www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3628499
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 08/06/16 (1) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Carlos llega al hospital tras perder el conocimiento en su casa.

Laura, su novia, le encontró desmayado en su domicilio

y avisó a Urgencias de inmediato.

La doctora Marco asiste a Carlos en boxes.

Carlos recupera la conciencia y está aturdido,

desorientado y con malestar general.

A ver, he visto tu historial.

No tienes alergia a medicamentos. -No.

-Vale. Eres consumidor habitual de alcohol.

Sueles tomar un vino en la comida y dos cervezas

todos los días. Te leo el historial para que me confirmes

que está todo bien. -Sí.

-Aparte, de enfermedades, eres diabético.

Te lo diagnosticaron en 2008. Diabetes tipo dos.

Control de la enfermedad con antidiabéticos orales.

-Sí. Y es muy responsable con su tratamiento.

-Vale, estupendo.

Volviendo al síncope, dime qué pasó en los momentos previos al desmayo.

-Fui al baño porque tenía los ojos irritados,

para echarme agua.

Y... a partir de ahí...

negro total todo. -Vale.

Pero aparte de eso, necesito que hagas memoria.

Si tuviste alguna sensación extraña, o lo asocias con alguna cosa.

¿Comiste algo especial? Puede ser importante.

-Bueno, hace un par de días

salí con mis compañeros de trabajo a tomar algo. No sé.

-Me dijiste que te quedabas en casa.

-Ya, pero luego me aburrí y salí. No creo que eso importe ahora.

Estuvimos bebiendo.

No me gustan esas parejas que deben contarse todo lo que hacen,

adónde van. Mi novia es mi novia, no es mi madre.

No tengo por qué darle explicaciones de todo.

Y Laura es un poco controladora. -A ver,

yo sé que no soy su madre, pero Carlos hace cosas muy raras.

Sale y no me dice nada.

Sé que va mal de pasta, y no sé en qué se lo gasta.

Pero a mí me parece que me oculta cosas.

Por cierto, me han salido unas manchas en las piernas.

No sé si tendrá algo que ver.

-¿En las dos? -Sí, en las dos.

-Vale, voy a verlas.

Es verdad. ¿Te pica? -No.

-Quizá es una reacción alérgica.

Bueno, de momento haremos un análisis de sangre.

Y cuando venga la enfermera, aparte de la extracción,

traerá un bote para una muestra de orina.

Siendo diabético, es importante.

Y también te haremos un TAC craneal. No os preocupéis.

Es algo protocolario, por el síncope.

No tiene por qué ser nada. ¿Vale?

Venga, hasta ahora. -Gracias.

-Gracias.

Sara ha venido al hospital con su novio Alfredo

porque tiene unas picaduras que se han hecho ampollas.

Mira, cariño. Mira, mira.

Qué lindo, ¿eh? Yo tendría... 20 como ese.

-Pues relájate, que estamos muy a gusto así.

-Bueno, bueno. Me relajo.

¿Y lo bonito que es hacerlo?

-Eso sí, pero no. No.

Yo soy muy poco sentimental, y él siempre está con el temita.

Y decir eso en la sala de espera de un hospital, como que no.

Hemos venido por unas picaduras, no a planificación familiar.

Bueno, Sara Abad, ¿verdad? Sí.

Vale, Sara. Cuéntame qué te ocurre.

Pues vengo de trabajar, llego a casa del camping

y he visto picaduras de mosquitos en la barriga.

Pero creo que no son picaduras normales.

Algunas son como ampollas. -Sí.

Es que ella es socorrista en la piscina del camping.

Es muy buena.

Bueno. ¿Me las enseñas, por favor? -Sí.

Vale. ¿Has tenido fiebre, dolor de cabeza, vómitos?

No. ¿Estás vacunada de la varicela?

Pueden ser picaduras o el principio de la erupción.

Bueno, yo estoy vacunada.

Me lo dijo mi tía, que vivo con ella, y ya me vacunaron hace tiempo.

Vale, pues vamos a la camilla y echamos un vistazo.

Vale. Por aquí, por favor.

Gracias a la vacunación, la varicela es una infección vírica

cada vez menos presente.

Pero eso no significa que esté erradicada.

Es importante vacunar a los niños.

Si hay dudas con el calendario de vacunación,

pues se consulta con el médico.

"Doctor Blanco, acuda a consulta". La doctora Marco

regresa con los resultados del TAC y de la analítica de Carlos,

el chico que sufrió un desmayo y debió ser ingresado de urgencia.

Ya tengo los resultados del TAC, y está bien.

En la analítica de sangre, hay alteración de los iones

y un aumento de las transaminasas, las enzimas del hígado, ¿vale?

¿Tú qué tal estás? -Míralo, sudando como un pollo.

-Estoy fatal. Me duele mucho la cabeza.

Y no dejo de vomitar.

-¿Aún no saben lo que tiene? -No. Seguiremos haciéndole pruebas.

A ver, saca la lengua.

Tienes las mucosas muy secas. Carlos tiene síntomas

de una reacción muy fuerte. Al no remitir la fiebre,

creo que puede estar intoxicado.

Vamos a hacerle unos hemocultivos para analizar la sangre

e intentar averiguar qué le produce esta reacción.

Tiene signos de deshidratación,

y siendo diabético, lo mejor es que te quedes ingresado.

Así empezamos a tratarte con suero glucosalino.

Y aparte, te pondremos antiheméticos para los vómitos.

Si no dejas de vomitar, tienes que quedarte.

Y también analgésicos para el dolor de cabeza, la fiebre.

Corticoides y antibiótico empírico.

Ya verás cómo vas a encontrarte mucho mejor.

¿Es la primera vez que te pasa? No.

No, el año pasado lo tuve en verano. -Sí.

-También en el camping. Serán los mosquitos.

Bueno, tiene pinta de ser una culicosis bullosa.

Es una reacción alérgica a las picaduras.

Las picaduras de un insecto suelen poder curarse en casa.

Lo primero, si se tiene aguijón,

hay que raspar con un objeto de punta roma.

Nunca con unas pinzas, porque puede romperse el saco del veneno.

Después se lava bien la zona con agua y jabón.

Luego se pone un poco de hielo en una bolsa de tela

y se pone sobre la picadura. Se deja 10 minutos,

se retira 10 minutos, y se repite la operación.

Luego solo hay que estar atentos por si hay infección.

En principio, con una pomada de corticoides valdría.

Te la voy a recetar, ¿vale? Vale.

¿Qué te parece si vas al coche y le cambias el tique?

-Bueno, pero ya vamos a salir ahora los dos.

-No, pero mejor así. Como hay que ir a la farmacia y eso,

mejor ir adelantando cositas.

-Bueno, vale. ¿Te lo quedas?

-Vale. -Venga, hasta ahora.

-Hasta ahora. Hasta luego.

Bueno, pues esto es. Vale.

Eh..., le quería comentar una cosa. Es que estoy embarazada.

Me hice esta mañana el test.

No sé cómo ha pasado. Bueno, sí lo sé.

Una noche de descontrol.

Pero me ha pillado tan de sorpresa

que no sé, ni se lo he dicho a Alfredo.

Mi preocupación es que la culi... esta...

Culicosis. Que la culicosis afecte al niño.

No, en principio no. ¿Has ido al ginecólogo?

No, no. Pues vete

al ginecólogo. Que compruebe el embarazo.

Y otra cosita más:

si se encuentra usted con Alfredo, mi novio,

no le diga lo del embarazo, ¿de acuerdo?

Bueno. En este caso, tú mandas. Así que

ningún problema.

Vale. Muchas gracias. De nada.

"Francisco Pascual, preséntese...".

¿Le pusiste el antibiótico que dije?

-¿Tiene un momento? -Sí, claro. Luego hablamos.

Cuéntame. -A ver,

no tendría que contarte esto sin su permiso,

pero es que él tenía un problema de obesidad. Bueno, era obeso.

Y hace cuatro años le diagnosticaron diabetes.

Él tenía una fuerte depresión, y estaba mal porque no adelgazaba.

Pero yo me ofrecí a ayudarle, le pagué la clínica,

los tratamientos, la dieta y el gimnasio. Todo lo que pude.

Poco a poco fue perdiendo peso. Perdió hasta 60 kilos.

-Pues qué maravilla. Lo lograsteis juntos. Me alegro.

-La verdad, todo iba bien. Él encontró un trabajo estupendo,

y estábamos muy bien.

Lo que pasa es que no sé qué le pasa últimamente. Está raro.

Sale y no me dice nada, sé que bebe. -Ya.

-Pero te quería contar esto por si te puede ayudar en algo

a saber qué tiene. -Seguro que sí.

Has hecho muy bien. Toda la información es importante.

-No me siento bien contándote esto, pero...

-Pero tranquila, de verdad. Lo has hecho por su bien.

La doctora Marco llega a comunicarle los resultados del hemocultivo,

que quizá dé con la clave de qué le ocurre a Carlos.

¿Cómo estás? -Pues mejor. Mejor.

-¿Te encuentras mejor? Vale.

Tenemos los resultados de los hemocultivos, y no hay bacterias.

-Eso es bueno, ¿no? -Es bueno relativamente.

Seguimos sin saber lo que tienes. Y Laura,

¿está por aquí? Para informarle. -No. Ha salido a trabajar.

-Te comenté en los resultados de los primeros análisis que tenías

las transaminasas, las enzimas del hígado, altas.

Eso se traduce en un daño hepático.

Quiero hacerte una ecografía abdominal

para ver que el hígado esté bien. -Vale.

Días más tarde, Sara, la paciente con ampollas

producidas por las picaduras, ha vuelto al hospital

porque tiene fiebre y dolor de cabeza.

¿Tienes más ampollas? Sí.

Me han salido bastantes más.

Sí, tienes más.

Vale. ¿En alguna otra parte del cuerpo?

Me pica mucho por aquí. A ver.

Y por aquí también. Un montón. Sí, tienes más ampollas.

Te voy a pedir análisis serológicos

para descartar una enfermedad infecciosa.

Podría ser un sarampión atípico, o un eccema herpético,

o hasta un ecovirus.

Voy a hacer análisis serológicos y salimos de dudas.

¿No puede ser por los mosquitos?

Bueno, si alguna vez te ha pasado, pudiste tener reacción alérgica.

Pero en este caso, con la fiebre, el dolor de cabeza,

creo que no tiene que ver. Ya.

A ver, date la vuelta.

Vale.

Inspira.

Otra vez.

¿Te cuesta respirar?

Sí. Llevo un par de días que noto que me cuesta.

Bueno, te voy a pedir una radiografía de tórax.

¿Por qué? Escuché líquido en los pulmones.

Pero estando embarazada,

¿puedo hacerme radiografías? Sí.

Es cierto que los rayos-X pueden afectar a un bebé.

Pero si una mujer está embarazada, ponemos una plancha de plomo.

Es importante que si una mujer está embarazada o cree que puede estarlo,

que se lo diga al médico.

De todas formas, tranquila. Solo son suposiciones.

Lo que sí me gustaría es ingresarte.

¿Cómo? A ver, estás embarazada.

Como lo estás, estás inmunodeprimida.

Si te tenemos aquí, mucho mejor para poder verte.

Entonces supongo que lo más lógico sería hablar con mi novio.

Es decisión tuya, pero yo creo que sí.

Sobre todo porque es el padre. Pero es tu decisión.

Hasta que tengamos los resultados, te voy a dar un antipirético.

Básicamente es un paracetamol,

y te bajará la fiebre y el dolor de cabeza.

Y te vamos a poner un suero para que estés hidratada.

Vale. ¿Vale?

Relax. Hacemos las pruebas y vamos viendo qué ocurre.

Vamos, al final no le voy a decir nada del niño.

Conociéndole, me monta el carrito, la cuna y la trona aquí.

Y yo no estoy para esos despliegues.

Este paciente, Carlos, estaba obeso,

y su novia le pagó todo el tratamiento de la obesidad.

Y una vez que estaba bien y recuperó autoestima,

empezó a salir con sus amigos, y pasa de ella totalmente.

Y ella aguantando y apoyándole.

Ya no sé ni cómo nos cuesta tanto dejar una relación

cuando es evidente que va mal, ¿sabes?

Yo es que no lo entiendo.

Pues te digo una cosa.

Yo creo que ese chico no lo hace con maldad.

Lo que pasa es que no se atreve a dejarla

porque se siente en deuda con ella. Le ha salvado la vida.

Hombre, a lo mejor puedes tener razón.

Ahora que lo dices así, me recuerda a lo que me pasó a mí.

¿Sí? Estuve con un chico dos años.

Ha sido mi relación más larga.

Y aunque no veía futuro con él, no sé.

Estaba con él, a lo mejor por pena. Por no dejarlo, porque...

Y desde luego, no nos hicimos ningún favor.

Es que solo me di cuenta cuando lo dejé, ¿sabes?

Nada, lo pasé muy mal.

Desde entonces, no quiero saber de relaciones serias.

Pues ahí lo tienes. Más claro el agua.

No la deja por no hacerle daño.

Bueno, ¿sabes que ahora estoy teniendo que ver a mi ex?

¿A Fidel? A Fidel, sí.

Porque viene a radioterapia. ¿Y qué tal?

Pues la verdad es que raro. Un poco raro.

Ya, pero ¿raro bien o raro mal? No, raro bien, pero bueno.

Raro porque de pronto me encuentro con una persona cercana, divertida.

Hasta me ha hecho reír.

Pues sí: la verdad, no tiene ninguna gracia.

Tras realizarse una radiografía de tórax,

Sara, la chica embarazada con ampollas,

espera a que el doctor le comente los resultados de la prueba.

Cariño, ¿qué tal? ¿Cómo estás? -Bien, mejor.

-¿Bien? ¿Te han dicho algo? -No. Estoy esperando.

-Bueno, pero ¿tienes fiebre? -No, estoy bien.

-¿De verdad? -De verdad.

-¿Y quieres algo? ¿Pasa algo? -No quiero nada. Estoy muy bien.

-Pero ¿te han dado algo? -No.

-Algo para el picor. -No.

Hola. -Hola.

Sara, según las pruebas, tienes neumonía.

Aún no sabemos la causa,

porque los análisis serológicos aún no están.

¿Y van a tardar mucho los análisis?

Las pruebas requieren tiempo. Te vamos a dar antibióticos.

Y vemos cómo evolucionas. -Vale.

-¿No se puede hacer más? -Relájate. No pasa nada.

Estoy en el hospital. Aquí me cuidan bien.

Ve a casa, me traes la ropa y el neceser, que me hará falta.

-No, no. Yo no te dejo sola. No.

-No me deja. De verdad que estoy bien.

Me ayudas más yendo a casa. De verdad.

Tráeme ropita, algo

que me entretenga. -Pero ¿vas a estar bien?

-Que sí, que estoy bien. -Bien.

Eh..., perdone.

El libro, ¿el de la mesita de noche? -Ese.

-Hasta luego. Hasta luego.

Sara, ¿tú has hablado con Alfredo de lo del embarazo?

Pregunto. No, aún no.

La doctora Marco decide hacerle una ecografía a Carlos.

La doctora sospecha que el hígado tenga algo que ver en su afección.

Deja la tripa blanda.

El hígado de Carlos presenta

varias imágenes redondeadas de varios diámetros.

La verdad, esto no es buena señal.

¿Qué ocurre?

¿Has visto algo?

-Estoy viendo lesiones en el hígado. Pero solo las veo ahí.

-¿Es cáncer?

-A ver, es muy pronto para saberlo.

Solo con la ecografía no te puedo decir nada.

-Vale.

-Además, también veo líquido ascítico.

Hay bastante líquido ascítico. Es un líquido que se acumula

en la cavidad abdominal. Ahora vamos a sacarte una muestra

del líquido ascítico para analizarlo. "El hígado parece muy afectado".

Haremos un TAC para ver en detalle esas lesiones.

Carlos teme que pueda ser un cáncer,

pero yo creo que esas lesiones son por una lesión que padece.

Hola, cariño. No sabes qué día llevo hoy.

¿Qué tal estás?

Eh, ¿qué te pasa? ¿Y esa carilla de preocupado?

-¿Sabes? Creo que no he sabido gestionar mi felicidad nunca.

-Uy. ¿Por qué dices eso?

¿La doctora te ha dicho lo que tienes?

-No, qué va. No es eso.

Es que estoy nervioso con los resultados de los análisis.

-Ah, bueno. Pero tranquilo, que todo irá bien.

¿Sabes? Esto me ha hecho darme cuenta

de... de lo feliz que soy por estar a tu lado.

Y lo mucho que te quiero. -Y yo.

Todo va a salir bien.

Yo también te quiero.

Sara, la paciente con neumonía, reacciona muy bien

al tratamiento de antibióticos que el doctor le prescribió,

aunque aún desconoce la causa de las ampollas y de la infección.

Pues parece que la neumonía

va remitiendo.

Gracias. Muchas gracias. De nada.

(Puerta)

-Hola. Hola.

Aquí tiene los resultados. Gracias, Mar.

De nada.

Sara, tienes varicela.

¿Cómo? ¿Varicela? -Sí, bueno.

La habrá cogido en el camping con los niños.

-¿Cómo puede ser? Si estoy vacunada. Bueno, hay posibilidades

de que si has tenido la varicela, la vuelvas a tener.

O que si te han vacunado, al final la contraigas. La vacuna

reduce al mínimo las posibilidades de enfermar,

pero puede ocurrir.

¿Vale? Te vamos a seguir dando suero y antibióticos.

Y te voy a suministrar Aciclovir endovenoso.

Voy a pedirle a la enfermera que venga a hacerte pequeñas curas.

Si te lo haces tú,

acuérdate: agua tibia y poco jabón. Poco jabón.

Pero vamos a ver, mi pregunta es: ¿va a pasar algo con el bebé?

Bueno, hay un pequeño riesgo... -¿Qué bebé?

-Estoy embarazada. Luego te cuento.

Un segundito. ¿Va a pasar algo? ¿Es peligroso?

Hay una pequeña posibilidad de que corra algún riesgo, sí.

Yo necesito, por favor, saber al 100 por 100,

si corre algún peligro o si le puede afectar de algún modo.

Yo no quiero que pase nada con él.

Vale. te puedo hacer una prueba, llamada amniocentesis.

La amniocentesis consiste en extraer

una muestra del líquido amniótico y analizarla.

Con eso podremos saber si hay algún trastorno genético,

o si hay infecciones intrauterinas, conocer el RH del bebé,

por ejemplo, o si tiene problemas en los pulmones.

Pero..., Sara, ¿estás embarazada?

-¿Eso es peligroso?

Eh..., bueno, el riesgo es mínimo,

pero existe. Es tu decisión.

-Bueno, también será decisión mía.

¿Estás embarazada? ¿Y no me has dicho nada?

-Iba a decírtelo ahora.

No puedo estar constantemente hablándote de todo lo que me pasa.

-Bueno, yo me voy a tomar un poco el aire.

Carlos llegó al hospital tras desmayarse.

La doctora Marco encontró lesiones redondeadas en su hígado.

En cuanto ha obtenido los resultados del cultivo del líquido ascítico

se reúne con Carlos para hablar de ellos

y del TAC que le hicieron. Bien. Bueno, mejor.

-Ya tengo los resultados del cultivo, el que te extrajimos del abdomen.

Ha crecido una bacteria llamada vibrio vulnificus.

Está en pescado, en marisco... -No recuerdo haber comido marisco.

-Haga memoria. Gambas, ostras... -Vale, vale.

Me dan arcadas solo de pensarlo.

A ver, Carlos. Aun así, el cuadro que presentas

no se explicaría solo por esta bacteria.

En las pruebas que te hicimos para hepatitis

ha salido positivo para hepatitis C.

Tienes hepatitis C crónica. -¿Hepatitis C?

Pero debería haber tenido algún síntoma anterior, o sentirme mal.

-Bueno, la hepatitis, en un principio,

puede cursar asintomática, puede haber un periodo asintomático.

Pero ahora, gracias a la intoxicación,

hemos hecho esas pruebas y la hemos diagnosticado.

-¿Y cómo se contagia una hepatitis C?

-La transmisión de la hepatitis C es esencialmente parenteral.

Se transmite sobre todo por exposición a sangre

o derivados hemodializados y drogadictos por vía intravenosa.

La transmisión por relaciones sexuales es menos del 3 por 100.

Debemos saber cómo ha sido. Laura podría estar infectada.

Tendrá que hacerse las pruebas.

-Desde hace más de dos años tengo relaciones fuera de la pareja.

Relaciones de riesgo, con prostitutas.

Evidentemente,

esto a Laura no se lo puedo decir. -Bueno.

Nosotros debemos mantener el secreto profesional,

y no podemos contar determinadas cosas,

pero Laura debe hacerse análisis.

Sabrá que tienes hepatitis C. Prefiero que se lo cuentes tú antes.

¿Vale?

Te dejo, Carlos.

Este tipo de situaciones son duras para un médico,

porque afectan a la salud de más gente.

Efectivamente, nosotros

no podemos revelar información de un paciente sin su consentimiento.

Pero también estoy obligada a informar a Laura

sobre el riesgo hacia su salud.

¿Podemos hablar, o eso también te lo guardas para ti?

-No seas tan cínico. No te pega, ¿eh?

-Cínico. Cínico yo, ¿no?

Eh..., Sara, ¿es mío?

-Claro. ¿De quién si no? Por favor. -¿Y por qué no me lo has dicho?

-Porque no he visto ocasión. No vi ocasión de decírtelo.

No encontré el momento. -Sara.

Sara, ¿pensabas no tenerlo? -¿Cómo?

No lo sé.

-Vamos a ver, Sara.

La mayoría de los padres tienen dudas.

Todos los padres las tienen.

Es normal lo que te está pasando, ¿vale?

Y es nuestro mejor momento. Los dos tenemos trabajo.

Joder. La mayoría de los padres no pueden decir eso.

-Vale, pero no puedo evitar sentirme así.

Estoy en mi derecho. No puedo evitarlo.

-¿Qué quieres que haga? -¿Piensas que no te quiero?

Te quiero con locura. Me casaría contigo ahora mismo.

Es que no entiendo qué te pasa.

No entiendo cómo no has podido contarme esto.

-Pero ¿qué te cuento? ¡Es que no sé qué me está pasando!

¿Qué te digo? -¿Cómo que qué me dices?

Que voy a ser padre. -Perdóname. No puedo decirte más.

Debí decírtelo antes, pero no supe hacerlo.

Disculpa. No sé. Por favor.

¡Por favor, déjame respirar! ¡No estoy bien!

Déjame. Déjame un rato. Déjame.

Lo siento, no sé. No sé qué quiero.

-"Sigo sin entender nada".

Parece que me quiere, y que quiere tener al niño, pero...

Pero hay algo que no me cuenta, y no puedo ayudarla si no lo hace.

Doctora, me ha llamado Carlos. Dice que tiene algo que decirme.

¿Sabéis ya lo que tiene?

-Está en la habitación. Mejor te lo cuenta él.

-Bueno, pero ¿qué pasa? Él no me lo cuenta, usted tampoco...

-Ya, pero mejor que te lo cuente él. -¿Algo grave?

-Tranquila, ¿vale? -Vale.

Lo siento.

Cuando empecé a perder peso, me volví loco.

-¿Quién te la ha pegado?

-¿Qué más da eso ahora? Eso no cambia nada.

-Quiero saber quién te la ha pegado.

-No lo sé. -¿No lo sabes?

¿No lo sabes? Eso quiere decir que te has acostado con muchas.

Pero ¿cómo me has podido hacer esto?

Joder. Con todo lo que he hecho por ti.

Laura, ¿qué tal estás?

-Bueno, ahora mismo no me encuentro muy bien.

-Bueno. Siento mucho que estés pasando por esto.

Lo siento. -Gracias.

-Ahora que ya sabes que Carlos tiene hepatitis C,

debes hacerte las pruebas. Podrías estar infectada.

-No te preocupes. Siempre usábamos preservativo.

-Bueno, me alegra saberlo, pero aun así, siempre hay riesgos.

-¿Riesgos?

No me lo puedo creer.

Pero ¿cómo me ha podido hacer esto?

-Venga, tranquila.

A Sara,

la paciente embarazada con varicela, le han hecho una amniocentesis.

El doctor Herranz la examina para ver qué tal fue la prueba.

Debes estar en reposo, ¿vale?

Igual te da algún calambre. Es normal.

De todas formas, la neumonía va remitiendo.

Así que te voy a quitar las gafas. Yupi.

¿Y tu novio? Trabajando.

Lo siento.

Vemos la paternidad de formas diferentes.

A él le entusiasma y yo me muero de miedo.

Bueno, son dos puntos de vista. Cada uno tiene el suyo.

Yo sé que es el hombre de mi vida, porque lo veo,

y que le quiero mucho.

Pero el tema del bebé y la varicela me ha vuelto loca.

Que tienes miedo, ¿no? Sí.

Paralizada.

Yo no sé si estoy preparada para ser madre.

Porque es que... soy muy joven,

y entonces tengo un miedo atroz a no saber hacerlo.

Y yo creo que esto

no me puede estar pasando, y estoy destrozando mi vida.

Porque yo sé que mi niño, que mi Alfredo me quiere mucho.

Pero echo mucho de menos a mi madre.

¿Cómo voy a hacer esto sin ella?

¿Quién me va a decir cómo tengo que darle de mamar?

¿O cómo hacer para que deje de llorar,

cambiarlo, bañarlo?

Estoy muerta de miedo.

Y necesito a mi madre.

A ver, por lo que estás pasando es duro.

Quizá debes apoyarte en alguien que te quiera.

Y yo no me quiero meter,

pero Alfredo creo que ha demostrado que te quiere.

Mucho. Así que

quizá deberías darle una oportunidad y contarle qué te pasa.

Tú decides, ¿vale? Sí.

Bueno, de momento relax.

Reposo. La neumonía está pasando.

Gracias. ¿Vale?

Y ya veremos el siguiente paso.

Gracias.

La doctora Marcos se reúne con Carlos y Laura.

Trae los resultados de los análisis que determinarán

si Laura ha sido infectada de hepatitis C por Carlos.

¿Cómo estás? -Pues bastante mejor.

Ya no me duele la cabeza, y las náuseas han parado.

-Ya. Los antibióticos están haciendo efecto.

Seguramente, el hígado también haya mejorado.

A ver, Laura. Ya tenemos los resultados de los análisis,

y siento mucho decirte que tú también estás infectada.

Tienes hepatitis C.

-Dios.

-Lo siento, de verdad. -Sí.

Si tenía que haberme levantado y no haber vuelto nunca más.

Eso tenía que haber hecho.

Pero ¿qué hago, le pierdo para siempre?

¿Y todo lo que hemos construido juntos?

Cuando él me decía que me quería, me lo decía de verdad.

Bueno, que parecía sincero.

¿Nos puede dejar un momento solos? -Claro que sí.

Laura, perdóname. Lo siento. -No, para.

Yo solo quiero saber una cosa.

Carlos, ¿de verdad me quieres?

¿O estás conmigo por todo lo que te he ayudado...

y por todo lo que hemos pasado juntos?

"¿Cómo se distingue eso? ¿No va todo junto?".

Yo, después de años solo y de burlas en el colegio,

que me miraban con pena, por fin tengo una vida como la del resto.

Y además encontré el amor.

Quizá quería tenerlo todo y me hice un lío.

Sara está a la espera de los resultados de la amniocentesis.

No me vuelvas a hacer esto... pero nunca.

Nunca, ¿eh? Nunca.

Te quiero.

-Perdona. Perdóname. -Claro que entiendo lo de tu madre.

¿Por qué no me lo has dicho?

-No sé. -Aprenderemos tú y yo juntos.

A ver qué tal. A ver qué pasa.

(Puerta)

¿Interrumpo? -No.

Bueno, tengo noticias. Tengo el resultado

de la amniocentesis, y el embrión no está afectado.

Así que enhorabuena.

¡Vamos a ser papás!

Os digo una cosa: yo no hago diagnósticos sin estar seguro,

pero ese bebé va a ser muy feliz.

Te quiero. -Y yo.

Nuria, la 22. ¿Qué tal, Marco?

Bien, ¿y tú? Bien.

¿Qué tal la pareja de la hepatitis?

Justo hoy le he dado el alta a él. Ah, muy bien.

Mira, ahí están.

Mira, es que resulta que al final él le ponía los cuernos a ella.

Pero hasta con prostitutas. Madre mía.

Y ella, en vez de pirarse, se ha quedado con él, a su lado.

Es que es muy fuerte. Pero cuando les di los resultados,

porque ella también está infectada, Madre mía.

él intentaba convencerla de que le perdonara.

Increíble. No sé si la gente no tiene dignidad,

o a mor propio. Es que no sé, alucino.

¿Sabes qué? Que los seres humanos somos así de tontos.

Nos metemos una y otra vez en la boca del lobo.

(Teléfono)

Fidel.

En fin. Bueno, sigo currando.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 08/06/16 (1)

Centro médico - 08/06/16 (1)

08 jun 2016

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 08/06/16 (1) " ver menos sobre "Centro médico - 08/06/16 (1) "

Los últimos 648 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios