Audiencia abierta La 1

Audiencia abierta

Sábado a las 13.30 horas

Audiencia Abierta
Los sábados, a las 13:30 en La  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
2860971
Para todos los públicos Audiencia abierta - 15/11/14 - ver ahora
Transcripción completa

Buenas tardes, balance positivo de Felipe VI

en la primera visita oficial a Bélgica y Luxemburgo de los reyes

en su gira de presentación

por las principales capitales europeas.

Ha sido la séptima salida al extranjero

desde su proclamación, quinta en territorio europeo.

Visitas relámpago pero intensas.

Los monarcas se encontraron con los reyes belgas

y los grandes duques de Luxemburgo

y con los responsables del Ejecutivo y Legislativo de ambos paises.

Hablaron de Europa y de la necesidad de una mayor integración

y compartieron preocupación por la crisis y el paro juvenil.

Don Felipe llama a los nuevos diplomáticos

a defender la democracia, los derechos humanos

y la legalidad internacional.

Los reyes presiden el funeral por los fallecidos

en el accidente de autobús en la localidad murciana de Cieza.

El Fiscal del Caso Nóos no recurre la imputación de la infanta Cristina

pero mantiene su inocencia.

Comenzamos en Bruselas.

En su primera visita oficial a Bélgica,

los reyes constataron las buenas relaciones bilaterales

y las posibles mejoras en materia cultural y antiterrorista.

Pero sobre todo hablaron de la crisis y el paro juvenil,

y de Europa y la necesidad de una mayor integración.

Quinta y sexta visita de los reyes a un país europeo

desde su proclamación.

Todas con un formato similar: breves en el tiempo, apenas cinco horas,

y protocolarias en las formas.

Pero con mas contenido

del que quizá pueda trascender de lo formal, de la pura imagen.

En lo formal, bienvenida oficial de los reyes de Bélgica

en el Palacio Real con escolta a caballo.

Importante el detalle porque este formato se reserva

para las visitas de Estado, y ésta era visita oficial.

Encuentro con Felipe y Matilde y reunión con el primer ministro,

que apenas ha estrenado su cargo.

Y que sirvió para chequear la relación de España y Bélgica,

que Zarzuela califica de "excelente".

Aunque con margen de mejora.

En aspectos como la cooperación económica y cultural

y en la lucha contra el terrorismo,

materia de discrepancia en el pasado.

Y aunque se trataba de una visita de país a país,

en la capital comunitaria el contexto europeo pesa.

Recién llegado de Luxemburgo, y en pleno escándalo

por los acuerdos fiscales secretos que investiga Bruselas,

el rey y el primer ministro belga

coincidieron en la necesitad de impulsar la integración europea.

En materia fiscal, por supuesto y como trasfondo, la unión bancaria.

También coincidieron en que Europa y sus instituciones

deben estar más cerca de los ciudadanos.

Y en su preocupación por la crisis y, especialmente,

por la alta tasa de desempleo que afecta a la cantera de Europa,

los jóvenes.

En un país de equilibrios difíciles,

los reyes visitaron las dos Cámaras del Parlamento:

la de Representantes y el Senado.

Un escenario para un balance.

¿Cómo está yendo el viaje?

Muy bien, muchas gracias.

¿Y ayer en Luxemburgo?

Muy bien.

Con un almuerzo en honor de los reyes

finalizó la visita a Bélgica, tercera monarquía europea

que ha vivido el relevo en la Corona.

Los reyes han llegado hasta este palacio

situado en el centro de Bruselas.

Ha sido a primera hora de la mañana.

Muchos ciudadanos, entre ellos españoles de camino al trabajo,

se los han encontrado casualmente y han seguido un poco el acto,

aunque hay que decir que ha habido menos expectación

de la que suele ser habitual en este tipo de acontecimientos.

Primera hora de la mañana en Bruselas,

los operarios ultiman los detalles.

Banderas izadas, alfombra roja para los reyes,

los periodistas ya estamos en nuestro puesto,

también los reyes belgas esperando,

y un público, españoles y bruselenses, que, poco a poco,

va haciendo audiencia.

Como he visto la bandera de España,

ya me he enterado de que viene el rey

y, entonces, voy a llegar un poco más tarde al trabajo.

Y ya que os encontramos de camino al trabajo...

¿Qué os parece don Felipe?

Creo que es un respiro para la monarquía española

y ahora, tal y como están las cosas, me parece bien, es refrescante.

¿Y qué esperáis del nuevo rey?

Esperar, espero que lo haga algo mejor.

¿Algo mejor qué quien?

Que su padre.

Como jefe de Estado yo creo que la unidad,

yo creo que la figura de rey encuentra su sentido

en mantener la unidad española.

Por fin aparecen don Felipe y doña Letizia,

directos desde la residencia privada de los monarcas belgas.

Móviles a tope pero ambiente sobrio,

esta vez no hay fotos con los reyes.

Visita breve en el interior de palacio

y, de allí a la sede del primer ministro, es mediodía.

Y los que siguen la visita en las inmediaciones,

ya pocos a estas horas.

Final de la visita en el mismo punto de inicio, el Palacio Real.

A las tres de la tarde, don Felipe y doña Letizia

son despedidos por los soberanos belgas.

Ya sin alfombras ni himnos, desde las vallas,

el público toma la última instantánea.

Las relaciones entre Bélgica y España son estrechas,

como las de los dos monarcas que comparten nombre, amistad

y un reciente acceso al trono tras la abdicación de sus padres.

Felipe de Bélgica

se encontró un país también acosado por la crisis

y con fuertes tensiones territoriales.

Fue el primer acto institucional del rey en el extranjero.

Hace tres meses don Felipe viajó a Lieja

a los actos conmemorativos del inicio

de la Primera Guerra Mundial.

Entonces fue solo,

ahora vuelve con la reina en visita oficial a Bélgica:

sede del Parlamento Europeo y de la OTAN.

Un país cuyas relaciones con España son las propias

de un socio y aliado.

España tiene una reputación excelente en Bélgica.

Las relaciones entre ambas casas reales

son buenas y más que protocolarias.

En común tienen, incluso,

su reciente acceso al trono tras sendas abdicaciones.

Son dos paises amigos, no solo por las familias reales

también por las relaciones entre la gente

de Bélgica y España.

Vínculos que se extienden a la cooperación bilateral.

España exporta a Bélgica por valor de seis mil millones de euros.

Cifra que nos sitúa en el puesto número 11 del ranking mundial,

detrás de Alemania, Francia o Gran Bretaña.

Las relaciones económicas van a mejorar en los próximos meses.

La situación económica en España ha mejorado

y eso lo ven las empresas belgas.

Colaboración que existe ya en sectores estratégicos

como el automóvil, la energía o la biotecnología

y de forma incipiente a través de Internet.

Cuando el pasado 7 de octubre cuatro formaciones de centro derecha,

tres flamencas y una francófona, lograban un acuerdo

para formar Gobierno en Bélgica, el rey Felipe respiró tranquilo.

Se había logrado el pacto en poco más de cuatro meses,

un plazo razonable para los usos belgas.

Poco imaginaba el monarca

que el Ejecutivo presidido por Charles Michel

iba a encontrar una fuerte contestación social.

El retraso en la edad de jubilación, las reformas en las pensiones

o la suspensión de la actualización salarial automática en base al IPC

eran premisas básicas del programa de Gobierno.

Cien mil belgas protagonizaban hace unos días

una gran manifestación de protesta en Bruselas.

La marcha acabó en medio de duros enfrentamientos con la policia.

El malestar social no ha sido el único quebradero de cabeza

para Felipe en sus 16 meses de reinado.

Los roces con su padre, Alberto II,

han confirmado unas relaciones familiares complejas

y no siempre bien avenidas.

Ha habido problemas

con la retribución de Alberto y Paola

y con su política de comunicación,

además del Guadiana judicial que supone el largo litigio judicial

con una joven que exige ser reconocida como hija suya.

Al menos, el tradicional conflicto entre flamencos y valones

parece estar bajo control.

Antes de Bélgica los reyes visitaron el Gran Ducado de Luxemburgo.

Europa, sus principales desafíos y perspectivas económicas

ocuparon también el centro de las reuniones

con los grandes duques, Enrique y María Teresa,

y las principales autoridades del país.

Fueron apenas cinco horas

las que los reyes estuvieron en Luxemburgo.

Visita oficial con agenda repleta

y conversaciones con denominador común:

las perspectivas económicas de la Unión Europea y los desafíos.

La primera cita fue con los grandes duques,

recibimiento oficial a las puertas de palacio,

saludos al público asistente, fotos con los allí congregados,

alguna realizada por el propio heredero.

Y, de todo ello, una espectadora de excepción:

la gran duquesa convaleciente de una operación de rodilla

que observaba desde la ventana.

Sí fue participe, sin embargo,

del posado oficial con los reyes de España,

el gran duque, el heredero y su mujer.

Y estuvo también en el almuerzo privado a cuatro,

solo los dos matrimonios reales.

El encuentro con los grandes duques

era solo la primera cita de los reyes

en su visita oficial a Luxemburgo.

Un viaje que ha coincidido en el tiempo

con la polémica suscitada por la noticia

de los acuerdos secretos del Gran Ducado

con más de 300 multinacionales

para que éstas obtuvieran beneficios fiscales.

Europa esta estudiando el asunto.

De cualquier modo ninguna fuente ha confirmado que los reyes

abordasen esta polémica en ninguno de sus encuentros.

Tuvieron tres tras el almuerzo con los grandes duques.

En Palacio recibieron al presidente de la Cámara de los Diputados.

A continuación se entrevistaron con el primer ministro.

La última toma de contacto en esta visita

fue con el titular de Exteriores de ese país.

Acaba asi esta primera visita a Luxemburgo de don Felipe

y doña Letizia como reyes, una parada más de su gira europea.

Sus datos hablan de tres idiomas oficiales,

luxemburgués, francés y alemán, pero se escuchan muchos más.

Mucho español de los llegados a este Ducado hace años.

Vivo aquí 15 años en total.

Yo nací en Luxemburgo, mis padres son de Murcia.

Y español de los que de momento están de paso.

Por un tiempo, sí.

Trabajo en la universidad.

Esta semana unos y otros se encontraban

en esta esta pequeña calle alejada del centro financiero,

esperando a los reyes.

En este pequeño país de poco más de medio millón de habitantes

viven unos 6000 españoles,

muchos trabajan en instituciones europeas

y algunos se han acercado a ver a los nuevos reyes

y nosotros hemos aprovechado para preguntarles

cómo se ve la figura del rey desde este pequeño Gran Ducado.

En mi caso para mi es un poquito la esperanza,

la imagen de transparencia.

Por lo menos hacer como su padre conciliador, ¿no?

La duquesa es cubana, así que, bueno,

también tenemos nexos lingüísticos.

Mediodía en Luxemburgo,

típico día gris aunque en esta cita presencia de todos los colores.

Hay que enseñarle al mundo que en España hay una diversidad.

En estas visitas la cercanía suma y un gesto cuenta mucho.

Los reyes se acercaron todo lo que pudieron

y algunos consiguieron así su momento real.

Yo le he comentado que le conocía de Georgetown

y se ha quedado sorprendido.

Me voy encantado como monárquico

y como español me voy encantado la verdad.

Luego tocaba recoger escenario

para volver a la calma de este Palacio

que en otros escenarios fue Ayuntamiento,

sala de conciertos y hasta taberna pero eso es otra historia.

El gran duque Enrique accedió al trono en el 2000

tras la abdicación de su padre Juan de Luxemburgo

y su primer viaje oficial fue, precisamente, a España.

Luxemburgo es un país pequeño

pero con enorme influencia en el mundo financiero

y en la arquitectura institucional europea.

Luxemburgo es el séptimo país mas pequeño de Europa.

Con apenas 550.000 habitantes,

es el primer centro financiero europeo y el segundo del mundo

en fondos de inversión despues de Estados Unidos.

Casi el 50 % del producto interior bruto luxemburgués

son los servicios financieros.

Según el informe anual

de la Conferencia de las Naciones Unidas

sobre Comercio y Desarrollo,

las inversiones extranjeras directas en Luxemburgo

han aumentado considerablemente.

Parece, según datos de septiembre de este año,

que los inversores vuelven a recobrar la confianza

y Luxemburgo se encuentra en la lista

de los 20 países más atractivos del mundo.

Hace ahora siete años, los reyes Juan Carlos y Sofía

tambien visitaron el país

que, a pesar de sus escasas dimensiones geográficas,

tiene gran visibilidad en la escena comunitaria,

y ha presidido hasta tres veces la Comisión Europea,

incluyendo el mandato actual con Jean-Claude Juncker al frente.

España mantiene buenas relaciones comerciales con Luxemburgo

aunque compra mas de lo que vende al Gran Ducado.

Nuestro país exporta papel y cartón

e importa sobretodo productos de fundición de hierro y acero,

teniendo en cuenta

que la sede principal del gigante ARCELOR-MITTAL es luxemburguesa.

Enrique de Luxemburgo lleva 14 años en el trono

como sexto soberano de la dinastía Nassau.

Ellos fueron los pioneros.

Su padre el gran duque Juan

fue el primer monarca en abdicar este siglo,

y él uno de los primeros herederos

que se casó por amor con una plebeya,

la cubana Maria Teresa Mestre, con la que tiene seis hijos.

Luxemburgo es una monarquía parlamentaria.

El gran duque es el jefe del Estado

y su principal papel es el representativo.

Las relaciones entre las dos casas reales

han sido siempre fluidas.

España fue el primer país que visitó de forma oficial en 2001.

En general su reinado ha sido tranquilo,

aunque en 2008 se desató una tormenta

al negarse a firmar una ley del Parlamento

que legalizaba la eutanasia.

El gran duque, católico, alegó problemas de conciencia.

El Vaticano le entregó un premio por su decisión.

Pero el Parlamento de su país reaccionó limitando sus poderes.

Desde entonces no es necesaria su firma para sancionar una ley.

Mantiene eso sí la facultad de nombrar al Gobierno,

disolver las cámaras y acreditar a los embajadores.

La buena marcha de Luxemburgo le ha facilitado las cosas,

aunque en este momento el país esté siendo investigado por Bruselas

y su Gobierno haya tenido que reconocer

que los acuerdos fiscales secretos para atraer empresas

no son del todo éticos.

De vuelta a España, el rey entregó los despachos

a la última promoción de la Escuela Diplomática.

Don Felipe recordó que nuestra política exterior

debe impregnarse de los valores constitucionales

de defensa de la democracia, los derechos humanos,

la legalidad internacional y la voluntad solidaria.

Hacía cuatro años que un rey no entregaba los despachos

a los nuevos diplomáticos.

Entre las funciones diplomáticas está representar al Estado

y por tanto representar al jefe del Estado,

que sea el jefe del Estado

el que les entrega el testimonio de su nombramiento

supone algo muy especial.

El rey les recordó

que han de defender los intereses de España

en un mundo cada vez más complejo.

Más multipolar en lo económico y los político,

un mundo más impredecible y cambiante

pero que además de nuevos desafíos presenta oportunidades

que exigen estar siempre muy alerta.

También señaló cual debe ser su guía.

Nuestra política exterior debe estar profundamente impregnada

de los grandes principios y valores recogidos en la Constitución.

La democracia, los derechos humanos, la legalidad internacional

o el respeto a la diversidad

son algunos de esos valores constitucionales

que desgranó don Felipe ante los nuevos diplomáticos.

Una labor, la de la diplomacia, muy vinculada al rey

por su papel en la acción exterior del Estado.

Nosotros nos hemos preguntado por los retos de Felipe VI

como primer embajador.

Teniendo en cuenta

las circunstancias económicas actuales

y el momento importante que están viviendo

muchas de nuestras empresas en su internacionalización,

yo creo que ahí es donde hay que echar el resto.

Abrir puertas a las empresas españolas en el extranjero

y atraer inversión.

Retos muy distintos a los del inicio del reinado de Juan Carlos I

porque en aquel contexto se buscaba entrar en Europa, por ejemplo.

Retos distintos pero no más fáciles.

Estamos en una crisis económica y financiera,

los restos son muy distintos

y yo creo que también va a ser un papel complicado y difícil

para Felipe VI.

En estos meses apoyó la entrada de España

en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Cuando se votó a un lado del teléfono

había un ministro y un rey al otro.

Después al ministro le entró otra llamada con anécdota

que contó ante los nuevos diplomáticos.

Los reyes comenzaron la semana

presidiendo en la localidad murciana de Bullas

los funerales por los fallecidos en el accidente de autobús

ocurrido la noche del pasado sábado.

Quisieron trasladar personalmente su pésame

a familiares y amigos de las víctimas.

Los reyes no quisieron faltar al funeral

por las 14 victimas mortales del trágico accidente de autobús

ocurrido la semana pasada.

El lunes presidieron la ceremonia religiosa

en el pabellón Juan Valera de la localidad de Bullas.

En representación del Gobierno asistió el ministro del Interior,

Jorge Fernández Díaz.

Nada más llegar el pabellón, don Felipe y doña Letizia,

vestidos de luto riguroso, trasladaron uno a uno su pésame

a los familiares de 13 de las 14 víctimas mortales.

La familia del sacerdote, Miguel Conesa,

celebró el sepelio en la intimidad.

Momento de dolor pero también de agradecimiento

por las incesantes muestras de cariño y cercanía.

Un funeral cargado de emotividad y en el que participaron

amigos, vecinos y compañeros de parroquia de los fallecidos.

El obispo de Cartagena-Murcia, José Manuel Lorca

agradeció la presencia de los reyes.

Y asi les despidieron los vecinos.

Antes de regresar a Madrid don Felipe y doña Letizia

agradecieron personalmente su trabajo

a los servicios de emergencia.

Lo recordaba el obispo en su homilía en Bullas.

No es la primera vez que Felipe de Borbón y su esposa

están al lado de los vecinos de Murcia por una tragedia.

Los entonces príncipes de Asturias presidieron hace tres años

el funeral multitudinario

por las víctimas del terremoto de Lorca

y recorrieron los barrios mas afectados por el temblor

que costó la vida a ocho personas, provocó mas de 160 heridos

y dejó sin casa a mas de 3000 vecinos.

El año pasado,

el descarrilamiento de un tren ALVIA a la entrada de Santiago

se convertía en el accidente mas grave de los últimos 40 años

en España.

Murieron 79 personas y otras 140 sufrieron heridas graves.

Don Felipe y doña Letizia presidieron el funeral,

junto a la infanta Elena.

Antes estuvieron en el lugar del accidente, el barrio de Angrois,

para agradecer personalmente a los vecinos su ayuda

en la evacuación y apoyo a los heridos.

El mismo apoyo y solidaridad que ofreció la reina doña Sofía

a los que sufrieron el que, probablemente,

es uno de los accidentes de tráfico mas graves que se han producido

en España.

Fue en Soria.

Un camión y un autobús chocaron frontalmente y murieron 27 personas,

la mayoría estudiantes de dos colegios de Barcelona

que volvían de unas vacaciones en Burgos.

El mismo día en Ámsterdam,

los reyes de Holanda, Guillermo y Máxima,

asistían, junto a las princesas Beatriz y Margarita,

al homenaje por los fallecidos, casi 200 holandeses,

en el avión de Malaysia Airlines,

supuestamente derribado por rebeldes prorrusos en Ucrania.

Los reyes de Holanda

quisieron acompañar éste homenaje de su país

a todas las víctimas del vuelo de Malasian Airlines,

casi 300 personas de 10 nacionalidades,

pero la mayoría compatriotas holandeses.

Junto a los miembros de la Casa Real, Guillermo y Máxima,

también la princesa Beatríz,

asistieron numerosos representantes del Gobierno, alcaldes,

diputados y embajadores, para acompañar a 1600 familiares

todavía conmocionados por el presunto atentado.

En el Centro de Convenciones de Ámsterdam

se escucharon los nombres de los desaparecidos,

se ofrecieron flores y velas y se guardó un minuto de silencio,

en una ceremonia estrictamente laica por deseo de los afectados.

En el vuelo MH17 fallecieron familias enteras,

padres, abuelos, niños.

Holanda ha podido ahora despedir a sus víctimas,

aunque todavía quedan algunas por identificar

y responsabilidades por aclarar.

El Congreso rechazó este martes con los votos del PP

los recortes al Presupuesto de la Casa del Rey

planteados por Izquierda Plural, UPyD, Esquerra Republicana y BNG.

Para los populares su cuantía es muy inferior

al de otras monarquías europeas.

Izquierda Unida, Iniciativa y BNG

pidió recortar un 30 % el presupuesto de la Corona.

UPyD limitó la reducción al 21 % como en los Ministerios.

Para Esquerra no se entiende

que Felipe VI tenga que cobrar casi 8 millones

cuando, dijo, hay menos bocas borbónicas que alimentar.

El PP recordó que la familia real

apenas recibe un 10 % del presupuesto total de la Corona

con el que también se pagan a todos los funcionarios de Zarzuela.

Además recalcó que el presupuesto de la Casa Real es mucho menor

al de otras monarquías europeas.

Los presupuestos de la Corona se han congelado este año

en 7,7 millones de euros tras cuatro ejercicios consecutivos de reducción

En el caso Nóos, el juez instructor espera los escritos de la acusación

para decidir sobre el procesamiento de la infanta.

El fiscal anticorrupción

no recurrirá la decisión de la Audiencia

de mantener la imputación de doña Cristina

por dos delitos fiscales, pero mantiene su inocencia.

No lo sé.

Asi respondía el juez Castro

sobre el futuro procesal de la infanta.

Cristina de Borbón que viajó esta semana a Barcelona,

junto a Iñaki Urdangarín para diseñar con sus defensas

la estrategia a seguir tras mantenerse su imputación

por dos delitos fiscales.

Su defensa se centra en si podrá ser juzgada

acusada solo por Manos Limpias,

no por la fiscalía anticorrupción ni la agencia tributaria.

Y la fiscalía no ejercerá el recurso de súplica al auto de la Audiencia

que mantiene la imputación aunque sí volverá a pedir al juez Castro

en su escrito de acusación, que la desimpute.

Manos Limpias espera que no se aplique

la llamada doctrina Botín

y pueda ser juzgada solo con la acusación popular

al tratarse de delitos sobre intereses públicos.

En 9 días acabará el plazo para que las partes

soliciten la apertura de juicio.

Entonces el juez Castro tendrá la última palabra

sobre si Cristina de Borbón se sienta o no en el banquillo.

Unos minutos ahora para repasar

el reinado de los borbones en España.

Hoy hablamos de Alfonso XII, tatarabuelo de Felipe VI.

De talante liberal, su reinado fue breve, 11 años.

También su vida.

Murió cumplidos los 27.

Pasó a la historia como el pacificador.

Su vida se llevó al cine como una historia de amor.

La muerte de su joven esposa M de las Mercedes

y la tristeza que le llevó a encerrarse en El Escorial

le conviertieron en una leyenda romántica.

Pero mas allá de coplas populares,

Alfonso XII fue sobre todo un rey liberal

que consiguió dar a España una época de paz y prosperidad.

El mismo decía en confianza a algún embajador extranjero

que era mas liberal que sus ministros

y cumplió con los deberes que le planteaba la Constitución

que era moderar la vida política.

Fracasado el reinado de Amadeo de Saboya

y la agitada experiencia de la I República,

el país con tres guerras abiertas,

la de Cuba, la carlista y la cantonal,

recibió a Alfonso XII en 1875 con hambre de paz.

Tenía 17 años, pero, educado en el extranjero,

estaba mucho mas preparado que su madre Isabel II.

Junto a Cánovas del Castillo,

el hombre que propició el regreso de los borbones,

puso en marcha la restauración,

basada en la alternancia de conservadores y liberales.

Se consiguió mediante el consenso el acuerdo

de todos los partidos politicos,

fundamentalmente en alejar a los militares

de la forma de acceso al Gobierno,

que era el mal que había padecido la política española hasta entonces.

Para evitar los pronunciamientos y acabar las guerras,

Alfonso XII se puso al frente del Ejército.

Se consiguió la paz,

una nueva Constitución moderada y el consenso.

Pero no se desterró el caciquismo.

No hubo elecciones en el siglo XIX

que no las ganara quien las había convocado.

La estabilidad propició el desarrollo económico

en Cataluña y el País Vasco.

Pero con la emigración del campo a la ciudad

surgieron los suburbios, hambre, enfermedades.

Alfonso XII se ganó al pueblo

con su visita a los enfermos de cólera.

A los 27 años, tras 11 de reinado, moría de tuberculosis.

Su segunda mujer M Cristina de Habsburgo

ocupó la regencia hasta la mayoría de edad de Alfonso XIII.

Nunca consiguió el amor de su marido,

soportó sus infidelidades,

supo de forma prudente continuar con la política de alternancia

y hacer frente a crisis como la pérdida de Cuba y Filipinas.

La Corona no se vio en absoluto afectada por este desastre

sino que nadie dudó de su continuidad y el apoyo

al nuevo rey que sería Alfonso XIII.

Por deseo de M Cristina el gran monumento de Benlliure

rinde homenaje en el parque del Retiro a Alfonso XII,

el rey que ha pasado a la historia como el pacificador.

El príncipe Carlos ha cumplido 66 años

y sigue esperando llegar algún día el trono de Inglaterra.

Pero mientras, se lo toma con humor recordando episodios curiosos

de los viajes que ha llevado a cabo a lo largo de su vida.

Por ejemplo, la desastrosa entrevista que hace ahora 40 años

trató de hacerle Moly Maldroum.

Un periodista de la NBC Australia que se puso tan nervioso

que fue incapaz de articular palabra

mientras el propio príncipe trataba de animarle.

Pedía agua, se secaba constantemente el sudor

y no llegaba a terminar ninguna pregunta.

Carlos de Inglaterra recordaba ahora, dice que con cariño,

pero también con fino humor e ironía, el mal momento que pasó

el periodista de la cadena australiana

recordando incluso los golpes de ánimo

que le daba el productor en el plató.

Está claro que mientras la reina, de 88 años,

siga mostrando la salud de hierro de la que hace gala,

al príncipe Carlos no le va a quedar más remedio que esperar.

Así que piensa que lo mejor es tomárselo con sentido del humor

y ganarse la simpatía

de los que algún día le verán como rey.

Hace apenas una hora

el rey Juan Carlos ha presidido en Madrid

la inauguración del monumento al Teniente General de la Armada,

Blas de Lezo y Olavarrieta, primer Marqués de Ovieco.

Ha sido en los jardines del Descubrimiento

situados en la céntrica plaza madrileña de Colón.

El monumento a uno de los marinos más importantes

de la historia naval española

ha sido sufragado por cuestación popular.

Fue uno de los oficiales más relevantes

y poco conocidos de nuestra historia en tiempos en que España, en 1700,

era un imperio naval.

Con apenas 25 años había participado ya

en numerosas batallas en el Mediterráneo

frente al asedio inglés a puertos españoles,

o ante el avance de los turcos en Orán.

Su valentía, y el enorme daño recibido en estas guerras,

en las que perdió un ojo, un brazo, y parcialmente una pierna,

le valieron el ofrecimiento de Felipe V

para ser su ayuda de cámara, pero quiso seguir en la Armada

y así pudo completar su misión

defendiendo Panamá o Cartagena de Indias

de los piratas ingleses.

Blas de Lezo murió en la ciudad colombiana,

donde sí tiene una estatua,

en homenaje al gran almirante y estratega vasco,

que ahora ésta estatua, de Salvador Amaya, quiere reconocer.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Audiencia abierta - 15/11/14

Audiencia abierta - 15/11/14

15 nov 2014

Primera visita oficial de los Reyes a Bélgica y Luxemburgo. Los monarcas se encontraron con los Reyes belgas y los Grandes Duques de Luxemburgo y con los responsables del ejecutivo y legislativo de ambos paises.

ver más sobre "Audiencia abierta - 15/11/14" ver menos sobre "Audiencia abierta - 15/11/14"

Los últimos 239 programas de Audiencia abierta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos