www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4653363
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 03/07/18 (2) - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Sirenas)

Tranquila, que ya verás como no te pasa nada.

Pero mejor que te vean en Centro Médico.

Estábamos hablando debajo de casa tranquilamente y, de repente,

se desmayó y empezó a convulsionar. El estrés es muy malo.

Ya estamos.

Aquí vas estar en las mejores manos, ya lo verás.

-Pero si ya lo estoy.

Yo... lo único que recuerdo es... marearme y despertarme

en la ambulancia. Menos mal que estabas tú.

-Es cierto que cuando alguien empieza a convulsionar,

mejor tener cerca un médico que a un notario.

(RÍE)

Chicos, ¿qué ha ocurrido?

-Ha tenido un desmayo repentino y comenzó a convulsionar.

-Vale, vamos a reanimación. Gracias.

-Bueno, pues está todo bien, ¿eh? -Vale, gracias, Mar.

-Ana, ¿estás tomando algún tipo de medicación?

-Sí, tomo anticomiciales. -¿Por qué?

-Bueno, porque... hará cosa de dos años

me diagnosticaron epilepsia. -No sabía nada.

-Vale.

Eh... ¿Sabes si durante estas crisis has perdido más veces el conocimiento

o has convulsionado? -No...

No, no. Yo... Esta es la primera vez que me pasa.

Tengo desconexiones del medio.

-Las desconexiones del medio son una de las manifestaciones

de la epilepsia. La epilepsia es una enfermedad neurológica

en la que hay una alteración en la actividad eléctrica

de las neuronas y una interrupción en las funciones normales del cerebro.

Ezequiel ha pedido hora en el médico porque siente un intenso dolor

en su ojo derecho. Espero que no tarden mucho, ¿eh?

Claro, como tú te has pedido una excedencia,

ahora tienes todo el tiempo del mundo.

¿Qué haces? -Gracias por acompañarme.

De verdad, te lo digo... -Pero el resto de los mortales

tenemos que trabajar. ¿A quién se le ocurre tirarse

por el campo? Revolcarse ahí con la cámara,

hacer fotos... -Ahora tengo que darlo todo.

Yo soy fotógrafo. -Pero no hace falta

que te comas la hierba, Ezequiel. -Hombre,

tengo que captar las imágenes de la naturaleza.

-Ahora te ha entrado algo en el ojo y aquí estamos.

-Yo soy como los de "National Geographic"

ahora mismo.

(RÍE)

-Hola. ¿Ezequiel Abades? -Sí, soy yo.

-Acompáñeme al médico.

-Cuando cumples los 50 y haces balance,

te das cuenta de que no has vivido la vida que querías vivir.

Y aquí estoy. Me he armado de valor,

he cogido el toro por los cuernos,

me he pillado una excedencia,

me compré una cámara de fotos de las buenas

y he dejado de ser Ezequiel, el representante

de aires acondicionados. Ahora soy Ezequiel, el fotógrafo.

-Qué cámara más buena.

A mí también me gustan las fotos, ¿sabes?

-Sí, mira, te voy a enseñar unas fotos que tengo aquí...

de un viaje que hice a los Pirineos con mi familia.

Esto. Y esta es una foto de Murcia

porque yo soy de Murcia, ¿sabes? -Es buena esa, ¿eh?

Tiene filtro crema, ¿eh? -Ah, ¿sí?

¿Filtro crema? No lo sabía. Pues así salió.

-Es como un robot, como si de repente te desconectan

y yo oigo y veo durante los episodios,

pero... no entiendo nada. -Me sorprende que sabiendo eso...

vivas sola. -¿Por qué?

-A ver, si te pilla en casa una de estas crisis estando sola,

digamos que puede ser un poquito peligroso.

-Es que a mí no... se me da muy bien la gente, ¿sabes?

Y tampoco es que yo sea mucho de salir de casa.

Me llamo Ana Carril. Soy escritora.

No de las famosas. Vendo mis libros

en una plataforma de Internet. Bueno, me da para vivir.

Las relaciones personales me cuestan un poco y, por eso,

estoy mucho tiempo en casa. Además, si una desconexión

me da en el sofá, pues... mejor que cruzando la calle.

-Tengo una hermana mayor, pero vive fuera de la ciudad

y yo tampoco quiero hacerla venir para esto.

Además, no creo que tenga tanta importancia.

-No estoy de acuerdo para nada con eso de que no se te da

bien la gente. Conmigo siempre hablaste muy bien

y me parecías una chica simpática y normal.

-Es que contigo no me cuesta.

-Bueno, Ana, voy a necesitar ingresarte, ¿vale?

-Hay que estudiar el cambio de comportamiento de tu epilepsia.

Tendremos que hacerte pruebas, voy a pedir una angiografía y...

Perdón, perdón...

Yo ya no trabajo aquí. La doctora Rey pedirá

lo que estime oportuno. Disculpa.

-No pasa nada. No pasa nada.

Yo voy a llevar su caso, ¿vale? Entonces, como te voy hacer

unas pruebas, ¿quieres que avise a algún familiar?

-¿Te podrías quedar conmigo?

-Claro. Sí... ¿Puede autorizarme para estar con ella las pruebas?

-Por supuesto. Sí, sí.

-Bueno, Ezequiel, cuéntame, ¿qué ocurre?

-Bueno, el dolor es en el ojo derecho,

que me va subiendo al lado derecho de la cabeza

y, claro, ya está siendo un poco insoportable.

Pero, claro, eso no es lo peor. -Bueno, ¿qué es lo peor?

-Lo peor es que creo que estoy perdiendo un poco de visión.

Y, claro, para un fotógrafo como yo, eso no me lo puedo permitir.

-Ya. -Bueno, Ezequiel ha dejado

su trabajo fijo, un buen trabajo, para probar la fotografía.

-De probar nada, es una cuestión de voluntad.

-Vale. Pasa a la camilla, por favor.

Bueno, Ezequiel, ¿hace mucho que descubriste la fotografía?

-Sí, hace mucho. Bueno, no.

-Bueno, a ver, mira a un punto fijo en la pared.

(CARRASPEA)

Buena luz para la fotografía esa.

-A ver, sí que tienes el ojo un poco rojo

y también veo que tienes la pupila un poco dilatada.

Esto tendremos que estudiarlo con más profundidad, Ezequiel.

-Es que ya empieza a ser un poco insoportable, de verdad, ¿eh?

Se lo digo de verdad. -Tranquilo.

Te pondremos analgésicos intravenosos para controlar el dolor.

¿De acuerdo? -Bien.

-Aún es pronto para saber el diagnóstico de Ezequiel,

pero sospecho que se puede tratar de una migraña con aura.

Además, el paciente me ha comentado que ha estado expuesto

a un entorno salvaje, así que no podemos descartar

que se trate de un cuerpo extraño alojado en el ojo

que le está provocando una úlcera corneal.

Eh, ¿dónde vas? ¿Qué haces aquí? Clara...

He venido a acompañar a la vecina, la que se mudó hace dos meses.

Ana. ¿Ana? ¿Qué Ana?

Una que me encuentro siempre cuando bajo la basura.

Ah... Ya sé quién dices. Yo creo que me he cruzado

una vez con ella. Pues nada, esta mañana

me la encontré en el portal. Estábamos hablando tranquilamente

y, de repente, se desmayó y empezó a convulsionar.

Le van a hacer pruebas y se queda ingresada.

Pobrecilla, ¿no? ¿Tú te ibas ya?

Sí... Pero...

vengo dentro de nada. Es que vive sola y me ha pedido

si le traigo algunas cosas de casa. Si quieres, cuando vuelva,

luego podemos comer juntos. Ay, Miguel,

pues justo hoy no puedo. Tengo una reunión

con todos los compañeros por el tema este

de que nos están reduciendo el material de enfermería

y es importante y... Sí.

Tened mucho cuidado, no vaya ser que os quedéis sin gasas.

Miguel...

Venga, no te preocupes. Vente, que comemos.

No. Qué sí, hombre, que lo arreglo.

Que no pasa nada. Clara, no. De verdad que no. Déjalo.

Atiende el trabajo. Luego nos vemos en casa.

-Abre el ojo. -¿Y eso qué es?

-Es un colorante amarillo, se llama floresteína.

-Vale. -Y ahora...

te voy a mirar el ojo con la luz azul...

Sí.

A ver...

Mira hacia abajo. -Esta luz es mejor

para la fotografía.

-Ezequiel, hacia arriba y hacia abajo.

Vale.

-A ver, no veo ni cuerpos extraños ni úlceras en el ojo.

Así que, en principio, puedo descartar bastantes posibilidades.

Llegados a este punto tenemos que hacer un diagnóstico diferencial

para el ojo rojo que presenta Ezequiel.

Tenemos que contemplar diferentes opciones

como una uveítis, conjuntivitis, un glaucoma agudo

o patologías corneales. Lo que vamos hacer ahora

es un cuestionario para ir descartando posibles afecciones.

Mira, por ahora, lo que he observado es que tienes dolor de ojo,

obviamente, y también pérdida de agudeza visual.

Voy a hacerte una serie de preguntas, ¿de acuerdo?

A ver, ¿recuerdas si te has dado algún golpe recientemente?

-No. -¿No? Vale.

¿Usas lentillas? -No.

-Muy bien. ¿Tienes fotofobia? -No.

-Vale.

-¿Notas si tienes algún tipo de cuerpo extraño en el ojo

que te moleste o cualquier cosa? -No.

-¿Nada? ¿Y secreciones en el ojo? -Tampoco.

-Bueno. A ver, pues llegados a este punto,

puedo considerar dos opciones. Una se llama uveítis.

Es la inflamación de la lámina que se encuentra entre la esclerótica

y la retina. En el peor de los casos, podríamos estar hablando

de un glaucoma. ¿Vale? Tranquilo.

Lo primero que quiere descartar es que se trate de un glaucoma.

Para eso, tenemos que hablar con Oftalmología

para que te mida la presión ocular. Así que cuando esté todo preparado

y hable con ellos, pues te aviso y lo vemos.

-Vale, bien. -¿De acuerdo?

A Ana le han realizado una angiografía cerebral

con intención de conseguir encontrar el origen

de sus crisis epilépticas a pesar de estar en tratamiento.

Digamos que estando en tratamiento, pues no es lo más normal.

Pero van a traer pronto los resultados y ya verás

que todo está muy bien. -Bueno, a mí no me importa si tardan.

-El buen carácter del paciente no exime

del mejor servicio hospitalario.

(RÍE) Cómo se nota que trabajabas en la dirección del hospital.

Anímate.

Ya verás como encuentras otro trabajo pronto.

Si de mí dependiera, mañana mismo estabas pasando consulta.

-Ana, te agradezco mucho poder hablar contigo del tema.

Eres la única persona con quien he podido hacerlo más de tres minutos

sin que salga corriendo porque aparece cualquier urgencia.

Gracias.

Oye, ¿cómo no me comentaste nada de tu epilepsia

siendo médico y viviendo frente a ti?

-Bueno, es que no...

no quería molestarte.

-No, no me molestas.

(Llaman a la puerta)

Hola. -Hola.

Hola. Clara, ¿qué haces aquí?

¿No tenías mucho trabajo? Pues sí,

la verdad es que sí. Tenía una reunión,

pero he hecho un huequecillo y he venido a ver a nuestra vecina.

¿Qué tal? Bien.

Gracias por preocuparte. De nada, mujer.

Y de paso, también te veo a ti poquillo.

(RÍE)

Nada, Ana. Venimos porque ya tengo los resultados

de la angiografía y necesito que te quedes poco más de tiempo

ingresada, ¿vale? -Vale.

-La angiografía no ha revelado nada fuera de lo normal,

así que necesito hacerle más pruebas para encontrar el origen

de las convulsiones que la han traído al hospital.

-¿Qué? ¿Haciendo fotos?

-Haciendo fotos de la comida, tío, el bodegón del siglo XXI.

-Pues no está mal la idea.

Si te especializas, a lo mejor, te dan trabajo en una franquicia

de estas de comida rápida, ¿no? Y tu "hobby" te puede salir

más rentable, ¿no? -¿Pero qué "hobby" ni qué "hobby"?

Mauri, que esto es vocacional. Tío...

-Ya...

-A ver... -Mira.

-Pues esta te ha quedado borrosa. -Bueno, pero a ver...

Ten en cuenta que esto, luego, hay que retocarlo.

Y además, el handicap del ojo... Esto es como Messi.

Si juega con la rodilla lesionada, pues... ya me dirás tú.

-Claro, claro.

¿A ver esta?

No acabo de verla...

-A ver, mira, ten en cuenta que esto es un objetivo que viene de serie.

Es muy cutre. -Ya...

-El otro día, estuve mirando por Internet

un objetivo... 200 E... Eso sí, una calidad...

-¿200 E? -Una calidad fina, fina.

No veas. Hago la foto de las aceitunas con anchoa

y se ve la anchoa por dentro. -Hola...

El doctor ya me ha dicho que tiene los resultados de las pruebas,

así que acompañadme. -Vamos.

-Oye, ¿qué te voy a decir? Qué atento y profesional es Arce.

¿Miguel? Muchísimo, es muy cariñoso con todo el mundo.

Además, bueno, como que su vecina parece que está un poquito encantada

con su ayuda. Ah, sí...

Por lo que se ve, coinciden por las noches

cuando bajan la basura, charlan en el portal,

en el ascensor... Sí, sí. Ya...

¿Ya qué?

No, nada, mujer. Nada, nada. ¿Sabes qué pasa, Rey?

Que a Miguel le han despedido injustamente

y el pobre está hecho polvo. Se pasa todo el día llamando

a todo el mundo, a todas las puertas,

y no consigue nada. Nadie le coge el teléfono,

nadie le atiende... Nada. Y está desesperado.

Y, ahora mismo, yo estoy muy ocupada aquí

intentando que no despidan a nadie de la Asociación de Enfermería.

Y, claro, está abandonado. Hombre,

digo yo que no será para tanto, ¿no? Sí, sí que lo es.

Ya te lo digo yo que sí. Así que si le ha surgido

la oportunidad de acompañar a esta chica y echarle una mano

a Sara, se llama, y venir al hospital con ella,

pues... qué voy a hacerle. Además, si la chica le pone ojitos,

pues mejor. Más útil se siente. A ver,

que conste que no te lo digo por tocar las narices,

pero es que la chica no se llama Sara, se llama Ana.

Ay, bueno, ¿y qué más da eso? Lo importante es que está contento

y ya está. Vale, bien.

Ezequiel, el paciente que sufre dolor en el ojo,

comenta con el doctor Dacaret los valores de su presión ocular.

A ver, mira, te cuento. He estado hablando

con el oftalmólogo y tengo los resultados de las mediciones

de presión ocular. Sinceramente, son algo preocupantes.

La presión ocular en el ojo izquierdo,

que es el que tienes bien, es de 6 mm de mercurio.

Y, en cambio, la del ojo derecho, que es el que tienes afectado,

es de 32 mm de mercurio. -¿Y eso es bueno o malo?

-Todo lo que esté por encima de 22 está fuera de lo normal.

A ver, escúchame, mira, lamentablemente,

tengo que informarte de que padeces un glaucoma agudo, ¿vale?

Así que tenemos que actuar rápido.

Denominamos glaucoma el aumento de la presión ocular

causada por cualquier tipo de afección que acaba afectando

el nervio óptico. Sin el tratamiento adecuado,

el paciente puede perder la visión periférica

y tener la sensación como que mira a través de un túnel.

Y, con el tiempo, puede producirse una ceguera total.

Mira, vamos a empezar un tratamiento con dos tipos de colirio

y también un tratamiento por vía oral.

Si vemos que no es suficiente o no funciona,

pues encontraremos otras alternativas, ¿vale?

-Por favor, que funcione, que es mi ojo bueno.

-Que funcionará, funcionará. -Por Dios.

(Música)

La doctora Rey ha solicitado que le realicen a Ana un TAC

y una resonancia magnética craneal con la intención de localizar

la causa de los síntomas de la paciente.

Hemos encontrado una lesión en el hipocampo

que tiene las características físicas de un cavernoma, es decir,

una malformación vascular que puede dar lugar a hemorragias.

-¿Y eso es lo que me ha provocado las convulsiones?

-Sí. Y, además, creo que también es lo que te ha causado

las desconexiones del medio. -Afortunadamente,

la lesión no está empujando ni comprimiendo

ninguna estructura cerebral, lo que hace muy probable

que extirpándola se vayan todos los síntomas prácticamente.

-¿Seguro?

-Seguro no. Perdona, Ana,

pero no le podemos asegurar eso. -Es verdad, lo siento, discúlpame.

-Pero me van a operar sí o sí, ¿no? Me van a quitar esto.

-Sí, tranquila, te vamos a operar. Necesitamos analizarlo.

(Alarma)

Perdón.

A ver...

Oye, tengo un urgencia. ¿Te importaría explicárselo tú?

-Claro. -Vale. Ahora te lo cuenta él, ¿vale?

Gracias.

Una vez extirpado el tumor, necesitamos hacer

un estudio anatomopatológico para intentar descartar

que no se trate de una neoplasia maligna;

así que, lamentablemente, todavía no puedo asegurar que no sea cáncer.

Ahora, si me disculpáis, tengo que seguir trabajando.

-¿Cáncer?

¿Cómo que cáncer?

-Todavía tenemos que comprobarlo.

Pero lo más seguro es que se trate de un cavernoma benigno;

aunque, como dijo la doctora Rey, no podemos asegurarlo a 100 %.

-O sea, que me van a abrir la cabeza y, a lo mejor, tengo un cáncer...

Miguel, es que tengo mucho miedo, estoy muy asustada

y me siento... me siento muy sola. -Ana, Ana...

Escúchame, no vas a estar sola. Yo voy a estar contigo.

Va a ir todo muy bien, te lo prometo. Ven aquí, ven aquí.

Ya está, va a ir todo muy bien. -Gracias.

Perdóname...

Yo... lo siento.

Lo siento, lo siento. Yo...

Perdóname. -No, no pasa nada.

Lo mejor es que llames a tu hermana para decirle cómo han salido las...

Ya la llamo yo. -Perdóname, lo siento. Miguel...

(Música)

Hola. -Buenas.

-¿Cómo está tu amigo el de las fotografías?

-Pues... estamos en vilo. Ahora mismo, nos han dicho...

Bueno, le han encontrado un... glaucoma en el ojo

y, encima, ahora se quiere dedicar a la fotografía...

Fatal. -¿A la fotografía profesional?

-Sí. -Pues no sé,

me enseñó unas fotos hace un rato y no son como...

-Ya... Tranquilo. Son una basura.

Ezequiel no tiene vista para hacer fotografías,

no pasa nada, hay que asumirlo. No todo el mundo

se puede dedicar a lo que le gusta. Yo quería ser astronauta,

ir a la Luna y... si no doy el perfil, pues no me flipo y ya.

-Bueno, ya se le pasará. -No, no porque...

la cosa pinta bastante mal. Yo creo que es una crisis de los 50.

Ha dejado el trabajo, un trabajo bueno,

con lo que cuesta encontrar un trabajo hoy en día.

Se está gastando los ahorros en chismes de estos

para la cámara, objetivos y demás. -Bueno,

la cosa no pinta muy bien, pero ahora lo más importante

es su salud. Luego, ya habrá tiempo de ocuparse de estas cosas.

Sigo con mi trabajo. -Gracias.

El doctor Dacaret estudia el ojo de Ezequiel para comprobar

si la medicación ha hecho efecto. A ver, escucha,

he hablado con el oftalmólogo. Me ha dicho que la presión ocular

no ha disminuido, así que vamos a añadir manitol

al tratamiento y espero que con eso baste, ¿vale?

El manitol no ha funcionado y la presión ocular de Ezequiel

sigue siendo demasiado elevada. He hablado con Oftalmología

y hemos llegado a la conclusión de que lo mejor es que pase

por quirófano, donde liberarán el flujo bloqueado.

Tras la intervención quirúrgica, el Departamento de Oftalmología

ha revisado el estado del ojo de Ezequiel.

Hola. -Hola.

Hola, Ezequiel, ¿qué tal?

A ver ese ojo.

Bueno... Te cuento... He hablado con el oftalmólogo

y me ha contado que la presión ocular ha bajado hasta 7 mm de mercurio.

¿Te sigue doliendo? -Algo menos.

-De acuerdo. ¿Y ves mejor o peor? -Un poco mejor.

-Vale. A ver, el siguiente paso, ahora que el estado

del ojo lo permite, es hacer un estudio más exhaustivo

y detallado en oftalmología, ¿vale?

Y vamos viendo qué tal evoluciona. -Bien.

-Venga, hasta ahora.

(Música)

Ana, la chica que llegó al hospital tras haber convulsionado,

está siendo sometida a una cirugía para extirparle

un posible cavernoma. ¿Cómo va la operación?

Pues no lo sé, pero supongo que a esta hora

ya tendrán que estar terminando.

(SUSPIRA)

Te importa mucho esa chica, ¿verdad?

Todos deberíamos tener derecho a que alguien

se preocupe por nosotros si nos están abriendo en un quirófano.

La hermana de Ana está de camino, pero la mujer tampoco lo tiene fácil.

Madre soltera, hijos pequeños...

Sin familia.

Ya.

Bueno, pero para eso estás tú, ¿no?

Sí.

Para eso estoy yo.

-Hola, chicos. -Hola.

-Bueno, ha ido todo bien. Vamos a enviar el tumor

a Anatomía Patológica y yo creo que en unos días

ya tendremos los resultados. -Pues si os parece bien,

yo voy llamar a la hermana para decírselo.

-Vale, fenomenal, te lo agradezco. -Luego nos vemos.

-Gracias.

Qué majo. Sí.

(MEGAFONÍA) "Carolina Angulo, tiene una llamada.

Acuda a recepción".

Ella le necesita...

Él se siente útil...

(RÍE) El binomio perfecto.

¿Qué pasa? ¿Estás bien? Sí, sí.

(Llama a la puerta)

Un análisis más exhaustivo del ojo de Ezequiel muestra hallazgos

que hasta ahora habían pasado desapercibidos al doctor Dacaret.

A ver, mira, además de seguir con el ojo rojo,

presentas edema corneal y sinequias. -¿Y eso qué es?

-La sinequias son afecciones del iris que son compatibles con el glaucoma.

-¿Es grave? -Sería menos grave

si solo se tratara de eso; pero, lamentablemente,

hemos encontrado algo más. En el ojo derecho de Ezequiel,

hemos encontrado una hiperpigmentación limbal,

que es la unión entre la esclerótica y la córnea.

Y esto puede ser un idicativo de una posible masa tumoral ocular.

Lo que vamos hacer ahora es una ecografía y una radiografía

para salir de dudas.

(Música tensión)

Un segundo, por favor.

Lamentablemente, en la ecografía hemos encontrado una masa tumoral

con desprendimiento de retina. Es probable que se trate

de un melanoma de coroides. Bueno, Oftalmología aún tiene

que estudiarlo. En el caso de que se confirme el diagnóstico,

el pronóstico no sería muy alentador.

(Música)

(Llaman a la puerta)

Adelante. -Buenas...

Hola, Mauri. -¿Qué tal? ¿Cómo estás?

-Mal... -¿Cómo que mal?

-Pues que ha venido el doctor y me dice que tengo una cosa muy chunga.

-¿Cómo que una cosa muy chunga?

-Es difícil calcular el alcance del melanoma que presenta Ezequiel.

Hemos hecho un estudio de extensión y no aparece que tenga metástasis,

pero no nos podemos engañar porque el pronóstico no es bueno.

He hablado con Oftalmología y ellos recomiendan

recurrir a una enucleación o lo que es lo mismo, extirparle el ojo.

-Pues que tengo un cáncer y me van a extirpar el ojo.

-¿Qué dices? -Lo que te digo.

Precisamente ahora que... mi vida había tomado otro rumbo.

Con toda la ilusión que tenía y va... me ponen una zancadilla

y no me dejan seguir con esto. -Mira,

tómatelo de una manera positiva. A lo mejor es una señal

y el destino te está diciendo que la fotografía no es lo tuyo.

-¿Cómo que no es lo mío? La fotografía es lo mío, es mi vida.

-¿Cómo que tu vida? Si llevas dos semanas

haciendo fotografías. -Mira, los cirujanos esos

le van a sacar el ojo a su madre. A mí no me dejan tuerto.

-Tranquilízate, ¿eh? Y lo mejor es que te operen.

Más vale tuerto que muerto, dicen. -En este caso, prefiero muerto.

Una vida sin fotografía no es vida. -Si tú no eres fotógrafo, leches.

-¿Cómo que no? -¡No! Tus fotografías son malas,

que las he visto, son de dominguero.

-¿Pero qué dices? -Lo tuyo es vender

aires acondicionados, como yo.

(SUSPIRA)

Mírame.

Lo tuyo es vender aires acondicionados

y no necesitas dos ojos para eso. -¿Pero qué estás diciendo?

Lo que quieres es que me quede en ese mundo gris de trabajo diario,

horas y horas, aguantar a gente y vendiendo cada día

diciendo lo mismo. ¡Que no, tío! ¡Que yo ya no estoy ahí!

-A mí me da igual que te dediques a la fotografía o hagas macramé

o lo que tú quieras. Eh, mírame.

Yo lo que quiero es que estés vivo.

(Música)

(LLORA)

Venga, tío.

Déjate operar, no seas tonto.

(Pájaros)

Ana se ha despertado de la operación en la que le hemos quitado un tumor

que le estaba causando las crisis epilépticas.

Como tengo los resultados, voy a contárselos.

(Llama a la puerta)

Ha sido muy valiente. -No es para tanto.

-Sí que lo has sido. -Hola.

-Hola. Mira, esta es mi hermana. -Ah, encantada. Soy Rey.

Bueno, Ana, tengo buenas noticias.

Finalmente se trata de un cavernoma, así que no es maligno.

-Ya te lo dije.

-Ana no tiene cáncer, así que en unos días,

creo que le podremos dar el alta. De todas formas,

va a continuar tomándose una medicación

hasta que controle los síntomas, pero ya no debería tener

ni más crisis epilépticas ni tampoco desconexiones del medio.

Nada, la vamos a mantener vigilada hasta que se encuentre bien.

-Disculpad a mi hermana, ¿eh? Dependiendo de los resultados

se iba a quedar aquí más o menos días.

Bueno, está hablando con la amiga que se ha quedado a cargo

de mis sobrinos. -Ya... Bueno, normal.

No pasa nada, no te preocupes por mí. Nada, tengo que continuar trabajando,

pero si tienes cualquier duda o cualquier cosita,

nos aprietas el botón, ¿vale? -Vale.

-Venga. -Muchas gracias.

-Gracias.

Pues todo ha salido muy bien. -Sí.

(RÍE) De verdad que...

que no sé cómo agradecerte que te hayas quedado a mi lado

después de lo que hice. -Oh, no le des importancia a eso.

No... no pasa nada.

-Ya, pero conociéndote...

sé que ese beso te ha dado más quebraderos de cabeza que tu despido.

-De verdad, que me han hecho cosas mucho peores que darme un beso.

-Por eso, me enamoré de ti.

Perdona, es que no podía seguir callándomelo, ¿sabes?

Yo no te quiero causar ningún problema, de verdad,

pero es que estaba tan asustada y me sentía tan sola...

Me entró el miedo y... -De verdad...

-Me cuesta tanto conectar con alguien...

-No pasa nada. Ahora lo importante es que tú estás bien, ¿vale?

-Vale.

(Música)

(Ladridos)

La operación de Ezequiel, el paciente con melanoma en el ojo,

ha sido un éxito. Después de recuperarse de la intervención,

recibe el alta. Hola, ¿qué tal? ¿Cómo estás?

-Bueno, ya ves, no estoy para muchas fiestas.

-Venga, hombre, anima esa cara. -De repente, he perdido el ojo,

el trabajo y hasta las ganas de vivir.

No esperaba verme así tras cumplir los 50 años.

-Te entiendo perfectamente. Yo también he pasado

por ese tipo de crisis. -Sí, claro,

pero a ti no te han quitado un ojo. -No...

Pero me quitaron un riñón y fue por una buena causa.

Una de las pocas buenas locuras que he hecho en mi vida.

Porque he hecho otras en momentos bajos de mi vida

que no han servido de nada. A veces, pasa eso.

Nos empeñamos en hacer locuras para provocar cambios drásticos

en nuestra vida porque no nos gusta la situación que estamos viviendo.

A lo mejor, digo yo, se trata de hacer pequeños cambios

y darnos cuenta de que estamos rodeados de cosas buenas.

Entonces, es lo que quiero que tú entiendas.

Que lo importante...

es tu punto de vista, el cristal con el que miras.

-Sí, claro, pero es que ahora mi punto de vista ha cambiado.

Y me guste o no me guste, es lo que hay.

-Te entiendo. -Gracias por todo, de verdad.

(Música)

Y se va a vivir con su hermana. Ahora que está mejor

puede ayudar con los críos y como además trabaja desde casa...

Ya, pues me alegro mucho de que Ana se vaya a recuperar.

Oye, ¿quieres que espere a que termines el turno

y vamos juntos para casa? Bueno, como quieras.

Ahora tengo que ir al trabajo. Claro.

Clara...

Dime.

Eh...

El otro día...

Ana me dio un beso.

Ya lo sabía. Os vi.

Lo siento.

Mira...,

Miguel, te estaba viendo en ese momento

y no parecía que lo sintieses mucho, la verdad.

Porque me cogió por sorpresa, Clara, de verdad.

(TITUBEA) Yo no dice nada,

solo que ella estaba muy nerviosa y, entonces, me abrazó.

Y cuando... Ya...

Espera...

¿Lo oíste?

¿Pensaste que nos estábamos besando y no me dices nada?

¿Y qué querías que hiciese? ¿Entrar y montarte un pollo allí?

Pues estarías en todo tu derecho. Sí...

Además, es mucho más propio de ti. Tú eres muy emocional.

Es más lógico que entres y me pegues una bofetada

a que te quedes callada y no me digas nada.

Bueno...

A lo mejor me he contagiado de ti durante todo este tiempo...

y me he vuelto más racional.

Sí, esa es una posibilidad, sí.

Pero hay otra... Y es que ya no te importe demasiado.

(SUSPIRA)

Eh...

Te veo luego en casa, ¿vale? Es que tengo que volver al trabajo.

(Música)

Adela, tiene el abdomen más duro de lo normal.

Así que todos los síntomas indican que posiblemente sea

una gastroenteritis. Veréis,

tengo ya los resultados de las pruebas de embarazo

y han dado positivo. Estás embarazada.

¿Eso cómo puede ser?

A mí me siguen gustando los mismos. De chica, el tuyo, Adela.

Aunque vendría mejor ponerle Milagros.

-Hábleme claro, doctor. Por lo que he visto en la imagen,

detecto una posible afección que causa el crecimiento de tumores

dentro del útero.

(SUSURRA) ¿Es él?

¿Quién?

Es la voz del atracador, es él, es él.

-Vale, tranquila. Se aprecian unas lesiones óseas

que no están debidas ni a un golpe ni a un desgaste por artrosis

ni a una hernia discal. Así que hay que empezar a pensar

en que pueden ser lesiones tumorales.

¿Nos está usted hablando de cáncer? -Sabía que era él.

Sabía que era él, lo sabía.

-A ver, Ruth, tranquilízate, intenta no pensar en eso ahora.

-No puedo, no puedo. -Respira.

(INHALA)

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 03/07/18 (2)

Centro médico - 03/07/18 (2)

03 jul 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 03/07/18 (2)" ver menos sobre "Centro médico - 03/07/18 (2)"
Programas completos (1024)

Los últimos 1.037 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Mariela

    Xq no hay mas capitulos

    16 ago 2018
  2. aliciazulema

    muy linda las series ,soy de la argentina

    06 jul 2018
  3. aliciazulema

    en centro medico que no esta mas la dra ortega ,a cambiado.era mas lindo los capitulos de tiempo atrás ,,cuando pasaban parte de la vida privada de los medico,,

    06 jul 2018