www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3855338
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 04/01/17 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Llaman a la puerta

¿Sí?

¿Se puede?

Qué tal.

Mónica...

es que no esperaba verte tan pronto.

Fuiste tú el que me dijiste que viniera a ver tu hospital

si estaba por aquí ¿no? -Sí, sí, claro que sí.

Si te pillo mal hay confianza. Vengo en otro momento.

No, no, de verdad, además estoy muy orgulloso del hospital

y me encantará enseñártelo.

Ahora las cosas han cambiado un poco, porque hay un nuevo director

y no es lo mismo.

Bueno, ahora me cuentas.

¡Madre mía, cuánto tiempo sin verte y de repente dos veces seguidas!

El otro día cuando te vi en el Congreso no me lo podía creer.

Digo, ¡aaah! Ramón, me hizo una ilusión.

Sí, porque ha pasado mucho tiempo.

Muchísimo, ¿cuánto? ¿20 años?

Quita, calla, calla.

Estamos mejor, estamos mejor. Ya está.

Oye, ¿quieres un café? -Me encantaría.

-Ahora tengo un hueco. -Venga, fenomenal.

Vamos aquí, a la cafetería del hospital.

Claro.

-Por favor, ven conmigo. -Que bien.

-Qué alegría, qué sorpresa. -Sí.

Natalia, ¿estás bien?

¿Ha pasado algo?

¿Puedo hacer algo por ti?

No me hagas más preguntas, por favor.

Estamos todos muy sensibles con el tema de Herranz...

Vale, déjalo ya.

Los informes de la 1. Gracias.

Mal día por lo que veo.

Oye, Clara, últimamente veo muy rara a Natalia,

¿tú sabes si le ha pasado algo?

Pues no, la verdad que no.

Lo siento, Javier, te tengo que dejar, hasta ahora.

Una ambulancia trae a Tino

tras haber sufrido un descontrolado ataque de un enjambre de abejas.

Yo acababa de llegar de mi clase de Pilates

y me estaba cambiando

cuando de repente he escuchado a Tino gritar y pedir auxilio.

He salido corriendo y me lo he encontrado rodeado de abejas.

Él viene de vez en cuando a arreglar el jardín.

-Hola. -Hola

Un café.

Qué divertido eres, de verdad.

Pues la verdad que hacía mucho tiempo

que nadie me decía que era tan divertido.

Entonces era muy necesario que nos reencontrásemos.

La verdad que sí.

Suena el busca

Me vas a tener que disculpar, tengo una urgencia.

No te preocupes, lo entiendo.

Si no te importa me voy a quedar por el hospital

porque me gustaría ver a la jefa de servicio de dermatología,

que escribí un artículo sobre la soriasis

y como es un tema sobre el que investigo,

si tengo la oportunidad de charlar con ella...

Así que si tardas poco estaré por aquí, seguimos con el café.

-Pues te veo luego. -A ver si es verdad.

Me voy.

A ver, Luz, cuéntame, ¿cómo está?

Tiene picaduras de abeja por todo el cuerpo,

tronco, extremidades, genitales...

-¿Estaba usted desnudo? -No.

Temo que vaya a entrar en un shock anafiláctico.

Una dosis de adrenalina. Por favor tómale la tensión.

Respira profundamente.

La adrenalina, rápido.

El shock anafiláctico es la forma más grave

en la que se puede manifestar una reacción alérgica.

Ya que puede derivar en una parada cardiaca.

Esto sucede entre los 10 segundos y las dos horas después

de haber sido expuesto a la alergia.

Normalmente puede ser o un medicamento

o algún alimento o la picadura de un insecto.

¿Qué te pasa, otra vez la tripa?

Uff, los gases.

Anda, tonta, que estás más nerviosa que yo.

Ven aquí, siéntate.

Y lo poquito que vamos a echar de menos estos pasillos, ¿eh?

-Y los cafés buenísimos. -¡Vamos!

Ay, mira, me has pegado el nerviosismo.

Anda, tonta, que con un poquito de suerte hoy es tu último día.

No, nuestro último día.

Mi hermana Rocío lleva mucho tiempo luchando contra un cáncer de colon

y bueno, hoy nos dan los resultados

de las últimas pruebas que le hicieron

y parece que puede que ya sea el final.

Ay, hermana, gracias, por haber estado ahí siempre.

Tras sufrir un shock anafiláctico y administrarle adrenalina,

poco a poco, Tino se va estabilizando.

Comprueba que no queda ningún aguijón en las picaduras, ¿de acuerdo?

Voy a ver si puede localizar a alguien de la familia.

Me parece que venía con la madre.

Gracias.

¿Familiares de Tino Jiménez?

Sí, soy yo.

Hola.

Verá, su hijo está estable.

Está en observación, así que en un par de minutos podrá pasar.

Muchas gracias, bueno en realidad...

¡Ay, Susana! Es la madre de Tino.

Somos amigas.

Le estaba informando que su hijo está estable, está bien,

lo voy a dejar en observación por lo menos hasta mañana,

y en un par de minutos podrán verlo.

¿Estable? ¿Y hasta mañana?

Ahora vendrá una enfermera para que puedan pasar.

-¿Me quedo tranquila de verdad? -Sí.

-¿No me está engañando? -¿Por qué te va a engañar?

Cuéntame qué pasó.

Pues nada, que venía de la clase de Pilates

y me estaba cambiando en la habitación,

cuando de pronto escuché a Tino gritar...

Pilates tú no lo tenías los martes.

Da igual, esta semana me lo ha cambiado la profesora.

Y cuando escuché a Tino gritar, salí y me lo vi rodeado de avispas.

De abejas, no te puedes imaginar

como estaba el pobrecito mío lleno de picaduras.

Y nada, me he venido para acá corriendo en una ambulancia.

Y tú, a ti te ha picado alguna.

No, a mí no me picado nada.

-¿Estás segura? -No, no me ha picado.

Que tú eres alérgica.

Sí, pero no me ha picado nada.

Yo te encuentro un poco mal. Siéntate.

Ya que estamos aquí, ¿quieres que llame...?

Sí, sí.

Voy a llamar a una enfermera

porque me parece que te ha debido de picar alguna.

Tengo...

magníficas noticias.

¿Cómo me puede hacer esto?

El último TAC de control confirma

que el cáncer está en remisión completa.

Cuando decimos que un cáncer está en remisión completa

nos referimos a que en ese momento no hay evidencia alguna de cáncer.

Es decir, la enfermedad, ha desaparecido.

Sin embargo se suelen realizar controles regulares,

eso sí, cada vez, más a largo plazo.

Leona, tanto luchar.

Has luchado tú igual que yo o más.

-¡Aaaah! -¿Qué pasa? ¿Otra vez la barriga?

¿Qué te pasa?

Que lleva unos días con un dolor muy raro.

Nada, que son gases, que de los nervios me da.

Podemos aprovechar, que te mire, ¿no?

Que no, que hoy toca celebración. ¡Venga!

Precisamente por eso.

Yo no tengo nada en contra de usted, pero que no,

que ya hemos tenido suficiente ración de médicos.

Hoy nos vamos por ahí a celebrarlo con amigas.

Si ya estoy bien.

Podemos celebrarlo en cualquier momento.

No tardaremos mucho.

Si quieres en 10 minutos estás celebrándolo.

Te exploro y te vas.

Vamos, que no me voy de aquí hasta que no te vea el médico.

Ay, cabezona. Venga.

Pasa a la camilla.

Túmbate y descúbrete la cintura.

La zona de fosa iliaca derecha está blanda,

pero presenta cierta defensa abdominal.

Es decir, los músculos se le contraen debido al dolor.

Esto sumado a que no presenta síntomas digestivos previos

que apunten a una irritación peritoneal,

me obligan a hacerle más pruebas

para ver si damos con un posible diagnóstico.

Incorpórate y siéntate otra vez, por favor.

¿Qué pasa, doctor?

¿Algo preocupante?

Si algo me ha enseñado la experiencia

es que cuanto más pruebas le hacen a una,

más posibilidades hay de que le encuentren algo.

Bueno, Pili, qué hacemos,

¿nos vamos sin saber si es algo importante?

Para prevenir que entre en anafilaxia

vamos a ponerle una dosis de adrenalina intramuscular.

Respire tranquila.

Luz, también corticoides.

Extraerle sangre.

Quiero una analítica urgente de encimas cardiacas

y un electro para saber cómo está respondiendo el corazón.

Carmen, ¿le duele el pecho?

Me temo que vaya a sufrir un síndrome de Kounis.

El síndrome de Kounis consiste en la aparición de una angina de pecho,

provocada por la reacción alérgica anafiláctica,

como la que probablemente haya sufrido la paciente.

Llévalo al laboratorio. Quiero los resultados cuanto antes.

-De acuerdo. -¿De acuerdo?

Carmen: Le voy a hacer una exploración.

Para ver si detecto alguna picadura de abeja. ¿De acuerdo?

-Le he dicho que no me ha picado ninguna abeja.

-Ya.

Pues la verdad es que no encuentro ningún indicio.

¿Recuerda usted si ha comido algo,

o ha tomado algún medicamento al que sea alérgica?

-No, que yo recuerde no.

No, no, no. No que yo sepa.

De acuerdo. Bueno. Vamos a esperar a los resultados,

para ver si averiguamos qué es lo que está provocando esta alergia.

A ver: He visto una masa sobre el ovario.

¿Qué?

Pe... ¿Pero estamos hablando de un tumor? ¿Cáncer?

A ver: Se trata de una tumoración que está sobre el ovario.

Es bastante grande y con la eco no puedo analizarla bien.

El tumor tiene zonas

que no dejan transmitir los ultrasonidos de la eco.

Por lo que será necesario hacer un TAC con contraste,

para determinar exactamente a qué nos enfrentamos.

Es cierto que vuestros antecedentes familiares,

pues... no son tranquilizadores.

Pero, en este caso, parece que no tiene nada que ver

con..., con el colon.

¿Y qué más da? Puede matarme igual, ¿no?

Oye, oye, no digas eso ni en broma, ¿eh?

Ya verás. Va a salir todo bien. Te lo prometo.

Es que no quiero ni pensar que...

Que mi hermana tenga que pasar por lo mismo por lo que he pasado yo.

Y mucho menos... No, no, es que no puede ser.

Natalia: ¿Qué pasa? ¿Que seguimos igual?

Mírame: ¿Has hablado con Javier?

No. Madre mía.

Tienes que hablar con él, pero ya. Tú no puedes seguir así.

No le quiero hacer sufrir, Clara. Es...

No sé. Pero ¿qué hacer sufrir?

Si lo que está sufriendo muchísimo ahora mismo

es porque te está viendo así. ¡Tan triste y tan mal!

Por favor, se lo tienes que decir, ¿vale?

Eh: ¿Me oyes? Díselo.

¿Qué?

Que lo pensaré, ¿vale? Gracias.

Venga.

Llaman a la puerta Hola.

Hola, doctor.

Bueno, Tino: ¿Cómo estás?

Bien. Un poco cansado y me duele, pero ya mejor.

De acuerdo. Te vas a quedar en observación, ¿eh?

Y posiblemente ya mañana te puedas marchar a casa, eso sí,

deberás seguir un tratamiento.

¿Carmen cómo está?

Que me ha dicho mi madre que ha pasado algo.

Sí, ha tenido un brote alérgico.

Ahora mismo le estamos haciendo pruebas y está en observación.

Lo que te cuento, en cuanto a la medicación:

Vas a empezar a tomar antihistamínicos

y corticoides orales.

Sobre todo para prevenir la recaída.

Eso sí: Necesito que en un par de días vuelvas

para hacerte un estudio alergológico.

Pero ¿cuándo vamos a poder ir a ver a Carmen?

A Carmen, yo creo que es mejor que esperéis a que esté de alta.

-¿De acuerdo? -Vale.

Bueno. Les dejo. Hasta luego.

Gracias, hasta luego.

Y la niña de Carmen ahora estará a punto de venir, Carlota.

No, Carlota no va a venir. Ha cogido el coche y se ha ido fuera.

Ah, y tú estás muy enterado, ¿no? De la vida de Carlota.

El doctor Blanco está sometiendo a Pilar

a un TAC abdominal con contraste,

para poder determinar si la masa tumoral que le ha detectado

sobre el ovario derecho es benigna o maligna.

Desgraciadamente el TAC no me ha permitido diferenciar

si Pilar tiene un cistoadenoma o un cistoadenocarcinoma.

Es decir: si se trata de un tumor de ovario benigno o maligno.

Aunque lo que me preocupa realmente es su ubicación.

¿Qué?

Rocío, no hay buenas noticias: Tu hermana tiene un tumor.

No, no puede ser. No puede ser.

Y hay algo más: En las imágenes he visto algo

que no he podido identificar en el hígado.

Pero ¿el qué? Javier, ¿qué?

Si sabes que no me entero cuando me hablas con términos médicos.

¿Qué es? ¿Qué tiene mi hermana?

Rocío: Tu hermana tiene un tumor de ovario.

En principio parece primario, que es lo normal en estos casos.

Pero me preocupa mucho lo que he visto en el hígado.

Así que la voy a dejar ingresada, y ya seguiremos haciendo pruebas.

-¡Hola! -¡Hola! ¿Qué tal?

Mira: Te presento a Lucía, que es mi mujer.

-¡Ay! ¡Encantada! -Igualmente.

-Ella es Mónica Fuentes: una... Una antigua compañera de la facultad.

-Ay, pues el caso es que me suena muchísimo el nombre,

pero no sé de qué.

-Mónica es dermatóloga.

Es que hemos coincidido recientemente

en el congreso del fin de semana pasado, y nada:

Le dije que viniera por el hospital y aquí está.

Pues yo tenía muchísimas ganas de conocerte.

Tenía mucha curiosidad por saber cómo era la mujer de Ramón,

ya que yo perdí la oportunidad.

-¿Tú eres Mónica? -Sí.

¡Encantada, de verdad! Perdóname. Guapísima, ¿eh?

Tu primera novia, madre mía.

Qué pena que no podamos hablar más ahora. Porque yo tengo un paciente...

Oye: ¿Quedamos luego para cenar los tres?

Me encantaría. Por mí bien.

Lo único que no ha venido mi marido en esta ocasión.

Pero bueno, cenamos los tres y seguimos hablando.

Perfecto. Yo ahora os tengo que dejar.

Que tengo una paciente, ¿eh? Luego te veo.

Bueno. ¿Y cuánto tiempo piensas quedarte?

No sé. Bueno, yo me voy ya.

Que tenéis mucho lío. Nos vemos luego.

Guapísima. Desde luego.

-Hasta luego. -Hasta luego.

Vamos a ir con prudencia, y paso a paso.

Te haremos una laparoscopia diagnóstica en el quirófano

para ver el alcance del tumor y...

Y ver si hay que dar algún paso más.

¿A qué paso se refiere?

Seguramente la extirpación de los órganos afectados.

¿Qué quiere decir? ¿Que puede quitarme el ovario o el útero?

Ser madre era el sueño pendiente de Pilar.

Y lo que temo ahora es que,

si esta maldita enfermedad se lo arrebata,

ella... pierda las ganas de luchar.

Creía que lo peor que le podía pasar a una persona era tener cáncer.

Pero ahora me doy cuenta que no:

que lo peor es ver cómo lo padece un ser querido.

No... No adelantemos acontecimientos.

Vamos a esperar a los resultados de la prueba.

El quirófano está preparado para mañana por la mañana.

Así ya saldremos de dudas. ¿De acuerdo?

Unas horas después de ser atendida por el doctor Ramón Landó,

Carmen recae y sufre dolor precordial y disnea.

Verá: Ya tenemos los resultados de los análisis y del electro.

Todo confirma que tiene síndrome de Kounis.

Es posible que haya algún daño cardiaco.

Para comprobarlo, vamos a volver a repetir los análisis y el electro.

Para ver la evolución con respecto al anterior.

He estado hablando con la doctora Ortega,

que es la cardióloga del hospital,

para ver cuál es el mejor tratamiento. ¿De acuerdo?

Y posiblemente sugerirá, pues hacer una ecocardiografía

y un TAC torácico.

Pero luego la vemos, y ella ya le va contando cosas.

¿Estás mejor?

¿Sabes? Hoy, más que nunca,

me vendría bien que fuéramos a casa dando un paseo.

He tenido un día difícil.

¿Seguro que estás bien?

Últimamente te veo como ausente.

Sabes que puedes confiar en mí, ¿verdad?

Claro que lo sé. Son cosas mías, Javier.

No sé. Últimamente estoy un poco así y ya está.

Pero ya sé que puedo contar contigo.

Nos vemos a la salida. ¿Vale? Vale.

La doctora Ortega decide el tratamiento farmacológico de Carmen,

y le realiza una ecocardiografía y un TAC torácico

para descartar la existencia de daño cardiaco.

La ecocardiografía ha confirmado que Carmen no ha sufrido daño cardíaco.

Pero en el TAC que le acabamos de realizar,

he descubierto un problema

por el que habrá que intervenirla lo antes posible.

Carmen: Eh... Hemos conseguido estabilizarte. ¿Vale?

Con el nuevo tratamiento farmacológico.

Pero siento decirte

que hemos encontrado un estrechamiento

de las arterias coronarias.

Supongo que debido a placas de ateroma.

Así es que hemos decidido realizarte un cateterismo de urgencia.

¿De acuerdo?

Además, en el cateterismo,

introduciremos un stent, farmacoactivo,

y lo pondremos en la zona estrecha de la arteria coronaria

para evitar que vuelva a cerrarse.

¿Y es muy complicada la operación?

Carmen: Te vamos a intervenir mañana. ¿De acuerdo?

Cuanto antes lo hagamos, menor cicatriz quedará

y así el corazón perderá menos contractilidad.

Y de esta manera se va a solucionar todo el problema.

Lo que no sabemos todavía

es que está provocando toda esta reacción alérgica.

Así que, cuando pase todo este asunto de la operación,

haremos un estudio alergológico, a ver si lo averiguamos. ¿De acuerdo?

Pero quédese tranquila. Que todo va a ir bien.

No es ni siquiera una operación. Es una intervención.

Para implantar un stent, introducimos un catéter

hasta la zona estrecha de la arteria.

Después introducimos una especie de balón,

que se hincha para dilatar la arteria.

Una vez abierta, introducimos el stent.

Que se adapta a las paredes para evitar que vuelva a cerrarse.

Lucía: Tenemos que darnos prisa,

que primero tengo que pasar por casa a recoger unas cosas.

Bueno, cariño: Hay tiempo de sobra, ¿eh?

Ya, pero bueno.

Además: no sé si he escogido bien el restaurante.

Vamos donde vamos siempre.

Ya, por eso. No sé si es el mejor sitio para llevar a un invitado.

No me habías dicho que era tan despampanante Mónica.

-¿Despampanante? -Sí.

No sería esa la palabra. Es guapa, y nada más.

¡Huy! Te estás poniendo muy exigente tú. ¡Guapa y nada más!

Un ginecólogo ha realizado una laparoscopia a Pilar,

y los resultados han confirmado sus peores sospechas.

Desgraciadamente, la laparoscopia y el posterior análisis histológico

han confirmado que el tumor en el ovario era una metástasis.

Y que el tumor principal

se encontraba en la parte final del colon.

Con lo que hemos tenido que extirpar el útero, el ovario,

la trompa afectada y... Y el colon.

¡Ay, cariño! ¿Cómo estás? ¿Cómo te encuentras?

-Bien. -¿Bien?

-Bien. -¿Sí?

¿Qué? ¿Qué ha pasado?

Estate tranquila ahora.

-¿Qué ha pasado, Roci?

No, no eran gases, ¿no?

Vamos a salir juntas de todo esto.

Y te recuperarás, igual que me he recuperado yo.

Yo no soy como tú, Rocío. Yo no voy a poder.

Escúchame: Gracias a ti, a mi hermana chica,

que ha tirado del carro como una campeona, mientras yo he estado mal,

he aprendido que...

Que la vida hay que afrontarla como viene, ¿no?

Aunque cada sopapo era lo que tú decías, ¿no?

Cada sopapo nos cambie la dirección.

Porque todo tiene una razón.

Y yo he encontrado la mía.

Si yo he sobrevivido a un cáncer

ha sido para estar contigo mientras tú padeces el tuyo.

Y no te voy a dejar sola ni un momento.

Porque he aprendido de la mejor.

Ortega, tras confirmar el estrechamiento

de una arteria coronaria debido a la presencia de placas de ateroma,

implanta un stent fármaco a Carmen.

Llaman a la puerta

¿Ha salido todo bien?

Eh..., sí, sí. Ha ido todo muy bien.

Pero ¿Carmen está bien, entonces?

Sí, está estable. En un ratito la subirán a la habitación.

A lo que yo venía: Eh..., te voy a dar el alta.

Ahora: recuerda todo lo que habíamos hablado acerca del tratamiento.

Tienes que volver para hacer el estudio alergológico.

No se preocupe, doctor. Que de eso me encargo yo.

Bueno. Les dejo.

-Gracias. -Muchas gracias.

Tino, cariño: ¿No tienes nada que contarme?

No.

-Me refiero a Carmen. -No sé a qué te refieres de Carmen.

-Pues no sé. Que te veo un poco... Nada más que estás interrumpiendo:

Carmen y Carmen y Carmen.

Pero vamos a ver: Carmen es amiga de la familia desde hace años.

Se ha portado muy bien conmigo.

A mí me ha cuidado un montón, y es normal que me preocupe por ella.

Si yo entiendo que te preocupes por ella,

que lo que le ha pasado es una cosa grave.

Pero es que yo soy amiga de ella de toda la vida,

y no estoy ni la mitad de preocupada que tú.

Hola. Hola.

¿Qué haces aquí? ¿No librabas hoy?

Sí, bueno.

Oh...

A ver, a ver.

Que bueno, que... Que necesito hablar contigo, Javier.

Cuéntame.

Bueno. Siempre...

Siempre hemos hablado de tener confianza el uno en el otro, ¿no?

Sí. Pues ha pasado algo, que...

Que yo esperaba que saliera bien y no ha salido bien.

Y ya no puedo aguantar más sin decírtelo, y...

Antes de nada perdóname, ¿vale?

Me he quedado embarazada.

¿De mí? Sí, claro, Javier, por favor.

Y ¿cómo no me has dicho nada?

Porque quería esperar.

Sabes todos los problemas que he tenido con Andrea.

No, Javier, no. No ha salido bien. Lo he perdido.

Y ¿por qué no me has dicho nada?

Porque no sabía cómo decírtelo, Javier. Yo quería es...

Javier, quería...

Javier, quería esperar. Quería esperar.

Porque sabía que esto podía pasar.

Perdóname. Por favor.

No sé qué hacer.

¿Esa es la confianza de la que hablabas?

Sal de aquí, por favor.

Javier. Sal de aquí, por favor.

Por favor, sal de aquí.

Después de ser intervenida y estabilizada,

Carmen recibe la visita del doctor Landó,

que ya tiene los resultados

del estudio alergológico de la paciente.

Y por lo visto, ya sabemos lo que ha provocado la alergia.

Y no es ninguna picadura de abeja.

Ya, ya. Ya le dije que no me había picado ninguna.

Para averiguar cuál es la sustancia a la que Carmen es alérgica,

se le han colocado sobre la piel

pequeñas cantidades de alérgenos sospechosos.

A continuación se han realizado punciones

para que estos entren bajo la epidermis.

Pasados 15 minutos, la zona enrojecida e inflamada

nos indicará cuál es la sustancia que le produjo la alergia.

-¿Se puede entrar? -Sí, sí, pasa.

Eh... Justo ahora le iba a comentar a Carmen el resultado de las pruebas.

Si no te importa que esté presente... -No, no, no. No.

Bien. Lo que te ha provocado la alergia es un tipo de planta.

Creemos que un tipo de hiedra venenosa,

que es muy poco común por aquí, pero que se suele utilizar,

básicamente como separador de setos, en urbanizaciones

y este tipo de cosas.

El caso es que, para haber provocado toda esta reacción,

ha tenido que estar en contacto con tu piel.

Ya.

Bueno. Yo os dejo porque creo que tendréis que hablar de cosas.

Gracias, doctor.

Gracias.

Ey...

Que... se lo he contado a mi madre. Que lo sabe.

(Suspiro)

Bueno, Carmen y yo, pues llevamos seis meses, ya, juntos, y...

Y nada: Ya, se lo he dicho a mi madre,

y ha reaccionado, bueno...

No muy buenamente, pero eso.

Lo del jardín era un poco una excusa para... para vernos.

-Hola, Ramón: Te estaba buscando. -¡Hola!

¿Qué tal?

-¿Quieres tomar algo? -Lo que tú.

-Venga. Una cerveza. Es 0,0, ¿eh? -Muy bien, perfecto. Pues... Bueno.

Pues vengo a despedirme ya. -Ah.

Tengo que volver a mis obligaciones. Y quería darte las gracias.

Bueno, daros las gracias, porque la cena fue maravillosa

y tu mujer es un encanto, la verdad. Hacéis una pareja muy bonita.

Sí, llevamos mucho tiempo.

Y bueno... Pues me alegro de haberte visto.

Espero que no vuelvan a pasar tantos años.

Eso seguro.

Y a ver si en la próxima, pues también se apunta tu marido.

Pues eso... va a ser complicado. Nos acabamos de separar.

Ah, vaya. No sabía.

Bueno. No pasa nada. Tampoco te lo había dicho.

Mira: Aprovecho para pedirte perdón por haberte mentido.

¿Y eso?

Porque no estoy aquí solo por el congreso.

He venido... porque me estoy planteando trasladarme.

Después de la separación necesito un cambio de aires y...

Bueno. Nada mejor que volver a casa, ¿no?

Así que seguro que nos volvemos a ver.

-Pues brindo por eso. -Y yo también: Por el reencuentro.

Teléfono

Mamá.

Que...

Que he discutido con Javier y...

Y quería hablar contigo.

Señal de comunicando

No.

Que cuando recibas el mensaje, si quieres me llames, ¿vale?

Teléfono

¡Eeh!

Cógelo.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 04/01/17 (1)

Centro médico - 04/01/17 (1)

04 ene 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 04/01/17 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 04/01/17 (1)"
Programas completos (1060)

Los últimos 1.073 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios