú querías.

-¿Qué me ha pasado?

-Creemos que olvidaste tomar los antibióticos

cuando te hicieron la endodoncia,

eso complicó la situación y tuviste un infarto.

-Llevaba unos días enfadado con Luque.

Siempre que me pasa, se me va la cabeza.

-Ahora estás estable,

pero tendrás que ir a revisión cardiológica

en una o dos semanas.

Y cuando te demos el alta, tendrás que estar activo.

Dar pequeños paseos,

subir escaleras con cuidado.

Bueno, te haré una lista antes de que te vayas.

-No, no, dásela a Luque.

A él le gustan esas cosas más que a mí.

(Música)

No sabes por qué discutimos, ¿verdad?

-No.

-Él ha terminado el instituto este año

y el año que viene quiere entrar...

en Medicina.

-Ya.

¿Y eso es tan malo? -Supongo que no.

¿Puedes avisar a mi familia, por favor?

-Claro.

Ya les he pedido que vengan, deben estar de camino.

-Gracias por todo.

-Nada. Solo he hecho mi trabajo.

(Música)

¿Se ha despertado de verdad? (SOLLOZA)

-Pasa. -Gracias.

-Isa, Isa, Isabel, por favor.

Dásela si alguna vez crees que está preparado, por favor.

-Creí que había quedado claro... -No, no, no.

No me refiero a Luque.

Me refiero a mi hermano.

(Música)

Este dolor lo tengo desde hace ya...

Lo que pasa, que últimamente está siendo más intenso.

Pero, bueno, que no te para el móvil. ¿Quién te manda tanto mensaje?

-Como has respondido muy bien al tratamiento,

pues te voy a dar el alta.

-¿A ti qué es lo que te pasa? ¿Qué llevas, una doble vida o qué?

Verá, posiblemente, la doctora Jiménez,

al hacerle la exploración abdominal, pues no...

no notara en la zona púbica que se encontraba ese nódulo.

Me estuvo comentando el tema de su marido,

que la ha estado engañando todos estos años.

Por eso está la opción que yo he tomado

de quedarme sola.

Y así, pues una... casi que no falla.

-Duermo mal y me siento muy débil. -Es que lo ha dejado con el novio

y está deprimida. -Inma, los síntomas que tienes

pueden estar provocados por causas orgánicas.

No hay líquido libre abdominal

ni adenopatías, pero tienes eritema en las manos

y, además, ictericia, que es el color amarillento.

-¿Y eso qué puede ser?

-Pues, Inma, todo apunta a una hepatitis.

-Seguro que estás preocupada por si entra Diana por la puerta

y nos ve juntas. -Que no es nada,

que es simplemente que...

Que todavía no le he podido decir lo nuestro,

le debo una conversación y...

Y, bueno, que nos encuentre así puede ser un poco brusco.

(Música)

  • Centro médico - 11/04/18 (2)

Centro médico - 11/04/18 (2)

11 abr 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 11/04/18 (2)" ver menos sobre "Centro médico - 11/04/18 (2)"
Programas completos (1014)

Los últimos 1.027 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios