www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4624457
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 05/06/18 (2) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

Manuel Beltrán acude al hospital porque se siente mareado,

y tiene un leve dolor en el pecho.

A mí me va a caer un suspenso como una catedral. Ya te lo digo yo.

-Qué pesado. ¿Por qué dices eso?

-Juan, que... Que cuando tú vas,

yo ya he ido y he vuelto dos o tres veces.

Hice un examen que daba pena verlo.

Pero vamos, como... Como todos los que he hecho:

el de medieval, el de léxica... Todos, todos... un desastre, tío.

No pillo una.

Estoy muy mayor para los estudios.

-Qué exagerado. Es que también estás poniendo de ejemplo

las asignaturas más difíciles.

Pero luego hay otras que se te dan genial, y lo sabes.

-Claro. Sí. La suerte del principiante.

Bueno, pues... Es que yo siempre he sido un apasionado de los libros.

O sea que... Y tenía muchas ganas de...

De... De ir a la universidad y...

Lo he hablado con mi hermano, con los dos,

les he dicho que si se podían encargar ellos de la granja y...

Me han dicho que sí, me han echado un cable

y me he apuntado en la universidad.

Pero es que... me está costando... la vida.

Ada acude al hospital tras verse sorprendida por una intensa cefalea.

La acompañan Toni y Blas: sus dos hermanos.

-¿Qué ha pasado?

-Pues nada. Que estábamos hablando los tres...

-Di mejor que estábamos discutiendo. -Que estábamos discutiendo. ¿Vale?

-El caso es que, de repente,

nuestra hermana se echa las manos a la cabeza,

diciendo que le dolía mucho. ¿Sabes? -Ajá.

-Y nosotros creímos que era, pues un derrame o alguna cosa así.

-Me suena tu cara.

-Me molesta la luz. -Vale.

-Igual que me molestan mis hermanos.

Menos mal que no... Que no han podido entrar aquí.

-Bueno. ¿Has sentido alguna vez un dolor de este tipo?

-Para nada.

De hecho, si no es por Blas, que saltó sobre mí como si fuese un gato,

me caigo redonda al suelo, del dolor y... las náuseas.

Nunca había sentido un dolor así.

-Igual estás sometida a alguna situación de estrés.

-¿Y quién no está sometido a estrés hoy en día, doctora?

-También es verdad.

-¿Qué...? ¿Qué me pasa? -Bueno, aún no... No lo sé.

Pero yo creo que lo que tienes son cefaleas tensionales.

El tipo de dolor de cabeza más común son las cefaleas tensionales.

Esto ocurre cuando los músculos del cuello, o del cuero cabelludo,

se tensionan.

Estas contracturas musculares suelen deberse a estados de ansiedad,

de depresión,

un traumatismo craneoencefálico, entre otras cosas.

-Tienes que convencerla para que acabe de firmar ¡ese dichoso papel!

-Que no, Toni, que no.

Cuando se recupere nuestra hermana hablaré con ella. Pero a mi manera.

-¿A tu manera? Pero ¿quién te crees que eres? ¿Frank Sinatra?

¡Me gustaría saber cuál es tu manera!

-Pues una que no tiene nada que ver con la tuya, Toni.

Mira. Mira hasta dónde hemos llegado por tu manera de decir las cosas.

-¿Qué? ¿Vas a culparme a mí ahora? ¿Eh?

¿Sabes qué terminará siendo ese cine? ¡Nuestro panteón!

-Hola. -Hola. ¿Qué tal?

-Siéntate, por favor. Soy Hamman Dacaret.

-Encantado.

-Eres Manuel, ¿verdad? -Sí.

-¿Sí? -Sí, sí, pasa, pasa. Dejará de...

Tú siéntate aquí a mi lado.

-Hola. -Hola, ¿qué tal?

-Bueno. Manuel: Cuéntame. ¿Qué te ocurre?

-Eh... Bueno estoy., estoy... En el fondo estoy bien.

Lo único, que... Ando un poco mareado,

y me duele aquí, en el..., en el costado,

en el pecho, al respirar.

-Sí, bueno. Que está mareado, y que está blanco como la leche.

Pero, por lo general, todo bien.

Porque él es un chico duro y nunca viene al médico.

¿Para qué va a venir?

-Es pisar un hospital y te diagnostican cualquier cosa.

Eso, o sales con los pies por delante.

-Vale, Manuel. Pues es importante ir, al menos, una vez al año al médico.

¿Vale?

Justo cuando has entrado me he fijado directamente

en que andas un poco encorvado.

Y también me da la sensación de que te cuesta respirar cuando hablas.

-Sí, bueno, no sé. Será de... Del cansancio, o del tabaco...

-¿Fumas? Vale. ¿Cuánto?

-Pues no los... No los suelo contar, pero...

Medio paquete, o... -O uno. Entero.

-Chacho, Juan. Qué marcaje me hace el tío.

Parece mi madre.

Le falta preguntarme que cuándo me echo novia.

-Bueno. Te vamos a tomar las constantes, y...

Y la enfermera te tomará la tensión. ¿Vale?

¿Puedes pasar a la camilla, por favor?

Manuel tiene la presión, la temperatura

y la frecuencia cardiaca normales.

La saturación de oxígeno es algo baja.

Pero lo que me preocupa realmente es

lo que he detectado en la auscultación pulmonar.

A ver, Manuel: Coge aire... Expúlsalo...

Vale.

A ver: Normalmente, en la auscultación pulmonar

se escucha como un murmullo. ¿Vale?

Pero en tu caso está disminuido.

Y eso es característico de un derrame o de un neumotórax.

Tranquilo. Haremos una radiografía y... Y salimos de dudas. ¿Vale?

-Que... Que no, que yo le he dicho que me encuentro bien.

Que es que te lo he dicho, ¿eh? Que no...

No teníamos que haber venido aquí, porque al final...

-¿Qué? ¿Estás bien? -¿Estás bien?

-A ver, Anuc: Ayúdame, por favor. A ver. Levántate un segundo...

Tranquilo, tranquilo.

Túmbate aquí...

Hay que ponerle una vía. ¿Vale?

Tranquilo. Respira.

Te pondremos gafas nasales para que te cueste menos respirar.

¿De acuerdo?

¿Te has asustado?

-¡Hombre!

Que nunca me... Me he encontrado así de... De mal.

-Bueno.

-Así que vamos a ponerte medicación intravenosa,

para que se te pase el dolor y las náuseas,

y me gustaría que te quedaras en observación

hasta que el dolor remita completamente. ¿Vale?

-De acuerdo.

-Voy a llamar para que te acompañen a Boxes y te pongan la vía.

-Gracias. -Ya te puedes incorporar.

-Vale.

Ay...

-Tranquila. Tranquila. Tranquila.

Tranquila. Tranquila.

Ya está. Tranquila.

Sí, por favor. Necesito un anticonvulsivo.

Rápido. Es urgente.

Tengo una paciente en crisis. Rápido.

-¿Pero es que no te das cuenta que ella ve la venta

como una traición a la familia y al pueblo?

-Pero... ¿cómo una traición ni cómo una traición?

¡Por favor! ¡De verdad! -Por favor...

-No, no, no, no, no, no, no pueden pasar...

Dejad a la doctora trabajar cómodamente.

-¡Que es nuestra hermana! ¡Por favor! -Ya sé que es vuestra hermana.

Tenéis que esperar ahí. -¡Por favor!

-Oye: ¿Sabes que la cara del tío este pelirrojo me suena?

-Abre los ojos, Ada.

Vale. No tienes fiebre.

¿Te sigue doliendo la cabeza? -Me duele mucho, sí.

-Bueno. Tranquila. Avisa a Paula, que vamos a hacerle un TAC craneal,

por favor, ¿la acompañas tú? -Sí, claro, Rocío.

-Gracias, Juanjo.

Venga. Tranquila. Quédate con los ojitos cerrados si estás mejor...

¿Vale? -Vale.

Para confirmar el origen del murmullo que el doctor Dacaret

ha detectado al auscultar a Manuel,

le hacen una radiografía de tórax.

La radiografía ha confirmado que Manuel tiene un neumotórax

que está colapsando por completo el pulmón derecho.

Por ahora, el otro pulmón está compensando la función respiratoria,

pero podría dejar de hacerlo en cualquier momento.

Así que lo mejor que podemos hacer es ingresarlo.

Mira, Manuel: Un neumotórax es la entrada de aire

entre las dos capas de la pleura. ¿De acuerdo?

Y la pleura es la membrana que recubre el pulmón.

Hay veces que un neumotórax,

pues no retrae el pulmón de manera completa.

Pero en tu caso se considera masivo.

Y eso quiere decir que lo ha colapsado por completo.

Para que te hagas una idea: es como si tuvieras el pulmón derecho como...

Como un globo deshinchado. -Como un globo deshinchado...

-Sí. A ver: Tranquilo, porque no es una urgencia vital.

Pero sí que se considera una urgencia médica.

Y eso quiere decir que tenemos que tratarlo cuanto antes. ¿Vale?

Hay ciertos factores que pueden propiciar un neumotórax.

Como el tabaquismo, un traumatismo o un resfriado.

También los varones altos y delgados son más propensos a tenerlo,

pero le puede suceder a cualquier persona sin un motivo aparente.

Mira: Vamos a hacer una cosa.

Te vamos a colocar un drenaje para tratar de evacuar el aire. ¿Vale?

Es posible que tengas que pasar por quirófano para sellar el neumotórax.

Pero intentaremos evitarlo con ese drenaje.

En cualquier caso. Lo que tenemos que hacer es... Es ver cómo evolucionas.

-Bueno, pero a ver: no lo entiendo, que yo me encuentro bien.

-A ver, Manuel. Te encuentras bien porque tienes unas gafas nasales

y te estamos dando oxígeno.

Pero no puedes encontrarte muy bien

cuando tienes un pulmón completamente colapsado.

La elección del tratamiento inicial de un neumotórax depende del tamaño,

de la localización

y de la existencia de una enfermedad subyacente pulmonar.

No obstante, hay medidas como la oxigenoterapia y el reposo,

que ayudan a la absorción del aire intrapleural.

-Hola. -Hola. Dígame.

-Hola.

-Mire: Queríamos información sobre Ada Griso, por favor.

-Ajá...

-¿Podríamos hablar con la doctora...? Jiménez era, ¿no?

-Sí. Jiménez. -Rocío Jiménez.

-Rocío Jiménez. Eso. Gracias. -Un momentito, que aviso. ¿Vale?

Sí, ¿Rocío? ¿Podrías pasar un momentito por... Enfermería?

Muy bien. Gracias.

Vale. Ahora se pasa. -Gracias.

-Esperen un momentito.

-Hola, doctora. Muy buenas. -Hola.

-¿Qué tal? ¿Cómo está nuestra hermana?

-¿Es grave? -Bueno...

-Nos gustaría verla. ¿Podemos?

-Les explico: Hemos conseguido controlar la crisis convulsiva,

ella está mejor, orientada,

y aparentemente no tiene ningún síntoma neurológico.

Pero es que le sigue doliendo la cabeza.

Y eso, más la convulsión, pues me preocupa bastante.

Me dijo que no había tenido ningún antecedente de este tipo.

-No, yo nunca la he visto enferma. -Ni un catarro.

-Vale. Ahora le vamos a hacer un TAC.

Un TAC craneal, y yo, en cuanto tenga los resultados, pues les aviso.

¿Vale? -Muchas gracias. Vale.

-Gracias a usted. Muy amable.

Para determinar las causas de la convulsión y la cefalea aguda

que padece Ada,

la doctora Rocío Jiménez le está realizando un TAC craneal.

Estoy convencido de que Ada, después de este susto,

va a cambiar de opinión.

-Y dale. Vas a seguir con lo mismo, ¿eh?

No quiero hablar más del tema, Toni.

Es que parece que la vida de Ada te importara un bledo.

-¡También estoy pensando en ella! ¡Sobre todo en ella, que es la mayor!

-Mira, puedes hacer dos cosas: te puedes callar o puedes rezar.

Pero por favor:

No quiero volver a escuchar una palabra mássobre el cine.

Cuando murió nuestro padre, nos dejó a los tres un pequeño cine de barrio.

Y nuestra hermana Ada ha sido

la que se ha encargado hasta ahora de llevarlo,

y nosotros simplemente hemos sido los encargados de recibir los beneficios.

-¿Beneficios? ¡Eso no son beneficios!

Beneficios es lo que sacaremos si vendemos el cine

a la franquicia esa de hamburguesas. Pero claro. Ada... no quiere vender.

Y tú, la verdad es que tampoco estás por la labor.

-O sea que...

-Pues si no quiere vender, no quiere vender.

-¡No, pero es que no es eso!

-Bueno, es la que más se lo ha currado, ¿no?

-Bueno, si tú lo dices, pues vale. Pues ya está. Será lo que tú digas.

-No, no es que valga, no es que valga.

-¡Pero si el cine está dando pérdidas! ¡Blas!

-Mira. -¡No me toques las narices, hombre!

-Por favor. Vamos a centrarnos en esto,

que nuestra hermana se ponga bien, ¿eh?, y es lo primero.

Y luego, ya veremos a ver. ¿Vale?

-Siéntense. -Gracias, con permiso.

-Muchas gracias.

-A ver, les cuento:

Hemos trasladado a Ada a la Unidad de Cuidados Intensivos.

Allí pasará la noche con un tratamiento de anticonvulsionantes,

corticoides y analgésicos.

-¿Es tan grave como para llevarla allí?

-Sí. Si... Sin no se actúa adecuadamente y según los protocolos,

la vida de Ada podría correr peligro.

En el TAC hemos visto una hemorragia subaracnoidea holocisternal

en la base del cráneo.

-¿Has entendido algo?

-La hemorragia subaracnoidea es la presencia de sangre

en una de las capas que recubren el cerebro.

Puede producirse de forma traumática o espontánea.

Pero el 80 % de estas hemorragias tienen su origen

en la rotura de un aneurisma dentro del cráneo.

-¿Aneurisma?

-Mira. No me puedo creer que hayas preguntado eso, hombre.

-¡Ah! ¿Porque tú sí lo sabes?

-Pues cuando se dilata una vena o una arteria, y se introduce la sangre ahí

-Sí, bueno. Algo así. Algo así es. Les explico.

Los factores de riesgo son el consumo de alcohol, de tabaco,

la hipertensión, el embarazo, el parto,

el consumo de sustancias tóxicas como la cocaína,

los anticonceptivos orales...

-Mi hermana está fuera de todas esas cosas.

-A ver. Suele pasar más en..., en mujeres, la verdad.

Con una media de edad de unos 50 años.

-¿Y es grave?

-Sí, es una patología con una alta mortalidad,

y el 50 % de las personas que lo padecen...

acaban con secuelas neurológicas.

-¿Qué podemos hacer ahora?

-Ahora lo único que podemos hacer es esperar, ver cómo evoluciona

y, si no evoluciona como esperamos, pues...

habrá que llevarla a quirófano.

-Muchas gracias.

-Ya está cargando la foto de las notas.

-¡Vamos! ¡Aprobados! -¿Los dos?

-Los dos. ¿Qué pasa? ¿Que no te alegras?

-Ffff... No sé. Que estaba convencido que había suspendido.

-Pues mira, mejor.

-O no. Que a lo mejor quería suspender.

-Pero ¿qué dices, tío? ¡Si es una buena noticia!

-Es que tío: Que una buena noticia era suspender para mí.

Porque era la excusa perfecta para dejarme la carrera.

-Y dale con dejar la carrera. ¡Que no te rindas!

-¡Qué manía! ¡Que no me rindo! Que es que no lo estoy disfrutando.

-Pero es que nadie disfruta estudiando.

-Yo qué sé. Yo qué sé. Que no... Que esto no es lo mío, Juan.

¡No es lo mío! Fonología. Fonética. Medieval.

Que... Que es una pérdida de tiempo.

Que yo lo único que quiero es leer. ¿Vale?

-Mira, tío. Que... Que a mí no me vacilas.

Que es el tema de siempre.

Que estás siempre poniéndote la excusa de que no puedes

por el tema de la edad.

-Qué manía con la edad...

Después de pasar la noche en la UCI con el tratamiento orientado,

Ada se somete a varias pruebas, antes de que el neurocirujano

proceda a operarla.

No nos queda otro remedio que operar a Ada.

Pero, antes de eso, el neurocirujano le está haciendo una angiografía.

Que es una radiografía con contraste

en una zona determinada de los vasos sanguíneos.

Para determinar con exactitud el punto de sangrado,

y así poder planificar mejor la intervención.

Toni. Blas. -Diga.

-Quería informarles de la situación de su hermana.

-¿Cómo han pasado la noche? -Bueno, de aquella manera.

-Ya. Me imagino.

Bueno, la angiografía ha confirmado el aneurisma.

Se ha roto, y es lo que ha provocado la hemorragia subaracnoidea.

-¿Eso es peligroso? -Sí.

Porque corre el riesgo de que sufra un vasoespasmo,

y eso desencadene un ictus.

Ya está en quirófano.

También quería comentarles que vendrá un compañero para habilitarles

una zona para que estén más cómodos.

Y nada, yo me vuelvo ya porque he salido solo a informarles.

-Se lo agradecemos mucho, de verdad. -Muchas gracias.

-No hay de qué. No pasa nada. -Gracias.

-Mucho ánimo. -Muchas gracias.

Olvídate de la venta, Toni, ¿eh? Mira dónde has llevado a nuestra hermana.

Que está a punto de morir a causa del estrés al que la has sometido.

-Vale, ¿eh? Vale. -No. Vale, vale, no.

-Que te calles, por favor.

-Hola. -Hola. ¿Qué...?

¿Le ha pasado algo a nuestra hermana? -No, no, no. No, no venía por eso.

Era porque ayer, cuando te vi en el pasillo, me sonaba mucho tu cara,

y no sabía por qué. Y ahora ya sé por qué.

Es que he visto en la ficha de tu hermana dónde vivís y... Y claro,

tú y yo hicimos la mili juntos. -Ah.

-Sí, yo soy Juanjo. ¿No te acuerdas? Juanjo.

-¡Juanjo! ¡Juanjo! -Sí.

-Hombre, pues sí, claro que sí. -Ah...

-Menos mal que me lo has dicho. Porque estaba yo ya dándole vueltas.

-Ah. Qué gratos recuerdos aquellos.

¿Te acuerdas cuando íbamos ahí, al cine de vuestro padre?

-No, no. Mejor ese tema ni tocarlo, que es por lo que estamos aquí.

Mira: Te presento a mi hermano. -Ah, bueno. Ah...

-Toni. Juanjo. -Encantado. Mucho gusto.

-Hicimos la mili juntos. -Sí. Sí, sí.

Si... Yo he acabado el turno. Si te apetece, podemos tomar un café.

-Pues mira. Sí. Me vendrá muy bien. -Eh... Bueno.

-Qué bien.

-Puedes decírselo a tu hermano si quiere también.

-Venga, Toni: ¿Te apuntas a un cafecito?

-No, no, gracias. Yo me quedo aquí, de verdad.

-¿Seguro?

-Perdón. Una pregunta. La doctora nos ha dicho que nos iban a habilitar

un sitio para estar más cómodos. -Ah, sí. La sala Refugio.

Venga. Acompañadme. -Hala, venga. Vamos.

-Vamos.

A Manuel Beltrán, el paciente con un neumotórax,

acaban de hacerle una radiografía

para ver cómo ha evolucionado con el drenaje.

Bueno, a ver, te cuento. Buenas noticias. ¿Vale?

Estás evolucionando favorablemente.

Eso quiere decir que han evacuado prácticamente todo el aire del pulmón

y también han conseguido la reexpansión. ¿Vale?

-Bueno. Bien, ¿no? Me libro de la operación.

-Eh... No. Me temo que no. -¿Cómo que no?

-A ver. He hablado con Cirugía Torácica,

y hemos llegado a la conclusión de que,

dadas las características de tu neumotórax,

lo mejor es sellar la fuga, y también reforzar la pared pulmonar.

El problema del neumotórax de Manuel es que es espontáneo y masivo.

Es decir: que no hay una causa concreta,

y ha colapsado por completo el pulmón.

Eso quiere decir que puede volver a repetirse en cualquier momento.

Y si pasa, sería bastante grave.

Así que lo mejor será operarle.

Oye, por cierto: ¿Y tu compañero dónde está?

-Se a... Se acaba de ir hace un rato, que... Medio mosqueado.

Pero le he dicho que quiero dejar la carrera y no...

No se lo ha terminado de tomar muy bien.

-¿Y eso?

-Bueno, pues... que es un crío es un crío y se piensa que,

si me dejo la carrera, pues... Que estoy tirando la toalla.

Que... Que he fracasado.

-Y ¿no es un poco así?

-No. Vamos, digo yo que no.

¿No crees tú que un fracaso sería

perder el tiempo en algo que no te apasiona?

-Pues sí. Sí, en parte sí.

-Pero si es que yo siempre he querido estudiar.

Vamos, toda la vida me... Me ha gustado muchísimo leer y...

Y siempre he querido ir a la universidad.

Pero es que ha sido entrar y no. No lo he terminado de ver.

Que yo lo único que quiero es leer.

Pero leer lo que me guste a mí. No lo que me digan los demás.

Que hacerse mayor tiene que servir para esto,

para ver las cosas claras.

-Pues supongo que tienes... un poco de razón, sí.

Vendrán a buscarte ahora. -Vale, vale.

-¿Vale? -Vale.

-Venga. -Adiós.

-Como buenos hermanos,

tenéis que llegar a una solución que os convenga a los tres.

Yo entiendo que... Que un cine que solo pone películas viejas, pues...

no debe ser muy rentable.

Aunque yo añoro los cines de barrio.

Pero odio ir a un..., a un centro comercial a ver películas.

Como si una película fuese una hamburguesa.

-Huy, qué idea más buena me has dado.

Perdóname un momento, Juanjo, ¿eh? Un segundo.

No, no es ningún fantasma. Sí, soy yo.

Desde la última vez. Que quería hacerte una pregunta:

¿Sigues teniendo el negocio ese de hamburguesas y fritangas?

Vale. Pues tenemos que hablar, ¿eh?

Sí, sí. Que te voy a proponer una cosa.

Un cirujano torácico opera a Manuel Beltrán,

para sellar la fuga de aire de su neumotórax

y reforzar la pared del pulmón.

Esto se consigue fusionando las dos capas de la pleura,

que es donde estaba acumulado el aire.

Menos mal que hemos operado a Manuel.

Porque hemos encontrado una especie de burbujas, en el pulmón,

justo debajo de la pleura.

Y se podrían haber roto más adelante.

Sin duda, la causante del neumotórax ha sido una de estas burbujas.

-¿Cómo está Manuel? -Ah, bien.

La operación ha ido muy bien, ¿eh?

Han sellado el neumotórax, así que todo perfecto.

-Qué bien. Jo, es que... El otro día terminamos discutiendo un poco,

y le dejé solo... -Nada. Por eso no te preocupes.

-Me siento un poco mal. -Tranquilo. ¿Vale?

Además, han aprovechado la intervención

para resecar una especie de burbujas que han encontrado,

que podría haber provocado otro neumotórax. ¿Vale?

Pero tranquilo, porque ya está en planta,

y le han dejado los drenajes para que acabe de evacuar el aire que quedaba.

-Entonces ya le habéis sacado todo, ¿no?

-Sí. Sí, está todo bien, lo que pasa que el...

El mismo efecto de la gravedad puede hacer que se rompa la pleura.

-Pero... se va a poner bien, ¿no?

Es que... De verdad que me importa mucho.

-No te preocupes. Todo bien. ¿Vale? -Vale. Le he traído... un libro.

¿Puedo pasar a dárselo? -Ahora mismo, no.

Tendrás que esperar un rato, y se lo das tú mismo en mano.

-Vale. -Venga.

-Gracias. -Hasta ahora.

-Toni. Toni. -Ah... Perdón.

-No pasa nada. -Dígame, doctora.

-¿Y su hermano?

-Eh... ¿Mi hermano?

Bueno, luego ya se lo cuento yo. -Vale.

-¿Cómo está mi hermana? -A ver. Todo ha ido bien,

y ahora hay que esperar a ver cómo evoluciona. ¿De acuerdo?

-¿Y cuándo podemos verla? -Eso no va a ser posible.

-Bueno. No digo ahora. Mañana por la mañana.

-A ver, Toni. Es que igual yo no me he explicado bien. Eh...

El estado de su hermana es bastante crítico.

La hemos trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos,

porque está inducida a un coma.

-Me avisará cuando despierte, ¿verdad?

-Claro.

-Porque se va a despertar, ¿verdad?

-Sí. Hay que esperar a ver cómo evoluciona.

-Gracias. -De nada. Mucho ánimo.

-Gracias.

Después de estar en coma inducido,

Ada, la paciente operada de hemorragia subaracnoidea,

comienza a recuperarse según lo previsto por la doctora Jiménez.

-¿Qué tal? ¿Cómo te encuentras?

Tranquila. Tranquila, que te lo voy a explicar todo. ¿Vale?

-¿Qué...? ¿Qué me ha pasado?

-A ver. ¿Te acuerdas que sufriste unas convulsiones?

Pues después de eso tuvimos que inducirte un coma,

porque encontramos una hemorragia subaracnoidea.

Y tuvimos que hacer cirugía. ¿Vale?

-¿En la cabeza? -Sí.

Pero bueno. Todo ha salido bien,

y ahora solo hay que ver cómo te vas recuperando.

-Sí. ¿Estoy bien? -Sí.

-Ah... -Sí.

Lo único que la recuperación será en torno...

Nunca se sabe el periodo exacto,

pero en torno a unas tres, seis semanas,

deberás quedarte aquí,

te haremos una serie de pruebas,

y también estarás monitorizada. ¿De acuerdo?

-Ah, de acuerdo.

-Me gustaría que mirases un momentito, a un punto fijo... ¿Vale?

Un segundo nada más... Muy bien. -¿Y..., y mis hermanos?

-Bueno. Sus hermanos no se han movido de aquí ni un solo segundo.

-Que porque no se puede acampar en la puerta, que, si no...

-¿Puedo verlos? -Sí.

En casos como el de Ada, es imposible predecir

cuánto tiempo le llevará la recuperación

y qué grado de mejoría tendrá.

Es muy importante, tanto para el paciente como para la familia,

que mantengan las esperanzas.

Aun cuando el proceso de recuperación sea largo.

Siempre que el cerebro esté vivo, hay que mantener las esperanzas

porque, aunque pierda algunas habilidades,

puede ir aprendiendo otras muchas a lo largo de la vida.

Tras ser intervenido de un neumotórax,

a Manuel Beltrán ya le han retirado los drenajes.

-Hola, Anuc.

-Hola, ¿qué tal estás? -Hola.

Bueno, ¿qué tal estás?

Pues ni punto de comparación. Estoy como una rosa.

-Normal, ¿eh? Porque la evolución del postoperatorio va muy bien. ¿Vale?

-Me alegro. -Hoy mismo te damos el alta.

Pero una preguntita: ¿Sabes lo que tienes que dejar de hacer?

-Sí. -¿Sí? ¿Y qué es?

-Que sí, que sí, que me voy a dejar el tabaco, vamos. Seguro.

-Me gusta que lo tengas tan claro. Pues nada, Manuel. Ya está.

-Muchísimas gracias, doctor. -Un placer. ¿Vale?

-El placer es mío. -Cuídate mucho.

-Seguro. -Venga.

-Venga.

-El principal factor de riesgo para que se repita un neumotórax

es el tabaco.

Tampoco es aconsejable someter el cuerpo

a diferentes cambios de presión,

bucear ni coger peso.

-Vamos, no quiero ver yo un cigarro más ni de lejos, en la vida.

Vamos. Dejo el tabaco como que me llamo Manuel.

Al final tengo que darle las gracias yo al paso por aquí:

veo las cosas un poco más claras.

-Bueno, mi libro. Que ha triunfado. -¡Hombre, Juan!

-¿Qué tal?

-Muy bien. Me está gustando muchísimo, ¿eh?

No conocía yo al autor. -¿Te ha gustado?

-Sí, sí, sí, muchísimo. -¿Ya te lo has terminado?

-No, me quedan 20 páginas.

-Y con lo rápido que lees, ¿seguro que no quieres terminar la carrera?

-Juan. Que es que... Que no, que no, que no. Que... Que no es lo mío.

Ya te lo he dicho. Además, que yo tengo trabajo.

Y echo de menos a mi familia.

Y a los animales, aunque no te lo creas.

-Ya, bueno. Pero si te vas, también vas a echar de menos la ciudad,

a la gente de clase, a mí...

-Pues claro que te voy a echar de menos, Juan.

¿Cómo no te voy a echar de menos?

-Y también, si te vas,

se te va a quedar ahí la espinita clavada

de terminar los estudios, ¿no?

-Juan: A veces piensas que tienes una espinita clavada,

y es solo el dolor del pinchazo, que permanece.

-Es que eres un poeta. Y los poetas no estudian.

-No, el que tiene que estudiar eres tú.

Así que haz que me sienta orgulloso, anda.

Termina la carrera, échate una novia y venid a verme al pueblo.

-Pues sí, mejor. -Claro.

-De acuerdo.

-Bueno. Ya están aquí. Pasen, pasen.

-Gracias. -Gracias.

-Hola. Hola. -Ah...

-Estás mucho mejor de lo que yo creía, ¿eh?

-Pues... yo os veo muy delgaditos, ¿eh?

-Porque no han debido comer muy bien. Que lo sé yo.

Que no han dejado de estar aquí ni un solo segundo.

-Bueno.

No os pongáis dramáticos, ¿eh?

Que... quiero deciros... una cosa. -¿Pero estás bien?

-Sí. Estoy bien. ¿Verdad, doctora? -Claro que sí.

-Pues...

Que... acepto...

Acepto vender el cine.

-¿Estás hablando en serio?

-No es posible.

-Lo hago por vosotros, ¿eh?

-No es necesario.

Creo tener una solución.

-Yo siento interrumpirles.

Pero igual es un tema que deberían tratar

cuando Ada se recupere del todo.

-No, no, por favor.

Voy a llevarlo del mejor modo, de verdad.

Lo prometo. Habla. Di, Blas. -Vamos a ver.

¿Qué es un centro comercial?

Un sitio donde la gente va a hacer compras, y a comer,

y en el que, además, hay cines, ¿no?

Pues mi idea es invertir todo eso.

O sea: que nuestro cine, aparte de cine,

sea un sitio donde la gente vaya a comer.

Si la franquicia de las hamburguesas quiere comprar el local

es porque es bueno.

Entonces, yo lo que he hecho ha sido llamar a un amigo mío

que tiene una hamburguesería muy famosa,

y ha aceptado abrir una sucursal en nuestro cine.

-Ah...

¿Qué te parece, Toni?

-Ss... Seguirá siendo el mismo problema:

la gente irá a comer, pero no al cine.

Que es lo que quería nuestra hermana.

-No, no, no, no. La gente irá a comer, y al cine.

Porque les regalaremos la entrada, si la compra de la comida

cubre el precio de la taquilla. -Ay...

-¿Y a quién no le gusta un regalo?

La hamburguesa simplemente será el señuelo: el cebo.

-Pues a mí me parece muy buena idea.

Creo que estás hecho un genio, hermano.

-Ay...

-¿Qué?

-Creo... que esta vez ganamos por mayoría, Toni.

-No, ni hablar. -¿Cómo que no?

-Por mayoría, no. ¡Por unanimidad!

-Bueno. Yo les voy a dejar un ratillo solos, pero solo un ratillo,

que luego hay que descansar,

y que al final me van a hacer llorar hasta a mí.

-Gracias. -Muchas gracias, doctora.

-Pues he hablado con un paciente, y me ha dicho que,

a medida que te vas haciendo mayor, tienes que decidir lo que te gusta

y lo que no te gusta hacer.

Y a qué dedicar tu tiempo, y he llegado a una conclusión, Juanjo.

Que tengo que dejar uno de los dos trabajos.

-Pero... no estarás pensando en dejar el hospital...

-¿Qué? ¡No! No, en todo caso, la editorial.

-Ah, menos mal,

porque, como me dijiste aquello de que

era lo único que te seguía uniendo a Marta...

-Bueno, y es verdad. Lo que pasa que puedo seguir leyendo cómics.

Una cosa no quita la otra.

Y es más: si no trabajo en la editorial,

pues tendré más tiempo aún para hacerlo.

-Ya, ¿y has hablado ya con el editor?

-Sí. Hablé con él, le mandé el último guion que le debía,

y ya le he dicho que trabajaré con ellos hasta final de mes.

Cuando encuentren un nuevo escritor. Sí.

-Pues eso... Eso hay que celebrarlo tomando unas cañas.

-¿Sí? -Venga.

-Venga. Vamos.

-Me ha dado un pinzamiento en el cuello y el brazo.

Era... Era como si me clavaran un cuchillo por la espalda...

-Tu columna cervical ha perdido su curvatura normal.

-Tú no te preocupes, que de un latigazo cervical

se sale sano y salvo.

-Cuando le robaron, le quitaron el ordenador.

Y tenía todos los proyectos ahí dentro.

-En el ordenador...

llevaba una prueba para la nueva serie...de Televisión Española.

-Pero si esa es la prueba que he hecho yo...

-Tengo el vientre superhinchado... Me duele muchísimo.

Tengo unos retortijones... Es que no creo... No sé.

No creo que esto sea solo de gases.

-¿Puede ser que hayas consumido algo de gluten?

Porque acabo de ver en el historial que eres celiaco.

-Imposible. Somos muy cuidadosos con mi alimentación en casa.

-Para un celiaco, esto puede tener graves consecuencias.

Porque no seguir una dieta estricta libre de gluten

puede conllevar complicaciones.

-Doctora, es imposible. Tenemos toda la comida separada.

Hasta el fiambre que como es gluten free.

-De todas formas, para asegurarme,

voy a hacerte un test de detección de gluten sobre una muestra de heces.

Y si sale positivo, es que yo tenía razón.

-¿Lista, para despedirte?

-Pues la verdad es que no me hago a la idea.

Menos mal que es temporal.

-Mucha suerte en tu nueva aventura. -Ah... Muchas gracias.

Nos vemos pronto. -Sí.

Subtitulación realizada por Teresa García Romá

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 05/06/18 (2)

Centro médico - 05/06/18 (2)

05 jun 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 05/06/18 (2)" ver menos sobre "Centro médico - 05/06/18 (2)"
Programas completos (1102)

Los últimos 1.115 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios