www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4292125
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 06/11/17 - ver ahora
Transcripción completa

Pues nada, que entre las enfermeras ya se empieza a hablar de elecciones.

Bueno, pues tampoco me sorprende mucho, la verdad.

Pero de cualquier manera me da lo mismo.

Porque yo voy a defender mi proyecto,

y no pienso echarme para atrás en ningún momento

por presiones de nada ni de nadie.

Me parece bien.

Y ¿sabes ya quién..., quién hay de candidata, o...?

Nuria Fuentes.

¿Cómo no?

No sigas por el camino de pasarme por encima.

Y mucho menos, conspirar contra mí.

Es una palabra muy fuerte, mamá.

Pero ¿tú te crees que yo me chupo el dedo?

Sé que tu grupito lo único que quiere es presionar a Natalia

para que cumpla los objetivos lo antes posible.

Y os estáis equivocando.

Natalia acaba de llegar al puesto.

Por favor hay que darle un tiempo para que se adapte.

A ti lo que te pasa es que tú antes eres amiga de Natalia,

antes que representante de las enfermeras.

Sí, y estamos pensando que no eres lo suficientemente agresiva.

Y no solo por Natalia.

Ah, ¿no?, bueno, habla claro, ¿Qué?

Tu novio también está en la dirección, ¿no, mamá?

Mira, no me lo puedo creer.

¿Tú piensas eso de mí?

Te admiro.

Y estoy superorgullosa de que seas mi madre.

Pero ¿qué?

A ver.

Pues que que no voy a votar por ti.

Que yo respeto tu opinión.

Pero opino de forma distinta.

Os estáis equivocando, Elsa.

Conozco muy bien cómo funciona este hospital

y te aseguro que de esa manera no vais a conseguir nada.

Pero yo opino de forma distinta.

Y tienes que respetarme.

¿Con quién hablas?

Estoy discutiendo con uno sobre la nueva propuesta de ley

que han sacado los del Parlamento.

¡Es broma!

Estoy hablando con un amigo de la Susi.

Que es un vacilón.

Pero para vacilona yo, ¿sabes?

Bueno, pues no vaciles tanto, ¿eh?

Tú sí que eres pesado.

-¿Coral Gámez? -Sí, yo.

Acompáñeme.

Ah, ¿que tú también vienes?

Claramente.

Me ha salido una cosa aquí,

en la pierna, que no tengo ni idea de lo que es.

Primero pensaba que era una picadura.

Porque me picaba mucho.

¡Eso no es!

Mira tienes una lesión con una úlcera

de unos cinco centímetros aproximadamente, ¿de acuerdo?

También hay eritema, y hay, hay exudado purulento.

-¿Me puedes hablar en normal? -Sí, perdona.

Eso quiere decir que la zona está enrojecida y está supurando pus.

Ah, qué asco.

Tiene toda la pinta de ser una quemadura o algo similar.

Que si me hubiera hecho algo me acordaría.

Hombre, algo te ha tenido que pasar,

Qué plasta eres, cari.

Una opción que podría explicar la evolución de Coral

Ya que las personas con esta enfermedad

tienen problemas en cicatrizar heridas y lesiones.

Pero diabetes, yo sabría si tengo diabetes, ¿no?

No, puede que no lo sepas.

La diabetes tipo 2 a veces aparece alrededor de los 40 años.

Sobre todo, con personas con sobrepeso.

Pero hay casos de personas más jóvenes que, que la padecen.

Te hago la prueba de la glucemia, ¿vale?, tranquila,

porque es un simple pinchacito en el dedo y ya está.

Ah, bueno, pues el pinchacito me da igual.

Con lo que me gustan a mí los pearcings y los tatus.

Entonces haremos analítica completa,

una bioquímica y una prueba de función hepática.

-No entiendes lo que acabo de decir. -No.

Que analizaremos un montón de cosas para ver si algo no marcha bien.

-Ah, vale, chequeo full, ¿no? -Eso sí, eso, chequeo full.

Los síntomas que pueden avisarle de una posible diabetes son: fatiga,

entumecimiento de los brazos, aparición de un tipo de nubes

en la visión, hormigueo o, como en el caso de Coral,

problemas con la curación de heridas.

-¿Te quedas con ellas, por favor? -¡Nuria!

Ey, chicas muchas gracias.

Sin vuestro apoyo no lo hubiera podido conseguir.

Y ya veréis que, si ganamos, vamos a ganar todas.

Gracias.

Míralas, si es que están supermotivadas.

Esta mañana ya había gente votando.

Es que necesitamos un cambio.

Y lo necesitamos ya.

Ahora es el momento de ir todas a una.

-¿Qué te pasa? ¿estáis bien? -Sí, es que me he venido arriba.

Solamente de imaginar todo lo que vamos a conseguir.

Por cierto, ¿has votado tú ya?

Pues no, no, no me ha dado tiempo.

Justo, justo ahora iba a votar, iba a escaparme.

Pues hagas lo que hagas, recuerda que lo importante es votar.

¿Le ha bajado la fiebre? -Sí, a...37.

Nuria cuando termines aquí pasa por mi consulta.

Hace un tiempo, Nuria desarrolló una pericarditis.

Es decir una inflamación del saco que envuelve el corazón.

Necesitó una intervención para extraer el líquido,

pero tuvo una evolución favorable.

Lo que ocurre es que, desde hace unos meses,

ha presentado episodios de insuficiencia cardiaca y arritmia.

Y yo me estoy encargando personalmente de sus revisiones.

A ver un segundo, Cori, ¿puedes ponerte ahí?

-¿Aquí? -Ahí.

¿Qué?

Pues que está claro que no te lo has hecho con mi moto.

Pues que no te lo has hecho con mi moto porque el tubo de escape

¿Pero cómo te lo tengo que decir?

¡Que no me he quemado con ninguna moto!

Entonces, ¿dónde has metido la pierna?

-Pues anda que contigo, chaval. -Mira, a mí no me engañas, ¿eh?

¡A mí no me la cuelas! -¡Que no me sigas!

-Hola, Lucía. -Hola.

-Ay, ¿qué haces aquí tan sola? -Pues nada, que había quedado

con mi hijo para comer, pero.

Pero vamos, que no puede.

Pues tengo una solución.

Yo iba a comer a un restaurante que está aquí cerca.

Y me han dicho que está buenísimo.

O sea que, si quieres apuntarte.

Porque ya llevo comiendo unos días sola.

Pues mira mejor sola que mal acompañada, ¿no?

Pues sí.

Desde luego.

¿Sabes lo que me ha pasado?

Me acabo de encontrar ahora mismo a una paciente que tengo,

discutiendo con su novio a grito pelado.

Como si nada, tal para cual son, vaya dos.

El problema es que estas relaciones, a veces, cuanto más difíciles son,

pues más dependencias se crean.

¿Soy yo, o en ese comentario ha habido cierto trasfondo?

No ha habido ningún trasfondo, de verdad.

Es que estoy harta ya de oír hablar de lo mismo siempre.

Mira, me voy al hospital a comer, ¿eh?, ¿vale?

Vale, vale.

No sé, Ortega.

Sí, quizás, antes únicamente me agotaba

cuando hacía grandes esfuerzos, ¿sabes?

Pero ahora ya es que incluso haciendo reposo, noto que me falta

la respiración.

-¿En reposo? -Sí yo qué sé.

Incluso un simple gesto, de abrir una lata de atún.

Pues noto que me falta la respiración y que se, se me acelera el corazón,

¿Cómo no has venido antes a verme?

Ay, yo qué sé, Ortega.

Porque tampoco le he dado importancia.

Y luego siempre se me pasaba.

Además, tú estás hasta arriba, de cosas más importantes.

No, esto es igual de importante.

Necesito, entonces, explorarte en profundidad.

¿Estás bien?

Necesito que le mires la saturación de oxígeno, por favor.

Ella no, ¿eh?

O sea, ¿tiene que ser ella?

Con todas las enfermeras que somos aquí.

Que sea otra, por favor.

Nuria he avisado en enfermería y Clara es la que estaba disponible.

Mujer una cosa son las elecciones y otra es la salud.

Pues mira, os digo una cosa

Que como sea ella la que se quede aquí, soy yo la que se va

de esta habitación, ¿eh?

Vamos a ver,

¿está bien Pepa?

Mira cualquiera.

Menos tú.

Voy a buscarla.

Si Clara y yo somos rivales en las elecciones

a la presidencia de la Asociación de Enfermeras,

está claro que no deberíamos vernos hoy.

Hoy es día de elecciones.

Y más atenderme como si fuera una enferma, débil.

Porque aquí, aquí la fuerte soy yo.

-Hola, Pepa. -Hola, Pepa.

¿Le puedes medir la saturación de oxígeno, por favor?

Sí, claro.

A ver las piernas.

Gracias.

Pues tienes las piernas hinchadas,

y el hígado también lo he visto hinchado en la palpación.

A ver.

89.

89, ¿eh?

Pues esto, junto con la taquicardia y la dilatación de la vena yugular,

puede tener relación con la insuficiencia cardiaca.

De todas formas, quiero ver si hay algo más que esté provocando

esa disnea que tienes.

Entonces te voy a hacer un electro.

-Vale. -Voy yendo.

¡Huy...! Gracias.

¿Puedes, o quieres que llamemos a un celador?

Mira y así aprovechamos, y miramos cómo va lo de la sala de votaciones,

Porque tú has votado ya, ¿no?

Pues no, no.

Mira que estás a tiempo de recapacitar, ¿eh?

Y de pensar en la mejor opción.

Sí, sí, si yo voy a votar la que yo creo que es la mejor opción.

La verdad es que yo no sé cómo os meten tantas tonterías

en la cabeza.

Ay.

Venga, vamos.

Antes de su próxima cita, Coral Gámez,

la paciente con una extraña úlcera en la pierna, vuelve a ver

si están los resultados de sus pruebas.

Mira, es que tenía cita para mañana,

pero es que se me ha puesto mucho peor.

-Coral. -¿Sí?

Gámez.

Sí tenía cita con el doctor Dacaret.

Pues le voy a avisar a ver si está para que la atienda.

Vale, gracias.

Coral he estado hablando con laboratorio y de momento

Y bueno en la radiografía tampoco he visto nada extraño,

¡Pero si cada día está peor!

-Ah, ¿sí? -Sí.

A ver, déjame.

Pues sí, no tiene muy buena pinta, ¿eh?

¿Y eso que tienes en el brazo qué es?

No sé.

Quizá tenga relación con lo de la pierna.

Porque esto me salió así, sin avisar, y esto, también.

No, no, no creo que tenga nada que ver.

Porque son lesiones completamente distintas.

Tampoco sabemos el origen de, de lo de la pierna,

así que, de momento, no sé.

Mira, voy a hacer una cosa.

Voy a buscar a la doctora Borregón, que es la dermatóloga del centro.

A ver si la localizo y que te eche un ojo.

Espérate aquí.

Ahora va a venir un dermatólogo y todo, tú.

La que se va a liar.

Se va a liar una que no lo sabes tú bien, ¿eh?

¡Y a lo tonto!

Porque es que ha sido a lo tonto.

Que el médico este, el Hammi, es como un tío muy enrollado, ¿no?

Quizá tendría que contarle la verdad.

Que me he rayado.

Me he rayado.

¡Encima, este!

Para determinar el posible origen de la disnea de Nuria,

la doctora Ortega le realiza un electrocardiograma.

Nuria presenta una fibrilación auricular.

Es decir sus latidos son irregulares.

Y esto hace que su cuerpo se agote.

Por algún motivo, la insuficiencia cardiaca que tiene desde hace tiempo

ahora está empeorando.

Vamos a intentar normalizar el ritmo de su corazón.

Sería algo así como resetearlo.

Pues Nuria te voy a administrar diuréticos, y te voy a poner oxígeno.

Además de hacerte un ecocardiograma.

Ortega ¿y no podemos darnos más prisa, por favor?

Es que donde yo tengo que estar es ahí abajo,

animando a las demás enfermeras para votar.

Nuria, siento decírtelo así.

Pero es que voy a tardar lo que tenga que tardar, hasta saber qué le pasa

a tu corazón.

Es más deberías quedarte ingresada.

Pero, ¿cómo que ingresada?

Ingresada, sí.

Pero entonces todo el mundo lo va a saber.

Se van a dar cuenta.

¿Qué les voy a decir?

¿Que su presidenta no va a poder ocupar el cargo?

Eso es decisión tuya, pero yo creo que tienes que decir la verdad

que no te encuentras bien.

Nuria.

¿Qué te pasa?

Voy a preparar el ingreso.

Nada.

Ella, que me ha visto un pequeño problemilla en el corazón.

Yo estoy bien, ¿eh?

No me pasa nada.

Nada importante.

Ah.

No sé si puede ser una dermatitis.

La verdad es que a mí también me parecen hematomas, ¿eh?

No es eso.

Es que resulta que Manu el otro día, cuando estábamos.

Cori ¿dónde estabas?

Llevo dos horas llamándote.

-No me vaciles. -Escucha, escucha, eh.

-¿Te ha contado lo de la moto? -¡Ahí va, por favor!

Lo de que se ha quemado con la moto la moto del Johny.

¡Que te estés quieta!

-¡Que no me toques! -¿Que no te toque?

¡Si te toca todo el mundo! -¡Eres un celoso y un imbécil!

Vete del hospital, por favor.

-¿Qué? -Que te vayas del hospital.

Escucha, Coral te quiero presentar a una amiga mía.

Y me gustaría que hablaras con ella.

-¿A quién? -A una amiga mía, de aquí del centro.

Vale pero porque eres mazo de enrollado conmigo, ¿eh?

-Tranquila. -Te tienes que relajar.

¿Te invito a una tila?

¿De acuerdo?

Venga.

Arriba, vamos.

Eso es, venga tranquila.

Vamos.

Tras la realización de un electrocardiograma

la doctora Ortega le comunica los resultados.

Pues Nuria, he visto alteraciones estructurales que no son propias

de alguien de tu edad.

Las dos cavidades superiores del corazón están más dilatadas

de lo normal.

O sea, más grandes.

Y las de abajo, más pequeñas.

Hay algo que está comprimiendo desde fuera.

Entonces es la, la sangre, que no circula bien, ¿verdad?

Sí, mira, cuando la sangre sale del ventrículo derecho,

regresa con dificultad.

Además de eso, la fibrilación auricular está dificultando

que la sangre pase de la zona superior del corazón a la inferior.

Necesito hacerte un cateterismo, Nuria.

Para ver la gravedad de la insuficiencia cardiaca.

Necesito saber qué está ocurriendo en tu corazón.

Pero quiero que estés tranquila porque todo va a ir bien.

No va a haber complicaciones.

Aunque igual puede sonar a ciencia ficción,

el cateterismo es una técnica por la cual introducimos una sonda

desde una vena o una arteria, normalmente de la ingle

hasta el corazón.

De este modo podemos ver el interior del mismo,

y comprobar su funcionamiento.

Si yo sé que todo va a salir bien.

Pero es que necesito ganar estas elecciones.

Y en el campo de juego no desde un quirófano.

Nuria te pido por favor que te centres, ahora mismo,

en tu salud.

Está bien.

Pero intentar llevarlo con discreción, por favor.

Que no quiero parecer la rival más débil.

Vale cuando esté listo vendrá un celador a por ti

para llevarte a quirófano.

-Vale. -Venga, estate tranquila, por favor.

Deja de pensar un poco en las elecciones.

Gracias, Ortega.

-Hola. -Hola, Lucía.

¿Tienes un momento?

Sí además, justo quería hablar contigo sobre lo que pasó

el otro día.

Ya bueno, es que vengo con Coral.

Es una paciente.

La chica de la pareja que te hablé el otro día.

-Hola. -Yo soy Lucía, la psicóloga.

Y yo soy Coral: la follonera, soy la que he montado el cirio ahí,

en el pasillo.

¿Te quieres quedar a charlar un rato conmigo?

No, he venido a conocerte

porque me lo ha pedido el Hammi, pero ya está.

Bueno, pues ya sabes dónde estoy,

por si necesitas hablar conmigo en algún momento.

Ya está, ¿no?

Sí ya está.

Tengo que ir a laboratorio.

¿Me acompañas?

Vale.

-Daca. -Sí.

Coral ahora voy.

Dime.

Que te quería pedir perdón por lo del otro día,

por haberme marchado así.

Es que creo que estoy todavía un poco sensible,

pues a los comentarios sobre mi vida sentimental.

Y sobre las parejas que no funcionan.

Y ¿esa taza es la de Rey?

No, esa taza es mía de hace tiempo.

La taza, y yo.

-Adiós. -Adiós.

Para confirmar el diagnóstico de la doctora Ortega

y visualizar el interior del corazón,

el equipo de Cardiología realiza un cateterismo a Nuria.

Una vez concluida la prueba, la doctora Ortega comunica

los resultados a la paciente.

-Hola. -Hola.

-Perdona, ¿te he despertado? -No.

-Vale ¿cómo estás? -Bien, bien, muy bien.

A ver tengo los resultados de las pruebas.

Te cuento.

Mira las presiones de sangre de tu ventrículo derecho,

pues no son las adecuadas.

Tienen subidas y bajadas anómalas.

Y las presiones del corazón deben ser las adecuadas

porque, si no, el bombeo no es suficiente,

o se fuerza demasiado la máquina.

Una de dos.

Ya, ¿y no podrías hacer algo rápido, hoy, por ejemplo,

para que me encuentre bien?

Tengo que estar con las chicas, cuando ganemos.

No las puedo dejar solas.

Nuria, tienes una pericarditis constrictiva.

Lo más conveniente es operarte hoy mismo.

Cuanto antes.

La pericarditis constrictiva es una inflamación crónica

del pericardio: el saco que envuelve el corazón.

Y aprieta desde fuera dificultando el bombeo.

De ahí, la fatiga que tiene, la dificultad respiratoria,

la hinchazón de piernas, y otros síntomas que podrían

no tardar en aparecer.

¿Es esa la última opción?

¿Y operarme, además, ya?

¿No podemos esperar, al menos, no sé..., que pasen las elecciones?

Que todavía tengo que hacer todos los informes

de todos los cambios que voy a solicitar.

Nuria, de verdad, me sorprende la poca importancia

que le das a tu salud, y más trabajando aquí,

en el hospital conmigo.

No sé.

Sí, podemos esperar.

Pero no creo que sea conveniente.

Es que tu corazón va forzado desde hace tiempo.

Y esto es un giro inesperado. -Ya.

Quizá tu cuerpo pueda aguantar con medicación.

Pero de verdad es una locura.

Porque, como cualquier motor que se fuerza,

al final puede fallar de verdad.

Tengo que apostar por la medicación, Ortega.

Nuria lo más conveniente ahora mismo es extraer el líquido

que tienes acumulado, antes de que se acumule más.

¿Lo entiendes?

El equipo de Cardiología está preparado.

Te puedo operar hoy mismo.

No puede ser.

No las puedo dejar solas.

No puedo.

Es mi última decisión.

Vale voy a aumentar la dosis de betabloqueantes y de digoxina.

Bien.

-Pero espero que te lo pienses. -Ortega vamos a ver.

Yo te entiendo a ti perfectamente.

Pero entiéndeme tú a mí.

No puedo permitirme el lujo de perder el día

más importante de toda mi vida.

¿Lo entiendes?

No las puedo dejar solas.

Hoy no.

Piénsatelo, por favor, Nuria.

Con los resultados de la biopsia y el resto de análisis de Coral,

el doctor Dacaret continúa haciéndole pruebas más específicas.

Mira al final tenías razón y no se trataba de una quemadura.

Lo que tienes es una hiperqueratosis laminar con focos de paraqueratosis.

Por cómo me estás mirando no tienes ni idea

Lo que tienes es una enfermedad rara, que se llama pioderma gangrenosa.

Y lo que hace básicamente, lo que causa, son úlceras en la piel,

como la tuya. -Suena fatal, ¿no?

Mira el problema que tenemos es que es una enfermedad crónica.

Y además no hay un tratamiento claro,

y puede estar asociado a otras patologías.

Creo que prefiero no enterarme de nada.

El 50% de los casos de pioderma gangrenoso están asociados

a una enfermedad sistémica.

Normalmente, a una enfermedad inflamatoria intestinal o artritis.

Pero también puede ser un indicio de una neoplasia hematológica.

Es decir: una enfermedad maligna, que afecta a la sangre,

la médula ósea y los ganglios linfáticos.

¿Me vas a seguir haciendo pruebas para saber de qué es esto?

Sí, Coral.

Lo principal que tenemos que hacer ahora es encontrar

Porque puede estar asociado a otras patologías graves.

Así que vamos a hacer analítica de sangre, de orina,

vamos a hacer bioquímica, serologías, también inmunoelectroaféresis.

Y hasta que no tengamos los resultados, pues aplicaremos

un tratamiento local.

Mira hazme todo lo que quieras, pero yo no quiero enterarme de nada.

El pioderma gangrenoso suele comenzar como una zona enrojecida

o hinchada en la piel.

Puede tener aspecto de grano o de picadura.

Y normalmente aparece en la zona de las piernas.

Cuando esta evoluciona, la herida se hace más grande,

y las zonas de alrededor pueden doler.

Vaya revuelo que se ha montado con las elecciones, ¿eh?

Y también ¿has oído lo de..., lo de Nuria?

Están empezando a hablar ya de que está ingresada.

A mí me han preguntado, y yo me he hecho la loca.

Cualquiera habla de Nuria.

Sí, sí, claro.

No vaya a ser que saque rédito político

de una circunstancia personal, cosa que está muy de moda.

Ella no es así.

Ella, si quiere ganar, es por nosotras:

por las enfermeras.

Antes de posicionarte tanto con un candidato, deberías informarte

Además es que.

¡Clara es tu madre!

Yo es que no entiendo lo que estás haciendo.

-Hola. -¿Cómo está Nuria?

Pues está mal, Elsa.

Se tiene que operar, y no lo hace por las malditas elecciones.

Pero ¿es tan grave?

-Mucho. -Creo que debería hablar con ella.

-Pues a mí me harías un favor.

Porque está claro que está tomando una decisión incorrecta.

Te acompaño, venga.

-Vamos. -Gracias.

Gracias, chicas.

Cori.

No.

Lo de la pierna podría ser grave.

Ay, pobre.

¿Quieres que te lleve a casa?

No prefiero andar y que me dé el aire, ¿vale?

¿Que has quedado con alguien?

¡Ay!, el móvil.

Me he dejado el móvil.

¿Me esperas en casa?

-Venga, que te acompaño. -No, de verdad.

No me agobies, por favor.

Nos vemos luego, ¿vale?

-Hola. -¿Quieres pasar?

¿Has cambiado de idea?

¿Aquí no tienes esos sofás para tumbarse?

No en esta sala no.

En otra, pero está ocupada.

¿Te quieres sentar? -Vale.

¿Sí?

¿Quieres un poco de agua?

-Sí, porfa. -Cuéntame ¿qué te pasa?

A ver es por mi novio: el Manu.

Al principio me hacía mucha gracia que fuera tan..., tan celoso

y tan inseguro.

Pero ahora acabamos con unas broncas que no veas.

¿Te ha puesto la mano encima?

No, no.

Qué va.

Solo nos gritamos.

Es que veo que tienes moratones.

Pero eso es que me ha agarrado fuerte un par o tres de veces.

Que a ver yo también tengo mi carácter, ¿sabes?

Muy fuerte, el mío.

Y encima,

esta cosa que me ha salido aquí en la pierna.

Coral, mira.

Lo importante en una pareja es que haya respeto.

Eso es lo principal.

Y que la persona con la que estás te intente hacer feliz.

Si a tu pareja le molesta que quedes con tus amigos, exige saber en todo

momento dónde estás, te revisa el móvil sin tu consentimiento,

te critica, no valora tus méritos o te trata con excesivo paternalismo,

podemos estar hablando de maltrato psicológico.

Es que me agobia.

Porque me chantajea diciéndome que...,

que no le haga sentir mal.

Y luego me pide perdón y.

¿Sabes por qué estas relaciones, que son relaciones tóxicas,

porque nos hacen daño, se suelen perpetuar en el tiempo?

Pues porque la víctima, que en este caso eres tú,

intenta cambiar al otro.

Porque piensa que puede hacerlo.

¿A que es eso?

Es justo eso.

Es que a ver.

Yo creo que soy mejor que él, ¿sabes?

Y luego me da pena y.

Si en una relación así tú intentas ayudar al otro con sus inseguridades,

a veces lo que pasa es que justo se vuelve contra ti.

Y de verdad, te lo digo por experiencia.

Pero no lo dirás por ti.

Pero si pareces muy madura.

Pero es que la madurez aquí no tiene nada que ver.

Muchas veces intentamos salvar relaciones,

pues por lo que sea, por el apego, por el cariño, que no nos llevan

a ningún sitio y no nos hacen felices.

Eso.

Yo estoy aquí para ayudarte.

Que lo sepas.

-Gracias. -Nada.

A menudo es difícil identificar

las conductas que constituyen un abuso.

Pero lo que está claro es que quien bien te quiere no te hará llorar.

No hay que hacer caso a muchas creencias populares,

que lo único que ocultan es machismo.

Nuria tienes que operarte.

Vaya Ortega ya os ha contado, ¿no?

Lo habríamos visto en el diagnóstico.

Nos preocupamos por ti, y lo habríamos visto.

Gracias, Pepa, pero.

Pero es que no pienso operarme.

Es más necesito que me ayudéis a quitarme todo esto, ¿eh?

Tengo que bajar a la sala de votaciones.

Las elecciones es algo secundario.

Sí, totalmente.

Además vamos a ver.

Tú eres consciente de que casi todas las enfermeras del hospital

están contigo, ¿no?

Pues creo que las vas a decepcionar mucho cuando no puedas cumplir

todo lo que las has prometido,

sencillamente porque estás mal con la salud.

Yo sé de una que hoy se va a sentir bien decepcionada.

Pero es que tengo que estar abajo.

Por nada del mundo me podría perder estar ahí cuando salgan

los resultados.

Y le voy a demostrar a tu madre.

Le voy a demostrar a tu madre

que no siempre se va a salir ella con la suya.

Cálmate, relájate.

Sí, yo creo que deberías calmarte con eso, Nuria.

Y además, Nuria.

¡Nuria!

Nuria.

¿Qué ha pasado?

Ha empezado a hiperventilar,

y yo creo que se le están bajando las pulsaciones.

Vale hay que trasladarla a la UCI.

Quitarle los betabloqueantes y ponerle suero a chorro.

Vamos.

Nuria.

El doctor Dacaret ya sabe cuál es el problema que le ha provocado

a Coral su pioderma gangrenoso.

Y la llama a su consulta para comunicárselo.

Siéntate, por favor.

Bueno, vamos a ver.

Ah, estos resultados no son los míos.

Voy un momento a laboratorio.

-¿Sí? -Dacaret creo que ha habido un error

en laboratorio. -Eso es.

-Tuyo. -Y esto tuyo.

-Y esto es mío, sí. -Muy bien gracias.

-Hasta luego. -Adiós.

Bueno, Coral, a ver.

Coral ¿estás aquí?

-Sí. -Vale, mira.

La causa de lo que te ha pasado en la pierna de la úlcera

es un trastorno de la sangre que se llama gammapatía monoclonal.

Se caracteriza por una producción anormal de anticuerpos

Y lo que hace básicamente es afectar el funcionamiento del riñón.

El funcionamiento del riñón,

y también favorece a que se produzcan infecciones,

dolores óseos, fracturas.

-¿Cómo de chungo es eso? -Pues hombre.

Primero tenemos que determinar si es benigno o maligno.

De momento no lo sé.

Casi el 20% de las gammapatías monoclonales malignas se corresponden

a un mieloma múltiple.

Este es un tipo de cáncer de médula ósea.

Así que lo que tenemos que hacer ahora es hacer una biopsia

de médula ósea a Coral, y también un estudio hematológico detallado.

Chicas muchísimas gracias por vuestro apoyo.

De verdad.

Hasta luego.

-Cómo te quiere la gente, ¿eh? -Bueno, más que eso, Ortega,

que las cosas hay que hacerlas de otra manera.

Porque las propuestas de Nuria no tienen ni pies ni cabeza,

Que está muy bien dejarse llevar por el instinto, pero de verdad

que, si quieres hacer las cosas bien,

tienes que esperar al momento adecuado.

Y ya está. -Oye, por cierto:

¿Se han cerrado las votaciones ya?

Ellas han sido las dos últimas en votar.

Ahora solo queda el recuento.

-Sí. -Es Nuria.

No, no, yo prefiero quedarme, la verdad.

-Vale. -Vamos.

El corazón de Nuria está completamente descontrolado.

Vamos a intentar estabilizarla en la UCI,

elevando la presión arterial y el volumen del torrente sanguíneo.

Pero en cuanto vuelva en sí, debe entender que tiene que operarse,

sí o sí.

Disculpad, chicos.

a por los resultados de su biopsia de médula,

que aclararán si padece o no un mieloma múltiple.

-Hola, Coral. -Hola.

Tranquila buenas noticias, ¿de acuerdo?

-¿Sí? -Vengo de laboratorio, y bueno.

Sale que no tienes ningún mieloma múltiple.

Eso quiere decir que no tienes cáncer.

Of.

-Gracias. -Tranquila.

Escucha.

Te voy a explicar el tratamiento para la úlcera de la pierna.

y unas pastillas en dosis decrecientes.

Ya verás cómo poco a poco vas cicatrizando.

De nada, hombre.

¿Te importa que te haga la receta?

-Ay, sí. -Vale.

-¿Qué te ha dicho el médico? -¡Que no tengo cáncer!

Pero Cori, ¿cómo no me habías dicho nada?

-Te estaba llamando. -Sí, hombre.

Bueno, da igual, vamos al restaurante chino que te gusta.

Manu, Manu, Manu escúchame.

Se acabó.

-¿Qué? -Se acabó.

-¿Cómo que se ha acabado? -Yo, yo no sé de quién es la culpa.

Pero yo no soy feliz.

Pero ¿cómo que no eres feliz?

-Eso no mola nada, ¿sabes? -Cori, por favor.

Cori, venga, lo hablamos en el restaurante, por favor.

Una vez que recuperó la consciencia,

Nuria, la enfermera con pericarditis constrictiva, accede a someterse

a una intervención quirúrgica

para mejorar su estado crítico de salud.

Tras una intervención sin complicaciones,

la doctora Ortega cuenta a Nuria el pronóstico de su enfermedad.

Bien, bien.

Quiero que sepas que la operación ha ido muy bien.

Tienes que seguir ingresada, unos días, hasta ver cómo evolucionas,

y luego, claro, venir a revisiones periódicas hasta que se restablezca

la función cardiaca.

Pero todo apunta a que mejorarás rápidamente.

Genial.

Muchísimas gracias por todo, Ortega.

Pero sobre todo quería, quería pedirte disculpas, ¿sabes?

Por todo este tiempo que te he estado llevando la contraria.

Tenías razón

de nada sirve el, el querer ganar unas elecciones,

o ser la mejor en algo, si la salud no te acompaña.

-Exacto. -Ahora, prometo ser buena, y curarme.

¿Se sabe ya quién ha ganado?

-Hola. -Te vengo a invitar a un menú

por lo del otro día. -Vale, me parece bien.

-Genial. -Sí.

Sigues aquí, con la taza.

¿Otra vez vienes a comentarme lo de la taza?

Vamos a ver, ¿no te parece raro que sigas teniendo una taza

que te regaló Rey?

Pues no, Lucía.

Me parece una simple taza.

Vamos a ver:

Los regalos de los ex no son simplemente una camiseta,

una foto o una taza.

Y tú lo sabes.

Vamos que te pasa lo mismo con los regalos que te hizo Landó.

Es que lo acabas de decir tú: de Landó, de Rey.

Vale, pues con la taza de Rey mira lo que voy a hacer.

Así de fácil.

Pues ya no la ves.

Lo único que te quiero decir es que quiero que sepas

que va a haber más tazas.

Vale, sí, sí, puede ser.

Voy a por mi bolso, te espero abajo en Recepción, nos vamos a comprar

una taza, y luego, a comer un menú.

Ahora te veo.

Te he estado buscando. -¡Ah!

-¿Por qué no estás en el hospital? -Porque ya no quería estar yo allí

en el hospital con el recuento.

Es que este tema de las votaciones

está cogiendo un tinte de culebrón televisivo que no me gusta nada.

Tú ya sabes que a mí la fama, no, no.

Si yo lo único que quería, de verdad, es conseguir unas buenas medidas

para las enfermeras y que se nos escuchase.

He estado ahí con ella, en todo momento, en la UCI,

en quirófano.

Que con Ortega nada puede ir mal; ya lo sabes.

-Pues sí. -De eso quería hablarte también.

-Dime. -¿Por qué te odia tanto Nuria?

No lo entiendo.

Cada vez que habla de ti se le cambia la cara.

No sé, como si te odiara.

Como si te deseara el mal.

No me gusta un pelo.

Siéntate, Elsa.

A ver, no le des importancia, de verdad.

Si vas a tener que aprender a lidiar con cosas de estas toda tu vida,

Elsa.

Mira cuando llevas mucho tiempo en la profesión, ¿sabes qué pasa?

Que siempre aparecen enemigos.

Unos porque te tienen envidia.

Otros porque no opinan lo que tú.

Mira Nuria que es una gran enfermera y, en cambio,

tiene una rivalidad conmigo que, a ver.

¿Eh? Pero ¿sabes lo que tienes que hacer tú?

Y esto es un consejo de madre, ¿eh?

Sí, de verdad, Elsa.

Tú tienes que aprender de los profesionales del hospital.

Que son muy buenos, y son muchos.

Sí, mamá, si lo sé, si lo hago.

Pero si puedo aprender de alguien, prefiero aprender de ti.

¡De la jefa de la Asociación de Enfermeras!

-Pero ¿qué me dices? -¡Felicidades, mamá!

-¿Que he ganado yo? -¡Sí!

-¡Ay! ¡Ay, madre mía!, pero. -¡Te lo mereces, mamá!

-¡Ay!

-¡Ah! -Que suba una enfermera, por favor.

Si necesitan que avise a algún familiar de Rafael,

Ya nos ocupamos nosotros.

Es un fan de mi trabajo.

-¿Y a qué se dedica usted? -Yo soy dibujante de cómics.

-El caso lo puedo llevar yo sola, que no hace falta que estemos los dos.

  • Centro médico - 06/11/17

Centro médico - 06/11/17

06 nov 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 06/11/17 " ver menos sobre "Centro médico - 06/11/17 "
Programas completos (715)

Los últimos 728 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios