www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4286358
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 03/11/17 - ver ahora
Transcripción completa

Verás, estoy preocupado por Lidia,

una compañera que conocí en la terapia...

Bueno, después de que mi hijo Manuel muriera de leucemia.

El caso es que he venido acompañando a un chaval, su profesor de cocina.

(ASIENTE) Todo apunta a que es una meningitis,

pero los síntomas son muy parecidos a los que tenía su hijo.

Y casualmente ahora tendrían la misma edad.

El caso es que ella sola se está metiendo en un pozo y...

No sé cómo ayudarla para que no entre en una depresión.

He visto que tiene leucocitosis, que es infección,

y también tiene el ácido úrico elevado,

y el calcio y el fósforo, bajos.

(SUSPIRA)

(SUSPIRA) Así que...

podría tratarse de un proceso tumoral.

Javier, que te estoy hablando. Sí.

¿Estás bien? Sí, sí. Solo un poco preocupado

por cómo está llevando todo esto Lidia.

Ya, pero ¿y tú cómo estás? Bien, bien.

Para mí es un caso como otro cualquiera.

Bueno, no me gustaría que moviera cosas del pasado.

¿Eh?

Cosas importantes, pero del pasado.

Javier, me gustaría ver contigo el caso de Pablo, detenidamente.

Y aparte, me gustaría que lo llevaras tú.

A veces los médicos preferimos hablar con los familiares

o los autorizados antes que con el propio paciente,

pues para... que estén prevenidos

y... que ayuden al paciente a asimilar ciertos resultados.

No ha funcionado la quimio.

Hay que probar otras opciones.

¿Quieres que te acompañe y se lo decimos?

Estaría bien. Gracias.

(Música)

(VOZ EN OFF) "Conchi, madre adoptiva del doctor Mendieta,

acude a Urgencias con un dolor intenso en la garganta".

-Por aquí, por favor. -Gracias.

¡Hija! -¡Hombre, Conchi!

-Cariño. -¿Qué tal?

-¿Qué tal? -¿Cómo estás?

-Muy bien, mi niña. -¿Qué haces por aquí?

-Ay, que me duele mucho aquí.

-¿Aquí, la garganta? -Sí.

-Y llevo tres días, cada día más dolor.

-Ah... -Con lo que me fastidia a mí eso...

de que me duela tanto, cuando trago al comer...

(ASIENTE) -Ay... Y precisamente ahora, hija,

que se acerca la boda. (RÍE)

-¡Con la pintaza que tiene el menú ese que os ha elegido la...

-¿La "weddingplanner"? -Esa.

Bueno, ¿y vosotros? ¿Estáis muy nerviosos con la boda?

-Hombre. Un poco nerviosos estamos. (ASIENTE)

-Pero sobre todo, ilusionados.

Aunque Álvaro está bastante más atacado que yo.

-Oh... -Si te digo la verdad.

-¡Si es que siempre ha sido... muy suyo! Ya sabes.

-Venga. Siéntate, que te voy a explorar.

-Vale. -Siéntate.

Entonces me has dicho que te duele ¿al tragar?

-Sí. Sí, sí, sí. Mucho.

-Abre la boca.

Sube, así.

A ver. Sí que... Veo que tienes, encima de la amígdala derecha,

una zona más roja. Inflamada. Y un pequeño aumento de volumen.

-Ay. ¿Y qué significa eso?

-Bueno, seguramente que no sea nada. Pero te haré unas pruebas

para quedarnos tranquilos. Así aprovechas el viaje.

-Muy bien. Quiero tener la garganta en plenas condiciones para la boda.

La masa, el volumen de la faringe, puede ser por muchas causas.

Y vamos a descartar las más graves, como una posible tumoración.

Pero primero voy a hacerle una analítica de sangre

y un exudado faríngeo, pensando en una infección.

Así que vamos a pasarla a boxes.

(Música)

"Pablo Bravo, el chico diagnosticado de leucemia linfoblástica,

después de que el tratamiento con quimioterapia no funcionara.

Su estado ha empeorado".

A ver.

¿Cómo estás, Pablo? (RÍE) Bien.

Bueno, me he llevado un chasco. ¿Por?

(RÍE) Pensaba que me llevaba a comer a una estrella Michelín.

Eso es porque no has probado

el surtido de sándwich de la máquina.

(RÍE) Voy aparcando. Vale. Me encargo del ingreso. Vamos.

Así que... bueno, en cuanto me vayan diciendo

cuáles son los siguientes pasos del tratamiento, pues...

pues os seguiré diciendo.

Mientras, pues voy a esperar a ver qué es lo que me dice el doctor...

(RÍE) ... que, por cierto, acaba de entrar.

Ah... (RÍE)

-Disculpa. Es que estábamos grabando...

Cuidado con ella, que, si fallas, te... te hace repetir varias veces.

No. No, no, no. Con Pablo, todas las tomas son buenas.

-Bueno, no sé muy bien cómo pasó.

Empecé a... a compartir mi experiencia con la enfermedad

y... y la gente se volcó.

Intentábamos...

concienciar sobre la necesidad de apoyo económico

por parte de... de las instituciones,

y muy importante también

para que la gente se haga... se haga donante de médula.

(RÍE) Y la verdad es que la respuesta está siendo increíble.

Así que, bueno. Yo... sigo luchando aquí.

Fuerza.

(Música emotiva)

"Después de realizarle los análisis a Conchi,

la doctora Marco ha decidido administrarle

un tratamiento de oxacilina por vía intravenosa".

-En la analítica de sangre, como ves, hay una leucocitosis.

Los leucocitos, los glóbulos blancos, están altos.

Eso es porque hay una inflamación.

Los resultados del exudado estarán en breve.

-Pero me recuperaré pronto, ¿verdad?

-Sí, tranquila. Ya te hemos puesto un tratamiento antibiótico.

Pero, Conchi, quiero que te quedes ingresada unos días

porque necesito hacerte una prueba más.

Quiero hacerte una nasolaringoscopia.

-Es una prueba que trata de meter un tubito,

que lleva una cámara, por la nariz.

Y así vamos a ver todas las partes de la faringe,

la nasofaringe, la orofaringe y la laringofaringe.

-¡Jesús! (RÍE)

-¡Ay! -¡Mamá!

-¡Hijo! -Hola.

Hablé con papá y me dijo que se torció un tobillo.

Qué mala suerte que no pueda acompañarte.

¿Cómo estás? -Estoy muy bien.

Esto no será nada, ¿a que no? -No.

-Además, está muy bien que tu padre se haya quedado en casa.

Tranquilito. Recuperándose.

Porque yo, en la boda,

además de cantar,

voy a bailar también un pasodoble con él.

Oye, habréis hablado con la plan...

la "weddingplanner" esta, ¿no?, para que ponga karaoke.

¿Verdad, hijo?

Además...

que tu tío... tu tío Melchor...

que va a venir a pasar aquí unos días.

-Perdona, mamá, ¿el tío Melchor?

-Sí. -¿Quién es tu tío Melchor?

-Ya viene de camino.

Hablando del rey de Roma. -¡Oh! Esto es una caja de zapatos.

¡Pero cariño! ¿Cómo estás? -¡Hola, Melchor!

-Hola, Posti. Cuánto tiempo.

-Hijo, ¿por qué no vas con tu tío a tomar un cafetito?

Si yo estaré fenomenal.

(SUSPIRA)

Acompáñame.

-Yo le llamo Posti. Como abreviatura de postizo.

Es una gracieta que suelo utilizar para quitarle hierro al asunto.

El hecho de que mi sobrino sea... adoptado

podría ser un drama para algunas personas.

Pero yo me lo he querido tomar con cierto sentido del humor.

¿Y a esto le llamáis café?

Esto es un agua de castañas cutre.

Y, además, servido en un vaso de plástico,

que es lo más cutre que se puede ser.

-Me hubiera gustado llevarte a la cafetería,

el café es un poquito mejor, pero no tengo tiempo.

Tengo que pasar visita. -Para ser quien eres, te ningunean.

-Tío Melchor, no me ningunean. Te recuerdo que dirigí este hospital.

-Yo te digo que si no tienes tiempo

para tomar un café cuando quieres y donde quieres,

es porque eres un don nadie.

-Oye, perdona. Pero soy el neurólogo mejor valorado de este centro. ¿Vale?

-Después de este café no necesito un neurólogo,

necesito alguien que me trate del estómago.

Que si me querías envenenar, haberlo hecho

con algo un poco más caro, y en vaso de cristal,

como Dios manda. -Me voy. Tengo que pasar consulta.

-Eso, vete, vete.

No vaya a ser que dejes de ser el neurólogo mejor valorado.

Bueno. Quiero explicarte...

explicaros cómo va a ser el tratamiento.

Verás, al no haber funcionado la quimio,

la única opción es someterte a un trasplante de médula alogénico.

Eso..., eso sí que suena divertido.

Bueno, básicamente es volver a dar quimioterapia,

y tal vez radioterapia.

Para eliminar, total o parcialmente, las células malignas y...

sustituirlas por las de un paciente sano.

¿Pero?

Pero dependemos de que aparezca un donante compatible contigo.

Por lo que me he informado,

creo que es más fácil si... si tienes un...

un familiar cercano, pero creo que no es mi caso.

La probabilidad de encontrar un donante compatible

es mucho mayor entre hermanos.

En el caso de Pablo no será posible

porque su familia falleció en un accidente de tráfico.

Así que tendremos que acudir al REGMO,

el Registro de Donantes de Médula Ósea.

Bueno, afortunadamente, en España hay miles de donantes voluntarios

y hay acceso a los registros a nivel internacional.

Pero no quiero engañarte, Pablo.

Encontrar un donante compatible es muy difícil.

(Música emotiva)

Bueno. Pues...

creo que tenemos que seguir con lo de los vídeos, Lidia.

Porque si conseguimos que mucha gente se informe sobre esto,

conseguiremos también mucha más gente compatible.

Y ya no solo por mí, sino por... por un montón de gente.

Así que yo creo que vamos a seguir con los vídeos.

Pues...

voy a poner en marcha el protocolo.

Hasta luego. -Nosotros seguimos.

¿Preparado? -Preparado.

-Arréglate el pelo... (RÍE)

(RÍE) -Cuando quieras, Pablo.

(SUSPIRA) -Bueno, amigos,

ya tenemos nuevo tratamiento, para seguir remando.

Se trata de un trasplante de médula,

así que... así que todos a donar.

(RÍE) No, pero... pero no por mí, sino porque hay mucha gente que...

que lo puede necesitar en un futuro, o lo necesita ahora,

y es muy importante encontrar a un... a un donante compatible,

así que no me seáis miedicas, porque es un pinchacito de nada y...

y, bueno, podéis hacer un gran favor.

Entonces, bueno, solo quería deciros eso y... mandaros un saludo.

Mucha fuerza, gente.

(Música emotiva)

Muchas gracias, ¿eh?

"Conchi, la madre adoptiva del doctor Mendieta,

se ha sometido a una nasolaringoscopia

con el fin de averiguar la naturaleza del líquido de su laringe".

-Los resultados del exudado faríngeo están bien.

-Y en esta prueba no hemos visto nada preocupante,

-Muy bien. -¿Qué tal?

-Bien. La nasolaringoscopia ha ido bien, no hemos visto nada.

Tras explorar todo el trayecto, desde la nasofaringe

hasta la laringe de Conchi, hemos comprobado

que la única zona afectada es la que hay justo encima

de su amígdala derecha.

Y, afortunadamente, no encontramos ninguna lesión preocupante.

De todas formas, quiero que te quedes ingresada

un par de días para asegurarnos de que evolucionas bien.

-Hijo,

que quiero decirte algo.

-Adelante.

-Pues mira...

que la visita de tu tío Melchor

me ha hecho ver una cosa imperdonable.

Tu tío no ha sido invitado a la boda.

-No.

-Deberíais invitarlo. -No. No, mamá, no sabes lo que dices.

De verdad. Es la anestesia, que ha hablado por ti.

-Tu tío Melchor es familia.

Y está muy feo no invitar

a un familiar tan cercano. -¿Familia?

En lo único que se ha esforzado Melchor en toda su vida

es en recordarme que soy familia postiza.

Posti, me llama. ¿Te acuerdas? -Anda, hijo,

que estoy malita.

Dame una alegría. -No.

-Ah... -A ver, Álvaro, es tu tío.

-¿Qué pasa? ¿Tenéis que conspirar a mis espaldas?

-Para tu madre también es un día importante la boda.

-Y para mí lo es más. Es más importante para mí,

¿de acuerdo? Por eso no quiero que esté mi tío para arruinarlo.

Hijo, por favor.

(Música emotiva)

Hola. Hola.

Claro, ¿por qué no iba a estarlo?

A ver, sabes perfectamente a qué me refiero.

(SUSPIRA) Si lo dices por el caso de Pablo,

es un chaval fuerte.

Ya. Y aunque no tenga familia,

Lidia le está apoyando mucho. Ya, cariño, pero sabes que a veces

eso no es suficiente. Tú lo has pasado, Lidia también...

Vale, pero no nos pongamos en lo peor.

Además, en el registro de donantes le han dado prioridad alta.

Bueno, solamente me preocupo por ti.

¿Te vienes? Ahora voy.

Prontito, ¿eh?

Ahora voy, sí.

Venga.

(Música emotiva)

(MEGAFONÍA) "El dueño de la furgoneta matrícula 6317HLC,

por favor, retírela de la entrada de ambulancias".

(CARRASPEA)

-Tío Melchor.

-Buenos días, Posti.

Pasarse el día entero aquí viendo las desgracias de los demás

es un poquito morboso.

-Ya. Puede, pero es la única forma de curar a la gente.

Verás, tengo una cosa que decirte.

Silvia y yo nos vamos a casar. -¡Hombre!

Por fin. No te vas a quedar para vestir santos.

(RÍE) -No, tranquilo.

A mí no me va a pasar como a ti.

Toma, la invitación.

(RÍE)

-Ya me imaginaba yo. Un poquito hortera.

(SUSPIRA) -Tanto a mamá, como a Silvia,

les haría mucha ilusión que fueras uno de los invitados a la boda.

-A mamá...

y a Silvia.

(Música emotiva)

Bueno, ¿qué? ¿Vas a ir o no?

Si no puedes, lo entiendo, y no hay ningún problema. De verdad.

-Yo no soy quién para quitarle las ilusiones a nadie.

Sí iré.

(Música)

"La campaña iniciada por Pablo Bravo

en las redes sociales ha empezado a dar sus frutos.

Desde hace un tiempo, el número de personas

que se han acercado a Centro Médico

para ver si pueden ser donantes de médula ósea ha aumentado.

(Música emotiva)

Hola.

¿Bien?

Bueno, cuando te haces donante,

no te extraen la médula directamente,

sino que te hacen una serie de pruebas

y unos análisis para saber qué tipo de sangre tienes.

Luego, todos esos datos se quedan

en el Registro de Donantes de Médula Ósea

hasta que una persona compatible la necesite.

Gracias. Gracias a todo el mundo, de verdad.

Me acaban de informar desde Centro Médico

que habéis hecho cola para venir a donar y...

Gracias, de verdad. O sea, en mi nombre, y en nombre de...

de toda la gente que lo necesita, porque... es muy importante y...

Muchísimas gracias, de verdad.

Un beso muy grande a todos y mucha fuerza.

(Música emotiva)

"A pesar de estar ingresada y bajo tratamiento, Conchi,

la madre del doctor Mendieta,

comienza a padecer picos agudos de fiebre y escalofríos".

-Pues tienes 39, ¿eh? -Ay.

Cómo me fastidia estar de mal, precisamente ahora,

que se acerca la boda.

Y con la buena pinta que tienen los menús que habéis elegido, hija.

Ay.

Y yo sin poder tragar.

Y con esta fiebre. -Bueno, tranquila.

Ya verás cómo te pones bien para la boda.

Y vas a poder disfrutar de todos los menús.

Del jamón, el sorbete de mango... -¡Ay!

-¿Qué te pasa? ¿Que no te gusta el mango?

-¡Que no! ¡Huy! Que no es eso.

Que es que tengo algo en la boca que sabe muy mal.

-¡Ay! -Conchi, por favor, que soy médico.

-¡Ah!

-Vale, ya. Ya la puedes cerrar.

Justo encima de la amígdala derecha, he detectado un orificio

que ha empezado a expulsar pus de forma espontánea.

Lo que vamos a hacer es continuar con el mismo tratamiento antibiótico,

y realizar un drenaje del absceso para limpiar bien la zona.

-¿Me puede decir dónde está Concepción Aguado?

He ido a la habitación y no está. -Deme un momento, que se lo digo.

-Tranquila, que ya me encargo yo. -De acuerdo.

-¿Qué tal, Melchor?

-Bien. ¿Cómo está mi hermana?

La hemos llevado a limpiarle un absceso en la garganta

que ha empezado a supurar. Tranquilo, que está en las mejores manos.

(SUSPIRA)

-Muchas gracias por invitarme a la boda.

-Bah.

-¿Qué? ¿Cómo van los preparativos?

-Bien. Vamos dejando todo listo, por fin.

Ya sabes que es un lío. Entre los invitados,

el vestido, las flores...

-Pues el vestido déjatelo para lo último.

-Ah, ¿y eso por qué? -Porque acabas de dar a luz,

y tienes el cuerpo un poquito descompensadito.

Y aunque con esa bata de enfermera lo disimulas...

-Yo soy médico. -Da igual.

El caso es que no te tengas que casar en bata.

Cuando ya mi hermana esté bien, me lo dices, y subo a verla, ¿eh?

Venga, gracias. Adiós.

Siento venirte con esto, con lo que tienes tú encima.

No, pero no digas tonterías, Javier.

Además, últimamente he andado un poco más despistado, pero...

Sí, y me tenías preocupado por si volvías...

No, eso está...

(RÍE) Está todo controlado.

Bueno, tengo mis.. Mis bajones, mis altibajos,

pero es lo normal, ¿no?

Pero que me alegro mucho que me hayas llamado.

Ya. Es que no quería preocupar a Natalia, ¿sabes?

Me imagino que todo este tema con el chaval y la leucemia, pues...

habrá movido cosas, ¿no?

Alguna.

Que sepas que puedes contar conmigo para lo que quieras.

Tú me llamas. Cualquier hora. En cualquier momento.

Tú cuenta conmigo. Te lo agradezco.

No es que vaya a llamarte cada dos por tres, no.

Solo que estés localizable por si... se me viene todo de golpe encima.

No va a pasar. Es solo por si acaso, ¿eh?

Que tú me llamas cuando quieras. Cuenta conmigo, ¿de acuerdo?

Sí. Gracias.

(Música emotiva)

Mm.

Este niño es tremendo a la hora de comer. De verdad.

No sé a quién habrá salido.

-Pues a lo mejor ha salido a tu familia adoptiva.

-¿Qué quieres decir?

-Pues que he hablado con tu tío Melchor y... tenías razón,

es un tío un poco...

especial. -Mira, ¿lo ves? Te lo dije.

-Álvaro, las gotas. -Ya, ya lo sé.

Mi tío es una persona insoportable. Puede amargar la vida a cualquiera.

-Álvaro, estoy contigo. Y no quiero que nos arruine la boda.

Nos precipitamos al invitarle, por mucha familia que sea.

-Ya, pero ¿qué le vamos a hacer? Es familia.

Silvia, ¿qué me quieres decir?

-Por favor, no.

-No. No, Silvia. Le hemos invitado. No hay nada que hacer.

Si ibas a ponerte del lado de mi madre,

te lo tendrías que haber pensado un poco.

Lo cual viene a demostrar, una vez más, que yo tenía razón.

-¿Sabes qué es lo más odioso de Melchor?

Lo prepotente e hiriente que es. -Ya.

-En otras palabras, lo mucho que se parece a ti.

Parece mentira que no seáis familia biológica.

-Pues mira, ¿sabes qué te digo?

Que si no quieres que vaya a la boda, vas y se lo dices tú.

Voy a cambiar al niño.

(Música)

"Pablo ha empezado un tratamiento de quimioterapia de mantenimiento,

mientras esperan a que aparezca un donante compatible".

Hola.

¿Qué tal? ¿Cómo estás? ¿Bien? Venga.

Hola, cariño.

"Mientras, uno de los donantes que se presentaron voluntarios,

se prepara para donar médula ósea después de resultar compatible

con una paciente de Grecia.

Algo posible gracias a la Red de Donantes Internacional".

Hola. Hola, ¿qué tal?

¿Cómo estás? Bien.

¿Animado? ¿Bien? Sí, nada, animado.

Bueno. Pues nada. Muchas gracias. Nada. A ti.

Venga. Hasta luego.

Existen diferentes métodos para extraer las células madre.

Si las cogemos de la sangre, lo haremos a través

de la inducción de células y la aféresis.

Y si las cogemos de la propia médula,

pues lo que haremos será a través de una punción.

(Música)

"Las células de médula ósea

se extraen de los huesos de la cadera,

porque son más grandes y planos y el acceso es más fácil.

Después, el hematólogo lo que hace es coger esa muestra,

la introduce en un recipiente,

y después, a un congelador para ser transportado".

En este caso, a Grecia.

Es increíble lo que ha conseguido con estos vídeos.

Este chico que acaba de donar es compatible con una chica en Grecia

que está en la misma situación que Pablo.

Ojalá Nacho y Manuel hubieran tenido la misma suerte.

Eh, eh, eh, eh.

Ah...

(SOLLOZA)

Vamos a verle. Ya.

-Me he permitido pedirte un café.

Para recordarte que eres neurólogo y que te debes a tus pacientes.

(RÍE)

-Mira, Melchor. -Hombre, que es una broma.

Que lo que quiero decirte es que estoy muy agradecido.

No sé cómo agradeceros que me hayáis invitado a la boda.

Y es simplemente para invitarte a comer. Que...

Mira la carta, y lo que más te guste te lo pides.

Te invito yo.

-Vaya, pues gracias. No... No me esperaba esto, la verdad.

-Bueno. ¿Qué era eso que querías contarme?

-Nada. Nada, no... no era nada importante.

-Eso... Los nervios de última hora.

Son los nervios del novio.

A todos los novios les pasa lo mismo.

Es normal, hombre. No pasa nada.

-Sí. Sí, supongo que es eso. (RÍE)

Por favor, la carta.

Gracias.

(Música)

"Conchi está siendo intervenida del absceso en las amígdalas.

La doctora Marco supervisa la operación de su suegra".

-Aprovechando la intervención, el cirujano ha decidido

coger una muestra para luego cultivarla.

Y en poco tiempo veremos qué información aporta.

Pero ahora lo importante es que la operación ha ido bien.

(Llaman a la puerta)

¿Qué tal, Conchi? ¿Cómo estás?

-Hola, hija. Pues ya ves. Aquí.

Con fiebre. Y escalofríos. Y para colmo...

que me sigue saliendo pus.

-Entonces voy a cambiarte los antibióticos.

Voy a ponerte gentamicina y cefazolina.

porque los resultados de los hemocultivos son negativos.

Quiere decir que la infección no ha llegado a la sangre.

-Ay. -Ten paciencia, ¿vale?

Ya verás cómo pronto te recuperas.

-Si yo lo único que quiero, hija, es veros vestidos de novios

a ti y a Mendieta.

Y cantaros un bolero en el karaoke del convite.

Porque habrá karaoke, ¿no?

(RÍE)

Adiós, gracias.

La verdad es que es admirable la entereza de Pablo, ¿eh?

Sí. ¿Entonces cuál es el problema?

A ver, cariño. Yo entiendo que Lidia le esté apoyando,

y entiendo que se haya encariñado con él.

Pero, a lo mejor, tú no estás bien. A lo mejor lo estás pasando mal.

Mira, por mí no te preocupes.

De verdad que Lidia lo pasó mal al principio

porque Pablo le recordaba mucho a su hijo Nacho,

pero ahora solo le está apoyando como a un amigo.

Ya, cariño. Y yo entiendo que le tiendas tu mano, pero...

No sé. Tengo miedo de que...

de que no estés bien y no estés preparado.

Pablo para mí es un paciente más,

por el que haré todo lo que pueda, como hago con todos. ¿Mm?

Pues me gustaría creerte. Deberías hacerlo.

Perdona. Sí.

Es del hospital.

¿Sí?

¿Seguro?

(SUSPIRA) Gracias.

¿Qué? Hay un donante en Alemania.

¿En serio?

(RÍE) ¡Qué buenas noticias, qué buenas noticias!

Sí. ¡Cuánto me alegro!

(Música emotiva)

Al final no he sido capaz de decirle a mi tío que no viniera a la boda.

Así que estará ahí,

juzgando y criticándolo todo.

No puede salir nada mal, Silvia. No pienso darle esa satisfacción.

¿Que ahora lo que piense tu tío es lo más importante?

-No. No, no es eso.

Silvia, no lo entiendes. Es que...

es la primera vez que mi tío me da las gracias por algo.

-Ya. Y ha sido raro oírle decir gracias, ¿no?

-Pues sí. (SUSPIRA)

-Pues así es cómo me siento yo contigo muchas veces.

-Venga ya, Silvia. Yo te doy las gracias muchas veces.

-Ya, cariño, pero ya sabes lo que quiero decir.

Que si a veces fueras un poco menos Mendieta y más Álvaro,

sería genial para todos.

(SUSPIRA)

-¿No vas a decir nada sarcástico?

(Música)

(Música emotiva)

"Antes de un trasplante de médula,

es fundamental inmunodeprimir al paciente.

Es decir, bajarle las defensas.

Es en este proceso en el que se encuentra Pablo Bravo,

después de que se encontrara un donante de médula compatible".

¿Cómo estás, Pablo? Eh.

Bueno, te cuento.

Cuando te injerten las células del nuevo organismo,

tu cuerpo las percibirá como extrañas

y tratará de rechazarlas. ¿Mm?

Por eso, vamos a destruir tu sistema inmune.

Es la única manera de intentar que el trasplante no tenga rechazo.

Ahora sí que estoy un poco nervioso, doctor.

-¿Cuánto crees que tardará en llegar la médula?

Estará aquí mañana, seguro.

Pablo, lo más importante ya lo hemos conseguido,

que era el donante.

Así que ahora procura descansar y estate tranquilo.

Vamos a dejarle solo.

(Música emotiva)

Hola, amigos.

Aunque estoy un poco débil,

he pedido que me graben desde fuera,

estoy también un poco nervioso,

porque ya está en camino mi...

trasplante de médula,

pero quería agradeceros a todos

el esfuerzo...

Reconozco que se me está haciendo un poco cuesta arriba,

y me cuesta un poco poner buena cara,

pero... aquí seguimos.

(RÍE)

Siempre fuertes.

(Música emotiva)

"Con el nuevo tratamiento, Conchi empieza a sentirse mejor.

El dolor e inflamación de su faringe van desapareciendo".

-Has mejorado muchísimo con los antibióticos, Conchi.

Así que yo creo que en un par de días podremos darte el alta.

-Yo lo que quiero es que la boda me pille en perfectas condiciones.

-Que sí, mamá, que sí. Para poder cantar tu bolero.

-Ay, sí. (RÍE)

-Bueno, lo del bolero tenemos que hablarlo.

Eso no es definitivo, ¿no? -Vaya nuera te ha salido.

Menudo sargento.

Ya era hora que Alvarito encontrara la horma de su zapato.

-Tú no te metas.

-Melchor, ¿te importa si hablamos fuera un momento?

-Sí, claro. ¿Cómo no?

(SUSPIRA) -Bueno, mamá.

-¿Qué quieres?

-Melchor, estoy dispuesta a que vengas a la boda

porque para Álvaro es importante.

Aunque, si me permites que te diga una cosa,

no entiendo muy bien por qué.

Porque tienes una familia que no te la mereces.

-El que no se la merece es él.

¿Sabes que se siente superior a los otros?

Superior a su madre.

Y se siente superior, ¿por qué?

¿Porque es un neurólogo?

¿Y sabes que se avergüenza de su familia?

¿Que se avergüenza de no haber nacido de una familia de gran cultura?

¿De una familia de grandes médicos?

-Melchor, Álvaro ya no piensa así.

Si te interesases un poco más por él, lo sabrías.

Melchor, una cosa.

¿Por qué le hiciste creer a Álvaro

que estabas tan agradecido por invitarte a la boda?

-Porque quería ver qué tipo de vida lleva,

que le hace tan especial.

(Música emotiva)

"El doctor Blanco y Lidia están preocupados porque,

tiempo después de someterse al trasplante de médula ósea,

Pablo no termina de mostrar mejoría".

Lidia, por favor, cálmate. Es pronto para sacar conclusiones.

Mira, aun en el caso de que hubiera rechazo,

es pronto para que esto ocurra.

Entonces, ¿por qué no está funcionando?

No lo sé. Es muy raro. Doctor, es Pablo. Hay complicaciones.

Espérame. Espérame aquí.

(SUSPIRA)

Pablo está muy débil.

Presenta úlceras bucales,

y un leve sangrado por la nariz y por la boca.

El otorrino de guardia le ha hecho una rinoscopia

para evaluar el alcance de la hemorragia.

Y la analítica de urgencia revela que hay una infección.

Con las defensas tan bajas hay motivos para estar preocupados.

(Música emotiva)

Chicos.

Chicos, esperad.

Menos mal. No quería irme sin despedirme de vosotros.

-Eh... Perdona, ¿cómo que despedirte?

Hemos quedado hoy para comer en casa de mamá.

-No puedo. Tengo muchas cosas que hacer.

Además,

sabéis que os estoy muy agradecido, de corazón,

de que me hayáis invitado a la boda. Pero no voy a poder ir.

-¿Cómo que no? -Me habéis invitado con poco tiempo.

Tengo compromisos que cumplir y cosas que cancelar. No puedo.

-A ver, tío. Seguro que hay una forma de arreglarlo, y de que acabe...

-De todas formas, ya me he dado cuenta

de que vas a vivir como quieres vivir.

Y... bueno.

(RÍE) Os he traído un regalito.

Que seáis muy felices. -Gracias.

-Y que tengáis un matrimonio para siempre.

De corazón. Adiós. -Bueno.

(Música emotiva)

(SUSPIRA) -¿Estás bien?

-Sí. Sí, sí, estoy...

Bueno, sorprendido, ya está.

(Música emotiva)

-¿Y eso qué significa?

-Nada, es... Es una cosa entre mi tío y yo.

(Música emotiva)

Tiene mejor cara.

(SUSPIRA) Escúchame, Lidia.

Le hemos puesto antibióticos para la infección.

Le hemos hecho un taponamiento para frenar la hemorragia.

La mucositis también está mejorando. Pero lo mejor de todo...

es que la infección está remitiendo. (RÍE)

Parece que la nueva médula empieza a funcionar.

Saldrá de esta.

(Música emotiva)

(EBRIO) Y es ahora cuando hay que beber

porque luego, cuando empiezas a trabajar, se acabó.

Y te digo una cosa, ¿eh? Es la neurona...

la que se pierde, se perdió. Ya no hay más neurona.

Vamos a brindar por eso. Huy, yo no tengo nada.

Voy a pedir una copa y ahora vuelvo. ¿Eh? No os vayáis. No os vayáis.

¿Y el camarerito? ¡Hombre! ¡El amigo Blanco!

¿Qué tal? ¿Llevas el móvil encima?

Eh... El móvil. Sí. Claro.

Ah, que... Que me has llamado, ¿no? Sí, varias veces.

Pero vamos, imaginé que estabas aquí.

¿Y ha pasado algo? No, nada, nada.

(ASIENTE) Solo que he estado a punto

de revivir el peor día de mi vida. Por eso te llamaba.

Nada más. ¡Ay! El... El chico este, ¿no?

El del trasplante de médula.

¿Qué pasa? ¿Que se ha...? No, no, el trasplante fue un éxito.

¡Ah, entonces, venga! ¡Pues vamos a celebrarlo!

Pero vamos a hacer una cosa,

tú lo celebras por tu lado y yo por el mío.

Y cuando estés en condiciones de hablar, pues... me buscas.

Salud.

(Música emotiva)

Y ya veréis que, si ganamos, vamos a ganar todas.

-Mucha suerte. -89.

-Pues esto, junto con la taquicardia y la dilatación de la vena yugular,

puede tener relación con la insuficiencia cardiaca.

-Pero ¿cómo que ingresada? Todo el mundo lo va a saber.

-Están empezando a hablar de que está ingresada.

A mí me han preguntado y yo me he hecho la loca.

-Le voy a demostrar a tu madre

que no siempre se va a salir ella con la suya.

(JADEA) -Ha empezado a hiperventilar,

y yo creo que sí, le están bajando las pulsaciones.

Mira, tienes una lesión...

con úlcera de unos cinco centímetros.

Tiene la pinta de ser una quemadura o algo similar.

Una opción que podría explicar la evolución de Coral

Las personas con esta enfermedad tienen problemas en cicatrizar...

Salimos de dudas. Te hago la prueba de la glucemia.

¡Que no me he quemado con ninguna moto! ¡Que no me sigas!

Me acabo de encontrar a una paciente que tengo,

discutiendo con su novio a grito pelado.

El problema es que estas relaciones, a veces, cuanto más difíciles son,

pues más dependencias se crean.

¿Soy yo, o en ese comentario ha habido... cierto trasfondo?

Es que resulta que Manu el otro día, cuando estábamos...

-¿Dónde estabas? ¡Llevo dos horas llamándote!

-De fiesta. ¿No me ves? -No me vaciles.

Eh, eh, eh. -¡Déjame en paz! ¡Que no me toques!

-¿Que no te toque? ¡Te toca todo el mundo!

-¡Eres un celoso y un imbécil! Vale, vale. Ya está. Ya está.

  • Centro médico - 03/11/17

Centro médico - 03/11/17

03 nov 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 03/11/17" ver menos sobre "Centro médico - 03/11/17"
Programas completos (717)

Los últimos 730 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios