www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3467266
No recomendado para menores de 7 años Centro Médico - 01/02/16 - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Álvaro lleva al hospital en estado grave.

Durante el ejercicio de su procesión ha sufrido una herida

por arma blanca en la cabeza. El doctor Herranz

es el encargado de atenderle.

¡Necesito un quirófano ya!

En principio parece que el golpe no ha provocado un daño en el cerebro,

pero no lo sabremos exactamente hasta que no realicemos unas pruebas

Mis compañeros le están atendiendo, pero es una situación crítica.

Poco después llega al hospital Susana,

preocupada por el estado de su novio Soy la pareja Álvaro Martínez.

Me han dicho que lo han traído aquí. -Un momento. Enseguida le informan.

Vale.

Hola, ¿preguntaba por mí? Sí. Soy la pareja de Álvaro Martínez,

que ha entrado aquí, me han dicho sus compañeros.

Álvaro ha entrado. Ha habido una pelea de bandas latinas,

y ha tenido un traumatismo. Estamos haciendo todo para salvarle.

¿Pero está bien? De momento no la puedo informar más,

pero siéntese ahí y cuando tenga la información se la doy.

Jacinta lleva más de una semana con hipo.

Viene al hospital con la esperanza de que puedan hacer algo,

ya que su vida se está viendo afectada por esta dolencia.

Todo el mundo me mira mal. Ya casi no salgo de casa,

bueno, y al cine tampoco puedo ir porque... porque noto toda la gente

pendiente de mí más que de la película. Al final,

me tengo que salir de la sala. ¡Ay!

Yo creo que piensan que voy un poco piripi.

Pero no ¿eh? Yo una copita de anís después de las comidas

sí que me tomo, pero nada más. Pues este es el motivo de mi visita,

que tengo hipo desde hace varios días y no hay manera de quitarlo.

La verdad que es un poco desesperante,

porque no puedo apenas comer, dormir y...

y casi no salgo de casa porque...

tampoco es que tuviera mucha vida social, pero... No me gusta salir así

-¿La había pasado eso antes?

-Pues... Sí, pero no de esta manera.

Algo normal, como a cualquier persona.

-¿Lo lleva teniendo desde hace muchos días?

-Pues...

Aproximadamente... una semana.

-Voy a hacer un examen físico ¿de acuerdo? Pase por camilla.

-El hipo es un movimiento involuntario del diafragma

seguido por el cierre rápido de las cuerdas vocales,

que es lo que produce este sonido tan característico.

Cuando supera las 48 horas se le conoce como hipo persistente,

y puede indicar varias cosas, desde una meningitis,

reflujo gastroesofágico, pericarditis, cáncer de pulmón,

aunque, bueno, esto sería en casos más extremos.

Susana. Sí.

Hemos detenido la hemorragia,... ¡Ay, qué alegría!

¿Y cuándo puedo verle? ...pero el traumatismo era muy grave

Lamento informarte que Álvaro ha entrado en coma.

La escala de Glasgow sirve para medir el nivel de consciencia

que tiene un paciente que ha entrado en coma. Álvaro tiene un 8 sobre 15.

Eso quiere decir que puede responder espontáneamente a algunos estímulos.

¿En coma?

¿Y cuándo se va a despertar? Cada caso es único.

Es cierto que Álvaro al ser policía, tiene una buena forma física,

pero no es un factor determinante.

Mi siguiente paso será hacer un TAC.

Quiero descartar procesos comprensivos intracraneales.

Estoy aterrada por lo que pueda pasar.

Hemos luchado tanto por nuestra relación...

Este mes por fin nos íbamos a vivir juntos, y en verano teníamos planeado

irnos a Caracas.

Mi amor ¿te acuerdas que no parabas de poner esta canción

cuando fuimos a París?

Te gustaba un montón, y que yo te decía quítala ya, hombre,

pon otra cosa.

Los "Peces". Sí.

Esa la escucho en casa con mi mujer.

He leído que ponerle música o hablarle de nuestras cosas

puede ayudarle a que se despierte antes.

No hay evidencia médica de que eso sea verdad.

Lo que necesita es tiempo. Ya.

Pero... tampoco le va a hacer daño.

Luego vuelvo.

El coma sigue siendo un misterio médico. Es una pérdida severa

de consciencia que puede alcanzar diversos niveles de profundidad,

en base a si responde al dolor, si tiene movimientos de pupilas,

si tiene reflejos, etcétera. Mi amor, y he comprado el sofá.

He comprado el verde,

porque el gris ya me dijiste que no te gustaba y...

pues el verde, y...

mi amor, y he sacado a Rodolfo a pasear.

Es un poco pesado pero... ya sé que te quiere más a ti pero bueno,

al menos no me ha ladrado.

Me preocupan especialmente los episodios depresivos

asociados al coma, pero es muy curioso, porque se dan más

en los familiares que en los propios pacientes cuando se despiertan.

Creo que Susana es una persona fuerte, y su actitud es encomiable.

No será grave, ¿no? Lo digo por si me evitaba hacer la compra de mañana.

-Yo creo que a mañana sí que llega.

¿A sí? -Súbase la manga, por favor.

Entonces pondré a remojo los garbanzos cuando salga de aquí.

-Vamos a tomar la tensión lo primero.

El hipo es un síntoma muy incapacitante que a largo plazo

ocasiona trastornos en la alimentación y en respiración.

También genera insomnio, depresión, afecta a la comunicación

y a la vida social de los pacientes; y entiendo que Jacinta se sienta así.

¡Bueno!, de todas formas de algo hay que morir ¿no?

Claro que de hipo... qué poco elegante,

con lo estupenda y señora que soy yo. -Tampoco hay que ponerse en lo peor,

si además, usted es muy joven para pensar así.

Ojalá. Si me llama de usted como si fuera una vieja.

-A partir de ahora te voy a tutear. Me parece muy bien.

-¿Sí? ¿Te quitas el collar, por favor?

-Respira hondo.

No puedo.

-Vale. Vale, no pasa nada.

-Siéntate. -No puedo comer,

no puede dormir, hasta respirar con normalidad me cuesta un mundo.

La doctora está teniendo mucha paciencia conmigo,

pero estoy segura que piensa como todo el mundo:

qué mujer tan atractiva... pero qué pesadita está con el hipo.

¿Desde cuándo llevas gafas? Susana va a buscar al doctor Herranz

Tiene noticias sobre la evolución del estado de su novio, Álvaro,

el paciente que lleva varios días en coma.

Hola, Álvaro. ¿Sabes qué te ha pasado?

No. Vale. Tranquilo.

Hace unos días te atacaron, y has entrado en coma.

Te acabas de despertar. Me duele la cabeza.

-Cariño pensaba que no te ibas a despertar nunca.

¿Quién eres?

-Mi amor, soy yo.

Álvaro ha estado en coma varios días y hay que evaluar el riesgo

de daños irreversibles y graves, pero la desorientación,

el no recordar nada del accidente son efectos bastante comunes.

-Cariño, soy yo.

-No sé quién eres. -Mi vida, soy tu novia.

Es normal que estés desorientado. Mi vida, que soy yo.

-¿Dónde está mi novia?

Mi amor... Yo soy tu novia.

-No. Álvaro ¿cómo se llama tu novia?

-Beatriz. ¿Dónde está Beatriz?

Álvaro, soy yo. Yo soy tu novia. -No, tú no eres mi novia.

Llame a...

Susana, vamos a salir un momento y le dejamos tranquilo.

Pero... Llame a Beatriz, ¿vale?, que estará preocupada.

Álvaro sufre amnesia retrógrada. Es un tipo de amnesia que afecta

a la memoria episódica, lo que significa que no recuerda

determinados eventos que han ocurrido antes de la lesión.

Le ocurre a personas que han despertado de un coma,

y los pronósticos son dispares. Cuando yo empecé con Álvaro

él estaba con otra chica, Beatriz, pero... nos enamoramos

y empezamos a salir juntos; y eso hace ya tres años.

¿Cómo es posible... que piense que Beatriz es su novia

después de tanto tiempo? Él está conmigo, no con ella.

-Vamos a ver, Jacinta.

Voy a mandar a hacerte unos análisis de sangre,

y también una radiografía de tórax. ¿Tienes algún otro síntoma

que se te haya olvidado? -Pues...

un poco de ardor de estómago también tengo.

No sé si tendrá que ver con el hipo. -Podría ser.

Vale... También te vamos a hacer una gastroscopia,

así tenemos todos los frentes cubiertos.

-Muy bien. ¿Y para las arruguitas no tiene nada?

Porque yo me pongo unas pinzas por la noche pero no dan resultado.

-Ese no es mi campo. Yo la cirugía estética...

Pues muy bien. -El ardor de estómago

indica un problema de reflujo gastroesofágico.

El hipo puede estar relacionado con ello, por eso he mandado

una gastroscopia, para tener todos los frentes cubiertos.

-Te recomiendo es que te airees un poco; no es bueno estar en casa.

No es recomendable en estos casos.

Lo que es salir a la calle... me cuesta ¿eh?, me cuesta.

Yo soy una persona muy conocida en mi barrio;

he vivido allí toda la vida, y la verdad es que...

que me señalen con el dedo no me gusta nada.

Eso de que vayan diciendo por ahí: “Mira, la loca del hipo”.

-Sí, pero tampoco es eso. Pues no sé, dese un paseo

por otra calle donde no la conozca nadie.

Pues seguiré sus consejos. -Muy bien.

Pues Eso debe hacer, debes hacer. Nos vemos el próximo día

para hacer las pruebas. Pues muchas gracias.

-De nada.

Me preocupa que aparte del problema sintomático,

Jacinta acabe desarrollando otros trastornos de carácter psicológico.

Sé que detrás de ese humor que usa para protegerse

hay una soledad y auto marginación por no atreverse a salir a la calle,

y eso es malo. Recuerda que el día que vengas a hacerte las pruebas

tienes que venir en ayunas ¿vale? Vas a pasar unas horas sin comer

pero bueno... Habrá que darse algún caprichito.

-Pues te vendrá bien ¿seguro? A mí me encantan las ostras.

Voy a comprar unas ostras.

¿Y si me da un ataque de hipo y se me quede la ostra atragantada?

¡Qué horror ¿no? ¿Te imaginas encontrarme en el salón ahí tirada...

con la concha aquí...? Qué poco glamur.

Yo el día que me muera tiene que ser bien peinada,

bien maquillada, con mi bata de raso y con unos pétalos de rosa alrededor.

Como mujer elegante que soy.

Perdona... -Haz algo que te anime ¿de acuerdo?

No te preocupes. Seguiré tu consejo.

Muy bien. Muchas gracias. -Hasta luego.

¿Qué le está pasando, doctor? Es normal que no recuerde

a sus seres queridos. Ha despertado. No lo entiende,

Beatriz es su exnovia, con la que rompió hace tres años.

Se acuerda más de ella que de mí. Bueno, como te digo

se acaba de despertar. Es normal que tenga pérdidas de memoria.

Pérdidas de memoria; Pero si se acuerda de su ex y de mí no.

Susana, es normal. Vamos a darle un poco de tiempo a ver si recupera,

¿vale? Vale. Y mientras ¿qué puedo hacer?

Si quieres ayudarle, por ejemplo, puedes traerle fotos

que salgáis los dos, o algún recuerdo especial

que creas que le pueda ayudar ¿Vale? Vale.

Siempre con tranquilidad, sin presión.

Yo voy a pedir una resonancia para descartar lesiones neurológicas

Vete con él, tranquilízale, habla con él, y luego vuelvo.

Gracias.

La doctora Rey va a realizarle la gastroscopia a Jacinta,

la paciente con hipo persistente.

Espera que este procedimiento arroje algo más de luz

que las anteriores pruebas realizadas.

Ya me podías haber avisado de que me trajeron camisón de casa,

porque esta bata no me favorece nada.

Si esto es el color de la elegancia. La gastroscopia es

una prueba diagnóstica que permite la visualización del esófago,

el estómago y el duodeno mediante la inserción de un tubo flexible

con una cámara diminuta llamada endoscopio.

Vamos a sedar a Jacinta para que no sienta dolor

durante la exploración, y a ver qué encontramos.

Ahí está.

Hola, Jacinta. -Hola, doctora.

¿Cómo estás? Estaría mucho mejor en la Costa Azul,

pero bueno... ¿Qué tal han ido las pruebas?

Te hemos detectado una hernia de hiato.

La hernia de hiato es una afección por la cual una porción del estómago

pasa hacia el tórax a través de una abertura del diafragma.

Eso es lo que te estaba provocando el hipo y el ardor de estómago.

Lo bueno es que es leve.

-Una hernia de hiato. Sí.

-¡Por Dios, qué vulgar, qué vulgar!

Hubiera preferido tener una... enfermedad más rara

con un nombre más exótico, pero una hernia de hiato, por Dios...

-¿Eso es lo que me provocaba el hipo? Sí.

En realidad es que no sabemos a ciencia cierta por qué el hipo

indica ciertas afecciones. Pero sí. -Ya...

-Pero se podrá curar ¿no? Sí.

Como norma general, los objetivos para el tratamiento

de la hernia de hiato son aliviar los síntomas

y prevenir complicaciones Te voy a recetar unos antiácidos

para tratar el ardor de estómago, y quiero que descanses

una hora después de cenar, y que levantes el cabecero de la cama

un poquito, unos 10 o 15 centímetros, para que no te moleste

el reflujo gastroesofágico. -Muy bien. ¿Pero el hipo se va a ir?

Sí, si sigues las indicaciones que te estoy dando y el tratamiento,

por supuesto, al igual que el ardor. -Estupendo.

No es que esté contenta por tener una hernia de hiato,

pero bueno, me alivia un poco saber que si me cuido,

el hipo por fin... va a desaparecer.

Si notas que de repente tienes dificultad a la hora de tragar

o dolor en el pecho, tienes que regresar inmediatamente;

eso significaría que la hernia de hiato está un poquito peor.

-Pues esperemos que no. Esperemos que no.

-Muchísimas gracias, doctora. Tener una enfermedad crónica

no es ningún estigma, yo lo sé por experiencia propia,

porque tengo diabetes. Por suerte, Jacinta no ha llegado a ese extremo.

-¿Y de esto te acuerdas? Fue el año pasado

en casa de tus padres en Navidad. Estas son del hotel en París.

-Es que no me acuerdo, de verdad. Estas fotos podrían ser

de hace un mes, dos meses, o de hace un año. No me acuerdo, lo siento.

-Haz un esfuerzo, mi vida. Es que me suena... Me suena a chino.

Yo lo que quiero es ver a Beatriz, pero no sé porqué no la han llamado.

-Necesito ir al baño ¿vale?

Entiendo que sea frustrante para él...

no entender las cosas, darte cuenta de que... lo que tú estás pensando

no es la realidad, pero joder, para mí también es frustrante.

Hace unos días todo era perfecto;

tenía la mejor vida del mundo, y hoy...

hoy no tengo nada. Álvaro, es normalque un paciente,

cuando se despierta del coma esté desorientado

y... sienta cierto agobio ¿vale? pero...

Susana no tiene la culpa, Ya lo sé, pero no me acuerdo de nada,

y lo que quiero es que esté Beatriz. No entiendo porqué no la han llamado.

No sé si en este momento lo mejor es llamar a Beatriz.

Doctor, por favor se lo pido. Hablamos todos los días,

y debe estar preocupada. Llámela. Está bien, haré lo que pueda.

Gracias.

La resonancia no ha mostrado signos de lesión cerebral.

No me quiero meter en la relación de Álvaro y Susana, pero es verdad

que Beatriz es un poco la clave para que él recuerde,

o por lo menos para que se convenza de que no están juntos.

En algún momento tiene que retomar la vida donde la dejó.

Jacinta. Vamos, que yq está esperando la doctora Rey

Hoy te veo más seria. ¿Qué pasa? La cabeza, tengo una jaqueca...

¡Vaya por Dios! Bueno, vamos a ver.

¿No me digas que has venido porque tienes los síntomas que te comenté?

-No, nada de eso.

El ardor de estómago ha desaparecido, pero el hipo...

el hipo es peor. ¿Cómo que es peor?

Pues... que viene acompañado con dolores de cabeza insoportables,

de verdad, y no puedo más.

Cuando estoy en casa tengo que dejar todo a oscuras...

Tengo que apagar la televisión y...

y es peor todavía, porque lo único que oigo es el sonido

¡de este maldito hipo!

De verdad, es desquiciante, es desquiciante.

-Me ha sorprendido la evolución de Jacinta.

Es normal que una hernia de hiato origine episodios de hipo,

lo que no es tan normal es que una hernia, el hipo

y los dolores de cabeza estén relacionados,

así que nos hemos tenido que dejar algo. Vamos a seguir haciendo pruebas

Voy a hacerte un TAC craneal directamente. ¿Vale, Jacinta?,

así ampliamos la búsqueda. -Estupendo.

Muchas gracias, doctora, muchas gracias.

-Hola. Vengo a ver al paciente Álvaro Martínez. Me acaban de llamar.

Al día siguiente, Beatriz viene al hospital para visitar a Álvaro,

el paciente amnésico que cree que todavía tiene relación con ella.

¡Ey, cosita!

-Álvaro. ¿Cómo estás, amor?

Claro que estoy incómoda, pero no porque el doctor la haya llamado,

él solo quiere que Álvaro se recupere,

lo que me da miedo es que la chispa entre ellos renazca

y mi futuro con Álvaro desaparezca. -Me ha sorprendido mucho verlo así,

bueno, verlo a secas; hacía mucho tiempo que no hablábamos

ni sabíamos nada el uno del otro, aunque sabía

que se había hecho policía y que lo demás le va bien.

El médico me ha contado qué le pasa; solo espero poder ayudarle.

-Amor, esta gente dice que tú y yo no nos conocemos.

Doctor, esta es mi novia. Esta es Beatriz. Díselo,

díselo que estamos juntos, porque me estoy volviendo loco.

-Álvaro, hace tres años que no estamos juntos,

de hecho, hace tres años que no nos vemos, ni hablamos, ni nada.

Susana, vamos a dejarles a solas.

Vamos.

Estoy segura de que ella sigue sintiendo algo por Álvaro.

Se nota que no le ha olvidado.

La doctora Rey ha programado un TAC para buscar la causa

del dolor de cabeza que ha desarrollado Jacinta.

La prueba acaba de finalizar, y la paciente espera que la doctora

le comunique los resultados. Espera un poco ahí ¿vale?

Así... Eso es. Tranquilita.

¿Qué tal, doctora? ¿Alguna novedad?

Bueno, en un ratito nos vemos. Venga, muchas gracias.

Venga, Jacinta. De nada, hasta ahora.

-Ya sabemos porqué te dolía la cabeza.

-Ah, sí? Sí.

Te hemos encontrado una mancha.

De momento, lo que vamos a hacer, Jacinta, es realizarte una biopsia,

y en cuanto tengamos los resultados, pues...

vamos a saber cuál es la mejor forma para proceder.

¿Quieres que llame a alguien de tu familia...?,

¿quizás a tu marido?

-No tengo a quien avisar.

¿No tienes a nadie? -No.

Disculpa, es que como te había visto el anillo puesto antes...

-No, no es un anillo de casada, era de mi madre.

Mi madre murió hace muy poco.

Era la única persona que tenía en la vida.

He pasado los últimos 15 años cuidándola porque...

porque estaba muy malita la pobre.

No he tenido tiempo de... de conocer a nadie,

ni de... ni de tener hijos,

ni de trabajar.

Tendrás a algún familiar, algún amigo, algún vecino

al que puedas llamar. -Aunque parezca mentira...

no.

Mi padre murió cuando yo era pequeña, y gracias a Dios

nos dejó una situación económica bastante acomodada.

No he tenido que trabajar;

he vivido siempre con mi madre. Hemos sido siempre

la una para la otra.

Bueno, también he tenido algún que otro noviete, pero...

pero eran poco para mí,

y para estar peor acompañada que sola...

Claro, que antes tenía a mi madre.

Lo que vamos a hacer es que te voy a ingresar ¿de acuerdo?,

así a nosotros nos va a venir muy bien mantenerte en observación.

¿Vale? Y no te preocupes, porque te vamos a poner una vía

y te vamos a administrar los calmantes.

-Ese dolor otra vez...

Beatriz, esto no puede ser verdad, porque yo me acuerdo perfectamente.

Si la semana pasada estábamos cenando con tus padres. ¿No te acuerdas?

-Eso pasó hace mucho tiempo, yo ni siquiera me acuerdo;

aunque me gustaría acordarme, Álvaro, pero es que no...

Hace mucho que no estamos juntos. -Vale, ya. Pero yo te quiero,

yo siento como si fuera ayer. -Es que...

te estuve esperando mucho tiempo y...

y he rehecho mi vida. Estoy con otra persona.

-Pero ¿qué nos pasó? Si tú y yo éramos felices.

-Lo dejaste. Supongo que...

no te daba lo que necesitabas, no sé.

-¿Eres feliz?

-Sí,

como tú con Susana. Lo que pasa es que todavía no te acuerdas.

Me tengo que ir.

Me ha gustado mucho verte, Álvaro.

Cuídate. -Igualmente.

-El médico me ha dicho que se pondrá bien,

pero la memoria es otra cosa. A mí también me costó un tiempo

deshacerme de todo lo que sentía y aceptar la realidad;

ahora Álvaro tiene que hacer lo mismo.

Menos mal que tiene a Susana a su lado; yo no tenía a nadie.

-Álvaro... si tú quieres lucharemos juntos

¿vale? -Si el problema es

que no me acuerdo de ti, y de verdad, me da mucha pena, porque...

Mírate, eres preciosa.

Está bien, vamos a intentarlo ¿no?

Somos novios. -Pues sí.

Te acordarás, ya verás cómo te acuerdas.

Ahora que Álvaro ha aceptado su situación, espero

que solo sea cuestión de tiempo que empiece a recordar cosas.

Quiero empezar con la rehabilitación de cara a acelerar la recuperación

y que se concentre en otras cosas.

Tras realizar a Jacinta una biopsia de las lesiones de su nariz,

la doctora Rey está analizando las muestras de tejido obtenidas

para saber si hay signos de malignidad.

Jacinta tiene un tumor paranasal, más específicamente,

es un papiloma invertido. Esto significa que tiene

varios pequeños tumores malignos en la cavidad de la nariz

que crecen y destruyen las estructuras vecinas.

Hola.

¿Cómo estás?

-Bueno, ahí voy.

Jacinta... ya hemos analizado las muestras,

y te hemos detectado unos pequeños tumores malignos.

-Sabía que algo así iba a suceder.

Soy demasiado elegante para tener solo una hernia de hiato.

Las que somos guapas y glamurosas tenemos que tener algo...

de mala suerte en la vida para compensar.

-Bueno,

A ver, sé que son malas noticias, pero no son del todo malas,

porque te lo hemos detectado a tiempo Te vamos a operar mañana mismo.

¿Estás segura de que no quieres que llamemos a alguien

para que te acompañe antes de la operación?

-Te vas a reír, pero mis únicos amigos

son los protagonistas de esta serie. Me encanta.

La veía todas las tardes con mi madre Cuando empieza la serie

me recuerda a ella. Es una tontería pero...

pero es como si... como si me acompañara.

Siento que es como si estuviera aquí, viéndola conmigo.

¡Uy, que ñoña me estoy poniendo!

No, si va a ser verdad que me estoy haciendo vieja.

Y... ¿y de qué va la serie?

-Pues... si no la estás siguiendo va a ser un poco complicado pero...

A ver, mira, mira. Este que aparece ahora

es el protagonista masculino.

Tras unas semanas de rehabilitación, Álvaro ha mejorado mucho

y parece que no le van a quedar secuelas por haber estado en coma.

El doctor Herranz quiere realizarle una última prueba

para confirmar su mejoría. Me gusta la paella,

y los macarrones... -Las lentejas.

-Las lentejas. Hola.

Vengo de ver el TAC. He visto que has mejorado mucho físicamente,

y por lo que veo, no es lo único que ha mejorado.

Poco a poco. La verdad es que me encuentro mucho mejor;

lo único que quiero es salir de aquí de retomar mi vida de antes.

Soy afortunado por tener a Beatriz a mi lado,

a Susana... A Susana a mi lado.

-Está haciendo muchos avances. Ya se acuerda de nuestro aniversario.

-El 17 de febrero. Bueno, el 18 de marzo.

En cuanto se recupere del todo,

retomamos nuestro viaje... -A Caracas.

-¿Te has acordado? Claro que es a Caracas.

Me sorprende que Álvaro esté recuperando la memoria tan rápido

después del trauma que ha sufrido. En los test psicológicos

que le hemos hecho no recordaba nada de los últimos tres años,

a excepción de ciertos detalles de su relación con Susana,

y eso es algo que me resulta curioso Médicamente, poco más puedo hacer.

Si quieres te puedo firmar el alta hoy mismo.

Pues sí. -Vale, no sé.

¿Estás seguro de que quieres volver a tu vida anterior?

-Pues... Sí. En algún momento tendremos que rehacer nuestras vidas

y empezar de nuevo. -Claro, a trabajar.

Vale, voy a buscar los papeles y si quieres los firmamos.

Del quirófano solo puede salir uno vivo ¿eh?,

el hipo o yo. -No digas eso, Jacinta,

que gracias a que has tenido hipo te hemos encontrado la mancha.

-No, si al final va a ser algo positivo.

-Si no hubiese sido por el hipo que sufría Jacinta,

quizás cuando lo hubiésemos encontrado podría haber sido tarde.

Su propio cuerpo le estaba avisando de que algo no andaba bien.

Yo solamente os puedo acompañar hasta aquí.

La próxima vez que nos veamos estarás recuperada y sin hipo.

¿Te puedo pedir un favor? -Claro.

-Si me pasa algo, quédatelo.

No se me ocurre a nadie mejor para tenerlo.

Mi madre estaría encantada.

Además de ser una profesional...

guapísima y con un pelo precioso,

eres una muy buena persona.

-No te preocupes, que dentro de unas horas te lo devuelvo.

-Muchas gracias, Marina.

-¿Está todo? Sí, he bajado la maleta al coche.

-Pues vámonos. Ay espera, espera.

¿Qué se te ha olvidado? -La pulsera de cuero.

-¿Qué pulsera de cuero? -La que me regalaste en Mallorca.

Mi amor, nosotros nunca hemos estado en Mallorca...

juntos.

-Lo siento. La cabeza esta que...

No pasa nada. -Venga, vamos.

La recuperación de Álvaro ha ido bien.

Seguramente no tendrá secuelas físicas, pero habrá que ver

si los recuerdos de los últimos años volverán. Lo único que te pido

es que estés tranquilo, sin presión.

Perdona, ya tengo los resultados de José Luis.

Felicidades por la boda. Gracias.

Parece que ha hecho algún avance, pero no tantos como él afirma.

De todas formas, medicamente no podemos hacer más por él,

así que lo que le quiera contar o no a Susana...

son cosas de pareja y es cosa suya.

Pues nada, doctor. Muchísimas gracias por todo.

Cualquier cosa... Sigo sin acordarme de nada

de los tres últimos años. Lo que he dicho que me acordaba

es porque me lo ha contado Susana o porque me lo ha enseñado en foto.

Lo que tengo claro es que ha estado a mi lado en todo momento.

No sé si alguna vez me acordaré de lo mucho que la amaba,

lo que tengo claro es que me estoy empezando a enamorar de ella otra vez

-Mi amor, va a ir todo bien.

-Venga, vámonos a casa.

-Álvaro... que la casa está por aquí.

¡Ah, claro!

Tras la intervención quirúrgica para extraerle los tumores

que tenía alojados en la nariz, la doctora Rey quiere ser

la primera en decirle cómo ha salido la operación.

¿Cómo ha ido la operación?

-Muy bien. Ha salido todo perfecto.

Espera un momento.

¡No tengo hipo!

¡No tengo hipo, Marina!

Qué alegría, por favor. Que no me mirarán por la calle

como si fuera un bicho raro. A pesar de este humor...

me siento muy sola.

Todos estos años cuidando a mi madre

me han hecho descuidar un poco mis amistades y...

y alguna que otra relación sentimental,

pero bueno, ya es un poco tarde.

No me quiero poner triste. -Sí, no nos pongamos tristes.

Muchas gracias, Marina. No sabes cuánto te agradezco

todo lo que has hecho por mí. -Sé que mi madre está conmigo

en estos momentos, y sé que tengo que salir adelante sin ella.

Su recuerdo no se puede convertir en un lastre para mí.

-La vida de Jacinta no ha tenido que ser fácil;

todos esos años dedicados al completo a cuidar a su madre

y sin poder hacer lo que ella quería,

y luego el hipo y la enfermedad. En fin....

Espero que pueda disfrutar un poquito más de la vida.

Puse mira... Resulta que una vez...

un chico me pidió salir, y era muy feo

pero feo, feo, feo. Pero ¿sabes qué pasa?...

que un día olía de maravilla, y yo pues no sé,

estaba como enamorada de su olor; y de pronto, lo típico...

Fui a darle el primer beso y...

se empezó a acercar, acercar, acercar...

y yo cerré los ojos, pero justo cuando me iba a rozar los labios

los abro y veo un grano enorme... ¡Qué asco!

Vengo sobre todo por las manos, que no me responden.

Tengo una amiga que empezó así y tiene artritis reumatoide.

-La artritis reumatoide tiene como síntomas iniciales

esa sensación de rigidez que ha dicho Maricarmen,

además de la inflamación en las articulaciones.

-Deberías ir al oftalmólogo, ¿eh? Tengo principio de cataratas.

Me van a operar. -¿Está operada de cataratas?

Sí. -Hay un tipo de distrofia muscular

relacionada con las cataratas y su pronta aparición,

y las distrofias son hereditarias; creo que sé de qué se trata.

-Una antigua paciente le ha denunciado.

Se trata de Vega Ruíz, una modelo que vino por un dolor en un hombro.

Se le quedó la cara paralizada. Ella le acusa a usted de eso.

Aplícate calor en la zona y guarda reposo tres o cuatro días.

Eso es imposible. Tu trabajo no puede estar

por encima de tu salud. No sabe cómo es mi trabajo.

Puede haber afectado a los nervios de la zona, y las consecuencias

pueden ser fatales. Vega ha tratado de suicidarse.

Subtitulación realizada por Yolanda Fernández Gaitán.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 01/02/16

Centro médico - 01/02/16

01 feb 2016

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 01/02/16" ver menos sobre "Centro médico - 01/02/16"

Los últimos 648 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios