www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3932924
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 03/03/17 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por ACCESIBILIDAD TVE

Música

Sirena

Bueno, compañeros, que ya lo sabéis, que he estado al pie del cañón,

luchando activamente en la huelga para, para acabar con Mendieta.

Así es que solo os pido un poquito de confianza

para estar en esa comisión gestora, ¿de acuerdo?

Si me apoyáis, en mí nunca os va a faltar un aliado en este hospital,

¿de acuerdo? Muchísimas gracias a todos, de verdad.

Te apoyamos todos, chata.

Gracias.

¡Ay! -Vaya, vaya, Ortega. Así que mendigando votos, ¿no?

-¿Mendigando yo? -Sí. Sí, estás muy desesperada.

O sea, en vez de preparar un buen programa, estás ahí...

-Prepararé un buen programa. -¡Ah!, ¿lo prepararás?

-Veo miedo en tus ojitos, Romero. -Mira, mira que me extraña.

Pero bueno, nada. -Ya nos vemos.

Música

-¿Cómo no voy a estar cabreado, Mónica?

¿Si Mendieta me ha puesto un doble turno?

Lo único que tengo ganas es que se haga ya la comisión gestora esta

y este chico se vaya por ahí.

-Perdona, ¿que trabajas esta noche, me estás diciendo? -Sí. ¿Qué?

-Hombre, porque tenía pensado organizar un plan especial:

una cena para cuatro en un restaurante nuevo...

-¿Y por qué para cuatro? - Tu hijo Ramón, su novia, tú y yo.

Y, con tarta de cumpleaños incluida.

-¡Ahí va! ¿No me digas que es el cumpleaños de Ramón?

-Sí. Es el cumpleaños de Ramón, y he pensado que es un buen momento

para que me acepte en tu vida. -No, sí. Si está bien, pero...

-¡Ramón!

-Bueno, tú intenta cambiar el turno; yo me ocupo de lo demás, ¿vale?

-Perdóname, ¿eh? -Hasta luego. -Nada.

Que acaba de llegar Miranda y es que no se encuentra nada bien.

¡No te levantes, mujer! -Que no, si estoy bien. -Oye...

-Hola, Ramón. Gracias por atenderme, así, de imprevisto, ¿eh?

Lucía y yo somos amigas desde siempre, desde niñas, vaya.

Y cuando ella empezó con Ramón, Ramón me presentó a su mejor amigo

y..., nada, tuvimos flechazo. Y hasta hoy.

Dos amigos para dos amigas, como..., como de película.

-¿Cómo estás? ¿Ha pasado algo? -No, es que... ¡Aaa!

-¡Ays! -¡Ay! Es que tengo pinchazos. -Madre mía, bueno... -¡Ah!

-Luego, luego paso a buscarte. -Vale. -¿Vale? ¿Eh, cariño?

-Vale, gracias. -Vente conmigo a la consulta. -Sí.

-Estás en muy buenas manos. -Venga, vamos. -Gracias, Luci.

-Es que tengo un paciente ahora...

-Ramón y Lucía son..., grandes amigos;

siempre están ahí en los momentos más difíciles.

Desgraciadamente mi primer embarazo también se complicó y... ¡Ff!

Bueno, solo espero que esta vez acabe con final feliz.

Música

Macarena llega al hospital acompañada del cartero de su barrio,

Jaime, porque tiene un ataque de tos persistente y le cuesta respirar.

-Por favor, ¿un médico nos puede atender? -¿Qué ha pasado?

-Es que no puede parar de toser. -Vale. Pedro, por favor.

¿Cómo se llama? -Macarena. -Vale. Macarena, tranquila, ¿eh?

Te vamos a poner un broncodilatador inhalado, ¿eh? Quiero que te calmes

Y la llevamos a Boxes, ¿de acuerdo, Pedro?

-Tú tranquila, que yo te espero aquí, ¿vale?

-Venga, vamos. Vamos. Tranquila. No hables, no hables, tranquila.

-Hace poco que hago la ruta en el barrio de Macarena.

Pero desde el primer momento nos hemos hecho amigos.

Ella es portera en un bloque de pisos y, bueno, al verla así,

la he traído corriendo; no voy a dejarla tirada, ¿no?

-Últimamente me dan unos ataques de tos muy fuertes. -M-hm.

-Con expectoración. Además soy fumadora y supongo que no ayuda.

-Pues no. No ayuda nada. Es más ,debes dejarlo, ¿eh?

Porque no hace ningún bien. ¿Algo más?

-Bueno, mi padre murió de cáncer de pulmón... -Vale.

-Y no sé. La verdad es que últimamente me encuentro

algo más decaída de lo normal y..., y he perdido algo de peso.

-¿Y está asociado con algo..., o no sé...? ¿Al estrés, el trabajo...?

-Bueno, supongo que es normal,

cuando te enteras que tienes un ex que te va criticando por ahí...

-¡Ay, madre mía! El amor, el amor...

-He vuelto a recuperar un poquito la confianza en el amor.

Hace semanas que cada día recibo una carta.

No tiene remitente ni sé quién me la manda pero... me alegran el día.

Dice cosas que no sé, es como si siempre supiera lo que necesito oír.

Parece que tengo un admirador secreto o algo así.

Espero conocerlo algún día.

Aunque me da la sensación de que es de mi círculo.

-¿Ah, sí? -Porque me conoce a las mil maravillas.

-¡Vaya! Bueno, te voy a tomar la temperatura.

¿Y sabes quién puede ser?

-Bueno, tengo alguna sospecha. -¿Sí? -Sí. -Bueno, tienes 38,4.

¿Eh? Y también he escuchado crepitaciones en la auscultación.

Salvo eso, lo demás es normal. -¿Qué cree que puede ser?

-Pues puede ser un catarro, una bronquitis, una neumonía..., en fin.

Por eso te vamos a hacer una radiografía, ¿de acuerdo? -Vale.

-Hola. -Hola.

-¿Qué tal te encuentras? ¿Ya..., ya estás mejor de la tos?

-Mejor, sí. Gracias por quedarte, pero no hacía falta.

No quiero que tengas problemas en el trabajo por mi culpa.

-Tranquila, no pasa nada. Ya haré horas extras.

Entonces, ¿ya estás bien? ¿Te acompaño a casa?

-Bueno, le vamos a hacer unas pruebas, pero son rutinarias;

no te preocupes.

Música

-Bueno, pues yo me voy a terminar la ruta, ¿vale? -Vale.

-Hasta luego. -Adiós.

Música

Risa

-No me digas nada. No... (Risa contenida)

-¿Te duele en la parte alta o en la parte baja del vientre?

-Por aquí, por la parte de arriba.

-A ver... ¿Has tenido fiebre? -No. Vamos, no que yo sepa.

¡Ay! ¡Ay, Dios! ¡Fff! ¿Esto no es grave, verdad Ramón?

-Bueno, todavía no lo sé. Pero... podría ser una gastroenteritis, ¿eh?

Si te duele ahí en la parte alta... -Sí. Por aquí.

-Vale. Bueno, de todas formas, túmbate en la camilla,

que te voy a hacer una exploración. -Vale.

-Cuando una mujer está embarazada,

su sistema inmunológico puede verse debilitado.

Y esto hace aumentar las posibilidades

de contraer una infección o un virus como la gastroenteritis.

La gastroenteritis no es una enfermedad particularmente grave.

Pero en una mujer embarazada puede ser peligroso.

Por eso sus síntomas tenemos que mantenerlos bajo control.

¿Crees que has podido comer algo que te sentara mal?

-Pues puede ser, porque últimamente todo me sienta mal.

-¿sí, no? -sí.

-Ya. ¿Y cómo tienes las piernas?

-Pues..., ahora que lo dices, las noto cargadas, como pesadas.

-Sí. Están un poco hinchadas, ¿eh?

-Ya. Voy a tener que creerte porque, de unas semanas para acá,

he perdido toda la visibilidad de cintura para abajo.

-Sí. Tienes algo de edema. A ver las manos.

Las manos también las tienes hinchadas.

-sí, un poco sí. -Y esto sí te lo ves.

¿Por qué no has venido antes?

-Pues no sé. Tampoco quería preocupar a nadie.

Y al que menos a Luis, que bastante tiene con el trabajo.

Además es que esperaba que se pasara, como el dolor de cabeza,

que es que... Parece que lo tengo ya de serie.

Pero esta mañana me he levantado todavía peor.

Me duele un montón la cabeza. -Vale, vale, vale. Tranquila.

-Mira, te voy a tomar la tensión, ¿vale? -Vale.

-Bueno, remángate un poco...

El dolor de cabeza, malestar en el estómago, la hinchazón...

Algo me hace pensar que todos estos síntomas,

junto a una posible hipertensión son indicativos de que algo no va bien.

Tienes la tensión un poco alta. -¿Y qué puede estar pasando?

Bueno, en la ecografía del segundo trimestre todo estaba bien, ¿no?

-Sí. -¿Ha podido cambiar algo? -Bueno, no lo sé.

Mira, vamos a hacer una cosa: aprovechando que estás aquí

en el hospital, te voy a hacer unos análisis de sangre y unos de orina.

¿De acuerdo? Para tener más elementos de juicio.

-Vale. -¿Vale?

-Pero ¿está bien? ¿Llamo a Luis o...? -No. No te preocupes.

Tú por ahora quédate tranquila, ¿vale? -Vale. -¿Eh?

Voy a avisar a una enfermera. -Vale, gracias.

Suspiro

Música

Después de realizar una radiografía torácica a Macarena,

la doctora Romero ha preferido ampliar el estudio con un TAC,

dado los hallazgos encontrados.

-Bueno, ¿cómo te encuentras, Macarena? -Mejor.

-¿Sí? -Pero, ¿cómo es que me han hecho un TAC?

-Bueno, pues porque en la radiografía hemos visto una masa,

pero no concreta de qué se trata, ¿vale?

Entonces para eso te hemos hecho el TAC: para saber de qué se trata.

¿Vale? -Entonces, ¿no es neumonía? -Hombre, no lo podemos descartar,

pero quiero seguir haciéndote pruebas. ¿Vale?

-Ya. ¿Puede ser cáncer? Mi padre murió de cáncer de pulmón.

-Vamos a ver, Macarena. No nos podemos poner en lo peor.

Pueden ser muchas cosas: puede ser una enfermedad congénita,

puede ser un hematoma, puede ser un proceso inflamatorio...

Pueden ser muchas cosas.

-Pero no podemos descartar el cáncer de pulmón.

Es que es lo mismo que me dijeron cuando mi padre.

-Macarena, entiendo tus miedos. ¿De acuerdo?

Pero no nos vamos a poner en lo peor.

Pueden ser muchas cosas y yo quiero hacerte pruebas. ¿Vale?

Por eso, además, quiero dejarte ingresada, ¿m?

Hasta que la fiebre remita y también hasta que sepamos

qué es lo que tienes, ¿eh? Por eso quiero hacerte unas analíticas,

hemocultivos y una biopsia de esa masa. ¿Vale?

Y mientras tanto te voy a poner un antibiótico intravenoso. ¿Vale?

-Vale. -Pero también quiero que sonrías. Sonríe. ¡Ahí!

Música

Después de la analítica de sangre y orina,

Miranda, la paciente amiga de Lucía y Landó,

sigue en observación a la espera de los resultados,

debido al repentino aumento de la presión arterial

que presentaba al llegar al hospital.

-¡Buenas...! -¡Hola, cariño! ¿Qué tal? ¿Cómo te encuentras?

-Bien, bien. Bueno, algo mejor.

Pero acaba de tomarme la tensión una enfermera y dice que sigue subiendo.

-Bueno, ya verás cómo todo se pasa. -Sí.

¡Ay, por cierto! Cuando venía para aquí he llamado a Ramón

para felicitarle. He alucinado, está supermayor.

-Sí. Está muy mayor, de verdad.

Y no sé cómo le habrás encontrado, porque está un poco raro ahora

con lo de la separación. -Ya, normal.

De todos modos, cada crisis tiene su solución.

-Bueno, esta ya se ha solucionado con que Ramón tiene otra novia

y yo pues tengo que rehacer mi vida.

Pero bueno, que aquí lo importante eres tú.

Y que sepas que estás en muy buenas manos

y que Ramón es un médico maravilloso. -sí. Lo sé, lo sé.

Mira... -Mira, hablando del rey de Roma.

-¿Qué tal? ¿Cómo estás? -Ahí voy.

-Bueno, ya tengo los resultados de los análisis.

-No me gusta nada ese tono. -Tienes preeclampsia.

-¿Y eso qué es?

-La preeclampsia es una patología exclusiva del embarazo

y se caracteriza por hipertensión y proteinuria.

La proteinuria es la presencia de proteínas en orina.

Si deriva en eclampsia es una de las complicaciones más graves

del embarazo, tanto para la madre como para el feto.

-¿Estás seguro del diagnóstico? -Sí.

Los signos externos, la hipertensión y los análisis son concluyentes.

-¿Y corre algún peligro el bebé?.

-Tengo que hacerte una ecografía para ver cuál es el estado y...

Pero bueno, sobre todo ahora lo más importante es

que tenemos que bajar la tensión arterial, ¿de acuerdo? -De acuerdo.

¡Que tengo que llamar a Luis! -Bueno, Miranda, tú mantén la calma,

¿de acuerdo? -Eso. Tranquila, de verdad. Si le llamo yo. Tranquila.

Tú túmbate y respira. Intenta respirar, ¿eh? -Llámale, por favor.

-Tú mantén la calma, ¿eh? Lucía se ocupa, ¿vale?

-De acuerdo, de acuerdo.

-Respirar nos puede ayudar a tranquilizarnos.

Si nos encontramos nerviosos, podemos inspirar, contando diez segundos,

retener dos segundos luego el aire,

y volver a expirar por la boca en otros diez segundos.

Música

Llaman a la puerta

-Hola, Macarena.

Jaime vuelve al hospital para visitar a Macarena,

que sigue esperando los resultados de las múltiples pruebas

que la doctora Romero le ha realizado.

-Me alegro de verte, pero no tienes que venir cada día, ¿eh?

-No pasa nada. Además, hoy también tienes una carta. Toma.

-¡Vaya! ¡Qué bien! ¿Y esas flores?

-Ah, bueno... Pues es lo que se le suele llevar a los enfermos, ¿no?

Pero... Oye, que si no te gustan,

se las doy a la de la habitación de al lado y ya está.

-No, calla, claro que me gustan. Muchas gracias. -De nada.

-Bueno, ¿qué tal? -No, yo muy bien. ¿Qué tal tú? -Mejor.

-¿Sí? Muy bien. -Oye, Jaime. -Mh.

Música

-sé que las cartas las escribes tú. ¡Y no pasa nada! O sea, me encantan.

Me gusta todo lo que dices,

pero quiero que sepas que me lo puedes decir directamente,

sin ningún tipo de miedo. -Ya.

-¿Estás bien, no? -Sí, sí, sí. Estoy bien.

Pues no sé. ¿Qué quieres que te diga?

Supongo que las cartas eran la excusa para poder hablar con ella,

y lo que no me atrevía a decirle, pues en fin...

Todavía no me creo que yo a ella también le guste.

-Es que tienes que ser más lanzado.

Podrías haberme invitado a tomar un café y hablar tranquilamente..., no.

No sé. -Mmm...

Sí. No... Si ya lo sé que tengo que ser más lanzado. Eso ya me lo dicen.

Música

-Yo no te veo más lanzado, ¿eh?

-Bueno, pero... Pero espera un poco, ¿no? Macarena. -Anda, ven.

Música

Es que hay que explicártelo todo, Jaime.

Música

-Oye, ¿quieres saber el sexo del bebé? -No sé...

Luis y yo en principio preferíamos esperar y que fuera sorpresa.

-M. -Ramón, ¿está bien?

-Sí. Se le ve muy a gustito ahí dentro.

-Pero ¿está bien el bebé? ¿Le...? -Sí. Está perfectamente.

Toma, límpiate.

Oye, ahora que hemos descartado que no hay ningún problema

en el desarrollo del bebé... -¡Ffff! -¿Vale?

Quiero que te quedes ingresada porque ahora lo que tenemos que lograr es

que baje esa tensión arterial.

-sí, sí. Seguro que cuando llegue Luis me tranquilizo.

-Claro que sí. Todo va a ir bien. Ya verás.

Música

-¡Hombre! ¿Cómo estás, Macarena? Tomando el aire, ¿no?

-Sí, un poquito. -Hace falta, ¿verdad? -Sss.

-Bueno, tengo ya los resultados;

de hecho venía precisamente a comentarte. -Dime.

-Tanto los análisis de orina como de sangre son normales,

pero los hemocultivos y la biopsia han dado positivo en una bacteria

que se llama estreptococo viridans.

Entonces, me gustaría que hagas memoria

a ver cómo, no sé, cómo puedes haberla cogido.

Si has hecho algo diferente o...,

te has encontrado en una situación que a lo mejor...

-Hace unos diez días me quitaron una muela en el dentista.

No sé si...

Y hará cosa de un mes estuve con antibióticos por una bronquitis.

Es lo único que se me ocurre. -Ya. -Pero...

-Este tipo de bacterias son las principales causantes

de la endocarditis y de los abscesos dentales.

El líquido que hemos extraído a Macarena puede que se corresponda

con un absceso, pero en este caso pulmonar.

Pues con esto que me has contado, que es muy importante,

te voy a preparar una fibrobroncoscopia. ¿Vale?

-Vale. -Porque nos va a ayudar a diagnosticar enfermedades

en las vías respiratorias. ¿De acuerdo? -A ver...

-Venga, bonita. A seguir con el paseo. Hasta luego. -Hola.

-¡Ay, hola! -¿Qué tal?

-Bien. -Que, ¿qué te ha dicho?

-Que tiene que seguir investigando. No sé. -Bueno.

-Ramón. Que soy yo, papá. Oye, nada, rey.

Que te llamo para felicitarte tu cumpleaños.

Pero solo me salta el buzón de voz. Por favor, devuélveme la llamada,

Venga, un besito, grandullón.

-¡Hola! -¡Hola! -he conseguido reservar en ese restaurante,

el nuevo, el que ha abierto el cocinero que hace las hamburguesas

más famosas de Nueva York.

-Ah, M. -Que creo que a tu hijo le va a encantar.

-De eso quería hablarte, amor.

Que todavía no he podido hablar con Ramón. No me coge el teléfono

y además estoy pendiente de que estos dos compañeros...

me cambien el turno de esta noche. Luego te digo algo.

-Pero no me digas eso; si hasta he tenido que pedir un favor.

-Ya. -Voy a quedar fatal.

-Ya, bueno, no te preocupes, que yo te voy contando, ¿vale?

-Bueno, pero inténtalo, por favor, que para mí es muy importante.

¿Vale? Venga, me voy corriendo que tengo consulta.

Me buscas y me dices lo que sea, por favor. -sí.

-Ramón. Hola, perdóname. -Hola.

-Pero es que bueno, me he quedado un poco preocupada por Miranda.

Porque de momento el niño está bien, pero...

¿Tú crees que lo van a perder esta vez o no? -No lo sé, Lucía.

Lo que sí te puedo garantizar es que Miranda no se va a ir del hospital

hasta que no esté perfecta. -Vale. -¿de acuerdo?

-Es que de verdad,

cada vez que me acuerdo de lo que nos pasó a nosotros,

se me cae el alma a los pies. -Ya. Eh, tranquila. -Ya, ya.

-Tranquila, todo va a ir bien.

Además. Nosotros tenemos dos hijos que son dos regalos.

Aunque tu hijo el mayor no me coja el teléfono el día de su cumpleaños.

-Bueno. La verdad es que lo son. Venga, que pases un buen día.

Suspiro

-¿Hola, cariño, mi amor! ¿Cómo estás?

-¡Ffff! -¡Uf! Te traía una tila. Porque a veces un remedio natural...

-Jo, pues eso espero.

Porque precisamente no es que me encuentre mejor.

¡Ay, qué dolor, por favor! -¿Dónde?

-¡Me duele mucho la cabeza! -¡Ays! -¡Aaa!

¡Ay, Lucía, que empiezo a ver todo como borroso!

Y veo así como lucecitas. Lucía... ¡Aaa!

-Espera, tranquila, que voy a llamar a Ramón. ¡Vale? Tranquila.

-¡Ay, qué dolor! -¡Ramón! ¡Ramón, ven! -¡Fff!

-¿Cómo estás? -¡Ay, me duele mucho la cabeza!

-Bueno, cálmate, cálmate... Bien, tenemos que tomarte la tensión,

Si no la llegamos a controlar se puede complicar.

Y lo único que podríamos hacer sería provocar el parto.

-¡No, Ramón, por favor, provocar el parto no, que es muy pequeño!

Es demasiado pronto, por favor.

-Escúchame. Escúchame. Voy a hacer todo lo que esté en mi mano,

¿de acuerdo? -Vale.

-Pero es la única solución para evitar más riesgos. ¿Eh?

-¡Ay, por favor! -Tranquila, tranquila.

-Una preeclampsia grave no controlada puede derivar en una eclampsia,

que es la aparición de convulsiones o coma durante el embarazo.

Si Miranda no mejora, el tratamiento más seguro sería provocar el parto.

Sin embargo, al encontrarse en la semana 27

sería demasiado peligroso para el feto,

ya que sus pulmones no están preparados

para funcionar correctamente.

-¡No, por favor, espérate a que venga Luis!

Ramón, cuando venga Luis me provocas el parto; todavía no, por favor.

Que yo sola no puedo. -Vale.

-Por favor, esperamos, que estará al llegar.

-Sí, sí, sí. Estará al llegar, cariño. Pero de momento respira...

-Por favor, Ramón, ¿Podemos esperar? ¿Eh?

-Está bien, está bien. -¿Esperamos? -Sí, sí, sí.

-Respira, respira, respira... -Tranquila, ¿vale?

Música

-Después de realizarle una fibrobroncoscopia

en la que no encontró nada concluyente, la doctora Romero

ha decidido realizarle un TAC de control a Macarena.

-En la fibrobroncoscopia no hemos visto signos de malignidad,

y eso es una gran noticia.

Pero en cambio, los resultados de las serologías... son algo inquietantes.

Por eso he decidido hacerle un TAC a Macarena.

Música

¿Qué tal, Macarena? ¿Cómo estás? -Mejor. -¿Sí?

-Creo que sigo teniendo fiebre, pero... me encuentro mejor.

-Bueno. En el TAC hemos apreciado que tienes varias adenopatías.

-Y ¿eso qué significa? ¿Puede ser cáncer?

No porque la fibrobroncoscopia lo que ha dado

es que no hay signos de malignidad. Por... -¡Ah! ¡Gracias! ¡Buf!

-Ya, pero tengo los resultados de las serologías, y lo que tienes es VIH.

De ahí probablemente las adenopatías. -¿VIH? -Sí.

-Pero eso no puede ser. Si yo nunca me he drogado.

Y cuando tengo relaciones tomo precauciones. No puedo tener VIH.

-Pero ¿puedes haberte pinchado o cortado con algo contaminado?

-Yo qué sé. ¡Ostras!

-Aunque todo parece un poco extraño,

creo que ya sé lo que le está pasando a Macarena y cómo se ha producido.

Y por desgracia, creo que todo empezó con el contagio de VIH.

Mira, lo primero que vamos a hacer es poner un tratamiento antirretroviral.

¿De acuerdo? Y también vamos a hacer una biopsia cervical

de las adenopatías para confirmar si las adenopatías tienen que ver

con el VIH. Porque VIH tienes seguro. -Vale.

Música

-¿Qué es? ¿Una carta de Jaime? -Sí. -¿Sí?

¿Y no la abres? -La... La iba a abrir.

-Bueno, Macarena: Tengo que continuar. Espero que...

Que te anime. ¿Vale? Y no te preocupes. -Gracias.

-Venga. Luego hablamos de todo esto. -Vale.

-Hasta luego. -Gracias.

Música

- Escuchadme: No puedo seguir esperando más.

Me estoy arriesgando ya demasiado. -¡Ay!

-Hola, cariño. -¡Cariño! -¿Qué tal?

Ay, perdóname, mi amor, pero es que había un atasco de mil demonios.

-No te preocupes, no te preocupes. -¿Cómo estás, mi amor?

-Ahora que estás aquí, mucho mejor. -Ay, lo siento, chicos.

Que no os he dicho nada, ¿eh? ¿Cómo está el bebé?

-El bebé está bien. Pero Miranda tiene preeclampsia.

Y además estamos intentando controlar la tensión arterial

Escúchame, tengo que ir al laboratorio a recoger unos análisis.

¿Por qué no me acompañas? ¿Eh? -Vale. -Y te cuento.

-Oye, vuelvo enseguida, ¿vale? -Gracias, mi amor. -Venga.

-Luis, verás. Hay que comprobar si Miranda sufre un síndrome de Hellp.

-Vamos a ver, Ramón ¿Qué es eso de Hellp, que a mí me suena muy grave?

-Sí, lo es. Pero todavía no es seguro. ¿Eh?

Estoy a la espera de recoger

los resultados de las funciones hepáticas pedidas al laboratorio.

En cuanto sepa algo te lo digo. ¿Vale? Tranquilo.

El síndrome de Hellp es una variante de la preeclampsia,

y aparte de la aparición de un aumento de enzimas hepáticas

o un recuento bajo de plaquetas, aparece hemólisis;

La hemólisis es la rotura de los glóbulos rojos.

Es una de las complicaciones graves del embarazo.

Por eso, ante la presencia de síntomas como fiebre, náuseas,

mareos, dolor estomacal o edema, debe acudir rápidamente al hospital.

Música

-"Tengo ganas de verte".

Música

-Luis, cariño, por favor, para. Es que me pones nerviosa.

-Ay, sí, lo siento, cariño.

- Me lo habéis contado todo, ¿no? Hay posibilidades de recuperarme

-Que sí, mi amor.

Que si no las hubiera, te habrían practicado una cesárea de urgencia.

Además, eso es un riesgo que vamos a correr ya por el resto del embarazo.

-Ya, ya lo sé. -Podemos con esto, mi amor. -Sí.

Llaman a la puerta

-Hola. -Buenas.

-Aquí estamos. Venimos a controlar la tensión otra vez. Paula, por favor.

Tengo también los resultados de las funciones hepáticas, que te comenté.

Y son positivos. Y esto, unido a la medicación,

pues veo que está haciendo su efecto. Porque la tensión ha bajado.

Lo cual es muy buena noticia. -¡Muchas gracias!

-Gracias, Paula. -¡Mi amor!

-Bueno, pero ¿qué pasa aquí? ¿Hay buenas noticias?

¡Ay, cariño, que te ha bajado la tensión!

¡Ay! De verdad, enhorabuena, ¿eh? -Sí, bueno.

-¡Muchas gracias. -No obstante: Quiero que pases la noche aquí

en el hospital. -Lo que haga falta, lo que haga falta.

-Vamos a seguir vigilando que todo esté controlado. ¿De acuerdo?

-Jo, muchas gracias, Ramón. -Muchas gracias, de verdad.

-Nada. Os vamos a dejar un ratito para que estéis tranquilos, ¿eh?

Venga. -Venga. Descansa. ¿Vale? -Hala. Hasta luego.

-Luego volveré. Gracias. -Dale. -Gracias.

Música

Una vez que el laboratorio ha terminado el análisis

de la biopsia de las adenopatías de Macarena,

la doctora Romero va a su habitación para comunicarle los resultados.

-Sigo con fiebre. -Sigues con fiebre. Bueno.

Efectivamente, la inflamación de las adenopatías es por el VIH.

Pero que sepas que, con un tratamiento,

podemos tratar esos síntomas,

ahora mismo lo que más me preocupa es eso: la fiebre. Que no cesa.

-¿Y qué podemos hacer?

-Bueno, en tu caso concreto, una lobectomía inferior derecha.

Es decir, extirpar esa masa que tienes en el pulmón.

-¿Operarme? -Sí. -¿Y no hay otra alternativa? Es que...

-Podríamos drenarlo. Pero es que yo creo que no va a dar resultado,

Macarena. De verdad. -Vale. Pues si operar es lo mejor...

-Sí. -Hola, ¿qué tal? -Hola. Bueno, yo os dejo solos. ¿Vale?

-Gracias. -Venga. Hasta luego. -Hasta luego.

¿Qué tal estás, Macarena? -He estado mejor. -¿Sí? Bueno. Ya.

Bueno. Tú tranquila, que vas a mejorar. -Jaime. -Dime.

-¿Tú me has mentido? ¿Son las cartas tuyas, realmente?

-He sido un idiota. No tendría que haber mentido,

pero..., cuando uno está enamorado, hace tonterías.

Yo no le escribía las cartas. Pero lo que siento es real.

Yo estoy enamorado de ella desde el primer día que la vi.

-Jaime, ¿me has mentido? ¿Qué dice esta carta? Dímelo.

La has escrito tú. Sabrás qué dice. -Vale, no he sido yo.

Tienes razón, Macarena. No he sido yo, lo siento.

Pero... Trata de entenderme; a ver:

Si la chica de la que estás enamorado te mira

y te pregunta si tú eres el chico del que ella está enamorada,

¿tú qué hubieras dicho? ¿Eh? -Jaime: Quiero que te vayas.

-Pero Macarena: Solo dame una oportunidad, por favor.

-¡No, no puedo perdonar una mentira! Vete. ¡Vete! -Lo siento.

Música

-Miranda ha pasado la noche en el hospital,

a la espera de que los síntomas de preeclampsia

con los que llegó remitan por completo.

Llaman a la puerta

-Hola. -Hola. -Buenas.

-Bueno. Venimos a hacerte una última medición de la tensión. ¿Vale?

-Tengo buenas noticias para mis amigos y para su pequeña.

Eh... Ahí va: Se me ha escapado. Que sí, que es una niña.

Así que, por favor, no digáis nada, ¿eh? No digáis nada.

No os vayáis de la lengua. Que ellos quieren que sea una sorpresa.

Bueno, oye, cortar esto. Que tengo mucho trabajo.

Música

-Bueno, ¿cómo estás? ¿Mejor? -Mejor. Creo que ya no tengo fiebre.

-Me alegro mucho. Bueno, que sepas que la operación ha sido un éxito,

Y lo que tenías era un absceso pulmonar

sobreinfectado por una bacteria que se llama Estreptococo viridans. ¿M?

-¿Y el VIH? -Pues el desencadenante de todo.

Macarena llevaba meses con un VIH oculto.

Su inmunodepresión provocó que se infectara

con la bacteria Estreptococo viridans cuando fue al dentista,

y esto desencadenó en un absceso pulmonar.

Ahora mismo lo que vamos a hacer es ponerte

un tratamiento antirretroviral, ¿eh?, para el VIH,

y también quiero que lleves una vida sana. -Sí, sí.

-Sí, sí, que hay que dejar de fumar ya. -Que sí, que sí, que sí.

-¿Seguro? -Segurísimo. -Cuida tu alimentación también.

-Vale. -¿Vale? Ahora mismo, además, bueno, tienes tu...,

tu metabolismo bastante inmunodeprimido.

Por tanto, hay que cuidarse mucho más de lo normal. -Sí.

-¿M? Y sobre todo, descansa. -Vale.

-Ahora mismo, descansa. ¿Vale? -De acuerdo.

Llaman a la puerta

-Disculpad.

-Am... Bueno, yo os dejo solos. ¿Eh? Venga. Hasta luego.

-Vale. Gracias.

Música

-Macarena, em... Ya sé que no quieres verme.

Pero solo necesito que me des un minuto.

Quería decirte que siento haberte mentido.

Pero, si lo hice, fue por amor. Aunque reconozco que fui un egoísta.

Por eso, aunque no podamos volver a ser amigos ni nada más,

espero que con esto puedas perdonarme. -¿Con qué?

-Juan, puedes entrar.

Juan es el chico que te enviaba las cartas.

-¿Qué tal, Macarena? -¿Juan?

-Juan es un ex novio de Macarena: el primero que tuvo.

Por lo visto, él se fue a vivir al extranjero,

y cuando volvió empezó a escribirla.

Me ha costado un poco poder dar con él.

Pero, por suerte, he podido convencerle para que venga.

-¡Qué sorpresa!

-Si eso es lo que hace feliz a Macarena,

yo no soy nadie para impedírselo.

-Como todo sigue perfecto, posiblemente, ya hoy os dé el alta,

y os podáis marchar a casa. ¿De acuerdo?

-¡Muchas gracias! ¡Qué bien! Ay, mira. -A ver...

¡Pero bueno! ¡Qué energía!

Toda la que me falta a mí se la lleva él, ¿eh? -O ella.

-O ella. -Yo no digo nada. Bueno. -Gracias.

-Os veo luego. Voy a preparar todos los papeles, ¿vale?

-Muchas gracias, Ramón. -Vale. -Vale.

-Luego nos vemos. -Hasta ahora, gracias.

¡Nos vamos a casa!

Música

Llaman a la puerta

-¡Hola! -¿Qué tal? -Pues muy bien.

Mira, mi propuesta de cómo dirigir el hospital.

Te he hecho una copia, perfecta, encuadernada, con mi foto,

con todo explicado. -Tu foto que no falte, ¿eh, Orteguita?

-¡Hombre! Te he quitado los carteles, pero te he dejado la foto ahí.

-Eso está muy bien. Vamos a ver. Hombre, vamos a ver.

Es... Estos presupuestos son muy elevados, Ortega. Esto no es real.

Esto es lo primero que he visto. -A ver.

-¿Vale? No, no, vamos a continuar. Vamos a continuar.

-No, no. Espera. Vale. Entiendo... Y la rea...

-¿Y las guardias? -Bueno...

-Pero estas guardias son muy pocas, Ortega.

-Pero es que lo estás viendo desde la perspectiva de donde venimos.

Es que venimos de unas medidas extremas. -Perfecto.

Y tú lo que estás proponiendo es extremo.

O sea, pasar del negro al blanco. Y eso tiene que ser paulatinamente.

Con realismo. ¿Lo entiendes? ¿Sí? -Sí.

-O sea, no es fácil llevar un hospital. No lo es.

Entonces, está bien lo que me estás diciendo, pero despacito.

-Pero ahí es donde hay que llegar. ¿Sí o no?

-Perfecto. Pero despacito. ¿Quieres que te ayude?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 03/03/17 (1)

Centro médico - 03/03/17 (1)

03 mar 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 03/03/17 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 03/03/17 (1)"
Programas completos (649)

Los últimos 662 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios