www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4468176
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 08/02/18 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Juanra ha traído a su amigo Álvaro a Urgencias,

donde justo tiene turno el doctor Dacaret.

-Hola, Álvaro. -Hola.

-Bueno. -Hola.

-Hola.

No esperaba verte nunca más, la verdad.

He hablado con Verónica,

y me ha comentado lo del acuerdo con la policía.

-Bueno, he venido a traer a un amigo que...,

que no se encontraba muy bien. -Soy el doctor Dacaret.

-¿Qué tal? Álvaro. -Encantado.

Pues Álvaro, cuéntame. ¿Qué te pasa?

-Pues nada, que ayer salí de fiesta hasta las mil...

Bueno, que todavía no me he acostado.

-Intuyo que te has tomado algo. -Me he tomado de todo.

-Ya. Vale. Bueno. Sabrás tú lo que haces con tu vida.

-Sí. Si es que tengo un problema, ¿sabe usted?

que salgo y me lío, me lío. -Ya. ¿Tienes antecedentes?

-Soy hipertenso pero no me he medicado nunca.

-No, para eso no tomas pastillas, ¿no?

-Bueno, ¡ya está bien! -Bueno, vamos a tomarte la tensión...

Súbete la manga, por favor...

¿Juanra y yo? ¡Bua!

Juanra y yo nos conocemos desde el instituto.

Somos los típicos amigos que hemos pasado de todo juntos:

curro, tías...,

trabajos...

fiestas...,

ya te digo.

Pero luego él lo fue dejando por sus circunstancias.

Pero vamos, que somos iguales, ¿sabe usted?

Por eso me fastidia tanto que me intente ahora aleccionar.

Él también tiene lo suyo.

-Tienes la tensión alta, ¿de acuerdo?

Seguramente debido a todo lo que has tomado.

-A mí me duele mucho el pecho.

Cada vez más y me va hacia la espalda.

-Bueno, es normal.

En la auscultación no he visto ni soplos ni ninguna anomalía. ¿Vale?

Empezaremos con analgésicos intravenosos

y te llevaremos a Boxes hasta que te recuperes.

-Vale. Cama y pastis.

-Me voy a quedar aquí contigo, tío, porque vaya tela, macho.

Vaya tela, Alvarito.

-En un rato vendrá una enfermera para el traslado. ¿Vale?

-Venga. -Venga.

Se llaman sustancias psicoactivas

a aquellas que afectan el sistema nervioso central;

alterando la percepción, la sensación de dolor y el estado anímico.

Pueden aumentar la frecuencia cardiaca,

o incluso originar crisis de ansiedad y también infartos de miocardio.

Baldomero ha pedido cita en el hospital

porque siente un extraño cansancio;

acompañado de malestar general, palidez y dolor abdominal.

Pues chico, estoy muy preocupado, la verdad.

Porque he tenido que cerrar la floristería para acompañarte a ti

y la cosa no va bien, ya lo sabes. Ya te habrá contado mi hermana, ¿no?

-Menos mal que has sacado el tema, macho.

Nos tienes muy preocupados con la floristería, hay que hacer algo.

Mira, al final me voy a alegrar

que hayas insistido tanto en que viniera aquí,

que si tengo mal aspecto, que si estoy pálido...

Mira, a mí esto se me pasa

en cuanto me hagan efecto los ibuprofenos que me he tomado.

¿Qué hora es? Da igual, me tomo otro.

Si esto es mano de santo.

Mira, la floristería yo llevo tiempo pensando, ¿sabes?

Creo que hay que hacer algo radical.

Un cambio, un cambio importante. ¿Sabes?

¿Quieres uno? -No, no, no, no.

-¿Seguro? -Sí, hombre.

-Un giro de 360 grados hay que darle a la floristería, Bernabé.

-Ay, no seas pesado, chico. Que no me vas a convencer.

Deja ese. Déjalo, déjalo. -Escúchame Berni, escúchame.

Aquí lo que hay que hacer

es lo que yo aprendí en el curso de marketing ese importante del top

que hice ahí en el Internet: diferenciarse.

"Diferenciation", lo llaman. -Ya.

-¿Entiendes?

Tú lo que tienes que hacer es buscar tu nicho.

Hace tiempo que mi cuñado Bernabé lo está pasando mal con la floristería.

La crisis, esas cosas.

Pero yo le he encontrado la solución.

Especializarse en coronas fúnebres, pero con un "happy hour".

Porque claro, a pesar de todo nos seguimos muriendo,

los muertos no se acaban.

¿Y qué mejor forma de encontrar un nicho de mercado

que con un nicho de verdad?

¿Lo pillas? Nicho, las coronas funerarias...

-Mira, Baldo, te pido por favor que en un hospital

no utilices la palabra nicho, ¿sabes?

Porque yo ahora tengo que andar buscando...

-Aquí hay que cambiar, es renovarse o morir.

O hacemos algo con la floristería

o vas a estar más acabado que el siglo XX.

Es muy serio. -¿Serio?

¿En serio me hablas de seriedad

con una riñonera que tiene más de 40 años?

Si es... yo qué sé. -Es vintage.

-Es hippie total, vamos.

-Vintage. -¿Vintage?

-Esto eslo último. Hola, Buenas.

-Buenas. -Hola, ¿qué tal?

-Baldomero García. Vengo a ver a la doctora Soto.

-Sí, su nombre, ¿por favor? -Baldomero García.

-Ay, es verdad, perdone.

Sí, como tienen cita, pueden subir a la segunda planta,

esperan en el pasillo, que allí tiene ella la consulta.

-Por ahí, por ahí o...

-Sí. Pueden subir por el ascensor o por las escaleras.

-Ah, vale. Muchas gracias. -De nada.

-Este es el primero que tengo...

-Está muy bien. -¿Sí? -Sí, sí.

-Mira, y luego está este... -¿A ver, a ver el otro?

-Mira, todo esto lo he hecho yo, ¿eh? -Marta. ¿Qué haces aquí?

-Hola. -Hola.

-Habíamos quedado para desayunar, ¿no?

-Ff, se me ha olvidado. -Bueno, no pasa nada.

Le he estado enseñando los dibujos a Juanra, y le gustan mucho, ¿no?

-Sí. Si es que tiene estilazo. -Sí, sí. Ya.

-Además muy del rollo

de lo que se está viendo ahora últimamente en el mundo del cómic.

-Sí. Me ha estado enseñando autores.

Y me gustan un montón. -Es muy buena, ¿eh?

-Sí. Muy buena. Ya lo sé, es mi hija.

-Es que tengo un par de colegas

que trabajan en una editorial de cómics y...,

y digo, bueno, pues igual les puedo poner en contacto,

les mandas el material y a ver si hay suerte.

-¿Sí, en serio? -Sss.

-No, Marta. Eso no va a pasar, ¿vale? -¿Cómo que no?

-Escucha, tengo cosas que hacer.

Tengo que seguir,

pero luego si quieres nos vemos y hablamos

y discutimos lo que tú quieras. -¿Pues sabes qué? Que no.

Que no me da la gana.

-Hazme caso, Berni, diferenciarse, ese es el quid de la cuestión.

-Fff. Pero chico,

yo no sé qué ha visto mi hermana en ti, la verdad.

Es que ¿cómo la engañaste? -Berni, mira, parece mentira.

Aquí el que está pachucho soy yo y soy el único que está aquí remando

para sacar esta floristería a flote. -Pues no remes, no remes,

que no es necesario remar.

-Llevo un tiempo pensando en unos diseños,

y unos eslóganes para poner encima de las coronas fúnebres.

-Mira, déjalo, ¿vale? -Pero si son buenísimos.

-Ya, ya, pero es que estás malo, ahora piensa en tu recuperación.

-"Floristería Bernabé: no importa dónde fue". Buenísimo.

-Nos lo queríamos perder.

Hasta luego.

¿Baldomero García? -Presente.

¡Uy! -¿Te duele?

-Sí. Me molesta. Me molesta.

Sí, bueno, no se preocupe que en seguida le ve la doctora.

Pase, por favor.

-Encantado. Nada, muy bien.

-Vale. Buenos días. Pase. Buenos días.

-Vale. Puede abrocharse la camisa, gracias.

La auscultación cardiopulmonar es normal,

y las constantes son normales. ¿Tiene algún antecedente de interés?

-¿Antecedentes? No, qué va. Yo nunca he estado en el trullo.

-Córtate un poco, tío.

-Bueno, túmbese en la camilla, por favor.

Le voy a hacer una palpación abdominal.

Estire las piernas, ábrase la camisa, por favor...

-¿Así? -Sí.

Tengo las manos un poco frías.

-¡Uy! -¿Te duele?

-Sí, sí. -¿Mucho?

-Sí. ¡Ay!

-¿También? -Despacito, doctora, despacito.

-Por ahí...

Vale. Dolor en el epigastrio y el mesogastrio.

Bueno, puede cubrirse ya.

Vamos a pedir una analítica de sangre.

-Hola, Álvaro.

-Tengo un dolor horrible.

Me están dando unos pinchazos,

como si tuviera una barra que me fuera del pecho a la espalda.

-Bueno, tranquilízate. ¿Vale? Respira.

Puede que sea una crisis de ansiedad,

pero también puede ser un infarto de miocardio, ¿vale?

Lo primero que tenemos que hacer es descartarlo.

Voy a buscar a una cardióloga, ¿vale? -Vale.

-Paula, mira, tenemos que hacer un electro y una analítica. ¿Vale?

Normalmente los síntomas más comunes de un infarto de miocardio son,

malestar general, mareos, sudoración, y dolor en esta zona de aquí.

Que puede extenderse hacia el brazo izquierdo,

el hombro, el cuello, la mandíbula o también la espalda.

Hola.

-Hola.

-Ortega, he estado mirando la analítica y...

y no hay alteración en las enzimas cardiacas.

-¿Entonces no es un infarto? -¿Nos dejas trabajar, por favor?

-El electro tampoco muestra signos compatibles con un infarto,

así que queda descartado. -Vale.

Y ¿vas a empezar con el metamizol? -Sí, espero que con eso

el dolor disminuya temporalmente.

-¡Denme lo que sea, por Dios, pero dénmelo ya!

¡Que es que me estoy muriendo! -Sí, tranquilo.

Paula, por favor, metamizol.

-A ver si esto te sirve de toque de atención, tío, y cambias de vida.

-Mira, ¡¿sabes por qué no voy a cambiar de vida?!

Por no darte la razón, ¡pesado! -Vale, vale. Ya está, ya está.

Juanra, ¿te vas a la sala de espera, por favor? -Sí.

-Ya está, tranquilo. Paula, por favor, rápido.

Después de hacerle una analítica de sangre a Baldomero,

la doctora Soto le comunica a su paciente que puede irse a casa.

Hemos detectado

signos de anemia en el análisis de sangre de nuestro paciente.

Pero en principio no hemos encontrado nada

que nos haga pensar que tiene algo más que una gastritis común.

Los síntomas habituales son:

náuseas, vómitos, inapetencia y dolor en la parte superior del vientre.

Si usted tiene esos síntomas y persisten,

por favor, consulte con el médico.

Se puede ir a casa. Aquí tiene las recetas.

Es antiácidos y un protector estomacal.

-El protector estomacal y listo.

-Sí. -Perfecto.

-¿Le puedo hacer una consulta profesional, así...,

entre nosotros? -Sí, claro.

-A ver, ¿en qué días y en particular en qué horas

fallece un mayor número de gente?

-Eh, no des tanto la brasa, Baldo, por favor. -No tengo ese dato.

-A ver, es que se nos ha ocurrido aquí una idea

que es que va a revolucionar el mercado de la floristería.

Es que no se le ha ocurrido a nadie.

Un "happy hour" de coronas de flores.

Pero claro, hacerlo en hora punta no tiene sentido.

Es tontería. Es perder el dinero. -Bueno, nosotros nos vamos, ¿eh?

Muchas gracias, gracias por todo

y, en caso de que se encuentre peor de la gastritis, pues ya volveremos.

-Bueno, sí y si no es muy grave, pueden acudir al centro de salud.

-Si hay algún estudio que... -Baldo, Baldo... Vale.

Gracias, muchas gracias a las dos. -Nada.

-Gracias, ¿eh? -Hasta la vista, ¿eh?

-Hasta luego. Gracias. Adiós.

-Espero que el metamizol funcione.

-Pero es que no me entra en la cabeza cómo la gente se puede drogar

y ser tan irresponsable, de verdad que no lo entiendo.

-Dacaret, escúchame, estás muy nervioso.

-Bueno, ¿y no es normal?

Pensaba que no le iba a ver nunca más, Ortega,

y aquí está, en el hospital.

Verónica ya me comentó que había llegado a un acuerdo con la policía.

Pero...

Es que no sé, es que quiero tenerlo lejos, ¿vale?

Porque todo lo que toca lo fastidia.

-Lo entiendo. Pero, si Juanra va a seguir por el hospital,

búscate una manera de sobrellevarlo. Lo digo por ti.

Y porque además, las personas cambian, no sé. Dale una oportunidad.

-¿Oportunidad? ¿Sabes lo que he visto antes?

Que estaba charlando con mi hija.

Un tío que ha sido traficante de drogas, Ortega.

-Doctores. A Álvaro Flores le cuesta respirar.

-Vale. Vamos a Boxes.

Ainhoa. Hola.

¿Qué tal?

Oye, ¿tienes un momentín, que te quería consultar una cosita?

Sí. Dime.

A ver: ¿tú tienes novio? Novio no. Pero...

Bueno, es igual.

Si lo que te quiero decir: es que ¿sabes qué pasa?

Que tengo una duda con una cosa de mi hija,

que es así, de tu generación.

Y resulta que no lo tengo nada claro.

¿Cuándo se puede considerar que una pareja es pareja?

Es decir, ¿novios de toda la vida?

Bueno, no sé.

Cuando se ven todos los días, cuando hablan de planes de futuro,

cuando no tiene miedo a decir delante de toda la gente

y todos tus amigos que soy pareja,

cuando vas a una fiesta y no te trata como si fueras una desconocida,

cuando... Ainhoa, perdona. ¿Estás bien?

Sí. Ah.Sí.

Pues es que me has dejado con más dudas que al principio, hija.

Bueno, me voy a trabajar, ¿vale?

Venga. Chao.

Anda que me aclara mucho, también.

Pese a estar bajo tratamiento analgésico,

Álvaro sufre un nuevo brote de dolor y dificultad respiratoria.

Cuéntame cómo es el dolor, por favor.

-Punzante. Me va del pecho hacia la espalda.

-Vale. A ver. Un segundito...

Ya está.

-No puede ser por la droga, ¿no? -Sí, sí que puede ser, sí.

-Ortega, ¿pasa algo?

-Mira.

Álvaro tiene la presión arterial

más alta en el brazo izquierdo que en el derecho.

Lo que suele ser un indicativo de un fallo en la arteria aorta.

Vamos a hacerle una radiografía urgentemente.

-Pero ¿cómo puede ser?

-Pues por la diferencia de estructuras vasculares.

Eso puede provocar que en cada brazo haya una tensión distinta.

Pero pequeña diferencia, no esto.

-Si la diferencia es muy grande, como es tu caso,

puede ser indicativo de una patología aórtica

o del estrechamiento de la arteria subclavia.

Tranquilo, vamos a ver ahora con la radiografía.

Chicos, por favor, a Rayos.

La arteria subclavia es la que está debajo de la clavícula.

Y suele estrecharse por diferentes causas:

como un traumatismo, un aneurisma, una disección aórtica

o un tumor que esté comprimiendo esa zona.

Aunque la causa más frecuente es la arterioesclerosis.

El dolor de estómago de Baldomero empeora.

Y hace unos minutos ha expulsado un vómito de color oscuro.

Ainhoa ha acudido a la llamada de Bernabé.

-Hola. -Hola.

-¿Qué ha pasado?

-Pues nada, que íbamos al centro de salud,

como nos había dicho la doctora Soto si se encontraba mal,

y el caso es que de camino ha vomitado una cosa rarísima.

-A ver, déjame ver.

Vale. Es un vómito en poso de café.

-Yo no he tomado café. -No.

Se llama así cuando hay sangrado en el estómago

que se junta con los ácidos gástricos y se vomita antes de digerir.

-Pues ya se tendría que encontrar mejor. ¿Sabes?

Se ha tomado dos ibuprofenos.

-A ver, ¿habéis tomado ibuprofeno con problemas de estómago?

Pero eso es una locura

es como intentar apagar un fuego con gasolina.

¡A ver, chicos, la camilla!

-Mira, tengo estas de una floristería buenísima,

especializada en arreglos florales fúnebres.

-Vale.

Trabajando en lo que trabajas, si te encuentras con alguno que...

-Oye, mira. -Que esté a punto de...

-¡Vale ya, ¿sabes?! ¿Haces tarjetas sin consultarme?

-Claro, cuñado. ¿Para qué estamos? 400 gramos. Satinado.

-Voy a tener que dejar la floristería

pero para que me dejes de dar la murga, tío. Es que, es que...

-Despacio, despacio.

-Ya vamos para el hospital. ¿Te vienes con nosotros, no?

-Sí, sí, sí.

Ante la diferencia de tensión entre ambos brazos

y sospechando de una alteración vascular,

realizan una radiografía de tórax a Álvaro Flores.

-Es una disertación aórtica, ¿verdad?

-Sí, efectivamente la aorta parece inflamada.

Vamos a confirmarlo con un angiotac pero estoy bastante segura. -Vale.

-Hola, Juanra.

Siéntate un segundito, vamos a hablar.

Mira, el estado de Álvaro es más grave de lo que pensábamos.

Con el angiotac que le hemos hecho hemos confirmado

que tiene una disección aórtica. -¿Y eso qué es?

-Eso quiere decir que la pared de la arteria principal

que transporta sangre fuera del corazón está rota.

Es bastante grave.

Le he puesto un tratamiento intravenoso

para controlar la presión arterial y el dolor.

Una vez eso esté controlado,

habría que llevarle a quirófano para reparar esa disección.

-¿Operar? -Sí.

¿Quieres pasar a verle? -¿Lo puedo ver ahora?

-Sí, está en la UCI, pasa unos minutos.

Mientras tanto yo voy a hablar con el cirujano vascular

para ver cuál es la mejor opción quirúrgica.

-Vale. -Te acompaño. -Gracias.

Después de ser recogido en la calle por una ambulancia,

la doctora Soto atiende a Baldomero,

su paciente con una supuesta gastritis.

La dolencia de Baldomero ha resultado ser algo más

que una simple gastritis.

Vamos a colocarle una sonda nasogástrica

y vamos a buscar en su estómago cualquier lesión aguda o crónica

que haya podido ser la causante del sangrado.

Bueno, pues necesitamos que pongas suero intravenoso,

antieméticos y un protector gástrico. Ah, muy bien.

-Sí.

Con el estómago así se tiene que alimentar por sueros.

Y además quiero hacer un TAC con contraste.

Bueno, pues vamos a ello.

-Vale. Oye, un poquito de cuidado, ¿vale?

Que soy una persona así, muy sensible.

Tú no te preocupes, que yo también soy una enfermera muy sensible.

-Vale.

A ver, vamos a ver...

Vale. Venga. -Y ¿por dónde lo va a meter?

Por aquí, por la nariz. Tú respira.

Así, respira y tranquilamente ya me encargo yo.

Álvaro, vengo de hablar con el cirujano.

Y me ha dicho que entre las opciones existentes,

por la localización y el estado de tu disección,

lo mejor es reforzar la pared de la aorta.

-Tal y como estoy, prefiero no operarme.

-Es verdad que es una intervención de riesgo.

Pero es que hay veces que no queda otra opción.

-Bueno, pero yo sí que la tengo, ¿no? Si no, no me habría preguntado.

-Podemos seguir controlando la presión arterial,

pero sinceramente es muy arriesgado. -También lo es operarse.

-Pero tío, ¿quieres tener un poquito de sentido común?

-¡¿Tú te crees que es buen momento para seguir dándome la chapa?!

Que ya te he dicho que quiero cambiar, pero no es tan sencillo.

Además, no sabemos al 100% si es por la droga.

-Álvaro, sí lo sabemos.

Guarda relación con las drogas al 100% lo que te está pasando.

La cocaína acelera el corazón y aumenta la presión arterial.

Por eso uno de los efectos vasculares

más peligrosos del abuso de esta droga es la disección aórtica.

Que puede desgarrarse en una

o en más capas del músculo que la componen.

-No voy a operarme.

Está decidido.

Me he estado informando en Internet

y un consumidor tiene muchas más probabilidades

de que su sistema nervioso colapse; o algo así.

Y eso en una operación es chungo.

Lo siento, doctora, pero confío más en la química que en los cirujanos.

-De acuerdo, Álvaro. Pues es tu decisión.

-Le prometo que, si salgo de esta,

me voy a tomar las cosas con más calma.

-Si quieres seguir vivo..., no te queda otra.

La doctora Soto le realiza un TAC abdominal al Baldomero

para intentar descubrir el origen de sus vómitos.

-Hay signos de úlcera gástrica.

Y lo que más me preocupa es que hay sangrado activo.

Ya lo puedes sacar.

En otras palabras:

Baldomero sufre una hemorragia interna.

Afortunadamente la hemos encontrado a tiempo.

En otras épocas muchos pacientes morían por este tipo de úlceras.

Pero actualmente los métodos para detectarlas

y la tecnología para tratarlas han evolucionado muchísimo.

-Sí, sí, sí, no te preocupes, yo estoy con él. Sí.

A ver, que está bien, está estable.

Tú no te preocupes. Tú haz lo que tengas que hacer.

Y luego te coges el avión y te vienes.

Eso es. Vale. Pues que tengas un buen viaje. Venga. Hasta luego.

Nada. Que..., se coge el avión en cuanto tenga la reunión

y se viene para acá, ¿vale? -Está bien. Está bien.

Si lo que hay que hacer es centrarse en lo nuestro.

Hay que ir encargando flores de distintos colores

para que hagan juego con, con los ataúdes.

Que ahora los hay de..., de todo tipo.

-¿Qué te pasa? ¿Te pasa algo? -Me estoy mareando.

-Claro, tanto hablar de nichos y de coronas...

-Me están entrando palpitaciones, ¿eh? -¡Enfermera!

¡Enfermera! Mi cuñado, que no se encuentra nada bien.

Que tiene palpitaciones. ¿Qué pasa?

Que no se encuentra nada bien, tiene mareos.

Vale.

Por favor, que venga la doctora Soto

-Hola. -Hola.

-A ver, Baldomero, ¿qué pasa? -Mal. Estoy mal.

-¿Sí?

-Estoy como mareado, y tengo como palpitaciones.

-Vale. A ver.

Está hipotenso.

-Vale. Pues pide una transfusión, hay que estabilizarlo

porque podría entrar en shock. Vale.

Cuando vamos a realizar una transfusión,

primero tenemos que llevar a cabo las pruebas cruzadas.

En estas pruebas se tiene en cuenta el grupo sanguíneo del paciente,

el escrutinio en busca de anticuerpos irregulares

y las pruebas cruzadas en sí.

Que consisten en mezclar la sangre del paciente

con la sangre que se va a trasfundir.

Para asegurarnos de que no existe ninguna incompatibilidad.

Gracias, Clara.

Avisa a un digestivo porque quiero hacer una endoscopia.

Voy ahora mismo. -¿Una qué?

-Una endoscopia.

Vamos a introducir una endoscopia por la boca

para ver cómo está el estómago y el tubo digestivo en general.

-O sea, ¿que me van a meter más cosas por la boca?

-Sí. Pero no se preocupe porque le vamos a sedar y no le va a doler.

¿De acuerdo? -Vale. -Tranquilo.

Gracias a la endoscopia hemos podido confirmar el sangrado activo,

y hemos electrocoagulado la úlcera, deteniendo la hemorragia.

Además hemos aprovechado para tomar una muestra de líquido gástrico

que ha sido enviada al laboratorio para analizar.

-¡Marta, hola! -¿Qué haces aquí?

A ver si ahora me vas a empezar a espiar, ¿o qué?

-¿Es que tengo cara de espía? Que no hombre, que no.

Pero te llamo por teléfono y no me coges, y he dicho:

voy a ver si está en la tienda de cómics; y aquí estás. -Ya.

-Y aparte, que no me ha gustado cómo hemos terminado esta mañana.

-Mira, papá, no te entiendo, de verdad.

Estás superemocionado con los cómics, llega Juanra que me puede ayudar,

¿y a ti te parece mal?

-Bueno, es que no quiero que te mezcles con él. -¿Por?

-Pues porque ha tenido problemas con la ley, ¿vale? Y no quiero.

-Ya, bueno, pero era el novio de Rey, ¿no?

Tampoco podía ser muy mala persona. -Ya. Escúchame,

¿y dónde está Rey ahora?

Que no quiero que te perjudique a ti también. -Papá, soy mayor.

-Ya. Bueno, tú confía en mí y ya está.

-Que no es justo, no. ¿Tú no confías en mí?

-¿Con esas estamos?

Pues al final pasa lo que siempre:

que soy tu padre y tienes que hacer lo que yo te diga.

Así que venga, para casa. -Pues vale.

Pese al tratamiento farmacológico para controlar la tensión,

el estado de Álvaro Flores, el amigo de Juanra,

con disección aórtica, empeora.

Paula, la saturación de oxígeno está muy baja.

Vamos a hacerle un TAC para comprobar el estado de la aorta.

Rápido, por favor.

A ver...

Tranquilo, tranquilo. Respira tranquilo, mírame.

El TAC muestra que la disección aórtica de Álvaro ha empeorado.

Y ahora está en ascendente.

Es decir, hay que operar sí o sí.

Voy a ponerme en contacto con Cirugía inmediatamente.

-¡Hola! -Hola.

-¿Y esto? ¿Qué hace aquí?

¿Es tuyo?

¿Te ha vendido la moto el de la úlcera a ti también?

-Sí. Lo ha dado en la ambulancia cuando..., cuando le hemos recogido.

-¿Y a ti qué te pasa?

-Que estoy aquí, pensando en mis cosas.

Oye, Soto.

¿En qué momento te diste cuenta que,

que lo tuyo con Basir no iba a llegar a ser una relación?

-¿Y eso a qué viene?

-Pues porque he estado hablando con Clara de las relaciones

y me he dado cuenta que no sé qué tipo de relación tengo.

Que se me está haciendo ya muy duro estar con alguien

que no sé si lo tiene claro, si...,

no sé si lo quiere tener claro, y no sé, es un constante limbo.

-Ya.

Hombre, la situación es complicada.

No sé muy bien qué decirte.

Y yo tampoco estoy en condiciones

de dar consejos de relaciones de pareja porque...

yo estoy bastante perdida también.

El cirujano vascular

repara la disección aórtica de Álvaro

siguiendo la técnica endovascular.

Mucho menos invasiva que la cirugía abierta.

-Hola. -Hola.

-Me ha dicho la doctora Ortega que me quedase aquí, esperando.

¿Han acabado la operación?

-No, es una intervención larga y delicada.

En cuanto sepa algo te digo, ¿vale? -No, no. Tranquilo, tranquilo.

Que me voy yo.

Que no estás cómodo conmigo en la misma habitación.

-No. No lo estoy.

-¿Te ha molestado también lo de tu hija, no?

-Especialmente.

-Pues solo estaba hablando con ella.

Me estaba enseñando sus dibujos.

Yo es que conozco gente en el mundo del cómic, ¿sabes?

Y era por echarle una mano.

Tu hija tiene talento, Dacaret.

Y tiene muchas ganas.

Y quiero que sepas

que yo no tengo nada que ver con aquellos traficantes.

Para que te quedes tranquilo. -Para, para.

Eso no es cosa mía. Es asunto tuyo, ¿vale?

Solo venía buscando unos familiares para dar un diagnóstico,

pero no están aquí. Se lo daré en mi consulta así que...

quédate, ¿vale?

Baldomero, el paciente con úlcera gástrica,

continúa ingresado y evoluciona favorablemente.

-¿No me puedes dar una explicación? ¿A esto que tengo aquí?

¿Me puedes explicar qué es esto? -A ver.

¿Ya me has chafado la sorpresa?

Es la web esa que te hemos preparado, Floristería Bernabé. -Ya.

-Ha venido mi primo, que me ha visto aquí hecho polvo, malito,

le he dado pena y le he convencido de que te la preparase.

Es que ahora, si no estás en Internet,

no estás en ninguna parte. Es como si no existieras, macho.

-Ya, ya. Pero a ti ¿quién te da vela en este entierro?

¿Nunca mejor dicho, eh? -Tienes razón.

-¿De quién es la floristería, tuya o mía?

-Que tienes razón. Tienes razón. ¿Sabes lo que pasa?

Que es que me he asustado con esto de la hemorragia interna,

le he visto las orejas al lobo.

Y he pensado: mira, si me quedo aquí en el sitio,

por lo menos le dejo un legado al cuñado.

-¿Legado? ¿Legado? ¿A ti te parece esto un legado?

Mira: mira qué eslogan más bueno.

Mira: ¿"Coronas Bernabé; si se muere las ves".

"Coronas Bernabé y un ramo; en invierno y en verano." -En verano.

Llaman a la puerta

-Muy buenas. -Hola, doctora, ¿qué tal?

-Bien, bien.

Tengo ya los resultados de los análisis del líquido gástrico.

Y confirman la presencia de helicobacter Pylori.

Es una bacteria que desde hace tiempo ya se demostró

que está asociada a las úlceras gástricas.

-¿Y todo esto por un bichito de nada? No, pequeño pero matón, ¿no?

-Bueno, el abuso de ibuprofenos ha colaborado en el proceso.

No nos cansaremos de insistir en ello.

La automedicación es una práctica muy poco recomendable.

El consumo habitual de ibuprofenos, por ejemplo,

puede acarrear consecuencias negativas para nuestra salud.

En el caso de nuestro paciente

este medicamento ha irritado las paredes del estómago,

haciéndolas más sensibles al ataque de la helicobacter Pylori.

Entonces, lo que vamos a hacer

es un tratamiento con antibióticos para matar la bacteria,

combinado con un inhibidor de bomba de protones

para proteger el estómago. -¿Bomba de protones?

Suavecito, doctora.

¿Cuándo voy a poder comer sólido, como las personas normales?

-Pronto. Tenga un poco de paciencia. Como una persona normal.

-Vale.

-Hasta luego. -Gracias, doctora. -Hasta luego. -Gracias.

-Juanra.

Hola. Perdona que te despierte. -Hola. ¿Han acabado ya?

-Sí. Ha sido una operación muy larga pero ha salido todo muy bien. -Vale.

-Han reparado la aorta

y le han puesto una prótesis en la zona dañada. -Vale.

-Bueno, luego hemos hecho un TAC y hemos confirmado

que el estado de la aorta está bien.

Han utilizado una técnica poco invasiva,

así que en tres o cuatro días se podrá ir a casa.

-Vale. ¿Le puedo ver ahora?

-Es que está en la UCI y tiene que descansar.

Vete a casa y mañana tranquilamente ya vuelves. -Vale.

Pues mañana le veo. Muchas gracias, ¿eh?

-Nada. -Gracias.

-¿Habéis hablado Juanra y tú? -Sí.

-¿Y?

-Nada, básicamente para dejar las cosas claras.

-Pues mejor. Así tú estás más tranquilo.

-Supongo que sí.

-¿A ti te parece normal?

¿Lo que te has hecho tú en el estómago

con las pastillitas de las narices?

Pues lo mismo estás haciendo tú con mi negocio, me lo estás hundiendo

-Pero ¿cómo iba a saber yo que el ibuprofeno es tan fuerte,

si lo venden sin receta?

-Te voy a recetar yo, pero un par de, de...

Teléfono

¡Ostras!

¿Y esto qué es?

-Notificaciones.

Mi primo ha puesto unas opciones en la web

para poder hacer encargos on line.

Y yo le he dicho que pusiera tu e-mail

para que te llegaran los pedidos directamente al teléfono. Mira.

-¿Cómo? ¿Encargos de coronas?

Pero si aquí hay ¡siete encargos! ¿En diez minutos?

Si eso es más de lo que he ganado yo el mes pasado.

-¿Qué te he dicho, Berni? Un éxito asegurado.

Esto es un negocio rentable.

-No, si al final, al final vas a tener razón, ¿eh?

-Choca esa...

Renovarse o morir, Berni, renovarse o morir.

Mira, ahora que estamos entre nosotros,

yo he pensado que el siguiente paso

son las nuevas tecnologías, siglo XXI. ¿Vale?

He estado mirando unos drones,

que ahora están bastante asequibles de precio y mira:

te imaginas, estás aquí en el funeral.

Y suena un órgano.

(Canta) Ti, ti, tiii.

Y baja una corona desde el cielo. Ahí. Es el dron, ¿eh? Es el dron.

-Ya.

-Y entonces le podemos un cartel: "Floristería Bernabé". ¿Cómo lo ves?

-Joder, tú y tus ideas de bombero, chico;

te voy a hacer unas tarjetitas que pongan:

Baldomero y sus ideas de bombero.

Dame un abrazo, hombre. ¡Dame un abrazo!

La doctora Ortega ha confirmado con un angiotac

que las cavidades cardiacas

y las válvulas de Álvaro están conservadas.

-¿Estás mejor? -Me alegro.

-Hola, Álvaro. -Buenas.

-¿Qué tal estás? -Bien, bien.

-Has tenido suerte. -Desde luego.

Piensa que menos de la mitad de personas

que tienen una ruptura aórtica sobreviven.

Otro riesgo de la disección aórtica

es que esta puede disminuir o detener el flujo sanguíneo

a otras partes del cuerpo.

Pudiendo afectar el cerebro, el corazón, los intestinos,

los riñones o las piernas.

Doy por hecho que la doctora Ortega

te ha explicado todo lo que tendrás que hacer a partir de ahora.

-Más o menos.

Convertirme en otra persona y empezar una nueva vida. -Eso es.

Tú piensa que las personas

que sobreviven a una disección aórtica

necesitan tratamiento permanente.

Para controlar la hipertensión arterial.

Y también tendrás que venir periódicamente

para ver cómo está la aorta.

-Vale. -Además, Álvaro,

tienes que seguir un tratamiento con betabloqueantes,

ácido acetilsalicílico y un fármaco para el colesterol.

Pero es muy importante lo que te acaba de decir el doctor Dacaret.

Sigue, por favor, el tratamiento de la hipertensión.

Eso es lo más importante.

Además de eso tienes que evitar hacer grandes esfuerzos

y controlar los factores de riesgo cardiovascular,

como la alimentación, el tabaco, la obesidad...

¿De acuerdo? -Madre mía...

-Tú piensa que la vida te ha dado una segunda oportunidad, Álvaro.

Y tienes que aprovecharla.

-Eso es lo mismo que dice Juanra.

-Bueno, es que Juanra tiene experiencia. -Sí.

Tiene suerte pero también hay que ser valiente

para colaborar con la policía y reconocer tus propios errores.

Y la vida solo da segundas oportunidades a quien se lo merece.

-Creo que no opino lo mismo.

Me voy.

Hasta ahora. -Venga.

¡Ainhoa! Hola.

¿Ya te vas? Sí. ¿Qué tal?

¿Qué tal va todo lo de tu hija? Bueno.

La verdad es que no sé qué decirte.

Mira, yo no sé si es que me estoy quedando anticuada

y ya no entiendo lo que me quiere decir,

o es que, como está saliendo con este chico nuevo,

que es el hijo de Juanjo, pues no sé,

a lo mejor se me ha nublado la perspectiva y no lo veo claro.

El tema es que he intentado sacarle información y que me cuente algo

y qué va, no suelta prenda.

Es como si no quisiese contarme nada de lo que siente,

ni de lo que le pasa.

Vamos, como si hubiese perdido la confianza en mí.

No sé, a lo mejor no es que no quiera contarte lo que le pasa,

sino que no sabe cómo hacerlo.

Ha pasado por un mal momento y pues está descolocada y necesita tiempo.

Yo que tú le daría mucho cariño,

mucha paciencia e intentar no forzar nada.

Pues mira, esto que me estás diciendo ahora mismo me tranquiliza.

Muchas gracias. Nada. ¿Nos vamos?

Venga. Venga.

-Papá, ¿no podemos hablar en casa? -Sí, sí.

Podemos hablar en casa, pero es que te quería traer aquí

porque ponen unas magdalenas que están buenísimas.

Y, si te giras, pues... -Hola. -¡Hola!

-¿Qué tal? -Bien.

Que bueno, Marta, escucha, que he pensado

que no puedes confiar en mí si yo no confío en ti.

Y si te puede echar una mano con el tema de los cómics,

pues mejor para ti, ¿no? -¿Me vas a ayudar?

-Sí, bueno. Yo te voy a ayudar.

Yo te voy a presentar a un par de personas... -Vale.

-Pero yo creo que tus dibujos y tu talento van a hacer el resto.

-Vale. Pues nada. Os dejo a solas.

Espero no arrepentirme de esto.

Voy a casa a darle vueltas a ver si saco alguna idea brillante.

Venga, hasta ahora. -Adiós. -Hasta luego.

-Hasta luego. -¿Te quieres tomar algo?

-Vale. Un "muffin". -Un "muffin", un "muffin"...

Una magdalena, hombre, un "muffin".

Venga. ¿Dónde está el señor este? Perdona.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 08/02/18 (1)

Centro médico - 08/02/18 (1)

08 feb 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 08/02/18 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 08/02/18 (1)"
Programas completos (1096)

Los últimos 1.109 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Anonimo

    No sale el capítulo

    10 feb 2018