Dirigido por: Blanca Flaquer

'Cartas en el tiempo' es una serie documental que, a través de cartas reales de personalidades históricas, viaja a distintos momentos de la política, la sociedad o la cultura española de los últimos siglos. En cada entrega, intérpretes actuales recrean el contenido y el contexto de misivas escritas por Miguel de Cervantes, Diego de León, Vicente Aleixandre, y otros imprescindibles de la historia de España.

José Luis Gómez es Cervantes en su último adiós; Aura Garrido es una mujer enamorada del siglo XVII; y Alberto San Juan es Vicente Aleixandre. Son algunos de los intérpretes que han participado, junto a Ana Álvarez, Pablo Rivero, Antonio Valero, Nacho Fresneda, Fernando Gil, Berta Castañé, Harris Gordon, Rodrigo Poisón, Pere Arquillué, Francesca Piñón, Carlos Chamarro y Lluís Soler.

4570656 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
Cartas en el tiempo - Desde el frente - ver ahora
Transcripción completa

-Las cartas desde el frente, cuentan otra guerra.

-Veintiséis de agosto de 1936,

queridísimos padres y hermanas,

-Y sobre todo nos hablan de las necesidades

de las personas corrientes.

-Por lo que ahora, estoy fumando como un carretero.

-Durante la guerra civil española,

independientemente del bando al que pertenezcan,

son un símbolo de su identidad.

-Te puedes imaginar 500 kilos de bombas,

silbando en el aire.

-Y nos lanzamos con bombas de mano y machete

en busca de las trincheras enemigas.

-Yo sí, fui requeté en la guerra

y me enrolé en una columna que era toda de requetés.

Ser requeté, no cabe duda,

que siempre se consideró, por la parte religiosa,

pertenecían al partido carlista, ¿no?

y el lema del partido carlista siempre fue,

que dice que se puede ser católico sin ser carlista,

pero no se puede ser carlista sin ser católico.

Y eso ya lo dice todo ¿no?

-Los requetés en 1936 era la milicia armada del movimiento carlista.

Al contrario de lo que la gente piensa

requetés había en toda España,

no fue un fenómeno anecdótico, ni folklórico

de Navarra y el País Vasco.

Bien es cierto,

que en Navarra es donde tienen una presencia más llamativa,

y un número de voluntarios extraordinario

al estallar la Guerra Civil.

Mayoritariamente los voluntarios carlistas,

procedían de un entorno rural

y se dedicaban a la labranza,

aunque si algo caracterizaba al movimiento carlista

era su heterogeneidad,

es decir, también había estudiantes con carrera,

incluso familias acomodadas,

pero el 90, 95%

lo componían gente sencilla de campo,

que por otra parte es una radiografía de la España de los años 30.

Quizá la argamasa del movimiento carlista,

de los voluntarios carlistas,

era una concepción de la sociedad, de la vida, de la familia,

de hondas raíces cristianas,

y es por ello, por lo que mucha gente se acaba movilizando

para combatir lo que ellos consideran una política agresiva

de la Segunda República.

(Sonidos de bombas)

-Braojos de la Sierra,

26 de agosto de 1936,

queridísimos padres y hermanas,

he recibido vuestra carta del 21

y como todas las vuestras me he llenado de alegría.

Os voy a contar, como me pedís, muchos detalles,

Continuo en la misma posición que ocupaba

la última vez que os escribí,

estoy, en pleno monte,

disfrutando de una vida tranquila,

si vierais la poca o nula impresión

que nos causan ya los silbidos de las balas.

-Cuando los historiadores

nos encontramos con cartas de soldados corrientes,

con cartas de personas

que no han ocupado una posición militar importante,

siempre pensamos que son cartas que nos van a dar muchísimos detalles

sobre el conflicto ¿no?

pero quienes esperen encontrar en estas cartas grandes detalles,

o informaciones sorprendentes, no las van a encontrar,

lo que hacen es contarnos esa guerra desde abajo,

en la cual lo importante es poder comer todos los días,

resguardarse del frío y saber que la familia está bien.

La escritura va a ser entendida como una especie de alimento anímico,

como la esperanza necesaria para poder resistir,

pero también como una forma de dejar rastro,

de lo que se está viviendo,

y de poder generar una memoria

que posteriormente va a pasar a las generaciones venideras.

-Estamos a 20 metros del enemigo,

compuesto en gran parte por carabineros y guardias de asalto,

que cómo lo sé, pues mirad,

habréis leído que una compañía de legionarios, el tercio,

dio un golpe de mano en las trincheras enemigas,

pues bien, yo que estaba ya cansado de no hacer nada

pedí permiso al capitán para marcharme con ellos

y después de asegurar el servicio de la sección que yo mando,

me presenté al capitán de la legión.

Me dio un mando de alférez,

y nos lanzamos con bombas de mano y machete,

en busca de las trincheras enemigas.

Eran las 3 de la mañana

y nuestro propósito era hacernos con un nido de ametralladoras

que tenían los marxistas.

-Era una guerra primitiva de columnas, muy poco mecanizada,

apenas hay camiones,

los carros de combate brillan por su casi total ausencia,

al menos en esta primera fase de la guerra.

Hay mucha guerra de trincheras

sobre todo en los lugares donde hay un accidente geográfico

que facilita una defensa estática.

-Continuamos avanzando, amparados en las sombras,

hasta que nos hicieron una descarga cerrada,

sin causar baja alguna,

nos lanzamos al parapeto,

tiramos las bombas,

hicimos un montón de bajas y nos retiramos,

pero sin las ametralladoras,

porque durante la noche, se conoce, las retiraron.

Tuvimos tres bajas

y un oficial perdió un ojo de un navajazo.

La retirada fue formidable

porque el capitán ordenó muy bien

y además los requetés protegieron nuestra retirada.

-Era eso un machete, arma blanca,

sorpresa,

si nos fijamos

es un poco la reproducción de una guerra colonial,

la de Cuba o las guerras del Rif, golpes de mano nocturnos

intentar hacer daño al enemigo para luego replegarse,

tampoco tenías capacidad de consolidar

lo que habías conquistado.

Era una guerra por tanto primitiva,

muy limitada tecnológicamente,

a base de coraje, bombas, fusiles, pistolas, alguna ametralladora,

pero poca cosa más.

-Por lo que he leído

y dados los datos que aporta

por ejemplo, hay muchos momentos en los que habla de posiciones,

habla de cómo se ha desarrollado la batalla.

A mí me da la sensación

de que es una carta que o bien pasó por la censura,

sin que los censores ejercieran una labor muy férrea,

o bien, fue una carta, que había muchas,

y podía ocurrir, que fue por vía clandestina.

pero en todo caso, el que contenga informaciones tan específicas

sí que hace sospechar que es muy probable que no fuera una carta

enviada a través de la censura militar.

-A casa claro que escribirían cartas.

A veces te marcabas faroles, incluso,

lo que pasa es que luego había censura,

y te tachaban ¿no?

pero eso seguramente que no llegaría a casa,

por la censura, digo yo, que entonces yo ignoraba

lo de la censura.

Igual me marcaba algún farol de que había estado en la aviación

volando y era mentira, o sea que...

no sé, yo tenía entonces 17 años

y claro me las daría de héroe, y ni por el forro.

-La correspondencia era el medio más eficaz de cara a la lucha,

por tanto las autoridades militares

van a cuidar mucho la correspondencia en ese sentido,

un soldado sin cartas, es un soldado triste,

es un soldado desanimado, es un soldado con miedo,

mientras que un soldado que recibe abundante correspondencia

va a ser un soldado mucho más preparado para el combate.

-Estamos defendidos por recias rocas,

desde las cuales les hacemos fuego,

pero sin avanzar porque no nos dejan.

Yo creo que con este sistema nos entretenemos todos,

y de esta forma el enemigo no marcha a Madrid,

quedando este más libre para las columnas del sur,

que luego vendrán por aquí

y aniquilaremos de esta forma al enemigo,

aquí concentrado.

¿Que si tengo aquí algún conocido?

Pues sí.

El padre Mariano, de Sangüesa, está de capellán en mi compañía,

Vino antes de ayer,

celebra todos los días la Santa Misa,

yo le ayudo,

da la Sagrada Comunión a todos los voluntarios de la unidad,

y me encarga que os salude a todos vosotros,

también está en este frente Arbonies,

el hijo pequeño de Lucero, que trabajaba en la serrería,

y Zolina, también estaba,

y según me cuentan sus compañeros está hospitalizado,

porque una bala enemiga hizo blanco en su cuerpo.

-El padre Mariano de Sangüesa es un personaje muy peculiar

primero por su aspecto,

parecía con sus barbas salomónicas, su capote y su boina

era una mezcla entre misionero y guerrero medieval,

tenía un aspecto muy peculiar.

Era un hombre muy preocupado, por dar unos servicios espirituales

que es a lo que había ido él,

pero no solo a los combatientes

sino también a la población de aquellos lugares,

es un hombre que dejó mucha huella.

Erdozáin era un hombre muy religioso

profundamente religioso,

un hombre culto, por sus estudios como profesor,

tenía una vocación muy clara por la enseñanza,

y era bueno,

y yo creo que un reflejo bastante limpio

de lo que fue en general el voluntario carlista.

-Sé que los maestros voluntarios tienen que acreditar

el estar en el frente,

si es que no acuden el 1 de septiembre a su escuela,

ya me diréis qué debo hacer,

puesto que si es que nos escuela el día primero no acudo a clase.

Escribidme pronto,

dándome muchas noticias de los voluntarios,

enemigos que han caído, etc.

Os quiere mucho,

y abraza fuertemente.

José María.

¿Hace falta sello para escribirme?

Todas las cartas que nos envían vienen sin él.

-He recibido dos paquetes,

uno que contenía "woodbines"

y otro,

dirigido a mí

que contenía seis pares de calcetines,

dos latas de alubias,

un cuarto de libra de té y "woodbines"

No sé a quién agradecer esto

pero creedme cuando digo que mi gratitud es inmensa,

ya que no habíamos fumado en días,

por lo que ahora estoy fumando como un carretero.

-Las cartas casi nunca iban solas,

las cartas llevaban consigo en muchas ocasiones,

recibir otros regalos.

Calcetines, mantas, capotes, jerséis,

también en muchas ocasiones nos vamos a encontrar libros,

tabaco, uno de los bienes más preciados en el frente,

o por ejemplo, dulces.

-Supongo que te interesa el tema de la ofensiva,

pues te daré en breve información de lo que realmente está pasando,

cuando escribí la carta el 24 de julio,

teníamos órdenes para entrar en acción,

con instrucciones para cruzar el Ebro

a primeras horas de la mañana del día 25,

El plan se llevó a cabo exitosamente

a pesar de las terribles intervenciones

de los aviones fascistas

y de la enorme cantidad de bombas que lanzaron

a lo largo de las márgenes del río,

que hicieron hoyos, lo suficientemente grandes

como para alojar al ayuntamiento de Manchester,

-En el caso del brigadista, autor de la carta,

yo creo que es casi un prototipo.

Alguien proveniente de Manchester

la fábrica de Inglaterra, donde está la gran industria,

vinculado seguramente a los sindicatos,

próximos al comunismo o al marxismo, versión británica,

y que por tanto, siente la llamada que se realiza

de hombres y armas para España

y se apunta las Brigadas Internacionales.

Lo que les caracterizaba era su antifascismo

después tenían otros adjetivos otras características

pero básicamente lo principal es esto

voluntarios, extranjeros

que venían a luchar contra lo que ellos entendían

que era una continuidad del fascismo, entonces en expansión en Europa.

Las Brigadas Internacionales quien las organiza

es la Comintern, es la Internacional Comunista,

siguiendo órdenes de Moscú y recogiendo gente de todo tipo.

-Los brigadistas son gente con mucha experiencia militar,

muchos de ellos han participado en la Primera Guerra Mundial,

están muy ideologizados,

la mayor parte son comunistas

y por tanto están convencidos del triunfo del hombre nuevo,

y por tanto, tuvieron un papel estratégico.

Están en las zonas de mayor, más calientes de la batalla,

y evidentemente sufrieron grandísimas pérdidas.

-Una vez que cruzamos el río,

la avanzadilla se movía a un ritmo muy bueno

y cubrimos una distancia de 15 kilómetros

antes de contactar con el enemigo.

Era un batallón compuesto de moros y españoles,

que opusieron poca resistencia.

Hablé con algunos de ellos,

sus edades eran 15, 17 y otro de 14 años y medio,

reclutados por Franco, cuando tomó sus pueblos

durante el repliegue.

Uno de ellos con una sonrisa muy ancha,

puso de manifiesto

que estaba contento de estar de vuelta en el lado republicano.

-La ofensiva sobre el Ebro no tiene valor militar,

tiene un valor político,

era claro que la República lo que pretendía

con la Batalla del Ebro

era demostrar que no estaba hundida

que tenía un ejército,

que si los ingleses y los franceses la apoyaban,

se podía ganar la guerra,

por lo tanto, la República pensaba

que la mejor manera,

de derrotar a Franco,

era que en la crisis de Múnich, las Democracias se decantasen

a favor de la República

y la República, ser aliado de las Democracias.

Por tanto, cinco meses, resistir cinco meses más,

y conseguir unir la Guerra Civil Española con la Guerra Mundial.

-Sigo contándote,

llegué al cruce de caminos,

justo a tiempo para ser testigo de otro bombardeo,

de los aviones fascistas,

en esta ocasión,

bombardearon uno de sus propias ambulancias,

dos coches y una unidad de caballería

¿te puedes imaginar, 500 kilos de bombas, silbando en el aire?

Una increíble explosión.

Y trozos de motores, de coches, volando por los aires,

entre nubes de humo, gasolina ardiendo,

el infierno no es nada comparado con la guerra moderna,

pude ver más, tuve mucha suerte.

-Si que podemos hablar de que la Batalla del Ebro,

ya es un batalla donde hay elementos de guerra moderna

que luego veremos en la Segunda Guerra Mundial.

Ya comienzan a emplearse carros de combate,

pero todavía no,

como van a ser empleados en la Segunda Guerra Mundial,

los tanques.

Ya comienza a verse la importancia de la mecanización,

comienza a verse la importancia del control del aire,

que sin control del aire una guerra no se puede decidir,

aunque luego la infantería tenga que dominar,

el control del aire es importante.

La Guerra Civil española

es la primera guerra en la historia mundial

en donde la aviación ya tiene un papel determinante

o al menos muy importante.

-La aviación franquista bombardea

todas las poblaciones que hay en la Batalla del Ebro,

la destrucción fue terrible,

es decir, que en el caso de Mora,

tres de cada cuatro casas desaparecieron,

en el caso de Corbera, el pueblo completo lo arrasaron,

por lo tanto, había cuestiones estratégicas

y otras cuestiones que eran más políticas y de moral.

-Es solamente en estos momentos en los que uno se da cuenta

de las excepcionales cualidades y el coraje de esos muchachos,

que se han levantado por España para aplastar al fascismo,

chicos que se merecen lo mejor que podáis hacer por ellos en casa.

-La ascensión de las cartas va a variar considerablemente

no solamente en función de la persona a la que se escribe,

sino también del tiempo del que se dispone para escribir

o de las necesidades materiales que la escritura va a conllevar.

Cuando las cartas se intercambian entre los corresponsales

que están en la lucha, es decir, entre combatientes,

son cartas mucho más exaltadas

y van a darles un toque muy diferente

a lo que es la correspondencia familiar

sobre todo si esa correspondencia

va dirigida a los hijos o a las madres,

ante los cuales,

se intenta interferir políticamente

lo menos posible.

-La carta del brigadista es interesante

porque le envían paquetes,

porque quiere saber de sus compañeros que están participando

a larga distancia de la Guerra de España,

porque la Guerra de España tuvo un papel mundial,

es la primera gran guerra contra el fascismo

y por tanto esto tiene una gran reminiscencia,

es una guerra que tiene un sentido romántico como pocas guerras.

-Es gente que quería cambiar el mundo

que la carta sea militante,

es que ellos eran militantes.

De repente un país que era marginal en el concierto internacional,

que apenas aparecía en la prensa internacional,

pasa a ocupar las portadas de todos los periódicos.

La Batalla del Ebro es el último gran escenario

donde participan los brigadistas internacionales,

Negrín, el jefe de Gobierno español, cuando lanza la ofensiva,

en el momento en el que se han conseguido unas cabezas de puente,

anuncia a la Sociedad de Naciones

que propone la retirada unilateral de todas las fuerzas extranjeras.

Eso lo hace como un acto de propaganda

y al mismo tiempo para ver si fuerza que Franco haga lo mismo en su lado,

porque Franco tenía muchísimos más extranjeros en su bando,

por tanto, los brigadistas digamos que es la última gran batalla

y se retiran,

con un gran desfile en Barcelona de despedida,

con una "grand parade", en el sentido americano ¿no?

con confetis,

y es la desaparición de las Brigadas Internacionales.

-Los muertos de la Batalla del Ebro, cada autor da unas cifras diferentes,

esto pasa siempre,

porque el objetivo tanto del bando republicano

como del bando franquista

es disminuir el número de víctimas y aumentar las del adversario.

Por tanto, es muy difícil en historia

que dos bandos diferentes se pongan de acuerdo

en hacer un estudio pormenorizado de las víctimas.

Bueno Nellie,

estoy seguro de que tendrás que descansar un poco

antes de escribir más.

Por lo que ahora voy a acabar

con los mejores deseos para ti y para Jenny.

Por favor, pasa los mensajes a los demás camaradas,

Sam y George, os manda sus saludos también.

Tuyo, Mack.

Pues nada,

si pudieras ver a Elsy y a los demás, diles que estoy bien

y pídeles que escriban.

Cartas en el tiempo - Desde el frente

29:40 17 abr 2018

“Desde el frente” nos permite conocer dos instantes de la guerra civil española a través de dos cartas. Dos soldados anónimos en bandos contrarios y en lugares y momentos distintos explican su día a día y las estrategias militares de sus grupos. El programa incluye dos misivas: la de un requeté navarro escrita en agosto del 36, aliado a la facción nacional, y la de un brigadista británico en el 38 desde la batalla del Ebro.

La correspondencia durante el conflicto armado se convierte en una necesidad para dejar constancia sobre las experiencias vividas en el día a día de la batalla. Las cartas favorecen el estado anímico de los soldados: les ayudan a recordar por qué luchan y a mantenerse animados gracias al contacto con sus seres queridos.

“Desde el frente” nos permite conocer dos instantes de la guerra civil española a través de dos cartas. Dos soldados anónimos en bandos contrarios y en lugares y momentos distintos explican su día a día y las estrategias militares de sus grupos. El programa incluye dos misivas: la de un requeté navarro escrita en agosto del 36, aliado a la facción nacional, y la de un brigadista británico en el 38 desde la batalla del Ebro.

La correspondencia durante el conflicto armado se convierte en una necesidad para dejar constancia sobre las experiencias vividas en el día a día de la batalla. Las cartas favorecen el estado anímico de los soldados: les ayudan a recordar por qué luchan y a mantenerse animados gracias al contacto con sus seres queridos.

ver más sobre "Cartas en el tiempo - Desde el frente" ver menos sobre "Cartas en el tiempo - Desde el frente"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Isabel Olabarri

    Precioso el programa, capaz de ver aquella teajedia desde las personas y sus vivencias. Gran sensibilidad y preciosa estética en la producción. Enhorabuena. Impresionantes ambas cartas. La del requeté, sabiendo que murió poco después, aún más.

    19 abr 2018

Los últimos 19 documentales de Cartas en el tiempo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 15:48 pasado martes Cartas a los Reyes Magos Entre 1899 y 2016 Las cartas a los Reyes Magos son un género en sí mismo. Miles de niños españoles las han escrito, y siguen haciéndolo, desde hace décadas. En el Museo de la Escritura Popular de Terque, en Almería, custodian cientos de cartas a los Reyes Magos. Entre ellas la más antigua que se conserva de 1899. También organizan desde hace años un concurso de estas misivas. En el programa algunos de los ganadores leen sus propias cartas. Una manera de acercarse a los orígenes de esta tradición llena ilusión. Intervienen Alejandro Buendía, director de los Museos de Terque, Verónica Sierra, profesora de Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Universidad de Alcalá, Carmen Castilla, profesora de Antropología de la Universidad de Huelva.

  • 15:29 pasado martes Carta de Laura García Pindado a su familia Moscú, verano de 1937 La carta de Laura García Pindado a su familia nos acerca a la historia de centenares de niños españoles evacuados a Rusia durante la guerra civil. El texto escrito poco después de la llegada de la niña a Moscú explica el día a día de los niños españoles en las Casas de niños organizadas por el Partido Comunista de Rusia y el viaje en barco. La carta original nunca llegó a su destino y se encuentra en el Archivo de la Memoria de Salamanca ya que fue confiscada por el bando franquista. La actriz Berta Castañé interpreta a Laura. Intervienen Roser Rosés, quien como la autora de la carta huyó a Rusia en 1937 a los 12 años, Verónica Sierra, profesora de Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Universidad de Alcalá, Dolores Cabra del Archivo Guerra y Exilio y Manuel Melgar, director del Centro Documental de la Memoria Histórica.

  • Con letra pequeña

    Con letra pequeña

    31:36 pasado martes

    31:36 pasado martes Hay pocas huellas escritas de la infancia y una de ellas son las cartas. Son textos cargados de inocencia que nos permiten ver el mundo a través de los ojos de un niño. Una carta de una niña evacuada a Rusia en 1937 y varias cartas a los Reyes Magos nos muestran distintas realidades desde la perspectiva de los más pequeños.

  • 1:50 16 may 2018 En este fragmento, Roser Rosés, que fue una niña refugiada en Rusia en 1937 con 12 años, nos cuenta qué ja significado en su vida el silencio

  • 1:00 16 may 2018 Testimonio de Roser Rosés, quien con 12 años, en 1937, fue enviada a Rusia durante la Guerra Civil. Roser nunca perdió la ilusión de volver a Barcelona con sus padres

  • 13:10 15 may 2018 Carta de Fernando Valdés Bango a su hijo Jesús Pravia, 25 de noviembre de 1907 Durante las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del XX salieron 4 millones de españoles en busca de oportunidades y esto dio lugar a una producción de cartas única en la historia hasta ese momento. En comunidades como Asturias, esta emigración ha determinado el futuro de la zona y existen miles de cartas de la época. En el Museo del Pueblo guardan muchas de ellas, entre otras la de un padre, interpretado por el actor Enrique Villanueva, a su hijo que acaba de salir en busca de fortuna a Cuba. Intervienen Juaco López, director del Museo del Pueblo de Asturias, Laura Martínez, Investigadora del SIECE de la Universidad de Alcalá y Paco Crabiffosse, nieto de un emigrante que salió de Asturias en 1896.

  • 14:33 15 may 2018 Carta de Francisco Ramírez Bravo a Juan Cerazo de Arteaga Nochtepech, México, 1582 En el Archivo General de las Indias se conservan centenares de cartas de emigrantes de los siglos XVI, XVII y XVIII. Éstas eran una prueba de que se tenían familiares allí y por eso se archivaron en los llamados expedientes de Licencia de Embarque. Entre ellas, nos fijamos en una carta fechada en 1582 de un padre, enriquecido gracias a una mina de plata, que escribe al tutor de su hija para que la envíe a América con todo tipo de lujos y exigencias. Una oportunidad para conocer la moda del siglo XVI. Carlos Chamarro interpreta al autor Francisco Ramírez Bravo. Intervienen Antonio Castillo, catedrático de Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Universidad de Alcalá, Rosario Márquez, profesora de Historia de América de la Universidad de Huelva y Pilar García Mouton, profesora de Investigación del CSIC.

  • Por una vida mejor

    Por una vida mejor

    27:44 15 may 2018

    27:44 15 may 2018 Desde el descubrimiento de América, miles de españoles buscaron al otro lado del océano una vida mejor. La correspondencia privada es una fuente única para conocer el lado humano de la emigración. Nos fijamos en una carta del siglo XVI de un padre que se ha enriquecido en México exigiendo que envíen a su hija y la de un padre asturiano que en 1907 que envía consejos a su hijo recién llegado a Cuba. Carlos Chamarro y Enrique Villanueva interpretan a los dos progenitores.

  • 10:58 24 abr 2018 Carta de Gertrudis Gómez de Avellaneda a Don Ignacio Cepeda Sevilla, octubre de 1839 Gertrudis Gómez de Avellaneda, una de las grandes escritoras del siglo XIX, escribió entre 1839 y 1855 más de 50 cartas a Ignacio de Cepeda. La actriz Rosalinda Galán interpreta una de estas cartas. En ella se intuye un amor no correspondido y la voz de una mujer que se rebela contra el papel que deben representar las mujeres de su época. Intervienen Brígida Pastor, investigadora honorífica de la Swansea University-Gales, Anna Caballé, profesora Literatura Española de la Universitat de Barcelona y Josefina Cuesta, directora Centro de Estudios de la Mujer de la Universidad de Salamanca.

  • 9:47 24 abr 2018 Carta de Águeda de Arbizu a Juan Salmón de Camargo San Sebastián, 1602 La actriz Aura Garrido interpreta a una joven que a principios del s.XVII escribe a su enamorado con el que se ha prometido en matrimonio. La carta, conservada por formar parte de un proceso judicial, muestra la pasión de una joven en una época en el que “el amor es más un sentimiento de llegada que de salida”, según explica la profesora de Historia Moderna Mª Antonia Bel Bravo. Conoceremos porqué la carta sirvió como prueba en un juicio eclesiástico. Intervienen Jesús María Usunáriz, profesor de Historia Moderna de la Universidad de Navarra, Antonio Castillo, catedrático de Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Universidad de Alcalá y María Antonia Bel Bravo, profesora de Historia Moderna de la Universidad de Jaén.

  • Palabras de amor

    Palabras de amor

    34:47 24 abr 2018

    34:47 24 abr 2018 A lo largo de toda la historia hombres y mujeres se han declarado su amor por carta. La correspondencia amorosa ha servido para plasmar un sentimiento universal y de todos los tiempos. Descubrimos cartas de amores apasionados, no correspondidos o prohibidos de los siglos XVII, XIX y XX respectivamente. Una joven vasca y los escritores Gertrudis Gómez de Avellaneda y Federico García Lorca son los autores. Una forma distinta de conocer la historia íntima de los personajes que las escriben. Aura Garrido, Rosalinda Galán y Alejandro Vera son los actores que representan cada una de estas cartas.

  • 15:23 17 abr 2018 Carta de Albert Mackintosh a Nellie Edgar. 14 de agosto de 1938 La carta que el brigadista británico Albert Mackintosh envía en agosto del 38 a Nellie, una camarada del Partido Comunista de Manchester, narra la ofensiva llevada a cabo por el ejército republicano durante la batalla del Ebro y los bombardeos de los aviones fascistas que tras 115 días de combate dejaron el lugar hecho pedazos. El idealismo del grupo de extranjeros que participaron en una guerra ajena a sus países se ve muy claro en estas líneas interpretadas por el actor Harris Gordon en la parte antigua del pueblo de Corbera d’Ebre bombardeado en esa batalla. En esta carta intervienen Verónica Sierra, profesora de Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Universidad de Alcalá, Jaume Claret, historiador de la Universitat Pompeu Fabra y Josep Sánchez Cervelló, catedrático Historia Contemporánea de la Universitat Rovira i Virgili.

  • 14:15 17 abr 2018 Carta de José María Erdozáin a su familia. Braojos de la Sierra, 26 de agosto de 1936 El requeté del Tercio del Rey José María Erdozáin escribió el 26 de agosto de 1936 desde Braojos de la Sierra a sus padres y hermanas describiendo con detalle su posición en la batalla y las acciones militares del bando nacional contra el enemigo republicano. Los requetés eran la milicia armada del movimiento carlista que se unió al bando nacional, hombres en su mayoría procedentes de Navarra y el País Vasco con un marcado carácter religioso. Juan López Tagle interpreta esta carta en las trincheras abandonadas de Braojos de la Sierra. Para contextualizar la carta intervienen Pablo Larraz, autor de “Requetés”, el requeté Luis Jauregui nacido en 1917, Juan Carlos Losada, experto en historia militar y Verónica Sierra, profesora de Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Universidad de Alcalá

  • Desde el frente

    Desde el frente

    29:40 17 abr 2018

    29:40 17 abr 2018 “Desde el frente” nos permite conocer dos instantes de la guerra civil española a través de dos cartas. Dos soldados anónimos en bandos contrarios y en lugares y momentos distintos explican su día a día y las estrategias militares de sus grupos. El programa incluye dos misivas: la de un requeté navarro escrita en agosto del 36, aliado a la facción nacional, y la de un brigadista británico en el 38 desde la batalla del Ebro. La correspondencia durante el conflicto armado se convierte en una necesidad para dejar constancia sobre las experiencias vividas en el día a día de la batalla. Las cartas favorecen el estado anímico de los soldados: les ayudan a recordar por qué luchan y a mantenerse animados gracias al contacto con sus seres queridos.

  • 13:18 10 abr 2018 Carta de Blanca Brisac a su hijo Enrique. Madrid, 4 de agosto de 1939. El 5 de agosto de 1939 las tropas franquistas fusilan a un grupo de 13 jóvenes en la prisión de Ventas de Madrid. A partir de ese momento se las conoce como Las 13 rosas. La más mayor Blanca Brisac, de 29 años y la única que era madre, escribe una carta en capilla a su hijo Enrique. Claudia Benito pone voz a esta emotiva carta. Intervienen Fernando Hernández Holgado, profesor de Historia Contemporánea de la Universidad Complutense de Madrid, Verónica Sierra, profesora de Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Universidad de Alcalá, y Josep Maria Fericgla, Doctor en Antropología.

  • 10:01 10 abr 2018 Carta de Diego de León a su esposa la Marquesa de Zambrano. 14 de octubre de 1841. El 14 de octubre de 1841, la noche antes de que lo fusilaran, el militar Diego de León escribe una carta en capilla (dícese de las misivas que se le permite escribir a un condenado a muerte) a su esposa. Había sido apresado y condenado a la pena capital tras participar en una conspiración contra el General Espartero, en un momento de la historia de España en la que no se entendía la vida política sin militares. El actor Fernando Gil interpreta al militar fusilado a los 34 años. También se incluye un fragmento escrito a su hijo. Intervienen Raquel Sánchez, profesora de Historia Contemporánea de la Universidad Complutense de Madrid, Verónica Sierra, profesora de Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Universidad de Alcalá, y y Josep Maria Fericgla, Doctor en Antropología.

  • 10:54 10 abr 2018 Carta de Miguel de Cervantes al Conde de Lemos. Madrid, 19 de abril de 1616. José Luis Gómez, considerado uno de los mejores actores teatrales, se pone en la piel de Miguel de Cervantes para recrear la última carta que nos ha llegado del autor más universal de nuestra literatura. Escrita en 1616, desde el lecho de muerte, Cervantes se dirige al Conde de Lemos, uno de los nobles que más le ayudó en la publicación de sus obras. El texto, en formato epistolar, se publicó de forma póstuma en el prólogo de Los trabajos de Persiles y Segismunda. Escrita tres días antes de su fallecimiento, el célebre autor acepta la llegada de la muerte pero expresa en sus palabras un profundo deseo de vivir. Intervienen Manuela Sáez, Doctora en Historia del Arte, Alfredo Alvar, Investigador CSIC, y Josep Maria Fericgla, Doctor en Antropología.

  • El último adiós

    El último adiós

    36:16 10 abr 2018

    36:16 10 abr 2018 'El último adiós' contiene tres cartas escritas ante una muerte próxima e inevitable. Son textos de despedida en los que como dice el Doctor en Antropología Josep Maria Fericgla 'aflora el amor', porque en el último instante de la vida de todo hombre y mujer aflora este sentimiento y añade 'porque todo el mundo muere como ha vivido'. Los autores de las cartas reales son Miguel de Cervantes (1616), el militar Diego de León (1841) y Blanca Brisac (1939), una de las llamadas 13 rosas, y las interpretan José Luis Gómez, Fernando Gil y Claudia Benito, respectivamente.

  • Presentación

    Presentación

    2:21 13 dic 2017

    2:21 13 dic 2017 Cartas en el tiempo es una serie documental que propone explicar a través cartas pequeños fragmentos de la historia política, social o cultural de nuestro país. Existen cartas de todo tipo y de épocas muy distintas. Todas ellas pueden servir como testimonio de un momento histórico.

Mostrando 1 de 1