Audiencia abierta La 1

Audiencia abierta

Sábado a las 13:30 horas

Audiencia Abierta
Los sábados, a las 13:30 en La  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4091918
Para todos los públicos Audiencia Abierta - 01/07/17 - ver ahora
Transcripción completa

Buenas tardes.

Mensaje central del jefe del Estado en el acto de celebración,

en el Congreso, de las primeras elecciones libres tras la dictadura.

Un discurso de futuro y de unidad y convivencia,

de agradecimiento al pueblo español, a los constituyentes del 77

y al rey Juan Carlos.

En un acto en el que no faltaron anécdotas y polémicas,

entre ellas, la ausencia del rey emérito.

40 años también cumplió la CEOE.

Felipe VI destacó su aportación al diálogo, la paz social

y la transformación de España y pidió intensificar esfuerzos

contra el paro.

Una semana en la que los reyes volvieron a Cataluña,

a entregar los premios de la Fundación Princesa de Girona.

Fuera de la ley solo existe negación de la libertad,

solo hay arbitrariedad, imposición e inseguridad.

Son palabras del jefe del Estado en su discurso de celebración,

ante el Congreso de los Diputados, del 40 aniversario

de las elecciones libres en España.

En la escalinata del Congreso

esperaban unos 80 diputados y senadores que obtuvieron su escaño

en aquellos comicios del 15 de junio del 77.

Los reyes llegaron a la Carrera de San Jerónimo y fueron recibidos

por las principales autoridades del Estado:

presidente del Gobierno, presidentes de Congreso y Senado

y de los altos tribunales.

Segundo paso en la línea de saludo, las Mesas de las dos Cámaras

y, después, fotografía de familia.

Ahí se oyeron ya los primeros vivas al rey

y se escucharon los primeros aplausos.

Otra instantánea homenaje a lo que fue el arranque

de la democracia actual.

Unos segundos ante los medios y los reyes accedían, una vez más,

al Congreso por la Puerta de los Leones.

Esta fotografía bajo este dosel de unos 130 metros cuadrados

que se coloca en el Congreso de los Diputados

solo en las grandes ocasiones, ha sido la primera toma de contacto

en esta celebración de los reyes con los diputados y senadores

de las Cortes Constituyentes,

las que salieron de esas primeras elecciones democráticas

tras la dictadura.

Diputados y senadores que han sido, en cierta medida,

protagonistas de esta celebración.

Dentro esperaba el Gobierno, expresidentes,

el líder socialista Pedro Sánchez y más invitados al acto.

Saludos tras los cuales el rey fue colocando

insignias conmemorativas a esos diputados y senadores

de la Cortes Constituyentes, alguna algo controvertida,

como la de Martín Villa.

Podemos había pedido que no se le concediese por su papel

en la dictadura y en la represión de Vitoria del 76.

Finalizado el reconocimiento,

pasado y presente volvían a reunirse en el hemiciclo.

Minutos y medio de aplausos recibieron al rey en el hemiciclo,

que lo agradeció con gestos ostensibles.

Se celebraban 40 años de libertad.

Era el día de agradecimientos.

El primero, al rey Juan Carlos.

Agradecimiento también para los constituyentes

por su valía y ejemplaridad.

Agradecimiento al pueblo español

por unir las dos Españas que helaban el corazón de Machado

Habló poco de presente.

Sí de orgullo de lo conseguido, con aciertos y errores,

luces y sombras.

Y mucho de futuro.

De cosas a corregir, cambiar o reformar.

Pero alertó para no perder ni destruir lo conseguido.

Animó a seguir los valores

que inspiraron el pacto constitucional de entonces.

Y la convivencia, dijo, tiene su mayor garantía y protección

en el respeto a la ley.

Y terminó con la reafirmación del compromiso de la Corona

con la democracia.

De nuevo, un largo aplauso, no de todos, de casi tres minutos

cerró el acto.

24 minutos de un discurso que, ya fuera del hemiciclo,

valoraban los principales partidos políticos.

El líder de Podemos echó de menos la alusión

a las víctimas de la dictadura.

Y el de Ciudadanos resaltó el reconocimiento

que hizo el jefe del Estado de la diversidad en la unidad.

Reflexiones también del discurso del rey por algunos de quienes

formaron parte de las primeras Cortes Constituyentes.

Y, junto a las valoraciones,

la celebración en la calle de esta cita,

de ciudadanos que vivieron en primera persona

aquellas primeras elecciones democráticas.

Y de quienes saben de esta historia por lo leído o escuchado.

De toda esta historia que hoy se ha recordado aquí,

han quedado imágenes, documentos, fotografías

que recogen hechos y muestran a los protagonistas

de aquellas primeras elecciones democráticas

del 15 de junio de 1977.

Una exposición diseñada por el Archivo de la Cámara Baja

y que se podrá visitar hasta final de año.

Y a la que los reyes accedieron desde el hemiciclo

haciendo un breve recorrido, en el que pasaron bajo una bandera

que ha conseguido ondear en estos 40 años

y llegaron hasta el lema con el que hace cuatro décadas

se iniciaba un tiempo nuevo.

Dentro ya, recorrido por una exposición que muestra,

entre otras muchas cosas, carteles de partidos que en 1977

presentaban por primera vez sus programas electorales,

también alusiones a la Ley D'Hondt, mediante la que, hasta la fecha,

se reparten los escaños

y, por supuesto, presente el icono pictórico de la Transición,

"El abrazo", del pintor Juan Genovés,

junto al que los reyes posaron antes de dar por concluida

la conmemoración de este aniversario.

La jornada estuvo marcada por la celebración y el discurso

del jefe del Estado, pero no faltaron las críticas,

anécdotas y polémicas, como la de la ausencia

del rey Juan Carlos, muy presente en los medios.

El Congreso albergó el doble de los parlamentarios habituales.

La imagen reflejaba el paso de los 40 años:

parlamentarios de hoy mezclados con los de entonces.

Solo dos ausencias, ERC y H-Bildu.

Sesión con largas y repetidas ovaciones al rey.

No aplaudieron Unidos Podemos, Compromis, PNV, el PDeCat

y el socialista Odón Elorza.

En memoria de las víctimas de la dictadura,

Unidos Podemos llevó claveles rojos y los nacionalistas catalanes

mostraron urnas de papel.

Y, en la tribuna de invitados,

expresidentes del Congreso, del Gobierno,

el líder de la oposición y quienes contribuyeron, hace 40 años,

a democratizar el país.

Mención expresa al rey Juan Carlos, presente en los discursos

pero no en el acto.

Distintos medios de comunicación recogían el malestar

del rey Juan Carlos por no haber sido invitado.

Según la Casa del Rey, se adaptaron al formato

que fijó el Congreso y que el propio rey Juan Carlos

decidió, en su momento, para no coincidir en sesiones solemnes

presididas por su hijo.

Si el escenario elegido hubiera sido el Salón de los Pasos Perdidos,

la Casa del Rey, asegura, tenía previsto que hubieran asistido

don Juan Carlos y doña Sofía.

Esta polémica ha puesto en evidencia la existencia de deficiencias

a corregir a futuro.

La primera, la ausencia de protocolos, qué hacer,

cómo actuar en estos casos para evitar polémicas estériles

que puedan ser utilizadas con distintos objetivos.

La segunda, de comunicación entre instituciones,

entre Casa Real y el Congreso u otras que, en un futuro,

puedan participar en escenarios similares.

Y la tercera, sobre la fluidez

de las relaciones internas en Zarzuela

y, en concreto, con el rey emérito y su papel,

algo que no parecía ser un problema porque en apariencia actuaba comodo

y con libertad absoluta.

Lo cierto es que esta polémica no debería empañar el alcance,

contenido y mensaje lanzado por el jefe del Estado,

uno de sus discursos más importantes,

en un aniversario más que simbólico en donde el rey habló de valores,

principios y problemas que afectan a los españoles

y el futuro de España.

Entre el discurso del rey de esta semana

y el pronunciado por su padre

en la apertura de las Cortes Constituyentes en 1977

han pasado 40 años.

Era otra época y otros tiempos, pero con mensajes comunes.

40 años separan estas dos imágenes.

Un mismo país, dos tiempos, dos generaciones diferentes.

En 1977, don Juan Carlos resaltaba el consenso

que había hecho posible aquellas primeras elecciones.

Se iniciaba con ilusión y esperanza, con renuncias e incertidumbres,

el camino de la democracia.

Entre todos hemos construido los cimientos

de una estructura sólida para la convivencia en libertad,

justicia y paz.

Concordia, justicia social,

unidad en la diversidad respeto a la ley, fueron,

junto al compromiso de la Corona, los valores que defendió

en una España en la que todo estaba por hacer.

La democracia ha comenzado.

Los mismos valores que 40 años después ha defendido Felipe VI,

desde el reconocimiento a lo conseguido,

pero también como referentes ante los desafíos de un mundo global

en el que ha cambiado hasta la forma de comunicarnos.

Los de una España más moderna, pero también herida por la crisis,

la corrupción y el reto del independentismo

en la que algunos piden cambios.

Son valores que no solo debemos recordar,

sino que deben estar presentes y actualizar nuestra vida en común,

porque trascienden una determinada época histórica

para convertirse en valores permanentes

de cualquier realidad política.

1977 nos dejaba esta imagen para la historia.

La de Carrillo, La pasionaria, Alberti, Felipe González

aplaudiendo al rey tras aceptar la monarquía

como forma de llegar a la democracia.

Una imagen de consenso que no se ha repetido 40 años después.

Quienes consideran lo conseguido insuficiente

o cuestionan la monarquía, no aplaudieron esta vez.

Los reyes cerraron agenda de nuevo en Cataluña.

Entregaron los premios Princesa de Girona.

El monarca reafirmó el compromiso de la fundación con Cataluna,

una tierra en la que hay que creer y hay que querer.

Entregaron los premios Princesa de Girona.

El monarca reafirmó el compromiso de la fundación con Cataluna,

La Fundación Princesa de Girona, sus premios y actividades

se han convertido en un referente de la monarquía en Cataluña.

Un simbólico y sólido anclaje de la Corona con esa tierra

y sus habitantes.

Se creó hace ocho años en la residencia

de los entonces príncipes.

Se ponía en marcha una iniciativa social de apoyo a los jóvenes

y se proyectaba el contacto de la Corona

con la sociedad catalana.

Casi una década después, el proyecto ha madurado.

Don Felipe y doña Letizia se vuelcan con estos jóvenes que innovan.

Un proyecto que gana prestigio

a pesar de los avatares separatistas.

La fundación esperaba llegar lejos y lo ha hecho.

Dan premios, pero también educan el talento en la escuela

y apadrinan a los que buscan trabajo.

Una tarea que proyecta la imagen de Girona y Cataluña

al resto del país.

Una fundación cuyo espíritu destaca el rey como modelo de país

y de un mundo mejor.

No se puede construir ese mundo mejor desde el egoísmo,

el temor o el enfrentamiento.

El mundo de hoy exige entenderse y respetarse.

El rey recibirá el próximo martes en Zarzuela

al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Es práctica habitual que el monarca se reúna con los líderes

de los grandes partidos cuando acceden al cargo.

Ya le recibió en su primera elección en 2014

y durante el período de consultas para formar Gobierno.

También la patronal CEOE celebró su 40 cumpleaños.

El rey destacó su apuesta por el diálogo y la paz social

y pidió intensificar esfuerzos para luchar contra el desempleo,

que nos aleja de la justicia social y es grave riesgo de exclusión.

En el Palacio de Cibeles,

ante más de 400 invitados, en su mayoría empresarios,

pero también dirigentes políticos y sindicales,

el rey pedía intensificar esfuerzos para hacer frente

a uno de nuestros principales retos, la lucha contra el desempleo.

La falta de trabajo nos aleja de la justicia social

y constituye un grave riesgo de exclusión,

este es un problema que afecta severamente

a los jóvenes españoles, a las mujeres

y también a los desempleados de larga duración,

que todos debemos ayudar a afrontar y paliar.

Felipe VI animó a seguir apostando por la formación,

la innovación y la exportación, a la vez que felicitaba

a la CEOE y a los empresarios en este aniversario

por su aportación a la transformación de España.

En su discurso, el rey resaltó también la capacidad

de diálogo de la CEOE, en estos 40 años, con Gobiernos,

con partidos, con sindicatos, un diálogo, dijo,

que ha contribuido a reducir la conflictividad social

e impulsar el progreso.

Las organizaciones empresariales han contribuido a la defensa

de los intereses de las empresas para mejorar en su competitividad,

al aumento del bienestar de sus trabajadores

y a la paz social.

Junto a los sindicatos, el Gobierno y las instituciones,

han sido piezas clave del desarrollo de nuestro país.

El presidente de la CEOE pidió frenar la corrupción,

además de una consolidación territorial

adecuada a los nuevos tiempos, y apeló al espíritu de la Transición

que trajo la democracia.

Ni que decir tiene que nada hubiese sido posible sin la monarquía.

Los empresarios agradecieron a la Corona su apoyo

en estos 40 años, en especial para abrir mercados en el exterior.

El cómo ha venido a animarnos a los empresarios

y a reivindicar la figura de los empresarios,

porque, es verdad, somos claves en el país.

Ha puesto un énfasis muy importante en la necesidad y obligación

de que haya empresas.

Que estas empresas funcionen y vayan muy bien

y creen muchísimos puestos de trabajo,

que es lo que todos queremos.

Como es habitual en estos casos, una foto quedará para el recuerdo

de este aniversario.

El rey presidió el lunes, en el CESEDEN,

la entrega de diplomas a los graduados

en los cursos de Estado Mayor

de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas.

117 alumnos, 90 nacionales y 29 extranjeros, de países aliados,

recogieron el diploma que acredita sus altos estudios

en la defensa nacional.

En el brindis posterior,

el monarca destacó la importancia de la formación de los oficiales,

que dan prestigio a las Fuerzas Armadas.

La reina Letizia pidió el lunes,

en la entrega de los premios Discapnet,

avanzar en la investigación tecnológica para levantar barreras

y permitir a todos los ciudadanos ejercer sus derechos de acceso

a todos los servicios.

Y por facilitar la movilidad

de personas con discapacidad intelectual por el suburbano,

reconocimiento al programa "DownTown, aventura en el metro"

También premio para Samsung Electronics,

por mejorar la accesibilidad en sus dispositivos,

y para Mass Factory, que ha pensando en soluciones

que facilitan el desplazamiento en transporte público

de los colectivos con más limitaciones.

La reina Letizia hizo entrega de los galardones

y dijo que hay que seguir investigando en tecnología,

sin perder de vista el objetivo último.

Doña Letizia agradeció a quienes trabajan para facilitar la vida

a quienes más lo necesitan, y ellos reconocieron a la reina

su apoyo en esta causa.

Felipe VI acompañó el martes al presidente esloveno

en la inauguración, en el Museo Nacional Reina Sofía,

de la exposición retrospectiva sobre el movimiento

de retrovanguardia, que en los 80, en plena Guerra Fría,

surgió en la antigua Yugoslavia.

Es la primera vez que llega a España

una muestra como ésta, dedicada al colectivo NSK,

un grupo de artistas que utilizó el lenguaje del arte

para denunciar los excesos del totalitarismo

y alertar sobre los riesgos del sistema capitalista.

La exposición, como le contó la comisaria de la muestra al rey,

es casi un archivo de la historia de Eslovenia,

un país con el que España acaba de celebrar 25 años

de relaciones diplomáticas.

De esas relaciones bilaterales hablaron, probablemente,

el rey y el presidente de la República de Eslovenia

que, con la reina, compartieron almuerzo

en el Palacio de la Zarzuela.

Los reyes eméritos presidieron esta mañana

la delegación española en la ceremonia-homenaje

celebrada en el Parlamento Europeo de Estrasburgo

por el que fuera canciller de la República Federal de Alemania

y uno de los referentes en la construcción europea,

Helmut Kohl, fallecido hace dos semanas a los 87 años.

El rey Felipe expresó ayer sus condolencias por la muerte

de Simone Veil, la primera mujer que presidió el Parlamento Europeo.

Lo hizo enviando un telegrama de pésame

al actual presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani.

Simone Veil, feminista y superviviente de Auschwitz,

falleció ayer en París a los 89 años.

En su dilatada vida política recibió, en 2005,

el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional

y, tres años después, el Carlos V por su contribución a Europa.

El rey siguió esta semana la evolución del incendio

El rey siguió esta semana la evolución del incendio

en el municipio onubense de Moguer,

en las proximidades del Parque Nacional de Doñana.

Por teléfono, mostró a la presidenta de la Junta de Andalucía

su apoyo y solidaridad, y se interesó por los trabajos

y estado del personal que participaba

en las labores de extinción, así como del realojo,

número y situación de los 2000 evacuados.

Preocupación que llevó a su cuenta de Twitter.

A la red de los 140 caracteres dirigimos la mirada

también para hablar de ánimo, antes,

y felicitación, después, a los deportistas españoles

que esta semana se han colocado, una vez más, en la élite

continental.

Mensajes muy recientes

para la selección Sub-21 de fútbol masculino,

que hace tan solo unas horas nos hacía soñar frente a Alemania.

Hasta Cracovia, en Polonia, llegó el apoyo real vía tuit.

Y a Praga viajaron también vía tuit apoyos de la Casa Real

durante el Eurobasket femenino en las semifinales

y luego, claro, también tras el triunfo

de las chicas del baloncesto español,

que han logrado el tercer Eurobasket de su historia.

"Oro en juego, oro en alegría, oro en actitud"

fueron las palabras elegidas para reconocer los logros

de ese "equipazo", también es textual.

Había mucho que celebrar

y el domingo la selección femenina de baloncesto puso en hacerlo

tanto empeño como había puesto sobre la cancha

para ganar a Francia.

Hemos llegado al final.

Hasta el sábado que viene.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Audiencia Abierta - 01/07/17

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Audiencia Abierta - 01/07/17

01 jul 2017

Celebración -en el Congreso- del 40 aniversario de las primeras elecciones libres tras la Dictadura. El Jefe del Estado pronunció un discurso de futuro y de unidad y convivencia, de agradecimiento al pueblo español, a los constituyentes del 77 y al Rey Juan Carlos. En un acto en el que no faltaron anécdotas y polémicas, entre ellas la ausencia del rey emérito. Cuarenta años también cumplió la CEOE. Felipe VI destacó su aportación al diálogo, la paz social y la transformación de España y pidió intensificar esfuerzos contra el paro.

Una semana en la que los Reyes volvieron a Cataluña, a entregar los premios de la Fundación Princesa de Girona.

ver más sobre "Audiencia Abierta - 01/07/17" ver menos sobre "Audiencia Abierta - 01/07/17"
Programas completos (338)

Los últimos 355 programas de Audiencia abierta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos