www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.8.0/js
3939187
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 09/03/17 (1) - ver ahora
Transcripción completa

-Hola, Raquel, ¿tienes los turnos de urgencias de esta semana, por favor?

-Sí. Espera un momento.

-Aquí los tienes.

Me ha tocado toda la semana con Landó. ¡Madre mía!

La primera en la frente.

Por si Landó no me tuviera suficiente manía, va y me escucha meter la pata.

De verdad que me espera una semana larga, larga.

Lo digo porque yo a usted le admiro muchísimo y me intimida mogollón

que sea usted mi adjunto, y a lo mejor no estoy a la altura,

pero pondré todo de mi parte para estarlo.

-Está bien, agradezco este acto de sinceridad.

A mí no me hace mucha gracia tener que ser tu adjunto

pero tengo buenas noticias:

como tengo mucho lío con el tema de la comisión gestora,

vas a tener bastante tiempo tú solito.

-¿Está bien? -Está helado.

-¡Avisa a un celador! ¡Que traigan una manta y una camilla, rápido!

El paciente presenta frecuencias cardiacas y respiratorias lentas;

piel pálida y una temperatura corporal extremadamente baja.

Síntoma claro de hipotermia.

-¿Cómo se llama? -David del Pozo.

-David, ha tenido un episodio de hipotermia, explícale.

-¿Yo? -Sí, claro.

La hipotermia es una temperatura corporal por debajo de los 35 grados.

Puede provocar varios tipos de lesiones,

y la más común es la congelación.

-La teoría la tienes muy bien

pero no te he visto examinar las extremidades del paciente.

-¿Me permite?

Voy a descalzarte, ¿de acuerdo? -Sí, sí.

-La hipotermia ocurre

cuando el cuerpo pierde más calor del que puede generar.

En la mayoría de los casos esto sucede

tras una prolongada exposición al frío,

como permanecer al aire libre en invierno sin el suficiente abrigo,

caer en aguas frías, usar ropas húmedas cuando hace viento,

o hacer grandes esfuerzos sin ingerir alimentos o bebidas suficientes

en climas fríos.

-Lucas, atento a esto.

Supéralo.

-Eso está tirado, ¿a que sí? -Sí.

-Ahora voy yo. -Venga.

-¿Qué? ¿Te autodistraes?

-Venga, va. -¡Toma!

-Cómo te quedas, ¿eh? ¡Choca, choca!

-Pero tú qué bien te lo estás pasando para estar tan enfermo.

-Bueno, pero ¿cómo puedes tener tanto morro?

Mañana vas al colegio, ¿me oyes?

Mil gracias por quedarte con él, de verdad.

-Nada. Si es un amor.

-Oye, tú no puedes seguir con esta tos.

No puedes atender a los pacientes en recepción.

-No es nada. -¿Que no es nada?

Venga. Pasa a mi consulta. -Estoy con Lucas ahora mismo...

-No, no te preocupes. Con Lucas me quedo yo.

Si no tengo pacientes hasta dentro de un rato.

-¿Has oído? A la consulta. Venga.

-Ahora te veo. -Hasta luego, Lucas.

-Pero tú ¿qué? Ni estás enfermo ni nada.

-¿Dónde has aprendido a jugar a los dardos así de bien?

-Bueno, es una historia muy larga. Ya te la contaré algún día.

-Vale.

-Espera, siéntate.

Así no puedes estar. ¿Cuánto tiempo llevas así?

-Pues un par de semanas, más o menos.

-Y trabajando en un hospital, ¿no me has venido a ver antes?

-Los médicos no me gustan mucho. -Ya me imagino.

Vamos a ver esa garganta qué tal.

Abre la boca y saca la lengua, ya sabes.

En principio no tienes nada.

La garganta un poco roja, pero no hay placas.

Voy a tomar la tensión. Manga arriba.

La tos es un mecanismo de defensa

que ayuda a mantener despejadas las vías respiratorias y la garganta.

Pero a veces puede llegar a ser muy molesta.

Existen varios métodos para aliviarla,

como pueden ser las vaporizaciones, los baños de vapor para la tos seca,

beber mucho líquido para diluir el moco,

y hay estudios científicos que sostienen la idea de que el jengibre,

por ejemplo, en infusión, es muy beneficioso para la tos.

-Pues parece que las manos y los pies los tienes ya mejor.

-David, ¿nos puede explicar qué ha ocurrido?

-A ver: yo es que trabajo en un matadero.

Entonces he estado el fin de semana entero de fiesta con los colegas.

Y cuando he llegado, pues estaba muerto de sueño.

He visto un sitio, me he sentado,

con la mala suerte de que era una cámara frigorífica,

y me he quedado "croqui", me he quedado ahí...

Y cuando me he despertado, estaba fatal.

Me temblaba todo y sobre todo las manos.

Las sentía como muertas, no me las sentía.

-¿Y has venido al hospital solo en coche?

-Es que mi jefe ya me ha pillado más de una vez.

Entonces no quiero que me pille otra vez porque si no me larga.

Así que he cogido el coche, solo, me he metido,

he puesto la calefacción a tope, y he llegado aquí,

me he desmayado y hasta ahí.

-Incorpórese un poco. Le voy a explorar.

Los niños y las personas mayores son más propensos a padecer hipotermia,

así como las personas con problemas circulatorios o cardiacos.

Y también aquellas que se encuentren

bajo los efectos del alcohol o las drogas.

-¿Ha tomado algún tipo de sustancia estupefaciente?

-No. ¿El qué? ¿Estupefaciente? -Que si te has metido algo.

-A ver, un cubatilla, pero vamos, como todo el mundo.

-Sabes que es peligroso, estar dos días sin dormir.

Es un exceso peligroso para el cuerpo.

-Bueno, y trabajar también, sin embargo hay que hacerlo.

¿O es que tú no sales de parranda por ahí?

-Tengo una reunión con la comisión gestora. Ocúpate tú.

-Espera, ¿me vas a dejar con el enfermero?

-Yo no soy enfermero. -Es el médico residente.

Ante una persona que sufre hipotermia,

lo primero que tenemos que hacer es avisar a Emergencias.

Mientras tanto, tapar a la persona con una manta.

En el caso de que sus ropas estuvieran mojadas,

debemos reemplazarlas por otras secas.

-¿Tienes antecedentes clínicos resaltables?

-En los últimos años solamente he venido al médico por la tos

y me dicen que son pequeñas infecciones respiratorias.

-Es un poco raro porque no detecta la tensión en este brazo.

Vamos a probar en el otro.

¿Y alguna cosa más que me quieras contar?

-De pequeña tuve un fibroma en el mediastino.

-¿Cómo? -Bueno, tenía 5 años y me operaron.

Y estuve con quimio hasta los 10 años,

y en seguimiento hasta los 18. -Nuria pues no tenía ni idea.

-Me he pasado la vida entre hospitales.

De hecho creo que he pasado más tiempo en uno que en el colegio.

Por eso juego tan bien a los dardos.

Como siempre estaba ingresada,

no tenía tiempo para jugar con otros niños

y, en cambio lo utilizaba para aprender cosas nuevas.

-Claro, como eres masoca, has decidido trabajar en un hospital.

-Sí. Las batas blancas, que me persiguen.

-Ya. Escúchame una cosa: tienes la presión un poco baja,

así que creo que es una infección de las vías respiratorias.

-Las infecciones respiratorias agudas

son una de las consultas más habituales en el médico.

Pero hay varias medidas que podemos tomar para prevenirlo;

tomar mucho líquido, incluir fruta y verdura con vitamina A y C,

y estar al día con el calendario de vacunas.

-Entonces ya está. -No.

Lo que tenemos que hacer ahora es una radiografía.

Viendo los antecedentes que tienes, me gustaría averiguar lo que tienes.

-Pero no hace falta, es lo de siempre, la misma tos.

No quiero hacerme más pruebas. -Nuria, hazme caso.

Salimos de dudas y ya está. -Vale.

A los 8 años ya me había hecho más pruebas médicas

que la mayoría de personas a lo largo de toda su vida.

A los 18, cuando me dieron el alta,

pensé que nunca más tendría que volver a pasar por ninguna.

Pero qué remedio, ¿no? Eso sí: una y no más.

-Bueno, doctor, ¿me puedo ir ya? -Bueno, todavía no.

¿Te encuentras mejor? -Ya me encuentro muchísimo mejor.

Ya no estoy tiritando. -¿Sabes qué pasa?

Que me gustaría auscultarte porque la hipotermia

podría haberte provocado un shock cardiaco.

Así que, si no te parece mal, me gustaría echar un vistazo.

-Hombre, claro. -Vamos a ver.

-¿Qué me quiere provocar otra hipotermia o qué?

Estás empezando, ¿no? -No. Llevo un tiempo ya.

-¿Cómo lo ves?

-La exploración cardiopulmonar parece ser normal.

Seguramente se quede todo en un resfriado.

El tratamiento va a ser sintomático. -Vale.

-Lavado nasal, con suero fisiológico

y en caso de que notes mucha mucosidad, beber mucho líquido.

-Y ¿para la nariz? Me la encuentro como muy atascada.

No puedo respirar por la nariz. -Te voy a recetar un espray nasal

que puedes tomar un máximo de tres días. ¿De acuerdo?

-Normalmente los resfriados

desaparecen a los pocos días y sin medicamentos.

Pero como los síntomas son muy molestos,

tenemos tendencia a comprar medicamentos anticatarrales

cuyos principios activos nos exponen a más efectos secundarios.

-Bueno, Nuria, te pones así de perfil...

Y tranquila. -Vale.

-Oye: ¿Estás bien? -Sí.

-¿Seguro? -Sí, sí, perdona.

-Vamos allá.

-Ya estoy mejor. Ha sido solamente estar ahí, metida, y...

-Hola. -Hola.

-Te veo luego. Gracias.

-Siéntate, por favor, Nuria.

No quiero preocuparte,

pero hemos encontrado que tienes una masa en la zona del mediastino.

Has hecho lo que debías.

Tenemos que seguir haciendo pruebas. -¿Más pruebas?

No, yo no puedo pasar por más pruebas, Dacaret.

Es que no puedo volver a pasar por eso.

-Nuria, tienes que hacértelas, será un pinchazo y nada más.

-¿Un pinchazo? -Sí.

Viendo lo mucho que le afecta venir al médico,

tengo que tratarla con mucha delicadeza y no quiero preocuparla.

Pero teniendo en cuenta los antecedentes que tiene,

la cosa no pinta bien.

Podría ser una reaparición del cáncer que tuvo cuando era pequeña.

Días después de sufrir un episodio de hipotermia

tras quedarse dormido en una cámara frigorífica,

David vuelve al hospital.

-¿Te acuerdas que me picaban mucho las manos?

-Lo recuerdo.

-Pues resulta que la cosa ha ido mucho peor.

Ahora se me han puesto los dedos blancos,

y eso me pasa siempre que salgo de la cámara frigorífica.

-¿Y tienes antecedentes familiares,

de alguien en tu familia que le haya pasado algo similar?

-Que yo recuerde, no.

-¿Me dejas echarle un vistazo, por favor?

¿Sabes lo que es el síndrome de Raynaud? -No.

Es un trastorno que altera el flujo sanguíneo

desde el corazón a otras partes del cuerpo.

Y es por eso que podría ser

que se te pongan los dedos como azules o blancos.

-Pero eso de que cambien los dedos de color, me pone nervioso.

¿Esto cuánto me va a durar? -Puede llegar a durar 15 minutos.

Hasta que el flujo sanguíneo vuelva a ser normal.

Y es cuando empieza ese cosquilleo en la piel.

-Al principio me ha empezado a pasar en los dedos de las manos...

luego en los dedos de los pies, y de vez en cuando en los pezones.

-Es que todo me hace pensar que podría tratarse de un Raynaud.

Así que siéntate un segundito,

que te voy a hacer una prueba un poco especial.

-Buenas, Dacaret. -Hola.

-Te traigo los resultados de Nuria Galdón.

-Gracias. -Gracias.

A ver.

Esto está bien...

-Hola, Nuria. -¿Pero todavía estás enfermo?

-Le han expulsado del colegio por insultar al profesor.

-¡Pero menudo bicho estás tú hecho!

-¿Tú podrías echarle un ojo

hasta que consiga a alguien que se encargue de él?

-Claro, sin problema.

-Además se va a portar muy bien. -Sí.

-¿Te apetece hacer pajaritas conmigo? -¡Vale!

-Pasa, anda.

-Mil gracias. Me salvas la vida.

-¿Y dónde está esta chica?

-Vamos a ver.

-¿Esto qué es? -Una nevera portátil.

-¿Y esto para qué? -Para que metas la mano.

-¿Qué hay ahí dentro? -Agua y hielo. No hay cubatas.

-Hombre, se ve fresquita.

-Sí, es para comprobar tu reacción al frío.

-¿Tengo que meter la mano? -Sí, por favor.

Y hay que esperar unos diez segundos.

¿Te molesta? -Hombre, ahora mismo, no.

-¿Ya? -Sí.

-¿Lo ves? -Sí.

No es un método ni muy científico ni muy sofisticado.

Pero sirve para diagnosticar la enfermedad, que es lo importante.

-¿Te sigue picando? -Mm.

-Eso seguramente confirma que se trata de un síndrome de Raynaud.

-¿Y eso cómo se cura? -No tiene cura pero hay de dos tipos.

La primaria se da en personas de 15 a los 25 años.

Los síntomas son leves y corresponde al 80% de los casos.

Y se produce por una reacción excesiva al estrés

o a las bajas temperaturas. -¿Y eso es lo que tengo yo?

-Puede ser, pero no estoy seguro todavía.

La secundaria se da en personas a partir de los 30 años,

y en personas que tienen problemas con enfermedades autoinmunes.

Así que me gustaría hacerte una analítica y una capilaroscopia.

Para echar un vistazo a los capilares sanguíneos

de la raíz de las uñas de las manos,

y también para determinar si es secundaria o no a otra enfermedad.

Y también haremos una ecodoppler, en manos y brazos,

para determinar que no hay alteraciones en los vasos sanguíneos.

-Pues mira: Doblas aquí. -¿Sí?

-Y ya está. Ya la tienes. -Pero si esto es una foca.

-No, hombre, es una pajarita. Mira el pico, y las patitas...

-¿Es una foca? ¿La has hecho tú? -No, Nuria me ha ayudado.

-¿Sabes hacer de todo, o qué?

-En mi infancia tuve mucho tiempo libre.

-Supongo que recuerdas que teníamos una cita, ¿no?

-Pues se me ha pasado. Me he liado aquí con Lucas,

y además, estoy sola en la Recepción, o sea que...

-Y como me lo imaginaba, he bajado los resultados. Así que...

-Lucas, mira a ver si te sale otra foca.

Tranquila, porque está todo normal.

El hemograma, los marcadores tumorales y el estudio de tiroides

está todo OK. -Entonces ya caso cerrado.

-De caso cerrado, nada.

Porque lo que está claro es que tienes una masa en el mediastino

y tenemos que saber lo que es. Tenemos que seguir haciendo pruebas.

-No, más pruebas, no, no me quería hacer más pruebas.

Te hice caso, y ahora ha salido todo. Es que no quiero.

Te agradezco mucho tu interés, pero se acabó.

-¿Tú estás segura de lo que estás diciendo?

-Se acabó. No quiero más pruebas. -Si es tu voluntad,

yo no puedo decir nada. Si cambias de opinión, ya sabes dónde estoy.

-Muy bien.

Mientras los demás niños iban al cole,

yo estaba en una cama de hospital haciendo deberes.

Mientras ellos jugaban en el patio,

yo aprendía a tocar la guitarra o a jugar al ajedrez.

Mientras ellos celebraban fiestas de cumpleaños,

yo lo hacía con mis padres, entre quimio y quimio.

-A ver esa pajarita. -Mira.

-¡Ah! Muy bien.

-¿Estás bien?

-Deberías decírselo a Dacaret.

No quiero que te pongas malita como mi mamá.

-Sí.

-Venía a verle porque el paciente del otro día, el que estaba hipotérmico,

ha vuelto al hospital. Y parece ser que tiene un síndrome de Raynaud.

Y vengo a informar de que le haré una ecodoppler,

y por si quería estar presente.

-¿No te sientes capaz de hacerla solo?

-No, me siento 100% capacitado, pero era por informarle.

-Pues ya estoy informado. Si no te importa, tengo mucho lío.

Oye, Mir, no me interrumpas más con este tipo de nimiedades.

-Este dispositivo envía ondas de alta frecuencia a tus arterias,

para examinar el flujo sanguíneo.

Dame el dedo.

-Dacaret. -Sí.

-Acabo de vomitar. -Siéntate. ¿Estás bien?

-Sí. -¿Has tenido algún otro síntoma?

-No. Aparte de la tos y ahora el vómito, no.

-Espera un momento. A ver si la tos

no estará causada por la infección de las vías respiratorias.

Puede ser que la masa que tengas sea la causante de esta tos que tienes.

¿Tú recuerdas cuando te tomé el pulso, la tensión, que no podía?

-Sí, claro.

-El izquierdo, ¿no? -Sí.

-Súbete la manga.

Nuria tiene los pulsos asimétricos, son diferentes en cada brazo.

Además la presión arterial es mayor en uno que en el otro.

Les sumamos la masa que tiene en el mediastino, más los vómitos,

más el cuadro, me han dado la clave para saber que no tiene cáncer;

sino que tiene un aneurisma de aorta.

-¿Un aneurisma de aorta? -Pues sí.

Tenemos que confirmarlo con un TAC de contraste, pero casi seguro.

-¿Es necesario que me hagas ese TAC? -Sí. Tengo que hacerlo.

Además, tendremos que operarte.

Con los aneurismas siempre existe el riesgo

de que se pueda romper si no se repara con cirugía.

Incluso podría llegar a la muerte.

Mir comunica a David, al que ha diagnosticado de Raynaud,

el resultado de las pruebas.

Confirman que se trata de un síndrome de Raynaud

pero en tu caso no precisa medicación.

Sí hay medidas que puedes tomar. Y hay que evitar complicaciones.

-¿Y qué tengo que hacer?

-Intenta mantener siempre las manos calientes y secas.

Si hace frío, pues usa guantes.

Pero si se te enfrían las manos,

jamás las calientes con agua muy caliente. Sino con agua tibia.

-Vale, lo pillo.

-También sería conveniente que hablaras con tu jefe en el matadero

para que te destinara a otra posición

y evitar lugares fríos o aires acondicionados.

-Eso depende de mi jefe. -Vale.

Y también, nada de tabaco,

o intenta reducir el número de cigarrillos al día.

-Eso hay que verlo. -Nada de drogas ni cafeína.

Intenta practicar deporte regularmente.

-Y va y me dice que haga ejercicio.

Como si cargar trozos de 40 kilos, todos los días, de vacas,

eso no fuese hacer ejercicio. ¿Eso qué es?

El doctor Dacaret realiza un TAC para poder determinar

la localización y la naturaleza del aneurisma de Nuria.

No puedo. -¿Qué pasa? ¿Estás bien?

-Dacaret, por favor. ¡Dacaret!

-Sácala y llama, que traigan un calmante.

-¡Dacaret! ¡Ay, por favor!

Saca. -Ya está, ya está, ya está.

Tranquila, tranquila, tranquila.

Escúchame, que no hay prisa por hacer la prueba. ¿Vale?

-Vale.

-Respira, y cuando estés mejor, la hacemos y ya está.

Tranquila. Respira. Respira. Vale, ya está.

-Dacaret, ¿qué tal está Nuria? -Mejor, mejor.

Le hemos dado un calmante y le hemos podido hacer el TAC.

El problema es este.

Tiene un aneurisma bastante grande en el cayado aórtico.

Y con lo poco que le gustan los quirófanos y las pruebas,

pues imagínate. -Vaya.

Bueno, voy a pedir estar en quirófano durante la intervención.

Eso quizá le ayude. -Seguro que sí, buena idea.

-Con todo lo que me está ayudando con Lucas, es lo menos que puedo hacer.

-Ya. -Me voy. Que tengo que ir a...

-Oye, ¿tú qué tal estás? ¿Cómo lo llevas?

-Pues no puedo más. Ahora, me está dando problemas en el cole.

Yo no sé qué hacer para que se porte bien.

-Escucha, ¿has pensado en hablar con él cara a cara

sobre la muerte de su madre?

-Pues todavía no hemos tenido esa conversación.

-Es que yo creo que a los niños les gusta que sean sinceros con ellos,

la verdad. -Perdona, no quiero ser grosera,

pero me parece que llevas de padre, literalmente dos días más que yo.

No me parece que me puedas dar lecciones.

-Eh, Soto, no me refería a mí como padre, sino como hijo.

Tuve una infancia bastante dura,

y en algún momento me hubiera gustado que me escuchasen. Solo era eso.

Hasta luego.

David vuelve al hospital.

Tiene las manos inflamadas y le duelen.

Además, se encuentra mal.

Disculpe. -¿Sí?

-¿El doctor Mir? -Pues le voy a avisar.

Pase a la sala de espera y ahora le digo algo.

-Venga. Te veo. -Hasta luego.

-Adiós.

-¿Y..., y el doctor Mir?

-Pues está atendiendo a otro paciente, pero pase.

Ya le atiendo yo.

Siéntese.

Pues cuénteme, David. ¿Qué le ocurre? -Pues bueno.

Que me encuentro supermal, doctor. Me..., me duele todo.

O sea, tengo..., creo que tengo fiebre y..., y sobre todo las manos.

La mano izquierda, es que no me la siento.

-Ya. ¿Y por qué lleva los guantes?

-Pues porque cualquier tacto, es que me duele muchísimo.

Y, en el coche, pues me los he tenido que poner.

Que es que, si no, no puedo conducir. -Bueno. Quítese, quítese los guantes.

-Esta la tengo un poquito mejor. -A ver...

-Esta no puedo yo solo. -Bueno.

-¡Aaah! -¿Y estas grietas?

David, esto está muy infectado, ¿eh?

Además, veo que tiene inflamada la articulación... ¿Le duele?

-Muchísimo. Sobre todo me escuece.

-Ya. Es que veo además que algunas de las heridas están supurando.

¿Puede mover los dedos?

-Fff... Me duele mucho, ¿eh? -Bueno, déjelo. Déjelo, déjelo.

No entiendo cómo Mir no vio nada en la ecodoppler que le hizo.

He vuelto a repetir la prueba de la mano,

y se observa una evidente falta de flujo sanguíneo

en la yema de los dedos afectados.

Además, no entiendo cómo ha podido empeorar tanto en tan poco tiempo.

Nuria está a punto de ser intervenida

de su aneurisma en la aorta.

Nuria, ¿cómo estás? -Hola.

Menos mal que estás aquí, porque tengo mucho miedo.

-Tranquila.

Mira lo que me ha dado Lucas, para ti.

-¡Ah! -Yo te lo guardo.

-Vale.

-Estate tranquila, porque voy a estar contigo durante toda la intervención.

-Qué bien. Muchas gracias.

-Ya casi está. -Se ha roto el aneurisma.

Por favor, pásame el "Traig". -Llama al banco.

Que traigan sangre, por favor. Compresa.

Ya, ya, ya, ya. Por poco.

Vale.

El doctor Landó le hace una radiografía a David,

en la que se aprecia inflamación articular.

A raíz del fenómeno de Raynaud,

que le explicó y le diagnosticó el doctor Mir,

que produce una falta de riego tanto en los dedos, como en la mano,

se ha producido una atrofia en la piel, e infección.

Esta infección, que es lo que ha provocado estas úlceras,

ha afectado a las articulaciones de los dedos.

Y ha provocado lo que nosotros conocemos como una artritis séptica.

Así que va a tener que quedarse ingresado.

-No, no. Yo no me puedo quedar. O sea, hoy hay fiesta. No puedo.

Yo no puedo.

Mándeme una pomadita o lo que sea, pero yo no me voy a quedar.

-A ver, David, yo no le puedo obligar.

Pero, puede quedarse y curarse, o marcharse de fiesta,

y seguramente perder la mano.

-Bueno, pues me quedo.

-Mir está bajo mi supervisión.

Así que, en última instancia, soy el único responsable

de cualquier error que haya podido cometer.

-¿Qué? ¿Otra vez te comes la ficha? Pero Lucas, ¿cómo lo haces?

-Hola, chicos. -Hola, Soto. ¿Qué tal ha ido?

-Nuria está bien. -Toma ya.

-Choca. -Toma ya.

-¿No se va a morir, como mamá?

-Eh... Os dejo solos. ¿Vale? Luego te gano.

-Lucas, tú y yo no hemos hablado de..., de lo que le ha pasado a mamá,

y de cómo te sientes.

-La echo de menos. -Lo sé. Ven aquí, cariño.

Llaman a la puerta

Adelante.

-¿Quería verme? -Sí. Ven aquí.

¿Cómo es posible que no vieras en la ecodoppler

la evidente falta de fluido sanguíneo?

-Ah... Yo detecté una disminución, pero no me pareció preocupante.

-¿No te pareció preocupante? -No.

-Pues lo que no te parece preocupante casi le cuesta los dedos

a tu paciente, al que he tenido que ingresar por una artritis séptica.

-Ah, no puede ser. No entiendo nada, no..., no sé cómo ha podido empeorar

tanto en tan poco tiempo.

-Mira, déjalo.

La próxima vez estaré más pendiente de ti.

Es evidente que me equivoqué contigo y no eres un médico

con todas las letras. Ya hablaremos de esto.

Nuria se recupera después de una intervención

en la que han tenido que sustituirle la aorta.

No me lo puedo creer. ¿También tocas la guitarra?

-Pues sí.

-Pero, ¿qué es lo que no sabes hacer tú?

-Bueno. Estar sana. -Nuria, no digas eso.

Es que creo que no te ha quedado claro todo lo que ha pasado contigo.

Has superado un fibroma.

Ahora has superado un aneurisma del tamaño de un melocotón.

¿En serio quieres más pruebas?

-Ya. Bueno, no lo había visto de esa manera.

-Te quería comentar otra cosa.

Escucha, sabiendo que tienes este pánico a los hospitales

por todo lo que te ha ocurrido,

¿no te has planteado nunca cambiar de trabajo?

-Sí, pero... Los hospitales, es que son mi hogar.

-Ya, pero no sé. Podrías dedicarte a..., a los dardos, por ejemplo.

-Bueno, eso ya lo hice. Soy campeona regional.

-Claro. Tendría que habérmelo imaginado.

-Además, sí. También me he planteado, bueno, hacer algo más con mi vida,

y... Tengo una idea que igual pongo en marcha.

-Pues me alegro mucho, la verdad.

-¡Nuria! -¡Anda!

-Lucas, Lucas, Lucas, por favor. Que está todavía muy delicada.

-Mira. Mira lo que tengo aquí. Me dio mucha suerte.

-¡Qué bien!

¿También sabes tocar la guitarra? -Sí. ¿Quieres que te enseñe?

-¿Puedo? ¡Por favor! -Bueno, pero un ratito solo, ¿eh?

-¡Bien! -Que Nuria tiene que descansar.

Os dejamos. -Vale.

-Voy contigo, Soto.

-Oye, ¿sabes cómo cogerla?

-Bueno, una vez di una clase y sé un poquito.

-Ah, ¿sí? Venga. ¿Quieres probar? -Sí.

-A ver...

-Estoy alucinado con Nuria. Sabe hacer de todo. ¿La has visto?

-Sí.

-Y escucha, ¿tú te has parado a pensar

la de gente que nos cruzamos cada día,

y no tenemos ni idea de lo que les está pasando?

-Sí, bueno. Yo quería darte las gracias, porque... tenías razón.

-Mm...

-He estado hablando con Lucas, como tú decías, y...

Nos ha sentado bien a los dos. -Pues me alegra mucho.

-Yo creo que vas a ser un buen padre. -Gracias.

-David.

-¡Ey! ¿Qué pasa, Mir? -¿Me vas a contar qué te metes?

-¿Cómo que qué me meto? Ya te lo dije, ¿no?

Algún cubata de vez en cuando, pero ya está.

-Claro. Y tú te crees que yo soy imbécil.

-Pero vamos a ver. Qué problema hay...

-No te tiras dos días despierto a base de cubatas.

Y es imposible que una mano degenere tan rápido.

-¿Tú qué eres? ¿Médico, o policía? ¿Eh? Vete y déjame en paz.

-Hola. ¿Hay algún problema?

-Sí. Vamos a hacerle un examen de tóxicos completo a David.

Y si no es por las buenas, será por las malas.

-¿Por qué? ¿Qué pasa?

-Pasa que ha mentido con el tema de las drogas.

-Espera. Un segundo.

Lo que puedo contar, ¿queda en confianza?

-Sí, claro. La información médico-paciente es privada.

-De vez en cuando, sí que me meto algo, ¿vale?

Me meto algo. Entre semana, alguna raya de coca y tal,

para aguantar el curro, y...

Y en fin de semana, pues pastillas y demás.

Pero... Pero que tampoco me paso. O sea...

¿Qué pasa?

-Pasa que la cocaína y las anfetaminas son vasoconstrictores.

Y ahora entiendo por qué ha empeorado tanto y tan rápido.

Porque todo este juego suyo con las drogas

le podía haber costado las manos. -Doctor, le dejo al mando del caso.

-Mir, Mir, espera un segundo.

Eh..., quería disculparme. Tu diagnóstico era acertado.

No podríamos saber que el paciente tomaba drogas

si no hubiera sido por tu insistencia.

Así que... Me retracto. Eres un médico con todas las letras.

¿Podrás perdonarme?

-No tengo nada que perdonarle, doctor.

Días después, Nuria se encuentra mejor,

y aunque todavía no ha recibido el alta para reincorporarse

como recepcionista del hospital,

ya ha comenzado a poner en práctica un nuevo proyecto de vida.

¡Hola! ¿Qué tal? ¿Os apetece que cantemos un poco? ¿Eh?

¿Os canto una canción? ¿Sí? A ver. Venga.

El patio de mi casa es particular,

cuando llueve se moja como los demás.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 09/03/17 (1)

Centro médico - 09/03/17 (1)

09 mar 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 09/03/17 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 09/03/17 (1)"

Los últimos 518 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Carlos

    Queremos más tramas para Nuria!!

    10 mar 2017