www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3629646
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 09/06/16 (2) - ver ahora
Transcripción completa

Hola. -Hola.

Necesito un médico, a poder ser alto y guapo.

Bueno, vamos a intentarlo.

Jimena ha venido al hospital por unos vómitos

de aspecto extraño que están acompañados de náuseas

y dolor abdominal. ¿Un baño?

Ahí enfrente.

Eres Jimena, ¿verdad? -Sí.

Yo soy la doctora Marco. Encantada.

Bueno, cuéntame qué te pasa. Es que llevo 2 días

con dolor de tripa, vomitando. Y cuando vomito es con color

muy extraño, como muy oscuro.

Vale.

¿Has tenido algún otro síntoma digestivo como diarrea?

No, no. Diarrea, no. Ya lo que me faltaba.

Pásate a la camilla que te voy a explorar.

Vale. -¿Algún antecedente importante?

(RESOPLA) Puedes coger papel y lápiz.

A ver, tengo hipertensión arterial, insuficiencia renal,

y lo mejor de todo es que tengo una prótesis en la aorta.

Vamos, que tengo de todo menos novio.

¡Ah! Y apéndice tampoco tengo. Pero me dolió más

lo del novio, la verdad.

Aquí te molesta un poco? -Sí.

Pues lo de la aorta fue por un accidente de moto.

Fue bastante gordo y me hice mucho daño.

Así que me tuvieron que poner una prótesis.

No soy lo que se dice una chica sana.

La prótesis de aorta es un tejido sintético que se coloca

en sustitución de la parte de la aorta dañada.

Normalmente se colocan cuando las arterias

están bloqueadas, pero hay traumatismos

que requieren esta solución, como es el caso de Jimena.

¿David Planas? Pasa, por favor. Sí.

Siéntate en la camilla. David ha sufrido un desmayo

camino del trabajo y acude al hospital con su madre.

Verá usted, es que mi hijo me tiene muy preocupada.

No come nada, está muy delgado y hoy se ha desmayado.

¿Cuándo ha pasado eso? Hace un rato, cuando iba

a trabajar. Tiene la tensión muy baja.

Bueno, posiblemente haya sido eso.

Y no he desayunado porque cuando me levanto

no tengo hambre. -La verdad es que

para una madre es duro decir esto pero estoy segura

que mi hijo es anoréxico.

Pues es verdad, ¿eh? Tienes un peso muy bajo.

1,77 de altura, 55 kilos de peso y un índice

de masa corporal de 17,5. Tu madre tiene razón,

estás muy delgado. ¿Has visto?

David, cuéntame, ¿qué comes durante el día?

Eh... Pues si desayuno, desayuno leche con galletas.

Luego, a la hora de trabajar, como en la máquina

de los sándwiches, si nos dan tiempo.

Y luego, las cenas... -Bueno, las cenas por lo menos

me encargo yo. No siempre viene a cenar pero cuando viene

procuro ponerle una dieta equilibrada.

Entonces, cuando no come carne como pescado,

estoy persiguiéndole para que coma verdura

pero se termina el plato... Y come fruta también.

Ahí hago lo que puedo.

¿Haces ejercicio? Sí, mucho. Intento ir

como 5 días a la semana al gimnasio.

David, te voy a hacer una pregunta delicada

y quiero que seas sincero, ¿Alguna vez te has provocado

el vómito o has tomado laxante sin que te lo diga el médico?

Que no soy anoréxico. Son cosas de mi madre,

no le hagas caso. Mi madre es tan pesada

que puede convencer al médico de que soy anoréxico.

Pero de verdad que no. Vale que no soy de comer...

Pero yo intento engordar, de verdad.

Bueno, vamos a hacerte una analítica urgente.

Y aparte, te voy a hacer un lavado gástrico

mediante una sonda nasogástrica para ver qué es lo que

te está produciendo esos vómitos tan oscuros.

Los vómitos oscuros se producen cuando contienen

sangre y pueden tener muchas causas, entre ellas,

una hemorragia digestiva.

Todo esto lo haremos en el área de observación

de urgencias que estarás más controlada.

Vale. -Pásate a la sala de espera

y ahí te irán a buscar. -¿Ahora es cuando viene

el médico alto y guapo?

Bueno, sería un celador pero... -No, da igual.

Es un chiste malísimo. Hago esto muchas veces.

Vale.

Gracias, ¿eh? -Nada. Ahora nos vemos.

Las casas rurales de ahí en la sierra...

¿Jimena? -Hola.

¿Qué tal? -Bueno, bien, bien.

¿Cómo estás? -Bien.

La doctora Ortega fue quien me vio lo de la aorta

tras el accidente. Si no llega a ser por ella...

No, es que estoy con vómitos y con dolor de barriga.

Será una gastroenteritis seguramente.

¿Estás sola o te acompaña alguien?

Pues no, sola. -¿Y aquel chico tan mono

cuando lo del corazón que te acompañaba?

Te refieres a Manu. No salió muy bien la cosa.

Ya, lo siento. -No te preocupes.

Ya sabes que lo del corazón no es mi fuerte.

Oye, ¿no tendrás ninguna prótesis para esas cosas?

Ya me gustaría, ya. -Me vendría muy bien.

¿Quién te está atendiendo?

Ay, ¿cómo se llama? -¿Herranz? ¿Rey?

No, no. La doctora... Marco. -Marco, muy buena médico.

Estás en buenas manos, tranquila.

Espero que sea mejor médico que público

porque no se ha reído absolutamente nada.

No la culpes a ella que a mí también me costó

entrar en tus gracias. -Sí, claro.

Estaré atenta a tus pruebas. -Vale.

Que vaya muy bien. -Gracias.

Hasta luego. -Hasta luego.

¿Estás contento con tu cuerpo? Sí. Más o menos sí.

Sí, más o menos, no. Está obsesionado con su cuerpo.

Se pasa todo el día mirándose al espejo, está comprando ropa

continuamente, cambiándola... -Mamá, trabajo en una tienda

de ropa. No tiene nada que ver que te guste la ropa

a que seas anoréxico. Pero nada.

Lo de mi hijo con la ropa es una obsesión.

Pero si se compraba revistas de moda cada día.

Luego se echó una novia y eso le tranquilizó un poco.

Paro mí, muy bien. Pero claro, las cosas que pasan en la vida,

la chica lo dejó y mi hijo se cogió una depresión

de caballo y a partir de ese momento dejó de comer.

Así que ha ido perdiendo peso hasta ahora.

Si te parece bien te voy a dar unas pautas de alimentación.

Yo no tengo ningún problema de alimentación, así que no...

Bueno, vamos a probar una semana.

Vale. Lo primero, una dieta

de 3000 calorías.

La va a preparar tu madre, no puedes entrar en la cocina.

Y lo que sí te pido es que, aunque tengas que cambiar

turnos, vayas a comer y a cenar a casa.

Vale, sí. Bien.

Segundo: ejercicio fuera. Cero.

Tercero: después de comer dos horas de reposo.

Vale, sí, sí. David, ¿te comprometes?

Sí, venga. -Bueno, vamos a ver.

A Jimena, la paciente con sangre en el vómito

y dolor abdominal, le están realizando una analítica

de urgencia y le van a colocar una sonda nasogástrica

para realizarle un lavado gástrico.

Por favor, llévala al laboratorio

y que la analicen urgente. -Claro, doctora.

Jimena, vamos a ponerte ya la sonda.

Vale. -Te va a dar un poco de náuseas

al principio. -Bueno, espero que esas

pocas náuseas me quiten las muchas que tengo ahora.

Una sonda nasogástrica puede tener diferentes usos.

Desde llevar alimento al estómago hasta vaciarlo.

Como has tenido vómitos con sangre, vamos a introducir

suero para luego aspirar y ver el contenido del estómago.

¿Pero eso me va a doler? -No, tranquila.

Además, no sé por qué pero en este hospital tenemos

fama de sondar como los ángeles.

Ja, ja, ja. Eso ha tenido gracia.

No sé si tiene gracia pero es la verdad.

Si hay alguna urgencia llámame al móvil, ¿vale?

Que viene Laura y vamos a ver a Olivia.

Vale, tranquilo. Por cierto, ¿cómo está la niña?

Tiene displasia pulmonar.

Así que no le hemos quitado el respirador.

Claro, es que es muy pequeñita todavía, tendrá los pulmones

muy inmaduros. Sí.

Está Laura ahí, no le digas nada que no la quiero

preocupar antes de tiempo. Tranquilo.

Bastante preocupado estoy yo. No te preocupes por eso.

Venga, hasta ahora.

Hola, cariño. Laura, ¿qué tal?

Vengo de la UCI de ver a Olivia y no le han quitado el tubo.

¿Cuándo se lo quitan? Me dijeron que lo hacían ahora.

No, se lo han quitado pero se ahoga

y se lo han tenido que volver a poner.

¿Esto es malo o qué?

A ver, Laura, Olivia es muy prematura y tiene

los pulmones poco desarrollados.

Hay que darle tiempo.

Jimena, la paciente con posible hemorragia en el estómago

está esperando los resultados de la analítica de urgencia

que ha solicitado la doctora Marco.

¿Qué tal estás? -Como si me hubieran metido

un cable por la garganta hasta el estómago.

Ya. -Y con poca fuerza, la verdad.

Es que tienes una anemia bastante importante.

La anemia es la disminución de la concentración en sangre

de hemoglobina, que es la encargada de transportar

el oxígeno a todas las células del cuerpo.

La anemia puede tener multitud de causas, y aunque muchas

pueden ser leves, una anemia severa puede poner en peligro

la vida del paciente.

El lavado confirma que tienes una hemorragia en el estómago.

¿Pero eso por qué es?

Puede ser por el uso de antiinflamatorios

que te haya provocado una úlcera.

Y que tomes antiagregantes para la prótesis

de la aorta no está ayudando. Así que vamos a hacerte

una transfusión de sangre inmediatamente y vamos

a ponerte una perfusión con Omeprazol.

Vale. -Ahora vendrá una enfermera

para hacerlo lo antes posible. -Gracias.

¿Manu? Hola, soy yo, sí. ¿Qué tal?

Manu es mi ex. Y si te soy sincera no sé muy bien

porqué lo dejamos.

Creo que nos poníamos nerviosos mutuamente.

Bueno, estoy en el hospital desangrándome por el estómago

pero aún puedo hablar.

Y te llamo para que me hagas una visitilla.

¿Sí? Vale, sí. En cuanto cuelgues te mando

la ubicación, ¿vale?

Vale, gracias.

Hola, bueno días. Hola.

Siéntense, por favor. Gracias.

¿Vamos al peso? Vale.

Pues vamos. Dame la chaqueta, David.

Sube.

¿Solo 50 gramos? ¿50 gramos?

Sí.

No sé. ¿Habéis seguido la dieta?

Sí, por supuesto, claro. Pero si ha venido

toda la semana, menos un día que tenía trabajo,

toda la semana ha estado comiendo en casa, cenando,

le he dado la dieta que usted me mandó.

Me ha costado porque es que a regañadientes

se lo he tenido que ir metiendo como un niño pequeño,

pero se lo ha tomado.

¿Has hecho ejercicio? No, nada.

No he ido al gimnasio ni he hecho nada.

Yo sí me he fijado que durante toda la semana ha estado

levantándose por la noche al baño, incluso cada hora.

¿Me espías también por la noche?

No es que te espíe pero es que me preocupas.

Vale que me levanto muchísimas veces por la noche al baño

pero es que lo necesito.

Y no tomo diuréticos ni nada de eso. Nada.

Bueno, he visto que vas siempre con una botella de agua, ¿no?

Algunas personas que sufren anorexia ingieren

masivamente agua para saciar su apetito

y así no tener que comer. Al final se convierte

en una obsesión que no pueden controlar.

¿Bebes mucha agua? A ver, bebo porque lo necesito.

Porque es una costumbre. Además es mejor beber agua

que cerveza, ¿no? A ver, obviamente.

Pero todo en exceso es malo.

Si bebes mucho te puede provocar un desequilibrio

químico en el cerebro. Estoy harto de decirlo:

no soy anoréxico, ¿vale?

David niega ser anoréxico pero eso no dice nada,

porque una de las características

principales de casi todas las persona anoréxicas

es que niegan la enfermedad.

Vamos a hacer un recuento de las botellas de agua

que te bebes, ¿vale? Venga, dime.

Vale.

Relleno dos en casa y me las bebo en el tren

cuando voy al trabajo.

Luego, en la máquina del trabajo cojo otras dos

y me las bebo a la hora de comer.

Y luego por la noche, en el gimnasio caen

como tres o cuatro, porque sudo unmontón.

Y también la de la mesilla, que siempre llevas una

en la mesilla. -Sí, también.

Luego cuando voy a hacerle la habitación tiene

unas cuantas vacías. Vale, déjame la botella.

La botella es de medio litro y por lo que me cuentas...

Bebes entre 7 y 8 litros al día.

Sí, es sano beber agua, ¿no? Bueno, vamos a hacer

unos análisis de sangre.

Puede ser que tengas el sodio bajo.

Beber agua en cantidades exageradas es perjudicial,

pero hay que ingerir líquidos para estar sanos.

La cantidad media tiene que ser unos dos litros y medio.

Y depende del clima y del ejercicio que haga

cada uno. Hay que beber de forma espaciada y siempre

después de hacer ejercicio.

(Tono de llamada de teléfono) Perdón.

Laura.

Vale, voy para allá.

Te voy a hacer una analítica completa,

si te parece bien. Os dejo con mi compañera

Vale, muchas gracias.

A causa de una fuerte anemia provocada por una hemorragia

digestiva, Jimena está recibiendo

una transfusión de sangre.

Muy bien, ya está la transfusión. Jimena,

es muy importante si notas cualquier cosa anormal, avisa.

Vale. Gracias. Venga, hasta ahora.

Cuando se inicia una transfusión

es muy importante estar atentos a las posibles reacciones

adversas que pueden darse, sobre todo al principio.

Siempre se necesitan más donantes, y convertirse

en uno es muy fácil. Solo hay que acudir al centro

de transfusión de cualquier hospital.

El proceso dura alrededor de 20 minutos.

20 minutos de nuestro tiempo que puede salvar vidas.

Hola -¿Qué tal?

Bien, ¿y tú? -Muy bien.

Estás atendiendo a una chica que se llama Jimena, ¿no?

Sí, justo la acabo de ir a ver ahora, es peculiar pero maja.

¿La conoces? -Sí, fue paciente mía

cuando lo del corazón. -Ah, es verdad, me ha dicho

que tiene una prótesis de aorta.

Exacto, pensaba que venía a una revisión pero me ha dicho

que tenía náuseas, vómitos...

Parece una hemorragia digestiva por antiinflamatorios

Creo que lo tengo encaminado. Está tomando inflamatorios,

y antiagregantes por lo de la prótesis.

Así que lo tengo controlado. -Si necesitas algo, me dices.

Que sí, pero no te preocupes. -Bueno, pero mantenme

informada de sus pruebas. -Que sí.

Venga, hasta luego. -Gracias, chao.

Han intentado quitarle el respirador a Olivia

pero se ahogaba. He visto a los médicos muy preocupados.

¿Qué pasa, Diego? A ver, Laura, hay un problema.

No te quería preocupar pero si seguimos

con la ventilación asistida hay riesgo de infección.

Y posiblemente una neumonía.

Los prematuros tienen que enfrentarse

a muchas situaciones complicadas, sobre todo

en sus primeros días, y más si son muy prematuros,

como es nuestra Olivia.

Uno de esos momentos es cuando le quitamos

la respiración asistida.

Casi ninguno lo consigue en el primer intento

y cuanto más tiempo la lleven mayor riesgo de infección

o que cambie la presión y sufran una hemorragia cerebral.

Pues estoy sorprendido, creo que tienes potomanía.

¿Perdón? Poto... ¿qué?

Potomanía. Un trastorno psicológico que hace

que necesites constantemente beber agua.

Y dale con que tengo un trastorno mental.

Que no me pasa nada, mamá, de verdad.

Bueno, no sé. Vamos a hacer una prueba,

se llama prueba de sed. Necesito que pases

la noche sin beber ningún tipo de líquido.

Al día siguiente vienes, hacemos análisis y vemos

qué efecto tiene la ausencia de agua en tu cuerpo.

No sé si voy a poder. ¿Es necesario?

Pues sí. Hijo mío, ¿cómo no vas a poder?

Si todo es para curarte.

Qué manía con el agua. ¡Ay!

Jimena lleva un día ingresada pendiente de evolución

después de haber recibido una transfusión a causa

de una hemorragia digestiva.

¡Eh! Hola. -Hola.

Hola.

Ay...

¿Qué te ha pasado? -Pues nada, que he empezado

con mareos, dolor de tripa y he vomitado sangre y todo.

Bueno, lo que es una úlcera de estómago o algo así.

¿A que te parezco sexy ahora? -Pero, entonces,

no es nada del corazón, ¿no?

No, no te preocupes, no es nada grave.

Vale. -¿Son para mí?

Vaya, son muy bonitas.

Pensaba que me las traerías en una corona de flores.

-Tú y tus bromitas, ¿eh?

Jimena y yo estuvimos juntos hasta hace dos meses.

Estábamos muy bien y me encantaba su sentido del humor,

pero, no se tomaba nada en serio y así, es difícil profundizar.

Y, por lo que veo, sigue igual.

Pero, echaba de menos esos comentarios, la verdad.

Tengo que ir al aseo, ¿me ayudas un momentín?

Sí, claro.

Apóyate en mí así, ¿vale? -Vale.

Venga, una, dos...

Ah, espera, espera.

¿Estás bien?

Ay, llama a la Dra. Marco por favor.

¿Dra. Marco? -Sí.

Ah.

Lo que casi no llego al baño.

Lo que eché ahí no te lo puedes ni imaginar, por eso le dije

a Manu que vaya a por la doctora Marco.

Algo no va bien.

Laura, la mujer del doctor Herranz, viene a ver a su hija Olivia

que sigue en U.C.I porque nació muy prematura, los pediatras

intentaron desconectarla del respirador varias veces,

pero, la pequeña es incapaz de respirar por sí misma.

No lo consigue, le quitan

el respirador, pero, no lo consigue.

¿Y qué opciones tenemos?

Pues, llegados a este punto, no sé, ponerle corticoides,

a lo mejor, los pulmones mejoran.

¿Por qué no se lo ponen ya? Laura, es una decisión complicada,

probablemente, los pulmones mejorarían, pero, también,

trae complicaciones crónicas.

¿Qué quiere decir que se podría quedar mal?

Es un riesgo, sí.

¿Y qué vas a hacer? ¿Cómo hacer, qué vamos

a hacer los dos? Tú, también, eres la madre.

Ya, pero, eres médico, Diego, yo no.

Laura, no me puedes echar la responsabilidad a mí,

es cosa de dos, ¿vale?, escúchame, no es justo.

¿Vale? Ya.

He ido al baño y he hecho unas heces

súper oscuras, horribles, un asco.

Perdona.

Nada, no te preocupes, eso son melenas y llevan

el sangrado de la parte superior del tubo digestivo.

Eso es que la hemorragia continua

y el tratamiento con Omeprazol no funciona.

La presión está baja, ¿no? -Baja.

Hay que hacer una transfusión ya, prepáralo todo.

¿Qué me pasa? -No lo sabemos, pero,

lo averiguaremos cuanto antes, no te preocupes.

Tranquila.

Todo va a salir bien.

(SUSURRA) Ya está.

Jimena pierde mucha sangre necesita una transfusión urgente

o tendrá un shock hipovolémico.

Este shock ocurre cuando al perder mucha sangre,

el corazón no bombea suficiente sangre al cuerpo

y puede hacer que muchos órganos fallen, lo siento, me marcho.

(VOZ) Servicio de limpieza, acuda al pasillo de urgencias.

El Dr. Herranz detectó que David bebe agua en grandes cantidades

y le pide una prueba de sed que consiste en pasar

una noche entera sin beber.

(TOSE) Perdón.

No, nada, estoy un poco desconcertado, porque, después,

de estar toda la noche sin beber, tus análisis son normales.

O se lo dices tú o se lo digo yo.

Mamá. -Ya se lo digo yo.

La verdad, ha estado por la noche bebiendo agua,

le he pillado, le pillé del grifo así en el baño.

Vale, sí, lo siento, es que no podía aguantar la sed,

a lo mejor, tengo que admitir que tengo un problema, sí.

Bueno, tranquilo, mira, te vamos a hacer la prueba en el hospital,

así te podemos vigilar,

lo podemos hacer esta misma noche, si quieres,

¿te parece bien? Muy bien.

Pues, veniros conmigo y preparamos el ingreso.

Venga, tranquilo, hijo, si es para tu bien.

Hola, cariño. Laura.

He estado pensando en lo que hablamos

y he tomado una decisión.

No le quiero dar corticoides. Te iba a decir justo lo contrario.

Pero, entonces, ¿las secuelas, qué? A ver, la afectación neurológica

está ahí, pero, si no se las damos, pues, puede haber una infección,

una hemorragia, se puede morir.

Vamos a hacer una cosa,

¿nos damos un día y lo pensamos bien?

Sí.

Jimena necesitó una segunda transfusión de sangre

después de perder bastante cantidad por vómitos y heces

por culpa de una hemorragia digestiva que no consiguen detener.

¿Llamo a alguien para que venga a estar contigo?

Yo te libero de acompañar a la moribunda.

Me lo tomaré como un 'no'.

Te veo mucho mejor desde que te hicieron la transfusión.

-Sí, pero, llama a un notario para ponerte en mi testamento.

Por favor, deja de decir tonterías. -En serio, ya tengo mi epitafio:

"Jimena Leiva, famosa por su grande melena".

Muy bien, ya no me hace ninguna gracia, intento cuidarte,

pero, tú, no te dejas, ya que estás tan bien, voy a la cafetería.

Manu.

Manu, que...

A esto me refiero cuando digo

que con ella no se puede profundizar,

si no estuviera tan mal,

me iría ahora mismo, pero, no puedo dejarla así.

(Llaman a la puerta) Hola.

Hola. -¿Qué tal?

Me dice la Dra. Marco que estabas pachucha.

-Sí, me hicieron dos transfusiones y creo que a la tercera

me regalan un sandwich en la cafetería.

Oye, y este que acaba de salir era...

¿Y esas flores, es que habéis vuelto?

No, qué va, creo que le pongo nervioso con mis chistecitos.

Pero, Jimena, ¿por qué sigues haciéndolos?

-Yo qué sé, porque...

Porque yo soy así, no sé, siempre los he hecho.

Creo que es la mejor manera...

¿Qué te pasa?

(SE QUEJA) -¿Qué pasa?

¿Esto qué es?

Tranquila, creo que tienes sangre en el recto,

no te preocupes, avisaré

a la doctora y a una enfermera, enseguida vuelvo.

David, se ha sometido a una prueba de sed,

ha pasado la noche sondado y bajo vigilancia

para controlar que no tomara ni una gota de agua.

Por favor, ¿me puedes traer una pastilla para la cabeza?

Lo siento, pero, hasta que no venga el doctor

no podemos hacer nada. ¿Me puedes traer agua?

Hijo mío, yo no puedo hacer nada,

si la señora no lo deja, yo no soy nadie.

Hola. Doctor, dame algo para la cabeza

que me estallará, dame algo. Vale, un momento.

Hizo 4 litros de orina esta es la segunda bolsa que cambio

y, además, nos aseguramos que no tomara ningún líquido

y tiene claros síntomas de deshidratación.

Tienes 148 de sodio, lo que sufres

es una deshidratación hipernatrémica.

Madre mía, ¿pero, qué es todo eso?

Lo que tienes es lo que llamamos diabetes insípida.

La diabetes insípida es una diabetes diferente,

y es que falta una hormona

que se llama vasopresina que es la hormona anti diurética.

La persona que la sufre no puede contener la orina

y va al baño, pues muy a menudo.

Mamá, ¿me puedes traer agua,

por favor? No te lo pido más. -Hijo mío, yo...

A ver, David, toma. Gracias.

Mira, esto es lo que vamos a hacer, podrás comer y beber

lo que necesites, cuando estés estable te administraremos

desmopresina, es una hormona sintética de laboratorio

y sustituye a la vasopresina cuya ausencia es la que hace

que vayas más al baño, que tengas mucha sed, etc.

Así que bebe el agua que necesites y empezaremos.

Ay, por favor.

(VOZ) Dra. Romero, acuda a consulta 5.

Jimena comenzó a sangrar por el ano, la doctora Marco,

todavía no consiguió detener

la hemorragia digestiva ni hallar su causa.

Cada minuto que pasa el pronóstico de la paciente es peor.

¿Qué tal, cómo está? Vine a verla.

Pues, le haré una endoscopia digestiva y una ecografía abdominal

y siento que me falta tiempo, el que perdí creyendo

que era una hemorragia por antiinflamatorios.

Ya. -Es que el Omeprazol

no le hace efecto, así que nada, seguiré investigando.

Tranquila, entro a verla. -Vale.

Hola. -Hola.

Dra. Ortega, ¿cómo está? -¿Eres Manu, no?

¿Qué tal? cuánto tiempo -Bien, pero, siempre

nos vemos en estas circunstancias.

Estate tranquilo, hacemos todo lo posible por ella.

-Lo sé, solo que estoy angustiado, la última vez que hablamos

no acabamos muy bien.

Es que no soporto ese humor tan ácido

y tan negro, como si no le afectara.

Pero, Manu, igual es justo lo contario.

No sé a qué te refieres. -Pues, igual, todo le afecta más

y por eso, pues, Jimena se defiende con ese humor tan negro.

Puede que Jimena tenga el corazón delicado en todos los sentidos.

Claro... Perdona, Manu.

(VOZ) Se ruega al responsable de laboratorio...

He hablado con la neumatóloga, intentaron desconectar

a Olivia, pero, no han podido,

así que, hay que tomar una decisión.

A ver, yo no puedo, Diego, estoy bloqueada, no sé.

Ya lo sé, yo, también.

Ya, pero tú eres médico. Y tú su madre biológica

y tienes que tomar una decisión, Laura,

tienes la misma información que yo.

Y eso a qué viene ahora, ¿eh?, eso a qué viene ahora, ¿Diego?

Si aceptaste volver a casa y ser su padre

es que es con todas las consecuencias,

lo que no haré es estar toda la vida de penitencia.

A ver, que soy consciente de que no tenía que haberle dicho

nada a Laura, pero, es que cuando un médico tiene un ser querido

enfermo, la familia, al final, le hace responsable

y eso no es justo, ¿vale?, es verdad que estamos preparados

para tomar decisiones, pero, en este caso, lo que nos

da miedo es cometer un error.

Y a mí, con Olivia, no es que me dé miedo

es que... Me da pánico.

Vale, perdóname, llevas razón, que estoy nervioso.

Ya, lo entiendo y yo, también, estoy muy nerviosa,

pero, necesito que tomes

la decisión, yo te apoyaré en todo lo que decidas

y nunca te voy a reprochar nada, te lo prometo, es que daría

la vida por ella, Diego.

Y yo, Laura, soy su padre

y lo soy hasta las últimas consecuencias, ¿vale?

Marco, hay una opción que, igual, no valoraste

la rectorragia no tiene por qué ser de origen digestivo

y Jimena tiene una prótesis en la aorta.

Claro, es por si fuera una fístula aortoentérica.

-Claro, pide un TAC, pero, ya.

Vale, ahora mismo llamo.

Jimena tiene una prótesis de aorta a causa de un accidente

de moto y esto le provocó una fístula aortoentérica,

es una rara complicación de la prótesis de aorta

que erosiona la pared duodenal y acaba perforándola

y comunicándose con ella. Esto provoca una pérdida de sangre

por el aparato digestivo.

Sí, eso significa, ya sé que... No, pero, no podemos perder

tiempo con la endoscopia, no hay tiempo para eso.

¿Qué te dice?

Ya sé que introducir el contraste es un riesgo, pero, está crítica.

Déjame a mí. -Vale.

Hola, perdona, soy la Dra. Ortega, ya traté a la paciente,

es que cada segundo que perdemos

hablando, la paciente corre más peligro.

Es que solo tenemos tiempo de jugárnosla a una carta.

De verdad, si no estuviésemos seguras, no te lo pediríamos.

Gracias.

Voy para el TAC, me voy ya. -Vale.

Para confirmar nuestro diagnóstico, Jimena necesita un TAC de contraste

que es un colorante que se inyecta, pero, Jimena,

también, tiene insuficiencia renal

y ese colorante tiene riesgo en paciente con esta afección.

Por eso el radiólogo, con buen criterio, era reticente

a hacerle esta prueba pero, no tenemos más opción.

El Dr. Herranz ha pedido un TAC craneal de David

para ver el resultado de su hipófisis, la glándula

responsable de la hormona anti diurética.

Su carencia le impide retener

la orina y le obliga a beber agua, constantemente.

David tiene un tumor que afecta a la hipófisis

y le impide segregar la hormona anti diurética.

Esto hace que tenga ganas constantes de orinar,

de beber agua y está deshidratado.

Bueno, David, tienes un tumor.

¿Cómo, un tumor? Un momento, un tumor benigno.

¿Benigno?

Doctor, entonces, no es anoréxico.

¿Ves?

No, pero, estás muy delgado, así que, no descuides

tu alimentación, lo que ocurre en este caso es que el tumor

hace que la hipófisis no genere una hormona.

Así que, hay que operar. ¿Qué?

Hay que extirparlo.

La Dra. Marco ha conseguido hacerle el TAC a Jimena

y ha confirmado que la causa de la hemorragia

es una rara complicación con la prótesis de aorta.

Ahora, hay que intervenir

de urgencia para sustituir esa prótesis.

¿Pero va a sobrevivir? -Pues, no puedo asegurártelo,

pero, al menos, tiene alguna posibilidad,

un poco más y no hubiésemos podido hacer nada.

Le acompañaré a quirófano, ¿vale? -Gracias.

(VOZ) Dr. Casal, acuda a radiografía.

Laura, estamos de acuerdo, ¿verdad?, nuestro último intento.

Sí.

Ok.

Bueno, no, Diego, yo no puedo entrar.

Laura. No, estoy muy nerviosa.

Laura. De verdad, que no

la puedo ver sufrir, por favor.

Vale. Por favor.

Vale.

Vale.

David está a punto de entrar a quirófano

donde el neurocirujano, con apoyo del otorrino,

le extirpará un tumor benigno de hipófisis.

Hijo, dame un beso. -Mamá, para, mamá.

Un momento, un momento, mamá.

También, te quiero, hijo.

¿Me puedes dar la botella de agua? Ay, mira, de verdad.

Adiós.

Cuídate.

La operación para reemplazarle a Jimena la prótesis de aorta

fue un éxito y Jimena evoluciona, favorablemente.

Manu, ¿por qué no te vas a casa y descansas un poco?

-Sí, hombre, claro, ¿y quién se queda contigo?

¿Qué tal te encuentras?

-Bien, cansada y débil, pero, mejor.

Bueno, cuando estás vulnerable te pones muy sexy.

Será por el salto de cama este tan mono que nos ponen aquí.

Mira, Jimena, vamos a tener que dejar ya las bromitas,

si vamos a seguir

con la relación, mejor dejarlas, ¿no?

¿Con la relación?

Me voy a tomar un café a la cafetería.

Respira.

Respira ella solita.

Tu hija es una campeona. Nuestra hija.

Nuestra hija.

Vale, ya ha pasado todo lo peor, ¿vale?,

a partir de ahora, todo va a ir bien.

¿Hablas de Olivia o de nosotros?

De todo.

(LEE) "Buenos días, Princesa".

Es un dolor bastante agudo.

Comenzaremos con una analítica y te daré unos analgésicos.

Tengo un blog de moda y estilo de vida.

Hola, Lauriteros, hoy Laurity Street,

se trasladó al hospital.

¿Eres aficionada a los blogs? -Sí, me estoy enganchando.

Tiene una obstrucción intestinal. -Ya veis que tengo

una obstrucción en el intestino se ve que se está atascando

y hasta que no vaya al baño...

Javi, ¿qué haces? -Laura, no hace falta

que te pongas a hablar de tus cacas delante de la gente.

Mi corazón y tú, encima.

Estaba ensayando y se me ha salido el hombro.

Lo único que quiero es que me digas

que es algo leve y seguiré ensayando.

Vendrá una chica con una luxación en el hombro.

-Hace poco tuve un tema de luxación,

pero, no era una mujer, era un hombre.

Un cuatro por cuatro

que medía, bueno, era increíble, levantaba vigas.

Por favor, es insoportable. -Se volvió a salir del sitio

y fui yo quien me lo recoloqué.

Alguna buena solución, si no, la mejor, es operar.

-Yo no me voy a operar.

¿Podrías hablar menos?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 09/06/16 (2)

Centro médico - 09/06/16 (2)

09 jun 2016

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 09/06/16 (2)" ver menos sobre "Centro médico - 09/06/16 (2)"

Los últimos 648 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios