www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4295321
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 08/11/17 - ver ahora
Transcripción completa

Eh... ¿Leíste la revista que te dejé? -Ah..., ¿la de las dos chicas?

-La he visto en la papelera de la sala de Personal.

-Pero..., ¿te has enfadado por eso?

Perdóname, no sé; no..., no le di importancia.

-Mira, Diana, creo que tienes bastantes prejuicios

si no consigues ver que una pareja de chicas

puede ser, incluso mejor, que una heterosexual.

-Ainhoa, si crees que tengo prejuicios,

es que no me conoces lo suficiente.

Pero, es verdad que sí, tiré adrede la revista

porque no me gustaba la foto de la portada.

-¿Por qué?

-(SUSPIRA) Porque..., una de las chicas, pues...

se parecía mucho a Lola.

(SUSPIRA).

-Lola... La que te atacó, ¿no?

-Es que sigo despertándome, ¿sabes? Soñando con ella muchas noches.

Y..., y me sigo sintiendo culpable,

porque es verdad que, de una manera o de otra,

pues yo provoqué que ella se sintiera así, ¿sabes?

-Diana... -Que...

-Tú eres la víctima en todo eso, ¿vale?

no tienes culpa de absolutamente nada.

-Ya. Pero Lola no estaba bien.

Y yo debería haberme dado cuenta.

-Diana, siento mucho no haberme dado cuenta de lo que te pasaba realmente.

Lo siento mucho, de verdad.

-No te preocupes, Ainhoa, si no es tu culpa.

Si soy yo, que soy buenísima (RÍE)... ocultando lo que me pasa.

Yo te lo debería haber contado.

Porque... tengo mucha suerte de tenerte a mi lado.

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

Sara acude a Centro Médico

después de estar varios días débil y con fiebre.

Disculpe el retraso.

Sara Ortiz, ¿verdad?

Sí. Bien, pues cuénteme.

Pues verá, doctor: llevo una semana muy cansada, con dolor de cabeza,

dolor muscular, 38 de fiebre he tenido...

¿Algún otro dolor? No. Nada más.

¿Antecedentes? Tuve migraña con aura.

Pero, me la traté con analgésicos y hace tiempo que nada.

¿Algún viaje reciente? No. Ninguno.

¿Está tomando algún medicamento, algún antibiótico?

Hace un mes tuve una infección de orina

y el médico me recetó... fosfomicina.

Las infecciones de orina afectan a un gran número de personas.

La mayoría de ellas son mujeres.

Para evitar que se produzcan,

hay que beber unos dos litros de agua al día,

evitar el tabaco, el alcohol y las bebidas azucaradas o gaseosas.

También llevar una correcta higiene,

antes y después de una relación sexual,

así como llevar también una dieta rica en frutas.

¿Alguna relación sexual de riesgo?

No. Yo con el preservativo no me la juego nunca.

Bueno, soy transexual y el día que sale, siempre con preservativo.

-38,4. Gracias.

¿Tiene mascotas? Sí, las perritas Wendy y Lusi.

Y la gatita Odri. -Dan tanta compañía, ¿verdad?

Supongo que las tiene vacunadas. -¡Por supuesto!

En la fiebre de origen desconocido,

el paciente mantiene una temperatura elevada

sin que las investigaciones médicas den con una causa.

No podemos adelantar un diagnóstico,

pero, entre mis sospechas está

la de una posible enfermedad de transmisión sexual.

directo desde la residencia de la tercera edad en la que vive,

tras ser encontrado por un cuidador en muy mal estado.

-Hola. ¿Es Pascual?

-Sí. -Vale. Llévale a Reanimación.

Enseguida voy yo. Quédate con él hasta que yo llegue.

-Vale. -Perdona, ¿eres Rafa?

-Sí. Tú eras Diana, la hija de Julián, ¿no?

-Sí, soy yo. ¿Me puedes comentar cómo le has encontrado?

-Pues estaba así, como muy caído, como que le faltaba la respiración.

-Rafa es auxiliar de geriatría en la residencia donde está mi padre.

Al parecer, se ha encontrado a Pascual adormecido,

con insuficiencia respiratoria, pálido y algo sudoroso.

Pascual goza de una relativa calidad de vida en la residencia;

y en su día a día es autónomo.

Pero a ver, entonces, ¿Pascual solo está diagnosticado

de enfermedad pulmonar obstructiva crónica e hipertensión arterial?

-Y la somnolencia que presenta,

¿puede ser por algún sedante que le den?

-Pues a ver... En el último año,

Pascual ha presentado signos de senilidad.

Y a veces, se pone un poco violento.

Y cuando se pone así, le damos benzodiazepina.

Pero hoy no se lo hemos dado. No creo que sea de eso, ¿no?

eso no justifica la insuficiencia respiratoria.

Vale, gracias. Tengo que marcharme. ¿Te veo por la residencia?

-Claro. -Gracias por todo, Rafa.

-Nada.

-Los primeros síntomas de la demencia senil son leves.

Y rara vez están asociados a una posible enfermedad.

Estos síntomas son: pérdida de memoria, despistes,

lenguaje repetitivo...

Los ejercicios de atención de lenguaje,

como sopas de letras o simples tareas de cálculo,

pueden ayudar a las personas

que empiezan a presentar estos síntomas.

-¿Está todo bien, Javier?

¿Nos conocemos?

Bueno, cuando te he visto, me he quedado muerta.

Es que no me lo podía creer.

Pero tú no me reconoces, ¿verdad? Lo siento, pero no..., no.

Con mi nuevo look es difícil.

la de juergas que nos hemos pegado en la Facultad, ¿eh?

Bueno, a la Facultad va muchísima gente.

Y si no me da algún dato más, pues no lo sé.

La verdad es que te han sentado muy bien los años, ¿eh?

Estás fenomenal. ¡Oh, mejor!

-¿Ha estudiado medicina, es usted también doctora?

-No, no acabé la carrera.

Pero... ¿no te acuerdas?

No conozco a ninguna Sara que haya estudiado conmigo en la Facultad.

Lo siento.

Bueno, te voy a dejar un rato, a ver si te iluminas.

Analítica de sangre y orina... Claro.

cultivos y serología para fiebre de origen desconocido.

VIH, hepatitis B, sífilis... De todo.

y hay que poner un antipirético para bajar la fiebre. ¿Vale?

¿Y sigues siendo motero, Javi?

Discúlpeme, pero creo que me confunde con alguien.

Pero Javi, si te encantaban las motos.

-Que no, que no. Que no me estoy confundiendo.

Javi y yo éramos íntimos de la Facultad.

Nos pegábamos unas fiestas... Vamos...

Pero, es que han pasado muchos años,

yo también he cambiado totalmente

porque esto fue muchísimo antes de empezar a hormonarme...

Y ahora, pues no me conoce, pero...

¡menuda sorpresa se va a llevar cuando sepa quién soy yo!

Natalia... ¿Y esa cara? ¿Qué te ha pasado?

Eh..., eh... Nada. ¿Te puedes encargar de una paciente?

¿Por? No es nada grave todavía.

Pero, la he estado atendiendo en Triaje

y la verdad, que me ha incomodado un poco delante de Luz.

Dice que nos conocemos de la Facultad

y no tengo ni idea de quién es. Es que esa memoria...

Ya. Bueno..., ¿te puedes hacer cargo de ella?

Que sí, que sí. ¿Dónde está?

Está en la sala, esperando los resultados de una analítica.

Se llama Sara Ortiz.

Estás nervioso, ¿eh? No... Para nada.

(RIENDO). Si que te ha incomodado.

Tranquilo, que ya me encargo yo. Vale.

(SUSPIRA).

¡Cuéntame!

-Está hipotenso, taquicárdico y taquipneico.

-¿Cómo está la saturación? -Al 89 %.

-Elsa, por favor. A ver, necesito: sueroterapia para la deshidratación,

antibióticos de amplio espectro y corticoides, ¡rápido!

-No, no, no. Yo soy la auxiliar. Yo...

-¿Y la enfermera dónde está? -Pues se ha ido al lavabo, creo,

a vomitar, porque le ha entrado... -¡Me da igual!

¿Has entendido lo que te he dicho y sabes hacerlo?

-Vale. -Gracias.

Pascual...

Hola, Pascual.

Tranquilo, estás en el hospital.

Soy Diana Ortega, soy médico. ¿Puedes oírme?

-Hasta ahora solo he conseguido que balbucee, Diana.

-Vale. Ya sigo yo, por favor. Gracias.

-Por el momento, la doctora Ortega va a tomar unas muestras de sangre

que va a analizar con gasometría y ácido láctico

para ver si nos encontramos ante una sepsis

o una infección generalizada.

También vamos a sondar al paciente para realizar muestras de orina

y hacer un urocultivo para saber si el origen de todo

es una infección de orina.

-Hola. -¡Ey!

-Disculpa, no quería asustarte. -Hola.

-¿Sabes cómo se encuentra Pascual? -Bueno, es pronto todavía.

que la doctora Ortega va a hacer todo lo posible

para sacarle adelante. -Vale, gracias.

-¿Cómo es que no has vuelto a la residencia?

-No, no quiero moverme de aquí,

por lo menos hasta que despierte Pascual

y sepa cómo está. -¿Has hablado con los familiares?

-Pues a ver... Su mujer murió hace años,

y a sus hijos es que no los conozco.

Vamos, no he podido localizarlos. Por eso quiero quedarme aquí,

para que cuando despierte vea a alguien conocido.

-Qué detalle. -Sí. Ya, bueno. Es una lástima.

Porque en la residencia hay abuelitos

que solamente reciben una visita al año.

Y tristemente, estoy más que acostumbrado

a hacer este tipo de cosas. -Ya imagino.

Bueno, yo le dejo un aviso a la doctora Ortega para que,

con cualquier novedad, te pongan al día, ¿vale?

-Hasta luego. -Hasta luego.

Sara, la paciente con fiebre y debilidad muscular,

a por los resultados de la analítica de sangre y de orina.

-Bien. -Sara Ortiz, ¿verdad?

-Bueno, perdona que te lo diga, pero es que no me puedo callar.

¡Qué bellezón! -Muchas gracias.

Además, lo valoro mucho, más viniendo de una mujer, de verdad.

Muchas gracias. -Y... y ¿el doctor Blanco?

-Está atendiendo a otros pacientes. Por eso me he encargado yo del caso.

Lo íbamos a pasar tan bien, recordando anécdotas del pasado...

-Que nos conocíamos. -Ah, vale, vale. (RÍE).

Bueno, pues tengo los resultados de los análisis de sangre y de orina

En cuanto a los cultivos y las serologías,

pues estarán en un par de días, ¿vale?

Me comentó el doctor Blanco que tenías dolor muscular, ¿no?

y también dolor de cabeza. Y también fiebre, ¿no?

-Vale. Pues si me permites... A ver.

Es que estas cosas ahora son... supersofisticadas.

Vale... Pues sigues con décimas, ¿eh?

Bien. Bueno... Lo que vamos a hacer es una prueba de tuberculina,

una radiografía de tórax y una eco abdominal, ¿vale?

-Pero tuberculina..., ¿significa que puedo tener tuberculosis?

-A ver, tenemos que descartar diferentes patologías.

Por protocolo, tenemos que hacerlo.

Entonces te tienes que quedar en observación, ¿vale?

El test de Mantoux se utiliza

para diagnosticar la infección de tuberculosis silenciosa.

¿Y por qué decimos silenciosa?

Porque hay veces que el paciente no presenta síntomas visibles,

pero, en cambio, sí puede tener en su interior,

es decir en el pulmón, la bacteria durante años,

sin ningún tipo de síntoma, de forma inactiva.

Por tanto, si después de la inyección que nosotros ponemos,

la piel sufre una reacción,

podríamos estar ante una tuberculosis.

A pesar de las medidas tomadas por la doctora Ortega,

Pascual sigue en el mismo estado que cuando llegó al hospital.

Gracias.

En los resultados de la analítica de sangre

destaca una acidosis metabólica

que puede ser causada por múltiples dolencias,

e indicios de fuerte deshidratación.

El ácido láctico es normal y no hay leucocitosis.

Es decir, que por lo menos, podemos descartar una sepsis

de origen respiratorio u otro tipo de infección.

-¿Sabes ya cómo está Pascual? -Sigue igual.

Pero bueno, por lo menos está vigilado en todo momento.

-¿Y aún no sabe lo que le pasa? -Pues todavía no.

Creía que era un proceso infeccioso,

pero, lo he descartado con la analítica.

Entonces, es posible que sea una reagudización

de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica que tiene,

o quizá ha tenido acceso a las benzodiazepinas,

y se ha tomado más de la cuenta.

No lo sé. Bueno.

He pedido una analítica de tóxicos, por si acaso.

-A ver, esto último no..., no puede ser,

porque mis compañeros y yo estamos muy pendientes

de que estas cosas no... no ocurran, claro.

-Ya, me imagino. -Pero me parece bien que...,

que barajes todas las posibilidades, para ver qué le pasa a Pascual.

-Vale. Oye, ¿y sus hijos?

Porque Ainhoa, mi compañera del SAMUR,

me ha dicho que no los habíais podido localizar.

-Ya he hablado con ellos. -Perfecto. ¿Vienen para acá?

-No quieren saber absolutamente nada de lo que le pase a su padre.

-¿Cómo?

-Lo que oyes.

-No me lo puedo creer.

-Está bien que este tipo de cosas se sepan

y que las cámaras estén aquí para denunciarlo.

Es un abuelete...

entre la vida y la muerte...

(SUSPIRA) y nadie se preocupa por él. ¿Cómo me voy a ir yo de aquí? ¿Eh?

-¿Y no tiene..., no sé, más familiares,

hermanos, sobrinos, alguien? -No.

-¿Nadie? -Solamente tiene a sus hijos,

y por lo que se ve, parece que ni eso.

A ver. Yo he llamado a la residencia

y les he pedido permiso porque yo me quiero quedar aquí.

Porque estoy completamente seguro que, cuando Pascual despierte,

se va a alegrar cuando me vea. -Seguro que sí.

Tengo que seguir trabajando. Gracias por todo, Rafa.

-Gracias a ti. -Luego te informo.

-Vale.

La doctora Romero le realiza a Sara,

la paciente con fiebre de origen desconocido,

una radiografía de tórax

para encontrar la causa de sus síntomas.

Bueno, Sara. Pues vamos a hacer una cosa.

Hola.

Te quedas aquí esperando, que venga un celador, ¿de acuerdo?

para llevarte a hacer una ecografía abdominal, ¿eh?

Túmbate un segundito mientras viene...

-Ajá... -Sí. Que te voy a echar un vistazo.

¿De acuerdo? -Vale.

-Bueno.

¿Tienes relaciones sexuales de riesgo?

-No. Yo siempre con preservativo. Ya se lo dije al doctor.

-Dime si te duele, ¿eh? -Vale.

No. -Muy bien...

-No, ahí tampoco.

-Fenomenal. Si puedes desabrocharte la camisa, por favor...

-Sí, pensé que no me lo ibas a pedir nunca.

¿Sabes qué pasa? Que están recién operadas.

-Ah. -Y me hace ilusión enseñarlas.

Me las he puesto naturales, porque no me gustan las estridencias.

Como yo soy fina, ¿sabes?, pues algo discreto y elegante.

En la nueva exploración, he podido apreciar

una adenopatía axilar izquierda móvil.

Esto significa que hay una inflamación endurecida

En las radiografías no he apreciado nada anormal,

pero aun así, vamos a hacer una ecografía

para tener más información.

Pues lo que he notado es..., a ver... un posible quiste, ¿vale?,

en la axila izquierda.

Entonces, para salir de dudas y saber de lo que estamos hablando,

pues prefiero hacerte una eco mamaria, ¿vale?

-Bueno. Pues espero que mis pechos estén de maravilla.

Porque he estado dos años ahorrando para pagarme la operación.

-Y encima ahora, que estoy en el paro.

-Bueno. Tranquila. Luego vuelvo, ¿vale?

-Bueno, gracias. -Venga, hasta ahora.

A ver, cariño: He programado una ecografía abdominal, ¿vale?

Pero le acabo de hacer una exploración,

y he notado una adenopatía en la axila izquierda.

Es móvil, pero bueno.

Pero, me quedo más tranquila si le hago una eco de mama.

Hasta luego. Hasta luego.

(SUSPIRA). ¿Otra vez, Jorge? (CANTANDO) -79527.

20 millones de pesetas.

Perdona, Bernardo, perdona.

Poca gente sabe que fuiste niño de San Ildefonso

y que cantaste el gordo. ¿Verdad, Javi?

¿Carlos Ortiz? Sí.

Bueno. Mucho que contarte, ¿verdad?

¿Desde... cuándo esto?

Desde siempre.

Siempre me he sentido una mujer. Pero bueno...

Solo hace poco... me he decidido a dar el paso.

Nunca intuí... nada, la verdad.

Tampoco es algo que se vaya pregonando por ahí.

Eh... No, no, claro.

Bueno. ¿Tú qué tal? ¿Cómo..., cómo te ha ido?

Pues bueno, terminé la carrera

y me especialicé en Oncología, como ves.

Y llevo ya unos años trabajando aquí.

Bueno, y en lo personal, ¿te has casado?,

¿tienes hijos?, mujer, marido, quizá...

Vivo con Natalia: la doctora que te ha atendido y...

Con la pequeña Andrea. Ay, qué bonito. ¡Una niña!

Bueno, pues... Bueno, ¿y tú qué tal?

Yo... Buf... En lo profesional he dado muchos bandazos.

Una cosa, otra, y...

Al final acabé en una empresa de eventos musicales.

Pero hace poco me han despedido. Vaya, lo siento.

El jefe era un imbécil y un machista.

Mira, desde que empecé el proceso de cambio de sexo,

me la tenía jurada.

Siento que queden personajes de este tipo por el mundo.

Pues sí. Es una pena. Y ¿qué vas a hacer?

No lo sé, Javi. La verdad que no tengo un duro.

¿Y sabes lo que más me duele?

Que el año que viene quería seguir con las operaciones,

y no voy a poder. Imposible.

Si te puedo ayudar en algo... Bueno, gracias.

Pero... es cosa mía. Ya me apañaré. Gracias.

-Hola. ¿Una caña?

-Otra. Gracias, Fran.

-Mira, te digo que me encuentro con uno de esos desgraciados,

y le voy a decir un par de cosas.

-Ainhoa, pero es que también hay que...

Gracias. También hay que saber qué ha pasado ahí, ¿sabes?

Igual Pascual ha tratado fatal a sus hijos.

Aunque bueno. Es que, igualmente, pues me da pena que esté tan solo.

-Bueno, pero mira, tiene a Rafa, que está ahí 100 % con él y...

está muy entregado.

-Pero, no es lo mismo que alguien de tu familia.

Por muy majo y por mucha buena voluntad que tenga.

No es lo mismo.

-¿Tú cómo crees que va a evolucionar Pascual?

-No lo sé, Ainhoa.

Le he dejado en observación

y a ver qué dice la analítica de tóxicos, también.

Pero ¿y si, simplemente, por su edad,

su cuerpo ha empezado a decir basta, ya está, hasta aquí?

-No sé. ¿Tú estás segura?

Yo creo que nos estamos dejando algo por ahí y no sé qué puede ser.

-No, no, si no estoy segura, claro. Si no, no estaría dándole vueltas.

Pero no puedo descartar que no sea una complicación

por la edad que tiene.

Y si es así, pues me da miedo no poder hacer nada.

(SUSPIRA) Me voy ya. No puedo más.

-Oye, que tomar unas cañas...,

por lo menos significa llegar a la segunda.

-Lo siento, estoy agotada. ¿Te importa?

-Claro que no.

Descansa.

-Oye, gracias por la charla. Me ayuda mucho.

-Cuando quieras. -Hasta mañana.

-Chao. -Chao.

¿Sabes quién es Sara? No.

Uno de mis mejores amigos de la Facultad.

¿Quién? Carlos.

¿Te importa si retomo yo el caso?

No, no, no. Si además ahora le iba a hacer una ecografía.

Se la hago yo. Se la hago yo. Vale, vale, pero escúchame.

¿Carlos?

¿Carlos no es con quien tú ibas a Ibiza y volvías,

y me contaste un día que aquellas...? Ese.

Pascual ha mejorado algo de su deshidratación

y se muestra menos aletargado,

por lo que ha sido trasladado a planta.

Aun así, sigue precisando de oxígeno y aerosoles

para respirar con normalidad.

¡Pero si estás hecho un Dandie!

¿Tú qué has estado? ¿En Urgencias o en un salón de belleza?

-(RIENDO) ¡Serás... zalamero...!

(RÍEN).

Menos mal... que está aquí Rafa.

Si no llego a estar con él...

cuando me puse malo...,

a saber... si hubiese llegado a la enfermería... de la residencia.

-¡Anda, qué limpito te has quedado!

-Hasta para lavarme los sobacos, necesito ayuda.

-Vaya, Pascual. Que lo estás haciendo muy bien.

-Oye, en el centro ese de belleza que has estado,

¿por qué no les has dicho que te quiten diez kilitos?

(RÍEN) -No me hagas reír, ¡jodío!

-Buenas. -Hola.

-¿Qué, Pascual? ¿Un bañito? -No, qué va, ya lo he aseado yo.

Ah, vamos. Aquí donde le ves, este tipo, es un coqueto.

-¿Cómo? He venido yo especialmente para eso.

-Bueno, pues ya no tienes que hacerlo.

-Pero es que usted no puede hacer eso.

Para eso está el personal del hospital, o sea yo.

-Eh... ¿Podemos hablar un momentito fuera?

-Sí, sí, por supuesto.

-Pascual, ahora vengo. -Vale.

-A ver, Elsa. -Elsa.

-Mira. Yo hago esto todos los días

a más de 40 ancianos en la residencia, ¿vale?

Entonces, no tienes tú que venir a decirme

lo que puedo o no puedo hacer. ¿Entendido?

un poquito de respeto porque, si yo llevo este uniforme,

es porque... -Mira. Me parece genial

que tú defiendas tu trabajo y todo eso,

pero el hombre que está ahí dentro, para ti, es un viejo más.

Para mí no. Para mí es Pascual.

¿Te hago un croquis para que lo entiendas?

-Pero es que usted no puede...

Un radiólogo realiza a Sara una ecografía de mama,

debido a la adenopatía axilar detectada por la doctora Romero.

Hemos visto una gran mancha blanca de unos 40 milímetros,

que sugiere siliconoma por rotura de implante mamario.

Siliconoma es la reacción o inflamación del tejido

No queda más remedio que intervenir

para reconstruir ese implante mamario.

Pero, antes habrá que hacer una PAAF:

una punción aspiración con aguja fina,

para confirmar el diagnóstico.

¿Y si sale mal otra vez?

Los pechos, con el dineral que me han costado.

No es una operación complicada y no es la primera vez que la hacen.

Así que tranquilo.

Tranquila. Me cuesta.

Bueno, bueno, tranquilo. Tú, es normal.

Ya te acostumbrarás. Sí. ¿Tus padres cómo están?

Mayores. Ya. ¿Y saben algo de todo esto?

Sí, claro. Bueno, les ha costado porque es normal, ¿no?

Son mayores y... Pero mi madre ya me llama Sara.

Mi padre, todavía, ya sabes que era un poco más...

Ya. Pero bueno.

Los dos, si pudieran, me ayudarían económicamente.

Con las operaciones y todo. Pero...

Con su pensión, no les llega ni para ellos.

Ya. Bueno, seguro que encuentras trabajo.

No sé, Javi. En mi situación, con la crisis que hay, es muy difícil

Mira: Sería más fácil que tú volvieras a cantar el gordo

y que me tocase. Por favor.

Bueno. Estate tranquila. ¿Eh? Procura descansar.

Nos vemos antes de la operación. Nos vemos.

Descansa. Gracias.

(SUSPIRA).

Ortega. -Sí.

-Mira, por favor, ¿puedo hablar un momento contigo?

Es sobre el acompañante de un paciente. Que...

-Perdona, Elsa. Luego hablamos.

-Pascual, con lo limpio que te has quedado y lo guapito,

lo mismo te sale hasta una novia. (RÍE) ¡O un novio!

Venga, que sí, que sé que eres muy machote, anda.

Baja ahí ese dedito y tranquilo.

-Los resultados de tóxicos han dado negativo.

Más allá de los valores habituales de una persona que ha sido fumadora.

Los restos de benzodiazepinas han aparecido

en una cantidad muy pequeña,

y se justifican con el tratamiento que le dan

durante sus crisis seniles.

Así es que seguimos como al principio.

Por eso, le hemos hecho una radiografía de tórax.

Por si hubiese signos de encharcamiento o fracaso cardiaco

que justifiquen la insuficiencia respiratoria y la dessaturación.

Nada. La radiografía está bien.

Es que no sé qué está pasando.

Lo único que se me ocurre es

que un simple catarro haya descompensado

la enfermedad pulmonar obstructiva crónica que tiene,

y la edad de Pascual, pues haya hecho el resto.

Bueno, me tomo un café y me voy corriendo a quirófano,

que quiero estar en la operación de mi amigo.

Prepárame uno, anda.

Toma. Me vienen a la mente tantas cosas que viví con él...

Con ella.

Oye, ¿sabes lo que va a hacer después de..., del despido?

No, pero a mí me gustaría ayudarla.

Le estoy dando vueltas a una cosita que...,

siempre y cuando tú estés de acuerdo y respetaré tu decisión.

Ya, pero es que no sé de qué decisión me hablas.

Quiero decir: No sé de qué hablas.

Me gustaría prestarle un dinero para la operación. ¿Mmm?

Tenemos una cuenta común, con un dinero que no tocamos...

Ya, cariño. No lo tocamos, porque es de Andrea.

Para los estudios. ¿O no?

Ya, mira. Carlos es... Sara. Es muy legal. ¿Eh?

Y seguro que nos lo devuelve antes de necesitarlo.

Y no lo pongo en duda, cielo. Pero, ese dinero no se toca, cielo.

Lo hemos hablado muchas veces. Para, para, para.

Me voy a quirófano. Vale.

Tras confirmarse el diagnóstico de siliconoma,

el equipo de Cirugía opera a Sara

para reconstruirle el implante mamario.

-Hola, Sara, ¿cómo estás? -Bien.

-¿Ha bajado ya la sedación? -Sí, un poquito, sí.

-Bueno. He hablado con Javier

y me ha dicho que la operación ha salido muy bien.

-Ah, ¿sí?

Pues pensaba que estaba en el paraíso, al verte entrar.

Un ángel.

-(RIENDO) ¿Siempre tienes ese sentido del humor?

-Bueno. -Pues mantenlo. ¿Eh?

Es muy importante.

-Sí, no, estoy muy contenta de que haya salido todo bien.

Y bueno... Ojalá pudiera volver a entrar pronto en el quirófano.

Y que todo saliera tan bien como ha salido hoy.

-Pero ¿por qué dices eso?

-Porque quiero volver a operarme.

Dar el paso definitivo y cambiarse de sexo.

Pero, ahora que no tengo trabajo, lo veo ya..., bueno... un sueño.

-No sé, ¿no tienes algún familiar que te pueda ayudar?

-Mis padres no pueden por la pensión, que es muy baja.

No tengo más familia.

Y los amigos, los que más tienen, pues son ricos mileuristas.

-Ya. No me quiero meter, pero... A lo mejor un crédito.

-No me importaría nada, ¿eh?

Pero es que, sin trabajo y sin propiedades,

el banco no te lo da. -Claro.

Hola. Hola, Javi.

-¿Qué tal? ¿Cómo estás, Sara?

Bien, bien. Te cuento.

y el estudio microbiológico que te hicieron al llegar

son normales.

La infección que hay es la que provocó la silicona. ¿Mmm?

¿Le hiciste el test de Mantoux? Sí.

Bueno. El tamaño de la induración está al límite de la normalidad.

Podría haber contacto con la bacteria.

¿Has tenido tuberculosis?

No. ¿Tengo tuberculosis? No, no he dicho eso.

De todos modos, haremos la prueba de esputo para confirmarlo.

Vale. Y yo voy a preparar el traslado a aislamiento. ¿Vale?

Venga. Tranquila, Sara.

Eh... Son solo medidas preventivas. ¿Mmm?

Tranquila. Vale, gracias, Javier.

-Hola. -Hola.

-¿Cómo está Pascual? -Pff... Igual.

-¿Y no sabemos qué pasa todavía? ¿Qué..., qué tiene?

Me temo que lo que hablamos.

Que un simple catarro haya descompensado la enfermedad pulmonar,

y eso lo haya desencadenado todo.

Porque es que, si no, no me lo explico.

-Pero ¿cómo ha podido pasar de un día para otro?

-No lo sé. Ainhoa, estoy perdida. No lo sé.

-Perdona. Ortega, ¿podemos hablar un momento, por favor?

que antes no pudimos hablar.

-Sí, perdona, que... Que no te hice caso. Perdona. Dime.

-Vale. Pues lo que te decía. Que fui a asear al anciano de la 212.

-Bueno. Y el acompañante, pues me dijo que no,

que ya lo había aseado él, que no lo podía asear yo.

Y... Sí, sí. Bueno, fue supermaleducado conmigo.

-Sí. Supermaleducado. Pero bueno. Que da igual. Que eso da igual.

Que tú imagínate que le pasa algo al anciano.

Eso recae sobre mí, sobre el hospital.

-(SUSPIRANDO) Tienes razón.

Vale, Elsa. Gracias. Ya me encargo yo.

-¿Seguro? -Sí, hablo yo con él.

-Vale, gracias. -Bufff...

Ahora Rafa. Vaya día, Ainhoa. -¿Quieres que vaya yo?

¿Y así veo cómo está Pascual?

-¿No te importa? -Claro que no.

-Te lo agradezco, porque es que ni... ni he comido todavía.

-Mira. Toma.

Luego paso por tu consulta y te llevo algo de la cafetería.

¿Vale? -Gracias.

Sara ha sido trasladada a una habitación de aislamiento

por su posible contagio de tuberculosis.

-¿Qué tal, Sara? ¿Cómo se encuentra?

-Me duele el pecho. -Bueno, es normal, ¿eh?

La cicatrización de los puntos, tras una operación, duele.

Y al final, ¿conocía al doctor Blanco?

-Me duele mucho el pecho. -Pero, ¿dónde le duele?

-Siento pinchazos cada vez que respiro.

-Bueno, voy a avisar al doctor Blanco. No se preocupe.

Tras los nuevos síntomas de Sara, es posible que estemos ante un TEP.

Un tromboembolismo pulmonar.

En su caso, puede deberse a una complicación

por la rotura de la silicona.

Así que haremos una gammagrafía de ventilación perfusión

para confirmar el diagnóstico.

A ver, Rafa, que nadie está dudando de tu..., de tu buena intención.

Pero Elsa, la auxiliar, yo creo que tiene razón, ¿no?

-Claro que tiene razón, y no te preocupes, Ainhoa,

que cuando vuelva a la habitación le voy a pedir perdón.

-Que sepas que es admirable todo lo que estás haciendo por Pascual.

Pero tienes que dejar hacer su trabajo

al personal del hospital también.

-Sí, sí, no... -Lo siento.

-No, no, no, si no te preocupes. Que no es por ti, de verdad, que...

Lo que pasa que a mí todo esto, pues me recuerda...

Es que yo, cuando tenía 20 años, me porté muy mal con mi abuelo.

Lo ingresaron porque pensaban que tenía un cólico,

y yo... preferí irme a la otra parte del mundo con mis amigos,

a divertirme.

Y resultó que no era... un cólico.

Sino que era un..., un cáncer muy agresivo.

Entonces..., a mi familia no le dio ni tiempo a avisarme y...

mientras mi abuelo estaba agonizando, pues yo...

estaba divirtiéndome muchísimo en la otra parte del mundo, ¿no? y...

Y no me dio ni tiempo a despedirme de él.

-Lo siento mucho.

Pero mira, sabes que seguro que en la residencia

te están echando mucho de menos y aquí Pascual está bajo control.

Así que ¿por qué no vuelves a la residencia?

-Vale, sí. Voy..., voy a volver. Sí, sí. Llevas razón.

Lo único que te voy a pedir, Ainhoa, es que cualquier novedad,

por favor, en el estado de Pascual, que me aviséis.

-Claro. Por supuesto.

Y además, que sepas que Pascual ha dado orden

para que te podamos informar. -Vale.

Voy a..., a pasar a despedirme de Pascual, ¿vale?

-Venga.

Por favor, no decirle nada de lo de sus hijos, ¿vale?

No le he querido contar nada, por si todo esto se ponía peor y...

Si no pregunta, no le damos más disgustos, ¿vale?

-Vale. Entendido.

-Vale, bueno. Hasta luego. -Hasta luego.

Tiempo después, Sara se recupera del tromboembolismo que sufrió,

todavía a la espera del diagnóstico de tuberculosis.

(SUSPIRA) Tengo los resultados de la prueba de esputo.

Puedes quitarte la mascarilla.

¡Ay! No tengo tuberculosis... No. ¿Cómo te encuentras?

Bueno... Físicamente bien.

De la salud mental, pues ya es otro tema

porque tanto tiempo en el hospital, te da mucho para pensar.

Quizá demasiado. Pero bueno.

El tratamiento para el tromboembolismo

está funcionando.

Tendrás que seguirlo en casa durante unos meses.

Pero vamos, esta misma tarde te pueden dar el alta.

Muchas gracias por todo, Javier.

No ha sido fácil, ¿eh?

No, al principio no. Pero, luego ha sido pan comido.

¿Qué no haría yo por ti?

Ay, Javier, Javier...

-Hola. ¿Cómo estás, Sara? -Bueno, pues bien, bien.

Aunque no tanto como tú. Porque... Dime, Javier.

No sé qué hace tu mujer para estar siempre tan guapa.

-Bueno... He pedido un crédito a mi nombre

para ayudarte con la operación, Sara.

Pero..., pero Javier, no tienes que hacerlo.

Ya está hecho.

Javier...

¡Javier, gracias! Gracias, gracias, gracias, gracias...

Esa misma noche, Pascual ha empeorado súbitamente con vómitos

dificultad respiratoria, taquicardia y una marcada hipotensión.

(TOS).

La doctora Ortega ha sido avisada

de que Pascual ha tenido que ser trasladado a la UCI.

Pascual ha sido estabilizado en Cuidados Intensivos.

Pero, ha sido necesario intubarle y ponerle respiración mecánica.

La verdad es que el pronóstico, pues, no es muy alentador.

-¿Cómo estás?

-Pues yo, mejor que él.

-¿Qué le ha pasado?

-Me han avisado en mitad de la noche que había empezado con vómitos,

insuficiencia respiratoria y la presión arterial por los suelos.

De verdad es que, Ainhoa, no sé qué pasa. No me lo explico.

A no ser que sea eso, ¿sabes? Que su tiempo se acaba y ya está.

¿Tú crees que es candidato, a RCP?

-Una RCP o reanimación cardiopulmonar,

la debemos iniciar en el primer momento

en que nos encontremos con una parada cardiorrespiratoria.

Eso sí: tenemos tres excepciones.

La primera, que la víctima haya manifestado

su deseo expreso de no reanimación.

La segunda, que haya varias víctimas

y tengamos que dar prioridad a unas con respecto a otras,

y la tercera es que nos encontremos con una víctima

que presente signos evidentes de muerte biológica,

o que vaya a quedar en un estado terminal.

-Gracias, cariño.

A ver, Javier, esto lo hemos hablado muchas veces, ¿vale?

y ese dinero, pues es para los estudios de Andrea.

Entonces me siento mal cuando te lo tengo que repetir.

A ver, es justo. No te preocupes.

Sara es mi amiga y yo quiero ayudarle.

comprometer ni el futuro de Andrea, ni a ti, ni nada.

¿Sabes que me alucinas?

¡Sí!...

Sí, como persona, Javier.

Siempre estás pensando en todo, y ahora estás pensando en Sara, y...

Eso demuestra que eres un gran amigo, pero también...

eres un gran padre...,

una gran persona, un gran médico.

Como cocinero... Mm...

Como amante... Ya.

Oye, si eres tan buen cocinero... ¿Qué?

Chsss... Te voy a elaborar yo una pasta...

No, no me hables así, que me derrito.

No me hables así, que no puedo. De...

¿De qué?De toma pan y moja.

(RÍE). Eso no queda muy italiano, pero es bonito.

-¿Habéis avisado a Rafa?

Que dijo que avisáramos en caso de cualquier cambio.

-No me ha dado tiempo. Acabo de llegar.

-Oye, ¿no te huele como a ajo?

-Sí, ¿verdad?

Es que estaba oliendo, pero no...

Pitidos

¡¿Qué pasa?!

-La saturación ha bajado a un 70 %.

-Es un flútter. ¡Va a entrar en parada!

-Voy a por adrenalina. -¡Rápido!

¡Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis! -La tengo.

-¡Siete, ocho! ¡Vamos!

Nada, no reacciona.

¡Vamos, Pascual, vamos! ¡Uno, dos, tres, cuatro, cinco!

¡No te vayas, Pascual! ¡Uno, dos, tres, cuatro, cinco!

¡Uno, dos, tres, cuatro, cinco! ¡Uno, dos, tres, cuatro, cinco!

¡Vamos, Pascual! ¡Lucha!

-Creo que tiene un ataque de ansiedad.

¿Tú qué haces aquí?

-De verdad que no he venido a buscar problemas.

-Gloria, ¿has consumido drogas?

La paciente tiene la tensión alta y taquicardia,

además de un cuadro confusional más que evidente.

El análisis de tóxicos ha revelado

el consumo de una cantidad notable de cannabis.

-Yo no tengo ningún problema con las drogas.

-Solo de unas cuantas conversaciones que hemos tenido sobre su ONG.

-Respeto mucho la labor que desempeñáis en la ONG,

y por eso creo que no tengo más remedio que contarte una cosa,

sobre Paloma.

-¿Tú qué quieres? ¿Arruinarme la vida,

y quedarte con la conciencia tranquila? Estupendo.

-Pascual ahora está en coma inducido.

En algún momento habrá que decidir si le despertamos o no.

Ahora mismo es importante hablar con sus hijos.

Porque en algún momento habrá que decidir.

¡Es que tiene las llamadas entrantes restringidas!

-¿En serio? -Sí.

-¿Estando su padre como está? -Aquí pasa algo raro, Ainhoa.

Si no es capaz de respirar por sí mismo al retirar la intubación

pues que... Pascual podría morir.

-¿Qué tal está Celia? -Ahí anda.

-Seguro que está echando de menos mis sopitas de ajo.

-A mí no me gustan tus sopitas. -Ya ves.

  • Centro médico - 08/11/17

Centro médico - 08/11/17

08 nov 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 08/11/17 " ver menos sobre "Centro médico - 08/11/17 "
Programas completos (711)

Los últimos 724 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios