www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4455525
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 02/02/18 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Oye, que bienvenida al grupo, ¿eh? Muchas gracias.

Si un día, yo qué sé, necesitas hablar,

desahogarte o contar un chiste... Cuenta con nosotros.

Oye, me ha gustado mucho la reunión.

Estaba ahí que no sabía si venir o no, pero mira,

al final he hecho bien.

Sí, sí. La verdad es que al principio eso nos cuesta a todos.

Claro, dar el primer paso es reconocer que tienes un problema;

y eso siempre cuesta.

Estoy agobiada con los abogados y con mi marido.

Que no me están dejando respirar.

Mi marido insiste en que firme los papeles pero...

No sé,

es que yo creo que todavía tenemos cosas que hablar.

De verdad, es que todo esto me suena tanto...

Verás, no hace mucho tiempo yo estaba en una situación similar.

¡Anda!

Mi marido y yo nos...,

nos enteramos de que, bueno, de que soy infértil.

Y como no quería estar con alguien que no pudiera tener hijos, pues...

me pidió el divorcio.

¿Y por eso empezaste a beber? Sí. ¡Fff!,

es que a partir de ahí ya...

fue todo mal.

Mal con mi familia,

mal en el trabajo...,

mal.

No sé, a lo mejor el grupo me ayuda no solo con el alcohol.

Sí, claro que sí. Claro que sí.

Desde luego piensa

que no vas a estar sola en todo esto.

Bueno, ¿y te acuerdas en Dublín?

Una de las noches, bueno, es que fue maravilloso.

No se le ocurre nada más que ir a tu hijo

a pedir en un bar una cerveza.

Y allí la cerveza ¿Cómo está? Díselo.

Caliente no, lo siguiente.

Y se le ocurre a tu hijo decir:

¿oye, me pones un par de hielos? ¿Un par de hielos?

Si ves cómo nos miraba la gente, ¿verdad?

Casi crea un conflicto hispanoirlandés.

Es que servir una cerveza caliente es un atentado contra la humanidad.

Ya.

La ONU tendría que intervenir ese pub.

Voy a ir al baño, ¿m? ¡Vivan los Martínez!

-¡Hombreeee!

-Oye, hijo,

¿cuánto tiempo se va a quedar Sara en tu casa?

Ah, pues no me lo ha dicho.

¿Por qué lo preguntas?

No, por curiosidad.

Es maja, es maja la chica. Es maja.

NO creo que tarde en volver a Dublín.

En su curro no le dan muchas vacaciones.

-Hola. -¡Hola, Elsa!

¿Qué tal?

Elsa, la hija de Clara.

La conoces.

-Hola. -Hola.

Rubén; es mi hijo.

He oído hablar de ti.

Sí. Yo también he oído mucho hablar de ti.

¿A quién ha salido tu hijo? Es mucho más guapo que tú.

-Pero ¿qué dices? -Gracias.

-¡Bueno, ya estoy aquí!

-Hola. -Hola.

Bueno, me voy con mi amiga a tomar algo.

muy bien.

-Adiós. -Hasta luego.

Bueno, es que hemos vivido tantas cosas...

Bueno, ¿qué?

¿Nos tomamos la última y nos vamos?

Bueno, no, no, no, no.

La última no, la penúltima.

Bueno, venga.

-¿sí? -Venga.

-¿sí? Venga, por los viejos tiempos.

Vamos a ver,

pero es que no solamente se te ha caído una tostada.

Se te han caído dos.

Que sí. Pero... Mira,

si tú metes en Internet "ley de Murphy",

te sale mi foto.

Si es que no se puede ser más torpe.

Que nos vemos luego, ¿no? Sí. Te veo luego.

-Venga. -Perfecto.

-Hasta luego. -Adiós.

La cosa va viento en popa, ¿no?

El... ¿El qué, a qué te refieres?

¿Habéis pasado la noche juntos? ¡No, hombre, no!

¡No! Lo que pasa es que ella tenía una reunión con el grupo

y bueno, hemos quedado para desayunar.

¿Para desayunar?

Sí, sí.

Bueno.

Eso es lo que hay.

Hola. ¿Qué tal? ¿Qué ocurre?

Tiene dolores y no para de ir al baño.

Me duele mucho la tripa.

¿Dónde está el baño?

Eh, Javier, yo me encargo, ¿de acuerdo? Acompáñame.

Pase a la sala de espera.

Gracias.

Sara, una amiga de Rubén, el hijo de Juanjo,

ha venido a Urgencias porque tiene dolor de garganta,

fiebre y no deja de toser.

Raquel, yo me ocupo.

¿Qué tal, Rubén, cómo estás?

-Bien. Muchas gracias. -De nada. Es mi trabajo.

¿Me acompañáis? -Sí, claro.

-Oye, por cierto,

me leí el reportaje y está estupendo, ¿eh?

Muy buena idea.

-Ah, muchas gracias. -De nada.

-Bueno, que...

-Hola.

-¿Vamos? -Sí.

Me duele un montón.

Seguro que no es nada, ¿eh?

Lo que pasa que Rubén se ha empeñado en que viniera y por eso estoy aquí.

-Pues porque está hecha un trapo. -No.

Bueno, Sara, escucha.

Aparte de la tos, la fiebre y el dolor de garganta,

¿tienes algún síntoma más?

Bueno, tengo muchos mocos y me cuesta respirar.

Debe ser amigdalitis; lo tengo desde pequeña.

Mis padres no me operaron así que...

¿Y hace mucho tiempo que estás así?

Unos seis días.

Pero ayer empecé a tomarme amoxicilina.

-¿Amoxicilina? -Mm.

-¿Sabes que es un antibiótico? -Sí, sí. Claro, claro.

Bueno, me lo recetó el médico y por eso lo tomo.

Pues no deberías tomar antibiótico así, tan a la ligera, ¿de acuerdo?

El uso indebido de antibióticos

hace que pierdan eficacia ante ciertas bacterias

porque se vuelven resistentes.

Así que nunca hay que tomarlos sin receta médica.

Estás taquipneica. ¿M? -¿Qué?

Sí. Bueno, eso, siéntate, por favor.

Eso quiere decir que tienes más respiraciones por minuto

de lo normal.

También tienes 38 de fiebre.

Y por lo que he visto

tienes un poco enrojecidas las amígdalas y también la faringe.

Pero el resto está todo bien.

Y ¿qué crees que tiene?

Bueno, en principio podría ser faringoamigdalitis,

pero me gustaría descartar una mononucleosis.

Os recuerdo que es la enfermedad del beso, ¿de acuerdo?

Se transmite a través de la saliva, así que, en la medida de lo posible,

pues no..., que no os beséis.

No, no.

No somos pareja; solo somos amigos.

Ah, bueno, perdón. No...,

no quería meterme en temas vuestros.

¿Vale? Pero bueno,

que quedáis muy bien, que hacéis buena pareja.

Bueno, algo de pareja sí tenemos, ¿eh? Estamos viviendo juntos.

Bueno, yo me estoy quedando en su casa unos días

y no paramos de discutir:

que si dónde has dejado las zapatillas,

que si la taza del váter...

Algo de pareja tenemos.

Es un desastre en casa, ¿eh?

-¡Sara! ¡Ya! -¿qué?

-¡Ya está!

Bueno.

Voy a pedir analítica y también radiografía de tórax, ¿vale, Sara?

muy bien.

Tras realizarle una exploración general y una analítica de sangre,

Landó cree saber a qué se debe el malestar digestivo de Vega.

Pues nada, deciros que los análisis son normales, ¿eh?

Además, como la exploración

tampoco he encontrado ninguna anomalía,

y no tienes fiebre ni vómitos ni presentas tampoco deshidratación,

está todo bien.

Eso es buena señal.

Pero entonces,

¿por qué cuando voy al baño sale tan..., tan líquida?

Pues probablemente, Vega, porque tengas una gastroenteritis.

¿De acuerdo?

¿Recuerdas si has comido algo distinto de lo habitual

o algo que estuviera en mal estado?

No. no, no.

En nuestra familia cuidamos mucho la alimentación.

Somos veganos.

No comemos nada de origen animal.

Para nosotros esto no es solo un estilo de vida;

es nuestro sustento.

Tenemos un perfil en redes sociales con miles de seguidores

donde subimos vídeos, recetas, consejos nutricionales...

Incluso nos va tan bien que hemos abierto una tienda on-line.

Estamos encantados.

La verdad es que nos gusta mucho lo que hacemos y nos va genial.

Bueno, supongo que os lo han dicho otras veces.

Pero es el chiste fácil, ¿no?

O sea, lo de Vega, ¿qué es, por veganos?

Sí.

Ella lleva el veganismo en su corazón. ¿Verdad, cariño?

Ah. Bueno, a pesar de ser veganos.

¿Sabes si has comido algo en mal estado

o a lo mejor algo por lo que no sé,

seas intolerante y todavía no lo sepas?

No. NO, no, no. NO; igual es un virus.

En mi clase han estado bastante mal algunos esta semana.

Así que me lo habrán pegado, ¿no?

Ya. Bueno, es posible.

Verás, vamos a hacer una cosa,

me vas a traer una muestra de heces

para hacer una analítica y un estudio, ¿de acuerdo?

Como tardarán varios días los resultados,

yo hoy te voy a dar el alta.

-Vale. -bien.

¿de acuerdo? Eso sí,

si notas que tienes fiebre, o vómitos, o malestar general,

te vuelves al hospital.

Vale. ¿de acuerdo?

Por ahora te voy a pautar una dieta astringente y suero

para reponer líquidos y sales minerales.

Claro. Sí, todo ecológico de nuestra tienda, ¿eh?

-¡Ah, Juanjo! Hola. -Hola.

Oye, que le están extrayendo sangre a la...,

a la amiga de tu hijo

y ahora la van a llevar a Rayos.

-¿qué amiga? -¿Cómo que qué amiga?

¿Tu hijo no te ha dicho nada?

-Pues a Sara, su amiga. -Ah.

¿Cómo que fff? ¿Qué pasa?

Nada.

Lleva dos semanas en casa de mi hijo y hay algo que no me gusta de ella.

No sé.

A mí en principio me parece muy maja.

¿Maja? ¡Es una gorrona!

Que está cambiándose a la casa de mi hijo

poco a poco.

Pero a ver, no lo entiendo.

Si me ha dicho que vive en Dublín.

No sé, no sé.

A ver, Juanjo, escúchame:

¿no será que estás siendo un poco sobreprotector?

Sí.

A ti te quiero ver dentro de unos años con Marta.

Dicen que, cuando se hacen mayores, no dan preocupaciones.

Pero una leche.

Ya. A ver,

¿y no puede ser que a tu hijo le interese que esté con él?

Pues... Sí.

Vega Román, la chica con gastroenteritis,

regresa al hospital en ambulancia porque estaba débil

y se ha caído en una parada del autobús.

Vega, te voy a hacer una exploración abdominal, ¿de acuerdo?

Dime por dónde te molesta. O te duele.

-Ahí. -¿Ahí?

-Y ahí. -¿Por acá?

-Sí.

-¿A ver aquí?

-¿También te duele? -Sí.

-A ver... Bueno.

Vamos a hacer una cosa, incorpórate, por favor.

Dime ¿has tenido vómitos? No.

¿O fiebre últimamente? Sí.

Fiebre sí. He tenido 37,5.

Llevo varios días.

¿Llevas varios días? Sí.

Con 37,5.

Vamos a hacer una cosa,

bájate un momento.

Quiero hacerte una prueba.

Mira,quiero que camines lo más en línea recta que puedas

con un pie delante del otro. ¿De acuerdo?

Venga, inténtalo.

No. No te apoyes.

De acuerdo.

Ven, ven. Ven aquí.

Ven aquí, siéntate.

Vega, deberías llamar a tu familia porque te vas a quedar ingresada.

¿Ingresada? Sí.

La paciente presenta

debilidad en las piernas y marcha inestable.

Lo que me hace pensar en un síndrome de Guillain-Barré.

Esto es un trastorno inmunitario

por el cual las defensas atacan por error al sistema nervioso.

Por lo que voy a solicitar algunas pruebas,

entre ellas una resonancia magnética craneal.

El doctor Dacaret ha solicitado una radiografía de tórax a Sara

la paciente con dolor de garganta y fiebre.

Sara, tengo los resultados de las pruebas, ¿de acuerdo?

Mira. Por un lado,

la radiografía no muestra alteraciones, ¿vale?,

la serología ha descartado la mononucleosis,

y en la analítica sí que se aprecia una leve leucocitosis.

Eso quiere decir que estás pasando algún proceso inflamatorio

o infeccioso.

-Mm, entonces, ¿qué tengo? -Bueno.

Creo que puede ser faringoamigdalitis vírica. ¿Vale?

Lo primero que tienes que hacer es dejar de tomar antibiótico,

que tomas sin criterio.

Así que empezaremos con paracetamol y antiinflamatorios. ¿De acuerdo?

-Mm. -Voy a preparar las recetas.

-Gracias. -Hasta ahora.

La automedicación es un hábito demasiado común,

y no está exento de riesgos:

dependencia, intoxicación o efectos secundarios.

Así que, antes de tomar cualquier tipo de medicamento,

debemos consultar con el médico de familia.

-Hola. -Hola.

-Espero que no sea nada. -No es nada. No es nada.

-¿Y Rubén?

Pues... Se ha ido a trabajar.

La verdad es que

no se ha separado de mí ni un momento.

-Me cuida muchísimo. -Qué bien.

-Sí, tiene buenos horarios:

llega a casa a comer, y...

Y por la tarde llega también prontito,

-y siempre hacemos cosas juntos. -¿Vivís juntos?

-Sí. -Sí, sí, claro.

-Qué bien. -Somos pareja.

No lo sabía. Qué... Qué guay.

Sí.

Bueno.

Yo me voy a ir. -Mm...

Ante los problemas neurológicos de Vega,

el doctor Landó ha solicitado una resonancia magnética craneal

que muestra algo inesperado.

En la imagen,

se aprecia una lesión con forma de masa,

que está aumentando la presión dentro del cerebro.

Podría tratarse de una infección, un sangrado o un tumor.

Por eso voy a solicitar una punción lumbar,

y un TAC torácico-abdominal y pélvico.

A ver si logramos averiguar qué es esa masa.

Bueno, cuéntame: ¿Cómo ha ido? ¡Muy bien!

Mira.

Yo creo que no hay ninguna empresa de esta ciudad

que no tenga mi currículum.

Ya solo me falta entregarlo aquí, en el hospital.

Oye, pues lo que dices no es ninguna tontería, ¿eh?

Vamos, te lo digo porque aquí, en el edificio adjunto,

en el de Pediatría,

posiblemente necesiten educadores infantiles.

Mira, tú dirás lo que tú quieras.

Pero yo voy a empezar a pensar

que tú lo que quieres es tenerme cerca.

-Javier. -¡Hola!

-¡Siéntate! -Pues sí, porque está lleno.

¿No os importa? No, hombre, no.

¿Qué te trae por aquí, Berta?

Pues nada,

que estaba repartiendo currículums por la zona,

y haciendo entrevistas,

y he venido a tomarme un café con Ramón.

Yo soy más de cara a cara que de redes sociales, la verdad.

Ahora que dices redes sociales.

Perdona.

¿Sabes que a la chica que estás atendiendo

es famosa en las redes sociales?

Sí, sí, me lo ha dicho ella.

Parece que la familia y ella

se dedican a hacer recetas de nutrición vegana.

¡Ah! ¡Interesante!

Oye, por cierto,

podíamos ir un día a un restaurante vegano, ¿no?

Me han dicho que hay uno por aquí por la zona, que está muy bien.

Estupendo. Por mí genial. Vale.

-Hola. -Hola.

-¿Qué vas? ¿Al hospital? -Sí.

No nos hemos vuelto a ver desde el Ventanuco.

Y eso que trabajamos en el mismo sitio.

Es verdad.

-¿Sobre qué hora sueles comer? -No tengo hora.

-Pues... podríamos comer hoy juntos, en el parque.

Eh... La verdad que...

-Ah... Perdona. Perdona.

Dime, Sara.

¿Cómo?

Vale, vale.

Espera. Ahora mismo voy. Sí.

Perdona, Elsa. ¿Vale?

Vega descansa mientras llegan los resultados de las últimas pruebas.

Tus seguidores están encantados

con todo lo que tu madre está subiendo desde el congreso.

No le digas nada, ¿eh? Que no quiero preocuparla.

Como quieras, cariño.

Los seguidores ya preguntan

que por qué no cuelgas ningún vídeo.

-¡Hola! -¡Hola!

-Hola. -A comer.

-Perdona, ¿ese caldo es de pollo? -Sí, sí, es de pollo.

-Lo siento.

Es que no comemos pollo, ni carne, ni lácteos.

¿Podría preguntar en la cocina si tienen una opción vegana?

-Sí, claro. Claro. Lo pregunto. -Muchas gracias.

Nada. No se preocupe.

Papá, no hace falta.

Bueno, no pasa nada.

Seguro que en la cocina te pueden hacer una sopa de verduras.

¿O es que vas a comer pollo?

Hola. ¿Cómo estás, Vega?

Pues me encuentro un poco débil.

De acuerdo.

Venía a comentaros, porque tengo ya los resultados,

tanto del TAC como de la punción lumbar.

Y son normales.

Sin embargo,

la muestra del cultivo de heces que te hicimos

ha dado positivo en salmonelosis.

Por lo que vamos a comenzar con el tratamiento antibiótico,

y te vamos a trasladar a un área de aislamiento.

¿De aislamiento?

Aunque la salmonelosis se trata

y se controla rápidamente con antibióticos, es muy contagiosa.

De ahí la necesidad de establecer medidas de aislamiento de contacto,

tanto para los familiares como para el personal sanitario.

Y sobre todo,

hay que extremar las medidas de higiene.

Vega, necesito hacerte esta pregunta.

Por favor, tienes que recordar si,

en las últimas semanas, has comido huevos o carne cruda.

No.

Que no, que no, que..., que es imposible, que no.

Está bien.

Es posible que a veces la salmonelosis también se contagie,

tanto por verduras o frutas procesadas con agua contaminada.

Los productos de nuestra tienda, seguro que no están contaminados.

Pero claro,

Vega muchas veces come fuera de casa.

Ya. No obstante,

todavía tenemos que averiguar

cuál es el origen de la masa que tienes en el cerebro, ¿eh?

Que puede ser secundario a la enfermedad.

No obstante,

vamos a empezar con el tratamiento antibiótico

y a empezar a prepararlo todo. ¿De acuerdo?

Luego les veo.

Muchas gracias.

Sara, la amiga de Rubén que se está quedando en su casa,

ha tenido que volver al hospital en ambulancia

porque presenta fiebre y dificultad respiratoria.

¿Dónde estás? ¿Dónde estás?

Te quiero. Te quiero.

-Yo también. -No me dejes.

-Ya, tranquila.

Que ya casi estamos llegando, ¿vale?

Mira, tiene aquí un exantema.

-¿Qué ocurre? -Espérate un segundo, Rubén.

Mira en las manos también. A ver, ayúdame a incorporarla...

-Sí. -Cuidado...

Eso es...

Sí. Aquí en la espalda también.

Vale. Con cuidado...

-Con cuidadito... -Eso es.

Rubén, escucha

¿Tú sabes si ha estado en algún país exótico últimamente?

No, solo aquí.

Vale.

¿Y ha podido estar en contacto con algún animal o persona infectada?

-Hasta lo que yo sé, no. -Vale.

¿Y en cuanto a la rubeola, varicela y sarampión, está vacunada?

No lo sé.

-Bueno. Tú sí, ¿verdad? -Sí, yo sí.

Vale.

Mar,

¿Me ayudas a incorporarla otra vez?

Ahí está. Con cuidado...

Aguántala ahí...

Vale.

Si existe fiebre,

es bueno intentar sacar la máxima información posible

relacionada con contactos o viajes.

La información que a primera vista puede parecer no tener importancia,

para un médico puede ser muy útil.

Vale.

Tiene líquido en las dos bases pulmonares, ¿eh?

Tiene 39 de fiebre,

la tensión alta y satura bajita.

Vale.

-¿Qué ha pasado? Acabo de enterarme. -¿Puede tener lo que has dicho antes?

¿Varicela o rubeola...?

A ver, podría ser.

Lo que pasa

que puede que haya llegado al hospital con un estadío primario,

y entonces no...

No nos hemos dado cuenta. ¿Vale?

Mar, Vamos a hacer una cosa.

Hay que añadir corticoides al tratamiento que ya tiene,

oxígeno, antipiréticos,

y también, antibióticos

de amplio espectro intravenoso. ¿Vale?

Venga, gracias.

Ah. Y también tenemos que hacer analítica, gasometría y serología.

Y una radiografía de tórax. ¿Vale?

Rubén, voy a pedir también una valoración dermatológica,

y que sepas que tendrá

que quedarse ingresada en aislamiento. ¿De acuerdo?

-¿Qué? -Bueno.

Es que puede que lo que tenga sea..., sea contagioso.

Mejor así. ¿Vale?

-Ff... Madre mía. Vale. -Tranquilo.

Todo va a ir bien, Rubén.

¡No me dejes!

Cuando un paciente presenta

una enfermedad con riesgo de contagio,

el hospital lo que hace es tomar ciertas medidas

para evitar la propagación.

Lo que hacemos es aislar al paciente en una habitación

donde el aire se filtra para renovarse.

Es lo que médicamente denominamos como habitación de aislamiento aéreo.

Una vez comenzado el tratamiento con antibióticos para la salmonelosis,

Vega parece encontrarse algo mejor.

Anoche le tuve que decir a tu madre que estabas ingresada.

Ya no podía ocultárselo más tiempo.

Dice que va a adelantar su vuelo.

¿Ves cómo no tenías que decirle nada?

No pasa nada.

Le he dicho que estabas un poco mejor.

La que también quiere venir es tu hermana.

Pero le he dicho que no.

Que se puede contagiar.

Perdona.

Mira, es ella.

Cariño ¿Qué tal?

Sí. Aquí estamos, sí.

Sí. ¿Cómo?

Vale.

Vale, vale, vale. Vale. Adiós.

Papá, ¿qué pasa?

Papá, que qué pasa.

Vega, no... No me lo puedo creer.

¿Esto es verdad?

¿Te has comido este costillar?

Vega. Pero...

Tu hermana dice que nos están insultando.

Alguien ha subido estas fotos en un comentario.

Papá, lo siento.

Nos están llamando hipócritas y farsantes.

Papá, lo siento.

Y que van a dejar de seguirnos

y que van a hacer boicot en nuestra tienda.

Pero Vega.

Yo no me lo puedo creer, de verdad.

Pero ¿desde cuándo comes carne?

¿Vega?

Cariño.

Cariño, despierta.

¡Cariño!

Tras realizarle varias pruebas a Sara,

la paciente con una posible enfermedad contagiosa,

el doctor Dacaret le ha hecho un TAC torácico para completar el estudio.

Acto seguido, el doctor Ramírez, el dermatólogo,

la ha examinado

pautándole que se mantenga con el tratamiento con corticoides,

a la espera de los resultados de las serologías.

Ay, gracias por...,

por todo lo que estás haciendo por mí.

Eres un amor.

Bah. No es nada.

¿Estás bien?

Estás muy callado.

Sí.

Va, que soy yo.

Y a mí me lo puedes contar. ¿Qué te pasa?

Que no me pasa nada.

Que si es por mí me voy a poner bien. Te lo digo en serio.

Venga, háblame.

Quiero olvidarme de que estoy aquí y de todo lo que me está pasando.

Cuéntamelo. Dime.

Bueno. Pues...

que no es solo por ti. Es...

Que me gusta una chica, y... Y no sé.

Se ha mostrado bastante fría.

Bueno,

si la chica no muestra interés lo mejor es que te olvides, ¿no?

Rubén, tengo algo importante que decirte.

Dime.

Que no voy a volver a Dublín.

¿Cómo? Pero ¿y eso por qué?

Hola.

-Ah... Hola, doctor. -Hola.

Sara, ¿cómo te encuentras?

Bueno, me... Me encuentro muy débil, me...

Me cuesta respirar muchísimo.

Bueno, es normal, ¿eh?

En la analítica,

aparece que estás pasando

por un proceso infeccioso inflamatorio.

Que está provocando una insuficiencia respiratoria.

¿De acuerdo?

Escucha.

¿Tú recuerdas si has podido estar en contacto

con alguna persona enferma?

-No. -Vale.

Y por otro lado,

¿recuerdas si te pusieron la vacuna de la rubeola,

la varicela y el sarampión?

Bueno, la... La verdad es que mis padres no...

No eran muy creyentes en esto de las vacunas.

Así que no... No me...

-Tranquila, tranquila. -No me...

-¿Qué le pasa, doctor? -Rubén espera fuera, por favor.

-Sí. -Tranquila.

Respira, respira, respira... A ver. Una. Incorpórate, vale.

Ahí, tranquila...

Sara está estabilizada,

pero presenta una infección que se está propagando.

El problema es que, como no conocemos la causa,

lo único que podemos hacer es reforzar el tratamiento

y esperar las serologías.

Ante la aparición de nuevos síntomas neurológicos,

se amplía el estudio de Vega con un TAC craneal.

Creo que Vega tiene algo más que una salmonelosis,

ya que en la imagen se detectan dos focos de sangrado cerebral,

provocados por la masa

que anteriormente vimos en la resonancia.

Provocando una hidrocefalia,

que ha aumentado la presión intracraneal.

De ahí que la paciente tenga un bajo nivel de conciencia.

Seguidamente le hemos realizado un angiotac,

donde se ha detectado un vasoespasmo.

Por lo que vamos a tener que llevarla

de urgencia a quirófano.

El equipo de Neurocirugía interviene a Vega

para corregir la presión intracraneal.

También se toman muestras de la masa que se detectó en la resonancia.

Jorge.

Doctor ¿Qué tal? ¿Cómo ha ido todo?

¿Qué tal mi hija? ¿Cómo está?

Bien. Bien, bien.

La operación ha ido bastante bien.

Ahora mismo está en la UCI descansando.

Verás, ahora tenemos que esperar al laboratorio,

para que nos confirme si los vasoespasmos con hemorragia

que ha sufrido

son debidos a un proceso infeccioso o a un tumor.

¿Cómo a un tumor?

¿Qué me está diciendo? ¿Que mi hija...?

No, vamos a ver, vamos a ver. Es una posibilidad.

Ya.

¿Puedo ir a verla?

Ahora mismo no. Está descansando.

Cuando la suban a planta y despierte,

ya le avisarán para que la vea.

Bien.

El doctor Dacaret recoge en el laboratorio

los resultados de las serologías de Sara,

la paciente que sufre una infección.

A ver.

Mmm...

Sarampión.

Claro.

Sarampión.

Mira Sara, tengo los resultados,

y finalmente han confirmado que tienes sarampión.

¿Y cómo he podido contagiarme de eso?

Bueno, es una enfermedad que..., que se contagia a través del aire.

Y... Así que no sé.

Es muy fácil que te puedas haber contagiado en cualquier sitio.

¿No tienes alguna idea de lo que puede haber pasado o dónde?

Pues no sé.

Bueno, ahora que lo recuerdo,

me senté al lado de un señor muy mayor en el avión, que...,

que no paraba de toser y que tenía como manchas.

Pero no sé.

Pensé que..., que estaba resfriado, no más.

Bueno. Ese sería un posible portador.

Y tú, al no estar vacunada,

pues claro, te has contagiado.

La mejor manera de protegerse

es con la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola.

Lo que se llama la triple vírica.

Las recomendaciones de la OMS y de las sociedades pediátricas

es que se tiene que aplicar esta vacuna a todos los niños.

Yo, como médico,

tengo la obligación de alertar que,

si no se da esta vacuna conscientemente a un niño,

el peligro puede ser muy grave.

Mira es una enfermedad que la produce un virus.

Y el problema que tenemos

es que no hay un tratamiento antiviral específico para este virus.

¿De acuerdo?

Entonces, normalmente, pues lo que hace falta es reposo.

Pero claro, en tu caso

tienes una insuficiencia respiratoria.

Así que tenemos que seguir con el oxígeno,

e introducir broncodilatadores. ¿Vale?

Si tienes cualquier pregunta...

-No. -¿Seguro?

-Seguro. -Vale.

-Pues os dejo a solas. -Muchas gracias, doctor.

-Hasta luego. -Gracias.

Tras la colocación de un drenaje intracraneal,

Vega continúa recuperándose en la UCI.

-Buenos días, bella durmiente. -Hola.

-¿Cómo te encuentras? -Estoy agotada.

Ya.

Es natural que tras la operación, pues solo quieras dormir.

Y comer. Tengo mucha hambre.

-Mm. -Ay, papá, las fotos.

Bueno.

No pienses en eso ahora. ¿Vale?

Lo siento mucho.

Es que soy vegana porque vosotros lo sois.

Pero... yo no sé si quiero serlo.

¿Lo entiendes?

¿pero por qué no me lo contaste antes?

Pues por todo, me daba miedo.

Por la tienda, los seguidores... Todo.

-Ya, Vega. -Lo siento.

No te preocupes. Lo entiendo.

Soy consciente que tú y tu hermana

no elegisteis ser veganas por vosotras mismas.

¿Has comido solo carne?

No. También huevos y leche.

Ya.

Papá, estoy asustada. ¿Y si tengo cáncer?

No, no, no pienses en eso ahora.

-¿Eh? Trata de descansar. -Vale.

Tengo que salir. No me dejan estar aquí mucho tiempo.

Vale.

Te quiero, cariño.

Y yo a ti, papá.

Oye, déjame el móvil.

Que quiero escribir a mis amigas, porfi.

Vale.

Pero deberías descansar.

Vale. Solo un ratito.

Gracias.

"Hola, chicos.

Sé que lleváis varios días

preguntándoos por qué no subía vídeos ni nada,

pero bueno.

Os lo quería contar bien y...

Aquí me veis...

Estoy bien y, bueno.

Quería contaros una cosa

que llevo mucho tiempo queriendo deciros".

Gracias por cuidarme. Eres un amor.

-Antes no pudimos hablar. -¿Eh?

¿Por qué dejas Dublín?

Eh... Bueno, porque...

En la empresa en la que estoy

están haciendo un reajuste de plantilla, y bueno,

como fui la última en entrar, pues me han echado.

Ah. Vaya.

Y ¿piensas buscar trabajo aquí?

Claro. Claro.

Lo único que..., verás.

-¿Puedo pedirte un favor? -¿El qué?

¿Puedo quedarme un poco más en tu casa?

Solo hasta que encuentre algo.

¿Más?

Digo. Que... claro.

-Mi casa es tu casa. -Muchas gracias.

Nada.

Eh... Tengo que trabajar. ¿Vale?

-Claro. -Mejórate.

Juan.

Juan hola, sí.

Sí, te llamo desde España, sí.

Eh... Verás...

Quería pedirte un favor. Mira.

Quiero pedir una excedencia de mi trabajo de allí,

por un... Por un tiempo.

Pero...

No, no, no, por motivos familiares, no te preocupes.

Sí, lo único que quería era que me...

Que me allanaras un poco el terreno con los jefes, y bueno.

Me informaras un poco del papeleo. ¿Sí?

Muchas gracias.

Genial. Hablamos.

Hablamos, chao. Chao, chao.

Vega continúa recuperándose de la intervención

y la salmonelosis.

Espera los resultados de la muestra de la masa enviada a laboratorio.

-¿Cómo estás? -Pues bastante asustada.

-Bueno.

Si es por los resultados, puedes estar tranquila.

Porque no se trata de un tumor. Ay..., vale.

Es un absceso.

Verás, te cuento.

Eh... La infección por salmonelosis

provocó un absceso de pus, ¿eh?, en el cerebro.

Este absceso es el que desencadenó los focos de sangrado

y el posterior vasoespasmo.

Generando una hidrocefalia,

que es lo que hizo que aumentara la presión intracraneal. ¿M?

Vale.

Por ahora vamos a seguir con el tratamiento antibiótico, ¿eh?

y dentro de unos meses tendremos que volver a intervenirte

para retirar el drenaje.

-Hola. -¡Hola! ¿Qué tal?

Por lo demás, nada.

Vas a seguir en el hospital,

vamos a seguir con el tratamiento antibiótico,

hasta que desaparezca la salmonelosis.

Vale.

Bueno, Vega,

parecen buenas noticias, ¿no?

Sí. Son muy buenas.

Es más, os dejo solos porque, posiblemente,

ella te quiera contar otras.

-Muy bien. -¿De acuerdo?

-Muchas gracias, doctor. -Nada.

-Gracias. -Nada. Luego te veo.

Vale.

¿Qué te ha dicho?

¡Pues papá, que no tengo cáncer!

Cariño.

¡Qué bien!

¡Sí! ¡No me lo creo!

-Y tengo otra buenísima noticia. -Ah, ¿sí?

-El otro día, cuando me dejaste el móvil,

hice un vídeo explicándole a los seguidores que...,

que la única que había dejado de ser vegana era yo,

y que lo hacía para...,

para probar por mí misma y...,

y ver qué es lo que...,

qué es lo que quiero hacer.

Claro.

Si es que yo no lo entendía.

¿Tú sabes que los seguidores comenzaron a pedir disculpas?

No...

Y a decir que van a seguir comprando en la tienda.

-¡Papá! -¡Yo no entendía por qué!

-Pues ya lo sabes. -Si es que eres la mejor, mi niña.

-No. Tú eres el mejor, papá.

Hola, hijo. Perdona por el retraso.

Tu amiga se va a poner bien.

He estado hablando con el doctor Dacaret.

¿Te acuerdas de aquello que decía el abuelo

de que las visitas son como los muertos?

¿Que al tercer día apestan?

Pues eso es lo que me va a pasar con Sara.

Se queda en España, y, concretamente, en mi casa.

Ya. Y eso te molesta.

Ff... Pues por unos días no me importa.

Aunque es bastante plasta con lo de la tapa del váter

y con lo de quién me ha llamado...

No sé.

A la larga, sí.

Molesta un poco.

Mira, hijo.

Sabía que esto iba a pasar.

No quería meterme, pero ya que estamos te lo digo.

Cuando se recupere tienes que decirle que se vaya.

Pero no puedo hacerle eso, papá. Somos amigos, y...

En Dublín nos ayudamos mucho y...

Ahora está enferma, y la han echado del trabajo.

Esa chica, desde que ha llegado, ha tenido un objetivo claro.

Y es quedarse en tu casa.

Qué tontería, papá.

-¿Qué?

Ha abusado de tu bondad.

Y le ha echado un morro increíble.

Ha comido, usa la luz, el teléfono..., lo usa todo gratis...

¡Eres un chollo!

-Ya, pues porque no tiene pasta. -Sí, ¿pero ha dicho de pagar algo?

¿Aunque sea un poquito? ¿La leche, el pan? ¿Eh?

-No. -Ah, ¿ves? Pues lo que yo te diga.

Bueno. Visto así...

Mira, hijo.

Tienes casi 30 años para tomar decisiones.

Es tu vida.

Tú decides.

Ya está.

-Ramón: ¿Un café? -¡Sí, gracias!

-¡Aaaaah! Aunque dijeras que no, me estaba...

Oye, mira estaba viendo imágenes de las recetas de la familia de Vega.

La paciente esta que he atendido. Ajá.

Y la verdad es que son muy interesantes.

Sí, yo he hecho alguna en casa.

Por cierto:

¿Has ido ya con Berta al restaurante vegano, ese que decía que...?

-No, no, todavía no. -¿No?

-¿Por?

-Todavía no quiere decir que todavía puede que sí.

-Vamos a ver, Javier.

Sí, es posible, sí. ¿Por qué? ¿Quieres venir?

-No, no, no, no es eso. Pero...

A ver, Ramón, viene a visitarte de vez en cuando,

quedáis para comer, para desayunar...

Algo hay, Ramón. Algo hay.

A ver, doctor Blanco.

Abandone usted esta faceta de Cupido,

que no le pega nada.

Berta es una chica muy maja, y lo pasamos muy bien juntos,

y estoy muy a gusto con ella.

Pero vamos. Nada más. Ya.

¿Recuerdas que te hablé de..., de un radar que yo tengo,

que se me enciende cuando dos personas se hacen tilín?

Pues no suele fallar.

  • Centro médico - 02/02/18 (1)

Centro médico - 02/02/18 (1)

02 feb 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 02/02/18 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 02/02/18 (1)"
Programas completos (1014)

Los últimos 1.027 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos