Audiencia abierta La 1

Audiencia abierta

Sábado a las 13:30 horas

Audiencia Abierta
Los sábados, a las 13:30 en La  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4739152
Para todos los públicos Audiencia Abierta - 15/09/18 - ver ahora
Transcripción completa

Buenas tardes.

La tensión independentista en Cataluña

y la situación de los políticos presos ocupó, de nuevo,

la atención del jefe del Estado esta semana.

Centró el acto oficial de apertura del Año Judicial en Madrid

y la celebración en Barcelona de la Diada,

en medio de una profunda división política.

Estamos aquí para hacer república.

No nos gusta el rey de espadas.

En Zarzuela, en medio de una auténtica tormenta política,

presidió la promesa de la nueva ministra de Sanidad,

tras dimitir su antecesora por irregularidades

en la obtención de un máster universitario.

También en Zarzuela, recibió al canciller austriaco

y presidente de turno de la Unión Europea,

en vísperas de la cumbre sobre migración.

Y, en el Palacio Real, credenciales de siete nuevos embajadores.

En Sevilla inauguró la nueva planta del Grupo Ybarra

y la reina, el curso escolar en Oviedo.

Un día antes, acompañaron a sus hijas al colegio,

a su primer día de clase.

El rey presidió el lunes, en la sede del Tribunal Supremo,

la apertura del Año Judicial.

El presidente del Consejo General del Poder Judicial

y la fiscal general del Estado advirtieron de que no hay excepción

al cumplimiento de la ley.

Es uno de los primeros actos del curso para el rey

y, como cada año desde que lo es, Felipe VI acudió al Tribunal Supremo

para presidir esa ceremonia, la de apertura del Año Judicial.

Cataluña y el procés se adivinaban de nuevo

como protagonistas del acto.

En esta ocasión, la celebración coincidió con los trámites

previos al juicio a los políticos independentistas presos.

Tras ser recibido por el presidente

del Consejo General del Poder Judicial

y fotografiarse con los miembros de la Sala de Gobierno del Supremo,

Felipe VI pudo saludar, ya sin cámaras,

a otras autoridades del Estado.

Un saludo que se produce justo antes de ponerse, ya sí,

la toga y el Gran Collar de la Justicia

para presidir ese acto solemne.

Aquí, en el Supremo, en este acto, don Felipe no tiene discurso,

más allá de la formalidad de declarar abierto el Año Judicial.

Sin embargo, le hemos escuchado en otras ocasiones

defender la justicia de calidad como garantía del Estado de derecho.

También manifestar el apoyo y la confianza de la Corona

en los jueces de nuestro país.

La situación en Cataluña y la cercanía del juicio

a los políticos independentistas en prisión,

ocuparon buena parte de los discursos.

El presidente del Supremo y del Poder Judicial, Carlos Lesmes,

cargaba contra las decisiones judiciales de Bélgica y Alemania,

por su interpretación de las euroordenes,

al no entregar por rebelión a Carles Puigdemont

y los exconsellers fugados.

Y mostró su apoyo a jueces y fiscales

que reciben "ataques personales" por parte de responsables políticos,

como el juez del Supremo, Pablo Llarena.

De estas situaciones el Consejo general ha actuado

y seguirá haciéndolo sin vacilaciones en defensa

de los jueces y magistrados.

El presidente del tribunal supremo pidió lealtad constitucional.

Ello comportaría renunciar a la defensa de sus fundadores

y del propio estado democrático y de derecho.

La fiscal general del Estado habló de un desbordamiento

del orden constitucional en Cataluña en 2017

e insistió en la necesidad de responder con firmeza

y en que no hay excepciones en el cumplimiento de la ley.

No hay nada más democrático que la ley.

En la memoria de la Fiscalía,

María José Segarra ha asegurado que no puede hablarse

de presos políticos en España, porque no se persigue a nadie

por sus ideas.

España tiene un sistema judicial fuerte.

Y promete especial firmeza "frente a cualquier intento

de condicionar, personal o profesionalmente"

a los fiscales que ejercen sus funciones en Cataluña.

Tras el acto formal, en el que se insistió

en la independencia del Poder Judicial,

los corrillos, ya sin cámaras.

El más llamativo, el del rey con Albert Rivera,

Carlos Lesmes y el juez Llarena, quien instruyó en el sumario

el proceso contra los independentistas

y que ya ha terminado su labor.

Hay prisa por comenzar el juicio oral, ya que, como dijo Lesmes,

hay políticos presos.

Será a primeros de diciembre, una vez que la Fiscalía

presente sus conclusiones en unas semanas.

Todo indica que mantendrán el delito de rebelión,

cuya retirada han pedido insistentemente los soberanistas.

Un juicio con sesiones de mañana y tarde.

Hasta que no haya sentencia firme en el Supremo,

no comenzará en la Audiencia Nacional el juicio oral

contra contra los altos cargos de la Generalitat no aforados,

incluido el exmayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero.

El proceso soberanista

y la situación de los políticos presos

centraron la apertura del Año Judicial

y la celebración de la Diada de Cataluña.

En los actos oficiales,

en los que solo participaron las fuerzas independentistas,

no faltaron las referencias a la monarquía.

Desde la víspera, con la Marcha por la Libertad,

organizada por el Govern y encabezada por el presidente

de la Generalitat y del Parlament, los soberanistas pedían libertad

para los políticos presos.

Y, en su discurso institucional, Torra dejaba claras sus intenciones.

Ideas reiteradas al día siguiente,

en la multitudinaria manifestación por el centro de Barcelona,

convocada por la ANC y Òmnium Cultural,

a la que no asistieron PP, PSC y Ciudadanos

y solo algunos de los comunes.

La escenografía tampoco dejaba lugar a dudas.

Un naipe del rey de espadas vuelto del revés

sobre un muro que derribaban los manifestantes,

simbolizó la independencia de Cataluña

de la monarquía española.

Torra aseguró que la marcha soberanista no tenía freno

y pidió valentía a Pedro Sánchez para atender el grito democrático

de los independentistas.

La alcaldesa de Barcelona

lució un lazo amarillo en la ofrenda floral a Casanova

y Ciudadanos organizó su acto propio.

De Cataluña se habló el día de la Diada en el Senado.

Casado, ante su grupo, ofreció a Sánchez sus votos

para aplicar de nuevo el 155.

También en el Senado, por la tarde, Sánchez aseguró que los ejes

de su política en Cataluña son ley y diálogo,

y reprochó al portavoz popular la actitud del PP en la oposición.

Al día siguiente, ya cara a cara en el Congreso,

volvieron los reproches.

No se hago oposición asimismo.

En este clima de división entre constitucionalistas,

pero también entre independentistas, el rey vuelve el lunes a Barcelona,

a dos semanas del aniversario del referéndum ilegal,

para inaugurar el Congreso Internacional del Gas.

En 1976, Cataluña recupera la celebración

de la histórica Diada, tras 40 años de prohibición franquista.

El Gobierno central teme incidentes, pero la normalidad es absoluta.

La transición política ha comenzado.

Ese mismo año, el rey Juan Carlos visita Cataluña.

Cataluña puede aportar a esta gran tarea común

una contribución esencial y que no tiene precio.

Pero la Diada histórica llegaría un año más tarde.

En 1977, más de un millón de personas sale a la calle.

La participación es tal que el Gobierno de Suárez

acelera su proyecto autonómico.

Días después, Josep Tarradellas regresa del exilio.

Las sucesivas Diadas comparten el mismo proyecto político

y simbolizan la celebración popular de todos.

Pero será la Diada de 2012 la que marque un antes y un después.

La masiva manifestación,

a la que asiste casi todo el Gobierno autonómico,

pide que se inicie la secesión.

La fractura social ha comenzado.

En 2014, la exhibición de fuerza es días antes de la consulta del 9N.

Don Felipe acaba de asumir la Corona y, en su discurso de Navidad,

alerta de los peligros de este desafío al Estado.

En las sucesivas Diadas, aumenta la crispación en una comunidad

cada vez más dividida y, en 2017, el pulso al Estado

se materializa en todas sus formas: es previa al referendum ilegal

y participa un presidente autonómico.

Días despues, mensaje público claro y tajante del rey:

el respeto a la convivencia democrática.

La de este año, tras la consulta del 1 de octubre

y la aplicación del 155, enmarcada en la situación de los presos

y los huidos de la justicia.

El jefe del Estado presidió el jueves en Zarzuela

el acto de promesa de la nueva ministra de Sanidad.

María Luisa Carcedo llega al cargo tras la dimisión de su antecesora,

Carmen Montón, al desvelar los medios irregularidades y plagio

en el máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos.

Rostros graves, no era para menos.

Estaba cayendo una fuerte tormenta política

con abundante aparato eléctrico.

Segunda dimisión en el Gobierno Sánchez en 100 días

y segunda, tras el caso Cifuentes, relacionada con un máster

de esa universidad.

El Supremo estudia investigar a Pablo Casado

por posible comisión de delitos en la obtención de su título,

como apunta la juez que instruye el "caso máster".

De momento, pide informe a la Fiscalía.

El PSOE pide su dimisión.

Podemos, comisión de investigación.

Casado escribe al Supremo.

No hay delito, dice, y, si lo hay, ha prescrito.

La tormenta ha llegado a Moncloa, al presidente,

después de que Rivera pidiera a Sánchez en el Congreso

la publicación de su tesis doctoral.

Ciudadanos y PP piden la comparecencia del presidente,

que el Gobierno descarta.

Desde la prensa se le acusa de plagio

y de no ser el autor de la tesis.

Sanchez pide rectificación y amenaza con querellarse.

Abre su tesis al acceso electrónico y distribuye informes técnicos

que ratifican que no hubo plagio.

La tormenta perfecta continúa.

El monarca la está siguiendo con atención

y, posiblemente, con preocupación, como la mayoría de los espanoles.

Unidos Podemos pidió el jueves a la Mesa del Congreso

que reconsidere la creación de una comisión de investigación

sobre las grabaciones de Corinna, en las que acusa al rey emérito

de cometer varios delitos.

La Audiencia Nacional

rechazó investigar si tiene cuentas opacas en Suiza

al entender que no hay indicios suficientes,

y considera que son extraordinariamente débiles

en relación al cobro de comisiones ilegales en el AVE a La Meca,

aunque la Fiscalía Anticorrupción abrirá una investigacion.

Unidos Podemos preguntó al Gobierno sobre este tema.

En la sesión de control,

Rafael Mayoral quiso saber si Corinna Larsen

participó en actividades del Cuerpo Diplomático o Consular,

si es cierto que la amiga del rey emérito estuvo acompañada

por el embajador en un encuentro con autoridades saudíes.

Exigió que se despejaran todas las dudas.

La vicepresidenta Carmen Calvo

recordó que, en julio pasado, el director del CNI

ya informó en la Comisión de Secretos Oficiales de la Cámara,

e insistió en que, bajo la responsabilidad

del Gobierno socialista, no se produjo ningún encuentro

como el que Mayoral apuntaba.

Hasta donde este Gobierno puede saber,

no se puede confirmar esa reunión.

Noelia Vera, también diputada de Unidos Podemos,

reprochó a la titular de Hacienda lo que considera la poca disposición

del Ejecutivo a que se investiguen en el Parlamento

presuntos casos de corrupción que implicarían al rey Juan Carlos.

No queríamos más vetos, y ustedes vetan

y no quieren una comisión de investigación.

María Jesús Montero recordó que es a la justicia

a quien corresponde investigar, y que lo hará si llega el caso.

Ningún grupo político puede suplantar al Poder Judicial.

Y negó que, recién dimitida la ya exministra de Sanidad,

Carmen Montón, alguien pueda dar al Gobierno

lecciones de ejemplaridad.

El rey recibió en Zarzuela al canciller austriaco

y presidente de turno de la Unión Europea, Sebastian Kurz,

en vísperas de la cumbre informal de jefes de Estado y de gobierno,

que, centrada en la cuestión migratoria y el Brexit,

se celebrará miércoles y jueves en Salzburgo.

El canciller conservador austriaco,

que gobierna con la ultraderechista FPO,

defiende una política restrictiva en inmigración.

La visita a España coincidió con el anuncio

de la alta comisionada de la ONU

para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet,

de enviar observadores a Austria para evaluar la situación

de la inmigración irregular.

Kurz criticó la decisión

de la expresidenta socialista chilena e, irónicamente,

confió en que, tras la inspección, vuelva a dedicarse a Estados

donde se practica la tortura.

Un día antes, en el Palacio Real, el rey recibió credenciales

de siete nuevos embajadores en España,

cuatro de ellos europeos.

Y con todos ellos habló el rey de los retos más inmediatos

a los que se enfrenta la Unión Europea,

a la que aún no pertenece Serbia,

cuya diplomática expuso al jefe del Estado esta aspiración

que España respalda.

El embajador de Dinamarca,

segundo europeo en entregar sus credenciales,

repasó con Felipe VI la marcha de nuestras relaciones bilaterales

y, ya en la esfera europea, Brexit e inmigración,

en un momento en que Hungría lanza un órdago a la Unión,

también ocuparon el encuentro.

El avance de los nacionalismos estuvo presente

en la conversación del rey con el embajador alemán.

Poner en valor lo que compartimos, dice el diplomático, es la receta.

Dold piensa viajar mucho para conocer, dice,

el pensar y sentir de los españoles sobre los temas más candentes,

entre ellos, Cataluña.

La cuestión salió, brevemente, en el encuentro del rey

con el embajador de la República Checa, Jancaret,

dijo al jefe del Estado, que cuenta con el apoyo de su país en estetema

y le propuso incrementar las visitas en ambas direcciones

para reforzar relaciones.

La entrega de credenciales

de los embajadores de las Repúblicas de Indonesia, Kazajstán

y de la embajadora de Australia completó esta cita,

cuyo ritual se remonta al reinado de Carlos III

y es uno de los más ceremoniosos del protocolo diplomático.

La semana diplomática la completó el rey

recibiendo en Zarzuela al viceprimer ministro

y ministro de Asuntos Exteriores de Catar.

El jeque Mohammed Bin Abdulrahman.

Sobre la mesa, la cooperación en proyectos conjuntos

de inversión en el exterior, especialmente para Iberoamérica.

El rey presidió ayer en Sevilla la inauguración de la nueva fábrica

del grupo andaluz Ybarra Alimentación, que cumple 175 años.

40 millones de inversión para reconstruir la vieja planta,

arrasada en 2016 por un incendio.

Hoy el rey ha inaugurado la nueva planta.

Ha visitado las distintas instalaciones

de las más modernas del sector alimentario.

Pero sobre todo ha querido hablar con sus trabajadores.

1 empresa de raíz española.

Siempre se ha caracterizado por llevar el nombre de España

a todos los rincones del mundo.

1 inauguración en la que los trabajadores

han sido los principales protagonistas.

Perdieron sus puestos de trabajo.

Lo que veía arder era su puesto de trabajo.

Juan valora más lo que tiene.

Vengo todos los días con ganas.

Los trabajadores se hicieron la foto de familia con el rey.

La inauguración de una planta referente mundial

construida en tiempo récord y respetando

los puestos de trabajo.

La reina recibió a las representantes

de la Asociación Women's Network, de Madrid,

para conocer el proyecto de apoyo profesional

para las mujeres mayores de 50 años,

un colectivo con mayores cifras de desempleo

y con dificultades para desarrollar una carrera profesional.

Debido a la larga crisis y al cambio tecnológico

hay menos oportunidades, al cambio de paradigmas

y al handicap que suponen los avances tecnológicos,

la digitalización de la economía, pues se necesitan y demandan

nuevas capacidades a las que este talento

se tiene que adaptar.

El proyecto, en el que han participado 150 empresas,

partió de una sugerencia de la propia reina,

y ahora se concretará en una serie de foros, eventos y trabajos en red

para poner en valor la experiencia,

y crear nuevas oportunidades para ellas.

La consejera de Estado

y catedrática de Filosofía Amelia Valcárcel

retomó esta semana el seminario permanente

de la cátedra de Monarquía Parlamentaria

de la Universidad Rey Juan Carlos.

"He visto caer cinco sólidas monarquías"

fue el título de su conferencia.

La frase se debe a la reina Mary de Inglaterra,

consorte de Jorge V, que vió caer muchas monarquías,

porque hasta la Revolución Francesa las sustentaban los nobles.

Pero después aparecieron otras figuras con fuerte carisma

pero con grandes poderes, como Napoleón,

los líderes comunistas rusos, o la dinastía Kim de Corea.

En muchos lugares,

cuando se presenta un difuso sentimiento republicano,

el problema es que se presente a su lado un populismo carismático.

En los tiempos actuales, son las clases medias

las que articulan y sostienen el Estado,

y lo importante son las prerrogativas

de sus máximos dirigentes.

Hay presidentes de República con poderes monárquicos

y monarcas que no llegan a presidentes.

Una monarquía parlamentaria nunca tiene los poderes

que pueda tener el presidente de Francia,

ni mucho menos el presidente de EEUU,

que tiene poderes monárquicos, casi de monarca absoluto.

Las monarquías europeas mantienen su apoyo

en base a la tradición y el encaje en sus Estados,

con gran aceptación en las nórdicas, menos en Bélgica,

donde las tensiones nacionalistas son enormes.

El caso de España, al estar ante una monarquía restaurada,

pues tiene problemas peculiares.

En la semana de la Diada pregunta sobre el severo discurso

del rey el pasado octubre, un momento difícil.

El fondo de la cuestión es que quien encarna al Estado

no puede admitir la secesión de una parte del territorio.

Algo que habrá que encauzar buscando nuevos terrenos de encuentro.

El pasado año, el Hospital Niño Jesús cumplió 140 años.

La reina no pudo asistir entonces a la celebración,

y por eso este encuentro ahora con sus profesionales

para conocer la marcha de este hospital infantil,

centro de referencia nacional, por el que pasan cada año

90.000 niños con todo tipo de patologías,

que no solo se curan, también se investigan.

Ha mostrado un especial interés

por todo el tema de las enfermedades raras

y todo el tema de los proyectos de investigación que hacemos.

La parte de oncología también le ha preocupado mucho,

bueno, en general, y, luego, también ha mostrado su interés

sobre la humanización del hospital, toda la parte humana

que tiene el Niño Jesús.

Ellos son la última frontera para cualquier dolencia infantil,

donde, además, encuentran un espacio adaptado.

El hospital va a acometer ahora una ampliación muy importante,

que le permitirá actualizar el centro,

con más espacio para consultas, más áreas de hospitalización,

análisis, un biobanco...

Un nuevo Niño Jesús con 140 años de experiencia.

La reina inauguró el miércoles el curso escolar

en un colegio público de Oviedo.

La víspera, la OCDE publicaba su informe sobre educación.

España es, de los países de su entorno,

el que menos gasta en este capítulo.

A mí me pisaron los pies.

La reina Letizia tuvo que hacerse un hueco

entre los más de 400 alumnos que la recibieron en el patio

del Colegio Público Baudilio Arce, de Oviedo, el centro elegido

para inaugurar oficialmente el inicio del curso escolar

y que, además, celebra sus 40 años.

Bastante emocionante y lo agradecemos.

La reina empezó su visita en el aula de informática,

allí le explicaron el proyecto de robótica y lectura con códigos.

Lo aprenden chicos y chicas de 11 y 12 años.

A veces se equivoca como otras personas.

Yo creo que la educación infantil el España está muy bien.

Los más pequeños también tuvieron su momento con la reina,

y, ya en la biblioteca, la esperaban los alumnos de ocho y nueve anos,

entre ellos, Emma, que le demostró sus dotes artísticas.

Luego nos descubrió que a doña Letizia

no le gusta que la feliciten en un día como hoy,

en el que cumple 45 años.

La visita concluyó ya en la calle, con esos saludos y fotos

que no faltan en estas citas.

Por cierto, en una zona de Oviedo que la reina conoce bien.

Solo a unos metros, se encuentra el colegio

donde en sus primeros años acudió a clase.

Seguro que ella también vivió los nervios del primer día,

aunque sin visita real.

Si el miércoles doña Letizia

inauguró el curso escolar como reina,

el martes lo había hecho como madre.

Porque, un año más, los reyes, esta vez los dos,

el año pasado solo fue la reina, llevaron a sus hijas al colegio

en su primer día de este curso.

El escenario, el de siempre, el Santa María de los Rosales,

donde Leonor ha comenzado segundo de Educación Secundaria

y Sofía, sexto de Primaria.

Tampoco en esta ocasión hubo posado para los medios,

pero sí pudimos ver a las niñas y a sus padres entrar en el centro.

La primera, la infanta Sofía, seguida por su madre.

Un poco más rezagados iban el rey y la princesa de Asturias,

cogidos de la mano, una evidencia más de que lo suyo, cuando pueden,

es estar juntos.

Ya con sus hijas en las aulas, los reyes abandonaron el colegio.

Se fueron paseando relajadamente y muy sonrientes

antes de coger el coche.

El nuevo curso ya está en marcha.

En España, hay 20.000 mujeres que se llaman Leonor,

pero solo una de ellas está llamada a ser reina.

Sobre ella se ha escrito un libro,

"Leonor, el futuro condicionado de la monarquía".

La princesa Leonor es una gran desconocida.

De ella sabemos que estudia, que saca unas notas normales,

que participa en salidas escolares y en alguna fiesta de pijamas

con sus amigas, a las que tampoco conocemos.

Y Carmen Ramírez de Ganuza

considera que todo eso debería cambiar.

Creo que es hora de que la Casa Real rompa el cascarón

que ha podido proteger a la princesa.

El libro no es una biografía al uso.

Leonor apenas tiene 12 años.

Sobre Leonor, el libro no muestra grandes exclusivas,

es un libro que nos aproxima al personaje y a la institución.

En su obra, Carmen habla de la posibilidad

de que la princesa acceda al trono a mediados de este siglo,

dentro de unos veinte años.

¿Y qué esperamos entonces de ella los españoles?

Que no cometa errores.

Los españoles no somos especialmente monárquicos.

Toleramos la monarquía si no causa problemas.

En este retrato sobre la monarquía de hoy,

Carmen Remírez de Ganuza

señala el distinto papel que tendrá la princesa

en comparación con el del rey Felipe.

Es posible que tenga que estar más cerca de los españoles.

Con abundantes apuntes históricos y testimonios de políticos,

el libro de Carmen invita a reflexionar sobre la importancia

de la Jefatura del Estado en una democracia parlamentaria.

La princesa Leonor no olvidará su primer acto oficial en Asturias,

el sábado pasado en Covadonga.

Un estreno entre montañas y arropada por sus padres, los reyes,

y su hermana, la infanta Sofía, en la cuna del Reino de España.

Entre montañas se produjo, precisamente, la última imagen

que nos dejó la princesa en su debut asturiano.

Se celebraba el primer centenario del Parque Nacional Picos de Europa.

Entre esos picos se encuentra ahora un nuevo mirador, el de la Princesa.

Lo inauguró Leonor, junto a sus padres y hermana.

Hasta él subieron, bastón de avellano en mano,

no cualquier bastón, uno creado para la cita

y que se ve, por lo empinado de la cuesta, era necesario.

Parece que no, pero hay un repechín.

En lo alto del Pico Sohornín,

la familia real recibió explicaciones

de lo que desde allí podía verse.

Desde detalles sobre el parque nacional centenario

a explicaciones del lago Enol, que desde ese enclave

se observa de forma privilegiada.

Después tocaba bajar a buen paso.

Y bien cerquita del lago, nuevo regalo para las niñas,

una yegua de raza autóctona asturiana,

a la que Leonor y Sofía bautizaron como Xana,

hada de la mitología asturiana.

Xana se quedará a vivir en sus picos,

pero podría recibir, quién sabe, visitas y mimos reales

como los que recibió Jade, esta pequeña asturiana

a la que un día contarán que estuvo en brazos de una princesa

en un día realmente importante para ella.

Una jornada que había comenzado en la Santa Cueva,

donde la familia real había venerado la imagen de la Virgen de Covadonga,

de cuya coronación canónica se cumplía un siglo.

Era la primera parada para un largo día

en el que la princesa de Asturias daba un paso más, muy importante,

en su asunción del papel de heredera.

La familia real asistió también a la misa en la Basílica.

Pero en Asturias se celebraba, además, el 1300 aniversario

de la creación de su reino, así que hubo homenaje

a don Pelayo, su primer rey, y también contacto directo

con los que se habían acercado hasta el santuario

para las celebraciones.

Después pasó por el museo

para empaparse de historia, de Covadonga y de monarquía.

Este de Covadonga fue un triple centenario

con especial protagonismo para la princesa Leonor.

Es considerado ya como una fecha para la historia.

Además, aquí se escenificó la continuidad dinástica

de los herederos de la Corona en esta tierra.

Así llegamos al final.

Hasta el sábado que viene.

Feliz semana.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Audiencia Abierta - 15/09/18

Audiencia Abierta - 15/09/18

15 sep 2018

Acto oficial de apertura del año judicial en Madrid. En Zarzuela El Rey recibió al canciller austriaco y Presidente de turno de la Unión Europa en vísperas de la cumbre sobre migración y en el Palacio Real credenciales de siete nuevos embajadores. En Sevilla inauguró la nueva planta del grupo Ybarra y la Reina el curso escolar en Oviedo. La Princesa Leonor no olvidará su primer acto oficial en Asturias el sábado pasado en Covadonga.

ver más sobre "Audiencia Abierta - 15/09/18 " ver menos sobre "Audiencia Abierta - 15/09/18 "
Programas completos (284)

Los últimos 300 programas de Audiencia abierta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos