Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5010718
Para todos los públicos Buenas noticias TV - El mensaje de las cartas de Juan - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hola amigos y amigas,

muy bienvenidos a "Buenas noticias TV".

El germen del nominalismo y la hipocresía

pronto apareció en la Iglesia primitiva.

El apóstol Juan escribió una serie de cartas de las que se conservan

tres para luchar contra esa lacra.

El director del programa, José Pablo Sánchez,

entrevista a Rubén Galaguza Pastor de la Iglesia Evangélica

Resplandor de Dios en Alcalá de Henares, Madrid,

para introducirnos en el contenido de estas cartas.

Te invitamos a compartir tu opinión en nuestro Facebook

o Twitter, respondiendo:

¿cómo afecta el nominalismo a la Iglesia?

Cuéntanos también cómo este programa te ayuda.

Es importante para nosotros conocer esos detalles.

Nos lo puedes contar por las redes sociales

o al WhatsApp 673 466 366.

Vamos ya con nuestra entrevista.

Rubén, muy bienvenido.

Gracias por aceptar nuestra invitación.

Es un privilegio y un honor poder compartir en este lugar

y en este medio algo tan valioso como la palabra del Señor.

Como decía Beni,

las cartas de Juan están ahí al final del Nuevo Testamento.

Hay tres cartas.

¿Podría resumir un poquito a nuestra audiencia?

Mucha gente nunca ha leído estas cartas.

De qué va, cuál es el propósito de cada una.

Claro que sí, Juan trata de hacer evidente el principio

de que aquello que tenemos en nuestro interior se hace manifiesto.

Y él comienza en la primera epístola

hablando justamente

sobre esto te que si nosotros tenemos comunión con Dios,

en esto que es nuestra forma privada íntima,

eso se va a manifestar en un estilo de vida.

De una forma que el carácter de Dios,

que es con el que tenemos comunión,

se va a evidenciar a través de que vamos a empezar a vivir en Verdad.

Y se materializa teniendo comunión

con aquellos que están a nuestro lado.

Así que aquello que quiere, de alguna forma,

poner en relevancia Juan,

es el principio de poder vivir una vida conforme a lo que Dios quiere.

Que es vivir en servicio y en comunión

con los que están cercanos a nosotros.

En la segunda carta,

Juan está feliz de que hay toda una familia

que dice que andan en los mandamientos de Cristo.

Así que él está feliz de esta experiencia

y hace una atención sobre aquellos que son los falsos maestros.

Y en la tercera epístola que Juan escribe,

él se siente muy gozoso y comparte

justamente que hay una persona a la cual escribe la carta

y está gozoso porque él anda en el camino de la Verdad.

Como haciendo relevancia del hecho de que caminar en Verdad

es algo que a él le satisface y le pone de una manera muy especial.

También hace un énfasis en el hecho de que continúe haciendo lo bueno.

Son tres cartas breves.

Es decir, cualquiera que quiera leerlas,

en un ratito,

coge la Biblia y yo diría que en una hora acaba las tres...

Todo el concepto que Juan tiene.

Animamos a nuestra audiencia a que la lea.

Pero es curioso, por lo que mencionas,

que en la Iglesia primitiva, la Iglesia del siglo primero,

ya se estaban dando algunos problemas de nominalismo,

de hipocresía...

Y bueno,

la Verdad es que al apóstol Juan

le gustaba decir las cosas tal y como son.

Y él, de una forma muy clara, expresa, por ejemplo,

voy a leer un pasaje, dice:

"El que dice 'yo le conozco' y no guarda sus mandamientos,

es mentiroso y la Verdad no está en él".

¿Tenemos hoy un problema similar en nuestras iglesias?

Bueno, yo creo que Juan lo que trata de hacer relevante

es el principio de conocer la Verdad.

Cuando conocemos la Verdad, podemos darle un uso correcto

a todos los aspectos de nuestra vida.

Cuando yo estaba en tinieblas,

cuando no tenía una relación con Dios,

cuando no había vida de Dios en mí,

yo hacía un uso incorrecto de mi cuerpo.

De mis relaciones.

Hacía un uso incorrecto de mis recursos.

Y lo que Juan viene a decir es que, cuando conocemos la Verdad,

andamos en la Verdad.

Así que el hecho de conocer no solamente

es valioso por el hecho de poder contemplarlo,

sino que se tiene que evidenciar en nuestro estilo de vida.

Entonces,

al entender que la Verdad, que los principios de Dios

son correctos a cada área de nuestra vida, esto trae orden.

Y ese orden empieza a traernos pasos.

Y todo esto redunda en el hecho de que podamos alcanzar

aquello que tanto anhelamos, que es poder ser feliz.

Así que hoy, los cristianos que vivimos de Verdad,

tratamos de ajustarnos a una forma correcta de vida,

porque en eso está también nuestro bien.

Otro énfasis de Juan es el amor.

Él insiste mucho en la importancia del amor real.

Por ejemplo, en el capítulo 3-17, dice:

"El que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad

y cierra contra él su corazón,

¿cómo mora el amor de Dios en él?" y luego, un poco más adelante:

"Hijitos míos, no hablemos de palabras ni de lenguas,

sino de hecho y en Verdad".

¿Qué relación existe entre ese amor real y también nuestras posesiones?

Es importante lo que dice el texto.

Y es importante también todo el marco que lo envuelve.

Juan está diciendo aquí que nosotros, en esto,

hemos conocido el amor.

En que Cristo dio su vida por nosotros.

Así que el principio del amor tiene que ver no con poseer cosas,

sino con el hecho de que nosotros podamos utilizarlas para poder tener

comunión con los que están a nuestro lado.

Así que el elemento que Juan aquí dice, si alguno tiene recursos,

tiene bienes, que realmente, dispone de ellos,

y ve que hay gente que está a su lado en necesidad.

Cierra su corazón,

¿cómo mora el amor de Dios?

Y cuando cierra su corazón, está hablando de su ser más profundo.

Y evidentemente, por lo que dice aquí,

también en ese ser profundo estaban las posesiones.

Porque cerró el corazón y no salió ningún recurso.

Así que el elemento es que, si nosotros

tenemos a los bienes para servirnos de ellos,

para que ellos estén a nuestro servicio

y para que también estén al servicio de los que están a nuestro lado,

no nos vamos a convertir nosotros en servidores de los bienes.

Sino que ellos nos van a servir a nosotros.

Y para el propósito de vivir en amor.

Un amor realmente práctico.

Por las redes sociales nos ha llegado una pregunta

que ahora Beni te va a trasladar.

Por Facebook llega esta pregunta. Muy bien.

Pues nuestro amigo Salvador nos pregunta lo siguiente:

"¿Por qué las personas ponen en duda la veracidad de la Biblia

tal y como advierte el apóstol Juan?".

Rubén, ¿qué te parece?

Yo creo que Juan, en el capítulo 4,

hace una manifestación bien importante

y dice en el verso 6: "Nosotros somos de Dios.

El que conoce a Dios nos oye.

El que no es de Dios, no nos oye.

En esto conocemos el espíritu de Verdad".

Yo creo que justamente hay mucha gente que pone en duda

lo que dice la palabra de Dios porque no conoce a Dios.

Juan comienza la epístola hablando

de que aquellos que tenemos comunión con Dios, tenemos luz.

Así que el principio está no solo en conocer el texto,

sino conocer al autor del texto.

Cuando ya empieza a tener una comunión correcta con Dios,

viene luz a mi vida.

Dice el Evangelio de Juan que en el Señor Jesucristo

estaba la vida y la vida era la luz de los hombres.

Cuando viene mí la luz, yo empiezo a comprender.

Y empiezo justamente a aseverar

y a creer en las palabras de Dios.

La verdad es que solo de la primera carta

podríamos seguir hablando mucho más,

pero tenemos que pasar a la segunda carta.

Uno de los temas que toca Juan

en la segunda carta es los falsos maestros.

¿Qué instrucciones da de cómo tratar a estas personas?

En la segunda epístola, en el verso 10,

Juan hace referencia y dice que cualquiera que se extravía

y no persevera en la doctrina de Cristo,

no tiene a Dios.

Lo primero que tenemos que entender, según Juan,

es que los falsos maestros tienen un principio.

Es que no es de Dios.

El elemento es que se extravió

y el elemento es que no ha perseverado.

Cuando yo entiendo la Verdad, puedo tomar decisiones correctas.

No todo lo que brilla es oro.

No todo el que dice ser cristiano

es cristiano y hay luz en su interior.

Por eso,

Juan dice que cuando hay alguien que se extravió,

alguien que no persevera en la doctrina de Cristo,

no es de Dios.

Así que dice:

"Si alguno viniera a vosotros,

no lo recibáis en casa ni le digáis 'bienvenidos'".

Esto viene a hacer referencia.

Y dice: "No lo recibas en tu sitio, con los íntimos ni compartas".

Toda la epístola de Juan habla del hecho

de tener comunión los unos con los otros.

Pues justamente con aquellos que no tienen a Dios,

hay cosas que no podemos compartir.

En la última carta,

Juan parece que está bastante enfadado con un tal Diótrefes.

¿Quién era este señor y qué pasaba?

De Diótrefes dice también en la tercera epístola,

también en el verso 10:

"Diótrefes, al que le gusta tener el primer lugar entre ellos".

Diótrefes era una persona bien particular

y era un autodeterminado líder que era bastante autoritario.

Si bien no tenía a lo mejor una posición ministerial,

no lo pone de manifiesto aquí Juan,

pero tenía mucha influencia dentro de la vida de la Iglesia.

Y él, dice el texto, dice que:

"Parloteando con palabras malignas".

Es decir, cada vez que venía un hermano de visita,

él usaba palabras malignas.

Y no recibía a los hermanos.

Ni permitía que otros lo hagan, sino que al contrario,

los expulsaba.

Así que de una forma u otra,

no necesariamente hay que hacerlo de una forma formal u oficial,

pero hay gente que ha sido expulsada de la Iglesia por gente

como este varón que,

tomando una posición autoritaria dentro de la Iglesia, al final,

define el rumbo que cada uno debe tomar.

Evidentemente,

Juan dice que la forma de tratar estas situaciones es que la Verdad

se tiene que hacer evidente.

Dice: "Cuando yo vaya,

a este que parlotea con palabras malignas,

yo le voy a poner las cosas en claridad".

Lo que está diciendo es que las tinieblas huyen

cuando la luz se hace evidente.

La Verdad se manifiesta y entonces, la mentira tiene que escapar.

Es curioso y triste

que ya entonces hubiera este tipo de abuso espiritual.

A veces,

líderes que se nombran a sí mismos una autoridad que no

tienen y que se dedican a hacer daño a los creyentes que,

a veces, están con una fe honesta y sincera.

Para terminar, un versículo de todas las cartas

que te gustaría...

"Este es el que me parece, el que más me...".

Había uno que me parece muy interesante y que realmente

me alienta y me enfoca en el presente y en lo que viene.

El primero es Juan, capítulo 2, verso 8:

"Sin embargo, os escribo un mandamiento nuevo,

que es Verdadero en él y en vosotros,

porque las tinieblas van pasando y la luz verdadera ya alumbra".

Hay algo que a mí me da confianza, alegría,

y en esto es donde yo hoy estoy parado firmemente,

como sobre la roca.

Es que las tinieblas van pasando,

y que la luz verdadera ya está alumbrando.

Cada vez se está haciendo más evidente,

cada vez tienen más intensidad y cada vez más "abarcativa".

Y en esto está mi alegría también.

Pues que siga así, que siga creciendo.

Y aquí estamos para continuar viviendo

en esa verdad y promoviendo

esa luz que hace falta en un mundo

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • El mensaje de las cartas de Juan

Buenas noticias TV - El mensaje de las cartas de Juan

24 feb 2019

El germen del nominalismo y la hipocresía pronto apareció en la iglesia primitiva. El apóstol Juan escribió una serie de cartas de las que se conservan tres para luchar contra esa lacra.

ver más sobre "Buenas noticias TV - El mensaje de las cartas de Juan" ver menos sobre "Buenas noticias TV - El mensaje de las cartas de Juan"
Clips

Los últimos 586 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios