www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4624446
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 05/06/18 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

Camilo llega a Urgencias con Elvira, su hermana,

y una amiga, María,

porque le duele fuertemente la espalda.

-Ay, ay, ay. -Por favor.

Un médico, un médico.

Alguien que le pueda atender por favor.

Hola, buenas tardes. -¿Qué pasa?

Ha bajado del tren

y ha empezado a ponerse malo, malo, malo.

Nada, el alcalde, como buen político que es,

quería llamar la atención y se ha puesto malito.

Déjalo así, las ironías para luego.

Está malo.

Me duele muchísimo aquí, con sudor frío.

Vale.

Mi hermano es el alcalde de nuestro pueblo

y ha venido a la ciudad a entrevistarse con un escultor.

Para conseguir una escultura

y ponerla en una rotonda que va a hacer en el pueblo

por el bien del tráfico, eso dice.

Cuando en el pueblo no hay tráfico, ni siquiera en fiestas.

En el ayuntamiento, yo represento a la oposición.

Y cuando nos enteramos que Camilo venía aquí,

me presenté para quitarle la idea de la cabeza.

A ver, en nuestro pueblo

no hace falta ni una rotonda

ni mucho menos una escultura.

Camilo, ¿cómo es el dolor?

¿Está localizado exclusivamente en la espalda,

o se va a algún sitio?

No, es como si me viniera del bajo vientre hacia aquí,

hacia atrás, hacia los riñones.

¿Lo relacionas con algo?

Pues digo yo que si,

es a lo mejor por el baloncesto.

Porque yo llevo bastante tiempo jugando baloncesto muchos años.

Por alguna lesión o algo.

-Vale. ¿Es la primera vez que te pasa? -Sí.

No, no, no. No es la primera vez.

¿Y cómo sabes tú eso?

El otro día, en el Pleno, le pasó lo mismo.

-Sí, es verdad.

Bueno,

no tiene fiebre, y la tensión, 11,7.-Vale.

¿Estás diagnosticado de alguna enfermedad importante?

Bueno, tuve un infarto hace 12 años,

que por eso dejé de fumar,

y soy algo hipertenso.

Voy a explorarte del abdomen.

Pon las manos hacia los lados.

Durante la exploración, le he realizado la puño percusión

y el signo de Murphy y el Blumberg

para descartar que tuviese piedras en los riñones

o en la vesícula biliar o apendicitis.

Y todas las maniobras han salido negativas.

(Música)

Esperanza Jara,

conocida por echar las cartas en un programa de televisión,

viene a ver a Lucía convencida por su representante.

Hemos venido porque me he empeñado yo.

Si no, Esperanza no viene al psicólogo ni loca.

Pero si yo creo en la psicología.

Vamos, de hecho, yo soy parapsicóloga.

Lo sé, lo sé,

porque alguna vez he visto tu programa.

De estas noches que no puedes dormir, sí, sí.

Y tienes un conocimiento bastante bueno

del comportamiento humano.

Ay, es que a mí el comportamiento humano me fascina, doctora.

-Bueno, yo las dejo solas, ¿eh?

Te espero fuera, Esperanza.

No hace falta.

Si yo no me voy a perder.

Doctora, no se deje liar.

Aunque lo niegue, lleva una racha bastante tristona.

Pero bueno, pero ¿cómo quiere que esté?

Si llevo todo el día escuchando penas y problemas de la gente.

¿Cómo quiere que me anime?

Yo siempre he sido muy sensible y muy empática, ¿sabe?

Quiero decir que conecto mucho

con el estado emocional de las personas

que tengo al teléfono

o con quien tengo enfrente.

Y la verdad es que a veces vienen con algunas historias

que me dejan hecha polvo, la verdad.

Si fuera por mí sola,

yo no tengo problema de ningún tipo.

Mire usted,

tengo una audiencia extraordinaria,

los productores y la cadena están encantados conmigo.

-¿Pero?

-No, no,

si no hay pero.

No hay pero.

La gente me quiere, la gente me sigue.

Lo que pasa es que yo,

comprendo que a veces digo las cosas

demasiado bruscas.

Es que soy muy directa.

¿Para qué me llaman?

¿Para decirles lo que ellos quieren oír?

Pues no.

Yo digo lo que veo y lo que creo,

lo que estoy viendo en mis cartas.

No les voy a decir lo que ellos quieren oír.

Pues no.

Aunque a veces es,

es muy duro.

Es muy duro hablarle así a la gente

que va desesperada.

¿Qué es lo que tiene, doctora?

Pues es que todavía no lo sabemos,

porque puede ser desde un dolor mecánico

por una afectación de los huesos o los músculos,

hasta un dolor visceral.

Así que voy a hacerte una radiografía de la columna lumbar,

una placa de abdomen,

una analítica de sangre

y un electrocardiograma por tus antecedentes también.

-Ya, pero ¿para el dolor no me pueden dar nada?

-Sí, tranquilo,

que ahora te administraremos analgésicos intravenosos,

no te preocupes. -Muchas gracias.

Está usted invitada a las fiestas de mi pueblo,

que son espectaculares.

A ver, alcalde,

que a mí también me gustan las fiestas de los pueblos,¿eh?

Hombre, por supuesto, usted está invitada también.

Pues muchas gracias.

Ahora te quedarás en observación.

Mejor.

Así, cuanto antes sepáis lo que tengo,

antes me puedo curar

y puedo irme a ver al escultor.

-Sí, para que te haga una estatua tuya ecuestre, ¿no?

Mira, Elvira, no empieces otra vez.

Lo mejor y lo más importante es que te pongas bien.

Ya, ya.

Bueno,

pues vamos con esa extracción. -Vale.

-Vale. ¿Tomas algún tipo de medicación?

No. No, no, no.

¿Y alcohol o drogas?

-Eh... Bueno, antes sí, ahora...

Es que usted no sabe cómo es el mundo de la tele por dentro.

Es muy duro.

Vamos, de hace mucho tiempo ya para acá,

nada de nada.

Pues eso está muy bien,

porque las drogas multiplican las posibilidades

de tener algún tipo de problema mental.

Bueno, me gustaría saber

si te agobia la popularidad.

¿A mí?, qué va.

Si a mí me ha encantado desde siempre ser famosa.

A mí me encanta eso de que la gente te quiera y te siga.

A mí sí, pero bueno.

Mire usted, doctora, yo de pequeñita siempre he sido gordita.

Usted sabe los problemas que acarrea eso.

Sí, pero a veces parece que lo tenemos todo para ser feliz,

pero no estamos bien.

Ya.

Sí, sí, en realidad,

alguna que otra vez me siento un fraude,

la verdad.

Y no soy feliz.

Últimamente,

me encuentro muy decaída,

muy triste...

Me cuesta conciliar el sueño.

No estoy bien, no.

¿Tienes algún antecedente familiar de personas con depresión

o con algún tipo de problema mental?

No, bueno, mi padre.

Mí padre sí, sí, a mi padre también

le costaba conciliar el sueño

y no trabajaba, no iba a trabajar, en fin.

Eso sí. -Bueno.

Esperanza, todo apunta a que tienes un cuadro depresivo.

Pero antes me gustaría descartar

que tengas algún tipo de problema orgánico.

Entonces, voy a pedir que te soliciten unos análisis,

¿Vale?

Perfecto. -Bien.

Algunos desajustes en nuestro organismo

pueden provocar síntomas similares a una depresión.

Como la anemia, una infección o tener los niveles de iones bajos.

Por eso he pedido que le hagan un análisis.

(Música)

Tras hacerle una analítica y un electrocardiograma,

la doctora Marco le realiza una radiografía de abdomen

y de columna lumbar a Camilo.

Ya tengo los resultados de todas las pruebas. -¿Y?

El electrocardiograma está bien.

La analítica de sangre y de orina también son normales.

Pero en la radiografía de abdomen

y en la radiografía de la columna lumbar

hemos visto que los bordes de las vértebras están algo picudos.

¿Y...?

Esto es debido a la artrosis.

Por la edad.

Ya, pero ¿por eso es el dolor?, ¿por eso me duele?

Pues sí, en principio lo que tienes es una lumbalgia.

De todas formas, me gustaría verte en unos días en la consulta

para ver cómo evolucionas. -Vale.

No hay problema, si ahora con el tren,

se viene rápido.

Estupendo.

Pues ya sabes que tienes que continuar

con el tratamiento analgésico

y luego te digo cuándo tienes que volver.

Doctora, además del tratamiento analgésico, ¿necesita una...?

Perdona, ¿desde cuándo eres tú su mujer?

-Hombre...

-Dime qué tratamiento tiene que seguir mi hermano.

Pues desde luego que el baloncesto

lo tienes que dejar por unos días.

Para disminuir los síntomas de la lumbalgia

se puede aplicar frío y calor alternativamente.

Y en la cama, al dormir,

hay posturas que disminuyen la presión en la zona lumbar

y alivian el dolor.

Si duermen de lado,

se pueden colocar en posición fetal,

con las rodillas hacia el pecho,

y poner una almohada entre las piernas.

Y si duermen boca arriba,

la almohada se colocaría debajo de las rodillas.

Tendrás que dejar de hacer tus actividades normales

durante unos días,

pero luego reincorpórate al ritmo normal.

Y también haz ejercicio físico

para fortalecer la musculatura lumbar.

Eso es muy importante para prevenir la lumbalgia.

-Ajá. Vale, muy bien.

-¿Tienes alguna pregunta?

No, nada, ninguna, muchas gracias.

De nada, pues luego te digo cuándo tienes que volver.

-Vale. -¿Vale?

-Gracias. (AMBAS) Gracias.

-De nada. Chao.

Eres tremendo, hermanito. ¿Qué?

¡Que eres tremendo!

¿Cómo puedes pensar de verdad que esa rotonda

va a mejorar el tráfico del pueblo?

Y lo de la escultura es una auténtica estupidez.

-Bueno, mira, ya estamos otra vez, Elvira.

Pero ¿cómo tengo que explicar

que lo único que yo quiero es mejorar el pueblo,

que haya más turismo?, y la única...

Camilo, es una cabezonería tuya lo de la escultura

y lo de la rotonda.

Al pueblo no le hace ninguna falta.

Pero ninguna.

Escúchame, si es igual lo que digas.

El presupuesto ya está aprobado por el consejo municipal,

o sea que se va a hacer y punto pelota.

¡Eres un imbécil, un cabezón y un idiota

!Y no te soporto cuando te pones así!

¡Vas a meter la pata de lleno!

Hala, muy bien.

No pasa nada, adiós.

No me mires con esos ojos porque no...

No voy a cambiar de opinión.

Camilo, de verdad.

Yo no aguanto más sin poder decir que tenemos esta relación, de verdad.

Ya,

pero, si esto se supiera en el pueblo,

tendríamos que salir de allí corriendo.

Ya.

Adiós a nuestras carreras políticas.

Ya.

(Música)

El doctor Cabrera acaba de comprobar las constantes de Esperanza Jara,

la paciente con síntomas de depresión.

Bueno, Esperanza,

nos queda esperar a los resultados de la analítica.

¿De acuerdo?

En principio, todo parece normal.

Lo que viene siendo el pulso,

la tensión y la auscultación. ¿OK?

Perfecto.

Y los análisis no tardan mucho, ¿no?

No, nada. Un ratín de nada.

Entonces, ¿se puede ir a la cafetería a esperar? -Sí.

¿Me avisas tú o qué?

-Claro.

Percibo yo una corriente muy intensa entre los dos.

Es que yo soy tarotista, ¿sabe usted, doctor?

Ah, ya.

Sí. Pero vamos,

para percibir eso no hace falta ser adivina.

¿Qué es eso? No es nada, Clara.

-¿Cómo que nada? ¡Ese es Molina!

¿Qué pasa?

Es un audio en el que Molina confiesa

qué es lo que ha hecho con la Fundación.

¿Pero qué me dices?

Sí, es una grabación

en la que Molina se incrimina claramente.

¡Madre mía! ¿Y qué ha dicho Romero?

No ha dicho nada porque todavía no le he dicho nada.

¿Cómo? ¿Y eso por qué?

Clara, es que tengo un conflicto,

porque, aunque en la grabación sale perjudicado Molina,

también sale incriminándose mi hermano Carlos,

y esto le destrozaría la vida.

¡Madre mía, qué panorama!

¿Y qué piensas hacer?

Porque no te irás a callar, claro.

Todavía no he decidido nada.

Hola.

Hola. -Hombre.

Estás invitada.

-Muchas gracias. -Mira, ya está ligando.

Que ya tenemos el resultado de los análisis. -Bien.

-Estás estupenda de salud.

Pero también, eso quiere decir, que igual es más probable

que tengas un cuadro depresivo. -Bueno.

Y me gustaría derivarte al psiquiatra.

-Yo creo que se sigue exagerando.

Pero, en fin, yo confío en usted.

Si usted está más cansado de lo habitual, se siente irritable,

le cuesta conciliar el sueño,

tiene pensamientos recurrentes negativos,

como sentimientos de culpa o inutilidad,

y ha dejado de disfrutar de cosas que antes le hacían feliz,

es posible que tenga una depresión.

De la misma manera que yo le pido a mis oyentes

que crean en la parapsicología,

yo tendré que creer en la psicología. ¿O no? -Vale.

También le pasará a usted algo de esto.

Sí, eso de que su compañero,

con eso de que han hecho a carrera de medicina,

y usted no,

pues alguno se habrá reído alguna vez.

Bueno, reído no, pero hay de todo.

No, si es lo que pasa.

Cuando los demás dejan de confiar en ti,

tú terminas teniendo poca fe en ti misma.

(Sirena)

Camilo, el paciente con una posible lumbalgia,

vuelve al hospital en ambulancia antes de lo previsto

porque ha tenido un empeoramiento.

¿Qué ha pasado?

El paciente se queja de un fuerte dolor en la zona lumbar.

Ay, doctora. -Vamos a Reanimación.

Me duele muchísimo. -Vamos.

Camilo, por Dios.

Vaya susto que me he llevado esta mañana cuando me has llamado.

Sí, susto me he llevado yo esta madrugada,

pensaba que se moría del dolor.

¿Se quejaba mucho?

¿Cómo llevas el tema de la rotonda?

¿La rotonda?

Han pasado dos días.

¿A mí qué me importa el tema de la rotonda ahora, Elvira?

¿Pero qué estás pensando?

Que tu hermano está malísimo.

-Bueno, malísimo, tiene una lumbalgia.

Pues a lo mejor no tiene una lumbalgia.

Yo creo que a veces le echa cuento, incluso.

Pero qué poco le conoces, ¿eh?

Bueno,

¿Te puedo preguntar algo?

Pero si me lo vas a preguntar igual. -Pues sí.

Tú y mi hermano estáis juntos, ¿verdad?

¿Qué es lo que tiene, doctora? -¿Qué le pasa?

A ver, chicas, tranquilas.

Le hemos puesto morfina para el dolor,

pero por el tipo de dolor que tiene

y la presión arterial, que está muy baja,

desde luego que la lumbalgia queda descartada.

¿Morfina?

Ahora vamos a hacerle un angio-TAC.

Ah, un angio-TAC. -¿En qué consiste eso?

Es un TAC, pero es especial porque vamos a inyectarle contraste

para ver bien las arterias.

Y eso es muy delicado, ¿no?

Es como un TAC.

No es invasivo.

Y va a quedarse ingresado.

Ay, ingresado. -¿Cuántos días?

Vamos a ver cómo evoluciona. -Vale.

¿Qué hacemos? ¿Esperamos aquí?

Sí, ahora quedaos aquí

hasta que sepamos el número de la habitación

y podáis pasar a verle.

-Vale, muchísimas gracias. -Muchas gracias. -Nada.

Que se queda ingresado.

No he querido asustarles,

pero la sospecha diagnóstica que tengo es realmente grave,

así que vamos a hacer rápido la prueba y a salir de dudas.

(Música)

En Psiquiatría, confirman que Esperanza,

la popular tarotista de la televisión, sufre depresión,

y le recetan un antidepresivo.

Gracias.

Encantada.

¿Qué tal, Esperanza? ¿Cómo ha ido todo?

Pues nada, aquí, que me han recetado un antidepresivo.

Por lo visto,

todo el mundo está de acuerdo en que lo que tengo es una depresión.

Ya.

Anda, quién me lo iba a decir a mí cuando venía para acá.

Te entiendo perfectamente.

A menudo la depresión pasa de manera inadvertida

y no nos damos cuenta.

Ni siquiera una vidente como yo.

Bueno, Esperanza,

lo primero que voy a hacer es pasarte unos test

para ver el grado que tienes de depresión, ansiedad y estrés.

Después, vamos a buscar las causas que te han provocado la depresión,

y te voy a dar herramientas

para tratar de solucionarlo lo antes posible.

Lo que sí te voy a pedir, por favor,

es que no dejes la terapia hasta que te dé el alta.

Ya le he dicho, doctora, que yo confío plenamente en usted.

Genial.

En las primeras sesiones de terapia con un psicólogo,

normalmente el paciente nota una notable mejoría.

Y a veces piensa que está curado.

Pero el proceso de mejoría o de curación de una depresión

es un proceso lento.

Vas a seguir teniendo revisiones con el psiquiatra

para que vea cómo va evolucionando, la medicación.

Y ya está.

Una cosa, ¿qué tiempo tarda en hacer efecto la medicación?

Pues entre 10 días y un mes.

¡Qué barbaridad!

Yo pensaba que iba a ser más rápido, ¿eh?

Sí, bueno, todo a su tiempo.

De todas maneras,

yo te voy a dar herramientas para que puedas dormir mejor,

para que te baje un poco la ansiedad...

Así que confía.

Claro, perfecto.

Cuando comenzamos el tratamiento con un paciente,

lo primero que intentamos ver

es las expectativas que tiene de su vida

y cómo cree que tiene que ser.

Y luego, la realidad, y cómo se siente.

Lo que hacemos es intentar equilibrar estas dos cosas.

(Música)

El radiólogo y la doctora Marco le están terminando

de realizar un angio-TAC a Camilo,

el paciente con un fuerte dolor de espalda.

En el angio-TAC, hemos confirmado

que Camilo tiene un aneurisma de aorta.

Es una dilatación de la pared de la aorta,

pero el problema es que este aneurisma está roto.

Por eso tenía tantísimo dolor y la presión arterial tan baja.

Es una situación muy grave

y va a ser intervenido de extrema urgencia.

Pero, aun así, el riesgo sigue siendo elevado.

El equipo de Cirugía Cardiovascular del hospital

está interviniendo a Camilo de un aneurisma roto

de la aorta abdominal.

Querías agua, ¿no? -Gracias.

No hace falta que me taladres con la mirada.

Piensas que soy una traidora,

por lo de la rotonda.

¿Tú qué crees?

Te he dicho que confiaras en mí,

que yo me encargo,

que estoy moviendo a otros silos,

que tu hermano está enfermo ahora, Elvira.

Lo único que pienso es que tienes un gusto malísimo para los hombres.

Os pareceréis un poquito, ¿no?

Somos clavaditos.

Confía en mí, Elvira.

Te pido una cosa, por favor.

A ver. -Discreción,

discreción.

-Tienes miedo, ¿verdad?

Sí, claro.

Si se enteraran allí, en el pueblo,

tú y mi hermano perderíais toda la credibilidad y el poder.

Que no es eso, Elvira, que no es eso.

¿Que no es eso?, me das asco,

María,

me das asco.

Pero porque pensaba que tú eras distinta

y que tus valores eran verdaderos.

Pero veo que eres otra política más que vela por su propio trasero.

¿Cómo está, doctora?

Han conseguido controlar la situación.

Además, el cirujano cardiovascular ha colocado una endoprótesis

en el área dañada de la aorta

para reforzar la pared de la arteria.

Ahora van a subirle a la UCI

y tenemos que esperar a ver cómo evoluciona.

¿Pero está grave, está bien?

No os voy a engañar, es una situación delicada.

(Música)

Esperad aquí y ya os informarán.

Gracias, doctora, muchas gracias. -Gracias.

María...

(Música)

Vamos, es que yo no sé ni cómo ha podido pasar esto, de verdad.

No entiendo, vamos, de verdad.

Pero vamos a ver,

¿cómo se te ocurre ponerte a hacer el numerito del cuchillo

en el estado en el que estás? -Pero si la culpa la has tenido tú.

La culpa la has tenido tú. -¡Qué voy a tener yo la culpa,hombre

-¿A ti quién te manda venir a llamarme por detrás

cuando estoy haciendo el número de los cuchillos?

¡Es que no tendrías que hacer el número, de los cuchillos, hombre!

-¿Cómo que no? A ver si ahora me vas a dar otra vez.

Me voy.

Me vas a decir tú a mí lo que puedo hacer.

Lo estoy haciendo desde chica, y ahora voy a fallar.

La culpa ha sido tuya. -¿Ha terminado ya?

No, no termina, anda, vete ya.

Sí, me voy a tomar un café, porque al final...

Anda, vete ya, sí.

Vete ya, vete ya.

Esperanza se ha hecho un corte muy feo

en la base de uno de los dedos de la mano izquierda.

Y teniendo en cuenta que estaba en un estado maníaco,

podría haberse seccionado uno de los tendones.

Pero, por suerte, todo se ha quedado en unos simples puntos de sutura.

Pensaba que Esperanza estaba mejor con la terapia

y las pastillas que le recetaron,

Pero no, ahora está muy exaltada todo el tiempo

y no deja de hacer cosas.

El otro día estuve en su casa

y tenía paquetes y bolsas recién compradas por todos lados.

También creo que ha vuelto a beber.

Hemos terminado ya la entrevista, ¿no?

Perdonad.

Que te estaba escuchando,

y también me ha dicho el doctor Cabrera que, por lo que parece,

es posible que Esperanza no tenga depresión,

que tenga un trastorno bipolar.

¿Sabes lo que es?

Normalmente, los pacientes pasan de periodos de mucha actividad,

mucha euforia, a períodos depresivos.

Ahora, posiblemente esté en la primera fase no,

en esa fase maníaca.

Bueno, iré a hablar con ella.

¿Y por qué sucede todo esto?

Pues no se sabe.

Hay factores de riesgo, genéticos, puede ser porque ha consumido drogas.

Incluso por haber tenido una dificultad al nacer.

En fin,

hablo con ella, ¿vale? -Vale. Gracias, doctora.

-Hola. -Hola, hija. ¿Cómo estás?

-Bien. ¿Y tú qué tal? ¿Cómo estás? -Qué guapa. Uy, me ha dolido esto.

Uy, qué dolor.

Nada, hija, que estaba haciendo el juego de los cuchillos,

que yo estoy acostumbrada a hacer eso.

Vamos, desde chica.

Pum, pum, pum, pum, pum.

Pues nada, no me he dado cuenta y, ¡pum!,

por culpa de mi manager.

Anoche lo hice en la tele, ¿no lo viste?

No, no, no.

¿No lo viste? -No.

Que no lo viste.

Anda que no haberlo visto...

Es que sales muy tarde. -Ya.

¿Qué tal te está sentando la medicación? -Bien.

Yo me encuentro divinamente.

Muy bien, muy bien. Estupenda, estupenda.

Me gustaría que te viera el psiquiatra, a ver cómo va todo.

¿Pero por qué?

Si a mí me están sentando muy bien las pastillas,

yo me encuentro muy bien.

De verdad, que estoy estupenda, ¿eh?

Esperanza. -¿Qué?

¿Tú confías en mí? -Yo sí.

Pues vamos al psiquiatra. -Bueno, venga.

Venga, vamos al psiquiatra.

Te cojo esto. -No, si yo puedo.

Aunque esto duele.

Pero yo pongo aquí la manita y ya está.

(Música)

Camilo, el paciente al que han operado de un aneurisma,

espera a que le hagan una consulta de control.

-Hombre. Vaya susto que me has dado, Camilo.

¿Qué te pensabas,

que te iba a librar fácilmente de tu rival político?

Eso es buena señal, que tengas sentido del humor.

Oye, ¿sabes que Elvira ya sabe lo nuestro?

¿Qué dices?

¿No habrá dicho nada a nadie?

Bueno, ¿y qué importa si le ha dicho algo a alguien?

Nos da lo mismo.

Claro que importa. Claro que importa, María.

Que no importa, Camilo.

Mira, Elvira me ha hecho abrir los ojos

y me ha hecho ver,

que el buen político es el que vela por los intereses de los ciudadanos

y no por el suyo propio.

Ya.

¡Que se entere el pueblo que estamos juntos!

Nosotros vamos a hacer buena política.

Y es más,

si dos personas que piensan diferente son capaces de ser pareja,

eso es un ejemplo de democracia estupendo.

Que no.

Que te digo yo que el pueblo eso no lo va a entender nunca.

Ay, no subestimes al pueblo tanto.

Mira, si se enteran, no nos vuelven a votar en la vida.

Ni a ti ni a mí.

Y eso es lo que más te importa, ¿verdad?

No, hombre no, no es eso.

Ya.

Pues que sepas,

que esta discrepancia no la vamos a solventar.

Hola.-Hola.¿Qué tal? -Muy bien.Vamos a ver,

cómo evoluciona el señor alcalde.

Eso, a ver si,

evoluciona.

¿Qué tal, Camilo? ¿Cómo te encuentras?

Bien, mejor. -¿Sí?

A ver, una duda que tengo, señor alcalde.

-A ver. ¿En su pueblo, en las fiestas,

hay paellas de estas, grandísimas de concurso,

y panes kilométricos o qué?

Pues la verdad que no, pero...

me estás dando una idea, ¿eh?

Uy, tiene fiebre.

Ya, ya lo he visto.

Por la fiebre de Camilo, le hemos hecho un TAC de control

y se han visto signos de infección en la endoprótesis.

Es una complicación bastante frecuente

en este tipo de intervenciones.

Y como todavía no sabemos qué bacteria

le está produciendo le infección,

la hemos sacado unos hemocultivos

para hacerle unos cultivos de la sangre,

y le hemos administrado un antibiótico de amplio espectro.

Pero la situación es muy delicada.

(Música)

“Después de reajustarle el tratamiento en Psiquiatría,

Esperanza aguarda en observación a que su estado mejore”.

Gracias.

Tú ya te puedes ir, ¿eh?

Que yo estoy estupendamente.

Con lo que me han dado ahora, estoy estupendamente.

De eso nada.

No te vuelvo a dejar sola.

Sí, vamos, ni que yo fuera tu hija.

Mi hija no, eres mi amiga.

Yo lo que soy para ti es la gallina de los huevos de oro.

Vamos, que yo esté trastornada no quiere decir que yo sea tonta.

¿Pero qué dices, Esperanza?

Estás equivocada, que yo me preocupo por ti.

(RÍE SARCÁSTICAMENTE)

Venga ya, hombre.

Venga, que te vayas, que te vayas ya.

Que si no, me van a tener que dar otro chute de esos.

Uy, lo que me está saliendo.

Quita, que lo vuelvo a echar.

(Música)

La doctora Marco ya dispone de los resultados

de los cultivos de sangre

para saber qué bacteria le afecta a Camilo en su infección.

Ya sabemos el agente que te está produciendo la infección.

Es una bacteria que se llama Streptococcus pyogenes.

Por suerte, el antibiótico que te pusimos

cubre este tipo de infección.

Ahora vamos a continuar con la misma medicación,

y, poco a poco,

te irás encontrando mejor hasta que te demos el alta.

Será en unos días, ¿eh?

Hola, he escuchado que le vas a dar el alta.

Hola, sí, bueno, todavía tiene que estabilizarse,

pero sí, en pocos días.

Qué bien.

Bueno, Clara, te dejamos que hagas tu trabajo.

Si quieres, te lo explico todo fuera.

Vale, perfecto, ahora vuelvo.

Hasta ahora. -Hasta ahora.

Pero, hombre, anímese, si va todo muy bien.

Bueno.

Además, nos tiene que preparar una buena fiesta

para cuando vayamos.-Sí.

(Pasos)

Le dejo con María, hasta ahora.

Anímale. -Sí, gracias.

Bueno, ahora que estás más tranquila,

voy a tomar un cafelito.

Vete, vete. -Descansa.

-Hola, Esperanza.

Hola, hijo.

¿Qué tal? -Bueno.

¿Cómo ha sido? -Bien. -La verdad es que bien.

Aquí, un poco mareada.

Un poco adormilada, la verdad. -Sí.

No me encuentro yo, bien pero, bueno,

como ahora estar bien también es malo...

No es eso, Esperanza.

La explico.

A ver, se habrá dado cuenta de que ir por ahí

clavándose cuchillos en la mano no es un comportamiento muy normal.

Está bien, lo reconozco.

Tiene usted razón.

Pero yo estoy acostumbrada a hacer eso mucho.

Yo no creía que me iba a pasar esto.

Pero tiene razón.

Me acaban de decir que va todo bien, que,

Y que me voy a poner bien pronto.

Ah,

o sea que estás mejor, claro.

Eso parece.

Muy bien.

Me han dicho que me has llamado porque querías hablar conmigo.

Sí,

sí,

Bueno, te he llamado porque,

porque he estado pensando y...,

y no quiero estar sin ti.

Ya está.

Es lo que hay.

Ay, Camilo, parece mentira que seas político,

porque acabas de soltar el peor discurso de tu vida.

Estoy en baja forma.

“Ay, estoy en baja forma”.

Pobrecito,

¿quieres que te ayude?

Venga.

¿Te digo cómo tendrías que hacer bien el discurso?

-Sí.

Alcalde. -Sí.

-Bueno, pues mira. -A ver.

Tendrías que decir:

“Sopesando los pros y los contras,

he decidido, que ,la señorita María Olmo tenía toda la razón

y que, efectivamente,

voy a proceder a publicar nuestra relación,

porque es más importante,

el amor...

que la política”.

¿Qué te parece?

Te ha quedado,

niquelado.

Ay, mi alcalde.

Ahora,

la rotonda la voy a hacer, ¿eh?

No hay rotonda.

¿Cómo que no hay rotonda?

Que no hay rotonda.

¿Cómo no va a haber rotonda?

Que no, que lo he estado investigando,

y resulta que la rotonda la quieres poner en una calle

que es la Cañada Real.

Y por la Cañada Real, no se puede,

hacer ninguna edificación porque tienen que pasar las ovejas.

¿Pero me lo estás diciendo en serio?

Te lo digo en serio.

Que no hay rotonda.

Que cuando quieras, te traigo los papeles.

Que sí.

(Música)

Unos días después,

Esperanza vuelve preocupada por el nuevo tratamiento

que le han puesto.

La verdad es que estoy un poquito mejor.

Bueno, me alegro.

Pero una cosa le quería comentar.

Estoy todo el día dormida.

Todo el día con una somnolencia.

Se ha acabado mi alegría, mi actividad, mi energía,

que es precisamente lo que a mí me ha hecho famosa.

Y así no puedo estar.

Ah, otra cosa.

Me han comentado que los medicamentos que esto tomando engordan,

y eso es un lujo que yo no me puedo permitir

trabajando en la tele, la verdad.

Bueno, pues lo estudiaremos.

A mí lo que me gustaría preguntarte es si de verdad

estás a gusto en la televisión.

Es que me da la sensación de que te está produciendo

muchísima ansiedad.

Yo qué sé.

La verdad es que siempre he pensado

que esto era lo que yo quería hacer toda mi vida,

que era lo que realmente me iba a hacer feliz,

pero es que últimamente veo

que lo único que tengo son,

preocupaciones, frustraciones...

No sé si me compensa.

Yo tengo que tomar determinaciones.

Me parece muy bien.

¿Vamos a ver al psiquiatra para que te ajuste la medicación?

Venga.

El psiquiatra le ha cambiado la medicación a Esperanza

porque no le acababa de sentar bien,

y además, había días que se olvidaba de tomarla,

así que ha decidido inyectarle litio una vez al mes

para que no se tenga que tomar una pastilla cada día.

Tenemos que tener en cuenta que el trastorno bipolar

es un trastorno crónico,

pero con la medicación adecuada se puede hacer vida normal.

Yo sé, Esperanza, que es un rollo,

pero tenemos que ir ajustando el tratamiento

hasta que encontremos la dosis mínima necesaria

para que te encuentres bien.

Sí, pero, de todas maneras, doctora,

yo creo, que es el momento justo para tomarme un descanso.

Yo tengo que tomar ahora decisiones muy importantes

y tampoco estoy bien del todo como para hacerlo.

Llevo todo el día escuchando penas a la gente,

y así no puede ser.

Me parece muy bien además.

Hola. -¿Estás ya?

Tengo el coche en doble fila.

Me parece que me voy a ir andando.

¿Andando?, ¿Cómo andando?,

Andando no vas a llegar a tiempo a grabar.

No, es que yo no voy a grabar.

¿Cómo que no vas a grabar?

No voy a grabar.

Bueno, doctora, muchas gracias, por todo.

Vale, que vaya todo bien.

(Música)

¿Has pensado ya qué vas a hacer con la grabación de Molina?

Clara, no me metas más presión con el tema, por favor.

Bueno, hija, pues mira, yo...

Ya está.

Si quieres, te hablo del paciente.

Pues si te apetece...

Oye, ¿tú sabes que el alcalde y su oponente estaban juntos?

Pero ya de antes, eh.

Eso ya lo sabía yo, vamos.

Desde el primer momento.

Además, ella ha conseguido que se haga

lo contrario que él quería.

Que no van a hacer la rotonda.

Pues te digo una cosa, admiro a esa mujer.

Me parece extraordinaria.

O sea, que sepa unir y respetar sus ideales

con lo que siente y con su forma de pensar.

Pero esto por encima de lo que siente por él, ¿eh?

Me parece extraordinario, te lo digo en serio.

¿Qué?

Que estás hablando del paciente, pero estás hablando de mí, Clara.

¿Ah, sí? -Sí, que no soy idiota.

Tienes razón.

Y tienes razón porque a mí también me gusta

ser coherente con lo que siento y con lo que pienso.

Lo sé.

Bueno, y... ¿qué vas a hacer con eso?

Pues mira, mi hermano lo ha hecho fatal,

así que le voy a dar ese audio a Natalia.

Bueno...

no me esperaba menos de ti.

  • Centro médico - 05/06/18 (1)

Centro médico - 05/06/18 (1)

05 jun 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 05/06/18 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 05/06/18 (1)"
Programas completos (1013)

Los últimos 1.026 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios